Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4

Tema: 24 de Octubre, San Rafael en Córdoba

  1. #1
    Avatar de Corgos
    Corgos está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 may, 05
    Mensajes
    126
    Post Thanks / Like

    24 de Octubre, San Rafael en Córdoba

    El Arcangel San Rafael no es el patrón de Córdoba, tal honor corresponde a los Santos Martirés San Acisclo y Santa Victoria, los cuales sufrieron persecución y martirio durante la época romana (cuenta la leyenda que fueron brutalmente torturados y muertos por no renunciar a la Fe Cristiana, y posteriormente arrojados al río Guadalquivir, pero sus cuerpos volvían a flote una y otra vez, por lo que se optó por quemarlos y dispersar sus cenizas en el agua. Todo esto parece que ocurrió en la curva del río donde ahora se levanta una ermita en honor y recuerdo de tales mártires). Al Arcángel San Rafael le corresponde el honor de ser el Custodio de Córdoba, desde que en la Edad Media una epidemia de peste asoló Europa diezmando a la población. Córdoba entera se encomendó a San Rafael y milagrosamente la peste pasó por la ciudad sin apenas causar daño alguno.
    También Teodomiro Ramírez de Arellano recoge en su Paseos por Córdoba que cuando la peste asolaba la ciudad en el Siglo XVI, el Arcángel se apareció en sueños al Padre Roelas, estando el fraile gravemente enfermo. Durante sus apariciones le reveló que el salvaría a la ciudad de la peste. Parece que, efectivamente, poco después de la última dejaron de morir las gentes de Córdoba. Fue nombrado Custodio Eterno de la ciudad y pocos años después se levantó el primero de los triunfo dedicados por la ciudad.
    Otra milagro atribuido al Arcángel es la identificación de las reliquias de los Santos Mártires aparecidas en Iglesia de San Pedro. El mismo padre Roelas, aún convaleciente, decidió salir a pasear. Sin apenas darse cuenta llegó al quemadero (Ronda del Marrubial), y allí vio tres figuras, dos hombres y una mujer que irradiaban gran luz. Al acercarse a él, uno de ellos le habló de San Acisclo y Santa Victoria confírmandole que los restos hallados recientemente les pertenecían.
    Quizás debido a todo esto el nombre de Rafael es muy popular en nuestra ciudad, siendo difícil no encontrar en cualquier familia alguien llamado así.
    Su fiesta se celebra el 24 de octubre. A finales del siglo XX la festividad de los Arcángel San Gabriel, San Miguel y San Rafael fueron reunidos en un mismo día, el 29 de septiembre. Sin embargo, a Córdoba se le concedió el privilegio de mantener la festividad según la tradición, en atención a la gran devoción que la ciudad le dedica.
    Es, junto a la Fuensanta, las dos fiestas locales de la ciudad. Es tradicional que en este día de San Rafael los cordobeses acudan en masa al campo a degustar los conocidos peroles.
    Debido a la extensa devoción existente en la ciudad, básicamente cada barrio del casco histórico de la ciudad mantiene triunfos y estatuas dedicadas al arcángel:
    Estos no fueron los únicos. Algunos de los triunfos fueron desapareciendo como el paso del tiempo. Un ejemplo es el que estaba situado frente a la Colegiata de San Hipólito.

  2. #2
    Avatar de Corgos
    Corgos está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 may, 05
    Mensajes
    126
    Post Thanks / Like

    Re: 24 de Octubre, San Rafael en Córdoba

    Sobre los enlaces se tratan de una primera toma de contacto con Córdoba, sus santos, su Custodio y sus leyendas, así como parte de su arquitectura y escultura religiosa, sólo por eso son aprovechables, todos menos el del s.XX, que por político y emanación del pensamiento único es totalmente desechable.

    Un saludo

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    12,589
    Post Thanks / Like

    Re: 24 de Octubre, San Rafael en Córdoba

    Siempre había pensado que San Rafael era el patrono de Córdoba, no solo el custodio que montaba guardia a las entradas de la ciudad y hasta en la plaza donde estaba la estación del tren. No amenazadoramente, claro, pero siempre ahí para proteger la ciudad. Sí, Rafael y Rafaela son nombres increíblemente comunes allí (en Sevilla no abundan tanto los Fernandos, aunque no son raros, ni ninguno de los otros muchos santos que tenemos). Siempre recuerdo con mucho cariño esa preciosa ciudad. Sus callejuelas, sus patios floridos, sus gentes, que sin perder la alegría andaluza tienen esa sobriedad serena y sabia de un Séneca o un Marco Aurelio.
    Sería interesante leer más sobre Córdoba en el foro. Por ejemplo, sobre las persecuciones de cristianos en el siglo X por parte de los musulmanes (para que luego hablen de la pacífica convivencia de las tres culturas: ¡Ja ja ja! Eso de la convivencia cultural no fue en la Córdoba del maricón pederasta de Abderramán, sino en el Toledo cristiano de Alfonso X, y circunscrito a la Escuela de Traductores, institución que seguramente habría sido impensable en Córdoba).

  4. #4
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    12,589
    Post Thanks / Like

    Respuesta: 24 de Octubre, San Rafael en Córdoba

    Libros antiguos y de colección en IberLibro





    CÓRDOBA, LA FARMACOPEA DE DIOS

    En Ofrenda devota a Vos, San Rafael Arcángel.

    Había que ir a Córdoba, como Tobías viajó a Ragues de Media. Y uno de estos días primaverales en ella estuvimos de incursión. Lo nuestro no era cobrar una deuda, sino satisfacerla. Es tal la soberana protección que de San Rafael recibimos, a través de los tortuosos derroteros de la vida, que justo era peregrinar a su Ciudad Santa, allí en donde San Rafael puso su asiento y morada.

    Encomendados al Arcángel de la Farmacopea Divina llegamos a Córdoba, y a los pies de San Rafael estuvimos. Alzamos la vista para verlo encaramado bajo forma de estatua -como otrora adoptó forma de Azarías-, sobre la columna de su Triunfo a la Puerta del Puente Romano. Enhiesto y bizarro sobre la columna, San Rafael aparecía como un gallardo estilita, perfilándose en el azul célico, cual campeón victorioso sobre toda asechanza pestífera. Pero no sólo allí lo vimos -lo sabe quien paseó Córdoba: San Rafael está por doquier, envolviéndonos bajo su bendita capa de peregrino.

    San Dionisio Areopagita escribió: “Hay ángeles al frente de cada nación con la misión de guiar hasta la Providencia, como su propia fuente, a todos los que quieran seguirlos de buen grado”.

    Dios quiso poner al frente de Córdoba (que es decir la Bética, que es decir Hispania) a San Rafael. Nos lo dejó bien claro San Rafael cuando se reveló al padre Andrés de las Roelas en Córdoba, corriendo el siglo XVII. A la sazón Córdoba sufría una devastadora epidemia que mermaba el vecindario, vistiendo de luto a los cordobeses. San Rafael mitigó esta calamidad y por esa intervención providencial, pasados los siglos, todavía las piadosas generaciones cordobesas agradecen al Arcángel su especial protección. Por eso Córdoba es morada arcangélica y, especialmente, Farmacia de Dios –que eso significa Rafael: Medicina de Dios. San Rafael no está lejos de nosotros, como creía Rainer Maria Rilke en sus “Elegías de Duino”, cuando se quejaba de esa supuesta distancia que pudiera suponerse entre los ángeles y el hombre:

    Jeder Engel ist schrecklich. Und dennoch, weh mir,
    ansing ich euch, fast tödliche Vögel der Seele,
    wissend um euch. Wohin sind die Tage Tobiae,
    da der Strahlendsten einer stand an der einfachen Haustür,
    zur Reise ein wenig verkleidet und schon nicht mehr furchtbar;
    (Jüngling dem Jüngling, wie er neugierig hinaussah).
    Träte der Erzengel jetzt, der gefährliche, hinter den Sternen
    eines Schrittes nur nieder und herwärts:
    hochaufschlagend erschlüg uns das eigene Herz. Wer seid ihr?

    (Todo ángel es terrible. Y sin embargo, ay, os invoco,
    casi mortíferos pájaros del alma, sabiendo de vosotros,
    Los días de Tobías, ¿dónde quedaron?,
    cuando uno de los más radiantes apareció en el umbral
    sencillo de la casa un poco disfrazado para el viaje,
    ya no tremendo (muchacho para el muchacho,
    que se asomó, curioso). Si ahora avanzara el arcángel,
    el peligroso, desde atrás de las estrellas, un solo paso,
    que bajara y se acercara: el propio corazón, batiendo
    alto, nos mataría. ¿Quién es vos?)



    Para conocer bien a San Rafael no hay que ir a Rilke; hay que rezar con el Libro de Tobías. A mi juicio, es éste uno de los libros más hermosos del Antiguo Testamento. Tobías tiene que ir lejos de su casa a cobrar una deuda que le deben a su padre. Su piadoso progenitor ha quedado ciego. Para acompañarle en su camino se ofrece un enigmático personaje que dice llamarse Azarías. El vestido carnal de Azarías encubre la inteligencia pura y arcangélica de San Rafael. Después de sus peripecias, Tobías no sólo cobrará la deuda -regresando al hogar de sus ancianos padres (en aquellos tiempos, los caminos estaban tan mal como ahora.) Las bendiciones de Dios a través de San Rafael serán tan copiosas que Tobías volverá felizmente casado con Sara, hija de Ragüel, que sufría, antes de la intervención de los viajeros, el hostigamiento demoníaco de Asmodeo. Sara sará librada del demonio por un exorcismo cuya receta da San Rafael a Tobías. El padre de Tobías recuperará la visión. Hermosa historia con final feliz: como todo lo que viene de Dios.

    De un tiempo a esta parte toda una maquinaria turística ha vestido a Córdoba con chilaba y babuchas, presentándonosla como la “Ciudad de las Tres Culturas”. Los mahometanos reclaman la Mezquita, recuerdan los sefarditas que tienen las llaves mohosas de los domicilios de sus ancestros... Y recurriendo a todas las herramientas -desde las funciones turísticas hasta el arte- se trata por todos los medios de soslayar el sustrato romano (que, a pesar de la artillería pesada de la Anti-España, asoma). Y echando mano del silencio, por todos los modos se trata de menguar lo genuinamente cordobés que, en honor a la verdad, es cristianego. Tan cristiano y español como el Triunfo de San Rafael a la entrada del Puente Romano, alzándose a los cielos, como centinela en las tinieblas del siglo. Y todo en Córdoba nos lleva al Arcángel, menos la Córdoba oficialista, muñidora de mezcolanzas funestas para Córdoba, endiablados embusteros que con el embeleco emponzoñan a los incautos. Córdoba no es la Ciudad de las Tres Culturas. Córdoba es aquella ciudad preclara en que vivieron, por poner solo tres ejemplos, D. Luis de Góngora, el Gran Manolete o Julio Romero de Torres. Aquella ciudad en que, según papelorios de archivo viejo, un antepasado mío fuera Alguacil del Santo Oficio de la Inquisición. ¡Esa es Córdoba! Y nunca permitiremos que se torne en ese andrajoso engendro en que la están convirtiendo, en una ciudad que quiere evocar Salónica de los Judíos o Fez de los Mahometanos.





    Pero, ¡qué solo está el Arcángel! Por algo será que todo en Córdoba nos lleva al Arcángel, menos los reclamos turísticos que han cerrado filas para ningunearlo. Tampoco, imaginamos, faltarán ganas de suprimir al Arcángel de la estatuaria pública. Que lo intenten, y como leones émulos de su león heráldico y rampante -yo os lo digo- se alzarán los legítimos hijos de Córdoba.

    Pero mientras tanto, el Arcángel sigue solitariego sobre su columna, defendiendo Córdoba con su mayestático porte. No descansan los felones -nativos o extranjeros- que convierten a Córdoba en un parque de atracciones, capitalizando la patraña pseudo-histórica de las Tres Culturas. Las infraestructuras puestas al servicio de esta maniobra la prestan los poderes municipales cipayos –asesorados por una izquierda cultural que tiene muy claros sus objetivos: destruirnos como no pudo hacerlo en 1936-1939. Antaño fue la peste, ahora éste es el mal contra el que San Rafael combate. San Rafael es Medicina de Dios; no lo olvidemos. Expulsó a Asmodeo de la alcoba de Sara, y contra aquella peste letífera que asolaba Córdoba venció... Y contra esta nueva peste mortífera y sectaria vencerá.

    ¡Cordobeses, hermanos, no soy yo quien os lo dice! ¡Os lo dice San Rafael a cada rincón! Él está con vosotros. No os dejará en el arduo camino de vuestra liberación. La salud de Córdoba retornará cuando los naturales de Córdoba se encomienden a San Rafael y decidan, bajo las banderas de San Andrés y el dulce lema de "Dios, Patria y Rey Legítimo", expulsar de sus poltronas a todos cuantos son cómplices de una inminente ruina, que sólo Dios puede remediar.

    Nos ha sido dado pasear recientemente por Córdoba. Ha sido una incursión al terreno enemigo, pues nos constaba que la barriada dedicada al turismo era (sí) la genuina Córdoba, pero vilmente falsificada bajo pretexto de satisfacer las expectativas del hormiguero turístico. Nos confundimos en la corriente de sus callejas, entre la multitud de los turistas que deambulaban la Judería de Córdoba, tambaleándose de quiosco en quiosco. Nosotros éramos dos y pisábamos fuerte por las calles de Córdoba, como almogávares ansiosos de recuperarla. Andorreamos el dédalo de sus calles como viajeros avisados, no como incautos. San Rafael nos bendijo en Córdoba. Córdoba, amiga mía, que la caminábamos -tú lo decías- como si hubiéramos vivido en ella hace siglos.

    Todavía estoy rumiando estas recientes vivencias, gracias a que allí estuvimos los dos -tú y yo-con el Arcángel. Me veo compelido a ponerlas por escrito, pues soy testigo de la soledad del Arcángel. Pero también quiero ser heraldo del Remedio de Dios, pregonero que proclame las glorias de la Medicina Divina. Y la Medicina de Dios se llama San Rafael Arcángel... Que es guarda y amparo de Córdoba, que es y será siempre España.




    San Rafael... Ora pro nobis.



    Maestro Gelimer

    LIBRO DE HORAS Y HORA DE LIBROS

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sobre la Guerra de Secesión Norteamericana
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 23
    Último mensaje: 05/02/2014, 05:31
  2. Marcelino Menéndez Pelayo
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 23/07/2013, 21:04
  3. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 20:25
  4. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/01/2008, 21:33
  5. Reconocimiento practicado en la frontera de Portugal
    Por Ordóñez en el foro Portugal
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/07/2006, 13:34

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •