Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3

Tema: El sindicato socialista UGT, históricamente al servicio de la revolución

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea A.KARL.N
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,417
    Post Thanks / Like

    El sindicato socialista UGT, históricamente al servicio de la revolución

    Panorama de actuación histórica del sindicato socialista UGT, con opiniones de personajes cualificados

    POR LA UGT A LA III REPÚBLICA

    Pequeña historia

    La UGT fue fundada en Barcelona, en 1882 por Pablo Iglesias. La historia de la UGT es un fracaso continuado en orden a las reivindicaciones obreras; pero, eso sí, un éxito extraordinario en lo que significa derrumbamiento de la Monarquía liberal de la Restauración y en el callejón sin salida de los obreros en la II República, hasta convertirla al sovietismo ruso. Es memorable en el proceso de la UGT la huelga general de 1917, cuya finalidad era terminar con la neutralidad española y lograr que nuestra nación participara en la primera guerra mundial al servicio de los aliados.

    Perenne monumento de ceguera de las instituciones que son infieles a sus fundamentos doctrinales y juramentos sagrados, lo fue el fatal error de Primo de Rivera, al admitir la hipócrita y mortal colaboración de los socialistas. Largo Caballero, Núñez Tomás, Cabello Toral, Pérez Infante, Trifón Gómez, bloquearon totalmente el Ministerio de Trabajo, aupados con sueldos y dietas, y conspirando con toda impunidad. Todo esto dirigido por la masonería, que dominaba, como siempre, a los principales líderes del socialismo. Después los socialistas se gloriaron de la ingenuidad suicida de la Dictadura, dado su republicanismo marxista, al que sirvieron desde la “legalidad”.

    De lo que fue la actuación socialista durante la República, Salvador de Madariaga –una de las momias del liberalismo, dicho sea con todos los respetos- lo detectó bien en su obra «España». Madariaga comprueba cómo el socialismo español estaba inclinado totalmente al comunismo. Nos dice:
    No todos los caudillos socialistas eran capaces de resistir los temores que esta situación les inspiraba… Francisco Largo Caballero perdió la cabeza y evolucionó rápidamente hacia una actitud de extrema rebeldía, en su deseo de anticiparse a los comunistas… El alzamiento de 1934 es imperdonable. La decisión presidencial de llamar al poder a la CEDA era inatacable, inevitable y hasta debida desde hacía ya tiempo. El argumento de que el señor Gil Robles intentaba destruir la Constitución para instaurar el fascismo era a la vez hipócrita y falso. Hipócrita porque todo el mundo sabía que los socialistas de Largo Caballero estaban arrastrando a los demás a una rebelión contra la Constitución de 1931, sin consideración alguna para lo que se proponía o no Gil Robles; y, por otra parte, a la vista está que el presidente Companys y la Generalitat entera violaron también la Constitución. ¿Con qué fe vamos a aceptar como heroicos defensores de la República de 1931 contra sus enemigos más o menos ilusorios de la derecha a aquellos mismos que para defenderla la destruían?”

    Y no hagamos recuento de los muertos, de los crímenes monstruosos, de las destrucciones que causaron los socialistas en Asturias en aquellos sucesos de octubre de 1934. Madariaga concluye razonablemente:
    Con la rebelión de 1934, la izquierda española perdió hasta la sombra de autoridad moral para condenar la rebelión de 1936”.

    Y esto para que en 1976, en la capital de España, con puños cerrados en alto y vociferando la letra aberrante de la “Internacional”, nos prometan la pronta revancha.

    Socialismo: miseria, odio y dictadura

    Pasma constatar que el socialismo español, que se puede ufanar de haber desmontado… la Monarquía de la Restauración… fuera tan visceralmente estéril para lograr conquistas sociales. En la Previsión Social, antes de 1936, solamente existían el Retiro Obrero Obligatorio, el Seguro de Accidentes de Trabajo y el Seguro de Maternidad. Los Jurados Mixtos obtenían éxito según el partido que gobernaba. El paro obrero alcanzó cifras alucinantes. Y esto a pesar que durante la segunda República los ministros socialistas fueron prácticamente los amos del cotarro. Su reforma agraria fue un fracaso estruendoso para los campesinos y la agricultura.

    Fue gracias a Franco cuando en España, con el Fuero del Trabajo y una legislación laboral ejemplar, se puso en marcha el Seguro de Enfermedad, remozándose los balbucientes intentos anteriores sobre vejez, invalidez, maternidad y accidentes de trabajo, enriqueciéndose todo ello con el régimen de subsidios familiares, beneficios a familias numerosas, plus de cargas familiares, premios a la natalidad, préstamos a la nupcialidad, escuelas de orientación y formación profesional, becas para estudios universitarios, la obra inmensa de los Montepíos Laborales, de las Universidades Laborales y de un desarrollo social y económico nunca conocido en la historia de España.

    En la España de la República y de los socialistas, desde 1934 a 1936, cada año aumentaban por 100.000 el número de obreros parados. Con Franco, desde 1940 a 1943, cada año fueron disminuyendo 100.000 obreros sin trabajo. Con Franco, España conoció una política de electrificación, de industrialización, de construcción de viviendas y el aumento fabuloso de su riqueza en todas sus variantes, cultura y economía, con un crecimiento de la renta nacional que aniquila para siempre todas las pretensiones del socialismo, sólo capaz de posturas contradictorias con los verdaderos intereses de la economía y de los trabajadores.

    Termina en comunismo

    Y es que el socialismo español –el socialismo de la UGT- termina fatídicamente al servicio del comunismo. En el órgano de la Juventud Socialista, «Renovación», del 9 de mayo de 1936, se podía leer:
    En conclusión, nosotros creemos que la línea política de la Federación de Juventudes Socialistas, en este momento, no sólo en el seno de la masa trabajadora, sino en el seno del propio Partido Socialista, para colaborar al planteamiento de los problemas políticos por la izquierda, debe comprender estos fundamentales objetivos: la creación del partido bolchevique, con la fusión de los partidos Socialista depurado y el Partido Comunista; la creación de una sola central sindical, mediante la fusión de la CNT y UGT; el incremento de las alianzas obreras y campesinas en su primera etapa, órganos de impulsión de la revolución democrática con los bloques populares, y en su segunda etapa, como órgano de la revolución socialista a través de los cuales dirige el partido proletario esta revolución”.

    Los hombres del socialismo son conocidos: Largo Caballero, masón e instrumento dócil de la URSS, hasta que llegó el momento en que no fue útil; Indalecio Prieto, al servicio del masón millonario Echevarrieta, haciéndose dueño de «El Liberal», de Bilbao; Álvarez del Vayo y Juan Negrín, los nefandos hombres de Rusia durante la revolución comunista. No nos lo inventamos. En una carta de Jesús Hernández, autor del libro «Yo, ministro de Stalin en España», comunista fanático, se afirma:
    He visto a Rosenberg –embajador de la URSS en Madrid- entrar en la Presidencia como si entrase el auténtico jefe del Estado. Caballero le recibe a cualquier hora y en general siempre atiende sus ‘consejos’, tanto políticos como militares. No se hace operación militar alguna que no lleve el visto bueno de los ‘tovarich’. Caballero ha situado a nuestros compañeros de partido en los principales puestos de mando en el Ejército, y los comisarios en su mayoría son comunistas. Las Brigadas Internacionales las manejamos prácticamente nosotros sin control alguno. La Policía, ya lo ves, hace lo que a ellos les da la gana”.

    Los socialistas fueron los que entregaron el oro de España a Rusia. Ya en septiembre de 1936, el Gobierno socialista había concentrado en Cartagena 225.000 kilos de oro en barras y monedas del Banco de España, que el 20 de septiembre fueron enviados a la URSS. En total, se robó a España 700.000 kilos de oro, que desembarcaron en Odesa, sin que hasta ahora se nos haya restituido. En el libro «la mano de Stalin en España», escrito por el general jefe del Servicio Secreto militar soviético en Europa Occidental, se detalla esta operación denigrante de los apátridas socialistas y republicanos nacidos en España que no españoles de verdad. Y Prieto lo confiesa en su libro «Entresijos de la guerra de España».

    Más testimonios socialistas

    …Manifestaba Largo Caballero:
    Soy socialista marxista y, por lo tanto, revolucionario. El comunismo es la evolución natural del socialismo, su última y definitiva etapa. El triunfo será nuestro. No hay hoy en España un solo oficial del Ejército que se atreva a salir a la calle para desenvainar la espada e imponer un régimen de dictadura militar... La reacción sería tremenda y aplastante, porque hoy, en España, las masas están organizadas, aglutinadas, de manera que es difícil, casi imposible, incluso en un régimen de fuerte autoridad mantenida y asegurada por el Ejército, destrozarlas e impedirles manifestarse. Si ganan las derechas, tendremos que ir a la guerra civil…". (Largo Caballero. Mitin en Alicante. 27 de enero de 1936.)

    Honradamente, Julián Besteiro, con todo su socialismo, tuvo que confesar:
    Estamos derrotados por nuestras culpas (claro que hacer mías estas culpas es pura retórica). Estamos derrotados nacionalmente por habernos dejado arrastrar a la línea bolchevique, que es la aberración política más grande que han conocido, quizá, los siglos. La política internacional rusa, en manos de Stalin, y tal vez como reacción contra su estado de fracaso interior, se ha convertido en un crimen monstruoso que supera en mucho a las macabras concepciones de Dostoievski y de Tolstoi («Los hermanos Karamazov» y «El poder de las tinieblas»). La reacción a este error de la República de dejarse arrastrar a la línea bolchevique la representaban genuinamente, sean cuales sean sus defectos, los nacionalistas, que se han batido en la gran cruzada anti-Komintern… Para construir la personalidad española de mañana, la España nacional vencedora habrá de contar con la experiencia de los que han sufrido los errores de la República bolchevizada o se expone a perderse por caminos extraviados que no conducen más que al fracaso. La masa republicana útil no puede pedir sin indignificarse una participación en el botín. Pero sí puede y debe pedir un puesto en el frente de trabajo constructivo”. (Declaración de Julián Besteiro ante el Tribunal que le juzgó).
    ...

    La UGT y el socialismo por la Tercera República

    Desde siempre el socialismo español y la UGT han sido republicanos. En los años entre 1939 y 1976 no han recatado su lucha para implantar en España la III República, que definitivamente nos entregaría al comunismo. En la hoja «PSOE», de marzo de 1962, publicada en Méjico, se lee:
    El PSOE sigue siendo un partido republicano. Jamás ha renunciado ni renuncia hoy a la forma republicana de gobierno”.

    En París, en febrero de 1957, en documento firmado por todos los partidos rojos encabezados por Rodolfo Llopis, afirman:
    La solución nacional pacífica… consiste en crear una situación transitoria a la caída del Régimen actual, sin signo institucional definido, es decir, que no sea monárquica ni republicana”.

    En el VIII Congreso del PSOE, celebrado en agosto de 1961 en Puteaux (Francia), los socialistas se niegan incluso a aceptar una Monarquía personificada en don Juan de Borbón y Battenberg, al que ridiculizan de lo lindo… No nos lo inventamos. En el apartado 10 de esa declaración socialista, se dice literalmente:
    Reconocemos que la Monarquía constitucional honradamente ejercida, representaría considerable ventaja sobre el oprobioso franquismo, pero siendo los socialistas genuinamente republicanos, no nos podemos implicar… en manejos para implantarla, acatándola únicamente si nuestro pueblo optara por ella. No debemos determinar a priori desde el destierro cuál sería nuestro proceder hacia ella. Su índole constitucional le impondría la obligación de restablecer inmediatamente las libertades de palabra, reunión y asociación, así como la devolución de todos los bienes secuestrados por la dictadura… lo que nos permitiría rescatar nuestras Casas del Pueblo, imprentas y periódicos y… convocar con máxima rapidez un Congreso nacional, donde se determinaría la línea de conducta acerca del régimen y si participaríamos o no en el Parlamento que todo sistema constitucional debe reunir”.

    La monarquía, amenazada

    Aunque se rían los listísimos centristas, la Monarquía española, la Monarquía del rey don Juan Carlos, está amenazada públicamente por la existencia, funcionamiento y apertura a la UGT y a otras confabulaciones consentidas y acariciadas. Es muy propio de los centristas reírse de las predicciones del sentido común más elemental…

    Jaime TARRAGÓ

    (Revista FUERZA NUEVA, nº 487, 8-May-1976)
    Última edición por ALACRAN; 23/01/2020 a las 19:17
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea A.KARL.N
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,417
    Post Thanks / Like

    Re: El sindicato socialista UGT, históricamente al servicio de la revolución

    La todavía ilegal UGT regresaba a España en 1976, bajo el gobierno Arias, con el visto bueno de Fraga Iribarne, entonces ministro de la Gobernación.


    Revista
    FUERZA NUEVA, nº 487, 8-May-1976


    POR LA UGT A LA III REPÚBLICA

    Durante la Semana Santa, en el restaurante Biarritz de Madrid, se ha reunido la UGT con todas las garantías de la propaganda oficial en TVE, en la prensa, en las revistas gráficas, con injerencia de Gobiernos y partidos políticos extranjeros en los problemas interiores de España. Y, además, con la aportación de millones y millones de coronas y dinero de las organizaciones más enemigas del Estado español. El vergonzoso, intolerable, antinacional, anticonstitucional XXX Congreso de la UGT, la sindical de la ineficacia y de la entrega de España, es como un canal directísimo para el control de la URSS, de la que sólo nos salvamos por la Cruzada y por Franco.

    La UGT de los grandes crímenes: la checa de García Atadell, asesinando a mansalva; la checa de “Los Linces de la República”, y la de la calle del marqués de Riscal nº 1; de la Agrupación Socialista Madrileña, en la calle de Fuencarral, 103; las del Consejillo del Distrito de Buenavista, y tantas y tantas otras, se han revalorizado al tolerar que sus herederos naturales e irrenunciables, orgullosos de su pasado de sangre y lodo, se hayan reunido en Madrid… con puños cerrados en alto y vociferando la letra aberrante de la “Internacional”, y nos prometan la pronta revancha.

    Y no hagamos recuento de los muertos, de los crímenes monstruosos, de las destrucciones que causaron los socialistas en Asturias en aquellos sucesos de octubre de 1934. Madariaga concluye razonablemente: “Con la rebelión de 1934, la izquierda española perdió hasta la sombra de autoridad moral para condenar la rebelión de 1936”.

    Desde siempre el socialismo español y la UGT han sido republicanos. En los años entre 1939 y 1976 no han recatado su lucha para implantar en España la III República, que definitivamente nos entregaría al comunismo. En la hoja «PSOE», de marzo de 1962, publicada en Méjico, se lee: “El PSOE sigue siendo un partido republicano. Jamás ha renunciado ni renuncia hoy a la forma republicana de gobierno”.

    Esto es lo que ha buscado el Congreso de la UGT, “ilegal”, pero con TVE, prensa, radio y la burguesía española prestándole las primeras páginas de sus periódicos y revistas. El programa socialista es derribar la Monarquía…

    Jaime Tarragó
    Última edición por ALACRAN; Hace 4 semanas a las 18:43
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  3. #3
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea A.KARL.N
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,417
    Post Thanks / Like

    Re: El sindicato socialista UGT, históricamente al servicio de la revolución

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    … Dos páginas sucias de Pablo Iglesias Posse, fundador del PSOE y de UGT:

    Pablo Iglesias (fundador del PSOE): dos páginas sucias

    Sobre la figura de Pablo Iglesias Posse, fetiche del socialismo español, Mariano Pérez Terol recordó recientemente, cómo:
    Pablo Iglesias, intransigente enemigo del régimen monárquico, en la prensa, en el mitin y hasta en el Parlamento, había hecho la apología del atentado personal para impedir el retorno de Antonio Maura al poder. El 7 de julio de 1910, en medio de un formidable escándalo, profería, en el Congreso de los Diputados, una vez más, la siniestra instigación, y el día 22 siguiente, un exaltado ejecutaba la amenaza, disparando tres tiros de pistola contra Maura, de los que dos le hirieron, cuando descendía del tren, a su paso por Barcelona… después del trienio 1907-1909, que Cambó calificara como “el intento más serio y más honrado de una renovación de la vida pública”.

    Y un publicista como Pablo Vila San-Juan, también reseñaba este juicio suyo, fruto del conocimiento personal con Pablo Iglesias Posse.
    Señala “dos momentos turbios” en su vida, con estas palabras:

    “Uno, cuando en relación con el atentado a los Reyes en la calle Mayor el día de su boda fue procesado por supuesto encubrimiento del lanzador de la bomba, Mateo Morral.
    Y otro –éste es en mi concepto mucho más grave y denigrante- cuando desde su escaño del Congreso proclamó el derecho al atentado personal con motivo de una campaña contra don Antonio Maura a raíz de la Semana Trágica de Barcelona (1909). Ni cuando habló conmigo, ni ahora, acabo de explicarme cómo aquel anciano exteriormente venerable, que saturaba sus palabras de amor universal, pudiese escribir en el libro de su vida esas dos páginas sucias”.

    Jaime Tarragó
    Revista FUERZA NUEVA, nº 487, 8-May-1976
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Revolución y Contra-Revolución (Plinio Correa de Oliveira)
    Por Capellan_ en el foro Cultura general
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 10/07/2013, 01:56
  2. El Sindicato Unificado de Policía y la visita del Papa
    Por Mefistofeles en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 02/07/2011, 13:39
  3. Históricamente incorrecto
    Por Mefistofeles en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 03/02/2010, 04:28
  4. Porque nao sou socialista 100 razoes para nao ser socialista
    Por mazadelizana en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 06/09/2009, 23:49
  5. ¿Es Comisiones Obreras un sindicato xenófobo?
    Por Miquelet Chaira en el foro Inmigración
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 07/07/2007, 01:42

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •