Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 6 de 6

Tema: Violencia de "género". Una efectiva munición para una misteriosa guerra

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,591
    Post Thanks / Like

    Violencia de "género". Una efectiva munición para una misteriosa guerra

    Violencia de género. Una efectiva munición para una misteriosa guerra



    Desde hace una década o así se ha ido agudizando un problema realmente preocupante el trato salvaje y brutal al que algunos hombres someten a sus esposas, o compañeras sentimentales. Este tipo de criminalidad no es nueva, ya los países del norte de Europa denominados por muchos “avanzados” son pioneros en estas oscuras prácticas. De hecho en este tenebroso campo nos superan por un amplio margen estadístico. Pero no sólo va creciendo esta cobarde práctica, sino que además no parece que vaya a quebrarse tal perniciosa dinámica. Es un problema al que algunos intentan con diversa suerte dar una explicación creíble.
    En realidad las lecturas de este gravísimo problema son variadas y caóticas, creo que hasta cierto punto interesadamente caóticas. Es muy llamativo el hecho de que no se barajen una serie de posibilidades alternativas no canónicas, ¡y no sólo no se barajan! sino que, por decirlo de alguna manera está mal visto el mero hecho de plantearlas.
    Será mejor exponer en primer lugar las explicaciones que dan los “pensadores bienpensantes”.
    Es absolutamente evidente que la cuestión se plantea, al menos desde amplios sectores, desde una óptica feminista. Esta corriente de opinión observa en los hombres una tendencia hacia lo perverso, y a la inversa con las mujeres. Las féminas por el mero hecho de serlo ya poseen un punto a su favor. Se afirma que históricamente, si no la historia misma ha sido una lucha entre sexos, en donde los hombres, una especie de belicosos seres del averno y la oscuridad, se han dedicado con vampírica crueldad a martizar y explotar sexualmente a las mujeres, entidades intrínsecamente cuasiangelicales originales de las más celestes bóvedas. Evidentemente esta interpretación simplona hasta lo infantil no se la cree ni el más estúpido, por eso se ha de imponer sutil, o no tan sutilmente. Teoría tan peregrina nos ilustra a la perfección el modo en que el problema se instrumentaliza y desnaturaliza groseramente. El victimismo se muestra como un negocio rentable, un negocio impuesto por medio de la disuasión social, por medio del “rechazo social” a los no “bien pensantes”. Pocos se atreverán pues a mantener posturas alternativas, a menos que se asuma el riesgo que se corre a manos del fanatismo irracional de las masas, en gran medida autoalienadas, (propongo la lectura de George Orwell; 1984). Bien dirigida ésta por los comisarios políticos de turno, (la famosa oligarquía periodística, perros de presa y guardianes del sistema). Pobre del que muestre criterios independientes, sobre el caerá las doce plagas de Egipto en forma de terribles epítetos y acusaciones malévolas, aunque no por ello menos gratuitas.
    Es muy triste definir moralmente a los seres humanos sobre la base de sus atributos sexuales, muy triste, pero claro… otros estratos sociales como los homosexuales hacen lo mismo, es decir, en base a sus tendencias sexuales.
    Tampoco pues es de sorprender.
    ¿Acaso nuestra sociedad Occidental no es patética?
    Es cierto que muchas mujeres han sido presa de terribles injusticias, y que en la actualidad siguen sufriendo. Estoy absolutamente de acuerdo en que esas situaciones hay que cortarlas de raíz, ¡en vez de hablar tanto de lo malas que son!
    Algunos sectores sacan punta a una serie de situaciones anómalas… los “hombres del saco” siempre fueron muy útiles a los padres para conseguir de sus hijos lo que querían. Claro que el “hombre del saco” no existe, y problemas como la oblación de parte de las niñas africanas, o las injustas diferencias de sueldo si son una cruda realidad.
    Desarrollemos estos dos ejemplos que acabo de anotar.
    El primero, la diferencia de sueldos entre trabajadores de diferente sexo en las empresas privadas. ¿Por qué se permite que una mujer trabajadora cobre menos que un hombre trabajador si hacen la misma labor con la misma eficacia? ¿Acaso no es injusto? ¿Y si lo es, por qué en vez de crear una psicosis de que malo es el hombre porque tiene pito y mucho pelo se termina con el problema de ipso facto? ¿Acaso el problema no es el problema, sino una herramienta para un fin bien diferente? ¿Quién dicta las consignas a los medios de comunicación, a los comisarios del sistema? Se habla mucho y se hace poco… es muy mosqueante. Y mientras los medios escupiendo que el hombre bueno es el hombre emasculado.
    ¿Qué está pasando aquí?
    En el caso de la oblación mejor hablar de las contradicciones de nuestro modelo civilizatorio y de sus verdaderas tendencias.
    Se plantea, ¡y con razón! Que es una inmunda práctica. ¿Pero, por qué es inmunda? ¿Por qué se espera que así lo diga?
    Para mí como cristiano lo tengo totalmente claro. Primero porque la mutilación es pecado grave, puesto que el hombre no es dueño de su cuerpo, sólo su administrador. Segundo, porque el placer sexual no es intrínsecamente malo, es malo si como pasa en Occidente ocupa un papel anómalamente preferente. El quid de la cuestión no es la mutilación, pues en Occidente está bien visto mutilarse los genitales (la famosa la ligadura de trompas, también atacada por la Iglesia). La dificultad es que lo que más define al Occidental es su materialismo, y en consecuencia el hedonismo. El Occidental vive en función del placer, no puede asimilar que se le imposibilite a un ser humano el poder de sentir uno de los mayores placeres que Dios puso en la Tierra para el hombre; el placer venéreo. Pero no porque así se elimine injustamente un medio de crecimiento personal, sino por el placer que comporta puro y duro.
    Entonces tenemos que los problemas en nuestra sociedad de la Coca-Cola muy pocas veces se tratan en profundidad, en su esencia. Tampoco interesa, porque las contradicciones de nuestro modelo cultural son descomunales.
    Desde un punto de vista histórico es un absurdo afirmar que el motor del cambio histórico es la variable genital. ¡Es un absoluto disparate! Como argumento no se mantiene, y lo triste es que quienes despachan las directrices a seguir a los comisarios del sistema, lo saben. Tenemos que el problema se instrumentaliza, la cuestión es averiguar en pos de que metas. Lo más grave de todo esto es la forma en que se polarizan los conceptos de bien y mal en función del sexo. Es algo muy grave porque aparte de no solventar nada, lo que sí hace es agravar sobremanera el problema, creándose una desconfianza poderosa entre los dos sexos. Desconfianza de los hombres contra las mujeres, y de las mujeres hacia los hombres.
    El concepto maltratador es difuso, y se busca que sea difuso.
    ¿Qué es un maltratador? ¿Un sujeto que apuñala o golpea a su mujer o pareja salvajemente? Pues sí y no. Es eso y lo que interese que sea. Maltratar a una mujer podría ser el negarle algo… ya se sabe, los irreparables daños psicológicos, o exigirle un comportamiento correcto de cualquier tipo… por lo de la prepotencia masculina ¡Y todo esto es extremadamente importante para comprender el fondo del problema!
    El día de la mujer trabajadora se orquesto a modo de campaña maniquea-victimista. Pude ver por la televisión a una mujer empresaria hacer un llamativo comentario convenientemente aireado por los medios:

    “-Hay que destruir lo que queda de patriarcado machista”.

    No me voy a poner a cuestionar si a lo que realmente se refería la señora era que había que imponer el matriarcado feminista. Pero esa frase da mucho de si. Actualmente se busca que la mujer, no sólo se autoanule como mujer (madre), sino infundar en ella un espíritu individualista, egoísta, materialista, mezquino y egolátrico. Contravalores convenientemente camuflados claro, no olvidemos que el hombre occidental da mucha importancia a las formas… es más, se queda en ellas.
    Se busca aniquilar lo que queda de familia tradicional (sin disciplina el proyecto de vida llamado familia no es posible), se busca a una mujer que sea similar al hombre en cuanto a superficialidad y bestialidad. No se persigue a los hombres malos, se persigue al modelo de familia tradicional en donde la mujer que se mantenía fiel a su naturaleza materna y al cuidado de los suyos, acabe por tornarse en una mujer que sólo piense en producir y consumir (otro punto clave para entender el problema, la dinámica del sistema económico capitalista), y que en su soberbia sólo admita su individualismo egoísta. A eso se refería la señora, a que se está dando una vuelta de tuerca más en la destrucción de lo poco que queda de hermoso en este mundo, usando mentiras o manipulando cuestiones de todo género.
    Sin duda el Diablo es maestro de la mentira, y además juega con muchas cartas, por eso gana tantas veces.
    Jamás se tratará disciplinada y sistémicamente este problema de la violencia de género, porque no interesa hacerlo. Es sólo una especie de ácido disolvente usado por unos oscuros ingenieros sociales que se mueven en las sombras. Para algunas mujeres, e incluso hombres, la natural indignación por tan aberrantes crímenes pasa a ser una válvula de escape de un aberrante odio larvado hacia todo lo masculino. Un odio producto de sucesivas frustraciones amorosas en la que, casualmente, la “víctima” jamás es culpable, el culpable siempre es el otro, ¡y en un grado indiscutiblemente absoluto!
    Y haber quien es el guapo que dice que no.
    Se afirma que el problema está en la naturaleza agresiva del hombre. En que su carácter belicoso le lleva a actuar violentamente contra las inocentes mujeres. Pero esa explicación es una quimera.
    No hace falta ser un intelectual para darse cuenta de ello.
    Ante todo el problema de los malos tratos es “orgánico”. ¿Qué quiero decir con orgánico? Pues que se halla inserto en la naturaleza misma de la sociedad en la cual se manifiesta. No se puede analizar estos delitos presuponiendo a priori que son un mero comportamiento social anómalo, aberrante. Un comportamiento que “mancha” el hermoso y justo desarrollo de nuestra fantástica civilización materialista, hedonista, positivista y capitalista. Para nada, el problema de los malos tratos hacia las mujeres se halla inserto en una dinámica general que es connatural a este mundo que nos tocó vivir. Las contradicciones de nuestro modelo civilizatorio son tan brutales que ya es imposible ocultar los primeros pasos definitivos hacia la desvertebración social, hacia la destrucción de la raíz misma de nuestro enfermo modo de vida. Pero esto jamás será admitido por las oligarquías rectoras, por dos sencillas razones.
    La primera razón es que el maltrato a las mujeres les da igual. Por ejemplo, se mata a millones de niños en el mundo para mantener balanzas comerciales ¿cómo les iba a afectar qué…? ¡Por Dios seriedad! Sólo se trata de un mecanismo para inducir un cambio sociocultural por medio del efecto ácido del complejo de culpa, y el odio irracional. Si realmente les preocupase la violencia familiar atacarían el problema con verdaderas ganas de solventarlo.
    Por otra parte no sólo se hablaría de esta tipología criminal, sino de otras muchas, como el maltrato bestial hacia los niños, ¡qué supera ampliamente a los de las mujeres! Además, en el maltrato o asesinato de niños las propias mujeres tienen mucho que ver. No es mi intención resultar misógino, sino fiel a las estadísticas. Pero claro, esto no es correcto decirlo, ya se sabe: las mujeres son seres angelicales, ellas no serían capaces de hacer nada malo ni a una mosca. Sólo los hombres, seres bestiales y primitivos salidos de la fragua de Vulcano serían los únicos sospechosos válidos.
    Esta sociedad demoníaca no entiende de niños, sólo de unidades de producción y consumo. Nadie romperá una lanza a favor de ellos. Además, la naturaleza de los niños se opone frontalmente a la de nuestra corrupta sociedad. Pero ya aquí ya estaríamos hablando de metahistoria, y no quiero que los plomos del personal comiencen a saltar.
    La segunda razón es que el Sistema no puede admitir que está podrido, que él mismo es la única fuente de su mal. Siempre hará uso de numerosas teorías mal construidas para acusar a los “inadaptados” de ser el causante de los problemas, sí, los eternos aguafiestas… imaginarios.
    Una columna de humo más. De las muchas habidas y por haber.
    El hombre Occidental es un hombre enfermo, pobre y crepuscular. Sin una regeneración radical sólo le espera un fin: su autodestrucción. Primero la moral (ya prácticamente completada), y luego muy posiblemente la física.
    ¿Cuál es la verdadera razón de este problema? Yo lo tengo muy claro. El individualismo, el materialismo y el hedonismo han creado un tipo de ser humano anómalo que ha destruido el verdadero concepto de amor. La otra persona no es tratada con respeto, todo es una cuestión de mercadeo. “Tú me das y yo te doy… y si es posible yo te doy menos de lo que tú me das”, (“contrato social”). La relación amorosa se ve pervertida por estas pulsiones producto de una cosmovisión enferma. En la relación ya no prima la generosidad, la entrega, el sacrificio, los hijos. Ahora predomina la posesión, el sexo por el sexo, el egoísmo mezquino. No hay lugar para el amor, y si en una sociedad no hay amor se origina una brecha por donde entra el mal a sus anchas. Desde tiempo atrás el mal se ha ido imponiendo en nuestra sociedad. El futuro no es nada halagüeño. Por eso los hombres usan el terror físico para con sus mujeres, porque las consideran no personas, sino cosas a su servicio, como una fuente de placer, de uso “práctico”.
    Esta visión repulsiva funcionó durante el primero modelo pervertido de familia tradicional; la familia burguesa.
    Cuando la mujer del burgués (con burgués no hablo del sujeto favorecido por la fortuna económica, sino del que se define por una específica mentalidad moderna; la actual), vivía aún en la inopia, alejada de la dinámica moderna, “sólo uno de los dos era el egoísta”, el mezquino, el poseedor. Pero cuando en la segunda mitad del siglo XX la mujer accedió a ese modelo de persona moderna, desviada, aconteció el “boom”. No acabaron por romper con el nuevo hombre egoísta, mezquino, poseedor porque ellas tuvieran conciencia de esa injusticia, sino porque ellas también habían enfermado del mismo mal masculino. Ellas también se quebrantaron. De ese modo la última esperanza seria de volver a una cosmovisión sana de la existencia desapareció tras su asimilación del mal de la “modernidad”. Un mal creado principalmente por pensadores de sexo masculino. Con sus deseos de integración en la misma patética dinámica acabó una etapa de cambio. Esto es capital entenderlo, porque es bien falsa esa afirmación que reza que la suma de egoísmos semejantes produce compatibilidad, (afirmación ilustrada). Falso, el egoísmo no es compatible con nada. Si en una pareja ambos se limitan a mirarse sus ombligos, sus intereses mezquinos y pequeños hasta lo más ínfimo, jamás habrá amor, jamás habrá respeto mutuo. Se usa el terror físico, o el psicológico (este es el más usado por las mujeres), para forzar al otro, para dominarlo. El amor no entiende de dominio, entiende de comprensión y respeto mutuos. Esa comprensión y respeto mutuos no vendrá jamás de nuestra moderna civilización, porque esta está jodidamente enferma. Así que no sólo predigo que el problema no desaparecerá, sino que se agudizará, junto con otros innumerables con los que va a la par, (familia, menores, etcétera).
    Ya no somos personas, somos números de los que se espera rentabilidad.
    Algunas veces pienso sí lo que se busca es algo muy determinado. Si se trata de unas manos oscuras las que mueven los hilos. Esta es una explicación demasiado conspirativa. Más bien creo que la "lógica" interna de nuestra sociedad carece pues de eso… de lógica. Todo es muy esquizofrénico, no se puede admitir que el problema mismo está en la propia naturaleza de este mundo catatónico que se ha ido gestando tras siglos de cambio mental. Pero tampoco se puede mantener teorías alternativas que expliquen y desvíen la atención del verdadero problema.
    Una situación de locura.
    En mi opinión lo correcto sería volver a los orígenes del concepto “dignidad humana”. Claro que esto implicaría un divorcio absoluto con el mundo moderno.
    Una ruptura absoluta.
    No sólo pocos serían capaces de hacerlo, sino que pocos están intelectualmente preparados para dar el paso.
    Eliminemos los eufemismos, paralogismo y silogismos. Se habla de dignidad femenina. ¡Mentira! Esta es una palabra como tantas muchas que es extraña a este Occidente moribundo. Una sociedad no puede ufanarse en afirmar que respeta a la mujer cuando la visión que tiene de ella es la de mero objeto sexual, de mera maquinita de producción y consumo. Y cuando lo que se busca es embrutecerla (junto a los hombres), hasta el grado del más bajo bestialismo. Naturalmente los hombres, que también forman parte de esta locura también son vulgares números.
    El problema no se va a arreglar, se agudizará. La descomposición social está ya en muy avanzado estado. La familia tiene los días contados. Es el fin. Sólo es cuestión de tiempo. Veremos que acontecerá cuando todo se colapse. Quizás vuelva a brillar el sol.
    Siento ser tan pesimista, puesto que no creo en la historia cíclica, si no en la lineal.
    Por lo único que siento aprecio es por el realismo. Vivir en una nube es cómodo, pero no saludable. Se coge mucho aire… malo para las ideas.



    Publicado por Arcana Mundi

    http://molestoluegoexisto.blogspot.c...a-municin.html

  2. #2
    Lycos está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    17 jul, 08
    Mensajes
    52
    Post Thanks / Like

    Re: Violencia de "género". Una efectiva munición para una misteriosa guerra

    El articulo es grotesco y de muy mal gusto. Cuando uno lee estos artículos es cuando se hace palpable esa influencia mora y griega que aun perdura en nuestra sociedad española.

    Es cierto que existe una necesidad economica de las familias que ha favorecido, en las mujeres, el deber de mantener roles parecidos, o iguales, a los hombres.

    Eso no tiene nada de nuevo. Sobretodo en tiempos de guerra.

    Los problemas es que ahora se quiere borrar esa franja y mantener ciertos aspectos de la esposa hogareña. Eso obliga a convertir las mujeres en superheroinas sin ningun tipo de ayuda de sus maridos cuando se sienten superadas. Empiezan las discusiones, las peleas y, en ocasiones, se termina llegando a las manos.

    ¿Hasta que punto deberían ceder los maridos? ¿Cuales deben ser los deberes de la esposa del S.XXII? ¿Deben nuestras esposas el tener empleos? ¿Es posible conciliar la vida laboral y la familiar? ¿Como?



    Se que no tiene mucha relacion, pero el articulo me hizo recordar cosas del pasado. Recuerdo como en época del caudillo se trataba a la maestra del pueblo por ser viuda, estar sola, ser propietaria de varias tierras y traer el primer tractor al pueblo. Era una mujer muy mayor (casi anciana) y de ideas avanzadas, pero era una buena mujer y muy respetable. Aun recuerdo la cara de sorpresa con que veia las pinturas y las ventanas rotas que le dejaban sus ex-alumnos en la fachada de su casa, con palabras tan afectuosas como "BRUJA" y "RAMERA"

    El hombre que tiene muchas admiradoras, ellos lo llamamos: Don Juan o Cabrón afortunado.
    La mujer que tiene muchos admiradores, ellas la llaman: Ramera o cosas peores.

    ¿De quien creéis que es la culpa? Mis ideas pueden no ser compartidas, pero siento que el articulo no estaría completo sin esta apreciación.

  3. #3
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Violencia de "género". Una efectiva munición para una misteriosa guerra

    La verdad, Lycos, es que por mi parte estoy bastante de acuerdo con el contenido general del artículo. Entrar en detalles sería largo y laborioso pues toca y apostilla, por tanto sin profundizar, muchos aspectos, evidentemente, por eso es un artículo y no todo un ensayo. Individualismo, machismo, feminismo, hedonismo... y otros "...ismos" más, han dado lugar a una abundantísima producción escrita y hablada. Desde cualquier enfoque empírico que se analice, politológico, sociológico, antropológico, psicosociológico, económico, filosófico, histórico..., si el análisis se hace en profundidad, la sociedad occidental aparecerá como ineludiblemente devenida, desgastada, corrupta, podrida y no acabada definitivamente por dos razones: la pura inercia del sistema económico consumista que obliga a una dinámica constante de producción de bienes, y el puro egoísmo existencial de sus individuos.

    Los únicos factores que podrían parar o atenuar esta paranoia serían de orden catastrófico: desde una crisis insuperable provocada por el agotamiento de recursos a una guerra mundial, pasando por desastres naturales globales. Sólo cuando llegase un momento así, cuando las cosas se volviesen negras negrísimas, si se cumpliese lo del dicho de que la gente sólo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena, podría dar un vuelco la situación.

    No hacen falta años de estudios en una Facultad universitaria para poder mirar alrededor a través de los propios ojos, de la Prensa hablada, visual, escrita, o escuchar aspectos de conversaciones ajenas cuando no se pueden eludir a causa de apreturas en autobuses, metro, o por la inveterada manía de los españoles de hablar para el foro circundante, para comprender que la visión negra del articulista lamentablemente tiene más de cierta que de otra cosa.

    Si, en vez de acudir a la propia experiencia directa de observación (trabajo de campo), o acudir al recurso de los medios de comunicación, se tiene la paciencia de explorar Internet, entonces y sólo entonces, se puede uno dar cuenta de la dimensión del problema. Mientras en la calle, en el entorno socio-laboral propio, en las noticias, etc., vemos una parte fragmentada y que, si no se está debidamente instruido en el campo de las ciencias sociales, cuesta comprender y a veces ni por esas. Entrar en el mundo de lo virtual nos va a proporcionar un panorama muchísimo más denso y más comprimido: saltas de un tema a otro, vas de una web a otra, de un blog al de más allá y acabas dándote cuenta de la suma de errores, disparates, barbaridades y demencias esquizofrénicas, que hay en esta sociedad.

    Centrándonos en el tema del hilo, un ejemplo de perversidad, de manipulación, acerca de la mal llamada violencia de género lo tenemos en la ocultación deliberada de la situación en la que se encuentran los protagonistas de las tragedias que nos cuentan los noticiarios televisados a diario. Prácticamente en un 90 % de los casos de mujeres muertas (no se dice nada de los hombres, pero también hay bastantes casos), la situación por la que pasaba la pareja era de separación o de divorcio, con un altísimo porcentaje de ruina económica subsiguiente para la parte masculina. Recuerdo uno de esos casos, uno al que se dió mucho bombo, en el cual el agresor-asesino había estado obligado a tener que ¿vivir? debajo de un árbol, situado en una huerta que hasta el momento de la destrucción del matrimonio había sido propiedad suya. A un perro se le pone una caseta. Cualquier ser humano tiene derecho a una vivienda digna aunque sea pequeña, pero a éste un juez o jueza de mierda, más la perversión de su "parienta", lo habían dejado tirado como una basura. Los esclavos recibían mejores tratos.

    El responsable directo es el Estado, y el Estado es parte fundamental del Sistema. El Estado es culpable y ya sabemos que el Estado somos todos, como decía el eslógan de aquella campañita publicitaria de Hacienda. Claro que lo cierto es que somos todos, pero unos más y otros menos.

    Con esto no justifico en modo alguno lo que hizo el individuo liquidando a su mujer, pero sí entiendo su reacción pues se le obligó a estar en la más irracional de las situaciones, debió de sentirse tan humillado que finalmente perdió la cordura, los nervios, y no la dignidad, pues ésa se la habían pisoteado hasta dejarla convertida en una masa informe.

    Otra aberración oculta relacionada con lo anterior, la tenemos en el hecho infumable de que los juzgados de familia estén en manos de mujeres en un 90% Esto, en función de lo que dice la más violada constitución de Occidente, cual es la nuestra, no debería ser así. Más aún, en función de la aberrante proporción de cuota del mister que habita en la Moncloa, tampoco. Pobre del varón que se vea sometido a tener que pasar por uno de estos juzgados, porque el resultado será como el chiste de la Barbie. Prefiero usar esta ironía que emitir un juicio valorativo demoledor:

    Un tipo entra en una juguetería para comprarle una Barbie a su hijita, pues ésta le ha pedido una. Total que empieza preguntar, y el vendedor le va indicando:
    - Esta es la Barbie esquiadora y lleva todos los elementos para esquiar, su precio es de 60 €.
    - Aquí tenemos la Barbie fiesta de noche con vestido diseñado por... y cuesta 60 €.
    - Igualmente aquí puede ver la Barbie exploradora que incluye un Jeep, su precio es de 100 €.
    - Esta, a su vez, es la Barbie amiga, le habla a las niñas y les cuenta todas las cosas maravillosas que se pueden hacer delante de un espejo, en una tienda de modas, en la peluquería, en la disco, etc. Su precio es de 150 €

    Y así el voluntarioso empleado siguió mostrando Barbie tras Barbie mientras el sufrido papi pensaba en la broma que le iba a suponer tener contenta a su hijita. Hasta que de pronto vió una Barbie que no tenía nada, una ropa normal, sin accesorios visibles, en fin, parecía una muñequita corriente.

    -¿ Y ésta? ¿ésta? -volvió a repetir pensando que costaría al menos la mitad.

    - ¿Ésta? -dijo el empleado- esta es la Barbie divorciada y su precio es de 600 €, pero tenga usted en cuenta que incluye el coche de Kent, la casa de Kent, la canoa de Kent, la avioneta de Kent, el gimnasio completo de Kent, y el ropero completo de Kent y todos sus cedés.

    Para mi gusto, es quizás uno de los mejores chistes que me han contado jamás, porque define muy bien lo que es esta sociedad idiotizada. Si, además, tienes la suerte de no vivir en medio del marasmo, aún te das más cuenta de lo que es esta paranoia colectiva. Recuerdo que hace años ví una pintada ácrata en una valla publicitaria que había junto a una parada de autobús, decía: ¡Socorro, paren el mundo que me quiero apear!

    Como desgraciadamente no te puedes apear porque, además, no hay dónde ir, no queda más alternativa que interiorizarte, mantener unas relaciones familiares y sociales muy restringidas y sólo con personas similares a tí, y "perderte en un bosque". Esto último no es un imposible, basta con cambiar de vida y marcharte a un pueblo de montaña que tenga muchos bosques alrededor y vivir el resto de tus días allí. Eso sí, dejándote atrás el televisor, el ordenador, el móvil, la radio y no comprando nunca más un peridódico.
    Última edición por Valmadian; 11/08/2008 a las 13:57

  4. #4
    Lycos está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    17 jul, 08
    Mensajes
    52
    Post Thanks / Like

    Re: Violencia de "género". Una efectiva munición para una misteriosa guerra

    Muy en tu interior, tu tampoco piensas así. O eso deseo, de una forma egoísta, pensar de ti.

    ¿De verdad pretendes que crea que el cyber-espacio es, al menos para ti, mas autentico que el mundo real? ¿Que es imposible darle la espalda al mundo?

    Ese es el camino fácil. El mal camino añadiría yo. Perfectamente puede esconder la cabeza bajo el ala, encerrarse en su habitación, querer que te dejen en paz dentro de tu burbuja, centrarte solo en lo que te hace feliz y obviar las partes feas o menos atractivas del mundo. ¿Existe una actitud mas cobarde y egoísta que esa?

    Podemos culpar al sistema de mucha cosas, pero defender que los criminales (no encuentro otro termino) como victimas de la sociedad y de nuestro tiempo. Lo siento, pero moralmente no puedo aceptar eso.

    JAMAS sentiré compasión o lastima por el hombre (o mujer) que le levanta la mano a su amad@. ¿Que clase de nuevo amor es ese?
    Es cierto que la gente se casa por muchos motivos, pero solo hay uno que de sentido a esa unión ante los ojos de Dios. Y si Dios no tolera esa clase de comportamientos violentos, cosa que no dudo ¿porque íbamos a ser mas comprensivos que él?

    En cuanto a sus ironías. Que también me son de mal gusto. Todo sea dicho. Desconozco cual es el panorama legal en ese sentido. Términos como: divorcios arreglados, separación de bienes, custodia de los hijos, pensiones, etc. Son leyes autonómicas que varían según cada comunidad autónoma. No existe un criterio común en España y las personas cultivadas en derecho civil podrán dar una respuesta mejor informada que la mía a aquellos que sienten un sincero interés por el tema.

    Aunque ese fuese el problema fondo. Que no lo es. No importa de donde uno sea. Todavía existen los contratos prematrimoniales y demás iniciativas legales que imposibilitan realidades tan extremas como la que usted plantea.

    Sinceramente, Valmadian. No. No entiendo ni comparto una opino como la vuestra. ¿Acaso Adán pego en algún momento a Eva?

  5. #5
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,591
    Post Thanks / Like

    Re: Violencia de "género". Una efectiva munición para una misteriosa guerra

    Yo tampoco creo que Adán le pegara nunca a Eva, ni creo que lo crea Valmadian ni el autor del artículo. Tampoco creo que ninguno de los dos justifique la violencia contra la mujer. Simplemente se limitan a hacer algunas observaciones y ver lo que en algunos casos puede ser causa del problema. Yo también creo que el sistema se ha vuelto muy injusto y desigual en este sentido por culpa del lobby feroz de las feministas, pero en general diría que en buena parte el problema viene de que la sociedad se ha alejado de Dios y de la moral. Hasta no hace muchos años yo recuerdo que era impensable pegarle a una mujer. El hombre que le ponía la mano encima a una mujer (salvo para acariciarla) era considerado un cobarde y como tal era objeto del mayor de los desprecios. Y los casos de uxoricidio eran raros y se trataba de crímenes pasionales (por ejemplo, Otelo con Desdémona, aunque sea un personaje ficticio). También la droga y el hecho de que el alcoholismo esté más generalizado puede influir. Y por supuesto, en una sociedad que ha convertido a la mujer en un objeto al banalizarla y degradarla constantemente presentándola como un objeto sexual, no me extraña que haya tantos hombres que ya no vean a la mujer con cariño y admiración, sino como algo de lo que sacar placer. Y claro, si el amor se ha secado de esa manera, no me extraña que se haya disparado el número de divorcios y tantos matrimonios acaben mal. En fin, los motivos son muy diversos, pero es evidente que esta sociedad está gravemente enferma. Ah, y no olvidemos tampoco que un buen porcentaje de los asesinatos y agresiones a mujeres los cometen inmigrantes (en el caso de los moros no me extraña; basta leer las cosas que dice el Corán de las mujeres). Pero claro, no es políticamente correcto hablar de estas cosas.

  6. #6
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Violencia de "género". Una efectiva munición para una misteriosa guerra

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Pero vamos a ver, Lycus, ¿de verdad has leído con detalle lo que dice el articulista y lo que yo mismo aporto? Ni él está a favor de lo que está ocurriendo en esta sociedad podrida, y por eso hace esa denuncia, ni yo siento o pienso como tú supones que lo hago. Ni en mi fuero más interno, ni en el más externo. Sencillamente, denuncio lo que está pasando, estoy en contra, me repugna todo esto y, si creyera que no hay solución no es que me perdiese en un bosque, es que ni siquiera estaría aquí contestando a tu mensaje. Además, esa es una indicación que hago a los cobardes que no quieren dar la cara y al tiempo, al igual que nosotros, no soportan lo que pasa.

    En vez de cobardía el hecho de que en este Foro se redacten tantos y tantos mensajes durísimos políticamente incorrectos y detestables para el Sistema y sus panegiristas demuestra lo contrario, ¿o es que piensas qué por estar detrás de un nick no se puede saber quienes somos todos y cada uno de nosotros? Eso sin contar, amigo, con que desconoces nuestros curriculum vitae. Y sí, es lo que pienso de esta sociedad, evidentemente no del 100% puesto que como en Sodoma aun quedan justos, pero hoy en día esto está hecho un asco y al parecer cada día más sin remedio.

    En tu primer mensaje de este hilo mencionabas los tiempos de Franco, yo soy hijo del Régimen, empezando por lo que fue mi padre (q.e.p.d.) y porque viví mis primeros 22 años de existencia en él, porque juré la Bandera entonces y jamás he abjurado de ello, a diferencia de como en su día se comportó una aplastante mayoría de los que hicieron el mismo juramento. Y ya me dirás en qué se parece esta sociedad de hoy a la de entonces.

    Pero también, entre mi formación académica y la observación cotidiana de lo que acaece tenazmente, es lo que justifica sobradamente lo que he escrito, no olvides que escribir escribimos pocos, pero leer, leen muchos. Los habrá que nos digan de todo, y los habrá que al menos mediten sobre lo leído. Lo que no tendría sentido sería callar ante las enormes barbaridades que se están produciendo. Por lo demás, no acabo de ubicar cuál es el papel de Adán y Eva en este asunto y, en relación a otras cuestiones, Hyeronimus lo deja muy claro.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sobre la Guerra de Secesión Norteamericana
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 30
    Último mensaje: 31/01/2020, 17:06
  2. Marcelino Menéndez Pelayo
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 23/07/2013, 21:04
  3. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 20:25
  4. Reconocimiento practicado en la frontera de Portugal
    Por Ordóñez en el foro Portugal
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/07/2006, 13:34

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •