Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 3 PrimerPrimer 123
Resultados 41 al 46 de 46

Tema: Arte moderno

  1. #41
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    1,925
    Post Thanks / Like

    Re: Arte moderno

    06/02/14 - 17:20

    "El arte contemporáneo es un fraude"


    La crítica mexicana Avelina Lésper denuncia la especulación y la burbuja económica, como lo fue la inmobiliaria, de obras que "carecen de valores estéticos".

    Por SÍLVIA COLOMÉ

    La Vanguardia



    CUESTIONADO. Módulos de heces humanas de la India (2005-2006), la obra de Santiago Sierra. Vista de la instalación en Lisson Gallery (Londres).

    No fueron pocos los que se identificaron, hace un par de años, con aquella mujer de la limpieza de un museo alemán tan celosa de su trabajo que se empleó a fondo para eliminar unas terribles manchas que había en una de las obras expuestas. Ni se le ocurrió sospechar que formaban parte vital de la pieza Wenn es anfängt durch die Decke zu tropen (Cuando empieza a gotear el techo) del artista Martin Kippenberger, valorada en 800.000 euros. El Museo Ostwald de Dortmund (cuyas primeras entradas en Google son sobre el suceso, superando a su web oficial), llegó a afirmar que "estamos intentando aclarar cuanto antes qué tipo de capacitación tiene el personal de la limpieza".

    La crítica de arte mexicana Avelina Lésper diría que esa pobre trabajadora, además de un gran sentido de la pulcritud, tenía también un gran sentido común. Lésper, colaboradora de diferentes medios de comunicación latinoamericanos y directora del programa de televisión El Milenio visto por el Arte, es una de las voces que más suenan contrarias al arte contemporáneo, cuestionando desde los ready-made (el uso de objetos comunes como el urinario de Duchamp) a las performances efímeras.



    -¿Cómo definiría el arte contemporáneo en una palabra?

    -Fraude



    -Explíquese…

    -Carece de valores estéticos y se sustenta en irrealidades. Por un lado, pretende a través de la palabra cambiar la realidad de un objeto, lo que es imposible, otorgándoles características que son invisibles y valores que no son comprobables. Además, se supone que tenemos que aceptarlos y asimilarlos como arte. Es como un dogma religioso.



    -¿Y por otro lado?

    -También es un fraude porque está sostenido nada más que en el mercado, que es fluctuante y artificial en la mayoría de los casos. Se otorgan a las obras valores artificiales para que pienses: “si cuesta 90.000 euros es porque debe ser arte”. Estos precios son una burbuja, como existió la burbuja inmobiliaria.



    -¿Y pinchará?

    -Se tiene que pinchar. Una torre de papel sanitario de Martin Creed cuesta 90.000 euros. El objeto no es lo importante, sino lo que tú puedes demostrar económicamente a través de su compra.



    -¿Y no pueden comprar Murillo o Picasso?

    -No puedes especular con pintura antigua porque hay muy poca. En cambio, este tipo de obras se realizan en minutos, algunas se hacen en fábricas.



    -¿No se podría especular con obra actual con valores estéticos?

    -El arte toma tiempo. No hay manera de que Antonio López termine un cuadro… Por una parte, debes esperar a que el pintor o escultor haga sus obras. Por otra, el arte necesita talento, que el artista tenga algo que mostrar a través de su obra. Con el arte contemporáneo los artistas no necesitan tener nada.



    -¿Puede poner algún ejemplo?

    -Cuando Duchamp hizo su ready-made evitó a todos los artistas el proceso intelectual. Cualquier objeto es arte, el que sea. Bajo este punto de vista, imagínate la cantidad de obras de arte que tú tienes. Todo tu entorno es factible de convertirse en arte. No tienes que esperar que ese artista se forme, demuestre su talento y que acabe aportando algo, lo que es terriblemente difícil. Otro ejemplo es Santiago Sierra con sus ready-made. Te dice: “Esto es un contenedor de mierda de la India”. ¡Qué impresionante!



    -Como mínimo piensan la definición…

    -El crítico Arthur Danton dijo: “dejen que los filósofos pensemos en la obra, ustedes traigan sus objetos”. Si pones como tema el contenedor de mierda, ya llegará el curador que elabore el discurso y te hable de la miseria, de las últimas castas que recogen la mierda… hay toda una justificación social y moral. Si manifiestas que eso carece de valores estéticos, automáticamente te dicen que estás en contra del mensaje social. Es un arte chantajista, también. Utiliza este tipo de discursos para que lo aceptes como arte. Si no lo aceptas, o estás en contra de él o eres un ignorante.



    -La denuncia social se ha ido haciendo a lo largo de la historia del arte…

    -Se ha dado, pero no como valor de la obra. Los Fusilamientos del 3 de mayo de Goya valen por la realización artística, porque su pintura fue trascendental y profundamente moderna en su momento. Y sigue siendo moderna ahora. Por eso vale una pintura de Goya, no por el discurso.



    -¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

    -Ahora el arte solo es mensaje. No hay arte, solo hay panfletos. Estas obras no pueden existir sin los museos. Las obras, paradójicamente, se ven mejor en el catálogo que en vivo. Y ya no digamos con los artistas performance, que solo tienen el registro fotográfico de lo que hacen porque dicen que es efímero, aunque lo repitan 700 veces. Son obras que solo existen en los catálogos y a través de los discursos y la teoría que le ponen los comisarios y especialistas en estética. Son objetos de lujo, una nueva forma de consumo.



    -A la mayoría de gente de a pie no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender…

    -Es que no hay nada que entender. Es un arte que te exige asimilarlo y no discutirlo, por eso también es dogmático. Te exige fe, que creas en él, no que lo comprendas, como las religiones. Quiere someter nuestro intelecto. Todo el tiempo quien se equivoca es el espectador, el artista y la obra es infalible. Si tú dices que carece de valores estéticos, de inteligencia, que no te propone ni aporta nada, entonces te dicen que eres un ignorante.



    -¿Quién decide qué es arte?

    -Es una decisión arbitraria que se toma entre las instituciones, los museos, las universidades… Es un arte de la academia. Eso de que es independiente y libre es mentira.



    -¿Está subvencionado?

    -Totalmente, no puede vivir sin las subvenciones del Estado. Es un arte parasitario. La mayoría de los artistas contemporáneos viven del Estado.



    -¿El público no pinta nada?

    -No. Por eso es demagogia pura que digan que este arte tiene intenciones sociales y que manifiesta intenciones morales. Rechaza a la gente, que para ellos es ignorante. Este arte no vive de la gente, vive de las instituciones y la especulación.



    -¿Podríamos decir que Refleja la sociedad actual?

    -Es muy diferente reflejar que denunciar. Ellos parasitan la sociedad en la que viven, la refleja mejor Madoff. Ambos son parte de una misma mentira social que ha creado el capitalismo a través de la especulación económica. El arte contemporáneo es parte del fracaso capitalista.



    -¿Estamos huérfanos de arte?

    -Sí, porque no hay espacio para los artistas que sí están creando. ¿Qué muestra el Macba aunque esté vacío? En España hay muchos centros de arte contemporáneo que nacieron a la par que la burbuja inmobiliaria, para que te des una idea de cómo está el asunto. ¿Qué te puede aportar Jeff Koons que imita objetos de feria o cualquier ready-made? Ellos han hecho del material la obra. Ahora para decir guerra ya no tienes que pintar los fusilamientos, ahora escribes la palabra guerra en un letrero. Eso es no tener pensamiento abstracto. Jamás el arte se había despojado tanto de las metáforas… El problema es que se está acabando con una capacidad cognitiva.



    -¿Nos quieren tontos?

    -Exactamente. ¿Y sabes por qué? Eso tiene detrás de sí lo más pedestre que te puedas imaginar, el dinero. Por eso es también un fracaso del capitalismo. Todo lo que se ha hecho por dinero en estas dos últimas décadas ha hecho un daño enorme a la Humanidad. Por dinero se destruyó la economía de Europa, la de Estados Unidos, tenemos el narcotráfico en América Latina… y por dinero están destruyendo el arte.



    -¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

    -(Ríe). Pues que nos hemos dado cuenta, no estamos ciegos ante esto. Los que pintan ahora con maestría y técnica son los contrarrevolucionarios. Y esta resistencia inteligente y creativa es la que va a alimentar el arte



    -¿Estos artistas no son vendibles?

    -Claro, pero las galerías necesitan que estén amparados por las instituciones. Cuando el Reina Sofía dejó de comprar a Arco, Arco se fue a la quiebra.



    -El Reina Sofía dejó de comprar a Arco y empezó a exponer Picasso…

    -...Y a Goya, para que la gente vaya…



    -¿Esto sería el inicio del cambio?

    -Exactamente. Llega un momento en que las instituciones van a tener que escuchar a la población y dejar de trabajar para los intereses privados.



    -¿Qué piensa de artistas españoles contemporáneos como Tàpies o Barceló?

    -Barceló tiene unos dibujos y unas acuarelas sensacionales. Tàpies está sobrevalorado. Surgió porque el arte español empezó a verse huérfano de creadores y fue la oportunidad de encumbrar a un tipo como Tàpies, con un lenguaje y una creación limitadísima.



    -¿Ve mal el arte español?

    -Lo del arte español es un fenómeno de análisis. Fue la cúspide del arte mundial, tuvo creadores que aportaron como nadie y ahora los artistas simplemente no existen. Y la crítica española está entregada y sumisa al sistema. ¿Cuándo España se dará cuenta que ha perdido su sitio en el arte?



    -No es el único sitio que ha perdido…


    -Pero es un factor muy delicado. El arte no nos sacará de la crisis, pero aporta humanidad.


    _____________________

    Fuente:

    "El arte contemporáneo es un fraude"
    Hyeronimus dio el Víctor.

  2. #42
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,434
    Post Thanks / Like

    Re: Arte moderno

    “Arte y contra-arte”


    En los años 30, Luis Buñuel, en una exposición en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife, presentó como original obra de arte un burro muerto. Al tercer día el animal empezó a descomponerse y a heder pero el público acudía igualmente a contemplarlo. Hoy este tipo de extravagancias ya no son una excepción sino que más bien parecen ser la norma, y la condición de éxito, en muchas exposiciones artísticas. Quizá la única diferencia, respecto a la época de Buñuel, reside en que la capacidad del público actual para escandalizarse está algo más que saturada. Ello lleva a que aquellos que quieren obtener el reconocimiento del público busquen afanosamente motivos de escándalo cada vez más fuertes en sus obras.

    Al tercer día el animal empezó a descomponerse y a heder pero el público acudía igualmente a contemplarlo.




    Tradicionalmente el artista buscaba un asombro que extasiara al espectador y le llevara a la contemplación de “lo bello”. El artista contemporáneo, sin embargo, pretende sorprender escandalizando y parece que el camino para conseguirlo es generando obras feas, morbosas y transgresoras. Un rápido repaso al pensamiento clásico nos descubriría lo alejado que está el arte actual de lo que muchos pensadores acotaron como arte. En el mundo clásico, el arte se define a través de conceptos como armonía (equilibrio en el que las partes se subordinan al todo); cosmos (orden bello); canon (búsqueda de las leyes del arte para que la obra sea reconocida socialmente); genio en cuanto artesano (dominador de una técnica); luz y esplendor (manifestación de la belleza espiritual); sublimidad (representación material de la belleza divina); eternidad y buen hacer (tanto en los materiales usados como en los contenidos).

    Por el contrario, el arte de nuestros días ha tomado la senda de una auto-definición basada en: la ausencia de belleza y armonía (las obras de arte ya no han de ser necesariamente bellas); la reducción del arte a la intencionalidad del artista (es obra de arte lo que el artista quiere que sea obra de arte), por tanto, el rechazo del canon; la originalidad como único principio rector (entendiéndose por originalidad la ausencia de principios rectores en el arte) o la autodisolución (concretada en lo efímero de la obra de arte por definición).

    Hegel afirmó que: “El arte ya no proporciona satisfacción de las necesidades espirituales. El arte ha perdido para nosotros su verdad y su vida”.




    Algo ya debía pasar con el arte en el siglo XIX, cuando Hegel afirmó que: “El arte ya no proporciona satisfacción de las necesidades espirituales. El arte ha perdido para nosotros su verdad y su vida”. Mucho más recientemente, Jean Baudrillard, en su obra El complot del arte, parecía escribir el epitafio del arte: “La mayor parte del arte contemporáneo se dedica exactamente a esto: apropiarse de la banalidad, el despojo y la mediocridad como valor y como ideología”. Esta identificación del arte actual con la basura es sorprendente pues, en boca de René Köning, la revolución que inauguró el arte moderno, “fue de hecho una auténtica revolución cultural que barrió con una gran cantidad de basura del pasado”. Barrer basura con basura, curiosa situación de la cual parece que no podemos salir. ¿Qué queda del arte?, podemos preguntarnos, cuando las noticias que nos llegan de él estás simplemente referidas a escándalos mórbidos cada vez más frecuentes.
    Javier Barraycoa (en Los Mitos actuales al descubierto)


    https://barraycoa.com/2016/11/30/arte-y-contra-arte/

  3. #43
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    654
    Post Thanks / Like

    Re: Arte moderno

    Cita Iniciado por Mexispano Ver mensaje

    -¿Nos quieren tontos?

    -Exactamente. ¿Y sabes por qué? Eso tiene detrás de sí lo más pedestre que te puedas imaginar, el dinero. Por eso es también un fracaso del capitalismo. Todo lo que se ha hecho por dinero en estas dos últimas décadas ha hecho un daño enorme a la Humanidad. Por dinero se destruyó la economía de Europa, la de Estados Unidos, tenemos el narcotráfico en América Latina… y por dinero están destruyendo el arte.

    Ahí se equivoca. El arte contemporáneo no es un fracaso del capitalismo, sino un gran triunfo: el consumismo adaptado al arte. Ella misma lo dice, se trata de un arte "efímero", por lo que el consumador de arte se ve obligado a comprar para consumir más.

    Todo el mundo moderno se divide en progresistas y en conservadores. La labor de los progresistas es ir cometiendo errores. La labor de los conservadores es evitar que esos errores sean arreglados. (G.K.Cherleston)

  4. #44
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,434
    Post Thanks / Like

    Re: Arte moderno

    Ni más ni menos.

  5. #45
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,434
    Post Thanks / Like

    Re: Arte moderno

    ¿20.000 años de evolución cultural para llegar a esto?


    Javier Barraycoa













    ¿20.000 años de evolución cultural para llegar a esto?

    Hay dos cosas que están claras: las pinturas rupestres fueron una de las primeras expresiones artísticas pictóricas del homo sapiens sapiens y que la fecha es tardía, muy tardía. Desde entonces el arte altura fueron evolucionando paralelamente, para dar un salto cualitativo hace unos 10.000 años cuando aparecían los primeros conatos de civilización acompañados del desarrollo del arte y el cultivo. La vida sedentaria y la agricultura pusieron los fundamentos de la cultura compleja, la aparición de las ciudades.

    Y luego vendría la arquitectura, técnicas avanzadas y la búsqueda de la perfección en el arte. Las civilizaciones, en sus inmensas etapas temporales, creaban escuelas apoyadas en conocimientos anteriores. Cada paso se sentía como una superación, como una búsqueda de cánones más perfectos. Es verdad que todas tuvieron sus crisis y altibajos. De hecho el arte, siempre ha sido un sensor de estas catarsis.

    Sin embargo, uno se pregunta si tanto esfuerzo colectivo durante miles de años ha valido la pena. Baste contemplar el dominante yoficial el arte actual; un “institucionalizado arte revolucionario” del que podríamos estar hablando hasta la saciedad, y no para alabarlo precisamente. Los síntomas de la enfermedad aparecieron antes, pero a partir de mediados del siglo XX eclosionaba la descomposición del arte occidental. ¿Cómo argumentarlo? Argumentos hay tantos, … lo único que requiere es no tener prejuicios para aceptarlos. Si la decadencia del arte es un síntoma de decadencia civilizatorio, ya es cosa de juicio particular.

    Un ejemplo de esas primeras manifestaciones de disolución del espíritu artístico en Occidente, se nos ocurre, es la obra de Jean Dubuffet, titulada Triunfo y gloria (1950). Por sí misma no nos diría nada, excepto que el dibujante o era un infante o un adulto infantiloide. Pero si lo comparamos con las antiquísimas pinturas rupestres, parece que no se ha evolucionado mucho. Arriba exponemos unas pinturas rupestres de la baja California y a su costado la obra de Dubuffet. Intente adivinar cual es cual.

    Triunfo y Gloria de Jean Dubuffet (1950)

    Pinturas rupestres en la Baja California


    https://barraycoa.com/2016/12/18/4071/




  6. #46
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    654
    Post Thanks / Like

    Re: Arte moderno

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Los cuadros de Pierre Brassau (o cómo un mono le tomó el pelo al mundo del arte)

    Los cuadros de Pierre Brassau (o cómo un mono le tomó el pelo al mundo del arte)





    Varios periodistas, famosos y críticos de arte se dan cita en una misma galería en 1964. Expone el enigmático artista Pierre Brassau, del que todo son alabanzas. Los críticos se vuelven locos y hablan de la “delicadeza de una bailarina en sus pinceladas”. Ocurre que Brassau no era Brassau, era un mono.

    No descubrimos nada si decimos que el mundo del arte siempre estará en boca de todos, para lo bueno y para lo malo, para la crítica y para la alabanza. Ocurre también que muchas veces a uno le queda la sensación de que el arte, o eso que llaman arte, es una tomadura de pelo. Claro, hay que contextualizar y sobre todo “saber” para poder criticar una obra. Así que parto de la base de que soy un ignorante en según qué situaciones para entender lo que tengo delante. Es la misma fórmula que aplicamos para disfrutar de esa obra, pero ¿y valorarla?

    Supongo que en esa misma tesitura se debe encontrar mucha gente. Y quizá también por esta razón lo ocurrido en la década de los 60 no hace más que arrojar piedras, no sobre el propio concepto del arte (del que evidentemente no se puede generalizar y es subjetivo), sino más bien de lo que lo rodea, de esa burbuja que se da en ocasiones y que con la historia del “gran” Pierre Brassau le saca los colores.


    Mientras que la mayoría de piezas eran “pesadas”, la obra de Brassau no. Pierre Brassau pinta con trazos potentes bajo una determinación muy clara. Sus pinceladas se tuercen con una meticulosidad furiosa. Pierre es un artista cuyas piezas se llevan a cabo con la delicadeza de una bailarina de ballet…

    Para ser honestos con la historia, sí que hubo un crítico, un solo hombre, que criticó con dureza la obra del pintor. En su exposición venía a tirar por tierra el trabajo de Brassau comparando la obra en los siguientes términos: “Sólo un mono podría haber hecho esto”.

    Lo que este crítico de una revista sueca no sabía era que estaba en lo cierto. Brassau era un chimpacé. Y su nombre no era Pierre, se llamaba Peter.

    Al poco tiempo salió a la luz la realidad y la verdadera identidad del artista que pintaba con delicadeza y cuyos trazos mostraban una gran determinación. Todo fue una gran broma e invención de Ake Axelsson, un periodista del diario local Goteborgs-Tidningen.

    Al hombre se le había ocurrido la idea de exhibir el trabajo de un mono en una muestra de arte con el único fin de poner a prueba a los críticos. Axelsson contaría más tarde que se hizo la siguiente pregunta, ¿serían capaces de distinguir entre arte moderno y el arte de un mono?

    Para llevar a cabo su plan acudió al zoo Boras de Suecia donde se encontraba el chimpancé Peter, un mono africano de cuatro años. Axelsson convenció al cuidador de Peter para pasarle pincel y pinturas al óleo y que este desarrollara su “técnica”. El periodista comentaba que al principio Peter se tragó algunas pinturas (especialmente el azul cobalto), pero con el tiempo comenzó a dibujar en los lienzos lo que Axelsson describiría como “manchas”. Arte de un mono donde destacaría ese azul cobalto que tanto le había gustado desde el principio.

    Axelsson destacaba también cómo el mono tenía momentos de gran “creatividad”. Pasaba cuando Peter tenía un racimo de plátanos en la otra mano. Por tanto la comida de alguna forma aumentaba su nivel de inspiración. Tras varias “creaciones”, el periodista contaba con una serie de pinturas de las que acabó eligiendo cuatro, aquellas que consideró más “artísticas”.

    Tras la elección acudió a la galería y aceptaron el reto. Al revelar días más tarde la verdadera identidad de Pierre Brassau, el afamado crítico Rolf Anderberg que había alabado el trabajo anteriormente se mantuvo en su idea. Anderberg insistió en que la obra de Pierre (o Peter el mono) “seguía siendo el mejor cuadro en la exposición”. No sólo eso. Durante la exposición y antes de revelar la gran broma, uno de los cuadros de Peter se llegó a vender al coleccionista privado Bertil Eklöt por alrededor de 90 dólares de la época (unos 500 dólares hoy).

    Así fue como la fugaz estrella del avant-garde francés, el mono africano Peter, volvía a su rutinaria vida en el zoo sin saber que durante unos días se había convertido en un gran artista. Axelsson había acabado su experimento con una gran bofetada al mundo del arte. Y es que, quien sabe, quizá Banksy no sea Banksy.

    Todo el mundo moderno se divide en progresistas y en conservadores. La labor de los progresistas es ir cometiendo errores. La labor de los conservadores es evitar que esos errores sean arreglados. (G.K.Cherleston)

Página 3 de 3 PrimerPrimer 123

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El Arte en la pintura.
    Por Pedro en el foro Cultura general
    Respuestas: 36
    Último mensaje: 17/07/2009, 18:04
  2. El " Arte Rupestre " en la Península Hispana
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/11/2006, 14:14
  3. Doctrina Pontificia contra el mundo moderno.
    Por Tradición. en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/10/2006, 13:40
  4. Ese olvidado arte del periodismo cinematográfico
    Por Arnau Jara en el foro Cine y Teatro
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 03/04/2006, 00:28
  5. Evo Morales, gran conversador el moderno Cicerón XD
    Por VonFeuer en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 03/02/2006, 08:15

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •