Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3

Tema: Y tras el liberalismo, la secta saducea

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,835
    Post Thanks / Like

    Y tras el liberalismo, la secta saducea

    Y TRAS EL LIBERALISMO, LA SECTA SADUCEA



    Fernando e Isabel, nuestros Reyes Católicos

    LOS CRIPTO-SADUCEOS SEFARDITAS, CONSTRUCTORES DEL MUNDO MODERNO Y LIBERAL

    El sentir liberal moderno -en el que casi todos nuestros contemporáneos se reconocen- no cabe atribuirlo simplemente a la francmasonería (por mucho que ella haya trabajado para lograr el mundo que hoy tenemos). Hay un subterráneo y emponzoñado venero del que se nutre el liberalismo europeo, el mismo liberalismo que las logias asumirán y propagarán.

    Pero para encontrar el origen de ciertas ideas que formarán parte del patrimonio liberal en sus líneas clásicas (Locke, p. ej.) es de rigor remontarse a pensadores judíos de los siglos XVI y XVII, casi todos ellos sefarditas de Portugal y España emigrados a las Provincias Unidas neerlandesas: Prado, Baruch de Espinosa y Uriel da Costa. A cada uno de estos grandes filósofos judíos hemos de dedicar un artículo por separado, pues bien lo merecen -sobre todo la figura portentosa de Baruch de Espinosa. Pero hoy lo que vamos a presentar es un hecho, apenas conocido, silenciado y omitido.


    Con frecuencia se culpa a los Reyes Católicos de ser monstruos de intolerancia que, no contentos con haber rematado la Reconquista con la toma de Granada, el mismo año de 1492 en que Cristóbal Colón descubría América, decretaron la expulsión de los judíos que no se convirtieran a la Iglesia Católica. Los Reyes Católicos habían instaurado la Inquisición, habían frenado a los nobles y pusieron las bases más sólidas para que España se tornara con Carlos y Felipe de Habsburgo en una gran potencia mundial, dominadora de gran parte del planeta. Sobre los Reyes Católicos cae toda una infame literatura calumniosa que tiende a presentárnoslos negativamente.

    Pero, ¿sabe alguien quiénes se adelantaron a los Reyes Católicos en forzar la conversión al judaísmo "ortodoxo" mediante la coacción?

    Vamos a explicar este episodio, pues de lo contrario no podremos entender ciertas ideas irreligiosas que prosperarán en la Europa del siglo XVII y que tienen en España su origen.


    El filósofo judío de origen lusosefardita Baruch de Espinosa

    Según el eminente historiador judío Flavio Josefo, los judíos estaban divididos en fariseos y saduceos. Los fariseos eran los observantes estrictos de la Ley (se les puede ver actuando en el Evangelio, tentando a Jesucristo con la aviesa intención de denunciarlo y llevarlo a los tribunales; también asoman en los divinos renglones del Evangelio los saduceos). El mismo Flavio Josefo era fariseo.

    ¿Qué pensaban los saduceos? ¿Cuál era digamos que su "sistema" de creencias?


    Según nos aclara Flavio Josefo los saduceos rechazaban una serie de observancias religiosas muy queridas por los fariseos. Y además de no secundar las prácticas establecidas por los fariseos, los saduceos no creían en la vida más allá de la muerte, digamos que, al igual que algunos filósofos griegos, los saduceos sostenían que el alma moría con el cuerpo, lo que los hacía ser una suerte de materialistas antropológicos. Otro punto de divergencia entre saduceos y fariseos era la interpretación de la Ley.

    Tras la destrucción del Templo de Jerusalén se supone que todo el judaísmo es exclusivamente fariseísmo, pero eso es una visión parcial que la historia se encarga de refutar. En España, durante la Edad Media, estalló el conflicto entre saduceos y fariseos, lo cual comporta que los saduceos eran fuertes en la comunidad judaica. Todo indica -según apuntan las fuentes- que la judería de Burgos era un centro dominado por saduceos; contra la secta saducea -reputada de impía por los rigoristas fariseos- escribió el rabí Moses de León. Es el mismo rabí quien nos revela que los judíos saduceos, considerados disidentes de la Sinagoga, fueron reprimidos y forzados a convertirse al fariseísmo con ayuda del brazo secular que a los fariseos le prestara el rey cristiano. Poco antes, en Carrión, saduceos y fariseos se habían enfrentado violentamente. Los alborotos en la judería carrionesa habían sido de tal calibre que Alfonso IX de León tuvo que intervenir. El médico judío del Rey Alfonso, el granadino Benalfacar, aconsejará al Rey Alfonso IX que imponga a los saduceos la conversión al fariseísmo. Y así lo hizo Alfonso IX.


    Pero, como todas las conversiones religiosas forzadas, aquello no podía suponer otra cosa que la creación de un cripto-saduceísmo, un saduceísmo oculto y clandestino que aflorará, cuando la situación lo haga posible, en las juderías de las Provincias Unidas, allí donde se han ido a refugiar los judíos sefarditas de España y Portugal. En esas juderías, de la mano de ciertos pensadores que serán reprobados y expulsados de la Sinagoga, será endonde germinen las principales ideas que luego serán identificadas como liberales y que la francmasonería propagará y propaga.

    Vemos así que, con antelación a los Reyes Católicos, los mismos judíos fariseos de España fueron los pioneros en ese ejercicio político-religioso de imponer las creencias bajo coacción. Algo que, con el tiempo, siempre pasa factura.

    LA ESPAÑA ANTIMASÓNICA

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,835
    Post Thanks / Like

    Re: Y tras el liberalismo, la secta saducea

    Y TRAS EL LIBERALISMO, LA SECTA SADUCEA II



    DANIEL PRADO: PRECURSOR DEL DEÍSMO MODERNO

    MÁS SOBRE LOS SADUCEOS

    Comentábamos en el artículo de abajo que la supervivencia del saduceísmo está históricamente comprobada en la España medieval. Y que, pese a la persecución que instigaron los fariseos contra los saduceos en las juderías sefarditas, las ideas del saduceísmo sobreviven. Y afirmábamos que las ideas (mucho más difíciles de apresar que los que las defienden) sobrevivieron, sin que nos parezca legítimo que pueda pretenderse comprender la génesis del mundo moderno sin contar con este elemento, que tantas veces se soslaya.

    Cuando el filósofo alemán Arthur Schopenhauer tiene que pronunciarse sobre la religión judía, su veredicto es implacable: "La verdadera religión judía [...] es la más grosera de todas las religiones, porque es la única que carece en absoluto de doctrina de la inmortalidad y de todo rasgo de ella. Cada rey, héroe o profeta, es enterrado, cuando muere, al lado de sus padres y ahí termina todo" (Arthur Schopenhauer, "Fragmentos sobre la historia de la filosofía", año 1851.) El veredicto de Schopenhauer nos parece que define muy bien a la secta de los saduceos, aunque no haga justicia a otras corrientes judaicas que, en promiscuidad con filosofías helenísticas y gnósticas (la Kabala), sostienen doctrinas que no se reducen al dogma saduceo.

    Recordemos que los saduceos (del hebreo "Tseduqim") rechazaban la tradición oral y la exégesis intelectualista de los fariseos. En un principio eran los saduceos los más conservadores y literalistas. Flavio Josefo -recordemos que Josefo era fariseo- nos presenta a los miembros del saduceísmo como ricos y poderosos, el Sumo Sacerdote Caifás era saduceo, Anás también. Y eran los saduceos los que no creían en la inmortalidad del alma, ni en la resurrección de los cuerpos. Esta creencia saducea -o, por mejor decir, la no-creencia- que consiste en la negación de la inmortalidad del alma- va a ser la que aflore en la judería neerlandesa del siglo XVII. Conozcamos a uno de sus principales promotores.

    DANIEL PRADO, PRÓFUGO DE LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA Y RÉPROBO DE LA SINAGOGA AMSTERDAMESA

    Parece ser que nació Juan Prado (o García de Prados) el año 1615, en Lopera (Jaén), de familia conversa. En la Universidad de Alcalá inicia estudios. Desde el año 1633, en que logra plaza en el Colegio de la Madre de Dios de los Teólogos de Alcalá, hasta 1636 Juan Prado ejerce como médico en esa institución. Por sus actividades judaizantes se ve impelido a escapar de España, instalándose en Amsterdam. En Amsterdam el ambiente es favorable para la comunidad judía, gracias a los protestantes. Allí prosperan los negocios de muchos judíos sefarditas que se han evadido primero de España y después de Portugal. En Amsterdam, Juan Prado se muda de nombre, llamándose Daniel entre sus correligionarios.

    En 1656 Daniel Prado se vio obligado a retractarse de sus errores doctrinales ante la sinagoga amsterdamesa. Los errores de los que adjura ante los rabinos son casi los mismos que pusieron al Santo Oficio de la Inquisición tras su talones: un Dios-Naturaleza, ideas deístas ajenas al judaísmo rabínico, desdén por el Talmud y opiniones hedonistas con la consecuente conducta libertina. Como no podía ser menos, Daniel Prado descreía de la inmortalidad del alma, tal y como llevamos dicho que era lo común entre los antiguos saduceos. Parece ser que, a tenor de la inmortalidad del alma, Prado comentó muy socarrón que: "no tenía en su opinión más alma que su caballo".

    La vida de Prado en Holanda se caracterizó por el escándalo. Las autoridades de la sinagoga lo acusaron de corromper a los jóvenes discípulos que tenía a su cargo, instilando en sus discípulos el naturalismo, la filosofía racionalista y hedonista. Era fama en la comunidad judía que Prado llevaba una vida disipada y licenciosa, como es propio de los libertinos, de la que se ufanaba y, pese a la fealdad que le achacan sus contemporáneos, parece ser que ello no fue óbice para tener una vida muy mujeriega, faltando a su palabra de casamiento en más de una ocasión. Los rabinos de Amsterdam lo sancionaron, tras encontrarlo reincidente, y lo pusieron ante el dilema de elegir entre escoger el "herem" ("anatema", "maldición") o marchar a las colonias judías americanas.

    La "maldición" rabínica le alcanzó en Holanda, muriendo el 4 de febrero de 1663 en un accidente. Ese día, cuando Daniel Prado iba caballero en su caballo pasando un puente, un carro se le atravesó súbitamente. El caballo se espantó, precipitándose en el río con su caballero: caballo y caballero perecieron en las aguas.

    Es de destacar que Daniel Prado fue amigo íntimo de Baruch de Espinosa y, aunque Baruch de Espinosa siempre fue mucho más austero por su modo de ser, ciertas ideas que podemos encontrar en la obra de Baruch de Espinosa parecen deudoras de Prado, según han apuntado algunos especialistas. Además de eso, lo que es digno de advertir es que Prado, con su racionalismo y su deísmo, así como con su vertiente libertina, se anticipa a todo eso que caracterizará a los libertinos ingleses del Club Hellfire (Club del Fuego Infernal), entre los cuales figuraba el Duque de Wharton, fundador de la francmasonería en España.

    Como podemos confirmar el deísmo, el racionalismo naturalista, el rechazo de la inmortalidad del alma fueron defendidos por marranos* con antelación a que se convirtieran en señas de identidad de las logias y de la Ilustración Enciclopedista. Sería muy arriesgado hablar de una transmisión consciente, de padre a hijo, de las increencias de los saduceos, pero el parecido de familia es tal que no nos resistimos a llamar la atención sobre el particular.



    *Marrano: El significado de esta palabra varía con las épocas y los países donde hubo judeoconversos. Dejando a un lado la carga peyorativa que pudiera parecer que lleva, todo parece indicar que, desde 1391 a 1492 se empleaba esta palabra como derivada del verbo "marrar". "Marrar", dícese de confundirse por haberse convertido al cristianismo. Los mismos judeoconversos se calificaban a sí mismos como "marranos", por lo que no hemos de pensar que tuviera en su época un sentido despectivo.

    LA ESPAÑA ANTIMASÓNICA

  3. #3
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,537
    Post Thanks / Like

    Re: Y tras el liberalismo, la secta saducea

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Hyeronimo: Extraordinario aporte!!!!!!!!!!!!!!
    Recomiendo su lectura a todos los foristas.
    Y esperamos los demás.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Weishaupt y la secta secreta de los Illuminati (iluminados)
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 24/02/2011, 13:29
  2. La secta de los asesinos
    Por Toronjo en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 20/06/2009, 02:35
  3. Los pro abortistas, la secta de Herodes
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 28/09/2008, 18:42
  4. Respuestas: 4
    Último mensaje: 28/06/2008, 11:41
  5. La ONU y la secta Moon.
    Por Tradición. en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 05/01/2007, 01:30

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •