Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 8 de 8
Honores5Víctor
  • 1 Mensaje de Rodrigo
  • 1 Mensaje de Rodrigo
  • 1 Mensaje de Atlante
  • 2 Mensaje de Hyeronimus

Tema: La Ikurriña: una enseña sin tradición ni sentido heráldico

  1. #1
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,134
    Post Thanks / Like

    La Ikurriña: una enseña sin tradición ni sentido heráldico

    Hoy que los proetarras antinavarros quieren imponer la Ikurriña en el antiguo reino, conviene aclarar el sinsentido de esta enseña, que no sólo no representa a Navarra sino tampoco a las provincias vascongadas. Los carlistas vizcaínos de hace 80 años lo tenían bien claro: la "bandera nacionalista vasca" es una bandera inventada, de partido, sin tradición, sin sentido heráldico ni histórico, que no puede representar con justicia al país vasco, ni ayer, ni hoy, ni mañana.




    Una enseña sin tradición
    Rechazando el carácter oficial o semiofícial de la bandera nacionalista vasca

    He aquí el escrito que las Juventudes Tradicionalistas de Vizcaya dirigen al señor ministro de Estado:

    «Las Juventudes Tradicionalistas del Señorío de Vizcaya, celosas guardadoras de las tradiciones de su país, consideran un deber exponer respetuosamente ante S. E. las razones que les asisten para rehusar el carácter oficial o semioficial que S. E. ha dado a la bandera nacionalista vasca, reconociendo en ella a una bandera regional. Por eso nos interesa hacer constar:

    Primero. Que la bandera nacionalista vasca no representa heráldicamente al país vasco.

    Segundo. Que nunca ha existido una bandera para todo el país.

    La bandera nacionalista vasca, bandera de partido, pese a quien pese, fue creada por el nacionalismo no hace aun ni tan siquiera cien años; mal puede representar, por lo tanto, la historia milenaria de un pueblo como el nuestro que no pierde su origen en la penumbra de los siglos. Aún fuera disculpable la fecha de su nacimiento teniendo en cuenta que el pabellón nacional de España no puede tampoco apuntarse una muy larga existencia, si se hubiera atendido en su formación a hacer de ella una enseña en la que cumpliendo la finalidad de todo emblema se hallara realmente representada la historia del país.

    La bandera nacionalista vasca, examinándola desde el punto en que debe ser estudiada, no representa heráldicamente al país vasco, pues ni el campo rojo de la bandera, ni la cruz blanca, ni el aspa de San Andrés tienen justificada su presencia en ella.

    A primera vista la bandera nacionalista es la representación del actual escudo de Navarra; la identidad del campo y la disposición de las cruces que nos recuerdan las de las cadenas que arrancara con su bizarría Sancho VII Sánchez el Fuerte, permiten creerlo así. Pero el nacionalismo no busca la justificación del emblema en esa época, sino en tiempo de Sancho III Garcés el Mayor, bajo cuyo cetro estuvieron reunidas las restantes provincias vascas a la corona de Navarra, aduciendo que en aquella época los guerreros vascos claveteaban sus escudos en esa forma, ya que no podían argüir que en aquel entonces fueran esas las armas de Navarra, que según figuras tan prestigiosas en el campo de la Heráldica y la Historia, como Altadill, Guerra, Zurita y Piferrer, y según puede verse en monedas de aquellos tiempos, consistían en una águila replegada con la leyenda «Benedictus Dominus Deus meus».

    Por lo que respecta a Navarra, el nacionalismo quiso representarla en la época en la que verificó la por él llamada unidad de los Estados vascos, y la representó con los galardones y trofeos que ganara cuando nada tenía que ver con el resto del país, concurriendo a la obra de la unidad española en las Navas de Tolosa.

    Las provincias de Álava y Guipúzcoa no sólo no aportan ningún tributo heráldico al que hoy se nos quiere dar por emblema del país, sino que una de ellas —Guipúzcoa— ve mermado su blasón, del que han sido arrancados los cañones que los guipuzcoanos ganaron en la batalla de Velate, y del que ha sido arrojado el antiquísimo monarca sentado sobre su trono, y con la espada desnuda constituye la garantía del respeto al fuero por el Jurado y conservado aun a trueque de tener que allanar las casas fuertes de los parientes mayores más levantiscos, como ocurrió con Enrique IV.

    Despojadas Álava y Guipúzcoa de representación de la bandera quiso representarse a Vizcaya teniendo presente el socorro prestado por don Diego López de Haro «Cabeza Brava» en la tom a de Baeza, el martes 30 de noviembre de 1227, fiesta de San Andrés, en cuya memoria muchos caballeros vizcaínos añadieron a sus armas el aspa de San Andrés. El nacionalismo, convertido en señor de horca y cuchillo de la heráldica y la historia del país, se lanzó a degüello sobre el blasón del señorío, suprimiendo no sólo los leones andantes de la orla, sino los lobos representativos de la victoria de Arrigorriaga, y sustituyendo aquellos por las aspas de sinople que hoy día ha sido traspasada a la bandera de Euzkadi.



    Al hablar de la bandera hemos de referirnos forzosamente a los escudos de armas, pues según apuntamos más arriba, las banderas que hoy día se izan son de creación reciente, que representan al igual que los escudos los hechos honrosos de un pueblo y no puede separarse en manera alguna de ellos, tanto si son de creación reciente, pues a ellos habrá de acudirse en su formación, como si son de antiguo, en los que la identificación es absoluta.

    Al tomarse el aspa de San Andrés del escudo de Vizcaya, se toma un atributo que no existe en el verdadero blasón señorial; dejemos que la primera autoridad del país en heráldica, don Juan Carlos de Guerra, nos explique en el Primer Congreso Internacional de heráldica y genealogía celebrado en Barcelona en 1929 la improcedencia de la institución de los leones de la orla por las ocho aspas, no sólo por la necesidad de diferenciar el escudo de Vizcaya «de los muchos blasones particulares orlados de aspas», sino porque «caso de proponerse el escudo, la exposición de méritos militares fueran muchos más los que de tierra y mar pudieran ostentar con tanta justicia como el de las aspas, y vale más prescindir enteramente de recordarlo que dejar pretéritos aquellos ante el que las aspas conmemoran.»

    Si hemos de fijarnos para reconstruir la bandera del país, como por fuerza debe hacerse, en el verdadero escudo de Vizcaya, ninguno puede con más justicia ser' llamado el verdadero que aquel que campea en la portada del libro de los Fueros del Señorío en la edición que en 1643 hizo «con licencia real, a costa del Señorío de Vizcaya», Pedro de Huidobro, impresor del Señorío, en la que no figuran para nada las aspas en cuestión.

    Por consiguiente, ¿de dónde ha salido el aspa verde de la bandera nacionalista?

    Desmenuzada la cuestión, sólo nos queda por examinar la cruz blanca de la bandera.

    No seremos nosotros los que pidamos la supresión de la cruz en el emblema de un país que, como el nuestro, es esencialmente católico, en el que siempre se confió en el juramento de lealtad a nuestros Fueros, prestados sobre la Cruz, por eso estimamos necesaria, caso de que algún día llegara a formarse una bandera que representara heráldicamente al País Vasco, que destacar en lugar preferente la Cruz, que tantas veces besaron los procuradores de nuestras Juntas como garantía de la honradez de su gestión.

    Sin embargo, si llegara ese caso, no habría de ser ciertamente la cruz blanca la que ondease en nuestra enseña, sino la cruz de gules, que es la que en realidad corresponde, tomándola, precisamente, del escudo del M. N. M. L. Señorío de Vizcaya.

    Con esto creemos que queda suficientemente demostrado que la bandera del partido nacionalista vasco no representa heráldicamente al país.

    Otro punto interesante que no puede ser abandonado es el de que nunca ha existido una sola enseña para todo el país, y para esto nos bastará con citar la tan traída y llevada declaración de la Sociedad de Estudios Vascos, que dice, entre otras cosas, así: «No existe un emblema o bandera que haya representado a todo el país vasco en su pasada historia». Por eso fundamenta su declaración la Sociedad de Estudios Vascos en el «uso ya generalizado de la actual bandera conocida como vasca».

    Si se ha generalizado o no el uso, es cosa que debe ser examinada con tiento, pues mucho dudamos de que en Álava y Navarra sea de uso esa bandera, y de que la exhibición de la misma en Vizcaya y Guipúzcoa «no puede significar idea alguna partidista», cuando los únicos que la empuñan entonaron en Zumárraga el canto de nuestras libertades forales en unión de los enemigos de la patria y del bienestar social.

    Las razones de la Sociedad de Estudios Vascos, lejos de ser contundentes, se limitan a afirmar algo que la mayoría del país se encarga en demostrar su inexactitud. Histórica y heráldicamente no aportan razón alguna, y, por lo tanto, no deben de ser tenidas en consideración, sino como una apreciación de esa Sociedad sobre el uso que se ha hecho de esa bandera.

    Si nunca ha existido una bandera para todo el país, esto no quiere decir que cada una de las provincias, señoríos o reinos que forman el País Vasco no haya usado de pendón o enseña propia en todos aquellos actos en que era necesario.

    La primera finalidad de toda bandera o enseña es la de servir de guía en la batalla a los guerreros o soldados de uno y otro bando, a los de una compañía, tercio o escuadrón de los de otros.

    Por eso, para fijar la bandera de un pueblo, nada mejor que fijarse en la enseña que llevara a la batalla.

    La historia nos muestra que siempre se llevaron a ellas los escudos de armas que señalara, mejor que ningún otro, el bando, casa, pueblo o nación que a ella concurriera; asi, en la crónica general de España, al narrar la batalla de las Navas de Tolosa, a la que concurrieron los vizcaínos con su señor don Diego López de Haro, «el Bueno», vemos como se confundieron los pendones de Madrid y Vizcaya cuando dice: «y aún aguardaba Sancho Fernández a la seña de Madrid, cuidando, que era el pendón de don Diego, por el oso, que traje, que semejaba a los lobos del pendón de don Diego».

    Es decir, que los vizcaínos concurrieron a la batalla de las Navas de Tolosa en 1212 con pendón propio, que luego fue tremolado con motivo de la jura de nuestros Fueros por Isabel la Católica, y en cuantos juramentos se han ido prestando al suceder los Señores de Vizcaya en el Señorío de nuestra tierra.

    Esa es la verdadera bandera del Señorío, la que en fondo carmesí ostenta, por un lado, el blasón de España, y por otro, el del Señorío, puesto que en ella se concreta toda la historia de Vizcaya, y bastaría para hacerla merecer a nuestros ojos el haber sido testigo durante siglos de las juras de Guernica. Y a mayor abundamiento, en el folio 282 vuelto del Regimiento del Señorío, 30 septiembre de 1596, dice así: «Otrosí atento que no se halla la bandera del Señorío, se ordenó y mandó que Ortuño de Alcíbar, síndico general del dicho Señorío, a costa dél haga una nueva buena con las armas reales de su majestad, por una parte, y por la otra con las del Señorío, y que ambas vayan bordadas y labradas con mucha curiosidad».

    Estas son las razones históricas que nos asisten, todas ellas incuestionables, puesto que la historia no se escribe al capricho de los hombres, sino como tesmiento de los hechos, ha reconocido sada, que reprueban como intrusa y partidista la bandera que el señor ministro de Estado, con total desconocimiento de los hechos ha reconocido semioficialmente por bandera del País Vasco.»

    LAS JUVENTUDES TRADICIONALISTAS DE VIZCAYA
    El Siglo Futuro (4 de marzo de 1935)

    --
    Publicado en Reino de Granada el 16/10/2015
    Última edición por Rodrigo; 16/10/2015 a las 15:31
    Kontrapoder dio el Víctor.
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  2. #2
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está en línea Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,054
    Post Thanks / Like

    Re: La Ikurriña: una enseña sin tradición ni sentido heráldico

    Muy interesante el escrito que nos traes. La hemeroteca tiene verdaderas joyas.

    Aprovecho para preguntarte: en la hemeroteca de la BNE, aparte de "El Siglo Futuro" y "La Época", ¿qué cabeceras tradicionalistas se pueden encontrar durante los años 20-30 del pasado siglo? Ando investigando algunas cuestiones.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  3. #3
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,134
    Post Thanks / Like

    Re: La Ikurriña: una enseña sin tradición ni sentido heráldico

    Cita Iniciado por Kontrapoder Ver mensaje
    Muy interesante el escrito que nos traes. La hemeroteca tiene verdaderas joyas.

    Aprovecho para preguntarte: en la hemeroteca de la BNE, aparte de "El Siglo Futuro" y "La Época", ¿qué cabeceras tradicionalistas se pueden encontrar durante los años 20-30 del pasado siglo? Ando investigando algunas cuestiones.
    Por lo que tengo entendido, La Época era liberal-conservador. De esa época en la hemeroteca de la BNE tienes La Hormiga de Oro, tradicionalista de Barcelona, aunque de vertiente más cultural que política.

    Luego en la Biblioteca Virtual de Prensa histórica del MCU (y algunas otras hemerotecas regionales) tienes muchas más. De los años 20 y 30 hay unos cuantos, los enlaces los tienes en el propio blog Reino de Granada:

    La Verdad (Granada, 1899-1941)
    El Norte (Gerona, 1910-1923)
    El Eco de Gerona (1923-1928)
    Boletín mensual de la Juventud Tradicionalista de Gerona (Gerona, 1927-1928)
    Lealtad (Gerona, 1934)
    La Reconquista (Tarragona, 1907-1924)
    La Cruz (Tarragona, 1902-1936)
    Terra Ferma (Lérida, 1932,1936)
    La Campana (Mula, 1932)
    Tradición (Santander, 1933-1935)
    a.e.t. (Pamplona, 1934)
    El Pensamiento Alavés (Vitoria, 1932-1945)
    La Constancia (San Sebastián, 1903-1936)
    La Voz de España (San Sebastián, 1936-1937)
    Valencia (San Sebastián, 1937)
    El Requeté (Buenos Aires, 1938)
    El Pensamiento Navarro (Pamplona, 1938,1939,1972)


    El periódico carlista más importante hasta 1921, El Correo Español, está siendo digitalizado por la BNE, pero dejó de publicarse en 1921 por falta de recursos. El otro también muy importante editado en Barcelona, El Correo Catalán, se publicaba en la época que indicas, pero no está digitalizado e ignoro si lo estará en el futuro.
    Última edición por Rodrigo; 17/10/2015 a las 00:03
    Kontrapoder dio el Víctor.
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  4. #4
    Avatar de Atlante
    Atlante está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    12 ene, 11
    Ubicación
    Lanzarote
    Mensajes
    22
    Post Thanks / Like

    Re: La Ikurriña: una enseña sin tradición ni sentido heráldico

    Que yo sepa la ikurriña es la bandera que Sabino Arana se inventó cambiando los colores de la bandera británica. En una reunión con sus acólitos en el salón de su casa, donde tenía un cuadro de un barco británico surgió el tema de que el nuevo partido que creaban, partido NAZIONALISTAK vasco, no tenía bandera y necesitaba una. Sabino admiraba el imperio británico porque España estaba perdiendo lo poco que le quedaba del suyo. Así que sobre el pabellón del barco británico configuró la nueva bandera del PNV, simplemente cambiando colores.

    La ikurriña es una bandera bastarda en todas sus dimensiones. Fue calcada de la bandera de otro país y además es la bandera de un partido NAZIONALISTAK. Por no hablar de que carece de toda relación con la historia o con el lugar donde fue inventada.

    Es un claro ejemplo de banderas de idelogías políticas extremistas como la esvástica o la hoz y el martillo que nada tienen que ver con un pueblo o un territorio.

    También es un claro ejemplo de la falsificación sistemática de toda la historia del territorio donde se han asentado los falsos nacionalismos traidores y sediciosos.
    Alejandro Farnesio dio el Víctor.

  5. #5
    Avatar de Txus
    Txus está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    20 nov, 15
    Ubicación
    Donde estoy
    Mensajes
    61
    Post Thanks / Like

    Re: La Ikurriña: una enseña sin tradición ni sentido heráldico

    Muy interesante la aportación de Rodrigo y de acuerdo con Atlante, lo que dice es lo que yo siempre he entendido. A vuestro parecer, ¿cual debería ser la bandera representativa de la Comunidad Autónoma Vasca? ¿os atrevéis a poner una? A mi me parece muy interesante disponer de una bandera realmente representativa y con la suficiente carga histórica. Los abertzales andan por hay con una amarilla con un águila muy chula dentro. ¿sabéis algo del tema? Un saludo

  6. #6
    Avatar de Alejandro Farnesio
    Alejandro Farnesio está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 11
    Mensajes
    831
    Post Thanks / Like

    Re: La Ikurriña: una enseña sin tradición ni sentido heráldico

    Precisamente me gustaría saber si hay una relación más profunda entre Sabino Arana e Inglaterra y si no ha sido usado como instrumento por la propia Inglaterra para dividir a España.
    ¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA CRISTO REY! ¡VIVA LA HISPANIDAD!

    "Dulce et decorum est pro patria mori" (Horacio).

    "Al rey, la hacienda y la vida se ha de dar, pero el Honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios" (Calderón de la Barca).

  7. #7
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,102
    Post Thanks / Like

    Re: La Ikurriña: una enseña sin tradición ni sentido heráldico

    Por lo menos a los ingleses hay que reconocerles (give the devil his due, como dirían ellos) que fueron originales a la hora de crear la bandera del Reino Unido (otra cosa es lo que represente ese trapo: una nación pirata, esclavista, imperialista y enemiga ancestral nuestra). Pero Babuino Araña fue un copión. Un plagiario sin imaginación. En lo que sí innovó fue en inventarse la palabreja por la que se conoce su trapo.


    El invento de la ikurriña.
    Sabino Arana la inventó, inicialmente, como una bandera concebida para Vizcaya, adoptándola, posteriormente, su partido político, el PNV. Ahora se usa como bandera de una comunidad autónoma. ¿Se imaginan un puño y una rosa o una gaviota como banderas de una Región?


    Son varias las versiones existentes en torno a las circunstancias concretas en que se inventó la ikurriña. Según una primera, los hermanos Arana, Sabino y Luis, la diseñaron en su caserío familiar en julio de 1894. Sabino habría concebido los elementos simbólicos, siendo Luis quien los integró y definió formalmente.
    Según una segunda versión, sin apenas defensores hoy día, habría sido diseñada, por los anteriores, en Pamplona el día 18 de febrero de 1894 en el Casino Principal, con motivo de la asistencia de un grupo de vizcainos a la famosa "Gamazada". Esa bandera, o estandarte, era blanca, con una cruz de San Andrés en rojo y el texto "Jaungoikoa et Lagi Zarra. Bizkaitarrak agurreiten deutse naparrei" (Dios y Fueros. Los vizcainos os saludan a los navarros).
    Veamos la tercera, y generalmente más aceptada, versión.

    Habían merendado en casa de D. Ángel Zabala Tremoya-Ozámiz, Sabino de Arana, el anfitrión y otro amigo. Trataban de temas concernientes al nacionalismo que estaban poniendo en marcha. Zabala preguntó: " ¿Cómo será nuestra bandera?".

    En la sala había una litografía que representaba un buque británico. Sabino tomó una caja de lápices de colores y sobre el pabellón del buque pintó los colores rojo, blanco y verde. "Esta será nuestra bandera". Sabino Arana era un admirador del pueblo británico (hasta el punto que se opuso al alzamiento irlandés contra los ingleses) y por eso plagió descaradamente su bandera. El cuadro en cuestión existía todavía hace unos quince años en casa de D. Aingeru Zabala, nieto de D. Ángel.

    Había que justificar la bandera adoptada y los signos de que se componía. La fértil imaginación de Sabino de Arana recurrió a la mítica batalla de Arrigorriaga. No importa que no exista ningún documento histórico que la mencione. Sabino de Arana, después de un alambicado razonamiento en que dio brillantes pruebas de su poder de fabulación, fijó su fecha: el día de San Andrés del año 808. Así justificó la inclusión de la Cruz de dicho Apóstol en su inventada bandera. Para la cruz blanca no necesitó inventar nada. Ya figuraba en algunas representaciones adulteradas del escudo del Señorío. Adulteradas porque, como demostró el historiador carlista Labayru, dicha cruz la introdujeron algunos copistas sin que correspondiera al auténtico escudo.

    El mismo nombre de "ikurriña" es otro producto de la imaginación de Sabino. "Arresoaren bandera, ai, nolakoa ote da?" ( «¿Cómo será la bandera de los de Areso ?» ) , cantaban o cantan los de Leiza para burlarse de los de su vecino pueblo. En el himno de San Ignacio se dice: "Inazio or dago, beti erne dago bandera zabalik ..." ( «Ahí estás Ignacio, firme con la bandera desplegada»). A Sabino no le iban las palabras que tienen sonido castellano. Recurrió al verbo irakurri (leer). Se imaginó que estaba formado por las raíces ira e ikurri, interpretando que "leer" equivalía a "dar significado". De ello dedujo o imaginó que en vascuence existió el verbo ikurri, "significar". De ahí a la palabra ikurriña, "lo que hace significar", no había más que un paso. El fallo estaba en que irakurri también significa "vendimiar". No es el vascuence el único idioma en que "leer" y "vendimiar" vienen significados por la misma palabra. Lo mismo ocurre en latín y en alemán. (Legere y lesen). Parece ser que latinos, germanos y vascones encontraron cierta relación entre la recolección de la uva y la lectura.

    No comprendemos cómo nadie se ha dado cuenta, o al menos se lo callan, que en la configuración de la ikurriña se han vulnerado las normas de la heráldica que prohiben el color sobre color y metal sobre metal. Aparece la cruz verde de San Andrés sobre un campo rojo (gules). La bandera que más se asemeja a la ikurriña es la de la marina imperial rusa. En campo rojo (gules) tiene una cruz de San Jorge de plata (blanca) y otra de San Andrés azul. Pero, para respetar las reglas de la heráldica, esta última está sobre otra cruz de plata. Así se evita el azul sobre rojo. Para cumplir las normas de la heráldica, debería ser modificada la ikurriña de modo que entre la cruz verde de San Andrés se interpusiera otra blanca, como la rusa. Sabino pensó su bandera para Vizcaya. Su partido la adoptó como propia. En 1931 Luís de Arana Goiri, hermano de Sabino, protestó cuando los nacionalistas proponían su ikurriña como bandera de todos los vascos. Dijo que ellos la habían concebido como bandera de Vizcaya y que para Euzkadi había que inventar otra.


    Revista ARBIL, nº 49 El invento de la ikurriña

    Alejandro Farnesio y ReynoDeGranada dieron el Víctor.

  8. #8
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está en línea 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,005
    Post Thanks / Like

    Re: La Ikurriña: una enseña sin tradición ni sentido heráldico

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    He leído por ahí que el primero en izar el trapo de marras fue un miembro del PNV llamado Ciriaco de Iturri que anteriormente había sido capitán carlista. ¿Esto es cierto o falso?

    Saludos en Xto.
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sentido común… ¿Sentido qué?
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/09/2013, 12:52
  2. Nuestra Enseña
    Por El Tercio de Lima en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 26/11/2011, 22:18
  3. ¿ Enseña del Reino de Nápoles ?
    Por Ordóñez en el foro Simbología y Heráldica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 23/10/2006, 17:19
  4. La ikurriña no me representa
    Por CAMPANO en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 23/06/2005, 11:21
  5. ¿ La ikurriña es patrimonio suyo, señor Ibarretxe ?
    Por Ordóñez en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 18/05/2005, 12:58

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •