Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 24

Tema: Mujeres de armas tomar

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Mujeres de armas tomar

    MUJERES DE ARMAS TOMAR





    Cuando el feminismo gimotea, lamentándose a los cuatro vientos, repitiéndonos que la mujer vivió reprimida durante miles de años, bajo el patriarcado: reducida a un papel tan poco vistoso como el de ser esposa, madre y ama de casa (reparemos en este título: "ama de casa", la dueña de la casa). Cuando el feminismo patalea, bueno será traer a las mientes historias como ésta con la que me he solazado esta tarde.

    Una vez reconquistada la fortaleza de Martos y con antelación a donarla a la Orden de Calatrava, puso Fernando III el Santo al conde Álvar Pérez de Castro al frente de su defensa. Álvar Pérez de Castro, digámoslo, era algo veleidoso, pero de quien no puede decirse lo mismo es de su esposa, la que la tradición llama la condesa Irene. Situado en una arriscada peña, en la frontera con el moro, el castillo de Martos era un nido de águilas que, cuando llegaba la temporada, salían a talar los campos del enemigo y hacer botín. Parece ser que en el año del Señor de 1238, pasando Castilla mucha hambre por las malas cosechas y los estragos de las guerras, Álvar Pérez de Castro se encaminó con sus hombres a llevar abastecimiento al Rey que estaba en Burgos.

    Para custodiar la Peña de Martos escogió Álvar Pérez de Castro a cincuenta caballeros de los mejores de sus vasallos y puso a la cabeza a su sobrino Don Tello Alfonso de Meneses. Pero Don Tello era mozo y, como buen castellano, de los que querían valer más. Por eso, suponemos que sin hacerse cargo de la situación de desamparo en que dejaba la fortaleza, al poco de ver que su tío se había ido ordenó a los hombres a su servicio que tomaran los arreos, montaran a caballo y salieran a hacer grande presa de moros... Y se fue a correr la tierra, dejando a la condesa Irene, a las damas, a las mujeres de la guarnición, a los viejos y a los niños en el castillo, sin hombres que las defendieran.

    Supo esto el reyezuelo moro Alhamar y pensó aprovecharlo. Total, pensaría el moro, allí no había hombres. Y el moro, reuniendo un poderoso ejército, avanza rápido a Martos con las miras puestas en conquistar la Peña.

    Podemos imaginarnos el terror que pudo sentir el vigía que divisó el ejército mahometano y que alertó de la presencia del enemigo. Pero lo que a uno le gustaría imaginar es la serenidad con la que la condesa afrontó aquella noticia.



    Se trataba de una fortaleza, privilegiada en cuanto a su situación; hasta cierto punto asegurada en su altura, pero desprovista de guerreros. Mujeres, ancianos y niños frente a un ejército bien armado dispuesto a tomar el castillo, llave del Reino de Jaén.

    La condesa pudo recibir la angustiante noticia de tan hostil presencia mientras rezaba a la Virgen María, en la capilla. O pudo ser enterada de tan preocupante situación en su alcoba, mientras hilaba con sus azafatas. Pero su figura portentosa se alza de donde está y, sin dudarlo:

    "Cuando la condesa se vió cercada y la fortaleza sin hombres, mandó destocar y cortar el cabello á sus dueñas y doncellas y tomar las armas, é hízolas asomar por las almenas, y despachó mensagero á D. Tello avisándole lo que pasaba." -cuenta Gonzalo Argote de Molina en "Nobleza de Andalucía".
    A la condesa no se la llevaba el aire. Se cortaron las melenas mujeriles, se vistieron con cota de malla, se calaron los yelmos en las cabezas, blandieron las lanzas y las espadas de los hombres y asomaron por las almenas, desafiantes... Con el firme propósito de morir antes de ser botín del infiel.

    La historia cuenta que el socorro de Don Tello llegó a tiempo. Que hubo hombre de aquellos que con D. Tello llegó que animó a atravesar las filas de los moros, para subir al castillo, diciendo estas razones muy poderosas:

    "Caballeros, ¿qué es lo que tanto os preocupa? Hagamos de nos un tropel, y metámonos por esos moros perros, á probar si podremos pasar por ellos. Que si lo logramos, bien fío de Dios que lo acabaremos bien el suceso, y no podrá ser que, al menos algunos de nosotros no pasen a la otra parte (...) y los que no podamos pasar moriremos no sin que sufran pérdidas los moros, y además salvaremos nuestras almas, y cumpliremos con nuestra deuda de hidalgos. Y esto hay que hacerlo derecho, sin demoras, perdiendo el miedo que es ahora cuando hay que perderlo. Y de mí os diré que yo antes quiero morir aquí a manos de estos moros, que no que lleven a la condesa y a las dueñas hidalgas que con ellas son como cautivas, ni quiero ver perder la Peña de Martos..."
    Diego Pérez de Vargas se llamaba quien con tanta razon habló, diciendo otras razones muy nobles y sabrosas.

    Y atravesaron las líneas moras, dando de mandoblazos a los moros, apellidando "Santiago y cierra", y quince cuerpos de aquellos hidalgos quedaron muertos en la tierra, mientras sus almas iban al cielo.

    LIBRO DE HORAS Y HORA DE LIBROS
    Tureno y jasarhez dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    Jimena Blázquez, una mujer de bandera

    La Edad Media en la meseta castellana fue turbulenta en cuanto a la seguridad ya que, a los ataques de los musulmanes que habitaban los reinos del sur, se unían las desavenencias entre el reino de León y el de Castilla.
    Las aparentemente inexpugnables murallas de Ávila únicamente podían ser vencidas con un largo asedio o aprovechando un gran descuido de los defensores. Esta fue la ocasión que se les presentó a los batallones musulmanes: las tropas abulenses tuvieron que salir en dirección al Puerto de Menga, necesitando a todos los hombres en edad de luchar, posiblemente esperando sorprender a los atacantes. Sin embargo, éstos les habían engañado y deciden atacar la ciudad por otro frente al encontrarse indefensa.
    Sin embargo, antes de partir, se nombró gobernadora a la brava Jimena Blázquez, mujer del alcalde. Sin saber de esta circunstancia, los moros deciden atacar la muralla. Con los primeros movimientos de tropa, Jimena reúne a todas las mujeres y éstas se visten con ropajes de guerreros, disponiéndose en las zonas más visibles de la muralla con teas encendidas, gritando y tocando las trompetas de guerra. Ante la circunstancia de que Ávila se encuentra bien defendida, los árabes ni siquiera intentan el asedio. Jimena había salvado a la ciudad.
    A partir de este momento, las mujeres abulenses tuvieron el privilegio de participar en las reuniones del Ayuntamiento.

    Escultura de Jimena Blázquez en la Plaza de San Miguel de Ávila. Porta las llaves de la ciudad



    Jimena Blázquez, una mujer de bandera - Muralla de Ávila

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    Orden del Hacha

    De Wikipedia, la enciclopedia libre



    Emblema de la Orden del Hacha en el claustro de la catedral de Tortosa (s. XIV).


    La Orden del Hacha fue una Orden Militar femenina creada por el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV en 1150.
    Esta orden fue fundada durante la Reconquista para honrar a las mujeres combatientes del sitio de Tortosa frente a los musulmanes. Durante ese año, en medio de duros enfrentamientos entre los dos frentes, los musulmanes pusieron sitio a Tortosa tras una retirada de Berenguer. Ante la falta de hombres que defendieran la ciudad, las mujeres debieron entonces unirse a la lucha, consiguiendo rechazar el ataque. No está claro si las mujeres, en general, lucharon realmente o si auxiliaron a los defensores; sea como fuere, su participación fue indispensable para la defensa de Tortosa. En agradecimiento por estos hechos, el conde Ramon Berenguer instituyó la orden del Hacha para las mujeres que participaron en aquella defensa, lo que les aportó entre otras cosas privilegios y exenciones de impuestos.
    Esta es una de las pocas órdenes militares femeninas, a la que sólo podían acceder las descendientes de las mujeres defensoras, aunque no hay pruebas de que formasen, en efecto, una orden militar, o que ingresasen en algún tipo de regla religiosa. Todo indica que fue una orden honorífica.
    Su divisa fue un hacha de gules (rojo) puesta en pal (partición y mueble del escudo) sobre una especie de esclavina


  4. #4
    Avatar de Tureno
    Tureno está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    21 sep, 10
    Ubicación
    La Celtiberia.
    Mensajes
    275
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    ¡ Magníficos aportes, Hyeronimus ! ¡ No conocía éstas historias !

    Me han encantado.


    ¡ Un saludo !


    ...Nosotros, los hijos de los Celtíberos, no nos avergonzamos de cantar en nuestros versos los nombres, aunque bárbaros, de Bílbilis, donde se prepara el metal que conviene a las armas ; de Salon (Jalón), cuyas aguas templan el acero ; de Rixancar ; de Choros ; de Retron, famoso por sus jardines y sus flores ; de Molana (Molina), cuyos moradores manejan con tanta destreza la lanza...

  5. #5
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,390
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    Como siempre muy buenos aportes Hyeronimus!
    Hablando de "mujeres de armas llevar", no podemos dejar de mencionar a la sin par ISABEL LA CATÓLICA!!!
    Tureno dio el Víctor.

  6. #6
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    Si bien normalmente a la mujer no le corresponde la profesión de las armas, eso no quita que cuando el caso lo pida pueda ser tan valiente y enérgica como el que más, sin perder por ello su feminidad.

    No nos olvidemos de María Pita, que puso en fuga a los piratas ingleses en La Coruña. O de la Monja Alférez, aunque sea un caso sui generis, y quizá no tan edificante. Ni de Agustina de Aragón, Manuela Sancho, Manuela Malasaña y tantas otras, desde muchachas hasta ancianas, que lucharon como leonas contra el invasor francés. Todavía se canta en Cádiz y es conocida en toda España la famosa chirigota de cuando los ejércitos de Napoléón tenían sitiada la ciudad:

    Con las bombas que tiran
    los fanfarrones
    se hacen las gaditanas
    tirabuzones.
    Pues las hembras cabales
    en esta tierra
    cuando nacen ya vienen
    pidiendo guerra.

    Y se ríen alegres
    de los mostachos
    y de los morriones
    de los gabachos.
    Y hasta saben hacerse
    tirabuzones
    con las bombas que tiran
    los fanfarrones.


    Y volviendo a las órdenes militares, en 1380 Juan I de Castilla creó la Orden de la Banda para honrar el esfuerzo y ayuda que prestaron las mujeres de la ciudad de Plasencia cuando ésta estaba sitiada por los ingleses. Más tarde, se integraría en la Orden de los Caballeros de la Banda.
    Tureno dio el Víctor.

  7. #7
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    ¡Margaritas a luchar!



    "Sed vosotras como la valerosa Juana de Arco, la valiente Agustina de Aragón, y la invicta heroína de Castellfort, que supieron defender la causa de Dios, el honor de la Patria y la legitimidad de un Rey. ¡Jovenes Margaritas! Estad dispuestas a presentar vuestros pechos y vuestras frentes ante la revolución incendiaria y destructora que avanza a paso agigantado, para demoler con dinamita a la sociedad, y que nuestros gobernantes, siempre liberales, no quieren defender. Nosotros, cueste lo que cueste y valga lo que valga, católicos, patriotas, margaritas y requetés con radicalismo e intransigencia."




    EL BANDIDO REALISTA
    ReynoDeGranada dio el Víctor.

  8. #8
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    LA MUJER ESPAÑOLA. BRAVA COMO ELLA SOLA



    "Vista de la Catedral de Palencia"

    Las Mujeres Caballero de Palencia



    En muchas ocasiones, desde este Blog de Cassia, hemos hecho mención a las gestas heroicas realizadas por nuestros compatriotas y antepasados en innumerables batallas y lances varios. Es hora también de dejar constancia de los hechos realizados por nuestras mujeres, que en nada tienen que envidiar al de los hombres. Y es que ya se sabe lo que dice el dicho castellano “Dos que duermen en un mismo colchón, se vuelven de la misma condición


    Hoy traemos la historia de las heroínas de Palencia. “Las mujeres Caballero de Palencia”.


    En el siglo XIV, (más concretamente en el año 1386) los reinos hispanos estaban, para variar, en guerra. Hacía poco que las armas de Castilla habían perdido de forma estrepitosa en la batalla de Aljubarrota. Juan I de Castilla se vio en un tremendo aprieto, pues ese revés dejó a Castilla desguarnecida, y ese hecho fue aprovechado por el Duque de Lancaster para reivindicar la corona de Castilla de la cual se consideraba pretendiente legítimo.


    El inglés cargó sus naves con pertrechos y soldados afectos a su causa y tomó rumbo a España, realizando el desembarco en las costas gallegas, lugar desde donde partiría su incursión bélica con destino el corazón de Castilla.


    Sus ejércitos tomaron sucesivamente las ciudades de, La Coruña, Santiago, Orense, y entabló batallas victoriosas en diversos frentes de Castilla, hasta que sus tropas por fin llegaron a la muy castellana Palencia. Corría por entonces los primeros días del mes de junio del año 1387.


    La ciudad estaba desguarnecida, pues la mayoría de los hombres aptos para el combate habían sido convocados en sucesivas levas para engrosar el ejército del rey.


    En Palencia sólo había desvalidos, viejos y sobre todo, sus mujeres.


    El hasta entonces victorioso ejército del Duque de Lancaster intentó tomar la ciudad, pero las mujeres, subidas a las almenas, resistieron el asalto. El frenazo en la progresión de sus huestes del pretendiente inglés, dio tiempo a que se organizase una mejor defensa por parte de las tropas castellanas. Los ingleses fueron derrotados en Palencia, y ello les obligó a replantearse otra estrategia.


    Juan I para premiar dicha gesta, dio el privilegio perpetuo a las mujeres de Palencia de ser “Caballeros de Honor” y portar la “Banda de Oro” que las iguala a los caballeros. Esta banda de oro sólo la podían portar, hasta entonces, los caballeros, pero debido a su gesta heroica y al gran servicio de armas que realizaron para con el rey Juan I, éste les premió con dicho privilegio. Privilegio que sólo pueden llevar las “bravas” mujeres de Palencia.




    "Mesa que se conserva en el Museo del Ejercito en el que se recueerda la gesta de las mujeres palentinas"

    Como recuerdo de la valentía de la mujer palentina, además de la banda de oro también se conserva una mesa de nogal, rematada con una gran placa de mármol, en la que se recuerda el privilegio otorgado por el rey Juan I a las mujeres de Palencia por haberse enfrentado a los invasores ingleses, cuando los hombres palentinos se hallaban ausentes, enrolados en las mesnadas reales. En la inscripción se recoge que a las mujeres de Palencia se les concedió el honor de poder adornar sus tocas con los colores oro y rojo, un privilegio sólo reservado a los caballeros.

    L. Gómez

    EL BLOG DE CASSIA

  9. #9
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    LA MUJER ESPAÑOLA, BRAVA COMO ELLA SOLA (II)



    "Aspecto actual de la torre del homenaje del castillo de la Peña de Martos"

    La defensa de la Peña de Martos por la condesa doña Irene y sus mujeres
    Siguiendo con las hazañas heroicas realizadas por las mujeres españolas en la Historia, traigo en esta ocasión la defensa de la Peña de Martos realizada en el s. XIII por la condesa doña Irene, esposa del Conde don Alvar Pérez de Castro.
    El Rey Fernando III el Santo donó el castillo a don Alvar Pérez de Castro en el año 1238. La zona no estaba pacificada ni mucho menos, y en las tierra aledañas existía todavía mucha presencia musulmana. El sentimiento de odio y de venganza se palpaba en el ambiente, así que los cristianos debían de permanecer alerta ante posibles incursiones sobre sus ya recuperadas posesiones.
    El mejor sistema para poder equilibrar las fuerzas eran las razias, o incursiones rápidas en el terreno del adversario, con la finalidad de conseguir víveres, animales y botín. Dichas expediciones eran practicadas por ambos bandos, lo que hacía la vida en la frontera harto difícil.

    Así las cosas, Don Alvar dejó en el castillo de la Peña de Martos a su esposa la Condesa doña Irene y a su sobrino don Tello Alonso de Meneses con cincuenta y cinco caballeros, mientras él continuaba bajo las órdenes del Rey pacificando la zona y continuando con la campaña.

    Don Tello y sus caballeros aprovecharon la ocasión para salir a correr la tierra de los moros, dejando sola a la condesa y sus dueñas. Cuando el rey de Granada, Alhamar, tuvo conocimiento de este hecho, se encaminó rápido y presto hacia la Peña de Martos con intención de recuperarla.

    Cuentan las crónicas que la condesa, desde la altura de su castillo, oteó el horizonte y divisó el peligro que se avecinaba al ver llegar las tropas granadinas, así que ordenó que un mensajero partiese de inmediato para avisar a don Tello del peligro en el que se hallaba, con la esperanza de que éste regresase cuanto antes.
    Al ver que no llegaba don Tello, Doña Irene ordenó a sus dueñas y mujeres que se subiesen a las almenas, y ataviadas con las ropas de sus maridos se colocasen de tal forma que diese la impresión de que en la fortaleza había guarnición suficiente.
    Los granadinos, al divisar esa presencia en el castillo, detuvieron el asalto y rodearon el castillo con intención de asediarlo.
    Ello dio lugar a que se ganase un tiempo precioso, haciendo que D. Tello, acompañado de D. Diego Pérez de Vargas y demás caballeros se presentasen a un tiro de flecha ante las tiendas de los moros.





    "Vista de las ruinas del castillo de la Peña de Martos desde la torre del homenaje del castillo de la villa"

    Según cuenta la crónica, ésta fue la arenga que don Diego dijo a sus caballeros antes de la acometida:
    Caballeros ¿qué es lo qué cuidades? Fagamos de nos un tropel y metámonos por esos moros perros, a probar si podremos pasar por ellos. Ca si lo cometemos, bien fio en dios que lo acabaremos, e non podrá ser, que al menos algunos non pasen a la otra parte, e tales somos cuantos aquí estamos, que cualesquier de nos que hoberen ventura de sobir a la Peña, la denfenderían, fasta ser acorridos. E los que no pudiéremeos pasar e moriremos, y yo creo que los moros sentirán bien nuessa muerte, e demás salvaremos nuessas almas, e faremos nuestro deudo, según que todo caballero Fidalgo debe cumplir. E esto es facer derecho e perder miedo allí do de conviene perder. E de mí vos diré, que yo antes querría morir aquí a manos destos moros, que non que lleven la condesa captiva, e las dueñas fijasdalgo que con ella son, nin ver perder la Peña de Martos, de que seríemos deshonrados, e menospreciados por ello fincado vivos. E yo nunca me pararíe ante el Rey don Fernando, nin ante Don Alvar Pérez con esta vergoña. E todos sois caballeros fijosdalgo, e debesevos en este punto acordar lo que debedes tal caso como este. E pues tan poca es la vida deste mundo, por miedo de la muerte no debemos dejar perder tan noble cosa como la Peña de Martos, e que sea captivada la condesa y sus dueñas
    A lo que don Tello contestó complacido:

    Diego Pérez, fablaste a mi voluntad como buen caballero que sodes, e los que quisieren hacer así como vos dijistes, farán su derecho así como fijosdalgo, e si non yo e vos fagamos nuesso poder, fasta que muramos”.
    Y así, gracias a la valentía y arrojo de Dª Irene y sus mujeres, se frenó lo que hubiese sido la pérdida de la Peña de Martos a manos del rey granadino Alhamar.

    L. Gómez

    EL BLOG DE CASSIA

  10. #10
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    «Mi antepasada la Varona de Castilla era el terror de los árabes»

    Mónica Arrizabalaga

    Rodrigo María Varona relata la historia de la brava María Pérez, de Villanañe, que venció a Alfonso el Batallador y llegó a ser señora de 40 villas



    Turismo de Valdegovía
    La Torre-Palacio de los Varona en Villanañe de Valdegovía


    El escudo de los Varona esculpido en piedra ante la Torre-Palacio familiar en Villanañe de Valdegovía (Álava) luce las barras de Aragón en diagonal, recordando que fueron ganadas como trofeo. El detalle podría pasar inadvertido para algunos si la estatua heráldica no mostrara el busto de una mujer, con armadura y celada y una espada rota en la mano: María Pérez, la Varona de Castilla.

    «Hay muy pocas mujeres, en su época, que llegaran a tener su poder», afirma Rodrigo María Varona al contar la historia de su antepasada, que ha pasado de padres a hijos a lo largo de 27 generaciones. «Todas las leyendas tienen parte histórica y parte aumentada», advierte. La que cambió el apellido de su familia y marcó a sus herederos, «está basada en hechos reales».

    El relato del actual señor de la Torre-Palacio de los Varona se remonta a los últimos años del siglo XI y primeros del XII en los que María Pérez vivió allí junto a sus hermanos Alvar y Gómez. La familia, partidaria de Doña Urraca de Castilla y su hijo Alfonso VII en su lucha contra Alfonso I el Batallador, había sido llamada a tomar las armas y María se empeñó en acompañar a sus hermanos en la batalla, haciéndose pasar por un guerrero más.

    Las tropas castellanas y aragonesas se enfrentaron en Soria, en los campos de Barahona. Según la leyenda, al anochecer y en la confusión del combate, María se apartó de sus hermanos y fue a encontrarse con el mismo Alfonso el Batallador. «Ella le dio batalla y le venció», a pesar de que en la lucha se le quebró la espada, según narra Varona.


    Turismo de Valdegovía
    El escudo de los Varona

    La mujer llevó preso al rey aragonés ante Alfonso VII y éste al descubrir su identidad y admirado por su hazaña, le dijo: «Habéis obrado, no como débil mujer, sino como fuerte varón y debéis llamaros Varona, vos y vuestros descendientes y en memoria de esta hazaña usaréis las armas de Aragón». Y para recordar el suceso, se dice que el monarca mandó que los campos también se intitularan de Varona (Barahona).

    Su descendiente apunta que en el escudo se añadieron a las barras «ocho espejos como las ocho mujeres ilustres de la historia» a las que ya se sumaba esta mujer de armas tomar.

    «Era el terror de los árabes», asegura Varona. Les arrebató plazas como Toro, Torquemada o Dueñas y «llegó a ser señora de 40 villas en Castilla», subraya.


    BNE
    La Varona Castellana, en el Semanario Pintoresco Español

    «La Varona de Castilla» contrajo matrimonio con el infante don Vela, hermano de tres reyes de Aragón: Pedro I, Alfonso I y Ramiro El Monje. De este enlace nació Rodrigo Varona, el primero de la estirpe. «Desde entonces todos los descendientes nos llamamos Rodrigo, con un nombre adicional», señala el actual residente de la torre, reconvertida en Casa-Museo.

    María Pérez se retiró en los últimos años de su vida, ya viuda, al Monasterio de San Salvador de Oña, donde reposan sus restos.

    Con ella se perdió el apellido Pérez del almirante visigodo Ruy Pérez que mandó construir la Torre en Villanañe allá por el año 680. En esta fortificación se dice que descansó Don Pelayo tras la Batalla de Guadalete (711) y preparó la Reconquista. «Ha servido de paso seguro para todas las grandes rutas», señala Varona recordando por ejemplo la ruta de la sal o el antiguo itinerario del Camino de Santiago que pasaba por Álava.

    Emparentada con los Salazar, Mendoza, Velasco, Saravia, Rueda o Manrique, entre otros históricos apellidos, la familia contó entre sus miembros con primeras autoridades en Italia, Flandes o América. Sus recuerdos, como el crucifijo donado a un Varona por Don Juan de Austria tras la batalla de Lepanto, se han ido acumulando con el paso del tiempo en la Casa Torre que hoy se muestra a los visitantes.


    BNE
    Ilustración de La Varona Castellana en el Semanario Pintoresco Español en 1848

    «Somos una de las pocas familias que hemos conservado siempre nuestro hogar», subraya con orgullo su actual residente, de 66 años, que también presume de mantener sus habitaciones con papeles pintados de los siglos XVII-XVIII. «Los Varona siempre hemos tenido inquietudes», añade Rodrigo antes de apuntar que su casa fue «la segunda vivienda de España que tuvo luz eléctrica» y una de las primeras en contar con teléfono.

    La Torre-Palacio de los Varona es una de las 15 casas que permanecen abiertas en invierno en el pequeño pueblo de Villanañe, que llega a contar con un centenar de personas los fines de semana. El valle de Valdegovía, con unos 1.000 habitantes, «es una de las zonas más desconocidas de España, pese a que aquí tenemos mucha historia de todas las épocas», remarca Varona. Afortunadamente, dice, «hoy se está volviendo a dar al valle la importancia que tuvo».

    «De la ilustre doncella, que llamaron varona»

    Lope de Vega dedicó una comedia a La Varona Castellana, una octava en la Jerusalén Conquistada y otra en la segunda parte de Filomena a la leyenda de la Varona de Castilla. De esta última son los famosos versos: «De la ilustre doncella, que llamaron Varona, que al Rey aragonés prendió arrogante, origen del linaje Barahona».

    En 1848, Rafael Monje publicó la historia de La Varona Castellana en el Semanario Pintoresco Español basándose en una genealogía panegírica compuesta en 1715 por un religioso agustino de la familia Varona. Su relato, de tinte romántico, incorporaba detalles de la batalla, así como del final de María Pérez en el monasterio de Oña, donde falleció «después de cumplidos los 63 años de su edad y ocho de reclusión edificante».
    Reproducía además una inscripción trazada en un arco del claustro: «Aquí yace, en paz la muy ilustre y valerosa capitana María Pérez, conquistadora de reinos y provincias; las guerras por la espada la granjearon el timbre de Varón, que adquirió femenil Varona».

    «Hoy se destaca su figura desde el punto de vista feminista», señala Varona.


    Leyendas - «Mi antepasada la Varona de Castilla era el terror de los árabes» - ABC de Sevilla

  11. #11
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar


  12. #12
    Avatar de Vainilla
    Vainilla está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 may, 16
    Mensajes
    655
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    ¿Quién conoce si fue cierta la historia, y donde se puede consultar?

    "De aquella mujer que descubrieron luchó en LEPANTO".

    Yo lo leí en un post hace tiempo, pero no consigo dar con información más allá de una pura mención en el citado post.

    Gracias, por adelantado, si alguien nos muestra la información.


    Tándem Aquila Vincit
    ———————————



    Salve, llena de gracia; el Señor es contigo..
    Bendita tú eres entre todas las mujeres que fueron, son y serán; Reina Virginal, Madre Santísima, Virgen Pura..El Espíritu Santo vendra sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá; por eso el santo Ser que nacerá será llamado Hijo de Dios.

    Y el Oriente, Luz Verdadera vino al mundo e ilumina a todo hombre y toda mujer como Sol de justicia.

    TÚ DIOS mío solo ayúdanos, que nosotros haremos para Su camino.

  13. #13
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,099
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    María de Estrada


    María de Estrada (n. 1475 o 1486 – entre 1537–48) fue una mujer soldado española que participó en la Conquista de México junto a Hernán Cortés en agosto de 1521. De procedencia andaluza o cántabra se sumó al grupo de soldados ya con edad avanzada, cuando a los treinta o cuarenta años.[1] Hay evidencias de que previamente pasó varios años como náufraga entre los nativos de la Cuba precolonial.


    Índice






    AntecedentesEditar


    María de Estrada (el apellido se encuentra escrito como Destrada o Estrada) nació en Sevilla, aunque su padre era originario del norte de España. Su hermano, el conquistador, Francisco de Estrada, había acompañado a Cristóbal Colón como grumete, y cuando regresó al "Nuevo Mundo" para instalarse de forma permanente en 1509, María probablemente viajó con él.[2]


    Estancia en CubaEditar


    Estuvo en Cuba donde se casó con Pedro Sánchez Farfán y participó en combates en la actual Matanzas. "Hasta es posible que su hermosura la salvara de morir, pues un cacique la tomó para sí: duró hasta que los españoles se recuperaron de la derrota y volvió con su marido a Trinidad, al sur de la isla" explica el especialista de Historia de América Manuel Lucena Giraldo.[1]


    Expedición de Cortés en MéxicoEditar


    Participó en acciones bélicas y luchó con bravura durante la batalla de Otumba.[3]
    Representación de María de Estrada en la batalla de Otumba


    El cronista Diego Muñoz Camargo escribió sobre ella: «se mostró valerosamente haciendo maravillosos y hazañeros hechos con una espada y una rodela en las manos, peleando valerosamente con tanta furia y ánimo, que excedía al esfuerzo de cualquier varón, por esforzado y animoso que fuera, que a los propios nuestros ponía espanto». [1]
    También los cronistas Bernal Díaz del Castillo, Juan de Torquemada y Francisco Cervantes de Salazar mencionaron a esta soldado, que a ratos se dedicaba al cuidado de heridos y enfermos.[1]
    Francisco Cervantes de Salazar recuerda que María de Estrada se dirigió con estas palabras a Hernán Cortés cuando este quiso dejarla descansando en Tlaxcala tras la mortífera «Noche Triste», en la que murieron muchos españoles e indígenas aliados:
    No es bien, señor capitán, que mujeres españolas dexen a sus maridos yendo a la guerra; donde ellos murieren moriremos nosotras, y es razón que los indios entiendan que somos tan valientes los españoles que hasta sus mujeres saben pelear...
    Cortés la recompensó con las ciudades de Hueyapan, Nepupualco y Tetela del Volcán, de las que fue encomendera. Los cronistas cuentan que "rica y reconocida peleó hasta el final" y no dudó en protestar incluso ante el rey Carlos I por hacerle pagar demasiados impuestos.[1]


    Vida personalEditar


    Se casó en Cuba con Pedro Sánchez Farfán y tras la conquista de México enviudó y se volvió a casar con Alonso Martín, de Puebla, donde éste murió hacia 1550.


    LiteraturaEditar


    Su vida inspiró la novela María de Estrada de la escritora méxico-estadounidense Gloria Durán.



    https://es.m.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_de_Estrada
    Vainilla dio el Víctor.
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

  14. #14
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

  15. #15
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    Francesca Guarch: l'heroïna de Castellfort



    Francesca Guarch i Folch
    (Castellfort, 1857 - 30 de desembre del 1903)

    Entre els herois de la tropa carlista mereix especial menció, per ser dona, la coratjosa filla del poble Francesca Guarch i Folch, coneguda en el món polític per l'heroïna de Castellfort, on va néixer i viure.

    La seva incorporació, vestida d'home, a l'Exèrcit carlista, no va ser a causa d'una exaltació política; era filla d'una idea permanent, clara, premeditada i discutida. Sabia què feia i per què ho feia, i així ho demostrava la serenitat de judici que es revelava als seus actes, malgrat la seva escassa instrucció.

    Un dia, el següent de veure's Francesca per primera vegada vestida d'home, va dipositar les trenes dels seus cabells als peus de la Mare de Déu a una església de Girona. Era el tendre memorial d'una humil camperola a la seva Sobirana, demandant valor i alè per a lluitar amb les armes en les batalles per Déu.

    En l'exèrcit carlista Francesca va ser un soldat exemplar i no és estrany que la reina, Donya María de les Neus, li dediqués un record encara als anys 1930. El publicista carlí Joan Maria Roma i Comamala, que la va conèixer i la va tractar durant anys, fins que va morir, va dir que els seus entusiasmes no van decréixer mai, como ho va demostrar quan va intervindre valentament en l'anomenat «alçament de Badalona» l'any 900.*


    * Vegeu La heroína de Castellfort (Francisca Guarch) a Álbum histórico del Carlismo (1935) pàg. 303, de Joan Maria Roma i Comamala.


    La Tradició de Catalunya

  16. #16
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,099
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    A mentira das mulheres excluídas
    Descartando com gosto a breve, pelicular mas teimosa cinta de convenções burguesas, que não ultrapassam os 100 anos e escondem a frondosa floresta da história nacional, a verdade é que as mulheres foram, nesta terra, do nascimento da nacionalidade até meados do século XIX, um poderoso pilar da sociedade portuguesa. Estiveram ou foram decisivas em momentos axiais da nossa vida colectiva, dominaram o poder político, tiveram lugar cimeiro na vida cultural e tiveram, até, parte activa nas mais relevantes decisões.
    O mito mais glosado - uma mentirona - afirma que as mulheres estavam apartadas da actividade cultural no Portugal Antigo. Então, porque razão em todas as cidades portuguesas havia sempre, sem excepção, uma "Rua das Mestras" ? Mestras, sim , professoras. Então, ninguém se lembra de Públia Hortênsia de Castro, prodígio da Universidade de Coimbra, um dos vultos que maior sulco deixou no Renascimento português ? Então ninguém se dá conta, nos índices de nomes e profissões dos livros de portarias da Torre do Tombo que por ali há centos de mulheres que se dedicavam ao ensino ? Ninguém se lembra do rol interminável apresentado por Frei Luís dos Anjos no seu Jardim de Portugal em que se da noticia de alguas sanctas & outras molheres illustres em virtude (...), ou dessa imensa figura que foi Bernarda Ferreira de Lacerda, expoente da Restauração, latinista, poetisa, panfletária influentíssima ? E, porque não, lembrar também D. Leonor de Almeida Portugal (Alcipe) e a sua Sociedade da Rosa, um verdadeiro cripto-partido no Portugal pré-revolucionário do fim do Antigo Regime.
    Se os entusiastas da mentira pedem mais, ora, atirem-lhes à cara as heroínas de Diu (Isabel Madeira, Isabel Fernandes, Catarina Lopes e Isabel Dias), mulheres soldados do batalhão feminino que empurraram muralha fora os atacantes, batendo-os em terreno descampado ? Ou ainda, porque não, de Antónia Rodrigues, agraciada e condecorada por D. Filipe II por feitos de armas realizados em Mazagão.

    MCB

    https://www.facebook.com/novaportuga...245220/?type=3
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

  17. #17
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar

    Juana Galán y la Fraila, heroínas de la guerra de la Independencia

    JORGE ALVAREZ 15 OCTUBRE, 2016



    El 19 de julio de 1808, dos meses y medio después de que el pueblo de Madrid se levantara en armas contra la ocupación francesa, la localidad andaluza de Bailénfue escenario de la primera victoria del ejército nacional, al mando de Francisco Javier Castaños y Teodoro Reding, contra el napoleónico del general Pierre Antoine Dupont. Los galos dejaron allí dos mil doscientos muertos y cuatrocientos heridos pero, sobre todo, la alucinante cifra de más de diecisiete mil prisioneros. Poco después, el general Castaños dejaba una frase para el recuerdo que, en principio, desconcierta un poco:“Valdepeñas ha hecho el acto más heroico en honor de la independencia de la nación”¿Qué relación había entre esa afirmación y su reciente victoria?

    Hay que retroceder en el tiempo dos veces para entenderlo. La primera un mes y medio, hasta el mes de mayo de ese mismo año, fijando la atención en la citada Valdepeñas(Ciudad Real). Era un lugar de paso para las tropas napoleónicas que avanzaban haciaAndalucía, ya que por allí transcurría el Camino Real que enlazaba la región sureña con la meseta. Ante el temor de que el pueblo fuera a ser ocupado, los vecinos organizaron una Junta de Defensa que negó auxilio a un contingente de franceses que huían de una revuelta en la vecina Santa Cruz de Mudela. Advertido de que la cosa se torcía, se desplazaron refuerzos al lugar mientras todas las villas de los alrdededores se preparaban para hacerles frente.

    La rendición de Bailén (Casado de Alisal)

    El 6 de junio todos los vecinos estaban ya armados y dispuestos para el combate pero, dado su limitado número, se formó un grupo auxiliar con las mujeres. Al llegar el enemigo y fracasar los intentos negociadores, se desataron los acontecimientos. Los franceses entraron en Valdepeñas a paso de marcha y ritmo de tambor mientras, paralelamente, las campanas repicaban en señal inequívoca de llamada a la lucha. Y en efecto, en un momento se destapó la caja de los truenos. Aquí vamos a retroceder cronológicamente por segunda vez, en un salto un poco más amplio: a 1787.

    Ese año nacía en Valdepeñas Juana Galán, primogénita de siete hermanos de una familia de clase media propietaria de una posada. Al parecer era lo suficientemente resuelta como para encargarse de liderar la organización del grupo femenino de Valdepeñas. Y, en efecto, cuando los soldados enemigos avanzaban por el pueblo, los vecinos les salieron al paso entablándose una batalla callejera que debió tener un espíritu similar al del reciente 2 de mayo en Madrid. La gente atacó con todo lo que tenía a mano, desde trabucos a navajas, pasando por porras y aperos de labranza reconvertidos en armas. Pero no hubieran durado mucho de no haber intervenido primero las féminas, que desde las ventanas deshicieron la formación del adversario arrojando agua y aceite hirviendo, ladrillos y cualquier cosa susceptible de convertirse en improvisado proyectil, para después bajar a rematar a los heridos.

    La carga de los mamelucos (Goya)

    Cuentan que sólo quedó vivo un niño, un pífano, que pudo huir para alertar a los suyos. El contraataque lo protagonizó la caballería: doscientos cincuenta dragones que se lanzaron a la carga y fueron recibidos de la misma forma, por lo que el general Ligier-Belair, que estaba al mando de la operación, ordenó ir quemando Valdepeñas casa a casa para despejar el camino. Los cazadores galos fueron tomando poco a poco el lugar, empujando a los defensores hacia pelotones estratégicamente ubicados para disparar sobre quienes huían de las llamas. Pero incluso así la resistencia era feroz, por lo que finalmente se pactó una tregua: los soldados podrían recoger a sus caídos y luego seguirían hacia Andalucía rodeando Valdepeñas, mientras que los vecinos les darían provisiones para una jornada.

    Otras poblaciones del entorno vivieron jornadas semejantes pero el Camino Real quedó bajo control de los guerrilleros españoles que, en una de sus fulminantes acciones, interceptaron un correo francés con instrucciones para el general Dupont sobre qué movimientos debía hacer en Andalucía. Rápidamente, el mensaje fue enviado a Castaños, que contó así con la ventaja de saber qué iba a hacer Dupont y pudo hacerle frente en Bailén. Años después, Fernando VII le dio a Valdepeñas el honor de ser llamada Muy heroica ciudad. Y realmente tuvo que ser un espectáculo sorprendente ver a Juana Galán, conocida como la Galana, arremeter con una estaca contra los cazadores napoleónicos. Así se la suele representar en las estatuas.

    Estatua de Juana Galán en Valdepeñas (por Javier Galán). Foto: Wikimedia

    Sin embargo, Juana no sobrevivió a la guerra. En 1810 se casó y tuvo dos hijas perofalleció dando a luz a la segunda el 24 de septiembre de 1812. Un fecha curiosa porque ese mismo día entraba en Valdepeñas la victoriosa partida de Francisco Abad Moreno, alias Chaleco, un guerrillero que se había echado al monte tras la muerte de parte de su familia a manos francesas y llegó a ostentar el cargo de coronel. Chaleco, como tantos otros que habían dejado su sangre en luchar contra el invasor, terminó ejecutado por Fernando VII durante la llamada Década Ominosa, pero ésa es otra historia; lo realmente curioso fue que la leyenda le atribuyó un romance con Juana Galán, de quien, a su vez se dijo que habría tenido un enfrentamiento con otra mujer de armas tomar, la célebre Agustina de Aragón por el amor del guerrillero. Claro que alrededor de ese tipo de personajes siempre brotan historias apócrifas; otra decía que Juana sufrió un desequilibrio mental tras la batalla.

    Lo cierto es que Juana no fue la única heroína que dio la localidad ciudadrealeña. Otra muy famosa ha pasado a la Historia únicamente por su sobrenombre, la Fraila, ya que se desconoce su identidad. Ello se debe a que era de origen muy humilde, una sencilla santera, viuda y con un hijo, que había sido la primera en dar la voz de alarma sobre el avance de las tropas napoleónicas hacia Valdepeñas. En 1811 se enteró de que su vástago, que se había unido a la guerrilla de Chaleco, acababa de morir en acción. La ocasión de vengarle se presentó cuando un centenar de soldados se instalaron en la ermita donde trabajaba: de noche, atrancó la puerta, colocó los barriletes de pólvora que llevaban bajo el altar y les prendió fuego, volando por los aires el edificio con ella misma dentro.

    Mujeres de armas tomar. Literalmente.


    Fuentes:
    -Vasco Gallego, Eusebio: Valdepeñeros ilustres.
    -Pérez-Galdós, Benito: Bailén.


    https://www.labrujulaverde.com/2016/10/juana-galan-y-la-fraila-heroinas-de-la-guerra-de-la-independencia





    Vainilla dio el Víctor.

  18. #18
    Avatar de Vainilla
    Vainilla está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 may, 16
    Mensajes
    655
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar. La Pubilla Carlista Catalana.



    Tándem Aquila Vincit
    ———————————



    Salve, llena de gracia; el Señor es contigo..
    Bendita tú eres entre todas las mujeres que fueron, son y serán; Reina Virginal, Madre Santísima, Virgen Pura..El Espíritu Santo vendra sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá; por eso el santo Ser que nacerá será llamado Hijo de Dios.

    Y el Oriente, Luz Verdadera vino al mundo e ilumina a todo hombre y toda mujer como Sol de justicia.

    TÚ DIOS mío solo ayúdanos, que nosotros haremos para Su camino.

  19. #19
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar. La Pubilla Carlista Catalana.

    XIMENA BLÁZQUEZ NO NECESITÓ NINGUNA HUELGA




    JULIO DOMÍNGUEZ ARJONA
    9 de Marzo de 2018

    Vivimos en unos desafortunados tiempos donde parece haberse implantado en pleno siglo XXI , una cotidiana guerras de sexos en nuestros informativos, en una mas que absurdas reividicaciones que se creian superadas, hace décadas, en una clara y diaria demonización de los hombres . Esto no es bueno, pues en la vida cotidiana empresarial y profesional le acabará pasando factura a las mujeres. Que nadie se llame a engaño, pues en su dia fuí hombre de leyes y soy padre de unas hijas mas que cualificadas, y nunca he estado, estoy, ni estaré a favor de ninguna discriminación por razón de sexo , ni de ningún otro tipo, pero en estos desenfrenados movimientos sociales se olvida los efectos pendulares o boomerang, que acaban volviendose en contra de los que ( o las que ) los provocan .-

    Ayer en esta rídicula huelga feminista, en nuestra actual España no estamos precisamente para perder horas de trabajo, ni dias salariales , jaleados por unos sindicatos que entre sus máximos dirigentes nunca han tenido una mujer , volví la mirada a ese siempre importante archivo histórico de nuestra Plaza de España cioncretamente al lienzo cerámico de la provincia de Ávila .-

    Corría el mes de Julio de 1110 los soldados abulenses habían salido de Ávila para luchar contra los musulmanes en dirección hacia el Puerto de Menga durante el reinado de Alfonso VI de Castilla, dejando desprovista de guarniciones y efectivos la ciudad en una época convulsa de plena Reconquista .-

    Aquel manifiesto error estratégico sirvió para que los musulmanes vieran una clara oportunidad de atacar la indefensa ciudad de Ávila, a pesar de sus inexpugnables murallas . Un ejército que estaban dirigidos por Abdalla Alhazen, al servicio del califa de Córdoba. ya que aparentemente todo estaba a favor del ejercito de los infieles .-

    Pero nadie contó con la astucia y determinación de una mujer Ximena Blázquez había adoptado el papel de gobernadora en ausencia de su esposo Fernán López Trillo, primer asistente de la ciudad, que junto a sus hombres había partido lejos a batallar. Aquella mujer de armas tomar , en el sentido literal de la palabra, ordenó vestir a todas las mujeres con las indumentarias, espadas y escudos de sus esposos, además de ocultar sus atributos bajo holgadas cotas y armaduras y su pelo largo bajo los yelmos y los cascos de metal.-

    El objetivo no era otro que el de aparentar ser un gran número de soldados los que defendían aquella plaza, ocupando las murallas de la ciudad encendiendo hogueras, teas y antorchas. . Las trompetas y los gritos de guerra no se hicieron esperar por parte de los ciudadanos de Ávila desde las murallas. La propia Ximena ocupó la Puerta de San Vicente con el mismo objetivo que tuvieron asignado el resto de ciudadanos.-

    Abdalla Alhazen, quedó confundido , pues tenia ante si unas murallas defendida por un mas que numeroso y temible ejercito armado hasta los dientes, al pensar erradamente el caudillo musulman que estaba indefensa e iba ser una fácil presa , tuvo que ordenar la retirada; derrotado y humillado por un ejército no profesional que se valió de la astucia de una mujer y no de la fuerza de un hombre sin necesidad de derramarse una sola gota de sangre.-

    A raíz del acontecimiento, cuando regresaron los soldados a sus hogares, y reconociendo su valentía, su astucia y su fidelidad a la corona de Castilla, Ximena Blázquez y la mujeres de Ávila tuvieron a partir de entonces voz y voto en el Concejo, que era una asamblea vecinal donde se debatían asuntos relativos a ganadería, agricultura, administrativos o judiciales. Estamos a principio del siglo X . No hay nada nuevo bajo el Sol , esto lo cogen los de Juego de Tronos, en sus refritos históricos, y no veas el pedazo de capítulo que te hacen .-




    XIMENA BLÁZQUEZ NO NECESITÓ NINGUNA HUELGA

  20. #20
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,310
    Post Thanks / Like

    Re: Mujeres de armas tomar. La Pubilla Carlista Catalana.

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    La valerosa fontaniega

    Miguel Angel Bernáldez




    En 2006, fue encontrada una carta en el archivo de Medina Sidonia en la que se descubrió la gesta de una mujer que, lleva más de 200 años pidiendo que se le haga justicia y se le conceda el lugar en la historia que merece. Manuela de Luna, nacida en Fuentes de Andalucía (Sevilla), participó en las batallas de Bailén y Tudela y encabezó una resistencia heroica durante el primer sitio de Zaragoza. Ya en Bailén se hizo notar en el combate, “porque Dios le ha concedido la gracia de no errar el tiro”, dice la carta.


    Tras la victoriosa batalla de Bailén, nos la encontramos combatiendo en la batalla de Tudela, tras esto, participó junto con su esposo en el primer sitio de Zaragoza. Ayudaba a su marido artillero a cargar el cañón. Incluso recién parida, cuando no podía ser artillera, luchaba con el fusil en una mano y con su hijo en otra, sabiendo llevar a cabo la tan difícil conciliación familiar con dos siglos de ventaja.




    Desgraciadamente, a su marido le reventaron la tapa de los de los sesos, y ella los guardó en su pecho liados en un pañuelo. Quedó viuda con veintidós años.


    La fontaniega, se llevó un sablazo en la espalda y un balazo, y quedó como la única superviviente de todos los artilleros pero siguió combatiendo ella sola 12 horas, haciendo 24 que no comía, hasta que una bala de fusil le dio en el cuello y cayó. Sin embargo, no murió, sino que fue apresada por los franceses. Cuando parecía que aquí se habían acabado sus hazañas, no fue así, porque consiguió escapar.

    Tras esta gesta, nuestra intrépida heroína fue nombrada capitana y, le pusieron dos escudos en el brazo con un castillo y un león, con una frase que decía: “Por la defensa de Zaragoza, el primero, y el segundo, Premio del Valor” . Tras esto, pidió volver de nuevo a la batalla.

    Y aquí se pierde por ahora el rastro esta excepcional mujer, de la que, de momento, se sabe muy poco, aunque sí se tiene constancia de que tenía veintidós cuando ocurrieron estos hechos, no obstante, sus datos biográficos se pierden con el paso de los años. Se ignora qué fue de su hijo, si se volvió a casar, si tuvo, o no, más hijos, o si volvió a Fuentes de Andalucía o se quedó a vivir por Zaragoza.

    Se trata de la historia de una mujer tratada muy injustamente por la historia, de la que únicamente se tiene conocimiento por esta carta anónima, escrita desde Écija al duque de Medina Sidonia. Únicamente, en su pueblo existe una cerámica que recuerda su gesta.

    Y como estamos en plena recuperación de la memoria histórica. Brindo la oportunidad a los promotores de esta memoria y a las intrépidas feministas reivindicadoras del papel de la mujer en la historia, para que le levanten el monumento que se merece porque, sólo existe en su pueblo una humilde cerámica de la recuerda. Y si no, lo haremos nosotros.



    https://www.ahorainformacion.es/blog...sa-fontaniega/

    Última edición por Hyeronimus; Hace 2 semanas a las 11:42

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Trece rosas rojas: ¿qué pasó realmente y qué postura tomar?
    Por Kontrapoder en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 05/08/2018, 19:31
  2. Frailes de armas tomar
    Por Mefistofeles en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 20/02/2010, 22:14
  3. ¿Qué actitud tomar ante la ofensiva musulmana?
    Por Donoso en el foro Encuestas
    Respuestas: 114
    Último mensaje: 09/02/2010, 12:48
  4. Armas Tomar Ediciones
    Por Villores en el foro Literatura
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 26/02/2009, 19:37
  5. Si nadie lo impide Marruecos volverá a tomar Perejil el próximo dia 10
    Por Hyeronimus en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 11/12/2007, 15:47

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •