Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 5 de 5

Tema: D. Domingo de Monteverde y Rivas

  1. #1
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    D. Domingo de Monteverde y Rivas

    Juan Domingo de Monteverde y Rivas

    (San Cristóbal de La Laguna (Tenerife), España, 1773 - San Fernando (Cádiz), España 1832), fue un militar y político español que, defendiendo los intereses de la Corona de España, combatió la causa revolucionaria independentista americana durante los años 1812 y 1813 en Venezuela. Dirigió la campaña militar que acabaría con la caída de la I República de Venezuela en 1812, tras lo cual asumió el mando como Capitán General de Venezuela. Sin embargo, fue vencido un año después, durante la "Campaña Admirable" comandada por Simón Bolívar. Llegó a ser Jefe de Escuadra de la Real Armada Española.


    Acciones militares en la Armada [editar]

    Monteverde nació en la ciudad canaria de San Cristóbal de la Laguna, el 2 de abril de 1773, hijo de Estanislao Monteverde Lugo y de Francisca Rivas, agricultores tinerfeños. En 1785 ingresó como cadete en el Regimiento de Milicias Provinciales de La Villa (Orotava). Entró a la Armada en el año 1789, como guardiamarina en la compañía del departamento de Cádiz. En 1793 fue ascendido a Alférez de Fragata, siendo embarcado en la escuadra de Juan de Lángara, que unida a la británica del almirante Hood, defendió el arsenal y la ciudad de Tolón frente al asedio de los revolucionarios. A las ordenes del general Federico Gravina, tomó parte en casi todas las acciones en las que intervino el general, siendo las más destacadas la defensa del fuerte de la Malga y su evacuación.
    Ya como Alférez de Navío, a bordo de la fragata Paz, participa en la Batalla del Cabo de San Vicente, entre la escuadra española del general don José de Córdova y la británica del almirante John Jervis, el 14 de febrero de 1797. A finales de ese año pasó al apostadero de Algeciras, donde se le confirió el mando alternativo de varias cañoneras durante el ataque a Gibraltar, actuando como escolta de algunos de los convoyes que transitaban por la zona. En 1800 fue destinado al arsenal de El Ferrol, donde también combatió contra los británicos.
    Pasó después a los batallones de infantería de marina en el departamento de Cádiz de donde, por orden superior, cruzo el océano para llegar a Cartagena de Indias, donde se le dio el mando del bergantín Cartagenero, que pertenecía a aquel apostadero. Regresó a la península, nuevamente al departamento de Cádiz en 1804, donde se le dio el mando una cañonera. Participó en la Batalla de Trafalgar, el 21 de octubre de 1805, a bordo del navío San Ildefonso,[1] siendo herido y hecho prisionero. Luego de ser canjeado, fue destinado una vez más al departamento de Cádiz, donde se le nombró ayudante en la compañía de guardiamarinas.
    Al sobrevenir la invasión napoleónica, recibió el mando de una batería de artillería con la cual estuvo hostigando a la escuadra francesa del almirante Rosily en julio de 1808, logrando su rendición. Hacía finales de ése año se le nombró Capitán de Cazadores del Segundo Batallón del Regimiento de Infantería de Marina, destinándosele a la región de Extremadura. Tomó parte en todas las acciones de guerra que se produjeron en esa región, a las ordenes de diferentes jefes e interviniendo decididamente en la batalla de Ciudad Real y posteriormente en la de Talavera, en la que fue derrotado el ejército napoleónico. Por esta última acción, Monteverde fue recompensado con el ascenso a Capitán de Fragata y se le condecoró con la cruz conmemorativa de dicha batalla.

    Campaña en Venezuela [editar]

    En 1810 comienzan a soplar vientos de insurrección en las colonias americanas y en Caracas, la junta de gobierno que declaró la independencia el 19 de abril resuelve firmar un acta desconociendo totalmente la autoridad del Rey de España el 5 de julio de 1811, estableciendo la Primera República de Venezuela con Francisco de Miranda como presidente. Monteverde es enviado a Cuba y Puerto Rico, recibiendo luego órdenes de partir hacia Venezuela para sofocar la revuelta y restablecer el orden colonial.

    Caída de la Primera República [editar]

    Artículo principal: Primera República de Venezuela
    Con bien ganado prestigio y el grado de Capitán de Fragata, llegó a Coro en marzo de 1812, con doscientos treinta soldados "entre españoles y corianos, un cura de nombre Torellas, un cirujano, diez mil cartuchos, un obús de a cuatro y diez quintales de galletas". Como se ve, la fuerza militar de Monteverde era ridícula para emprender una campaña militar exitosa.[2] Tal escasez de recursos es comprensible, puesto que España se encontraba luchando contra las fuerzas napoleónicas para expulsarlas de su propio territorio, lo cual ameritaba concentrar recursos en aquel frente de batalla. Sin embargo, hubo un suceso determinante que terminó jugando en favor de Monteverde y la causa realista: el descontento social de la población con los nuevos gobernantes, lo cual impulsaría posteriormente a Bolívar a plantear una Guerra Social, reflexión que quedaría plasmada en su célebre Manifiesto de Cartagena.
    Monteverde tenía órdenes de marchar hacia Siquisique y unir sus fuerzas con las del cacique jirahara Juan de los Reyes Vargas, que era afecto a los españoles y que tenía a su servicio otros doscientos fusileros y cien flecheros, con lo cual acumuló 1.550 hombres, entre oficiales y soldados. A pesar de que le fue comunicado que no prosiguiera su avance sin antes recibir apoyo de Coro, Monteverde, mezclando su valentía y experiencia militar con buenas dosis de fortuna, asaltó Valencia, Barinas, El Tocuyo y San Carlos. Como no podía dejar fuerzas de ocupación, tuvo que regresar a Valencia a enfrentarse con los alzados republicanos, obteniendo una contundente victoria. Por esta hazaña, se le ascendió a Capitán de Navío y se le nombró Capitán General de Venezuela. Para neutralizar esta ofensiva, el gobierno republicano de Caracas nombró al general Miranda como comandante en jefe del Ejército.
    Camino de Caracas, durante el denominado proceso de Reconquista, fue sumando cada vez más voluntarios a su ejército, produciendo un repliegue de las fuerzas patriotas, al mando de Miranda. En junio llegó a las proximidades de La Victoria y San Mateo. Su exitoso avance fue favorecido por el apoyo social que le brindaron las castas desposeídas, quienes veían a su enemigo en los nuevos gobernantes mantuanos, hecho que además se reforzó con sucesos como el terremoto del 26 de marzo de 1812, cuando Monteverde tomaba la plaza de Barquisimeto, al mando de un ejército integrado en su mayoría por pardos, zambos, mulatos e isleños.
    La caída de la plaza de Puerto Cabello, al mando del entonces coronel Simón Bolívar y con ella, todo el material de guerra y otros recursos allí almacenados, dio notable impulso a las acciones de Monteverde, paralizadas como consecuencia de los fallidos ataques a La Victoria y a la carencia de material de guerra. En esa batalla, las fuerzas patriotas al mando de Bolívar no pudieron resistir el embate de las tropas de Monteverde, quien recibió tres heridas de consideración y la condecoración con la Cruz de Carlos III. Ante aquella situación, Monteverde impuso a Miranda una capitulación que fue firmada por representantes de ambas partes beligerantes en San Mateo, el 25 de julio de 1812. Con este acto cesó toda la resistencia que hasta ese momento se había opuesto a la ofensiva realista y como consecuencia, Monteverde aniquiló la República proclamada el año anterior y restauró el sistema monárquico.

    Revés político-militar [editar]

    Perdida la I República, Miranda fue apresado y enviado a Puerto Rico y luego a Cádiz, y la mayoría de los oficiales patriotas fueron al exilio. Monteverde asume entonces la jefatura territorial con el cargo de Capitán General, restableciendo momentáneamente la autoridad de la Corona española. Ya instalado en Caracas, concibió un plan ofensivo contra la República de Nueva Granada, el cual sería puesto en ejecución a comienzos de 1813. En dicha operación participarían las fuerzas que tenía destacadas en Barinas y los Andes; sin embargo, este plan fue alterado como consecuencia de las acciones en oriente y occidente, a cargo de los coroneles Santiago Mariño y Simón Bolívar respectivamente. A comienzos de enero de 1813, procedente del islote de Chacachacare, una expedición armada, bajo el mando de Mariño, desembarcó en las costas orientales de Venezuela, tomando con éxito el puerto de Güiria, donde no había guarnición realista y tras algunas acciones rápidas y sorpresivas, dominando la plaza de Maturín. Informado de tales sucesos, Monteverde se embarcó en La Guaira el 21 de abril, con una fuerza cercana a los trescientos efectivos. El 3 de mayo llegó a Barcelona, donde aumentó su columna a unos quinientos hombres, para llegar finalmente el día 25 de ese mes a Maturín, defendido ahora por Manuel Piar. Allí ejecutó un ataque contra las posiciones republicanas, pero la acción devino en completo fracaso para las armas realistas.
    Bolívar, en tanto, comenzó su "Campaña Admirable", entrando desde Nueva Granada por los Andes. Preocupado por este avance, Monteverde estableció entonces su cuartel general en Valencia, el punto de la llanura donde convergían los caminos de Barinas, de los Andes y de Maracaibo. Su flanco derecho estaba guarnecido por el castillo de Puerto Cabello y su retaguardia se apoyaba en Maracay y La Victoria. La posición militar de Monteverde era tan buena como había sido la de Miranda en 1812. Sin embargo, perdió buena parte del apoyo popular que había logrado cosechar el año anterior: el pueblo que lo había llevado de Coro a la capital, lo había dejado solo frente a Mariño en Maturín y lo dejaba solo frente a Bolívar en Valencia, tal vez porque su movimiento ya no encarnaba las aspiraciones y necesidades populares.
    La llegada desde España del Regimiento de Granada, comandado por el coronel Miguel Salomón, en septiembre de 1813, permitió a Monteverde emprender una ofensiva desde Puerto Cabello hacia Valencia para tratar de recuperar el territorio del centro. Inició su ofensiva a la cabeza de algo más de mil hombres; pero la vanguardia fue destruida en Bárbula por el ejército patriota al mando del coronel Atanasio Girardot, el 30 de septiembre, y el grueso de su columna durante la acción de Las Trincheras, el 3 de octubre. En esta acción, Monteverde sale gravemente herido, perdiendo casi toda la mandíbula inferior y quedando incapacitado para seguir en acción. Cuando el año 1813 se acercaba a su fin y debido a su delicado estado de convalecencia, fue convencido por el general Juan Manuel Cajigal Niño de entregar el mando y regresar a España. Entregó el mando el 28 de diciembre de 1813, partiendo hacia Puerto Rico y finalmente, en septiembre de 1816, siguió hacia España.



    Regreso a España [editar]

    Al llegar a la península, ya en el año de 1817, fue ascendido a Brigadier y asimismo se le concedieron las condecoraciones de la Gran Cruz de Isabel la Católica y la de la Laureada de San Fernando, en su segunda clase. Intentó recuperar su perdida salud, por las heridas recibidas en sus heroicos combates, sin embargo ello le llevó casi seis años, hasta 1823. Pensando que estaba ya repuesto, se le dio el nombramiento de Capitán General de Puerto Rico, pero poco después tuvo que renunciar, puesto que su salud se hallaba gravemente deteriorada.
    Regresó de nuevo a la península, donde en 1824 se le ascendió a Jefe de Escuadra, ciñéndole el cargo de Comandante Principal de los Tercios de Levante. En 1827 fue creada la Brigada Real de Marina, que reunía por primera vez a las armas de Infantería de Marina y la Artillería de Marina, nombrándosele como Coronel General. Fue hecho prisionero por los sublevados durante un pronunciamiento militar el 3 de marzo de 1831 y al ser vencida la intentona de rebelión, fue puesto en libertad, pero fue sometido a consejo de guerra. Sin embargo, fue absuelto y ratificado en sus cargos. Su salud, nunca recuperada, comenzó a agravarse seriamente y finalmente, falleció en la isla de San Fernando, en Cádiz, el día 15 de septiembre de 1832.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Domingo_de_Monteverde


    Nota: lo triste de todo esto, es que mientras que el mequetrefe de Bolívar disponde de estatuas en casi cada localidad española, el General Monteverde no tiene si quiera una en su localidad natal.

  2. #2
    Avatar de Val
    Val
    Val está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 ago, 06
    Mensajes
    948
    Post Thanks / Like

    Re: D. Domingo de Monteverde y Rivas

    Cita Iniciado por DON COSME Ver mensaje
    Nota: lo triste de todo esto, es que mientras que el mequetrefe de Bolívar disponde de estatuas en casi cada localidad española, el General Monteverde no tiene si quiera una en su localidad natal.
    Es que España es “asín” de gili, al menos los que suelen mandar. Me estoy acordando del coronel inglés Tavington que sale en la película “El Patriota” de Mel Gibson, malvado y cruel lo hacen aparecer, pues bien, el personaje tiene un monumento en su lugar de origen, creo que Liverpool. Por contra George Washington no tiene ningún monumento, sino estoy mal informado, en toda Gran Bretaña.

    A los españoles todo mundo vapulea y nosotros siempre tan condescendiente con los que nos suelen criticar incluso calumniar. O somos idiotas o estamos para que nos mire un psicólogo.

  3. #3
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: D. Domingo de Monteverde y Rivas

    Cita Iniciado por Val Ver mensaje
    Es que España es “asín” de gili, al menos los que suelen mandar. Me estoy acordando del coronel inglés Tavington que sale en la película “El Patriota” de Mel Gibson, malvado y cruel lo hacen aparecer, pues bien, el personaje tiene un monumento en su lugar de origen, creo que Liverpool. Por contra George Washington no tiene ningún monumento, sino estoy mal informado, en toda Gran Bretaña.

    A los españoles todo mundo vapulea y nosotros siempre tan condescendiente con los que nos suelen criticar incluso calumniar. O somos idiotas o estamos para que nos mire un psicólogo.
    Y en Portugal? Por mucho que los ingleses nos roben, nos maten (como en los tiempos del Protectorado 1811-1819, años en que Beresford a muchos portugueses mandó matar), nos insulten... continuan a ser tratados como los viejos aliados, los fieles amigos...

    A nosotros los hispanos, nos gusta sofrir para mejor escribir poesías tristes
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

  4. #4
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Re: D. Domingo de Monteverde y Rivas

    Cita Iniciado por Irmão de Cá Ver mensaje
    A nosotros los hispanos, nos gusta sofrir para mejor escribir poesías tristes

    Bueno, Irmao, no hay bien que por mal no venga. ¿Cómo si no íbamos a tener los magníficos Fados?

  5. #5
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: D. Domingo de Monteverde y Rivas

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por DON COSME Ver mensaje
    Bueno, Irmao, no hay bien que por mal no venga. ¿Cómo si no íbamos a tener los magníficos Fados?
    JEJEJEJEJE. Verdad, amigo Don Cosme, bien verdad!! Yo mismo tantos ya canté (de Coimbra, no de Lisboa)
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sobre la Guerra de Secesión Norteamericana
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 23
    Último mensaje: 05/02/2014, 06:31
  2. Marcelino Menéndez Pelayo
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 23/07/2013, 21:04
  3. La Mafia....
    Por Ordóñez en el foro Nápoles y Sicilia
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 08/03/2010, 08:25
  4. Los Comuneros de la Nueva Granada y etc.
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 13:15
  5. Juan Francisco Donoso Cortés
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/12/2005, 18:20

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •