Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 8 de 8

Tema: Sobre los católicos bizantinos

  1. #1
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Sobre los católicos bizantinos

    IGLESIAS CATOLICAS ORIENTALES (UNIATAS)

    ESTRUCTURACION DE LAS IGLESIAS CATOLICAS ORIENTALES


    La ruptura entre la Iglesia Latina y Bizantina, la cual fue materializada por la mutua excomunión de los Obispos de Roma y de Constantinopla en el año 1054, no quedaría definitivamente grabada a fuego en la mente de la gente común del oriente, sino hasta el acontecimiento de dos hechos traumáticos: 1- las Cruzadas, y, 2- El saqueo de Constantinopla realizado por los latinos en 1204. Hubo al menos dos grandes intentos de Unión, que tuvieron lugar en el año 1274, en el II Concilio de Lyon, y el otro en el año 1439, durante el Concilio de Ferrara-Florencia; pero ambos fracasaron.


    Posteriormente, se desarrolló en Occidente, una teología católica romana sobre la Naturaleza de la Iglesia, en la que se ponía especial énfasis, sobre la necesidad de la Jurisdicción directa del Papa sobre todas las Iglesias Locales. Esto significó que aquellas Iglesias que no estaban bajo la Jurisdicción Papal, fueran consideradas objetos de actividad misionera, con el propósito de ponerlas en Comunión con la Sede de Roma. Al mismo tiempo se desarrolló la noción de “Rito”, acordando con dichos grupos de cristianos orientales que entraban en Comunión con Roma, que podrían ser absorbidos dentro de una sola Iglesia, pero, conservando sus propias tradiciones litúrgicas y disciplina canónica.


    La actividad misionera, la cual fue, en algunos casos, realizada con el apoyo de los gobiernos católicos de países con minorías ortodoxas, también fue dirigida hacia todas las Iglesias Orientales; y virtualmente segmentos de todas aquellas Iglesias se unieron a Roma. Debemos reconocer, sin embargo, que no todas aquellas uniones fueron el resultado de la actividad de los misioneros católicos. La Iglesia católica bizantina de Bulgaria, por ejemplo, fue el resultado directo de un movimiento espontáneo de ortodoxos hacia el catolicismo; y los Maronitas del Líbano, afirman que ellos jamás estuvieron sin Comunión con Roma.


    Inevitablemente, aquellas uniones acarrearon un proceso de latinización, o de adopción de ciertas prácticas y actitudes propias de la Iglesia Latina. Este proceso no fue uniforme en todas las Iglesias, y se dio en diversos grados, dependiendo siempre de las circunstancias históricas y culturales de los distintos grupos. Como resultado, aquellas Iglesias muchas veces perdieron contacto con sus raíces espirituales; la Tradición Monástica, eje central de la espiritualidad ortodoxa, murió en la mayoría de las Iglesias Católicas Orientales, aunque, la vida religiosa continuó a menudo bajo la forma de congregaciones modeladas sobre las comunidades apostólicas latinas. Pero desde los tiempos del Concilio Vaticano II, se ha hecho cierto esfuerzo por revertir este proceso.


    Todas estas Iglesias están bajo la Jurisdicción del Papa, a través de la Congregación para las Iglesias Orientales, uno de las tantos despachos de la Curia Romana. Esta Congregación fue creada en 1862 como parte de la “Propaganda Fide” (la cual supervisaba la actividad misionera), y, años mas tarde, en 1917, fue elevada al rango de Congregación Autónoma por el Papa Benedicto XV. Este despacho cumple la misma función, con respecto a los obispos, sacerdotes y religiosos, que otras oficinas de la Curia con respecto a los latinos.


    La Congregación Oriental, también supervisa al prestigioso Instituto Oriental Pontificio, en Roma, el cual funciona bajo la dirección de los Jesuitas, y posee una de las mejores bibliotecas para los estudiosos del Cristianismo Oriental en todo el mundo.


    También debemos mencionar, que en el pasado los católicos orientales, fueron llamados a menudo “uniatos”, pero este término es en la actualidad considerado por ellos como peyorativo, y por lo tanto, ya no es muy usado. (dentro de la Iglesia Romana).


    La mayoría de los ortodoxos ven a estas Iglesias como un obstáculo en el camino de la reconciliación entre la Iglesia Católica y la Ortodoxa. Ellos sienten que la mera existencia de este grupo de Iglesias constituyen una negación por parte de los católicos, de la realidad eclesial de la Iglesia Ortodoxa, y que por lo tanto dichas uniones, ayudan a fomentar divisiones dentro de las Comunidades Ortodoxas Locales. La gran mayoría de los ortodoxos tienden a considerar a los católicos orientales, como ortodoxos, cuya presencia dentro de la Iglesia Católica Romana, es producto de una situación anormal, a la que se ha llegado, ya sea por medidas coercitivas, o incluso los suelen ver como católicos romanos, simulando ser ortodoxos con el propósito de confundir para hacer proselitismo en el Este.


    Unos de los documentos del Concilio Vaticano II, “Orientalium Ecclesiarum” es bastante contemporizador hacia las Iglesias Católicas Orientales, afirmando en ese documento, la igualdad de las Iglesias Orientales frente a la Iglesia Latina, y se hace un llamado a estos católicos orientales a redescubrir sus auténticas tradiciones. También se afirma en el citado documento, sobre la vocación especial que los católicos orientales tienen por impulsar las relaciones ecuménicas con las Iglesias Ortodoxas.


    La vida eclesial de las Iglesias Católicas Orientales, es regida de acuerdo al Código de Cánones de las Iglesias Orientales, la cual fue promulgada por el Papa Juan Pablo II el 18 de Octubre de 1990, y que rige con fuerza de ley desde el 1 de Octubre de 1991. De acuerdo al nuevo código oriental, las Iglesias Católicas Orientales se dividen en 4 categorías: 1- Iglesias Patriarcales (Iglesia Caldea, Armenia, Copta, Siriana, Maronita, y Melquita.) 2- Iglesias Archiepiscopales Mayores. (Iglesia Ucraniana y Siro-Malabar) 3- Iglesias Metropolitana Sui Iuris. (Iglesia Etíope, Siro-Malankar, Rumana y Rutenia en América) y 4- Iglesias Sui Iuris (Iglesia Búlgara, Griega, Húngara, Italo-Albanesa y Eslovaca).


    Las Iglesias geco-católicas de Bielorusia, Albania, Georgia y Rusia, no poseen una jerarquía episcopal hasta el momento.


    Toda Iglesia Católica Oriental Patriarcal, tiene el derecho a elegir su propio Patriarca, él es electo por el Sínodo de Obispos, y es inmediatamente Proclamado y entronizado, después de esto el nuevo Patriarca peticiona la Comunión eclesiástica al Papa.


    El sínodo Patriarcal, también elige a los Obispos para las Diócesis que están dentro del Territorio Patriarcal, basándose en una lista que tiene que ser aprobada por la Santa Sede. Si el Obispo Electo no fue previamente aprobado, él deberá obtener el consentimiento del Papa después de su Ordenación Episcopal.


    Un Arzobispo Mayor, es elegido del mismo modo que un Patriarca, pero su elección deberá ser confirmada por el Romano Pontífice, recién después él podrá ser entronizado. Los Metropolitanos, en cambio, son designados por el Papa, sobre la base de una lista de cómo mínimo 3 candidatos, que es enviada a Roma por el Concilio de Obispos.


    La Congregación para las Iglesias Orientales, está comandada en la actualidad por el Cardenal IGNACIO MOUSSA I DAOUD, como prefecto (nac en 1923, consagración episcopal 1979, nombrado Cardenal en 1988, y prefecto desde 1991), y es secundado por el Arz. Miroslav Stefan Marusyn, en su calidad de Secretario.


    Esta Congregación se encuentra ubicada en la Ciudad de Roma, en : Via della Conciliazione 34, 00120 Ciudad Estado del Vaticano.

  2. #2
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Sobre los católicos bizantinos

    IGLESIA CATOLICA COPTA
    Una Unión formal entre la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Copta, tuvo lugar en el siglo XV, con la firma por parte de una delegación copta, del documento “CANTATE DOMINO”, en el Concilio de Florencia, el día 4 de Febrero de 1442, pero este acto jamás fue refrendado en Egipto, razón por la cual esta unión nunca se realizó en la practica.


    Misioneros católicos dirigidos, en primer lugar, por los franciscanos, hicieron proselitismo entre los coptos durante el siglo XVII. Una misión de capuchinos fue establecida en el año 1630, en la ciudad del Cairo, y en 1675 los jesuitas también comenzaron a misionar activamente en Egipto. Durante ese siglo, se mantuvieron un sin número de estériles discusiones teológicas entre los miembros de la Iglesia Copta y los católicos.


    En 1741, un obispo copto en Jerusalén, AMBA ATHANASIUS, se convirtió al catolicismo, el Papa Benedicto XIV lo nombró Vicario Apostólico de la pequeña comunidad de católicos coptos, los cuales en aquel tiempo, no superaban las 2.000 almas. A pesar de que Athanasius, eventualmente retornó al seno de la Iglesia Copta, una línea de Vicarios Apostólicos Católicos continuó después de él.


    En 1824, bajo la desacertada impresión de que el Virrey Otomano lo deseaba, la Santa Sede erigió un Patriarcado para los coptos católicos, pero esto sólo se vio plasmado en la letra muerta de los documentos; recién en 1829 las autoridades otomanas autorizarían a los coptos católicos a levantar sus parroquias.


    En 1895, el Papa León XIII , restableció el Patriarcado y en 1899 nombró a Cirilo Makarios, Patriarca de Alejandría, bajo el nombre de CIRILO II.


    En su carácter de Vicario Patriarcal presidió un Sínodo en 1898, en el cual introdujo varias costumbres latinas dentro de su Iglesia. El comenzó a embrollarse en tantas controversias, que fue obligado a dimitir en 1908.

    Esta dignidad quedaría vacante hasta 1947, cuando un nuevo fue finalmente elegido.


    Los despachos del Patriarcado están ubicados en el Cairo, aunque la mayor concentración de coptos católicos están ubicados en el alto Egipto. En tiempos bastante recientes, hubo cierta migración hacia otras partes de dicho país.


    Mayormente los candidatos al sacerdocio, son educados en el Seminario Patriarcal situado en Maadi, en los suburbios del Cairo. Hay también seminarios menores en Maadi, Tahta y Alejandría. Mas de 100 parroquias coptas católicas administran escuelas primarias, y algunas de ellas también poseen escuelas secundarias. La Iglesia, mantiene aparte, un Hospital en Assiut y algunos dispensarios médicos y clínicas, así como también, muchos orfanatos.


    No hay Monasterios Católicos Coptos que emulen la tradición monástica de los Coptos Alejandrinos, pero hay algunas órdenes religiosas de corte occidental que se dedican a diversas actividades pastorales, sobre todo, en el campo educativo, sanitario y de asistencia social.


    En 1990, los católicos coptos, estimaron en alrdedor de 10.000 los fieles suyos que se encuentran en la diáspora, bajo la atención de obispos latinos locales. Hay en total 6 parroquias ubicadas en París (Francia), Montreal (Canadá), Brooklyn, y Los Angeles (EEUU), también en Sydney y Melbourne (Australia).


    LOCALIZACIÓN: Egipto y Pequeña diáspora
    CABEZA: PATRIARCA STEPHANOS II Ghattas (nac.1920 electo 1986)
    TÍTULO: Patriarca de Alejandría par los Coptos
    RESIDENCIA: El Cairo, Egipto
    FIELES: 197.000 almas
    STEPHANOS II
    PATRIARCA COPTO UNIATO

  3. #3
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Sobre los católicos bizantinos

    IGLESIA GRECO-CATOLICA DE UCRANIA
    Los Ucranianos recibieron la Fe cristiana por medio de misioneros bizantinos, y sus iglesias estuvieron originalmente conectadas al Patriarcado de Constantinopla. En el siglo XIV, la mayoría de los ucranianos estuvieron bajo el control político de la Lituania católica. El Metropolita Isidoro de Kiev asistió al Concilio de Florencia y acordó en 1439 un acta de unión entre católicos y ortodoxos. A pesar de esto, muchos ucranianos dentro de Lituania quienes aceptaron inicialmente esta unión, pocas décadas después la rechazaron.


    En 1569, cuando Lituania y Polonia formaron un estado único, la mayoría de los ucranianos pasaron a Polonia. En aquellos días, el protestantismo se estaba expandiendo rápidamente en las tierras de Ucrania, y los jesuitas habían comenzado a trabajar por una unión local entre católicos y ortodoxos, como una forma de reducir la creciente influencia protestante.


    Pronto muchos ortodoxos también comenzaron a ver favorablemente tal unión, como una forma de mejorar la situación de los sacerdotes ucranianos y de ir preservando sus tradiciones bizantinas en un tiempo en el que el catolicismo polaco de corte latino se iba extendiendo.
    Este proceso culminó con un Sínodo de obispos ortodoxos en Brest, celebrado en el año 1595-1596, el cual proclamó la unión entre Roma y la Metropolitana provincia de Kiev. Este evento dio inicio a un violento conflicto entre quienes estaban a favor y en contra de ella. Las diócesis de la distante provincia occidental de Galicia, adhirieron a la unión mucho mas tarde (Przemysl en 1692 y Lviv en 1700). En el siglo XVIII, 2/3 de los ortodoxos de Ucrania se convirtieron en Greco-católicos(uniatos).


    A medida que la Rusia ortodoxa expandía su control sobre Ucrania, la unión fue gradualmente suprimida. En 1839, el Zar Nicolás abolió la unión en todo el territorio ruso, con la excepción de la eparquía de Kholm (Polonia), la iglesia uniata fue asimismo integrada dentro de la Iglesia Ortodoxa Rusa en 1875. De este modo hacia finales del siglo XIX los greco católicos casi habían desaparecido.


    La Iglesia Católica de Ucrania solo sobrevivió en Galicia, la cuál fue terminó bajo el dominio de Austria en 1772, para luego pasar a Polonia a finales de la primera guerra mundial. Esta Iglesia prosperó bajo el carismático liderazgo del Metropolita Andrew SHEPTYTSKY, quién fue Arz. De Lviv desde 1900 a 1944. La situación cambió drásticamente al comenzar la II Guerra Mundial, cuando la mayor parte de Galicia fue anexada a la Unión Soviética.


    La nueva administración comunista actuó decisivamente para exterminar a la Iglesia católica de Ucrania. En Abril de 1945 todos sus obispos fueron arrestados y sentenciados a trabajos forzados. En Marzo de 1946 un “Sínodo” fue forzado en Lviv a disolver la unión e ingresar dentro del Patriarcado Ortodoxo Ruso. Aquellos que se resistieron fueron arrestados, incluyendo 1400 sacerdotes y 800 monjas. El Metropolita Joseph SLIPYJ, cabeza de la Iglesia, fue enviado a prisión en Siberia.
    El fue puesto en libertad en 1963 y exiliado a Roma, en ese mismo año le fue dado el Título de Arz Mayor de los Ucranianos de Lviv, y en 1965 fue hecho cardenal, muriendo en 1984.


    A pesar de que el rol exacto que jugó el Patriarcado de Moscú en la supresión de los ucranianos no fue claramente establecido, los hechos de 1946 envenenaron la atmósfera entre católicos y ortodoxos rusos; todo esto llegó a la luz pública cuando el presidente soviético Gorbachev dio la posibilidad a estos católicos de salir de las catacumbas.


    El 1 de Diciembre de 1989, a los católicos ucranianos se les concedió el derecho de registrarse ante el gobierno. Con el apoyo de las autoridades locales, los ucranianos uniatos gradualmente tomaron posesión de sus antiguas parroquias. Todo esto fue el preludio de un fuerte resurgimiento del catolicismo en la región. Cuando esto ocurrió, el patriarca de Moscú les reclamó con ímpetu la restitución de algunas iglesias (reclamo que los católicos niegan) y acusó a los católicos ucranianos de expandirse a costa de los ortodoxos. La situación se complicó aun mas por la fuerte presencia de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala, en Ucrania occidental. Mientras tanto muchas posesiones son disputadas y todavía la situación no esta resuelta.


    Entretanto, la Iglesia Católica Ucraniana, fue reasumiendo su vida eclesial normal. El 30 de Marzo de 1991, Myroslav Ivan Cardenal LUBACHIVSKY, el exiliado jefe de la iglesia ucraniana, fue habilitado a salir de Roma y tomar residencia en Lviv. En Mayo de 1992 los obispos católicos ucranianos de todo el mundo fueron convocados para un sínodo en Lviv por primera vez en varias décadas, en agosto de ese mismo año los restos del Cardenal Slipyj fueron trasladados desde Roma a Lviv, donde fueron sepultados cerca del Metropolita Andrew Sheptytsky. En Julio de 1993 se crearon cuatro diócesis nuevas, y en 1997 esta iglesia uniata contaba con 2.363 parroquias, 11 obispos, 1526 sacerdotes, 590 monjes, 729 monjas y 1.298 seminaristas.


    En Abril de 1996 el Archiepiscopal Exarcado de Kiev-Vyshhorod fue establecido para suministrar atención pastoral a los creyentes del Centro y Este de Ucrania. La Iglesia Ucraniana uniata, dice tener alrededor de 6 millones de fieles diseminados por todo el país.


    Algunos seminarios se levantaron en Lviv, Ivano Frankivsk Ternopil y Drohobych. En Sept. del año 1994, la Academia Teológica de Lviv, que fue cerrada por los soviéticos en 1946, fue finalmente abierta de nuevo.


    Después del re-establecimiento de esta Iglesia en Ucrania, el Sínodo de obispos se reúne regularmente. El primer Concilio General de los Ucranianos Greco-Católicos, sesionó en Lviv en Octubre de 1996. Compuesto por 40 obispos junto con 6 sacerdotes y 6 delegados laicos por cada una de las eparquías, estos concilios generales fijaron fechas por anticipado hasta inclusive el año 2.000. Debido a la mala salud del Card.Lubaschivsky, uno de sus obispos auxiliares, Mons. Husar, fue nombrado Administrador de la Iglesia Ucraniana greco-católica por el Concilio General de 1996.


    Los ucranianos tienen una significativa presencia en Polonia. Cuando la URSS anexó la mayor parte de Galicia durante la II Guerra, alrededor de 1.300.000 ucranianos quedaron en Polonia. En 1946, las autoridades comunistas de Polonia deportaron a la mayoría de ellos a la URSS y suprimieron a la Iglesia Católica de Ucrania. Aproximadamente unos 145.000 ucranianos uniatos quedaron dispersados en Polonia, y solo podían asistir a parroquias de rito latino. Unicamente en 1957 un centro pastoral fue abierto para ellos. En 1989, el Papa Juan Pablo II, nombró un obispo ucraniano como auxiliar del Primado polaco. El obispo Martyniak fue nombrado luego obispo de Przemysl para los ucranianos bizantinos el 16 de Enero de 1991, teniendo a su cargo el cuidado de todos los ucranianos de Polonia, convirtiéndose en su primer obispo diocesano desde la II Guerra. En 1996, esta diócesis fue elevada al rango de Sede Metropolitana, en la actualidad se calcula en alrededor de 85.000 ucranianos católicos (uniatos) en toda Polonia.


    También hay gran cantidad de ellos en la diáspora. En los EEUU hay 4 diócesis y 209 parroquias para 121.000 miembros. En Canadá hay 5 diócesis y 395 parroquias con 174.000 fieles. En Australia hay 8 parroquias para atender a sus 38.000 fieles, y en Gran Bretaña hay 14 parroquias para los 17.000 ucranianos que allí residen.


    LOCALIZACIÓN: Ucrania, Polonia, EEUU, Canadá, Brasil, Argentina, Australia, y Europa Occidental.
    CABEZA: Lubomyr Cardenal Husar (nacido 1933, electo 2001)
    TÍTULO: Arz. Mayor de Lviv de los ucranianos
    RESIDENCIA: Lviv, Ucrania
    FIELES: 5.500.000 almas


    Lubomyr Cardenal Husar
    PRIMADO DE LOS GRECO-CATÓLICOS UCRANIANOS

    Catedral Greco-Católica Ucraniana de la ciudad de Buenos Aires, Argentina
    Visitada por Juan Pablo II en 1986.

  4. #4
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Sobre los católicos bizantinos

    IGLESIA CATOLICA MARONITA
    Los Maronitas del Líbano rastrean sus orígenes hacia finales del siglo IV, cuando un grupo de discípulos se congregó en torno de la carismática figura de San Marón. Ellos mas tarde, fundaron un monasterio ubicado a mitad de camino entre Alepo y Antioquía. En el siglo V, dicho monasterio dio un fuerte apoyo a la doctrina cristológica emanada del Concilio de Calcedonia.


    En el siglo VIII, los monjes se trasladaron junto a un grupo de sus seguidores a una región montañosa del Líbano, donde permanecieron en relativo aislamiento durante siglos. Es precisamente durante este período, dónde ellos comienzan a desarrollar una identidad distintiva, así es como esa Iglesia elegirá a un obispo propio como cabeza, quién tomará el título de Patriarca de Antioquía y de todo el Este.


    Los Maronitas entran en contacto con los Católicos Romanos (latinos) recién en el siglo XII durante las cruzadas, cuando se instauró el Principado Latino de Antioquía. En el año 1182, la totalidad de la Nación Maronita se avino a una cuestionada unión con Roma, dado a que hay una fuerte tradición entre los maronitas, la cual niega la falta de Unión por parte de los Maronitas, con la Santa Sede.


    El Patriarca JEREMIAS II Al Amashitti, (1199-1230) fue el primer Patriarca Maronita en visitar Roma, con el objeto de asistir al IV Concilio Lateranense en 1215. Esto marcó el comienzo de una estrecha relación con la Santa Sede y, por otra parte, la de una creciente tendencia a la latinización. En el siglo XVI, se produjo la invasión turca a la tierra natal de los maronitas, y el comienzo de largos siglos de dominación bajo el Imperio Otomano.


    Un Sínodo que traería aparejadas grandes reformas tuvo lugar en el Monte Líbano durante el año 1736, allí se delineó el Código de Cánones de la Iglesia Maronita, creando una estructura diocesana regular por primera vez en su larga historia, dónde se dejó establecido los principales rasgos de la eclesiología maronita actual.


    En el siglo XIX, las potencias Occidentales, especialmente Francia, comenzó a ofrecer protección a los Maronitas que estaban dentro del Imperio Otomano. En 1860, una masacre de miles de maronitas provocó la intervención militar de Francia. Después de la I Guerra Mundial, el Líbano y Siria pasaron a estar bajo el control de los franceses.


    Cuando Francia otorgó al Líbano su independencia total (1944), los franceses antes de marcharse, intentaron garantizar la seguridad de las comunidades maronitas, es por ello que la constitución libanesa garantizaba que el presidente debería ser siempre un maronita. En 1975, estalla la guerra civil en el Líbano, este hecho dejó al descubierto lo precaria de la situación de esa comunidad en Oriente Medio. Muchos miles de maronitas dejaron el Líbano y se exiliaron en Occidente.


    El patriarca maronita tiene su residencia en BKERKE, desde 1790, a 25 millas de Beirut. Actualmente esta Iglesia tiene unas 10 diócesis en el Líbano, con 770 parroquias y otras 7 jurisdicciones más en el Medio Oriente. Esta es la Iglesia mas numerosa del Líbano, constituyendo alrededor del 37% de los cristianos, y el 17% de la población total del país.


    Hay un Seminario Patriarcal Maronita en Ghazir, y un seminario diocesano en Karm Sadde, cerca de Trípoli. La educación teológica avanzada es dictada en la Universidad del Espíritu Santo en Kaslik. El Colegio Maronita fue fundado en Roma en el año 1584.


    La liturgia Maronita es de origen Siriano Occidental, (tradición palestina) pero está influenciada por la Siriana Oriental y tradiciones latinas. La liturgia eucarística es básicamente una variante de la liturgia Siríaca de San Jacobo, aunque originalmente los servicios se celebraban en siríaco, luego de la invasión árabe a esa región, optaron por celebrar los cultos en lengua árabe en la mayoría de los casos.


    El éxodo reciente de los maronitas, produjo algunas comunidades florecientes en la diáspora, en los EEUU tienen dos diócesis con un total de 57 parroquias y 102 sacerdotes sirviendo a unos 55.000 seglares. En Canadá, la diócesis de San Marón, cuenta con 12 parroquias para sus 80.000 fieles, y la diócesis de Sydney con 9 parroquias para los alrededor de 150.000 maronitas australianos.


    LOCALIZACIÓN: Líbano, Siria, Chipre, Egipto, EEUU, Brasil, Canadá, Australia y Argentina.
    CABEZA: Patriarca NASRALLAH Cardenal SFEIR (nac.1920 nombrado en 1986 y en 1994 le fue concedido el solio cardenalicio)
    TÍTULO: Patriarca de Antioquía de los Maronitas
    RESIDENCIA: Bkerke, Líbano
    FIELES: 3.222.000 almas
    PATRIARCA DE ANTIOQUÍA
    DE LOS MARONITAS
    -UNIATOS-

  5. #5
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Sobre los católicos bizantinos

    IGLESIA GRECO-CATOLICA DE RUMANIA
    Transilvania, es actualmente una de las 3 mayores regiones de Rumania junto con Wallachia y Moldavia, esta región se convirtió en parte de Hungría a principios del siglo XI. A pesar de que este Principado fue también hogar de numerosos húngaros y alemanes, quienes fueron mayoritariamente católicos latinos, la población pertenecía a la Iglesia Ortodoxa Rumana. Poco después la provincia fue tomada por los turcos en el siglo XVI. El Calvinismo, mientras tanto, comenzó a desparramarse entre los húngaros, y el luteranismo entre los alemanes.


    En 1687, el Emperador de Austria, Leopoldo I, expulsó a los turcos de Transilvania y la anexó a su Imperio. Su política en esta región fue la de alentar a los ortodoxos de su reino a convertirse en greco-católicos; para tal fin, los jesuitas comenzaron a trabajar como misioneros entre los habitantes rumanos de Transilvania en 1693. Sus esfuerzos, combinados con la negación de todo derecho civil a los ciudadanos ortodoxos conjuntamente con el esparcimiento del protestantismo en la región, causó una honda preocupación dentro del clero ortodoxo, contribuyendo a la aceptación de una Unión con Roma por parte del Metropolita Ortodoxo ATANASIO de Transilvania, en el año 1698. El mas tarde convocó un Sínodo, el cual formalmente cerró el acuerdo el 4 de Septiembre de 1700.


    Al principio esta unión incluyó a la mayoría de los Ortodoxos Rumanos de esta provincia, pero en 1744, el monje ortodoxo Visarion, condujo una insurrección popular que dio inicio a un gran movimiento hacia la ortodoxia. En despecho, el gobierno se esforzó en implementar la Unión con Roma - incluso por la fuerza militar -, pero la resistencia fue tan fuerte que la Emperatriz María Teresa, autorizó de mala gana el nombramiento de un obispo Ortodoxo Rumano para la región de Transilvania en 1759. Cerca de la mitad de los rumanos retornaron a la Fe Ortodoxa.


    Esto puso a prueba a las comunidades greco-católicas, las cuales procuraron mantener los derechos civiles y religiosos que tenían garantizados desde antes de la finalización de la unión. El obispo ION INOCHIENTIE MICU-KLEIN, cabeza de la Iglesia desde 1729 a 1751, luchó con gran tenacidad por los derechos de su Iglesia y de todos los rumanos dentro del Imperio Austríaco. El murió exiliado en Roma.


    Las diócesis greco-católicas rumanas, estuvieron originalmente subordinadas al primado latino de Hungría de ERZTERGOM, pero en 1853, el Papa Pío IX, estableció, separadamente, una Provincia Metropolitana para los greco-católicos de Transilvania.


    La diócesis de FAGARA ALBA-IULIA, fue convertida en Sede Metropolitana con tres diócesis sufragáneas. Desde 1937, los obispos de Fagara tienen residencia en Blaj, ciudad que se convirtió en el centro cultural y administrativo de la Iglesia.


    Al final de la I Guerra Mundial, Transilvania fue unida a Rumania, y por primera vez, los greco-católicos se encontraron dentro de un Estado prominentemente ortodoxo. Hacia 1940 tenían 5 diócesis, mas de 1.500 sacerdotes (el 90% de ellos estaba casado) y cerca de 1.500.000 fieles.


    Un Seminario Mayor existía en Blaj, Oradea Mare y Gherla. El Colegio Rumano Pontificio de Roma recibió a sus primeros estudiantes en 1936.


    El establecimiento de un Gobierno Comunista en Rumania después de finalizada la II Guerra Mundial, fue una prueba desastrosa para la Iglesia Greco-católica de Rumania. El 1 de Octubre de 1948, 36 sacerdotes greco-católicos reunidos en CLUJ-NAPOCA, bajo la presión del gobierno, votaron a favor de concluir la unión con Roma y ser recibidos nuevamente por la Iglesia Ortodoxa de Rumania. El 21 de Octubre, la unión fue formalmente abolida en una ceremonia llevada a cabo en la ciudad de Alba Iulia. El 1 de Diciembre del mismo año, el gobierno aprobó un dictamen por la cuál se procedió a disolver la Iglesia greco-católica de Rumania, entregando la mayoría de sus bienes a la Iglesia Ortodoxa rumana. Los 6 obispos greco católicos fueron arrestados en la noche del 29 al 30 de Diciembre. Cinco de ellos morirían en prisión.


    En 1964, el obispo de Cluj-Gherla, Juliu Hossu, fue trasladado de la prisión y puesto bajo arresto domiciliario en un monasterio, el murió en 1970. El Papa Pablo VI, reveló en 1973, que él había hecho Cardenal “in pectore” a Hossu en 1969.


    Después de 41 años de resistencia, la suerte de esta Iglesia cambió radicalmente, sobre todo debido a la caída del tirano en Diciembre de 1989. El 2 de Enero de 1990, aquel decreto firmado en el 48 que disolvía a la Iglesia Católica greco-católica, fue derogado. Esto generó una masiva apertura de los templos para celebrar nuevamente el culto, y los 3 obispos ordenados secretamente emergieron de sus escondites. El 14 de Marzo de 1990, el Papa Juan Pablo II, restableció a la Jerarquía eclesiástica y nombró obispos para las cinco diócesis.


    Desafortunadamente el resurgimiento de la Iglesia greco-católica fue acompañada por una fuerte confrontación con la Iglesia Ortodoxa de Rumania, por el asunto de la restitución de los antiguos templos. Los católicos insistieron en que todas las propiedades deberán retornar como una cuestión de honor a la justicia, mientras que los ortodoxos sostienen que ningún reclamo de transferencia de propiedades debe tomarse en cuenta. Los católicos denuncian haber recibido tan solo 97 de sus 2.588 antiguas parroquias, en su mayor parte en la región de Banat, dónde el Metropolita Ortodoxo Nicolae estaría dispuesto a autorizar la devolución de las mismas.
    Actualmente algunos seminarios están funcionando en Cluj, Baia Mare, y Oradea, e Institutos Teológicos fueron levantados en Cluj, Blaj y Oradea.
    Los restos mortales del obispo Ion Inochientie Micu-Klein, retornaron a Rumania para ser sepultados en Blaj en Agosto de 1997, y en el transcurso del año 1998 se abrió una causa de Beatificación en Roma a favor de aquellos obispos que fueron encarcelados durante el gobierno comunista. En Rumania los miembros de esta Iglesia, suelen autodenominarse como “Iglesia Rumana unida a Roma”


    Un concilio provincial de los Rumanos greco-católicos fue convocado en Blaj en Mayo de 1872, otro en 1882 y un tercero en 1900. Aquellos concilios aprobaron legislaciones concernientes a varios aspectos de la vida de la Iglesia, siendo todo lo allí acordado, aprobado por la Santa Sede. La primera sesión del cuarto concilio provincial tuvo lugar en Blaj durante los días 17 al 21 de Marzo de 1997.


    Las verdaderas dimensiones de la Iglesia greco-católica rumana es apasionadamente discutido; ellos dicen ser mas de un millón de fieles, y en algunas publicaciones se acreditan tres millones de almas. Un censo no-gubernamental llevado a cabo en Rumania en Enero del 92, reporta un número muy inferior: 228.377 miembros, una cifra que los greco-católicos rechazan enfáticamente.


    La única diócesis fuera de Rumania es San Jorge, la cuál incluye a todos los feligreses de EEUU, encabezados por el obispo Jhon Michael BOTEAN; otra comunidad fue recientemente creada en Sidney, Australia, bajo el cuidado del Padre Michael Anghel.


    LOCALIZACIÓN: Rumania, EEUU, Canadá.
    CABEZA: Metropolita Lucean Murean (nac.1931 y nombrado en 1994)
    TÍTULO: Arz. de Fagara y Alba Iulia
    RESIDENCIA: Blaj, Rumania
    FIELES: 1.119.000 almas
    Procesión de católicos rumanos uniatos
    - IV Concilio Provincial celebrado en Blaj -
    del 17 al 21 de Marzo de 1997

  6. #6
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Sobre los católicos bizantinos

    IGLESIA GRECO-CATOLICA RUTENA
    La tierra natal de la Iglesia Católica Rutenia se encuentra situada en nuestros días, en el extremo occidental de Ucrania, al Sudeste de los Cárpatos. Esta región fue conocida en el pasado bajo distintos nombres, como: Cárpato-ucraniano, Cárpato-ruteno, Cárpato-ruso, Subcárpatos, y ahora lo es bajo el nombre de “Transcárpatos” . Aunque el término eclesiástico de “rutenos” fue usado antiguamente para nombrar también a los ucranianos, bielorusos y eslovacos, en la actualidad es usado por las autoridades eclesiásticas solo para denominar específicamente a esta Iglesia greco-católica.
    En términos de origen étnico, los rutenos católicos, prefieren ser llamados rusyns. Ellos están estrechamente relacionados con los ucranianos y hablan un dialecto de esa misma lengua. El territorio tradicional de los rusyns se extiende mas allá de los Transcárpatos, dentro del Nordeste de Eslovaquia, y la región del Lemko, en el extremo sudeste de Polonia.
    A finales del siglo IX, la mayoría de este territorio se colocó bajo el control de la Hungría católica, la cual luego de un tiempo, promovió el accionar de misioneros católicos entre la población mayoritariamente ortodoxa, incluyendo obviamente a la etnia de los rusyns. Esta actividad se vio coronada con la recepción de 63 sacerdotes ortodoxos dentro de la Iglesia Católica, el día 24 de Abril de 1646 en la ciudad de UZHOROD.
    La unión de Uzhorod afectó a la población ortodoxa de un área de lo que hoy correspondería, a grandes rasgos, al Este de Eslovaquia. En 1664 una segunda unión tuvo lugar en MUKAEEVO, la cuál involucró a los ortodoxos de lo que hoy vendría a denominarse como Transcárpatos y a la zona de la diócesis húngara de Hajdúdorog. Una tercera unión afectó a los ortodoxos de la actual provincia de Maramure en Rumania, al Este de Mukaeevo. De este modo, después de un siglo de la unión de Uzhorod, la Iglesia Ortodoxa, había virtualmente, desaparecido de toda esta región.
    En un principio hubo algunos conflictos jurisdiccionales sobre quién debería tener el control de la Iglesia Rutenia de esta zona. Contrariamente a los deseos de los católicos latinos, los rutenos mantuvieron su propia estructura eclesial, por mas que durante un siglo, los obispos rutenos de Mukaeevo usaran los rituales del obispo latino de Eger y los sacerdotes rutenos servían sólo en calidad de ayudantes en las parroquias latinas. La disputa al fin se resolvió cuando en 1771, el Papa Clemente XIV, a pedido de la Emperatriz María Teresa, erigió la Eparquía rutenia de Mukaeevo, y la convirtió en sufragánea del Primado húngaro. Un seminario para los católicos rutenos fue levantado en 1778, en la ciudad de Uzhorod.
    Después de la I Guerra Mundial, la región de los transcárpatos se convirtió en parte de la nueva república de Checoslovaquia. Ellos tuvieron dos diócesis católicas bizantinas: Mukaeevo y Presov. Durante el transcurso de la década del 20, un grupo de rutenos retornaron a la Iglesia Ortodoxa, pero el movimiento no fue muy masivo, ya que la identidad étnica de los rusyns, esta firmemente ligada a la Iglesia Católica Rutenia.
    Hacia finales de la II Guerra Mundial, los transcárpatos, incluyendo Uzhorod y Mukaeevo, fueron anexados a la URSS formando parte de la República Socialista Soviética de Ucrania. Presov, en cambio, quedó dentro de Checoslovaquia. Las autoridades soviéticas pronto iniciaron una cruenta persecución hacia los rutenos católicos, en la región que habían adquirido finalizada la guerra. En 1946 el seminario de Uzhorod fue clausurado, y en 1949, la Iglesia Católica Rutenia fue integrada dentro del seno de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Los rusyns del otro lado de la frontera, los de Checoslovaquia, fueron también forzados a convertirse en ortodoxos, mientras que aquellos de la región de Lemko, en Polonia, fueron deportados tanto a la URSS, como a otras regiones de Polonia. Un total de 3 países intentaron limpiar cualquier rastro de identidad de los rusyns, declarando que todos ellos debían ser ortodoxos y ser considerados como ucranianos.
    El colapso del Comunismo tuvo un efecto beneficioso sobre la Iglesia Católica Rutenia. El primer cambio tuvo lugar a mediados de los años 80, cuando las organizaciones de Lemko, salieron a la luz, y presionaron por el reconocimiento de sus derechos y de su status especial.
    En Checoslovaquia, la diezmada minoría rusyns, comenzó a presionar en Noviembre de 1989, por su reconocimiento dentro de la diócesis greco-católica de Presov, predominantemente eslovaca, a lo cual la Santa Sede accedió el día 16 de Enero de 1991. Roma también confirmó a un obispo y dos auxiliares que venían funcionando clandestinamente desde la época del comunismo, para la Eparquía rutenia de Mukaeevo. En el año 1997, dicha eparquía contaba con 264 parroquias atendidas por 141 sacerdotes. Un seminario fue abierto en el año 1995 en la ciudad de Uzhorod.
    Un problema constante para los rutenos es su relación con la numerosa Iglesia greco-católica de Ucrania. Por primera vez en su historia, la diócesis de Mukaeevo, busca seguir trabajando libremente en el mismo país, junto a la Iglesia Ucraniana, pero es de notar, que la Iglesia Rutenia no forma parte de la Iglesia Ucraniana, y es mas, aún depende directamente de Roma, Los obispos rutenos acudieron recientemente al Sínodo de la Iglesia Ucraniana, aún sin ser parte de esta Iglesia. El obispo de Mukaeevo aclaró que él se opone a la integración dentro de la Iglesia Ucraniana, y se muestra favorable a la promoción de las distintas identidades étnicas y religiosas de su gente.
    En 1996, el Papa Juan Pablo II, estableció un Exarcado Apostólico para los católicos bizantinos de la República Checa, y nombró al padre IVAN LJAVINEC, como su primer obispo. Unas de las razones de mas peso para el establecimiento de esta Jurisdicción - la cual fue clasificada como perteneciente al rito ruteno - fue la regularización de los matrimonios de los sacerdotes latinos ordenados secretamente en Checoslovaquia durante el régimen comunista. Sesenta de aquellos sacerdotes fueron aceptados por la Iglesia Católica (Latina), pero sólo se los reconoció como diáconos permanentes de rito latino, a causa de sus matrimonios. En 1997, 18 de aquellos hombres fueron re-ordenados como sacerdotes greco-católicos por el obispo Ljavinec. Actualmente hay en la República Checa alrededor de 40.000 católicos orientales (uniatos).
    Muchos rutenos católicos emigraron a Norte América a finales del siglo XIX y principios del XX. Como consecuencia de sus tensas relaciones con la Jerarquía latina y a la imposición obligatoria del celibato sacerdotal, (lo que es algo totalmente ajeno a la tradición bizantina) un grupo muy numeroso de católicos rutenos, volvieron al seno de la Iglesia Ortodoxa.

    Ceremonia de católicos rutenos en EEUU
    En 1982, se estimó el número de descendientes de esta colectividad en EEUU en alrededor de 690.000 individuos, de los cuales 225.000 aún seguían siendo greco-católicos, 95.000 pertenecían a la diócesis ortodoxa de los Cárpatos Rusos, 250.0000 habían encontrado su lugar dentro de la Iglesia Ortodoxa en América, 20.000 se encontraban bajo el Patriarcado de Moscú, y otros 100.000 adhieren a otras Iglesias, ya sean ortodoxas, Ucranianas católicas, Católicos Romanos (latinos) o a variadas denominaciones protestantes.
    Actualmente en los EEUU, los rutenos constituyen una estructura eclesiástica por separado, contando con 4 diócesis, 243 parroquias y cerca de 170.000 miembros. La Arquidiócesis Metropolitana de Pittsburgh está gobernada por el Arz. Judson Procyk. Esta Iglesia es conocida simplemente como “Iglesia Católica Bizantina” y se caracterizan por enfatizar su carácter americano, celebrando la liturgia en inglés en casi todas sus parroquias. En 1998 el Metropolitano Católico ruteno de Pittsburgh delineó un nuevo estatuto, por el cual el matrimonio dejaba de ser un impedimento para alcanzar el orden presbiteral. La nueva Regla se puso en vigencia a partir del 1ro de Septiembre del mismo año, pero su implementación debió ser diferida temporariamente a pedido de Roma.
    En otras regiones de la diáspora, como ser en Australia, Canadá, y Gran Bretaña, los rutenos católicos no tienen una estructura eclesiástica diferenciada de la Iglesia Católica Ucraniana.
    Al día de la fecha hay 3 jurisdicciones distintas dentro de esta Iglesia: 1- La Eparquía de Mukaeevo, la cua esta directamente unida a Roma, 2- El Exarcado de la República Checa, y 3- El Metropolita Católico Bizantino ruteno en EEUU, que es una Iglesia Metropolitana “sui iuris”.
    Las relaciones entre estas tres jurisdicciones aún no están muy bien delimitadas. El obispo de Mukaeevo es el Jefe de la Iglesia, pero él no tiene autoridad sobre las otras dos jurisdicciones.
    LOCALIZACIÓN: Ucrania, Rep. Checa y EEUU
    CABEZA: Obispo Ivan Semedi (nac. 1921 nombrado en 1991)
    TÍTULO: Obispo de Mukaeevo para los bizantinos.
    RESIDENCIA: Uzhorod, Ucrania.
    FIELES: 533.000 almas
    JUDSON PROCYK
    METROPOLITA CATÓLICO RUTENO DE PITTSBURG
    -Mentor del frustrado Estatuto del año 1998-
    IGLESIA CATOLICA BIZANTINA DE GRECIA
    La formación de una Comunidad Católica de rito bizantino dentro del Imperio Otomano, comenzó a ser posible solo a partir de 1829, cuando el Sultán Mohamed II, removió las restricciones anteriores.
    Un sacerdote latino, el padre Juan Marangos, comenzó a trabajar pastoralmente entre los ortodoxos griegos en Constantinopla, en 1856, y eventualmente formó un muy pequeño grupo de católicos bizantinos. En 1878, él se trasladó a Atenas (donde murió en 1885) y su trabajo en Atenas fue continuado por el padre Policarpo Anastasiadis, un antiguo estudiante de la Escuela Teológica Ortodoxa de Halki. En la década de 1880, comunidades católicas bizantinas fueron organizadas en dos villas en Tracia.
    En 1895, los Padres Asuncionistas, (franceses) comenzaron a trabajar en Constantinopla, donde fundaron un seminario y dos pequeñas parroquias católicas bizantinas. Aquellos Asuncionistas fueron reconocidos por todos por sus valiosos libros de estudio que ellos produjeron sobre las Iglesias Orientales.
    El 11 de Junio de 1911, el Papa Pío X, creó un Ordinariato para los griegos del Imperio Otomano, y días mas tarde, el 28 del mismo mes, nombró al padre ISAIAS PAPADOPOULOS, como su primer Obispo. El fue sucedido en 1920 por el obispo Jorge Calavassy. (+1957) Su principal tarea consistió en supervisar la inmigración de casi la totalidad de las Comunidades católico-bizantinas de Constantinopla a Atenas, y de aquellos de las villas de Tracia a la ciudad en Macedonia. Este movimiento fue parte de un cambio general de poblaciones entre griegos y turcos que tuvo lugar en los primeros años de la década de 1920. En 1922, el obispo Calavassy, mudó sus oficinas a Atenas, y en 1923 el Ordinariato fue elevado al rango de Exarcado. En 1932 este Exarcado fue dividido en dos: el obispo Calavassy quedó en Atenas, mientras otro exarca fue nombrado en Estambul.
    La presencia de un exarca católico en Grecia, provocó la ira del Jerarca Ortodoxo local, aquellos greco-católicos fueron conminados a servir a sus compatriotas en trabajos de caridad y asistencia social. En 1944 ellos fundaron el hospital “Pammakaristos” en Atenas, el cual tiempo después comenzó a ser conocido como uno de los mejores del país.
    La Iglesia Ortodoxa Griega quedó muy molesta con la sola idea de la existencia de esta Iglesia (Uniata), a la que vieron como una provocación gratuita de l Iglesia Católica en territorio ortodoxo. Aún en la actualidad, un sacerdote católico bizantino, no puede usar las vestimentas típicas de los sacerdotes ortodoxos griegos. En 1975, un nuevo obispo fue nombrado para este grupo en Grecia a pesar de la fuerte objeción del Arz. Ortodoxo de Atenas.
    La comunidad bizantina romana es muy pequeña. En Grecia la mayoría de ellos viven en Atenas, mientras en Turquía, existe una pequeña parroquia en Estambul, actualmente sin sacerdote. El clero de esta Iglesia católico-bizantina esta compuesta por 7 sacerdotes sirviendo en Grecia, la totalidad de ellos célibes y provenientes del rito latino.
    LOCALIZACIÓN: Grecia y Turquía
    CABEZA: Obispo Anarghyros Printesis (Nac. en 1937, electo en 1975)
    TÍTULO: Exarca Apostólico para los católicos bizantinos en Grecia.
    RESIDENCIA: Atenas, Grecia
    FIELES: 2.345 almas
    Interior de un Templo griego uniato en Córcega

    Esta pequeña comunidad helénica cuenta actualmente con 300 fieles

    <B>IGLESIA CATOLICA SIRIANA
    Durante las cruzadas, hubo muchos ejemplos de relaciones cordiales entre católicos y obispos ortodoxos sirianos; tanto es así, que algunos de sus obispos vieron con buenos ojos la posibilidad de una Unión con Roma, pero lo cierto es que pese a ello, no hubo resultados concretos. Anos mas tarde se intentó otra Unión durante el Concilio de Florencia, cuyo fruto fue la publicación del decreto MULTA ET ADMIRABILIA, el 30 de Noviembre de 1444, pero esta unión solo se dio en los papeles, sin ningún resultado palpable.
    Jesuitas y Capuchinos, comenzaron a trabajar entre los fieles ortodoxos sirianos de Alepo en 1626. Muchos sirianos fueron recibidos dentro de la Iglesia Católica Romana en 1662, cuando el Patriarcado quedó vacante. En esa ocasión el partido católico eligió a uno de los suyos como Patriarca, su nombre era Andrés AKHIDJAN. Esto provocó una división en la comunidad, y después de la muerte de Akhidjan, fueron elegidos dos Patriarcas rivales, un tío y un sobrino, encabezando cada bando, pero cuando el último Patriarca Católico murió en 1702, esta breve línea de Patriarcas Sirianos Católicos, murió con él.
    El gobierno Otomano respaldó a los ortodoxos orientales en sus enfrentamientos con los católicos, y durante todo el siglo XVIII, los sirianos uniatos, experimentaron muchos sufrimientos y persecuciones, por lo cual solían quedar sin obispos durante largos períodos, y muchas veces se vieron forzados a pasar a la clandestinidad.
    En 1782, el Santo Sínodo Ortodoxo Siriano, eligió al Metropolita MIGUEL de ALEPO, como Patriarca, pero poco tiempo después, al ser entronizado se declaró públicamente católico, y buscó refugio en el Líbano y construyó el aún existente Monasterio de Nuestra Señora en Sharfeh. A partir de MIGUEL de ALEPO, hubo una línea ininterrumpida de Patriarcas Sirianos hasta nuestros días.
    En 1829, el gobierno turco otorgó el reconocimiento oficial a la Iglesia Católica Siriana, la residencia patriarcal fue establecida en Alepo durante el transcurso del año 1831, para luego ser trasladada (a causa de nuevas persecuciones) a MARDIN, en el sudeste de Turquía, en 1850.
    La expansión de los Sirianos Católicos a expensa de los Sirianos Ortodoxos finalizó debido a las persecuciones y masacres que tuvieron lugar durante la I Guerra Mundial. A principios de la década del 20, la residencia patriarcal fue mudada a Beirut, en dónde muchos sirianos católicos habían buscado refugio.
    Los Patriarcas Sirianos Católicos siempre toman el nombre de IGNACIO, al que le agregan luego un segundo nombre. A pesar de que a los sacerdotes católicos sirianos les fue impuesto el celibato a partir del año 1888, por resolución emanada del Concilio de Sharfeh, en el Líbano.
    La mayor parte de los sirianos católicos, se encuentran en Siria, el Líbano e Irak. El idioma común es el árabe, sin embargo, el siríaco es hablado todavía en unas pocas villas al oriente de Siria y al norte de Irak.
    Una diócesis siriana católica, fue creada en 1996 en los EEUU y Canadá, esta nueva jurisdicción cuenta con 7 parroquias en EEUU y dos en Canadá.
    LOCALIZACIÓN: Líbano, Siria, Iraq, y la diáspora.
    CABEZA: PATRIARCA IGNACE PIERRE VIII (elegido en Feb. 2001)
    TÍTULO: Patriarca de Antioquía de los Sirianos.
    RESIDENCIA: Beirut, Líbano
    FIELES: 129.000 fieles.
    PATRIARCA SIRIANO UNIATO
    IGNACE PIERRE VIII
    </B>

  7. #7
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Sobre los católicos bizantinos

    IGLESIA CATOLICA CALDEA-BABILONICA
    Durante el siglo XIII, misioneros católicos, mayormente Dominicos y Franciscanos, desarrollaron sus actividades pastorales entre los fieles de la Iglesia Asiria de Oriente. Estas dieron por resultado una serie de conversiones individuales de obispos y uniones efímeras, pero nunca fue formada una comunidad permanente.
    A mitad del siglo XV, una nueva tradición de Sucesión Patriarcal Hereditaria, (pasando de tíos a sobrinos) tuvo lugar en el seno de la Iglesia Asiria. Como resultado de esta llamativa práctica, una familia dominó la Iglesia, y niños sin formación, ni experiencia, fueron elegidos para ocupar el Trono Patriarcal.
    Cuando semejante Patriarca fue electo en 1552, un grupo de obispos Asirios se negaron a aceptarlo y decidieron forjar una Unión con Roma. Ellos eligieron al renuente abad de un monasterio, YUHANNAM SULAKA, como su propio Patriarca, y lo enviaron a arreglar una unión con la Santa Sede. A principio de 1553, el Papa Julio III, lo proclamó como el: Patriarca SIMON VIII “de los Caldeos”, y lo ordenó de obispo en la Basílica de San Pedro, el 9 de Abril de 1553.
    El nuevo Patriarca regresó a su tierra natal a finales de aquel año y comenzó a iniciar una serie de reformas. Pero la oposición dirigida por el Patriarca Asirio rival, fue cruenta. Simón fue prontamente capturado por el Pachá de Amadya, torturado y ejecutado en Enero de 1555. Eventualmente el grupo de Sulaka retornó a la Iglesia Asiria de Oriente. Por mas de 200 años hubo mucha confusión y cambios de facciones tanto entre los pro-católicos, como entre los anti-católicos, luchando unos contra otros. La situación se estabilizó finalmente cuando el Papa Pío VIII, en 1830, confirmó al Metropolita JUAN HORMIZDAS, como cabeza de todo los católicos caldeos, con el título de Patriarca de Babilonia de los caldeos, con sede en Mosul.
    Los caldeos católicos padecieron grandes masacres durante la I Guerra Mundial (1918), cuando 4 obispos, muchos sacerdotes y alrededor de 70.000 fieles, fueron asesinados.
    La localización del Patriarcado alternó por muchos sitios durante siglos, pero ganó cierta estabilidad después de que fuera erigido en Mosul, en el año 1830. Durante 1950, se mudó a su actual sitio, la ciudad de Bagdag, después de que una gran cantidad de católicos caldeos migraran desde el Norte, hacia la ciudad capital.
    La Iglesia Católica Caldea, está entroncada con la Iglesia Asiria de Oriente, y sus relaciones han mejorado espectacularmente desde la firma de un acuerdo cristológico entre el Papa y el Patriarca Asirio, en la ciudad de Roma en Noviembre de 1994. En Agosto de 1997, el Santo Sínodo de ambas Iglesias instituyeron formalmente, una comisión para el diálogo para debatir una cooperación pastoral en todo los niveles.
    Los candidatos al sacerdocio de la Iglesia Católica Caldea, estudian en el Seminario Patriarcal de San Pedro en Bagdag. Hay también algunos centros ofreciendo cursos de teología para laicos en Mosul y Bagdag, y está empezando a ser considerada la propuesta de erigir una Universidad Católica en Bagdag.
    Actualmente la mayoría de aquellos católicos permanecen en Bagdag, hay 10 diócesis en Iraq, 4 en Irán, y otras 4 en Medio Oriente.
    La liturgia Caldea (o siriano oriental) es la usada ordinariamente, pero con aditamentos de un cierto número de costumbres latinas. El lenguaje litúrgico es el siríaco.
    Los aproximadamente 65.000 caldeos en los EEUU, tienen 12 parroquias en la diócesis de Santo Tomás Apóstol de lo Caldeos, en Detroit, bajo la conducción del obispo Ibrahim Ibrahim. En otros lugares de la diáspora, los caldeos, están bajo la supervisión espiritual del Ordinario latino local. En Australia el capellán de los Caldeos es el Padre Koshaba.
    LOCALIZACIÓN: Iraq, Irán, Siria, Líbano, Turquía, Israel, Egipto, Francia y EEUU
    CABEZA: Patriarca RAFAEL I, Bidawid (nacido en 1922, electo en 1989)
    TÍTULO: Patriarca de Babilonia de los Caldeos
    RESIDENCIA: Bagdag, Iraq
    FIELES: 304.000



    PATRIARCA CALDEO
    -UNIATO-
    RAFAEL I

    EL PATRIARCA DE LOS CALDEOS
    -UNIATOS-
    MAR RAFAEL I junto a JUAN PABLO II
    Y TODOS LOS OBISPOS CALDEOS UNIATOS DEL MUNDO



    <B>
    IGLESIAS CATOLICAS ORIENTALES (UNIATAS)
    IGLESIA CATOLICA ARMENIA
    Los cruzados latinos establecieron un estrecho contacto con la Iglesia Apostólica Armenia en el siglo XII , cuando pasaron atravesando el Reino de Armenia en Cilicia en camino a Tierra Santa. Una alianza entre los cruzados y el rey de Armenia contribuyó al establecimiento de una Unión entre ambas Iglesias en Cilicia en el año 1198. Esta unión fue rechazada por los armenios que estaban fuera de la región de Cilicia, y finalizó con la posterior caída de Armenia bajo el yugo tártaro en el año 1375.
    Un decreto de re-unión con la Iglesia Apostólica Armenia, “Exultate Deo”, fue publicada durante el Concilio de Florencia el 22 de Noviembre de 1439. A pesar de esto no hubo resultados inmediatos, pero este documento facilitará las bases doctrinales para el establecimiento de una Iglesia Católica Armenia muchos años mas tarde.
    La actividad misionera entre los armenios, comenzó tempranamente, dirigidos en un principio por los “Frailes de la Unión”, una comunidad armenia actualmente extinguida que estaba asociada a los Dominicos, y que fueron fundados en 1320. Con el paso del tiempo, los católicos armenios, se esparcieron y crecieron llegando sus comunidades a requerir una apropiada estructura eclesial, que contara inclusive con un patriarca propio.
    En 1742, el Papa Benedicto XIV confirmó a un antiguo obispo armenio apostólico, Abraham Ardzivian (1679-1749) como Patriarca Armenio de Cilicia, con asiento en el Líbano y con autoridad religiosa sobre los católicos armenios de las Prov. Sureñas del Imperio de Otomano.
    En cambio los del norte seguían bajo el cuidado del Vicario apostólico latino en Constantinopla. El nuevo Patriarca tomó el nombre de Abraham Pierre I, y todos sus sucesores toman asimismo el nombre de PIERRE en sus títulos eclesiásticos.
    El sistema Otomano, el cual otorgó la administración de las minorías autónomas bajo el control y dirección de sus líderes, colocó a todos los armenios católicos bajo la jurisdicción civil del Patriarca Apostólico Armenio en Constantinopla. Esto dio como resultado serias dificultades e incluso persecución a los armenios católicos hasta 1829, cuando por presión de Francia, el gobierno Otomano les otorgó el derecho de organizarse civilmente, como una comunidad diferente con un Arz. Propio en Constantinopla. En 1846, éste fue revestido con la autoridad civil. La anomalía de tener un Arzobispo con autoridad civil y religiosa en la Capital del Imperio Otomano y otro de autoridad exclusivamente espiritual en el Líbano, fue resuelta en 1867, cuando el Papa Pío IX, unió ambas sedes y mudó la residencia Patriarcal a Constantinopla.
    La despiadada persecución de armenios en Turquía hacia finales de la Primera Guerra Mundial, diezmó a las comunidades armenias uniatas de aquel país: 7 obispos, 130 sacerdotes, 47 monjas y cerca de 100.000 fieles fueron masacrados. Desde entonces la comunidad armenia católica en Turquía fue drásticamente reducida, un Sínodo Armenio Católico en Roma, decidió en 1928, trasladar el Patriarcado al Líbano (Beirut), y convertir a Constantinopla (ahora Estambul) en una Arquidiócesis.
    Hubo también en Rusia algunas comunidades católicas armenias instaladas alrededor del año 1828. Pío IX, estableció entonces, la diócesis de Artvin para todos los armenios católicos del Imperio Ruso en 1850. Sin embargo la oposición de las autoridades zaristas al catolicismo oriental (uniatismo) resultó en la proscripción de dicha diócesis cuarenta años mas tarde. En 1912 los católicos armenios del Imperio Ruso fueron colocados bajo el obispo latino de la distante Tiraspol. La Iglesia Católica Armenia fue totalmente suprimida durante el régimen comunista, y fue unicamente con la independencia de Armenia en 1991, que las comunidades armenias católicas resurgieron nuevamente. El 13 de Julio de 1991, la Santa Sede estableció un Ordinario para los armenios católicos en Europa Oriental, con base en Gyumri, Armenia.
    En Noviembre de 1992, una reunión del Sínodo Católico Armenio tuvo lugar en Roma, para considerar las necesidades de la Iglesia en la nueva situación. En junio de 1997, ellos se reunieron otra vez en Roma para continuar la preparación de un nuevo estatuto particular de la Iglesia Católica Armenia.
    Un importante ejemplo de la vida religiosa en la Iglesia Católica de Armenia, es la aportada por los Padres Mechitaristas, fundados en 1701 en Constantinopla. La Comunidad se trasladó a la isla de San Lázaro, Venecia, en 1717. En 1811 una segunda fundación de Mechitaristas fue levantada en Viena. Aquellas fundaciones cuentan con mucho tiempo de servicio dentro de la Nación Armenia a través de sus escuelas y becas tanto en Europa y en Medio Oriente.
    Una confraternidad sacerdotal en Bzoummar, Líbano, tiene una extensa librería y un seminario que data de 1771. Para los Altos Estudios Teológicos fue fundado en 1883 en Roma, el Colegio Armenio.
    Al día de hoy la gran mayoría de católicos armenios estan en Beirut, Líbano, y en Aleppo, Siria. Esta Iglesia tiene siete diócesis en Oriente Medio: dos en Siria y una en el Líbano, Iraq, Irán, Egipto y Turquía.
    Los armenios uniatos de Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda, están bajo la supervisión espiritual del Ordinario Latino local. En EEUU, los 35.000 armenios católicos forman un exarcado con 8 parroquias bajo la dirección del obispo Hovhannes Tertsakian. (110 East 12th Street, New York, New York 10003)
    LOCALIZACIÓN: Líbano, Siria, Iraq, Irán, Turquía, Egipto y la diáspora
    CABEZA: Patriarca JEAN PIERRE XVIII, Kasparian (nac.1927 electo en 1982)
    TÍTULO: Patriarca de los Armenios de Cilicia.
    RESIDENCIA: Beirut, Líbano
    FIELES: Alrededor de 344.000 almas.


    PATRIARCA ARMENIO
    -UNIATO-
    JEAN PIERRE XVIII

    Iglesia Católica Armenia en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina
    </B>




  8. #8
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Sobre los católicos bizantinos

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    IGLESIA CATOLICA MELQUITA
    La palabra melquita, proviene de las palabras que se usaban en siríaco y en árabe, para decir “rey”, este término se usó originalmente para referirse a aquellos que estaban dentro del antiguo patriarcado de Alejandría, Antioquía y Jerusalén, quienes aceptaron la fe cristológica profesada por el Emperador Bizantino, después del Concilio de Calcedonia (451). Actualmente, este término es usado para referirse a los católicos bizantinos asociados con aquellos tres patriarcados.


    Jesuitas, Capuchinos y Carmelitas, comenzaron a misionar activamente dentro de la Jurisdicción del Patriarca de Antioquía a mitad del siglo XVII. Si bien hubo algunas conversiones individuales, los misioneros concentraron sus actividades en la formación de un bando pro-católico dentro del mismo Patriarcado. A principios del siglo XVIII , la Iglesia Antioquena, comenzó a polarizarse; por un lado, el partido pro-católico asentado en Damasco, y por el otro, el bando anti-católico asentado en la ciudad rival de Damasco, Alepo.


    El Patriarca Atanasios III Debbas, quén murió el 5 de Agosto de 1724, designó como su sucesor a un monje chipriota llamado Silvestre. Este candidato estuvo fuertemente respaldado por la facción anti-católica de Alepo, y por el Patriarca de Constantinopla. Empero, el 20 de Septiembre de 1724, el partido de Damasco, eligió como patriarca a un hombre decididamente pro-católico, quién tomó el nombre de CIRILO VI.


    Una semana mas tarde el mismísimo Patriarca de Constantinopla ordenó a Silvestre como Patriarca de Antioquía. El gobierno Otomano reconoció a Silvestre, mientras que CIRILO VI fue depuesto y excomulgado por Constantinopla y obligado a buscar refugio en el Líbano. El Papa Benedicto XIII, reconoció la elección de Cirilo, como Patriarca de Antioquía en 1729. De esta manera el cisma fue formalizado, y el segmento católico del patriarcado, comenzó a ser conocido como la Iglesia Melquita Greco-católica.


    En sus comienzos, esta nueva comunidad católica, estaba limitada a lo que hoy vendría a ser Siria y el Líbano; pero ellos empezaron a trasladarse en gran número hacia Palestina y Egipto, especialmente después de la rebelión contra los turcos. En vistas de esta nueva situación demográfica, al Patriarca Católico Melquita, le fue concedido el título adicional de Patriarca de Jerusalén y Alejandría en 1838.


    Al principio el gobierno otomano fue muy hostil a esta nueva Iglesia, y tomó severas medidas contra ella. Pero con el correr del tiempo las relaciones mejoraron. En 1848, el gobierno formalmente reconoció a la Jurisdicción católica melquita, y el propio Patriarcado fue trasladado a Damasco, desde su anterior emplazamiento en un Monasterio a las afueras de Sidón, Líbano, donde se habían establecido desde los tiempos del exilio de Cirilo VI. Estos acontecimientos fueron seguidos por un período de crecimiento, debido en gran parte, a la imagen popular de la Iglesia Melquita como foco de la resistencia del pueblo árabe contra el dominio turco. En consecuencia el Patriarca Ortodoxo de Antioquía y algunos otros, pasaron a ser vistos por mucha gente como excesivamente sometidos a los Patriarcas de Constantinopla, quienes a
    su vez seguían las directrices de la política del Imperio Otomano.


    En el siglo XIX, la Iglesia Melquita, experimentó una fuerte tensión en sus relaciones con Roma, a causa de que muchos melquitas dejaron que su identidad bizantina fuera doblegada por la Tradición latina.


    Este malestar fue exteriorizado en el Concilio Vaticano I, cuando el Patriarca Melquita GREGORIO II Youssef, deja Roma después que los padres conciliares votaran la constitución “Pastor aeternus” en la cual se define la infalibilidad pontificia y su jurisdicción Universal


    Tiempo mas tarde, a pedido de Roma, el patriarca aprobó el documento pero únicamente bajo la siguiente cláusula: “Todos los derechos, privilegios y prerrogativas de los Patriarcas de las Iglesias Orientales serán respetados” lo cual fue añadido a la fórmula.


    En el Concilio Vaticano II, el Patriarca Melquita MAXIMOS IV Sayegh, habló enérgicamente contra la latinización de las Iglesias Orientales, y urgió a tener una gran receptividad hacia las tradiciones de los cristianos orientales, especialmente en el área de la eclesiología.


    Actualmente los obispos melquitas, incluyendo al anterior Patriarca MAXIMOS V, apoyan la idea de que, en un eventual caso de reconciliación entre los Ortodoxos y los Católicos, su Iglesia debería reintegrarse dentro del Patriarcado Ortodoxo de Antioquía. Una comisión bilateral para el diálogo ente Melquitas y Antioquenos ortodoxos, fue establecida en 1995, y ambos bandos expresaron la firme intención de remediar el cisma de 1724.


    El seminario de Santa Ana en Jerusalén, estuvo bajo la dirección de los Padres Blancos (ahora llamados Misioneros del África) hasta su cierre en 1967 debido a la inestabilidad política de la región, este seminario era el mas importante de los melquitas. Actualmente hay 3 seminarios mayores dentro de la Iglesia Melquita, uno situado en el Líbano, otro en Israel, y un tercero en Massachusetts, EEUU. Los Padres Paulistas Melquitas, dirigen un importante Instituto Teológico en Harissa y administran una conocida casa de publicaciones.


    Después de los Maronitas, la Iglesia Melquita es la mas numerosa y próspera de las comunidades católicas de Medio Oriente; la mayor parte de sus fieles viven en Siria, Líbano, Israel y Jordania.


    La significativa emigración desde el Oriente Medio en los últimos años, provocó el establecimiento de florecientes comunidades en Occidente. En EEUU cuentan con una diócesis con 38 parroquias y 28.000 miembros, en Canadá tiene otra diócesis con 12 parroquias y 43.000 fieles, y en Australia su diócesis cuenta con 9 parroquias y alrededor de 45.000 melquitas.


    LOCALIZACIÓN: Siria, Líbano, Israel, Egipto, Jordania, Las Américas, Europa y Australia.
    CABEZA: Patriarca GREGORIOS III (nac.1933 electo en el 2000)
    TÍTULO: Patriarca Greco-Católico Melquita de Antioquía y todo el Este, de Alejandría, y de Jerusalén.
    RESIDENCIA: Damasco, Siria
    FIELES: 1.190.000 almas

    PATRIARCA MELQUITA UNIATO
    GREGORIOS III

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 37
    Último mensaje: 15/08/2020, 17:56
  2. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 20:27
  3. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 20:25

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •