Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 5 de 5

Tema: La forzada unificación de Italia, una operación anticatólica

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,322
    Post Thanks / Like

    La forzada unificación de Italia, una operación anticatólica

    Madrid, 14 junio 2013, Octava del Sagrado Corazón de Jesús; San Basilio el Grande, obispo, confesor y doctor. Religión en Libertad publica una entrevista de Carmelo López-Arias al historiador Francesco Maurizio Di Giovine (oficial de la Orden de la Legitimidad Proscrita y delegado de la Comunión Tradicionalista en la Península Italiana) a propósito de su reciente libro 1815-1861: De la Italia de los Tratados a la Italia de la Revolución. Tras el 150º aniversario de la imposible celebración de la Unidad de Italia (Scire, Barcelona 2012) que, como saben los lectores de FARO, fue presentado en Madrid el 8 de marzo pasado, en presencia de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón. Es una pena que la entrevista (a la que puede accederse pinchando sobre el título a continuación) sea tan breve y que el doctor Di Giovine no haya podido explayarse más:


    Una coda desde la Península Ibérica, acerca de las últimas preguntas de la entrevista. El lacrimógeno y ateo libro de Edmundo de Amicis Corazón estaba en el Índice de libros prohibidos. A pesar de lo cual se publicó y difundió y se usó como lectura en las escuelas de la "católica" España de Franco: el "patriotismo" laicista del libro encantaba a influyentes sectores del régimen y no parecía desagradar a los demás.

    El libro de Francesco Maurizio Di Giovine puede adquirirse en línea en La Librería Católica

    Agencia FARO


  2. #2
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,088
    Post Thanks / Like

    Re: La forzada unificación de Italia, una operación anticatólica

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    Una coda desde la Península Ibérica, acerca de las últimas preguntas de la entrevista. El lacrimógeno y ateo libro de Edmundo de Amicis Corazón estaba en el Índice de libros prohibidos. A pesar de lo cual se publicó y difundió y se usó como lectura en las escuelas de la "católica" España de Franco: el "patriotismo" laicista del libro encantaba a influyentes sectores del régimen y no parecía desagradar a los demás.
    En el Index de 1948 no había ninguna obra de Edmondo d'Amicis:

    Index Librorum Prohibitorum, 1949
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  3. #3
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: La forzada unificación de Italia, una operación anticatólica

    La masonería unió esfuerzos y dio doctrina


    «La unidad de Italia no tuvo otro fin que destruir los reinos católicos para aislar al Papado»


    Maurizio Di Giovine nos presenta una visión inconformista del nacimiento de Italia y de obras como «El Gatopardo» de Lampedusa o «Corazón» de Amicis.



    Actualizado 14 junio 2013


    Carmelo López-Arias / ReL



    Es bien sabido que la unidad de Italia se logró a mediados del siglo XIX fundamentalmente a costa de los Estados Pontificios y del católico Reino de Nápoles (también llamado de las Dos Sicilias), un proceso que Giuseppe Tomasi di Lampedusa (1896-1957) popularizó con su novela El Gatopardo, publicada un año después de su muerte y llevada al cine por Luchino Visconti en 1963.


    Pero es también corriente interpretar el sentido de esa disputa entre el Reino del Piamonte y los demás estados italianos como puramente territorial, política o diplomática, cuando lo cierto es que tuvo como trasfondo la guerra ideológica del liberalismo decimonónico contra la Iglesia.


    El historiador Francesco Maurizio Di Giovine ha escrito al respecto un libro fundamental, De la Italia de los Tratados a la Italia de la Revolución. 1815-1861 (Scire), donde ofrece una interpretación radicalmente distinta: "El proceso de unificación política de la península italiana fue fruto de una gran intriga internacional encabezada por Inglaterra cuyo fin último era destruir los reinos católicos para aislar al Papado y, en última instancia, destruir el primado de la Iglesia", afirma con rotundidad.


    -Pero también habría razones políticas...
    -El Piamonte se preparó a realizar la unidad de Italia por puro espíritu de conquista de nuevos territorios. Durante siglos, la política de los Saboya, la dinastía que reinaba en Piamonte, había sido crecer hacia territorios con enemigos débiles. En 1550 habían llevado la capital de Chamery a Turín en la certidumbre de que nunca habrían podido crecer hacia Francia.


    -¿Qué papel jugó la masonería en la unidad de Italia?

    -Unir a todas las sectas revolucionarias en un solo objetivo: diluir el sentimiento de pertenencia para destruir los reinos católicos de la península italiana. Y crear una religiosidad nueva: el culto laico a la Patria, a la Nación, a las llamadas "instituciones"...


    -¿No podría decirse que luchaban contra el Papa en cuanto Rey, no en cuanto sucesor de Pedro?

    -Los fautores de la unidad de Italia lucharon siempre contra la religión católica, apostólica y romana y contra su máximo representante: el Papa-Rey. Porque el Papa era Rey en sus Estados, pero era ante todo y sobre todo la cabeza visible de la Cristiandad en los demás Estados.


    -O sea, que lo de luchar contra el Papa-Rey era una pura coartada...
    -Un subterfugio para alejar de la cristiandad a los fieles “tibios” de los Estados Pontificios. En los estados no pontificios de lengua italiana, combatir al Papa abiertamente era un modo de afirmar que el hombre debe considerarse adulto y por tanto emancipado de toda sujeción divina o humana.


    -¿El culto al Hombre?
    -Si en Nápoles el liberal Luigi Settembrini proclamaba "Mi Dios es el Progreso", Giuseppe Mazzini le respondía: "Dios es la Humanidad".


    -¿Hubo persecución religiosa?
    -Al día siguiente de la unidad italiana obispos de todos los reinos suprimidos fueron encarcelados u obligados a abandonar sus diócesis. Sucedió en las Dos Sicilias, pero también en Bolonia, Turín, Venecia, etc. Los obispos que se manifestaron contra la dictadura del Estado laico (Camillo Benso, conde de Cavour, decía hipócritamente lo de “Iglesia libre en un Estado libre”) fueron todos perseguidos.


    -¿Cuáles eran los sentimientos religiosos de los grandes nombres de la unidad de Italia?
    -Víctor Manuel II, Cavour, Mazzini y Giuseppe Garibaldi son considerados los padres fundadores del Estado italiano nacido del llamado Risorgimento. Los cuatros tuvieron en común un espíritu tibio, cuando no hostil, hacia el catolicismo. Ninguno se planteó jamás que hubiese pecado en sus teorías liberales o en su política revolucionaria.


    -¿Qué actitud adoptaron Napoleón III, Lord Palmerston o Lord Gladstone?
    -Sin el apoyo de las dos potencias liberales europeas (Francia e Inglaterra), la unidad de Italia no se habría realizado jamás. Aunque probablemente con el tiempo se habría llegado a una confederación de estados católicos de lengua italiana, y la historia del siglo XX habría tenido otro curso. Pero es sólo una opinión.


    -Pero Francia defendía el principio de "no intervención"...
    -Era la tesis de Napoleón III: que todo Estado debía ser artífice de su propio destino. Y al decir eso quería decir que Austria, presente en muchos estados italianos en virtud de una política de alianzas (los Tratados), no debía intervenir lo más mínimo en caso de sublevaciones o Revoluciones.


    -¿Y Francia respetó el principio que quería imponer a los demás?

    -La “no intervención” francesa se llevó a cabo con la alianza político-militar con el Piamonte y la guerra a Austria de 1859.


    -¿E Inglaterra?
    -Hizo el resto. Aisló diplomáticamente al reino de las Dos Sicilias y dio su determinante apoyo marítimo cuando Garibaldi agredió a Sicilia para destruir luego todo el reino napolitano.


    -¿Por qué esa animadversión hacia el Reino de Nápoles-Dos Sicilias?

    La posición geográfica del reino de las Dos Sicilias explica la actitud fuertemente hostil de Inglaterra hacia ella. Cuando fue destruido el reino de las Dos Sicilias estaba a punto de abrirse el canal de Suez, que habría llevado a todo el Oriente sus productos y su cultura “liberal”. La presencia de un reino de las Dos Sicilias fuerte y abiertamente católico impedía la libre circulación de hombres y barcos de una nación que difundía la herejía protestante con una afirmación anticatólica y antipapal. Inglaterra comprendió que si quería alcanzar sus objetivos debía eliminar el reino más católico de la península.


    -Y respaldó a Francia...
    Francia aspiraba a poner sobre el trono de las Dos Sicilias a un Murat u otro miembro de la familia napoleónica. Esto garantizaría la ideología antipapal.


    -¿Cómo respondieron los unitarios a esos intereses ideológicos ingleses?
    Por ejemplo: al entrar en Nápoles, Garibaldi autorizó la edificación de una iglesia protestante en pleno centro de la ciudad. Durante decenios los anglicanos habían pedido inútilmente un templo a Fernando II de Borbón, rey de las Dos Sicilias. Pero la petición siempre había sido rechazada.


    -Es unidad italiana sobre bases católicas a la que antes hacía referencia, ¿por qué no se intentó antes?
    Porque que una unidad sustancial de los estados italianos ya existía hacía tiempo, representada por la fe común en la religión católica, apostólica y romana. La unidad católica de los países de lengua italiana constituía ya el cimiento de cohesión social en todos los lugares de lengua y cultura italiana. Todos los estados de la península estaban unidos por un espíritu antiliberal y por tanto antirrevolucionario.


    -¿Por qué si el Risorgimento fue anticatólico, la Italia unitaria siguió siendo católica?
    Porque el ser católico estaba esculpido en el corazón de los habitantes de la península. No olvidemos la herencia romana y el espíritu de las leyes de Justiniano. Ambas herencias habían esculpido en el corazón del hombre los conceptos del bien y del mal.


    -Pero eso cambió en los gobernantes de la nueva Italia...

    La unidad de Italia introdujo un nuevo concepto que se opuso a la idea de “bien común”, una idea surgida del principio básico del Estado del Risorgimento: el concepto de lo constitucional y lo no constitucional. A los nuevos gobernantes les resultaban extrañas las nociones del bien y del mal, sólo les interesaba la distinción entre lo que las leyes autorizan y lo que las leyes prohíben.




    -La novela El Gatopardo tiene lugar en los años que usted describe en su libro. ¿Es fiel a los hechos?
    Es una novela sustancialmente pesimista que refleja la cultura de su autor, Giuseppe Tomasi di Lampedusa, un príncipe siciliano que la escribió basándose en experiencias familiares, y de hecho los protagonistas son trasuntos de personajes realmente existentes en el siglo XIX siciliano. En la práctica es el Risorgimento visto con los ojos de la aristocracia de la isla.


    -¿Refleja bien la época?
    Refleja bien la época, vista a través de los ojos de un aristócrata. Tomasi escribe que la aristocracia habría debido alinearse con la dinastía borbónica: si no por decencia, al menos por oportunismo. El joven Tancredi introduce un concepto popular en la Italia actual: el gatopardismo, es decir, que todo cambie para que nada cambie. El organista de la iglesia de Donnafugata, compañero de caza del príncipe Salina (el Gatopardo), encarna la idea de la fidelidad y del reconocimiento. Ha estudiado música bajo el mecenazgo de la reina Isabel (esposa de Francisco I, a quien en la novela se la llama “la española”), y por eso en el plebiscito vota contra la anexión de Sicilia al Piamonte.


    -¿Por qué perdió esa opción?
    -De las urnas, manipuladas, salió un sí a la anexión. Don Ciccio Sedara, padre de la bella Angelica, encarna a la perfección la ambición de los “gentilhombres”: los liberales que tenían el poder económico y ahora, caída la dinastía borbónica, aspiraban a tomar el poder político.


    Y una última referencia literaria. Usted hace unos comentarios críticos a Corazón, de Edmondo de Amicis, que entre otros contenidos incluye el célebre cuento De los Apeninos a los Andes, la historia del pequeño Marco que viaja a América en busca de su madre. Fuera de Italia, parece un libro inocente...
    Edmondo de Amicis era un socialista piamontés de la generación posterior al Risorgimento. Quiso escribir un libro para exaltar el culto laico de la Patria, y la idea de Corazón fue su expresión máxima. Ese "corazón" del que habla se oponía al Sagrado Corazón: en esos mismos años (1886) estaba renaciendo en toda Europa la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, que culminó con la construcción de la célebre basílica del Sacre-Coeur en Mont-Martre (París).


    -¿No era un libro dirigido a un país católico?

    -Si se examina todo el libro, no se encontrará jamás un pensamiento dirigido a lo trascendente, al Redentor, a Cristo Salvador. No hay en él ninguna forma de religiosidad que no sea la inmanente: precisamente la laica, la de la patria. He ahí por qué, en mi opinión, Corazón es rechazable y no es lectura aconsejable, sobre todo para los niños. ¡Aunque sólo sea para no entristecerles, como ha sucedido durante generaciones en las escuelas italianas!
    Última edición por Michael; 19/06/2013 a las 15:20
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  4. #4
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,322
    Post Thanks / Like

    Re: La forzada unificación de Italia, una operación anticatólica

    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje
    Y una última referencia literaria. Usted hace unos comentarios críticos a Corazón, de Edmondo de Amicis, que entre otros contenidos incluye el célebre cuento De los Apeninos a los Andes, la historia del pequeño Marco que viaja a América en busca de su madre. Fuera de Italia, parece un libro inocente...
    Edmondo de Amicis era un socialista piamontés de la generación posterior al Risorgimento. Quiso escribir un libro para exaltar el culto laico de la Patria, y la idea de Corazón fue su expresión máxima. Ese "corazón" del que habla se oponía al Sagrado Corazón: en esos mismos años (1886) estaba renaciendo en toda Europa la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, que culminó con la construcción de la célebre basílica del Sacre-Coeur en Mont-Martre (París).


    -¿No era un libro dirigido a un país católico?

    -Si se examina todo el libro, no se encontrará jamás un pensamiento dirigido a lo trascendente, al Redentor, a Cristo Salvador. No hay en él ninguna forma de religiosidad que no sea la inmanente: precisamente la laica, la de la patria. He ahí por qué, en mi opinión, Corazón es rechazable y no es lectura aconsejable, sobre todo para los niños. ¡Aunque sólo sea para no entristecerles, como ha sucedido durante generaciones en las escuelas italianas!
    Con decir que el libro lo tradujo por primera vez al español Hermenegildo Giner de los Ríos, hermano de Francisco (el de la Institución Libre de Enseñanza), krausista como él y traductor también de Hegel, ya nos podemos hacer una idea.

  5. #5
    Avatar de combatcatalà
    combatcatalà está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    12 nov, 12
    Ubicación
    Corona d'Aragó, Principat de Catalunya, L'Hospitalet de Llobregat
    Edad
    26
    Mensajes
    182
    Post Thanks / Like

    Re: La forzada unificación de Italia, una operación anticatólica

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Pues yo he llegado a leer que el Reino Unido estava en contra de la unificación Italiana, ya ni me acuerdo donde.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. De la Italia de los tratados a la Italia de la revolución
    Por Hyeronimus en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 22/03/2013, 14:07
  2. Respuestas: 2
    Último mensaje: 26/01/2009, 01:42
  3. Respuestas: 0
    Último mensaje: 31/12/2008, 17:13
  4. Respuestas: 10
    Último mensaje: 30/12/2008, 20:55
  5. SÍmbolos ¿andaluces?: La Identidad Forzada
    Por Paco en el foro Otras Zonas
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 23/07/2007, 18:24

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •