Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 10 de 10

Tema: Homenaje a Vicent Doménech “El Palleter”

  1. #1
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Homenaje a Vicent Doménech “El Palleter”

    Homenaje a Vicent Doménech “El Palleter”
    y a todos los patriotas valencianos de la Guerra de Independencia


    Con ocasión del 200º Aniversario de la Guerra de Independencia el Círculo Cultural Aparisi y Guijarro quiere recordar a todos los patriotas valencianos que se alzaron contra la invasión napoleónica y muy especialmente a una figura tan querida en nuestro viejo reino como la de Vicent Doménech “El Palleter”, quien un 23 de mayo de 1808, en la Placeta de les Panses (hoy Plaza de la Compañía) rasgó su faja de estambre en pequeños trozos para que sirviera de escarapela, puso el girón mayor en el extremo de una caña con una estampa de la Virgen de los Desamparados y un retrato del Rey, y enarbolando el estandarte grito: "Un pobre palleter li declara guerra a Napoleó"; ¡Vixca Fernando sèptim y muiguen l traïdors!. Este sería el primer grito de revuelta contra la Revolución y en defensa del Altar y el Trono que sonó en el reino de Valencia.


    Por este motivo, el próximo sábado 31 de mayo tendrá lugar, D.m, un HOMENAJE AL PALLETER Y A TODOS LOS PATRIOTAS VALENCIANOS DE LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA cuyo programa de actos será el siguiente:


    - 19’00 horas: Misa en la Iglesia de la Compañía, sita en la plaza del mismo nombre (detrás de la Lonja de Valencia).

    - 20’00 horas: Ofrenda Floral ante la placa conmemorativa del Crit del Palleter.

    - 21’30 horas: Cena de Hermandad en un restaurante cercano.



    Esperamos contar con tu presencia en tan entrañable acto de afirmación tradicionalista.

    Círculo Cultural Aparisi y Guijarro
    Calle Garrigues 1-5º-Of.3.46001. Valencia.
    www.carlistes.org
    reinodevalencia@carlistas.es

  2. #2
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Re: Homenaje a Vicent Doménech “El Palleter”

    Afrancesados de ayer, europeístas de hoy



    Monumento a Viçent Domenech, el Palleter, en las Torres de Quart, Valencia. Patriota valenciano que dió el primer grito contra la invasión europeísta y napoleónica en el Reino de Valencia.


    La Comunión Tradicionalista en su secular oposición al europeísmo (los ejemplos más recientes la gran campaña nacional por el NO al tratado por el que se establecia una constitución para Europa) siempre ha señalado la continuidad entre los europeístas y los afrancesados. Así, fue Napoleón el primero que quiso establecer un proyecto de Europa políticamente unida bajo los principios revolucionarios que la gestaron, acabando con la identidad de los pueblos que componian la antigua Cristiandad. El proyecto europeizador de la segunda postguerra mundial tenia los mismos protagonistas franceses, cediendo timidamente pequeñas cotas de hegemonía bajo la coartada del "eje franco-alemán". Los fundamentos teóricos eran los mismos: crear una sociedad sin Dios en la que imperasen los principios racionalistas, ilustrados, economicistas; es decir, revolucionarios y liberales. Castizamente siempre entendió el fino sentido del pueblo español lo "europeo" como sinónimo de cambios contrarios a nuestra forma de ser secular. Lo que unido a la génesis histórica del concepto político de Europa como destrucción de la Cristiandad llevó muy pronto al Carlismo a identificar la magnitud de la amenaza. Además de las consideraciones religiosas la mera situación geoestratégica de Europa nunca puede ser integrar totalmente a las Españas, por más que obvias razones de índole geográfico (la mayor parte de las Españas no se encuentran en el continente euroasiatico) y cultural. Por último la planificación económica diseñada por las burocracias centralistas de Bruselas ha determinado la destrucción de nuestro tejido productivo, industrial y agrícola y la incapacidad de defender ciertos sectores como la pesca, así como el establecimiento de políticas contrarias a los trabajadores como la directiva Volkestein. Todo ello ha sido justificado por los gobiernos de turno en base a las ayudas condicionadas y temporales (ya desaparecidas) que tan mal han sido administradas y que para nada compensan el sacrificio sufrido por los sectores aludidos.

    A dos siglos de la guerra de la Independencia el gobierno de ZP ha reivindicado el legado de los afrancesados. No es nada raro, siendo el socialista uno de los principales lobbies europeístas, sucesores de aquellos indignos españoles al servicio de ideales extranjeros. Desde Godoy y sus afrancesados los gobiernos débiles y antinacionales de España siempre han intentado buscar poderes extranjeros que los sustenten, buscan en los poderes foráneos la consolidación de sus puestos y prebendas, a costa de nuestro pueblo. Y en ese afán son capaces de empeorar las condiciones una y otra vez. En el caso del actual gobierno su alianza de civilizaciones es perfectamente compatible con su frenesí europeísta ya que en su concepción anticristiana el Islam cabe perfectamente en el proyecto de construcción europeísta a través de la libertad religiosa y de cultos y de la integración de Turquía. El 20 de febrero de 2005 tras una brutal campaña institucional a la que se unió el PP (con lo que demuestran que sustancialmente nada diferencia a los dos partidos) pretendieron que el fracaso del referéndum -solo uno de cada cuatro españoles con derecho a voto optó por el sí- sobre el proyecto constitucional europeo fuese un impulso al mismo. Después de decaer el proyecto constitucional el gobierno socialista ha sido uno de los principales promotores del Tratado de Lisboa, que supone de facto la aprobación de la Constitución Europea, excepto en aspectos formales que agravan aún más la falta de protagonismo de España, pero sin referéndum previo. Curioso talante democrático. El Tratado de Lisboa concede a la Unión Europea personalidad jurídica (antes solo lo tenian las diversas Comunidades) con lo que se fortalece el centralismo bruxeliense y las macroestructuras de poder; consagra el laicismo a través de la masónica "carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea"; fortalece la política exterior de la UE con lo que en contenciosos como el de Malvinas necesariamente España toma parte por los enemigos de la Hispanidad; en consonancia con su espíritu liberal establece el despido libre y la precarización de las condiciones de trabajo, etc... Además por el ya aludido recurso a poderes extranjeros al que desde los afrancesados recurren los gobiernos carentes de legitimidad España ha perdido peso y poder específico en todas las instituciones comunitarias al concluir negociaciones de modo precipitado, renunciando a cualquier atisbo de dignidad nacional en pos de la aprobación inmediata del Tratado y no ha ejercitado ninguna cláusula de salvaguardia por la que podria no integrar algunas partes del derecho comunitario en defensa de los intereses nacionales.



    Los carlistas por contra reivindicamos a los patriotas que se levantaron contra el invasor napoleónico y europeísta. Hace un siglo SMC Carlos VII dispuso que los tradicionalistas reivindicasemos el sentido neto del alzamiento popular contra Napoleón, salvando el honor del recuerdo de los patriotas antinapoleónicos con la publicación de estudios que reivindicaban la gesta y la celebración de grandes aplecs, como el de Manresa. Un siglo después continuamos en esa empresa de recuerdo y denunciamos y combatimos a pesar de la precariedad de nuestros medios actuales los efectos perniciosos que la europeización ha tenido sobre España.

    Hay que hacer un esfuerzo para depurar el lenguaje de trampas semánticas y volver al sentido tradicional de los términos, con su carga simbólica y afectiva además de doctrinal. Europa no es un mero concepto geográfico sino ante todo una construcción sociológica, cultural y política que en España siempre fue sinónimo de costumbres y modos opuestos a los autóctonos. Y denunciar que los que se jactan de ser herederos de los afrancesados por la vía del europeísmo continúan la nefasta obra de los que hace 200 años colaboraron con los invasores. Contra la europeización anticristiana la Hispanidad Mariana.



    Adenda:


    33 España contra Europa
    La cristiandad agonizante, en efecto, encontró por gracia de Dios un paladín frente a la Europa creciente entre 1517 y 1648 en las Españas. Era un puñado de pueblos, capitaneados por Castilla, como soldados del orden de ideas de la cristiandad mayor, y constituidos en una cierta cristiandad menor y de reserva, retaguardia fronteriza, arisca e indomable.
    Eran pueblos varios dispersos, extraordinariamente diversos y esparcidos, mas unidos férreamente en dos solas cosas: la lealtad en el servicio al mismo rey, y la misión al servicio del mismo Dios. Difícil es enumerarlos. Baste recordar algunos ejemplos. Los cuatro reinos andaluces aportaron el caudal milenario de sus individualidades portentosamente adaptables a todo lo accidental. Las tribus vascas del Pirineo regalaron a la empresa su sentido de la pequeña comunidad. El solar de los pueblos astures, celtas y leoneses aportaron su vieja herencia goda y su fabulosa vocación organizativa de imperio, pasión de unidades demostrada por la egregia cabeza del máximo pensador portugués Jerónimo OSORIO. Aragón, cuna altísima de las libertades políticas, acopió su sentido práctico para la organización económica y jurídica de tradición romana. Nápoles y Sicilia acudieron con los más agudos pensadores que las Españas han tenido. Cerdeña se ganó con justeza los títulos de la lealtad más esclarecida entre todos los pueblos españoles. El Franco-Condado supo ser la trinchera avanzada donde alientan los españoles más españoles de que haya recuerdo...
    En el siglo XVI, merced al entrenamiento ocho veces secular de la reconquista, estos pueblos fueron el bastión de la cristiandad frente a la Europa enemiga, y los solos en encontrarse diestros para la excelsa empresa de mantener la tradición cristiana.


    34 Los que no somos europeos
    Aquellos pueblos son nuestros pueblos. Por eso dimos el ejemplo de que por las aulas de Trento o por las cátedras de Salamanca, por las llanuras lombardas o por los pantanos flamencos, por las tierras nuevamente planeta ignorados casi por los geógrafos, hombres de varias lenguas, razas y talantes, teólogos o rudos, sabios o violentos, fuimos soldados de Cristo. Por humanos, capaces de caer en los pecados de la debilidad. Por hispanos, incapaces de pecar contra el primero de los mandamientos de la ley de Dios. Por ambas cosas, autores e intérpretes de una de las más grandes gestas de que guarda recuerdo la memoria de los hombres.
    Cerrando filas, combatieron los españoles contra la Europa laicista que venía, en defensa de la cristiandad que agonizaba. Con una fe que movió montañas, luchamos en defensa de una ordenación social basada en libertades concretas. Porque no luchamos a tontas y a locas, sino dando testimonio sangriento del compromiso temporal que comportaba, como programa político, nuestra fe:
    "Nosotros tuvimos un programa político con validez para el mundo entero. Nosotros, los que no somos europeos, los que vivimos aislados detrás de los Pirineos. Y no solamente lo tuvimos, sino que hicimos más: lo sostuvimos. Queríamos un mundo cuyas relaciones internacionales estuvieran asentadas, no sobre los débiles pactos surgidos de la convivencia del momento, de los atropellos unilaterales de los poderosos, sino que las bases del orden internacional se
    cavaran en la idea de la universitas christiana"


    ¿QUE ES EL CARLISMO? (1971)
    Edición cuidada por Francisco Elías de Tejada y Spínola, Rafael Gambra Ciudad y Francisco Puy Muñoz
    Centro de Estudios Históricos y Políticos "General Zumalacárregui"
    Escélicer, Madrid, 1971

  3. #3
    Chanza está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 abr, 06
    Mensajes
    1,183
    Post Thanks / Like

    [FARO] Independencia y contrarrevolución. Agenda

    • Vídeos mesa redonda sobre el Dos de Mayo
    • Nuevos artículos
    • Declaración de la Junta Carlista de Asturias
    • Nápoles. La identidad traicionada. La unificación italiana contra la Tradición
    • Valencia. Homenaje al Palleter
    • Madrid: Charla-coloquio para jóvenes: La unidad de España



    Madrid, mayo 2008, mes de la Santísima Virgen María. Los lectores de FARO (y los del diario ABC, que dio la información, con foto incluida, en su edición de 29 de abril pasado) saben del éxito de la mesa redonda "La llamada Guerra de Independencia en la historia contemporánea de las Españas. En el bicentenario del Dos de Mayo", celebrada en madrid el pasado 26 de abril, organizada por el Círculo Cultural Antonio Molle Lazo con la colaboración del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II.

    Las intervenciones en la misma, en archivos comprimidos con DivX, están disponibles para su descarga en estas direcciones:
    http://www.hispanismo.org/2demayo/Do...esentacion.zip
    http://www.hispanismo.org/2demayo/Do...dresGambra.zip
    http://www.hispanismo.org/2demayo/Do...nezSicluna.zip
    http://www.hispanismo.org/2demayo/Do...delaCigona.zip
    http://www.hispanismo.org/2demayo/Do...nioGallego.zip


    Por su parte, Tetralema - Bitácora Lealtad (http://montejurralealtad.blogspot.com/, provisional; artículos anteriores en http://montejurra.blogspot.com) acaba de publicar un artículo sobre el mismo asunto: "Afrancesados de ayer, europeístas de hoy".




    Oviedo, 25 mayo 2008. La Junta Carlista del Principado de Asturias ha hecho pública su Declaración del Veinticinco de Mayo:

    Hace doscientos "deliberó la Junta con asistencia del Real Acuerdo, y por el que se celebró en el día de hoy, llevar á efecto el armamento del Exército Defensivo Asturiano, en obsequio de la Religión, de la Patria, y de la común felicidad".

    Dos siglos después, no sólo imperan en Asturias las ideas del la Revolución francesa que esparcían las tropas napoleónicas, sino que los sucesores de los afrancesados (liberales, populares, socialistas, comunistas y demás componentes de la oligarquía política, mediática y financiera) siguen estrangulando la vida de nuestra región, enemigos jurados de "la Religión, de la Patria y de la común felicidad" por las que se alzaron nuestros antepasados. Esos políticos, caciques y oligarcas, continuadores de los traidores que unos años más tarde, en 1834 suprimirían definitivamente la Junta General del Principado de Asturias, acaban de perpetrar en Oviedo, en el parlamentín autonómico que usurpa el nombre de aquella, una función circense en que se han permitido presentar el alzamiento de 1808 como si hubiera tenido el signo exactamente contrario del que tuvo.

    Los asturianos de hace doscientos años se levantaron, como el resto de los españoles, precisamente en defensa del Antiguo Régimen, el que garantizaba sus derechos y libertades, el que sus antepasados habían ido construyendo durante muchas generaciones.

    Si hoy imperase en Asturias el mismo espíritu, el pueblo ovetense habría aprovechado la jornada de ayer para poner en fuga a quienes, además de hacer irrespirable nuestro presente e imposible nuestro futuro, se permiten querer cambiar nuestro pasado a su antojo, conveniencia e ignorancia.

    En su declaración del veinticinco de mayo del año pasado, esta Diputación de la Junta Carlista del Principado de Asturias terminaba con un párrafo que ahora reproducimos. "Urge poner fin a la pasividad con que los asturianos están presenciando la transformación de su región en una especie de urbanización tercermundista. Urge sacudirse la plaga de los partidos políticos y de sus colaboradores".

    ASTURIAS NUNCA VENCIDA

    Oviedo y Mayo 25 del 2008





    Nápoles, 30 mayo 2008, festividad de San Fernando, Rey de León y de Castilla. La cooperativa editorial Il Giglio y el Movimiento Neoborbónico organizan hoy la mesa redonda "L'identità tradita. L'unificazione italiana contro la Tradizione". Será a las 18 horas, en el Hotel Oriente (Via Diaz, 44). Intervendrán Marina Carrese, Miguel Ayuso, Angela Pellicciari y Gennaro De Crescenzo.




    Valencia, mayo 2008. Con ocasión del 200º aniversario de la Guerra de Independencia, el Círculo Cultural Aparisi y Guijarro quiere recordar a todos los patriotas valencianos que se alzaron contra la invasión napoleónica y muy especialmente a una figura tan querida en nuestro viejo reino como la de Vicent Doménech "El Palleter", quien un 23 de mayo de 1808, en la Placeta de les Panses (hoy Plaza de la Compañía) rasgó su faja de estambre en pequeños trozos para que sirviera de escarapela, puso el girón mayor en el extremo de una caña con una estampa de la Virgen de los Desamparados y un retrato del Rey, y enarbolando el estandarte gritó: "Un pobre palleter li declara guerra a Napoleó; ¡Vixca Fernando sèptim y muiguen els traïdors!". Este sería el primer grito de revuelta contra la Revolución y en defensa del Altar y el Trono que sonó en el reino de Valencia.

    Por este motivo, el sábado 31 de mayo tendrá lugar, D.m, un Homenaje al Palleter y a todos los patriotas valencianos de la Guerra de la Independencia, cuyo programa de actos será el siguiente:

    19:00 Misa en la Iglesia de la Compañía, sita en la plaza del mismo nombre (detrás de la Lonja de Valencia).
    20:00 Ofrenda Floral ante la placa conmemorativa del Crit del Palleter.
    21:30 Cena de hermandad en un restaurante cercano.




    Madrid, mayo 2008. El Círculo Cultural Antonio Molle Lazo organiza una nueva charla-coloquio para jóvenes, la última del presente curso, el sábado 31, a las siete de la tarde. Tema: La unidad de España. Breve introducción a cargo de J.M. Gambra. Se servirán cervezas y refrescos, acompañados de los correspondientes aperitivos.

    Tendrá lugar (D.m.) en la Fundación Francisco Elías de Tejada, C/. José Abascal (ant. General Sanjurjo), 38, bajo izquierda.





    Estas convocatorias y muchas otras en la Agenda de las páginas para suscriptores de FARO y en el Tablón de anuncios de nuestra web



    _____________________________________________________
    Agencia FARO


  4. #4
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: Afrancesados de ayer, europeístas de hoy

    Era un puñado de pueblos, capitaneados por Castilla,
    “Castilla” no capitaneó a ningún “puñado de pueblos” sino que capitanes españoles de carne y hueso capitanearon a soldados españoles de carne y hueso.

    Eran pueblos varios dispersos, extraordinariamente diversos y esparcidos
    ¿¿Tanto como “dispersos y “extraordinariamente diversos”?? En fin.

    mas unidos férreamente en dos solas cosas: la lealtad en el servicio al mismo rey, y la misión al servicio del mismo Dios.
    “ unidos” en eso y en muchísimas otras cosas más, ya en aquella época: lengua, comercio, cultura, arte, literatura, ejército, política exterior, obispados, industria… etc etc etc.
    Que yo sepa nunca se ha hablado ni se habló de que fueran a Europa, bajo los Austrias, los “andaluces”,gallegos, leoneses, vascos. etc sino los tercios españoles.
    ¿o es que decir simplemente “españoles” es centralismo y está mal visto por los carlistas actuales?

    Eran pueblos varios dispersos, extraordinariamente diversos y esparcidos, …Difícil es enumerarlos.
    Difícil no: dificilísimo. Sobre todo cuando ya entonces estaban super-mezclados entre sí.
    Tan difícil como ponerse a enumerar los “pueblos” que forman Francia, Italia, Portugal o cualquier otro país.

    Los cuatro reinos andaluces aportaron el caudal milenario de sus individualidades portentosamente adaptables a todo lo accidental.
    ¿Me lo repite, por favor...?
    Las tribus vascas del Pirineo regalaron a la empresa su sentido de la pequeña comunidad.
    ¿En qué consiste tal "sentido de la pequeña comunidad"?

    El solar de los pueblos astures, celtas y leoneses aportaron su vieja herencia goda y su fabulosa vocación organizativa de imperio,
    pueblos celtas y astures ¡¡con "fabulosa vocación organizativa de imperio"!!... Increíble...
    Y lo de la "herencia goda"; bien que sirva para la antigua monarquía leonesa hasta el siglo XIII ...¡¡pero para el pueblo llano campesino astur-leonés de los siglos XVI-XVII!!
    En fin.
    Se nota el toque exagerado de Elías de Tejada.
    Última edición por Gothico; 31/05/2008 a las 14:27

  5. #5
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,101
    Post Thanks / Like

    Re: Afrancesados de ayer, europeístas de hoy

    ¿Qué tal el homenaje?
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  6. #6
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Re: Homenaje a Vicent Doménech “El Palleter”

    El acto fue un enorme éxito pese a que una tremenda lluvia hizo acto de presencia. Una primera noticia en la prensa valenciana (aunque desenfocada en muchas aspectos).


  7. #7
    Chanza está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 abr, 06
    Mensajes
    1,183
    Post Thanks / Like

    Homenaje al Palleter y a los patriotas valencianos de la guerra contra Napoleó

    [FARO] Homenaje al Palleter y a los patriotas valencianos de la guerra contra Napoleón



    Valencia, 31 mayo 2008. Como saben los lectores de FARO, el Círculo Aparisi y Guijarro convocó una emotiva jornada de homenaje a los patriotas valencianos de la guerra de la Independencia, recordando en especial a Vicent Doménech "el Palleter", quien en la misma plaza donde se desarrollaron los actos fue el primer valenciano en declarar la guerra al invasor napoleónico.

    Las previsiones meteorológicas, que anunciaban una alerta naranja sobre Valencia y alrededores, se cumplieron y una enorme tromba de agua con fuertes rachas de viento irrumpió sobre las 18:30 en la ciudad del Turia. Sin embargo a la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús (conocida también como de "la Compañía de Jesús") --una de las más importantes del barroco valenciano, parcialmente destruida por la revolución liberal de 1868-- fueron llegando los valencianos a cumplir con la obra de misericordia de rezar por los muertos. Dijo la misa el Padre Blanco S.J., quien en un vibrante sermón se refirió al valiente levantamiento religioso y patriótico de hace dos siglos en contraste con la situación actual en la que se ataca desde tantos frentes a Dios y a España. Se refirió a la virtud cristiana del patriotismo y de la legitimidad de la guerra justa con una reflexión de gran altura teológica sobre las enseñanzas del Antiguo Testamento, a través de los Macabeos.

    A las ocho de la tarde la lluvia empezaba a remitir y en medio de unas gotas intermitentes continuaron los actos en la Plaza de la Compañía, en pleno centro histórico de Valencia. Bajo la placa que desde hace un siglo recuerda el crit del Palleter se colocó una gran Real Senyera al modo en que fue enarbolada por el monovero Padre Rico y otros franciscanos que dirigieron el alistamiento y la defensa de Valencia frente a Napoleón. Los actos dieron comienzo con un toque de dolçaina y tabalet. José Monzonís, tesorero del Círculo Aparisi, presentó los actos señalando el paralelismo entre la situación actual y la de hace dos siglos. El vicepresidente del Círculo Pascual Martín-Villalba explicó los sucesos:

    Fue el 23 de mayo de 1808 cuando un labrador de Paiporta, Vicent Doménech "el Palleter", que vendía pajuelas para hacer fuego alzó la voz para expresar lo que sentía una multitud de valencianos reunidos en la entonces plaza de les Panses (hoy de la Compañía), entre la Lonja y la iglesia de la Compañía. La Gaceta de Madrid traía noticias confusas sobre la situación en la capital, de donde corrían rumores de abusos de las tropas invasoras sobre la población y también de acciones sacrílegas. El Palleter rasga su faja de estambre en pequeños trozos para que sirva de escarapela, pone el trozo de mayor tamaño en el extremo de una caña, coge una estampa de la Virgen de los Desamparados y un retrato del Rey, que estaban repartiendo por la plaza, y lo levanta a modo de estandarte. Dirige entonces sus pasos hacia la plaza de les Panses, hasta donde le sigue la multitud.

    Vicent Doménech se encamina a un estanco próximo a la plaza donde se vende papel moneda y coge unos sellos que acaban de llegar con la figura del mariscal francés Murat, al mando de las tropas francesas en España. Con ellos en la mano, sube unas escaleras y los rompe en mil pedazos, lanzando al viento su popular grito: Un pobre palleter li declara guerra a Napoleó. ¡Vixca Fernando sèptim y muiguen l traïdors!

    Tras los gritos del Palleter, la muchedumbre, dando vivas a Fernando VII, se dirigió al Palacio del Real, al otro lado del Turia, residencia del Capitán General, que se vio obligado a salir al balcón, prometiendo que tomaría las providencias oportunas. Desde allí, los amotinados marcharon al Palacio de la Generalitat y los padres Martí y Rico subieron al salón de sesiones, solicitando en nombre del pueblo que se declarara la guerra a Napoleón y se decretara una alistamiento general.

    Con fogosa elocuencia expuso el Padre Rico la gravedad de las circunstancias pidiendo que se declarase la guerra en el acto al emperador de los franceses, procediendo al alistamiento de todos los hombres aptos para el servicio militar, de 16 a 40 años. Las palabras ardorosas del fraile que se encontraba respaldado por los 40.000 valencianos reunidos en la plaza de la Virgen y en la calle de Caballeros, decidieron el ánimo vacilante y temeroso de las autoridades, que obedientes a las imposiciones de ardor, tomaron el acuerdo de declarar la guerra a Napoleón. Como resultado de tan arriesgada determinación, los componentes del Real Acuerdo, decretaron en nombre del rey Fernando VII, el alistamiento de todos los hombres aptos para el servicio de armas, nombrando general en jefe de las fuerzas militares del Reino de Valencia al conde de Cervellón, al que los patriotas llevaron al triunfo, junto con el padre Rico, portador de la Real Senyera, en un coche sin caballos, arrastrado por la gente, hasta la casa de la ciudad.

    En aquellas horas difíciles y arriesgadas, fue obra principal de los religiosos franciscanos la organización de la resistencia de las fuerzas armadas ante el ataque de los contingentes napoleónicos. El pueblo valenciano armado con trabucos, retacos, hoces, hachas y cuchillos rechazó sangrientamente al ejército mandado por el general Moncey, quien al frente de 12.000 combatientes, llegó hasta las puertas del Cuartel en la creencia de que penetraría victorioso en Valencia.

    El 6 de marzo de 1810 el General Caro, entonces Capitán General de Valencia (máxima autoridad militar del Reino de Valencia), pidió al Arzobispo Company que permitiera que la Virgen de los Desamparados fuera nombrada "Generalísima de nuestros Ejércitos", como muestra de gratitud por haberles permitido salir victoriosos en el primer asalto napoleónico de Valencia. El General Caro, en ceremonia realizada en la Catedral de Valencia, le entregó el fajín de Generala y el bastón de mando, y se dispuso que cuando saliera la imagen el día de su fiesta, se le rindieran los honores militares de ordenanza "y se disparará la artillería del Baluarte". Ceremonia que se repite año tras año.

    Después José Miguel Orts Timoner, de la Comunión Tradicionalista Carlista del Reino de Valencia, se refirió a la manipulación en torno a las conmemoraciones oficiales del bicentenario, con la complicidad de las actuales autoridades autonómicas y estatales y hasta de la jefatura de Estado. España no nació en las falsas Cortes de Cádiz (las cuales aún reconocían la confesionalidad católica y la prohibición de manifestaciones públicas de cualquier otra religión) ni se trató solo de un levantamiento contra el invasor.

    Por último el gran poeta valenciano Anfós Ramón declamó una oda en lengua valenciana al Palleter y a los patriotas valencianos, con referencias ineludibles a la situación actual.

    Después se procedió a colocar ante la placa conmemorativa del crit del Palleter una corona de laurel en recuerdo y homenaje a los patriotas valencianos. El toque de la dolçaina y el tabalet puso fin a los actos en la plaza de la Compañía. Los periódicos Levante y Valéncia Hui se hicieron eco de los actos, a los que adhirieron el Círculo Vázquez de Mella del Principado de Asturias, el Círculo Molle Lazo del Reino de Castilla y el Círculo Marqués de Villores del Reino de Murcia.

    Más de cincuenta comensales se reunirían después en una cena de hermandad en la Casa de los Obreros San Vicente Ferrer, tan vinculada históricamente al Carlismo valenciano. A la misma concurrieron varias personalidades que no pudieron estar en los actos de la tarde, como el capellán del Círculo don Francisco Suárez, la guapísima Fallera Mayor de Valencia en 1996 Elena Muñoz Capri, Ignacio Bellido, o José Romero, alma del carlismo de Liria junto a otros carlistas lirianos a los que la tromba de agua retuvo en su pueblo. A los postres se recordó la continuidad entre los ideales carlistas y los que movieron al pueblo a levantarse contra la invasión napoleónica, los muchos combatientes y sagas familiares de la francesada que se unirán a las banderas de la legitimidad dinástica: el Cura Merino, Agustina de Aragón, los Tristany en Cataluña, los Hierros en Castilla, etc. Uno de los periódicos carlistas más importantes del Reino de Valencia durante el siglo XIX respondía precisamente a la cabecera El Palleter. Sin embargo el absolutismo y la felonia que impregnó buena parte del reinado de Fernando VII determinó la ruina del mismo, siendo precisamente los despóticos en no pocas ocasiones los primeros afrancesados y también los primeros isabelinos y liberales, tal y como demostró don Federico Suárez Verdaguer en su obra La crisis política del Antiguo Régimen. Se señaló que los afrancesados de entonces son en toda España los europeístas de hoy con su última ofensiva del Tratado de Lisboa, y además en el Reino de Valencia los pancatalanistas renegados de la identidad política y cultural valenciana. Tuvieron lugar varias intervenciones, entre otras la del historiador madrileño José Antonio Gallego, quien para desmitificar la manipulación liberal de los actos oficiales en conmemoración del bicentenario, aportó un documento del Archivo Histórico Nacional por el cual las autoridades religiosas, en respuesta a una pregunta sobre el carácter de la lucha de la Junta de Defensa de Badajoz, reconocía a los combatientes de la francesada como "Cruzados". O la del periodista Baltasar Bueno, quien señaló que este bicentenario se ha conmemorado en Valencia básicamente por los Amigos del Museo Militar en colaboración con Capitanía General y por el Círculo Aparisi y Guijarro, en contraste con la indiferencia ante la misma del Ayuntamiento, Diputación y Generalitat; o la del presidente del Círculo Rubén de Cardeñosa, que se refirió junto al bicentenario de la guerra de la Independencia al 175 aniversario del Carlismo y a la obra creadora que es la Tradición, frente a los que pretenden identificarla con mera nostalgia o anquilosamiento.

    El Reino de Valencia necesita patriotas valencianos como los de hace dos siglos que mantengan vivo el grito tan de actualidad del Palleter. El Círculo Aparisi y Guijarro, una vez más a contracorriente de lo oficial, con estos actos ha honrado la memoria de nuestros antepasados, ha reivindicado la verdad histórica de los mismos y ha renovado su compromiso de seguir luchando por la Tradición católica e hispánica de Valencia, en la cual se enmarca el acontecimiento histórico del crit del Palleter.


    _____________________________________________________
    Agencia FARO

  8. #8
    Avatar de Lo Regne
    Lo Regne está desconectado Maulet
    Fecha de ingreso
    13 oct, 07
    Ubicación
    Gandia
    Edad
    25
    Mensajes
    236
    Post Thanks / Like

    Re: Homenaje a Vicent Doménech “El Palleter”

    Edició original de la Biblia de Bonifaci Ferrer (germà de Sen Vicent Ferrer). La primera biblia en una llengua romanç que es coneix


  9. #9
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Re: Homenaje a Vicent Doménech “El Palleter”

    Palabras de José Miguel Orts Timoner:

    Valencianos:

    Hace doscientos años el pueblo español se enfrentó al poder de Napoleón. Vicent Doménech, el Palleter, el 23 de mayo de 1808, encendió la llama de la rebelión popular en Valencia al grito de “Un pobre palleter li declara la guerra a Napoleó. ¡Vixca Fernando Sèptim i muiguen els traïdors!”. La figura del rey y la imagen de la Virgen de los Desamparados fueron los iconos que conmovieron a los valencianos en la antigua placeta de les Panses. El rechazo al invasor y a los elementos colaboracionistas encontró en el pueblo llano y en unos pocos clérigos un respaldo clamoroso. Lo ha descrito Pascual Martín-Villalba con la elocuente pasión que lo caracteriza.
    Yo solamente quiero resaltar las ideas que dieron sentido al Crit del Palleter y a la guerra de la independencia en su conjunto: Dios, Patria y Rey. Los mismos lemas que volverían a levantar a los españoles contra los descendientes ideológicos de los afrancesados veinticinco años más tarde.
    Los formadores de opinión actuales silencian y desvirtúan estas motivaciones y las sustituyen por la simultánea revolución liberal que llevó a las Cortes de Cádiz a elaborar la Constitución de 1812. Una Constitución de una confesionalidad católica inequívoca, aunque este detalle ahora moleste.
    Para ellos de esa transformación ideológica nace España como Estado moderno sobre la negación progresiva de la religión y de la monarquía, en un proceso que culmina con la exaltación narcisista del actual sistema.
    Un sistema basado en el mito de la soberanía popular absoluta. Sin límites por arriba, ya que se omite a Dios. Sin límites por abajo, ya que la sociedad se desarticula en un agregado de individuos desconectados entre si, a merced del más poderoso.
    Los sublevados de 1808 no entendían de filosofías ilustradas ni pretendían derribar el Antiguo Régimen, carcomido por sus propias contradicciones. Tomaron las armas en nombre de un rey que no los merecía. De un monarca felón que abdicaría en el emperador francés y luego juraría y abrogaría constituciones contrapuestas y perseguiría a enemigos y adictos y finalmente cambiaría ilegalmente la ley sucesoria, sumiendo al país en una serie de guerras civiles.
    Hoy está de moda avergonzarse de ser español, como se estila llamar a lo valenciano con el gentilicio de otra región hermana. Los llamados “progresistas” se sonrojan de la Historia de España, les gusta jugar a las hipótesis alternativas a la realidad: que no hubiera habido reconquista y esto fuera aún Al Ándalus, que la dinastía de los Bonaparte hubiera echado raíces, que en el año 1939 hubiera vencido la República del Frente Popular…
    Nosotros aceptamos los pasos de nuestro vivir colectivo a beneficio de inventario. Lo que nos agrada y lo que nos cae mal. Y nos sentimos solidarios con los que, dos siglos atrás, se levantaron contra la traición y la ignominia, como Vicent Doménech.
    Y nos duele que el recuerdo oficial a su heroísmo los convierta en revolucionarios de la misma revolución que exportaban los soldados napoleónicos. Es una injusticia lo diga el Jefe del Estado, el Presidente del Gobierno, el Presidente del Congreso de Diputados o el Presidente del Partido Popular.
    Nuestro homenaje al Palleter y a los héroes de la guerra de la independencia se hace a la luz de la Tradición española, que el Carlismo sirve, pero que es patrimonio de todos los españoles de ayer, de hoy y de mañana.
    ¡Viva el Reino de Valencia!
    ¡Viva España!


    Valencia, 31 de mayo de 2008

  10. #10
    cacalavaca está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    23 may, 08
    Mensajes
    3
    Post Thanks / Like

    Re: Homenaje a Vicent Doménech “El Palleter”

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Hola a todos me presento en el foro con este pequeño recorte histórico.
    El mismo homenaje del que nos habla Villores pero hace 100 años, momento en que se colocó la placa que hoy luce en la plaza.

    Publicado en Revista Nuevo Mundo, 2 de Julio 1908

    Última edición por cacalavaca; 15/06/2008 a las 13:53

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Homenaje a Viçent Domenech "El Palleter"
    Por Villores en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 06/05/2008, 22:50
  2. La ley de Memoria Histórica «olvida» eliminar las calles de homenaje a etarras
    Por Miquelet Chaira en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 16/10/2007, 13:03
  3. Autoridad Y Fiesta Nacional
    Por Ulibarri en el foro Geografía y Etnografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 21/02/2006, 14:11
  4. Respuestas: 4
    Último mensaje: 05/01/2006, 18:28

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •