Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 11 de 11
Honores18Víctor
  • 3 Mensaje de Valmadian
  • 1 Mensaje de Pious
  • 2 Mensaje de nepociano
  • 3 Mensaje de Valmadian
  • 1 Mensaje de Valmadian
  • 4 Mensaje de Carolus V
  • 1 Mensaje de Vainilla
  • 3 Mensaje de Carolus V

Tema: La Restauración del Imperio Español

  1. #1
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    La Restauración del Imperio Español

    Esta idea es una propuesta, un proyecto, la respuesta a la ofensiva de destrucción de lo que queda de España y de lo que aún perdura de su obra en la Historia y en el mundo. Esta respuesta ha de ser social y participativa, en ella han de estar todos los españoles y todos los hijos de las naciones hermanas de América y del mundo. Esta iniciativa se va a oponer al Sistema establecido, porque tiene todos los fundamentos para ello, tiene las respuestas, y tiene todo el derecho de la libertad que Dios concede a sus hijos. Quienes estén detrás no importan, quienes participen tampoco, sólo es importante estar y contribuir, se trata al menos inicialmente del despertar de la gran patria española generando una ilusión, un proyecto de futuro para las jóvenes generaciones presentes y futuras, se trata de acabar con el pesimismo, la traición, el desprecio por el espíritu y la materia propias de la que estamos hechos los hijos de Iberia.

    Seguramente y a medida que la idea vaya calando, seremos atacados, falsearán las ideas y las intenciones, no importa, la matriz está ahí, no vamos a inventar nada que no exista, nada que no hayamos heredado, nada que no seda objetivamente comprobable. Así se verá quien miente y quien dice la verdad, dónde están nuestras esencias y qué clase de venenos han esparcido en nuestro sentir moral e histórico y nuestro tejido social. Quizás la expresión Imperio Español suene fuerte a algunos, o trasnochada a otros, pero es la real, es la verdadera, porque España nació para ser Imperio, para gobernar en el mundo, no para imponerse por las armas, sino por el ejemplo y la razón. Y así fue durante varios siglos hasta que la revolución se encargó de romperla, ¿y qué nos dejó a cambio? Que todo el mundo mire a su alrededor, guardad silencio y observad. Pensad en lo que se ofrece, en lo que nos han convertido, en qué nos diferenciamos de tantos otros a los que despreciamos, o a los que al menos no tenemos mucho en consideración. Nos han convertido en otros, en unos más, iguales a ellos. Y sin embargo, hay una especie de renacer, los acontecimientos más recientes, bochornosos e indignantes, están provocando una rebeldía como hace tiempo que no se percibía en un pueblo que aparecía como muerto, indiferente a todo, menos instantes pasajeros como los que celebran los triunfos deportivos.

    Hasta ahora ha habido tímidos intentos de aproximación entre ellas de las escasas formaciones políticas con sentido de Patria. Pero es que falta el sentimiento en la gente, no hay todavía el clima social preciso y necesario del que han de surgir quienes pueden llevar a cabo esta iniciativa de futuro, y eso hay que generarlo, nos toca a nosotros trabajar en ello, hacer propuestas, dar orientaciones, llegar a la gente a través de las redes sociales, hablar de España, hablar de Patria, hablar de Dios, hablar de destino universal como hispanos, no como latinos, no como "panchitos" unos y como "pseudoarios" otros, ni como identitarios, ni como de derechas de izquierdas, de centro, de arriba o de abajo, sino como hermanos hispanos en la fe, en la Historia, en el mundo y en el futuro restaurado. ¿Te apuntas?
    Kontrapoder, Leolfredo y Vainilla dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  2. #2
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    429
    Post Thanks / Like

    Re: La Restauración del Imperio Español

    Volverán banderas victoriosas.
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    Última edición por Pious; Hace 4 semanas a las 01:24
    Valmadian dio el Víctor.
    “Una nación no es una lengua, ni una raza, ni un territorio. Es una unidad de destino en lo universal. Esa unidad de destino se llamó y se llama España.”

    ― José Antonio Primo de Rivera

  3. #3
    Avatar de nepociano
    nepociano está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    04 nov, 17
    Mensajes
    5
    Post Thanks / Like

    Re: La Restauración del Imperio Español

    Amigo Valmadian, alabo sus ideales cristianos y fervor hispánico, pero CENSURO su “ buenismo “ y su postura misericorde con la situación social actual y con aquellos progres rojo/liberales sin principio alguno de moralidad que nos han encaminado hasta este punto de demencia estructural en el que prima el Ego sobre el Todo y se prefiere el placer personal al Bien comunal.

    Esta nación, “ ESPAÑA”, y no me refiero a “ Las Españas “ a las que usted hace mención, pues España es UNA GRANDE Y LIBRE y a partir de ahí nos referiríamos a “ Imperio Español “ no se soluciona con propuestas vacuas o pragmatismo ideológicamente hipotético…, la solución se sitúa en la acción y no en la retórica semántica

    Se pueden aportar muchas ideas, y plantear miles de acciones desde el anverso cobarde de la pantalla del ordenador pero en realidad la situación actual necesita a aquellos que estamos dispuestos a ponernos las botas, la camisa verde e incluso volvernos a echar al monte si es necesario en defensa de una España Católica-Cristiana, y Monárquica, comenzando por la modificación de una Constitución que nació viciada ( ¿violada? ) por la aportación masónica-comunista de la época y aprobada por unos sinvergüenzas cuyo objetivo no era otro que entregar una España Católica y militar a una Europa sedienta de nuestros recursos ( como así ha sucedido ).

    ¿ está usted convencido de lo que afirma en este hilo? Sea el primero en dar un paso adelante en la creación de una plataforma en la que nos identifiquemos como patriotas y no con pseudónimos cobardes tras una plataforma digital – pero debemos ser conscientes que es posible que el camino no sea fácil, e incluso peligroso, ¡¡¡ España está en juego ¡¡¡

    Todos los que somos parte de este microcosmos que conforma “Hispanismo” tenemos unos ideales que confluyen en un mismo fin: la salvación de la Patria, Nuestra Patria; la Patria de nuestros padres, la Patria de nuestros mártires y nuestros muertos, la Patria Cristiana de Nuestro Señor, la Patria germen de valentía y unidad…. ¡¡¡¡ ESO ES ESPAÑA ¡¡¡ ¿ la recuerdan? Por que yo no

    Adelante Sr. Valmadian, dé el primer paso hacia la nueva Reconquista de la Patria Hispana y yo seré el primero en volver a ponerme el “ CHAPIRI “ y ponerme bajo sus órdenes, pero no me pida que escriba sino que actúe, no me pida que filosofe sino que arriesgue, no me pida que teorice sino que sangre por mi patria,

    ESTO ES UNA GUERRA Y EN LA GUERRA EL QUE PIERDE MUERE, que el miedo lo tengan los otros

    VIVA ESPAÑA, VIVA CRISTO REY, VIVA LEGION, VIVA EL REY LEGÍTIMO
    DOBLE AGUILA y Trifón dieron el Víctor.

  4. #4
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: La Restauración del Imperio Español

    Cita Iniciado por nepociano Ver mensaje
    Amigo Valmadian, alabo sus ideales cristianos y fervor hispánico, pero CENSURO su “ buenismo “ y su postura misericorde con la situación social actual y con aquellos progres rojo/liberales sin principio alguno de moralidad que nos han encaminado hasta este punto de demencia estructural en el que prima el Ego sobre el Todo y se prefiere el placer personal al Bien comunal.
    Muchas gracias por sus primeras palabras, pero hay que matizar algo. Lo que he redactado es un manifiesto, tal como digo en mi primer mensaje:

    Esta idea es una propuesta, un proyecto, la respuesta a la ofensiva de destrucción de lo que queda de España y de lo que aún perdura de su obra en la Historia y en el mundo.
    Es decir, ni hay buenismo, ni misericordia con los enemigos de España en mis términos. Tampoco he analizado el egoísmo generalizado, ni el hedonismo consecuente. Digamos que la cosa no va por ahí.


    Esta nación, “ ESPAÑA”, y no me refiero a “ Las Españas “ a las que usted hace mención, pues España es UNA GRANDE Y LIBRE y a partir de ahí nos referiríamos a “ Imperio Español “ no se soluciona con propuestas vacuas o pragmatismo ideológicamente hipotético…, la solución se sitúa en la acción y no en la retórica semántica.
    Es que precisamente yo he hablado de las Españas, y no de un eslógan franquista. Hablo de recuperar en la gente la ilusión de lo que es ser español, de nuestra Historia secular, de sentirse orgulloso de ella no importando desde dónde se reafirme. Usted me habla como falangista, yo hablo como español y si he de añadir algo diré que como carlista. El Carlismo no es una ideología, el Carlismo es la Tradición de las Españas, la del Imperio, pero Falange hace mucho tiempo se apoderó de esa idea, que yo no voy a criticar pues me parece muy bien, pero cuyo enfoque no tiene nada que ver con lo que he dicho. La misma expresión que utiliza:
    no se soluciona con propuestas vacuas o pragmatismo ideológicamente hipotético…, la solución se sitúa en la acción y no en la retórica semántica.
    ¿Vacuos? ¿le parece a usted que a través de los medios disponibles es vacuo ir inculcando el sentirse español? ¿Pragmatismo ideológicamente hipotético? ¿Le parece a usted que la Historia de España es eso? ¿Acción? ¿con qué medios cuenta usted? y ya ¿la retórica semántica? ¿cree usted que la Humanidad se ha movido por guerras? Sepa usted que no, sepa que han sido las ideas las que han dado forma al mundo, unas buenas y otras no, unas fructíferas y otras nefandas. ¿Acaso el Mensaje salvífico de Cristo consistió en luchar contra las legiones de Roma?¿Cree usted que la empresa americana la llevó a cabo España para enriquecerse como hizo Inglaterra? En modo alguno, España se desangró en aquellas tierras para llevar a cabo una obra de civilización cristiana, si hubo de apoyarse en la espada lo fue en ocasiones, la mayor parte lo fue en la fe y en las leyes.

    Se pueden aportar muchas ideas, y plantear miles de acciones desde el anverso cobarde de la pantalla del ordenador pero en realidad la situación actual necesita a aquellos que estamos dispuestos a ponernos las botas, la camisa verde e incluso volvernos a echar al monte si es necesario
    Estar detrás de un ordenador no es ninguna cobardía, en particular si es para comunicar ideas y propuestas. Pero si que lo es no ser coherente con lo que se dice. ¿Está usted dispuesto a echarse al monte? No me lo diga a mi, hágalo. Por cierto, ¿esa camisa verde es la legionaria? pues a identificarse, porque yo todavía no he visto nada, salvo algunas reacciones en las calles gritando a grupos independentistas en Cataluña. Hoy en día nadie se echa al monte, hoy la batalla se da en los medios, las ideas, las redes, ¿cuántas guerras ha visto usted en España desde 1939? ¿y revoluciones? Ninguna verdad y, sin embargo, ahí están los enemigos de la patria ocupando toda clase de puestos, controlando toda la nación y habiendo anulado la conciencia social del orgullo de ser español.


    en defensa de una España Católica-Cristiana, y Monárquica, comenzando por la modificación de una Constitución que nació viciada ( ¿violada? ) por la aportación masónica-comunista de la época y aprobada por unos sinvergüenzas cuyo objetivo no era otro que entregar una España Católica y militar a una Europa sedienta de nuestros recursos ( como así ha sucedido ).
    Por definición si es católica es cristiana y, por supuesto, a mi como carlista no hay que añadirme nada sobre la Monarquía Hispana como núcleo del Imperio Español. Pero se confunde usted con lo de la constitución, no nació viciada, sino ilegal por no ser cortes constituyentes quienes la elaboraron y aprobaron, y porque se vulneró el mandato imperativo todavía en vigor por entonces, derogándolo al aprobar la propia constitución. Pero para entonces esa España católica y militar que menciona ya había rendido sus armas, y dejo lo de los recursos aparte porque la mercadería no es el tema de aquí.

    ¿ está usted convencido de lo que afirma en este hilo? Sea el primero en dar un paso adelante en la creación de una plataforma en la que nos identifiquemos como patriotas y no con pseudónimos cobardes tras una plataforma digital – pero debemos ser conscientes que es posible que el camino no sea fácil, e incluso peligroso, ¡¡¡ España está en juego ¡¡¡
    Convencido no, absolutamente seguro. Y vuelvo a preguntarle de nuevo: ¿para qué quiero esa plataforma si no hay conciencia social de sentirse español e hispanoamericano?. Esa es la intención de este manifiesto, de este hilo, que nada tiene que ver ni con pseudónimos y menos cobardes, pero hombre ¿usted qué sabe de mi?

    Todos los que somos parte de este microcosmos que conforma “Hispanismo” tenemos unos ideales que confluyen en un mismo fin: la salvación de la Patria, Nuestra Patria; la Patria de nuestros padres, la Patria de nuestros mártires y nuestros muertos, la Patria Cristiana de Nuestro Señor, la Patria germen de valentía y unidad…. ¡¡¡¡ ESO ES ESPAÑA ¡¡¡ ¿ la recuerdan? Por que yo no
    Pues la salvación de España no pasa por alinearse con ningún bloque, sea el que sea, sino como indica el título del hilo en la Restauración porque está ahí mismo. A España la han deshecho porque muchos no creen en ella, porque muchos han caído en la trampa de creer que ya no tiene un fin en la Historia. Porque muchos, igualmente y esto es definitivo, la han vaciado de su SER CATÓLICO. Ya me dirá usted qué finalidad tendría una cataluñita independizada, o un pequeñito paisecito vasco, y como tales ejemplos el resto: ¡¡¡ NINGUNA !!! En cambio despiertan fervores en muchos, ¿por qué España no es capaz de lo mismo salvo con su selección de fútbol o con cualquier otra chorrada? Y, sin embargo, la madera está ahí para ser tallada y eso se hace en el campo de las ideas, del conocimiento, de la retórica que demuestre que la otra sólo es palabrería sin sentido. Se hace en los centros de trabajo, en los centros escolares, ante la familia y ante los amigos, y también en los Foros de toda Hispanoamérica, en todas las redes, porque esas y sólo esas, son las armas de las que disponemos.

    Adelante Sr. Valmadian, dé el primer paso hacia la nueva Reconquista de la Patria Hispana y yo seré el primero en volver a ponerme el “ CHAPIRI “ y ponerme bajo sus órdenes, pero no me pida que escriba sino que actúe, no me pida que filosofe sino que arriesgue, no me pida que teorice sino que sangre por mi patria,

    ESTO ES UNA GUERRA Y EN LA GUERRA EL QUE PIERDE MUERE, que el miedo lo tengan los otros

    VIVA ESPAÑA, VIVA CRISTO REY, VIVA LEGION, VIVA EL REY LEGÍTIMO
    No se tiene que poner bajo las órdenes de nadie, y menos las mías porque no soy un jefe carismático, o caudillo surgido de los montes. En toda organización hay unos con unas misiones y otros con otras. Por otra parte, yo no le he pedido que filosofe, lo que pido es que la gente se moje en su entorno, que genere ilusión por ser español. ¿Riesgo? siempre estamos arriesgando y sé que llevo una considerable parte de mi vida en listas negras. Le aseguro que si, mucho más de lo que supone.

    No obstante, y pese a la dureza de esta respuesta, le envío un saludo muy castrense, con un ¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA LA LEGIÓN!
    Última edición por Valmadian; Hace 3 semanas a las 18:01
    Kontrapoder, DOBLE AGUILA y Leolfredo dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #5
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: La Restauración del Imperio Español

    Este es el camino:


    La bandera de Chuquisaca (Bolivia) tiene su origen en la real audiencia de charcas. La bandera chuquisaqueña fue creada mediante Decreto Prefectural del 30 de octubre 1945. Tiene su origen en la Real Audiencia de Charcas. La forma es rectangular de una franja entera de color blanco y presenta un entre cruzado de punta a punta. El entre cruzado es de San Andrés en forma de tendencia de flechas, de color rojo púrpura uniendo así las cuatro esquinas. La bandera del departamento de Chuquisaca es la bandera de la Monarquía hispánica. Los símbolos del departamento de Chuquisaca son utilizados generalmente en fechas cívicas, en la efemérides del departamento, en el los edificios públicos del departamento.
    Ver imágenes en el enlace.


    https://somatemps.me/2017/12/04/hisp...isaca-bolivia/
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  6. #6
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    734
    Post Thanks / Like

    Re: La Restauración del Imperio Español

    Esta es la versión provisional de la Declaración Unilateral de Restauración del Imperio Español, DURIE para abreviar, aunque en un principio estaba preparada como una especie de parodia para ridiculizar la Declaración de Independencia de Andalucía y de Cataluña, de hecho, sigue la estructura y el texto de la DUI, tiene diverso contenido doctrinal y contenidos bastante serios.

    En teoría tendría que publicarse el 8 de diciembre, que es festividad de la Inmaculada, patrona de los reinos de España; y habría que darle toda la publicidad posible, no sólo como texto de burla, sino con el apartado final, un texto destinado a llamar a la iniciativa particular y a construir una sociedad cristiana e hispánica desde abajo.

    No es la versión final, así que acepto sugerencias.


    A todos los pueblos de las Españas y del mundo:


    La Unidad Católica y los fueros, usos y costumbres, regionales y corporativos intrínsecos, fundamentos irrenunciables de la historia y las instituciones de los pueblos de hispánicos, son la base de la constitución histórica de las Españas.

    Las Españas, sus culturas, sus lenguas y sus tradiciones, han existido durante más de mil quinientos años de historia. Durante siglos, los pueblos de las Españas, han adoptado, bien por donación o por invención, instituciones, derechos y usos propios, con los Fueros como máxima expresión de sus libertades.

    La Unidad Católica ha sido, en nuestros períodos de grandeza, el cauce a través del cual las tradiciones hispánicas se han canalizado en una sola y ha cristalizado en la Monarquía Universal Española, también conocida como Monarquía Católica.

    Las Españas restauran hoy su Monarquía Universal, arrebatada y largo tiempo anhelada, tras doscientos de años de separación, desgracias y auténtica opresión por los estados liberales.

    Desde las Proclamaciones de los Estados Liberales, los españoles hemos tenido un papel primordial y protagonista en la lucha contra estos regímenes y en la defensa de nuestros usos y costumbres.

    Por esta razón, tras obtener sus victorias respectivas, los estados liberales trataron a los pueblos españoles como naciones conquistadas y como pueblos enemigos, persiguiendo sus tradiciones más apreciadas, denigrándolas y marginándolas hasta hacerlas desaparecer; y destruyendo todas sus libertades y las corporaciones que empleaban para su defensa y supervivencia propios, pasando a depender a Estados cada vez más omnipotentes y cada vez más hostiles.

    La Transición a la Democracia en España, realizada por oligarquías políticas y a espaldas del pueblo español, se presentó como una etapa de transición pacífica que pudiera reconciliar a los dos bandos enfrentados en la última guerra civil; lo que pronto se vino a desmontar la práctica de un régimen que se comportó como si dado un golpe de Estado y realizado una feroz represión contra el régimen derrocado y sus partidarios.

    Recogemos las demandas recogidas por la práctica totalidad de los españoles, que desde opciones políticas muy distintas, han reclamado el fin de este sistema político.

    Ante la constatación de que el Gobierno encabezado por Mariano Rajoy Brey y los partidos políticos representados en el Parlamento y el Congreso no tienen voluntad alguna de solucionar el estado de crisis ocasionado por el control de los organismos de poder por un grupo de sediciosos ante más de cuarenta años, hemos llegado a la conclusión de que una solución no puede llegar desde los organismos políticos imperantes.

    La traición de los partidos y la incapacidad del gobierno han comportado la constitución por nuestra parte de una Diputación General de las Españas y de las Indias, que en representación de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y sus Indias, decreta por la presente la anulación del sistema político vigente.

    Millares de funcionarios, y entre ellos numerosos altos magistrados de la política española, entre los que se encuentran importantes cargos del gobierno y cabezas y dirigentes de partidos separatistas, serán juzgados, detenidos y castigados por la Diputación General por delitos de sedición, malversación de fondos y corrupción, no perseguidos por el régimen imperante a pesar de que incumplen su propia legislación.

    Los gobiernos españoles, que deberían proteger a sus propios ciudadanos de las técnicas mafiosas de las oligarquías políticas, han permanecido neutrales durante más de cuarenta años, o incluso convirtiéndose en cómplices directos de éstas, dejando a la ciudadanía española a su total y completa merced.

    A pesar de estos múltiples agravios y más que aquí callamos y que son motivo suficiente para ejecutar un tiranicidio sistemático, los españoles se han pronunciado públicamente a favor de un proceso rápido y eficaz que permita destruir este sistema y restaurar la Monarquía Universal Española.

    La Constitución histórica de la Monarquía Hispánica se fundamenta en la necesidad de mantener las libertades y franquicias de todos los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas, y de avanzar a la constitución de un orden social cristiano total; y responde a la necesidad de establecer el Reinado Social de Cristo en todas las naciones.

    Las Españas son amantes de sus libertades, y el respeto a los fueros es uno de los principios fundamentales de la Monarquía Hispánica. La Monarquía y las instituciones forales acatarán y harán cumplir las disposiciones que conforman los ordenamientos forales de los pueblos españoles. La Corona garantiza a los cuerpos intermedios entre el individuo y el Estado que el respeto al principio de subsidiariedad será uno de los pilares de esta monarquía.

    La Constitución histórica de las Españas es una espada contra la imposición y el centralismo. Manteniendo nuestra tradición política pactista, nos comprometemos al uso de la bilateralidad como forma de establecimiento de leyes y tributos. Asimismo, reafirmamos nuestra hermandad con todos los pueblos de la Cristiandad, con especial atención a Portugal y al resto de países lusos, con los que compartimos sangre y nacionalidad, en la defensa de los principios de la verdadera religión y la verdadera civilización.

    La Monarquía Hispánica es una oportunidad de enmendar los errores que han provocado la degeneración de los sistemas políticos históricos y políticos y construir un sistema político, económico y social llevando al terreno de la práctica las doctrinas e ideas planteados por los clásicos contrarrevolucionarios durante estos últimos doscientos años.

    En virtud de lo que se acaba de exponer, nosotros, auto-proclamados representantes de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y las Indias, en el libre ejercicio del derecho de resistencia contra la autoridad tiránica y por la legitimidad concedida por la legalidad de la Novísima Recopilación.

    REINSTAURAMOS la Monarquía Católica de España, como una Monarquía Católica, Tradicional, Social y Representativa.

    EJECUTAMOS la Restauración de las Coronas Reales de Aragón y Castilla, con sus reinos de de Navarra, Galicia, Castilla, León, Murcia, Aragón, Jaén, Córdoba, Sevilla, Granada, Valencia y Mallorca, Principado de Cataluña y Asturias, Señorío de Vizcaya y Virreinatos de Nueva España, Perú, Nueva Granada y Río de la Plata, con todas sus dependencias.

    RESTAURAMOS los Fueros, Libertades y Franquicias de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y de los Gremios, Universidades, Municipios y demás corporaciones de los Reinos de las Españas y las Indias.

    DOTAMOS a los Reinos y Cuerpos Intermedios entre el Individuo y el Estado de ordenaciones e instituciones forales, asegurando el ejercicio de su libertad política y su autarquía de acuerdo al principio de subsidiariedad y del Derecho Público Cristiano e Hispánico.

    RECLAMAMOS a los gobiernos del Reino de España y de las repúblicas Dominicana, de Cuba, de México, Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Chile, Bolivia, Argentina, Paraguay, Costa Rica, el Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Guinea Ecuatorial, Filipinas, Marianas, Carolinas la vuelta a la obediencia del Rey Católico de las Españas y la devolución de la Soberanía Social y la Soberanía Política a los cuerpos que les corresponde.

    EXIGIMOS al Reino Unido la devolución del Peñón de Gibraltar, a razón de las reiteradas infracciones contra el Tratado de Utrecht de 1713, y de las islas Malvinas, en razón a su ilegal ocupación; a los Estados Unidos de América a la evacuación de los territorios de California, Texas, Nuevo México y los demás usurpados a Nueva España en contra del Tratado de Adam-Onís de 1819.

    SOLICITAMOS la Santa Sede el reconocimiento de la Monarquía Universal Española y su profesión de la Unidad Católica en las Españas y en las naciones cristianas.

    EXPRESAMOS la voluntad de establecer un proyecto pan-hispánico que refuerce la cultura y la civilización de los pueblos hispánicos castellano-hablantes y luso-hablantes, así como las buenas relaciones entre los Estados españoles y portugueses, favoreciendo la inversión del gregarismo con la reunificación de Estados segregados, y a continua unificación de políticas expresada en una gran Confederación Hispánica.

    NEGAMOS el deseo de las Españas de seguir formando parte de los sistemas políticos internacionales a cualquier precio. La Monarquía reconocerán las deudas y obligaciones asumidas por los estados liberales, pero no se someterá a legislación alguna que contradiga el Derecho Natural y el Derecho Público Cristiano, ni confirmará las Declaraciones de Independencia de provincias rebeldes.

    INSTAMOS a las autoridades internacionales y a los estados del mundo al reconocimiento de la Monarquía Universal de las Españas y sus derechos de soberanía sobre los virreinatos americanos y sus dependencias y sobre el continente antártico en virtud de su descubrimiento por el español Gabriel de Castilla.

    EXIGIMOS al Gobierno, Congreso y Parlamento de España la entrega de la Administración Nacional y Autonómica en virtud del Real Decreto dado por nosotros, que contempla la toma del poder por la Diputación General.

    HACEMOS un llamamiento a los españoles de ambos hemisferios:

    Este documento es una muestra de la inutilidad de un documento o una voluntad si no se corresponde con la realidad, sin embargo, todo lo que se ha dicho hasta aquí es cierto, desde lo que son las Españas hasta los principios políticos de la Monarquía Universal Española, con la salvedad de todo lo relativo a la Diputación General, e inclusive los agravios sufridos por los Españoles de todos los continentes.

    Los recientes sucesos relativos a la crisis catalana han demostrado que la sociedad española todavía tiene pulso y capacidad de reacción, aunque para ello deba ser forzada a situaciones extremas, aún sin contar con el apoyo de las instituciones políticas; y la voluntad de los partidos políticos de instrumentalizar a su favor esta reacción espontánea de la sociedad española.

    Por ello, y si queremos que todos los principios redactados aquí se lleven a la práctica, o que cualquier otro asunto, ya sea la batalla contra el independentismo, la partitocracia o la imposición de la ideología de género, llegue a buen término, no podemos esperar a que se haga por iniciativa del Estado, o a que aparezca de forma mesiánica un partido político que salve la situación, sino que se debe realizar, sea cual sea el caso, por nuestra iniciativa particular.

    Aunque tenemos fe en que llegará el día en cual una Monarquía Católica regrese a las Españas, y el Leviatán y la Partitocracia serán derrocados, la creación de una sociedad hispánica, tradicional y cristiana no puede llevarse a cabo desde el poder político, sino desde la propia sociedad.

    Para solucionar los problemas concretos que nos aquejan, debemos recurrir a nuestra propia iniciativa, formando asociaciones o fundaciones, o incorporándonos a ellas si ya existen; recurrir a la desescolarización y a las escuelas de barrio para contrarrestar el intrusismo estatal en materia educativa y el adoctrinamiento político, formar una opinión pública favorable a la restauración de la Monarquía Universal Española divulgando los principios, historia y cultura hispánicas, y restaurar los antiguos gremios y cuerpos de oficio, asociándose miembros de un mismo oficio, bajo el patronato de un santo identificativo, en una corporación que solucione por sí misma, sin recurrir al Estado ni a intermediarios, todos los problemas internos de sus miembros.

    La acción sobre el Estado deberá suponer el forzar el reconocimiento por éste de una situación de facto, o formar grupos de presión como una confederación de todos los cuerpos intermedios y asociaciones formadas.

    Un supuesto partido político destinado a actuar en el Parlamento, sea español o americano, deberá ser una institución delegada de los cuerpos intermedios, que deberá rendir cuentas de su actuación a éstos y actuar por mandato imperativo, y luchar por sus intereses y supervivencia.

    La Diputación General de las Españas y las Indias:

    Hispanismo.org. Fiesta de la Inmaculada Concepción.
    Última edición por Carolus V; Hace 5 días a las 00:23

    Todo el mundo moderno se divide en progresistas y en conservadores. La labor de los progresistas es ir cometiendo errores. La labor de los conservadores es evitar que esos errores sean arreglados. (G.K.Cherleston)

  7. #7
    Avatar de Vainilla
    Vainilla está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 may, 16
    Mensajes
    601
    Post Thanks / Like

    Re: La Restauración del Imperio Español


    Arriba el hilo. Se puede preguntar para aclarar los puntos y demás cuestiones, dudas, quién las tenga.



    A todos los pueblos de las Españas y del mundo:

    La Unidad Católica y los fueros, usos y costumbres, regionales y corporativos intrínsecos, fundamentos irrenunciables de la historia y las instituciones de los pueblos de hispánicos, son la base de la constitución histórica de las Españas.

    Las Españas, sus culturas, sus lenguas y sus tradiciones, han existido durante más de mil quinientos años de historia. Durante siglos, los pueblos de las Españas, han adoptado, bien por donación o por invención, instituciones, derechos y usos propios, con los Fueros como máxima expresión de sus libertades. La Unidad Católica ha sido, en nuestros períodos de grandeza, el cauce a través del cual las tradiciones hispánicas se han canalizado en una sola y ha cristalizado en la Monarquía Universal Española, también conocida como Monarquía Católica.

    Las Españas restauran hoy su Monarquía Universal, arrebatada y largo tiempo anhelada, tras doscientos de años de separación, desgracias y auténtica opresión por los estados liberales.

    Desde las Proclamaciones de los Estados Liberales, los españoles hemos tenido un papel primordial y protagonista en la lucha contra estos regímenes y en la defensa de nuestros usos y costumbres.

    Por esta razón, tras obtener sus victorias respectivas, los estados liberales trataron a los pueblos españoles como naciones conquistadas y como pueblos enemigos, persiguiendo sus tradiciones más apreciadas, denigrándolas y marginándolas hasta hacerlas desaparecer; y destruyendo todas sus libertades y las corporaciones que empleaban para su defensa y supervivencia propios, pasando a depender a Estados cada vez más omnipotentes y cada vez más hostiles.

    La Transición a la Democracia en España, realizada por oligarquías políticas y a espaldas del pueblo español, se presentó como una etapa de transición pacífica que pudiera reconciliar a los dos bandos enfrentados en la última guerra civil; lo que pronto se vino a desmontar la práctica de un régimen que se comportó como si dado un golpe de Estado y realizado una feroz represión contra el régimen derrocado y sus partidarios.

    Recogemos las demandas recogidas por la práctica totalidad de los españoles, que desde opciones políticas muy distintas, han reclamado el fin de este sistema político.

    Ante la constatación de que el Gobierno encabezado por Mariano Rajoy Brey y los partidos políticos representados en el Parlamento y el Congreso no tienen voluntad alguna de solucionar el estado de crisis ocasionado por el control de los organismos de poder por un grupo de sediciosos ante más de cuarenta años, hemos llegado a la conclusión de que una solución no puede llegar desde los organismos políticos imperantes.

    La traición de los partidos y la incapacidad del gobierno han comportado la constitución por nuestra parte de una Diputación General de las Españas y de las Indias, que en representación de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y sus Indias, decreta por la presente la anulación del sistema político vigente.

    Millares de funcionarios, y entre ellos numerosos altos magistrados de la política española, entre los que se encuentran importantes cargos del gobierno y cabezas y dirigentes de partidos separatistas, serán juzgados, detenidos y castigados por la Diputación General por delitos de sedición, malversación de fondos y corrupción, no perseguidos por el régimen imperante a pesar de que incumplen su propia legislación.

    Los gobiernos españoles, que deberían proteger a sus propios ciudadanos de las técnicas mafiosas de las oligarquías políticas, han permanecido neutrales durante más de cuarenta años, o incluso convirtiéndose en cómplices directos de éstas, dejando a la ciudadanía española a su total y completa merced.

    A pesar de estos múltiples agravios y más que aquí callamos y que son motivo suficiente para ejecutar un tiranicidio sistemático, los españoles se han pronunciado públicamente a favor de un proceso rápido y eficaz que permita destruir este sistema y restaurar la Monarquía Universal Española.

    La Constitución histórica de la Monarquía Hispánica se fundamenta en la necesidad de mantener las libertades y franquicias de todos los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas, y de avanzar a la constitución de un orden social cristiano total; y responde a la necesidad de establecer el Reinado Social de Cristo en todas las naciones.

    Las Españas son amantes de sus libertades, y el respeto a los fueros es uno de los principios fundamentales de la Monarquía Hispánica. La Monarquía y las instituciones forales acatarán y harán cumplir las disposiciones que conforman los ordenamientos forales de los pueblos españoles. La Corona garantiza a los cuerpos intermedios entre el individuo y el Estado que el respeto al principio de subsidiariedad será uno de los pilares de esta monarquía.

    La Constitución histórica de las Españas es una espada contra la imposición y el centralismo. Manteniendo nuestra tradición política pactista, nos comprometemos al uso de la bilateralidad como forma de establecimiento de leyes y tributos. Asimismo, reafirmamos nuestra hermandad con todos los pueblos de la Cristiandad, con especial atención a Portugal y al resto de países lusos, con los que compartimos sangre y nacionalidad, en la defensa de los principios de la verdadera religión y la verdadera civilización.

    La Monarquía Hispánica es una oportunidad de enmendar los errores que han provocado la degeneración de los sistemas políticos históricos y políticos y construir un sistema político, económico y social llevando al terreno de la práctica las doctrinas e ideas planteados por los clásicos contrarrevolucionarios durante estos últimos doscientos años.

    En virtud de lo que se acaba de exponer, nosotros, auto-proclamados representantes de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y las Indias, en el libre ejercicio del derecho de resistencia contra la autoridad tiránica y por la legitimidad concedida por la legalidad de la Novísima Recopilación.

    REINSTAURAMOS la Monarquía Católica de España, como una Monarquía Católica, Tradicional, Social y Representativa.

    EJECUTAMOS la Restauración de las Coronas Reales de Aragón y Castilla, con sus reinos de de Navarra, Galicia, Castilla, León, Murcia, Aragón, Jaén, Córdoba, Sevilla, Granada, Valencia y Mallorca, Principado de Cataluña y Asturias, Señorío de Vizcaya y Virreinatos de Nueva España, Perú, Nueva Granada y Río de la Plata, con todas sus dependencias.

    RESTAURAMOS los Fueros, Libertades y Franquicias de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y de los Gremios, Universidades, Municipios y demás corporaciones de los Reinos de las Españas y las Indias.

    DOTAMOS a los Reinos y Cuerpos Intermedios entre el Individuo y el Estado de ordenaciones e instituciones forales, asegurando el ejercicio de su libertad política y su autarquía de acuerdo al principio de subsidiariedad y del Derecho Público Cristiano e Hispánico.

    RECLAMAMOS a los gobiernos del Reino de España y de las repúblicas Dominicana, de Cuba, de México, Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Chile, Bolivia, Argentina, Paraguay, Costa Rica, el Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Guinea Ecuatorial, Filipinas, Marianas, Carolinas la vuelta a la obediencia del Rey Católico de las Españas y la devolución de la Soberanía Social y la Soberanía Política a los cuerpos que les corresponde.

    EXIGIMOS al Reino Unido la devolución del Peñón de Gibraltar, a razón de las reiteradas infracciones contra el Tratado de Utrecht de 1713, y de las islas Malvinas, en razón a su ilegal ocupación; a los Estados Unidos de América a la evacuación de los territorios de California, Texas, Nuevo México y los demás usurpados a Nueva España en contra del Tratado de Adam-Onís de 1819.

    SOLICITAMOS la Santa Sede el reconocimiento de la Monarquía Universal Española y su profesión de la Unidad Católica en las Españas y en las naciones cristianas.

    EXPRESAMOS la voluntad de establecer un proyecto pan-hispánico que refuerce la cultura y la civilización de los pueblos hispánicos castellano-hablantes y luso-hablantes, así como las buenas relaciones entre los Estados españoles y portugueses, favoreciendo la inversión del gregarismo con la reunificación de Estados segregados, y a continua unificación de políticas expresada en una gran Confederación Hispánica.

    NEGAMOS el deseo de las Españas de seguir formando parte de los sistemas políticos internacionales a cualquier precio. La Monarquía reconocerán las deudas y obligaciones asumidas por los estados liberales, pero no se someterá a legislación alguna que contradiga el Derecho Natural y el Derecho Público Cristiano, ni confirmará las Declaraciones de Independencia de provincias rebeldes.

    INSTAMOS a las autoridades internacionales y a los estados del mundo al reconocimiento de la Monarquía Universal de las Españas y sus derechos de soberanía sobre los virreinatos americanos y sus dependencias y sobre el continente antártico en virtud de su descubrimiento por el español Gabriel de Castilla.

    EXIGIMOS al Gobierno, Congreso y Parlamento de España la entrega de la Administración Nacional y Autonómica en virtud del Real Decreto dado por nosotros, que contempla la toma del poder por la Diputación General.

    HACEMOS un llamamiento a los españoles de ambos hemisferios:

    Este documento es una muestra de la inutilidad de un documento o una voluntad si no se corresponde con la realidad, sin embargo, todo lo que se ha dicho hasta aquí es cierto, desde lo que son las Españas hasta los principios políticos de la Monarquía Universal Española, con la salvedad de todo lo relativo a la Diputación General, e inclusive los agravios sufridos por los Españoles de todos los continentes.

    Los recientes sucesos relativos a la crisis catalana han demostrado que la sociedad española todavía tiene pulso y capacidad de reacción, aunque para ello deba ser forzada a situaciones extremas, aún sin contar con el apoyo de las instituciones políticas; y la voluntad de los partidos políticos de instrumentalizar a su favor esta reacción espontánea de la sociedad española.

    Por ello, y si queremos que todos los principios redactados aquí se lleven a la práctica, o que cualquier otro asunto, ya sea la batalla contra el independentismo, la partitocracia o la imposición de la ideología de género, llegue a buen término, no podemos esperar a que se haga por iniciativa del

    Estado, o a que aparezca de forma mesiánica un partido político que salve la situación, sino que se debe realizar, sea cual sea el caso, por nuestra iniciativa particular.

    Aunque tenemos fe en que llegará el día en cual una Monarquía Católica regrese a las Españas, y el Leviatán y la Partitocracia serán derrocados, la creación de una sociedad hispánica, tradicional y cristiana no puede llevarse a cabo desde el poder político, sino desde la propia sociedad.

    Para solucionar los problemas concretos que nos aquejan, debemos recurrir a nuestra propia iniciativa, formando asociaciones o fundaciones, o incorporándonos a ellas si ya existen; recurrir a la desescolarización y a las escuelas de barrio para contrarrestar el intrusismo estatal en materia educativa y el adoctrinamiento político, formar una opinión pública favorable a la restauración de la Monarquía Universal Española divulgando los principios, historia y cultura hispánicas, y restaurar los antiguos gremios y cuerpos de oficio, asociándose miembros de un mismo oficio, bajo el patronato de un santo identificativo, en una corporación que solucione por sí misma, sin recurrir al Estado ni a intermediarios, todos los problemas internos de sus miembros.

    La acción sobre el Estado deberá suponer el forzar el reconocimiento por éste de una situación de facto, o formar grupos de presión como una confederación de todos los cuerpos intermedios y asociaciones formadas.

    Un supuesto partido político destinado a actuar en el Parlamento, sea español o americano, deberá ser una institución delegada de los cuerpos intermedios, que deberá rendir cuentas de su actuación a éstos y actuar por mandato imperativo, y luchar por sus intereses y supervivencia.

    La Diputación General de las Españas y las Indias.
    Hispanismo.org. Fiesta de la Inmaculada Concepción.



    Trifón dio el Víctor.


    Tándem Aquila Vincit
    ———————————



    Salve, llena de gracia; el Señor es contigo..
    Bendita tú eres entre todas las mujeres que fueron, son y serán; Reina Virginal, Madre Santísima, Virgen Pura..El Espíritu Santo vendra sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá; por eso el santo Ser que nacerá será llamado Hijo de Dios.

    Y el Oriente, Luz Verdadera vino al mundo e ilumina a todo hombre y toda mujer como Sol de justicia.

    TÚ DIOS mío solo ayúdanos, que nosotros haremos para Su camino.

  8. #8
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    734
    Post Thanks / Like

    Re: La Restauración del Imperio Español

    Ya publiqué un hilo en temas de portada con la declaración, sin embargo, cómo debe ser aprobado por el moderador, va a tardar en ser publicado, así que transcribo la versión final de la declaración, con las últimas correcciones, si alguno de los que os habéis interesado por el proyecto queréis difundirlo ya. Lo único que tenéis que hacer es transcribir toda la Declaración, y difundirlo todo lo que os sea posible, no hace falta que pongáis el enlace.

    Sólo os pido que una vez se haya publicado como tema de portada y hasta que no salga como un tema cerrado no pongáis mensajes, para que así sea un hilo de mensaje único.

    Muchas gracias a todos los que habéis mostrado interés por esta iniciativa.



    Declaración Unilateral de Restauración del Imperio Español.

    A todos los pueblos de las Españas y del mundo:

    La Unidad Católica y nuestros fueros, usos y costumbres, fundamentos irrenunciables de la historia y las instituciones de los pueblos de hispánicos, son la base de la constitución histórica de las Españas.

    Las Españas, sus culturas, sus lenguas y sus tradiciones, han existido durante más de mil quinientos años de historia. Durante siglos, los pueblos de las Españas han adoptado, bien por donación o por invención, instituciones, derechos y usos propios, con los Fueros como máxima expresión de sus libertades. La Unidad Católica ha sido, en nuestros períodos de grandeza, el cauce a través del cual las tradiciones hispánicas se han canalizado en una sola y ha cristalizado en la Monarquía Universal Española, también conocida como Monarquía Católica.

    Las Españas restauran hoy su Monarquía Universal, arrebatada y largo tiempo anhelada, tras doscientos de años de separación, desgracias y auténtica opresión por los estados liberales.

    Desde las Proclamaciones de los Estados Liberales, los españoles hemos tenido un papel primordial y protagonista en la lucha contra estos regímenes y en la defensa de nuestros usos y costumbres.

    Por esta razón, tras obtener sus victorias respectivas, los estados liberales trataron a los pueblos españoles como naciones conquistadas y como pueblos enemigos, persiguiendo sus tradiciones más apreciadas, denigrándolas y marginándolas hasta hacerlas desaparecer; y destruyendo todas sus libertades y las corporaciones que empleaban para su defensa y supervivencia propias, pasando a depender de Estados cada vez más omnipotentes y hostiles.

    La Transición a la Democracia en España, realizada por oligarquías políticas y a espaldas del pueblo español, se presentó como una etapa de transición pacífica que pudiera reconciliar a los dos bandos enfrentados en la última guerra civil; lo que pronto se vino a desmontar la práctica de un régimen que se comportó como si hubiera dado un golpe de Estado y realizado una feroz represión contra el régimen derrocado y sus partidarios.

    Recogemos las demandas de la práctica totalidad de los españoles, que desde opciones políticas muy distintas, han reclamado el fin de este sistema político.

    Ante la constatación de que el Gobierno encabezado por Mariano Rajoy Brey y los partidos políticos representados en el Parlamento y el Congreso no tienen voluntad alguna de solucionar el estado de crisis ocasionado por el control de los organismos de poder por un grupo de sediciosos durante más de cuarenta años, hemos llegado a la conclusión de que la solución no puede llegar desde los organismos políticos imperantes.

    La traición de los partidos y la incapacidad del gobierno han comportado la constitución por nuestra parte de una Diputación General de las Españas y de las Indias, que en representación de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y sus Indias, decreta por la presente la anulación del sistema político vigente.

    Millares de funcionarios, y entre ellos numerosos altos magistrados de la política española, entre los que se encuentran importantes cargos del gobierno y cabezas y dirigentes de partidos separatistas, serán juzgados, detenidos y castigados por la Diputación General por delitos de sedición, malversación de fondos y corrupción, no perseguidos por el régimen imperante a pesar de que incumplen su propia legislación.

    Los gobiernos españoles, que deberían proteger a sus propios ciudadanos de las técnicas mafiosas de las oligarquías políticas, han permanecido neutrales durante más de cuarenta años, o incluso convirtiéndose en cómplices directos de éstas, dejando a la ciudadanía española a su total y completa merced.

    A pesar de estos múltiples agravios y más que aquí callamos y que son motivo suficiente para ejecutar un tiranicidio sistemático, los españoles se han pronunciado públicamente a favor de un proceso rápido y eficaz que permita destruir este sistema y restaurar la Monarquía Universal Española.

    La Constitución histórica de la Monarquía Hispánica se fundamenta en la necesidad de mantener las libertades y franquicias de todos los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas, y de avanzar a la constitución de un orden social cristiano total; y responde a la necesidad de establecer el Reinado Social de Cristo en todas las naciones.

    Las Españas son amantes de sus libertades, y el respeto a los fueros es uno de los principios fundamentales de la Monarquía Hispánica. La Monarquía y las instituciones forales acatarán y harán cumplir las disposiciones que conforman los ordenamientos forales de los pueblos españoles. La Corona garantiza a los cuerpos intermedios entre el individuo y el Estado que el respeto al principio de subsidiariedad será uno de los pilares de esta monarquía.

    La Constitución histórica de las Españas es una espada contra la imposición y el centralismo. Manteniendo nuestra tradición política pactista, nos comprometemos al uso de la bilateralidad como forma de establecimiento de leyes y tributos. Asimismo, reafirmamos nuestra hermandad con todos los pueblos de la Cristiandad, con especial atención a Portugal y al resto de países lusos, con los que compartimos sangre y nacionalidad, en la defensa de los principios de la verdadera religión y la verdadera civilización.

    La Monarquía Hispánica es una oportunidad de enmendar los errores que han provocado la degeneración de los sistemas políticos históricos y construir un sistema político, económico y social llevando al terreno de la práctica las doctrinas e ideas planteados por los clásicos contrarrevolucionarios durante estos últimos doscientos años.

    En virtud de lo que se acaba de exponer, nosotros, auto-proclamados representantes de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y las Indias, en el libre ejercicio del derecho de resistencia contra la autoridad tiránica y por la legitimidad concedida por la legalidad de la Novísima Recopilación.

    REINSTAURAMOS la Monarquía Católica de España, como una Monarquía Católica, Tradicional, Social y Representativa.

    EJECUTAMOS la Restauración de las Coronas Reales de Aragón y Castilla, con sus reinos de de Navarra, Galicia, Castilla, León, Murcia, Aragón, Jaén, Córdoba, Sevilla, Granada, Valencia y Mallorca, principados de Cataluña y Asturias, señorío de Vizcaya y Virreinatos de Nueva España, Perú, Nueva Granada y Río de la Plata, con todas sus dependencias.

    RESTAURAMOS los Fueros, Libertades y Franquicias de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y de los Gremios, Universidades, Municipios y demás corporaciones de los Reinos de las Españas y las Indias.

    DOTAMOS a los Reinos y Cuerpos Intermedios entre el Individuo y el Estado de ordenaciones e instituciones forales, asegurando el ejercicio de su libertad política y su autarquía de acuerdo al principio de subsidiariedad y del Derecho Público Cristiano e Hispánico.

    RECLAMAMOS a los gobiernos del Reino de España y de las repúblicas Dominicana, de Cuba, México, Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Chile, Bolivia, Argentina, Paraguay, Costa Rica, el Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Guinea Ecuatorial, Filipinas, Marianas, Carolinas y Palaos la vuelta a la obediencia del Rey Católico de las Españas y la devolución de la Soberanía Social y la Soberanía Política a los cuerpos que les corresponde.

    EXIGIMOS al Reino Unido la devolución del Peñón de Gibraltar, a razón de las reiteradas infracciones contra el Tratado de Utrecht de 1713, y de las islas Malvinas, en razón a su ilegal ocupación; a los Estados Unidos de América a la evacuación de los territorios de California, Texas, Nuevo México y los demás usurpados a Nueva España en contra del Tratado de Adam-Onís de 1819.

    SOLICITAMOS a la Santa Sede el reconocimiento de la Monarquía Universal Española y su profesión de la Unidad Católica en las Españas y en las naciones cristianas.

    EXPRESAMOS la voluntad de establecer un proyecto pan-hispánico que refuerce la cultura y la civilización de los pueblos hispánicos castellano-hablantes y luso-hablantes, así como las buenas relaciones entre los Estados españoles y portugueses, favoreciendo la inversión del gregarismo con la reunificación de Estados segregados, y la continua unificación de políticas expresada en una gran Confederación Hispánica.

    NEGAMOS el deseo de las Españas de seguir formando parte de los sistemas políticos internacionales. La Monarquía reconocerá las deudas y obligaciones asumidas por los estados liberales, pero no se someterá a legislación alguna que contradiga el Derecho Natural y el Derecho Público Cristiano, ni confirmará las Declaraciones de Independencia de las provincias americanas rebeldes.

    INSTAMOS a las autoridades internacionales y a los estados del mundo al reconocimiento de la Monarquía Universal de las Españas y sus derechos de soberanía sobre los virreinatos americanos y sus dependencias y sobre el continente antártico en virtud de su descubrimiento por el español Gabriel de Castilla.

    EXIGIMOS al Gobierno, Congreso y Parlamento de España la entrega de la Administración Nacional y Autonómica en virtud del Real Decreto dado por nosotros, que contempla la toma del poder por la Diputación General.

    HACEMOS un llamamiento a los españoles de ambos hemisferios:

    Este documento es una muestra de la inutilidad de un documento o una voluntad si no se corresponde con la realidad, sin embargo, todo lo que se ha dicho hasta aquí es cierto, desde lo que son las Españas hasta los principios políticos de la Monarquía Universal Española, con la salvedad de todo lo relativo a la Diputación General, pero incluyendo los agravios sufridos por los Españoles de todos los continentes.

    Los recientes sucesos relativos a la crisis catalana han demostrado que la sociedad española todavía tiene pulso y capacidad de reacción, aún sin contar con el apoyo de las instituciones políticas, aunque para ello deba ser forzada a situaciones extremas; y la voluntad de los partidos políticos de instrumentalizar a su favor esta reacción espontánea de la sociedad española.

    Por ello, y si queremos que todos los principios redactados aquí se lleven a la práctica, o que cualquier otro asunto, ya sea la batalla contra el independentismo, la partitocracia o la imposición de la ideología de género, llegue a buen término, no podemos esperar a que se haga por iniciativa del Estado, o a que aparezca de forma mesiánica un partido político que salve la situación, sino que se debe realizar, sea cual sea el caso, por nuestra iniciativa particular.

    Aunque tenemos fe en que llegará el día en cual una Monarquía Católica regrese a las Españas, y el Leviatán y la Partitocracia serán derrocados, la creación de una sociedad hispánica, tradicional y cristiana no puede llevarse a cabo desde el poder político, sino desde la propia sociedad.

    Para solucionar los problemas concretos que nos aquejan, debemos recurrir a nuestra propia iniciativa, formando asociaciones o fundaciones, o incorporándonos a ellas si ya existen; recurrir a la desescolarización y a las escuelas de barrio para contrarrestar el intrusismo estatal en materia educativa y el adoctrinamiento político, formar una opinión pública favorable a la restauración de la Monarquía Universal Española divulgando los principios, historia y cultura hispánicas, y restaurar los antiguos gremios y cuerpos de oficio, asociándose miembros de un mismo oficio, bajo el patronato de un santo identificativo, en una corporación que solucione por sí misma, sin recurrir al Estado ni a intermediarios, todos los problemas internos de sus miembros.

    La acción sobre el Estado deberá suponer el forzar el reconocimiento por éste de una situación de facto, o formar grupos de presión como una confederación de todos los cuerpos intermedios y asociaciones formadas.

    Un supuesto partido político destinado a actuar en el Parlamento, sea español o americano, deberá ser una institución delegada de los cuerpos intermedios, que deberá rendir cuentas de su actuación a éstos, actuar por mandato imperativo y luchar por sus intereses y supervivencia.

    La Diputación General de las Españas y las Indias.
    Hispanismo.org. Fiesta de la Inmaculada Concepción.
    Última edición por Carolus V; Hace 3 días a las 14:13
    Valmadian, raolbo y Vainilla dieron el Víctor.

    Todo el mundo moderno se divide en progresistas y en conservadores. La labor de los progresistas es ir cometiendo errores. La labor de los conservadores es evitar que esos errores sean arreglados. (G.K.Cherleston)

  9. #9
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: La Restauración del Imperio Español

    Esta Declaración hay que difundirla.


    Declaración Unilateral de Restauración del Imperio Español.

    A todos los pueblos de las Españas y del mundo:

    La Unidad Católica y nuestros fueros, usos y costumbres, fundamentos irrenunciables de la historia y las instituciones de los pueblos de hispánicos, son la base de la constitución histórica de las Españas.

    Las Españas, sus culturas, sus lenguas y sus tradiciones, han existido durante más de mil quinientos años de historia. Durante siglos, los pueblos de las Españas han adoptado, bien por donación o por invención, instituciones, derechos y usos propios, con los Fueros como máxima expresión de sus libertades. La Unidad Católica ha sido, en nuestros períodos de grandeza, el cauce a través del cual las tradiciones hispánicas se han canalizado en una sola y ha cristalizado en la Monarquía Universal Española, también conocida como Monarquía Católica.

    Las Españas restauran hoy su Monarquía Universal, arrebatada y largo tiempo anhelada, tras doscientos de años de separación, desgracias y auténtica opresión por los estados liberales.

    Desde las Proclamaciones de los Estados Liberales, los españoles hemos tenido un papel primordial y protagonista en la lucha contra estos regímenes y en la defensa de nuestros usos y costumbres.

    Por esta razón, tras obtener sus victorias respectivas, los estados liberales trataron a los pueblos españoles como naciones conquistadas y como pueblos enemigos, persiguiendo sus tradiciones más apreciadas, denigrándolas y marginándolas hasta hacerlas desaparecer; y destruyendo todas sus libertades y las corporaciones que empleaban para su defensa y supervivencia propias, pasando a depender de Estados cada vez más omnipotentes y hostiles.

    La Transición a la Democracia en España, realizada por oligarquías políticas y a espaldas del pueblo español, se presentó como una etapa de transición pacífica que pudiera reconciliar a los dos bandos enfrentados en la última guerra civil; lo que pronto se vino a desmontar la práctica de un régimen que se comportó como si hubiera dado un golpe de Estado y realizado una feroz represión contra el régimen derrocado y sus partidarios.

    Recogemos las demandas de la práctica totalidad de los españoles, que desde opciones políticas muy distintas, han reclamado el fin de este sistema político.

    Ante la constatación de que el Gobierno encabezado por Mariano Rajoy Brey y los partidos políticos representados en el Parlamento y el Congreso no tienen voluntad alguna de solucionar el estado de crisis ocasionado por el control de los organismos de poder por un grupo de sediciosos durante más de cuarenta años, hemos llegado a la conclusión de que la solución no puede llegar desde los organismos políticos imperantes.

    La traición de los partidos y la incapacidad del gobierno han comportado la constitución por nuestra parte de una Diputación General de las Españas y de las Indias, que en representación de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y sus Indias, decreta por la presente la anulación del sistema político vigente.

    Millares de funcionarios, y entre ellos numerosos altos magistrados de la política española, entre los que se encuentran importantes cargos del gobierno y cabezas y dirigentes de partidos separatistas, serán juzgados, detenidos y castigados por la Diputación General por delitos de sedición, malversación de fondos y corrupción, no perseguidos por el régimen imperante a pesar de que incumplen su propia legislación.

    Los gobiernos españoles, que deberían proteger a sus propios ciudadanos de las técnicas mafiosas de las oligarquías políticas, han permanecido neutrales durante más de cuarenta años, o incluso convirtiéndose en cómplices directos de éstas, dejando a la ciudadanía española a su total y completa merced.

    A pesar de estos múltiples agravios y más que aquí callamos y que son motivo suficiente para ejecutar un tiranicidio sistemático, los españoles se han pronunciado públicamente a favor de un proceso rápido y eficaz que permita destruir este sistema y restaurar la Monarquía Universal Española.

    La Constitución histórica de la Monarquía Hispánica se fundamenta en la necesidad de mantener las libertades y franquicias de todos los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas, y de avanzar a la constitución de un orden social cristiano total; y responde a la necesidad de establecer el Reinado Social de Cristo en todas las naciones.

    Las Españas son amantes de sus libertades, y el respeto a los fueros es uno de los principios fundamentales de la Monarquía Hispánica. La Monarquía y las instituciones forales acatarán y harán cumplir las disposiciones que conforman los ordenamientos forales de los pueblos españoles. La Corona garantiza a los cuerpos intermedios entre el individuo y el Estado que el respeto al principio de subsidiariedad será uno de los pilares de esta monarquía.

    La Constitución histórica de las Españas es una espada contra la imposición y el centralismo. Manteniendo nuestra tradición política pactista, nos comprometemos al uso de la bilateralidad como forma de establecimiento de leyes y tributos. Asimismo, reafirmamos nuestra hermandad con todos los pueblos de la Cristiandad, con especial atención a Portugal y al resto de países lusos, con los que compartimos sangre y nacionalidad, en la defensa de los principios de la verdadera religión y la verdadera civilización.

    La Monarquía Hispánica es una oportunidad de enmendar los errores que han provocado la degeneración de los sistemas políticos históricos y construir un sistema político, económico y social llevando al terreno de la práctica las doctrinas e ideas planteados por los clásicos contrarrevolucionarios durante estos últimos doscientos años.

    En virtud de lo que se acaba de exponer, nosotros, auto-proclamados representantes de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y las Indias, en el libre ejercicio del derecho de resistencia contra la autoridad tiránica y por la legitimidad concedida por la legalidad de la Novísima Recopilación.

    REINSTAURAMOS la Monarquía Católica de España, como una Monarquía Católica, Tradicional, Social y Representativa.

    EJECUTAMOS la Restauración de las Coronas Reales de Aragón y Castilla, con sus reinos de de Navarra, Galicia, Castilla, León, Murcia, Aragón, Jaén, Córdoba, Sevilla, Granada, Valencia y Mallorca, principados de Cataluña y Asturias, señorío de Vizcaya y Virreinatos de Nueva España, Perú, Nueva Granada y Río de la Plata, con todas sus dependencias.

    RESTAURAMOS los Fueros, Libertades y Franquicias de los Reinos, Principados y Señoríos de las Españas y de los Gremios, Universidades, Municipios y demás corporaciones de los Reinos de las Españas y las Indias.

    DOTAMOS a los Reinos y Cuerpos Intermedios entre el Individuo y el Estado de ordenaciones e instituciones forales, asegurando el ejercicio de su libertad política y su autarquía de acuerdo al principio de subsidiariedad y del Derecho Público Cristiano e Hispánico.

    RECLAMAMOS a los gobiernos del Reino de España y de las repúblicas Dominicana, de Cuba, México, Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Chile, Bolivia, Argentina, Paraguay, Costa Rica, el Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Guinea Ecuatorial, Filipinas, Marianas, Carolinas y Palaos la vuelta a la obediencia del Rey Católico de las Españas y la devolución de la Soberanía Social y la Soberanía Política a los cuerpos que les corresponde.

    EXIGIMOS al Reino Unido la devolución del Peñón de Gibraltar, a razón de las reiteradas infracciones contra el Tratado de Utrecht de 1713, y de las islas Malvinas, en razón a su ilegal ocupación; a los Estados Unidos de América a la evacuación de los territorios de California, Texas, Nuevo México y los demás usurpados a Nueva España en contra del Tratado de Adam-Onís de 1819.

    SOLICITAMOS a la Santa Sede el reconocimiento de la Monarquía Universal Española y su profesión de la Unidad Católica en las Españas y en las naciones cristianas.

    EXPRESAMOS la voluntad de establecer un proyecto pan-hispánico que refuerce la cultura y la civilización de los pueblos hispánicos castellano-hablantes y luso-hablantes, así como las buenas relaciones entre los Estados españoles y portugueses, favoreciendo la inversión del gregarismo con la reunificación de Estados segregados, y la continua unificación de políticas expresada en una gran Confederación Hispánica.

    NEGAMOS el deseo de las Españas de seguir formando parte de los sistemas políticos internacionales. La Monarquía reconocerá las deudas y obligaciones asumidas por los estados liberales, pero no se someterá a legislación alguna que contradiga el Derecho Natural y el Derecho Público Cristiano, ni confirmará las Declaraciones de Independencia de las provincias americanas rebeldes.

    INSTAMOS a las autoridades internacionales y a los estados del mundo al reconocimiento de la Monarquía Universal de las Españas y sus derechos de soberanía sobre los virreinatos americanos y sus dependencias y sobre el continente antártico en virtud de su descubrimiento por el español Gabriel de Castilla.

    EXIGIMOS al Gobierno, Congreso y Parlamento de España la entrega de la Administración Nacional y Autonómica en virtud del Real Decreto dado por nosotros, que contempla la toma del poder por la Diputación General.

    HACEMOS un llamamiento a los españoles de ambos hemisferios:

    Este documento es una muestra de la inutilidad de un documento o una voluntad si no se corresponde con la realidad, sin embargo, todo lo que se ha dicho hasta aquí es cierto, desde lo que son las Españas hasta los principios políticos de la Monarquía Universal Española, con la salvedad de todo lo relativo a la Diputación General, pero incluyendo los agravios sufridos por los Españoles de todos los continentes.

    Los recientes sucesos relativos a la crisis catalana han demostrado que la sociedad española todavía tiene pulso y capacidad de reacción, aún sin contar con el apoyo de las instituciones políticas, aunque para ello deba ser forzada a situaciones extremas; y la voluntad de los partidos políticos de instrumentalizar a su favor esta reacción espontánea de la sociedad española.

    Por ello, y si queremos que todos los principios redactados aquí se lleven a la práctica, o que cualquier otro asunto, ya sea la batalla contra el independentismo, la partitocracia o la imposición de la ideología de género, llegue a buen término, no podemos esperar a que se haga por iniciativa del Estado, o a que aparezca de forma mesiánica un partido político que salve la situación, sino que se debe realizar, sea cual sea el caso, por nuestra iniciativa particular.

    Aunque tenemos fe en que llegará el día en cual una Monarquía Católica regrese a las Españas, y el Leviatán y la Partitocracia serán derrocados, la creación de una sociedad hispánica, tradicional y cristiana no puede llevarse a cabo desde el poder político, sino desde la propia sociedad.

    Para solucionar los problemas concretos que nos aquejan, debemos recurrir a nuestra propia iniciativa, formando asociaciones o fundaciones, o incorporándonos a ellas si ya existen; recurrir a la desescolarización y a las escuelas de barrio para contrarrestar el intrusismo estatal en materia educativa y el adoctrinamiento político, formar una opinión pública favorable a la restauración de la Monarquía Universal Española divulgando los principios, historia y cultura hispánicas, y restaurar los antiguos gremios y cuerpos de oficio, asociándose miembros de un mismo oficio, bajo el patronato de un santo identificativo, en una corporación que solucione por sí misma, sin recurrir al Estado ni a intermediarios, todos los problemas internos de sus miembros.

    La acción sobre el Estado deberá suponer el forzar el reconocimiento por éste de una situación de facto, o formar grupos de presión como una confederación de todos los cuerpos intermedios y asociaciones formadas.

    Un supuesto partido político destinado a actuar en el Parlamento, sea español o americano, deberá ser una institución delegada de los cuerpos intermedios, que deberá rendir cuentas de su actuación a éstos, actuar por mandato imperativo y luchar por sus intereses y supervivencia.

    La Diputación General de las Españas y las Indias.
    Hispanismo.org. Fiesta de la Inmaculada Concepción.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  10. #10
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,025
    Post Thanks / Like

    Re: La Restauración del Imperio Español

    Acabo de escuchar de pasada a mi paisano Pérez-Reverte en una entrevista que le hacía "la Secta"; no sé si es un cínico que no se cree lo que dice, o en realidad es que tiene una ensalada mental que no se aclara. Ha estado todo el tiempo diciendo que la clave de nuestros problemas está en la "educación", para acto seguido reivindicar nada menos que el GENOCIDIO (el no lo ha llamado así) de la Vendée; donde se masacró a miles de caólicos para que, según él, todos alcanzaran la "libertad, la igualdad y la fraternidad"......

    Defiende la unidad de España, y sin embargo se siente admirado de que en Cataluña "se haya dado a los jóvenes un ideal que perseguir" (sic) aunque él no esté de acuerdo. Descalifica toda la incultura que hay en la sociedad, sobre todo en materia de historia, echando la culpa a los sucesivos gobiernos y ministros; para, acto seguido, reconocer que el hombre, en abstracto, es "básicamente un hijo de puta" y que no basta con estudiar la historia. Supongo que debería hablar de vez en cuando de eso que se llama la MORAL.

    A mi me parece, que en el fondo que es un gran fanático de Francia, y no se da cuenta de que ese país (y a pesar de la supuesta "grandeur") en los últimos doscientos años le han pasado por encima al menos en tres ocasiones; y que si existe, es por que las talasocracias anglosajonas han acudido al rescate.
    Última edición por DOBLE AGUILA; Hace 3 días a las 01:08

  11. #11
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    734
    Post Thanks / Like

    Re: La Restauración del Imperio Español

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Ya está la Declaración Unilateral de Restauración del Imperio Español publicada: Declaración Unilateral de Restauración del Imperio Español; y os pedimos le deis máxima difusión en todos los contactos que podáis por las redes sociales, de forma que logremos contrarrestar, de forma mínima que sea, los proyectos partitocráticos y separatistas para España.

    Si se diera el caso de que lográramos difundir ampliamente el proyecto, el siguiente paso sería abrir cuentas "oficiales" de la "Diputación General de las Españas y las Indias", como un teórico organismo representativo y de gestión de iure, para mantener el proyecto vivo, y dar cobertura a grupos que se decidan a colaborar y que tengan como elementos fundamentales la catolicidad y la hispanidad y para dar cobertura a iniciativas privadas con profundo ánimo crítico, como han sido Somatemps o Dolça Catalunya, a la vez que a mantener una reivindicación continua de la cultura hispánica.

    Todo el mundo moderno se divide en progresistas y en conservadores. La labor de los progresistas es ir cometiendo errores. La labor de los conservadores es evitar que esos errores sean arreglados. (G.K.Cherleston)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El Imperio Español y el imperio inglés: cuadro comparativo
    Por Hyeronimus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 5
    Último mensaje: Hace 4 semanas, 07:51
  2. Laudos literarios al Imperio español
    Por ilustrado en el foro Literatura
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 18/02/2017, 20:52
  3. Imperio español
    Por Imperio Español en el foro Presentaciones
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 13/09/2016, 04:09
  4. 2010: Imperio Español Reunificado
    Por Josean Figueroa en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 56
    Último mensaje: 09/02/2010, 22:39
  5. El Imperio Español-La Europa de Carlos I
    Por Ordóñez en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 16/01/2007, 12:58

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •