Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Gibraltar nos invade

  1. #1
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    Gibraltar nos invade

    El Gobierno permite que Gibraltar crezca a costa de las aguas territoriales españolas


    El PP critica la permisividad ante los rellenos con áridos procedentes de canteras andaluzas y pide que se denuncien ante los tribunales

    ANDRÉS C. RAGEL Panorámica de las labores de relleno que las autoridades del Peñón han autorizado a costa de las aguas jurisdiccionales de nuestro país

    JOSÉ CEJUDO | SEVILLA
    Actualizado Domingo, 18-01-09 a las 20:55

    Desde hace décadas, las autoridades de Gibraltar no han cejado en su empeño de ganar terreno al mar para expandir el istmo, a base de sucesivos rellenos con áridos... adquiridos en España. Complejos turísticos y de ocio y la ampliación de la terminal del aeropuerto son las penúltimas actuaciones que se están ejecutando en la Roca, ante la inoperancia del Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero. El parlamentario nacional del PP por Cádiz José Ignacio Landaluce tampoco renuncia a denunciar una situación que considera escandalosa.

    «El istmo original, dentro de poco, tendrá el doble de tamaño. Primero nos robaron el Peñón y ahora nos están volviendo a robar. Entre el crecimiento que va a suponer la nueva pista del aeropuerto y la urbanización Ocean Village, en Marina Bay, poco a poco van consiguiendo un crecimiento que supone unos cuatro campos de fútbol», asegura Landaluce. Existe, lamenta, «una permisividad absoluta por parte del Gobierno español, que mira para otro lado». Aunque en ocasiones, la última recientemente, el Ejecutivo ha transmitido a Londres su rechazo por dichos trabajos, lo cierto es que éstos siguen adelante.

    Los rellenos, a su juicio, deberían que evitarse por parte de España. «Tenían que haberse llevado a los tribunales, con las quejas formales y contundentes ante el Reino Unido y ante los jueces europeos. Es una actuación ilegal al tratarse de una usurpación de un territorio soberano por parte de la colonia».

    En estos momentos «y desde hace varios años —añade— se está levantando una gran urbanización en la cara Este de la roca, la que mira a Sotogrande, la parte que da hacia el Mar de Alborán. Se trata de una zona ganada al mar a base de rellenos de tierras».

    Los rellenos, explica el PP, que proceden de canteras españolas, especialmente del municipio malagueño de Casares, se están haciendo en aguas de soberanía española. «Gibraltar sólo tiene como aguas territoriales las que abarca el recinto del puerto, y sin embargo se han administrado hasta quince millas. Se quedan tan panchos y aquí nadie hace nada».
    En paralelo, se está produciendo la ampliación del aeropuerto, en el istmo pero sobre aguas territoriales españolas, «por lo que ya empiezan a darles cartas de soberanía. Si les permites crecer les estás concediendo autoridad; y si lo haces con quejas muy superficiales, en lugar de llevarlos a los tribunales, medioambientalmente hablando porque los rellenos se hacen sin hacer estudio de impacto ambiental, todo se convierte en un disparate».

    Complejo residencial
    Según Landaluce, siempre ha existido un lento crecimiento de Gibraltar, «pero últimamente es exagerado. Se comenzó hace tres o cuatro años la gran urbanización en la cara Este del Peñón. Es un complejo residencial, con apartamentos, restaurantes, zona deportiva y de ocio, todo sobre terreno ganado al mar».

    En paralelo está el proyecto de la ampliación de la terminal del aeropuerto, que según las previsiones deberá estar concluida el próximo año.
    Según Landaluce, siempre ha existido un lento crecimiento de Gibraltar, «pero últimamente es exagerado»

    Un aeropuerto que durante meses recibió vuelos de Iberia procedentes de España, que últimamente se han suprimido al carecer los horarios de interés comercial. «A Gibraltar esto le importó poco, porque su pretensión era que se levantara la restricción sobre el espacio aéreo. Esa era la jugada importante».



    «En todos los sentidos —enfatiza Landaluce— Gibraltar se está expandiendo, y la poca vergüenza llega ya a que los barcos que fondean a la espera de recibir servicios en el Peñón, se sitúan en aguas de municipios de la Costa del Sol, como Estepona». Landaluce tiene a Gibraltar entre sus temas prioritarios dentro del trabajo que desarrolla como diputado nacional del Partido Popular por la provincia de Cádiz.

    Una de las iniciativas en las que tiene puestas su confianza es la proposición no de Ley en la que se propone que el Gobierno español retome con el Ejecutivo británico el diálogo para seguir trabajando para recuperar la soberanía española sobre la colonia.

    El debate de la proposición se celebrará en las próximas semanas, «y aunque para algunos pueda suponer un brindis al sol, pienso que hay que seguir insistiendo en que no se nos olvida que Gibraltar es territorio español y que hay que recuperarlo».
    Chatarra del «New Flame»


    Otros temas abordados por Landaluce y vinculados al Peñón han sido en los últimos años el destino de la chatarra del «New Flame», los vertidos contaminantes, los trasvases de combustible en mar abierto, la llegada de buques de propulsión nuclear o la eliminación de las restricciones del cielo único europeo.

    Y es que el Peñón ya no es un simple trozo de tierra cuya devolución se reclama por un impulso más o menos romántico. En los últimos años en torno a la colonia se ha generado una lista casi interminable de problemas por el estatus especial que las autoridades le tienen concedido, circunstancia que le permite actuar al margen de las directivas de la Unión Europea.


    «El istmo original, dentro de poco, tendrá el doble de tamaño. Primero nos robaron el Peñón y ahora nos están volviendo a robar»

    «Las actividades de Gibraltar —señala el diputado nacional del PP— podrían repercutir a ambos lados de la verja, pero por ahora los únicos beneficiados son los gibraltareños, mientras que nosotros somos los perjudicados en todos los sentidos».

    Según el diputado del PP, el gesto que evidenció la renuncia del Gobierno español a presionar sobre las autoridades gibraltareñas se produjo tras el hundimiento del «New Flame», en agosto de 2007.

    Entonces, Salvamento Marítimo procedió al rescate de la tripulación del barco, instante en el que recibió una orden del Ministerio de Fomento, indica Landaluce, y Gibraltar se hizo cargo de concluir la operación. «Eso —asegura el parlamentario popular— fue un disparate porque comenzaron a reconocerle aguas jurisdiccionales, algo que no se había hecho en los trescientos años anteriores». De todas las iniciativas presentadas, la única que hasta el momento ha prosperado es la aprobación, con el rechazo del PSOE, para crear en la zona un centro de salvamento marítimo integral, destinado a la formación y lucha contra la contaminación.

    http://www.abc.es/20090118/nacional-...901180057.html
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,808
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Gibraltar nos invade

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    El Gobierno sólo se queja por el impacto ecológico de la expansión del Peñón



    El megaproyecto «Eastside» incluye una nueva ciudad de 380.000 metros cuadrados brutos ganados al mar




    Los hoteles y los edificios de apartamentos mirarán directamente a la Costa del Sol, con poderosos rompeolas como defensa


    Hoteles de lujo, miles de apartamentos y otro puerto


    «España pone café, tostadas, leche y manteca; los gibraltareños, el apetito»


    Editorial: Pasividad en Gibraltar








    MARIANO CALLEJA | MADRID



    Lunes, 19-01-09


    La expansión de Gibraltar en aguas españolas sólo ha recibido hasta ahora una tímida contestación de rechazo por parte del Gobierno de la Nación. En una respuesta escrita parlamentaria, el Ejecutivo de Zapatero asegura que ha transmitido «repetidas veces» al Reino Unido su rechazo a las labores de relleno en el mar, en el lado Este del Peñón, por el impacto medioambiental que puede ocasionar en la zona.
    En la respuesta, registrada en el Congreso el pasado 7 de enero, no se alude a la cuestión de la soberanía en ningún momento. La única preocupación del Ejecutivo socialista es, en este caso, la medioambiental. El diputado del Grupo Popular José Ignacio Landaluce envió una pregunta en mayo de 2008 al Gobierno sobre el conocimiento que tenía de la construcción de un nuevo puerto y del gran relleno que se está haciendo en la zona este de la colonia, la que mira a la Costa del Sol. Se trata del proyecto «Eastside», del que ayer informó ABC, y que incluye la construcción de rascacielos, hoteles de lujo, más de 2.000 apartamentos, plazas, jardines, piscinas y un puerto deportivo para 500 embarcaciones, donde podrán atracar los grandes transatlánticos, como el Queen Elizabeth II. Todo esto se construirá en terrenos ganados al mar mediante rellenos, donde se han utilizado incluso chatarra y viejos electrodómésticos, que contienen gases contaminantes, según denuncia el PP.
    La expansión supone, además, una vulneración de lo acordado en artículo X del Tratado de Utrecht (13 de julio de 1713), por el que España sólo cedió a la Corona de la Gran Bretaña «la ciudad y castillos de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen». En ningún caso la cesión incluyó otras aguas que no fueran las del recinto de su puerto original, en el lado oeste.
    Investigación en 1998
    En su respuesta parlamentaria, el Gobierno de España señala que tiene conocimiento de estas obras expansivas de Gibraltar «desde 1997», es decir, con José María Aznar como jefe del Ejecutivo. «Estas obras ya fueron objeto de una investigación de la Comisión Europea en 1998, por posible incumplimiento de la Directiva 85/337/CEE (relativa a la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente)», se añade en el escrito, firmado por el secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios.
    En su respuesta parlamentaria, el Gobierno de España señala que tiene conocimiento de estas obras expansivas de Gibraltar «desde 1997», es decir, con José María Aznar como jefe del Ejecutivo


    Tras endosar el origen del problema al Gobierno del PP, el Ejecutivo socialista se defiende y asegura que con José Luis Rodríguez Zapatero ya en el Palacio de La Moncloa, ha expresado su rechazo al proyecto en diversas ocasiones, aunque explica que sólo por las consecuencias medioambientales que puede tener. Ni una palabra sobre la soberanía, el incumplimiento del Tratado de Utrecht o la reclamación histórica que ha mantenido España durante tres siglos.
    «Repetidas veces entre 2005 y 2008 -se dice en la respuesta-, el Gobierno español ha transmitido al Reino Unido su rechazo a las labores de relleno, manifestando la preocupación por las eventuales consecuencias medioambientales de este proyecto para toda la región».
    Las tres últimas líneas de la escueta contestación parlamentaria que envía el Gobierno sobre este asunto se refiere al Foro de Diálogo: «Este proyecto ha sido suscitado también en diversas ocasiones en las reuniones del Foro de Diálogo sobre Gibraltar». No entra, sin embargo, en las conclusiones que sacó el Gobierno sobre esas reuniones, ni cómo piensa actuar ahora que el proyecto ha dado un paso de gigante y ya está a mitad de camino hasta su conclusión.
    Hasta 2014
    Como publicó ayer ABC, el proyecto «Eastside» de Gibraltar tiene un plazo previsto para realizar las obras de diez años, entre 2004 y 2014. Hasta ahora había salido muy poco a la luz, y las obras avanzaron sin ningún problema, ante la pasividad de las autoridades españolas (del Gobierno y de la Junta de Andalucía).
    Después de tres años de relleno del litoral este del Peñón, las consecuencias comienzan a percibirse ya en las playas de La Línea de la Concepción, donde la dinámica de las mareas está cambiando.
    En el proyecto «Eastside» de la colonia, se observa cómo está prevista la construcción de rascacielos de apartamentos, y cómo se levantará toda una ciudad turística sobre el mar, en una superficie total prevista de 380.000 metros cuadrados brutos, según el proyecto. La expansión en altura que había tenido Gibraltar en el lado oeste se hará ahora también en anchura por su otro lado.
    El megaproyecto, de Norman Foster, tiene un presupuesto de casi dos mil millones de euros. Uno de los aspectos que más se cuidarán será el nuevo puerto, donde podrán atracar grandes cruceros, algo que no podían hacer en el otro puerto del lado oeste. No faltarán los centros comerciales, las piscinas, los aparcamientos y los paseos marítimos.
    En los planes expansivos de los llanitos también se tienen en cuenta los temporales. Los rompeolas estarán preparados para resistir oleajes de seis metros de altura durante cien años de tormentas.

    http://www.abcdesevilla.es/20090119/...-20090119.html


LinkBacks (?)

  1. 22/04/2009, 21:54
  2. 21/04/2009, 15:12

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 80
    Último mensaje: 21/07/2022, 20:55
  2. Spe Salvi
    Por Hyeronimus en el foro Religión
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 04/12/2007, 11:40
  3. Informe sobre la cuestión de Gibraltar
    Por Lo ferrer en el foro Gibraltar
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 19/06/2006, 20:09
  4. Respuestas: 3
    Último mensaje: 06/05/2006, 06:07

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •