Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 42

Tema: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 2012?)

  1. #1
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 2012?)

    Seguridad Social Española
    (Ley de Bases de la Seguridad Social de 1963 - † RIP 2012?)


    ___________________________________________________________________________________

    Historia (nacimiento y primeros pasos)


    FUENTE:
    Seguridad Social de España - Wikipedia, la enciclopedia libre

    ...En 1938, en plena guerra civil, se promulga el Fuero del Trabajo en el Bando Nacional o franquista, que puede considerarse el cimiento sobre el que se construyó la Seguridad Social tal y como la entendemos en años posteriores. En el Fuero del Trabajo se lee que "el Estado valora y exalta el trabajo y lo protegerá con la fuerza de la ley, otorgándole las máximas consideraciones y constituyéndolo en uno de los más nobles títulos de jerarquía y honor". En ese mismo documento, el estado se compromete a ampliar los seguros de vejez, invalidez, enfermedad y paro forzoso.

    En el Fuero de los Españoles de 1945 se da ya un cuadro bastante completo de seguros sociales.

    En 1963 aparece la Ley de Bases de la Seguridad Social cuyo objetivo principal era la implantación de un modelo unitario e integrado de protección social, con una base financiera de reparto, gestión pública y participación del Estado en la financiación.

    (fin del extracto de la cita de Wikipedia)




    ________________________________________________________________________

    Así nació y alcanzó la madurez la actual Seguridad Social Española de titularidad y gestión enteramente pública. Sanidad gratuíta amén de múltiples seguros sociales proporcionados por el Estado: vejez, invalidez, enfermedad, maternidad, accidentes de trabajo, paro forzoso y todo tipo de enfermedades profesionales (para todos los trabajadores españoles y sus familias).


    MAS INFORMACIÓN:
    Cuentame como pasó de verdad (Seguridad Social)


    ________________ . _________________


    Seguridad Social Pública Española
    (
    † RIP 2012?)




    Como en los "mejores" tiempos de las grandes y despiadadas desamortizaciones liberales del sXIX, cuando se le robaba al pueblo sus tierras comunales y se empujaba al campesinado a la miseria, mientras de paso, y también a gran escala, se les robaba las tierras a la Iglesia (que daba, por medio de la beneficencia, sanidad y educación gratuítas al pueblo) para entregarlas a manos de unos pocos ricachones de la alta burguesía, todos ellos próximos a los políticos liberales, y así llenar de paso las arcas de tantísimos políticos corruptos y masones, con el sufrimiento y la miseria de los pobres (así nació el proletariado que mas tarde caería en manos de los marxistas). Y mientras... se quemaban de paso, en la fiebre satánica de los radicales liberales, iglesias y conventos mientras se asesinaba a sacerdotes, religiosos y religiosas...

    Ahora sus nietos o sus bisnietos, todos ellos herederos de esos mismos ladrones y criminales de aquellos días (también liberales, por descontado...) nos están robando nuevamente lo poquísimo que de "comunal" queda en la España de nuestros días; la Seguridad Social que nos regaló Franco y sus gobiernos a todos los españoles.

    ¿Serán estas tristes fechas, las de este año que ahora termina, las que escriban el epitafio sobre la tumba de lo que fué nuestra excelente sanidad pública española?.


    "La Seguridad Social ha sido, a mi juicio, el instrumento más poderoso para el cambio social, para la redistribución de la renta, para la igualdad de oportunidades, para la constitución de una sociedad más igualitaria y más libre. Bastaría que por una abstracción mental elimináramos del entramado de nuestra sociedad y de la vida de los españoles el sistema público de pensiones, la protección sanitaria, el seguro de accidentes, la protección frente al desempleo... Nos daríamos cuenta de que retrocederíamos a una sociedad distinta, en la que la mayoría ni se sentirían iguales, ni se sentirían auténticamente libres, acosados por incertidumbres e inseguridades absolutamente vitales, de las que sólo estarían libres los económicamente privilegiados; retrocederíamos a una sociedad no sólo injusta, sino insegura y enfrentada por el espíritu de clase"

    D. Licinio de la Fuente - Ministro de Trabajo de España (1969 – 1975)
    Última edición por jasarhez; 30/11/2012 a las 02:21

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,788
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Se te ha olvidado decir que la prestación sanitaria hace más de 10 años que se ha transferido a las Autonomías y ya no tiene nada que ver con el sistema de Seguridad Social .
    El mapa sanitario ibérico ahora mismo es caótico pero entretenido; un bonito pasatiempo es hacer colección de ambulancias autonómicas, dibujaditas con sus colorines patrióticos y adivinar de donde es cada una.





    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  3. #3
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Y junto a las ambulancias, también los carnés individuales que otorgan a sus súbditos las diferentes comunidades autónomas, y que presentan infinitos problemas para recibir la correcta atención sanitaria en los desplazamientos por el territorio nacional... debido a la fragmentación de un servicio público (antes nacional) hoy ya "taifal".

    tarjeta sanitaria por autonomías - Buscar con Google
    (en este enlace están algunas de ellas)
    Por cierto, obsérvese la tarjeta sanitaria catalana, es una tarjeta VISA. ¿es un fotomontaje..?, hay algún catalán por ahí que lo confirme o lo desmienta?


    ...frente a la única cartilla de AFILIACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL (con el águila de San Fernando) que existía para toda España, y que servía en cualquier región española.



    Primero nos partieron el derecho a la sanidad pública y gratuita en 17 pedacitos inoperantes, que se transfirieron a las puñeteras autonomías y ahora éstas poco a poco lo van "transfiriendo" al mercado. Es decir, a las empresas privadas que han creado sus amiguitos.


    LA SANIDAD PÚBLICA SE VENDE:




    Y YA TIENE COMPRADORES: http://www.capiosanidad.es
    Última edición por jasarhez; 30/11/2012 a las 18:08

  4. #4
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,799
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    He sabido de un caso de alguien que tuvo que viajar a Barcelona y estando allí tuvo que ser hospitalizado y operado, y después de regresar a Andalucía recibió una factura de la seguridad social catalana por varios miles de euros, ya que estaba afiliado a la andaluza y eso no le servía.

  5. #5
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Conozco a un hombre cuya madre, empadronada en Murcia, por lo tanto con la tarjetita santiaria de la sanidad murciana (que no se de qué puñetero color será, ni si tendrá chip bancario o no lo tendrá...) que desde hace dos años recibe en Madrid un tratamiento por el que fué derivada, precisamente, por la propia sanidad de la autonomía murciana, que hace dos semanas... se encontró con la desagradable sorpresa de que SaludMadrid se negaba a atenderla por traer una tarjeta sanitaria de otra comunidad autónoma. Ella explicó que llevaba dos años con ese tratamiento que solo le daban en Madrid, pero le respondieron que tenían nuevas órdenes y no le podían atender mas en la sanidad madrileña.

    Es caótico y terrible todo lo que está ocurriendo con nuestra sanidad pública. Y ahora, encima, la privatizan...
    La semana pasada me contaban cómo consiguen obtener tan "buenísimos resultados económicos" en su gestión los nuevos hospitales de gestion privada. Concretamente me hablaron del hospital Rey Juan Carlos (de Móstoles) que practica la técnica de atender únicamente aquellos casos en los que el coste sanitario es bajo, mientras deriva a los hospitales públicos los mas costosos y prolongados. Así, hospitales de gestión enteramente pública (como La Paz, el Francisco Franco, perdón... hoy "Gregorio Marañón", el 12 de Octubre, La Princesa, que ahora van a clausurar, el Ramón y Cajal o el Clínico... todos ellos creados por la Seguridad Social que el Innombrable nos regaló a todos los españoles sin merecerlo) tienen que correr con la atención de aquellos casos clínicos que los hospitales privados "desechan". De modo que sus cuentas de resultados son siempre mucho peores (y en muchos casos, incluso, deficitarias por esta causa) que las de los "flamantes" hospitales de gestión privada, creados todos ellos por el actual régimen liberal (y gestionados, muchos de ellos, por la empresa del Sr. Rato y el marido de la Sra. de Cospedal, denominada "Capio-Sanidad").

    ____________
    Estoy mirando a mi hijo y me asusta el futuro tan oscuro que le espera...
    ____________


    Un abrazo en Cristo



    ESTOS SON ALGUNOS DE LOS HOSPITALES PÚBLICOS CREADOS POR LA SEGURIDAD SOCIAL DEL ODIADO "RÉGIMEN FRANQUISTA":



    Hospital Público Universitario de "La Paz", inaugurado en madrid, en 1965, por aquella Seguridad Social excelentísima, gratuíta y eficaz, que teníamos por aquellos días de los que hoy ya nadie quiere hablar...



    Hospital "Ramón y Cajal" construído en Madrid, a finales del franquismo, e inaugurado dos años después de la muerte del Caudillo


    Hospital Clínico San Carlos (que recibe los primeros enfermos en el Madrid de 1952)



    Hospital Clínica Puerta de Hierro de 1952



    Hospital de "La Princesa", en pleno centro de Madrid. Inaugurado en 1955, y hoy a punto de ser cerrado al público



    Hospital Universitario 12 de Octubre (antes 1 de Octubre) inaugurado por el Caudillo en 1973



    Vista aérea de la enorme Ciudad Sanitaria "Francisco Franco", inaugurada en 1968 (y hoy rebautizada con el nombre del médico masón "Gregorio Marañón")
    Última edición por jasarhez; 30/11/2012 a las 23:30

  6. #6
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Los que tengamos ahora entre 45 ó 50 años vamos a ser la primera generacion pasada por la eutanasia obligatoria. A si que, habremos de organizarnos, para no morir en la miseria, una especie de economia de subsistencia... quizás casi de guerra, y cuidarnos de no pisar en ningún momento un hospital, porque ante la mera sospecha de padecer alguna enfermedad cronica, no saldremos de allí con vida. ¿Para qué creen algunos que se van aprobando las leyes de eutanasia, tan majas ellas...? (es conveniente recordar los horrendos sucesos acaecidos, en 2005, en el hospital madrileño de gestión privatizada "Severo Ochoa" de Leganes.- con el aprendiz de Mengele, Dr. Montes, jefe de su Servicio de Urgencias Médicas).

    ENTREVISTA: El Dr. Montes y la eutanasia
    Última edición por jasarhez; 30/11/2012 a las 23:17
    Kontrapoder, Hyeronimus y Xaxi dieron el Víctor.

  7. #7
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Jasarhez, lejos de mí querer buscar enfrentamiento gratuito, pero considero que los debates pueden ser buenos para encontrar verdades que podían habérsenos escapado o en las que no habíamos caído en la cuenta. Más tratándose de un tema que, por la trascendental importancia que tiene para la Contrarrevolución como es el tema económico-financiero (es decir, la generalización de una estabilidad económica en la población), merece que sea tratado sin miramientos y haciendo abstracción de las personas implicadas.

    Digo esto porque, efectivamente, estamos todos de acuerdo en que el principal problema que se planteaba era el de la llamada cuestión social, esto es, la situación que la Revolución liberal española (haciendo uso de la más terrible de sus armas: el control financiero de la comunidad, al lado de la cual armas revolucionarias como la huelga, el anarcosindicalismo y cualquiera de las otras medidas de los revolucionarios comunistas son un chiste) había provocado deliberadamente la desestabilización de la comunidad política para poder consolidar y asegurar su toma del poder a lo largo de los siglos XIX y primer tercio del XX (desamortizaciones de Mendizábal y Madoz; creación de la Ley Hipotecaria; reformas del C.Comercio y C.C.; centralización de la emisión de moneda y billetes en la entidad privada del Banco de España, etc...), todo ello, por supuesto, bajo la aquiescencia y control de la Finanza Internacional, es decir, del agente principal de la Revolución.

    Ahora bien, no podemos confundirnos acerca de las decisiones económicas que se tomaron desde la Cruzada por el Régimen franquista, porque si bien es obvio que el Comunismo no triunfó en nuestro territorio ni Franco quiso en teoría implantar ningun sistema que intentara calcar el de la Unión Soviética, sin embargo en la práctica se implantó un sistema tendentemente totalitario (o simplemente totalitario). No quiero personalizar en este asunto; quiero decir, hago la descripción del sistema económico implantado haciendo abstracción de la figura de Franco: el sistema era (y es) objetivamente totalitario y lo mismo seguiría sosteniendo yo aunque el Rey Javier I hubiera accedido al poder y fuera él mismo el que lo hubiera implantado.

    Mientras no se toque el punto fundamental para la solución real del problema social, (esto es, el sistema financiero) todas las medidas que se adopten no dejaran de ser unos meros parches, por bien remendados que estén, los cuales tarde o temprano (más bien temprano) se romperán.

    Y bien, ¿por qué digo todo esto? Porque lo único que se hizo fue integrar a los españoles, a lo largo de la década de los ´50, una vez levantado el bloqueo de la ONU, en los Organismos Internacionales mundialistas (por no decir anticristianos, que sería el adjetivo más correcto); entre estos Organismos estan el FMI y el Banco Internacional de Recontrucción y Desarrollo, creados en 1944 en la conferencia de Bretton Woods, con el firme propósito de llevar adelante en todos los países occidentales una misma política económica formulada por Keynes conocida como pump-priming, consistente en el desarrollo continuo de obras públicas por parte de los Estados con el fin de sumistrar poder adquisitivo a los ciudadanos para poder comprar una pequeña porción de su producción actual-potencial de bienes y servicios, pero al precio de una concentración-centralización bestial de todas las actividades económicas (y no económicas) de los ciudadanos y de generar una Deuda terrible en todos esos países, que los dejaría siempre en manos de los acreedores de la Finanza Internacional.

    Esta política objetivamente comunista-totalitaria se reliazó en todos los países del llamado Mundo Occidental simultáneamente. Franco lo que hizo fue "homologarnos con los países de nuestro entorno" en esta misma política de control, una vez que la integración en los Organismos Internacionales quedó completada con el ingreso en 1958 en la FMI y el BIRD antes mencionados. A continuación, comenzó a fluir el crédito proveniente de estas Organizaciones (y del sistema bancario subordinado a ellas), y bajo la dirección de las mismas se llevaron a cabo los consecuentes Planes de Estabilización y los 3 Planes de Desarrollo, ejecutados por personas revolucionarias de la más absoluta confianza para la realización de estas planificaciones, esto es, los famosos tecnócratas. Es dentro de estos Planes en donde se va a desarrollar toda esa política económica del segundo franquismo, incluido el levantamiento de toda la macroestructura de la Seguridad Social.

    No voy a explicar aquí los motivos, pero ciertamente la política keynesiana de pump-priming genera temporalmente un estímulo a toda la actividad económica, permitiendo cierto desarrollo y estabilidad momentánea a la comunidad política (para más información veáse el testimonio de C.H.Douglas ante el Comité MacMillan), lo cual explicaría esos "logros" del sistema de la seguridad social y, en general, de toda la actividad económica de la comunidad. Pero, y esto es lo que quiero subrayar otra vez, no soluciona el problema fundamental que subyace a la llamada cuestión social, sino que establece un parche provisional que permite que ese problema no emerga temporalmente. Dicho con otras palabras, no es la cura para la enfermedad sino que es un mero paliativo que, ciertamente, hace desaparecer los síntomas de la enfermedad provisionalmente, pero no la cura de raíz. Y todo esto, por supuesto, haciendo abstracción de la finalidad de control centralizador que, a fin de cuentas, está detrás de la consecución de toda esta política económica.

    Esto no sólo lo criticaron los tradicionalistas legitimistas de entonces (es decir, los javieristas), sino también los tradicionalistas no legitimistas, como la Revista Verbo, fundada por Eugenio Vegas Latapie y Juan Vallet de Goytisolo (de este último son famosos también sus ensayos acerca de la falsa solución social de la tecnocracia y la planificación, como agentes totalizadores de la sociedad, por ejemplo, Sociedad de masas y derecho). También son importantes las críticas hechas en los otros países occidentales, que desarrollaban la misma política económica que se seguía en nuestro territorio (el movimiento de La Ciudad Católica en los países francófonos, el movimiento del Crédito Social en los países anglófonos, etc...)

    Mientras no se vaya a la raíz de la cuestión social -esto es, el reconocimiento de la existencia en la contabilidad nacional de un beneficio y la capacidad y potestad para monetizarlo en forma de dividendo social para todos y cada uno de los miembros de la comunidad política- no se solucionará el problema y seguiremos siendo pastos del control totalitario de la Finanza Internacional por medio de la llamada Deuda nacional y por medio de todos estos mecanismos centralizadores, innecesarios para solucionar el problema social (como, por ejemplo, toda macroestructura de la Seguridad Social) que se crearon para un mayor control de la sociedad.

    Las pseudosoluciones son eso mismo: pseudosoluciones. No debemos dejarnos engañar porque temporalmente hagan desaparecer los efectos perniciosos inherentes al sistema capitalista. Y, repito, esto lo digo con independencia de quién aplicara esa política. Si en lugar de Franco la hubiera implantado el Rey Javier I, la crítica sería la misma (es una cuestión meramente técnica-matemática, con independencia del dirigente que la aplique).
    jasarhez dio el Víctor.

  8. #8
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    Jasarhez, lejos de mí querer buscar enfrentamiento gratuito, pero considero que los debates pueden ser buenos para encontrar verdades que podían habérsenos escapado o en las que no habíamos caído en la cuenta. Más tratándose de un tema que, por la trascendental importancia que tiene para la Contrarrevolución como es el tema económico-financiero (es decir, la generalización de una estabilidad económica en la población), merece que sea tratado sin miramientos y haciendo abstracción de las personas implicadas.

    Digo esto porque, efectivamente, estamos todos de acuerdo en que el principal problema que se planteaba era el de la llamada cuestión social, esto es, la situación que la Revolución liberal española (haciendo uso de la más terrible de sus armas: el control financiero de la comunidad, al lado de la cual armas revolucionarias como la huelga, el anarcosindicalismo y cualquiera de las otras medidas de los revolucionarios comunistas son un chiste) había provocado deliberadamente la desestabilización de la comunidad política para poder consolidar y asegurar su toma del poder a lo largo de los siglos XIX y primer tercio del XX (desamortizaciones de Mendizábal y Madoz; creación de la Ley Hipotecaria; reformas del C.Comercio y C.C.; centralización de la emisión de moneda y billetes en la entidad privada del Banco de España, etc...), todo ello, por supuesto, bajo la aquiescencia y control de la Finanza Internacional, es decir, del agente principal de la Revolución.

    Ahora bien, no podemos confundirnos acerca de las decisiones económicas que se tomaron desde la Cruzada por el Régimen franquista, porque si bien es obvio que el Comunismo no triunfó en nuestro territorio ni Franco quiso en teoría implantar ningun sistema que intentara calcar el de la Unión Soviética, sin embargo en la práctica se implantó un sistema tendentemente totalitario (o simplemente totalitario). No quiero personalizar en este asunto; quiero decir, hago la descripción del sistema económico implantado haciendo abstracción de la figura de Franco: el sistema era (y es) objetivamente totalitario y lo mismo seguiría sosteniendo yo aunque el Rey Javier I hubiera accedido al poder y fuera él mismo el que lo hubiera implantado.

    Mientras no se toque el punto fundamental para la solución real del problema social, (esto es, el sistema financiero) todas las medidas que se adopten no dejaran de ser unos meros parches, por bien remendados que estén, los cuales tarde o temprano (más bien temprano) se romperán.

    Y bien, ¿por qué digo todo esto? Porque lo único que se hizo fue integrar a los españoles, a lo largo de la década de los ´50, una vez levantado el bloqueo de la ONU, en los Organismos Internacionales mundialistas (por no decir anticristianos, que sería el adjetivo más correcto); entre estos Organismos estan el FMI y el Banco Internacional de Recontrucción y Desarrollo, creados en 1944 en la conferencia de Bretton Woods, con el firme propósito de llevar adelante en todos los países occidentales una misma política económica formulada por Keynes conocida como pump-priming, consistente en el desarrollo continuo de obras públicas por parte de los Estados con el fin de sumistrar poder adquisitivo a los ciudadanos para poder comprar una pequeña porción de su producción actual-potencial de bienes y servicios, pero al precio de una concentración-centralización bestial de todas las actividades económicas (y no económicas) de los ciudadanos y de generar una Deuda terrible en todos esos países, que los dejaría siempre en manos de los acreedores de la Finanza Internacional.

    Esta política objetivamente comunista-totalitaria se reliazó en todos los países del llamado Mundo Occidental simultáneamente. Franco lo que hizo fue "homologarnos con los países de nuestro entorno" en esta misma política de control, una vez que la integración en los Organismos Internacionales quedó completada con el ingreso en 1958 en la FMI y el BIRD antes mencionados. A continuación, comenzó a fluir el crédito proveniente de estas Organizaciones (y del sistema bancario subordinado a ellas), y bajo la dirección de las mismas se llevaron a cabo los consecuentes Planes de Estabilización y los 3 Planes de Desarrollo, ejecutados por personas revolucionarias de la más absoluta confianza para la realización de estas planificaciones, esto es, los famosos tecnócratas. Es dentro de estos Planes en donde se va a desarrollar toda esa política económica del segundo franquismo, incluido el levantamiento de toda la macroestructura de la Seguridad Social.

    No voy a explicar aquí los motivos, pero ciertamente la política keynesiana de pump-priming genera temporalmente un estímulo a toda la actividad económica, permitiendo cierto desarrollo y estabilidad momentánea a la comunidad política (para más información veáse el testimonio de C.H.Douglas ante el Comité MacMillan), lo cual explicaría esos "logros" del sistema de la seguridad social y, en general, de toda la actividad económica de la comunidad. Pero, y esto es lo que quiero subrayar otra vez, no soluciona el problema fundamental que subyace a la llamada cuestión social, sino que establece un parche provisional que permite que ese problema no emerga temporalmente. Dicho con otras palabras, no es la cura para la enfermedad sino que es un mero paliativo que, ciertamente, hace desaparecer los síntomas de la enfermedad provisionalmente, pero no la cura de raíz. Y todo esto, por supuesto, haciendo abstracción de la finalidad de control centralizador que, a fin de cuentas, está detrás de la consecución de toda esta política económica.

    Esto no sólo lo criticaron los tradicionalistas legitimistas de entonces (es decir, los javieristas), sino también los tradicionalistas no legitimistas, como la Revista Verbo, fundada por Eugenio Vegas Latapie y Juan Vallet de Goytisolo (de este último son famosos también sus ensayos acerca de la falsa solución social de la tecnocracia y la planificación, como agentes totalizadores de la sociedad, por ejemplo, Sociedad de masas y derecho). También son importantes las críticas hechas en los otros países occidentales, que desarrollaban la misma política económica que se seguía en nuestro territorio (el movimiento de La Ciudad Católica en los países francófonos, el movimiento del Crédito Social en los países anglófonos, etc...)

    Mientras no se vaya a la raíz de la cuestión social -esto es, el reconocimiento de la existencia en la contabilidad nacional de un beneficio y la capacidad y potestad para monetizarlo en forma de dividendo social para todos y cada uno de los miembros de la comunidad política- no se solucionará el problema y seguiremos siendo pastos del control totalitario de la Finanza Internacional por medio de la llamada Deuda nacional y por medio de todos estos mecanismos centralizadores, innecesarios para solucionar el problema social (como, por ejemplo, toda macroestructura de la Seguridad Social) que se crearon para un mayor control de la sociedad.

    Las pseudosoluciones son eso mismo: pseudosoluciones. No debemos dejarnos engañar porque temporalmente hagan desaparecer los efectos perniciosos inherentes al sistema capitalista. Y, repito, esto lo digo con independencia de quién aplicara esa política. Si en lugar de Franco la hubiera implantado el Rey Javier I, la crítica sería la misma (es una cuestión meramente técnica-matemática, con independencia del dirigente que la aplique).
    Créame, señor Martin Ant, que puedo compartir una gran parte de su discurso en este hilo. Y le doy las gracias por mostrar aspectos que, a mi al menos, se me han escapado casi siempre al hablar de este periódo histórico, hoy tan denostado por todos. La solución del problema de la "cuestión social" que supuso el franquismo durante su existencia, me ha dejado fascinado y agradecido desde siempre. "Solución" (al menos aparente, en sus síntomas, durante aquellos días) de un problema que, como usted bien dice, había sido provocado por una revolución liberal que, haciendo uso de la más terrible de sus armas, el control financiero, había convertido en un mero chiste todas las armas revolucionarias estandarizadas por los agentes marxistas o anarquistas, generando la desestabilización casi total de la comunidad política. No tengo nada que rebatir contra este argumento...

    Para mi, no cabe la menor duda de que Franco jamás quiso implantar en España ningun sistema que intentara copiar en algún modo el de la Unión Soviética, pero esta afirmación suya, me ha hecho recordar de inmediato una conversación que mantuve hace como veinte años, en tiempos del comienzo del desmantelamiento de toda la industria nacional pública y la minería asturiana, con un comunista un poco heterodoxo que me dijo: "parece mentira que tengamos que ser los comunistas los que salgamos en la defensa de unas industrias públicas, como los astilleros, la siderurgia, la minería, que creó el franquismo..". Naturalmente este hombre era un comunista bastante heterodoxo, porque otro jamás se hubiera atrevido a afirmar ésto.

    Sin embargo, en su discurso hay algo que no me ha gustado mucho, y que voy a reproducirlo: "sin embargo en la práctica se implantó un sistema tendentemente totalitario (o simplemente totalitario)". En esto no puedo estar del todo de acuerdo. Aquel modelo político, social y económico, a algún comunista heterodoxo como éste del que hago referencia, le podría recordar si se quiere, quizás por el enorme peso que tenía por aquel entonces en nuestra economía el sector público... al modelo soviético, pero solo en eso y únicamente de soslayo, porque en la realidad, nada mas lejos.... Pero, lo que no es de recibo es afirmar que aquél régimen estaba fundamentado en ninguna forma de totalitarismo. El franquismo fué un sistema autoritario, sí, pero el totalitarismo es algo bastante distinto. Aquel sistema no pretendía acaparar la totalidad de la vida social en manos del Estado, ni concentrar la totalidad de los poderes estatales en manos de un solo grupo o partido. Eso sí podría haber sido aplicado a la URSS, pero no a la España de Franco. Ahí, creo que Vd. exagera un poco... y perdóneme. Comparándolos, yo veo bastante mas dosis de totalitarismo en el actual sistema liberal que en el que existía en la España de Franco.

    Comparto al cien por cien con Vd., cuando dice: "Mientras no se toque el punto fundamental para la solución real del problema social, (esto es, el sistema financiero) todas las medidas que se adopten no dejaran de ser unos meros parches, por bien remendados que estén, los cuales tarde o temprano (más bien temprano) se romperán". Nada que objetar en ello. Las políticas de corte keynesiano que se llevaron a cabo en Europa, no son la cura definitiva para la enfermedad, sino un efectivo paliativo que, hace desaparecer los síntomas sin curar la enfermedad de raíz. Pero tampoco me atrevería yo a llamar "keynesiana" por completo a la política que se llevó a cabo en España por aquellos días. Por otra parte, en ningún país de Europa existían políticas tan proteccionistas para los obreros y sus familias... Nuestro modelo utilizaba la inversión pública y la empresa pública para formentar el crecimiento económico, e incluso implantó un sistema de planificación económica que, para algunos, podría recordar incluso a los "planes quinquenales" de los soviéticos (los famosos planes de desarrollo trianuales, creándose incluso un ministerio a tal efecto). El último de esos planes de desarrollo terminó exactamente en el año 1975, con la muerte del Caudillo. Y luego, nada mas se supo de eso...

    Pero son ciertas algunas de las cosas que Vd. dice. Por eso le he dado un Victor. Afirmaciones tales como ésta: "Mientras no se vaya a la raíz de la cuestión social -esto es, el reconocimiento de la existencia en la contabilidad nacional de un beneficio y la capacidad y potestad para monetizarlo en forma de dividendo social para todos y cada uno de los miembros de la comunidad política- no se solucionará el problema y seguiremos siendo pastos del control totalitario de la Finanza Internacional por medio de la llamada Deuda nacional y por medio de todos estos mecanismos centralizadores, innecesarios para solucionar el problema social (como, por ejemplo, toda macroestructura de la Seguridad Social) que se crearon para un mayor control de la sociedad". Afirmaciones con las cuales, no puedo estar mas de acuerdo.

    Quizás las medidas políticas, económicas y sociales de la época franquista no fueran mas que "pseudosoluciones", como Vd. las denomina. Y por lo tanto, no nos debamos engañar porque hubieran desaparecido, al menos temporalmente, mientras vivía el Caudillo, muchísimos de los efectos perniciosos inherentes al sistema capitalista. Es muy posible que lo que Vd. dice sea cierto... pero ya quisiera yo que, al menos, esos "parches", o esas "pseudosoluciones".... se estuvieran aplicando también en la España de hoy en día. Yo firmaría por seguir con esos "errores" durante otros cuarenta añitos, por lo menos...



    Un abrazo en Cristo



    P.D.: Con respecto al desarrollismo económico de aquellos días, aquí le pego un chiste que apareció en una publicación periódica de aquél entonces. Algo tiene que ver también con lo que aquí estamos hablando...

    Última edición por jasarhez; 03/12/2012 a las 02:52

  9. #9
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Jasarhez, ciertamente estamos todos de acuerdo en que la estabilidad económica es condición necesaria para el buen funcionamiento de una comunidad política. Esto ya lo decía Sto. Tomás, que lo señalaba como requisito indispensable para el ejercicio de la virtud, y más recientemente lo formuló de manera magistral el católico social Salvador Minguijón

    La estabilidad de las existencias crea el arraigo, que engendra dulces sentimientos y sanas costumbres. Estas cristalizan en saludables instituciones, las cuales, a su vez, conservan y afianzan las buenas costumbres”.
    Es esta estabilidad económica lo que más temen los revolucionarios, y es por ello que hacen todo lo posible por destruirla por medio de su arma más poderosa: el control del sistema financiero (en su triple vertiente: control de la emisión del crédito, control de los precios y control del sistema impositivo).

    Esto también lo vio Franco intuitivamente y de ahí su deseo desproletarizador y creador de la famosa clase media. Pero este deseo le llevó a cometer el mismo error que los países de su entorno estableciendo medidas concentradoras-centralizadoras que eran completamente innecesarias para la consecución de la seguridad económica de los españoles. Es aquí en donde pongo mi crítica (desde el punto de vista económico, pues desde el punto de vista político mis críticas son otras), porque objetivamente estas medidas no se diferenciaban en sus resultados prácticos a las medidas de control de carácter totalitario que ya realizaron antes que él los liberales centralizadores o estatalizadores (ni tampoco se diferenciaban de las que se estaban tomando paralelamente en los otros países occidentales con sus respectivos Planes desarrollados por sus tecnócratas locales a las órdenes de una misma dirección central localizada en los Organismos Internacionales que ya cité, principalmente el FMI y el Banco de Reconstrucción).

    Es en este sentido en el que hablo de totalitarismo, es decir, en la creación de una macroestructura administrativa monstruo, con su correspondiente aparato burocrático, respaldado por una fiscalización que, si bien en términos relativos con lo que tenemos ahora se podría considerar pequeña, era ya entonces en su mayor parte completamente innecesaria y molesta (es dentro de esta fiscalización en donde entran también las cuotas forzosas de la Seguridad Social).

    Para la consecución del objetivo buscado: la seguridad económica de los españoles, no era necesaria la creación de todo ese aparato de control, sino que bastaba (como también ahora) con la monetización de ese beneficio que arroja nuestra producción interior acumulada y su consecuente reparto a toda la población en forma de dividendo y descuento de precios. El beneficio es lo suficientemente amplio como para cubrir todos los aspectos que se encierran en el concepto jurídico de alimentos (veáse art. 142 de nuestro actual C.Civil revolucionario) así como todos los aspectos a los que las estructuras de la Seguridad Social hacían frente: enfermedad (temporal o permanente), falta de rentas provenientes del trabajo, jubilación, etc... Sin hablar de todas los demás aspectos sociales que tratan de ser cubiertos actualmente -si es que así le place al Gobierno (estatal o autonómico) juancarlista de turno- por medio de ridículas subvenciones (las VPO, ayudas a la maternidad, etc...).

    Esta filosofía del dividendo social parecería contraria a una filosofía política tradicionalista, pues muchas veces ha sido defendida por economistas de corte liberal (Hayek, Von Mises, Fridman, etc...). Pero el hecho de que la filosofía en que se basan sus teorías económicas sea errónea, no quiere decir que alguna vez puedan formular una conclusión práctica aceptable (Juan Vallet de Goytisolo los solía citar mucho, pero siempre, podríamos decir, a beneficio de inventario). Hoy en día, desde muchos ambientes, también, se formula esta misma política con otros nombres: cheque escolar, cheque médico, etc... El dividendo sería como un cheque que cubriría todos los aspectos de la vida social del español, con la ventaja de que se dejaría a su libre arbitrio la elección del uso de ese dividendo (él elegiría qué escuela quiere para sus hijos, qué médico quiere que le atienda, etc...) cubriendo también todos los aspectos de la vida social antes mencionados: maternidad, vivienda, etc..., y evitando todos los escollos innecesarios que surgen del sistema de la Seguridad Social, que deja en manos del Estado la redistribución de las rentas previamente sustraídas a las personas, por medio de su ingente aparato de dominio y control.

    Dicho con otras palabras, ese beneficio monetizado y repartido produce, como decía Salvador Minguijón, las condiciones idóneas para la reordenación de la comunidad (única verdadera limitadora y templadora de la potestad legítima -que esperemos quede restaurada pronto en la persona del, por ahora, Regente Enrique de Borbón); reordenación que los tradicionalistas denominan bajo distintos nombres (principio de subsidiariedad, libertades, derechos reales o efectivos, principio federativo, comunidades sociales básicas o naturales, etc..., aunque yo prefiero denominarlo simple y llanamente principio foral o foralidad).

    En mi opinión no existe ahora mismo reivindicación más contrarrevolucionaria que la de la monetización de ese beneficio que arroja la relación macroeconómica de la producción-consumo en nuestra contabilidad y que es actualmente defradudado a todos los españoles. Y esta reivindicación de ese dividendo (repito no en términos de caridad, sino en términos de justicia, tal y como se desprende -no arbitraria sino matemáticamente justificada- de los datos financieros contables a nivel macroeconómico) es objetivamente contrarrevolucionario independientemente de que sea reivindicado por un señor con chaqueta y corbata o por un perroflauta.

  10. #10
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Gracias, Sr. Martin Ant, por tomarse tantísimas molestias en ilustrame con sus interesantes y doctas explicaciones. Si le he entendido, sería algo así como regresar al primitivo "socialismo feudal", tal y como lo definieron Marx y Engels. Y discúlpeme por el término. Es decir, que Franco debiera haber intentado regresar a España a un modelo precapitalista y contrarrevolucionario, como forma de oposición al sistema económico que había tenido lugar a partir de la mercantilización de la vida pública, a partir del siglo XIX... o en todo caso, haber instaurado un sistema que devolviera al pueblo lo que la revolución liberal le había quitado, tras los procesos desamortizadores... en lugar de apropiárselo en manos del Estado e intentar asegurar así un buen reparto de la renta. De esa forma, no habría hecho falta crear todas las macroestructuras estatales, como la Seguridad Social, etc, etc... que (y en eso estoy de acuerdo con usted) conducen, o podrían conducir como estamos viendo, a una situación muy cercana al totalitarismo.

    Su idea sería que aquél régimen, como antaño hacía la corona, pudiera haber intervenido subsidiariamente administrando justicia social (o como se dice vulgarmente, "desfaciendo entuertos y agravios") poniéndole coto a los abusos de los burgueses capitalistas. Y ahí es donde intervendrían, si no me equivoco (corríjame, por favor, si asi fuere) las teorías sobre la implantación del "dividendo social". Es decir, el cheque escolar, el cheque médico, etc... algo así como decir: "menos estado y mas sociedad". Parece interesante pero también me da miedo...

    Según tengo entendido éstas propuestas de la instauración de un sistema de "cheques sociales", en España, ya han sido reivindicadas por algunos partidos. Me viene a la memoria ahora mísmo AES. Lo único que me repele de ello, es que no me lo creo, porque viene de la mano de la Escuela Económica de Chicago y Milton Friedman. Y esa gente me da muchísimo miedo.

    Tiene la ventaja de la libertad y la reducción de asistencialismo estatal y permite la posibilidad de elegir (en educación, por ejemplo, eso sería interesantísimo, para romper el control totalitario del Estado y devolverle a los padres el control sobre qué tipo de educación desean para sus hijos...). Hasta ahí, completamente de acuerdo. Pero me surgen dudas y desconfianzas. Por ejemplo, ¿qué pasa si la cuantía del cheque en cuestión resulta ser tan ridícula que no permite cubrir el precio del colegio elegido?. Esa sería una cuestión... ¿Qué podríamos hacer los súbditos (no me creo el concepto de ciudadanía...) frente a una Administración que decidiera reducir año tras año el montante de ese cheque, mientras los mercados continuaran encareciendo el precio de esos servicios?. En Madrid, el gobierno de Esperanza Aguirre, ya experimentó con esa idea, con el tema de los famosos "cheques guardería" para todas aquellas familias que, por hache o por be, se quedaban sin poder llevar a sus hijos a las guarderías públicas. El resultado, un chequecito (una beca, en definitiva, cambiada de nombre...) que la Comunidad de Madrid entregaba a aquellos padres que demostraban reunir una serie de requisitos, con el que apenas llegaban a cubrir el 40% o el 50% del precio de la mas barata de las guarderías públicas. En fin... una basura y con ello no dejamos de estar a merced de los vaivenes políticos y su tiranía. Si nos quitan el cheque, ¿qué hacemos?, si lo reducen a la mínima expresión ¿qué hacemos?. Y por último, ¿es que acaso esa política del chequecito no favorecería el clientelismo y por ende la sumisión de los individuos ante el poder del Estado que los reparte?. ¿Cómo se estipularía su cuantía...?, ¿Cuánta burocracía, tiempos de espera e inseguridades conllevarían...?. En definitiva, no me gusta la idea... ni tampoco lo veo como solución a los problemas actuales. Yo prefiero la existencia de un estado fuerte que otorge por medio de sus estructuras, sanidad, educación y vivienda de forma gratuíta a los obreros y sus familias (o muy asequible, cuanto menos en el caso de ésta última), y una legislación proteccionista del trabajo, con muy poca, o nula libertad para el despido improcedente, y con las causas reguladoras del mísmo, perfecta y metódicamente regularizadas. Es decir, tal y como se hacía en España en tiempos del Caudillo. Es decir, un estado FUERTE ("mas estado" por lo tanto) gobernado por hombres honestos e inspirados por fuertes convicciones católicas, enfrentado a la flexibilidad que otroga esa falsa libertad económica. Es decir, autoridad y rigidez metódicas, en aplicación de una verdadera idea de la justicia... Esa es mi doctrina.



    En un viaje que hice a Francia, alguien me contó que allí también existen grandes hospitales públicos, como en España, pero que para asistir a la consulta de un médico de familia, los franceses acudían al médico que consideraban mas adecuado para ellos (es decir, elegían...) y luego se desgrababan el precio en su declaración de la Renta. Quizás no entendí bien el funcionamiento... Pero ese sistema tampoco me gusta. Sí es cierto que otorga libertad, pero me parece mas seguro el sistema español, el de los centros de salud gratuítos en los que te toca el médico que el sistema te asigna. ¿Para qué quiero tener esa libertad? (yo con la seguridad me conformo). Y tras decir ésto me viene a la cabeza una frase de un famoso revolucionario marxista que escribió un libelo con un título mas o menos parecido. Pero también me vienen a la mente las palabras de José Antonio Primo de Rivera, en su discurso inaugural de FE de las Jons en el teatro madrileño de la comedia: "Sois libres de trabajar lo que queráis; nadie puede compeleros a que aceptéis unas u otras condiciones; ahora bien: como nosotros somos los ricos, os ofrecemos las condiciones que nos parecen; vosotros, ciudadanos libres, si no queréis, no estáis obligados a aceptarlas; pero vosotros, ciudadanos pobres, si no aceptáis las condiciones que nosotros os impongamos, moriréis de hambre, rodeados de la máxima dignidad liberal". Es decir, en otras palabras: ¿para qué quiero su libertad, si no tengo la seguridad de poder pagar la hipoteca porque no estoy seguro de seguir en mi puesto de trabajo?. Para, mas tarde continuar diciendo el mismo José Antonio, en ese mismo discurso: "La Patria es una unidad total, en que se integran todos los individuos y todas las clases; la Patria no puede estar en manos de la clase más fuerte ni del partido mejor organizado. La Patria es una síntesis trascendente, una síntesis indivisible, con fines propios que cumplir; y nosotros lo que queremos es que el movimiento de este día, y el Estado que cree, sea el instrumento eficaz, autoritario, al servicio de una unidad indiscutible, de esa unidad permanente, de esa unidad irrevocable que se llama Patria". Esa es mi doctrina...

    Yo creo firmemente en el Estado, en eso comparto mis tesis con los revolucionarios. Mas concretamente creo en un estado FUERTE Y AUTORITARIO. Un estado conquistado por y para la nación, que sea puesto al servicio del bien común y de la Unidad irrevocable de la Patria, sin mas miramientos...

    Un modelo de Estado que
    permita toda iniciativa privada que sea compatible con el interés colectivo (como decía José Antonio en su discurso), pero no con cualquier tipo de "iniciativas". Y comenzar a andar por el camino que conduce sin demora y sin retorno, hacia la nacionalización del servicio de la Banca y también del crédito. Y que, mediante las corporaciones, se llegara a nacionalizar también la mayoría de los otros grandes servicios públicos. Es decir, un modelo de estado como el que pretendían los falangistas, y también el mismísimo José Antonio. Se que en eso alguien podría confundirme con un "rojo". Pero no en vano a los falangistas, mucha gente les llamaba dentro del bando nacional: "nuestros rojos".



    Para mi, lo único que me resulta cierto es que bajo esos cantos de sirena que emergen de todo ese tipo de consignas que propugnan el debilitamiento del Estado, tampoco se lo que en realidad se oculta. Mi lema sería por contra: "hacia la conquista del Estado".

    Y ya, para terminar, y p
    or poner un último ejemplo, el libro UTOPÍA de Tomás Moro, es un libro que me podría servir de guía, mucho antes que las consignas basadas en la libertad del individuo... No es que lo tome como una biblia en materia política y social, ni mucho menos... Comprendo los peligros del "totalitarismo" al que podría conducir la construcción de un modelo de estado fuerte tal y como el que él describe en su libro. Pero, aún así.... prefiero esos peligros a los que supondría cualquier cosa que venga de las falsas libertados que propugnan los señores de la Escuela de Chicago. Y se que voy a recibir críticas por poner este ejemplo del libro... Pero por ahí andarían un poco mis tiros, y por eso, en cierto modo, también me gustó por eso la política que promovió Franco mientras estuvo al frente de sus gobiernos.

    Un abrazo en Cristo


    Última edición por jasarhez; 04/12/2012 a las 00:47

  11. #11
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    No es ninguna molestia jasarhez.

    Cuando hacía referencia al cheque escolar, cheque médico, etc..., era por utilizar conceptos que quizá fueran más cercanos a nuestro ambiente que el de dividendo social. Pero aquéllas políticas sólo las señalaba como remótamente análogas o semejantes a las del dividendo social, no que fueran lo mismo (y, ni mucho menos, que yo las considerara como la solución ideal).

    La crítica que subyace al sistema de la Seguridad Social es la misma en todos los que abogan por una renta dineraria para la población: deshacerse de las molestosas condiciones por las que se tienen que pasar para obtener la renta de la S.S. (que para colmo es una renta insuficiente, actualmente). O dicho con otras palabras, la estabilidad económica, si bien debe dar seguridad, no debe ser a costa o con menoscabo de las libertades o de la iniciativa privada.

    La política del dividendo social ha tenido y tiene numerosos partidarios entre los economistas desde el punto de vista teórico, y también se han llevado a la práctica (de manera imperfecta) en algunos casos.

    A nivel teórico, lo han defendido algunos liberales como Milton Friedman con el nombre de Impuesto Negativo sobre la renta (el pasado 4 de Octubre salió incluso en la Tercera del ABC defendiéndolo Guy Sorman); también lo defienden con el nombre de Ingreso Básico otros economistas ortodoxos como Jordan, Parker, Purdy o Walter (que hacen recaudar este ingreso quitándolo a otros por los impuestos) y Meade, O´Brian y Olson (que abogan por una renta que no se recaude por impuestos a otros miembros de la comunidad, sino por otros medios).

    En la práctica ya Vázquez de Mella defendía en el Parlamento revolucionario alfonsino la posibilidad de crear un fondo a partir de lo recaudado en el arancel a las importaciones para con él reducir la Deuda Nacional y rebajar los impuestos (medida que, por cierto, llevaría a la práctica Echegaray). Hoy en día cabe destacar el caso de Alaska en el que se reparte un dividendo anual a todos los ciudadanos del Estado (se recauda de fuera del Estado por medio de impuestos a la exportación y principalmente por los royalties procedentes del uso petrolífero de su suelo). También cabe mencionar la referencia hecha por el actual poseedor de la potestad legítima española a título (por ahora) de Regente, D. Enrique de Borbón, al Régimen del Coronel Gadafi y el dividendo mensual que éste repartía a sus ciudadadanos procedente de la exportación de petróleo antes de la invasión de los judeoconservadores occidentales.

    Se ha destruido al único país africano de situación social razonable. Con los recursos del petróleo, el Estado proporcionaba a cada familia el equivalente de entre cuatro y cinco mil euros mensuales. Cualquier iniciativa empresarial de un súbdito libio era sufragada por el Estado. Datos como estos muestran la falsedad de la pretendida desesperación del pueblo libio difundida por casi todos los medios occidentales.
    Estos son ejemplos de cómo funcionaría, más o menos, la aplicación del dividendo social (que sustituiría a todo el innecesario aparato de la Seguridad Social). Evidentemente ese dividendo no se generaría por los medios indirectos antes señalados (aranceles a la exportación y a la importación, de los impuestos de otros ciudadanos, de la exportación de petróleo, de los royalties del uso del suelo, etc...) sino que se generaría directamente creándolo como dinero nuevo libre de deuda. Cabe destacar, en este sentido los trabajos de la economista Frances Hutchinson de la Universidad de Bradford, y fiel continuadora de los postulados económicos de C.H.Douglas.

  12. #12
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Encantadísimo de debatir con usted.
    Verá... estos argumentos que propone, así como los ejemplos del ámbito internacional, son interesantes y resultan tentadores: "dar seguridad sin menoscabo de las libertades o de la iniciativa privada". Correcto... pero es que verá... yo no tengo la sensación de que durante la época a la que estamos haciendo referencia (el franquismo), se estuvieran socavando demasiado las libertades humanas, ni la libre iniciativa privada. En aquél modelo de sociedad, había empresas privadas que ofrecían sus bienes y servicios en un marco de razonable libertad. Eso sí, no existían aberraciones tales como la libertad de horarios, porque había que proteger al débil contra los abusos de los fuertes (había que proteger al pequeño comercio, quiero decir...). Porque proteger al pequeño comercio es precisamente la mejor manera de proteger la libertad de todos y la existencia de una verdadera libre competencia dentro de los límites impuestos por la cordura y el cumplimiento estricto del "bien común", y jamás fuera de ellas... Sin estas medidas protectoras, no solamente arbitrales, sino impositivas, y dado que el pez gordo se come siempre al chico con bastante facilidad, en cuatro días ya solo quedarán peces gordos, aunque estén disfrazados de peces chicos, bajo el paraguas de las franquicias. Y lo que es peor... proletarizados los chicos, y con ellos, también, sus trabajadores y todas sus familias.

    Pero dejando el tema de las libertades horarias. También en aquellos días el precio de los productos de primera necesidad estaba fijado por el Estado. Recuerdo cómo cada cierto tiempo el telediario informaba del precio de la barra de pan que había fijado la última reunión del consejo de ministros. E igual que pasaba con el pan, pasaba con bastantes otros artículos. ¿Esto es coartar la libertad y la libre iniciativa?. Para mi, ésto era proteger al débil frente a los abusos a los que se puede llegar con tanta "libre iniciativa" entendida en el sentido que la entiende el sistema liberal-capitalista.

    ¿Libre iniciativa?, sí que la había... en aquella España había libertad de empresa. Se cumplían las normas, y uno podía libremente crear lo que sea. Había bares, cafetería, había multitud de tiendas de diversos artículos de consumo, había cines, teatros, librerías, empresas importadoras, exportadoras, manufactureras, de transporte, etc, etc... Ahora bien, por poner otro ejemplo, el ferrocarril era estatal y existía el monopolio de todos los transportes por carretera, aunque su gestión pudiera estar "concedida" a algunas empresas privadas en el caso de estos últimos. Con la aprobación de la "Ley de Bases de Ordenación Ferroviaria y de los Transportes por Carretera” (del año 1941) nace, fruto de la nacionalización de las diversas empresas privadas existentes hasta ese momento, la empresa estatal RENFE que, hasta hace cuatro días, gestionaba en España todas las líneas ferroviarias. Nuestra añorada y a veces odiada RENFE (Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles, sin olvidar a FEVE...). Aquella RENFE del chiste "Rogamos Empujen Nuestros Ferrocarriles Estropeados", pero que era de todos... y nos llevaba casi cualquier pueblo de España, por un módico precio y aseguraba un correcto reparto de las mercancías hasta el pueblo mas recóndito de nuestra geografía. Aquél porceso de expropiación constituyó la mayor operación nacionalizadora de Europa en aquel momento. Pero podríamos poner otros muchos ejemplos... y no pararíamos en toda la noche. Es cierto, aquella economía, no era liberal y estaba muy estatalizada (gracias a Dios), pero también existía la "libre iniciativa".

    Como le digo, sí quedaba sitio para la libre iniciativa, España no era precisamente (gracias a Dios) la Unión Soviética... Ahora bien, con las cosas importantes no se debe de jugar. Y me explico. No hay problema que alguien se haga rico vendiendo automóviles, abrigos de visón, caviar, barras de labios, licores y bebidas, zapatos de marca, etc, etc... Pero la sanidad debe estar siempre mantenida, artificialmente si se quiere, fuera de las garras del mercado y la libre competencia, precisamente para que pueda ser accesible a todos sin restricciones ni exclusiones (pongo el ejemplo de la sanidad, porque es algo en lo que mucha gente todavia estamos de acuerdo...).

    Creame... me parece interesante hablar de un "impuesto negativo", o hablar de la política de Gadafi. Pero tampoco me parece justo repartir una cantidad idéntica a todos los súbditos de un país, en concepto de dividendos. l¿Por qué motivo habrían de recibir todos los súbditos la misma cantidad de dinero?. Me parece mucho mas justo asegurar que no haya nadie sin poder tener acceso a la sanidad, y que esta sea un derecho garantizado mediante una red pública y gratuíta, en la que el sucio dinero no sea moneda de pago por los servicios. Soy trabajador, entrego mi carné de la Seguridad Social y acudo al médico, y comienza a funcionar todo... tanto si el coste para sanar mi enfermedad es de 20 euros como de 20 millones. Sencillamente, se ponen todos los medios que sean necesarios de forma gratuíta. Es decir, tal y como era en la España del Generalísimo. Ahhh...!! y sin tener que esperar injustas y molestas "listas de espera". No quiero ninguna "libre iniciativa" en cuestiones como esa, si para garantizarse ésta see ponen en menoscabo la salud de los mas desfavorecidos.

    Verá... es que no quiero que el Estado me entregue un dinero en pago de los supuestos réditos y beneficios del crecimiento de la economía, para que yo me lo gaste en lo que quiera.. o en lo que él me diga. Yo solo quiero que el Estado garantice a mis hijos y mis nietos que no les vaya a faltar nunca lo que yo tuve tambien cuando era un niño, y mi padre tuvo, desde que Franco creó su magnífico modelo de sociedad, hasta que falleció en un conocido hospital de la sanidad pública madrileña. No me interesa en absoluto la "libre elección", ni la "libre iniciativa" en esos campos a los que me refiero. Esa libertad es un lujo innecesario... En lo que a mi respecta, los ricos pueden ser todo lo ricos que quieran (o que puedan), yo no soy igualitarista porque detesto y me aterra ese concepto.Y también pueden tener toda la libertad que quieran a la hora de escoger tal o cual bien o servicio. Allá ellos con su puñetera libertad... Lo único que yo pido es la garantía certera y absoluta de que en España no habrá nunca ningún español al que le falte el pan, el trabajo y la justicia.

    Pero, volviendo al ferrocarril, para regresar por sus vías al tema... mire Vd. lo que ocurrió en la inglaterra de la Thatcher... tras la privatización. Todo fué un expanto para todos, los trabajadores de la "renfe" británica y los señores viajeros. Hay cosas tan serias que no las debemos dejar en manos de la "libre iniciativa" ni del "libre mercado".

    Además... no ha sido precisamente la izquierda la que ha llevado a cabo en España la política nacionalizadora a la que nos referimos, y que estamos viendo hoy en día expoliada. La izquierda lo único que ha nacionalizado es el útero de las madres y la mente de nuestros hijos a partir de sus sucias leyes educativas. La izquierda es la mejor aliada del gran capital.

    Y sigamos con los ejemplos... Telefónica, empresa que ejercía el monopolio estatal en ese tipo de comunicaciones, fué creada en 1924 (con la participación de ITT, es cierto). Pero ya, en 1945, durante el régimen del Generalísimo, el estado español se quedó con una participación en la empresa de casi el 80%... Y lo mismo podríamos decir de CAMPSA (Cía. Arrendataria del Monopolio de Petroleos), que nació en 1927, durante el gobierno del general Primo de Rivera, con la Ley del Monopolio de Petróleos. Y lo mismo podríamos decir que pasó con las compañías eléctricas, ya que la legislación otorgaba al Ministerio de Industria una amplia jurisdicción desde la aprobación de las tarifas, hasta la autorización de nuevas inversiones. No ha sido, precisamente la izquierda... sino gobiernos que algunos denominarían "de derechas". De hecho, la izquierda, lo único que ha hecho desde que llegó la actual forma de dictadura, ha sido privatizar todas esas empresas, con esos mísmos eslóganes tan de moda hoy en día, que nos traen los nuevos cantos de sirena que nos quieren hacer tragar por la vía de la "libertad de empresa" y la "libre competencia". Sencillamente, paso... no me interesan.
    _________________________________________

    ¿Y por qué el trabajo ha de estar también sometido a las leyes de la libertad de mercado y la libre iniciativa, sin un control férreo del estado que proteja al trabajador?. El mismo Estado que protege al trabajador de los posibles abusos del egoísmo empresarial, ha de imponer también normas severas que aseguren el cumplimiento de la debida disciplina y el deber que ha de contraer el trabajador con la empresa que le da cobijo y sustento. No ha de ser el mundo del trabajo un lugar en el que reinen los "derechos" o la "libre iniciativa", sino un lugar donde se apliquen férreamente los deberes que tenemos los unos hacia los otros. Es decir, donde impere practicamente una política cuartelera. Yo la primera vez que empecé a escuchar esa expresión (mercado de trabajo) tan utilizada hoy en día por sindicatos, partidos de derechas o de izquierdas me quedé horrorizado. Con Franco jamás había escuchado ninguna aberración como esa...

    ¿Por qué tenerle miedo al control estatal de los sectores claves de la economía o de los bienes y servicios de interes social?. Sinceramente, no lo entiendo... Franco demostró que ese tipo de políticas estatalistas, además de ser católicas y completamente alejadas de la barbarie izquierdista y derechista, son políticas justas que aseguran la estabilidad social como ninguna otra la asegurarían, siempre y cuando la política no caiga en manos de políticos corruptos bienpagados, al servicio de la dictadura del capital. Y mucho me temo que, con este tipo de políticos que tenemos hoy en día, también la política del reparto ese del "dividendo", sería una pura tomadura de pelo y una escusa para introducir mas liberalismo en nuestra vidas.

    __________________________________________

    ¡¡Ojalá pudiéramos regresar al viejo sistema de gremios y tierra comunales!!, pero mucho me temo que lo mas parecido a eso que nos queda, no es el sistema de los cheques dividendos que Vd. dice, sino la Seguridad Social y las poquísimas empresas públicas que aún anos quedan. Y que ahora.... de nuevo, nos las "desamortizan".

    Eso sí... ¡¡que no piensen que la paz social va a ser fácil de mantener con esta nueva vuelta de tuerca del liberalismo-capitalista!!. La guerra social y el enfrentamiento de clases estará de nuevo servida y bien servida. Y habrá que regresar a las barricadas, porque donde no hay justicia, solamente puede haber guerra.

    http://www.europapress.es/cultura/li...112155147.html
    Juan Manuel de Prada: "Debería haber más rebelión porque lo que están haciendo con nosotros es cosa de locos"
    Un abrazo en Cristo
    Última edición por jasarhez; 04/12/2012 a las 23:56

  13. #13
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    repetido

  14. #14
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Verá... estos argumentos que propone, así como los ejemplos del ámbito internacional, son interesantes y resultan tentadores: "dar seguridad sin menoscabo de las libertades o de la iniciativa privada". Correcto... pero es que verá... yo no tengo la sensación de que durante la época a la que estamos haciendo referencia (el franquismo), se estuvieran socavando demasiado las libertades humanas, ni la libre iniciativa privada. En aquél modelo de sociedad, había empresas privadas que ofrecían sus bienes y servicios en un marco de razonable libertad. Eso sí, no existían aberraciones tales como la libertad de horarios, porque había que proteger al débil contra los abusos de los fuertes (había que proteger al pequeño comercio, quiero decir...). Porque proteger al pequeño comercio es precisamente la mejor manera de proteger la libertad de todos y la existencia de una verdadera libre competencia. Sin estas medidas protectoras, y dado que el pez gordo se como al chico con bastante facilidad, en cuatro días ya solo quedan peces gordos, aunque estén disfrazados de peces chicos, bajo el paraguas de las franquicias. Y lo que es peor... esclavizados por los intereses de éstos, así como sus trabajadores y sus familias.
    Es cierto que en el franquismo había iniciativa privada, pero dentro de un marco planificador general. Hay que tener en cuenta los efectos perniciosos que un aparato administrativo centralista puede tener para las pequeñas y medianas empresas, por no hablar de los efectos financieros de la inflación y de una fiscalidad molesta innecesaria. Las medidas protectoras pueden hacerse a nivel foral, sin necesidad de ese asfixiante intervencionismo de burócratas tecnocráticos.

    Por otro lado hay que tener en cuenta el tema de la competencia, que en sí misma es buena para una mejor oferta a los consumidores y usuarios en calidad y precio. Usted da por supuesto que un empresario que sea menos competitivo es algo malo porque va a quedar en la indigencia. Precisamente un régimen de dividendo social hace que eso no tenga que ser así. Nadie sale perdiendo. Dicho sea de paso, las pequeñas y medianas empresas son muchísimo más eficientes que las macroeempresas, ya sean privadas, ya sean estatalizadas y burocratizadas.

    Pero dejando el tema de las libertades horarias. También en aquellos días el precio de los productos de primera necesidad estaba fijado por el Estado. Recuerdo cómo cada cierto tiempo el telediario informaba del precio de la barra de pan que había fijado la última reunión del consejo de ministros. E igual que pasaba con el pan, pasaba con bastantes otros artículos. ¿Esto es coartar la libertad y la libre iniciativa?. Para mi, ésto era proteger al débil frente a los abusos a los que se puede llegar con tanta "libre iniciativa" entendida en el sentido que la entiende el sistema liberal-capitalista.
    Pero es que usted sólo ve un lado del problema (los consumidores) olvidando el otro lado (los productores). Todavía me acuerdo de lo que nos contaba mi profesor de Estadística Financiera de que en la primera mitad de los ´70, los panaderos (por lo menos de Madrid), para hacer frente a la inflación y a la normativa del precio fijo iban poco a poco ofreciendo al mismo precio las barras de pan cada vez un poquito más pequeñas. La política de dividendo social y precio compensado tiene en cuenta tanto a consumidores como a los productores. Nadie pierde.

    ¿Libre iniciativa?, sí que la había... en aquella España había libertad de empresa. Se cumplían las normas, y uno podía libremente crear lo que sea. Había bares, cafetería, había multitud de tiendas de diversos artículos de consumo, había cines, teatros, librerías, empresas importadoras, exportadoras, manufactureras, de transporte, etc, etc... Ahora bien, el ferrocarril era estatal y existía el monopolio de todos los transportes por carretera, aunque su gestión pudiera estar "concedida" a algunas empresas privadas.
    Lo importante es que el servicio esté bien prestado, independientemente de que sea privado o público. Pero siempre será mejor cuanto más pequeño y local. Evidentemente en determinados servicios como el del ferrocarril ha de haber una coordinación central, pero ésta se puede hacer sin menoscabo de su gestión foral-regional.

    Con la aprovación de la "Ley de Bases de Ordenación Ferroviaria y de los Transportes por Carretera” (del año 1941), nace fruto de la nacionalización de las diversas empresas privadas existentes hasta ese momento, la empresa empresa estatal que, hasta hace cuatro días, gestionaba en España todas las líneas ferroviarias. Así nace nuestra añorada RENFE (Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles). Aquél porceso de expropiación constituyó la mayor operación nacionalizadora de Europa en aquel momento. Pero podríamos poner otros muchos ejemplos... y no pararíamos en toda la noche. Es cierto, aquella economía, no era liberal y estaba muy estatalizada (gracias a Dios).
    Pero la estatalización en sí misma no significa nada. Pongamos el ejemplo más paradigmático: la nacionalización de la Banca por la Ley de Ordenación Bancaria de 1962. ¿Supuso eso una mejora en sí misma? Seguíamos dependiendo del exterior para conseguir el crédito suficiente para reactivar la economía doméstica española ¡Vaya progreso con la nacionalización! Repito una vez más que no es de necesidad para el funcionamiento de un servicio que tenga que rodearse éste de un aparato burocrático que deba ser mantenido a costa de una fiscalización masiva sobre la población y a costa del incremento innecesario de una Macrodeuda nacional innecesaria.


    Pero sí quedaba sitio en España para la libre iniciativa... Ahora bien, con las cosas importantes no se debe de jugar. Y me explico. No hay problema que alguien se haga rico vendiendo automóviles, abrigos de visón, caviar, barras de labios, licores y bebidas, zapatos de marca, etc, etc... Pero la sanidad debe estar siempre mantenida, artificialmente si se quiere, fuera de las garras del mercado y la libre competencia, precisamente para que pueda ser accesible a todos sin restricciones ni exclusiones (pongo el ejemplo de la sanidad, porque es algo en lo que mucha gente todavia estamos de acuerdo...).
    Pero vuelve usted a fijarse en un aspecto de manera unilateral. Nuestra visión debe ser omnicomprensiva de manera tal que se articule un mecanismo que garantizando la seguridad de la prestación del servicio a la población no resulte perjudicado nadie. Precisamente lo que garantiza el dividendo es la financiación del consumidor-usuario, cuyo uso garantiza la sufragación del coste que supone ese servicio público como el de la sanidad, y sin perjuicio para nadie con innecesarios impuestos ni incursiones en deudas.

    Creame... me parece interesante hablar de un "impuesto negativo", o hablar de la política de Gadafi. Pero tampoco me parece justo repartir una cantidad idéntica a todos los súbditos de un país, en concepto de dividendos. Me parece mucho mas justo asegurar que no haya nadie sin poder tener acceso a la sanidad, y que esta sea un derecho garantizado mediante una red pública y gratuíta, en la que el sucio dinero no sea moneda de pago por los servicios. Soy trabajador, entrego mi carné de la Seguridad Social y acudo al médico, y comienza a funcionar todo... tanto si el coste para sanar mi enfermedad es de 20 euros como de 20 millones. Sencillamente, se ponen todos los medios que sean necesarios de forma gratuíta. Es decir, tal y como era en la España del Generalísimo. Ahhh...!! y sin tener que esperar injustas y molestas "listas de espera". No quiero ninguna "libre iniciativa" en cuestiones como esa, si para garantizarse ésta see ponen en menoscabo la salud de los mas desfavorecidos.
    ¡¿Sin que el dinero sea moneda de cambio por los servicios?! Pero Jasarhez, esto no funciona así. En toda economía todas las empresas, sean públicas o privadas, funcionan con criterios de contabilidad exactos que no pueden ser soslayados so pena de destruir el funcionamiento de toda la comunidad política y venir al caos. Toda empresa o servicio generan costes financieros y se trata de hacerla funcionar sin incurrir en deuda, cosa que se puede hacer con la política del dividendo.
    Los ejemplos prácticos que puse eran a modo orientativo para hacerse una idea de que el reparto de un dividendo a la población no es algo descabellado; no los puse porque los considerara la aplicación ideal de la política del dividendo social. Ni mucho menos.

    Verá... es que no quiero que el Estado me entregue un dinero en pago de los supuestos réditos y beneficios del crecimiento de la economía. Solo quiero que el Estado garantice a mis hijos y mis nietos que no les vaya a faltar nunca lo que yo tuve tambien cuando era un niño, y mi padre tuvo desde que Franco creó su magnífico modelo de sociedad hasta que falleció en el hospital de la sanidad pública. No me interesa en absoluto la "libre elección", ni la "libre iniciativa" en esos campos a los que me refiero.
    ¿Y para qué se cree que son los mecanismos del dividendo social y del precio compensado sino para garantizar precismanente esa seguridad económica sin que nadie al mismo tiempo salga perjudicado como ocurre, desde el punto de vista financiero, con la política centralista de la Seguridad Social?.

    Volviendo al ferrocarril, mire Vd. lo que ocurrió en la inglaterra de la Thatcher... tras la privatización. Todo fué un expanto para todos, los trabajadores de la "renfe" británica y los señores viajeros. Hay cosas tan serias que no las debemos dejar en manos de la "libre iniciativa" ni del "libre mercado".
    En Inglaterra llevan vivendo un infierno desde que se instaló allí el monopolio privado del Banco de Inglaterra para el control absoluto del crédito de la nación. Quien controla el crédito de la nación lo controla todo (tanto las empresas privadas como las públicas por muy estatalizadas que estén). Franco tuvo la oportunidad de poner al servicio de los españoles el crédito real de los españoles; en lugar de eso se echó a los brazos del FMI y del Banco Mundial.

    Además... no ha sido precisamente la izquierda la que ha llevado en España toda la política nacionalizadora que hoy día estamos viendo expoliada. Telefónica, empresa que ejercía el monopolio estatal en ese tipo de comunicaciones, fué creada en 1924 (con la participación de ITT, es cierto). Pero ya, en 1945, durante el régimen del Generalísimo, el estado español se quedó con una participación en la empresa de casi el 80%... Y lo mismo podríamos decir de CAMPSA (Cía. Arrendataria del Monopolio de Petroleos), que nació en 1927, durante el gobierno del general Primo de Rivera, con la Ley del Monopolio de Petróleos. Y lo mismo podríamos decir que pasó con las compañías eléctricas, ya que la legislación otorgaba al Ministerio de Industria una amplia jurisdicción desde la aprobación de las tarifas, hasta la autorización de nuevas inversiones.
    Ciertamente las empresas de servicios estratégicos no deberían estar en manos extranjeras o de personas "españolas" al servicio de extranjeros. Fíjese lo que han hecho con IBERIA. Pero la estatalización, como dije antes, no garantiza del todo que la empresa nacionalizada esté al servicio de los españoles. Lo único que puede garantizarlo en última instancia es el control del crédito financiero español y el uso del mismo al servicio de los españoles (dividendo social-precio compenado) sin incurrir en Deuda que ponga a los españoles en las garras de la Finanza Internacional extranjera (actualmente representada por la Troika: FMI, BCE, Comisión Europea). Desgracidamente los "piadosos" tecnócratas democrata-critianos del franquismo marcaron el camino a los actuales del juancarlismo.

    De hecho, la izquierda, lo único que ha hecho desde que llegó la actual forma de dictadura, ha sido privatizar todas esas empresas, con esos mísmos eslóganes de la "libertad de empresa" y la "libre competencia".
    ¿La izquierda sólo? Y la derecha, yo diría que incluso más, todo a la mayor gloria del régimen juancarlista y de los buitres extranjeros a los que sirven los lacayos locales.
    La única liberta de empresa y competencia que defiende esta gente es la de los Grandes Bancos y las Grandes Corporaciones subsudiarias de aquéllos. En el Diario de Letizia (es decir, el ABC) siempre nos sacan el "patriotismo" de que una de esas Grandes Corporaciones "españolas" ha conseguido contratos multimillonarios de obras públicas en tal o cual país, y que nos tenemos que sentir como españoles orgullosos de eso. Simplemente vomitivo.
    La hipócrita, por mentirosa, defensas de la libertad de empresa y competencia no nos debe llevar a la falsa conclusión de que no sea posible su existencia. Precisamente la política del dividendo social la hace completamente viable sin que salga nadie perjudicado.

    ¿Y por qué el trabajo ha de estar también sometido a las leyes de la libertad de mercado y la libre iniciativa, sin un control férreo del estado que proteja al trabajador?. Yo la primera vez que empecé a escuchar esa expresión (mercado de trabajo) tan utilizada hoy en día por sindicatos, partidos de derechas o de izquierdas me quedé horrorizado. Con Franco jamás había escuchado ninguna aberración como esa...
    Pero es que ¡qué manía (y pérdoneme Jasarhez) de querer vincular como algo necesariamente obligatorio la renta dineraria de una persona con el hecho de tener que estar obligatoriamente con empleo! No se trata, obviamente como usted dice, de que el trabajo esté sometido a tal o cual ley, se trata de que si en una economía objetivamente el factor trabajo está siendo cada vez más desplazado por el factor capital para la producción de una ingente cantidad de bienes y servicios, eso se debe traducir no en la persecución de una política de pleno empleo sino en la generación directa de dinero libre de deuda a favor de la población como ingreso procedente de ese factor capital tomado en su conjunto, esto es, el dividendo social.

    ¿Por qué tenerle miedo al control estatal de los sectores claves de la economía o de los bienes y servicios de interes social?. Sinceramente, no lo entiendo... Franco demostró que ese tipo de políticas estatalistas, además de ser católicas y completamente alejadas de la barbarie izquierdista y derechista, son políticas justas que aseguran la estabilidad social como ninguna otra la asegurarían, siempre y cuando la política no caiga en manos de políticos corruptos bienpagados, al servicio de la dictadura del capital. Pero, con este tipo de políticos, la política del reparto del dividendo mensual, sería mas que una pura tomadura de pelo.
    No se trata de tenerle miedo sino de que se reconoza como justo que un poder superior centralizador no obstaculice o se apropie lo que las personas y los cuerpos forales inferiores puedan realizar por sí mismos.

    No creo que la apliquen la política del dividendo social los políticos actuales. Para ello sería necesaria la previa restauración en el Trono de la potestad legítima.

  15. #15
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    ¡¿Sin que el dinero sea moneda de cambio por los servicios?! Pero Jasarhez, esto no funciona así. En toda economía todas las empresas, sean públicas o privadas, funcionan con criterios de contabilidad exactos que no pueden ser soslayados so pena de destruir el funcionamiento de toda la comunidad política y venir al caos. Toda empresa o servicio generan costes financieros y se trata de hacerla funcionar sin incurrir en deuda, cosa que se puede hacer con la política del dividendo.
    Hablaba de la sanidad... y decía: "Soy trabajador, entrego mi carné de la Seguridad Social y acudo al médico, y comienza a funcionar todo... tanto si el coste para sanar mi enfermedad es de 20 euros como de 20 millones. Sencillamente, se ponen todos los medios que sean necesarios de forma gratuíta". A mi me descuentan mi 7% de seguridad social de mi salario, sea éste grande o pequeño... y ya ésta, lo mismo me cubre mi tarjeta sanitaria un catarro que la mas carísima operación a corazón abierto con los medios mas sofisticados. Y jamás sin hablarme del puñetero dinero.... Eso es lo que quiero. Es decir, lo que todos los trabajadores teníamos en el Régimen del Generalísimo. Usted dice que "se trata de hacerla funcionar sin incurrir en deuda, cosa que se puede hacer con la política del dividendo". ¿Cómo...? ¿Cómo se asegura que de verdad un obrero que cobre el SMI, y el cual entrega únicamente (por medio de ese 7%) algo menos de 45 euros al mes, va a tener acceso al tratamiento mas costosísimo tantas veces como su enfermedad requiera...?. Le ruego me explique de qué manera, con ese sistema que Vd. dice, que se guía con criterios de contabilidad tan exactísimos entre costes y beneficios, se garantiza absolutamente y sin ningún tipo de reservas ésto?. Si me lo explica y consigue hacer que me lo crea, le prometo que me tendrá entre sus filas, pero si no lo consigue... lo siento... me quedo con el sistema estatalista y "represivo de la libre iniciativa" que tenía el Generalísimo.

    Luego le contesto al resto de su mensaje. Pero es que ésto me corría mucha urgencia preguntárselo

    Con respeto,
    un abrazo en Cristo N.S.

  16. #16
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    Pero es que ¡qué manía (y pérdoneme Jasarhez) de querer vincular como algo necesariamente obligatorio la renta dineraria de una persona con el hecho de tener que estar obligatoriamente con empleo! No se trata, obviamente como usted dice, de que el trabajo esté sometido a tal o cual ley, se trata de que si en una economía objetivamente el factor trabajo está siendo cada vez más desplazado por el factor capital para la producción de una ingente cantidad de bienes y servicios, eso se debe traducir no en la persecución de una política de pleno empleo sino en la generación directa de dinero libre de deuda a favor de la población como ingreso procedente de ese factor capital tomado en su conjunto, esto es, el dividendo social.
    Pérdoneme, sinceramente le estoy muy agradecido por todas las molestias que se está tomando conmigo, explicándome el modelo que Vd. predica. Pero es que, perdóneme mi ignorancia, no logro entenderle... Usted dice (y podría estar de acuerdo) que: "si en una economía objetivamente el factor trabajo está siendo cada vez más desplazado por el factor capital para la producción de una ingente cantidad de bienes y servicios, eso se debe traducir no en la persecución de una política de pleno empleo sino en la generación directa de dinero libre de deuda a favor de la población como ingreso procedente de ese factor capital tomado en su conjunto, esto es, el dividendo social".

    ¿Qué nos está prometiendo... un salario de por vida con el que se puedan cubrir todas las necesidades básicas de la vida, aunque no encuentren trabajo ya nunca nuestros hijos?.

    Créame, no lo comprendo. Para mi, en mi educación clásica, el trabajo unido al capital es la única fuente de riqueza válida. Pero, imaginemos un labriego que con sus manos desnudas, sin ninguna herramienta, planta una semilla en el campo... al final de la temporada, conseguirá obtener algún fruto, muy pocos, desde luego... Pero imaginemos que enterramos 100.000 euros en ese mismo campo, sencillamente se lo comerán los bichos... Solamente, el trabajo unido al capital (y al ingenio humano, la tecnología) crearán el sustento suficiente para todos. Son esas las tres patas, y ninguna puede estar por encima de ninguna de las otras.

    Trabajo, capital y tecnología... ¿Qué pasa si la técnología y el capital se apoderan de todo?... Pues que va a comprar la lavadora la puñetera madre del robot que lo ha construído. Es decir, el capitalista se comerá sus lavadoras y todos saldremos perdiendo. S

    De verdad, no entiendo su modelo, si no se venden lavadoreas porque estamos todos en el paro... cómo pretende Vd. que se obtengan esos "beneficios" que luego habremos de repartir en forma de "dividendos"?. Es como la pescadilla que se muerde la cola... Explíquemelo, se lo ruego. Me recuerda a los chismes del "capitalismo financiero" que prentende hacer dinero vendiéndole una hipoteca a un negro de Harlem, para que compre una casa en ruínas que jamás va a pagar. Parece mas que otra cosa el chocolate del loro. ¿Podría explicarme como se podrá generar riqueza para todos sin el concurso del trabajo, el capital y la tecnología?.


    Un abrazo en Cristo
    Última edición por jasarhez; 05/12/2012 a las 00:36

  17. #17
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Y por último, antes de irme a dormir. Usted dice:
    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    ...Franco tuvo la oportunidad de poner al servicio de los españoles el crédito real de los españoles; en lugar de eso se echó a los brazos del FMI y del Banco Mundial.
    ¿Cuándo tuvo esa oportunidad?

    Con verdadero agradecimiento por todas las molestias que se toma contestándome, le vuelvo a dar un afectuosísimo abrazo en Cristo. Buenas noches.

  18. #18
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Hablaba de la sanidad... y decía: "Soy trabajador, entrego mi carné de la Seguridad Social y acudo al médico, y comienza a funcionar todo... tanto si el coste para sanar mi enfermedad es de 20 euros como de 20 millones. Sencillamente, se ponen todos los medios que sean necesarios de forma gratuíta". A mi me descuentan mi 7% de seguridad social de mi salario, sea éste grande o pequeño... y ya ésta, lo mismo me cubre mi tarjeta sanitaria un catarro que la mas carísima operación a corazón abierto con los medios mas sofisticados. Y jamás sin hablarme del puñetero dinero.... Eso es lo que quiero. Es decir, lo que todos los trabajadores teníamos en el Régimen del Generalísimo.
    Obviamente no se trata de implantar de manera directa y forzosa la política del dividendo social. Las personas que quieran seguir manteniéndose dentro del aparato de la Seguridad Social y no percibir el dividendo social podrán hacerlo, y las que no quieran seguir dentro de la Seguridad Social podrán salirse. Esta es una de las claves del asunto: que la integración y cotización a la Seguridad Social no sea obligatoria, tal y como se hizo en el franquismo, y tal como lo continua el juancarlismo actual.

    Usted dice que "se trata de hacerla funcionar sin incurrir en deuda, cosa que se puede hacer con la política del dividendo". ¿Cómo...? ¿Cómo se asegura que de verdad un obrero que cobre el SMI, y el cual entrega únicamente (por medio de ese 7%) algo menos de 45 euros al mes, va a tener acceso al tratamiento mas costosísimo tantas veces como su enfermedad requiera...?. Le ruego me explique de qué manera, con ese sistema que Vd. dice, que se guía con criterios de contabilidad tan exactísimos entre costes y beneficios, se garantiza absolutamente y sin ningún tipo de reservas ésto?. Si me lo explica y consigue hacer que me lo crea, le prometo que me tendrá entre sus filas, pero si no lo consigue... lo siento... me quedo con el sistema estatalista y "represivo de la libre iniciativa" que tenía el Generalísimo.
    La creación del dinero para sugragar los costes vendrían, como digo, del beneficio que arroja la relación producción-consumo o apreciación-depreciación general en la cotabilidad española. Ese beneficio se monetizaría y se emplearía en el pago de los servicios médicos. No habría por tanto incursión en Deuda por el Estado (si fuera éste el que lo empleara destinándolo por ejemplo a un fondo a parte o pagándolo a plazos el servicio) o por los ciudadanos que recibieran directamente el dividendo mensual y no quisieran participar del sistema de la Seguridad Social (contratarían su propia seguridad privada, o crearían su propio Plan de Pensiones, o qué sé yo). En todo caso se respetaría la libertad de los españoles para integrarse o no en la Seguridad Social central del Estado, sin que ello supusiera penalización financiera ninguna: este respeto por la libertad foral de elección es lo más importante de todo.

    Pérdoneme, sinceramente le estoy muy agradecido por todas las molestias que se está tomando conmigo, explicándome el modelo que Vd. predica. Pero es que, perdóneme mi ignorancia, no logro entenderle... Usted dice (y podría estar de acuerdo) que: "si en una economía objetivamente el factor trabajo está siendo cada vez más desplazado por el factor capital para la producción de una ingente cantidad de bienes y servicios, eso se debe traducir no en la persecución de una política de pleno empleo sino en la generación directa de dinero libre de deuda a favor de la población como ingreso procedente de ese factor capital tomado en su conjunto, esto es, el dividendo social".

    Lo que quiero decir es que en el proceso de producción el factor trabajo pierde cada vez más preponderancia respecto al factor capital (cuando hablo de capital me refiero al capital físico -fábricas, máquinas, etc...- no al dinero; cuando hablo de dinero utilizo la palabra dinero y no capital); esto quiere decir que el salario ha de ser progresivamente reemplazado por otra forma de ingreso que permita que toda esa ingente cantidad de producción que se puede realizar con una cada vez menor necesidad de empleo llegue a los consumidores y usuarios.

    ¿Qué nos está prometiendo... un salario de por vida con el que se puedan cubrir todas las necesidades básicas de la vida, aunque no encuentren trabajo ya nunca nuestros hijos?.
    Yo no prometo nada. Sólo me dedico a constatar empíricamente la situación real económica que arroja el crédito actual de los españoles, y que se traduce en un beneficio. No creo que sea algo malo monetizar ese beneficio a favor de todos y cada uno de los españoles. Es una cuestión estrictamente matemática, tan exacta decir que 2 y 2 es igual 4.

    Créame, no lo comprendo. Para mi, en mi educación clásica, el trabajo unido al capital es la única fuente de riqueza válida. Pero, imaginemos un labriego que con sus manos desnudas, sin ninguna herramienta, planta una semilla en el campo... al final de la temporada, conseguirá obtener algún fruto, muy pocos, desde luego... Pero imaginemos que enterramos 100.000 euros en ese mismo campo, sencillamente se lo comerán los bichos... Solamente, el trabajo unido al capital (y al ingenio humano, la tecnología) crearán el sustento suficiente para todos. Son esas las tres patas, y ninguna puede estar por encima de ninguna de las otras.
    Yo estaba utilizando el término de capital en el sentido de tecnología, no en el sentido de dinero. De todas formas, el auténtico capital de una comunidad política es su capacidad de asociación y su herencia cultural o tradicional; es decir, el capital auténtico, en última instancia, de una comunidad es de carácter espiritual o intangible (aunque luego se concrete o encarne en bienes materiales de capital y consumo).

    El dinero es sólo una herramienta (por cierto, buenísima herramienta) para relacionar a los miembros de una comunidad entre sí y facilitar tanto la producción como su distribución entre sus miembros.

    Trabajo, capital y tecnología... ¿Qué pasa si la técnología y el capital se apoderan de todo?... Pues que va a comprar la lavadora la puñetera madre del robot que lo ha construído. Es decir, el capitalista se comerá sus lavadoras y todos saldremos perdiendo. S

    De verdad, no entiendo su modelo, si no se venden lavadoreas porque estamos todos en el paro... cómo pretende Vd. que se obtengan esos "beneficios" que luego habremos de repartir en forma de "dividendos"?. Es como la pescadilla que se muerde la cola... Explíquemelo, se lo ruego. Me recuerda a los chismes del "capitalismo financiero" que prentende hacer dinero vendiéndole una hipoteca a un negro de Harlem, para que compre una casa en ruínas que jamás va a pagar. Parece mas que otra cosa el chocolate del loro. ¿Podría explicarme como se podrá generar riqueza para todos sin el concurso del trabajo, el capital y la tecnología?.

    El dividendo social-precio compensado es un ajuste macroeconómico (que soluciona un fallo inherente al sistema económico actual dejado a su libre funcionamiento) que permitiría precisamente que los españoles obtuvieran poder adquisitivo (estén trabajando o en el paro) para comprar esa lavadora o lo que sea que necesiten.

    ¿Cuándo tuvo esa oportunidad?
    El problema de Franco es que él, pudiendo haber promovido desde el poder la reordenación de la sociedad española para que ésta volviera a funcionar de manera autónoma o foral sin necesidad de intrusiones administrativas en el desenvolvimiento propio de su vida política comunitaria, no lo hizo. Por el contrario no sólo mantuvo las "conquistas" estatalizadoras de los revolucionarios que le precedieron desde 1833, sino que promovió una política que reforzaba aún más esa masificación de la sociedad española. Yo diría que esto es incluso hasta un pecado mayor que el de la persecución de la Comunión Tradicionalista o la preterición del Rey legítimo Javier I. Porque de haber promovido esa restauración de la vida política propia foral de la sociedad, Juan Carlos ni ninguno de sus amigos democristianos hubieran podido resistir la auténtica limitación y oposición que hubiera surgido autárquicamente de la sociedad reordenada cuando aquéllos hubieran querido implementar sus políticas revolucionarias (y no habríamos tenido la Prostitución del `78 que mañana van a celebrar los malnacidos).

    Ese fue el mayor pecado de Franco. Y en lo que se refiere a la cuestión particular de la sanidad: repito que no sólo lo criticaban los tradicionalistas legitimistas sino también los no legitimistas. Por ejemplo en la revista Verbo (la misma que J.M. de Prada recomendaba en su último programa de Lágrimas en la LLuvia) se recogían muchísimas críticas (no sólo a posteriori tras la muerta de Franco sino también en vida suya) de muchos autores católicos que abogaban por el respeto al que la Doctrina Social de la Iglesia llama principio de subsidiariedad y que Franco se saltaba a la torera. Un ejemplo de estos críticos es el Doctor Felipe Fernández Arqueo.

  19. #19
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Pues, después de leer detenidamente las propuestas que usted tan amable ha presentado, le tengo que decir que siguen sin convencerme. Me asustan esas palabras en las que nos presenta un futuro para mi tan incierto: "los ciudadanos que recibieran directamente el dividendo mensual y no quisieran participar del sistema de la Seguridad Social, contratarían su propia seguridad privada, o crearían su propio Plan de Pensiones, o qué sé yo". No me gusta nada, en absoluto (y menos todavía lo que podría esconderse detrás del "qué sé yo" con que termina...). Yo sería de los que, no solamente me quedaría en la Sanidad Pública, sino que también lucharía con todas mis fuerzas contra cualquier gobierno que permitiera libertad para que nadie pudiera "salirse" (como usted dice) del pago de las cuotas de la Seguridad Social Pública. Una S.S. que no es solamente sanidad, sino también pensiones para la vejez, cobertura en casos de enviudamiento, horfandad, etc, etc... Es decir, unas cosas muy serias para dejarlas en manos de la "libre competencia" y la "libre iniciativa". No me gustan las incertidumbres que originan todas esas libertades económicas.. y mucho menos las personas que pudieran quedar desprotegidas. Quizás lo que digo suene a filo-revolucionario o incluso a filo-socialista. Soy consciente de ello, y lo admito... pero también a Franco, gentes como Esperanza Aguirre, le llamaron "socialista".

    Hoy, un compañero del trabajo me decía que había firmado un manifiesto en defensa de la sanidad pública. A lo cual yo le dije que también lo había hecho, y mi madre, y mi mujer, y toda mi familia y mis amigos... Yo le dije que había que defender un sistema que había sido magnífico desde el mismo momento de su nacimiento. A lo que él me respondió sin dudarlo: "¡¡Coño.. como que nos lo hizo Franco!!". A lo que yo, asombradísimo por su valentía, le dije: "EFECTIVAMENTE". Y entonces él me contó que en su juventud había sido muy izquierdista y que ahora, tras treinta años de democracia, Y SIN DEJAR SUS IDEAS DE JUVENTUD IZQUIERDISTAS RADICALES (textualmente, así me lo dijo), añoraba hoy día muchísimo a Franco y sus política económica; y que conocía a muchos hombres de su edad que, con una trayectoria muy parecida a la suya, hoy les estaba empezando a "pasar lo mismo". Naturalmente, tras oirle.. yo me quedé muy gratamente complacido. Así fué, porque entre otras cosas... yo también pensaba mas o menos lo mismo, y porque (también de joven) yo me creía de tendencias mas o menos socialistas. Quizás algún día, este compañero mío, se de cuenta (tal y como me pasó a mi, hace ya casi 20 años) que él jamás fué "de izquierdas", aunque quizás sí fué socialista.. pero no de los de izquierdas, ni los que hacen pactos con el capitalismo liberal, apátrida y anticatólico. Oyéndole pensé que, aunque aún no lo sepa... el ha sido siempre otro FRANQUISTA de los convencidos, pero confundido por la propaganda del actual sistema. Es curioso lo que está pasando hoy en día...

    Quizás, el hecho de que hoy en día, entre el PP y el PSOE, se esté dinamitando la sanidad pública, hará que muchos, como este compañero mío... comiencen a abrir los ojos y se den cuenta de quién les regaló todo esto que hoy esta gentuza les quita en nombre de la democracia. Yo ya los abri hace mucho tiempo, y con poco mas de treinta años, me di cuenta de que siempre había sido un admirador ferviente del franquismo, y además de los convencidos.

    Pero volviendo al tema del hilo y sus propuestas, mucho menos me gusta la idea de que con el dinero que el estado me brinde, en concepto del pago de ese "dividendo social" yo tuviera que comprar cualquiera de esos productos que nos ofrecen los diversos bancos y aseguradoras privadas, tales como "planes de pensiones" o "seguros médicos". Sinceramente no me gusta nada esa idea. Quien quiera un plan de pensiones o un seguro privado de pensiones, que se lo pague de su bolsillo... que lo pague, pero eso sí... que pague también las cuotas de la Seguridad Social. No quiero que existan ese tipo de libertades en España.

    Sinceramente le digo que lucharé con todas mis fuerzas contra cualquier gobierno que pretendiera implantar en España, por muy suave o veladamente que lo hiciera en un principio, ese tipo de políticas.

    Sin dudarlo, me quedo con el franquismo y sus políticas centralistas y estatalistas.

    Un abrazo en Cristo
    Última edición por jasarhez; 05/12/2012 a las 23:48

  20. #20
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Seguridad Social Española (Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963 - † RIP 201

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Pues, después de leer detenidamente las propuestas que usted tan amable ha presentado, le tengo que decir que siguen sin convencerme. Me asustan esas palabras en las que nos presenta un futuro para mi tan incierto: "los ciudadanos que recibieran directamente el dividendo mensual y no quisieran participar del sistema de la Seguridad Social, contratarían su propia seguridad privada, o crearían su propio Plan de Pensiones, o qué sé yo". No me gusta nada, en absoluto (y menos todavía lo que podría esconderse detrás del "qué sé yo" con que termina...). Yo sería de los que, no solamente me quedaría en la Sanidad Pública, sino que también lucharía con todas mis fuerzas contra cualquier gobierno que permitiera libertad para que nadie pudiera "salirse" (como usted dice) del pago de las cuotas de la Seguridad Social Pública. Una S.S. que no es solamente sanidad, sino también pensiones para la vejez, cobertura en casos de enviudamiento, horfandad, etc, etc... Es decir, unas cosas muy serias para dejarlas en manos de la "libre competencia" y la "libre iniciativa". No me gustan las incertidumbres que originan todas esas libertades económicas.. y mucho menos las personas que pudieran quedar desprotegidas. Quizás lo que digo suene a filo-revolucionario o incluso a filo-socialista. Soy consciente de ello, y lo admito... pero también a Franco, gentes como Esperanza Aguirre, le llamaron "socialista".
    El hecho de que los que prefieran no pagar la cuota de la Seguridad Social y decidan entrar en otras mutualidades forales u organizaciones corporativas (seguros de colegios profesionales o sindicales,etc...) o contratar un seguro privado o lo que sea que quieran hacer con el dividendo mensual, no implicaría que los que voluntariamente quieran seguir afiliados a la S.S. quedaran con menos cobertura, ya que su parte en el beneficio general lo cederían voluntariamente a la S.S. por el hecho de querer seguir perteneciendo a la misma, cesión que supliría lo que dejaran de cotizar los que voluntariamente decidan no integrarse en la S.S. (la única diferencia es que ese fondo de la S.S. no se constituiría como ahora detrayendo poder adquisitivo de los españoles por medio de las cotizaciones sino de la parte que les corresponde en el beneficio general y que ellos voluntariamente ceden a la S.S. en lugar de optar por otras formas de cobertura).

    Hoy, un compañero del trabajo me decía que había firmado un manifiesto en defensa de la sanidad pública. A lo cual yo le dije que también lo había hecho, y mi madre, y mi mujer, y toda mi familia y mis amigos... Yo le dije que había que defender un sistema que había sido magnífico desde el mismo momento de su nacimiento. A lo que él me respondió sin dudarlo: "¡¡Coño.. como que nos lo hizo Franco!!". A lo que yo, asombradísimo por su valentía, le dije: "EFECTIVAMENTE". Y entonces él me contó que en su juventud había sido muy izquierdista y que ahora, tras treinta años de democracia, Y SIN DEJAR SUS IDEAS DE JUVENTUD IZQUIERDISTAS RADICALES (textualmente, así me lo dijo), añoraba hoy día muchísimo a Franco y sus política económica; y que conocía a muchos hombres de su edad que, con una trayectoria muy parecida a la suya, hoy les estaba empezando a "pasar lo mismo". Naturalmente, tras oirle.. yo me quedé muy gratamente complacido. Así fué, porque entre otras cosas... yo también pensaba mas o menos lo mismo, y porque (también de joven) yo me creía de tendencias mas o menos socialistas. Quizás algún día, este compañero mío, se de cuenta (tal y como me pasó a mi, hace ya casi 20 años) que él jamás fué "de izquierdas", aunque quizás sí fué socialista.. pero no de los de izquierdas, ni los que hacen pactos con el capitalismo liberal, apátrida y anticatólico. Oyéndole pensé que, aunque aún no lo sepa... el ha sido siempre otro FRANQUISTA de los convencidos, pero confundido por la propaganda del actual sistema. Es curioso lo que está pasando hoy en día...

    Quizás, el hecho de que hoy en día, entre el PP y el PSOE, se esté dinamitando la sanidad pública, hará que muchos, como este compañero mío... comiencen a abrir los ojos y se den cuenta de quién les regaló todo esto que hoy esta gentuza les quita en nombre de la democracia. Yo ya los abri hace mucho tiempo, y con poco mas de treinta años, me di cuenta de que siempre había sido un admirador ferviente del franquismo, y además de los convencidos.
    Es lógico que viendo lo que ha supuesto y supone el régimen juancarlista que padecemos uno vea con buenos ojos al franquismo (pero eso no es ningún mérito, cualquier cosa sería mejor que lo que tenemos ahora). Pero insisto en que, desde el punto de vista económico, la diferencia entre el franquismo y el juancarlismo es sólo de grado, no de esencia. Franco pudo haber aplicado las políticas antimasificadoras de la sociedad y antisocialistas que vengo señalando sin ningún problema, pero no lo hizo.

    Pero volviendo al tema del hilo y sus propuestas, mucho menos me gusta la idea de que con el dinero que el estado me brinde, en concepto del pago de ese "dividendo social" yo tuviera que comprar cualquiera de esos productos que nos ofrecen los diversos bancos y aseguradoras privadas, tales como "planes de pensiones" o "seguros médicos". Sinceramente no me gusta nada esa idea. Quien quiera un plan de pensiones o un seguro privado de pensiones, que se lo pague de su bolsillo... que lo pague, pero eso sí... que pague también las cuotas de la Seguridad Social. No quiero que existan ese tipo de libertades en España.
    Sinceramente, no creo que sea malo que los españoles puedan crear con el beneficio que arroja el crédito real de la comunidad el tipo de cobertura que mejor les parezca (si es que quieren crearse una cobertura) sin que ello suponga un menoscabo financiero para los demás que quieran optar libremente por el sistema de la Seguridad Social.

    Saludos en Cristo.

Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 02/09/2005, 13:39
  2. Economía dice que la Seguridad Social será inviable a partir de 2015
    Por Sant Marti en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/06/2005, 13:22

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •