Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 12 de 12

Tema: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    ÉPOCA DEL REY DON PELAYO.

    Viene de aquí
    : http://hispanismo.org/literatura/27770-romances-de-tema-visigodo-de-don-rodrigo-su-derrota-y-perdida-de-espana.html

    1.Toma de Carmona (Sevilla) por Muza


    TOMA DE CARMONA POR MUZA.


    (De Lorenzo de Sepúlveda.)


    Perdidas son las Españas, Tarif las habia ganado;

    Muza que es su compañero Sobre Carmona es llegado.

    Con él está Don Julian, Ese alevoso malvado;

    Padre era de la Cava, Que todo el mal ha causado.

    No puede haber el castillo, Que es muy fuerte y torreado :

    Pensaron muy gran traición Para la haber á su mano.

    Muza la mandara al Conde, Que con gente de cristianos

    Parezca que van huyendo, Y que él lo iría acosando ;

    Que viéndolo los de dentro, Entrada le habrian dado ,

    Creyendo que huyen de moros, Y ansi los habrán tomado.

    El falso Conde maldito Hizo lo que fué mandado :

    Los de adentro lo acogieron, Muy bien lo habian hospedado.

    Hácia allá á la media noche La traicion habia obrado;

    Levantóse y á los suyos Las velas habian tomado :

    Metieron dentro los moros; La villa les han ganado.


    (SEPÚLVEDA, Romances nuevamente sacados , etc.)

    Última edición por ALACRAN; 31/08/2020 a las 18:27
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    2.Toma de Toledo por Tarif


    TOMA DE TOLEDO POR TARIF.

    (De Lorenzo de Sepúlveda.)


    Perdido era Don Rodrigo, Tarif va ganando á España;

    A Toledo habia llegado, Casi la Semana Santa.

    Falta habíe de cristianos, Desamparada quedaba;

    Los que hay, muy pocos armados, Que las armas les faltaban.

    La villa, como es tan fuerte Ningun cerco recelaba;

    En ella hay muchos judíos, Que en Toledo se criaran.

    Domingo era de Ramos, Gran fiesta se celebraba ;

    Los cristianos la hacian, Que no la gente marrana,

    Y por honra de la fiesta Iban á Sancta Leocadia

    A oir la predicación Y de Dios la su palabra.

    Los judíos como malos, Venden la gente cristiana ;

    Obraron muy gran traicion , Con Tarif tiénenla obrada.

    Cerraron todas las puertas Y á los moros la entregaran :

    Salieron a los cristianos, Que d'esto no saben nada,

    Y como están desarmados En el campo á todos matan

    Entraron luego en Toledo Y por ella fuego andaba ,

    Lo que no bastaba a nadie Si malos no la entregaran.


    (SEPULVEDA, Romances nuevamente sacados, etc.)



    Última edición por ALACRAN; 31/08/2020 a las 18:54
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  3. #3
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    3. Acabat, rey moro, mata a los grandes turbulentos


    ACABAT, REY MORO DE ESPAÑA, MATA Á LOS GRANDES TURBULENTOS,
    PARA ASEGURARSE EN EL TRONO.

    (De Gabriel Lobo Laso de la Vega.)

    Despues que el Conde traidor A los moros vendió a España,

    Del rey Rodrigo agraviado Por lo que hizo con la Cava,

    Reinaron diversos reyes En ella, mas no duraban ,

    Porque en no siendo á su gusto Reino y vida les quitaban,

    Y así reinar tan costoso Ningun moro cobdiciaba.

    Queriendo mas vivir pobres Que reyes muerte temprana ,

    Hallaban difícilmente Rey, aun rogado, en España,

    Eligieron á Acabat, Moro valiente y de fama,

    El cual viendo el gran peligro Que tenia el que reinaba,

    En su esfuerzo confiado Dió una traza temeraria;

    Que estas suelen levantar A quien la fortuna ampara,

    Y fué : que el nombrado dia Que con solemne algazara

    Y costosisimas fiestas Por su rey le juró España,

    Habiéndose aconsejado Con dos amigos que amaba,

    Juntas todas las cabezas De su reino en una sala ,

    Les pide ninguno de ellos De su palacio se vaya

    Hasta que trate en secreto Cosa que al reino importaba.

    Obedeciéronle todos, Y algunos de mala gana.

    Retiróse en una pieza El Rey, d'ellos apartada ,

    De adonde un portero sale Diciendo que el Rey los llama;

    Pero que entren uno á uno, Porque es órden por él dada,

    Y el acordado negocio Silencio grande demanda.

    Entró Moirel adelante, Viejo Alcaide de Granada,

    Que era en el votar primero En cualquiera junta y habla.

    Estaba el Rey con los dos , Que el hecho le aconsejaran :

    Era la pieza algo oscura, De industria de luz privada.

    En viendo á Moirel el Rey, A un rincon d'ella le aparta,

    Y sin ruido ninguno, Mientras con el Rey hablaba,

    Los dos advertidos moros Le ponen á la garganta

    Un escurridizo lazo A quien presto rindió el alma.

    Métenle en otro aposento, Que de alli apartado estaba,

    Teniendo a la ejecucion Siempre las puertas cerradas.

    D'esta suerte procedió Con los demas que quedaban,

    Hasta que vió las cabezas De todo el reino cortadas,

    Que fuéron mas de trescientas, Y aun adelante pasara

    Si á la mano no le fueran Los dos, diciendo : Bastaba

    Para castigo y ejemplo, Que era lo que procuraban.

    Mandó tras aquesto el Rey, Que entrasen los que quedaban

    Todos juntos, porque viesen En qué los traidores paran,

    Diciéndoles :-- Hasta aquí No ha tenido rey España ;

    Agora le tiene tal Cual conviene que le haya,

    Y es muy bien primero echar Los enemigos de casa,

    Antes de ir tras los de fuera, Que es empresa ménos ardua,

    Pues no se pelea bien Sin guardarse las espaldas.

    Hecho fué aunque crudo, digno De eterna y loable fama,

    Con que aseguró su reino Y hizo su vida larga.

    Reinó mucho tiempo, y hizo Altas cosas por las armas.


    (Lobo LASO DE LA Vega, Romancero y tragedias de.)



    Última edición por ALACRAN; 31/08/2020 a las 18:53
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  4. #4
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    4. Tras despreciar al traidor arzobispo Don Oppas, derrota Don Pelayo a los moros


    DE CÓMO DON PELAYO VENCIÓ Á LOS MOROS EN COVADONGA.


    (De Lorenzo de Sepúlveda.)


    Junto al rio Guadalete, Que á Jerez era cercano,

    Aquese rey Don Rodrigo Vencido queda en el campo.

    Venciólo el moro Tarif, Por el su triste pecado :

    Los moros ganan á España, Toda la habian conquistado

    Hasta Asturias de Oviedo Donde se huyó Don Pelayo.

    A este alzaron por rey Los cristianos que han quedado.

    Cercáronlo en una cueva Mucha gente de paganos.

    Almazan llaman al moro Que sobre ellos tiene mando :

    Con él vino el mal obispo Don Oppas, ese malvado.

    Era cuñado del conde Que Don Julian es nombrado;

    Padre era de la Cava Que todo el mal ha causado

    Combaten recio la cueva Con esfuerzo denodado ;

    Don Oppas se llegó a ella En un mulo cabalgando.

    Hablando está con el Rey Palabras de gran halago;

    Con razones engañosas, Le dijo :- Mira, Pelayo :

    Bien sabes el gran poder De los godos esforzados,

    Que conquistaron á España Y en ella habian reinado,

    Que nunca fuéron vencidos De bárbaros y romanos.

    Por el gran juicio de Dios Ya su esfuerzo es soterrado;

    Quebrantado es su poder, Muertos yacen en el campo.

    Dime tú : ¿Qué te aprovecha El esfuerzo que has mostrado,

    Y encerrarte en esa cueva? ¿Do piensas ser escapado?

    ¿Cuidas por ventura tú Escapar de los paganos,

    Y d'ellos te rebelar, Y conseguir temerario

    Lo que no pudo Rodrigo, Aquese rey afamado,

    Con todos los nobles godos, Que los ves desbaratados?

    Acuérdate qu'el su reino, Qu'en fuerzas fuera abondado ,

    Y por su sabiduría De todo al mundo admirado,

    Ya es perdido y destruido, Y en nonada es ya tornado.

    Pelayo, yo te aconsejo, La tu vida deseando,

    Que te dés luego á los moros Con esos tus allegados.

    Tú y ellos seréis muy ricos, De riquezas abondados;

    Si no, moriréis á espada, No escaparéis de sus manos.-

    Don Pelayo cuando oyera Lo que Don Oppas ha hablado,

    Recibió muy gran pesar, Y esta respuesta le ha dado :

    -Oppas, tú fuiste arzobispo Y en letras bien enseñado,

    Bien sabes que tú, y el rey Vitiza , aquese tu hermano,

    Ensañaste mal à Dios Con vuestros grandes pecados,

    Junto con Don Julian Ese siervo de el diablo.

    En saña vos lo metistes, Por do vino el grande daño

    En la gente de los godos, Varones tan esforzados.

    Y aunque esto dure algun tiempo, Dios no nos habrá olvidado :

    El nos dará la venganza Del que á él hobo cansado.

    Yo bien fío en su bondad, Que será como lo hablo,

    Y esto me hace no temer Los moros que me han cercado.

    Cuanto mas que es mi abogada Virgen Madre, con sus santos :

    Todos rogarán á Dios Nos libre d'este quebranto.

    Yo creo con estos pocos De cobrar lo qu'es ganado

    A los fuertes nobles godos, A quien se ha hecho el estrago,

    Que muchas mieses se crian Y multiplican un grano.-

    Y acabando estas razones A la cueva se ha tornado.

    Todos los que están con el Quedaron muy asombrados,

    En ver que de tantos moros Todos ellos son cercados;

    Todos de un corazón A Dios estaban rogando

    Que les ayudase y libre, Y no mire á sus pecados.

    Cuando vió el mal Obispo, Que no aprovecha lo hablado ,

    Mandó á todos los moros Que combatan los cristianos,

    Qu'estan sin seso medrosos, Y de bien desesperados;

    Que acometan con las armas Y que los hagan pedazos.

    Con muy grandes alaridos A la peña están tirando

    Muchos honderos con piedras Con ballestas y con dardos.

    Mas como el poder de Dios Lidia por los encerrados,

    Las piedras y las saetas Y dardos que habian tirado,

    Vuélvense contra los moros, Muchos matan en el campo :

    Veinte mil eran los muertos, Sin otros muchos llagados.

    Los moros, cuando esto vieron, Todos están asombrados;

    Pelayo alababa á Dios Por el miraglo pasado.

    Cobran todos corazón Contra los moros malvados;

    A unos matan, otros prenden, D'ellos se han bien vengado.

    Muerto quedaba Almazan, Preso Oppas el malvado;

    Por el monte de Anzona Huyen los que habian quedado;

    Cayera el monte con ellos, Debajo los ha tomado.


    (SEPÚLVEDA, Romances nuevamente sacados, etc.)


    Última edición por ALACRAN; 04/09/2020 a las 19:35
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  5. #5
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    5. Mismo asunto. Cruel fin del traidor conde Don Julián


    AL MISMO ASUNTO.


    (De Gabriel Lobo Laso de la Vega.)


    Por nunca usados caminos El godo infante Pelayo

    Con diligentes talones El caballo aflige en vano,

    Cuyos abiertos ijares Iban sangre destilando ;

    Mas no el temer de la espuela Apresura el paso tardo.

    Iba huyendo del rigor Del sanguinoso contrario,

    Que en su seguimiento iba Con gran gana de alcanzarlo.

    Mas como Dios le guardaba Para negocios mas arduos,

    Quiso de un aprieto tal Por bien de España librarlo.

    Llegó al rio de Pionía, El cual muy crecido hallando,

    Puso la espada en la boca, Y atravesándole á nado

    Con increible presteza Se puso del otro cabo.

    Los moros, que le seguian, Visto un caso tan extraño,

    No se atreviendo ninguno A lo que el godo esforzado,

    Se quedaron á la orilla, No sin razon admirados.

    Caminó al valle de Cangas El infante Don Pelayo,

    Adonde de España y godos Fué luego por rey jurado,

    Y recogiendo las gentes, De que hizo grueso campo,

    Los exhortó de manera Que al mas tímido hizo osado,

    El valor al valeroso Con esfuerzo acrecentando.

    Tanto pueden las palabras Dichas con fervor honrado,

    Que la victoria consiguen, Mas que el vigor de los brazos.

    Pues como estuviese ya De moros cubierto el campo,

    Cuyo caudillo Abrahen Era, y Don Oppas el malo,

    Arzobispo de Sevilla Y del rey Vetiza hermano,

    Que de los julianistas Era capitan nombrado,

    Tornándose de pastor, Lobo contra sus rebaños,

    Con sangriento proceder, De Dios y de sí olvidado:

    Viendo el notorio peligro En que estaba el rey Pelayo,

    Mil soldados escogió De los mas disciplinados

    En el bélico ejercicio, Y en un cóncavo peñasco

    Que una honda cueva hacia, Se metió, y por lo mas alto

    De los intratables riscos Dejó los demas soldados.

    Baten la cueva los moros Con piedras, flechas y dardos;

    Mas como al intento bueno Nunca Dios niega la mano,

    Quiso mostrar su grandeza Con un notorio milagro,

    Y fué : que todos los tiros, Que los moros indignados

    A los cristianos tiraban, Resultaban en su daño,

    Y volviéndose á los moros, Mas de treinta mil mataron.

    Conociendo esta merced, Y el favor del cielo grato,

    Sale apriesa de la cueva Con su gente el rey Pelayo,

    No dejando moro vivo De todos, en poco espacio.

    Mató al caudillo Abrahen, Don Pelayo peleando,

    Y al Arzobispo traidor Prendió por su propia mano.

    Fué parte aquesta victoria De otras que aquí no señalo,

    Con que, de la ya perdida, Alguna tierra ganaron,

    Venciendo muchas batallas De moros en campo raso.

    Pues como el rey Alcoral De España supo el estrago,

    Primero rey que fué d'ella, Hizo que al Conde malvado

    Le cortasen la cabeza, Que fuese causa, pensando,

    Con los dos Sisberto y Evas Hijos de Vetiza el malo;

    Y á su mujer la Condesa Los moros apedrearon,

    Y un hijo, que el Conde tuvo Pequeño, le despeñaron.

    En esto pararon todos, ¡De su traicion justo pago!


    (LOBO LASO DE LA VEGA, Romancero y tragedias de.)


    Última edición por ALACRAN; 04/09/2020 a las 19:37
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  6. #6
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Smile Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    6. Muerte del rey Favila


    MUERTE DE FAVILA.


    (De Lorenzo de Sepúlveda.)

    Muerto era ese buen rey, Don Pelayo era llamado ,

    Que ganó de lo perdido Por Rodrigo desdichado.

    Enterráronlo dentro en Cangas, Su hijo heredó el reinado:

    Don Favila se llamaba , Nieto del otro preciado.

    Dos años lo tiene no mas, Porque era muy liviano;

    Amaba mucho la caza, Mas que conviene á su estado:

    Corriendo la montería Un gran oso habie ballado;

    Matarle quieren los suyos; Favila les ha mandado

    Que ninguno mate al oso , Que él solo quiere matarlo.

    Luego arremetió con él, A los brazos han llegado;

    Mas por la su desventura El oso lo habie matado.


    (SEPÚLVEDA, Romances nuevamente sacados, etc.)

    Última edición por ALACRAN; 12/09/2020 a las 13:27
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  7. #7
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    7. Muerte del rey Bermudo I


    MUERTE DE BERMUDO I DE LEON.

    (Anónimo.)


    Reinando el rey Don Bermudo Por muerte de Mauregato,

    El primero de aquel nombre, Y entrando en el primer año,

    En la era de ochocientos, Sobre esos veinte y tres años,

    Cuéntase qu'este rey era Muy bueno y muy esforzado

    Mas que nunca hubo batalla Contra moro ni cristiano,

    Ni ménos sacó su hueste, Magüer qu'era muy osado.

    Reinando pues este rey, Y en el segundo año entrado,

    No se halla que hiciese Ningun hecho señalado,

    Sino acordarse que un tiempo Fué d'Evangelio ordenado,

    Por do no podia ser rey, Pues lidiar l'era vedado,

    Ni ménos hacer justicia , Lo que á todo rey l'es dado;

    Y así, como quier que fuese Animoso y esforzado,

    No quiso tener el reino : Por su sobrino ha enviado.

    Este era el rey Alfonso, Qu'era tio de Mauregato,

    El cual estando en Navarra, Vino luego á su mandado;

    Y siendo ant’el Rey venido, El reino le ha renunciado :

    Esto voluntariamente, Que de nadie fué forzado.

    Cuatro años y seis meses Los dos del reino han gozado;

    Con union y gran placer Reinaron en igual grado;

    Y aunque Alfonso fuese rey, Bermudo era rey llamado.

    Hasta el punto que murió Fué como tal acatado;

    El cual murió de su muerte, Y en Oviedo fué acostado

    Con la Reina su mujer, Con quien él era casado,

    Llamada Doña Emilona, De la cual se habia apartado

    Solo por razon de aquello Porqu'el reino habia dejado,

    Y esto, despues que dos hijos En ella Dios le habia dado,

    Don Ramiro y Don Garcia, A quien Dios no negó estado

    Que ambos á dos fueron reyes; Mas en siendo el Rey finado,

    Reinó luego en su lugar El rey Don Alonso el Casto.


    (Cancionero de Romances)


    Última edición por ALACRAN; 12/09/2020 a las 13:28
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  8. #8
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    8. Milagrosa cruz de Oviedo


    MILAGROSA CRUZ DE OVIEDO.


    (Anónimo.)

    Reinando el rey Don Alfonso, El que Casto era llamado,

    Despues de haber á los moros Por batalla quebrantado,

    Teniendo en paz sus dos reinos, Y estando muy ocupado

    En el templo que hacia De Sant Salvador llamado :

    Cuéntase d'él que tenia Muy gran valor allegado

    De muchas piedras preciosas, A qu'él era aficionado;

    Y en cuanto se hacia el templo, Tomó en si muy gran cuidado ,

    De hacer una cruz de oro, Que así lo tenia pensado,

    Y de engastonar en ella , Como lo tenia acordado,

    De aquellas piedras preciosas Que para ello habia guardado.

    Pues avínole así un dia, No d'ello muy descuidado,

    Que saliendo de oir misa, Yendo para su palacio ,

    Con él allí en el camino Dos Angeles se han hallado

    En traje de peregrinos, Qu'el hábito lo ha mostrado.

    Preguntóles qué hombres eran, Y ellos tal respuesta han dado :

    - Buen señor, somos plateros. — D'esto el Rey mucho se ha holgado,

    Y dióles del oro y piedras Cuanto vió que habia bastado,

    Y una casa apartada Para labrar á su grado;

    Y mandó que le labrasen Por arte y sér extremado

    Una muy hermosa cruz, Cual habia deseado.

    Tomando el oro y las piedras, Que por el Rey les fué dado,

    Se fueron á su aposento, Y el Rey se fué á su palacio.

    Estando el Rey á la mesa, Mandaderos ha enviado,

    Que mirasen lo que hacían Y si les fallesce algo.

    Cuando entraron en la casa Donde los habian dejado ,

    Hallaron la cruz ya hecha , Y á ellos no habian hallado.

    De obra tan maravillosa Atónitos se han quedado;

    La claridad que salia La vista les ha turbado.

    Vánselo á decir al Rey, Del yantar se ha levantado:

    Fuese luego para allá , Y como dentro hubo entrado ,

    Hallando hecha la cruz Mucho se ha maravillado,

    Y mas del gran resplandor, Que d'esto quedó admirado,

    Y de no ver los maestros Quedó muy mas espantado:

    Viendo ser obra de Dios Muy muchas gracias le ha dado.

    El Obispo y clerecía, Con todo el pueblo juntado,

    Vinieron al punto allí, Que por el Rey fué mandado ,

    Y así muy honradamente Con loores la han llevado

    A ponella en el altar De aquel templo tan loado

    Del señor Sant Salvador, Adond'el Rey la ha tomado,

    Y con mucha devocion, Con corazon humillado,

    La puso luego sobre él, Solo, con su misma mano,

    Loando todos á Dios Por tan hermoso milagro.


    (Cancionero de Romances. -- It. TIMONEDA, Rosa española.)



    Última edición por ALACRAN; 12/09/2020 a las 13:32
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  9. #9
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    9. Fundaciones piadosas del rey Alfonso II el Casto.


    FUNDACIONES PIADOSAS DE ALFONSO EL CASTO.

    (Anónimo.)


    Despues de muerto Bermudo , Quedó Don Alfonso el Casto

    Por señor del reino todo , Y túvolo sosegado

    En la era de ochocientos, Contando veinte y ocho años.

    Aqueste rey Don Alfonso Fué casto y bien fortunado,

    Hijo del rey Don Fruela, Muy bien acondicionado,

    De todos bienes cumplido, De virtudes adornado.

    Entre los bienes que habia, Era piadoso y manso :

    Hizo limpia y casta vida, Jamas fué á mujer llegado ;

    De aquí tomó sobrenombre De ser el Casto llamado.

    Fué en gran manera este Rey Valeroso y esforzado,

    Ca hubo muchas batallas Con los moros, de su grado,

    Las cuales todas venció, Que ninguna le han ganado :

    Tomóles muchos lugares , Púsoles bajo su mando ;

    Tan bien defendió su tierra, Que enojar nadie le ha osado.

    Alongó tambien de si Los alárabes, lidiando ;

    Mantuvo tambien en paz Sus gentes, y hálas sacado

    Del grande miedo en qu'estaban; Y así los hubo esforzado,

    Que el gran temor que tenian En esfuerzo lo ha tornado.

    Queriendo servir á Dios, De hacer ha comenzado

    Un templo rico y solemne, De Sant Salvador llamado,

    En la Seo obispal de Oviedo, Y en sitio bien apropiado

    Porque mejor estuviese; Y otro mayor y mas alto,

    Que á los apóstoles doce El habia dedicado :

    El otro á Sant Salvador, Que siempre le habia ayudado.

    Y hizo ahí una capilla, No con pequeño cuidado ,

    A honor de Santa Maria, Do su nombre fuese honrado,

    Y otra capilla cabe ella De Tirso mártir el santo.

    Despues hizo para si Unos muy ricos palacios :

    Eran grandes y muy buenos, Por extremo bien labrados,

    Y por todas las labores Puso pilares de mármol :

    Cubriólos de plata y oro, Y hízolos dibujados.

    A honra de Sant Miguel Hizo un altar extremado

    Dentro de Sant Salvador, Por maravilla labrado,

    Y sobre aquel altar puso, Por mas honorificallo,

    El arca de las reliquias, Que á Estúrias habia llevado

    El arzobispo de Urban Y el santo rey Don Pelayo,

    De la ciudad de Toledo, Cuando cayó de su estado

    Toda España juntamente Por la culpa del pecado

    Que cometió Don Rodrigo, El Rey malaventurado,

    Cuando perdieron los godos La tierra que habian ganado.

    Todo esto que habemos dicho Hizo este Rey tan honrado,

    A honra de nuestra Señora Y de su Hijo sagrado.

    A esta iglesia de Oviedo, Por ser templo tan honrado,

    De todas partes del mundo Viene gente á visitallo,

    Porque hay muchas perdonanzas, Y es por el mundo sonado.

    Allí está la vestidura Que a Sant Alfonso ha dado

    La Virgen Santa María, Como es averiguado.

    Aquel'arca donde han Las reliquias encerrado,

    Fue hecha en Jerusalen, Como está determinado.

    Cuando la persecución De Mahomud, el malvado,

    La trajeron á Sevilla, Donde gran tiempo hubo estado.

    Despues se guardó en Toledo Mas de setenta y cinco años,

    Hasta qu’en ella metieron Las reliquias que he contado,

    Que á Astúrias fuéron llevadas por Urban y Don Pelayo.


    (Cancionero de Romances.)


    Última edición por ALACRAN; 22/09/2020 a las 19:44
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  10. #10
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    10. Muerte de Alfonso II; Ramiro I derrota al rebelde conde Nepociano


    MUERTE DE ALFONSO EL CASTO.

    (Anónimo.)

    El casto rey Don Alfonso Reinó cuarenta y un años,

    En la era de ochocientos, Sobr'estos cincuenta y cuatro,

    Despues de haber mantenido, Como sabio y esforzado,

    Su reino en paz y justicia, Guardándolo en igual grado;

    Y hizo muchas batallas, En que fue bien fortunado.

    Murió en la ciudad de Oviedo, Y habiendo el alma á Dios dado ,

    Fué, como gran Rey qu'era, Honradamente enterrado

    En un templo qu'el hiciera De Santa María llamado ,

    El cual todo era de piedra Muy ricamente labrado.

    Aqueste rey Don Alfonso , Cuyo renombre fué el Casto,

    Magüer que tenia mujer, Nunca á ella fué llegado :

    Hizo buena y limpia vida, Y fué de Dios muy amado;

    Y d'esta Reina se dice Que fué hermana del rey Carlo,

    Que por Francia y todo el mundo Fué llamado Carlo - Magno,

    Y que su nombre era Berta, Como escrito se ha hallado.

    Pues, antes qu'el Rey muriese A todos dejó mandado

    Que alzasen á Don Ramiro Por rey de todo el reinado ,

    Hijo del rey Don Bermudo ; Y el dia que hubo nombrado ,

    Apénas fue muerto el Rey, Cuando por rey lo han alzado.

    Aqueste fué el rey primero Que Ramiro fué llamado,

    El cual siete años reinó, Mas en el primero ha entrado

    Con ánimo valeroso, Siendo él muy esforzado.

    Corrió á Castilla la Vieja, Y mientras allá hubo estado,

    Un conde, con mal consejo, Contra él se ha levantado;

    El cual por su propio nombre Llamaban Nepociano :

    Del palacio del Rey era Su natural y vasallo.

    Pensando de haber el reino Mas por fuerza que por grado,

    Metió bullicio en la tierra, Y en Astúrias se ha encerrado.

    Mas luego qu'el Rey lo supo, Para Galicia ha guiado,

    Y en esa ciudad de Búrgos Muy grande gente ha juntado,

    Y entrando por las Astúrias, Toda la tierra ha estragado.

    El Conde, cobrando esfuerzo, Con el bando asturiano,

    Otrosí con los gascones, En lid con el Rey ha entrado

    Cabe el rio de Nareca; Pero fué vencido al cabo.

    El cual, viéndose vencido, Con miedo se huyó del campo:

    Mas siguiéronle dos Condes Con voluntad de alcanzarlo.

    Seuma y Cepion se decian, En Pravia lo han alcanzado.

    Despues que lo hubieron preso, Al Rey se lo han presentado :

    Sacáronle entrambos ojos, Y esto hecho y acabado,

    Tuvo el Rey de allí adelante El reino muy sosegado,

    Ca non osaba ninguno Hacerle pesar ni daño.

    El hizo meter en órden Al conde Nepociano,

    Y darle cumplidamente, Hasta que fuese finado,

    Lo que menester hubiese, Aunque mal lo habia enojado.

    En lo cual hizo este Rey Como justo y esforzado,

    Pues con esto estuvo el reino Seguro y pacificado.


    (Cancionero de Romances)

    Última edición por ALACRAN; 22/09/2020 a las 20:27
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  11. #11
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    11. Ramiro I quita el tributo de las Cien Doncellas.


    RAMIRO I QUITA EL FEUDO DE LAS CIEN DONCELLAS.

    (Anónimo.)


    En consulta estaba un dia Con sus grandes y consejo

    El noble rey Don Ramiro Varias cosas discurriendo,

    Cuando sin pedir licencia Se entró por la sala adentro

    Una gallarda doncella De amable y hermoso gesto

    Vestida toda de blanco, A quien el rubio cabello

    Bordaba de oro los hombros, A causa de venir suelto.

    Ponen los ojos en ella, Y poniéndolos en ellos

    Ella comenzó á hablar, Y ellos á darle silencio.

    - Perdóname, dice, Rey, Si tu Consejo atropello,

    Aunque si te le dan malo, Antes soy digna de premio.

    No sé si de rey cristiano Te dé nombre, porque entiendo

    Que con fingida apariencia Debes ser moro encubierto;

    Que quien da á los que lo son Las doncellas ciento á ciento,

    Si ya no es moro, á ellas Las soborna para serlo.

    Si por darle muerte oculta Vas desangrando tu reino,

    Por harto mejor tuviera De una vez pegarle fuego ;

    O si no en tributo y parias Dieras hombres á lo menos,

    Que era dalles enemigos, De quien vivieran con miedo.

    Pero si les das doncellas, Allá, en dejando de serlo,

    Nacerán de cada una Cinco ó seis contrarios nuestros.

    Mas bien acordado está Que tus hombres se estén quedos

    Porque puedan engendrar Hijas que paguen en feudo :

    Que solo para engendrallas Deben de tener sujeto

    De hombres, que en lo demás Yo por mujeres los tengo.

    Si te acobardan las guerras, Las mismas doncellas creo

    Que han de venirtela á dar Por el mal que las has hecho,

    Y sin duda vencerán, Si lo ponen en efecto,

    Que ellas son mujeres hombres, Y hombres mujeres aquestos.-

    Alborotáronse algunos, Y el Rey, corrido y suspenso,

    Determinó de morir O libertar á su reino.

    Juntó su gente de guerra, Y prestándoles su esfuerzo

    El glorioso Santiago, Dio la batalla y vencieron.

    Quedó medroso Almanzor, Y el Rey con aqueste hecho

    Dió libertad á Castilla, Y á sí mesmo honroso premio.


    (Romancero general.)


    Última edición por ALACRAN; 22/09/2020 a las 20:54
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  12. #12
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Romances sobre Don Pelayo (Covadonga), conquistas árabes y reyes de Asturias

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    12. Aparición de Santiago Apóstol al rey. Batalla de Clavijo

    AL MISMO ASUNTO.

    (De Lorenzo de Sepúlveda.)


    De Leon y las Asturias Ramiro tiene el reinado.

    Esos moros de Bardulia Le enviaron su mandado ,

    Que si paz quiere con ellos El tributo les sea dado

    Que les daba aquese rey, Mauregato era llamado.

    Cada año son cien doncellas, Las cincuenta hijas-dalgo,

    Para se casar con ellas Y tenellas á su mando.

    Gran pesar cobraba el Rey En oir el tal recado:

    Entró en tierra de los moros, Mucho los habia estragado.

    En Albella, ese lugar, Muy gran lid habian trabado;

    Despartiéralos la noche En Clavijo, ese collado.

    Los cristianos con fatiga A Dios estaban llamando ,

    Llorando de los sus ojos, Muy grandes suspiros dando.

    Lo que le pedian era Que no los haya olvidado ,

    Ni consienta que de moros Queden muertos en el campo;

    Ruéganle que los acorra Pues es su Dios soberano.

    Adurmiose el rey Ramiro, Santiago le ha hablado :

    Dijole : - Rey, sabe cierto Que cuando Dios por su mano

    Nos repartiera las tierras Do fuésemos predicando,

    Solo España á mi la dió Que le tuviese á mi cargo.

    Defendella he de los moros, Favor soy de los cristianos :

    Despierta tú, Rey, no duermas, No dudes lo que te hablo,

    Que yo te vengo a ayudar Contra los moros paganos.

    Con una cruz colorada , Rey, me verás peleando,

    Seña blanca sobre mi Y tambien sobre el caballo.

    Confiesate tú, el Rey, Y tambien los tus vasallos,

    Herid recio, que los moros Muertos quedarán en campo :

    Llamad el nombre de Dios Con el mio apellidando.-

    Despierto que fué el buen Rey, El sueño habia revelado;

    Hizo lo que le mandó Santiago, el apóstol santo.

    Hirieron fuerte, en los moros, Del campo los han lanzado,

    Y tantos murieron d'ellos, Que no pueden ser contados.

    De alli quedara en Castilla El invocar á Santiago

    Al tiempo de las batallas Que han habido los cristianos.


    (SEPÚLVEDA, Romances nuevamente sacados, etc.)



    CONTINÚA AQUÍ:
    http://hispanismo.org/literatura/27907-romances-sobre-bernardo-del-carpio-relat-roncesvalles-carlomagno-etc.html



    Última edición por ALACRAN; Hace 2 semanas a las 19:35
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Las crónicas musulmanas sobre Don Pelayo y Covadonga
    Por Hyeronimus en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/02/2020, 19:21
  2. Proyecto de película sobre el rey Don Pelayo
    Por Rodrigo en el foro Cine y Teatro
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 23/03/2014, 01:35
  3. Asturias. Ocho de septiembre, día de Covadonga
    Por Chanza en el foro Asturias
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 09/09/2009, 01:11
  4. Romances contra-revolucionarios
    Por Vivarium en el foro Música
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 25/08/2005, 15:31
  5. Los reyes de asturias, breve resumen.
    Por Pedro en el foro Biografías
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 09/05/2005, 15:40

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •