Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Navidad en Belén

  1. #1
    Avatar de VonFeuer
    VonFeuer está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 nov, 05
    Mensajes
    605
    Post Thanks / Like

    Navidad en Belén

    Interesante artículo de un musulmán, sobre como pasan la Navidad los Cristianos en Belén hoy en día, y como la pasaban antes.

    JAMAL HAMID

    Christmas in Bethlehem makes me feel lonely. Walking around Manger Square, past the shops selling olive-wood kings and shepherds to busloads of Christian tourists, I realize how many of my old friends have emigrated, how much the city has changed beyond recognition. Today in Bethlehem, the sound of the Muslim call to prayer, ringing from dozens of mosques, all but drowns out the gentle church chimes.

    I was 8 when my family moved to Bethlehem in 1949. We were Muslim refugees from the newly created Israel. Back then, nearly all the townspeople were Christian. I went to a Christian school and sang in a church choir. I loved to go to Sunday service and shut my eyes, listening to the cadences of Latin Mass--which I didn't understand--and breathing in the fragrance of incense.




    Back then, "Christian" and "Muslim" were labels we kept in our pockets. It didn't matter what religion you belonged to. It was common for us Muslims to attend Sunday Mass, since we honor Jesus and Mary, or, as we call them in Arabic, Issa and Miriam. Muslim women prayed at the Milk Grotto, where Mary is said to have nursed Jesus, in order to be blessed with a child. We visited the homes of our Christian friends and picnicked with them in the spring, when the apricot trees blossom on the hills. At Christmas, Muslim and Christian children would dress in their finest, most colorful clothes. There were lights everywhere; as a child, I was dazzled.
    There are still strings of lights draped around Manger Square and the Church of the Nativity--perhaps many more lights--but for me, every one of them burns with a memory of those splendid days lost and of my Christian friends who have left. Why did they go? After all, some of their families had lived here since the birth of Christ or even longer. The simple explanation is that Bethlehem's Christians are caught between the rise of Islamic extremism and the rigors of Israeli occupation. Because the city is under the control of the Palestinian Authority, Israeli security forces are building a 26-ft. (8 m) high concrete wall around it. The Israelis lump Christians in with all Palestinians as possible terrorists. My wife's hairdresser is a Christian who is moving to Australia because he is worried about his daughters. Walking home from school, the teenage girls are taunted by members of an Islamic militant group, just because they wear crosses. "I don't want my children to grow up in a bigoted society," he says.
    Wearing a cross at Israeli checkpoints doesn't help. To security personnel, we're all Palestinians and all dangerous. Even with the permit, Bethlehem residents need to make the short drive to Jerusalem. Sometimes it can take an hour to clear the checkpoint. As a Christian university student said the other day, "Jesus Christ wouldn't be able to leave Bethlehem today unless he showed a magnetic ID card, a permit and his thumbprint."
    At least the Israeli security wall is attracting a new kind of tourist, the graffiti guerrilla. The phantom British artist Banksy recently led a posse of foreign artists to the wall. He spray-painted a picture of a peace dove in a flak jacket that was captured in a sniper's crosshairs. And on the side of a house, he drew a little girl in a pink dress frisking an Israeli soldier. At times, the graffiti lifts my spirit. Other times, when I'm angry after being delayed at the checkpoint, I think that art alone can't bring down that wall around my Bethlehem. But what makes me laugh--with some bitterness, I admit--is the sign the Israeli military put up over the checkpoint at the entrance to Bethlehem. It reads: PEACE BE WITH YOU.
    Oddly, that's not a vain hope. My son has put up a tree in his Muslim home; I've been told to find a Santa suit, and my grandkids are learning carols. This is the peace I find in Bethlehem at Christmas.

  2. #2
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: Navidad en Belén

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Sí que es interesante, asi que lo traduzco.
    --------------------------

    La Navidad en Belén me hace sentir solo. Caminando por la Plaza del Pesebre, viendo las tiendas donde venden Reyes hechos de madera de olivo y guiando los autobuses llenos de turistas cristianos, me doy cuenta de cuántos de mis viejos amigos han emigrado, cuánto de la ciudad ha cambiado hasta hacerla irreconocible. Hoy en Belén, el sonido de la llamada al rezo musulmán, saliendo desde docenas de mezquitas ahoga el sonido de las amables campanadas de las iglesias.

    Tenía 8 años cuando mi familia se trasladó a Belén en 1949. Éramos refugiados musulmanes y veníamos del recién creado Israel. Por entonces, casi toda la población era cristiana. Fuí a una escuela cristiana y cantaba en el coro de la iglesia. Me encantaba ir a misa el domingo y cerrar mis ojos, escuchando la cadencia de la Misa en latín - que yo no entendía- y respirar el aroma del incienso.

    Por entonces, "cristiano" y "musulmán" eran etiquetas que nos guardábamos para nosotros. No importaba de qué religión eras. Era común que los musulmanes fuésemos a Misa el domingo, ya que honramos a Jesús y María, o, como les llamamos en árabe, Issa y Miriam. Las mujeres musulmanas rezaban en la gruta láctea, donde se dice que María amamantó y cuidó a Jesús ante de su huída a Egipto. Visitábamos los hogares de nuestros amigos cristianos e íbamos de picknick con ellos en primavera cuando los albaricoques florecían. En Navidad, niños musulmanes y cristianos se vestían con sus mejores y más coloridas ropas. Había luces por todas partes; de niño me deslumbraba. Todavía hay cadenas de luces cubriendo la Plaza del Pesebre y la Iglesia de la Natividad -quizá más luces- pero para mí, cada una de ellas quema en mi memoria aquellos espléndidos dias perdidos y a mis amigos cristianos que se han ido. ¿Dónde han ido? Después de todo, algunas de sus familias han vivido aquí desde el Nacimiento de Cristo o incluso más. La explicación más sencilla es que los cristianos de Belen se vieron atrapados entre el auge del islamismo extremo y la severidad de la ocupación israelí. Dado que la ciudad está bajo el control de la Autoridad Palestina, la fuerzas de seguridad israelíes están construyendo un muro de hormigón de 8 metros alrededor. Los israelíes engloban a los cristianos junto al resto de palestino como posibles terroristas. La peluquera de mi mujer es una cristiana que se va vivir a Australia porque está preocupada por sus hijas. Volviendo de la escuela, las adolescentes fueron ridiculizadas por un grupo islamista, simplemente porque llevaban cruces. "No quiero que mis hijas crezcan en una sociedad intolerante", dijo.
    Llevar cruces en los punto de control israelíes no ayuda. Para el personal de seguridad, todos somos palestinos y peligrosos. Incluso con permiso, los habitantes de Belén tienen que pasar por el control para ir a Jerusalén. A veces lleva hasta una hora pasar el puesto. Como decía un estudiante cristiano el otro día, "Jesucristo no habría podido abandonar Belén hoy día a no ser que hubiese enseñado una indentificación magnética, un permiso y sus huellas dactilares".
    Al menos el muro de seguridad israelí está atrayendo a un nuevo tipo de turista, el guerrillero grafitero. Recientemente el artista fantasma británico Banksy llevo a un grupo de artistas al muro. Pintó un dibujo de una paloma de la paz bajo fuego antiaéreo en medio del punto de mira de un francotirador. Y en el lado de una casa, dibujó una niña con un vestido rosa cacheando a un soldado israelí. A veces, el grafiti levanta mi ánimo. Otras veces, cuando estoy enfadado por haberme retrasado por el control, pienso que sólo el arte no puede derribar el muro alrededor de mi Belén. Pero lo que me hace reir -con algo de amargura, debo admitir- es el símbolo del ejército israelí colocado encima del punto de control a la entrada de Belén. En el se puede leer: "La paz sea contigo".
    Extrañamente, no es una esperanza en vano. Mi hijo ha puesto un arbol en su hogar musulmán; me ha dicho que busque un traje de Papá Noel, y mis nietos están aprendiendo villancicos. Esta es la paz que encuentro en Belén en Navidad.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 3
    Último mensaje: 03/04/2011, 16:51
  2. Balmes
    Por Cavaleiro en el foro Biografías
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 01/04/2008, 04:20
  3. Spe Salvi
    Por Hyeronimus en el foro Religión
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 04/12/2007, 10:40
  4. La política y el orden de la convivencia, de Rubén Calderón Bouchet
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/07/2007, 19:48

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •