Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 4 de 4 PrimerPrimer 1234
Resultados 61 al 73 de 73

Tema: El liberalismo es pecado

  1. #61
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo es pecado









    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  2. #62
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo es pecado

    EL ERROR DEL LIBERALISMO

    Cardenal Louis Billot





    DOCUMENTO EN FORMATO PDF: PULSE AQUÍ


    EL CARDENAL LOUIS BILLOT (1846-1931), gran teólogo tomista, "honor de la Iglesia y de Francia" (Merry del Val), fue uno de los más íntimos colaboradores de San Pío X en su lucha contra el modernismo.

    Contrarrevolucionario nato, de la estirpe del Cardenal Pie, desmenuzó magníficamente la intrínseca incompatibilidad entre el cristianismo y la Revolución.

    El liberalismo católico "es un pie en la Verdad y un pie en el error, un pie en la Iglesia y un pie en el siglo, un pie conmigo y un pie con mis enemigos". (Pío IX)

    "Un católico liberal es un católico muy amigo de los liberales y muy poco amigo de los católicos". (Paul Bourget)

    "El Liberalismo, que quiere pasar como una prueba de inteligencia, de generosidad, de comprehensión, etc., no es en realidad sino ¡la destrucción de la idea de verdad, ni más ni menos! (...) pues hay tantos «puntos de vista» como individuos pensantes. (... )

    El espíritu no estando ya obligado a respetar la realidad y a plegarse ante ella, se lanza a una orgía verbal y sentimental que ya no corresponde a nada". (Louis Jugnet)







    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.catolicosalerta.com.ar/l...beralismo.html

  3. #63
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo es pecado

    sábado, 22 de noviembre de 2014

    Catecismo del liberalismo (1896) (I) – Presbítero Ramón Valle


    Introducción

    Pregunta. ¿Qué es liberalismo?

    Respuesta. Es la doctrina que prescinde de Dios en todas las manifestaciones de la actividad humana.


    P. ¿De qué modo se podría aclarar esta definición?

    R. Diciendo así: El liberalismo es una doctrina religiosa, social y política, que tiende á separar de Dios al individuo, a la familia y a las naciones.


    P. De manera que son tres doctrinas?

    R. No es sino una misma, pero que se desenvuelve en esas tres esferas de acción.


    P. ¿Se podrá profesar el liberalismo político sin profesar el liberalismo religioso?

    R. No, porque el liberalismo religioso y el político son una misma doctrina, aunque aplicada á diversos objetos. Lo mismo debe decirse del liberalismo social.


    P. ¿Cómo se explica más esto?

    R. Haciendo ver que el liberalismo religioso funda los principios y que el liberalismo político no es Otra cosa que la aplicación de esos mismos principios.


    P. ¿Pues cómo hay liberales que pretenden serlo en política y no en Religión?

    R. Porque quieren engañarse a sí mismos, o porque intentan engañar á los demás. En muchos casos porque han meditado suficientemente acerca de las doctrinas que dicen profesar.


    P. ¿En qué consiste principalmente el liberalismo religioso?

    R. En negar el orden sobrenatural.


    P. Y el liberalismo moderado?

    R. En no ocuparse de ese orden.


    P. ¿Cuál de ellos hace más daño?

    R, El segundo, por la injuria que se hace a la conciencia.


    P. ¿Es lícito negar el orden sobrenatural, ó por lo menos no ocuparse de él?

    R. No, por muchas razones; entre ellas, porque eso sería ir contra la voluntad de Dios, lo cual nunca es lícito.


    P. ¿En qué consiste principalmente el liberalismo social?

    R. En retrogradar diez y nueve siglos, suprimiéndola civilización cristiana para volver á la civilización del paganismo.


    P. ¿De qué medios se vale?

    R De negar el poder social de Jesucristo.


    P. ¿En qué consiste principalmente el liberalismo político?

    R. En la deducción lógica de las consecuencias que entrañan las anteriores doctrinas, y en aplicarlas prácticamente á las naciones.



    Del Liberalismo Religioso

    P. ¿Podríais aducir alguna prueba evidente de que el liberalismo es ante todo una doctrina religiosa?

    R. Muchas; pero bastará ver aquellos países donde ha dominado y domina el liberalismo, para no poder dudar de que sobre todo y ante todo se ocupa de las cosas de la Religión.


    P. ¿Qué hace el liberalismo luego que logra dominar en una nación?

    R. Sus principales leyes, sus teorías, sus periódicos, tienden á destruir el Catolicismo.


    P. ¿Y sus pro-hombres toman con empeño la cuestión religiosa?

    R. Como ninguna otra; pues si sus demás leyes se violan, llaman poco la atención; pero la menor inobservancia de las leyes de persecución, los hacen poner el grito en el cielo.


    P. Hay algún distintivo, en el orden religioso, que haga conocer desde luego á los liberales.

    R. No podía dejar de haberlo.


    P . ¿Cuál es?

    R. El odio que tienen, la repugnancia que sienten hacia todo lo que de algún modo pertenece a Dios, a Nuestro Señor Jesucristo y a su Santa Iglesia.


    P . ¿Podríais poner algunos ejemplos?

    R. Todo acto del culto los pone fuera de sí - Odian al sacerdote -. Se gozan en la profanación de las cosas santas. Desprecian las leyes eclesiásticas. En fin, tienen horror hasta al sonido de las campanas y á la vista de las sotanas.


    P. ¿De qué son signo estos hechos?

    R. De que, sépanlo o no lo sepan, tienen en su corazón verdadero odio a Dios, y a Jesucristo Nuestro Salvador.


    P. ¿Cómo así?

    R. Porque odian todo aquello que se los recuerda.


    P. ¿Cómo manifiestan los liberales prácticamente, que siguen una doctrina religiosa, que respecto al Catolicismo debe llamarse anti-religiosa?

    R. Por cuantos modos pueden; pero en especial, por la exclaustración de religiosos y religiosas; por el empeño de empobrecer á la Iglesia, para quitarle así muchos medios de acción; por la igualdad del culto verdadero y de los falsos, por medio de la tolerancia; finalmente, por declarar al Estado sin Dios, diciendo la blasfemia de que la ley debe ser atea.


    P. ¿Y qué, la ley no debe ser atea?

    R. Solamente que el legislador tuviera obligación de ser ateo, lo cual es absurdo.


    P. ¿Por qué decís que para que la ley pueda ser atea, es preciso que el legislador sea ateo?

    R. Porque la ley expresa la voluntad del legislador.


    P. ¿De modo que el liberalismo no puede ser inocente?

    R. Tanto como el ateísmo que es su última consecuencia; ya sea el ateísmo teórico, ya el ateísmo práctico.


    P, ¿Pero no podrán ser disculpados los liberales, por no haber pensado en esto?

    R. De ninguna manera; porque la Iglesia, que ha pensado por ellos ha condenado al liberalismo.


    Del Liberalismo Político

    P. ¿Cuáles son los principales principios de la doctrina liberal religiosa que son las bases de la doctrina política?

    R. Son tres:

    1° Establecer que el último fin del hombre se cumple en la tierra.

    2° Negar la Iglesia o por lo menos no ocuparse de ella.

    3° Afirmar que las leyes civiles son superiores a todo Derecho, aun al natural y Divino positivo. O lo que es la mismo, sujetar la moral a la ley civil.


    P. ¿Y no será licito sostener la primera?

    R. De ningún modo, pues equivale a negar todo el cristianismo, especialmente el dogma de la Redención.


    P. ¿Y será lícito negar o por lo menos no ocuparse de la Iglesia?

    R. Eso equivaldría á negar todo el cristianismo, especialmente el dogma de la Encarnación.


    P. ¿Qué decís de la tercera?

    R. Que las naciones, y las leyes, lo mismo que los individuos, si no obedecen a Dios, obedecen al demonio, pues no hay medio entre uno y otro. Las leyes, para que lo sean, deben sujetarse a la moral. No es ley, y solo usurpa este nombre, la que se opone a la ley de Dios.


    P. ¿Cuál es la fórmula más precisa de la pretensión liberal?

    R. Establecer que la autoridad civil es, en todo caso, superior a la autoridad religiosa.


    P. ¿Pues cuál es la verdad?

    R. Que ambas autoridades giran en órbitas independientes; pero que se tocan en algunos puntos.


    P. ¿Luego hay casos en que la autoridad civil en lugar de mandar debe obedecer?

    R. Sin duda alguna. Siempre que se trate de principios relativos al dogma, o a las costumbres, o a la disciplina Eclesiástica, los gobiernos, lo mismo que los individuos deben someterse a las decisiones de la Iglesia.


    P. ¿Y esto por qué?

    R. Porque la misión de la Iglesia es precisamente legislar sobre esos puntos. De otro modo vendría a ser inútil la Iglesia Católica.


    P. En general ¿Cuál es el fin del liberalismo?

    R. Colocar al hombre en el lugar que en la sociedad siempre ha ocupado y siempre debiera ocupar Dios.



    Catecismo del Liberalismo – Ramón Valle – Presbítero – Imprenta de Francisco Verdayes – León 1896 (Universidad de Nuevo León) Págs. 3-13




    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.ncsanjuanbautista.com.ar...mo-1896-i.html

  4. #64
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo es pecado

    jueves, 4 de diciembre de 2014

    Catecismo del liberalismo (1896) (II) – Presbítero Ramón Valle


    Principios liberales: El sufragio universal

    Pregunta. ¿Qué cosa es libertad?

    Respuesta. Es la facultad por la cual somos responsables de nuestras acciones, lo mismo ante Dios que ante la sociedad y ante las leyes.


    P. ¿Y el liberalismo define y entiende bien la libertad?

    R. De ninguna manera, pues según él, es la facultad de hacer irresponsablemente el bien y el mal.


    P. Y en caso de que tuviéramos esta facultad de que habla el liberalismo, ¿sería buena?

    R. Nada menos que eso, pues nunca puede ser bueno hacer el mal.


    P. ¿Pues cuál es el fin de la libertad, de la verdadera libertad?

    R. Hacer el bien. Así como equivocarse es defecto del entendimiento, así también, hacer el mal, es defecto de la libertad.


    P. En consecuencia, ¿cuál es el mejor sistema de gobierno?

    R. El que conceda más libertad para el bien, y que mejor reprima los abusos de libertad para el mal.


    P. ¿En qué consiste la verdadera igualdad social?

    R. La igualdad social no es otra cosa que la virtud que se llama justicia distributiva.


    P. ¿En qué consiste la justicia distributiva?

    R En considerar á los hombres según sus méritos y circunstancias guardando por lo mismo una igualdad geométrica.


    P. ¿Qué otro nombre tiene esta virtud?

    R. Se llama equidad, del latín aequitas, que quiere decir igualdad.


    P. ¿Y por qué socialmente no ha de atenderse a la igualdad aritmética?

    R. Porque es un hecho que los hombres no son iguales y que difieren entre sí. Es decir, que los hay tontos y los hay de talento; que los hay virtuosos y que los hay viciosos; que los hay perezosos y que los hay trabajadores etc. etc. Por lo cual, sería una injusticia tratar igualmente a los que son desiguales.


    P. ¿Pues cómo deben ser tratados?

    R. Proporcionalmente (que en eso consiste la igualdad geométrica). Es decir, dando a cada uno lo que es suyo. Y ya se ve que dando a cada uno lo que es suyo, queda establecida la igualdad.


    P. ¿Y esta es la igualdad que proclama el liberalismo?

    R. Muy lejos de eso; pues al decir sin restricción que los hombres son iguales, dice una mentira que está a la vista de todos, pues ni física ni moral, ni intelectualmente lo son.


    P. ¿Pero no tendrán todos los hombres iguales derechos?

    R. Aritméticamente, o con absoluta igualdad, no; geométricamente, o con igualdad de proporción, si los tienen.


    P. ¿Podríais explicarme esto?

    R. Muy fácilmente, El inocente tiene derecho de estar libre, de entrar y salir de la ciudad, etc.; pero el que ha cometido un crimen no tiene ese derecho, y se le pone en la cárcel.


    P. ¿Qué se infiere de esto?

    R. Que no tienen iguales derechos el inocente y el culpable, porque el culpable y el inocente no son iguales.


    P. ¿Podríais poner otro ejemplo?

    R. Y otros mil, v. g., un ignorante, que no comprenda siquiera la marcha administrativa, y que ignore lo grave que es elegir a los magistrados y la responsabilidad que este paso trae consigo, no tiene, no puede tener derecho de mezclarse en las elecciones.

    Él que no tiene la suficiente instrucción para saber quién será buen gobernante y quien no ¿cómo puede tener derecho para designar al gobernante?

    Estos de que hablamos, al contrario, tienen el deber de no elegir, porque cada uno está obligado a no mezclarse en lo que no entiende y más si de su cooperación pueden resultar males de gran trascendencia.


    P. Continuad; aunque ya lo estoy viendo muy claro.

    R. El malvado que vota en las elecciones por paga, o por consigna o por cualquier motivo reprobado, importándole poco las cualidades.de la persona elegida, debe ser privado del derecho de votar en las elecciones.


    P. ¿Podríais poner ejemplos de otros derechos?

    R. Con mucho gusto. El perezoso que no trabaja y que por lo mismo nada posee, no tiene derecho de propiedad; por el contrario, el que por su trabajo, o el de su padre tiene una propiedad, en ella tiene derecho.

    El ignorante o el desmoralizado, no tienen derecho de enseñar, y tampoco tienen derecho de escribir en los periódicos.

    Ni el malvado ni el ignorante tienen derecho a ser elegidos gobernadores, diputados etc.


    P. Según lo dicho ¿qué debe juzgarse del sufragio universal.

    R. Que es la mentira universal’ como la llamó el gran Pió IX.


    P. Volviendo á la igualdad ¿cuáles son las aplicaciones que de su principio hace el liberalismo?

    R. Tres principales.


    P. ¿Cuáles son?

    R. Primero, igualdad entre la verdad y la mentira (v. g. tolerancia de cultos.)

    Segunda, igualdad entre el trabajo y la holgazanería (v. g. sufragio universal, liquidación social etc.)

    Tercera, igualdad entre los clérigos y los legos (v.g. la ley contra los fueros etc.)


    P. ¿Qué decís de ellas?

    R. Que destruyen totalmente los principios cristianos.



    Catecismo del Liberalismo – Ramón Valle – Presbítero – Imprenta de Francisco Verdayes – León 1896 (Universidad de Nuevo León) Págs. 15-21




    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.ncsanjuanbautista.com.ar...o-1896-ii.html

  5. #65
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo es pecado

    Problemas con denominarse Cristiano y Libertario (libertad negativa y positiva) - Dante A. Urbina


    Video Original: https://www.youtube.com/watch?v=wCUPX...​

    Doctrina social de la iglesia contra el liberalismo: https://www.youtube.com/watch?v=vuKuJ...​

    Doctrina social de la iglesia contra el marxismo: https://www.youtube.com/watch?v=ZsQ7K...​

    ¡Hey tú, hipócrita de izquierda! ¡Hey tú, hipócrita de derecha! – Dante A. Urbina

    ¡Hey tú, hipócrita de derecha! ¡Hey tú, hipócrita de derecha! – Dante A. Urbina...





    https://www.youtube.com/watch?v=2XUislkETXw&t=16s

  6. #66
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo es pecado





    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    Última edición por Mexispano; 26/03/2021 a las 18:52

  7. #67
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo es pecado

    DECÁLOGO ANTIMODERNISTA (Daniel Marín Arribas) por Agnus Dei Prod

    La Escuela de Salamanca supuso para la Cristiandad Hispana el arma doctrinal más potente para defenderse del modernismo y todos sus luciferinos vástagos, empezando por liberalismo. Daniel Marín Arribas, estudioso de sus postulados nos ofrece un breve decálogo antimodernista de la mano de sus autores, repasando puntos clave del modernismo, sobre los cuáles Francisco de Vitoria y sus discípulos se hubieran opuesto, y sobre cuáles, también, todo fiel seguidor de Nuestro Señor JesuCristo y de su Iglesia debe oponerse. Salamanca, luz de la Cristiandad Hispana, es antimodernista.





    https://www.youtube.com/watch?v=0agPWa0Auuo&t=59s

  8. #68
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo es pecado


  9. #69
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: El liberalismo es pecado

    Milei, los liberales y la contra-revolución





    https://www.youtube.com/watch?v=Oa6CTtKCbrI

  10. #70
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: El liberalismo es pecado

    Compartimos un pequeño extracto de un escrito que el tercer Arzobispo de Caracas, el barines Ramón Ignacio Méndez, apodado el “cura lancero”, hizo en refutación al Congreso de Valencia en 1830, sobre la cuestión de la tolerancia religiosa y sus efectos perniciosos para la sociedad, siendo esta acción atentaría contra las creencias de la población y que el indiferentismo llevaría a la decadencia social y moral. Ramón Ignacio Méndez seria conocido a la posteridad como el celoso defensor de los derechos de la Iglesia Católica frente a la persecución irreligiosa promovida por los Oligarcas, es necesario recordar que durante el dominio paecista se promueve la inmigración protestante en Venezuela, siendo construida la primera capilla poco después de la secesión de Colombia, así dicho gobierno se preocupaba por favorecer a otros cultos extranjeros dejando relegada la religión católica de los venezolanos, además de expulsar del país a varios obispos, incluido Méndez (en dos ocasiones), falleciendo en la Nueva Granada.

    “Las nuevas sectas que se introducen y toleran, dividirán los ánimos. Un gobierno débil, o más que sucedan a otro vigoroso, nos conducirá de tolerancia en tolerancia, de secta en secta, y se llegara al termino de que no quede ninguna religión: se descuidaran los deberes, se relajaran los vínculos sociales, y concluiremos por una funesta desunión, que nos conduzca de las opiniones religiosas a los bandos y partidos que desorganicen y destruyan todo el sistema civil, con más facilidad que han destruido el religioso, que siempre se mira con un interés de preferencia.

    La tolerancia, Señor, son las armas defensivas de que se valen los sectarios, entre tanto llegan a sentirse con fuerza para usar de las ofensivas, con que vejan, oprimen y destruyen a los católicos (…)

    No pasarían muchos años sin que Venezuela experimentase los males que otras naciones incautas, que han desdeñado su culto para apropiarse los ajenos, que no ha experimentado ni conoce. Y ¿Cuántos venezolanos desertores del de Jesucristo, no harían la afrenta de sus padres? La novedad unida a la corrupción que campea, y si Dios no lo remedia, irá en aumento, nos asegura de este presagio, que toma mayor realce si se advierte la grande ignorancia que se nota por lo común en los fundamentos de la religión (…)

    La tolerancia, Señor, nunca ha sido sino el efecto del desorden, la imposibilidad de corregirle la ha producido, la guerra y la devastación la aconsejaron, cuando los religionarios fueron más que los fieles. No nos encontramos en este estado, y llamar los cultos públicos y privados, es llamar la guerra y hacer desgraciados a los venezolanos” (1)

    (1) Observaciones que el Arzobispo de Caracas hace al Soberano Congreso de Venezuela sobre el Proyecto de Constitución, Caracas (1830) Ver menos








    _______________________________________

    Fuente

    https://www.facebook.com/10914862426...7022947808476/
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  11. #71
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: El liberalismo es pecado

    Cita extraída de un periódico publicado a finales de 1830, llamado "El Patriota Venezolano", dicho periódico promovía la necesidad de la religión y la iglesia para la política nacional, siendo muy critico contra los legisladores del Congreso por no introducir referencias a la religión en la constitución de 1830, esta publicación duró hasta inicios de 1832.








    _______________________________________

    Fuente

    https://www.facebook.com/10914862426...6940596816711/
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  12. #72
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: El liberalismo es pecado


  13. #73
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,322
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo es pecado

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Compartimos la condena hecha por el Presbítero Doctor José Alberto Espinosa (quien llegaría a ser Rector de la Universidad de Caracas en 1841 y Orador de orden en las exequias de los restos de Simón Bolívar en 1842) a filosofismo de la constitución liberal producida en 1830 y a la oligarquía “conservadora”:

    “Por desgracia, había ya algún tiempo que, con aceptación funesta, corrían entre nuestros famosos hombres, que se creyeron de Estado, las doctrinas disolventes de los publicistas y economistas del siglo pasado, demonios encarnados que, habiendo desalojado de su corazón bajo el nombre de filósofos, todo sentimiento religioso, habían desalojado también todo sentimiento de humanidad, no quedando en ellos otra cosa de nuestra naturaleza que la figura, y aun esta misma, espantosa y formidable, solo representaban su infernal misión de aniquilarlo todo sobre la tierra (…) Alucinados nuestros ilustres políticos con el bello ideal de semejantes textos, son estos los que eligen y consultan con la mas ciega confianza, creyendo consumar con sus brillantes teorías, reducidas a la práctica, la obra inmortal de su dicha (…) ¡En vez del engrandecimiento que les figura su descomunal orgullo, es el verdadero resultado la actual desesperante situación en que se halla la República! (1)

    En el mismo artículo Espinosa clamaba contra el materialismo y: “sus fatales principios que adoptados en su estricto sentido por nuestros incautos y bisoños estadistas, vienen obrando activamente nuestra desgracia desde el año 29” (1)

    El artículo citado fue publicado en el periódico “El Patriota”, de manera póstuma, dicho periódico era órgano difusor del Partido Liberal, partido al cual el presbítero Espinosa estaba afiliado; situación aparentemente contradictoria pero muy común en un país como Venezuela donde los movimientos políticos no han sido eminentemente doctrinales. Encontramos mucho componente del clero venezolano afiliado en las filas del partido liberal debido a la falta de medios para el cual expresar el descontento contra la Oligarquía paecista, entre una de las razones de la presencia clerical en el partido liberal por la arremetida contra la Iglesia que ponía en práctica el gobierno, entre otros localizamos al Fraile dominico José Félix Ravelo (ultimo Vicario del Convento de San Jacinto, afectado por la supresión de conventos de 1837), Arcediano José Suarez Aguado, Presbítero José Nicolás Díaz, Presbítero Sixto Domingo Freites, Fray Ildefonso Aguinagalde, entre otros.

    Laureano Vallenilla Lanz decía en el caso venezolano que:

    “entre los liberales, se han contado católicos, apostólicos, ultramontanos, que han podido llevar con mucha propiedad el hábito negro de la Compañía de Jesús” (2)

    Gran contradicción guardaba en su seno el partido liberal, ya que en este formaron parte fundacional antiguos partidarios del gobierno boliviano en Colombia, y antiguos edecanes del Libertador, quien no recomendaba formulas muy liberales para el gobierno, un paecista exiliado tras el triunfo de José Tadeo Monagas en 1849 escribía:

    “La banda de Monagas y compañía estuvo matándonos y proscribiéndonos en tiempo de Colombia aquí y en Venezuela en nombre de la dictadura y del gobierno fuerte y vigoroso; y los pobres liberales derramaron su sangre en los patíbulos; y comieron el pan de la desgracia en el destierro por tenerse firmes contra todo aquello; y ahora esa misma banda ha tomado la libertad en los labios y la democracia por pretexto para matar liberales y proscribirlos de otra manera. Yo me acuerdo que todos esos caballeros o no caballeros que ahora dizque son sumamente demócratas en Venezuela, fueron en Colombia los de las actas de la dictadura, los aclamadores de la boliviana, los carceleros y verdugos de los liberales, y ahora echan de su lomo escama por la libertad y se engalanan con el nombre de liberales” (3)

    No por nada vemos entre figuras prominentes del naciente partido liberal a bolivarianos como Mariano Montilla, Laurencio Silva, el Marques del Toro, José Félix Blanco, los Monagas, Carlos Castelli, entre otros más. Y también en la sección civil del partido liberal encontraríamos destacados estadistas de la talla de José Rafael Revenga, Francisco Aranda y el hacendado Tomas José Sanabria, hacendado que sería muy crítico de las leyes librecambistas y de la manumisión de esclavos. Así mismo están los casos de Juan Vicente González y Manuel Felipe de Tovar, jóvenes bolivianos exaltados y fundadores del partido liberal, quienes por tener conflictos personales con Antonio Leocadio Guzmán se pasarían a las filas de los oligarcas godos.

    (1) Articulo póstumo del Presbítero José Alberto Espinosa, “El Patriota”. 28 de marzo de 1846. Citas extraídas de: Nicomedes Zuloaga, “Páez: estudio histórico político”. Impr. Bolívar (1897), pág. 100; Juan Vicente González, “La Doctrina Conservadora” Tomo I, Ediciones Presidencia de la Republica (1961), pág. 417.

    (2) Laureano Vallenilla Lanz, “Críticas de sinceridad y exactitud”. Imp. Bolívar (1921), pág. 391

    (3) “El revisor de la política y literatura americana” Curazao, marzo 31 de 1849, núm. 4, pág. 6








    _______________________________________

    Fuente

    https://www.facebook.com/10914862426...18787609965343
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

Página 4 de 4 PrimerPrimer 1234

LinkBacks (?)

  1. 26/08/2012, 21:51

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El alma de las Américas y el Hispanismo
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 11/05/2016, 07:11
  2. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 01:12
  3. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/01/2008, 22:33

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •