Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 9 de 9
Honores6Víctor
  • 2 Mensaje de DOBLE AGUILA
  • 3 Mensaje de Kontrapoder
  • 1 Mensaje de ALACRAN

Tema: Conspiranoicos judeo-franquistas

  1. #1
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,175
    Post Thanks / Like

    Conspiranoicos judeo-franquistas

    Eso parece tener claro el autor del artículo siguiente. Autoexiliado, si es que tal condición existe y no es cobardía y rendición, con una gran dosis de imaginación a la hora de hacer interpretaciones personales, con una cohorte de amigos de similar perfil, cuenta cosas interesantes que, estoy seguro, harán las delicias de los patriotas antifranquistas y no tan patriotas. Pero también procurarán el aumento de temperatura de los entusiastas de Franco. Pero la curiosidad conspiranoica se incrementa cuando acusa directamente a José Antonio y a Blas Piñar, de ser judíos, como el propio Franco. En cualquier caso, sorprendente. Por cierto, ¿alguien sabía algo sobre el personaje? Viene a cuento por la "explicación a la opinión pública española". Hago constar, igualmente, que todos los errores de redacción -muchos, demasiados-, los dejo tal cual. Y es que la ausencia de corrección de estilo también puede indicar el trasfondo del que escribe, hoy cualquiera con los medios existentes.




    Juan Fernández Krohn desde Bélgica

    Explicándome a la opinión pública española tras mi autoexilio, con mis crónicas de Bruselas

    SÁBADO, FEBRERO 15, 2014

    FRANCO JUDÍO, JOSE ANTONIO JUDÍO, BLAS PIÑAR JUDÍO (...) ¿ESPAÑA SEFARDÍ?

    En esta obra de la que tuve conocimiento no hace mucho sostiene su autor -pruebas al canto- que Franco fue un judío no sionista que quiso hacer de España la auténtica Sefarad con la ayuda de la Iglesia Católica. Como tesis o postulado -o idea judeo/ romántica- o como conclusión (inesperada) de un largo itinerario mental y espiritual, está claro que la idea de una España sefardí -grosso modo la España actual (...)- lleva desde hace un rato en el aire, y a partir de ahora en la red también. La polémica esta servida
    Concidente con el fallecimiento de Blas Piñar se hna publicdo o rcordado detalles de su biografia y de su trayectoria que nos eran completamente néditos a algunos, y que no dejan de provocar cierto estupor habida cuenta de la imagen de espantajo de la ultraderecha que siempre se agitó por su cuenta en los medios, la que el propio interesado se diria que trato siempre de cuidar de una forma uu otra.

    No cambian mi juicio (critico) del personaje fallecido, mentiria no obstante si no dijera que que sin dejar de confirmarme en él, esos detalles inéditosen la practica , me abren nuevas perespectivas en mi retrato de Blas Piñar y del periodo de la historia de España que cubrio su vida y que de una forma u otra marcaria de su presencia.

    ¿Judio Blas Piñar en este levantar generalizado de liebres en el que a decir de algunos se estarian convirtiendo -a fe mía sin voluntad o proposito deliberado de mi parte- estos articulos escritos a vuela pluma, lo confieso, sin tapujos y sin coplejos. Porque si es verdad lo que esta circulando ahora a profusion en la red que siendo procurador en Cortes propuso a Franco la legalización del estado de Israel a lo que éste se opuso, que en 1960 en compañia de Max Mazzim -el amigo/oficial judio delrégiemnde entonces- fue a pedirle a Franco la creacion del Instituo de Estudios Sefardíes, que dos años más tarde hizo una visita a Israel en compañía de su mujer y de un profesor de hebreo, colaborador de destaque de la BAC -la editorial official de la jerarquia eclesiastica española antes y depués del concilio- no hay duda que asi se explica mucho mas y mejor, todos estaran aqui de acuerdo, el tipo especialísimo de protagonismo -de electron libre y a la vez de espantajo y de provocador (para amplios sectores de opinion)- que fue el que asumió Bls Piñar durante décadas en la politica española, tolerado por el regimen de entonces a todas luces por cuenta de intereses extranjeros que venian a encarnar el Estado de Israel y la comunidad de judíos sefardies (dentro y fuera de España), en resumidas cuentas.

    Y pari passu viene así destaparse el papel que fue sin duda el suyo en el ocultamiento o disfrazamiento de la memoria colectiva de los españoles en relacion con la II Guerra Mundial. Me he estado leyendo sobre la marcha también en la preparacion de este articulo unas declaraciones ideológicas e históricas (sobre la segunda Guerra Mundial y el nacionalsocialismo en particular ) de uno de sus numerosos nietos, no menos elcuentes y relevadoras que todos los detalles que acabo de enumerar mas arriba, enlas que se descartaba o se "liquidaba" de un plumazo la alianza española con los paises nazi/fascistas y las potencias del Eje durante nuestra Guerra civil por cuenta del socialismo ateo (sic) del régimen nazi, que vienen a despedir un tufo desagradablemente familiar por lo calcado de los juicios someros -y baratos- en contra de la Alemania nazi, en materia de bio
    ética (despenalizacin del aborto, eutanasia etcetera, etcetera)

    En esta obra de inicios de 1945, en la fase final de la II Guerra Mundial, Ismael Herráiz (longevo director de Arriba) apostaba todavia por Alemania y sus armas secretas -las V-1 ya las V-2 ("los idus de marzo")- unos meses después apenas, su mensaje había radicalmente cambiado acusando a los alemanes del pecado contra el espiritu -léase contra los judíos- que no se perdona ni en esta vida ni en la otra (...)
    Un tufo a lo ya sabido, y a la oracion del fariseo de te doy las gracias, señor, de no ser (o no haber ido) como ellos, porque yo voy a misa y comulgo y aquellos Nazis malvados -que tanto nos ayudaron entre paréntesis y que hicieron que yo pudiera jugar mi papel tanto tiempo y de la forma que todos conocen- eran ateos y ademas socialistas, mientras que la Falange y el carlismo y todo lo que yo defiendo como la flor y nata del 18 de Julio, eran catolicos y apostolicos y romanos, y libres e inmunes por tanto del delito de antisemitismo que llevó a los Nazis a la hecatombe y a la derrota.

    Así de claro suena ahora post mortem -ilustrado y explicado en las palabras de sus descendientes- el mensaje ideológico de Blas Piñar que tanto nos costo descfirar e interpreter a algunos (sin convencernos nunca del todo, y tengo pruebas abundantes, como aquí saben, de lo que afirmo) Y me recuerdan ademas un texto de Ismael Herraiz -sin duda en el diario Arriba del que era entonces director- denunciando en terminos bilicos y apocalpiticos -cuando la suerte nota bene de Alemania estaba ya echada- el pecado contra el Espíritu -que no se perdona ni en esta vida ni en la otra (...)- que del que se habrían hecho reos los alemanes a sus ojos por el holocausto perpretrado contra los judíos.

    David Jato Miranda, en pie en la foto (a su izquierda, Diego Márquez, delante de él en la foto) Camisa vieja y miembro del SEU de antes de la guerra y de la Quinta Columna en Madrid durante la guerra civil, estuvo en la División Azul donde fue condecorado con la Cruz de Hierro de segunda clase. Profesaba veneracion a la memoria de Enrique Sotomayor figura carismatica del SEU de la posguerra inmediata, divisonario también y caido (muy joven) en el frente de Rusia -en Possad, frente de Leningrado- y al que evoca con todos los honores en su libro "La rebelión de los estudiantes" David Jato, cualquiera que fuera su trayectoria tardía, formaba parte de los camisas viejas que veían en Blas Piñar un advenedizo, tal vez no un oportunista pero desde luego no un "falangista" (como ellos)
    Con el recuerdo bien vivo todavia por cierto en la mente de sus lectores de dos de sus libros, "best-sellers" de aquellos años cuarenta (en sus inicios), con el telón de fondo de la II Guerra Mundial, su suerte todavia entonces en el alero, "Italia fuera de combate" y "Europa a oscuras" sobre los "idus de marzo", léase sobre las armas secretas -las V-1 y V-2- de la que todo el mundo hablaba en aquella fase final de la Guerra y en las que muchos germanófilos en España -e Ismael Herraiz de los de mayor detaque de todos ellos- tenian a todas luces puestas todas sus esperanzas y complacencias (...)

    ¿Y Blas Piñar joven y en edad de combatir aquellos años del 39 al 45? Consta poco por no decir nada en su biografia o en las versions al menos mas conocidas y divulgadas de la misma. En la Division Azul no se le veria desde luego, donde a todas luces ni estaba ni se le esperaba tampoco, ni tampoco, a seguir, en los círculos más o menos extensos de antiguos divisionarios civiles como militares, o de sus figuras de mas destaque, como los generales Muñoz Grandes o Esteban Infantes, ni siquiera entre falangistas ex-divisionarios no desencantadas o arrepentidos (al contrario que Ridruejo) como sería el caso de David Jato Miranda.

    "Francia judía" fue un best-seller en la Francia de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Obra emblematica de antisemitismo que es una tradición intelectual en Francia como tal vez en ningun otro pais europeo. El marco cronológico de la obra lo era la situación francesa de marasmo y de prostración en todos los ordenes tras la guerra fraco/prusiana (1870) y la afluencia masiva en territorio francés de judios refuugiados que la Prusia imperial fue expulsando regularmente durante décadas hasta el estallido de la Gran Guerra y su detonante imediato lo fue el crac financiero (1862) de "la Union Generale" (principal banco francés) que los anti-semitas reprochaban a las intrigas y presiones de la Banca Rotschild. Obvio el decir que Francia judia y España sefardí son conceptos que evocan un sinfin de paralelismos y correspondencias
    ¿Emboscado sionista, pro/judío -bajo el manto de la virgen/del/pilar y la cubierta de propagandista católico/apostólico Blas Piñar al interior del regimen de Franco? Y asi se le empezaria a ver y a conocer en cambio -como aqui ya lo apunté- justo al salir de la crisis de regimen del 56 que marcó otro acelerón del régimen anterior y del jefe de estado de entonces en la desfalangistización, o desnazificación para entendernos en claro y crudo, sin tapujos ni eufemismos (ni complejos) ¿Acertando así mejor que nadie a perpetuar -en provecho de su propia trayectoria y de su Carrera- el síndrome de la carcel de Alicante al que ya me referi repetidasveces en estas entradas (y no solo)? (...)

    Y asi Blas Piñar que no venia de lo que sus amigos del Opus y de Punta Europa llamarian (a toro pasado) la "minoria astillada del 36", léase el grupo Escorial o grupo de Burgos de los falangistas liberales de cuando la guerra -"los laínes" como los llamaba Umbral-, en torno a Ridruejo el fundador el culto al Ausente, se convertiría una década mas tarde en el principal oficiante de la religión -o superstición- joseantoniana en el momento justo en el que esta parecía dar sus ultimas boqueadas, conseiguiendo asi prolongarla y perpetuarla casi casi hasta nuestros dias.

    ¿Franco judío? ¿José Antonio judío? ¿Blas Piñar judío? ¿España, los españoles guiados espiritualmente o dirigida por una minoría (extranjera) encumbrada en las altas esferas del estado desde los tiempos de nuestra guerra civil? ¿España sefardi? ¡Vivir para ver fantasmas míos!


    Publié par Juan Fernandez Krohn à l'adresse 3:48 p. m.


    9 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Interesante comentario que es una forma de empezar con un asunto que es mucho más extenso, evidentemente.
    ¿Influyó ese perfil supuestamente judaizante de Franco en el hecho de que diese paso al ejército aliado a través del Marruecos español, estando aún en Rusia la División Azul? ¿Fue fruto de ese perfil supuestamente judaizante el intento de declararle la guerra a Japón en vísperas de concluir la contienda con dicho país por los Aliados?
    Dionisio Martín Sanz me dijo personalmente que había avisado a Franco de la deriva hacia un régimen de partitocracia liberal que tomaban las instituciones, a lo que el mismo Franco le terminó diciendo que él tenía unos pactos con las Aliados y que tenía que cumplirlos (sic).
    En cualquier caso, el Franco que transmitía Piñar no era el Franco real. El Franco de Piñar era el de un hombre rodeado de gente que lo engañaba y que no se enteraba de la sucesión hacia un régimen de partidos, mientras que el Franco real era el que tachaba con su propia mano el nombre de Piñar como posible Ministro de Justicia de la propuesta que le presentó Carrero.
    Otra cuestión es si lo que vino después era el tipo de régimen liberal que esperaban tanto Franco como Carrero. Ésta es otra historia.

    Tocayo

    11:14 p. m.
    restituto dijo...
    "Si de algo careció ese señor, Francisco Franco, alias “El Caudillo”, fue de patriotismo al estilo clásico de la expresión. Patriotismo en lo sefardita. Patriotismo entre los judíos de origen español –y no sólo en España-, puesto que a partir del sumo poder conferido por el Decreto de Unificación, el 255, quien los hados condenen, casi todos los ministros, banqueros y mercaderes de primera línea de su régimen eran, y siguen siendo, los descendientes de la marranería. Los judíos que, dando más importancia a sus bienes que a la religión y a su raza, ante el decreto de “o a cristiano o a la frontera”, siguieron aquí. Franco fue patriota al servicio de los apátridas, pueblo al que pertenecía a pesar de su nacionalidad tras quince generaciones. Como todo “marrano”, odió a una de las Españas y amó a la otra. Nadie puede discutir que cedió por entero nuestro territorio a su raza. Pero en su honor debemos aclarar que, con la esperanza de que el judaísmo de vuelta a España se concretara el sefardita español y por ello al sionismo, se unió de por vida al pacto judeo-cristiano –si no inspirado por él, sí con su consentimiento-, mediante acta notarial firmada hace una docena de años en Basilea –por cierto, ¿es casualidad que allí también se produjeran los Protocolos de los Sabios de Sión?-; acta de la que dio fe solemne persona que Blas se llama”.
    Declaraciones de Angel Alcázar de Velasco en "Cien españoles y Franco", Planeta 1979, Págs.29-30.
    5:41 p. m.

    Juan Fernandez Krohn dijo...

    Lo que te confesó Dionisio Martin Sanz se veria rubricado después por los hechos, está claro. Lo que no está claro en cambio es la parte final de tu mensaje. ¿Peor o mejor lo que vino de lo que esperaban, tocayo? Un abrazo
    1:24 p. m.

    Juan Fernandez Krohn dijo...


    Por una vez hablas claro, Restituto, sea no obstante por oraculo interpuesto (como casi siempre) C'est déjà ça, como dicen los franceses.

    Seria de importancia cru cial por otra parte que esa acta notarial que se evoca en tu cita, conociese difusion documental. A fe mia que debidamente ilustrada y comentada, se convertiria en un exito mundial de ventas -y no solo en España y en el mundo hispano- aun mayor que lo fue "Francia judia" e igual quizas que el que tuvieron los Protocolos.

    Significativas por demás las fechas que maneja Alcázar de Velasco. El año del pacto, de 1966 -el mismo que empecé yo en la Univesitaria- ooincidió con un cambio brutal de mentalidades en la sociedad española, a través del enrareciiento no menos brutal-aquel año escolar precisamente- del ambiente reinante en las universidades, lo que yo llamo "mutación cultural" que se consumaría en el espacio de una decenas de años, en los inicios de la transición politica.

    Cuando España había ya efectivamente cambiado (en todos los órdenes) y no habia ya quien la reconociera, ni la madre que la parió como diría Alfonso Guerra, antes incluso pues de que ellos llegasen a la Moncoloa. Un abrazo

    1:42 p. m.

    Isoba dijo...

    Evidentemente que para los diseñadores de la primera transición, que son la pareja Jefe del Estado/Presidente del Gobierno , Franco/Carrero, lo que vino después no era lo que esperaban (como no lo fue para Juan Carlos y a ellos se debió el 23-F) pero no tan lejos de lo que esperaban.
    Hay una entrevista que se puede encontrar por la Red en que Franco recibe al ex jefe de la CIA, Vernon Walters, y en ABC se leen los comentarios que hace éste, sorprendido de la aceptación por Franco del régimen liberal que le sucederá.
    Los viajes a Yugoslavia de Díez Alegría para negociar con Carrillo por parte del Príncipe de España eran conocidos ¿ pero eran sólo conocidos por Franco/Carrero o había además colaboración en la acción de Juan Carlos? Es difícil creer que nada menos que un general viajase a un país comunista en aquellos tiempos sin que sus planes no fuesen detectados desde mucho antes por los servicios de inteligencia de Carrero. Eso en cuanto a las conversaciones con el Partido Comunista,porque respecto al PSOE ya está escrito que el protegido por la policía franquista, Isidoro, quiero decir Felipe González, era la prueba inequívoca de que la salida del régimen hacia una partitocracia tenía un cauce trazado por el propio Franco. Es difícil de creer, pero es así. Si saliese a la luz pública todo cuando está conservado como asunto reservado por los servicios de inteligencia del mundo, nada tendrían que ver los libros que hemos leído con la verdadera historia del mundo. Secretos que, además, muchos de ellos no caducan jamás, aunque lleguen las fechas oficiales para autorizar su publicación.

    1:09 a. m.

    Juan Fernandez Krohn dijo...

    Gracias por la aclaracion, tocayo. Escribes no obstante, "a ellos se debio el 23-F" ¿A quienes? No se entiende bien dentro del contexto. ¿A Franco y Carrero, o a los tres juntos (el monarca incluído)?

    Lo que dices de Diez Alegría esta mas que claro, era jefe del Alto Estado de Mayor y con gran prestigio profesional -e intelectual- y cqstrense entre sus subordinados, lo que me consta de primera mano. Y hermano además de un jesuíta vedette de la teologia de la liberacion. ¿Otro sefardí en el ajo? Así sería si hay que creer a algunos expertos en las trastiendas del régimen anterior como Angel Alcázar de Velasco.

    Y de Felipe González siempre se especuló con el origen gitano andaluz de su segundo apellido (Márquez)

    Un abrazo

    1:49 p. m.

    Anónimo dijo...

    Efectivamente, no me expliqué bien. La transición la inicia el binomio Franco/Carrero, con su Isidoro, Díez Alegría, etcétera. Le da un giro a su estilo, a falta de Carrero, Juan Carlos ya como Rey, pero creyendo que el proceso se le va de las manos recurre al enderezamiento por la vía militar, el 23-F, cuya secuela jurídica fue la LOAPA, que fue tumbada en el T.Constitucional en lo esencial.
    Entre tanto se regaló el Sáhara a EE.UU., quiero decir a Marruecos, con datos que pasa al enemigo el propio Juan Carlos, según lo cuentan los propios norteamericanos. El mismo que le dice a los británicos que él no va a reclamar Gibraltar, quizás tampoco reclame Barcelona de aquí a pocos años.
    De paso aprovecho para apuntar que me huele que al ejército español se le está preparando una gran encerrona en Cataluña, una operación orientada a cumplir formalmente con la ley pero preparada para el fracaso.

    12:45 a. m.

    Juan Fernandez Krohn dijo...

    Gracias por el comentario, tocayo. La LOAPA no me decia nada, lo que te da idea de mi extrañamiento gelografico, y de lo mucho que hace que me fui (aun que no del todo) de España, y me he documentado a toda prisa en el tema por supuesto. Con lo que se demuestra que no todo quedo atado y bien atado (o no del todo) como decia Franco. Y también la urgencia de enterrarlo del todo o de cubrir -por un deber de piedad hacia nuestro pasado colectivo- un tupido velo sobre su figura (y en suma de olvidarlo) Tarea un poco ardua no obstante, con la hipoteca tan pesada que nos dejo de herencia (...) Un abrazo

    1:22 p. m.

    Juan Fernandez Krohn dijo...

    Los temores (y rumores) de encerrona al Ejército en Cataluña a los que aludes -sin duda en una hoja de ruta parecida a la de Kiev (...)- son de la más desazonantes y a tomarse de lo más en serio, es cierto. Otro abrazo



    Juan Fernández Krohn desde Bélgica: FRANCO JUDÍO, JOSE ANTONIO JUDÍO, BLAS PIÑAR JUDÍO (...) ¿ESPAÑA SEFARDÍ?
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  2. #2
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,334
    Post Thanks / Like

    Re: Conspiranoicos judeo-franquistas

    Después de leerme entero el "articulillo chorra" del tal Krohn; escrito en el estilo cochambroso propio de un iletrado con ínfulas, y donde alegre y gratuitamente se reparte la condición de judíos o "sionistas" a Franco, Jose Antonio, y Blas Piñar; se resumen las siguientes "hipótesis":

    -Que Blas Piñar fue sionista, porque una vez visitó Israel con su mujer acompañado de un intérprete de hebreo.
    -Que posiblemente era judío porque no estuvo en la División Azul.
    -Que le pidió a Franco según cuentan algunos en internet, un "Centro de Estudios Sefardíes".
    -Que pidió también el reconocimiento del Estado de Israel (según lee en internet); pero Franco ¿Otro judío?, lo denegó.
    -Que Franco era judío porque a partir del 56 "desnacificó"(sic) España. De Jose Antonio sólo dice que es judío en el título.

    Algunos mamarrachos imaginan, como es el caso del simpatizante pseudonazi que nos ocupa, que a los católicos españoles nos va a molestar mucho que se llame judíos-sionistas (o descendientes de judíos) a determinados personajes de la historia. Se cree el ladrón que todos son de su condición, porque empezando por Nuestro Señor Jesucristo y por Su Santa Madre eran judíos y no tenemos ningún problema; lo que es patético, es que gentucilla que ha visto la Segunda Guerra Mundial en el cine, se disfrace de juez o fiscal del III Reich y poseídos del indomable espíritu de un ROLAND FREISLER, repartan "carnets de judío" para defenestrar a los héroes de este país. A éstos les metía yo en una mina a picar piedra, o a hacer carreteras en Cuelgamuros (por ejemplo), que es muy sano.
    Última edición por DOBLE AGUILA; 17/07/2015 a las 00:27
    Alejandro Farnesio y Pious dieron el Víctor.

  3. #3
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,089
    Post Thanks / Like

    Re: Conspiranoicos judeo-franquistas

    Es el por entonces cura de la FSSPX que intentó atentar contra Juan Pablo II, por lo que estuvo en la cárcel varios años. Ahora se hecho nietzscheano, pagano y de la Nueva Derecha, aunque siempre con un puntito friki que le lleva a apoyar a determinadas figuras del PP, como la Cospedal, contra el avance de los rojos. Aparte de los hechos que ha protagonizado, por todo lo que escribe resulta evidente que el hombre no está en sus cabales, por lo que yo no le prestaría mucha atención a lo que dice y procuraría practicar la compasión cristiana. Pueden ser interesantes sus impresiones sobre la recepción en España del rechazo al Concilio y alguna otra cosa que escribe, pero siempre teniendo en cuenta que es una persona con problemas.
    Última edición por Kontrapoder; 16/07/2015 a las 21:44
    Donoso, DOBLE AGUILA y Pious dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  4. #4
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: Conspiranoicos judeo-franquistas

    En sus artículos a veces hay datos interesante pero siempre hace líneas argumentales - mentalmente - desequilibradas.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  5. #5
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,334
    Post Thanks / Like

    Re: Conspiranoicos judeo-franquistas

    Pues en ese caso, y si se trata de un desequilibrado todo cuadra; es lo que tiene Internet, que no sabemos las circunstancias personales de cada uno.

    En efecto, la compasión cristiana debe prevalecer.

  6. #6
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,194
    Post Thanks / Like

    Re: Conspiranoicos judeo-franquistas

    Le hicieron una entrevista hace 7 años en Periodista Digital:

    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  7. #7
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,194
    Post Thanks / Like

    Re: Conspiranoicos judeo-franquistas

    Por si llegara a perderse, copio la entrada de blog como testimonio de por qué no hubo reacción al Concilio Vaticano II en España, sin entrar en mayores valoraciones:

    ¿POR QUÉ NO HUBO REACCIÓN AL CONCILIO EN ESPAÑA?



    Me permito publicar aqui en atención a todos mis lectores la (extensa) respuesta que acabo de colgar en una de mi antiguas entradas -con cierto retraso, lo confieso- a la pregunta de uno de mis lectores de por qué el concilio vaticano segundo no encontró (prácticamente) resistencia en España como sí la encontró en cambio en otros paises. Un tema que se reviste de la más rabiosa actualidad tras los gestos y declaraciones y posicionamientos (polémicos o propiamente escandalosos) del papa argentino
    -------------------------------------------------
    Con retraso (involuntario) paso a responderte con mucho gusto, aunque ya lo hice indirectamente en una de las ultimas entradas de mi blog, en respuesta a un artículo de Pío Moa y en el que comenté un capítulo de su último libro Los Mitos del Franquismo, dedicado a la actitud de la iglesia en los últimos tiempos del régimen de Franco. Mi respuesta viene al hilo de un análisis histórico e ideológico del pasado español en todas las décadas que siguieron a la guerra civil que vengo explorando desde hace algún tiempo, y me sirvo para ello de categorías y términos y enfoques que tengo expuestos y explicados en mi último libro “Guerra del 36 e Indignación callejera”, al que puse (muy intencionadamente) el subtítulo de “La Guerra de los Ochenta y Tantos Años”, a saber la guerra del 36 que entre tormentas y bonazas y tras una sucesión (interminable) de episodios de guerra asimétrica –en lenguaje de los tratadistas militares- se prosigue todavía. Los españoles perdimos la guerra en el 45, igual que los holandeses perdieron la guerra del 14 –con la salvedad no obstante de una guerra civil como la nuestra que lo holandeses no tuvieron-, por culpa ellos como nosotros de una neutralidad pactada a favor del bando de los vencidos, de la que el régimen de Franco no se desasió propiamente hablando hasta el final del conflicto en el 45.
    Con la diferencia irreductible además que esa situación de España al final de la Segunda Guerra Mundial, humanamente hablando no tenía otra salida más que la rendición o el holocausto nuclear -como sucedió en el Japón- en caso de que Franco y su régimen hubieran optado por la resistencia a los dictados de los vencedores, en su lugar optaron por una rendición pactada a través del Vaticano, del que en aquellos momentos caóticos del final de la Segunda Guerra Mundial el hombre fuerte (un tanto en la sombra) lo era el obispo Montini -futuro papa Pablo VI-, sustituto a la secretaria de estado y mal visto bajo el régimen fascista por su filiación demócrata/cristiana –la suya y la de su familia- y por la circunstancia que un hermano suyo cayera, alistado en las Brigadas Internacionales, durante la guerra civil española lo que da una clave de explicación más que suficiente de la carrera tan fulgurante que le esperaba al terminar la guerra. A partir del 45 pues, España se convirtió en la práctica en un estado vasallo del Vaticano y ese sería a su vez el principal hilo conductor en la historia de la evolución del régimen de Franco en la posguerra.

    Y es lo que explica también –y ahí es a donde quiero venir a parar- la anomalía (propiamente hablando) que España fuera prácticamente el único país católico donde no hubo la menor reacción contra el concilio vaticano segundo. Y si bien se mira, no pudo ser de otra manera. El catolicismo español al convocarse el concilio –a principios de la década de los sesenta- estaba a bajo el doble corsé de sumisión que le imponían la autoridad eclesiástica –y los lazos de obediencia canónica que le ligaban a ella- por un lado, y por el otro, los vínculos de la jurisdicción civil en la que directa o indirectamente la autoridad eclesiástica (y vaticana) se hacía llegar y sentir también, en virtud del principio de la confesionalidad del estado, habida cuenta que España era (prácticamente) el único país del mundo aun entonces donde aquel principio seguía vigente* Cuando las cosas empezaron a salirse de madre en el terreno del orden público –en el país vasco por ejemplo- hubo cierta reacción a nivel del pueblo llano, pero aún en ese dominio, la autoridad civil –y militar- lo acaba sofocando todo en aras del orden establecido que era un orden tanto civil como religioso o eclesiástico.

    Y me viene a la mente un ejemplo, de un incidente que llegó a mis oídos por amigos de la obra de Monseñor Lefebvre -de San Sebastián- que me contaron la escena, y fue en noviembre del 75, durante los funerales por Franco en la catedral, que presidió Monseñor Setién –horresco referens!-, en el momento que este quiso tomar la palabra, cuando se produjo un movimiento de rechazo unánime y espontaneo en la asistencia al interior del templo, de lo que salió al paso el gobernador civil –de camisa azul (y corbata negra) por cierto- irrumpiendo a toda prisa en el púlpito y mandando callar a gritos a la asistencia y sin duda también –me figuro la escena- con ayuda de aquella retorica tan florida (y tan hueca y tan vacía ya en aquellos tiempos) y en aquellos tonos tan melodramáticos y solemnes y aquella teatralidad de tanta fuerza de impacto –heredada de los tiempos heroicos- que tan bien se les daba a los jerarcas de entonces, “¡en el nombre de la memoria del Caudillo que aquí nos reúne a todos y de la sangre de todos nuestros caídos por Dios y por España!” (o algo así quiero recordar de lo que llego a mis oídos) Y a fe mía –por lo que deduje de lo que me contaban mis amigos (que no dejaban de evocar la actitud del gobernador en términos elogiosos)- que les convenció a todos, y sólo así por cierto pudo hacerse dueño de la situación, y Setién no sé si pudo seguir pontificando desde el púlpito, pero sí presidiendo desde luego hasta el final la ceremonia.

    Otro ejemplo. Para poder dar una conferencia sobre la obra de Monseñor Lefebvre ya entonces en dificultades con el Vaticano, el verano del 75 en Cádiz –unos meses antes de la muerte de Franco- , tuvimos que ir hablar nada menos que con el secretario provincial del Movimiento a su despacho que naturalmente nos convenció –¡ingenuo de mí!- cargadísimo de razones (de pretextos que me diga) de no darla. Fíjate si hubiéramos querido abrir una capilla –al margen de la disciplina eclesiástica en vigor- como las abrían sin la menor cortapisa en tantos otros países, en Francia sin ir más lejos. Hubiéramos acabado en manos de la Guardia Civil, con las esposas puestas, fíjate lo que te digo. ¿Culpables los jerarcas franquistas tanto como los obispos progres? Ahí no llego. Presos más bien –se me antoja- de una fatalidad histórica en la que España y los españoles se vieron inmersos de resultas del desenlace de la Segunda Guerra Mundial en el 45, ya digo.

    Ese es no obstante un factor de la primera importancia que se enmarca en un plano llamémoste institucional, pero no es el único. Hay otros más sin duda dignos de enfoque en un fenómeno de tanta complejidad y transcendencia como el que aquí estoy abordando, y cabe mencionar sobre todo lo que convine en llamar en este blog y en otros sitios digitales, la mutación cultural (profunda) (sic) que se produjo en la sociedad española y en particular en sus élites dirigentes y en sus instancias culturales y en particular en sus estamentos académicos y universitarios –tanto nivel de la masa estudiante como del cuerpo docente- en la segunda mitad de la década de los sesenta.

    Cuando los socialistas del PSOE ganaron las elecciones generales en octubre del 82 –que me pilló ya a mí en la cárcel portuguesa-, Alfonso Guerra tuvo aquella frase tan ruidosa, que iban a darle una pasada a España (sic) que no la iba a reconocer (sic) ni la madre que la parió. En realidad, diciendo aquello se hacía reo –consciente o no- de craso anacronismo, y era en la medida que ese cambiazo del que el autor de estas líneas fue testigo en el observatorio privilegiado que me daba la Universitaria madrileña y en particular la Facultad de Económicas, se había producido ya –digamos que en germen al menos- una década antes, en la segunda mitad de la década de sesenta cuando yo por allí transité en mis años universitarios.

    De resultas en gran parte del concilio vaticano segundo. Y digamos (otra vez) que si bien se mira, tampoco podía haber sido de otra forma. El concilio vaticano segundo afectó y conmocionó (revolucionariamente) al orbe católico en todos los planos posibles e imaginables, y el plano político –o de política religiosa- no podía ser menos. Fue una revolución de signo primordialmente eclesiástico o religioso pero que en lo que a España y a los españoles se refiere se vio innegablemente doblada a la vez de una revolución de signo político –o político/religioso- por culpa de ciertas particularidades históricas que he venido ya aquí mencionando, y en particular por culpa de esa guerra civil (del 36) interminable –de los Ochenta Años-, que la revolución conciliar vendría a reencender fatalmente de una manera u otra, como ya lo apunté en mi reciente libro.

    Y por eso prendió el concilio tanto entre españoles sin duda como en ningún otro país -si se exceptúan los Países Bajos (un caso atípico)- y por eso en cambio, la reacción integrista fue prácticamente inexistente entre nosotros, aunque luego a la larga –con el tiempo y una caña- se viera importada, mayormente desde Francia. Y una ilustración de ese reencenderse de la guerra civil interminable lo fue sin duda la teología de la Liberación, un producto (o subproducto) del concilio, marca jesuita, y que encarnaron y protagonizaron mayormente misioneros españoles -tributarios en la mayoría de los casos por la vía familiar de la memoria de los vencedores del 39 (por paradójico que parezca)- en los países (ex) hispanos del otro lado del atlántico, y que tanta leña al fuego echarían en los conflictos que estallaron en los países al Sur del Río Grande la década de los sesenta y de los setenta entre regímenes militares y guerrillas marxistas, en las que se pueden propiamente ver chispazos colaterales de la guerra civil del 36 interminable. Yo lo veo así desde luego.

    No sé si me explico, si no resulto somero y esquemático y conciso por demás en mi abordaje de un fenómeno tan crucial y tan trascendente como lo fue el concilio vaticano segundo (y sus secuelas), en lo que mis enfoques tienen sin duda (soy consciente de ello) de inéditos o poco divulgado. Gracias de todas formas por tu mensaje, y recibe un cordial saludo

    *: Una ilustracion elocuente de lo que aqui decir pretendo, de esa obediencia "cadavérica" (typcal spanish) -tanto en eclesiásticos como en seglares- a todo lo que venía del Vaticano, reinante en el catolicismo español en el período que inmediatamente precedió al concilio, lo era un chascarillo de comentaristas religiosos de la gran prensa internacional durante el concilio vaticano segundo, que circulaba en el seminario de Ecône los años que alli pasé. "Los obispos de Centroeuropa fueron al concilio a dar lecciones, los españoles, a recibirlas"
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  8. #8
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado YO, TESTIGO DE CARGO
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    2,268
    Post Thanks / Like

    Re: Conspiranoicos judeo-franquistas

    Cita Iniciado por Rodrigo Ver mensaje


    Otro ejemplo. Para poder dar una conferencia sobre la obra de Monseñor Lefebvre ya entonces en dificultades con el Vaticano, el verano del 75 en Cádiz –unos meses antes de la muerte de Franco- , tuvimos que ir hablar nada menos que con el secretario provincial del Movimiento a su despacho que naturalmente nos convenció –¡ingenuo de mí!- cargadísimo de razones (de pretextos que me diga) de no darla. Fíjate si hubiéramos querido abrir una capilla –al margen de la disciplina eclesiástica en vigor- como las abrían sin la menor cortapisa en tantos otros países, en Francia sin ir más lejos. Hubiéramos acabado en manos de la Guardia Civil, con las esposas puestas, fíjate lo que te digo. ¿Culpables los jerarcas franquistas tanto como los obispos progres? Ahí no llego. Presos más bien –se me antoja- de una fatalidad histórica en la que España y los españoles se vieron inmersos de resultas del desenlace de la Segunda Guerra Mundial en el 45, ya digo.
    "
    - Menuda simpleza. A la altura de 1975 tenían abiertas capilllas en España "sin la menor cortapisa" y gracias a "la disciplina eclesiástica en vigor", todo tipo de sectas protestantes, los Testigos de Jehováy hasta los Hare Krisna. Y bien cerquita de Cádiz, los del Palmar de Troya.

    - Dudo que hubiera alguien entonces en España que supiera quien era mons Lefebvre y la problemática conciliar que atacaba. No hay que olvidar que las páginas religiosas de periódicos, revistas, TV, etc estaban en manos de sacerdotes colaboradores, y estos estaban sujetos a censura episcopal ( o sea, conciliar). Además a mons Lefebvre le ignoraban de propósito: querían que su mecha no prendiese en España y para ello lo mejor era ni mencionar su existencia. Y cuando Lefebvre comenzó a a ser noticia desde lo de Pablo VI en 1976, los curillas metidos a periodistas desfigurarán y tergiversaran su caso, y lo que él defendía, como cuestión de pura "rebeldía" y "desobediencia", pero cuidándose mucho de informar de sus poderosísimas razones.

    De ahí que de mons Lefebvre en la práctica solo se hablaba en las páginas "libres" de "Fuerza Nueva" , de "Qué Pasa" o algún seglar por su cuenta en el ABC, pero siempre fuera del entorno mediático bastardo-clerical. Si hasta el "integrista" obispo Guerra Campos nunca quiso saber nada de lefevbrismo ¡que serían los demás...!

    Y es que una cosa era la libertad religiosa del Vaticano II para la apostasía católica y desmadre de toda secta... y otra muy distinta la libertad religiosa para atacar al Vaticano II y a la jerarquía cómplice, que era lo que hacía Lefebvre... ¡¡y por ahí no estaban dispuestos a pasar los dialogantísimos y avanzadísimos monseñores vaticanos!!

    - Mons Lefebvre fue suspendido a Divinis por Pablo VI en 1976, no antes. Por tanto, la FSSPX era, si no entonces completamente aceptada por Roma, tampoco estaba condenada (está aquí Krohn desvariando anacrónicamente con la situación posterior a las excomuniones de 1988). Hubiera sido la FSSPX completamente legal en España, solo que no tenía ni sacerdotes ni seguidores (precisamente por la desinformación; aun no había internet, solo dos cadenas públicas de TV y dos cadenas de radio SER y COPE, mediatizadas por obispos, siendo la censura sobre el lefebvrismo, pues, total).

    - ¿¿"capillas de la FSSPX en tantos otros países "?? No. Fuera de Francia y Econe (Suiza), no sé si tendrían algo más en tonces; quizás algo en Roma y en Bélgica.
    Última edición por ALACRAN; 23/09/2015 a las 13:59
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  9. #9
    sjl
    sjl está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 oct, 13
    Mensajes
    161
    Post Thanks / Like

    Re: Conspiranoicos judeo-franquistas

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Me contaba un tío mío que conocía a un corredor de fondo, xenófobo y nazi a mas no poder, que poseía un listado de todos aquellos habitantes de la ciudad de Jaén con pasado judeoconverso. A algunos les gusta llamarnos marranos.
    Ya mis antepasados eligieron el camino de Jesús hace tiempo, y antepusieron también España a su judaísmo, pero parece que para algunos esa mancha nos perseguirá siempre.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. The Myth of a Judeo-Christian Tradition.
    Por Annuit Coeptis en el foro English
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 14/09/2012, 21:02
  2. ¿Mexicanos franquistas?
    Por Ariana en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 29/03/2007, 04:22
  3. el imperio judeo-inca
    Por Jenny Quispe en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 15
    Último mensaje: 31/10/2006, 09:40
  4. Retirada de simbolos franquistas.
    Por juandealbinas en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 24/09/2006, 10:02

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •