Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Cómo lavar falsas conciencias, las ONG's

  1. #1
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    441
    Post Thanks / Like

    Cómo lavar falsas conciencias, las ONG's

    Las ONGs están de moda y han conseguido hacerse con el beneplácito de buena parte de los ciudadanos. En las encuestas populares siguen escalando posiciones.

    El altruismo inicial de algunas de estas organizaciones ha dejado paso a la aparición de poderosas estructuras financieras especializadas en "solidaridad".

    Regidas por un marketing depurado se están convirtiendo en una suerte de "multinacionales de la ética", organizaciones capaces de monopolizar y gestionar una "conciencia planetaria" y ante la que parece todos debemos plegarnos.

    A inicios de los '90 las ONGs españolas tenían un presupuesto global de 40.000 millones de ptas., ya en esa época más que duplicaba el presupuesto del Vaticano. Hoy se calcula que manejan un presupuesto anual de 2.000 millones de euros. Es el nuevo CUARTO PODER.


    CAUSAS DEL BOOM.
    Hace 50 años en España sólo había una ONG: la Iglesia Católica. Hoy existen unas 15.000 (según el estudio: El Tercer Sector Social en España, de 2003, si bien los autores, dos profesores de la Complutense madrileña, afirman que no es posible afirmar, a ciencia cierta su número exacto).

    Este nuevo "movimiento social" no tiene más de 25 años y su creciente expansión, un auténtico boom, apenas 15.
    Las causas de este espectacular incremento son varias.
    Por un lado muchas mantienen una clara concomitancia religiosa. De hecho, buena parte de la labor humanitaria que realizaban las instituciones y congregaciones religiosas en cuanto tales, hoy la siguen realizando pero mimetizadas bajo la forma de una ONG.
    Por otro lado, el proceso de "despolitización" que está viviendo Occidente en los últimos decenios a llevado a que las energías sociales busquen otros cauces para transformar la sociedad.

    El fracaso del cosmos ideológico revolucionario, con la caída del muro de Berlín, desencantó a una militancia "social" a la par que se hundían viejas ideologías. Las ONGs que derivan de este proceso se han convertido en el bote de salvamento sentimental de muchos desencantados con las grandes utopías políticas.

    También se aprovechan de la aparición de las microideologías que ocupan el vacío dejado por la muerte posmoderna de las grandes ideologías y la secularización.
    Llegada la posmodernidad, el hombre parece encogerse ante los grandes retos y su ánimo sólo está dispuesto a volcarse en pequeños y concretos proyectos.

    El colaborador actual de una ONG, posiblemente, ya no se siente cooperador necesario para la redención de los males de la Humanidad (lógica interna de las grandes religiones e ideologías universalistas). Más bien se sentirá llamado a solucionar un problema concreto. Así se genera la sensación de efectividad y operatividad. Lo práctico se impone sobre los grandes principios vitales.
    Los sociólogos señalan que este "sentimiento fracturado" facilita la cohabitación entre el individualismo posmoderno y la necesidad de combatirlo con dosis de "solidaridad".

    Las grandes religiones e ideologías exigían demasiados sacrificios personales. Ahora, las "microideologías" permiten adaptar el individualismo a esfuerzos más localizados y menos autoexigentes.
    Colaborar con una "causa justa" ya no exige la conversión integral a una ideología o una religión. Se puede ser solidario y consumista; salvar animales y comer hamburguesas; ser ecologista y tener aire acondicionado en casa.

    Y finalmente otro motivo psicológico que explica el triunfo de las ONGs es la crisis de la legitimidad de los Estados modernos.

    En resumen, las ONGs se ofrecen como una atractiva forma de participación en la vida social sin necesidad de caer en la burocratización estatalista o en la artificial partitocracia. En el fondo su éxito significa el reconocimiento del fracaso del Estado moderno.


    NO GUBERNAMENTALES, PERO SUBVENCIONADAS.
    La simpatía que despiertan las ONGs se debe en buena parte al cansancio de la ciudadanía para con todo lo que significa estatismo, burocratización y política. Amén de unas intensas y bien calculadas campañas de marketing social.

    La idea de unas asociaciones independientes del Estado cuyo fin es "hacer el bien" despierta per se el beneplácito de la sociedad. No obstante, cuando se analiza la realidad, no todo es tan idílico y hay que distinguir diferentes tipos de ONGs.

    Por un lado las meritorias y que se sustentan gracias al apoyo EXCLUSIVO de sus colaboradores y cuentan con una INDEPENDENCIA REAL de los organismos estatales (en este apartado están casi todas son organizaciones religiosas).

    Por otro lado las que dependen parcialmente de las subvenciones estatales. Así, la Administración subsidia una labor social que, si tuviera que acometer ella, le resultaría costosísimo por su ineficacia.

    En un tercer grupo entrarían las financiadas cuyo fin social es como mínimo "dudoso". Muchas veces son organizaciones especializadas en configurar el pensamiento dominante, interpretar el sentido de la solidaridad y legitimar el Estado del bienestar.

    Finalmente hay ONGs totalmente subvencionadas por el Estado, auténticas prolongaciones de éste y cuyos fines acaban sirviendo a intereses para nada transparentes.

    Aunque haya lectores que se sorprendan, hay ONG's montadas única y exclusivamente para lavar dinero negro, generar y mover financiación de GRUPOS TERRORISTAS y agencias estatales o paraestatales (CNI, CIA, MI5, etc.).

    El intervencionismo estatal ha conseguido sobrevivir en los nuevos movimientos sociales gracias a la siempre bien recibida política de subvenciones.
    Asociaciones, como Cruz Roja, dependen principalmente de los presupuestos estatales pero se autocalifican de NO Gubernamentales.

    Según el Directorio ONGD el peso de la Administración es cada vez más elevado y el 56% del dinero que reciben las ONGs españolas es de subvención pública. Otros informes elevan la cifra al 65%. Aunque las cifras varían es evidente el peso estatal en estas organizaciones.


    ¿CUÁL ES EL INTERÉS DE ESTA POLÍTICA GUBERNAMENTAL?
    El sociólogo francés Pierre Bourdieu había definido el Estado como la institución capaz de mantener el monopolio de los "símbolos sociales" así como el poder de decisión sobre cuáles son los "problemas sociales".
    Actualmente las ONGs, muchas por las subvenciones que reciben, son las auténticas generadores de una "conciencia social" ellas la despiertan, la modelan y dirigen, en función de ciertos intereses políticos e ideologías.

    Y otro aspecto oculto al público en general es la relación entre algunas de estas organizaciones y la clase política. Cuando políticos de cierto nivel han quemado sus "etapas" pueden acabar recalando en el cargo ejecutivo -muy bien remunerado- de una ONG subvencionada. El caso de la Cruz Roja es paradigmático pues está especialmente plagada de políticos "jubilados".

    La interacción ONG-clase política es mucho más intensa de lo que parece a primera vista.

    La organización SOS Racismo, por ejemplo, está vinculada directametne a la Internacional Socialista y sus ingresos dependen, especialmente, de fondos europeos, otorgados por la ECHO (European Comission Humanitarian Office), comisión que administra las ayudas humanitarias en la UE.


    Las redes entre altos funcionarios y clase política funcionan. Los fondos son adjudicados con preferencia a ciertas asociaciones que antes o después devolverán el "favor". No sorprende pues que la ECHO haya sido y sea uno de los mayores nidos de corrupción de la UE. Hace unos años no pudo mantenerse el secretismo y el escándalo salpicó a la Comisión Europea que tuvo que dimitir en pleno.

    Cuando se analizan los itinerarios particulares de muchos "responsables" de estas ONGs, descubrimos circuitos muy curiosos. Olivier Longué, antes de llegar a Acción Contra el Hambre, trabajó para el Ministerio de Cooperación francés y para la ONU. Un antiguo alto jefe de ACNUR que posteriormente trabajó para Médicos Sin Fronteras (MSF) ahora trabaja para ECHO, la ubre de las subvenciones, en Cuba.
    Cáritas de Barcelona, por ejemplo, contrató para dirigir la institución una famosa política socialista recién abandonada su carrera política.

    Muchas organizaciones humanitarias se han convertido en plataformas de colocación profesional entrelazadas con la burocracia, los propios partidos políticos o las nunca transparentes organizaciones dependientes de la ONU. Y estos circuitos son multidireccionales: los organismos burocratizados (partidos políticos, organismos como la ONU, Institutos de cooperación, etc.) se nutren y reclutan profesionales de las ONGs.


    VOLUNTARIOS COBRANDO INEFICACIA PROBADA.
    Al analizar las ONGs descubrimos un conjunto de colaboradores que contribuyen económicamente de forma más o menos regular al mantenimiento de las mismas.
    En España unos 4,5 millones de personas constituyen esa categoría. Luego están los voluntarios, un millón de personas, que participan con su actividad en la vida de estas asociaciones.
    Finalmente el verdadero núcleo duro de las ONGs son los LIBERADOS.

    El Directorio ONGD de 1997 calculaba en unos 10.000 los voluntarios a sueldo de las ONGs. Los datos de 2.003 cuentan 200.000 liberados.
    Esta "profesionalización" ha dado lugar a situaciones escandalosas. Mientras se vende solidaridad, algunos responsables pueden cobrar 6.000 o más euros al mes (El País, 25-1-98).
    Frente a los humildes sueldos de los misioneros podemos encontrar minutas de altos ejecutivos. Y la palma, los mejores contratos se encuentran en los organismos humanitarios dependientes de la ONU que además suman dietas por operar fuera de su país.

    Otros, como Consuelo Lobo, la ex presidenta de Manos Unidas y colaboradora en el Cottolengo del Padre Alegre, no cobran sueldos y realizan su actividad de forma totalmente desinteresada y gratuita.

    En el mundo de las ONGs las eclesiales tienen una fama bien merecida de ser los que mejor rentabilizan los donativos conseguidos.

    Otras gastan gran parte de lo recaudado en mantener su propia estructura y las campañas propagandísticas, hay muchas ONGs que realizan campañas con el único objetivo de mantener a sus liberados.

    Greenpeace gasta más del 20% de su presupuesto en "desarrollo" o consolidación de su organización. Como denunció un periódico ante el último conflicto en Ruanda, las ayudas enviadas representaron sólo un 40% del total recaudado.

    Y según el informe El Tercer Sector Social en España las ONGs dedican sólo un 47%, de media, de su gasto a la actividad que señalan como sus fines fundamentales.

    Por ejemplo las organizaciones religiosas suelen contar con misioneros y parroquias en lugar de destino de las ayudas esto les permite optimizar los recursos. La mayoría montan infraestructuras temporales cuya logística consume la mayor parte de los recursos y al finalizar se deshace, perdiéndose todo lo que costó tanto montar.

    Otro problema de muchas ONGs y que frecuentemente denuncian los misioneros es el amateurismo. Suele suceder que la prensa occidental descubre una grave y urgente crisis. Se organizan las correspondientes campañas y se recogen los fondos, pero el envío de las ayudas no se corresponde con la capacidad de distribuirlas correctamente. Y no pocos consideran que la mala gestión de muchas ONGs amateurs constribuye a la perpetuación de los conflictos de muchos países africanos.

    Ejemplo como el conflicto de los Grandes Lagos (1994-6) con las ayudas internacionales se crearon campos de refugiados al este del Zaire, donde llegaba el material humanitario. Estos campos, controlados por hutus se apropiaron de las ayudas, la mitad fue repartida pero el resto se usó para compra de armamento a los países donantes y perpetrar la matanza de un millón de tutsis.

    En Ruanda, durante los últimos conflictos, se dieron cita más de 120 organizaciones. Muchas aportaban proyectos inaplicables o condenados al fracaso. Se creaban hospitales que quedaban sin suministros en unas semanas volviéndose inoperantes. Se presentó una ONG con un proyecto, financiado con 60.000 euros para estudiar los partidos políticos en un país que nunca conoció la democracia, etc.

    Generalmente muchas organizaciones están altamente burocratizadas y aprueban proyectos sin conocer la realidad a socorrer. Finalizada la campaña humanitaria se liquida el proyecto y no se tiene en cuenta el elemental "principio de continuidad" que garantice la efectividad de las ayudas.

    Últimamente se ha producido un extraño maridaje entre jóvenes en proyectos humanitarios y sus dificultades de encontrar trabajo. La colaboración en ONGs satisface ambos anhelos, hace currículum. Pero muchos países empiezan a desconfiar de estos jóvenes inexpertos. En Kigali, el gobierno ruandés exigió que las ONGs exhibieran un currículo amplio de sus colaboradores, decían, no sin razón: "no queremos aquí jóvenes para que realicen prácticas con nuestra gente".


    EL INDIVIDUALISMO SOLIDARIO Y LA CONCIENCIA ENCANDILADA.
    Este es uno de los grandes dramas de la solidaridad posmoderna pues pocos, muy pocos, cooperantes se entregan de por vida. El voluntariado en países exteriores la más de las veces se circunscribe al período vacacional. Las primeras semanas tienen que dedicarlas a aprender los rudimentos de la lengua, cuando empiezan a ser eficaces tienen que regresar.
    La inestabilidad alcanza también a los donativos. Así el telemaratón de Tele 5 (1996) Cien horas por Zaire recaudó unos 700 millones de pesetas, pasado el programa, los donativos se esfumaron y por supuesto no hubo forma de seguir las ayudas.

    Occidente ha encontrado la forma ideal de tranquilizar su mala conciencia sin otro esfuerzo que ver la TV y realizar una transferencia, esto exime de REFLEXIONAR sobre las CAUSAS REALES del mal y la exigencia de compromisos vitales para resolverlas.

    Al carecer de la estabilidad de compromisos vitales las ONGs deben recurrir a estrategias comerciales para modular las conciencias. El futuro de las organizaciones pasa por entregarse a los expertos en marketing. Ahí acaba todo, una buena campaña de marketing, una buena recaudación, buenos sueldos, montar una estructura, y se acabaron los fondos que no dan para más (o no se quiere que den para nada más).

    Las ONGs más mediáticas pactan con las agencias publicitarias el porcentaje de la recaudación fruto de las campañas. Los profesionales recurren a sus habilidades para configurar un estado emocional adecuado que permita el buen funcionamiento de las campañas. El SENTIMENTALISMO se transforma así en el verdadero motor de la solidaridad. Nada de reflexión, nada de transformación de nuestras cómodas vidas.

    El esquema campaña-sentimiento-donativo es altamente eficaz. Pero la necesidad de altas recaudaciones y configurar una PSEUDOCONCIENCIA ha llevado a que se recurra a las mentiras más despiadadas.

    En 1988 Louis Menmaz, ministro socialista, denunciaba la "monstruosidad del sistema capitalista" por causar en el mundo 50 millones de muertos por hambre, de ellas 30 millones de niños. La ONG Tierra de los Hombres se sumó a la campaña de recaudación, desde entonces, una vez al año se repiten campañas para acabar con la "altísima" mortalidad infantil por desnutrición.
    Las consignas que suelen lanzarse son del estilo: "este año han fallecido 40 millones por causa del hambre", aún así, nadie se para a pensar que la mortalidad mundial, incluyendo todas las causas posibles y en todas las edades ronda unos 47 millones de decesos. Si fuera cierto la única causa de mortalidad mundial sería la desnutrición.

    Pero no son las ONGs las única que conocen la lección. Las grandes marcas han puesto de moda el "marketing con causa". Los expertos les recomiendan presentar las empresas como ONG, las multinacionales están necesitadas de una cara amable y las campañas de apoyo a determinadas causas son a la larga rentables. La "solidaridad" se transforma así en un valor añadido para la marca y las desgravaciones fiscales les redondean la cuenta de resultados.

    También cantantes, deportistas, y todo tipo de personajes famosos han descubierto que ser solidarios beneficia su imagen y les permite desgravar sumas considerables.

    Pero casos como el de Anesvad, conocida por sus agresiva campañas, tiene a su ex presidente: José Luis Gamarra en prisión.
    La Fundación Lealtad, dedicada a velar por la integridad moral de las ONGs ha denunciado que Anesvad realiza campañas contra la lepra para lugares donde ya existían leproserías. Otro de los motivos de encausamiento es la desaparición de 6 millones de euros de las cuentas de la ONG.
    Otras organizaciones como Intervida están bajo sospecha de haber desviado fondos de apadrinamientos para otros fines más lucrativos aunque menos solidarios.


    DE LA ACCIÓN SOLIDARIA AL GOLPE DE ESTADO.
    Desde la Albert Einstein Institution, Gene Scharp elaboró, acabando la guerra fría, la teoría de los golpes de Estado soft.
    En los últimos decenios, EEUU ha aplicado esta doctrina para conseguir cambios de régimen político en países extranjeros sin necesidad de usar la violencia. Para ejecutar semejantes proyectos se han fundado multitud de ONGs ad hoc que dependen de los presupuestos del Gobierno federal USA.

    Tradicionalmente EEUU financiaba partidos, sindicatos o directamente guerrillas ahora parece preferir subvencionar ONGs. El entramado de fundaciones, institutos y asociaciones humanitarias con las agencias gubernamentales generan un complicado organigrama donde lo privado y público se confunden.
    Un ejemplo es el Open Society Institute del siempre oscuro George Soros. Este instituto aporta fondos a numerosas ONG que sirven a intereses políticos y económicos. El papel del mismo fue clave para configurar la oposición al régimen del serbio Milosevic.
    La Iglesia es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman”.

    [R.P. Reginald Garrigou-Lagrnage O.P.].

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,717
    Post Thanks / Like

    Re: Cómo lavar falsas conciencias, las ONG's

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Las ONG son el sustituto laico de la caridad. Indudablemente, muchas hacen una buena labor y ayudan a muchos necesitados, aunque también hay otras de las que mejor no hablar (por ejemplo, las de Soros, pero no sólo), y otras que estafan y se guardan dinero y bienes donados. Pero incluso las que hacen el bien y ayudan al prójimo no suelen hacerlo por caridad sino por solidaridad, que es el sustituto pelagiano del amor de Dios. Pero ya dijo San Pablo aquello de "aunque reparta todos mis bienes entre los pobres, si no tengo caridad no me sirve de nada". Y conste que no menosprecio las buenas intenciones de muchos voluntarios que sirven en esas asociaciones; suele ser gente de muy buen corazón y excelentes intenciones; pero si falta lo principal, el resultado no será el mismo.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Falsos dogmas, falsas libertades
    Por Hyeronimus en el foro Religión
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/01/2016, 20:59
  2. ONGs El Negocio de Las Falsas Conciencias
    Por donjaime en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 19/11/2015, 13:36
  3. Varias catedrales de España, desalojadas por amenazas de bomba falsas
    Por Hyeronimus en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 03/04/2014, 13:16
  4. Algo muy extendido: denuncias falsas de "violencia de género"
    Por Kontrapoder en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 31
    Último mensaje: 28/11/2011, 21:25
  5. Las palabras políticas que nos dominan son todas falsas
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 05/12/2008, 02:14

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •