Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3
Honores3Víctor
  • 2 Mensaje de Martin Ant
  • 1 Mensaje de Valmadian

Tema: Para entender al tío Donald (Opinión de Marcelo González)

  1. #1
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Para entender al tío Donald (Opinión de Marcelo González)

    Para entender al Tío Donald

    11/11/2016


    Un aporte a la confusión general

    Marcelo González








    “El plan de la Revolución Mundial para la unificación y nivelación del mundo en lo económico, en lo político, en lo cultural-religioso marcha a paso veloz. Esta acción se hace sensible al ojo observador en mil detalles de la vida universitaria, de las gestiones económicas, militares, políticas y de la actividad religiosa.

    “Sin embargo, grandes obstáculos se oponen a este Gobierno Mundial.

    “En primer lugar, existe una resistencia natural en la idiosincrasia propia de cada pueblo que no quiere someterse a un tipo standard y uniformado de domesticación. Los pueblos se resisten a ser manejados como rebaños, por mucho que este manejo se disimule bajo los atractivos de la publicidad psicotécnica. Y esta resistencia se muestra tanto en el plano económico-político como en el religioso. Es claro que esta resistencia, más pasiva que activa, no sería suficiente para detener los planes del Poder Oculto que dispone de poderosos medios para doblegar la voluntad de los pueblos.

    “Los obstáculos más efectivos que hacen difícil si no imposible por ahora el gobierno mundial, son la lucha de intereses y ambiciones a veces personales que por razones geopolíticas o históricas surgen en el panorama mundial.”




    Es un texto de una mente ordenada y católica. Tiene su tiempo, es de 1967. Las cosas son mucho peores hoy, pero la dirección de los asuntos mundiales, incluidos los religiosos (ya había pasado el Concilio Vaticano II), estaba claramente planteada sobre la mesa.

    Lo rescato porque veo dos tendencias contradictorias entre la gente de pensamiento tradicional: Donald Trump es el Anticristo vs. Donald Trump es el salvador de Occidente. Y en ambos juicios hay una carencia esencial, cual es, que lo que sabemos de él no alcanza para justificar ninguno de los dos juicios. Tal vez se pueda evaluar con alguna mayor precisión en unos meses, si es que el Tío Donald vive tanto. Por menos de lo que ha prometido, inclusive cuando no piense cumplir, varios recibieron efectivos disparos de algún “loco perturbado” o de un “lobo solitario”.

    Lo que hoy sabemos, porque está a la vista, es que Trump, con su campaña-movimiento ha sacudido las placas tectónicas que sustentan a los EE.UU. Y el Establishment (Washington, Wall Street, Hollywood, Planed Parenthood, la Reserva Federal, el lobby LGBT… buena parte del episcopado católico). Y fuera de los EE.UU.: la Comunidad Europea, la Nato, las Naciones Unidas, la City londinense, el Congreso Mundial Judío, la Liga Antidifamatoria, el Vaticano –este Vaticano en particular– etcétera), están conmovidos.

    Ejemplos: Benjamín Netanyahu, Primer Ministro de Israel, exulta de alegría. Por fin se saca de encima a los Obama-Clinton, verdadera amenaza para Israel. La Duma (parlamento ruso) estalló en una aclamación cuando se supo la noticia. La palabras de Putin fueron más bien cálidas dentro del estilo diplomático. En Irán, los ayatollahs gruñeron protestas y sacaron la uñas para defender su plan nuclear. Raúl Castro mandó movilizar tropas para ejercitarse ante una amenaza militar. Los partidos que pujan por un Brexit generalizado elevaron hurras en varios idiomas: francés, inglés, italiano, húngaro. México está en pánico, al menos su clase política. En la Argentina no paran de hacer papelones, inclusive la muy profesional canciller Malcorra. Michel Bachelet llora en los rincones. Alvaro Uribe se reafirma en su proyecto de rescate de Colombia… El Cardenal Raymond Burke acaba de declarar en una larga entrevista que concede crédito a las promesas de Trump, porque conoce a muchos de los 25 asesores católicos del presidente electo y le merecen la mayor estima.

    No es común ver que habitantes de los EE.UU. corten una autopista (varias) y quemen gomas (al menor estilo argentino), protestando contra el recién electo “que no es nuestro presidente”, mientras los pueblos rurales del Medio Oeste acuden a dar gracias a Dios a sus templos.

    Francisco, poco antes de la elección elogió a Hillary. Y poco después aludió mal a Donald, nuevamente. Las declaraciones de François Hollande pueden tildarse con un adjetivo bien académico: fueron una verdadera mariconada. Y eso que los franceses son los príncipes de la diplomacia.

    Los que tienen el gran poder de la prensa decretaron “duelo mundial” por tiempo indeterminado. Desde el periodista de la CNN que conmovió al mundo con su discurso preguntándose qué le diría a sus hijos al día siguiente hasta nuestros mequetrefes de TN que editorializaron largamente como si a ellos le fuera en algo.

    Todo este temblor porque se produjo un fenómeno que ya se venía manifestando en distintos lugares: Rusia decidió plantarse ante “Occidente” e impedir que colapse el Medio Oriente. Los británicos cortaron el puente (tan predicado por Francisco) con la C.E. Los húngaros votaron que no querían un ingreso irrestricto de presuntos refugiados, al menos una buena parte de ellos, cuyos motivos e intenciones no quedan claros. Colombia votó contra el nefasto acuerdo con las FARC (SA. de secuestros, narco y asesinatos por encargo) auspiciada por la troika Obama, Castro, Francisco. El presidente de Perú, sin decir agua va, consagró su nación al Corazón Inmaculado de María en unos términos que no oíamos desde Pío XII.

    ¿Qué son estos temblores? Me parece que forma parte de una resistencia natural en la idiosincrasia propia de cada pueblo que no quiere someterse a un tipo standard y uniformado de domesticación. Son los pueblos que se resisten a ser manejados como rebaños, por mucho que este manejo se disimule bajo los atractivos de la publicidad psicotécnica. Queda claro que esta resistencia se muestra tanto en el plano económico-político como en el religioso. De hecho muchos de estos triunfos de los movimientos de reacción anti gobierno mundial –mas bien ante sus consignas- fueron precedidos por cadenas de oración, novenas públicas y cruzadas de rosarios…

    ¿Qué saldrá de aquí? Imposible decirlo. ¿Es un adviento o un estertor postrero? Dios dirá. Sin duda hay mucho de la lucha de intereses y ambiciones a veces personales que por razones geopolíticas o históricas surgen en el panorama mundial. Pero Dios se vale repetidamente de quienes buscan su propia gloria o poder para realizar sus designios.

    Dicen algunos hombres expertos en la política y esas cosas que lo que Trump inició en EE.UU. no se podrá detener, es un resurgimiento de la América profunda que quiere ser decente, vivir de su trabajo y respetar el orden natural y las buenas costumbres. Dios lo quiera, habrá que ver.

    En fin, para entender al Tío Donald lo único que se puede hacer es esperar, observar y constatar. Lo que hace, lo que no hace, lo que produce sin querer o voluntariamente. Y como repercute en el resto del mundo, en especial en el futuro de Rusia, país electo por la Virgen.

    ¡Ah! Me olvidaba. El texto citado arriba es de un tal Julio Meinvielle, cura párroco. Está en un folleto amarillento que guardo en mi biblioteca y forma parte de un ensayo sobre “El Estado Actual de la Revolución Mundial”. Por si el dato sirve.



    Fuente: PANORAMA CATÓLICO INTERNACIONAL
    Última edición por Martin Ant; 13/11/2016 a las 13:18
    Valmadian y Hyeronimus dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: Para entender al tío Donald (Opinión de Marcelo González)

    En efecto, ni es el Anticristo, ni el salvador de Occidente. En efecto, no se ajusta a ninguna de las descripciones que nos ofrecen Los Evangelios. En cambio, si es palpable el abandono de la lectura de los mismos por parte de muchos que definiéndose tradicionalistas han abandona la Santa Tradición, para convertirse en seguidores milenaristas de las más absurdas conspiranoias. Sólo el Padre sabe el día y la hora, y ya se sabe que se entregarán a toda clase de cuentos y chismorreos.

    Pero si queremos especular sobre algo, Trump es el síntoma de que el Sistema de la Tiranía Liberal-capitalista está al borde de un posible colapso y hundimiento, algo similar a lo que sucedió con el Comunismo cuando cayó el Muro de Berlín. Lo que se abre es un periodo de incertidumbre, de resurgimiento de los nacionalismos (¡cuidado, nacionalistas periféricos de España porque puede ser que en esta situación que se va a ir extendiendo como la pólvora no falte mucho para un verdadero despertar del nacionalismo español¡ ¿qué vais a hacer entonces? no quedará de vosotros ni el recuerdo), un replanteamiento global de las comunicaciones y los intercambios económicos reconducidos por unas economías más domésticas, y eso traerá o adaptaciones inmediatas a la nueva situación, o la desaparición de muchas formas de acción socioeconómicas que hasta ahora han sido impuestas a la brava. Si se ve la portada del diario ABC de la fecha de hoy, y se le da la vuelta a las frases, se ve lo que está pasando: rebelión y venganza, el reflejo del hastío de la gente, de las personas que son algo más que borregos individualizados al servicio y capricho de poderosos y mindundis metidos al chollo del poder y dinero fáciles. Los medios de comunicación que se preparen también, pues son tan culpables como los otros.
    Hyeronimus dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  3. #3
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Para entender al tío Donald (Opinión de Marcelo González)

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Si uno de los efectos colaterales accidentales de la victoria del Sr. Trump va a ser la revitalización generalizada (en eso que se llama "Occidente") de verdades de derecho natural que quedaron prácticamente olvidadas desde la Revolución cultural de los ´60, entonces, aunque sólo sea por eso, bienvenida sea la victoria.

    Dios puede escribir derecho (es decir, revitalización generalizada de verdades de derecho natural y cristiano, por ejemplo, en relación a la mujer y la familia) con renglones torcidos (es decir, a través de personas que, por supuesto, no son modelos cristianos de marido, mujer ni familia).

    ---------------------------------


    Fuente: ABC, 12 Noviembre 2016, página 5.



    Melania Trump, primera dama

    Una mujer como tú

    SALVADOR SOSTRES


    El feminismo –que es un populismo y un totalitarismo– intentó, afortunadamente sin éxito, polarizar las elecciones americanas. La señora Clinton se presentó con el único argumento distinguible de que es una mujer, y Susan Sarandom estuvo sublime respondiéndole que no votaba con su vagina. Al final, las mujeres blancas votaron mayoritariamente al presidente, para asombro de los que intentan analizar la política americana desde sus prejuicios.

    La próxima primera dama será una discreta exmodelo, amorosa madre de su hijo Barron, a la que se tiende a despreciar por su belleza y por la dedicación a su familia, como si sólo se pudiera ser mujer al modo de las señoras Obama o Clinton.

    En su igualitarismo atroz, el feminismo ha tratado siempre de avergonzar a las mujeres que no querían competir con los hombres hasta suplantarlos, como si dirigir una multinacional fuera más importante que criar a tus hijos, o sólo se pudiera ser una mujer «realizada» –ese concepto– según el concepto de «realización» masculino.

    Melania Trump habla alemán, francés y serbio, además del esloveno materno y el inglés con un ligero acento. Según ha explicado el presidente, se dedicará a asuntos relacionados con la infancia.

    En tiempos tan relativistas, y tan desorientados, el ejemplo de la futura primera dama tal vez pueda inspirar a tantas mujeres a las que la dictadura del feminismo ha hecho sentir inseguras y desgraciadas, obligándolas a vivir una vida que no querían por la funesta vía de enfrentarlas a su instinto hasta convencerlas de que eran tontas, e incluso traidoras a su género, por querer dedicar su vida a ocuparse de su familia.

    El presidente Trump ha llegado a la Casa Blanca con la promesa de reconciliar a los americanos con su verdad profunda y fundacional y, en este propósito, la ayuda de su esposa puede ser extraordinaria.

    Contra el odio feminista, el escrupuloso respeto a cada persona, hombre o mujer. Contra la utilización de los colectivos como armas arrojadizas, el valor sagrado de la familia como la metáfora más hermosa de la más grande y compasiva América.
    Última edición por Martin Ant; 14/11/2016 a las 11:24

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 03/11/2016, 15:16
  2. Respuestas: 2
    Último mensaje: 02/11/2016, 02:27
  3. Francisco rechiflado (Marcelo González)
    Por Martin Ant en el foro Religión
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 13/10/2016, 19:35
  4. Respuestas: 2
    Último mensaje: 04/08/2012, 23:33
  5. Para entender (y criticar) el feminismo
    Por Mefistofeles en el foro Tertúlia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 31/08/2010, 22:46

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •