Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 3 PrimerPrimer 123
Resultados 41 al 44 de 44

Tema: Mujeres de armas tomar

  1. #41
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,822
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    De cuando las mujeres de Palencia derrotaron a un ejército inglés

    por José Carlos Mena | Ago 24, 2022






    • Hechos heroicos

      La historia de España está llena de vericuetos, requiebros y situaciones rocambolescas que dan para reclamar tronos o hacer la guerra por menos que canta un gallo. Partiendo de estos mimbres, antes de contar el hecho heroico de la defensa de Palencia por sus mujeres, intentaré poneros en situación.


      Resulta que Pedro I (para mí el Justiciero) y su hermanastro Enrique II se enfrentaron por el trono de Castilla. Ya lo conté, hace tiempo, en mi post: Ni quito ni pongo Rey. Enrique, al final, se hace con la corona e instaura en Castilla la dinastía Trastámara. Ahora pasamos al culebrón dinástico. Pues resulta que Juan I, rey de Castilla e hijo de Enrique II, se casa con Beatriz, única hija del rey portugués Fernando I.
      Guerra entre reinos

      Fernando I, el rey portugués, fallece y empiezan los problemas. En vez de ser nombrada heredera y reina a su hija Beatriz, ante la petición airada y preocupada de la nobleza portuguesa, al vislumbrar una posible unificación de Portugal y Castilla, es proclamado regente (y posteriormente rey) Juan de Avís, hijo del rey Pedro I de Portugal y hermano de padre de Fernando I. Aquí empezaría la dinastía Avís. Es un lío, ya lo sé. Pero aún hay más.


      Y ¡claro está!. Juan I, por honor y por intentar agarrarse a aquella oportunidad, declara la guerra a Portugal intentando que su esposa Beatriz recuperase el trono luso. El enfrentamiento es inevitable, produciéndose la batalla de Aljubarrota en 1385, donde las tropas castellanas son destrozadas completamente, es un desastre. En este punto he de decir que junto al ejército portugués había tropas inglesas, que ayudaron en la campaña y sembraron el caos en ciertas partes de la península.


      Y para que no falte un perejil, ya tenemos el elemento inglés, el de siempre, el enemigo ancestral. Resulta que Juan de Lancaster estaba casado con Constanza, hija de Pedro I de Castilla, y que, aprovechando el desbarajuste, desembarcó con tropas inglesas en la península, dispuesto a arrebatarle el trono a Juan I, hijo del hermanastro de su suegro. Y así empezó a obtener victorias. El panorama era desolador y el futuro para los Trastámara se tambaleaba.
      Mujeres de Palencia

      Aquellas tropas inglesas, ávidas de conquista, odiando a los castellanos, se plantaron frente a las murallas de Palencia que, en aquellos momentos, estaba vacía de hombres ya que todos habían acudido a la llamada de su rey para luchar contra Portugal. No, no había hombres para defender la ciudad, pero sí mujeres, todas las mujeres de Palencia se pusieron firmes ante la amenaza inglesa.


      Valientes y atrevidas, jamás se amilanaron ante aquellas fuerzas inglesas que querían conquistar Palencia. Con todo lo que tenían a mano, con fiereza y determinación, defendieron la plaza y hicieron que los enemigos se retirasen. Por aquel magnífico acto, Juan I premió a las mujeres palentinas, concediéndole el derecho vitalicio a usar las insignias de la Orden de la Banda, máximo galardón de Castilla, que solo se concedía a los varones.


      Esta gesta quedó, además recogida en una mesa de mármol, en la que aparece una inscripción con la siguiente leyenda: 7


      «En 1386 el rey don Juan de Castilla concedió a las mujeres palentinas el privilegio de adornar sus tocas con los colores rojo y oro, en premio de que hallándose ausentes y en el ejército del rey todos los hombres de la ciudad, la defendieron ellas solas, derrotando a los ingleses del duque de Lancaster y perecieron muchas de ellas en los asaltos»
      Unión de dinastías

      Después de los sucesos, una vez firmada la paz con los ingleses en el tratado de Bayona, el rey elige Palencia como lugar en el contraerán matrimonio su hijo Enrique con Catalina de Lancaster, hija de Juan de Gante y Constanza de Castilla. Es curioso: aquí se unen don dinastías, una descendiente del rey derrocado Pedro I se casa con un nieto de Enrique de Trastámara, hermanastro del primero. Las vueltas que da el destino.


      Y se crea un nuevo título para los jóvenes príncipes: Príncipes de Asturias, que desde entonces lo llevarán los herederos al trono de Castilla.



    https://sonrisasenelcamino.es/de-cua...ercito-ingles/

  2. #42
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,822
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    Compañía de Santa Bárbara, mujeres en defensa de España

    Cesáreo Jarabo 30/09/2022





    En 1808, Gerona era un punto clave en el desarrollo de la invasión francesa de España, ya que su posesión garantizaba el abastecimiento de la Grand Armée y garantizaba el paso hasta Barcelona. Pero su toma se encontraría entorpecida por un sistema defensivo bien organizado, y sobre todo por la actitud de una población decidida a defender su libertad. Entre esa población es destacable la actuación llevada a cabo por las mujeres, que alistadas en la que sería denominada “Compañía de mujeres de Santa Bárbara” llevarían a cabo una actuación muy digna de mención.

    Tras el levantamiento del 2 de mayo el levantamiento popular sería duramente reprimido, ocasionando multitud de revueltas en toda España, hasta que finalmente fue proclamada oficialmente la guerra el día seis.



    Esto sucedía en toda España. Casi dos meses después, el 20 de junio de 1808 las fuerzas del general Duhesme acosaban Gerona, ante cuyo hecho, y para la defensa de la ciudad, se organizaron las compañías de sacerdotes, de frailes, de estudiantes, de vecinos, de hortelanos, de albañiles, de canteros, de carpinteros…y fue precisamente en el baluarte de Santa Clara de esta ciudad donde las mujeres dejaron heroica muestra de su presencia, aportando a los combatientes todo tipo de servicios.

    Si la acción de todos ellos fue espontánea, la que se señaló de manera principal fue la de las mujeres, destacando la acción de Josefa Demà (alias Perrota), cuya asistencia a los combatientes acabó llevándola a disparar en sustitución de combatientes muertos.



    La asistencia, que abarcaba desde el suministro de agua o munición hasta la retirada de heridos, no se limitaba a ser cumplida en el ámbito de la ciudad, sino en las mismas expediciones de hostigamiento, como en la de 17 de junio de 1809 cerca del baluarte de San Pedro, que costó más de cien bajas. También ahí prestaban sus servicios, que serían reconocidos el 28 de ese mismo mes al constituirse la Compañía de Señoras Mujeres de Gerona.

    Ya formaban parte integrante del ejército, pero es que la compañía, por iniciativa propia, se había organizado militarmente, distribuyéndose de forma autónoma funciones diversas, con cargos de responsabilidad que eran determinados por las mismas voluntarias, siendo que, cuando finalmente acabaron formando parte de la estructura oficial de defensa y debían cumplir con las órdenes emanadas de las autoridades militares, su nivel de autonomía no dejó de ser significativo.

    Tan es así que fueron ellas las que presentaron al gobernador Mariano Álvarez de Castro el proyecto de una Compañía dividida en escuadras.

    Esto se complementaría el 5 de julio de 1809, cuando apareció en el Diario de Gerona la Instrucción del general Álvarez de Castro, y mientras se estaba produciendo el ataque francés al baluarte de Montjuich, bajo cuyo fuego llevaron a cabo un nuevo servicio.



    Que se forme una compañía de dos doscientas Mujeres sin distinción de clases, jóvenes, robustas, y de espíritu varonil para que sean empleadas en socorro, y asistencia de los soldados, y gente armada, que en acción de guerra tuvieren la desgracia de ser heridos, llevaréis en sus respectivos puestos todo quanto sea necesario de municiones de boca, y guerra a fin de que por este medio no se disminuyan las fuerzas de los guerreros que se oponen al enemigo, previniendo que se nombren a tres de dichas Señoras Mujeres para Comandantas de la expresada Compañía con el título de primera, segunda y tercera Comandanta.

    El servicio estaba abierto a toda mujer que voluntariamente quisiese formar parte, dando preferencia a las jóvenes, a las que se les prometía una dote para su boda. La compañía se dividía en escuadrones comandados por una comandanta elegida por las voluntarias.

    El 3 de julio de 1809 se dio por terminado el periodo de inscripción, con un total de 200 voluntarias, cuya composición era la siguiente:

    Escuadra de San Narciso. Comandanta: Lucia Jonama de Fitz-Gerald.
    Escuadra de la Concepción. Comandanta: Raimunda de Nouvilas.
    Escuadra de Santa Dorotea. Comandanta: Maria Àngela Bivern.
    Escuadra de Santa Eulàlia. Comandanta: Maria Custí.

    Cada una de ellas sería la encargada de hacer llegar las órdenes a los diferentes puestos donde fuese preciso su apoyo.
    Todas debían llevar una cinta encarnada en el brazo izquierdo. Cuando se produjese el toque, la generala debía presentarse con 30 mujeres, una comandanta, dos sargentas y dos escuadristas en cada una de las partes que le tocasen. Las escuadras se subdividían en dos, una con trece mujeres y una sargenta, y la otra con doce mujeres y una escuadrista, que debían atender tareas auxiliares y de cuidado y traslado de heridos.

    El 5 de julio de 1809, como queda indicado, la Compañía de Santa Bárbara demostró su actuación bajo el fuego enemigo, no cejando en su labor hasta que finalmente los franceses tomaron la posición el 10 de agosto de 1809.



    No obstante, la lucha continuaba, debiendo aguantar una nueva embestida el 19 de septiembre de 1809 «El Día Grande de Gerona». De la ferocidad de los combates que se dieron ese día resultaron heridas cuatro mujeres de la compañía: Teresa Balaguer, Isabel Pi, Esperanza Llorens y María Plajas, sin que en ningún momento dejasen de atender sus menesteres.
    El 10 de diciembre de 1809 la ciudad se rindió ante la superioridad de las tropas francesas; durante todo el tiempo, la Compañía de Santa Bárbara había dado pruebas de valor que la hacen merecedora del recuerdo para el mundo hispánico.


    Gloria a la Compañía de Santa Bárbara.





    https://espanaenlahistoria.org/perso...nsa-de-espana/

  3. #43
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,822
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    Una monja de 87 años se enfrenta a una ladrona que entró en un convento



    La Policía Nacional ha detenido a una mujer que intentó entrar a robar en un convento de Palencia y fue retenida por una monja de 87 años, que se enfrentó a ella y la mantuvo allí hasta la llegada de la policía.

    El suceso ocurrió durante la tarde de este lunes en el convento de Santa Clara de la capital palentina, según la información facilitada por la Policía Nacional.

    Al parecer una mujer, de 45 años, se coló por el torno del convento con la intención de robar cuando las religiosas acudían a la oración, pero fue sorprendida por una de las hermanas que se enfrentó a ella y consiguió encerrarla y avisar a la Policía.
    La presunta ladrona fue detenida y trasladada a los calabozos de la Comisaría Provincial de Palencia, donde permanece hasta su puesta a disposición judicial, mientras que la monja tuvo que recibir asistencia de los servicios médicos.




    https://www.alertadigital.com/2022/1...n-un-convento/

  4. #44
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,822
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    No, no es el mismo artículo que abre esta página del hilo aunque sea casi igual.


    De cuando las mujeres de Palencia derrotaron a un ejército inglés en el siglo XIV


    17 de noviembre de 2023



    Hay un lugar en Castilla donde unas mujeres detuvieron el avance de un ejército inglés. Hablamos de las damas de Palencia y de la Edad Media. Y no sólo evitaron que Palencia cayera en manos enemigas, sino que ayudaron a que el rey de Castilla lo siguiera siendo. Para ellas se creó la Orden de las Damas de la Banda. Pero contemos la historia completa, que merece la pena conocerla.
    Pocas cosas hay más apasionantes que las idas y venidas de los reyes, el poder y las luchas en la Edad Media. Alimentan el cine y la literatura, pero la realidad es siempre más atractiva. Vamos a comenzar tres siglos antes de los hechos que dieron lugar a la creación de la Orden de las Damas de la Banda.


    Traje regional de la mujer palentina con la banda dorada. Fotograma del vídeo Folclore y Mujer Palentina Una jugada maestra de las mujeres de Palencia

    En la partida de ajedrez medieval por el poder de los reinos, las damas palentinas hicieron una jugada maestra que aún se recuerda.

    En 1095 Alfonso VI de León entregó a Enrique de Lorena el condado de Portugal como dote por el matrimonio de su hija Teresa, aunque el territorio estuviera sometido a vasallaje de León. Cuando murió el rey leonés, Portugal se erigió como reino independiente.

    Tres siglos más tarde, en 1379, Juan I de Castilla se casó en segundas nupcias con la hija del rey de Portugal, y al morir este el rey castellano demandó para sí el reino de Portugal, como estaba dispuesto en las capitulaciones matrimoniales. Aquello, como era de esperar, no fue aceptado por todos los nobles y dio lugar a un conflicto porque había otro aspirante al trono. El otro aspirante también se llamaba Juan, y se conoce como Juan I de Portugal. Así de entrada, en este conflicto ibérico de finales del siglo XIV se enfrentaron dos juanes, Juan I de Castilla y Juan I de Portugal, este segundo, sobrino del rey portugués fallecido.

    El portugués pidió ayuda a los ingleses, que entonces eran enemigos del castellano y además querían hacer suya la corona de Castilla. Del lado castellano había franceses, por lo que tenemos sobre Castilla una guerra que tenía representación de varios lugares del sur de Europa. Una enorme y apasionante partida de ajedrez, en las que las damas, concretamente las damas palentinas hicieron una jugada clave.

    Ese conflicto fue importante, con batallas destacadas y enfrentamientos habituales. Entre esas batallas importantes está la batalla de Aljubarrota, en Portugal, que tuvo lugar en agosto de 1385 y que es un hito en la historia de la Edad Media en la península Ibérica. Fue un desastre para los castellanos.

    Palencia casi sin hombres



    Iglesia de San Miguel en Palencia.

    Palencia estaba casi sin hombres por culpa de la guerra y los ingleses trataron de aprovechar el momento, pero las mujeres se bastaron para detener su avance.
    Aprovechando el momento de debilidad de su enemigo, las tropas inglesas trataron de hacerse con el territorio y la corona de Castilla. Juan de Gante, el tercer Juan en toda esta historia, duque de Lancaster e hijo de Eduardo III de Inglaterra, pretendía el trono de Castilla porque en 1371 se había casado con Costanza de Castilla, hija de Pedro I de Castilla. Eso le daba derecho al trono de Castilla a los ojos de sus partidarios.

    Las tropas inglesas desembarcaron en Galicia y tuvieron éxito contra algunas de las poblaciones del noroeste peninsular. Juan de Gante avanzaba hacia el corazón de Castilla, queriendo hacerla suya, pero entonces se topó con las mujeres palentinas.

    Los ingleses pusieron sitio a la ciudad de Palencia en 1387, con la ventaja para ellos, sobre el papel, de que muchos de los hombres de la ciudad formaban parte de las huestes castellanas y estaban lejos de allí. Al fin y al cabo, los castellanos estaban combatiendo en territorio portugués. Por otra parte, los ingleses venían de tener algunos éxitos en territorio peninsular y confiaban en que el asedio de Palencia fuera una victoria más. Pero si bien no estaban los hombres de Palencia, sí estaban frente a los ingleses las mujeres palentinas, que se sobraron para plantarle cara y defender la ciudad.

    No sólo aguantaron el asedio, tirando al suelo, literalmente, todos los intentos de los asediadores de pasar el muro defensivo de la ciudad. Sino que además las damas palentinas salieron a campo abierto a pelear y ganaron, haciendo que los ingleses tuvieran que huir desordenadamente. Aquello fue un obstáculo importante para las pretensiones de Juan de Gante al trono castellano.

    No piensen ustedes en una versión española de Juana de Arco o cosa similar, de mujeres con armaduras y espadas luchando como caballeros. No, las damas palentinas fueron al combate con sus prendas habituales, su calzado normal y con las armas que pudieron apañar. Esto es, con azadas, guadañas y cualquier instrumento capaz de hacer daño.
    El traje tradicional de las mujeres de Palencia tiene el honor de mostrar una banda dorada por aquel hecho y en recuerdo de la Orden de las Damas de la Banda.
    La suerte de Palencia influyó en cómo acabó la guerra. Como siempre, la posición de cada uno le daba fuerza en la negociación. Y lo que había ocurrido en Palencia tenía su peso. Lo hizo con acuerdo de paz entre los partidarios del rey castellano y del portugués, y donde los ingleses no pusieron sobre su cabeza la corona de Castilla. La paz entre Juan I de Castilla y Juan de Gante, el inglés, se selló con un matrimonio entre sus hijos, como solía hacerse en aquel tiempo. Aquel matrimonio tuvo lugar en Palencia en 1388, curiosamente.



    Mesa que el Ejército español cedió al Ayuntamiento de Palencia. Por Caminos y Encomiendas

    Por aquella defensa de la ciudad que habían hecho las mujeres de Palencia, y por haber contribuido a su causa, el rey de Castilla les concedió algunos privilegios. Entre ellos, todos los que gozaban los caballeros de la Orden de la Banda, como era la exención de algunos tributos. Y creó una orden para ellas, similar a esa orden de caballeros. Así fue como nació la Orden de las Damas de la Banda, como una versión femenina de la importante Orden de la Banda.

    Las damas podían llevar la misma banda dorada que llevaban los caballeros de la orden masculina, y podían lucir los colores rojo y dorado en sus tocados. Estos colores era otro de esos privilegios reservado, hasta entonces, a unos pocos. Este detalle, que se conoce como el derecho de tocas, ha llegado hasta hoy, ya que el traje popular de las damas palentinas tiene una banda dorada. Además, hace pocos años el ejército de España entregó al ayuntamiento de Palencia una mesa con una inscripción rememorando la hazaña de las “heroínas de Palencia”.



    Cristo del Otero en Palencia. Por KarSol

    Puede parecer una anécdota eso de tener una orden propia, pero en pleno siglo XIV crear una orden así para mujeres, y hacerlo además como reconocimiento a un hecho de armas, es todo un hito.






    https://www.escapadarural.com/blog/mujeres-de-palencia/

Página 3 de 3 PrimerPrimer 123

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Trece rosas rojas: ¿qué pasó realmente y qué postura tomar?
    Por Kontrapoder en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 05/08/2018, 19:31
  2. Frailes de armas tomar
    Por Mefistofeles en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 20/02/2010, 22:14
  3. ¿Qué actitud tomar ante la ofensiva musulmana?
    Por Donoso en el foro Encuestas
    Respuestas: 114
    Último mensaje: 09/02/2010, 12:48
  4. Armas Tomar Ediciones
    Por Villores en el foro Literatura
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 26/02/2009, 19:37
  5. Si nadie lo impide Marruecos volverá a tomar Perejil el próximo dia 10
    Por Hyeronimus en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 11/12/2007, 15:47

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •