Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 46

Tema: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

  1. #1
    Avatar de NovoHispano
    NovoHispano está desconectado Católico HispanoAmericano
    Fecha de ingreso
    04 nov, 11
    Ubicación
    Tamaulipas, México.
    Edad
    36
    Mensajes
    61
    Post Thanks / Like

    LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.


    “No es que no puedan ver la solución. No pueden ver el problema”
    G.K. Chesterton.


    Soy muy critico con todo. Especialmente conmigo mismo. Creo que por eso tengo pocos amigos pues exijo a otros lo mismo que yo me exijo para con los demás. Así he elegí vivir y me ha ido bien a pesar de que muchos me dicen que soy poco sociable. Me gusta la Verdad. Adoro la Verdad. Y baso mi vida en la Verdad aunque duela. Cuando en 2009 me convertí al Cristianismo me asegure de exigirme como cristiano todo. Si he de aspirar a la Salvación debía pues imitar los grandes ejemplos de Santidad. Así que tome como ejemplo de mi vida diaria a san Agustín de Hipona. El soberbio abogado que humillado por san Ambrosio de Milan termino por arrodillarse ante al Señor. Todo iba bien. Mi forma de ser, poco común según algunos curas, permitió a muchos jóvenes universitarios aprender conocimientos de la Fe Católica Romana en su forma mas ortodoxa, sin las ambigüedades del Vaticano II, aprendieron a amar el latín, a comportarse con santidad dentro de la misa (aun cuando esta fuera el Novus Ordo) y mas que nada comenzaron a aspirar a algo mas grande que ayudar a la gente, en definitiva, aspiran a la Santidad.


    Entonces el Papa Benedicto XVI renuncio. Y la crisis llego una vez mas. Los que habíamos trabajado por limpiar la Iglesia del infecto modernismo teológico, del ecumenismo malentendido que rayaba en la ecumanía del relativismo religioso y mas que nada que exigíamos a los sacerdotes colgar los hábitos si no daban el kilo como sacerdotes, veíamos con resignación la elección del Cardenal Jorge Bergoglio como nuevo Obispo de Roma bajo el nombre de Francisco. La duda. El temor. Y el dolor. Todos se justificaron cuando el Papa Francisco el 15 de Marzo del 2013 afirmo en la Sala Clementina: "es curioso: yo pienso que el Paráclito da todas las diferencias en las Iglesias y parece como si fuera un apóstol de Babel" ¿Como podría el Vicario de Cristo decir semejante declaración? Entonces recordé que el ya antes arrastraba concretos, abultados y probadísimos antecedentes que lo sitúan como un hombre imprudente. Un hombre perseguidor de los movimientos tradicionales y adherente activo a todas las formas de sincretismo religioso que llevaba al relativismo. Preocupante sin duda. Y mas cuando el 13 de Marzo de 2013 el Gran Maestre Ángel Jorge Clavero de la Gran Oriente de Argentina se congratula con el nombramiento de un Obispo de Roma. Tampoco es una señal tranquilizadora que ministros del culto israelita llamen "mi Rabino" al Papa Francisco, mientras reconocidos representantes del progresismo religioso más radicalizado (como Küng o Boff) ofrezcan su beneplácito por esta elección.


    Vinieron entonces mas imprudencias. Declaro el Papa el 16 de Marzo que "quisiera ver una Iglesia pobre y para los pobres" olvidando que existió un san Pio X, que nació pobre y murió pobre y que el pueblo mas humilde y sencillo le venero con todo amor y nunca se bajo del Trono de san Pedro. Curiosamente esto es algo que no exigió al Gran Rabino de Roma a quien invitó expresamente a la misa solemne de inauguración de su Pontificado, pero no a donar sus finanzas para los más necesitados. Y olvido también que la pobreza de San Francisco es de índole teologal, no sociológica; y que expresamente dispensaba de la pobreza lo tocante a la Sagrada Liturgia y a la Santa Misa diciéndole a sus hermanos y discípulos de su Orden: “Los Vasos Sagrados, los Ornamentos y los Libros donde están las Palabras de Jesús deben ser esmeradamente cuidados”. Tal vez por esto y no por otra cosa fue que cuando el Papa Francisco fue visitado por progresistas con sotana a echar a Mons. Guido Marini dijo:
    They say that my Master of papal ceremonies [Guido Marini] is of a Traditionalist mold; and many, after my election, have asked me to remove him from his position and replace him. I have answered no, precisely because I myself may treasure his traditional formation, and at the same time he might take advantage of my more emancipated formation.


    Recuerdo que el día de su elección el Papa Francisco quien sin olvidar su clásico "recen por mí", agregó además el recemos los unos por los otros. Oremus ad invicem. Eso hagamos. Recemos recíprocamente para sostenernos en estos tiempos, tal vez apocalípticos, en que la confusión es tan grande que el mismo Obispo de Roma se ha vuelto muy imprudente. Estos tiempos sin duda donde el mundo ya esta doblegando al Papado. Donde la reforma de la Curia no es otra cosa sino el modelo sinodal a semejanza del Sanedrín reduciendo a nada la Supremacía Papal. Donde la lucha contra la pederastia sigue siendo un tema pendiente en la cual solo cayeron las cabezas visibles del asunto pero hace falta purgar los elementos episcopales que permitieron tales encubrimientos pues esos Obispos traidores no los quieren remover e investigar por todos son de linea progresista y liberal. Donde la corrupción del Banco Vaticano es la comidilla de todos los días en Italia pero que no se dará a conocer la conexión financiera entre el Banco del Vaticano y los 13 banqueros judíos de Wallstreet.


    Es por eso que todos los días rezo por el. Por un milagro. Rezaré y rezaré intensamente; rezaré como nunca antes en mi vida, pidiendo el milagro de que Francisco se convierta de sus errores pasados y de sus conductas imprudentes para que se transforme en el Papa santo y sabio que necesita la Iglesia para ser restaurada.


    Pax.
    Smetana y Constatinus dieron el Víctor.




  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Quizá sería más apropiado pasarlo a este hilo:

    http://hispanismo.org/religion/16651...ancisco-i.html

  3. #3
    Avatar de NovoHispano
    NovoHispano está desconectado Católico HispanoAmericano
    Fecha de ingreso
    04 nov, 11
    Ubicación
    Tamaulipas, México.
    Edad
    36
    Mensajes
    61
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Si gustan moverlo alla, no me opongo. Un cordial saludo.

    Pax.




  4. #4
    Avatar de Xaxi
    Xaxi está desconectado la boina roja,la Misa en latin
    Fecha de ingreso
    04 nov, 11
    Ubicación
    La Montaña
    Mensajes
    365
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    ....Quien soy yo para juzgar?..............................................................................................EL COREOGRAFO DE LA JMJ 2013: FLYPORTADA DE REVISTAS PORNOGRÁFICAS GAY – UN PUNTO MÁS PARA EL ACTO DESACRALIZADOR



    FLY, fue el encargado de que los “obispos” participantes de la JMJ 2013 movieran el cuerpo, al ritmo de una coreografía que diseñó para la ocasión.

    También coreógrafo y director de XUXA, entre otras cuestiones, FLY posó para revistas pornográficas gay…Todo muy a tono… Muy consecuente…
    Fly, diretor e coreógrafo da Rede Globo, pode, sem dúvidas, ser definido como um profissional versátil e de muito talento!
    Especialista em dança, Fly começou sua carreira em 1986. Sua habilidade, ligada à paixão pelo que faz e muita determinação, o levou ao sucesso. Pode-se dizer que Fly é uma referência no mundo da dança no Brasil.


    Nome: Vagner Meneses Pereira Nascimento: 08/09/1971 Signo: Virgem Time de futebol: Brasil Defeito: Ansioso Qualidade: Alegre Cor: Azul Hobby: Computador Comida: Japonesa Último livro que leu: As 48 Leis do Poder Um lugar: Minha Casa Paixão: Minha Familia Sonho de consumo: Vários Um Filme que gostou: O segredo Tipos de música que gosta: Hip-hop Palavra que mais gosta: Obrigado Bordão: Fala comigo. Para manter a forma: Alimentação saudávelNo podrán decirnos que no sabían estas cosas....EL COREOGRAFO DE LA JMJ 2013: FLYPORTADA DE REVISTAS PORNOGRÁFICAS GAY – UN PUNTO MÁS PARA EL ACTO DESACRALIZADOR | RADIO CRISTIANDAD
    ...les mataria sin odio...

  5. #5
    Avatar de Adriano
    Adriano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 mar, 13
    Mensajes
    561
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    He visto la noticia del papa sobre los gays. Entre eso y ver hoy la entrevista de Eduardo García en Intereconomía diciendo que José Bonaparte fué el mejor rey que hemos tenido en los últimos siglos es para preguntarse en qué piensan algunos católicos patriotas al apoyar a cierta gentuza. Pero bueno, eso me pasa por curiosear ese canal demoliberal y por consiguiente antiespañol. Y sobre el papa progre no me sorprende ya que defienda a los gays. Lo que me sorprende es que diga que hasta un sacerdote puede ser gay.

  6. #6
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Cita Iniciado por xaxi Ver mensaje
    Última edición por Michael; 30/07/2013 a las 09:10
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  7. #7
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Sed contra

    Papa Franciscus parece querer seguir con aquellas charlas en vuelo que tantos malentendidos y explicaciones costaron a Benedicto (iba a decir su 'antecesor' pero me resisto, porque, realmente, es su coetáneo). Así mantuvo en el vuelo de regreso a Roma una distendida charla-coloquio con los periodistas que iban en el avión (ver entrevista aquí). Aunque en su transcurso dijo cosas importantes, también dejó algunas cuestiones en suspenso y otras respuestas sonaron confusas, si no equívocas. De todo lo que dijo, la prensa ha resaltado en sus titulares esto:

    Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?
    Esto dijo PP Franciscus.

    Sed contra:

    "Luego el Señor añadió: -'El clamor contra Sodoma y Gomorra es tan grande, y su pecado tan grave, que debo bajar a ver si sus acciones son realmente como el clamor que ha llegado hasta mí. Si no es así, lo sabré'." Gn 18, 20-21
    Este pasado Domingo (n. o. Dom17º lecc. C) , la primera lectura fue Gen 18, 20-32 (intercesión de Abrahám) y el Evangelio Lc 11,1-13 (el Padrenuestro, la oración, parábola del vecino importuno etc).

    El paralelo alusivo de las escenas del Génesis con el Evangelio forzaba, en cierto sentido, a tratar en la homilía el tema de la oración, la confianza en la plegaria, la perseverancia en la súplica, la excelencia del Padrenuestro. Todo muy pertinente. Pero se obviaba el terrible marco de la escena, con el pecado de Sodoma y su tremendo castigo como telón de fondo. Quien dispuso esas lecturas, no quería que apareciera como tema el castigo del pecado de los sodomitas y gomorritas.

    Algo parecido ha hecho PP Franciscus con su respuesta elusiva, tan impropia.

    ¿El Papa no tiene nada que decir al respecto? ¿El Papa no es juez del caso, del pecado y el pecador? ¿El Papa puede ignorarlo?

    Porque no se trata del pecado de un pecador, sino de un estado de pecado fomentado, promovido, legalizado y generalizado. No es que redivivan Sodoma y Gomorra, sino que una militancia formidable, bien organizada y con medios, suscita e impone en la sociedad actual la pseudo-cultura de la aberración nefanda. ¿Y El Papa no tiene nada que decir? ¿El Papa no juzga?

    Sed contra, repito la cita:

    "El Señor dijo: -'El clamor contra Sodoma y Gomorra es tan grande, y su pecado tan grave, que debo bajar a ver si sus acciones son realmente como el clamor que ha llegado hasta mí. Si no es así, lo sabré'."
    Mal estamos si el Papa, a quien le compete el caso, se encoge de hombros, cierra los ojos y deja pasar.

    En estos tiempos, además, en que, más que nunca, quien calla otorga.


    +T.


    EX ORBE
    Smetana dio el Víctor.

  8. #8
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    BERGOGLIO (A) FRANCISCO Y LA HOMOSEXUALIDAD, LAS MUJERES Y SU TEOLOGÍA DEL DISPARATE



    Francisco: "Si una persona es gay, ¿quién soy yo para criticarlo?"
    Buena pregunta hizo Francisco: ¿Quién es él? En la foto, por lo menos, parece un cantor de tangos, acaso un político en campaña electoral.



    Infobae


    El Santo Padre cuestionó el "lobby gay" pero evitó juzgar a los homosexuales. Fue durante el vuelo de regreso a Roma, donde afirmó además que la Iglesia "no debe marginar". El Pontífice descartó una visita a la Argentina y calificó a Benedicto XVI de "abuelo sabio"


    El Papa Francisco condenó este lunes el llamado "lobby gay" del Vaticano durante una conferencia de prensa celebrada a bordo del avión que lo conducía de Brasil a Italia, en la que recalcó que no pretende "juzgar" a los homosexuales.
    "Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo? El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy linda esto. Dice que no se debe marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad", declaró Francisco ante más de 70 periodistas.
    Y agregó: "El problema no es tener esta tendencia. Debemos ser hermanos. El problema es hacer un lobby. El problema es la presión ejercida por grupos de presión de la gente codiciosa, lobbies políticos, grupos de presión masónicos, y tantos grupos de presión. Esto agrava el problema", agregó.


    Hablando en la parte trasera del avión de regreso de Río de Janeiro, tras culminar su histórica visita a Brasil, el Sumo Pontífice volvió a descartar un viaje a la Argentina a corto plazo.
    "Creo que se puede esperar un poco para ir a la Argentina", sostuvo Francisco, quien reconoció sin embargo que Buenos Aires le "falta, pero es una falta serena".
    Acerca de su futura agenda internacional, que tuvo un inmejorable debut en Brasil, donde fue aclamado por centenares de miles de personas durante todas sus actividades, el Papa mencionó Jerusalén, Sri Lanka y Filipinas como posibles destinos.
    Francisco volvió a mostrarse contrario a la ordenación de mujeres, declarando que "esa puerta está cerrada", y profundizó su visión.
    "La Virgen María era más importante que los apóstoles y que los obispos y que los diáconos y los sacerdotes. La mujer en la Iglesia es más importante que los obispos y que los curas. ¿Cómo? Esto es lo que debemos tratar de explicitar mejor a través de una profundización de la Teología de la mujer", puntualizó.
    Al ser consultado sobre si las reformas que ha emprendido en el Vaticano desde su llegada han encontrado resistencia en la curia, el Papa dijo: "Si hay, aún no la he visto, pero tampoco hice muchas cosas".
    Con respecto al escándalo de los Vatileaks, la filtración de documentos internos que impactó duramente en el papado de su antecesor Benedicto XVI, el Papa argentino relató una anécdota personal.
    "Cuando fui a ver al papa Benedicto, después de rezar en la capilla nos reunimos en el estudio y había una caja grande y un sobre. Benedicto me dijo: 'En esta caja grande están todas las declaraciones que han prestado los testigos. Y el resumen y las conclusiones finales están en este sobre'. Y aquí se dice ta, ta, ta. ¡Lo tenía todo en la cabeza! Pero no, no me asusté. Es un problema grande, pero no me he asustado", contó.
    El Sumo Pontífice se volvió a referir más adelante a Benedicto XVI, a quien lo comparó con un "abuelo sabio" y dijo que era "su papá".
    La aeronave que trasladaba al papa, un Airbus A330 de Alitalia, finalmente llegó a Roma a las 6:30 hora argentina, tras recorrer los 9.201 kilómetros que separan Río de Janeiro, Brasil, de la capital italiana.
    Tres minutos después de pisar suelo italiano, el Sumo Pontífice escribió un mensaje en su cuenta oficial en Twitter, en el que celebró su regreso.


    "He regresado a casa, y les aseguro que mi alegría es más grande que mi cansancio", escribió Francisco.




    SAN PABLO CONTRA LA HOMOSEXUALIDAD
    (Y contra Francisco)






    “No queráis engañaros: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los sodomitas, ni los ladrones, ni los avarientos, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los que viven de rapiña, han de poseer el reino de Dios. Tales habéis sido algunos de vosotros; pero fuisteis lavados, fuisteis santificados, fuisteis justificados en el nombre de nuestro Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.”
    I Cor. 6, 9-11






    La Sagrada Escritura y, especialmente el sentido común son tan claros sobre el tema de la homosexualidad que el Magisterio de la Iglesia ha tratado muy poco de esta materia. (1)


    1. En el Antiguo Testamento, además del castigo de Sodoma (Génesis 19), debemos citar la ley dada por Dios a Israel: Lev. 18, 22 designa a la sodomía como una abominación, Lev 20, 13 castigada con la muerte). En el Nuevo Testamento, San Pablo condena explícitamente este vicio en varias epístolas (Romanos 1, 24-32, que se citan a continuación 1 Cor 6,10: "Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los infames, ni los ladrones, [...] heredarán el reino de Dios (2)", 1 Tim 1,10, dice la misma manera que "los asesinos, los fornicarios, los infames [...](3)".


    2. El sentido común también es suficiente para ver que este vicio es contra la naturaleza, puesto que utiliza al contrario de su finalidad natural una función que Dios ha dado para la transmisión de la vida. Una desviación así de grave, en un asunto tan importante para el bien común (el futuro de la sociedad depende de ello), resulta evidente que es gravemente pecaminosa.




    Sin embargo, esto ya no aparece tan obvio para muchos de nuestros contemporáneos. Debemos ahora argumentar para defender lo que antes era evidente.
    Comencemos pues el asunto, preguntando por qué y cómo se puede haber llegado a tal extremo.
    Sobre este punto en particular la Sagrada Escritura, y San Pablo especialmente, van a aclararnos mucho.



    San Pablo va hasta la raíz del mal

    En el primer capítulo de su epístola a los Romanos, San Pablo no se limita, en efecto, a denunciar el vicio. Él establece claramente un vínculo causal entre la infidelidad (idolatría) y la impureza contra la naturaleza. Leamos el pasaje (Rom 1,18-32):


    1. La idolatría de los gentiles es inexcusable, porque el verdadero Dios se manifiesta en la creación.
    En efecto, la cólera de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que aprisionan la verdad en la injusticia; pues lo que de Dios se puede conocer, está en ellos manifiesto: Dios se lo manifestó. Porque lo invisible de Dios, desde la creación del mundo, se deja ver a la inteligencia a través de sus obras: su poder eterno y su divinidad, de forma que son inexcusables; porque, habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, antes bien se ofuscaron en sus razonamientos y su insensato corazón se entenebreció: jactándose de sabios se volvieron estúpidos, cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una representación en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos, de reptiles.


    2. Consecuencia de esta maldad, Dios los abandonó a sus pasiones.
    Por eso Dios los entregó a las apetencias de su corazón hasta una impureza tal que deshonraron entre sí sus cuerpos; a ellos que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en vez del Creador, que es bendito por los siglos. Amén.


    3. Consecuencia (continuación): el vicio contra la naturaleza
    Por eso los entregó Dios a pasiones infames; pues sus mujeres invirtieron las relaciones naturales por otras contra la naturaleza; igualmente los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos los unos por los otros, cometiendo la infamia de hombre con hombre, recibiendo en sí mismos el pago merecido de su extravío.


    4. San Pablo repite su razonamiento: causa y consecuencia.
    Y como no tuvieron a bien guardar el verdadero conocimiento de Dios, entrególos Dios a su mente insensata, para que hicieran lo que no conviene: llenos de toda injusticia, perversidad, codicia, maldad, henchidos de envidia, de homicidio, de contienda, de engaño, de malignidad, chismosos, detractores, enemigos de Dios, ultrajadores, altaneros, fanfarrones, ingeniosos para el mal, rebeldes a sus padres, insensatos, desleales, desamorados, despiadados, los cuales, aunque conocedores del veredicto de Dios que declara dignos de muerte a los que tales cosas practican, no solamente las practican, sino que aprueban a los que las cometen.


    San Pablo lo dice pues y lo repite: la ceguera moral llevada hasta la aprobación de los vicios contra la naturaleza es una consecuencia de la impiedad. Una máxima atribuida a San Agustín resume esta enseñanza: Este estigma no es sólo un pecado, es más bien el castigo del pecado (4)


    La explicación de Santo Tomás

    En su comentario sobre la Epístola a los Romanos, Santo Tomás de Aquino insiste también:

    Cabe señalar que es con razón que el Apóstol pone los vicios contra la naturaleza -que son el más grave de los pecados de la carne- como castigo por la idolatría. Se percibe que estos defectos parecen haber comenzado a desarrollase con la idolatría - es decir, los días de Abraham, cuando se reconoce generalmente que la idolatría comenzó. Se lee en el capítulo 19 del Génesis que estos defectos han sido castigados por primera vez en la persona de los habitantes de Sodoma. Y del mismo modo, los vicios de este tipo han crecido progresivamente a medida que creció la idolatría. Así se lee en el segundo libro de los Macabeos que Jasón se atrevió a poner los jóvenes más nobles en lugares infames (5) y no fue el comienzo, sino el desarrollo y el progreso de la adopción de costumbres paganas. (6)


    El Doctor Angélico se refiere indirectamente al mismo tema en una cuestión de su Summa Theologica. Se pregunta por qué el rito de la circuncisión fue instituida en la época de Abraham, y no justo después de la caída original. Él respondió que en la época de Adán, incluso después del pecado, la fe y la razón natural era todavía lo suficientemente fuerte por lo que el hombre no necesitaba ese rito. Sin embargo, al tiempo de Abraham, la religión se había debilitado al punto que la mayoría de personas se volcaron a la idolatría, y a la vez, la razón natural estaba oscurecida por las pasiones de la carne hasta el punto de hacer caer al hombre en pecado contra la naturaleza. Por lo tanto, era el momento en que Dios instituyese, para el hombre, un rito que fuese al mismo tiempo la señal de la fe en Dios, y un remedio para el deseo carnal (7).


    Encontramos así, en esta respuesta, el vínculo entre el progreso de la idolatría y el de los vicios contra la naturaleza. El primero es una falta contra la naturaleza divina, Dios permite como castigo la segunda, que va en contra de la naturaleza del hombre (8).



    Confirmación en el siglo XVII

    En el siglo XVII, el famoso exégeta Cornelius a Lapide (9) confirma esta explicación:


    Las pasiones monstruosas son la pena de la infidelidad, la impiedad y la herejía (10).


    Tras señalar que los herejes de su tiempo (protestantes) han manifestado la verdad de esta frase en sus costumbres (11), investiga la causa de ese vínculo entre la impiedad y la impureza. Da dos razones.


    1. En primer lugar, porque donde no hay fe, no hay gracia de Dios; y donde no hay gracia de Dios, no encontramos la castidad, sino todo tipo de concupiscencias. Era justamente por eso que Lutero decía que la fornicación era tan necesaria al hombre como el alimento, y que se oye por todos lados, entre los innovadores, el axioma de que la castidad es imposible; porque, realmente, es imposible a Lutero y a los herejes. Eso es justo lo que San Jerónimo dijo: "Es difícil encontrar a un hereje que ame la castidad; aunque la pueda recomendar por palabras y alabarla".


    2. En segundo lugar, a causa de que la herejía y la infidelidad nacen del orgullo, y que la pasión impura es el castigo del orgullo, del mismo modo en que la castidad es la recompensa de la humildad (12).



    Confirmación al día de hoy

    La conclusión se impone por sí misma: la repugnante invasión de los vicios de Sodoma en nuestros países -y su formalización por infames leyes- no son sólo azotes sociales. Son también, y principalmente, castigos.
    Nuestros países son, hace tiempo, oficialmente apóstatas; oficialmente ateos. Incluso, por la ideología de los derechos humanos, oficialmente idólatras. Por tanto, es natural, lógico, necesario, que estas costumbres se instalen en ellos. San Pablo dijo:


    No tienen excusa, porque habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios, y le dieron gracias, sino que se entregaron a sus deseos y sus corazones sin inteligencia se hundieron en la oscuridad. [...] Por eso Dios los entregó a las pasiones vergonzosas [...] Ya que no se preocuparon por conocer a Dios, Dios los entregó a su mente réproba.


    Esto no quiere decir que en el orden individual sólo un idólatra, o un impío, puedan experimentar las tentaciones contra la naturaleza. Todos los seres humanos están marcados por el pecado original y el desorden de la naturaleza se manifiesta de diferentes maneras en cada uno. Sin contar las patologías propiamente dichas, uno nacerá más propenso a la ira, el segundo fue la pereza, y otro más vulnerable a tal o cual tentación de lujuria. Una educación inadecuada, choques psicológicos mal curados u ocasiones precoces de escándalo podrán exacerbar y agravar esta herida, en la fragilidad de la infancia o la adolescencia. En este caso, como frente a cada uno de los pecados capitales, sólo la lucha diaria, con la oración y la gracia de Dios, permitirá superar el vicio y establecer la virtud.


    Pero en el orden público, aquel de cada nación, la aceptación del vicio contra la naturaleza, tal como lo estamos experimentando hoy en día, no puede ser más que un castigo. La paganización de las costumbres es la consecuencia inevitable de la paganización de las ideas.

    ¿Cómo reaccionar?

    ¿Estarán los católicos condenados a asistir impotentes a la destrucción gradual de la sociedad? Ciertamente que no. Por eso, para actuar con eficacia, para escapar del ciclo de derrotas en que parecen haber caído, deben tomar consciencia, ante todo, de las verdaderas causas del mal – aquellas que denuncia San Pablo.


    Nuestras sociedades apóstatas y ateas no pueden ser bendecidas por Dios. La decadencia que las golpea es el castigo de aquella impiedad. No sirve de nada luchar contra esta decadencia si no luchamos al mismo tiempo, y primeramente, contra esa impiedad. Luchar sin Dios contra los males que resultan precisamente de la ausencia de Dios es, obviamente, un sinsentido (13).


    Después de haber comentado extensamente a San Pablo, podemos concluir citando a San Juan:


    Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo. Y esta victoria sobre el mundo, nuestra fe. - Omne natum quod ex Deo vincit mundum, et haec est victoria quae vincit mundum, fides nostra. (1 Juan 5: 4)
    ___________________


    1) Solo accidentalmente la enseñanza tradicional ha abordado la cuestión. Un decreto del Santo Oficio del 24 de septiembre 1665 trata de la sodomía no para definir que es un pecado (lo que parece demasiado obvio), sino para indicar cómo este pecado se debe acusar en la confesión (la naturaleza de la culpa debe ser especificado de forma explícita, una acusación genérica no es suficiente para que la confesión sea íntegra) (DS 2044). - La anarquía generalizada introducida en la Iglesia permitió que algunos "teólogos" trataran de legitimar este vicio. Frente a esto, el Vaticano ha terminado por intervenir para recordar que "los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados y que no puede en ningún caso ser aprobados" (29 de diciembre de 1975, DS 4583, reproducido en el nuevo Catecismo de la La Iglesia Católica, § 2537).
    2) Neque fornicarii, neque idolis servientes, neque adulteri, neque molles, neque masculorum concubitores, neque fures [...] regnum Dei possidebunt.. El término "infame" (en latín: concubitores masculorum) se refiere a los sodomitas.
    3) [...] Homicidis, fornicariis, masculorum concubitoribus [...].
    4) Haec spurcitia non solum peccatum est, sed et poena peccati (PL 40, col. 1326; esta serie de sermones que ahora comúnmente se considera apócrifa.)
    5) 2 Mc 4, 13 (cita de Thomas de la Vulgata). - En tiempos de Antíoco Epifanio, Jason consigue hacerse nombrar sumo sacerdote en Jerusalén, y se esfuerza por introducir las costumbres griegas entre los ciudadanos. La Biblia cuenta: "Era tal el auge del helenismo y el progreso de la moda extranjera a causa de la extrema perversidad de aquel Jasón, que tenía más de impío que de sumo sacerdote, que ya los sacerdotes no sentían celo por el servicio del altar, sino que despreciaban el Templo; descuidando los sacrificios, en cuanto se daba la señal con el gong se apresuraban a tomar parte en los gimnasios de los ejercicios contrarios a la ley; sin apreciar en nada la honra patria, tenían por mejores las glorias helénicas. Por esto mismo, una difícil situación les puso en aprieto, y tuvieron como enemigos y verdugos a los mismos cuya conducta emulaban y a quienes querían parecerse en todo. Pues no resulta fácil violar las leyes divinas; así lo mostrará el tiempo venidero”. (2 Mc 4, 13-17).
    6) «Et est notandum quod satis rationabiliter Apostolus vitia contra naturam quae sunt gravissima inter peccata carnalia, ponit idolatriaepoenam, quia simul cum idolatria incepisse videntur, scilicet tempore Abrahae, quando creditur idolatria incepisse. Unde et tunc primo leguntur in Sodomitis punita esse, ut Gn 19. Simul etiam idolatria crescente, huiusmodi vitia creverunt; unde dicitur 2 Mc 4, quod Jason ausus est sub arce optimos quosque epheborum in lupanaribus ponere. Erat autem hoc non initium, sed incrementum quoddam et profectus gentilis et alienigenaeconversationis. » (Saint THOMAS, Com. in Rm 1, lect. VIII)
    7) St. Thomas, III, q. 70, a. 2, ad 1.
    8) Santo Tomás dice que todo pecado es en cierto sentido, contra la naturaleza porque va en contra de lo que nuestra razón nos dice que ser conforme a nuestra naturaleza racional, pero algunos pecados se oponen no sólo a nuestra naturaleza racional, sino la naturaleza física en sí (que compartimos con los animales). Son doblemente contra la naturaleza.
    9) Cornelio a Lapide (Cornelius Van den Steen), SJ., 1567-1637.
    10) “Hinc patet infidelitatis, impietatis et haeresis pœnam esse monstrosas libidines” (Cornelio a Lapide, en Romanos, 1, 26).
    11) "Talia monstra quoque ab haeresi nata nostra vidit et protulit aetas. - Nuestro siglo también ha visto y ha producido ese tipo de monstruos, nacidos de la herejía. "(Ibíd.).
    12) "Primo, quia ubi non est fides, ibi non est gratia Dei ; ubi non est gratia Dei, ibi non est castitas, sed omnis concupiscentia : ut merito dixerit Lutherus, concubitum homini tam necessarium esse quam cibum, et passim apud Novantes personat hoc axioma, castitatem esse impossibilem, quia vere Luthero et haereticis impossibilis est. Vere ergo dixit S. Hieronymus, lib. II Comment, in Osece cap. IX: "Difficile est invenire haereticum qui diligat castitatem, etiamsi eam verbis commendet et prae se ferat". Secundo, quia haeresis et infidelitas oritur ex superbia, superbiae autem poena est libido, sicut humilitatis praemium est castitas"(Ibid)

    13) Recordamos las palabras del Cardenal Pie: "Cuando Jesús Cristo no reina por los beneficios que se derivan de su presencia, reina por todas las calamidades inseparables de su ausencia". (Discurso en Chartres, 11 de abril de 1858; Episcopal de Obras, v. 1, p. 84.)

    Syllabus: BERGOGLIO (A) FRANCISCO Y LA HOMOSEXUALIDAD, LAS MUJERES Y SU TEOLOGÍA DEL DISPARATE

  9. #9
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    En estos asuntos no se andar con vaguedades y generalizaciones. La homosexualidad es, de suyo, un mal. Es inmoral. Una persona puede nacer con un problema de hormonas (aunque en la mayoría de los casos la gente lo hace porque está de moda, por vicio, por morbo), pero si esa persona es consciente de que tiene una mala tendencia; si se le enseña que es algo malo que debe esforzarse por superar mediante la gracia de Dios; si se le hace ver que no debe dar lugar alguno a esas tentaciones; si la persona lo ve como una de tantas malas inclinaciones que arrastra la humanidad a consecuencia de la Caída; como un aguijón en la carne contra el que debe luchar, se ayuda de verdad a la persona. Si le hace ver que el tener que luchar contra eso, aunque sea toda la vida, puede ser una cruz que le toque llevar y que con la ayuda de Dios lleve con éxito sin llegar a caer. Eso sí que ayuda. En cambio, si se anda con ambigüedades y generalidades, si uno se desentiende y se lava las manos (¿y quién soy yo para criticar?), se da a entender que ya no es tan malo. Hay que amar al pecador, pero también odiar el pecado. Por eso hay que denunciar el pecado aunque no por ello se deje de tratar con caridad al pecador. Precisamente la caridad hacia el pecador consiste en hacerle ver que el pecado es malo y en ayudarle a superarlo. Entre las obras de misericordia están enseñar al que no sabe y corregir al que yerra. Hay que ser claros con estas cosas y no andarse con medias tintas por miedo al qué dirán.

  10. #10
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Efecto “Francisco”: se puede ser “gay”.



    Las palabras ambiguas de parte de las más altas autoridades de la Iglesia, para la prensa, son lo que esta necesita para crear más confusión de la que ya existe sobre la doctrina moral católica. Acá un ejemplo del efecto que ocasiones estas declaraciones.


    [PCI – 30-07-2013]


    No es lo que el Papa dijo, pero era obvio que era lo que se iba a interpretar


    Nadie con responsabilidad tiene derecho a ser ingenuo. El Papa menos que nadie. Lo que dijo sobre “no ser quien para juzgar a los homosexuales” iba a ser interpretado como una legitimación de la homosexualidad de boca, nada menos, que del Papa... Los efectos están a la vista en todos los medios de comunicación, y en la pobre feligresía. No solo entre los que ya aspiraban a una “autorización” de esta perversión moral, sino aún entre los que la condenaban y defendían el orden natural en la legislación civil. Han quedado desarmados.
    Francisco ha hecho en el campo moral lo que Juan Pablo II en el histórico: ha quitado autoridad a los defensores de la Iglesia y su doctrina. Es un antecedente horroroso. Y lamentablemente nos va dando razón de lo que anticipamos cuando fue elegido Papa, esta vez en virtud de sus antecedentes, ahora por hechos y realidades evidentes. ¡Dios nos ampare! Recemos intensamente por el Santo Padre, por su propia alma y por las almas de los fieles que corren riesgo gravísimo de condenación.


    Sirva este ejemplo, de los tantos que circulan por los medios, para ilustrar lo dicho:


    Un ex sacerdote gay mendocino, que dejó los hábitos tras confesar su orientación sexual, escribió una carta al papa Francisco en la que le instó a adecuarse “a los nuevos paradigmas del mundo contemporáneo” después de que el Pontífice asegurase que no juzga a los homosexuales.
    Andrés Gioeni, quien cambió el sacerdocio por el trabajo de actor y escritor, celebró “el aire fresco” que ha supuesto la llegada de Francisco al Vaticano, pero advirtió “que queda mucho camino por recorrer”.
    En diálogo con LA NACION, dijo: “Le escribí porque creo que es un atisbo de esperanza en la respuesta que dio sobre no juzgar a los gays. Veo humildad y apertura en él”. Cuando habla de apertura se refiere, más que nada, a cuestiones vinculadas a la “moral sexual”. Consideró que en este encuentro con los jóvenes el Papa podría haber dicho algo acerca del preservativo, por ejemplo. “Los jóvenes no van a dejar de tener relaciones sexuales y por este mal mensaje de la Iglesia se pueden generar enfermedades graves”, cuestionó.
    Además, se refirió al control de la natalidad. “Debería revisarse la prohibición de los métodos anticonceptivos, ya hay teólogos de la Iglesia que piensan muy distinto a las leyes que rigen”, dijo. Habla con conocimiento de causa: se ordenó de diácono, luego de sacerdote y ejerció el sacerdocio durante dos años y medio.
    “Alguna vez fui sacerdote católico, pastor, compartí ese ímpetu misionero y esa necesidad de reclamo de apertura eclesial. Hasta que decidí abrirme a un costado cuando descubrí mi propia tendencia homosexual y admitir mi imposibilidad de ejercer el ministerio pastoral en celibato”, admitió Gioeni en la misiva, publicada en su cuenta de la red social Facebook.
    “Me atrevo a hacerme portavoz de una gran porción de personas que pertenecemos a la comunidad homosexual. Y simplemente, con humildad, pedirle encarecidamente que incentive, estimule, promueva y acompañe una mayor profundización en la Teología moral sexual acerca del lugar y la experiencia de la persona homosexual”, solicitó el ex sacerdote, quien explicó que se siente “feliz y realizado” tras llevar diez años viviendo con una pareja del mismo sexo.


    NUEVOS PARADIGMAS DEL MUNDO


    Gioeni dejó claro que no pretende que el nuevo pontífice renuncie a la doctrina eclesiástica sino que “la ayude a seguir creciendo y adecuándose a los nuevos paradigmas del mundo contemporáneo que nos desafían a encontrar nuevas respuestas”.
    “¿De verdad el amor de dos personas, siendo del mismo sexo, no demuestra ni reflejan nada del amor de Dios?”, cuestionó el actor, quien preguntó también si “la Iglesia con sus silencios va a permitir que se sigan estigmatizando a tantos jóvenes en tantos países donde se siguen asesinando solamente por su tendencia”.
    Gioeni se despidió pidiendo a Francisco que ayude a la comunidad homosexual a descubrir por dónde puede “transitar la fe” sin renunciar a su “experiencia de amor”.
    Durante una rueda de prensa a bordo del avión de regreso a Roma desde Río de Janeiro, el Papa aseguró este lunes que no juzga a los homosexuales.
    “Si una persona es gay, busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla? El catecismo de la Iglesia católica explica y dice que no se deben marginar a esas personas y que deben ser integradas en la sociedad”, dijo Francisco.


    Fuente: La Nación. Ver también aquí La Nación


    Anexo Stat Veritas. El efecto Francisco en algunas portadas de la Prensa nacional y española:
























    STAT VERITAS

  11. #11
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Creo que este hilo debería ir en el subforo "Crisis de la Iglesia".

  12. #12
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Cura rockero argentino amigo de Francisco le canta con su banda 'Pecadores'

    image.jpg
    Al teclado el padre César, durante un ensayo con su banda (AFP)

    28/07/13 (3:09 PM)


    Buenos Aires.- "Somos los teloneros del Papa", se presenta el padre César, amigo del Sumo Pontífice y autor del himno a Francisco, un rock and roll que el cura argentino canta con su banda metalera 'Pecadores' y será lanzado por una discográfica internacional.


    "Francisco tiene el rock adentro, porque el rock tiene que ver con esto de romper estructuras, aunque le guste el tango, es una filosofía", dijo a la AFP en la vicaría de la parroquia Sacratísimo Corazón de Jesús, en el barrio de Villa Luro de Buenos Aires, donde César oficia como sacerdote ayudante.


    El padre César Scicchitano, de 49 años, conocido como el 'cura rockero', tiene estrecha relación con el papa Francisco de quien acaba de recibir una carta para que "siga haciendo música y apoyando su mensaje desde los escenarios".


    "Jesús era rockero por la garra que tuvo. Hay que subirse a la cruz y bancársela (aguantar)", dijo para explicar por qué piensa que "la fe sin música es como una película sin música, aburrida".


    Su relación con el Papa tiene casi 20 años "y es tan fuerte como la de un hijo con un padre", asegura.


    "Soy un músico que es cura, por eso él no me dio una parroquia a cargo, soy ayudante en ésta y después de celebrar misa o dar el bautismo toco en bares, recitales o salgo de gira con mi banda", dice este peculiar sacerdote que sobre su sotana negra viste chaqueta de cuero, usa el cabello por los hombros, zapatillas deportivas y anteojos a la moda.


    El padre César y los 'Pecadores' han recorrido miles de kilómetros por toda Argentina para tocar en iglesias y escuelas pero también en congregaciones de amantes del heavy metal, como la que se realiza cada año en Luján (70 km al oeste de Buenos Aires) para conmemorar la fecha del accidente en el que murió el eximio guitarrista argentino 'Pappo' Napolitano, del que se confiesa admirador.


    "El exguitarrista de su banda hoy toca con nosotros, somos todos metaleros", se ufana con contagioso entusiasmo mientras enumera que ha grabado con fines benéficos junto a conocidos cantantes como Fito Páez, León Gieco, Fabiana Cantilo, Nito Mestre, Claudia Puyó, Soledad Pastorutti, José Angel Trelles, entre mucho otros.


    "Bergoglio siempre nos llamaba para tocar en las misas para los cartoneros: somos los teloneros del Papa", dice con una sonrisa franca y los ojos luminosos.


    Pero también han sido teloneros de recitales de rock, como el que realizó en 2012 el grupo Viejas Locas en el estadio de Racing Club ante miles de personas que bailaron su rock "Yo quiero un papa latinoamericano", una canción providencial que compuso dos años antes de la llegada de Bergoglio al trono de Pedro.


    "También compuse por pedido de Bergoglio una canción sobre las prostitutas porque quería exaltar el tema por su compromiso con la lucha contra la trata de personas", explicó.




    "Del barrio de Flores al barrio de Dios"


    "Desde el fin del mundo se abre una flor, desde el barrio de Flores (donde vivió Bergoglio) al barrio de Dios", reza una de las estrofas del Himno a Francisco que el papa aún no escuchó, según su autor, pero de cuya existencia ya está al tanto.


    Como arzobispo de Buenos Aires, el ahora Sumo Pontífice acompañó todo el derrotero musical de su hijo pastoral, que incluye una lista de 18 discos editados, en los que el rock y el blues alternan con villancicos, himnos y advocaciones a la Virgen.


    "En una ocasión le presenté la foto de una tapa para un disco y cuando me vio vestido de cuero y montado sobre una Harley Davidson, dijo '¡¡uy Dios mio!!'", recuerda con una ampulosa carcajada.


    También guarda dos cartas de puño y letra de Bergoglio en las que lo recomendaba a las compañías discográficas para ayudar a que editaran sus canciones.


    "El me dice cariñosamente el 'musicista'", cuenta el padre César, que en su juventud estudió piano, canto lírico, armonía de jazz y composición.


    El nuevo disco, llamado "Desde el fin del mundo" tendrá doce temas, el principal "Francisco (reza por mí)" y se aguarda que esté a la venta entre septiembre y octubre por el sello Sony.


    "Ya la grabé en portugués y en italiano y próximamente lo haremos en francés", explica a la AFP mientras prepara una ronda de café en la vicaría entre equipos de sonido e imágenes religiosas.


    Sobre el amor del Papa por la música relata que cuando lo nombran cardenal lo llamó para decirle "que unas monjitas en vez de regalarle algo para los pobres le dieron discos y que los quería regalar".




    "Hagan lío, dijo Francisco"


    En su misa ante millones de jóvenes en la Jornada Mundial de la Juventud en Rio de Janeiro, el papa llamó a los jóvenes a "hacer lío en las parroquias", algo que el padre César viene cumpliendo a través de la música desde que conoció a Bergoglio en 1996.


    "El rock es como yo hago lío, poner el rock en las parroquias, desestructurar formas", dijo.


    En su opinión Francisco también "hace lío a su manera en el Vaticano".


    "Benedicto XVI lo inició con la abdicación y él abrió las puertas para que entre otro aire dentro de la Iglesia que ya no puede vivir encerrada entre cuatro paredes ni creerse la dueña de la vida de las personas. El Evangelio se ofrece y no se impone y eso es Francisco", dijo.


    Según el padre César la prédica del Papa "tiene imán entre los jóvenes porque él tiene un espíritu joven, su voz es la de alguien que no envejeció y que está sostenido por el espíritu de Dios".


    "De él se podría decir que lo dejó todo y lo siguió a Jesús. Será el próximo santo, San Francisco de Flores", aseguró.


    http://www.monstermarketplace.com/se...paign=X0146416
    Última edición por Michael; 01/08/2013 a las 09:35
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  13. #13
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Más efecto “Francisco”: ahora los divorciados.




    Habrá novedades en octubre.


    Dice el VIS de la fecha:


    “Tampoco ha eludido el Papa el tema de los sacramentos a los divorciados que se han vuelto a casar. “Creo -ha dicho- que este sea el momento de la misericordia...Los divorciados pueden acceder a los sacramentos... El problema atañe a los que han celebrado una segunda unión..que no pueden recibir la comunión.. Pero, aquí abro un paréntesis, los ortodoxos tienen una praxis diferente. Siguen la teología de la economía, como la llaman y dan una segunda posibilidad; lo permiten. Pero creo que este problema, cierro el paréntesis, se deba estudiar en el cuadro de la pastoral matrimonial. Uno de los temas de consultar con el Consejo de cardenales con el que nos reuniremos en ..octubre es como proseguir en la pastoral matrimonial... También ha estado conmigo hace unos días el Secretario del Sínodo de los Obispos, para el tema del próximo sínodo y... hablando... hemos visto este tema antropológico: cómo ayuda la fe a la planificación de la persona, de la familia y llegar a la pastoral matrimonial... Estamos en camino hacia una pastoral matrimonial más profunda... Es un problema de muchos”.


    En numerosos pasajes evangélicos se dice claramente que quien deja a su mujer y se casa (junta) con otra, comete adulterio. Y más aún, quien mira a mujer ajena con malos deseos, ya adulteró en su corazón. Sin contar la enseñanza apostólica en las epístolas.
    Nadie puede recibir el sacramento de la Eucaristía en pecado mortal sin comer y beber su propia condenación.
    ¿Cuál puede ser la “pastoral matrimonial más profunda”? ¿Por qué la mención de los ortodoxos que aceptan el divorcio?
    Seguramente no pasará de generar una expectativa, en el mismo sentido que con los homosexuales. La sugerencia de que se puede alterar la ley divina como si fuese mera disciplina eclesiástica, cuando aún esta es muchas veces de muy improbable modificación.
    Otra vez resulta difícil no ver un acto de demagogia erosionando la disciplina moral y confundiendo a los fieles.

    STAT VERITAS

  14. #14
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    FRANCISCO TOMA VUELO

    Por una extraña manera
    mil vuelos pasé de un vuelo
    (San Juan de la Cruz)

    Sí, fue no más ser puesto Francisco en vuelo desde los católicos carnavales cariocas hacia Roma, hinchado aún por el gas del éxito temporal, las palmadas de la prensa y las aclamaciones de las turbas, que (sentido de la oportunidad, le dicen) al fin decidió expedirse, en charla con los periodistas, acerca de aquellos temas sobre los que se venía echando de menos su pronunciamiento. El diálogo en cuestión -tenido a bordo del avión con setenta plumíferos de esos que los diarios comisionan so capa de "vaticanistas"- constituye una de esas piezas que bien podría servir, en los cursos introductorios de las carreras de humanidades, para someterlo al llamado "análisis de texto", tantas las protuberancias y asideros que ofrece a la razón examinadora.

    Que de los labios de Bergoglio no deba esperarse la emanación de teologúmenos brillantes era cosa harto sabida, habiendo éste cursado su teología -según opinión más probable- en el Club Hípico Argentino. Pero que se abstenga de confirmar la doctrina de la Iglesia en lo tocante a bioética y moral sexual recurriendo a indecorosas evasivas, es cosa de veras grave. Remitimos a Papa Francisco: "¿Quién soy yo para juzgar a un gay?" - lanacion.com * para el texto completo. Proponemos sólo unas pocas observaciones:

    1- El uso del término "pecados de juventud" para referirse a la conducta escandalosa de un alto prelado (que bajo esta carátula fue sumariado en la Santa Sede mons. Ricca hace catorce años, al ocupar la nunciatura en Montevideo) resulta, aparte de sofístico, insultante. A la vez que aventura que este hombre, pese a su historial de pecados públicos, será confirmado en su actual y delicado cargo en el IOR.

    2- Después de haber reconocido la existencia de un "lobby gay" en el Vaticano -en confidencias luego hechas públicas hace un par de meses-, ahora minimiza la cuestión, como si se tratara de un asunto irrelevante. A más que induce a confusión el preguntarse: «¿quién soy yo para juzgar a un gay?», porque ofrece a la embotada psiquis de las masas la sugestión de que, así como el Papa y la Iglesia no sólo no condenan al pecador -cosa que sólo a Dios corresponde, y esto debe recordarse-, el pecado también queda sin sanción alguna.

    3- «El problema no es tener esta tendencia. El problema es hacer un lobby». Contra la enteca argumentación del Papa, tener "esta tendencia" es ciertamente un problema. Tanto, que en aquellos que logran combatirla redunda en mayor mérito. Trascendida la mera tendencia, el consentir en la práctica es ya un pecado grave, que «clama al Cielo» según la Escritura. Y desconocer que el vínculo entre homosexualidad y lobby es tan lamentable como próximo, es desconocer la psicología misma del pecado, especialmente de los más vergonzosos. Algo nos enseña el capítulo 19 del Génesis, antes de narrarse la destrucción de Sodoma. Allí se nos cuenta de esos dos ángeles que se alojaron en la casa de Lot, mientras afuera «los sodomitas, todo el pueblo, jóvenes y ancianos sin excepción, cercaron la casa. Llamaron a Lot y le dijeron: "¿dónde están esos hombres que han venido a ti esta noche? Sácanoslos para que abusemos de ellos». Éste es acaso el primer "lobby gay" del que se conserva registro escrito porque, ¿qué es el lobby sino una conspiración con miras a ejercer el poder en común, a menudo haciéndolo contra quienes quedan afuera del mismo? Se sabe que en el abuso sexual prevalece más el ejercicio de un poder violento ejercido contra el otro que el mero placer venéreo.

    Bien han señalado algunas voces autorizadas que la homosexualidad, aparte de constituir un fermento corrosivo en el interior de la Iglesia, cristaliza en una terrible herejía (hoy, por lo demás, extendida por doquier, en el deporte y el espectáculo, en la política y la educación, con su correspondiente acción lobbista). Se trata de la herejía negadora del orden natural, es decir, de la obra creadora de Dios, sobre la que se ejerce una violencia enconada e inaudita. Es el peligro que acompaña al pecado: el endurecerse en él hasta revertir todo orden objetivo. Ingresando ya en la esfera de lo demoníaco, que Bergoglio finge desconocer o del que, al menos, restringe su alcance.

    4- Preguntarse, a este propósito: «¿quién soy yo... etc, etc?», cuando la respuesta obvia la da el Señor: tu es Petrus, denota la soberbia del hombre que se pone a sí y a sus apreciaciones por encima de su ministerio (siendo éste, por colmo, el mayor de los ministerios que puede confiarse a un mortal).

    5- Nótese cómo, luego de eludir definiciones en relación con el aborto y el "matrimonio" entre homosexuales aduciendo que «no era necesario volver sobre eso (...), los jóvenes saben perfectamente cuál es la postura (sic) de la Iglesia», la periodista termina acorralándolo sin proponérselo en torno a la cuestión de la latitud y dignidad que debe atribuirse a su ministerio: «¿cómo se siente siendo Papa? ¿Es feliz?». A lo que él responde: «hacer el trabajo de obispo es una cosa linda (...) Sí, me gusta ser obispo».

    Junto con estas espeluznantes declaraciones, aparece la restricción -léase prohibición- de celebrar la Misa Tradicional hecha a los Franciscanos de la Inmaculada, una de las escasas congregaciones abocadas a la restauración de la liturgia. Sobre el asunto, La primera vez que Francisco contradice a Benedicto. Esto está en línea con la obsesión de Bergoglio, ya otras veces expresada, contra el restauracionismo que él define como "pelagiano" -sin que aclare nunca el sentido de la desopilante atribución-. O como lo precisa en su discurso a los obispos en Brasil, en referencia a estas aborrecidas opciones: «ante los males de la Iglesia se busca una solución sólo en la disciplina, en la restauración de conductas y formas superadas que, incluso culturalmente, no tienen capacidad significativa. En América Latina suele darse en pequeños grupos, en algunas nuevas Congregaciones Religiosas, en tendencias a la “seguridad” doctrinal o disciplinaria. Fundamentalmente es estática, si bien puede prometerse una dinámica pero hacia adentro: involuciona. Busca “recuperar” el pasado perdido. Y créame que a mí me asusta». Nuestros son los subrayados, para destacar el carácter evolucionista que impregna el pensamiento del Obispo de Roma.

    Habría que explicarle a Francisco que este programa "restauracionista", lejos de alentar una romántica "vuelta al pasado", no hace sino -comprobado lo avanzado de la crisis de la Iglesia- buscar remedio en la afirmación de aquello que Ella siempre afirmó. No en lo pasado, sino en lo permanente e inmutable. Se trata, en todo caso, de un programa que apela a la conversión, a la "vuelta" a la casa del Padre.

    Horroriza, con todo, comprobar lo inmisericorde de los términos en que se provee un tal descomedida restricción. Como bien lo exponen Gnocchi y Palmaro en Corrispondenza Romana:
    El detalle está allí, hacia el término del decreto de la Comisión para los Institutos de Vida Consagrada, firmado por el secretario, el franciscano José Rodríguez Carballo. Se dice: «finalmente, tocará a los frailes franciscanos de la Inmaculada el reintegro de los gastos sostenidos por dicho comisario y por los colaboradores eventualmente nombrados por él, como así también los honorarios por su servicio». Precisamente así, con una humillación que evoca la costumbre de los regímenes totalitarios de cargar a cuenta de los familiares de los condenados el costo de las balas empleadas para la ejecución.
    En una sola jugada, no sólo es desautorizado el fundador de una orden floreciente y de los vértices que lo asisten, sino también el motu proprio de Benedicto XVI que liberaliza la celebración de la misa en rito gregoriano, el pontífice que lo emanado y, en definitiva, la Misa misma. Porque, después del detalle de los gastos a cargo de la víctima de una disposición inicua, llega el hundimiento final: «el Santo Padre Francisco ha dispuesto que todo religioso de la Congregación de los Frailes Franciscanos de la Inmaculada está obligado a celebrar la liturgia según el rito ordinario y que, eventualmente, el uso de la forma extraordinaria (Vetus Ordo) tendrá que ser explícitamente autorizado por las autoridades competentes, para cada religioso y/o comunidad que lo solicite»
    Tratándose de la única orden explicitada en el documento, es por lo tanto evidente que éste es el problema: la Misa en rito antiguo. Y a qué conduzca el terrible vicio de celebrar tal rito lo explica el comisario, padre Fidenzio Volpi, (según el cual) éste llevaría al reato de lesa «eclesialidad», un concepto que quiere decir todo y nada a la vez. Quizás, para comprender el contenido de este término, haga falta poner atención a lo ocurrido en Río de Janeiro durante la Jornada Mundial de la Juventud, al mismo tiempo en que los Franciscanos de la Inmaculada eran comisariados. Baste pensar, para dar un sólo ejemplo de aquel que los medios bautizaron el «Woodstock de la Iglesia», en la grotesca exhibición de obispos que bailan el flasmob (...) Si ésta es la «eclesialidad», se comprende porqué los Franciscanos de la Inmaculada la violan constantemente: llevan el sayo, hacen ayunos y penitencia, rezan, celebran la Misa, practican y enseñan una moral rigurosa, van a misionar llevando a Cristo antes de la aspirina, no combaten el Sida con los preservativos, tienen una doctrina mariana que gusta poco a los hermanos separados de cualquier orden y grado. Y son pobres y humildes con los hechos más que con las palabras.
    Bien señalan los autores del artículo que este género de rigor hoy se aplica sólo contra la ortodoxia y la ortopraxis litúrgica, mientras en las diócesis y en las congregaciones esparcidas por el mundo «se enseñan doctrinas no católicas, se exalta la teología de la liberación, se revesan las disciplinas y las reglas de órdenes milenarias, se impugna la autoridad de la Iglesia» sin que lluevan las correspondientes sanciones canónicas.

    Atropellos y despojos como los que hoy se emprenden contra esta orden ya los perpetraron antaño en Buenos Aires el entonces cardenal Bergoglio y sus esbirros contra otra orden religiosa floreciente, para lo que se sugiere visitar Página Católica: Frailes de la Inmaculada y un drama porteño. Sobradamente consta que esta clerecía infestada de modernismo destesta el florecimiento, el retoño y aun la mera yema florífera. La mustiedad es su gloria; la rapiña, su virtud.

    La historia de este último siglo de la Iglesia es la de una lenta pero eficaz ocupación de la misma de parte de una contra-Iglesia parasitaria, que acabará muy factiblemente por sustituirla. «Embriagada de la sangre de los mártires», según expone el Apocalipsis, terminará por vaciar -si esto pudiera hacerse- todo su patrimonio espiritual.

    Sin negar absolutamente la validez de la nueva Misa, se puede reconocer en ésta -con su debilitamiento del sentido sacrificial-propiciatorio, con su acelerada descomposición formal- un jalón hacia la «supresión del sacrificio cotidiano» de que habla Daniel (8, 11). Después de la liberalización de la Misa de siempre por Benedicto, negar o restringir abusivamente el permiso de celebrarla a los sacerdotes de una de las pocas familias religiosas que lo hacían es muy factiblemente un nuevo paso en tal sentido. El término del proceso ya lo describe san Pablo en la Segunda a los Tesalonicenses: el Adversario sentándose en el santuario de Dios, haciéndose pasar a sí mismo por Dios. Este pavoroso desenlace ya no parece tan lejano: bastará darle una vuelta de tuerca antropológica a la liturgia, introducir alguna rúbrica que favorezca un sentido nuevo y autocelebratorio, eliminar el canon de la Misa... ¿quién sabe? Si la doctrina está a punto para ser transmutada por completo, es comprensible que la liturgia tenga que seguir el mismo paso.

    San Ignacio de Loyola, cuya memoria hoy celebramos, haga llegar su intercesión ante el trono de Dios. Lo haga por esta Iglesia enferma y por la Compañía que él fundó, símbolo el más acabado de la crisis de la Iglesia, que en nuestras latitudes y en los inmediatos años pre-conciliares no hesitó en expulsar de su seno a una de sus mayores glorias, el padre Leonardo Castellani, y que luego del concilio prohijó a quien podría ser considerado su contrafigura, el actual pontífice.

    In exspectatione

  15. #15
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    ¿Quién soy yo para juzgar a una persona que ama la misa tradicional?

    Fray Gerundio

    Cuando ingresé en mi convento, hace ya bastantes años, algunos de los frailes más viejos y experimentados nos explicaban a los novicios cómo esperaban ansiosamente los discursos programáticos, de aquellos que eran elegidos para algún cargo superior. Si el recién elegido decía que esperaba la ayuda de Dios para ejercer su cargo con dignidad y responsabilidad, nos quedábamos muy tranquilos. Pero si acaso decía que no pensaba mandar sino servir, o que iba a consultarlo todo con los demás, o que estaba abierto al diálogo, provocaba en nosotros un pánico terrorífico. Pues la experiencia nos había enseñado que justamente aquellos que más se las daban de comprensivos y colegas, resultaban luego ser los más totalitarios e intolerantes de entre todos los Superiores.
    Algo así pasa ahora cuando los elegidos para Obispos de una determinada Diócesis, anuncian a bombo y platillo que ellos vienen a aprender y que de ninguna manera piensan ejercer su autoridad episcopal al modo de un príncipe, o que su función es fundamentalmente servir a la comunidad. Hay que echarse a temblar en ese caso, especialmente si uno pertenece a esa parte de la comunidad que no le cae muy bien al Pastor.
    Y es que el único que pudo decir con verdad No he venido a ser servido sino a servir, fue Nuestro Señor Jesucristo, que por eso mismo es el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas.
    Desgraciadamente, los modos y maneras actuales distan mucho de este ejemplificante modo de actuar de Jesucristo. Porque automáticamente suele verse el plumero –como solía decir mi maestro Fray Suspicaz—, en las primeras actuaciones oficiales que se les presentan. Ejercerán la misericordia, sí, con los que piensan como ellos, pero machacarán a los contrarios.
    De esta forma se puede ser extremadamente comprensivo con la homosexualidad (sin hacer alusión alguna al grave y nefando pecado de la sodomía), se puede comprender a las protestantizadas monjas americanas (dislocadas en su amor por la ideología de género y otras lindezas cercanas también a la homosexualidad), se puede animar a seguir a Cristo a millones de jóvenes (sin mencionarles -ni siquiera de pasada- los graves casos de la moral católica que ellos rechazan en porcentajes alarmantes), se puede minusvalorar las acusaciones graves respecto a algún nombramiento curial poco recomendable…. En todos estos casos, es la misericordia la que resplandece. ¿Quién soy yo para juzgar a estas personas?
    Sin embargo, esta misma comprensión se echa en falta en otros casos. La tolerancia, la benevolencia, la solicitud de informes, el olvido de los pecadillos de juventud, el tiempo de estudio y de prudencia necesarios para cada caso… brillan por su ausencia si se trata de personas que son tradicionales, amantes del rito antiguo, o algo críticos con algunos aspectos de las nuevas doctrinas, que vienen pisoteando sistemáticamente todo el Magisterio anterior. Se les prohíbe la celebración de la misa tradicional, y punto.
    Ya repartiremos misericordia y comprensión con los que celebran la Santa Misa de modo blasfemo, sacrílego o vestidos de payaso. Pero estos pelagianos que se visten con trapos y puntillas… no se pueden tolerar. Como diría Hugo Chávez (que en gloria esté): ¡¡Exprópiese!!
    Aquí sí es posible ejercer la Suprema Autoridad, blindando las alternativas de recursos ante la Signatura Apostólica. Como es igualmente posible ejercer la autoridad personal si hace falta canonizar a alguien que todavía “no se ha dignado” hacer el milagro requerido. ¿Y qué más da? Para eso está la Autoridad del cargo. Se canoniza sin milagro, y a otra cosa mariposa.
    La prensa podrá seguir destacando la política de gestos. Pueden seguir las alabanzas en la portada de las más afamadas revistas. Pueden continuar hablado de las decisiones colegiales, de la comisión de expertos que se va a reunir en octubre, del nuevo ministerio petrino de amor a todos y a todas.
    Yo, por mi parte, desde el rincón de mi convento, insisto en preguntarme: ¿Y quién soy yo para juzgar a un sacerdote bueno, que ama a Dios y que quiere celebrar la Misa tradicional?

    ¿Quién soy yo para juzgar a una persona que ama la misa tradicional? | Tradición Digital

  16. #16
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Francisco: “Si la educación de un chico se la dan los católicos, los protestantes, los ortodoxos o los judíos, a mí no me interesa”.




    Video de la entrevista del Papa Francisco en Globo News.


    En el contexto de su viaje a Brasil con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud Río de Janeiro 2013, el periodista Gerson Camarotti, de la cadena Globo News, 29-07-2013, entrevistó al Papa Francisco.


    La entrevista comenzará con algunos chistes del estilo “el papa es argentino y Dios es brasileño” y comentarios sobre el clima. Luego, Francisco, se despachará con un discurso de corte completamente humanista, inmanente y pluralista, donde dice cosas gravísimas y deja en claro que sigue un programa de corte masónico aberrante que licúa (eso que les ha pedido a los jóvenes que no hagan) la única Religión verdadera que es la católica. “La utopía es respirar y mirar adelante” dirá en algún momento. Y cerca del final, minuto: 27:45, saldrá de su boca una tremenda a firmación que, conciente o no de la gravedad de sus palabras públicas, tendrán graves repercusiones en el futuro:


    “Si la educación de un chico se la dan los católicos, los protestantes, los ortodoxos o los judíos, a mí no me interesa. A mí me interesa que lo eduquen y que le quiten el hambre. En eso tenemos que ponernos de acuerdo”.

    <strong>

    Si la educación católica consiste en preparar el camino a la salvación ¿cómo podrá salvarse alguien que esté educado en el judaísmo, el islam o el protestantismo, siendo esta una educación deformada y defectuosa basada en un falso camino, en una falsa religión?


    Recordamos las palabras de Pío XI sobre la educación:


    “Es, por tanto, de la mayor importancia no errar en materia de educación, de la misma manera que es de la mayor trascendencia no errar en la dirección personal hacia el fin último, con el cual está íntima y necesariamente ligada toda la obra de la educación. Porque, como la educación consiste esencialmente en la formación del hombre tal cual debe ser y debe portarse en esta vida terrena para conseguir el fin sublime para el cual ha sido creado, es evidente que así como no puede existir educación verdadera que no esté totalmente ordenada hacia este fin último, así también en el orden presente de la Providencia, es decir, después que Dios se nos ha revelado en su unigénito Hijo, único que es camino, verdad y vida (Jn 14, 6), no puede existir otra completa y perfecta educación que la educación cristiana. Lo cual demuestra la importancia suprema de la educación cristiana, no solamente para los individuos, sino también para las familias y para toda la sociedad humana ya que la perfección de esta sociedad es resultado necesario de la perfección de los miembros que la componen”. (Pío XI, “Divini illus magistri”, n°5)

    STAT VERITAS

  17. #17
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Gravíssimo também: SOBRE LA COMUNIÓN A LOS DIVORCIADOS QUE SE HAN VUELTO A CASAR

    Por último, el tema más innovador de la conferencia de prensa del papa Francisco fue el de la comunión a los católicos divorciados y vueltos a casar:
    “Es un tema que vuelve siempre. Creo que éste es el tiempo de la misericordia. Los divorciados pueden recibir la comunión, son los divorciados en segunda unión los que no pueden. Es necesario considerar el tema en el contexto general de la pastoral matrimonial. Abro un paréntesis: los ortodoxos, por ejemplo, siguen la teología de la economía y permiten una segunda unión. Mi predecesor en Buenos Aires, el cardenal Quarracino, decía siempre: 'Para mí, la mitad de los matrimonios son nulos, porque se casan sin saber que es para siempre, porque lo hacen por conveniencia social'. Estos casos no pueden ser resueltos en el plano jurídico de la nulidad: los tribunales eclesiásticos no son suficientes para esto”.
    Al decir que este punto “debe ser examinado a fondo”, el papa Francisco anunció que “cuando se reúna el grupo de los ocho cardenales, en los tres primeros días de octubre, analizaremos el modo de seguir adelante en la pastoral matrimonial”.
    Y lo mismo sucederá en el sínodo de los obispos:
    “Hace quince días encontré a monseñor Eterovic, secretario del sínodo, para escoger el tema de la próxima asamblea, que será sobre cómo la fe ayuda a la familia”.
    En lo dicho por el papa Francisco hay una referencia transparente a una solución puesta en práctica por su predecesor, Joseph Ratzinger.
    Benedicto XVI habló de ello en un coloquio con los sacerdotes de Aosta en el año 2005, durante sus primeras vacaciones veraniegas como Papa.
    Pero antes también lo había expuesto con profundidad en un ensayo de su autoría del año 1998, vuelto a publicar en forma destacada por “L'Osservatore Romano” del 30 de noviembre del 2011.
    Las innovaciones proyectadas por Benedicto XVI son dos.
    La primera es la posible ampliación de los reconocimientos canónicos de nulidad de los matrimonios celebrados “sin fe” por al menos uno de los cónyuges, pero bautizado.
    La segunda es la posible apelación a una decisión en conciencia de acceder a la comunión, por parte de un católico divorciado y vuelto a casar, si el fracasado reconocimiento de la nulidad de su anterior matrimonio (por efecto de una sentencia considerada errónea o por la imposibilidad de probar la nulidad por vía procesal) contrasta con su firme convicción de conciencia que ese matrimonio era objetivamente nulo.
    En este servicio de www.chiesa del 5 de diciembre del 2011 se hace una referencia minuciosa a toda la argumentación de Benedicto XVI:
    > Nada de comunión a los que están fuera de la ley. Pero el Papa estudia dos excepciones
    El papa Francisco ha dicho ahora que quiere llevar a buen puerto este camino abierto por su predecesor.”



    (cfr. Desde Río de Janeiro a Roma, de la poesía a la prosa)

    SPES - Santo Tomás de Aquino: Gravíssimo também: SOBRE LA COMUNIÓN A LOS DIVORCIADOS QUE SE HAN VUELTO A CASAR

  18. #18
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,107
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    "No harás lobby"...

    Una historia casi real

    Editor y Responsable

    Transcurre una tarde-noche en una basílica de cierta ciudad entre las más grandes del mundo. El sacerdote no confiesa habitualmente, pero hoy está decidido a “palpitar” el éxito de las JMJ. Se acerca un penitente, que se arrodilla en la ventanilla lateral del confesionario.

    -Bendígame, padre, porque he pecado.
    -Bueno, si quieres te bendigo, pero tampoco exageremos la nota. ¿Qué te trae por aquí?
    El penitente, algo perplejo:
    -Quisiera confesar mis pecados. Hace tres años que no me confieso.
    - No me vengas con eso de andar contando los días. Que más da si tres meses, tres años, tres décadas. Para Dios no existe el tiempo.
    -Disculpe, padre, pero me eduqué en el catecismo clásico y allí aprendí este método para confesarme. Primero debe uno decir cuánto tiempo hace que no se confiesa.
    - Eso es del pasado. Ahora no nos interesa saber esas cosas. Espero que tengas algo grave de que confesarte, porque tampoco es cuestión de perder el tiempo con pavaditas.
    -Por desgracia, padre, he cometido pecados gravísimos.
    - Síiii, sí, ya. Todos vienen acá diciendo que cometieron pecados gravísimos y después resultan ser unas abuelitas piadosas.
    - En mi caso, padre, he ido gravemente contra la ley de Dios. Soy homosexual.
    Silencio.
    - Sí, ¿y?
    - Disculpe, no me entendió. Dije que soy homosexual.
    - Sí, te entendí. ¿Cuál es el problema?
    - Ah, tal vez Ud. crea que soy una de esas personas con tendencia homosexual que vive en castidad. No, lamentablemente, yo he vivido en la impureza de este vicio.
    Silencio.
    -¿No me dice nada, padre?
    - ¿Quién soy yo para juzgar a un gay?
    Penitente, ahora perplejo.
    - Bueno, Ud. es un sacerdote, me está confesando, me está juzgando en nombre de Cristo.
    - Sí, técnicamente correcto, pero tampoco exageremos.
    - Disculpe, yo se que esto es un pecado gravísimo. ¿O estoy equivocado? Dígame algo.
    - ¿Qué quieres qué te diga?
    - Padre, Ud. me debe juzgar en nombre de Cristo. Para mí Ud. es Cristo y espero su juicio, su perdón y su remedio a mis culpas.
    - No te diría que estés desacertado desde el punto de vista reglamentario, pero, repito, no es necesario decir todo el tiempo las mismas cosas. Si quieres saber qué dice la Iglesia sobre el tema puedes leer el Catecismo de la Iglesia, n°s 2357 a 2359. En la práctica yo prefiero remitirme a la misericordia. Además, me imagino que te mueve la buena voluntad y la búsqueda…
    - Eso, busco, padre, la misericordia, y por eso me arrepiento de todo corazón.
    - Bueno, si quieres arrepentirte, va por tu cuenta. La misericordia de Dios justifica todo.
    Penitente, cada vez más perplejo, pero dispuesto a alcanzar su objetivo.
    -Vea padre, yo me confieso de haber faltado a la pureza del modo más abominable a Dios, cometiendo actos nefandos. Pero por Su gracia me he arrepentido. Ahora trato de reparar. Me ha faltado valor para venir a confesarme hasta el día de hoy, pero el arrepentimiento lo tengo desde hace tiempo. Como penitencia y reparación me impuse yo mismo rezar 10 rosarios por día, y creo que esto me ha dado la gracia de acercarme al confesionario.
    - ¡Ah, no, no otra vez con eso de contar los rosarios! ¿Qué sentido tiene contar los rosarios? ¿Vas a participar en un concurso? ¿Te van a dar un lugar más lindo en el cielo?
    - No sé, padre, dígame Ud. Yo pienso que es un modo de realizar una ofrenda espiritual pidiendo la contrición. Aunque, tampoco se puede rezar el rosario sin contar las avemarías y los padrenuestros. Contar, lo que se dice, hay que contar.
    -¡Qué manía con eso de andar contando! ¿Para Dios, acaso no es lo mismo un rosario que mil?
    Penitente, esta vez muy perplejo.
    - Me impresiona que no. Mil rosarios muestran más voluntad de oración, de hacer más penitencia de rodillas, más reparación, de dar más de uno mismo.
    - ¡Para Dios no existe la medida!
    - Entiendo, padre, pero en nuestra pobre naturaleza humana los signos exteriores…
    - Sí, ya veo. Me parece que eres uno de esos restauracionistas.
    - No, padre, soy un pobre pecador que fue educado en la fe de la Iglesia y en su miseria actual quiere elevarse nuevamente de la mano misericordiosa de la Iglesia. Le ruego me de la penitencia y la absolución.
    - Humm, no se. ¿Qué más aprendiste en ese catecismo?
    - Aprendí que el sacerdote es juez y médico de las almas. Que como juez obra en nombre de Cristo señalando la gravedad de los pecados. Y como médico da el remedio con los consejos, la penitencia y la absolución.
    - Sí, en fin, técnicamente es correcto, pero algo demodé.
    - Padre, le suplico que me oriente porque quiero dejar esta vida de pecado y hacer penitencia ya con la gracia santificante en el alma. Le pido su absolución.
    - Tranquilo, todo es gracia. No hay que hacerse tanto problema.
    Silencio frío.
    - ¿Me va a dar la absolución?
    - No antes de que me aclares qué cosas hiciste para “reparar” tu pecado, como tú dices.
    Penitente, perplejísimo.
    - Bueno, padre, en ese sentido no tengo nada que confesar. Por la gracia de Dios me vinculé a un grupo de católicos que luchan contra la legalización del “matrimonio gay”. Allí pude entender la gravedad de mis faltas, no solo para mi alma, algo que ya sabía, sino como influencia terrible para la sociedad. Es bastante malo ser, peor aún promover.
    - Y ¿qué hacen?
    - Adoctrinamos a la gente, mandamos cartas, hablamos con los legisladores, y nos manifestamos en las calles. Muchas veces me han apaleado en las manifestaciones, pero yo lo acepto por amor a la Cruz y como reparación de mis pecados.
    -¿Y no pensabas confesar este pecado?
    Penitente, harto perplejo.
    - ¿Cuál pecado, padre? Es en contra de la legalización del matrimonio gay que yo milito… tal vez no me entendió. Me parece que sufrir las humillaciones es una penitencia que merezco y un bien para la soc…
    - ¿O sea que te reuniste con otros para ir contra los gays?
    -Sí, padre. Digamos, en contra de que sus costumbres se difundan en la sociedad.
    -¿O sea que hiciste lobby contra los gays?
    - Sí, contra la difusión de este vicio espantoso y corruptor.
    -¿Hiciste lobby?
    - No sé que significa exactamente “hacer lobby” para Ud., pero si es lo que yo entiendo, sí, hice lobby.
    -¿Vienes a confesar que eres gay con pompa y circunstancia, sin atenuantes, como si no hubiera personas que nacen con esa tendencia, poniendo tu dedo acusador sobre todos los gays, que suelen ser personas de buena voluntad y llenas de amor y te callas que has hecho lobby contra los gays?
    -Sí, padre, si Ud. quiere decirle así. Actué con otras personas en contra de quienes promueven el vicio y el pecado.
    -¿Y no te pensabas confesar de esto?
    - Ya confesé mi falta… y lo mucho que me ha costado.
    - No, no no, mihjito. Del pecado de lobby no te has confesado, más bien has alardeado.
    Penitente perplejo, non plus ultra.
    -Pero, padre, yo no hice nada inmoral en esta lucha contra la legalización del matrimonio gay. Solo protesté, traté de convencer y si hubo violencia, fui yo quien la sufrió.
    -¿Te parece moral hacer lobby?
    -Padre, no entiendo muy bien qué me quiere decir.
    -Hacer lobby es una de las peores formas de corrupción. Yo puedo aceptar que seas pecador, pero no corrupto. Te niego la absolución hasta que demuestres estar arrepentido. Y una vez que estés dispuesto a dar pruebas, les va a pedir perdón a los que ofendiste y vas a dar 500 vueltas a la plaza de aquí enfrente con un cartel que diga “Me arrepiento de haber hecho lobby contra los gays”.
    Penitente, más allá de toda perplejidad
    - Sí, padre, lo que Ud. diga. Una pregunta, ¿tengo que contar las vueltas o solo puedo dar una y considerarme cumplido…?
    - - -
    Puede ser que este relato no sea verdadero… hoy. Pero tal vez lo sea mañana o el mes próximo. Si en lugar de proclamar la doctrina seguimos jugando a la “emoción” amoral, a la “solidaridad” sin contenido doctrinal, a la “proximidad” sin caridad y la “comunicación con las masas” en lugar de “predicar”.
    Aunque, ahora que lo pienso, tal vez sí haya ocurrido ya esta confesión.

    FUENTE: "No harás lobby"... | Panorama Católico Internacional
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  19. #19
    Avatar de NovoHispano
    NovoHispano está desconectado Católico HispanoAmericano
    Fecha de ingreso
    04 nov, 11
    Ubicación
    Tamaulipas, México.
    Edad
    36
    Mensajes
    61
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    He intentado por todos los modos y medios encontrarle algo bueno a nuestro Papa Francisco y es que ha sido decepción tras decepción. Por lo menos el Papa Juan Pablo II en su mediática figura no dudaba en censurar los males sociales de la sodomía y el capitalismo desenfrenado, pero, el Papa Francisco no duda en callar (ergo otorgarle) ante estos males.

    Estamos pues ante un Papa a la hechura de los ideales de la Masonería. Un Papa que cree en la Igualdad, la Fraternidad y la Justicia del Hombre hacia el Hombre reduciendo a Dios a un concepto abstracto de libre interpretación. Estamos pues ante un Papa ingenuo de sus acciones, imprudente en sus declaraciones e indirectamente culpable de derrumbar lo que desde 2005 el Papa Benedicto XVI intentó (sin éxito alguno) reconstruir, la Iglesia.

    Pax.




  20. #20
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,333
    Post Thanks / Like

    Re: LOS 100 DÍAS DEL PAPA FRANCISCO: Entre remedos y remedios.

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    La Curia de Francisco

    Muchas conclusiones y pronósticos se pueden hacer con lo visto y oído durante este primer cuatrimestre del Pontificado del Papa Francisco. Lo más interesante, sin embargo, es aquello que ni se ha visto ni se ha oído. Aunque el Papa Francisco dice y deja ver cosas sorprendentes.

    Sin ir más lejos, en la entrevista volante al regreso de la JMJ carioca, hizo un raro ejercicio del antiguo 'mantenella y no enmendalla' respecto al escandaloso caso de Monsignore Ricca, el del IOR, el del (supuesto) devaneo con el miles helvéticus. Cuando se oye lo que dijo el Papa y se ha leído lo que publicó la prensa, uno se siente un paso más allá de la perplejidad. El comentario conclusivo es que Francisco no domina el medio curialesco vaticano, como el caso Ricca parece evidenciar. Ignoramos cual será el próximo episodio; imaginamos que Ricca renunciará y hará un discreto mutis. ¿Pero y si se queda, con el visto bueno de Francisco? Un monseñor conocido y tratado ocasionalmente en un albergue romano (aunque este tenga el rumboso nombre de 'Casa Internacional del Clero') no parece ser suficiente garantía para la encomienda de un puesto tan delicado, comprometido y comprometedor como el del IOR. Algo especial, alguna cualidad notable le vería Francisco a Ricca. No sabemos cual.

    Tampoco sabemos qué ha visto PP Franciscus en Maradiaga, nombrado cabeza de los 8 super-cardenales, esa excelsa camarilla, la crème de la crème de la más alta clerecía. Confieso que le profeso cordial antipatía al prelado hondureño, que no me explico por qué llegaría a prelado, primado y cardenal. Si como es sospechable el ser salesiano ha computado en su favor, la antipatía se incrementa con un plus de preocupante salesianidad. El salesianismo vaticanesco de estos últimos lustros es un particular digno de estudio (o de investigación).

    Mi antipatía por Maradiaga es antigua. Hace ya unos años, cuando el golpe militar contra el presidente Zelaya y la injustificable 'implicación' de Maradiaga, publiqué en 'El Púlpito' un articulete sobre el infausto prelado: Un Cardenal en Camiseta. También lo publicamos aquí, en Ex Orbe (con comentarios cerrados) y algunos añadidos, en otro articulete sobre lo mismo: Cardenal Maradiaga, alarmantes noticias.

    Nunca me ha parecido un personaje merecedor de esa aura que las vanguardias des-católicas reservan para sus preferidos. Me parece un típico prelado promovido más allá de sus cualidades, con unas preocupantes referencias. Cuando pienso en Maradiaga no logro separar su estampa del perfil 'liberal-politicante' con que le asocio. Así y todo, su promoción dentro del Colegio Cardenalicio le ha convertido en uno de sus miembros más destacados; se dice que fue uno de los tres más votados en los dos últimos cónclaves. También se dijo que lo nombraron presidente de Cáritas Internacional para sacarlo airosa y diplomáticamente de Honduras, donde se había granjeado una peligrosa animadversión después de lo de golpe contra el presidente Zelaya. En la prensa hondureña se publicaron acusaciones muy comprometedoras, como las que relata este artículo: El Cardenal golpista

    Un personaje con ese currículum no parece ser el más adecuado para moderar el gabinete de los súper-ocho del Papa Francisco.



    Me lo imagino actuando en la curia vaticana, charlando, enredando y saliendo en los medios, repitiendo su discurso liberacionista ligth, retratado oficialmente con clergyman, filetata roja y solideo para las ocasiones, y en privado, entre amigos, vistiendo guayabera o sencilla camiseta/remera blanca, para recoger los aplausos de sus fans.

    Francisco sabrá por qué lo ha nombrado.

    Quizá lo ha nombrado solamente para eso, para ser mascarón de proa. Y nada más (y nada menos).

    +T.

    EX ORBE

Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 1
    Último mensaje: 10/03/2014, 07:57
  2. Respuestas: 2
    Último mensaje: 24/03/2013, 17:45
  3. Respuestas: 11
    Último mensaje: 11/07/2006, 17:36
  4. Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/06/2006, 16:29
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 04/04/2006, 13:18

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •