Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 60 de 76

Tema: Blas de Lezo

  1. #41
    Avatar de D. Fco. de Bobadilla
    D. Fco. de Bobadilla está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 may, 10
    Ubicación
    Capital del Reyno de España
    Mensajes
    256
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Muy buenos días.

    Continuando con este hilo os adjunto la última adhesión al proyecto de erigir un monumento a Don Blas de Lezo en Madrid. La información me ha llegado por correo como firmante de la petición (http://www.change.org/es/peticiones/...message_notice)

    El apoyo viene dado por la Academia Argentina de la Historia y, debo reconocer, que sus palabras me han emocionado, a la vez que me pregunto donde están las autoridades españolas de estos ámbitos para dar apoyo a la propuesta.

    Os copio el correo

    Queridos amigos,
    Recientemente hemos recibido, a través del Profesor D. Gastón Pérez Izquierdo, la adhesión de la Academia Argentina de la Historia a nuestra iniciativa. La carta, firmada por el Dr. Juan José Cresto y por el Dr. Rafael Buroni, presidente y seretario de la Academia respectivamente, dice así:
    "La Academia Argentina de la Historia, en la reunión plenaria de la víspera, ha acogido por unanimidad la propuesta formulada por el Dr. Gastón Pérez Izquierdo, y por lo tanto adherir a la justa erección del monumento con que se intenta brindar un homenaje a la memoria del señor almirante D. Blas de Lezo.
    Creemos que la oportunidad no solo es propicia a los fines de recordar a ese prócer, sino para rendir un equitativo homenaje a las armas de España que con valentía e ingenio hicieron posible que la porción de América que estaba bajo su bandera, conservara religión y lengua."

    Este mensaje ha sido enviado por Iñigo Paredes utilizando el sistema de Change.org. Has recibido este correo porque firmaste la petición creada por Iñigo Paredes en Change.org: "Monumento a D. Blas de Lezo en la ciudad de Madrid".


    Un abrazo
    FB
    Señor, haz de mi espada luz para los que te buscan, fuerza para los desalentados, esperanza para los oprimidos, misericordia para los arrepentidos y justicia para los excluidos.

  2. #42
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,744
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    La Cartagena de Indias de Blas de Lezo

    ABC | Manuel Lucena Giraldo



    No está de moda explicar la historia verdadera del descubrimiento y colonización de América. Pero la ignorancia sobre lo que supuso en el devenir de la Humanidad no impide experimentar sus efectos. ¿Podríamos imaginar nuestra vida cotidiana sin tabaco, piña, tomate o patata? ¿O el mestizaje global sin el llamado «nuevo mundo»? ¿Existirían como son hoy las repúblicas americanas sin las ciudades que constituyeron el crisol de la experiencia occidental, llamadas por sus fundadores españoles San Francisco, Barcelona, Granada, Santiago o Mérida? Evidentemente, no. Por eso en un mundo cada vez más conectado el desmontaje de las invenciones del nacionalismo contemporáneo, articuladas sobre la leyenda negra, ese cadáver en el armario que siempre está ahí para el que no quiera pensar, resulta urgente. A este respecto, la reciente iniciativa dirigida a erigir una estatua de Blas de Lezo en la capital de España resulta de gran interés.
    Nos encontramos ante un singular fenómeno historiográfico, pues un acontecimiento que tuvo lugar en la monarquía española de 1741, un imperio atlántico y por tanto europeo y americano a un tiempo, siempre ha sido considerado crucial para la historia de Colombia y como tal enseñado a niños y jóvenes. Que ahora se pueda conocer mejor la figura de Lezo en España apunta al componente universal de nuestra historia y a una existencia de la nación española entonces bajo la forma de una monarquía compuesta o agregada. El singular almirante guipuzcoano, manco, cojo y tuerto desde los 25 años, que venció la prepotencia británica del almirante Vernon, ha representado para unas cuentas generaciones de colombianos valores heroicos. Sin duda demostró ingenio, capacidad de organización y mando, o voluntad de cumplimiento del deber. El énfasis en una personalidad deslumbrante que contra todo pronóstico y en una situación de tremenda inferioridad en hombres y medios ganó una batalla decisiva no admite discusión. Vernon contaba con 86 navíos y casi 28.000 combatientes, incluidos 4.000 milicianos de Virginia y escuadras de esclavos negros macheteros de Jamaica. Lezo, con seis navíos y menos de 3.000 hombres. Pero la historia no suele ser escenario de milagros, es más causal que casual. Nacido en la villa marinera de Pasajes en 1689, el guipuzcoano llevaba casi medio siglo combatiendo a los británicos en mar y tierra. Era experto en operaciones de sitio y abordaje, como había demostrado en Barcelona, Peñíscola y Rochefort antes de cumplir veinte años. Veterano también de la guerra contra corsarios y piratas en Argel y Perú, lo que perfiló sus habilidades en el combate irregular, fue designado en 1737 comandante de Cartagena de Indias, «antemural y llave de las Indias». No se trataba de una expresión poética. En la vasta costa de la llamada Tierra Firme, que comprendía de la desembocadura del río Orinoco a Panamá, no existía lugar mejor defendido. Ya en el reinado de Felipe II habían comenzado las obras de fortificación de la urbe, fundada por el madrileño Pedro de Heredia. De carácter atrevido y pendenciero, cuenta el cronista Juan de Castellanos que había perdido la nariz en una riña a espada con seis caballeros.
    Tras esperar dos meses a tener las carnes del rostro en su sitio, eliminó a tres de sus agresores y escapó a las Indias. Aquel entorno de playas semidesérticas y tupida vegetación, donde «no había más agua potable que la que cae del cielo cuando llueve», habitado por indígenas indómitos, pareció a Heredia el lugar perfecto para fundar. Fue el 21 de enero de 1533, bajo la advocación de San Sebastián, para que les librara de las flechas envenenadas de los nativos. La razón fue el formidable puerto natural, similar para algunos al emplazamiento de la Cartagena de España. Frente a ciudades cercanas como Santa Marta, aquella situación hizo de ella emporio militar y mercantil. Su trazado inicial fue semirregular. En la plaza mayor, localizada en un vértice que permitió unir las manzanas próximas al puerto al asentamiento fundacional, se construyeron catedral, cabildo y casa del gobernador. Otra plaza, llamada todavía de la aduana o del mar, junto al portal de los dulces, en el cual turistas afortunados de todo el mundo adquieren pastelitos de coco o tamarindo, se convirtió en centro de intercambio de vino, aceite, papel, oro y esclavos. En 1572 Cartagena había llegado a 4.000 vecinos (unos 20.000 habitantes en total), pero se encontraba apenas al comienzo de su esplendor. La época de las ferias, cuando la población se multiplicaba por cuatro, o las fiestas del Carnaval y la Candelaria, con abundante participación de negros y mulatos, muy pronto población dominante, mostraron una riqueza que atrajo la avaricia de corsarios como Francis Drake (1587) o el barón de Pointis (1697). Pero resulta importante matizar, más allá de las películas de piratas hechas en Hollywood protagonizadas por Errol Flynn o últimamente en versión patética por Johnny Depp, que con esas dos excepciones, frente a Cartagena, como ocurrió por lo común frente a las demás ciudades del Caribe hispánico, cosecharon sonoros fracasos. La plaza que el almirante Vernon pretendió tomar dando un paseo en 1741 (incluso habían acuñado las medallas conmemorativas de la victoria) disponía de un sólido conjunto de fortificaciones, dispuestas en emplazamientos únicos: San Luis de Bocachica, Bocagrande, o el decisivo fuerte de San Felipe de Barajas. Allí se desplegó el genio militar de Blas de Lezo, que contaba con tropa veterana, infantes de marina, milicianos mulatos y arqueros indígenas.
    Resistieron lo suficiente para que los británicos sucumbieran primero a su orgullo, más tarde a combates y epidemias. Tras la victoria y antes de morir de una peste propagada por el elevado número de cadáveres insepultos (en los dos meses de combate pudo haber 15.000 muertos británicos y un millar españoles), tuvo tiempo de dejar este mensaje a sus enemigos: «Para venir a Cartagena es necesario que el rey de Inglaterra construya otra escuadra mayor, porque esta sólo ha quedado para conducir carbón de Irlanda a Londres, lo cual les hubiera sido mejor que emprender una conquista que no pueden conseguir». Firmó su epitafio, pero también tuvo una premonición. Durante las décadas restantes del siglo XVIII, Cartagena fue metrópoli modélica. Sus casi veinte mil habitantes de 1809 se dedicaban a la artesanía, el comercio y la milicia. Un buen número de negros libres, artesanos y militares mulatos disfrutaban de elevada posición social: 241 de ellos tenían reconocido el título legal de «don» o «doña». Había un regimiento de infantería, dos compañías de artillería, ingenieros, consulado de comerciantes y apostadero de marina. Fueron la crisis política imperial de 1808 y la invasión francesa de la península las catástrofes que trajeron el final de la edad de oro de Cartagena. Objetivo desde entonces de ataques procedentes no del océano, sino de tierra adentro. Pero en guerras no imperiales, sino civiles, luego llamadas «de independencia».


    Manuel Lucena Giraldo, investigador del CSIC

    La Cartagena de Indias de Blas de Lezo « Tribuna Libre
    D. Fco. de Bobadilla y sjl dieron el Víctor.

  3. #43
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,744
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    ULTIMAS PALABRAS DE BLAS DE LEZO




    En su lecho de muerte el 7 de septiembre de 1741, El gran Blas de Lezo y Olivarrieta tras su heroica actuación en Cartagena de Indias fue abandonado a su suerte por las autoridades y el Rey. Pero a pesar de sus penurias y de la traición sus últimas palabras demuestran su amor a su familia y a España.
    “...Me muero, Josefa -dijo exhalando un suspiro-. Muy seguramente el Rey me otorgará el título nobiliario que le he pedido…Pero no te olvides de cobrar mis sueldos…Mira, cómprate un billete de lotería de ésas cuyos números salen marcados en las ranas y los peces… -Y, poco más adelante, continuó -: No ha venido nadie ¿No es cierto? Entiérrame con mi crucifijo de plata, que él me hará compañía… Ah, y con mis patas de palo… Dile a mis hijos que morí como un buen vasco, armado y defendiendo la integridad de España y del Imperio… Gracias por todo lo que me has dado, mujer…. Ah pero te ruego que no me traigas plañideras a que giman y den alaridos sobre mi cadáver…; no lo podría soportar…. –Y luego murmuro casi imperceptiblemente-:¡Fuego!, ¡Fuego…! –Fueron sus últimas palabras, como dando la orden a invisibles cañones de imposibles navíos, y sin que se tuviera certeza de cual imperio defendía…”.



    Este párrafo se encuentra en el libro “El día que España derrotó a Inglaterra” del colombiano Pablo Victoria.

    BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR: ULTIMAS PALABRAS DE BLAS DE LEZO
    juan vergara, D. Fco. de Bobadilla y sjl dieron el Víctor.

  4. #44
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,487
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    MAGNÍFICO!!!
    BLAS DE LEZO Y OLIVARRIETA: PRESENTE!!!
    En nuestro afán!

  5. #45
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,744
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Un Blas de Lezo «sereno y reflexivo» para el monumento de Madrid

    Esteban Villarejo





    Sobria, mirada al horizonte caribeño donde amenaza una tempestad llamada Vernon y su pérfida armada de Albión, brazos pensantes acomodados a su espalda,… Sí, como si estuviera apunto de espetar: «Aquí nos hallamos, aquí nos defenderemos, esto es Cartagena de Indias, el Reino de España al otro lado del océano».
    La estatua del almirante Don Blas de Lezo, en la madrileña plaza de Colón, ya tiene diseño definitivo después de que la asociación que impulsara la iniciativa ciudadana (y recaudara íntegro el dinero, todo sea dicho) se haya decantado finalmente, en votación entre sus afiliados, por un boceto pergeñado por el escultor Salvador Amaya (Madrid, 1970), quien cuenta entre sus obras realizadas con Isabel la Católica (Navalcarnero), Valle-Inclán (Vilanova de Arousa) o Julio robles (Salamanca).
    «Un Blas de Lezo tenso pero en actitud serena se yergue sobre la cubierta de un barco. He querido interpretar una personalidad forjada en el mar como oficial, curtida en decenas de batallas y con un historial militar que deja fuera de toda duda que no existe la suerte y que las guerras no se ganan con la fuerza, sino con la cabeza. He representado a un estratega, sin artificios ni alardes en la postura. Una persona reflexiva y templada a la vez que orgullosa y fiel a su patria», nos explica Salvador Amaya, en conversación telefónica desde su estudio en Yuncos (Toledo), sobre el sentido que ha querido dar a una escultura que, cuando se emplace en la plaza del Descubrimiento junto a la estatua de Cristóbal Colón, medirá unos 3,5 metros de altura (7 metros en total contando con el monolito-pedestal).

    Escultura inicial de barro de 87,5 cm de altura


    «Me gustaría que en el proyecto pudieramos incluir cuatro cañones en las esquinas y un escudo de la flota de Blas de Lezo. Pero estos son detalles que tenemos que definir con la Asociación y el Ayuntamiento», añade el escultor Salvador Amaya.
    ¿Qué momento exacto inspira su escultura inicial (87,5 centímetros de altura)?, preguntamos. Nos responde con el mismo texto con el que acompañó a su escultura inicial de barro para ser exhibida a la Asociación el pasado jueves y que pueden observar en las fotografías:
    «En la soledad buscada de la primera luz del día, justo antes de que salga el sol. Distanciándose del fragor del asedio, intentando profundizar más allá de la línea del horizonte y la majestuosidad del despliegue enemigo. Anticipándose, visualizando con serena seguridad acciones, soluciones y secuencias para neutralizar y transformar limitaciones y sacrificios en ventajas. Sintiéndose por última vez en la cubierta de “El Conquistador”, y despidiendo con ello a una parte de su alma; justo antes de ordenar su hundimiento para bloquear el avance inglés. Sin plantearse la posibilidad de su primera derrota, pero desconociendo que se encaminaba a su victoriosa última batalla».

    Bota sobre un cabo, espada al cinto



    He ahí el momento. He ahí lo que inspiró al escultor Salvador Amaya en su primera toma de contacto, en barro, con el personaje histórico. La estatua, en bronce, se erigirá con toda probabilidad para una fecha señalada: el próximo 12 de Octubre, día de la Fiesta Nacional.


    Un Blas de Lezo «sereno y reflexivo» para el monumento de Madrid | Por Tierra, Mar y Aire
    D. Fco. de Bobadilla dio el Víctor.

  6. #46
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Comic para niños con la vida de Blas de Lezo. Bastante logrado.
    Archivos adjuntados Archivos adjuntados
    juan vergara y D. Fco. de Bobadilla dieron el Víctor.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  7. #47
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,487
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Por fin un cómic para niños con un héroe en serio, real, noble, quijotesco, y sobre todo bien nuestro!!!

  8. #48
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,744
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    BLAS DE LEZO Y LA BATALLA DE CARTAGENA DE INDIAS.


    Por fin uso la bala que tanto tiempo embutía mi recámara. Uno de los personajes que me animaron a realizar el presente blog fue sin duda El Almirante D. Blas de Lezo y Olavarrieta, mi admirado Almirante. Esta figura fue desde el principio el candidato número uno de mis Encamisadas, pero lo guardaba en mi mente como un tesoro que debía conservar y quizás por miedo no me atrevía a acometer en mis primeras incursiones. La grandeza del personaje me exigía experiencia y temeroso pensaba que su pronta inclusión me llevaría a una orfandad irremediable, pero era tanto el disfrute de sus historias que me veía en la obligación de contarlas y más si cabe por lo desconocido del personaje y lo injusto de su destino.
    El famoso Cainismo Español una vez más arremetía contra uno de sus mejores hijos llevándolo hasta el más absoluto ostracismo del que gratamente comienza a salir en la actualidad gracias al convencimiento y tesón de unos pocos.
    La vida de este gran hombre es una lección de valores impagable para una sociedad como la actual, toda una Master class (como dirían ahora) que por desgracia no se enseña en los colegios, un héroe cojo, tuerto y manco ejemplo de superación personal que escribiría renglones de oro en la historia de España.


    Esta es la historia de Medio-hombre...






    EL ALMIRANTE “PATAPALO” O “MEDIOHOMBRE”.


    Vasco de nacimiento corazón y virtudes se crió junto al mar, junto a la mar que pronto sería testigo de sus hazañas, en la localidad de Pasajes crecería frente a los rizos de las olas que su familia habían peinado desde hacía mucho tiempo, no en vano era hijo de marinos, algunos de ellos de ilustre fama, por eso su destino quedaría atado siempre a esos paisajes marítimos que le llevarían a convertirse con el tiempo en un verdadero animal pelágico.
    Pronto, muy pronto abandonaría su pueblo natal para ir a estudiar a Francia donde tras el inicio de la guerra de sucesión y con tan sólo 17 años se enrolaría en la armada Francesa a las órdenes del Conde de Toulouse. El joven Guardiamarina prestaría sus primeros servicios en la escuadra francesa que por aquel entonces era aliada de la española, el Rey Carlos II había muerto sin descendencia y las dinastías de los Borbones y los Austrias pugnaban por el apetitoso trono español.
    En 1704 ya embarcado a bordo de la flota franco-española comenzaría su bautizo de fuego, sería durante la batalla de Vélez-Málaga donde se enfrentaría a otra escuadra anglo-holandesa comandada por el Almirante Rooke. Durante la feroz batalla el jovencísimo marino fue envestido por una bala de cañón que le destrozó una de sus piernas quedando gravemente herido, pero Lezo al contrario de lo que se podría pensar no abandonó su puesto y siguió combatiendo. Aquel impúber había asombrado a todos por su valentía y lo volvería a hacer cuando por la gravedad de sus heridas le fue amputada sin anestesia la pierna por debajo de la rodilla, se dice que el muchacho no profirió ningún lamento durante la precaria operación.


    El arrojo mostrado por Lezo llegaría a los oídos de los oficiales que no dudarían en ascenderlo a Alférez de Navío. Tan sólo tenía 17 años, mucho valor y una sola pierna. Pero ésta no sería la única parte de su cuerpo que sería sacrificada en pos de su rey, dos años más tarde también en el trascurso de la misma guerra perdería un ojo. Mientras prestaba servicio en el Sitio de Tolón otra bala de cañón impactaba contra los fornidos muros del fuerte de Santa Catalina haciendo que el globo ocular de su ojo izquierdo estallara a causa de la metralla provocándole la pérdida total de la visión. El destino se cebaba nuevamente con el marino mermando sus facultades físicas pero no lo hacía en absoluto con su moral, pues a pesar de sus dificultades físicas pidió seguir prestando servicio activo.
    La Guerra de sucesión había finalizado con la firma de la paz con Gran Bretaña pero en 1714 aún los partidarios de los Austrias resistían en armas en Cataluña, allí nuevamente se encontraba Blas de Lezo participando en el asedio a Barcelona, tras varios combates fue herido por un disparo de mosquete en el antebrazo derecho después de acercarse demasiado a las defensas enemigas, esta vez la descarga le había roto multitud de tendones y su brazo quedó inmóvil de por vida. Pero Lezo continuó sus servicios a la corona y en los años siguientes al mando de una Fragata apresaría a más de 25 navíos británicos entre los que se encontraba el Stanhope, unos de los más importantes por su poder destructivo. Tenía tan sólo 25 años cuando repuesto ya de sus heridas y al mando de la Nuestra Señora de Begoña reconquistaría Mallorca en 1715 integrando una gran flota que no tuvo la necesidad de entrar siquiera en batalla.





    Mermaba su físico a la vez que crecía su leyenda, sus historias corrían como la pólvora y su estampa impactaba a todos los que le conocían y aún más a los que no, el valeroso tullido se había convertido en la úlcera de los ingleses y en el ariete de los españoles, unos y otros comenzarían entonces a llamarle “El Almirante Patapalo” o “Mediohombre”.
    A pesar de sus limitaciones continuó con su servicio a España, finalizada la Guerra de sucesión sería destinado a los mares del sur donde las acciones de los piratas y corsarios castigaban continuamente los intereses españoles alentados por la intrigante y emergente corona británica que ansiaba hacerse con el control de las rutas comerciales y plazas españolas. En 1720 con la intención de limpiar las costas del Perú de corsarios se arma una escuadra hispano-francesa al mando Bartolomé de Urdizu en la cual se integra Blas de Lezo a bordo del galeón “Lanfranco”, la escuadra estaría formada por cuatro buques de guerra y una fragata, los franceses aportarían dos buques de línea. Las primeras incursiones resultarían muy fructíferas y estarían dirigidas a varias embarcaciones, el “Success” y el “Speed Well” haciendo que el corsario inglés Jhon Clipperton huyera hacia Asia donde sería capturado y ejecutado. Por estas y otras hazañas el Rey ascendió a “Mediohombre” en 1734 a Teniente General.
    Pero el destino haría que de nuevo el ya Teniente General volviera a Europa, el Mediterráneo no era un lugar seguro y a su llegada fue ascendido a jefe de la escuadra naval del Mediterráneo participando heroicamente en la expedición española a Orán donde rindió la ciudad que posteriormente fue sitiada por Bay Asan. Lezo regresó nuevamente y rompió el sitio con seis navíos y 5000 hombres iniciando la persecución del pirata Argelino hasta la bahía de Mostagán donde se había refugiado. Despreciando el peligro que suponían el fuego desde los baluartes y los 4000 hombres que lo defendían se internó en el interior incendiando la nave capitana y causando graves destrozos en sus castillos y defensas. Su presencia en el mediterráneo consolidaba la inseguridad de los piratas argelinos.
    La fama de Lezo hacía temblar a los piratas que desde la cubierta de sus navíos como si de una pesadilla se tratase intuían su turbadora figura, su presencia resultaba un martillo constante a sus ansias de conquista y su fama haría que el Rey lo destinara en 1737 como Comandante General de Cartagena de Indias, la Perla del Pacífico y la llave del Imperio.






    BLAS DE LEZO, LA OREJA DE JENKINS, VERNON Y EL SITIO DE CARTAGENA DE INDIAS.


    En el siglo XVIII el comercio con las Américas era frenético, su control suponía en la práctica el dominio del mundo y el centro de ese comercio donde se concentraban las riquezas de las colonias españolas se encontraba en la Ciudad de Cartagena de Indias, una ciudad bellísima y fuertemente fortificada que se mostraba muy apetecible a los intereses de los enemigos de España, quien controlara esa ciudad con toda seguridad controlaría el continente. Ni que decir tiene que para los ingleses esa ciudad resultaba un objetivo imprescindible para hacerse con el control de las colonias del sur y se erigía en uno de sus mayores anhelos, sólo necesitaba un pretexto para poder intentar hacerse con ella. En 1731 se produjo un hecho que sería posteriormente utilizado por los ingleses para declarar la guerra a España, éste hecho sería el apresamiento de un buque comandado por el pirata Robert Jenkins por parte de un guardacostas español junto a las costas de Florida. El Capitán del guardacostas español Juan León Fandiño después de decomisarle todo el cargamento le amputó una oreja, y con ella en la mano le dijo mientras le dejaba marchar:


    “Ve y dile a tu Rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve”.



    El acontecimiento sería utilizado en 1738 para declarar la guerra a España, se organizó toda una estudiada campaña de desprestigio orquestada por la oposición al primer ministro Walpole que derivaba de la comparecencia de Jenkins ante la cámara de los comunes donde con la oreja en la mano denunció el caso, su relato sería tomado por la opinión pública como una verdadera afrenta Nacional.




    Es entonces cuando Inglaterra se dispone a preparar la mayor flota que jamás se había visto hasta el desembarco de Normandía en la II Guerra Mundial, un total de 195 navíos armados por 3000 cañones, 25.000 hombres apoyados por 4.000 milicianos de los Estados Unidos y 2.000 Macheteros Jamaicanos. Inglaterra mandaba a lo mejor de su flota y lo mejor de sus hombres con la determinación de hacerse con la llave del Impero Español, Cartagena de Indias. El encargado de mandar la flota sería el Almirante Edward Vernon, un viejo conocido de Blas de Lezo con el que ya antes había mantenido alguna que otra escaramuza dialéctica, como ocurrió en 1.739 cuando el primero tomó la desprotegida plaza de Portobelo.Tras recibir una misiva de Vernon en la que le informaba ufano del trato dado a los prisioneros, Lezo le contestó de esta manera:


    “Puedo asegurarle a Vuestra Excelencia, que si yo me hubiera hallado en Portobelo, se lo habría impedido, y si las cosas hubieran ido a mi satisfacción, habría ido también a buscarlo a cualquier otra parte, persuadiéndome de que el ánimo que faltó a los de Portobelo, me hubiera sobrado para contener vuestra cobardía”.






    La ciudad de Cartagena de Indias a pesar de contar con unas buenas defensas en lo que se refiere a castillos y fortines era defendida con apenas unos 3000 hombres del ejército regular español a los que apoyaban unos 600 arqueros indios. En cuanto a la artillería, Lezo contaba con unas 1.000 piezas a las que sumó los cañones desmontados de alguno de los 6 navíos con los que contaba únicamente para su defensa. A su favor jugaba la orografía del terreno y el enorme talento que atesoraba el cual en la práctica resultaría fundamental en el desenlace de los acontecimientos.
    La bahía de Cartagena contaba con dos únicos accesos denominados “Bocachica” y “Bocagrande” en referencia clara a sus dimensiones, ambos eran defendidos por dos y cuatro fuertes respectivamente, "Mediohombre" ordenó que se situaran varios buques en los accesos de manera que impidieran el paso a las naves enemigas, ordenando también que en el caso de gran hostigamiento fueran hundidas para no ser apresadas y así sus restos impedirían el paso de los navíos ingleses a la bahía.


    El 13 de Marzo de 1741 desde las defensas españolas pudo verse la silueta de lo que sería la mayor flota hasta entonces conocida, comenzaba la Batalla por hacerse con el Imperio Español. Las defensas del Vasco se encontraban preparadas en los diferentes fortines y castillos así como en los pocos barcos con los que contaba, entonces la armada inglesa ante la imposibilidad de entrar en la bahía comenzó a disparar sus 3.000 cañones contra los baluartes españoles, el ataque de la artillería era despiadado de manera que los cañoneros ingleses estuvieron castigando la fortaleza de San Luis de Bocachica durante dieciséis días seguidos, mañana, tarde y noche. Se decía que el promedio de disparos hacia las posiciones de los españoles era de 62 proyectiles por cada hora. Como vemos el inicio del sitio de Cartagena resultaba brutal, el acoso inglés permitió que algunos de sus soldados tomaran tierra haciendo que los españoles tuvieran serias dificultades para aguantar sus posiciones hasta verse obligados abandonar el fuerte de San José y el de Santa Cruz en los días posteriores. Ante la más que notable inferioridad española, Lezo utilizaría varias tretas contra sus poderosos enemigos, ordenaría que se unieran bolas de proyectil con cadenas de manera que al ser lanzadas causaran graves daños en los mástiles de los navíos que quedaban desarbolados y con grandes dificultades para maniobrar, el genio del marino vasco compensaba las más que notables carencias defensivas. Así tras el terrible asalto decidió hundir los pocos navíos con los que contaba en un intento de frenar el acceso hasta la bahía, de esta manera ordenó incendiar los navíos situados en la entrada de “Bocachica” cuyos restos frenaron considerablemente el avance inglés. No lo harían las naves incendiadas en la entrada de “Bocagrande”, dos barcos “El Dragón” y “El Conquistador” no arderían a tiempo y el casco de uno de ellos sería remolcado propiciando la entrada de las tropas inglesas. Se habían perdido las posiciones más avanzadas pero resistían aún los fuertes de Manzanillo y San Sebastián que servían como vanguardia del verdadero último baluarte, el Castillo de San Felipe desde donde el Almirante Blas de Lezo dirigía la defensa.




    El Almirante Vernon entonces entra en la bahía a bordo de su nave Almirante con las banderas desplegadas, el marino inglés se sentía vencedor o al menos eso creía después de tomar las primeras posiciones defensivas, su ánimo se encontraba exultante, la “Perla del Pacífico” se encontraba casi en sus manos y propicia para serle entregada a su Rey, así decidió enviar a Inglaterra una corbeta con un mensaje que anunciaba su gran victoria sobre los españoles. La noticia nada más llegar a su destino creó tal clima de júbilo entre la población que se organizaron grandes festejos ordenándose por las autoridades acuñar unas monedas conmemorativas que recordaran la gran victoria, en ellas se podía ver la siguiente leyenda: “El orgullo Español humillado por Vernon”, además de un grabado central donde de podía ver la figura arrodillada del Almirante Blas de Lezo frente al Inglés.


    La ciudad se encontraba prácticamente en manos de Vernon, pero aún quedaba la última y más complicada resistencia, el Castillo de San Felipe, un verdadero fortín que a buen seguro daría muchas dificultades a pesar de los pocos defensores que lo ocupaban, apenas unos seiscientos soldados españoles esperaban el masivo ataque inglés, soldados que compensaban su mermado número con el ánimo y la determinación que su comandante les infundía, las ordenes eran resistir a toda costa y defender la ciudad hasta morir todos si era necesario.
    El mando inglés consciente de las dificultades que suponía un ataque frontal a la fortaleza consideró que debería hacerse a las espaldas del enemigo para lo cual las numerosísimas tropas de Vernon se vieron obligadas a atravesar gran parte de la selva. Muchos de los soldados enfermaron y murieron, pero el ataque se llevaría acabo. Así comenzaría el asedio dirigido a uno de los accesos del castillo donde los españoles se defendían con uñas y dientes, los sitiados aguantaban los incesantes bombardeos y disparaban fuertes descargas de fusil que diezmaron a las nutridas tropas asaltantes, en este primer intento morirían a manos de los soldados de Lezo más 1.500 soldados ingleses. Después de esto Vernon ya no estaba tan seguro de su victoria y comenzó a obsesionarse con Blas de Lezo, no en vano ya se había encargado de vender un éxito que parecía por momentos alejarse de sus manos, debía hacerse con la ciudad sin más demora, todo le era propicio y aquellos diezmados soldados españoles no deberían alejarle de su conquista. Decidió entonces realizar un gran asalto al Castillo de San Felipe, el 19 de Abril comenzaría la gran batalla por la toma de Cartagena de Indias. Se organizaron tres grandes grupos entre las tropas inglesas, en la vanguardia irían los temidos Macheteros Jamaicanos, las órdenes eran tomar los muros utilizando grandes escalas para salvarlos y ahí es donde nuevamente el ingenio del Almirante Blas de Lezo sería concluyente, pues días antes y para evitar el asalto había ordenado cavar un foso bajo los muros y así aumentar su altura. Los soldados ingleses al llegar bajo las paredes veían como sus escalas se quedaban pequeñas y nada podían hacer mientras eran masacrados por el fuego de los españoles. También el ingenioso defensor ordenaría que se cavara una trinchera en zig-zag lo que dificultaba que la artillería y los cañones se acercaran demasiado y los daños fueran menores.


    El golpe psicológico dado por Lezo a la moral de los soldados ingleses fue brutal, de tal manera que al día siguiente en una decisión casi suicida los exiguos soldados españoles salieron de San Felipe con los mosquetes calados de bayoneta, al frente el Almirante Lezo corría con su arma en la única mano útil que tenía. Tras una cruenta batalla cuerpo a cuerpo los pocos soldados ingleses que quedaron con vida huyeron pavorosos para refugiándose en sus barcos. Como ven, apenas seiscientos soldados comandados por un marino manco, tuerto y cojo habían pasado a cuchillo y plomo el orgullo de Vernon, y cómo no, el de toda Inglaterra.
    Los bombardeos continuarían al menos durante un mes más, pero sólo sería la traca final que despediría a Sir Edward Vernon, dicen que cuando se marchaba de la bahía y desde la cubierta de su barco gritó “God damn you, Lezo”, (“Que Dios te maldiga, Lezo”), en su marcha se vió obligado a hundir varios navíos por la imposibilidad de gobernarlos dado que no tenía suficiente tripulación para manejarlos y no quería que éstos pasaran a manos de los españoles, se despediría con una carta dirigida a Blas de Lezo en la cual decía:






    «Hemos decidido retirarnos para volver pronto a esta plaza después de reforzarnos en Jamaica».


    Lezo le contestó:






    «Para venir a Cartagena es necesario que el rey de Inglaterra construya otra escuadra mayor, porque ésta sólo ha quedado para conducir carbón de Irlanda a Londres, lo cual les hubiera sido mejor que emprender una conquista que no pueden conseguir».

    Tal fue la importancia de la derrota en Cartagena de Indias que el Rey Jorge II prohibió que se escribiera sobre ella bajo pena. Vernon sería destituido de sus cargos y expulsado de la marina, pero a su muerte fue enterrado en un panteón de la Abadía de Westminster con todos los honores junto con otros héroes. Por el contrario Blas de Lezo moriría cinco meses más tarde a causa de las heridas y enfermo, nadie a día de hoy sabe donde fue enterrado.
    Un héroe injustamente olvidado ejemplo de superación, valentía y tesón, una gesta cuya importancia propició que hoy todavía se hable español en la mayoría del continente Americano. En los colegios Británicos a los chavales de primaria se les enseña la historia de Nelson, aquí pocos podrían siquiera decir quién fue el Almirante “Patapalo” o “Medihombre”. Por fin y gracias al tesón de unos pocos entre los cuales yo me encuentro se inauguró el pasado 15 de Noviembre de 2.014 en los Jardines del Descubrimiento de Madrid una estatua a la figura del Insigne marino Vasco y Español D. Blas de Lezo y Olabarrieta, Pasajes (Guipúzcoa) 3 de Febrero de 1.689 - Cartagena de Indias 1.741 - (Madrid 15 de Noviembre de 2.014).

    Estandarte de Blas de Lezo.



    S.M. el Rey Juan Carlos I en el momento de inaugurar la estatua de Blas de Lezo en Madrid.











    LA ENCAMISADA
    juan vergara dio el Víctor.

  9. #49
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,487
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Merecido homenaje a nuestro héroe, el Almirante D. Blas de Lezo Olabarrieta!!!
    PRESENTE!!!
    Sin un ojo, careciendo de un brazo y faltándole una pierna, pero con unos riñones de un coraje y valor insuperable!!!

  10. #50
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,744
    Post Thanks / Like

  11. #51
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,744
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Sevilla pondrá una calle a un marino tuerto, cojo y manco a los 25 años

    Romualdo Maestre



    Blas de Lezo, el «Mediohombre», evitó que Suramérica cayera en manos de los ingleses



    ABC
    Figura del teniente general en el Museo de Cera de Madrid


    Probablemente, si no hubiera sido por él, la Casa de la Contratación de Sevilla habría acabado en Londres. Y se hablaría inglés desde los Estados Unidos hasta la Patagonia. Pero el «Mediohombre», Blas de Lezo, cojo, manco y tuerto desde los 25, paró los pies en 1741 a una de las mayores ofensivas navales de todos los tiempos. 195 navíos, 3.000 cañones, 25.000 ingleses y 4.000 milicianos más de los EE.UU. contra seis barcos, tres mil hombres armados y 600 indios flecheros.

    Cartagena de Indias era la llave de Iberoamérica, de donde partían todos los cargamentos más importantes a la Península. Si caía en manos británicas era el principio del fin de la hegemonía española en el continente americano.

    Tan seguro estaba la Isla Albión de su victoria que Edward Vernon –al mando de la flota de Su Majestad británica–, ya la dio por conseguida antes de que se produjera. De hecho, engañó a sus compatriotas anunciándola antes de tiempo y se acuñaron medallas conmemorativas con Blas de Lezo arrodillado ante él.
    No conocía Vernon al marino vasco «Almirante Patapalo» y de lo que era capaz. La derrota fue tan humillante que el rey Jorge II de Inglaterra prohibió que se hablara de ella durante algún tiempo.


    Otro héroe olvidado

    Blas de Lezo, uno más de nuestros héroes olvidados del que ni siquiera se sabe dónde está enterrado, habría sido un diamante en bruto del cine de haber nacido en otro lado; un gigante de los guiones que hubiera dejado en pañales cualquier personaje histórico. Pero aquí tenemos por costumbre honrar a los mediocres y olvidarnos de los grandes. Seguro que se pregunta hoy en una escuela quiénes eran Blas de Lezo o el almirante Nelson, y la goleada del segundo al primero sería mayúscula.




    En Inglaterra se acuñaron medallas con Lezo arrodillado ante Vernon


    La Asociación de vecinos San Jerónimo Alamillo, ante la posibilidad de nombrar nuevas calles en el Distrito Norte de Sevilla, en el Higuerón, propusieron hace dos años una dedicada a De Lezo, otra a Gibraltar español y la última al templete de San Onofre. Quizás, el lugar no era el más adecuado para tan curiosas iniciativas, casi un polígono industrial. Ninguna prosperó. Prefirieron los nombres de varios planetas.


    Sin embargo, Blas de Lezo estaba curiosamente de moda. Una exposición en Madrid sobre el marino vasco batía plusmarcas de visitas, 80.000, hasta el punto de que tuvieron que prolongarla seis meses más. Tras el éxito ésta se trasladó a Cádiz. «Blas de Lezo, el valor de Mediohombre» era el título de la muestra que pudo verse también en la Casa de Iberoamérica de la tacita de plata. 71 piezas diferentes sirvieron para recorrer la trayectoria del teniente general de la Armada.

    Un laude o lápida de piedra

    En la muestra estaban involucrados nueve museos y se enriqueció con aportaciones de la Fundación Federico Joly Höhr, que prestó tres estampas del siglo XVIII y el documento de 1732, expuesto por primera vez, del poder testamental de Blas de Lezo procedente del Archivo Histórico Provincial de Cádiz. Mapas, retratos, pinturas, maquetas de los barcos de su época, la espada atribuida al marino y una laude o lápida de piedra encargada en 1774 por el hijo mayor para honrar a su padre, fueron los principales objetos que pudieron verse.




    Monumento por suscripción popular en Madrid en la Plaza de Colón


    Por fin, parece que aquí se ha reaccionado y en el último pleno celebrado bajo el mandato del Juan Ignacio Zoido antes de las municipales, se ha aprobado una calle para el marino. La propuesta tuvo el visto bueno de populares y socialistas. Izquierda Unida se opuso. Nuestro héroe no tiene aún asignado el sitio, pero ya ha ganado su primera batalla. Ahora pasará al Servicio de Estadística para que le busquen un hueco. Esperemos que Sevilla, aunque tarde, sea justa en su decisión.


    Defendiendo la integridad de España y del Imperio


    En los jardines del Paseo de Canalejas en Cádiz se descubrió el año pasado la primera escultura que se levantó en España. Allí se recogen sus últimas palabras dirigidas a su mujer en el lecho de muerte: «Dile a mis hijos que morí como un buen vasco, armado y defendiendo la integridad de España y del Imperio». Luego deliró: «Fuego, fuego...»


    Madrid fue la segunda ciudad en contar con otra estatua. Se erigió por suscripción popular gracias a la iniciativa de la Asociacion Monumento a Blas de Lezo. Su presidente, Íñigo de Paredes, pronunció estas palabras el día de su inauguración en la Plaza de Colón: «No hay patria sin compatriotas a los que admirar. La patria no es un territorio ni una fecha, es el ideario donde habitan hombres como Blas de Lezo».






    Sevilla pondrá una calle a un marino tuerto, cojo y manco a los 25 años - ABC de Sevilla
    juan vergara dio el Víctor.

  12. #52
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,487
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Demostrando una ves más que son una mera ideología "izquierda unida", se opuso al más que merecido homenaje al héroe Don Blas de Lezo que derroto en el campo de batalla al pirata británico.
    Como siempre terminan fungiendo para el imperialismo plutocrático que solo de palabra dicen combatir.

  13. #53
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,216
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Ponen una calle a un soldado y le quitan una placa a la Virgen. Patriotismo pagano anticristiano el de los peperos sevillanos, en todo caso.

    https://www.facebook.com/agenciafaro


    Ayuntamiento ‪#‎PP‬ ‪#‎Sevilla‬ se despide con un desprecio a la Santísima Virgen de los Reyes.

    Sevilla, abril / mayo 2015. Al alcalde saliente de Sevilla, Juan Ignacio Zoido Álvarez (quien vuelve a encabezar la lista del Partido Popular para las elecciones locales del próximo día 24 de mayo) y a sus concejales y cómplices del PP, PSOE e IU-LV-CA, no les ha importado que la Virgen de los Reyes sea la patrona de la ciudad y de la archidiócesis de Sevilla (y del Tercio de Requetés que llevó su nombre), Alcaldesa perpetua de la misma y Capitana General. O sí les ha importado: a quienes verdaderamente mandan, les molesta. Les molesta que Nuestra Señora haya sido por dos veces liberadora de Sevilla. La primera en 1248, cuando reconquistó la ciudad con el Rey San Fernando. La segunda en 1936, cuando impidió que el Frente Popular implantara su terror en ella.
    Esta protección está reconocida frente a la Catedral en una piadosa inscripción sobre el azulejo que representa a la Patrona: «Sevilla agradecida a su Madre, Reina y abogada. Sábado 18 de julio de 1936». Texto que el último pleno preelectoral del Ayuntamiento de Sevilla, celebrado el 28 de abril, ha decidido por unanimidad retirar. Por algo se empieza. En 1936 el Frente Popular no logró en Sevilla lo que sí hizo en otras muchas poblaciones de España: destrucción total de las imágenes, quema de los templos, matanza de sacerdotes, religiosos y fieles seglares. En 2015, sus sucesores (entre los que hay que incluir al Partido Popular) va, poco a poco, recuperando el tiempo perdido, en nombre de la sedicente «memoria histórica». Con arreglo a ésta (es decir, al borrado de la historia) han acordado también la retirada de placas, escudos y distinciones, y la del nombre de las calles dedicadas a los bravos aviadores Tomás Murube y Sebastián Recaséns. Y el ABC de Sevilla, ¡qué poca memoria!, aplaudiendo.
    *A las elecciones municipales del domingo 24 de mayo de 2015 no se presenta en Sevilla ninguna candidatura a la que los tradicionalistas puedan dar el voto.
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  14. #54
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,487
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Estimado Rodrigo, entiendo y comparto tu furia contra aquellos politiqueros que se dedican a "borrar de la historia" a la Santísima Virgen, pero ello no supone desmerecer o menospreciar el que se le ponga con toda justicia y sobre todo con piedad filial -virtud olvidada hoy en día- el nombre de Blas de Lezo a una calle de Sevilla.
    Se trata de un héroe extraordinario, mucho más que un mero "soldado", como tu lo calificas.
    Bienvenido sea entonces el nombre de esta Calle al quijotesco y lamentablemente olvidado Don Blas de Lezo Olavarrieta!
    PRESENTE!!! En muestro afán!

  15. #55
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,744
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Me alegro por lo de le pongan una calle a Blas de Lezo, que no es poco. Pero es verdad que el alcalde de nuestra ciudad es un impresentable. Un politicastro, como buen pepero que es. No tiene convicción ni tiene nada. Como no podía ser menos en un político del PP, continúa lo empezado por el PSOE. La ley de la desmemoria histérica no es más que un intento revanchista de cambiar la historia por parte de unos pocos que no están contentos con ella, y como niños pequeños contrariados, intentan aplicar una damnatio memoriae para sepultar en el olvido a aquellos nombres que los molestan. Y lo cierto es que la mayor parte de la población es tan ignorante de la historia de su propia ciudad (y esta ciudad de Sevilla acumula muchísima historia) que ni sabe quiénes eran en realidad aquellas personas cuyos nombres se quiere retirar del callejero. O sea, que no hay ningún clamor popular para que se cambien los nombres. Con esto sólo se consigue confundir a la gente, porque de pronto muchas calles empiezan a llamarse de otra manera.

  16. #56
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,248
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    De todos los videos que he visto sobre la vida de don Blas de Lezo y la grandiosa defensa de Cartagena de Indias éste es el mejor. No sé si ya lo habrán mostrado en algún otro hilo referente al vasco (hay muchos), pero no lo encontré aquí, que es el que concentra la mayor cantidad de información.


    _______________________________________

    Publicado el 01/03/2015
    Todo lo que siempre has querido saber sobre la defensa de Cartagena de Indias por el teniente general de la Armada Blas de Lezo en 1741, una operación anfibia, cuya victoria española supuso una humillación tal para los ingleses que han silenciado este episodio de su historia.





    _______________________________________


    Además, el canal de youtube Fundacion Museo Naval TV, tiene otros videos que son para destacar.

    https://www.youtube.com/channel/UCWe...dH9lerBK1EKMfw

  17. #57
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,744
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Hallan los restos de un barco inglés que hundió Blas de Lezo para defender Cartagena de Indias


    Europa Press


    Entre las piezas identificadas destaca un cañón y más de 100 estructuras de madera, que fueron devueltas al mar para garantizar su preservación


    ABC
    Retrato del almirante Blas de Lezo


    Un equipo de arqueólogos colombianos e internacionales ha encontrado los restos de un naufragio de la época colonial que, de acuerdo con las fuentes históricas, correspondería a una de las embarcaciones que el almirante español Blas de Lezo hundió en 1741 para evitar la invasión inglesa de Cartagena de Indias, según ha informado el medio colombiano Caracol Radio.

    Entre las piezas identificadas destaca un cañón y más de 100 estructuras de madera, que fueron devueltas nuevamente al fondo del mar con el fin de garantizar su preservación, puesto que en la actualidad no se cuenta con las instalaciones ni los recursos necesarios para conservar este tipo de bienes en la superficie.

    El hallazgo se ha localizado frente a la Casa de Huéspedes Ilustres, en las inmediaciones del Fuerte de San Juan de Manzanillo, una de las tres residencias al servicio del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

    «La ubicación ha permitido garantizar la seguridad de los restos, pues los constantes patrullajes de la guardia costera y la vigilancia del personal de la
    Presidencia de la República
    han evitado el saqueo sistemático de éstos bienes, que hacen parte del patrimonio cultural de la nación», ha explicado el director de la fundación Terra Firme y docente-investigador de la Universidad Externado de Colombia, Carlos del Cairo.

    El mismo sensor que el «Titanic»

    El proyecto comenzó en julio de 2014 cuando los investigadores tuvieron los primeros indicios de la presencia del naufragio gracias a un sensor Side Scan Sonar EdgeTech 4200, el mismo que se utilizó para la exploración del «Titanic».

    Sin embargo, el equipo de arqueólogos ha encontrado restos descontextualizados durante la excavación, ya que fueron removidos hace 20 años durante trabajos de mantenimiento del canal. «En la zona pueden apreciarse las marcas de las uñas de las dragas. Durante esa época en el país aún no existía una ley que protegiera el patrimonio cultural sumergido», ha indicado del Cairo.

    «Actualmente estamos preparando una exposición temporal en la Casa de la Cultura de Bocachica en la que se presentarán algunos objetos donados por la comunidad, relacionados con las actividades de pesca que se desarrollan en el área y parte de los objetos de cerámica y de vidrio que están siendo tratados», ha agregado el director de Terra Firme.

    En total diez arqueólogos, siete buzos de salvamento y un equipo de logística y transporte dotado con tres embarcaciones y una plataforma de trabajo han contribuido en la excavación que ha durado más de 40 días. En el proyecto han participado científicos colombianos y especialistas internacionales de Argentina, Uruguay, Chile, México y España, así como expertos en prospección arqueológica subacuática, interpretación de restos arqueológicos relacionados con embarcaciones, arquitectura naval, historia y restauración.





    Hallan los restos de un barco inglés que hundió Blas de Lezo para defender Cartagena de Indias - ABC de Sevilla

  18. #58
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,487
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Que bueno este hallazgo.
    Lo insólito es que lo hayan tenido que, "devolver al mar" por no tener como, "garantizar su preservación"...

  19. #59
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    754
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Tesis doctoral: Blas de Lezo, sus cirujanos y el nacimiento de la cirugía moderna:

    http://eprints.ucm.es/32721/1/T36244.pdf

  20. #60
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,744
    Post Thanks / Like

    Re: Blas de Lezo

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Blas de Lezo, el marino mutilado al que el independentismo catalán quiere borrar de la Historia

    Su estatua, ubicada en la plaza de Colón desde hace un año, enfrentó a los anteriores ayuntamientos de Madrid y Barcelona


    Inauguración de la estatua de Blas de Lezo en la plaza de Colón, en noviembre de 2014 - EFE

    Blas de Lezo y Olavarrieta no nació en Madrid (lo hizo en Pasajes, Guipúzcoa, en 1689), pero la inmensidad de su figura ha sido reconocida por la capital. La consideración y gratitud hacia el marino, plasmadas hace un año con una estatua en la plaza de Colón, son sin embargo antagónicas del sentimiento que le profesa un sector del independentismo catalán, quien lo identifica como uno de los artífices principales del asedio a Barcelona, el 11 de septiembre de 1714 (fecha que homenajea la Diada), durante la Guerra de Sucesión. Este «Mediohombre» (como ha sido apodado), cojo, manco y tuerto por sus heridas en combate, es, efectivamente, uno de los nombres señalados en la historia paralela de Cataluña, oportunamente acomodada.
    El conflicto en torno al célebre almirante de navío reverdeció hace ahora un año, cuando, a la sazón de la inauguración de la estatua madrileña, la comisión de Presidencia y Régimen Interior del Ayuntamiento de Barcelona instó a su homólogo capitalino a que retirara la talla, obra de Salvador Amaya. Entonces, como informó ABC, el consistorio de Ana Botella no sólo rechazó tajantemente la exigencia, sino que invitó al equipo de Xavier Trías a no «reeditar interesadamente la Historia». El comentario en Twitter del concejal de Cultura del ayuntamiento barcelonés, Jaume Ciurana («Madrid inaugura mañana una escultura a Blas de Lezo, que, entre otras cosas, bombardeó Barcelona durante el sitio de 1714. En fin»), tampoco ayudó a calmar los ánimos. Lo que en la fecha quedó en un simple intercambio de pareceres, no obstante, escondía la irracional aprensión hacia el personaje por su participación en aquella batalla.
    En los coletazos de la Guerra de Sucesión, enfrentamiento de las casas de Borbón y Austria, encabezadas respectivamente por Felipe V y el archiduque Carlos, Barcelona destacó como el último reducto de los austracistas ante el incontenible avance felipista. Así, la posterior caída y extinción de las instituciones catalanas (Decretos de Nueva Planta) ha sido erróneamente atribuida a la pericia belicista de Blas de Lezo. Sí participó en el cerco a la ciudad, pero no con el papel que se ha repetido; algo que sí está documentado sobre su presencia en hazañas posteriores, como es el caso de la resistencia de Cartagena de Indias, en 1741. Lo cierto es que la consideración es profundamente equivocada por dos razones principales: la primera, y más importante, porque el marinero apenas tenía 25 años y aún no contaba con los conocimientos que después lo han elevado; la segunda, derivada, porque es incorrecto reducir el conflicto a un enfrentamiento entre España y Cataluña.
    El único apunte legendario que el bombardeo de Barcelona otorga a la crónica vital de Blas de Lezo es que allí perdió un brazo por las esquirlas de un disparo de mosquete. Un apunte trivial para un hombre que defendió la actual Colombia de la invasión de los ingleses con apenas seis navíos y menos de tres mil hombres; cifras irrisorias ante la imponente Armada británica, que contaba con 180 barcos y unos veinticinco mil soldados.



    Blas de Lezo, el marino mutilado al que el independentismo catalán quiere borrar de la Historia

Página 3 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo

LinkBacks (?)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/01/2008, 21:33
  2. Los Fueros de Sepúlveda
    Por Ordóñez en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 04/08/2005, 16:22

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •