Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 11 de 11
Honores19Víctor
  • 2 Mensaje de Valmadian
  • 1 Mensaje de Valmadian
  • 3 Mensaje de Valmadian
  • 4 Mensaje de Valmadian
  • 3 Mensaje de Valmadian
  • 2 Mensaje de Valmadian
  • 1 Mensaje de Valmadian
  • 1 Mensaje de DOBLE AGUILA
  • 1 Mensaje de Valmadian
  • 1 Mensaje de Michael

Tema: España SI es una nación

  1. #1
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    España SI es una nación

    Por más que se empeñen algunos en negarla, en convertirla en un ente incomprensible, en buscar explicaciones exóticas, friquis como se dice hoy, lo cierto es que de nada sirven esas falacias e imposturas, pues lo primero que tendrían que hacer es delimitar conceptualmente qué es una nación, cuándo surge la idea de nación, que dicha idea es cambiante a lo largo de los siglos, que no se puede ver desde la propia óptica y mentalidad subjetiva de cada uno, de que algo es porque así se define y así lo definen quienes se identifican con tal idea, de que no son los negadores los que tienen razón, salvo su razón para ellos mismos, que una nación no es un conjunto de personas y cosas, de geografía o de rasgos históricos, ni de eventos particulares que jamás se repiten. Una nación existe por voluntad de algunos, por la Tradición de esos, por el deseo de continuidad y, si ello es necesario o posible, por la fuerza de las armas. Una nación lo es cuando sus naturales dejan en herencia su civilización y cultura a otros que llegan y éstos la absorben haciéndolas suyas. Y si un discurso como éste esos otros lo consideran como palabrería, la suya en sentido opuesto también lo es, se llamen como se llamen y ocupen el puesto que ocupen, que ya bastante tenemos de individuos cuya máxima autoridad reside en su "presunta ad verecundiam".

    Pero esto habrá que justificarlo para que se entienda. El primero de los artículos, ambos de prensa, está escrito por Pío MOA, que desglosa pertinentemente por qué si hubo Reconquista, y a raíz de sus reflexiones surge la disonancia, la soberbia de alguien a quien le regalaron una cátedra fantasma en alguna fantasmagórica universidad española, de esas de las que la primera ocupa el puesto 239 nada menos en la escala internacional de la "excelencia" universitaria, pero es que si todo el ámbito de las cátedras están a semejante altura no ha de sorprendernos nada.


    La Reconquista, mito o realidad histórica


    En 711 una invasión procedente de África empezó a transformar profundamente el panorama político y cultural de la Península Ibérica. Hasta entonces Hispania o Spania, era un estado de religión cristiana, lengua y derecho latinos, integrado en la civilización eurooccidental como uno de los reinos más consolidados surgidos del derrumbe del Imperio romano de occidente. A partir de entonces se iría imponiendo una nueva cultura: religión islámica, lengua árabe, derecho musulmán o sharia, integración en una civilización asiático-africana… España desapareció para convertirse en Al Ándalus.

    No por primera vez en la historia la Península ibérica, por su situación geográfica, estuvo muy cerca de entrar en el ámbito africano-oriental. Lo mismo había ocurrido cosa de diez siglos antes durante las guerras entre Roma y Cartago. La península había quedado incluida en el área de influencia de Cartago, una potencia justamente africana-oriental, y de no ser por la victoria de Roma en la II Guerra Púnica su destino (y el de Europa, como he señalado en el ensayo al respecto) habría sido muy otro que el que conocemos. La disyuntiva quedó resuelta entonces con bastante rapidez, aunque después le costase a Roma largos y penosos esfuerzos imponerse en Iberia. Y esa disyuntiva que, por simplificar, podríamos definir como “o África o Europa”, volvió a plantearse a principios del siglo VIII con la invasión musulmana, de apariencia definitiva.

    España, pues, desapareció, pero no del todo. Muy pronto surgieron en las regiones más inaccesibles del norte de la península reductos que reivindicaban, desde el principio o desde muy pronto, la España “perdida”. Y cerca de ocho siglos más tarde, los descendientes de aquellos rebeldes del norte tomaban el reino de Granada, último bastión islámico en Iberia. La lucha había sido muy prolongada, llena de altibajos y alternativas, períodos de paz y de guerra abierta, y finalmente la península volvía a llamarse España, con una cultura cristiana, romana e integrada en la civilización eurooccidental. Dadas las circunstancias de aquella larga pugna, lo más probable habría sido que la derrota del islam se hubiera acompañado de la dispersión de la península en varios estados y naciones poco amigas entre sí, al modo de los Balcanes. Pero terminó unida, con la excepción menor de Portugal, lo que no deja de ser un dato revelador, aunque sorprendente.

    A ese largo proceso se le ha llamado Reconquista, y el nombre ha originado un sinfín de discusiones. Muchos han puesto en duda la existencia de tal cosa, tachándola de “mito”. Ortega y Gasset, por ejemplo, dice que un proceso tan largo no puede ser llamado reconquista, aunque no explica por qué su duración lo invalidaría. Otros (Olagüe) niegan incluso la realidad de una invasión islámica suponiendo que una gran masa de españoles se habría convertido pacíficamente al islam. Varios insisten en que lo que realmente hubo fue la formación de varios reinos “cristianos”, en general enemigos entre sí y sin la menor idea de un propósito común de volver a formar España. Los historiadores Barbero y Virgil han sostenido que los reinos cristianos no reconquistaron nada, sino que utilizaban el recuerdo del reino visigodo para inventarse una legitimidad ficticia. De hecho, en numerosos departamentos de historia, y entre políticos y periodistas, el término “Reconquista” es denostado o incluso prohibido a los alumnos. Recientemente Peña, un catedrático de historia, ha sostenido que el término Reconquista es ilegítimo porque no se usó en la época sino a partir de 1800, para legitimar la ideología de una nación española inexistente antes del XIX. Así, critica a Sánchez Albornoz por decir que Pelayo empezó a fundar la nación española, cuando no existía entonces la noción de España como unidad política, y menos como noción de patria. Para colmo de males, Franco habría utilizado el término nefando, lo que acabaría de desacreditarlo. En resumen, la Reconquista habría sido un mito “nacionalista”, incluso “franquista”, “y sin utilidad alguna para analizar el pasado medieval. Es hora de que le confinemos al lugar que le corresponde: al rincón de los fósiles culturales, donde duermen los mitos gastados el sueño de sus mejores -o más inquietantes- recuerdos”.

    Dejando aparte a Olagüe, que se basa en interpretaciones un tanto peregrinas y sin sustentación documental, el fondo de todo el debate puede concretarse en este punto: ¿es el término Reconquista adecuado para definir un proceso histórico? Los hechos indiscutibles son que antes de la invasión árabe la península estaba ocupada por un estado europeo, cristiano, latino, etc; que durante un largo tiempo fue sustituido por otro radicalmente distinto, Al Ándalus; y que finalmente Al Ándalus fue derrotado y expulsado de la península por unos reinos que se consideraban españoles y reivindicaban con más o menos claridad el reino hispanogodo anterior. Y que este proceso se dirimió fundamentalmente por las armas. ¿Cabe llamar reconquista a este proceso? Obviamente sí, se haya inventado antes o después (también se llama Edad Media a una larga época que nunca se llamó así en su tiempo, por ejemplo, pero que además es un término perfectamente impropio, a pesar de ser comúnmente usado: todas las edades son medias y antiguos por comparación con otras, y modernas o contemporáneas para sí mismas. Por eso vengo proponiendo, desde Nueva historia de España, un cambio en la nomenclatura). En vez de Reconquista pueden buscarse otros términos, como “Reeuropeización”, “Recristianización”, “Relatinización, “Recuperación”… pero son menos expresivos y no implican el carácter bélico del fenómeno: a la larga, la victoria de los reinos españoles y finalmente de España, implicaba la desaparición de Al Ándalus, y viceversa.


    Una historiografía especialmente mediocre ha gastado enormes energías en crear discusiones bizantinas buscando cinco pies al gato. Pero la discusión terminológica encierra otro problema, también en gran medida bizantino: el de la nación, confundiendo nación con nacionalismo. Peña decide por su cuenta, dogmáticamente, que en tiempos de Pelayo no existía la noción de España como unidad política y menos aún como patria. La realidad es que existía desde mucho antes, desde Leovigildo y Recaredo, como está perfectamente documentado.

    ¿Era una nación el reino hispanogodo? Depende de cómo se quiera definir la palabra “nación”. Si la definimos según las ideas de la Revolución francesa, es decir, como un estado cuya soberanía radica en la nación, en el pueblo (esto es el nacionalismo) y no en el antiguo “soberano” o monarca, entonces está claro que no existieron naciones anteriores en Europa. Sin embargo el concepto, con otra idea política, es mucho más antiguo. Lo que cambia es el depósito teórico de la soberanía. La Revolución francesa no aporta la nación, sino el nacionalismo. Y posiblemente dentro de algún tiempo la idea teórica de la nación cambie nuevamente, con lo que veríamos a muchos aficionados a Bizancio sostener que las naciones anteriores eran ficticias, inexistentes, “mitos”. Estos galimatías han dado lugar a ideas tan estrafalarias como que España no existe hasta la Constitución (nacionalista) de Cádiz, con lo que seguiría sin existir, porque dicha Constitución nunca fue realmente aplicada. Y ello a pesar de que España es abundantísimamente mencionada, dentro y fuera del país, desde muchos siglos antes; y no como definición meramente geográfica, según pretenden algunos, sino claramente cultural y política.

    Una definición más clara, más acorde con la historia y menos propensa a disputas verbalistas, explica la nación como una comunidad cultural bastante homogénea y con un estado propio, lo cual existía en la península desde Leovigildo y Recaredo. Hay, por lo tanto, que excluir la idea de que Pelayo y los suyos partían de la nada y sin ningún objetivo político, como si se tratase de las antiguas tribus astures dedicadas a la rapiña de las tierras adyacentes. Otra idea, muy divulgada y poco aceptable, es la de que España se forma en la Reconquista, que en tal caso no debería llamarse así. Los reinos que pugnaban por ir expulsando a los invasores tenían muy claro el precedente hispanogodo. Indudablemente España tomó forma como comunidad cultural con Roma, y como nación, es decir, con un estado propio, desde Leovigildo. No era un estado “moderno”, claro, pero era un estado bastante centralizado, con leyes propias, ejército, aparato fiscal, etc., y reconocido como tal por otras potencias. Aunque los documentos sobre la reivindicación de la España perdida hispanogoda sean algo posteriores a Pelayo, es difícil creer que no la tenía en mente cuando construyó a su vez un embrión de estado para irlo expandiendo a costa de Al Ándalus. Sin el precedente hispanogodo, la Reconquista sería muy difícil de imaginar, y lo más probable habría sido que la península se integrase definitivamente en el Magreb o se balcanizase.

    La obstinación de muchos historiadores y políticos en negar la evidencia y buscar complicaciones artificiosas tiene, por lo demás, un origen bastante obvio y que debe señalarse: la intención de negar legitimidad a la existencia histórica de España, incluso de negar su existencia. Impulso que cobró fuerza en el “Desastre” del 98 y dio lugar a la célebre denuncia de Menéndez Pelayo sobre los “gárrulos sofistas” que denigran por sistema la historia de España y hasta su misma existencia. Esto merece análisis aparte.


    La Reconquista, mito o realidad histórica – Alerta Digital
    DOBLE AGUILA y Pious dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  2. #2
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: España SI es una nación

    Y finalizaba en el anterior que nada debe sorprendernos de cuál es el estado de la universidad española a la vista de la ínfima calidad de catedráticos convertidos en meros funcionarios. Los problemas para intentar aclarar esta situación son muy diversos y complejos, en realidad la acusación fácil del "Plan Bolonia" sólo es un recurso para no complicarse la vida en una discusión demasiado estéril a la vista de lo que hay, pero el problema es muy anterior ya a "Bolonia", y no está causado sólo por unos planes de estudios anácrónicos y anticientíficos, sino que también hay una pésima calidad del personal, del que iba a la universidad para ser algo más que sus padres y necesitaba un título para hacer una oposición, o de un profesorado que salía de ese mismo elenco con los mismos problemas y ambiciones.

    Hablaba Pío MOA de un tal Peña, un catedrático que en algunas cuestiones sabe menos que un estudiante, según qué, pero que no sólo imparte clase, sino que escribe y publica sus inconsecuencias al tiempo que accede a otras instituciones que aspiran, a su vez, a imponer cátedra dogmatismos incluidos, pues el ínclito personaje "desmonta" todo un periodo de 8 siglos en un discursito, según "informa" un periódico de provincias. A continuación el cuento al que se refiere Pío MOA:

    «La reconquista es un mito» - Diario de Burgos

    «La reconquista es un mito»

    R. Pérez Barredo / Burgos - sábado, 2 de noviembre de 2013


    Fue el propio Javier Peña el que se vio sorprendido en el transcurso de su investigación sobre el mito de la Reconquista, tema escogido por el historiador para su ingreso en la Academia Fernán González. «Para desconcierto mío, y supongo que para muchos de los lectores, es que este mito, al contrario que otros de los que he estudiado, que tienen su origen y su momento de mayor brillo en la Edad Media, no surgió entonces. Ni tan siquiera en la Edad Moderna. Jamás se habló entonces de Reconquista. La palabra ni se conocía. Se utilizó por primera vez en los cronistas españoles en torno al año 1800».

    El catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Burgos y uno de los más prestigiosos del ámbito académico español no desmitifica nada en su trabajo de ingreso en la Academia, titulado Castilla Medieval. Perfiles míticos. «Distingo entre mito y realidad histórica», puntualiza. En el acto, que se celebrará a finales de este mes de noviembre, Peña leerá un discurso resumido de ese estudio, mucho más amplio, que se publicará en forma de libro y que constará de doscientas páginas. Una obra que recoge el compendio exhaustivo de todos sus trabajos sobre los mitos relacionados con Castilla en la Edad Media pero que tiene en el de la Reconquista su punta de lanza, por cuanto es el más novedoso y el que arroja una nueva revelación científica.

    «Esa palabra alcanza con los románticos y los liberales unos contenidos que se van identificando poco a poco con la noción de Reconquista=Recuperación de una unidad nacional, la idea de nación, la idea de patria, que es el nervio del nuevo modelo de Estado que se está creando en el siglo XIX», explica Peña. Como entonces el de nación es un concepto con poco recorrido, «se le hace empezar en la Edad Media. Y así, la palabra Reconquista recoge todo el bagaje que no tenía en la Edad Media, se le proyecta hacia atrás y se la considera vigente desde entonces, utilizándose desde entonces para argumentar la idea de nación y de Estado Español. El propio Sánchez Albornoz, que fue un destacado medievalista, asegura que don Pelayo no empezó a luchar en Covadonga para restaurar el reino de los Godos, sino que empezó a fundar la nación española. Decir este es una barbaridad. No sé cómo pudo decir tal cosa.No existía entonces la noción de España como unidad política, y menos como noción de patria», subraya el historiador burgalés.

    La Reconquista, apunta Peña, es un concepto nacionalista. Lo utilizó, por ejemplo, Franco para hablar de la España una, católica y todo lo demás. «Franco utilizó símbolos medievales para darse consistencia histórica. Se identificó con Fernán González, con el Cid, por supuesto... Y después utilizó la palabra Cruzada, junto con todos los obispos de España, para dar lustre espiritual a la Guerra Civil, que nada tenía que ver con una Cruzada y que los Papas además no reconocieron. Incluso en algún discurso que dio en Burgos habló de su Cruzada y de su Reconquista, haciendo creer que ésta no acabó con los Reyes Católicos, sino que fue él quien la completó». Explica el catedrático que la utilización del término Reconquista se tuvo que asumir en la universidad en los años 60, siendo adoptado «como un fenómeno normal».

    Apostilla Peña que no es que no hubiera recuperación de territorios en la Edad Media. «Lo que no hubo fue idea de nación. Y esa idea es inseparable de la palabra Reconquista, porque nació con esa idea. Por eso propongo desistir de utilizar un vocablo que no tiene nada que ver con la realidad histórica presuntamente afectada por él. Los cronistas medievales hablan de conquistas, no reconquistas.

    Mito de la nación española

    El capítulo que Peña dedica a estas revelaciones, titulado La Reconquista: el mito de la nación española, no tiene desperdicio. Asegura Peña que es un trabajo que le ha dejado «exhausto». En su sesudo y contrastado análisis, concluye haciendo un llamamiento a abjurar el término Reconquista: «Si en la Edad Media nadie pensó en la Reconquista, y el término nació con unos contenidos totalmente ajenos a la medievalidad peninsular, tal vez convendría -por encima de las siempre loables revisiones críticas sobre su significado-, eliminarle definitivamente de nuestro léxico más técnico, manteniéndolo, en cualquier caso, como lo que siempre ha sido: un mito utilizado para explicar los diferentes presentes contemporáneos, sin utilidad alguna para analizar el pasado medieval. Es hora de que le confinemos al lugar que le corresponde: al rincón de los fósiles culturales, donde duermen los mitos gastados el sueño de sus mejores -o más inquietantes- recuerdos».



    Obviamente las respuestas a semejantes disparates pueden, o deberían, dar lugar a consistentes respuestas , las cuales espero de vuesas mercedes, porque el "presunto catedrático", afirmado en términos metafóricos que no puramente administrativos, se las merece. No obstante, no hay que dejar escapar el detalle casi inapreciable no sólo de la inconsistencia de tales propuestas, sino de su mínima importancia, pues el artículo data de 2013, y de "El catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Burgos y uno de los más prestigiosos del ámbito académico español." que dice el articulista ¿quién más ha oído hablar hoy? De cualquier manera, repito que con estos "amigos de la Leyenda Negra", no debe sorprendernos el estado catatónico de la universidad española.
    Pious dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  3. #3
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: España SI es una nación

    Siniestras palabras:

    «Si en la Edad Media nadie pensó en la Reconquista, y el término nació con unos contenidos totalmente ajenos a la medievalidad peninsular, tal vez convendría -por encima de las siempre loables revisiones críticas sobre su significado-, eliminarle definitivamente de nuestro léxico más técnico, manteniéndolo, en cualquier caso, como lo que siempre ha sido: un mito utilizado para explicar los diferentes presentes contemporáneos, sin utilidad alguna para analizar el pasado medieval. Es hora de que le confinemos al lugar que le corresponde: al rincón de los fósiles culturales, donde duermen los mitos gastados el sueño de sus mejores -o más inquietantes- recuerdos».


    Si negamos los mitos, negamos las realidades:

    1.- En Grecia se pasó del mito al logos, se consideró que era una superación de las propias fuentes originarias para dar paso a la la razón de la Filosofía. Pero toda Grecia, entera, sin sus mitos jamás hubiese existido. Y es que si no se respetan los mitos no se entienden las realidades, y si las realidades sólo se hacen desde el presente con mentalidad contemporánea, todo análisis no es más que papel mojado. De sobra sabemos que el Sistema Educativo español, en el que está incluidos los programas universitarios, es un Sistema Ideológico, por eso no funciona ni va a funcionar jamás.

    2.- En el 753 A.U.C. (Ab Urbe Condita) es la fecha desde la cual los romanos empezaron a contar su historia, la que nace de los gemelos Rómulo y Remo, la del mito del arado y de cómo Rómulo mata a Remo por saltar sobre el surco sagrado de los límites de la ciudad. Los mismos gemelos descendientes de Eneas, el héroe troyano que se salvó del desastre y que con los siglos procuró la venganza de Troya contra Grecia. ¿Se entendería la historia de Roma sin sus mitos?

    3.- ¿Qué sería de Inglaterra sin su Arturo? Se le achaca a Walter Scott la novelación romántica decimonónica de Artús, con su Ivanhoe, pero no fue él quien construyó el mito de Arturo. Lo hizo Geoffrey de Monmouth en su Historia regnum Britanniae (Historia de los reyes de Britania) en el Siglo XII y que transforma a Arturo en nada menos que en emperador y en rey de Jerusalén, o la misma Vita Merlini (Vida de Merlín), aproximadamente en 1148 d.C. ¿Imaginamos a los ingleses sin mitología? Pues todavía habiendo quien consideraba que la existente no era exactamente inglesa la creó completa a partir de los lenguajes medievales, y tal fue la intención que justificó toda la obra mitológica de Tolkien.

    4.- Y podríamos decir lo propio de Irlanda con sus leyendas de Cuchulainn, Deirdre y Naisi, sobre sus héroes nacionales, por ejemplo, Finn Maccumhaill situado en el Siglo III d-.C. y que a nadie se le ocurre cuestionar. Así hasta días mucho más cercanos con La manzana de oro de Lady Gregory, El dragón de la misma o El amor sobrenatural de Yeats.

    No hay nación antigua que no se haya construido sobre sus mitos. Pero de eso entienden otros, también catedráticos de universidad, o investigadores de muy diversas disciplinas científicas o simplemente personas instruidas que sienten interés por su propio pasado. El "lumbrerillas" éste condena a los mitos al baúl del polvo y el olvido, para dar paso a su ideología materialista contemporánea tan vacía de contenido como de formas:

    "La nación es el reino de lo sagrado, de la memoria colectiva, del símbolo, del lenguaje común. Es el ámbito en el que se construyen los destinos históricos, las identificaciones con la tierra y la etnia, la diferenciación de los otros. Aquí dominan los espíritus de la tribu y las emociones colectivas. El poder es de los mitos."

    "Memoria y nacionalismo" Ángela LÓPEZ (Prof. titular de Sociología de la Universidad de Zaragoza), en Los Nacionalismos, Seminario de Investigación para la Paz, Colección ACTAS nº 24 Centro PIGNATELLI, Gobierno de Aragón, Zaragoza 1994, pág., 21

    Así pues, "Zapatero a tus zapatos", sr, Javier Peña, pues no es materia suya el conocimiento de los nacionalismos, sino supuestamente de la Edad Media, pese a que como le indica Pío MOA, tampoco llamaban así a su época los de entonces. Y es como dice el refrán, "cada mochuelo a su olivo", porque tampoco es materia suya el estudio de los mitos y sus profundos significados.
    DOBLE AGUILA, Vainilla y Pious dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  4. #4
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: España SI es una nación

    Todo forma parte de un mismo esquema:

    1.- No hay Reconquista.

    2.- No hay Descubrimiento.

    3.- No hay Evangelización del Nuevo Mundo, sólo conquista y explotación.

    4.- Conclusión, España no existe, es una entelequia estatal.

    Pero esto no es más que el MANTRA del Cornudo con rabo y sus acólitos. Mantra mil veces repetido, mil veces mentido, mil veces falseado, mil veces fantaseado y mil veces manipulado. Porque lo que hay detrás, lo que se oculta es que:

    1.-La Reconquista se hizo por la Cruz.

    2.-La unificación de los Reinos de España se hizo por la Cruz.

    3.-El Descubrimiento se hizo con la Cruz

    4.-La evangelización del Nuevo Mundo se hizo por la Cruz y con la Cruz.

    5.-Toda la existencia de España está justificada por la Cruz.

    6.-Destruye a España, su obra e Historia, y habrás destruido la Cruz en este pueblo y en toda Hispanoamérica.

    ¿A quién aprovecha todo esto? por que ese será el criminal.


    Medea afirma versos 500-501 :

    "tua illa, tua sunt illa: cui prodest scelus,
    is fecit
    - omnes coniugem infamem arguant,
    solus tuere, solus insontem uoca:
    tibi innocens sit quisquis est pro te nocens."


    "Aquel a quien aprovecha el crimen es quien lo ha cometido".

    Lucio Anneo Seneca. MEDEA

    Y cuando imputa directamente al marido:
    ¡Tuyos son, tuyos son! Aquel comete / los crímenes, que de ellos se aprovecha (500 s.). La bella sentencia
    cui prodest is scelus fecit lleva ya impreso el sello del derecho romano.

    https://repositorio.uam.es/bitstream...pdf?sequence=1
    Última edición por Valmadian; 16/08/2017 a las 04:17
    Hyeronimus, DOBLE AGUILA, Vainilla y 1 otros dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #5
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: España SI es una nación

    Muchos son los que se meten con la WIKi, pero en ella es relativamente sencillo encontrar referencias que vienen muy bien en muchas ocasiones, una de tales ocasiones es esta:

    El profesor Derek William Lomax escribió todo un libro titulado "The Reconquest of Spain". Consciente de la exaltación y del rechazo de que había sido objeto el tema por parte de unos y de otros, el gran hispanista inglés expresaba en las primeras líneas de su obra, con total contundencia, su punto de vista:

    "La Reconquista es un marco conceptual utilizado por los historiadores. Pero, a diferencia del concepto de Edad Media, no se trata de un concepto artificial. Por el contrario, la Reconquista fue una ideología inventada por los hispano-cristianos poco después del año 711, y su realización efectiva hizo que se mantuviera desde entonces como una tradición historiográfica, convirtiéndose también en objeto de nostalgia y en un cliché retórico de los publicistas tanto tradicionales como marxistas."

    LOMAX La Reconquista Barcelona : Crítica, 1984. ISBN 84-7423-233-3
    DOBLE AGUILA, Vainilla y Pious dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  6. #6
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: España SI es una nación

    En este párrafo, el ilustre catedrático muestra sus profundos conocimientos acerca de lo que está afirmando:

    "Lo utilizó, por ejemplo, Franco para hablar de la España una, católica y todo lo demás. «Franco utilizó símbolos medievales para darse consistencia histórica. Se identificó con Fernán González, con el Cid, por supuesto... Y después utilizó la palabra Cruzada, junto con todos los obispos de España, para dar lustre espiritual a la Guerra Civil, que nada tenía que ver con una Cruzada y que los Papas además no reconocieron. Incluso en algún discurso que dio en Burgos habló de su Cruzada y de su Reconquista, haciendo creer que ésta no acabó con los Reyes Católicos, sino que fue él quien la completó». Explica el catedrático que la utilización del término Reconquista se tuvo que asumir en la universidad en los años 60, siendo adoptado «como un fenómeno normal».

    No me cansaré de repetir que no deben sorprender nada las razones por las cuales la universidad española tiene a su primer representante en el puesto 239 del listado de las "mejores" universidades del mundo.

    Véanse a continuación por qué motivos menciono los disparates de este profesor.

    El Vaticano y el reconocimiento del Alzamiento

    Escrito por Góthico en el #7 del anterior enlace

    "Por lo que respecta a Pío XI, (supuestamente neutral, según el señor Carcel) sabemos que bendijo a los combatientes de la España Nacional, dando a su lucha carácter de Cruzada el 14 de diciembre de 1936."
    La Cruzada de 1936 a debate
    DOBLE AGUILA y Vainilla dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  7. #7
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: España SI es una nación

    "Abbiamo, dilettissimi figli, divini precetti e divini esempi per Noi e per voi ancora, che possono sembrare di troppo difficile ubbidienza ed imitazione alla povera e sola umana natura e sono invece così belli ed attraenti all’anima cristiana — alle anime vostre, dilettissimi figli, — con la divina grazia, che non abbiamo mai potuto né possiamo dubitare un istante su quello che Ci resta a fare a Noi ed a voi: amarli questi cari figli e fratelli vostri, amarli d’un amore particolare fatto di compassione e di misericordia; amarli e, null’altro potendo fare, pregare per essi; pregare perché ritorni alle loro menti la serena visione della verità e si riaprano i loro cuori al desiderio ed alla fraterna ricerca del vero bene comune; pregare perché tornino al Padre che desiderosamente li aspetta, e si farà una lietissima festa del loro ritorno; pregare perché siano con Noi, quando tra poco — ne abbiamo piena fiducia in Dio benedetto nell’auspicio glorioso dell’odierna solennità dell’Esaltazione della Croce, « per Crucem ad lucem »— l’arcobaleno della pace si lancerà nel bel cielo di Spagna, portandone il lieto annuncio a tutto il vostro grande e magnifico Paese; della pace, diciamo, serena e sicura, consolatrice di tutti i dolori, riparatrice di tutti i danni, contentatrice di tutte le giuste e savie aspirazioni compatilbili col bene comune, annunciatrice di un avvenire di tranquillità nell’ordine, di onore nella prosperità."

    Último punto de "La Vostra Presenza de Pío XI el 14 de septiembre de 1936 sobre la situación de España:

    https://w2.vatican.va/content/pius-x...-presenza.html
    Última edición por Valmadian; 16/08/2017 a las 06:48
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  8. #8
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: España SI es una nación

    DIRECCIÓN DE SU SANTIDAD PIUS XI

    A los obispos, sacerdotes, religiosos y fieles

    REFUGIADOS DE ESPAÑA

    "SU PRESENCIA"

    14 de septiembre 1936



    A los obispos, sacerdotes,
    religiosos y fieles
    refugiados de España.

    Su presencia, queridos hijos, los refugiados de su y nuestro querido y quebrantado, España, no despierta en el corazón de tal alboroto contraste y sentimientos contradictorios, lo cual es absolutamente imposible darles expresión contemporánea adecuada. Debemos, al mismo tiempo llorando por la ropa interior amargo dolor que nos aqueja, debemos regocijarnos en la alegría dulce y justos hay consolas y exalta.

    Estás aquí, queridos hijos, para decirnos de la gran tribulación de la que usted viene [ 1 ], tribulación que trajo signos y huellas visibles en sus vidas y en sus cosas, los signos y las huellas de la gran batalla del sufrimiento que ha celebrado, que hizo nuestro espectáculo ante los ojos de todo el mundo [ 2 ]; has robado y despojado de todo, cazabas y buscado a muerte en ciudades y pueblos, en los hogares de los hombres y en la soledad de las montañas, al igual que él vio los primeros mártires del Apóstol, admirando y exaltando a verlos para lanzar al mundo que palabra orgullosa y magnífica que proclama indigno de ellos, ' Quibus dignus mundus no erat "[ 3 ].

    Venga y nos diga su alegría de ser considerado digno, al igual que los primeros apóstoles, a sufrir, " pro nomine Jesu " [ 4 ], su felicidad, ya reforzada por el primer Papa, cubierto obbrobrii en el nombre de Jesús, y por qué cristianos [ 5 ]; Él diría, que podemos decir para su alabanza, venerables obispos y sacerdotes, perseguidos y ofendido a su " ut et Ministros Christi de los dispensadores de los misterios " [ 6 ].

    Es todo un esplendor de las virtudes cristianas y sacerdotales, de heroísmo y el martirio; martirios verdad en torno al significado sagrado y glorioso de la palabra, hasta el sacrificio de las vidas inocentes de vecchiaie venerables, días jóvenes de la primera floración hasta la generosidad sin miedo que pide una habitación en el coche y con las víctimas y espera el verdugo.

    Es en esta luz sobrehumana Nosotros los vemos, y decir lo sagrado y venerabonda que la admiración de todos aquellos que no cumplieron con nuestra fe, queridos hijos, que es la virtud secreta divina que la luz se enciende y poderes durante veinte siglos, conserva sentido de la dignidad humana y la magnitud. Admiración de todos, queridos hijos, pero especialmente Nostra, de los que, en aras de la paternidad universal, por el Padre Supremo de todos participaron, podemos y debemos aplicar la buena palabra de Dios: " filius sapiens laetificat patrem " [ 7 ]; que abraza el cuello mirada y el corazón a usted ya todos sus compañeros de tribulación y martirio, podemos y debemos decir que, como el Apóstol de sus predecesores en la gloria del martirio principios: " la alegría de mi y mi corona " [ 8 ]; o sólo mía, sino Dios mismo, de acuerdo con la visión feliz y gloriosa del gran profeta, con la gracia de Su voluntad es hecha por las manos de cada uno de ustedes una corona de gloria y un reino Tiara " corona et eris gloriae manu Domini, et reinos tiara en manu Dei tui "[ 9 ].

    Qué magnífico reparación Cotesta que, queridos hijos, que ha ofrecido y sigue ofreciendo llegado a la Divina Majestad, en tantas partes y también en España para muchos repudiado, negación, blasfemata, rechazado y de mil maneras delito horrendo. Qué apropiado, Dios providencial y la bienvenida a su reparación de la lealtad, el honor y la gloria, en estos días que estaba reservada para escuchar el nuevo grito feo, " sin Dios, contra Dios ... ".

    Pero todos estos esplendores y reflexiones de heroísmo y gloria, que, queridos hijos, hemos presentado y se refirió a la necesidad mortal se producen al ver más claramente cómo en una gran devastación apocalíptica, matanzas y profanación, los estragos de que, queridos hijos, que ha sido, y los testigos y las víctimas.

    Ya que hay más cosas sagradas personas e instituciones sagrados humana humana y la divina y la divina; insurrogabili y tesoros inestimables de la fe y Christian piety con la de la civilización y el arte; recuerdos preciosos, reliquias; la dignidad, la santidad, caridad enteramente consagrada devoción actividades de la vida, la ciencia y la caridad; jerarcas altas santos, obispos y sacerdotes, la Virgen, los laicos de toda clase y condición, canas venerables, las primeras flores de la vida y istesso silencio sagrado y solemne de las tumbas, todo fue atacado, alterado, destruido en las formas más groseras y bárbaras , en el desencadenamiento de las fuerzas tumultuosas, ya no se ve, salvajes y crueles de manera que se creen incomposible, no decimos con la dignidad humana, pero con la misma naturaleza humana, incluso la caída más miserable e inferior.

    Y encima de que las turbulencias y el choque de la violencia desenfrenada, a través de los incendios y matanzas, una entrada trae al mundo el verdaderamente horrible noticia " los hermanos han matado hermanos ... ". La guerra civil, guerra entre los hijos de un mismo país, la misma gente, la misma tierra natal. Mi Dios! La guerra siempre es - siempre en la hipótesis menos triste - cosa tan terrible e inhumano: el hombre que busca el hombre para matarlo, para matar el mayor número, a él ya sus pertenencias dañar con medios cada vez más poderosos y mortales ... ¿qué pasa cuando la guerra entre hermanos? Bien dijo que la sangre de un hombre derramada por la mano de su hermano es demasiado para todas las edades y para toda la tierra [ 10 ]; ¿qué pasa en presencia de derramamiento de sangre fraterna todavía anunciar continuamente?

    Y hay una fraternidad que es infinitamente más sagrado y más precioso, de la fraternidad humana y su tierra natal; Es uno que combina la hermandad del Cristo Redentor, la filiación de la Iglesia Católica que Cristo mismo es el Cuerpo Místico, el tesoro Plenaria todos los beneficios de la redención. Es esta fraternidad sublime, que hizo el Spagna Cristiana, esto es lo que tenía y aún tiene más que sufrir en estos desastres. Parece que una preparación satánico ha reavivado, y más viva, en la vecina España que llama de odio y feroz confessatamente persecución sido reservados a la Iglesia ya la religión católica como el único obstáculo real para salir de aquellas fuerzas que ya han dado prueba y medir a sí mismos en el esfuerzo para la subversión de todos los órdenes, desde Rusia hasta china, desde México a América del Sur, los ensayos y preparativos, precedida, acompañada constantemente por una constante universal, hábil propaganda para la conquista de todo el mundo a las ideologías absurdas y desastrosas, los cuales, después de haber seducido y fermentado a las masas, que tienen que con el fin de armarlos y lanzarlos contra toda institución humana y divina, qué fatal necesidad se llevará a cabo, y en las peores condiciones y proporciones, si los cálculos falsos y los intereses, a las rivalidades ruinosas, para la búsqueda egoísta de ventajas únicas, todos aquellos que no debe ponerse a cubierto, quizás ya demasiado retrasados datos. Tome parte de la, paternidad universal divina, que abarca todas las almas creadas por Dios, por la sangre de un Dios redimido y toda la intención de Dios, la paternidad que muchos y tan sublime limitaciones y obligaciones, además de los de la solidaridad humana, no pueden fallar para expresar una vez más, en esta reunión, su presencia, queridos hijos, hace que todo el solemne y en movimiento, en el sublime sagrado de sus sufrimientos, expresado, por ejemplo, Nuestro dolor paterno, como generalmente durante tantos males y masacres, así más particularmente a tales matanzas entre hermanos, por tantos delitos contra la dignidad y la vida cristiana, por tanto la destrucción del legado más sagrado y precioso de una gran nación y para nosotros individualmente razonable.

    Pero los hechos, que su presencia, queridos hijos, recuerda y da fe, no sólo son impresionantes sucesión de destrucciones y matanzas; también son una escuela seria de la que lecciones pueden anunciar a Europa y el mundo entero. En el mundo ahora todo camino, sedujo y conmocionado por la propaganda subversiva, y en particular a Europa ya tan profundamente molesto y se sacudió con tanta fuerza, los tristes acontecimientos en España dicen e incluso predecir cuándo hasta tales extremos están amenazados los fundamentos de cada fin, de todas las civilizaciones y todas las culturas.

    Es cierto que esta amenaza es más grave y se mantiene más vivo y activo durante más profunda ignorancia y la negación de la verdad, es cierto odio satánico contra Dios y contra la humanidad redimida por él, en la religión y la Iglesia Católica. Este es un punto muchas veces admitidos y, como hemos mencionado, confesado, no es superfluo en absoluto insistir Nos davvantaggio, especialmente teniendo en cuenta la terrible elocuencia de los hechos de España en este sentido.

    No es superfluo sin embargo, convenientes e incluso necesario, y por desgracia para nosotros un deber, que es a la alerta para evitar el peligro con el que los anunciadores de las fuerzas subversivas tratan de dar cabida a cualquier posibilidad de acercamiento y cooperación en el lado católico, distinguiendo entre ideología y la práctica, entre las ideas y la acción, entre el orden económico y moral: la trampa extremadamente peligroso, que se encuentra y se prevé únicamente para engañar y desarmar a Europa y el mundo en favor de programas de odio sin cambios a lo largo de la subversión y la destrucción ellas amenazante.

    También es cierto que con esta revelación renovada y confesión de odio privilegiada en contra de la religión y la Iglesia Católica en los lamentables sucesos en España, que ofrece Europa y el mundo también otra enseñanza, sumamente valiosa y saludable que, para aquellos que no quieren cerrar los ojos a la luz y se pierden. Por lo tanto, ya es seguro y aclarar la evidencia, una confesión, precisamente, de estas fuerzas subversivas que amenazan a todo ya todos, que el único obstáculo real para su trabajo es la doctrina cristiana, que es la práctica habitual de la vida cristiana, como la religión y la Iglesia Católica se enseña y se ordenó.

    Es como decir que es cierto y evidente que, cuando luchamos la Iglesia y la religión católica y su acción beneficiosa sobre el individuo, la familia, a las masas, que luchan en unión con las fuerzas subversivas, las fuerzas subversivas y por el mismo resultado fatal . Es como decir que en los procesos insidiosos o violentas en su caso, con las distinciones ficticias y no sinceros entre la religión católica y la religión política, lo que dificulta dificultades, obstáculos e impedimentos para el pleno desarrollo de la obra y la influencia de la religión y de la Iglesia Católica según el mandato divino que lo acompaña y autoriza la misma medida en que facilita y promueve la influencia deletérea y el trabajo de las fuerzas subversivas. No es la primera vez que hacemos y lo recomendaría a todo el mundo - en especial a todos los responsables - estas consideraciones serias. En un momento tan importante en la historia de Europa y del mundo, que ahora no muy lejos de la declaración suprema, hemos querido aprovechar su presencia para su renovación; ningún testigo autorizada de sus hijos, queridos, ustedes que en sí mismo y ya que es más caro, en su casa, que han experimentado las miserias y males que amenazan a todos.

    Se ha dicho en los últimos días que la religión y la Iglesia Católica han demostrado ser desigual e ineficaz contra esas calamidades y males, y se cree que demostrarlo con el ejemplo de España y no solo en ella.

    Quadra plenamente a este respecto la observación de A. Manzoni " para justificar la Iglesia no es necesario el uso de ejemplos: sólo tiene que buscar en su máximo " [ 11 ].

    La observación es evidente además sólida y profunda.

    Darle una sociedad en la que realmente libre e indiscutible la difusión de la máxima de que la Iglesia Católica y la continua enseñanza de la religión y ordena enérgicamente las leyes y directrices esenciales como Dios quería y Dios controlado y sancionado de acuerdo con la conducta y la dignidad individual , privado y la justicia pública, social y profesional, de la santidad de la familia; el máximo, por ejemplo, el origen y el ejercicio de los poderes sociales y toda superioridad, deificado a la hermandad humana en Cristo y su Cuerpo místico, la Iglesia, en la dignidad del trabajo sublimado hasta la tarea divina de expiación y redención a la espera de immanchevoli recompensas inefables, sobre los deberes de amor mutuo, que sólo regla general, las únicas necesidades de reglas y el bien de los demás fieltro y medido por un amor que no puede tener límites, porque al igual que el amor que Dios mismo tiene la ley; Danos una sociedad en la que tienen influencia y dominio de estas máximas completa e indiscutible, y todos esos otros principios teóricos y prácticos al que se refieren como sus supuestos, sus derivaciones legítimos y aplicaciones necesarias, y nos preguntamos con qué y cómo puede la Iglesia y la religión católica contribuir más y mejor al verdadero bienestar individual, familiar y social. Y cada vez más están proporcionando y la adquisición de toda la buena voluntad de las olas significa ganar de esas máximas y esos principios alrededor de la buena práctica de los cuales contienen el secreto y la fuerza productiva, gracias a la gracia divina, herramientas y vehículos de la misma , la oración, los sacramentos, la vida cristiana. Quedan, es verdad, la terrible posibilidad de abandono, la inercia, la resistencia, la oposición que se refieren a la libertad humana; y cuántas cosas tristes que se encuentran aquí su explicación en cuanto a su origen, no sólo sin la complicidad de la religión y la Iglesia católica, pero en contradicción y oposición completa e incesante a lo que enseñan y esfuerzo en todo lo que pueda para poner en práctica , es decir, en tiempos de vida cristiano.

    Pero hay, y no podemos mencionar por lo menos también a otros orígenes y explicaciones de lo que ha querido atribuido a la insuficiencia e ineficacia de la religión y la Iglesia Católica. ¿Qué puede la Iglesia Católica, excepto el lamento, la protesta y orar, cuando y donde a cada paso se ve frustrado y obstaculizado el ritmo hacia la familia, la juventud, las personas, que son, precisamente, en la habitación que debe recibir el su presencia y su función Madre y Maestra?

    ¿Qué más puede la Iglesia Católica cuando y donde la prensa católica, para la distribución, presentación y defensa de las máximas auténticos cristianos que sólo la Iglesia católica profesa y enseña, conservador de un cristianismo genuino e integral, usted quiere relegado en el templo y en el púlpito cada vez más angustiado y sospecha, mientras que todas las libertades, cada favor o al menos cada tolerancia está reservada para la prensa que parece tener el mandato y la intención de confundir, distorsionar y adulterar los hechos, difundir sospechas y descrédito contra la Iglesia, y las cosas su gente, su máximo y sus instituciones, que predican en lugar cristianismos y religiones recién inventado? Y cuando se impide y paralizado la influencia benéfica y el trabajo de la religión y de la Iglesia Católica por tantos impedimentos que hacen casi imposible la práctica de la vida cristiana y el cumplimiento de los deberes que la Iglesia impone a los alimentos de la vida espiritual interior, en este revoltijo incesante y vertiginoso que hoy en día bodegas y abruma a los jóvenes, y no solo, en todas las cosas externas y materiales; y aún más y peor de esta difusión general de la inmoralidad, que cada día más tiende a romper todas las leyes de retención, que ya parece haber desactivado en tantas almas todo el sentido de la modestia y la dignidad, la conciencia y la responsabilidad de tan grave y los datos continuos y escándalos sufridos. " Miseros populos facit peccatum " [ 12 ]; y sin duda es una responsabilidad muy seria y formidable para aquellos que, por la razón y el alcance de sus funciones, especialmente si pública, no se oponen a todos los recursos y todas las restricciones posibles a tan grandes males.

    Sabemos que, lamentablemente, otros y muchos impedimentos graves en los diversos campos de la vida pública y privada, colectiva e individual, se oponen a la plena efectividad de la acción y la influencia de la religión y la Iglesia Católica.

    Queremos limitarnos a los informes ya realizados y no ritardarvi más de la bendición paterna, apostólica que han llegado a pedir al Padre común de sus almas, al Vicario de Cristo; bendiciendo, queridos hijos, es más deseado y que su padre también quieren impartir la bendición tan ampliamente que se merece. Y como quiera, por lo que queremos y hemos ordenado que se extiende nuestra bendición voz y te dan toda su pasión y hermanos en el exilio, que sería con usted y no puede. Sabemos qué tan extensa es su dispersión; quizás también en esta providencia divina disponible para más de una organización benéfica. Esta Providencia que quería en tantos lugares, por lo que en tantas partes y hasta el momento, con los signos de las cosas tristes que han plagado su y nuestro Cara España y de sí mismo, tomó el testimonio personal y viviente de la unión heroica a la fe ancestral, que cientos y miles (y usted es el glorioso adosado) añaden confesores y mártires a los mártires ya tan gloriosos de la Iglesia de España; apego heroica (sabemos de consuelo indescriptible) también ha dado lugar a reparaciones impresionantes y más devotos y a un vasto y profundo despertar de la piedad y de la vida cristiana, especialmente en la buena gente de España, representado por el anuncio y el comienzo de cosas mejores y días más pacíficos de toda España.

    Para todo este pueblo buenos y fieles, todo esto querida y noble España, que ha sufrido tanto giros y desea obtener nuestra bendición, y cómo va a ir incluso hasta el retorno completo y seguro de la paz serena Nuestra oración diaria.

    Encima de toda consideración política y mundana, nuestra bendición se convierte en una forma especial a los que han dado a la tarea difícil y peligrosa para defender y restaurar los derechos y el honor de Dios y de la religión, es decir, los derechos y la dignidad de la conciencia, la condición primera y la base más sólida de todos los seres humanos y civiles. La tarea, dijo, difícil y peligroso, porque con demasiada facilidad el compromiso y la dificultad de la defensa hacen excesivo y no está completamente justificada, así como no hay intenciones con menos facilidad no es correcto e intereses egoístas o partido para hacerse cargo de barro y alterar toda la moralidad de 'acción y toda responsabilidad. Nuestro corazón paternal no puede olvidar, de hecho, parece más que nunca en el momento y con los sentidos de la paternal más sincero agradecimiento a todos aquellos que, con intenciones puras y sinceras intenciones, trataron de intervenir en nombre de la humanidad. Nuestro agradecimiento no se vea afectada de haber registrado la ineficacia de su noble arcadas.

    Y los demás? ¿qué pasa con todos estos otros, que están bien y son siempre nuestros hijos, aunque en las cosas y las personas que más queridos y sagrados, con actos y métodos extremadamente persecutorii atroces y crueles, y también en nuestra misma persona, como la distancia permitidos, con expresiones y actitudes altamente ofensivos que nos trataron como a un padre no los niños, sino como un enemigo enemigos especialmente odiaban? Nosotros, hijos queridos, divinos preceptos divinos y ejemplos para nosotros y para los que, sin embargo, que pueden parecer demasiado difícil la obediencia y la imitación de los pobres y la naturaleza humana solos y son tan bonito y atractivo para el alma cristiana - sus almas, queridos hijos , - con la gracia de Dios, nunca tenemos y no podemos dudar por un momento en lo que queda por hacer para nosotros y para usted: amar a estos queridos hijos y sus hermanos, los ama de una amor especial hecho de la compasión y la misericordia ; los amo y nada que puedan hacer, orar por ellos; oren para que regrese a su mente la visión serena de la verdad y vuelve a abrir sus corazones el deseo y la búsqueda fraterna para el verdadero bien común; Oro para que volver al Padre que desiderosamente espera de ellos, y será muy alegre celebración de su regreso; oren para que puedan estar con nosotros, cuando en un momento - tenemos plena confianza en Dios bendito gloria en la esperanza de la fiesta de hoy de la Exaltación de la Cruz, " para Crucem ad lucem " - el arco iris de la paz se lanzará en el hermoso cielo de España , con lo que la buena noticia a toda su grande y hermoso país; la paz, por ejemplo, sereno y seguro, consuelo de todos los dolores, la reparación de todos los daños, contentatrice de todas las aspiraciones justas y sabias compatilbili con el bien común, que anuncian un futuro de paz en el orden de honor en la prosperidad.

    Y ahora: " Benedicat Omnipotens vos Deus, Pater, et Filius et Spiritus Sanctus ".

    [ 1 ] Apoc ., VII, 14.

    [ 2 ] Heb ., X, 33.

    [ 3 ] Heb ., XI, 38.

    [ 4 ] Ley ., V, 41.

    [ 5 ] I Petr ., IV, 14.

    [ 6 ] El anuncio Cor ., IV, I.

    [ 7 ] Prov ., XV, 20.

    [ 8 ] Philip ., IV, 1.

    [ 9 ] Es ., 62, 3.

    [ 10 ] A. Manzoni, Observaciones sobre la moral católica , cap. VII, después de la salida.

    [ 11 ] Loc. Cit.

    [ 12 ] Prov. , XIV, 34.


    https://w2.vatican.va/content/pius-x...-presenza.html
    Vainilla dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  9. #9
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,478
    Post Thanks / Like

    Re: España SI es una nación

    Según dice el profesor Javier Paredes, ya en los 60 (cuando estudiaba) el discurso de negación de España era utilizado más o menos disimuladamente en la Universidad; por otra parte, no era nuevo ni mucho menos, pues bebe de la "Leyenda Negra". Intelectualmente es una escombrera apestosa, pero se alimenta tanto de la propaganda como de la ignorancia. El planteamiento fundamental es que antes de 1812 España como nación "no existía"; pero para empezar, el propio significado de "nación" antes de la Revolución Francesa es bien distinto del que había en el Antiguo Régimen, donde significaba simplemente comunidad donde se nace o "lugar de nacimiento" (nationem) siendo la Unidad Política superior el REINO al que pertenecías y el REY al que servías. No había pues pertenecia al ESTADO-NACIÓN en dicho periodo, hasta fecha muy posterior (Westfalia).

    Ya sabemos, que para las ideologías prometeicas (liberalismo, marxismo), todo lo anterior no existe, pero basta una sencilla búsqueda para demostrar que los españoles de antaño consideraban a España como una NACIÓN en el sentido tradicional, y desenmascarar así a los falsarios de la historia:

    El "Tesoro de la Lengua castellana o Española" de Covarrubias es el PRIMER diccionario que tenemos (1611), y en la entrada "nación" encontramos:

    "Del nombre lat natio. it, vale Reyno o provincia extendida, como la NACIÓN ESPAÑOLA".

    Tesoro de la lengua castellana o española - Fondos Digitalizados de la Universidad de Sevilla

    Así pues, en resumen, España es una NACIÓN en el sentido político moderno y revolucionario; pero YA ERA nación en el sentido tradicional del Antiguo Régimen, que es lo que nos interesa.
    Última edición por DOBLE AGUILA; 16/08/2017 a las 22:34
    Valmadian dio el Víctor.

  10. #10
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: España SI es una nación

    Es sabido que la perversión del lenguaje genera realidades nuevas, aunque sean falsas en sí mismas. Si a ello unimos la habitual falacia de la imposición de la opinión en base a una presunta autoridad, más la repetición constante de lo mismo con igual intención, acaba por ser aceptada la falsedad o la mentira. No es nada difícil hacer esto, los años y la experiencia que procuran recursos o habilidades -podemos llamarlos "vicios adquiridos" también-, que se acaban convirtiendo en mañas que se hacen pasar por conocimientos objetivos ante el que ignora, o el que está en una posición desfavorable, es muy propio de ciertas conductas al servicio de las ideologías, cuanto más a la marxista maestra de la manipulación y la mentira.

    Una cátedra no es una posición de ametralladoras desde la que bombardear las mentes de los alumnos que llegan cada nuevo curso. La historia no es una ciencia exacta , sino una disciplina que, a partir de hechos que son incuestionables, admite interpretaciones diversas. Pero será anti-historia y será anti-ciencia, o será pseudo-ciencia, cuando ocultando los hechos y realidades, se convierte en un arma arrojadiza. En estos casos el fracaso siempre está asegurado, pues no hay nada más tozudo que la Historia en sus acontecimientos y protagonistas. Por eso, esa entelequia ilegal llamada "Ley de Memoria Histórica" acabará fracasando, se volverá contra si misma y sus secuaces.

    Pero volviendo al hilo del asunto, es una inutilidad completa mantener ciertas posturas y mentir sobre las sociedades y los aconteceres de las mismas:

    ¿Desde cuándo existe España y la nación española?

    San Isidoro de Sevilla eleva a España a la categoría de Primera Nación de Occidente en su libro «Historia Gothorum»: «De cuantas tierras se extienden desde el Occidente hasta la India, tú eres la más hermosa, oh sagrada y feliz España, madre de príncipes y de pueblos»

    CÉSAR CERVERA -

    12/10/2016 23:17h - Actualizado: 13/10/2016 14:08h.


    «La nación hispana o la Hispania Universa, no supo unirse contra Roma. Defendida por los Pirineos y el mar habría sido inaccesible. Su pueblo fue siempre valioso pero mal jerarquizado», Lucio Anneo Floro, historiador latino.

    Hispania, que procede probablemente de la palabra fenicia «I-span-ya» («Tierra de metales»), fue la denominación que los romanos pusieron a la región romana que ocupaba la totalidad de la Península Ibérica. Como es habitual con los nombres elegidos por los romanos, la delimitación no respondía a la realidad tribal y se trataba de una decisión meramente geográfica. Hoy en día, aquella provincia romana está ocupada por tres entidades políticas distintas, Portugal, España y el Principado de Andorra, cuyas formas actuales costaron siglos de luchas y alianzas.

    El sueño de una Hispania cristiana.

    Si bien la Monarquía visigoda buscó la creación de un único reino en toda la Península Ibérica, los visigodos tuvieron que compartir originariamente el territorio con los suevos, instalados en el noroeste («Galliciense Regnum»), y los bizantinos, que controlaban zonas del sur. Por esta razón, tras unificar la mayor parte del territorio de la España peninsular a fines del s. VI, el rey Leovigildo solo pudo proclamarse monarca de «Gallaecia, Hispania y Narbonensis».

    Pero no desistieron los visigodos en su empeño de crear conciencia de una única monarquía cristiana, como bien recogen las obras históricas del arzobispo San Isidoro de Sevilla. Este clérigo hijo de padre hispanorromano y de madre goda eleva a España a la categoría de Primera Nación de Occidente en su libro «Historia Gothorum»: «De cuantas tierras se extienden desde el Occidente hasta la India, tú eres la más hermosa, oh sagrada y feliz España, madre de príncipes y de pueblos».

    El texto de San Isidoro de Sevilla se convirtió en lectura obligatoria para todos los príncipes cristianos que habitaron la península durante la Edad Media. Era el viejo sueño aparcado.

    Esa idea de una única entidad «hispana» pervivió en la mitología e imaginario de los escasos núcleos donde la invasión árabe no consiguió penetrar. Pocos años después de la batalla de Guadalete, en el 711, nada quedaba del Reino Visigodo, salvo pequeños reductos liderados por nobles norteños. A partir de este punto, la denominación de España se entendía, según el bando, como los reinos cristianos o como la zona musulmana. Por ejemplo, en tiempos del rey Mauregato de Asturias fue compuesto el himno «O Dei Verbum» en el que se califica al apóstol Santiago, patrón de la España cristiana, como «dorada cabeza refulgente de “Ispaniae”».

    Unión de reinos con los Reyes Católicos

    Los reinos medievales eran estructuras débiles y poco unificadas. No fue hasta el comienzo de la Edad Moderna, con la reducción del poder de la nobleza y el clero, cuando surgieron los embriones de los estados modernos por toda Europa. El intento español corrió a cargo de los Reyes Católicos, Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, que unificaron las dos coronas más poderosas de la península en 1469 y cuyos descendientes heredaron una algarabía de reinos ibéricos, también Navarra y Granada, que se conocían, entre otras denominaciones, como «las Españas». El Descubrimiento de América y la Conquista de Granada, ambos hechos acontecidos en 1492, están considerados simbólicamente como el origen de la España moderna.

    Sin embargo, en opinión de muchos historiadores la unión dinástica no es un hecho suficiente para hablar de una única entidad política porque ni siquiera existía una integración jurídica. Los Reyes Católicos unificaron la política exterior, la hacienda real y el ejército, pero lo hicieron respetando los fueros y privilegios de cada uno de sus reinos.


    «A mediados del siglo XV, en la Península Ibérica no quedaban más que cuatro reinos cristianos: Portugal, Castilla, Aragón y Navarra. Los cuatro se consideraban originales, distintos, pero hermanos: todos eran españoles. A pesar de las diferencias políticas, existía una solidaridad indudable, compartían la idea de reconstituir la unidad política perdida. Los enlaces matrimoniales estaban destinados a recuperar la unidad peninsular y la boda de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, en 1469, puso los cimientos de ese proceso», argumenta en sus estudios el hispanista Joseph Pérez, quien no duda, sin embargo, en otorgar una configuración, identidad y conciencia de España a partir de la unión dinástica.


    De una forma u otra, la palabra España perdió su significado meramente geográfico con la unión dinástica. Aunque todavía no se puede hablar de solo un reino, la dinastía de los Habsburgo utilizó entonces la designación de Rey de España para hacer referencia a sus posesiones en la Península Ibérica. Así, Felipe II es denominado desde su nacimiento Príncipe de España.

    Los castellanos suponían el 80% de la población y ocupaba tres cuartas partes del territorio peninsular.

    A raíz de esta unión dinástica y de estas nuevas titulaciones comenzaron a surgir voces críticas contra la preeminencia de Castilla sobre el resto de reinos que formaban España. Los historiadores catalanes han acusado tradicionalmente a Castilla de apropiarse de la identidad española. Las razones son evidentes. Los castellanos suponían el 80% de la población y ocupaba tres cuartas partes del territorio peninsular en el momento de la unión dinástica. No es de extrañar, por tanto, que el timón de esta nueva entidad tuviera protagonismo castellano, así como que los escritores castellanos de la época no hicieran distinción entre castellanos y españoles.

    El historiador Henry Kamen, en su libro «España y Cataluña: Historia de una pasión», recuerda que no se trata de un fenómeno aislado puesto que «en otros países de Europa los regentes políticos del centro territorial, económico o político han tendido siempre a identificarse como el verdadero estado y despreciar a las zonas periféricas».


    De monarquías-Estado a Estado-nación.

    Con la llegada de la dinastía de los Borbones, Felipe V se puso al frente por primera vez del «Reino de España». Hasta entonces no había existido ese término. Pero una cosa es la fundación del reino, y otra la de un estado-nación español tal y como lo entendemos hoy en día. Aquel fue un proceso mucho más lento, que exigió dos siglos de un intenso intercambio cultural y comercial entre las regiones españolas.


    La mayoría de historiadores apuntan a la Guerra de Independencia, en concreto a la Constitución de Cádiz de 1812, como el nacimiento de la idea de España como nación. En plena invasión napoleónica, la promulgación de una constitución de corte liberal dejó recogido en su artículo 1 a la «Nación española» como «la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios». El resto del convulso siglo XIX dio forma –con la pérdida de las colonias, las Guerras Carlistas y las sucesivas crisis políticas– al concepto de nación española que tenemos en la actualidad.

    Este proceso fue similar en el resto de Europa, donde la caída del Antiguo Régimen sustituyó a los Estado-imperio, ciudades-Estado y monarquías-Estado por los Estado-nación. El cambio de paradigma queda retratado en cómo las sucesivas ediciones del Diccionario de la lengua española modifican radicalmente el concepto de «nación». En 1780, era «la colección de habitantes de alguna provincia, país o reino»; mientras que un siglo después, en 1881, era «el estado o cuerpo político que reconoce a un centro común supremo de gobierno».

    Este proceso de crear una identidad nacional tuvo un enorme éxito en sus orígenes en la mayoría de territorios españoles, sobre todo en los más industrializados, véase Cataluña y el País Vasco, pero sufrió varias anomalías en su fase intermedia. El enclenque desarrollo de la red ferroviaria, de la escuela (un gran factor de cohesión) y la mala salud del ejército a finales del siglo XIX terminaron manifestando el descontento de algunos sectores dirigentes frente a ese estado nación español. En Cataluña, los industriales textiles perdieron mucho volumen de negocio con la caída de las últimas colonias y decidieron hacer una apuesta hacia otros proyectos de nación. Ese es el origen delos nacionalismos excluyentes periféricos, que no del independentismo, siempre marginal acaso hasta fechas recientes.



    ¿Desde cuándo existe España y la nación española?
    Alejandro Farnesio dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  11. #11
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: España SI es una nación

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    "Santomas 6 de mayo de 1797

    Puerto Rico ha sido sitiado por los ingleses por espacio de tres semanas con seis mil hombres y varios Navíos, pero la defensa hace honor a la Nación Española, al Gobernador de aquella Plaza, su tropa, y sus habitantes, que todos han obrado con el mayor valor. Los ingleses han sido rechazados con pérdida de mucha gente."

    Carta que escribió el Capitán General de Venezuela, Pedro Carbonel, al Príncipe de La Paz, dando cuenta sobre los Sucesos de Puerto Rico, 29 de Mayo de 1797, cortesía de PARES.


    Esto deja claro que el concepto nacional español, que abarcaba no sólo las Españas Europeas, sino también las Ultramarinas, venía usándose desde mucho tiempo antes que Cádiz.
    Última edición por Michael; 18/08/2017 a las 05:03
    Alejandro Farnesio dio el Víctor.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. La Nación y el Estado
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 30/05/2012, 20:07
  2. Nación
    Por Mefistofeles en el foro Tertúlia
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 16/10/2011, 19:30
  3. Patria, Nación y Estado en España en la Edad Media y su evolución:
    Por Ennego Ximenis en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 02/07/2011, 17:38
  4. Respuestas: 48
    Último mensaje: 28/01/2006, 21:39
  5. catolicismo - nacion(es)
    Por LoGasKoï en el foro Tertúlia
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 19/05/2005, 14:29

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •