Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 13 de 13
Honores2Víctor
  • 1 Mensaje de CHORCHEMO
  • 1 Mensaje de Mexispano

Tema: El sentido de la raza en la Hispanidad

  1. #1
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    El sentido de la raza en la Hispanidad

    Última edición por Ordóñez; 01/03/2007 a las 21:52

  2. #2
    Avatar de CHORCHEMO
    CHORCHEMO está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    19 nov, 06
    Mensajes
    58
    Post Thanks / Like

    Re: El sentido de la raza en la Hispanidad

    Racismo es una corriente de pensamiento desarrollada por la antropología en la que los comportamientos, cultura y rasgos son inherentes de cada raza.
    Las razas agrupan individuos de similares características físicas y psíquicas, las cuales comparten una cultura.
    Europa es la cuna de la raza blanca, civilizadora y creativa, guste a algunos o no, pero es lo real.
    Todos los hispanos (en sentido real del nombre) somos de raza blanca europea y caucásica. Nuestro país fué creado por pueblos de raza blanca europeos, europeos, indoeuropeos principalmente y mayormente.
    Conquistamos otros imperios y dominios allende los mares sozuzgando a razas no europeas indoeuropeas. Formamos parte de algo más extenso que es la raza blanca y la hispanidad la hiciweron blancos europeos.
    Otro cantar es el hecho de que los conquistados "hispanos" tengan el n ivel que tienen, con los problemas raciales que originan en EEUU y ahora en España.
    Debemos cuidar y reivindicar la hispanidad como algo nuestro y europeo para que no se prostituya como la palabra latino, pueblo itálico de origen indoeuropeo que se ha convertido actualmente en sinónimo de subcultura y raza marginal.
    ReynoDeGranada dio el Víctor.

  3. #3
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: El sentido de la raza en la Hispanidad

    1 ) El racismo adolece de cualquier " evidencia científica " y nace como desarrollo lógico del cientificismo ilustrado. Por encima de esos rasgos " inherentes " está la libertad de la persona y el ideal de Salvación. Aunque compartamos rasgos biológicos, todo no se basa en eso, y en muchas veces, son cosas difusas. El determinismo lo dejo para los marxistas y demás productos de la Revolución.


    2 ) - No está demostrado que Europa sea la cuna de la raza blanca. Pueblos blancos tan antiguos o más como los europeos aparecen en el Norte Africano y en el Asia Central.


    3 )- La Hispanidad fue creada por un pueblo blanco. Pero como Roma, su misión fue católica, esto es, universal. La misma Corona nuestra preocupóse porque otras gentes desarrollaran " espíritu hispánico ". Incluso la Roma pagana no era racista.


    4 )- En EEUU el problema no es racial. De hecho EEUU robó más de la mitad del territorio a México. El problema de EEUU va mucho más allá, y parte de una tara de origen en su mismo sistema, que no es otro que el de la Revolución. A partir de ahí, todo han sido palos de ciego. Sé que muchos hispanoamericanos igual no tienen ese nivel, depende del que tú entiendas....Como si no existieran white trash....O como si en USA no hubiera mulatos.....


    5 ) - En España lo principal no ha sido lo indoeuropeo. Iberos, tartessos o vascones ocupan la mayor parte de la Península y no son indoeuropeos. Más bien lo indoeuropeo, que llega en culturas aisladas como los Campos de Urnas, y luego se condensa en lo céltico, va a remolque de lo paleoeuropeo o como se quiera llamar. Asimismo, se nos conoce como Península Ibérica. Ni por lengua ni por cultura ni por nada esos pueblos eran indoeuropeos. Lo indoeuropeo no es etnólogicamente cierto. En el Asia aún quedan muchos pueblos no blancos con lenguas indoeuropeas. Los gitanos mismamente, que han emigrado por muchos sitios. Asimismo, en la actual Italia, ni etrusco-tirsenos, ni osco-sabinos, ni ligures, ni siciliotas ni sardos son indoeuropeos; no todos los romanos que llegaron a Hispania eran indoeuropeos. Como tampoco lo eran todos los godos.


    6 )- Lo malo de la Hispanidad es que se convierta en una especie de " reclamo musical comercial ". Porque el Inca Garcilaso es literatura hispánica, de la mejor. Como lo es Arlindo Veiga do Santos. Hispanismo al fin y al cabo.


    7 ) - La Conquista del Ultramar no se hizo para sojuzgar otras razas. Se hizo en todo caso para incorporar a otras razas a la Civilización, como bien decía Ramiro de Maeztu. Y la idea de la Civilización en la Hispanidad radica en la Santa Cruz. Asimismo, ya había blancos en América antes de la llegada de los hispanos, pero esto es otro tema.


    8 )- La Hispanidad es un ideal universal, no sólo europeo. En Europa radican la Península y las Islas Baleares. Por Historia, buena parte del Norte de África es hispano. Eso por no hablar de las Canarias. O Madeira y Azores. Bien que no desciendan de " africanos " o que los pocos norteafricanos blancos que quedan ya se hallen " perdidos " prácticamente por muchas cosas. Y por encima de la coyuntura política actual, la Hispanidad puede ser reivindicada a lo largo de todo el Orbe como Ideal. Eso no quiere decir que no luchemos contra los desórdenes sociales propiciados por el capitalismo. Asimismo, la Hispanidad es totalmente contrapuesta al europeísmo, un ideal falso, laicista, economicista o incluso racista; que no se atiene más que a especulaciones circenses y a determinismos pseudogeográficos.
    Última edición por Ordóñez; 02/03/2007 a las 00:00

  4. #4
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: El sentido de la raza en la Hispanidad

    A lo dicho por Ordóñez hay que sumar que el "racismo" se articula en el siglo XIX, un siglo en que proliferan no sólo los errores del mundo moderno (prolongación del racionalismo en todos sus afluentes: empirismo, sensualismo, utilitarismo...). ¡Pero si eso fuese todo!

    El surgimiento de la Teosofía, al calor de Madame Blavatsky y otros "iluminados" provocará una interpretación gnóstica sobre la génesis de la especie humana. Lo que en Darwin (y el racismo biologicista) es evolución del mono al hombre, para los teósofos es "involución" de una raza superior, de origen estelar, en razas que cada vez se van degradando... la raza aria sería un escalón en la degradación, pero las razas de color serían una caída muy más grave -ese es el mensaje de Blavatsky, matriz de la Nueva Era. Para ello hay que leerse los tediosos volúmenes de esta estafadora espiritista.

    Pero si desde el principio la Teosofía envuelve un mensaje de racismo indefendible desde la catolicidad, el colmo fue la transformación de la Teosofía en Ariosofía. Primero de la mano de von List y luego con von Liebensfeld... A éste último lo fue a visitar el mismo Hitler que lo admiraba debido a la publicación que sostenía el dicho Liebensfeld: la revista OSTARA.

    Liebensfeld había sido monje, hasta que el descubrimiento de las teorías de List provoca en él una "conversión" al revés, cuelga los hábitos y decide formar una orden esotérica que tiene como finalidad "preservar" la raza aria... Pero, a todo esto: ¿qué es la raza aria?

    Los pueblos indoeuropeos -arios- son pueblos de muy distinta etnia que lo único que comparten, más que genes, es un tronco lingüístico común.

    Es un tema escabroso y morrocotudo, pero no está mal que lo abordemos desde distintos prismas, creo que es lo más congruo.

    Un saludo a todos

  5. #5
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: El sentido de la raza en la Hispanidad

    Con mucha frecuencia se cita a Sabino Arana como uno de los racistas más importantes que ha tenido, desgraciadamente, la Historia de España. De todos es sabido que para él, España era "Maquetania" (posiblemente la corrupción lingüística de "meteco" por "maqueto". No lo sé, lo pregunto.)

    Pero será un psiquiatra diletante, Diego Ruiz (1882-1959), uno de los primeros racistas con que cuente nuestra Patria. Racista, exaltador de todo lo que fuera "catalán" (aunque como pasa con casi todos los racistas, él no fuese, precisamente y con ese apellido, descendiente de Otger Cataló ni payés a los pies del Montseny.

    Diego Ruiz fue autor de una "Genealogía de los símbolos", entre otros títulos en su haber, como su "Clavis methodica" en tres tomos. Racista catalán, será uno de los primeros introductores del pensamiento de Nietzsche en España y pasará a denominar a la España no catalana con el despectivo nombre de la Nubiana (supongo que para referirse a Nubia, descalificando a la raza negra). En "La dama errante" de Pío Baroja, el novelista vasco lo retrata en uno de sus personajes más nihilistas.

    Otro racista encontraremos en Pompeyo Gener (1849-1919), positivista a su manera, spenceriano a su modo, nietzscheano a su aire, filántropo enterizo. Gener será uno de los adalides del positivismo.

    "Gener era un espíritu integralmente extranjero. Vivió casi siempre en extrañas tierras. De España, no habitó más que Barcelona. «En Madrid -dice una de sus cartas- he estado varias veces y siempre me ha repugnado.» Nunca leyó sino autores exóticos. Artista, impresionable, distinguido, no podía ser su filosofía subordinada, ni su política socialista. Es un positivista individualista y anticristiano que enunció antes que Nietzsche ciertas ideas del pensador de Röcken, aunque su individualismo, latino al fin, carezca de esa fuerza brutal y arrolladora." -dice Gonzalo Sobejano.
    De entre todos los positivistas -no son pocos- Pompeyo Gener es el más "peculiar". Según Gonzalo Sobejano: "Fuera de su intervención en el naciente modernismo catalán, nadie le reconoce un lugar en los anales de la literatura española".
    Gener fue devoto de Taine, Renan, Littré y Claude Bernard, y a él se le debe que muchos españoles fijaran su atención en Nietzsche, pese a que no lo comprendiera del todo. Furibundo anticristiano, Gener es tal vez uno de los primeros racistas españoles para quien la raza castellana es "mestissa de la pressemitica y la semitica ab la indogermánica" (algo de lo que se hará eco, poco más tarde, Sabino Arana.
    Gener encontraba en Don Quijote una posibilidad sobrehumana, pero que por falta de Justicia, Sentido Práctico (Seny) o tolerancia achaca a esa manera de ser -la quijotesca y, para él, castellana- la culpable de todos los desastres de España.

    Imprescindible, para dilucidar este asunto, el libro de Gonzalo Sobejano: "Nietzsche en España", recientemente reeditado por Gredos.

    Diego Ruiz y Pompeyo Gener son dos botones de muestra de lo que fue el proto-racismo en España. Un producto extranjero desde su alborear, y amén de extranjero "anti-cristiano".

    Sin la llegada de estas teorías pseudo-científicas y anti-cristianas no puede explicarse ningún tipo de "racismo" en España. No olvidemos que el "racismo" es una ideología, y como tal se trata no de otra cosa que de un "detritus de elementos filosóficos" de muy dudosa legitimidad científica.

    Un saludo!

  6. #6
    Avatar de Breogan
    Breogan está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    25 may, 05
    Mensajes
    470
    Post Thanks / Like

    Re: El sentido de la raza en la Hispanidad

    Cita Iniciado por tautalo Ver mensaje
    Con mucha frecuencia se cita a Sabino Arana como uno de los racistas más importantes que ha tenido, desgraciadamente, la Historia de España. De todos es sabido que para él, España era "Maquetania" (posiblemente la corrupción lingüística de "meteco" por "maqueto". No lo sé, lo pregunto.)
    De "meteco" (ciudadano extranjero en la polis griega, con derechos civiles pero no políticos), o bien de "macuto" (en el que el inmigrante llevaba sus pertenencias en su viaje hacia Vasconia).

    Hablando de Grecia clásica también podría hablarse de un componente racialista en su cultura, (¿racista?), pues sólo tienen derechos políticos los habitantes autóctonos. Lo mismo pasaba al principio en Roma, sólo tenían derechos políticos las 21 tribus originales. Aunque claro, al final este derecho se fue extendiendo a más población.

    El revival del siglo XIX no fue más que eso, claro está, aderezado con la nueva ciencia y el positivismo; porque el racismo o racialismo han existido siempre.




  7. #7
    Avatar de Breogan
    Breogan está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    25 may, 05
    Mensajes
    470
    Post Thanks / Like

    Re: El sentido de la raza en la Hispanidad

    Cita Iniciado por CHORCHEMO Ver mensaje
    Nuestro país fué creado por pueblos de raza blanca europeos, europeos, indoeuropeos principalmente y mayormente.
    Hombre, eso de indoeuropeos principalmente no es correcto, fíjate que los primeros pobladores ibéricos, y únicos durante miles de años, son paleoeuropeos; los vascones son el mejor ejemplo y no sólo lingüísticamente hablando. La mayoría de la población autóctona de Iberia es paleoeuropea, tardarían los pueblos indoeuropeos algunos miles de años en llegar desde el Este; tiempo después los germanos, pero eso ya es otra historia.

    Este núcleo de la población autóctona ibérica se extendió, además, por todo el occidente europeo, con quienes estamos emparentados, como nos ha revelado la genética.




  8. #8
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: El sentido de la raza en la Hispanidad

    Muchas gracias por tu apunte. No había considerado la posibilidad de "macuto", aunque sí que la de "meteco" pues en fecha muy temprana Xenius ya habla de los "metecs" que pueblan Cataluña... No lo hace con desprecio, pero sí defendiendo la postura sensata de tener presente que hay que distinguir, como Aristóteles hiciera, entre "ciudadanos" de pleno derecho y "residentes" que no tienen derecho a decidir el futuro de los auténticos ciudadanos...

    No es racismo, es -simplemente- sentido común, tan excaso en estos tiempos tan políticamente correctos y tan incorrectamente "humanitarios"...

    Un saludo!

  9. #9
    megamix está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    06 jun, 09
    Mensajes
    1
    Post Thanks / Like

    Respuesta: El sentido de la raza en la Hispanidad

    Hola a todos:
    He leido a vuelo de pájaro este debate y he quedado estupefacta ante tanta erudición, pero me parece que sería interesante dejar a un lado momentaneamente todas las referencias históricas o mitológicas sobre el origén de la hispanidad y sus fundamentos filosóficos y en amable charla acercarnos a la genetica y sus mas recientes descubrimientos.¿Se han enterado de que las "razas" humanas no existen? ¿que solo hay diferencias de aspecto, color de piel, pelo, razgos faciales,etc? que no hay ningun fundamento para esgrimir que una etnia o cultura pueda ser mas "evolucionada" que otra?
    Yo no se por qué buscan "pureza". ¿Qué hay puro en este mundo? La riqueza está en la diversidad. pero la paradoja está en que los europeos que son la diversidad misma, han pretendido y aun pretenden imponer un pensamiento de verdad, universalidad y superioridad que no tiene ningun sustento ni moral ni cientifico que lo respalde.
    Me he metido en una discusión que me es ajena pero me roza, porque algunas gotas de mi sangre impura tiene rastros de hispanidad.
    Mis respetos a todos

  10. #10
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: El sentido de la raza en la Hispanidad

    Ordoñez, Tautalo,
    He encontrado este articulo y creo que vosotros estáis mas preparados para darle fiabilidad. Espero vuestra respuesta.
    Un saludo

    La hispanidad: origen y destino

    Por Carlos Alberto Montaner
    ¿Qué es España? ¿Cuándo esa remota excrecencia de Eurasia cobró una identidad propia y surgieron los españoles? Las primeras noticias fidedignas, las consignadas por el griego Herodoto en el siglo V a.C., hablan de la punta occcidental de Europa como una tierra boscosa, llena de conejos y de diversos pueblos más o menos misteriosos y con muy distintos niveles de complejidad social. Todavía no hay, claro, españoles: son celtas, fenicios, vaceos, griegos, astures, cántabros, ligures, vascos y otra larga docena de etnias, casi todas envueltas en la bruma por la ausencia de documentos escritos, aunque se sabe con bastante certeza que algunas de ellas alcanzaron un notable grado de prosperidad, como atestiguan ciertas joyas conservadas y el muy notable busto de la bellísima «Dama de Elche», tallado en piedra.
    Todo empezó por un pleito
    La unificación de ese territorio vasto y variopinto fue la azarosa consecuencia de un pleito entre romanos y cartagineses, entonces los dos grandes poderes del Mediterráneo, ocurrido en el siglo III a. C. La historia puede resumirse atropelladamente en unas líneas: tras la derrota militar por el control de Cerdeña a manos de los romanos, los cartagineses - situados en el norte de África, en lo que hoy son Túnez y parte de Libia- debieron aceptar el pago a Roma de unos fuertes tributos de guerra y vasallaje. Para generar esos recursos, como era propio de la época, necesitaban apoderarse de la riqueza minera de otros pueblos, y se sabía que al sur de la península ibérica, donde ya existían colonias cartaginesas, había grandes yacimientos de minerales. Lanzaron, pues, sus tropas aguerridas, y en poco tiempo ocuparon una buena parte de lo que hoy son Andalucía y el Levante español.
    El senado romano se asustó. No estaba entre sus planes enviar las legiones a Iberia, pero la prudencia les indicaba que debía ponerle frontera a la expansión cartaginesa, así que obligaron a sus debilitados enemigos a aceptar un límite a la conquista: el río Ebro y la ciudad de Sagunto. Pasar esa punto significaba un casus belli, una causa de guerra. Y eso exactamente fue lo que ocurrió: los cartagineses se apoderaron de Sagunto y los romanos, sin demasiada convicción pero con suficiente ferocidad, enviaron sus tropas para desalojarlos y someterlos a la obediencia.
    La romanización
    Así empezó la romanización de Iberia: una prolongada tarea de más de 600 años. Con las legiones romanas llegaron una lengua - el latín- , un alfabeto, una forma de edificar y de construir ciudades, un derecho y una visión religiosa. En suma: una civilización y un Estado mucho más fuertes y coherentes que el reguero de pueblos celtibéricos que los romanos iban absorbiendo con cada ciudadela que fundaban o conquistaban. Poco a poco, de sur a norte y de este a oeste la antigua Iberia fue quedando sepultada por la Hispania romana, una provincia dividida en regiones que vagamente y sin proponérselo fueron prefigurando las zonas en las que luego, mucho tiempo después, se balcanizaría el mapa de España: Lusitania (galaico-portuguesa), Bética (Andalucía-Castilla), Tarraco (Valencia-Cataluña). Del viejo mundo ibérico, protegido por zonas montañosas de difícil acceso, sólo sobrevivió un pueblo tercamente apegado a sus tradiciones: los vascos, portadores de un idioma endiabladamente enrevesado cuyos orígenes se remontaban a la edad de piedra.
    ¿Se puede hablar de españoles en la época de la dominación romana? Todavía no. La identidad de la clase dominante, y, progresivamente, de las etnias dominadas, era la de Roma. No había tal cosa como una conciencia hispánica. Pero eso comenzó a cambiar en el siglo V d.C., tras el colapso del Imperio Romano, cuando entró en Hispania un pueblo germánico, los visigodos, en persecución de otros invasores germánicos, los suevos que se habían apoderado de una buena parte de lo que hoy son Galicia y Portugal. Los visigodos, radicalmente romanizados tras siglos de difícil convivencia fronteriza con Roma, constituían un aliado federado dentro del agonizante imperio.
    El primer estado «español»
    Quienes cruzaron los Pirineos serían aproximadamente unas doscientas mil personas - incluidos los guerreros, sus mujeres e hijos- frente a una población de acaso cuatro o cinco millones de hispanorromanos, pero en poco tiempo y con el beneplácito de las mayorías lograron controlar toda la región y cumplir el objetivo de expulsar a los suevos. Ahí comienza la monarquía visigoda y por primera vez se constituye en la Península un estado independiente y unitario. En el terreno político ha nacido España. San Isidoro de Sevilla, en torno al año 600, ya no se sentía romano. Era un orgulloso hispanovisigodo: un protoespañol. Toledo será la capital de ese reino, algo que tendrá importancia posteriormente cuando el latín evolucione y se convierta en castellano: la norma lingüística más acreditada será la de Toledo.
    ¿Qué es esa entidad surgida en Europa? Es la suma del viejo sustrato ibérico, casi imperceptible en el siglo V d.C., más la cultura y las instituciones romanas, a lo que ahora se añade y superpone una élite militar de origen germánico. Cien años antes de estos acontecimientos Roma había adoptado el cristianismo como religión del Imperio, declarando dementes - así decretó el emperador Teodosio- a quienes no lo aceptaran. Los visigodos también eran cristianos, aunque de la corriente arriana. Cierto tiempo después se acogieron a la ortodoxia católica.
    Mahoma contra Santiago
    Menos de tres siglos duró la monarquía hispanovisigoda. En el 711, en medio de una de las frecuentes guerras civiles desatadas por los belicosos germanos, unos siete mil árabes y bereberes del norte de África, bajo el mando de Al-Tarik, convocados por una de las facciones en pugna, cruzaron el Estrecho, desde entonces y en su honor llamado Gibraltar, y en un periodo sumamente breve lograron controlar casi toda la Península. Sólo en el norte, en Asturias, resguardado por las montañas, pudo constituirse un reino godo, un miniestado que soñaba con recuperar el territorio arrebatado por los árabes. Era la Reconquista. Pero no sólo era una reconquista política o territorial. Los árabes habían traído a la Península el concepto de guerra religiosa, la jihad, y los españoles les respondían del mismo modo: al grito de «¡Alá es grande y Mahoma su único profeta!» respondían con el de «¡Santiago y cierra España!». También era una reconquista espiritual. ¿Quiénes son los primeros hispanogodos que reciben el nombre de españoles? Irónicamente, son los cristianos que huyen de la invasión árabe y se refugian en la Marca Carolingia, es decir, en lo que hoy sería territorio catalán, entonces bajo el dominio de los francos de Carlos Martel. O sea: que los hispaniolis que apresuradamente escapan de la media luna son los catalanes.
    Siete siglos duró la Reconquista, y en ese esfuerzo desigual, intermitente, con periodos de hostilidades y alianzas, en el que los árabes se españolizaron y los españoles se arabizaron, fueron acentuándose los particularismos regionales. El latín parió tres lenguas romances: el castellano, el catalán y el gallegoportugués, a las que se podía agregar una docena larga de dialectos. Y surgieron diversos reinos cristianos generalmente vinculados a las derrotas de los árabes: Asturias, León, Galicia, Navarra, Aragón, Valencia. Pero uno de los más «jóvenes», Castilla, enclavado en el centro norte de la Península, sería el que alcanzaría mayor peso y vigor. ¿Por qué? Tal vez porque la tremenda epidemia o peste del siglo XIV diezmó terriblemente la zona catalano-aragonesa. Acaso porque hubo reyes castellanos muy afortunados en el terreno militar. Seguramente, porque el peso demográfico y económico de Castilla, especialmente tras la absorción de León y Asturias, era mayor que el de las demás regiones de España.
    Aparece América
    En 1492, cuando los reyes católicos Fernando e Isabel entran en Granada, último reducto islámico en España, Castilla ya es una potencia europea, y los diversos reinos y territorios de la Península forman una especie de Estado federado en el que las tradiciones, las lenguas regionales y hasta el Derecho local tienen un notable grado de autonomía: son los llamados fueros. Es verdad que con el matrimonio de Fernando e Isabel también se casaban Aragón y Castilla - los reinos eran propiedad de los soberanos- , pero la suma de dos soberanías no necesariamente constituía una entidad unitaria. España todavía era una manta de retazos en donde predominaba Castilla.
    En Santa Fe, la ciudad-campamento en la que Fernando e Isabel planean el asalto final de Granada, hay un marino iluminado, probablemente genovés, que quiere convencer a los monarcas de que participen en una aventura marítima de difícil pronóstico: darle la vuelta a la tierra navegando hacia el Oeste, con el objeto de llegar por esa vía a las islas asiáticas de las especias. Se llama Cristóbal Colón y tiene fama de ser un poco sabio, un poco loco y bastante latoso. Finalmente, se firma el acuerdo. Es un joint-venture en toda la regla y no demasiado costoso: unos veinticinco mil dólares calculan hoy los historiadores. Meses más tarde, inesperadamente, aparecerá América en el camino. Colón nunca se dio cuanta de ello o no quiso admitirlo. En realidad no le convenía ese gigantesco contratiempo.
    Poco después del descubrimiento de América sucedió otro fenómeno político entonces de mayor envergadura para España: un nieto de Fernando y de Isabel, Carlos, criado en Flandes, como consecuencia de ciertas maniobras políticas, del soborno de unos cuantos nobles y de su condición por línea paterna de heredero de una de las ramas de los Habsburgos, antes de cumplir veinte años se convierte en la cabeza del Sacro Imperio Romano, una enorme porción de Europa que incluía Alemania, Austria, partes de Italia, Flandes, y, naturalmente, España y los flamantes territorios americanos. América era una colonia de Castilla, pero Castilla era una pieza del imperio de los Habsburgos. El emperador Carlos V de Alemania (I de España) ni siquiera hablaba español correctamente cuando llegó a la Península. Sus abuelos habían muerto y mandaba un habilísimo Regente, el cardenal Cisneros, pero también murió antes de poder darle la bienvenida al nuevo soberano. No todos fueron vítores: para afianzar su poder tuvo que enfrentar unas severas revueltas acaudilladas por una parte de la nobleza. Lo hizo con extraordinaria dureza.
    América se independiza
    Algo más de tres siglos duró la presencia española en América. Los dos primeros bajo la soberanía de los Habsburgos y el último bajo la rama francesa de los Borbones. En efecto: en 1700 muere Carlos II sin dejar descendencia, y tras una espantosa guerra internacional - la primera gran guerra mundial europea, librada al costo de más de un millón de muertos- un sobrino del rey francés se corona como monarca español y la Península y la Colonia reciben una fuerte influencia modernizadora traída por la nueva dinastía. En España y en América la intelligentsia lentamente se va afrancesando: es la Ilustración. Los criollos resienten la marginalidad en la que viven. Casi todas las jerarquías políticas y religiosas vienen de la península. De los 170 virreyes designados por la Corona a lo largo de tres siglos para gobernar en los cuatro virreinatos, sólo cuatro nacieron en América. De los 705 obispos, sólo 105 fueron criollos, y todos blancos, naturalmente. Para España, Hispanoamérica era una propiedad que le pertenecía como le pertenece una casa a quien la construye. Los criollos y mestizos comenzaban a albergar sentimientos separatistas.
    La chispa fue la revolución francesa y su secuela napoleónica. En 1808, con España convertida en un virtual protectorado de las tropas francesas, el rey español Carlos IV fue obligado a abdicar a favor de Napoleón, en detrimento de su hijo Fernando, y el emperador francés a su vez le entregó ese reino a su hermano José Bonaparte. Este fue el punto de partida de la guerra de independencia española, librada de manera casi espontánea por guerrilleros extremadamente eficaces, y de la rebelión americana. Del lado de acá del Atlántico el primer grito de batalla fue «¡Viva Fernando VII!»; el segundo, «¡Viva la independencia y mueran los gachupines!» Quince años más tarde casi todo el nuevo mundo se había emancipado. Cuba y Puerto Rico todavía tendrían que esperar hasta 1898.
    Los verdaderos «españoles»
    Esta ruptura, naturalmente, sólo ocurría en el terreno político: en el cultural no había posibilidad de desandar el camino. En ese extenso periodo de tres siglos España había creado en América una de las pocas culturas planetarias, dotándola de un idioma que devino internacional - el 6% de la población mundial se comunica en español- , y en el que se publican anualmente más de sesenta mil títulos diferentes. Más aún: mientras en la Península, como se comprueba en la España de las autonomías, siguen vivas y crecientes las tendencias nacionalistas no-castellanas, especialmente en Galicia, Cataluña y las Vascongadas, donde verdaderamente se fragua la identidad española es en América. Es en Chile o en Costa Rica donde los vascos, andaluces y catalanes se funden en una nueva criatura. Es en Cuba, en Venezuela, en Argentina o en Uruguay donde gallegos, austurianos y canarios, mezclados con negros e indios adquieren un perfil unificado. Es acá, finalmente, donde gloriosamente cuaja la hispanidad.
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  11. #11
    Avatar de Val
    Val
    Val está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 ago, 06
    Mensajes
    948
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Re: El sentido de la raza en la Hispanidad

    Cita Iniciado por tautalo Ver mensaje
    El surgimiento de la Teosofía, al calor de Madame Blavatsky y otros "iluminados" provocará una interpretación gnóstica sobre la génesis de la especie humana. Lo que en Darwin (y el racismo biologicista) es evolución del mono al hombre, para los teósofos es "involución" de una raza superior, de origen estelar, en razas que cada vez se van degradando... la raza aria sería un escalón en la degradación, pero las razas de color serían una caída muy más grave -ese es el mensaje de Blavatsky, matriz de la Nueva Era. Para ello hay que leerse los tediosos volúmenes de esta estafadora espiritista.
    O sea, en conclusión, que la mezcla de las teorías del origen racial de los arios, formuladas por Madame Blavatsky, y el darwinismo científico trajo consigo, décadas después, el nazismo. Tampoco habría que dejar por el camino a personajes como Gobineau o Chamberlain, teóricos racistas que no basaron sus ideas en bases científicas y que aún así tanto influenciarían en el pensamiento racista.

    Según Madame Blavatsky el origen de los arios se encontraba en el continente de la Atlántida, una vez desaparecido dicho continente los supervivientes, arios perfectos, se refugiaron en el Tibet, todo un puro delirio.
    Pero ahí no acaba la cosa, los nazis, a la cabeza de unos de sus jerarcas más obsesionados con el tema racial, Himmler, buscaron en España los orígenes de la raza aria, en las Canarias. Muchos defienden que Canarias es un resto del antiguo continente de la Atlántida y curiosamente algunas momias guanches presentan los cabellos rubios, de ahí el interés de los nazis por buscar a los "antiguos arios atlantes" en Canarias.

    Más información:

    http://www.callejondelpau.es/HISTORIA/holocausto/Noticias/Himmler%20busco%20la%20raza%20aria%20en%20Espa%C3%B1a.pdf

    Cita Iniciado por megamix Ver mensaje
    Yo no se por qué buscan "pureza". ¿Qué hay puro en este mundo? La riqueza está en la diversidad. pero la paradoja está en que los europeos que son la diversidad misma, han pretendido y aun pretenden imponer un pensamiento de verdad, universalidad y superioridad que no tiene ningun sustento ni moral ni cientifico que lo respalde.
    Me he metido en una discusión que me es ajena pero me roza, porque algunas gotas de mi sangre impura tiene rastros de hispanidad.
    Mis respetos a todos
    No creo estimada amiga que aquí estemos obsesionados con la pureza, al menos no en el sentido racial, eso lo dejamos para otros foros, tipo "stormfront".
    Última edición por Val; 06/06/2009 a las 11:31

  12. #12
    Avatar de Josean Figueroa
    Josean Figueroa está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 jun, 07
    Mensajes
    984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Re: El sentido de la raza en la Hispanidad

    Cita Iniciado por CHORCHEMO Ver mensaje
    Racismo es una corriente de pensamiento desarrollada por la antropología en la que los comportamientos, cultura y rasgos son inherentes de cada raza.
    Las razas agrupan individuos de similares características físicas y psíquicas, las cuales comparten una cultura.
    ¿¿Las razas comparten una cultura?? ¿Tienen los españoles la misma cultura que los blancos de Afghanistan?? ¿Tenían los aztecas la misma cultura que los amazónicos??
    Europa es la cuna de la raza blanca, civilizadora y creativa, guste a algunos o no, pero es lo real.
    La raza "blanca" siempre se ha extendido mas ayá de Europa y no se cree surgió en esta. Los 'indoeuropeos' se especula surgieron en lo que es hoy Kazakstan. En cuanto a creativa, ni los chinos, ni los mayas o incas dependieron de la raza "blanca" para ser creativos y civilizados.


    Otro cantar es el hecho de que los conquistados "hispanos" tengan el n ivel que tienen, con los problemas raciales que originan en EEUU y ahora en España.
    ¿Conquistados hispanos? ¿Te refieres a los criollos (descendientes de conquistadores)? ¿O a los mestizos (descendientes de conquistados y conquistadores)? ¿Y que "nivel" es ese, el mismo de España hace treinta años? ¿Y que "problemas raciales" crean los mestizos? Dirás problemas sociales, y la mayoría no crea problema algunao. Parece que no conoces nada de la hisotira de EEUU, ¿o es que no sabes los amplios conflictos entre negros y blancos que existen desde hace siglos y que nada tienen que ver con los hispanos?
    Última edición por Josean Figueroa; 06/06/2009 a las 15:06

  13. #13
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,353
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Re: El sentido de la raza en la Hispanidad

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Los hispanos trascienden el concepto de raza


    Identidad, raza y definiciones

    Alberto Avendaño-oped | 6/18/2015, 5:27 p.m.







    Una amiga hispana me dijo una vez: “En mi familia hay o ha habido africanos negros, chinos y europeos blancos; pero yo no me considero afroamericana, asiática o blanca. Yo soy hispana. También puedo decir que soy cubana y americana (estadounidense)”. Esto es un problema para la Oficina del Censo. Dado que la raza es uno de los indicativos para que se cumplan leyes de igualdad en el empleo y otras normas contra la discriminación, ¿cómo va el Censo a monitorear a una población multi-racial que se resiste a clasificaciones tradicionales?

    Este mes, Ana González Barrera —del Pew Research Center— y Mark Hugo López —director de investigaciones hispanas en el Pew— publicaron las conclusiones de un nuevo sondeo sobre los estadounidenses pluri-raciales. Los resultados indican que para dos tercios de los hispanounidenses, su raíz hispana es parte de su identidad racial, y no algo que se pueda separar o añadir.

    Esto sugiere que los hispanos tienen una visión única del concepto de raza que no se corresponde necesariamente con las definiciones oficiales del gobierno de Estados Unidos, explicaron los expertos.

    Estos son algunos de los datos del sondeo: 69% de los jóvenes latinos entre 18 y 29 años dicen que sus raíces latinas forman parte de lo que entienden como su raza. Y esta idea es compartida por otros latinos de diferente edad, incluyendo a las personas a partir de los 65 años. El mismo punto de vista lo comparten hispanos que tienen el español como idioma principal (67%) o el inglés (66%).

    Al ser preguntados sobre su raza en formularios del Censo, muchos latinos no eligen ninguna de las clasificaciones raciales que se ofrecen. En mayor número que otros grupos, los latinos indican que su raza es “otra raza”, y muchos escriben en los formularios respuestas como “mexicano”, “hispano” o “latinoamericano”.

    ¿Están los hispanounidenses trascendiendo el concepto de raza? Probablemente. Al menos la raza entendida como una caja clasificatoria cerrada. Parecen decirnos que la raza fluye, evoluciona y que en el siglo 21 se necesitan reformulaciones que calmen viejas ansiedades. Hemos superado el concepto del siglo 19 que concebía la raza como una perversa herramienta al servicio del colonialismo. Luego, el siglo 20 trajo cambios que hoy se cuestionan. Después de la Segunda Guerra Mundial, la raza se convierte en algo clave con la caída de los colonialismos, el comienzo de los movimientos de derechos civiles y el surgir de las migraciones a escala mundial. ¿Traerá el globalizado siglo 21 un estado de “color ciego” y pluralismo racial? El sociólogo de Temple University, Howard Winant, dice que vivimos en un mundo “postcolonial, postsegregacionista (o al menos post segregación oficial) y racialmente heterogéneo (si no “integrado”)”.

    El “viejo orden racial mundial” se mantiene, pero ha sido herido casi de muerte.
    ¿Podemos superar la raza? ¿Podemos relajarnos ante la confusión, la ansiedad y la lucha racial? Tal vez no. Pero algo nuevo sucede ante nosotros. Y personas, como los hispanos, comienzan a dictar la nueva sociología de la raza.

    —————————————————————————————————————
    Avendaño es Editor Ejecutivo de El Tiempo Latino

    @albertoavendan1



    _______________________________________


    Fuente:

    Los hispanos trascienden el concepto de raza | El Tiempo Latino | Noticias de Washington DC
    Kontrapoder dio el Víctor.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sobre Julius Evola
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 10/11/2018, 14:42
  2. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 21:25
  3. Encíclica del Papa Benedicto XVI
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 09/02/2006, 20:46
  4. Juan Francisco Donoso Cortés
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/12/2005, 18:20
  5. "Los celtas y el País Vasco" por Pedro Bosch Gimpera.
    Por WESTGOTLANDER en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 06/06/2005, 16:38

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •