Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 1 de 1

Tema: Antipatía de Pablo VI por las dictaduras... salvo si eran comunistas (1965-1976)

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,658
    Post Thanks / Like

    Antipatía de Pablo VI por las dictaduras... salvo si eran comunistas (1965-1976)

    El tema me ha venido a las manos mientras respondía el último mensaje de Doble Aguila en el hilo de la cárcel de curas vascos en Zamora

    Vandalismo sacrílego de curas pro-etarras en la cárcel de Zamora (año 1973)

    Dadas las razones que exponía en la respuesta, como rozan otro asunto de gran importancia insuficientemente tratado, considero más propio desarrollarlo aparte y posteriormente detallarlo.

    Cita Iniciado por DOBLE AGUILA Ver mensaje
    Bueno, en realidad esto que planteas, creo que sería bastante más difícil (yo diría técnicamente imposible, aunque no soy un experto) de llevar a la práctica. Un Estado como el español, definido entonces legalmente como CONFESIONAL, no podía, en ningún caso, suprimir el Concordato de manera unilateral. De hecho, el Concordato solo se suprimió cuando las dos partes estuvieron de acuerdo en cambiarlo por otra cosa (Acuerdos Iglesia-Estado) una vez que la propia estructura y forma del Estado español había cambiado. Y recordemos, que ya a partir de mediados de los años 60 es LA PROPIA IGLESIA la que se muestra extraordinariamente incómoda con un Concordato que, aunque realtivamente frecuente (1953) constituye un texto absolutamente contrario a la nueva actitud política del Vaticano en sus relaciones internacionales; donde opta, indiscutiblemente, por la "neutralidad" política y sobre todo por la ACONFESIONALIDAD.


    Sobre tal actitud vaticana en sus relaciones internacionales, habría algo importante que matizar: quizá ya pocos sepan (y nadie se lo recordará, por supuesto) que desde mediados de los años 60, tras el nuevo marco conciliar, mons. Casaroli ("ministro de Asuntos Exteriores" vaticano ) viajó infatigablemente y “triunfalmente” a países comunistas del Este de Europa, para normalizar relaciones con países o territorios de población católica significativa (Hungría, Polonia Yugoslavia, Checoslovaquia) ... en lo que se llamaba “Ostpolitik” (Apertura vaticana al Este). "Victorias" ampliamente aplaudidas por los voceros mediáticos de entonces (ante la incredulidad de los feligreses que no acababan de entender aquellos "triunfos" vaticanos).

    Ante los tiranuelos comunistas nada de "neutralidad" vaticana sino agachar la cabeza y ser condescendiente

    Entre esos "triunfos" (más bien, claudicaciones) de la diplomacia vaticana destacan:

    - Acuerdo entre la Santa Sede y la Checoslovaquia comunista el 27 de febrero de 1973, para el nombramiento de cuatro obispos.

    - En junio de 1966, un documento, entre el Vaticano y la República Federal Socialista de Yugoslavia sobre competencia de la Santa Sede en cuestiones espirituales y de carácter eclesiástico y religioso,
    salvo el ordenamiento interno de la República y no pudiendo abusar de sus funciones para fines de carácter político

    - Con el Gobierno comunista de Hungría, en septiembre de 1964, compromiso con la Santa Sede para nombrar obispos, que prestaron juramento de fidelidad al Estado

    Etc.

    Así pues con los comunistas: nombramiento de obispos consensuado con el Estado, y prohibición absoluta a obispos de meterse en política...

    ¡..."Igualito" que hacía el Vaticano con el Régimen de Franco, vaya, al que se le exigía tragar con todo tipo de obispo, nombrado a mala uva contra él y además, tener como función principal, ya no meterse en política, sino atacarle ex-profeso!

    ¿Alguien se imagina al Vaticano obligando a los obispos españoles a jurar fidelidad a Franco? Bueno, pues para la Hungría y Checoslovaquia comunistas y ateas así sucedía, entonces.

    Como se ve, frente a aquellas dictaduras comunistas (y dictaduras auténticas, de verdad, no de boquilla, donde mandaban a obispos díscolos al paredón o a picar piedra...) para el Vaticano regía una filosofía contraria que para España: allí se buscaba no la “independencia” ni la "neutralidad" sino la cooperación y el nombramiento consensuado de obispos y nuncios, presentándolo, cuando se conseguía alguna migaja, como un gran "éxito y avance".
    Política de “apertura al Este”, de “tolerancia” con los gobiernos comunistas y relaciones con ellos tan apetecidas que hasta se sacrificó para ello a los tiranos comunistas a dignísimos obispos anticomunistas como mons. Mindszenty, primado de Hungría, héroe antes del Vaticano II y que pasó a villano después por el "gravísimo delito" de plantar cara y no ceder ante el comunismo..., caso de traición vaticana a su persona que silenció o distorsionó sistemáticamente la prensa “católica”.


    Repárese que eran dictaduras comunistas que torturaban, fusilaban, no respetaban derechos humanos, ni libertades de ningún tipo .

    ¿Y protestaba alguien en Occidente sobre cooperar el Vaticano con tal monstruosidad? Nadie.

    Y menos por la escandalosa discriminación vaticana halagadora con los ateos y torturadores y perseguidores de católicos (como Fidel Castro, etc), y beligerante con los gobiernos confesionales como el de Franco

    Y ya no digamos, cuando
    los “demócratas”, silenciosos ante el pro-comunismo vaticano, ponían el grito en el cielo para que Roma no consensuara obispos con el catoliquísimo Franco y le endosara obispos enemigos, bien por las buenas o por las malas. Y en todo caso y constantemente obispos auxiliares marxistas de la peor calaña.

    El caso tenía consecuencias hasta en los modos y el estilo. Como ejemplo, monseñor Casaroli y su séquito en abril de 1974 se tiraron nada menos que diez días (10) (¿vacaciones, quizá?) en la Cuba castrista, donde Fidel se dignó a recibirle, y de milagro, sólo dos horas en el último día de su estancia.
    Casaroli sonrió cuando se le preguntó sobre el problema de los bienes confiscados por Castro a la Iglesia: «¿Existe de verdad esa cuestión?, llegó a decir...

    ... El mismo Casaroli que, ante España, y pese al máximo nivel que se le concedía y a la gravísima situación concordataria de entonces, nunca llegó a permanecer en Madrid ¡ni dos días escasos (un día y medio ante el ministro López Rodó -1973-, y ante el ministro Cortina Mauri -1974-)!

    Así, habría que decir que desde el Concilio, se pasó a la “simpatía” vaticana por los regímenes comunistas, y sólo “neutralidad” política con gobiernos que seguían siendo y llamándose católicos.

    Última edición por ALACRAN; 15/04/2021 a las 22:57
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Evolución de la presión fiscal en España 1965-2010
    Por Alejandro Farnesio en el foro Economía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 02/01/2014, 12:21
  2. 1936: Muy pocos "rojos" eran comunistas.
    Por Valderrábano en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 17
    Último mensaje: 25/06/2013, 23:03
  3. El clima litúrgico conciliar 1962-1965
    Por ALACRAN en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 20/12/2012, 23:02
  4. Las dictaduras islámicas pagan mezquitas en España
    Por Bruixot en el foro Religión
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/04/2006, 06:05

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •