Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 5 de 5

Tema: Preliminares católicos para el estudio de la Historia (Donoso Cortés)

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,383
    Post Thanks / Like

    Preliminares católicos para el estudio de la Historia (Donoso Cortés)

    NOCIONES PRELIMINARES PARA SERVIR DE INTRODUCCION Á LOS ESTUDIOS SOBRE LA HISTORIA (J. Donoso Cortés, 1847)

    (NOTA; La irregular ortografía es la original de la obra, que data de 1847)


    "Todos los acontecimientos tienen su explicacion y su origen en la voluntad divina y en la humana : por esta razon, el asunto perpétuo de la Historia son Dios y el hombre, considerados como seres activos у libres: su actividad y su libertad, idénticas por su naturaleza, se diferencian entre sí por su extension: el hombre obra aprisionado en el espacio y en el tiempo; mientras que Dios obra desembarazadamente y sin prisiones. La libertad del hombre encuentra un límite en la voluntad de Dios; mientras que la libertad de Dios solo le encuentra en su Sabiduría infinita: por donde se vé que ni Dios puede obrar sin una razon, á los ojos de su Sabiduría suficiente; ni el hombre sin un permiso muy alto. Si nada sucede que Dios no obre ó permita; y si Dios ni permite obrar ni obra sin una razon suficiente, síguese de aquí, que todo lo que sucede, viene a realizar alguno de aquellos inescrutables designios que estuvieron siempre presentes en el divino entendimiento y en la razon soberana.

    Dios es el principio , el medio y el fin de la Historia : La creacion del hombre fué un milagro de su amor: la conservacion del género humano es un milagro de su Providencia; y en el fin de los tiempos, obrará sobre todos los hombres los milagros de su gracia y los de su justicia. El objeto de la Historia es la explicacion de esos tres milagros. A la Historia toca averiguar por qué causa y para cuál fin crió Dios al hombre: cuáles son las leyes con que mantiene y conserva el humano linaje: y en virtud de cuáles estatutos anteriormente promulgados ha de juzgar á las gentes. Y como quiera que todas estas son cosas al entendimiento humano naturalmente escondidas, la historia universal sería de todo punto imposible, si en la densa noche de los tiempos no brillara perpétuamente á los ojos del historiador , á manera de un faro encendido , la luz de la religion revelada. Esto sirve para explicar, porque los historiadores antiguos, cuyos ojos estaban cerrados á esa luz, no acertaron á tejer la maravillosa trama de esa historia. Ignorantes de la unidad de Dios, y de su poder infinito , de su sábia providencia, y de la unidad del género humano, conocieron los sucesos de Grecia , de Roma y del Asia ; ignoraron empero de todo punto la historia del hombre.

    La primera historia universal de que hay noticia en el mundo, es la Ciudad de Dios de San Agustin , libro prodigioso que viene a ser un comentario sublime de la Biblia , el libro de los prodigios. Andando el tiempo, y en el siglo de oro de la literatura francesa, el gran Bossuet, siguiendo las pisadas del Platon cristiano, trazó con mano firme y con pincel robusto el cuadro de la humanidad hecha hombre y caminando, ora por las vias del Señor , ora por sendas extraviadas, hácia donde Dios la lleva , ya con el azote de su justicia, ya con el impulso de su misericordia.

    Salieron al encuentro de esos eminentes doctores, para hacerles guerra y contraste, hombres que poniendo al servicio del error un ingenio clarísimo, fueron poderosos para convertir en fábula la Historia. Ellos sacaron de su propio entendimiento las leyes con que se gobiernan las sociedades, pusieron relaciones arbitrarias entre las cosas, cambiaron á su antojo las que unen con lazada estrecha al Criador con la criatura, queriendo ser á manera de Dios, que sacó con una sola palabra la luz, de las tinieblas; y el órden, del caos.

    La Historia entonces dejó de ser lo que habia sido en manos de los doctores católicos, la narracion sencilla y majestuosa de los hechos; y se convirtió en la exposicion dogmática de una teoría filosófica ó social, de suyo intolerante é inflexible. Levantáronse filósofos contra filósofos, teorías contra teorías , sistemas contra sistemas; y de tal suerte se confundieron y mezclaron entre sí, en aquella revuelta batalla , que los hombres estuvieron á punto de no poder distinguir la verdad del error, y de no saber qué pensar acerca de Dios, del hombre, y del género humano.

    Segun unos, la humanidad camina en un progreso indefinido. y en línea perpétuamente derecha : segun otros, está condenada á tejer y destejer la tela de su vida , caminando en líneas perpétuamente circulares. Filósofos hay que no han visto en la historia sino la lucha de la fatalidad , representada por la naturaleza, y de la libertad representada por el hombre. Otros han visto tantos principios dominantes, como regiones tiene el mundo : la inmovilidad absoluta tiene su imperio en el Asia : la movilidad perpétua tiene su asiento en la Grecia : la inmovilidad y la movilidad combaten en Roma por la dominacion , siendo sus adalides, por una parte el Senado, y por otra el pueblo ; por una parte la nobleza, y por otra la plebe. Esos mismos principios que combaten en Roma , se traban y se limitan, y hacen paces entre sí en las regiones germánicas. De esta manera, el Asia es el símbolo del despotismo; la Grecia es el de la libertad ; Roma el del combate; la Alemania el de la armonía. Quién considera á la humanidad dotada de un movimiento espontáneo, y quién la considera movida por un Dios ciego, sordo é implacable, como el Destino de las sociedades paganas.

    Dejando á un lado estas vanas especulaciones, y estas estériles controversias, expondremos aquí breve y sumariamente el punto de vista católico de la historia, con la ayuda de claras y sencillas definiciones.

    La Historia, considerada en general, es la biografía del género humano. Esta biografía comprende la relacion de todos los sucesos que interesan á la humanidad; y la exposicion de sus causas.

    Las causas de los sucesos son generales ó particulares.

    Bajo el punto de vista católico, no hay más que una causa general de todos los sucesos humanos, y esa es la Providencia Divina. La Providencia Divina, considerada como causa general de todo lo que sucede, obra de una manera natural ó sobrenatural. Obra de una manera natural, cuando deja desembarazada la accion de las causas segundas. Obra de una manera sobrenatural, cuando provoca los acontecimientos directa , inmediata y milagrosamente.

    La Providencia no es otra cosa sino aquella alta sabiduría con que Dios señaló á cada cosa un fin, y lleva a su fin á cada cosa, unas veces por medio de la accion de las causas segundas, y otras por medio de su intervencion directa y soberana.

    Las causas particulares ó segundas de los sucesos, así en el órden físico como en el moral, no están sujetas á peso, cálculo ni medida. En el órden moral, sin embargo, es la primera por su importancia la libertad del hombre.

    La libertad del hombre no consiste en la facultad soberana de elegir el fin, sino en la omnimoda de escoger uno de los caminos que más o menos derechamente van a parar a ese fin necesario.

    La libertad y sabiduría de Dios resplandecen en el señalamiento del término. La libertad del hombre se pone de manifiesto en la eleccion de la senda. De esta manera, el hombre obra de consuno con Dios en la creacion de las maravillas de la Historia.

    Si despues de todo lo expuesto se nos exigiera una definicion de la Historia, que comprendiese los varios elementos de nuestra doctrina, la definiriamos de la manera siguiente : La Historia, considerada en general, es la narracion de los acontecimientos que manifiestan los designios de Dios sobre la humanidad, y su realizacion en el tiempo, ya por medio de su intervencion directa y milagrosa , ya por medio de la libertad del hombre....
    Última edición por ALACRAN; 11/07/2022 a las 18:09
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,383
    Post Thanks / Like

    Re: Preliminares católicos para el estudio de la Historia (Donoso Cortés)

    ,,, La Historia se divide en : Historia antigua, la cual comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de Dios sobre el pueblo hebreo y sobre los pueblos idólatras, desde la creacion hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo : y en Historia moderna, la cual comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de Dios sobre el pueblo judío, sobre el cristiano y sobre los otros pueblos de la tierra , desde el nacimiento del Salvador hasta nuestros dias.

    Así la moderna como la antigua se subdividen por razon de la materia, y por la razon de los tiempos. La antigua se subdivide, por razon de la materia, en sagrada y profana. La Historia sagrada comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de Dios sobre el pueblo hebreo, en calidad de sombra y figura de nuestro Señor Jesucristo y de su Iglesia. La Historia profana comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de la Providencia sobre los imperios y la naciones; y la manera en que concurren todas , ignorándolo, á que se cumplan los decretos de Dios sobre su pueblo y sobre la Iglesia de Jesucristo.

    Por razon de los tiempos, se subdivide en : Historia de los tiempos primitivos, que comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de la Providencia sobre el género humano en los tiempos que corrieron desde la Creacion hasta el Diluvio; y en Historia de los tiempos post-diluvianos, que comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de la Providencia sobre el género humano, desde el Diluvio hasta el advenimiento de nuestro Señor Jesucristo.

    Los principales sucesos de la Historia de los tiempos primitivos son:
    La Creacion.
    La institucion del matrimonio y de la sociedad doméstica.
    La toma de posesion del Paraiso por el hombre y por la mujer.
    La primer culpa, ó la desobediencia.
    El primer castigo, ó la corrupcion de la naturaleza humana, y el destierro.
    La primera promesa del Salvador.
    La institucion de la sociedad civil y del culto.
    El primer delito del hermano contra el hermano, ó Cain y Abel.
    La primera transgresion de las leyes del matrimonio, ó la poligamia.
    La primera division entre las razas , ó los hijos de los hombres y los hijos de Dios.
    La confusion del bien y del mal, simbolizada en la confusion de los hijos de Dios con los de los hombres.
    La corrupcion universal.
    El Diluvio.

    Los principales sucesos de la Historia de los tiempos post-diluvianos, son :
    La confusion de las lenguas. La dispersion de las gentes.
    El olvido de la tradicion religiosa.
    La vocacion de Abraham.
    La fundacion de los primeros imperios.
    La deificación idolátrica de sus fundadores.
    Moises, ó el rescate : y la ley escrita del pueblo de Dios.
    República hebrea , ó los Jueces.
    Monarquía hebrea y la conclusion del templo : ó David у Salomon.
    Declinacion de la monarquía : tiempos de servidumbre : Nabucodonosor.
    Tiempo del rescate : Ciro.
    Vicisitudes de los grandes imperios: del Asirio, del Chino, del Egipcio, del Pérsico.
    La Grecia : sus Monarquías, sus Repúblicas, sus artes y sus glorias.
    El imperio Macedónico.
    El Romano.
    El nacimiento de nuestro Señor Jesucristo.

    La historia moderna se subdivide , por razon de la materia, en eclesiástica y profana.

    La eclesiástica comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de Dios en la institucion, conservacion y dilatacion de su Iglesia. La profana comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de Dios sobre los imperios y las naciones, atentas todas á la enseñanza del cristianismo, promulgada por la Iglesia católica.

    Por razon de los tiempos, se subdivide en : Historia del Imperio Romano y de los primeros siglos de la Iglesia, que comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de la Providencia en la declinacion y lamentable ruina del imperio de los Césares, en la milagrosa propagacion del cristianismo, y en su ascension al Capitolio : en Historia de la Edad Media, que comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de la Providencia sobre los bárbaros del Norte, que el cristianismo se incorpora , sobre la antigua sociedad hecha pedazos, que el cristianismo regenera; sobre los nuevos Estados que a su voz se constituyen y se levantan; y sobre la Iglesia Católica, que tocando á sus últimos crecimientos, derrama por el mundo la fertilísima semilla de todas las verdades : y por último, en Historia de la descomposicion y del fraccionamiento de la república Cristiana, que comprende el conjunto de los sucesos que manifiestan los designios de la Providencia en la grande Apostasía provocada por la reforma de Lutero, y en las grandes catástrofes que han venido despues sobre los pueblos y los reyes.

    Los principales sucesos de la historia del imperio Romano y de los primeros siglos de la Iglesia, son :
    La predicación de los apóstoles.
    La corrupcion, la extravagancia y la insensatez de los Césares. La decadencia física , intelectual, moral y religiosa de la sociedad romana.
    Su regeneracion por la propagacion silenciosa y rápida del Cristianismo.
    Persecuciones de la Iglesia. Sus apologistas y doctores.
    Los primeros institutos religiosos.
    Los primeros Concilios.
    Paz y triunfo de la Iglesia ; traslacion á Bizancio de la Silla del Imperio en tiempo de Constantino.

    Los principales sucesos de la historia de la Edad Media, son :
    La invasion de los pueblos bárbaros.
    La caida del imperio de Occidente.
    Los diversos señorios, fundados por los conquistadores.
    La Iglesia perseguida por los bárbaros, y conquistadora de sus perseguidores.
    Los crecimientos de la Iglesia y de los Pontífices de Roma.
    El Islamismo. Sus conquistas.
    La restauracion del imperio de Occidente en la persona de Carlo-Magno.
    El feudalismo.
    El desmembramiento del Imperio de Carlo-Magno.
    El Imperio germánico.
    La guerra entre el sacerdocio y el Imperio.
    Las Cruzadas. Portentosos descubrimientos.
    La caida de Constantinopla en poder de los Turcos.

    Los principales sucesos de la Historia de la descomposicion y del fraccionamiento de la república Cristiana son:
    La reforma intentada, y llevada á cabo por Lutero, Zwinglioy Calvino. Su propagacion en Suiza, en Suecia, en Dinamarca, en Prusia y en las Islas Británicas.
    El Concilio de Trento.
    Propagacion de la fé en Ásia , en África y en América.
    Instituto de los Jesuitas.
    Guerras de Religion: guerra de los Treinta años.
    Paz de Westfalia. Consumacion de la apostasía.
    La conversion de las Monarquías feudales en absolutas.
    Guerras políticas para afianzar el equilibrio europeo.
    Decadencia del poder temporal del Pontificado.
    Doctrinas filosóficas.
    Sublevacion de los Paises-Bajos.
    Revolucion de Inglaterra.
    Guerra de la independencia de América.
    Expulsion de los Jesuitas.
    Revolucion francesa.

    Tales me parecen ser los grandes sucesos de la historia, considerada bajo su punto de vista más general.

    Donoso Cortés (Bosquejos históricos)
    Última edición por ALACRAN; 11/07/2022 a las 14:42
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  3. #3
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,383
    Post Thanks / Like

    Re: Preliminares católicos para el estudio de la Historia (Donoso Cortés)

    (…) ERROR FUNDAMENTAL DE LA TEORÍA DE LA PERFECTIBILIDAD Y DEL PROGRESO

    "Me propongo demostrar que la sociedad y el hombre son inseparables, y que obedecen á ciertas leyes generales , reveladas por Dios desde el principio de los tiempos.

    Si la creacion del mundo es un acto único y simplicísimo, considerado en Dios, y una obra completa y perfectísima, considerada en el hombre, se sigue de aquí necesariamente que el hombre, desde el punto en que fué, tuvo noticia cierta del fin para que habia sido criado, del camino por donde habia de alcanzar aquel fin, y de las leyes inmutables á que habia de vivir sujeto durante su breve peregrinacion y su escabroso camino. — Y porque el hombre fue estas dos cosas a la vez, individuo y sociedad; por eso tuvo noticia, á un mismo tiempo, de las leyes por las que habian de gobernarse los indivíduos, y de aquellas á que debian vivir sujetas en sus varias evoluciones las sociedades humanas. La noticia que se le dio de esas leyes, es lo que se llama revelacion; y la revelacion de todas esas cosas constituye al hombre de un golpe en un estado de civilizacion perfectísimo é incomparable.

    De todos los medios propuestos para desatar los nudos de esta gravísima cuestion, y para disipar las sombras del gran misterio de nuestra naturaleza y de nuestro orígen, éste que el catolicismo propone dogmáticamente, es no solo el único verdadero, sino tambien el único puesto en razon, y el único espléndidamente luminoso. La naturaleza divina ó ha de ser negada de todo punto, ó concedida en calidad de armónica y sintética: siendo sintética y armónica, la obra que salga de sus manos, ha de ser forzosamente una síntesis ; y siéndolo, ha de ser una armonía : y como lo uno y lo otro excluyen lo particular y lo rudimentario y lo imperfecto, se sigue de aquí que Dios al crear todas las cosas, las creó por grupos inmensos y grandiosos, juntando en uno todas las cosas afines, y dominándole todo con su síntesis suprema.

    Suponer que Dios hizo las cosas, y que las dejó sin leyes; ó que estableció sus leyes por separado para que las cosas anduvieran sin ley ni regla ninguna en pos de sus leyes, y las leyes en pos de las cosas, es una extravagancia sobre toda extravagancia, á la cual ni los racionalistas con toda su ciencia pueden poner un nombre. Suponer al hombre ocupado en inventar la ley de sus acciones y las leyes de las asociaciones humanas, y en escribir el código de sus deberes sociales, viene á ser lo mismo que suponer a las cosas temporales buscando los tiempos, y á las corpóreas buscando sus espacios; ó al revés, á los espacios buscando las cosas corpóreas, y á los tiempos buscando las temporales.

    Y no se diga que no procede la comparacion entre esas cosas y el hombre; porque á esto responderé que de tal manera procede, que, bajo nuestro punto de vista, entre los objetos de la comparacion la semejanza llega á confundirse con la identidad por lo perfecta. El hombre, considerado como un ser inteligente y libre, se diferencia de los que no lo son en lo que él tiene, y á ellos les falta; se asemeja empero a todos, en que ni hay en ellos ni hay en él nada que no se sujete á una ley, de suyo fija é invariable. Como ser libre, está sujeto a las leyes del mundo moral, y á las de la inteligencia como ser inteligente : y así como se viene á caer en el absurdo, suponiendo a los cuerpos buscando los espacios, y á las cosas temporales buscando los tiempos; del mismo modo y por la misma razon se va á dar en un círculo vicioso, cuando se supone á un sér libre buscando las leyes del mundo moral, y á un sér inteligente buscando las leyes de las inteligencias.

    Con este sistema vienen al suelo todas esas teorías frívolas y vanas de los modernos racionalistas, segun las cuales la sociedad y el hombre van pasando juntamente de una perfeccion á otra perfeccion, y de un progreso á otro progreso; siendo la humanidad la que obra exclusivamente su propia trasformacion, por medio de todos estos progresos y de todas estas perfecciones.
    Las leyes generales del mundo moral, á que el hombre vive sujeto en calidad de inteligente y libre, ahora se le considere como indivíduo, ahora como sociedad, existen con una existencia independiente de la voluntad humana : puestas fuera de la jurisdiccion de los vanos antojos de los hombres, están exentas tambien de las injurias de los tiempos, siendo como son divinas, eternas é inmutables. Esas leyes han sido objeto de revelaciones sucesivas, que todas juntas forman la revelacion católica. Es el catolicismo depósito de toda verdad, luz de todos los misterios, archivo de todos los arcanos; para el que le ignora, todo es ignorancia; y para el que le sabe, todo es sabiduría. El catolicismo tiene palabras de vida para todos : él es salud para los dolientes, refrigerio para los fatigados, manantial perenne de aguas claras para los que tienen sed , hartura para los que padecen hambre, ciencia para los que ignoran , luz para los ciegos, puerto para los que navegan, esfuerzo de los que combaten, corona de los que triunfan. Y afirmar de él que es todas esas cosas para el hombre, es afirmar de él que es todas esas cosas para la sociedad igualmente; porque la sociedad es el hombre, y nada más que el hombre, considerado bajo cierto punto de vista especial y de cierta manera.

    Cuando nuestro Señor dijo de su reino que no era de este mundo, quiso significar con estas palabras cabalmente lo contrario de lo que parece á primera vista; porque quiso significar que su reino , continente universal, no podia ser contenido por el mundo, parte inferior de su reino. Esto no quiere decir que no haya sido otorgada á la sociedad la facultad tremenda de apartarse de Dios, que desde el principio fué otorgada a los hombres : quiere decir solo que, en la sociedad como en el indivíduo , la facultad de apartarse de Dios se resuelve, todo bien mirado, en la facultad de perderse.

    Esto supuesto, me creo autorizado para afirmar que el problema que consiste en resolver cuáles son los aledaños que separan entre sí los vastos dominios de la potestad espiritual y de la temporal, del reino de Dios y del reino del mundo, de la Iglesia y del Imperio, ha sido mal planteado hasta ahora. Cuando la sociedad civil afirma que en ella radica la facultad de secularizarlo todo y de secularizarse á sí propia, si por otro lado no está ligada civil у exteriormente con la Iglesia , afirma de sí una facultad que es inadmisible, y por lo mismo indisputable : su facultad es idéntica a la que tiene el hombre de desobedecer á Dios, de negar á Dios , y de caminar por el mundo sin Dios y sin ley. La cuestion empero que aquí hay que resolver, no consiste en averiguar eso, que está averiguado, sino en averiguar otra cosa, conviene á saber: si esa facultad, en la sociedad como en el hombre, no viene á reducirse á otra, que tambien es indisputable é inamisible; la facultad de perderse.

    Reducida la cuestion á sus verdaderos términos, se resuelve por sí misma. Lo que el hombre es á Dios, eso mismo es el Imperio á la Iglesia: el uno y el otro tienen la facultad de perderse y la facultad de ganarse. Lo que Dios no ha puesto bajo la jurisdiccion de la sociedad ni del hombre, es la distincion suprema del bien y del mal, que existe de por sí con una existencia necesaria. La sociedad у el hombre pueden escoger el uno , y dejar el otro; pero no pueden convertir el que dejan en el que toman, ni el que toman en el que dejan. Fuera de la sumision á la Iglesia, no hay salvacion para las sociedades humanas; de la misma manera que fuera de la sumision a Dios, no hay salvacion para el hombre. Y así como Dios y la Iglesia son una cosa misma, la sociedad y el hombre son una misma cosa.

    Conviene advertir aquí, sin embargo, que cuando afirmamos de la sociedad y del hombre que son una cosa misma, lo que queremos significar con estas palabras, es que son cosas indisolublemente juntas en uno, como están juntas en uno las formas y las sustancias. La sociedad es la forma del hombre en el tiempo; y el hombre es la sustancia que sostiene en el tiempo esa forma. Las diferencias que hay entre la una y la otra, de tal manera son diferencias, que no excluyen la unidad; y su unidad de tal manera lo es, que no excluye sus diferencias. El hombre, considerado como indivíduo, es decir, en su sustancia , tiene un fin natural, y otro sobrenatural ; un fin temporal, y otro ultramundano y eterno: considerado como sociedad, es decir, en su forma , tiene un solo fin, y ese natural y temporal, de tal manera que con los tiempos tienen fin juntamente las sociedades humanas : la sustancia entonces se desnuda de la forma que tuvo, y busca en la eternidad otra forma. De aquí, procede una diferencia notabilísima entre la sociedad y el hombre, aun considerados en su unidad, es decir, durante la prolongacion de los tiempos: el individuo, hecho para la eternidad, suele no recibir aqui bajo ni el castigo ni el galardon que merecieron sus acciones; la sociedad empero, hecha para el tiempo, recibe en él infaliblemente el galardon que mereció siendo santa, ó la pena que llamó sobre sí por haber sido pecadora. De esta manera , por lo que en el tiempo pasa, rastreamos lo que ha de suceder en la eternidad; y por lo que tenemos por fé que en la eternidad ha de realizarse, alcanzamos á explicar satisfactoriamente lo que se realiza en el tiempo". (…)

    J. DONOSO CORTÉS , Bosquejos históricos
    Última edición por ALACRAN; 12/07/2022 a las 14:07
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  4. #4
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,383
    Post Thanks / Like

    Re: Preliminares católicos para el estudio de la Historia (Donoso Cortés)

    (...) DE LA SOCIEDAD Y DEL LENGUAJE

    La sociedad, considerada bajo el punto de vista católico, ni es un ser abstracto, ni un ser concreto, dotado de libertad y de inteligencia. Lo que el espacio es en lo físico, eso mismo es la sociedad en lo moral : es el lugar en que fué puesto el hombre, en cuanto es inteligente y libre; es la atmósfera propia de la libertad y de la inteligencia humana.

    En su profunda ignorancia de todas las cosas, las escuelas racionalistas han convertido a la sociedad y al hombre en dos abstracciones absurdas. Considerándolos separados entre sí, no han hecho otra cosa sino dejar al hombre sin atmósfera en que respirar, y sin espacio en que dilatarse ; y al espacio y á la atmósfera propia de la humanidad sin la humanidad que en ellos respira y se dilata: lo cual viene á ser lo mismo que considerar el espacio material sin las sustancias corpóreas que le llenan; y á las sustancias corpóreas fuera de los espacios que las contienen. Y como el absurdo que va delante, llama con grande é imperioso clamor al que viene detras, y este al que le sigue, del absurdo que consiste en considerar separadamente al hombre y al espacio en que se mueve, los racionalistas han ido á dar en otro mayor, que consiste en crearse el hombre á sí mismo su propio espacio, sin la ayuda de un espacio preexistente : lo cual es tanto como suponer que el hombre primitivo, sin estar en parte ninguna, procedió a la creacion de un lugar que le fuera propio para estar en alguna parte. El hombre, en este sistema, es á manera de un conquistador, que no extiende , sino que crea sus propias conquistas.

    En el mismo error cayeron los que no alcanzaron á ver en el lenguaje sino una invencion humana. El lenguaje no es una cosa distinta separada y del pensamiento : es el pensamiento mismo, considerado en su forma esencial é invariable : y así como un ser, considerado en su existencia individual y concreta, no puede separarse nunca de la forma que le circunscribe, por la misma razon el pensamiento del hombre no puede ser considerado como existiendo individual y concretamente, sino limitado y circunscrito por la palabra. El hombre ocupado en crear el lenguaje, es tan absurdo como el que se ocupa en inventar la sociedad; como quiera que el primero es una sustancia que busca su forma, y el último una existencia que busca su espacio. Por cualquier lado que se le mire, el racionalismo va a dar en un círculo vicioso : á la creacion del hombre por el hombre.

    La cuestion entre el catolicismo y el racionalismo está circunscrita у viene planteada en los términos siguientes : «Averiguar qué cosa es más razonable; si creer que hay un Ser que existe de suyo, y en quien tienen origen todas las cosas creadas ; ó creer en un ser que ni existe de suyo, ni es creado por nadie , sino que se crea á sí mismo.

    Muchos son los filósofos que se han ocupado en formular la definicion del hombre : entre ellos, el que menos se aparta de la verdad es M. de Bonald, cuando dice de él, tomando los elementos de su definicion de San Agustin, que es «una inteligencia servida por órganos. » El error de M. de Bonald no está en los elementos que tomó á San Agustin; está en haber pensado que estos elementos bastaban para componer la definicion apetecida.. Esa definicion es, por un lado, equívoca; y, por otro, incompleta. (…)

    La prueba de que la sociedad y el lenguaje son cosas que van supuestas en el hombre, y que son partes constituyentes de su naturaleza, está en que ni la una ni la otra han sido nombradas distintamente por Dios. Dios no habla del lenguaje ni de la sociedad cabalmente porque habla del hombre, en el cual está esencialmente contenida la sociedad y sobreentendido el lenguaje. (…)

    De lo dicho se infiere, no solamente que la sociedad y el lenguaje son anteriores á toda invencion humana , sino tambien á toda revelacion divina. El lenguaje y la sociedad no son asunto de invencion ni de revelacion, sino de creacion: siendo atributos esenciales de la naturaleza del hombre, fueron creados cuando su naturaleza fué creada. Ni cabe siquiera imaginar que el hombre saliera de las manos de Dios sin estar adornado de todos sus atributos esenciales.

    Por esta razon, cuando Dios crió al hombre, lo crió varon y hembra, es decir, variedad y unidad , sociedad é individuo; y hablándole, le dijo: creced y multiplicaos; que fué tanto como decir : « Conservad por la generacion lo que hice por la creacion: conservad por la una lo que habeis recibido de la otra : sed individuo y sociedad perpétuamente. » Por donde se ve que, en el instante mismo en que el hombre sale de la nada, le vemos escuchando y entendiendo la plática divina : lo cual supone en él el don de la paJabra , y en sociedad con Dios, y en sociedad con el hombre. Poco despues, Dios instituye la familia ; y el hombre pone a todos los animales sus nombres propios : lo cual no significa que hubo intervalo entre la creacion del hombre y la creacion del lenguaje y de la sociedad, que son sus atributos necesarios, sino solamente que, así la sociedad como el lenguaje caen bajo la jurisdiccion del tiempo, por lo relativo á sus formas especiales y concretas.

    Mis lectores no llevarán á mal que pase por alto aquella en otro tiempo famosa teoría , segun la cual la sociedad es el resultado de un contrato ajustado en presencia de Dios y en medio de las selvas por salvajes sapientisimos en las cosas divinas y en las humanas, fundadores de todas las instituciones religiosas, políticas y sociales; y aquella otra , segun la cual esos mismos salvajes andaban pensativos por los bosques para ver de qué manera habian de traducir en una palabra una contorsion, y en una frase un gesto. Solo á un filósofo le es dado ser mas ridículo y absurdo que aquellos salvajes. (…)

    Hemos dicho que el catolicismo no habla nunca de la sociedad en general, ni del lenguaje, porque los considera como hechos preexistentes; y para demostrarlo, recordamos el primer mandamiento del Señor, cuando, dirigiéndose al hombre que acababa de formar del barro de la tierra , le dijo: Creced y multiplicaos : con lo cual dió el Señor por sentados dos supuestos ; conviene á saber: que el hombre nació enriquecido con el don de la palabra, como quiera que entender la palabra ajena viene á ser tanto como hablársela á sí mismo,
    haciéndosela suya; y que el hombre era, por un lado, un individuo, y por otro, una sociedad; sin lo cual, ni hubiera podido crecer, ni hubiera podido multiplicarse. Demuéstrase esto además por aquello mismo que no parece sino que lo contradice; es decir : por una parte, con la institucion de la familia; y por otra , con la revista que pasó Adan, como rey de la creacion, á todos los animales, en la cual , hablándoles, les puso sus nombres. La institucion de la familia , sociedad especial, supone la existencia anterior de la sociedad humana; y la plática de Adan, al entrar en posesion de sus dominios, supone que habia recibido ya el don del lenguaje. Y como antes de estos dos actos solemnes no habia habido ninguno sino el solemnísimo de la creacion , se saca por consecuencia forzosa que el hombre, el lenguaje y la sociedad fueron el resultado de una creacion simultánea.

    De aquí se infiere que los que proponen la cuestion que consiste en averiguar cuál es el origen de la sociedad y del lenguaje, la plantean absurdamente, resolviéndola ya de mala manera en el acto mismo de plantearla. De este primer extravío han resultado otros mayores y de altísima trascendencia : porque , caminando en la suposicion de que las sociedades se rigen por las mismas leyes que las invenciones humanas , han concluido de aquí, que despues de haber sido bosquejadas groseramente por los primeros hombres, van creciendo en belleza y perfeccion con el transcurso de los años. Segun esta ley, que llaman de perfectibilidad y de progreso, los hombres han comenzado por vivir vida áspera y salvaje; han vivido luego vida trabajada y cazadora ; despues vida errante y pastoril; más adelante vida asentada y quieta , basta llegar al estado y punto en que hoy los vemos, el cual irá pulimentándose y perfeccionándose hasta realizar en este bajo suelo el bello ideal de una perfeccion absoluta.

    Aquí tienen su origen todas esas aspiraciones voraces é insensatas de los hombres turbulentos, y todas esas deslumbradoras utopias que ensordecen al mundo como címbalos huecos y resonantes. La escuela liberal, compuesta de trabajadores flojos, ha tomado para sí , en la obra comun, el encargo de pulimentar los gobiernos. Las escuelas socialistas, compuestas de obreros intrépidos é infatigables, sabiendo que el reino de Dios padece fuerza , han resuelto hacer irrupcion en él, tomándlolo por asalto. Cuando ese gran dia se levante, todo se transfigurará en la tierra, y en el cielo, y en los infiernos; el Dios católico, que en esta gran tragedia del mundo representa el papel del tirano, será reducido á prisiones: el antiguo dragon, aherrojado hoy con cadenas , subirá á lo alto , iluminando los nuevos horizontes con los resplandores y cambiantes de sus sonoras escamas: el primero es el mal, vencedor del bien en los tiempos paradisáicos; el segundo es el bien , que prevalecerá sobre el mal en las edades socialistas. Por lo que hace á la tierra, será transfigurada en aquella nueva Jerusalen, de que han tenido una vaga noticia todas las gentes , cuyos muros espléndidos estarán asentados en piedras preciosas.

    Despues de haber visto como los socialistas declaman acerca de lo pasado y de lo futuro, no será fuera del caso dar una muestra aquí de cómo Moisés nos revela lo futuro, refiriéndonos sencillamente lo pasado : Adam vero cognovit uxorem suam Hevam, quae concepit et peperit Cain, dicens: Possedi hominem per Deum. Rursumque peperit fratrem ejus Abel. Fuit autem Abel pastor ovium, et Caïn agricola. (Génesis, cap. IV , v. 1, 2.) De donde se infiere claramente que todas aquellas maneras de vivir que nuestros filósofos conciben como el resultado de invenciones sucesivas, coexisten en el tiempo, como coexistieron en la creacion, que, siendo una, es completa y simultánea.

    De lo dicho se infiere que entre la escuela católica y las racionalistas hay una contradiccion absoluta. La primera supone que, cuando se afirma el hombre, se afirma á un tiempo mismo la sociedad y el lenguaje : las segundas, que cada una de estas cosas es objeto de una afirmacion diferente. La primera supone que el hombre criado por Dios, fué criado digno de Dios: las segundas sostienen que el hombre nace imperfecto, es decir, indigno de Dios; y que siendo indigno de Dios é imperfecto, se diviniza y se perfecciona á sí propio. La escuela católica , al afirmar que no hay mas que una creacion, y que esa fué perfectísima; asegura que el hombre fué hecho viril, sapientisimo y santo; perfectísimo el lenguaje, y la sociedad civilizada y perfecta : las escuelas racionalistas, al afirmar que hay una serie infinita de creaciones, y que de esas las mas perfectas son las últimas, aseguran que el hombre criado por Dios, lo fué de mala manera; que fué hecho torpe y flaco : y en cuanto al lenguaje y á la sociedad, que son cosas fuera de toda proporcion con el alcance divino y con la divina potencia, de suyo rudimentaria.

    Como se ve, todo el artificio inventor de las escuelas racionalistas se resuelve en poner una negacion al lado de cada una de las afirmaciones católicas, y en contradecir perpétuamente las creencias universales del género humano. Dios ha afirmado de sí, que es Dios, y que Dios es la perfeccion infinita : el racionalismo le niega la sustancia y los atributos , y afirma que Dios, ni es Dios, ni es perfecto. Dios ha afirmado del hombre que es hombre; y el racionalismo afirma que es Dios, y va contando una por una sus creaciones maravillosas. El género humano, por su parte, ha creido con robustísima fe que la criatura es menos que su Criador: y el socialismo le contradice , afirmando que el Criador es menos que su criatura. Vanamente se les responde que todos esos son términos contradictorios; porque luego al punto replican, que no hay verdad donde no hay contradiccion en los términos. (…)
    Última edición por ALACRAN; 20/07/2022 a las 14:38
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  5. #5
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,383
    Post Thanks / Like

    Re: Preliminares católicos para el estudio de la Historia (Donoso Cortés)

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    (…) Mis lectores no llevarán a mal que pase por alto aquella en otro tiempo famosa teoría según la cual la sociedad es el resultado de un contrato ajustado en presencia de Dios, y en medio de las selvas, por salvaje sapientísimos en las cosas divinas y en las humanas, fundadores de todas las instituciones religiosas, políticas y sociales; y aquella otra según la cual esos mismos salvajes andaban pensativos por los bosques para ver de qué manera habían de traducir en una palabra una contorsión y en una frase un gesto.

    Sólo a un filósofo le es dado ser más ridículo y absurdo que aquellos salvajes. Todos estos sistemas insostenibles por cualquier lado que se les considere, ya se les sujete al criterio de la razón, ahora se les ajuste al cómputo de la cronología (…) han caído ya en el descrédito de las gentes con el siglo XVIII (…)

    (Donoso Cortés, "Bosquejos históricos")
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Donoso Cortés
    Por Hyeronimus en el foro Italiano
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 05/12/2019, 22:36
  2. Donoso Cortés
    Por Hyeronimus en el foro Français
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 28/08/2018, 14:36
  3. Bicentenario de Donoso Cortés
    Por Hyeronimus en el foro Biografías
    Respuestas: 23
    Último mensaje: 31/12/2014, 20:51
  4. Donoso Cortés
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 08/09/2014, 20:13
  5. Donoso Cortés
    Por Hyeronimus en el foro English
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 08/09/2014, 19:53

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •