Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: ¿Dónde se fabrican las muñecas y juguetes chinos?

  1. #1
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    Post ¿Dónde se fabrican las muñecas y juguetes chinos?

    El comercio esclavo africano, los campos de concentración de Hitler, los gulags soviéticos, todos juntos, no alcanzan para describir la siniestra naturaleza del sistema laogai del régimen comunista, el sistema de “educación y rectificación mediante el trabajo forzado.”

    Este perverso sistema es por lejos el aparato más empleado en la persecución a Falun Gong por parte del gobierno de la República Popular China.

    Lo que los practicantes de Falun Gong han revelado es la absoluta crueldad del sistema laogai chino, que nunca antes había sido descrito. Cientos de miles de practicantes de Falun Gong han sido encarcelados en campos de trabajo forzado y centros de detención desde el comienzo de la persecución del gobierno chino a Falun Gong. Arriesgando sus vidas, estos practicantes continúan enviando información de primera mano sobre la tortura, la matanza y la explotación de prisioneros en China. Sus informes manchados con lágrimas y sangre le suman “textura”y “contenido” a lo que sabemos sobre el sistema laogai chino, el sistema más cruel contra la humanidad.

    El sistema laogai es una máquina genocida. La mayoría de las miles de muertes de practicantes de Falun Gong han ocurrido en campos de trabajo forzado.

    El sistema laogai es una máquina de tortura. Los guardias en el Campo de Trabajos Forzados Masanjia, por ejemplo, gritan abiertamente a los practicantes: “¡Esto es el mismo infierno!” Con la orden del gobierno central de que “ninguna medida es demasiado excesiva contra Falun Gong”, los tipos de tortura utilizados en los campos de trabajos forzados y centros de detención están limitados sólo por la imaginación de mentes demoníacas, y la cantidad de dolor infligido está limitado sólo por la muerte de la víctima.

    El sistema laogaies una máquina del fascismo corporativo. Allí no importa la fuente ni la disponibilidad de los esclavos; los prisioneros son exigidos al límite, tratados como objetos de los cuales se extrae la mayor cantidad de trabajo posible, que sólo termina con la muerte, o casi la muerte, y entonces son reemplazados por otros más “frescos”. Las condiciones de vida en el sistema laogai son absolutamente horrorosas, ya que cualquier mejora en las condiciones significaría menos ganancias.

    Desafortunadamente, el sistema laogai se mantiene en parte con los aportes de negocios y corporaciones occidentales. En teoría, ellos legalmente no pueden importar productos realizados con trabajo forzado. En la práctica, sin embargo, no hay manera de que sus conexiones chinas revelen qué bienes son realizados con trabajo forzado. En unos pocos casos en los que se expuso el origen de los productos realizados con trabajo esclavo, las corporaciones occidentales relacionadas sólo se preocuparon por proteger su propia imagen e hicieron lo posible por ocultar su participación.

    En este boletín revelaremos algunos productos realizados por practicantes de Falun Gong en campos de trabajo forzado chinos. El coraje de los practicantes de Falun Gong ha revelado indiscutiblemente la existencia de un moderno sistema de trabajo esclavo de gran escala en China. La guerra civil puso un punto final moral a la esclavitud en los Estados Unidos, la Segunda Guerra Mundial terminó con los campos de concentración de Hitler, y la Guerra Fría lo hizo con los gulags soviéticos. Nadie sabe cuánto le costará a la humanidad erradicar el sistema laogai; sin embargo, el dinero extranjero que circula hacia los campos de trabajo forzado chinos sólo elevará el costo.

    Conejos de juguete fabricados en campos de trabajo forzado
    Cartel en la puerta de entrada de Mickey Toys Co. Ltd. de Beijing
    Conejos de juguete fabricados por Mickey Toys Co. Ltd. de Beijing para Nestlé

    Lugar: Campo de Trabajo Forzado de Mujeres Xin´an en Beijing.

    Estos conejos de juguete son productos de Mickey Toys Co. Ltd. de Beijing, pero fueron fabricados en el Campo de Trabajos Forzados Xin´an. En febrero de 2001, alrededor de mil practicantes de Falun Gong detenidos fueron forzados a realizar 100.000 conejos de juguete, sin recibir ninguna paga por ello, para Mickey Toys Co. Ltd. de Beijing, subcontratada por Nestlé. Estos productos fueron exportados a muchos países, incluyendo los Estados Unidos, Canadá, Australia, Dinamarca, Brasil, Hungría, Japón y el Sudeste de Asia.

    Los productos con la etiqueta “Made in China” pueden encontrarse en cada rincón del planeta. Sin embargo, ¿cuánta gente sabe que muchos de los regalos que compran para sus hijos y nietos en realidad son fabricados mediante el trabajo esclavo?

    Corrompiendo el espíritu olímpico
    Lugar: Campo de Trabajos Forzados Changle, ciudad de Weifang, provincia de Shandong


    > Del 30 de marzo al 5 de abril de 2004, los practicantes de Falun Gong detenidos en el Campo de Trabajos Forzados Changle fueron forzados a plantar árboles y cavar zanjas a lo largo de la autopista que va de Jinan a Qingdao como parte de las mejoras de infraestructura en vistas a la preparación para la participación de Qingdao en las Olimpíadas de 2008.

    Entre los practicantes forzados a trabajar se encuentran personas de más de 60 años de edad. Debido a la malnutrición prolongada, las pobres condiciones de vida y el trabajo pesado, varios practicantes se debilitaron mucho. La policía les gritaba que trabajaran rápido, diciéndoles que el trabajo pesado los ayudaría a “transformarse” (para abandonar su creencia). Todos ellos estaban exhaustos por la sobrecarga de trabajo. Muchos nunca habían realizado tales labores físicas en toda su vida.

    El espíritu olímpico implica coraje y nobleza, y la llama olímpica es considerada un “fuego sagrado” que los dioses entregaron a los humanos. El régimen comunista de la República Popular China ha corrompido este espíritu torturando a los practicantes de Falun Gong, obligándolos a realizar trabajos pesados para los Juegos Olímpicos.

    Cómo se fabrican las vasijas
    Diagramas de productos


    Lugar: Campo de Trabajo Forzado Wangcun de la provincia de Shandong


    En julio de 2002, los practicantes de Falun Gong detenidos en el Campo de Trabajos Forzados Wangcun en la provincia de Shandong fueron forzados a realizar trabajo esclavo, produciendo varios productos de vidrio para la Compañía Zibo Jiaye. Se dice que estos productos fueron exportados a los EE.UU., Corea del Sur y otros países.

    Primero, permítanos presentar el proceso de producción del trabajo esclavo.

    Primero, el vidrio coloreado es cortado en piezas de un centímetro cuadrado, y luego es pegado en las vasijas dejando 1-2 mm. entre cada pedazo de vidrio. Luego, las vasijas son enviadas al taller de cemento, y los espacios son llenados con cemento, dejando sólo los bordes superior e inferior (cerca de 2 mm) vacíos. Se mezcla el cemento y se lo unta en los espacios. Luego se agrega una capa de polvo de cemento y se frota con un trapo seco. A veces el cemento es blanco y a veces, negro. Después la vasija es limpiada con ácido muriático, que emite vapores tóxicos.

    Durante el proceso de fabricación, la vasija se coloca en una repisa. Con una mano sosteniendo el pegamento y la otra sosteniendo un pedazo de vidrio, uno debe trabajar continuamente para pegar los vidrios a la vasija. El pegamento contiene grandes cantidades de benceno y otros químicos dañinos. Algunos pegamentos emiten olores muy fuertes y tóxicos. Muchas personas tienen dolores de cabeza y otros síntomas, tales como ojos enrojecidos, nauseas, etc. Trabajando tantas horas bajo una gran presión, la visión se deteriora. Luego de que el pegamento se seca, se agrega el cemento. El taller de cemento está lleno de polvo. Hay una gran cantidad de polvo de cemento en el aire que se inhala hacia los pulmones, ya que no hay medidas de seguridad para proteger a los trabajadores.

    El costo de fabricación no es superior a un yuan, y se venden a más de cinco dólares estadounidenses. El precio final generalmente ronda entre los U$S 4,99 y U$S 5,99. Algunos productos más grandes y detallados tendrán un precio final de U$S 14,99.

    En 2003, los practicantes trabajaron duro desde las 5 a.m. hasta la 1 a.m. de la mañana siguiente. Comenzaban a trabajar sin siquiera poder ducharse o lavar sus dientes. Tenían sólo 15-20 minutos para comer. La comida consistía en rábanos salteados en salsa de soja y dos pedazos de pan al vapor. Durante el invierno, sus manos se congelaban al punto de hincharse y sangrar.

    La carga de trabajo continuó aumentando. Si uno no podía completar su tarea, debía trabajar horas extras. Muchas personas colapsaron mentalmente debido al cansancio. El campo de trabajos forzados no permitía que nadie tomara un descanso, aun si no se sentía bien; ni siquiera los que superaban los 60 años de edad eran excusados. Sus dedos quedaron incapacitados por el trabajo. Después de repetir una acción una y otra vez durante un largo tiempo, algunas personas se fatigaron tanto que desarrollaron problemas cardíacos. Algunos practicantes se enfermaron, así que no podían trabajar. La policía decidió que esto afectaba mucho las ganancias de la compañía. Como resultado, la mayoría de los practicantes fueron sometidos a otra ronda de persecución. Algunos fueron golpeados y otros fueron forzados a permanecer despiertos hasta muy tarde en la noche.

    En octubre de 2003, el Sr. Zhao Youqiang de Ti´an (detenido de noviembre de 2001 al 15 de julio de 2004) se quedaba despierto trabajando hasta las 4 a.m. Él tenía síntomas de ataque cardíaco debido a las duras condiciones de trabajo. Aunque tenía un intenso dolor, aún lo obligaban a trabajar. Fue torturado de esta manera hasta que su sentencia expiró en julio de 2004. Los practicantes tenían que pagar todo lo que se rompía mientras realizaban el trabajo forzado.

    El Sr. Yang Shaofan dijo que el tipo de pegamento que utilizan los trabajadores es dañino. Esto llegó a los oídos del policía Jing Jisheng. Frente a todos, este policía reprendió al Sr. Yang y dijo “La Compañía Jiaye ha utilizado este tipo de pegamento durante varios años. Si dices que es dañino, estás esparciendo rumores. Se lo informaré a los líderes para que extiendan tu sentencia.” También amenazó a otros practicantes para que tuvieran miedo de hablar. Cada día, ellos forzaban a los practicantes a pegar 5.000, 6.000 o incluso 7.000 piezas.
    Juguetes de Shanghai
    Lugar: Campo de Trabajos Forzados de Mujeres de Shanghai, ciudad de Shanghai


    La Srta. Li Ying
    La Srta. Li Ying estuvo prisionera en el Campo de Trabajos Forzados de Mujeres de Shanghai, desde diciembre de 2001 a octubre de 2003 por practicar Falun Gong. A fines de noviembre de 2003, fue liberada del campo de trabajos forzados y viajó a Australia con la ayuda de la gente de allí. Debajo, la experiencia de trabajo forzado de la Srta. Li Ying.

    Todas las imagines son de www.mydoll.it. Muñecas idénticas a las de las fotos fueron realizadas, en parte, en la División Tres del Campo de Trabajo Forzado de Mujeres de Shanghai entre junio de 2002 y mayo de 2003. Algunas fueron empaquetadas y enviadas directamente a Italia, y otras fueron enviadas a otros lugares para continuar el proceso.
    Las muñecas se dejaban en el piso cuando las traían al campo de trabajos forzados. Algunas estaban enmohecidas por la humedad del verano. Las detenidas les cosían la ropa, así los compradores no podrían ver lo sucias que estaban las muñecas por debajo.

    Había tiempos límites para los productos destinados a la exportación. Las detenidas en el campo de trabajos forzados, incluyendo practicantes de Falun Gong, eran forzadas a trabajar al menos desde las 7de la mañana hasta las 9 de la noche. La mayoría de las detenidas tenían que trabajar hasta alrededor de las 23 hs.
    Foto 1
    En la foto 1, la muñeca de la izquierda lleva un enterito. El motivo de la mariposa en la pierna derecha de la muñeca está completamente hecho a mano. Primero, colocamos el forro aglutinado en el reverso de las tres piezas de tela, utilizamos una plancha eléctrica para plancharla sobre una base de tela amarilla, y luego utilizamos un lápiz para dibujar las dos antenas de la mariposa e hilos de tres colores diferentes, cosiendo las tres piezas de tela sobre la base amarilla, siguiendo estos requerimientos: Las puntadas y la distancia entre las mismas no puede ser superior a medio centímetro; las puntadas deben ser simétricas y la longitud debe ser la misma. La antena fue bordada con hilo color café sujetado a un alfiler. La manga del pantalón también sigue los mismos requisitos. Tenía que ser curva y no parecer rígida. También bordamos una línea alrededor del cuello del enterito con medio centímetro entre cada puntada. La muñeca de la derecha tiene el cuello bordado de la misma manera.

    Los pantalones y el motivo floreado de la pata derecha del osito de peluche sentado en la silla (Foto 2) también fueron realizados parcialmente en un campo de trabajos forzados.

    Foto 2
    Foto 3
    La flor en el vestido de la muñeca a la izquierda de la foto 3 está bordada. Se cosió una línea en el borde del delantal y del cuello. Se requería que la distancia entre puntadas no superara el medio centímetro. Las puntadas y los hilos no se tenían que ver.

    El proceso de armado era así: le poníamos los pantalones a la muñeca. Los colocábamos de manera tal que no se le vieran las piernas; les calzábamos los zapatos con medias blancas, doblábamos dos veces las medias. Le colocábamos el vestido y pegábamos la flor de la cabeza, sujetándola a la misma con bandas elásticas. Cortábamos los extremos de los hilos y peinábamos el cabello. Le colocábamos el sombrero y un saco blanco, y agregábamos agentes secantes bajo las nalgas de la muñeca. Luego la envolvíamos en una bolsa plástica transparente, doblábamos una caja de papel y colocábamos la muñeca en la caja. Cada persona debía armar 120 muñecas por día.

    Foto 4
    La banda elástica utilizada para colocar la flor en la cabeza de la muñeca era muy ajustada y teníamos que darle dos vueltas a la cabeza. Después de un día de trabajo, nuestros pulgares y dedos índices estaban rojos e hinchados. Sin embargo, teníamos que continuar el trabajo al día siguiente, hasta que la piel de nuestros dedos se abría y sangraba.

    En la foto 4, los dibujos de las flores en los vestidos de las muñecas fueron todos bordados en un campo de trabajos forzados. Se bordaba suavemente una línea en el cuello y el delantal, dejando un espacio de medio centímetro entre las costuras. El proceso de armado y la cantidad de trabajo es la misma que para la foto 3.

    En las fotos 5 y 6, las mariposas y las líneas que ilustran el vuelo de la mariposa sobre las ropas de las muñecas fueron hechas en el campo de trabajo forzado. Se requería que la línea sobre la que se cosían las mariposas no se viera, y los trazos de las mariposas debían ser suaves, sin ángulos ni líneas rígidas.

    Foto 5
    Foto 6
    Las fotografías publicadas en este boletín muestran sólo algunos de los productos realizados en campos de trabajo forzado. Los practicantes de Falun Gong también fueron forzados a trabajar con ropas, bolsos y otros accesorios de las muñecas.


    Por Shizhong Chen
    http://www.flghrwg.net/index.php?opt...=1362&Itemid=0
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  2. #2
    Avatar de ursulamarzullo_ns
    ursulamarzullo_ns está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    26 oct, 05
    Mensajes
    9
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Dónde se fabrican las muñecas y juguetes chinos?

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Arnau Jara Ver mensaje
    El comercio esclavo africano, los campos de concentración de Hitler, los gulags soviéticos, todos juntos, no alcanzan para describir la siniestra naturaleza del sistema laogai del régimen comunista, el sistema de “educación y rectificación mediante el trabajo forzado.”

    Este perverso sistema es por lejos el aparato más empleado en la persecución a Falun Gong por parte del gobierno de la República Popular China.

    Lo que los practicantes de Falun Gong han revelado es la absoluta crueldad del sistema laogai chino, que nunca antes había sido descrito. Cientos de miles de practicantes de Falun Gong han sido encarcelados en campos de trabajo forzado y centros de detención desde el comienzo de la persecución del gobierno chino a Falun Gong. Arriesgando sus vidas, estos practicantes continúan enviando información de primera mano sobre la tortura, la matanza y la explotación de prisioneros en China. Sus informes manchados con lágrimas y sangre le suman “textura”y “contenido” a lo que sabemos sobre el sistema laogai chino, el sistema más cruel contra la humanidad.

    El sistema laogai es una máquina genocida. La mayoría de las miles de muertes de practicantes de Falun Gong han ocurrido en campos de trabajo forzado.

    El sistema laogai es una máquina de tortura. Los guardias en el Campo de Trabajos Forzados Masanjia, por ejemplo, gritan abiertamente a los practicantes: “¡Esto es el mismo infierno!” Con la orden del gobierno central de que “ninguna medida es demasiado excesiva contra Falun Gong”, los tipos de tortura utilizados en los campos de trabajos forzados y centros de detención están limitados sólo por la imaginación de mentes demoníacas, y la cantidad de dolor infligido está limitado sólo por la muerte de la víctima.

    El sistema laogaies una máquina del fascismo corporativo. Allí no importa la fuente ni la disponibilidad de los esclavos; los prisioneros son exigidos al límite, tratados como objetos de los cuales se extrae la mayor cantidad de trabajo posible, que sólo termina con la muerte, o casi la muerte, y entonces son reemplazados por otros más “frescos”. Las condiciones de vida en el sistema laogai son absolutamente horrorosas, ya que cualquier mejora en las condiciones significaría menos ganancias.

    Desafortunadamente, el sistema laogai se mantiene en parte con los aportes de negocios y corporaciones occidentales. En teoría, ellos legalmente no pueden importar productos realizados con trabajo forzado. En la práctica, sin embargo, no hay manera de que sus conexiones chinas revelen qué bienes son realizados con trabajo forzado. En unos pocos casos en los que se expuso el origen de los productos realizados con trabajo esclavo, las corporaciones occidentales relacionadas sólo se preocuparon por proteger su propia imagen e hicieron lo posible por ocultar su participación.

    En este boletín revelaremos algunos productos realizados por practicantes de Falun Gong en campos de trabajo forzado chinos. El coraje de los practicantes de Falun Gong ha revelado indiscutiblemente la existencia de un moderno sistema de trabajo esclavo de gran escala en China. La guerra civil puso un punto final moral a la esclavitud en los Estados Unidos, la Segunda Guerra Mundial terminó con los campos de concentración de Hitler, y la Guerra Fría lo hizo con los gulags soviéticos. Nadie sabe cuánto le costará a la humanidad erradicar el sistema laogai; sin embargo, el dinero extranjero que circula hacia los campos de trabajo forzado chinos sólo elevará el costo.

    Conejos de juguete fabricados en campos de trabajo forzado

    Cartel en la puerta de entrada de Mickey Toys Co. Ltd. de Beijing

    Conejos de juguete fabricados por Mickey Toys Co. Ltd. de Beijing para Nestlé

    Lugar: Campo de Trabajo Forzado de Mujeres Xin´an en Beijing.

    Estos conejos de juguete son productos de Mickey Toys Co. Ltd. de Beijing, pero fueron fabricados en el Campo de Trabajos Forzados Xin´an. En febrero de 2001, alrededor de mil practicantes de Falun Gong detenidos fueron forzados a realizar 100.000 conejos de juguete, sin recibir ninguna paga por ello, para Mickey Toys Co. Ltd. de Beijing, subcontratada por Nestlé. Estos productos fueron exportados a muchos países, incluyendo los Estados Unidos, Canadá, Australia, Dinamarca, Brasil, Hungría, Japón y el Sudeste de Asia.

    Los productos con la etiqueta “Made in China” pueden encontrarse en cada rincón del planeta. Sin embargo, ¿cuánta gente sabe que muchos de los regalos que compran para sus hijos y nietos en realidad son fabricados mediante el trabajo esclavo?

    Corrompiendo el espíritu olímpico

    Lugar: Campo de Trabajos Forzados Changle, ciudad de Weifang, provincia de Shandong


    > Del 30 de marzo al 5 de abril de 2004, los practicantes de Falun Gong detenidos en el Campo de Trabajos Forzados Changle fueron forzados a plantar árboles y cavar zanjas a lo largo de la autopista que va de Jinan a Qingdao como parte de las mejoras de infraestructura en vistas a la preparación para la participación de Qingdao en las Olimpíadas de 2008.

    Entre los practicantes forzados a trabajar se encuentran personas de más de 60 años de edad. Debido a la malnutrición prolongada, las pobres condiciones de vida y el trabajo pesado, varios practicantes se debilitaron mucho. La policía les gritaba que trabajaran rápido, diciéndoles que el trabajo pesado los ayudaría a “transformarse” (para abandonar su creencia). Todos ellos estaban exhaustos por la sobrecarga de trabajo. Muchos nunca habían realizado tales labores físicas en toda su vida.

    El espíritu olímpico implica coraje y nobleza, y la llama olímpica es considerada un “fuego sagrado” que los dioses entregaron a los humanos. El régimen comunista de la República Popular China ha corrompido este espíritu torturando a los practicantes de Falun Gong, obligándolos a realizar trabajos pesados para los Juegos Olímpicos.

    Cómo se fabrican las vasijas

    Diagramas de productos



    Lugar: Campo de Trabajo Forzado Wangcun de la provincia de Shandong


    En julio de 2002, los practicantes de Falun Gong detenidos en el Campo de Trabajos Forzados Wangcun en la provincia de Shandong fueron forzados a realizar trabajo esclavo, produciendo varios productos de vidrio para la Compañía Zibo Jiaye. Se dice que estos productos fueron exportados a los EE.UU., Corea del Sur y otros países.

    Primero, permítanos presentar el proceso de producción del trabajo esclavo.

    Primero, el vidrio coloreado es cortado en piezas de un centímetro cuadrado, y luego es pegado en las vasijas dejando 1-2 mm. entre cada pedazo de vidrio. Luego, las vasijas son enviadas al taller de cemento, y los espacios son llenados con cemento, dejando sólo los bordes superior e inferior (cerca de 2 mm) vacíos. Se mezcla el cemento y se lo unta en los espacios. Luego se agrega una capa de polvo de cemento y se frota con un trapo seco. A veces el cemento es blanco y a veces, negro. Después la vasija es limpiada con ácido muriático, que emite vapores tóxicos.

    Durante el proceso de fabricación, la vasija se coloca en una repisa. Con una mano sosteniendo el pegamento y la otra sosteniendo un pedazo de vidrio, uno debe trabajar continuamente para pegar los vidrios a la vasija. El pegamento contiene grandes cantidades de benceno y otros químicos dañinos. Algunos pegamentos emiten olores muy fuertes y tóxicos. Muchas personas tienen dolores de cabeza y otros síntomas, tales como ojos enrojecidos, nauseas, etc. Trabajando tantas horas bajo una gran presión, la visión se deteriora. Luego de que el pegamento se seca, se agrega el cemento. El taller de cemento está lleno de polvo. Hay una gran cantidad de polvo de cemento en el aire que se inhala hacia los pulmones, ya que no hay medidas de seguridad para proteger a los trabajadores.

    El costo de fabricación no es superior a un yuan, y se venden a más de cinco dólares estadounidenses. El precio final generalmente ronda entre los U$S 4,99 y U$S 5,99. Algunos productos más grandes y detallados tendrán un precio final de U$S 14,99.

    En 2003, los practicantes trabajaron duro desde las 5 a.m. hasta la 1 a.m. de la mañana siguiente. Comenzaban a trabajar sin siquiera poder ducharse o lavar sus dientes. Tenían sólo 15-20 minutos para comer. La comida consistía en rábanos salteados en salsa de soja y dos pedazos de pan al vapor. Durante el invierno, sus manos se congelaban al punto de hincharse y sangrar.

    La carga de trabajo continuó aumentando. Si uno no podía completar su tarea, debía trabajar horas extras. Muchas personas colapsaron mentalmente debido al cansancio. El campo de trabajos forzados no permitía que nadie tomara un descanso, aun si no se sentía bien; ni siquiera los que superaban los 60 años de edad eran excusados. Sus dedos quedaron incapacitados por el trabajo. Después de repetir una acción una y otra vez durante un largo tiempo, algunas personas se fatigaron tanto que desarrollaron problemas cardíacos. Algunos practicantes se enfermaron, así que no podían trabajar. La policía decidió que esto afectaba mucho las ganancias de la compañía. Como resultado, la mayoría de los practicantes fueron sometidos a otra ronda de persecución. Algunos fueron golpeados y otros fueron forzados a permanecer despiertos hasta muy tarde en la noche.

    En octubre de 2003, el Sr. Zhao Youqiang de Ti´an (detenido de noviembre de 2001 al 15 de julio de 2004) se quedaba despierto trabajando hasta las 4 a.m. Él tenía síntomas de ataque cardíaco debido a las duras condiciones de trabajo. Aunque tenía un intenso dolor, aún lo obligaban a trabajar. Fue torturado de esta manera hasta que su sentencia expiró en julio de 2004. Los practicantes tenían que pagar todo lo que se rompía mientras realizaban el trabajo forzado.

    El Sr. Yang Shaofan dijo que el tipo de pegamento que utilizan los trabajadores es dañino. Esto llegó a los oídos del policía Jing Jisheng. Frente a todos, este policía reprendió al Sr. Yang y dijo “La Compañía Jiaye ha utilizado este tipo de pegamento durante varios años. Si dices que es dañino, estás esparciendo rumores. Se lo informaré a los líderes para que extiendan tu sentencia.” También amenazó a otros practicantes para que tuvieran miedo de hablar. Cada día, ellos forzaban a los practicantes a pegar 5.000, 6.000 o incluso 7.000 piezas.

    Juguetes de Shanghai
    Lugar: Campo de Trabajos Forzados de Mujeres de Shanghai, ciudad de Shanghai



    La Srta. Li Ying

    La Srta. Li Ying estuvo prisionera en el Campo de Trabajos Forzados de Mujeres de Shanghai, desde diciembre de 2001 a octubre de 2003 por practicar Falun Gong. A fines de noviembre de 2003, fue liberada del campo de trabajos forzados y viajó a Australia con la ayuda de la gente de allí. Debajo, la experiencia de trabajo forzado de la Srta. Li Ying.

    Todas las imagines son de www.mydoll.it. Muñecas idénticas a las de las fotos fueron realizadas, en parte, en la División Tres del Campo de Trabajo Forzado de Mujeres de Shanghai entre junio de 2002 y mayo de 2003. Algunas fueron empaquetadas y enviadas directamente a Italia, y otras fueron enviadas a otros lugares para continuar el proceso.
    Las muñecas se dejaban en el piso cuando las traían al campo de trabajos forzados. Algunas estaban enmohecidas por la humedad del verano. Las detenidas les cosían la ropa, así los compradores no podrían ver lo sucias que estaban las muñecas por debajo.

    Había tiempos límites para los productos destinados a la exportación. Las detenidas en el campo de trabajos forzados, incluyendo practicantes de Falun Gong, eran forzadas a trabajar al menos desde las 7de la mañana hasta las 9 de la noche. La mayoría de las detenidas tenían que trabajar hasta alrededor de las 23 hs.

    Foto 1

    En la foto 1, la muñeca de la izquierda lleva un enterito. El motivo de la mariposa en la pierna derecha de la muñeca está completamente hecho a mano. Primero, colocamos el forro aglutinado en el reverso de las tres piezas de tela, utilizamos una plancha eléctrica para plancharla sobre una base de tela amarilla, y luego utilizamos un lápiz para dibujar las dos antenas de la mariposa e hilos de tres colores diferentes, cosiendo las tres piezas de tela sobre la base amarilla, siguiendo estos requerimientos: Las puntadas y la distancia entre las mismas no puede ser superior a medio centímetro; las puntadas deben ser simétricas y la longitud debe ser la misma. La antena fue bordada con hilo color café sujetado a un alfiler. La manga del pantalón también sigue los mismos requisitos. Tenía que ser curva y no parecer rígida. También bordamos una línea alrededor del cuello del enterito con medio centímetro entre cada puntada. La muñeca de la derecha tiene el cuello bordado de la misma manera.

    Los pantalones y el motivo floreado de la pata derecha del osito de peluche sentado en la silla (Foto 2) también fueron realizados parcialmente en un campo de trabajos forzados.


    Foto 2

    Foto 3
    La flor en el vestido de la muñeca a la izquierda de la foto 3 está bordada. Se cosió una línea en el borde del delantal y del cuello. Se requería que la distancia entre puntadas no superara el medio centímetro. Las puntadas y los hilos no se tenían que ver.

    El proceso de armado era así: le poníamos los pantalones a la muñeca. Los colocábamos de manera tal que no se le vieran las piernas; les calzábamos los zapatos con medias blancas, doblábamos dos veces las medias. Le colocábamos el vestido y pegábamos la flor de la cabeza, sujetándola a la misma con bandas elásticas. Cortábamos los extremos de los hilos y peinábamos el cabello. Le colocábamos el sombrero y un saco blanco, y agregábamos agentes secantes bajo las nalgas de la muñeca. Luego la envolvíamos en una bolsa plástica transparente, doblábamos una caja de papel y colocábamos la muñeca en la caja. Cada persona debía armar 120 muñecas por día.


    Foto 4

    La banda elástica utilizada para colocar la flor en la cabeza de la muñeca era muy ajustada y teníamos que darle dos vueltas a la cabeza. Después de un día de trabajo, nuestros pulgares y dedos índices estaban rojos e hinchados. Sin embargo, teníamos que continuar el trabajo al día siguiente, hasta que la piel de nuestros dedos se abría y sangraba.

    En la foto 4, los dibujos de las flores en los vestidos de las muñecas fueron todos bordados en un campo de trabajos forzados. Se bordaba suavemente una línea en el cuello y el delantal, dejando un espacio de medio centímetro entre las costuras. El proceso de armado y la cantidad de trabajo es la misma que para la foto 3.

    En las fotos 5 y 6, las mariposas y las líneas que ilustran el vuelo de la mariposa sobre las ropas de las muñecas fueron hechas en el campo de trabajo forzado. Se requería que la línea sobre la que se cosían las mariposas no se viera, y los trazos de las mariposas debían ser suaves, sin ángulos ni líneas rígidas.


    Foto 5

    Foto 6
    Las fotografías publicadas en este boletín muestran sólo algunos de los productos realizados en campos de trabajo forzado. Los practicantes de Falun Gong también fueron forzados a trabajar con ropas, bolsos y otros accesorios de las muñecas.


    Por Shizhong Chen
    http://www.flghrwg.net/index.php?opt...=1362&Itemid=0

    Qué horror, por eso, nunca compro productos chinos, así, no apoyo la esclavitud moderna ...

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 72
    Último mensaje: Hace 3 semanas, 23:56
  2. Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?
    Por Erasmus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 197
    Último mensaje: 13/07/2021, 02:04
  3. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 21:27
  4. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 21:25

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •