Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4

Tema: El Opus Dei, Juan Carlos y la democracia

  1. #1
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    El Opus Dei, Juan Carlos y la democracia

    Curiosa conversación habida en facebook entre un católico disconforme con Juan Carlos y un cura autoindentificado como del Opus Dei y al parecer confirmada su identidad.

    Dice mucho del problema de fondo de este grupo aparentemente ortodoxo, pero muchas veces sólo eso, aparentemente.

    Hay 2 intervinientes, "Hispánicus de Hispania", y el cura, Javier Muñoz-Pellín.

    La conversación está así: en negrita, arriba, el autor, debajo, su texto.

    --------------

    Hispánicus de Hispania

    Ante un comentario mío, el siguiente:

    Aquel fatídico día para España, en el que el Rey juraba por Dios y también por los Santos evangelios guardar lealtad a los principios que conforman el movimiento nacional.
    Si hubiera hecho falta lo hubiera jurado por Snoopy, por la Pasionaria, por los donuts rellenos de crema, por los escolapios, por el Atletico de Aviación, por su puñetera madre, por el bastardo real, por lo que sea... ¡Que rey tan infame tenemos!

    Principios del Movimiento Nacional
    El principio I establece la unidad nacional y el deber de todos los españoles de servir a la Patria.
    El principio II declara el acatamiento de la Nación española a la Ley de Dios formulada por la Iglesia, cuya doctrina inseparable de la conciencia nacional, inspirará las leyes.
    El principio III señala la aspiración de España a la instauración de la justicia y la paz entre las naciones.
    El principio IV otorga al Ejército el deber de defender la unidad, la integridad y la independencia de la Patria.
    El principio V funda la comunidad nacional en el hombre y en la familia. Subordina el interés particular al bien común, y pone a todos los españoles bajo el amparo de la Ley.

    NO ESTÁ CUMPLIENDO SU PROMESA, ESO ESTÁ CLARO.
    REY TRAIDOR.


    Hispánicus de Hispania

    Después de este comentario, un sacerdote del Opus Dei padre Javier Muñoz-Pellín me contestó lo siguiente:

    Esas medias verdades de Hispanicus de Hispania son las peores mentiras, muy utilizadas en el marxismo leninismo y en el fascismo


    Lo que sigue es la discusión que mantuve con el cura del Opus Dei, defensor de nuestro Rey Borbón.


    --Hispanicus de Hispania El 03 de julio a las 20:10

    Padre Javier, usted dice que “Esas medias verdades de Hispanicus de Hispania son las peores mentiras, muy utilizadas en el marxismo leninismo y en el fascismo”

    ¿A que se refiere con mis medias verdades? No le entiendo.


    --Javier Muñoz-Pellín

    Se tilda de perjuro a su Majestad el Rey, a quien Dios guarde, por no mantener la Ley de Principios del Movimiento Nacional. Hay varias legitimidades: de origen, de conquista, de sucesión dinástica.
    La legitimidad de D. Juan Carlos viene de la sucesión en la Corona (que se completa después con la abdicación del Conde de Barcelona), de las Cortes franquistas que, con Rodríguez Valcárcel al frente, se autodisuelven y aceptan a D. Juan Carlos. Pero por encima de todo, existe en ese momento una legitimidad metafísica fundada en la realidad de las cosas. Mantener la Ley de Principios del Movimiento Nacional era una huida hacia adelante, que no se compadecía ya con la realidad de España.

    La Ley natural, principio permanente de las cosas, es la misma esencia en cuanto principio de operaciones. La esencia Franco murió por muerte natural. Las operaciones tenían que partir de otro principio, de una nueva esencia. La nueva esencia de España es la democracia afirmada en legítimo referendum en la Ley de Reforma Política.

    A mi juicio S.M. Juan Carlos II, a quien Dios guarde muchos años, tierne una legitimidad me tafísicsa y, pon ende real, u una legitimidad legal.

    Si se desconoce la Historia de España, vosotros estáis dando como verdad incontrovertible una verdad a medias que , a mi juicio se convierrte en una gran mentira.

    Atentamente:

    Javier

    Estudié, por curiosidad la Ley de principios del Movimiento Nacional y es de locos. Concretamente el de la Ley dde Dios como timbre de honor es de un clericalismo absolutista. Yo soy Sacerdote, Capellán universitario, trato a miles de almas y me avergonzaría aplicar en la dirección espiritual y en los miles de Confesiones lo que reconoce el citado Principio



    --Hispanicus de Hispania El 04 de julio a las 15:47
    Las Promesas en Nombre de Dios Comprometen el Honor Divino porque se toma a Dios por testigo de lo que se afirma. Romper una promesa hecha ante Dios es un grave pecado contra el Segundo Mandamiento. Esto no es una media verdad ¿verdad padre?

    No hay disculpa si un hombre incumple su palabra, sea este hombre plebeyo o rey. Un hombre vale tanto como su palabra.
    Dicho esto, JURAR POR DIOS Y POR LOS SANTOS EVANGELIOS es algo más que una formula protocolaria formal. JURAR POR DIOS es algo que no debe hacerse a la ligera ni de forma mecánica. Cuando se jura por Dios ha de estar dispuesto uno incluso a entregar la vida antes que fallar a Dios en ese juramento.

    Conozco bien la historia de España y no entro en la legitimidad de Juancarlos, entro en que es un perjuro pues ha jurado por Dios cosas que no ha cumplido, no cumple y no cumplirá y eso no tiene excusa alguna.

    Jurar por Dios y ademñás sabiendo que no vas a cumplir lo que jutras es de una vileza y una falta de honor tremenda, más siendo supuestamente católico.

    Lo mismo vale para los que realizan votos y los incumplen, un voto es una promesa hecha a Dios, incumplir esta promea no es algo baladí, es a mi juicio un pecado tremendo.

    Además de esto es un rey abortista pues sanciona la ley del aborto sin oponer ninguna resistencia, lo mismo hace con la infame ley del matrimonio homosexual etc. Lo grave mo es ya que este Borbón infame actue así, más grave es que desde la misma Iglesia se le permita hacerlo justificando su acitud frente a la sancion del aborto diciendo que el Rey esta en una "situacion especial" que lo hace distinto a los demás cristianos ¿Pero esto que es? ¿Hay cristianos que si pueden apoyar el aborto y otros que no? Y recuerdo que sancionar la ley del aborto es una forma de apoyarlo tacitamente, formalmente y de facto.

    La tibieza, padre, es lo pero que puede tener un cristiano. Yo no sigo a este rey ni a nigun otro, yo solo sigo a Cristo y en verdad le digo que prefiero morir mil veces a incumplir mi palabra dada al Señor.

    Da igual como sea la ley de principios del movimiento nacional, da igual, el caso esque este reyezuelo JURÓ POR DIOS SEGUIRLA Y DEFENDERLA y no lo ha hecho, POR DIOS y no por Snoopy, la diferencia es infinita.

    Un saludo



    --Javier Muñoz-Pellín El 04 de julio a las 16:12
    Primero hay que dar la cara, vd. sabe que soy Sacerdote, que mi nombre es Javier Muñoz-Pellín, ahora añado que soy Sacerdote Numerario de la Prelatura Personal de la Santa Cruz y Opus Dei. Pienso que, por justa reciprocidad tendría que haber usado su nombre personal, sin esconderse bajo el de una persona moral.

    Lo del juramento se resuelve fácilmente con el "coactus fecit" empleado por los Cardenales de la Iglesia Católica en los paises comunistas. Se puede aplicar al juramento de Su Majesrtad, Juan Carlos I: fue hecho bajo coacción ante unas Cortes marionetas y un Jefe de Estado que gobernaba al modo (entiéndase en sentido analógico) de un Dictador. Ante esto puede defenderse la firma de Juan Carlos como "coactus fecit": la coacción eran las circunstancias del Régimen, que ,si no juraba, un Generalísimo apartaba a él y su familia de la línea dinástica del Reino de España.

    Continúo en otro mensaje pues se me acaba el espacio.



    --Javier Muñoz-Pellín El 04 de julio a las 16:20
    Respecto a lo de "Rey abortista", aquí acuso una falta frave dde formación jurídica y cierto sectarismo.

    Los monarcas españoles solían gozar de "veto devolutivo" que, cuando lo ejercían, en la práctica, caía el Gobierno de turno. Eran las llamadas "crisis orientales" en la época de Cánovas, Sagasta, Dato, Maura, etc.


    Desgraciadamente Al Rey de España actual se le privó de veto devolutivo. El Rey cuando firma una norma, actúa como un Notario que examina que todo el procedimiento que ha seguido esa norma hasta llegar a su mesa, es legal.
    Sigo en mensaje siguiente
    El Rey de España no pudo no firmar la normativa socialista del abortyo


    --Hispanicus de Hispania El 04 de julio a las 16:22
    Primero, padre, hay que respetar quien pone su nombre o quien lo hace con un sobrenombe o apodo. En el momento de aceptarme como amigo podrái haber puesto esta objección que ahora me hace, entonces y no ahora era el momento de hacerla.

    Sin faltar a la verdad, le doy mi palabra, le puedo decir que soy cristiano, católico, apostólico y romano, en comunión con nuestra Iglesia Católica. Eso debería bastar, pues la utilización del sobrenombre no invalida mi honor, y yo al contrario que nuestreo rey, si tengo palabra de honor.

    Vaya, lo del "coactus fecit" me hace gracia, ¿por qué no se e ocurriría a Jesucristo cuando le recordó a Pedro que le negó tres veces tal y como había predicho?

    Y los mártires de la Iglesia que paearon del "coactus fecit" y prefirieron mori antes que blasfemar o negar a Cristo.

    Esa no es excusa, de hecho, JURAR POR DIOS, sabiendo que no vas a cumplir tu promesa es un pecado gravísimo, padre, y creo que usted lo sabe.



    --Javier Muñoz-Pellín El 04 de julio a las 16:28
    El Rey de España no pudo no firmar la normativa socialista del aborto (Obsérvese que evito el nombre de Ley pues, ésta es una "ordinatio rationis"). Balduino abdicó antes de firmar pero Balduino era santo. A Juan Carlos I no le es jurídicamente exigible la santidad. Otro argumento de menos peso es que el Rey no firma, hubiera llegado la IIIª República; esto no es mío, lo he oído pero no me parece correcto emplear el futurible.

    Finalmente, digo de algún modo sectario porque vd., previamente a mi contestación, ya ha juzgado y condenado A Su Majestad, el Rey Juan Carlos I. Vd. se ha alegrado mucho de que firmara la norma del aborto pues así le daba la razón sobre su enjuiciamiento al Rey.
    Continúo en otro folio



    --Javier Muñoz-Pellín El 04 de julio a las 16:35
    Además, vd no puede invocar torticeramente el nombre de Dios. "Deus caritas est" e, incluso de vd. tendrá misericordia. Y es tan Misericordioso como justo: con estas virtudes juzgará al Rey, a vd. y a mi: le emplazo para el juicio.

    Yo me paso la vida administrando el Sacramento de la Confesión. Vd. necesita confesarse, primero teniendo contrición por las argucias, injurias, malentendidos, confusionismo que ha sembrado y continúa sembrando. Después por su tremenda soberbia de querer ponerse en el sitio de Dios repartiendo gracias y castigos, condenando a unos y salvando a otros.

    Todos somos hijos de Dios y preferimos apelar a su misericordia: "Cor Iesu Sacratissimum et misericors, dona nobis pacem!

    C


    --Hispanicus de Hispania El 04 de julio a las 16:37
    El rey belga Balduino decidió no ejercer su reinado durante 24 horas para no sancionar la ley del aborto y ahora, su sobrino, el gran duque Enrique de Luxemburgo se ha negado a firmar la norma que autoriza la eutanasia. En ambos casos, el poder Legislativo de sus respectivos países ha podido sortear el conflicto entre la conciencia del Jefe del Estado y la legitimidad del Parlamento. Pero, ¿qué ocurriría en España si Juan Carlos se niega a sancionar o promulgar una Ley? ¿Se atrevería a hacerlo?

    No se ha atrevido y como marca la constitución si lo hubiera hecho hubiera tenido que abdicar o dajr la corona y reirarse a otros menesteres, pero para eso hace falta corajem coraje cristiano que no tiene. ¿Como va a perder su posición por una firmita de nada?

    Al rey español no se le pide ser santo, se le pide que sea católico y ejemplar, y no es ninguna de estas dos cosas y a la vista está, no lo digo yo.

    Yo no juzgo ni condeno, constato que es muy distinto. De igual forma que digo que la caravana del orgullo gay es aberrante, no la estoy juzgando ni condenando, estoy constatando su obscenidad pues es pública y notoria.

    Si digo que el rey es perjuro ¿miento? ¿no ha faltado el Rey a us juramento ante Dios y los Santos evangelios? Y esa ceremonia era pública para que como alli se dijo, si el rey faltara a su juramento, se le demandara.

    Yo no me alegro, como usted dice con no muy buena intención, de que el Rey sancionar la ley del aborto, más al contrario, me entristezco portener otro rey acomodado y vividor másque solo piensa en si mismo y no en su patria y en sus "vasallos", 115.000 de los cuales mueren cada año, por esa maldita ley del 85 que el sancionó.



    --Javier Muñoz-Pellín El 04 de julio a las 16:41
    Continúo:

    Cuando acuda al Sacerdote para su Confesión General (se la aconsejo porque me ha parecido que tiene vd. una conciencia muy laxa) repase los Mandamientos de la Ley de Dios, los de la Santa Madre Iglesia los pecados capitales y las bienaventuranzas. Puede utilizar el Catecismo de la Iglesia Católica. Procure que el Confesor sea un Buen Sacerdote que use traje eclesiástico. Verá qué paz, alegría, liberación siente después de cumplir la Penitencia. Mejorará su salus física, psíquica e incluso moral (que tanta falta le hace) y espiritual.

    Que Santa María le proteja y que Dios le bendiga.

    Con un cordial saludo, le envío mi Bendición+Sacerdotal:


    Javier



    --Hispanicus de Hispania El 04 de julio a las 16:42
    Es verdad que necisto confesarme padre, al igual que usted, y le pregunto ¿donde invoco yo torticeramente el nombre de Dios?

    Yo no me pongo en el sitio de Dios, no lo he hecho y no lo haré nunca, padre, esta feo que me diga eso pues usted sabe que es falso, no entiendo que mesalga con ese arguemento y más siendo sacacerdote, le suponía más honorable en el comabte dialectico.

    Usted dice que JURAR ANTES DIOS y faltar a ese juramento, no es de perjuro, entonces yo le pregunto ¿que es entonces?



    --Javier Muñoz-Pellín El 04 de julio a las 16:43
    P. S.

    Después de releer su correo y mis sucesivas respuestas, no espero mucho de vd. Me he dado cuenta que su problema no es de ignorancia sino de nesciencia.

    Atentamente

    Javier



    --Hispanicus de Hispania El 04 de julio a las 16:52
    Gracias padre, su consejo es sabio y pienso cumplirlo añadiendo tambien un buen examen de conciencia, y eso tengo previsto hacerlo dentro de muy poco.

    Es de resaltar la forma que tiene un sacerdote del opus dei de dialogar con un católico que ni pertenece ni quiere pertencer a la obra. En cuanto no escucha lo que quiere oir me recomienda confesión, y a otra cosa mariposa. Flaco favor hacen los sacerdotes como usted, padre, flaco favor, si tan sólo quería la perra gorda haberlo dicho y yo encantado se la hubiera dado, lo que no debira hacer es tratarme como un pecador, que lo soy, sólo por no coincidir políticamnte sobre este asunto. Mezclar ambos hechos está de sobra aquí y respecto a lo de la acusación que me ha hecho todavía espero respuesta, yo no invoco torticeramente el nombre de Dios, padre, no falte a la verdad.

    Lamento que ciertos sacerdotes de la iglesia están tan politizados como para no ver realmente que lo único que importa es seguir la Palabra de Dios, y sólo la Palabra de Dios, y no la del César.

    Gracias por su bendición, padre, lamento haberle disgustado con mi sinceridad.



    --Javier Muñoz-Pellín El 04 de julio a las 18:04
    "Cuando bullen, "haciendo cabeza" de manifestaciones exteriores de religiosidad, gentes profesionalmente mal conceptuadas, de seguro que sentís ganas de decirles al oído: ¡Por favor, tengan la bondad de ser menos católicos!"

    Innomitatus: ¡hágame el favor de ser menos católico y no mezclar a la Iglesia, que es Universal, en su visión de canuto.

    Mientras vd. sigue engañando y confundiendo a gente de buena fe, yo voy a seguir atendiendo un Campamento de 60 chavales en Manzanares (Ciudad Real) y preparando el dictámen ético jurídico que me han confiado para una próxima Ley dde Adopción que sustituya a la normativa socialista del aborto.

    Mientras vd., con su nostalgia de Franco se dedica a confundir y a destruir, yo estoy consdtruyendo el recambio al asesinato socialista del aborto



    ---Javier Muñoz-Pellín El 04 de julio a las 18:08
    Mientras vd., con su nostalgia por Viriato, Don Pelayo y Franco, se dedica a confundir, engañar y destruir, yo -que no soy nostálgico ni utópico sino realista metódico- estoy construyendo el recambio a la normativa asesino-socialista del aborto.

    Le repito que sería sencillo si su problema fuera el de diferencias políticas. Su problemón es de falta de preparación jurídico-política-filosófica: de nesciencia.

    FIN




    Hispanicus de Hispania

    Una vez acabada esta discusión en privado, el citado sacerdote me acusa de cobarde por no publicarla por lo que aqui lo hago en su demanda y con su consentimiento. Tengo que decir que además me ha dedicado una serie de "apelativos" como felón, masón, censor, "habría que echarme al mar adriatíco", mentiroso, embaucador,Franco redivivo...

    Todo esto no me lo invento ni lo he tergiversado, doy mi palabra de honor y en el hilo podeis leerlo con vuestros propios ojos. Simplemente estoy alucinado.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  2. #2
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: El Opus Dei, Juan Carlos y la democracia

    Algunos comentarios habidos respecto al texto:

    Joaquim Maria Cymbron Yo me siento limitado en decir lo que pienso ser mi deber dejar expreso, por dos clases de motivos.
    1 - El P. Javier Mu... Ver máisñoz-Pellín tubo la generosidad de ofrecerse para unos sufragios en favor de las almas de mis padres. Le debo esa inmensa caridad.
    2 - Resulta difícil opinar cuando el nudo de la discusión reposa sobre la conducta de una persona que es Jefe de Estado de una nación soberana, a la cual me unen lazos muy fuertes, pero que no es la mía. No digo esto por temor, sino por pudor y una natural reserva.
    Sin embargo, se trataron temas que son universales. Y si uno tiene en cuenta la identidad que existe entre Portugal y España, no puede admirarse que muchas de las enfermedades que aquejan a una de estas dos patrias, igual agobian a la otra.

    En esta medida, me siento con algún derecho a intervenir. Y, cómo tú, Hispanicus, me identificaste en la nota, aquí estoy diciendo de mi justicia, en los términos más abstractos de que soy capaz, porque así conviene al cuadro concreto que se vivió.
    Me parece, en algunos pasajes, que se hizo gran confusión entre situaciones de hecho y situaciones de derecho, al mismo tiempo que no se distinguió bien cuando se hablaba de la legitimidad de origen, distinta como es sabido, de la legitimidad de ejercicio.
    Por otro lado, cuesta a comprender como no es posible entender que el juicio sobre el foro externo no se confunde con el juicio sobre el foro interno, el cual sólo a Dios compite. Y que, a uno cualquiera, es lícito proceder al primero de estos dos juicios.
    Si no es así, callense los tribunales; la historia que no hable más; y rienda libre y sin freno, porque nadie será demandado.
    Lo curioso es que los golpes más violentos vienen precisamente del lado de aquellos que pregonan que no debemos juzgar. Y no se enteran estos que al decirlo ya están haciendo lo que reprochan a los otros.
    Después de esto, Hispanicus, no hará falta que te diga que estoy de tu lado.

    P.S. - Estoy confiante que fui suficientemente escueto, quedando a disposición del que me pida cualquier aclaración.



    Javier López Ureña A este cura ya le hab... Ver máisía visto en varias penosas intervenciones suyas en este mundillo virtual. Creo que le tengo como amigo y le eliminaré.

    De la adhesión de un cura del Opus a la monarquía liberal, democrática, usurpadora y perjura, no me sorprende nada. Es la línea oficial del Opus Dei: la aceptación y promoción del statu quo político existente.

    Lo que me sorprende es la osadía a la par que abismal ignorancia reconcentrada hasta el ridículo en el primer mensaje que te dirige ese presbítero.

    Acuña conceptos ridículos hasta el bochorno de “legitimidad” (legitimidad “metafísica”, legitimidad “de sucesión dinástica” ¿?), ignora lo que es la Monarquía, identifica la sucesión dinástica con la decisión de las Cortes franquistas. Lastimoso.

    Que encima esta calamidad de sacerdote justifique un perjurio público, el más grave, y justifique el oportunismo, la falsedad y la doblez de Juan Carlos aprobando el perjurio consciente, no quiera ver los males a todos los niveles que se han seguido de ello, y declare sin ninguna vergüenza su enemiga del Reinado Social de Cristo es escandaloso.

    Además, para más inri, sigue justificando la infame firma de las leyes del aborto del 85 y del 2010 atribuyendo al monarca liberal, no ya irresponsabilidad, sino impotencia para no firmar. Deduciendo acto seguido que el hecho de no firmar un asesinato sistemático y legal confiere a alguien automáticamente la santidad, para así poder justificar la infamia y miseria públicas de su monarca.

    Y lo que ya me enciende es que encima este individuo tenga la cara dura de permitirse ejercer la coacción abusiva que tan a gala tienen a en su Obra diciendo que Hispanicus tiene que confesarse, y de confesión general, cuando el único que tiene que reflexionar y confesarse por rechazar escandalosamente la doctrina de la Iglesia y hasta la más elemental decencia al aprobar y justificar el juramento en falso es él mismo.

    ¿Y dice que va a torcer a 60 chavales este verano??? Qué lástima, por Dios.
    Este Oppas, este falso pastor que conduce a los fieles al hoyo de sus errores liberales, que se permite decir en público que él rechaza la pública profesión de Fe del Jefe de la Nación, es la viva respuesta a la pregunta que se hace tanta gente de por qué estamos como estamos: por curas como éste.

    Le puedes mandar esta respuesta, Hispanicus, si no le encuentro yo antes en la lista de amigos.

    Y decirle que haría mejor en aplicarse sus impertinentes recomendaciones de confesión para que el Día que Dios nos llame a todos, que no caiga en Su desgracia.

    Porque Javierito Pellín, p’a tonto, tú

    Javier López Ureña Bueno, pues este Javier sí que es cura y vive en Novelda (Alicante). Es ex-profesor de Derecho Político en la Universidad, según dice.

    Si ampliáis la foto de esta noticia le veréis:

    Novelda Digital -- Marcha... Ver máis

    Si váis a este otro enlace, veréis de nuevo una intervención con su estilo inconfundible de cura juramentado:

    Foro Santo Tomás Moro - Crisis Opus Dei - Otros Temas



    Joaquim Maria Cymbron Yo hab... Ver máisía dicho que no quería envolverme en esta delicada materia más que tratándola en términos muy abstractos. Con todo, porque sigue la pertinacia de algunos en el error, queriendo sembrar la confusión, entiendo en estos momentos que callar es consentir en una posición viciosa.
    En mi juicio, se define una verdad cuando se dice que Juan Carlos de Borbón no cumplió lo que juró!
    Todos actúamos condicionados. De ahí a hablar de coacción la distancia es larga. No me parce que nada le obligase de forma irresistible a aceptar el cargo. Qué derecho poseía más que lo reconocido por el regimen franquista, observadas que fuesen determinadas formalidades?
    Franco no tenía legitimidad para imponer aquellas restricciones? Entonces tampoco la tenía para nombrarle como sucesor. Lo hizo, y respaldado de la autoridad del Caudillo fue que Juan Carlos de Borbón entró en el moderno escenario político de España, después de jurar que se cuadraría a determinados principios fuertemente opuestos al desorden que pronto empezó. Y esa presunta falta de legitimidad será porque su poder le venía de la fuerza de las armas? No faltan juicios de los más doctos autores de Derecho, todos ellos de corte tomista, que declaran que una victoria militar puede ser fuente de derecho. Además, si así no fuera, no habría lugar a la guerra justa. Si el que se alza, armas en la mano (respetando todo lo exigido a ese movimiento), acaba ganador, cómo no ha de ser derecho la impronta que deja?
    Todos sabemos que las situaciones políticas empiezan por ser situaciones de hecho; se convierten en situaciones de derecho; y son legítimas o ilegítimas según el uso que se hace del poder detenido: la efectivación del bien común, he aquí lo que confiere legitimidad al “princeps”.
    De manera que, en absoluto, hay que distinguir entre legitimidad de origen y legitimidad de ejercicio, siendo la última mucho más importante que la primera, al mismo tiempo que es la decisiva para un juicio de valor sobre la bondad de cualquier sistema político instalado.
    A semejanza del hijo que, después de haber recusado trabajar, hizo la voluntad del padre más que su hermano, que se comprometió a ir y faltó, corresponde mejor a mis deseos el gobierno que hace lo que quiero sin oír mi voz que el que me escucha y, en seguida, hace lo que le da en la gana. Y, de modo análogo a lo contenido en la enseñanza de San Pablo, respecto nuestro libre albedrío, añado: el gobierno sano no es el que procede según mis apetitos, sino el que cumple lo que me conviene.
    La Constitución Española determina que el Rey prestará juramento al ser proclamado ante las Cortes Generales (artículo 61, 1). Que me conste, Juan Carlos de Borbón nada juró ante estas Cortes. O falta observar esta condición; o las Cortes Generales ratificaron el juramento de 1975, por lo cual queda dentro de la legalidad democrática el que fue allí producido!
    El Código de Derecho Canónico es categórico al establecer que «quien jura libremente que hará algo adquiere una peculiar obligación de religión de cumplir aquello que corroboró con juramento.» (c. 1200, 1). Ahora bien: o se entiende que Juan Carlos de Borbón juró libremente y, en ese caso, como no cumplió, ha cometido perjurio; o se sostiene que estaba coacto y, ahí, determina la ley canónica que «el juramento arrancado por dolo, violencia o miedo grave es nulo “ipso iure”.» (“ib.”, 2). Caberá entonces preguntar cómo sigue reinando si no prestó juramento.


    Oriol Ferré Qu... Ver máisé sorpresa al leer que, para don Javier, la Ley Ley de principios del Movimiento Nacional es de locos. Concretamente, para don Javier, el de la Ley de Dios como timbre de honor es de un clericalismo absolutista.

    Don Javier debería leer una de las cartas que San Josemaría Escrivá, fundador de la Prelatura Personal a la que don Javier pertenece, escribió al Generalísimo Franco haciendo referencia a la Ley de principios del Movimiento Nacional:

    "No quiero dejar de unir a las muchas felicitaciones que habría recibido, con motivo de la promulgación de los Principios Fundamentales, la mía personal más sincera. La obligada ausencia de la Patria en servicio de Dios y de las almas, lejos de debilitar mi amor a España, ha venido, si cabe, a acrecentarlo. Con la perspectiva que se adquiere en esta Roma Eterna he podido ver mejor que nunca la hermosura de esa hija predilecta de la Iglesia que es mi Patria, de la que el Señor se ha servido en tantas ocasiones como instrumento para la defensa y propagación de la Santa Fe Católica en el mundo" .

    "Aunque apartado de toda actividad política, no he podido por menos de alegrarme, como sacerdote y como español, de que la voz autorizada del Jefe del Estado proclame que «la Nación española considera como timbre de honor el acatamiento a la Ley de Dios, según la doctrina de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, única verdadera y Fe inseparable de la conciencia nacional que inspirará su legislación». En la fidelidad a la tradición católica de nuestro pueblo se encontrará siempre, junto con la bendición divina para las personas constituidas en autoridad, la mejor garantía de acierto en los actos de gobierno, y en la seguridad de una justa y duradera paz en el seno de la comunidad nacional. Pido a Dios Nuestro Señor que colme a Vuestra Excelencia de toda suerte de venturas y le depare gracia abundante en el desempeño de la alta misión que tiene confiada. Reciba, Excelencia, el testimonio de mi consideración personal más distinguida con la seguridad de mis oraciones para toda su familia.

    Josemaría Escrivá de Balaguer. Roma, 23 de mayo de 1958" .

    Guillermo Pérez G Por otra parte, la concepción que tiene ese Javier sobre la legitimidad del poder civil es contraria al derecho público católico.
    Parece formado en una escuela de derecho calvinista.

    Javier López Ureña Es que está formado en una escuela de derecho calvinista...

    Guillermo Pérez G No se puede esperar otra cosa de quienes tienen una concepción calvinista del trabajo, una concepción jansenista de la moral, una concepción indiferentista de la religión, una concepción galicana del Papado y llaman "hermanos mayores" a los asesinos de Cristo.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  3. #3
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: El Opus Dei, Juan Carlos y la democracia

    ¿Qué de bien se puede esperar de semejante cura? Resulta suficiente con leer la falsedad de su argumentación y comprobar quiénes figuran entre sus amigos de Facebook. Pero el colmo es el modo absolutamente impropio a su condición, lleno de soberbia a conciencia, con el que ha procurado "machacar de forma torticera y pública" a su interlocutor por expresar una opinión diferente a la suya pero cierta, pues el perjurio se cometió doblemente: cuando fue nombrado sucesor y cuando en vida de Franco asumió todos los poderes. Ha mezclado su personal opinión, su enjuiciamiento moral y, por ello, completamente subjetivo, con cuestiones que a Dios y a La Iglesia competen. Él no es La Iglesia, es un miembro más, con un deber todavía de mayor compromiso y de mayor humildad. ¿Qué pinta discutiendo en una red social laica exponiendo en público cuestiones que no son de su magisterio al tiempo que ha generado semejante escándalo? Discutir con él acerca de sus conceptos sobre las legitimidades, que son de traca para cualquier historiador riguroso, para cualquier letrado o para cualquier politólogo y, por ende, para investigadores serios de diversas procedencias, no tiene objeto. Aunque no se puede exigir a todo el mundo que sepa cortar por lo sano en una situación así, tal como su interlocutor hubiera debido proceder. El reproche al uso de un nick por parte de quien firma como Hispanicus de Hispania es totalmente ridículo y fuera de lugar, claro que igual para confesar pide el D.N.I.
    Tengo que romper una lanza en favor de algunos miembros del OPUS. Conozco personas, buenas personas, que son miembros de la Prelatura y que no tienen nada que ver con personajes como éste. Como en todo cuerpo social hay de todo, pero resulta preocupante constatar el gran número de individuos que manifiestan actitudes sorprendentes que no se acaba de saber cómo calificar.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  4. #4
    Avatar de Aquilífero
    Aquilífero está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    15 mar, 09
    Mensajes
    582
    Post Thanks / Like

    Re: El Opus Dei, Juan Carlos y la democracia

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Estoy en consonancia con lo que has dicho, amigo Valmadián. Conozco igualmente a mucha gente que pertenece a la obra, tanto sacerdotes como numerarios y supernumerarios, y ciertamente hay de todo, como en todas partes, por cierto. Abunda lo bueno, aunque he de reconocer, que cuando algo sale torcido de sus seno, sale "fuertemente" torcido, y ese defecto arrastra a todo el conjunto y es puesto en entredicho y arrastrada su fama por los suelos.

    En relación al tema que abre el hilo, creo que el gran escollo que se dilucida es la necesidad de redactar, de forma clara, concisa, además de con argumentos jurídicos y teológicos, el porqué del perjurio de Juan Carlos I de "Ex-paña".

    Eso lo debería de emprender algún alma caritativa que tuviese los suficientes conociminetos como para llevarlo a la práctica, pues uno, aunque sabe algo, sólo sería capaz de intercalar vaguedades y repetir tópicos, los cuales serían fácilmente refutables por otros más duchos en la materia.

    Pero si el asunto es redactado de forma clara y contundente, con argumentos y con rectitud, por alguien más experto, al resultado obtenido se le podría dar publicidad en bolgs, foros y tenerlo siempre a mano para cuando algunos "pelamimbres" esgriman a voz en grito la "legitimidad" de esta monarquía y la de sus sucesores.
    Conócete, acéptate, supérate.
    (San Agustín)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sobre el Opus Dei; manifiesta la Tradición
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 14/08/2016, 21:03
  2. Diácono expulsado por obispo del Opus Dei por tradicionalista
    Por Donoso en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 17/04/2010, 16:50
  3. Opus Dei, judíos y masonería.
    Por Cirujeda en el foro Religión
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 13/07/2007, 20:08
  4. Respuestas: 3
    Último mensaje: 13/05/2007, 22:35

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •