Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Crónica de la salida de Semana Santa

  1. #1
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Smile Crónica de la salida de Semana Santa




    Algo tarde, pero la ocasión merecía su crónica.
    El pasado domingo marchábamos dos miembros de Aus Migratòries hacia la zona de Setcases. A las 8.00 de la mañana salimos de Barcelona cargados con todo nuestro equipo y comida para dos días.
    Después de dos horas, una paradita para un café y comprar pan del día, llegamos a la preciosa zona de Setcases, en el pre-pirineo catalán.
    Aparcamos el coche en el pueblo y hacia las 11.00 comenzamos a caminar por un tramo empinado del Gr 11. Descansamos enseguida para poder almorzar lejos del gentío del pequeño pueblo.
    Después del almuerzo iniciamos ya nuestras andaduras para dirigirnos al refugio del Costabona. Dependiendo del tiempo, al día siguiente quizás subíamos al pico del Costabona.
    Encontramos algo de nieve ya en breve, pero no le dimos importancia y continuamos hasta la hora de comer. Nos refugiamos bajo un árbol para poder tomar la comida: ensaladas enlatadas, pan, queso, frutos secos y algo de chocolate. Ya por entonces, veíamos cómo se acercaban unas nubes negras que traerían lluvia seguro.
    Andamos por la pista forestal en dirección al refugio, ya con unos 30 cm de nieve. Encontramos una pequeña rana a punto de congelarse en medio de la nieve que tuvimos que resguardar entre la maleza para evitar su muerte….espero que se salvara. El cambio climático se palpa últimamente muy cerca de nosotros.
    Cuando llevábamos una hora de camino la capa de nieve cubría nuestros pies unos 50cm. La tormenta se acercó y el primer trueno estruendoso sonó bajo nuestras cabezas. Me pareció aterrador. En ese momento creímos más adecuado seguir hasta el refugio que darnos la vuelta….Decisión quizás herrada por el temporal que después se nos vino encima.
    Empezó a llover, a tronar, a relampaguear y más tarde a nevar sin descanso. La tormenta fue creciendo en intensidad y con las horas nos hizo pasar momentos de miedo. No corríamos peligro real porqué no había posibilidad de aludes. Había nevado esa semana pero no en gran cantidad. Aunque los rayos,truenos y centellas daban mucho miedo. Había que avanzar los más rápido posible para llegar al refugio y resguardarnos. Caminar hundiéndonos en la nieve y al amparo de la voluntad de la naturaleza. A sus ojos todos somos iguales, y éramos como un animalito más. Los rayos que caían tan cerca de nosotros podían haber caído sobre nosotros. Eso nos asustaba,pero nos ayudaba a seguir caminando sólo pensando en llegar al refugio cuanto antes. La nieve se volvió piedra al caer y aunque llevábamos todo el equipo necesario, era molesta en la cara y las manos, y congelaba nuestros pies.
    Después de unas 4 horas caminando bajo las negras nubes y la enfadada tormenta mi compañero llegó al refugio después de un gran sobreesfuerzo por encontrarlo . Eso le tranquilizó, descargó y vino a buscarme, puesto que yo andaba a una media hora de él. Con toda caballerosidad me liberó del peso de mi mochila y llegamos al fin al ansiado refugio.
    Una vez entramos, las sensaciones nos desbordaron, el frío nos paralizó y tardamos un buen rato en reaccionar. Estuvimos en el sofá del refugio (todo un lujo) charlando y tiritando hasta que fuimos capaces de movernos para ponernos ropa seca y masajearnos los pies para entrar en calor.
    Para nuestra desgracia, la chimenea estaba derruida. Intentamos hacer un fuego, pero todo el humo se introducía hacia el refugio y nos ahogaba.
    Fuera, a los pocos minutos de llegar, la tormenta cesó y al cabo de una hora las estrellas aparecieron. La montaña manda. Todo quedó en calma y la luna iluminaba el magnífico paisaje. Tan bello, tan sublime, no sé describirlo…
    Por suerte, mi compañero llevaba un camping-gas que nos permitió degustar unas lentejas enlatadas que sentaron incluso mejor que las que nuestras mamás nos hacen con todo su amor, sólo por ser allí, después de lo vivido.
    Cuando volvimos a tiritar de frío, después de la cena, nos acostamos dentro de los sacos y charlamos de la vida durante un buen rato. Dormimos como pudimos. Malditos pies fríos!
    Nos levantamos hacia las 9.00 para salir del saco sin tener que sufrir el helor de las primeras horas de la mañana. El sol empezaba a calentar a su salida, dibujando bonitos colores rojizos en las montañas nevadas y despedía a la luna que poco a poco iría desapareciendo.
    Desayunamos, y nos calzamos de nuevo las botas absolutamente mojadas y frías. Partimos hacia abajo de nuevo con la pista forestal nevada y con la amenaza de lluvia de las nubes. Por suerte, en la cara sur la nieve fue descendiendo y las nubes nos dejaron tregua para bajar hasta el pueblo. Cuando ya se deshizo llegamos a una pista forestal preciosa que nos ofrecía paisajes maravillosos, que contemplábamos agradecidos por tener la suerte de verlos.¡Pobres de aquellos que no pueden disfrutar de la grandiosidad de la montaña…!
    Dimos con la carretera que nos llevaría de nuevo a Setcases y que bajaba junto al río Ter, y nos dejaba ir charlando y saludando a las familias de domingueros que cerca del río pasaban el día.
    Llegamos al pueblo, sintiéndonos protegidos por la urbe, por la tranquilidad de ver a gente alrededor. Aún no podíamos creer lo que habíamos pasado la tarde anterior. No puede entenderlo más que el que ha vivido algo parecido.
    Compramos algo de pan para la cena de ese día, y cogimos el coche dispuestos a cambiar radicalmente de paisaje. Nos marchamos hacia el parque natural de la zona alta de la Garrotxa.
    En el pequeño viaje reímos mucho con el hedor que despedían nuestros pies y botas después de la excursión, pero debíamos secarlos con la calefacción del coche para evitar volver a caminar con los pies mojados y fríos.
    Llegamos al pueblo de Sadernes, desde donde iniciaríamos la excursión, hacía las 17.00 de la tarde del lunes de Pascua. Comimos en la puerta de la iglesia y del pequeño cementerio del pueblo, y comenzamos a caminar por una pista hasta llegar al inicio de una “gorja” (me disculpo por no conocer la palabra en castellano). Una “gorja” es una formación de montañas a ambos lados donde por en medio discurre un río que forma piscinas y cascadas naturales. Todo un lujo para el oído y la vista. (En verano repetiremos para poder bañarnos. A ver si alguien se apunta!)
    A las dos horas de caminar llegamos a la fuente de St. Aniol de Aguja, tomamos agua, llenamos las cantimploras y en 15 minutos más llegamos al refugio donde pasaríamos tranquilamente la noche.
    Hacia las 11.00 de la mañana del martes llegamos de nuevo a la iglesia y al coche, que no quiso arrancar…pero eso ya es otra historia. Llegamos a Bcn sanos y salvos, y llenos de vivencias.

    Mimulus
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  2. #2
    Avatar de Tizona
    Tizona está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    04 ago, 05
    Ubicación
    Madrid
    Edad
    56
    Mensajes
    217
    Post Thanks / Like

    Re: Crónica de la salida de Semana Santa

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Preciosa crónica. El detalle de la ranita salvada, es una ternura. Y la experiencia... estas cosas engrandecen al hombre al tener que poner en práctica el esfuerzo, el sacrificio por el compañero, el afán de superación, el apreciar el valor de las cosas pequeñas, etc. Enhorabuena porque la inmensidad de la naturaleza nos hace ver nuestra pequeñez, es una cura de humildad y un canto a Dios.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Navarra
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 17/08/2014, 23:26
  2. La Batalla De BAILÉN
    Por Sant Marti en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 17/02/2012, 17:04
  3. Ante el 1º de Mayo, textos del Pensamiento Social Carlista
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 15/05/2008, 17:43
  4. Los Comuneros de la Nueva Granada y etc.
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 13:15
  5. La Hélade en la Piel de Toro
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/09/2005, 18:16

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •