Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3
Honores2Víctor
  • 2 Mensaje de ALACRAN

Tema: Vaticano II: el Estado no puede impedir cultos satánicos y ¡obra mal si los impide!

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,767
    Post Thanks / Like

    Vaticano II: el Estado no puede impedir cultos satánicos y ¡obra mal si los impide!

    No veo por internet que nadie haya tratado del tema, lo cual es mala señal pues no creo ser yo el primero que haya caído en la cuenta. Tampoco nadie (y menos los teólogos de moda) ha tenido mayor intención de apurar las consecuencias del texto de la Dignitatis Humanae (1965). Sé que suena brutal y espantoso pero es la realidad si nos atenemos a la lectura lógica de dicho texto conciliar (1965), que consagró la "libertad religiosa" (en su peor sentido, además) para todo el mundo católico.

    Ya digo que no veo nada publicado al respecto, solo algunos episodios que me confirman en mi opinión, que veo irrebatible; dicho texto conciliar no da ninguna limitación social o estatal basada en una Fe tajante sino en limitaciones ambiguas, sociológicas y además relativistas.

    Lo vemos a exponer a modo de “catecismo”:

    P- ¿Qué ocurría antes del Vaticano II? ¿Cuál era la tesis?

    R- La “tesis” era esta:

    ANTES DEL VATICANO II

    “No es lícito pedir, defender, ni conceder la promiscua libertad religiosa” (León XIII, Dz. 1932)

    “El Estado debe prohibir todo culto no católico” (Pío IX, Dz. 1777-1778)


    La “hipótesis” (es decir: la aplicación concreta) dependía entonces de la situación particular de cada nación católica: permitiéndose hasta incluso la tolerancia religiosa como mal menor, ¡¡jamás como derecho!! Ojo. Y teniendo claro que el status ideal era el de Estado católico. O sea, dicho sencillamente el famoso “nacional-catolicismo” (dicho así lo entiende el rojerío ignorante de teologías).

    P- ¿Qué ocurre tras el Vaticano II?

    R- Dieron los obispos y el papa la vuelta a la tortilla: lo prohibidísimo de siglos pasó a ser “lo bueno” y lo santísimo de siglos pasó a ser “lo malo”. Se plasma ese vuelco en la ‘Dignitatis Humanae’ (1965).

    Dignitatis Humanae: http://www.vatican.va/archive/hist_c...umanae_sp.html

    P- ¿Caería el horripilante culto satánico bajo el ámbito de la Dignitatis Humanae?

    R- Sí, ya que tiene relación con el culto, la conciencia, la sociedad…

    P- ¿Cabría una interpretación restrictiva o prohibitiva de la Dignitatis Humanae contra dicho culto satánico?

    R- Veamos para ello las partes de dicho texto limitativas de la libertad religiosa:

    VATICANO II (Dignitatis Humanae)

    ¿¿EN CONTRA DEL CULTO SATÁNICO??…

    Art 1 “obligación de rendir culto a Dios, se refiere a la inmunidad de coacción en la sociedad civil”

    Art 2 “obligación y por consiguiente también el derecho de buscar la verdad en materia religiosa, a fin de que, utilizando los medios adecuados, se forme, con prudencia, rectos y verdaderos juicios de conciencia.

    Art 4 A estas comunidades, con tal que no se violen las justas exigencias del orden público, se les debe por derecho la inmunidad...

    Art 7 la sociedad civil tiene derecho a protegerse contra los abusos bajo pretexto de libertad religiosa… según normas jurídicas conformes con el orden moral objetivo. Normas requeridas por la tutela eficaz de estos derechos …, por la adecuada promoción de esta honesta paz pública, … en la verdadera justicia, y por la debida custodia de la moralidad pública.

    Aplicando esas limitaciones no parece que el culto satánico resulte limitado o prohibido.

    - ¿“Rendir culto a Dios”? Aquí, por principio en contexto 100% ecumenista , debe entenderse “Dios” tanto en sentido amplio( “Dios” de musulmanes, budistas, cristianos…) como el “Dios” que cada uno en conciencia quiera tener…, y para alguno bien pudiera ser en concreto Satanás.

    - ¿“Utilizar medios adecuados, …, rectos y verdaderos juicios de conciencia…”?; Bueno, alguno podría, usando "medios adecuados y rectos juicios",… ¡pero con postulados falsos! …llegar a tener por Dios al demonio…

    - ¿“Justas exigencias del orden público”?: Efectivamente podría haber, y hay de hecho, culto satánico… con todos los papeles en regla y actividades de culto legales 100% (por supuesto sin los famosos "sacrificios humanos, violaciones", etc). Tampoco habría problema por ahí.

    ¿”Protegerse contra los abusos” … orden moral objetivo… …honesta paz pública, … verdadera justicia,… debida custodia de la moralidad pública”? Nada de eso impide un culto satánico (…externamente) “no abusivo, pacífico, “justo…”, y hasta conforme a la “moral pública”.

    En definitiva, la ‘Dignitatis Humanae’ no da razones intrínsecas para que ningún culto sea prohibido y por tanto tampoco el culto satánico.

    P- ¿Y en sentido contrario, algún párrafo permite o protege tal culto?

    R – Sí, clarísimamente quedaría fijada la inmunidad del culto satanista:

    A FAVOR:

    Art 2: …el derecho a esta inmunidad permanece también en aquellos que NO cumplen la obligación de buscar la verdad y de adherirse a ella, y su ejercicio, con tal de que se guarde el justo orden público, no puede ser impedido.

    ¡Sorprendente párrafo! Repárese en ello; por si no quedara claro ¡¡hasta queda protegida la mala fe y la falacia en los cultos religiosos!! Obviamente, solo queda concluir que el culto satánico es declarado inatacable por el texto conciliar.

    Lo del “justo orden público” solo afectaría a actos externos ajenos a consideraciones religiosas y además excluyendo actos en recintos privados (siempre que no constituyan delito).

    Más textos confirmarían esa inmunidad del satanismo ("acto religioso", como vimos) frente a cualquier autoridad:

    Art. 3 …en materia religiosa actos de este género no pueden ser ... prohibidos por una potestad meramente humana

    Art. 3 …La autoridad civil, … excede su competencia si pretende ... impedir los actos religiosos...

    Conclusión: A pesar de que una religión sea en realidad (y hasta presuma de serlo) falaz, falsa y satánico, e incluso no tenga otro fin sino blasfemar, ...el Estado debe quedar atado de pies y manos ante ella... bajo pena de caer en la ira de un Papa, de todos los obispos y hasta de un Concilio ecuménico, en el nombre del Dios Todopoderoso!
    De locos
    .
    Última edición por ALACRAN; 13/04/2018 a las 00:38
    Trifón y Pious dieron el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,767
    Post Thanks / Like

    Re: Vaticano II: el Estado no puede impedir cultos satánicos y ¡obra mal si los impid

    Aclaro e insisto en que lo anterior que dije de textos del Vaticano II se refieren solo a deberes del Estado frente a las religiones, no al deber o derecho de cada católico de seguir siendo católico, que sí afirma el Vaticano II. OJO.
    No estoy diciendo más que eso, NI que esas conclusiones se extiendan a otros campos, NI que el Vaticano II aconsejase o tolerase satanismos. OJO

    Que no haya malentendidos.
    Es el tema de la libertad religiosa un tema aparentemente sencillo pero muy difícil y enrevesado en sus conclusiones.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  3. #3
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,767
    Post Thanks / Like

    Re: Vaticano II: el Estado no puede impedir cultos satánicos y ¡obra mal si los impid

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Continuando el tema de la libertad religiosa y satanismo desde la perspectiva del Vaticano II que obliga abstenerse al Estado de toda intervención, el enfoque general parece ser el de "echar la culpa al empedrado" (como vulgarmente se dice) y mirar para otra parte: dan por supuesto que esas sectas satánicas "cometen delitos", que son nocivas para las personas, que no se debe entrar en ellas... pero callan (o mejor, ignoran; nadie se lo dirá a los incautos) que el Estado desde una óptica católica NO puede hacer nada contra ellas, en cuanto no cometan delitos (¿y por qué siempre habrían de cometerlos??, digo yo? ¿y si no los cometen, todo sería fantástico...?)

    Veamos en una página, un texto sobre el tema satanista y la libertad religiosa redactado por un sacerdote: observemos cómo pasa el tema de la responsabilidad del Estado por alto (callando que está dispensado de ellos por la Iglesia del Vaticano II).

    Sectas y cultos satánicos

    Los Ritos Satánicos en el Juicio de la Iglesia[13]

    Hoy, pululan las más variadas formas de una sacralidad que se podría definir naturalista, una concepción de la naturaleza (del cosmos y del hombre) que -casi al estilo de la era precristiana- vuelve a ser considerada divina en sí misma[14].

    "No creer ya en Dios no significa creer en nada; por el contrario, significa creer en todo". Esta conocida intuición de Chesterton describe bien la condición de muchos hombres de hoy, los cuales, tras abandonar la fe cristiana y decepcionados de la razón iluminista, no consiguen liberarse de la angustia de su soledad radical frente al mundo y al tiempo. Para dominarla recurren a la magia, que permitiría obtener la protección de poderes ocultos, y no renuncian a buscar una alianza con las mismas potencias del mal.

    Por esto proliferan las prácticas mágicas; incluso algunos fieles "cristianos" participan en grupos satánicos que practican un culto abiertamente contrario a la religión católica.

    La acción ordinaria de Satanás consiste en inducirnos al pecado, que es un extravío culpable de la libertad.

    La enseñanza del Concilio Vaticano II ilumina esta situación: "El hombre, al examinar su corazón, se descubre también inclinado al mal e inmerso en muchos males que no pueden proceder de su Creador, que es bueno. Negándose con frecuencia a reconocer a Dios como su principio, rompió además el orden debido con respecto a su fin último y, al mismo tiempo, toda su ordenación en relación consigo mismo, con todos los otros hombres y con todas las cosas creadas. De ahí que el hombre está dividido en su interior. Por esto, toda vida humana, singular o colectiva, aparece como una lucha, ciertamente dramática, entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas"[15].

    Las advertencias de la Sagrada Escritura sobre la ilicitud de los cultos a Satanás son constantes, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. El punto central de la condena de la Biblia es la conciencia de que estos cultos implican un rechazo del único y verdadero Dios; lo que está en juego es el señorío de Dios sobre su pueblo: "Yo, yo soy el Señor, y fuera de mi no hay salvador" (Is 43,1-1).

    En la Alianza el Señor había mandado: "A Yahveh tu Dios temerás, a él le servirás, por su nombre jurarás. No vayáis en pos de otros dioses, de los dioses de los pueblos que os rodean, porque un Dios celoso es Yahveh tu Dios que está en medio de ti. La ira de Yahveh tu Dios se encendería contra ti y te haría desaparecer de la haz de la tierra. No tentaréis a Yahveh vuestro Dios, como le habéis tentado en Massá" (Dt 6, 13-16).

    La condena veterotestamentaria (A.T.) permanece intacta en el Nuevo Testamento: "Dícele entonces Jesús: <Apártate, Satanás, porque está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, y sólo a él darás culto>" (Mt 4, 10).
    Los escritos apostólicos recogen con fuerza la condena de las brujerías: "Ahora bien, las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces, orgías y cosas semejantes, sobre las cuales os prevengo, como ya os previne, que quienes hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios" (Gal.5,1 9-2 1).

    Es unánime al respecto la doctrina de los Padres de la Iglesias sobre todo de los primeros siglos del cristianismo, cuando abundaban los ritos mágicos y satánicos. Podemos recordar las palabras de Tertuliano: "De astrólogos, brujos, charlatanes de cualquier clase, ni siquiera se debería hablar. Y sin embargo, recientemente, un astrólogo que se declara cristiano ha tenido la desfachatéz de hacer la apología de su trabajo. (... ) La astrología y la magia son torpes invenciones de los demonios"[16]; así como las de san Cirilo de Jerusalén: "AIgunos han tenido la osadía de despreciar al Creador del paraíso, adorando la serpiente y el dragón, imágenes de aquel que hizo expulsar al hombre del paraíso"[17].

    En ninguna época de la historia del cristianismo ha cambiado el juicio de la Iglesia sobre los cultos satánicos. Estos entran en la categoría de la idolatría, porque atribuyen poderes y características divinas a un ser que no es Dios.

    Por lo tanto, son actos que apartan radicalmente de la comunión con Dios, ya que es una libre opción por Satanás. Nos encontramos frente a un pecado contra el primer mandamiento de la ley de Dios[18]. "Todas las formas de adivinación deben rechazarse: el recurso a Satán o a los demonios, la evocación de los muertos, y otras prácticas que equivocadamente se supone "desvelan" el porvenir. La consulta de horóscopos, la astrología, la quiromancia, la interpretación de presagios y de suertes, los fenómenos de visión, el recurso a "mediums" encierran una voluntad de poder sobre el tiempo, la historia y, finalmente, los hombres, a la vez que un deseo de granjearse la protección de poderes ocultos. Están en contradicción con el honor y el respeto, mezclados de temor amoroso, que debemos solamente a Dios"[19]

    Hay otro aspecto de los cultos satánicos que no podemos olvidar, cierta visión maniquea de la realidad, tal vez inconsciente. Esto es, poner dos principios como fundamento del mundo y del tiempo, luchando entre sí y en busca de adoradores. No hay nada más extraño a la fe católica que ese maniqueísmo. Las repetidas declaraciones del Magisterio de la Iglesia, han reafirmado siempre el carácter de criatura propia del diablo, y el origen del mal en su voluntad, y en la libertad de los hombres.
    Tratándose de culto, no nos encontramos frente a una simple debilidad humana, sino frente a una opción libre y radical contra Dios, que debe ser considerada, en su aspecto objetivo, como pecado mortal.

    Y de paso conviene recordar, que los ritos satánicos contienen muchas veces, el sacrilegio (particularmente de la Eucaristía), por lo cual es necesario advertir que "Quien arroja por tierra las especies consagradas, o las lleva o retiene con una finalidad sacrílega, incurre en excomunión latae sententiae reservada a la Sede Apostólica"[20].

    Esto puede ayudar a descubrir la gravedad de tales prácticas. Lo cual no significa que, en condiciones precisas, no se pueda obtener el perdón.
    ...

    http://www.mercaba.org/FICHAS/SECTAS..._satanicos.htm

    En fin, lo esperado, ya sabemos de sobra que el satanismo es malo y que siempre estuvo prohibido a los cristianos; para recordar eso no hace falta tanto rollo.

    Como buen vaticano-segundista, el autor solo reconoce como textos válidos para confrontar los de la Biblia (y según cuáles...) y los del propio Vaticano II, junto al catecismo conciliar de 1992. Queda en evidencia que este sacerdote, para contrarrestar el satanismo, solo puede citar del Vaticano II un texto sobre "ruptura del orden debido" y el dramatismo del hombre dividido entre el bien y el mal..."

    ¿Solo eso? ¿Por qué calla que los monarcas y estadistas católicos durante milenios prohibieron idolatrías y y satanismo, y este todo lo más era clandestino... y desde el Vaticano II es ya directa o indirectamente legal ??

    Si "hoy pululan" esas sectas es porque tienen más libertad que hace décadas. Mucho apelar a las "conciencias" y "libertades de elección" y "responsabilidades" como si todos los hombres fueran ángeles y no hubiera un pecado original por el que son tentados y hasta conducidos a cultos de perdición, y que para prevenirlo, la autoridad de un Estado (católico) es precisa...


    Última edición por ALACRAN; 13/04/2018 a las 19:49
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 1
    Último mensaje: 29/11/2013, 15:07
  2. Sobre la libertad de cultos
    Por Triaca en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 14
    Último mensaje: 07/03/2011, 08:37
  3. Ayudadme a impedir un aborto
    Por Scolastica en el foro Tertúlia
    Respuestas: 14
    Último mensaje: 28/12/2010, 02:29
  4. “la Obra De Este Concilio No Puede Estar Inscrita En El Libro De La Vida”
    Por Jorge Zamora E. en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 08/12/2008, 20:55
  5. Respuestas: 21
    Último mensaje: 16/11/2008, 17:18

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •