Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4
Honores2Víctor
  • 1 Mensaje de Hyeronimus
  • 1 Mensaje de Hyeronimus

Tema: Gamonal ¿Y ahora qué?

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,796
    Post Thanks / Like

    Gamonal ¿Y ahora qué?

    Gamonal ¿Y ahora qué?


    Es la pregunta fundamental ¿no? Porque el análisis de la situación es relativamente sencillo.


    El sistema político no sólo está corrompido hasta la médula, si no que ha conseguido generar eficacísimos mecanismos de autodefensa que hacen prácticamente imposible el éxito de cualquier iniciativa que pretenda derribarlo o simplemente reformarlo.


    Los “demócratas de toda la vida” están “superilusionadísimos que lo flipas” porque “fijaté” que la “democracia real” ha triunfado en Burgos, y “el pueblo unido jamás será vencido” y bla, bla, bla. Dan ganas de vomitar.



    La cuestión es que sin duda, pero sin duda alguna, el “proyecto urbanístico”, que es como se llaman ahora la obras de toda la vida, estaba tan corrupto como toda la política actual, que todos los implicados iban a sacar tajada, empezando por el cacique local, que se llama Antonio Miguel Méndez Pozo y a pesar de haber pasado un tiempo a la sombra por falsedad documental en un caso de corrupción inmobiliaria, lo normal, resulta que es el dueño de los periódicos, radio y televisión de su provincia. ¿Quiere usted estar bien informado de lo que pasa en Burgos? Pues no se le ocurra comprar el Diario de Burgos hombre de Dios. Y si para informarse de lo demás sigue usted comprando el ABC, El País o El Mundo, pues ¿qué quiere que le diga alma de cántaro?



    Y claro, a nadie le gusta que su calle se pase en obras año y pico ¡que me lo digan a mí! y menos para hacer un aparcamiento subterráneo y vender las plazas a veinte mil eurazos, que las comprarán los de siempre y luego si quieres aparcar las alquilas al precio que ellos digan.


    Total que algunos vecinos no aguantan más, patalean un poquito, los agitadores profesionales del sistema ven la oportunidad, y ya tenemos portavoces, consignas, pancartas, banderas de la república y contenedores quemados. Y como la cosa funciona, en Madrid lanzamiento de cócteles Molotov a la policía y luego “brutalidad policial”, “fascistas, que son unos fascistas”, bla, bla, bla.


    Asunto resuelto, amenaza neutralizada. Las obras tendrán que esperar, ya veremos cuanto, pero no hay peligro de que la “movilización ciudadana”, yo es que me parto, llegue a nada serio. Los agitadores profesionales del sistema, ya saben, pañuelo palestino, sudadera con capucha y banderita tricolor, que en Cataluña se cambia por la de la segunda equipación del Barça con estrella y en las Vascongadas por la “Union Jack” para daltónicos con pancarta de “acercamiento” de presos terroristas, se han ya hecho con el control.


    ¿A nadie le parece absurdo que haya una manifestación violenta en Madrid por las obras de una calle de Burgos?


    No pasa de ser una anécdota. Pero la cosa sigue como estaba, una república corrupta con una pantomima de casa real figurando como jefatura del estado, detentada por la rama borbónica usurpadora que se comporta como acostumbra ¿le sorprende a alguien? Prohibición legal de participar en política para el que no pertenezca a los partidos políticos que se turnan y reparten el poder, ley electoral que prohíbe que un partido ajeno al apaño consiga jamás entrar en el juego, la corrupción como sistema perfectamente organizado, y la componenda como única acción política para todo.


    Lo más grave, sin ninguna duda, el sistema educativo obligatorio convertido en una máquina de idiotizar niños y jóvenes hasta niveles espeluznantes.


    ¿Y ahora qué? nos preguntábamos. Pues ahora nada de nada. A esperar sentados ¿no? ¿O acaso creemos que se arregla algo firmando alertas por internet? Que si hay que firmarlas se firman, que es barato, pero vamos… Donde esté rezar…


    Ayer, hoy y siempre, los edificios sólo pueden construirse empezando por los cimientos. El que quiera saber lo que pasa cuando se edifica sobre arena que se lea el Evangelio.


    Sin volver a los únicos fundamentos válidos, el Catolicismo auténtico, sin rebajas ni edulcorantes, la sabiduría clásica, las virtudes cívicas y sobre todo el orden social fundamentado en la familia, también la auténtica ya saben, un matrimonio con un padre cabeza de familia en toda la amplitud del término, una madre con todo lo que significa esta palabra, y los hijos “como brotes de olivo en torno a la mesa”, que es el único sitio donde impartir y recibir educación, sin todo esto, que no se consigue de hoy para mañana, no hay absolutamente nada que hacer.


    Pesimistas esperanzados es lo que somos los católicos, y nuestra única esperanza es Cristo, ni más ni menos.
    Sí que es esperanzador que escriba un libro tan inusitada y sorprendentemente bueno la jefa de opinión de un diario de economía, que tiene que informar cada día sobre este sistema repugnante que llamamos capitalismo. A los que aún nos les de suficiente asco el capitalismo tienen dos opciones, si les gusta la versión novelada vean la película “Margin Call”, y si lo prefieren a modo de ensayo vean la película “Inside job”. O mejor las dos, y ya me contarán.


    El libro se llama “El despertar de la señorita Prim”. Mi recomendación es leerlo, y leerlo disfrutando y con detenimiento, sin pasar por alto ningún detalle, ninguna referencia de las que menciona cada personaje de esta pequeña novela. Y no se lo tomen como una utopía del tipo del “Shangri La” de “Los horizontes perdidos” de Hilton. Escapar del ruido es posible, si uno sabe a donde dirigirse.



    PS: Han vuelto a operar a Padilla, “el ciclón de Jerez”. Que todo salga bien maestro, le necesitamos y no sólo para verle torear.


    La Comedia Humana: Gamonal ¿Y ahora qué?
    Valmadian dio el Víctor.

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,796
    Post Thanks / Like

    Re: Gamonal ¿Y ahora qué?

    El motín de Gamonal

    JUAN MANUEL DE PRADA





    HAY quienes afirman que el pueblo nunca actúa por inclinación propia, sino a instancia de pescadores en río revuelto. No creemos que siempre fuera así; pero, desde luego, la utilización sórdida de los anhelos populares para el logro de fines espurios es una constante de la modernidad: en la Revolución Francesa, el pueblo actuó incitado por la burguesía que deseaba disfrutar de los privilegios de la nobleza; y en nuestro motín de Esquilache, el pueblo fue soliviantado por la nobleza contra la burguesía ascendente, personificada en aquel ministro afrancesado que pretendía recortar las capas, para que el pueblo no fuera arrastrándolas por las calles y barriendo todos los gargajos. Esquilache, por cierto, sería después desterrado a Venecia, donde la capa era obligatoria, tanto en invierno como en estío; así pudo comprobar melancólicamente que no importa tanto ponerse o quitarse la capa, sino que nos la pongan o nos la quiten por cojones.
    Estuvo muy bien que a Esquilache le dieran para el pelo y tuviese que sudar la gota gorda en Venecia, por haberse erigido en sastre paternalista y europeizante; como está formidable que los burgaleses de ese barrio de Gamonal se hayan revuelto contra su Ayuntamiento, que pretendía –con la golosina de montar un bulevar, que es una cosa tan cursi, rancia y afrancesada como recortar las capas– impedir que los vecinos pudieran aparcar sus coches en la calle, obligándolos a comprar o alquilar una plaza en el garaje subterráneo que allí iba a construir un cacique local. Semejante proyecto, en esta España más desmayada de hambre que los pupilos del dómine Cabra es, en verdad, infamante; y merecería que al alcalde de Burgos, como al cacique local, los desterrasen con capa carnavalesca a la Venecia de los canales, donde jamás en su puñetera vida podrían construir un garaje subterráneo. Y a los burgaleses que se han revuelto contra este desafuero les diremos melancólicamente lo mismo que ellos le dijeron a Mío Cid, camino de su destierro: «¡Dios, qué buen vasallo, si hubiese buen señor!».
    Y aquí llegamos a la gran tragedia de la modernidad, que no es otra sino el pueblo sin señor: sin Señor al que rezar ni señor al que gustosamente obedecer; e inevitablemente condenado a la pringue rebañega (de rebaño; y también de rebañar las migajas), que es el sino fatídico de la masa (o sea, el pueblo desvinculado, idiotizado y reducido a papilla humana) y de la ciudadanía (o sea, la masa igualmente hecha papilla, pero encima tan orgullosa y pimpante). Del mismo modo que la burguesía se aprovechó de los anhelos populares cuando la Revolución Francesa, en este motín de Gamonal enseguida han asomado, para aprovecharse de la protesta de los vecinos burgaleses, los apóstoles de la llamada «democracia real», que son unos tíos encapuchados que se lían a quemar contenedores (al estilo de los embozados que navajeaban en los callejones oscuros, durante el motín de Esquilache) y que enarbolan banderas republicanas, como si la república fuese la purga de Benito de todos nuestros males (y como si no viviéramos ya en una república de facto, con la monarquía más desmonarquizada que uno imaginarse pueda). Pero lo que estos apóstoles de la «democracia real» anhelan no es otra cosa sino la abolición del principio de autoridad, que es el último obstáculo para el desbordamiento del mal; y que, aunque de modo brumoso y cada vez más debilitado, encarna la monarquía, siquiera nominalmente. Lo que estos apóstoles de la llamada «democracia real» anhelan, en fin, es dejar a los burgaleses, que tan buenos vasallos serían, sin señor para los restos; y, como a ellos, a los demás, arrojándonos a un abismo de iniquidad y anomia donde los peores demonios puedan, al fin, campar a sus anchas.







    El motín de Gamonal - Kioskoymas.abc.es
    D. Fco. de Bobadilla dio el Víctor.

  3. #3
    Avatar de D. Fco. de Bobadilla
    D. Fco. de Bobadilla está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 may, 10
    Ubicación
    Capital del Reyno de España
    Mensajes
    256
    Post Thanks / Like

    Re: Gamonal ¿Y ahora qué?

    ¿Ahora qué? Pues lo del 36 del siglo pasado, ¿no? Porque el asunto apunta a esto. Ahora, además, unos -dicen- de extrema derecha han atacado una sede de izmierda hundida... con esto sí se rasgarán las vestiduras, con lo otro... no.

    FB
    Señor, haz de mi espada luz para los que te buscan, fuerza para los desalentados, esperanza para los oprimidos, misericordia para los arrepentidos y justicia para los excluidos.

  4. #4
    Valderrábano está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    26 abr, 13
    Mensajes
    325
    Post Thanks / Like

    Re: Gamonal ¿Y ahora qué?

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    joer... cómo está el patio... En este hilo se masca la mala uva.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. ¡Filipinas es ahora 441 años!
    Por FilipinoHispanico en el foro Hispanoasia
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 25/06/2012, 13:51
  2. 21-N: ¿Y ahora qué?
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 22/11/2011, 17:53
  3. Pederastía de los imanes ¿y ahora qué?
    Por Aquilífero en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 18/02/2010, 13:20
  4. El problema de España ahora es... ¡el crucifijo!
    Por Mefistofeles en el foro Religión
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 09/02/2010, 23:43
  5. Y Ahora, Las Galescolas
    Por Sant Marti en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 02/09/2007, 18:00

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •