Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Inventos y contribuciones científicas de España a la humanidad

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,307
    Post Thanks / Like

    Inventos y contribuciones científicas de España a la humanidad

    Inventos y contribuciones científicas de España a la humanidad






    España fue pionera en cosmografia.

    La cosmografía es la ciencia que describe las características del
    universo en forma de mapas, El término cosmografía aparece en la obra de Claudio Ptolomeo (siglo II d. C.) combina los elementos de la geografía y la astronomía. En el siglo XVI se utiliza en España para designar a la escuela creada por la Casa de Contratación de Sevilla, para englobar todas las materias relacionadas con la navegación transatlántica, en la que era imprescindible la preparación matemática y conocimientos de Astronomía. Previamente, la acumulación de saber cosmográfico en el suroeste de Europa había sido muy importante desde los siglos finales de la Edad Media, fundamentalmente en los reinos cristianos peninsulares que, además de contar con selectas colonias de comerciantes italianos (sobre todo genoveses) y experimentar la navegación atlántica hasta los puertos flamencos, se extienden hacia el sur a costa de los musulmanes: tanto Portugal (Enrique el Navegante y la escuela de Sagres) como la Corona de Aragón (portulanos mallorquines), y Castilla que es la que culmina el Descubrimiento de América. El primer mapamundi donde aparece America
    Juan de la Cosa (a veces Juan el Vizcaíno) (Santoña, actual Cantabria (España), ¿1450 o 1460? - Turbaco, Colombia, diciembre de 1509) fue un navegante y cartógrafoespañol, conocido por haber diseñado el primer mapa del mundo que mostraba los territorios descubiertos en América durante el siglo XV.
    En junio de 1500 regresó a Cádiz y elaboró para los Reyes Católicos el primer Mapamundi en el que aparece el continente americano, obra fechada en ese mismo año, en El Puerto de Santa María. Esta pintada sobre un pergamino junto con dos pieles unidas, y es un rectángulo irregular de 96 cm de ancho y 183 cm de largo; el mapa fue hecho de manera vertical, es decir que el Occidente corresponde la parte superior del mapa y el Oriente como la parte inferior, el norte se sitúa a la derecha y el sur a la izquierda. En la parte superior aparece una efigie de San Cristóbal, aunque puede ser un retrato del mismo Colón, situado a poniente de las Antillas y aparece una inscripción que dice: Juan de la Cosa la fizo en el Puerto de S. Mª en año de 1500.
    Mas informacion
    Expedicion botanica de Jose Celestino Mutis

    José Celestino Mutis y Bosio (Cádiz, 6 de abril de 1732 - Bogotá, 11 de septiembre de 1808) fue un botánico y matemáticoespañol.
    Hacia 1763 Mutis propuso al rey de España realizar una expedición botánica con el fin de estudiar la fauna y flora americanas. Tuvo que esperar 20 años para conseguirlo, y así emprendió lo que se ha llamado el "redescubrimiento". Realizó tres expediciones botánicas.
    En 1772 Mutis obtuvo las órdenes sacerdotales.
    En 1783, bajo la dirección de Mutis, se inició la Real Expedición Botánica al Nuevo Reino de Granada; la exploración cubrió unos 8000 kilómetros cuadrados, utilizando como eje el río Magdalena.
    En marzo de 1762, durante la inauguración de la cátedra de Matemáticas del Colegio del Rosario, expuso los principios del sistema de Copérnico, de la ciencia moderna y del método experimental lo cual le valió un enfrentamiento con la iglesia. En 1774 tuvo que defender ante la Santa Inquisición, la conveniencia de la enseñanza de los principios Copernicanos, así como de la física y matemática modernas, inspiradas en Isaac Newton, y de la "filosofía natural".
    Mutis adquiriría un gran renombre en los círculos científicos europeos. Mantenía constante correspondencia con los principales científicos europeos y españoles, entre los que destaca Carlos Linneo al que envió materiales botánicos, y Alexander von Humboldt, que le visitó durante su viaje expedicionario por América.
    Mutis murió a los 76 años de edad, víctima de apoplejía en Santa Fe de Bogotá el día 11 de septiembre de 1808. Tras la muerte de Mutis su sobrino, Sinforoso Mutis Consuegra, hijo de su hermano Manuel, se hizo cargo de la Expedición Botánica. En 1818, con el levantamiento independista, los materiales de la expedición, herbario, manuscritos y dibujos, se llevaron a España y actualmente se conservan en el Real Jardín Botánico de Madrid. Lo más destacado son sus más de 6.000 dibujos botánicos de flora colombiana que forman parte del patrimonio nacional.
    La familia Mutis tuvo amplia descendencia en Colombia.
    Como curiosidad personal quiero añadir esta.
    La lingüística: estudió las lenguas indígenas de su entorno y, entre sus actividades, estuvo la elaboración de una serie de vocabularios elementales (100 palabras de cada idioma indígena) por encargo del rey Carlos III. El rey respondía a la demanda de la zarina Catalina la Grande que le había pedido vocabularios de las lenguas habladas en todos sus reinos, para hacer un monumental Diccionario de todas las lenguas del mundo. (Como anécdota: dicho Diccionario se publicó, pero los compiladores tuvieron la malhadada idea de hacerlo por orden alfabético, por lo que resulta imposible consultarlo.)
    Esto viene a comprobar tanto en Mutis como en otros hombres y mujeres de su tiempo la defensa de los indijenas, y de la lengua por parte del reino de España.
    Mas informacion
    Expedicion Malaspina (botánica, zoología, geología)

    En septiembre de 1788,
    Alejandro Malaspina, junto con su colega José de Bustamante y Guerra, propone al gobierno español la organización de una expedición político-científica, con el fin de visitar casi todas las posesiones españolas en América y Asia. Este viaje se conocería como expedición Malaspina.
    Los propósitos de la expedición serían los siguientes: incrementar el conocimiento sobre ciencias naturales (botánica, zoología, geología), realizar observaciones astronómicas y "construir cartas hidrográficas para las regiones más remotas de América".
    La expedición levantó mapas, compuso catálogos minerales y de flora y realizó otras investigaciones científicas. Pero no abordó simplemente cuestiones relativas a la geografía o a la historia natural. En cada escala, los miembros de la expedición establecen inmediato contacto con las autoridades locales y eventuales científicos para ampliar las tareas de investigación.
    El objetivo de Malaspina era realmente ambicioso. Aspiraba a dibujar un cuadro razonado y coherente de los dominios de la monarquía española. Para ello, no sólo contaba con los trabajos de sus colaboradores, sino que también investigó en los materiales de los principales archivos y fondos de la América española. A través de sus diarios y escritos, tuvieron cabida los distintos aspectos de la realidad del imperio, desde la minería y las virtudes medicinales de las plantas hasta la cultura, y desde la población de la Patagonia hasta el comercio filipino. De esta forma culmina, siguiendo los principios de la Ilustración, la experiencia descubridora y científica de tres siglos de conocimiento del Nuevo Mundo y la tradición hispana de relaciones geográficas y cuestionarios de Indias. Y lo hacen bajo una fórmula característica del período pues, imbuido del credo cientifista y naturalista de la Ilustración, lo que hizo Malaspina en realidad fue componer una verdadera física de la Monarquía.
    A su regreso, la expedición Malaspina había acumulado una cantidad ingente de material: la colección de especies botánicas y minerales, así como observaciones científicas (llegaron a trazar setenta nuevas cartas náuticas) y dibujos, croquis, bocetos y pinturas, era impresionante y, sin duda, la mayor que habrían de reunir en un solo viaje navegantes españoles en toda su historia.
    Antonio de Ulloa
    Antonio de Ulloa y de la Torre (Sevilla, 12 de enero de 1716 - Isla de León, 3 de julio de 1795) fue un científico, militar y escritorespañol.
    En 1735 fue comisionado, con el grado de teniente de fragata, a la expedición francesa que midió un arco de meridiano en las proximidades de Quito. Junto a Jorge Juan, también miembro de la expedición, fue el descubridor del platino en el Chocó (Colombia) y participó en la revisión de las defensas de los puertos de El Callao y de la costa chilena.
    Fue el fundador del Museo de Ciencias Naturales de Madrid, el Observatorio Astronómico de Cádiz y el primer laboratorio de metalurgia del país; y miembro de la Real Academia sueca, la Academia de Berlín y correspondiente de la Real Academia de Ciencias de París. Fue también comendador de Ocaña en la Orden de Santiago.
    Ulloa aprovechó su estancia en la Isla de Cuba en la elaboración de un informe sobre el funcionamiento de las comunicaciones postales entre España y el Perú a raíz de la creación de la empresa estatal de los Correos Marítimos. En su Modo de facilitar los Correos de España con el Reyno del Perú elaborado en 1765, no sólo se ponía de manifiesto la inviabilidad de la ruta existente, sino que también ofrecía una posible alternativa al respecto. Por aquel entonces, la correspondencia para América se enviaba desde La Coruña a La Habana, para su posterior reparto por todo el continente. Este trabajo nos describe a la perfección las dificultades por las que atravesaba la distribución del correo por la América meridional, problemas que se solventaron cuando en 1767 una nueva línea postal quedase inaugurada entre La Coruña y Buenos Aires.
    Mas informacion
    Félix de Azara

    Félix de Azara fue un militar, ingeniero, explorador, cartógrafo, antropólogo, humanista y
    naturalistaespañol, nacido el 18 de mayo de 1742 en Barbuñales (Provincia de Huesca) y muerto en 1821.
    La abreviatura Azara se emplea para indicar a Félix de Azara como autoridad en la descripción y clasificación científica de los vegetales.España y Portugal, por el Tratado de Madrid, fijaban las fronteras de sus posesiones en América del Sur. Se eligió a Azara para formar parte de los comisarios encargados de delimitar con precisión las fronteras españolas. Parte hacia Sudamérica en 1781 para una misión de algunos meses y se quedará durante 20 años.
    En sus viajes, y casi por aburrimiento, tomó interés en los animales de las zonas que visitaba. Así, a pesar saberse ignorante sobre el tema y creer que antes que él ya lo habrían hecho los viajeros y naturalistas de América, decidió apuntar sus observaciones y esperar a acabar sus otras obligaciones para publicar los materiales. Azara describió 448 especies, de las cuales la mitad eran nuevas.
    Finalmente fue llamado de vuelta a España en 1801 al cabo de 20 años de privaciones, sufrimientos y después de haber sobrevivido a diversos peligros, desde ataques de indios hasta serpientes venenosas.
    No aportó animales disecados, sino únicamente sus manuscritos sobre los mamíferos y reptiles del Paraguay y Río de la Plata (Essais sur l´histoire naturelle des Quadrupèdes, Paris, 1801, y la versión española: Apuntamientos sobre la historia natural de los quadrúpedos del Paraguay y Río de la Plata, Madrid, 1802), los Apuntamientos para la historia natural de las Paxaros del Paraguay y Rio de la Plata (tres volúmenes, Madrid, 1802-1805). Haciendo prueba de gran generosidad, el mismo Sonnini tradujo la obra al francés en 1809 bajo el título Voyages dans l’Amérique méridionale, par don Félix de Azara (cuatro volúmenes, de los cuales el tres y el cuatro corresponden a los "Páxaros del Paraguay", y atlas, Paris).
    Gustav Hartlaub (1814-1900) editó en 1837 un índice de las especies de aves descritas por Azara. Varias especies le fueron dedicadas: el pájaro Synallaxis azarae por Alcide Dessalines d'Orbigny (1806-1876) en 1835 y los roedores Dasyprocta azarae por Martin Lichtenstein (1780-1857) en 1823, Akodon azarae Johann Fischer von Waldheim (1771-1853) en 1829 y Ctenomys azarae por Michael Rogers Oldfield Thomas (1858-1929) en 1903.
    También se le ha dedicado una dorsal en la Luna, la Dorsum Azara en 26° 42' N y 19° 12' O de unos 105 km de longitud. La ciudad de Azara en la provincia de Misiones nominada en su memoria por su trabajo en la región.
    Se planteó la posibilidad de la evolución de las especies, preguntándose las similitudes existentes ante la falta de rigor científico. Antes que el propio Charles Darwin, quien parece que conocía sus estudios.
    Colaboró con José Artigas en el establecimiento de pueblos en las fronteras entre la Provincia Oriental (actual Uruguay) y el Imperio del Brasil, cuya fundación más importante fue el pueblo de Batoví.
    Expedición Balmis
    La Expedición Balmis fue llevada a cabo por el médico español Francisco Javier de Balmis. Fue una expedición de carácter filantrópico que dio la vuelta al mundo desde 1808 hasta 1814. Su objetivo era que la vacuna de la viruela alcanzase todos los rincones del mundo que aún no tenía acceso a ella.
    Uno de los principales problemas que se presentaron a la hora de idear la expedición fue cómo hacer para que la vacuna resistiese todo el trayecto en perfecto estado. La solución se le ocurrió al mismo Balmis: llevar en el viaje a un número de niños, e ir pasando cada cierto tiempo la vacuna de uno a otro, mediante el contacto de las heridas. La fecha correcta de la salida de España es noviembre 30 de 1803 desde A Coruña hasta 1806.

    Jaume Ferran i Clua
    Jaume Ferran i Clua (Corbera de Ebro, Tarragona, 1 de febrero de 1851 - Barcelona, 22 de noviembre de 1929) fue un ilustre médico y bacteriólogoespañol, que descubrió una vacuna contra el cólera y otras vacunas contra el tifus, la rabia y la tuberculosis.
    Mas informacion
    Félix Palacios y Bayá
    Félix Palacios y Bayá[1] , Boticario de Madrid de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII. Decidido partidario de la farmacia y la química experimental, se enfrentó a sus compañeros que seguían con el galenismo de Mesué y Dioscórides. Publicó la famosa Palestra farmacéutica, químico-galénica en 1706.
    Para muchos autores, Palacios significa la introducción de las nuevas ideas de la química en España. Tiene una clara vocación docente o educativa para los boticarios, si bien no la dirije a los aprendices sino a los maestros boticarios. No obstante, su libro no sigue el sistema de aprendizaje de las cartillas, el de preguntas y respuestas para que el aprendiz de boticario pudiera aprenderse de memoria las definiciones y los conceptos del libro. Es el primer libro de Farmacia química en español y probablemente el más importante del siglo XVIII, con él se hizo que llegaran los conocimientos químicos a los boticarios por la ordenación de los métodos farmacéuticos, la simplificación de los medicamentos y la unificación de lo métodos operativos.
    José María López Piñero
    José María López Piñero (1933) estudió Medicina en la Universidad de Valencia, obteniendo los títulos de Licenciado y de Doctor con Premio Extraordinario. Se formó como especialista en Historia de la Medicina en las universidades de Múnich, Bonn y Zúrich, siendo fundador y primer director de la Biblioteca y el Museo Histórico-Médico de Valencia y miembro fundador, asimismo, de la Sociedad Española de Historia de la Medicina (de la que fue presidente). También ha sido miembro numerario de la International Academy of the History of Medicine, de la Gessellschaft für Wissenschaftsgeschichte, de la Société Internationale pour l´Histoire de la Médecine y de la Société Medico-Psychologique.
    Entre las condecoraciones y premios recibidos figuran la Encomienda con placa de Alfonso X el Sabio, la Gran Cruz de Sanidad, el premio Alberto Sols de Investigación Médica y la Alta Distinción de la Generalitat Valenciana.
    De sus innumerables obras cabe destacar: "Orígenes históricos del concepto de neurosis" (1963), "Medicina y sociedad en la España del siglo XIX" (1964), "Neurosis y psicoterapia. Un estudio histórico" (1970), "Diccionario histórico de la ciencia moderna en España" (2 vols., 1983), "Bibliographia Medica Hispanica, 1475-1950" (8 vols., 1987-1996), "Las plantas del mundo en la historia" (1996), "Antología de clásicos médicos" (1998) o "Del hipnotismo a Freud. Orígenes históricos de la psicoterapia" (2002).
    La Junta de Valladolid (Primer debate sobre los derechos humanos)
    La Junta de Valladolid es el nombre con el que se conoce al célebre debate que se dio en (Valladolid1550-1551), con Juan Ginés de Sepúlveda y Bartolomé de las Casas como principales defensores de dos posiciones antagónicas, que románticamente se han interpretado como la de los enemigos de los indios y sus defensores, siendo de Las Casas uno de los gérmenes de la lucha por los derechos humanos. En realidad eran dos formas de concebir al indígena y la conquista. Forma parte de lo que se venía llamando la polémica de los naturales (nombre que se daba a los indígenas americanos o indios).
    La discusión tuvo lugar en el Aula Triste del Palacio de Santa Cruz, antiguo Colegio Universitario y hoy sede del Rectorado de la Universidad de Valladolid.
    No debe confundirse con la Conferencia de Valladolid de 1527 sobre el erasmismo.
    Mas informacion
    Francisco de Vitoria (Creación del derecho internacional)

    Francisco de Vitoria (Burgos o VitoriaEspaña; 1483/1486 - Salamanca, España; 12 de agosto de 1546), fraile dominico español.
    La dignidad y los problemas morales de la condición humana fue el eje en torno al que se desarrolló su obra. Fue especialmente influyente por sus aportaciones jurídicas, aunque también tuvieron gran repercusión sus estudios sobre teología y sobre aspectos morales de la economía.
    Fue el inspirador de la escuela de Salamanca, una variante muy influyente de la escolástica que, entre otras cosas, teorizó abundantemente sobre la economía desde un punto de vista moral. La doctrina católica de su tiempo tenía el afán de lucro de los comerciantes por pecado, y los comerciantes se dirigieron a él para solventar sus dudas pues, o dejaban el comercio, o se condenaban, lo que le indujo a tratar temas económicos. Según Vitoria el orden natural se basa en la libertad de circulación de personas, bienes e ideas. De esta manera los hombres pueden conocerse entre sí e incrementar sus sentimientos de hermandad. Esto implica que los comerciantes no son moralmente reprobables, sino que llevan a cabo un servicio importante para el bienestar general.
    La escuela de Salamanca desarrolló varias teorías económicas muy influyentes posteriormente, como una teoría del precio justo basada en la escasez del bien e influida por la oferta y la demanda, separándose claramente de la teoría del precio según el coste de producción. Esta escuela también desarrolló la teoría cuantitativa del dinero, utilizada para explicar la alta inflación del siglo XVI.
    Analizó las fuentes y los límites de los poderes civil y eclesiástico. Rechazó ideas medievales: las jerarquías feudales, la supremacía universal del emperador o del papa. Así, el poder civil está sujeto a la autoridad espiritual del papado, pero no a su poder temporal.
    Se preocupó por los derechos de los indios. Su obra De indis recoge las relecciones en las que expresa su postura ante el conocimiento de diversos excesos cometidos en las tierras conquistadas en América. En ella afirma que los indios no son seres inferiores, sino que poseen los mismos derechos que cualquier ser humano y son dueños de sus tierras y bienes. Este es el inicio del Derecho de Gentes. Muy respetado por su valía intelectual (fue consultado por Carlos I) sus ideas y las de Las Casas fueron escuchadas en las Cortes y en 1542 se promulgaron las Leyes Nuevas de Indias, que ponían a los indios bajo la protección de la Corona. Después de su muerte, el propio las Casas y varios de sus discípulos (Cano, Soto, Carranza) protagonizaron la Junta de Valladolid (1550) donde se utilizaron contra Juan Ginés de Sepúlveda los argumentos de Vitoria sobre cuáles eran justos títulos para la conquista de América y cuales injustos, en la llamada polémica de los naturales.
    Es uno de los principales teóricos del concepto de guerra justa. En De iure belli analiza los límites del uso de la fuerza para dirimir las disputas entre pueblos. Es lícito hacer la guerra, pero la única causa justa para comenzarla es responder proporcionadamente a una injuria. Por tanto no es lícita la guerra simplemente por diferencias de religión o para aumentar el territorio.
    Estableció, en De potestate civili, las bases teóricas del derecho internacional moderno, del cual es considerado el fundador junto con Hugo Grocio. Fue uno de los primeros en proponer la idea de una comunidad de todos los pueblos fundada en el derecho natural, y no basar las relaciones internacionales simplemente en el uso de la fuerza. Mientras que Nicolás Maquiavelo consideraba al Estado como un conjunto moralmente autónomo (y que, por tanto, no podía ser juzgado según normas externas), en Vitoria nos encontramos con que su actuación en el mundo tiene límites morales.
    Por último, fue el fundador de una escuela de importantes teólogos, principalmente dominicos, que tuvieron una importancia decisiva en el Concilio de Trento.
    Francisco Suárez (Principio de soberanía popular)
    Francisco Suárez, conocido como Doctor Eximius (Granada, 5 de enero de 1548; † Lisboa, 25 de septiembre de 1617), teólogo, filósofo y juristaespañol.
    De una gran cultura y erudición griega, latina, árabe y judía, pudo asimilarla toda, ordenarla, simplificarla y eliminar de ella todo verbalismo ocioso. Fue llamado "Doctor eximius et pius" y gozó de enorme autoridad, revitalizando la ya decaída escolástica, que compendió con genio en su obra principal, sus Disputationes metaphysicae (1597), obra en la que repiensa toda la tradición especulativa anterior, sintetizando además la metafísica grecorromana como una disciplina autónoma e independiente, de forma que puede considerarse este libro la primera construcción sistemática de la metafísica después de Aristóteles. Por ello ejerció una influencia considerable en el pensamiento posterior como el más moderno de los escolásticos.
    En su gran obra jurídica De legibus ac Deo legislatore, muy fecunda para la doctrina iusnaturalista y el derecho internacional, se encuentra ya la idea del pacto social, y realiza un análisis mucho más avanzado que sus precursores del concepto de soberanía: el poder es dado por Dios a toda la comunidad política y no solamente a tal o cual persona, con lo que esboza el principio de la democracia contra cesaristas, legistas, maquiavelistas y luteranistas. Distingue entre ley eterna, ley natural, derecho de gentes, ley positiva humana (derecho civil y derecho canónico) y ley positiva divina (la del Antiguo y Nuevo Testamento). También escribió De anima, De Deo uno et trino, Defensio fidei contra Anglicanae sectae errores. En la escolástica, fundó una escuela que tomó su nombre, el Suarismo, muy independiente del tomismo.

    http://herenciaespanola.blogspot.com...entificas.html
    Última edición por Hyeronimus; 13/11/2007 a las 20:19

  2. #2
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,203
    Post Thanks / Like

    Re: Inventos y contribuciones científicas de España a la humanidad

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Historia




    Francisco Goya y su médico, cuadro que refleja la temática característica del siglo XIX de admiración de la burguesía por la ciencia.


    ¿Es España un país atrasado? Las 63 expediciones científicas que desmienten otra leyenda negra

    Con Carlos III, se dio un salto significativo en la ciencia española gracias a individualidades más que a comunidades o instituciones científicas afianzadas.

    César Cervera

    @C_Cervera_M

    Actualizado:03/06/2019 13:09h



    La manía de buscar explicaciones en el pasado más remoto y continuaciones en otros siglos a problemas de nuestros días ha llevado a los nacionalistas catalanes a esgrimir que los Reyes Católicos o Felipe V son el origen de sus males, a pesar de que esta región española ha sido una de las más privilegiada a nivel comercial e industrial del país ; o a los intelectuales de la generación del 98 justificar el declive de su época porque el andamiaje de la nación había sido defectuoso, sin estimar la grandeza que alcanzó el imperio donde nunca se ponía el sol y, en cambio, lo mediocre de la época que les tocó vivir. Y es que los obstáculos del presente suelen tener su origen, precisamente, en el presente.

    De ahí lo inconsistente del mito de que España es un país condenado desde hace siglos por su atraso económico y científico, razón por la que hoy no tiene una economía basada en la innovación como Suecia, Dinamarca u otros países nórdicos. Según datos del años pasado de la Comisión Europea, España está en el puesto 16 en innovación de los 28 países tenidos en consideración dentro de la UE, con una nota de 83,9 en el índice general (el Índice Sintético de Innovación), más de 20 puntos por debajo de la media de la Unión (105,8). No obstante, que hoy no esté a la cabeza de la innovación continental no significa que España siempre haya estado en la parte trasera. Los tiempos cambian a su antojo.


    El mito del atraso

    Habría que partir del hecho de que no han existido dos grupos inamovibles de países: los punteros en tecnología y los atrasados. Cada periodo ha visto nacer y morir a países más o menos propensos a la ciencia. Imperios que emergen, y otros que caen dentro del ciclo natural de la Historia. En los siglos XVI y XVII, España sin duda contaba con muchas ventajas científicas y tecnológicas respecto a sus vecinos. De ninguna otra manera, Portugal y España hubieran podido explorar mares, islas y todo un continente en solitario. Ni hubiera podido Elcano completar la primera circunnavegación a la tierra sin un bagaje naútico y una tecnología de vanguardia.




    Retrato de Jorge Juan y Santacilia


    En ese tiempo, además, el cosmógrafo Alonso de Santa Cruz fue el primero en describir la variación magnética; el navarro Jerónimo de Ayanz y Beaumont patentó 48 inventos, entre ellos la primera máquina de vapor de la historia y un horno para destilar agua marina; y la Universidad de Salamanca incluyó una cátedra de Astronomía donde resultaba imperativa la teoría heliocéntrica de Copérnico, mientras en países estimados como punteros en la ciencia actual se dedicaban a atacar al monje polaco por osar colocarse por encima del Espíritu Santo, como afirmó Calvino.

    En el siglo XVIII, el militar y científico Jorge Juan fue el primero en medir la longitud del meridiano terrestre, el también marino Antonio de Ulloa descubrió el platino en Esmeraldas (Ecuador) y el naturalista y militar Félix de Azara fue un precursor fundamental para que Charles Darwin desarrollara su teoría sobre El Origen de las Especies, como el británico reconoció. Por mencionar solo a unos cuantos eruditos de este siglo.

    Pero, sin duda, la gran aportación científica españolas a ese siglo fueron las expediciones científicas. España, sola o asociada a otras Cortes europeas, realizó 63 expediciones durante la Ilustración, más que ninguna otra nación. Todo ello porque ningún otro país se encontraba con un imperio tan extenso ni tantas posibilidades naturales a su alcance. Carlos III, un gran amante de la naturaleza, explica en una Real Cédula las razones de estas expediciones:

    «Por cuanto conviene a mi servicio, y bien de mis Vasallos el examen y conocimiento metódico de las producciones Naturales de mis Dominios de América, no sólo para promover y los progresos de las ciencias Phisicas, sino también, para desterrar las dudas y adulteraciones que hay en la Medicina, Pintura y otras Artes importantes, y para aumentar el Comercio, y que se formen Herbarios, y Colecciones de Productos Naturales, describiendo y delineando las Plantas que se encuentren en aquellos mis fértiles Dominios para enriquecer mi Gabinete de Historia Natural y Jardín Botánico de la Corte…».


    A por el oro verde

    La primera de las expediciones fue dirigida por Casimiro Gómez Ortega y desarrollada en el reinado de Carlos III, hacia 1777, con destino Perú y Chile. La iniciativa, de aliento francés y promovida, entre otras instancias, desde el Jardín del Rey, estuvo encaminada a la obtención de información de las posesiones españolas en América y el conocimiento de plantas útiles no solo por sus aplicaciones medicinales sino por las repercusiones prácticas, tanto económicas como industriales, derivadas de su uso y comercio.

    Franceses, ingleses, holandeses y españoles surcaban en este periodo los mares no solo en busca de metales preciosos, el platino entre otros, sino también del deseado «oro verde», esto es, la quina, la droga exótica más importante a nivel comercial de las traídas del Nuevo Mundo.




    Estatua de Carlos III en el Jardín Botánico de Madrid


    Esta sustancia, que se extrae de la corteza de una especie de árbol originario de América del Sur en la selva lluviosa de Amazonia, fue introducida en terapéutica por los jesuitas ya en el siglo XVII como poderoso febrífugo, del que se dijo que «fue para la medicina lo que la pólvora para la guerra». No en vano, supuso el ariete definitivo para la destrucción del paradigma galenista de que una droga de cualidad caliente solo podía combatir a enfermedades de temperatura fría. El empleo de la quina para combatir el paludismo, fiebres tercianas y otras enfermedades similares puso en cuestión estas teorías medievales.

    El deseo de hallar nuevas especies del género Chinchona presidió las aventuras científicas del periodo ilustrado en ultramar, pero no fue el único aliciente para el Jardín.

    Con el hallazgo de la quina, la Real Botica se convirtió en el centro receptor a nivel internacional de los descubrimientos que venían del Nuevo Mundo y, sobre todo, de las corachas de esta planta (considerada demoniaca por el mundo protestante) En esta institución destacaron médicos como José Quer o los botánicos José Ortega y Juan Muniain, así como Miguel Barnades, médico de Carlos III, que escribió la obra referente de su tiempo sobre este campo. Bajo la dirección de Casimiro Gómez Ortega, impulsor de la primera expedición, el Jardín llegó a convertirse en uno de los más importantes de Europa.


    Expediciones de todo tipo

    El deseo de hallar nuevas especies del género Chinchona presidió las aventuras científicas del periodo ilustrado en ultramar, pero no fue el único aliciente para el Jardín. Las hubo que se dedicaron a inspeccionar las costas del Pacífico, mientras otras buscaron los límites del continente americana. Una de las más importantes fue la realizada por José Celestino Mutis por tierras de Nueva Granada entre 1782 y 1808, que se plasmó en los 51 volúmenes de la «Flora del Reino de Nueva Granada», que incluían 7.000 dibujos de su flora.

    En este mismo reinado, fue de gran importancia la encabezada por el médico aragonés Martín de Sessé y el mexicano José Mariano Mociño, desarrollada entre 1787 y 1803, para recabar información sobre la flora y fauna de Nueva España. Justo a medio camino entre Carlos III y Carlos IV, se produjo la famosa expedición de Alejandro Malaspina, que recorrió las costas de toda América desde Buenos Aires a Alaska, las Filipinas y Marianas, Vavao, Nueva Zelanda y Australia. acumulado una cantidad ingente de materia.




    Retrato de Alejandro Malaspina


    L a expedición Malaspina y Bustamante acumuló una cantidad gigantesca de información sobre especies botánicas y minerales, así como observaciones científicas de todo tipo (llegaron a trazar setenta nuevas cartas náuticas). A su regreso a Cádiz el 21 de septiembre de 1794, presentaron sus informes (cargados de comentarios políticos) a Godoy, nuevo hombre fuerte del nuevo reinado, quien juzgó poco oportuna su publicación dada la situación política de entonces.

    Enemistado con el «Generalísimo» de Carlos IV, Malaspina tomó parte en una conspiración para derribar a Manuel Godoy, lo que condujo a su arresto el 23 de noviembre. Fue condenado a diez años de prisión en el castillo de San Antón de La Coruña, donde Malaspina escribió ensayos sobre estética, economía y literatura. Gran parte del material recabado se desaprovechó.

    Fallecido Carlos III, y perdidas pronto las colonias americanas, el ritmo de las expediciones cayó dramáticamente. Al respecto de lo que supuso para el mundo estos viajes dieciochescos, el viajero y científico Alexander von Humboldt reconoció:

    «Ningún gobierno ha invertido sumas mayores para adelantar los conocimientos de las plantas que el gobierno español. Tres expediciones botánicas, las del Perú, Nueva Granada y Nueva España [...] han costado al Estado unos dos millones de francos [...] Toda esta investigación, realizada durante veinte años en las regiones más fértiles del nuevo continente, no solo ha enriquecido los dominios de la ciencia con más de cuatro mil nuevas especies de plantas; ha contribuido también grandemente a la difusión del gusto por la Historia natural entre los habitantes del país»

    «Ningún gobierno ha invertido sumas mayores para adelantar los conocimientos de las plantas que el gobierno español»

    Y no solo de Botánica vivía la ciencia española. Con Carlos II I, se dio un salto significativo gracias más, eso sí, a individualidades que a comunidades o instituciones científicas afianzadas. Como explica el historiador Roberto Fernández en su libro «Carlos III: Un monarca reformista» (Espasa, 2016), se desterró la escolástica tradicional en pos de ciencias útiles capaces de producir tecnología a corto y medio plazo. A través de la militarización, la centralización, el utilitarismo y el americanismo, se impulsó la ciencia patria y se promocionó a matemáticos como José Chaix y Juan Justo García o Benito Bails, cuya obra incluyó el cálculo infinitesimal y la geometría analítica, o a químicos como los hermanos Fausto y Juan José Elhúyar, descubridores del tungsteno.

    En cuanto la Astronomía, fue en esas fechas cuando el Observatorio Astronómico de Madrid compró al célebre William Herschel el que era entonces el segundo telescopio en tamaño del mundo.




    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.abc.es/historia/abci-esp...yJCjVrXblpMu88

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Balmes
    Por Cavaleiro en el foro Biografías
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 01/04/2008, 04:20
  2. Los Comuneros de la Nueva Granada y etc.
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 12:15
  3. Reconocimiento practicado en la frontera de Portugal
    Por Ordóñez en el foro Portugal
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/07/2006, 13:34
  4. Encíclica del Papa Benedicto XVI
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 09/02/2006, 19:46
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/04/2005, 19:28

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •