Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 32

Tema: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

  1. #1
    Avatar de Breogan
    Breogan está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    25 may, 05
    Mensajes
    470
    Post Thanks / Like

    La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    LA MEMORIA OLVIDADA DE UN PUEBLO. EL REINO DE GALLAECIA

    Irmáns no amor á Suevia
    de lexendaria historia,
    ¡en pé! ¡en pé dispostos
    a non morrer sen loita!

    ¡Xá está ó vento a bandeira azul e branca¡
    ¡ A oliva nunha man, a fouce noutra,
    berremos alto e forte:
    A Nosa Terra é Nosa!

    Ramón Cabanillas


    Para Helena, froito de nova seiva


    Las corrientes historiográficas de signo marcadamente “castellanista”, fenecen por si solas cuando el investigador o aficionado a la Historia consulta las fuentes de la época, fuentes tanto cristianas peninsulares como europeas así como las árabes.

    Si interpretamos la historia medieval de España en base a los textos de Menéndez Pidal, pues bien, a grandes rasgos nos quedaremos con la idea de que - la búsqueda de espacio vital o expansión natural de los reinos cristianos peninsulares- gracias exclusivamente a Castilla, se ha confeccionado la idea la Reconquista y de España, retomada de la época de los reyes visigodos. Y esta aseveración-interpretación “castellanista” es completamente errónea, que es la que hemos estudiado en el colegio durante la “transición” del régimen de Franco al actual.
    Ahora no sé la historia que se estudia en las escuelas, supongo- más mal que bien- que será la visión “progre”de Javier Tussel y aláteres, pero bueno, por lo menos ahí está Pío Moa y otros para rebatir esos falsos mitos sobre la guerra civil de 1936. El día que aparezcan más historiadores ayudando a demoler falsos mitos como, por ejemplo “la España de las 3 culturas” y que ello no sea tabú o dogma, será el síntoma de que realmente gozamos de buena memoria y por lo tanto de salud democrática real, no demagógica.

    Pero vayamos a lo nuestro. Desde lo que ahora algunos políticos y sociólogos (mal)denominan la “periferia”, argumentemos pues contra ciertas interpretaciones.

    GALLAECIA COMO PROVINCIA ROMANA Y REINO SUEVO
    Los ejércitos romanos en su última fase de dominación de Hispania, acometen durante 50 años la conquista del noroeste peninsular, habitados por diversas tribus célticas; vacceos, gallici, astures, cantabros, vettones, etc. Y a ese nuevo y extenso territorio que se incorpora como provincia al Imperio lo denominan GALLAECIA. Y esta Gallaecia romana incluía lo que hoy es la actual Galicia, Asturias, Norte de Portugal, Cantabria, las amplias Tierras de Campos (denominadas antiguamente como Campos Góticos, “Campus Gallaeciae”, según el clérigo e historiador de época sueva Hidacio) y llegaría hasta Numancia (Soria) y Coca (Segovia).
    Para algunos este extenso territorio, Gallaecia, no era una unidad étnica, -cosa que se puede poner en duda-, puesto que la cultura de los Castros (Castrexa) no solo es propia de Galicia, oeste asturiano y norte de Portugal, sino que también encontramos castros (lo que los historiadores denominan cultura celtibérica de las Cogotas) en Ávila, Zamora, Salamanca, y el tótem céltico de todas estas tribus, el Jabalí -Verrrôes, Verracos- así como símbolos (triskeles, rosaceas, esvásticas…) son más que frecuentes en todo el noroeste peninsular. Ahora no nos extenderemos más sobre si era o no una unidad étnica el noroeste peninsular a la llegada de los romanos, lo cierto es que ellos dieron a la Gallaecia una función política y administrativa como provincia del Imperium.
    Sabido es por todos que los “bárbaros” presionan ante las fronteras del Imperio Romano y toman posesión de diversas provincias. Aquí empieza nuestra Edad Media, desconocida, apasionante y mal denominada “época oscura, tenebrosa” etc.
    Alanos, Vándalos, Suevos entran en la península celtibérica y se reparten dominios. En nuestro caso particular del cual estamos tratando, los suevos (en una estimación de unos 30-40.000 hombres y mujeres) ocupan esa extensa provincia romana de la Gallaecia que les fue asignada por el emperador Honorio en el año 411como un “foedus” y toman como capital a Brácara Augusta, Braga (Norte de Portugal).
    Estos germanos de religión arriana afianzan una aristocracia rural y crean el primer reino cristiano de la península y posiblemente del Imperio romano de Occidente. GALLICIENSE REGNUM es su denominación según las crónicas de la época y el blasón del reino será ese animal de transfiguración -mitad águila, mitad león- el Grifo. Insisto, pues esto es crucial, el reino suevo-galaico es el primero y que tendrá una serie de reyes –que acuñarán moneda, organizarán el territorio en parroquias, levantarán castillos y monasterios, será el germen de una aristocracia rural –Fidalguia- etc.- que a lo largo de unos 175 años permanecerán independientes y buscando alianzas con Bizancio frente al poder visigodo, que solamente dominó toda la península de Hispania por tan solo 80 años.

    El primer rey suevo es Hermerico (409-438), que fue quien estableció un “foedus” con el emperador romano Honorio. Su hijo Requila (438-448), expandió el reino galaico-suevo aprovechando la flaqueza romana, extendiendose hasta Cantabria y la provincia romana de Lusitania. En el año 449 el rey Requiario (449-455) es el primer rey europeo cristiano en acuñar moneda propia y decidió la conversión de los suevos del arrianismo al catolicismo, religión “oficial” de los galaicos, si bien aun pervivían cultos paganos célticos entrelazados con los cristianos, de fuerte implantación priscilianista.
    Cerca de Astorga, en 456, se perpetró la batalla del río Órbigo, entre tropas galaico-suevas y tropas romano-visigodas, estás últimas en apoyo a la traición de la aristocracia romana de Gallaecia, la cual había perdido privilegios.

    El rey Maldras(456-458) controló a la aristocracia traidora y varios conspiradores fueron ejecutados en Lugo en el año 460. Su sucesor, el rey Remismundo firma una paz duradera con los visigodos a cambio de que los galaico-suevos volviesen al arrianismo.
    La vuelta al catolicismo se produce con el reinado del rey Carriarico, quien funda cerca de Braga el monasterio de Dumio (centro cultural y espiritual del reino), allá por el año 550 y es durante el reinado del rey Teodomiro(559-570) cuando alcanza su mayor esplendor cultural el reino. En el año 561 se reúne el 1Concilio bracarense del cual el rey toma consejo. Es ya claramente establecida la paridad Autoridad espiritual-Poder temporal. Es durante el reinado de Teodomiro cuando se redacta el Parrochiale Suevum, donde se conforma a grandes rasgos la estructura administrativa y tradicional del país, que es la parroquia.

    El rey Miro sigue los pasos de su padre Teodomiro, y de este rey es e destacar su personalidad estoica y sensible para con la cultura y el cultivo de las artes y virtudes.
    El 2º Concilio bracarense (572) arremete contra los visigodos arrianos y el príncipe visigodo católico Hermenegildo pide ayuda al rey galaico-suevo. Leovigildo, rey visigodo arriano, padre de Hermenegildo derrota en la batalla de Sevilla (583) al rey galaico-suevo, que muere en la retirada a su reino. Entonces aparece le problema sucesorio entre Eurico (583-584) y Andeca. El rey visigodo Leovigildo, bajo pretexto de ayudar al primero, ocupa el reino galaico-suevo ante las facciones enfrentadas.
    Termina así la sucesión de reyes galaico-suevos.

    Entre el año 578 y el 711, Galiza (o Gallaecia), forma parte como provincia del reino visigodo. La Gallaecia galaico-sueva mantuvo una entidad política después de hacerse los visigodos con este reino. Al realizarse un Concilio en Toledo en el 585, se invita a todos los obispos de “totius Hispaniae, Gallie et Gallecie” .Aquí inequívocamente Gallaecia es distinguida de otras entidades políticas como Hispania y Galia.
    GALLAECIA COMO REINO CRISTIANO DURANTE LA RECONQUISTA
    Después de la invasión islámica en el 711, los árabes dominan casi toda la península a excepción de toda la franja norte que va desde el Atlántico, Cantábrico hasta los Pirineos occidentales, así pues las tierras gallegas, asturianas, cántabras, navarro-vascas, permanecen libres del dominio musulmán, eso sí durante años pagando fuertes tributos al Califato cordobés1 .
    El linaje del primer rey, Don Pelayo (718-737), es de sangre visigoda-astur (de la Gallaecia asturicense), casado con la hija del dux de Cantabria, su linaje - Fávila (737-739)-será de sangre astur- cantabra. Se suceden Alfonso I (739-757) que retoma la habitada Lugo, Froilán (757-768), Aurelio(768-774), Silo (774-783), Mauregato(783-789) y Vermudo I (789-791).La base del reino como entidad política y administrativa será en base a lo que ya existía en aquellas tierras del noroeste que nunca fueron dominadas al completo por los islamitas y que nunca dejó de funcionar del período “suevo-galaico”, y no exclusivamente “visigodo” como comúnmente se nos ha hecho creer:
    1º¿Cómo es posible pensar que la estructura organizativa de una nueva monarquía, un nuevo estado, se le pretende ligar a la monarquía que se desvanece en Toledo y que resurge en Oviedo, cuando por otra parte, los componentes étnico,político,religioso del Galliciense Regnum todavía pervivían en esa Gallaecia asturicense, lucense y bracarense?
    2º¿Acaso no es de nuevo la primera gran expansión de este nuevo reino “astur-leonés” (por llamarlo de alguna manera) hacia esos antiguos conventos administrativos, mientras que los reinos de Navarra, Aragón-Cataluña todavía se hallaban confinados en los Pirineos?
    3º¿Acaso no era necesaria la separación eclesiástica de la Iglesia Mozárabe de Toledo (situada bajo poder islámico), justificada por el “descubrimiento” del Arca Marmórea con los restos del Apóstol Santiago y por consiguiente, la enorme relevancia de Compostela como nuevo centro religioso para los cristianos tanto de la Hispania cristiana como de la islámica, así como para Europa?

    Los reyes de la Gallaecia sabían que necesitaban en su tierra una Autoridad espiritual independiente de Toledo para complementar su Poder temporal y así afianzarse, de ahí que surja Santiago de Compostela. Como dijo Goethe, Europa se forjó peregrinando a Compostela.
    La capital altomedieval de los reyes de la Gallaecia fue cambiante. Oviedo, Santiago de Compostela, León. Sus restos descansan en la catedral de Oviedo, en la de Santiago, en San Isidoro, etc.
    Prosigamos: En el año 813 Alfonso II (791-842) consolida esta joven monarquía y es el año del descubrimiento del sepulcro del Apóstol Santiago. Influido por Carlomagno, con esta maniobra política el reino empieza a tomar forma con sede de la corte en Oviedo y Compostela como centro espiritual (y no Covadonga). Alfonso II le otorga al obispo de Lugo la sede bracarense, siendo conquistada Coimbra en el 878 por el conde gallego Hermenegildo Guterres.
    Ramiro I (842-850), constructor de bellezas arquitectónicas prerrománicas (iglesias-palacetes) en Asturias, fue aupado al poder por los condes gallegos, recelosos del poder de los nobles cántabros y satures. Con probabilidad fue nombrado rey en Lugo poco antes de morir su pariente Alfonso II.
    El propio Sánchez Albornoz reconoce que en esta época, a los reyes de Oviedo en la España ocupada por el Islam y allende Pirineos, se les acostumbraba a llamar reyes de Galicia. Autores hispano-musulmanes como Ibn Al-Qutiya, IbnAl-Atir, Al-Maqqari llamaron Galicia a todo el noroeste peninsular, incluyendo en Galicia las ciudades de León y Astorga, así como Asturias y la sierra de Covadonga.
    Ordoño II (850-866), consolida fuertemente las ciudades de Tui, Lugo, Compostela y León y es durante su reinado cuando comienzan los primeros ataques de los normandos en las costas galaicas, tanto atlánticas como cantábricas.
    Con Alfonso III (866-910) los límites del reino son prácticamente los del reino galaico-suevo, desde Cantabria hasta Lisboa. Alfonso III es denominado como “Adefonso Regi Galleciarum” con motivo de la consagración de la catedral de Santiago mientras que la historiografía castellanista nos lo presenta como rey astur-leonés, mientras que para el papa de Roma lo denomina como Rex Galletiae. Su hijo Ordoño II (910-924) instala la corte en León, alejándose del poder de la iglesia compostelana. Se suceden los breves reinados de Froilán II (924-925), Sancho ordoñez (925-929), Alfonso IV (929-930), Ramiro II (930-950) y Ordoño III (950-955). Sancho I (955-967) tropieza con la conspiración del conde Fernán González y su hijo Ramiro III sufrió los ataques de los normandos y apenas reinó puesto que no se le reconoció su autoridad. En el 982 los gallegos proclamaron rey a Vermudo II en León y este reinado tuvo las incursiones de castigo del moro Al-Mansur (Almanzor), saqueando Coimbra, Astorga, León y Compostela. “Afírma-se Galiza no período que remata en Almazor. Frente ò Sur musulmán e frente ò Norde normando…Os normandos fracasaron, non pudieron enraizar nin nos esteiros de Arousa nin de Tui porque atoparon, coma os árabes, un pobo dono do seu solar histórico” 2
    Alfonso V restauró los burgos y relanzó su despegue para su conversión en ciudades, concediendo la Carta Foral a León en el año 1020. Muere el rey reconquistando la ciudad de Viseu y le sucederá su hijo Vermudo III el cual tuvo graves conflictos con el rey Sancho III de Navarra por anexionarse este tierras que van desde el Pisuerga hasta el Cea. Sancho III entró con los vascones en Lugo y tomó León, obligando al rey-emperador gallego a replegarse a la Galiza occidental. El conflicto se resolvió casando a la hermana del rey gallego con Fernando, hijo del rey navarro y concediéndoles Vermudo III el condado de Castilla. Así pues vemos que Castilla no nace precisamente como fruto de la rebelión del conde Fernán González, sino como reino amortiguador entre las dos potencias de Gallaecia y Navarra, (paradojas de la Historia).“Ego Sanctus rex, tenens culmen potestatis mee in Aragone et in Pampilonia et in Sobrarbi et Ribagorza et in Nagera et in Castella et in Alava; et comes Sancius Guillelmus in Gasconia, et Belengarius comes in Barcelona, et imperator dommus Vermudus in Gallaecia”. Año1030. Así pues SanchoIII es rey, con potestad en Aragón, en Pamplona, en Ribagorza, en Castilla y Álava. Sancho Guillermo es conde de Gasconia y Berenguer conde en Barcelona y Vermudo III es Emperador de Galiza-Gallaecia. Pues bien, Menéndez Pidal, no dice que Vermudo III sea emperador de Galicia, sino que es de León, pero esta contradicción no tiene sentido puesto que “Civitate vocatur Legione, in Gallaecia” (la ciudad llamada León, en Gallaecia), ya que León era una ciudad gallega de aquellos tiempos, sede de la corte, pero no la capital económica ni administrativa, que era Compostela.
    Vermudo III igualmente morirá en la guerra contra su cuñado Fernando I (1º rey de Castilla). A partir de aquí se unen la corona del reino galaico (o astur-leonés según la historiografía castellanista) con la corona castellana, ya que Fernando I estaba casado con Sancha, como ya hemos dicho anteriormente y aquí se da la paridad “tanto monta, monta tanto” . Sancha, como hermana de Vermudo III es la heredera del reino de Gallaecia, hija de Alfonso V y nieta del conde Mendo Gonzalvez. Fue criada en Betanzos, en Sta. María de Piadela y aquí la historiografía castellanista nos presentará a Fernando I como rey, mientras que en la realidad histórica del momento no fue así. Sancha fue de pleno derecho reina-emperatriz de la Gallaecia: “Fredernandus Legionensis rex pariter cum coniuge mea regina dna. Sancia et filiis meis vobis donno Cresconio episcopo” El carácter galaico del reino de Sancha se hizo visible en Compostela, relanzando su papel político, religioso y cultural. De esta época es la Escuela de Santiago donde se formará la élite galaica tanto política como religiosa. Cancilleres del reino como Obispos serán formados en Compostela y sus linajes son gallegos como Pelayo, obispo de León, Diego Xelmírez, obispo de Compostela y Pedro Suárez de Deza, obispo de Salamanca.
    Muerto Fernando I se reparte el reino, tocando a su hijo García la Gallaecia occidental (Galiza-Norte de Portugal) en el año 1072. Su reinado fue breve y dramático ya que su hermano Alfonso VI le hizo morir en prisión cargado de cadenas para apoderarse del reino gallego-portugués. Su túmulo reza así: “Hic requiescit dominus Garcia Rex Portugallie et Gallecie…Hic ingenio captus a frate suo in vinculis obiit” Fue para algunos nuestro último rey “independiente”, si bien la lengua de los reyes aún siguió siendo el gallego-portugués ya que Alfonso VI (1072-1109) se lamentaba así a la muerte de su hijo: “Ay meu fillo! Ay meu fillo! ¡Alegria do meu coraçon e lume dos meus ollos, solaz de mia velheze! Ay meu espello, en que me soía ver, e con que tomaba gran prazer! Ay meu herdeiro mor! Cavaleiros, u me lo leixastes? Dade-me meu fillo, Condes!” La lengua culta de los reyes, bien con corte en León o Compostela, fue el antiguo gallego-portugués y no el bable o “astur-leonés” y una reflexión sobre esto. ¿No será el bable una variante oriental del arcaico galaico-portugués más que un dialecto del latín? Me inclino por lo primero, la extensión del gallego no se limita a la actual Galiza, sino que se expande por el otrora territorio y comarca del Bierzo, perteneciente a los antiguos condes de Monforte de Lemos, así como por la Asturias occidental, además de la Sanabria “zamorana”. Con razón dijo don Álvaro Cunqueiro que el Bierzo y Sanabria eran para los gallegos lo mismo que para los alemanes son Alsacia y Lorena.3
    Alfonso VI reinó sobre ambos reinos y él se reservó el gobierno de León y castilla, mientras que la actual Galiza se la entregó a su hermana Urraca, casada con Raimundo de Borgoña y el condado de Portugal a su otra hija Teresa, casada con Enrique de Borgoña. Así pues a partir de este momento se diferencian tres pueblos, el gallego, el portugués y el castellano-leonés.
    Culturalmente hablando Galiza vive su apogeo durante los reinados de Alfonso VII (solemnemente coronado rey de Galiza en la catedral compostelana en el 1111), Fernando II , Fernando III y Alfonso X el Sabio, escribiendo este último “Cantigas” en loor a la Virgen en lengua galaico-portuguesa.
    Urraca queda viuda de Raimundo de Borgoña y su hijo Alfonso VII es proclamado rey en Compostela. Es la época gloriosa del arzobispo Diego Xelmírez, que tuvo el derecho a acuñar moneda propia, estableció grandes relaciones con los Francos y el apogeo de las peregrinaciones. “Puro guerreiro e político, atoparía a forma do reino galego”4 Su archidiócesis se extendía hasta Ávila, Lisboa, Évora, Guarda, Salamanca, Coria, Plasencia y Ciudad Rodrigo.
    La aristocracia del condado de Portucale preocupada por el poder tanto del nuevo rey-Emperador Alfonso VII (1135) así como del poder compostelano, con el apoyo papal se independiza del reino galaico-leonés en 1139 tomando por rey a Afonso Henriques.
    Durante los reinados de Fernando II (1157-1188) y de su hijo Alfonso VIII (1188-1230)5 los reyes titulados como de Galicia y León, Galiza florece culturalmente. Se construyen las catedrales de Mondoñedo, Tui, Lugo y Ourense. Ambos reyes mantuvieron su corte en León pero fueron enterrados en la catedral compostelana, en el Panteón Real (donde yacen también Raimundo de Borgoña, la reina Berenguela (esposa de Alfonso VII el Emperador), el importante conde de Traba y la reina Xoana de Castro -mujer de Pedro I).
    Se suceden Fernando III el Santo(1230-1252) y Alfonso X el Sabio (1252-1284) y el centro de gravedad político se va desplazando hacia el centro de la península a medida de que se recuperan ciudades y territorios a los musulmanes. Con ello el Norte, Galiza, León pierden su peso en detrimento de Toledo. El reino de Galiza reaparecerá por unos años más como entidad independiente después de Sancho IV (1284-1295), Fernando IV(1301-1312), Alfonso XI (1312-1350) y Pedro I (1350-1369). Pedro I favoreció a las ciudades frente al poder de la iglesia galaica y en 1366 la aristocracia de Castilla y los obispos gallegos se sublevan contra el rey. En Castilla propugnaban por Enrique de Trastámara y Pedro I no contaba con muchos adeptos en Galiza. Los nobles gallegos llamaron al rey Fernando I de Portugal para ocupar el trono del reino de Galiza, apoyado por insignes nobles gallegos como Fernando de Castro, Xoán Fernández de Andeiro (el conde de Andeiro, que hizo de embajador en Inglaterra para lograr apoyos a este proyecto de nación) y el todopoderoso conde Nuno Freire de Andrade.
    Fernando I de Portugal tuvo gran recibimiento en A Coruña, Tui y corte en Lugo. En 1369 la casa de Trastámara hostigó al rey Fernando y este regresó a Portugal si bien A Coruña y Tui permanecieron bajo su jurisdicción hasta 1372-73.
    La nobleza galaica no se dio por vencida y en 1386 desembarcó en A Coruña Xoán de Gante, duque de Lancaster (hijo del rey de Inglaterra y yerno de Pedro I) que fue coronado rey en Compostela. De nuevo las tropas de los Trastámaras vencieron y redujeron a la nobleza autóctona, a su vez que introdujeron aristocracia alóctona.
    Por último, los nobles gallegos (Pero Älvarez Osorio, Henriquez de Castro, Sueiro Gómez de Soutomaior, Pardo de Cela y los Condes de Lemos) tomaron partido por Juana la Beltraneja en su disputa con Isabel la Católica, siendo estos represaliados por su equivocada opción dinástica. En 1483, en tierras de Mondoñedo fue ejecutado cortándole la cabeza a Pedro Pardo de Cela, último intento del reino de Galiza por conservar su realidad soberana.
    A este noble se le han dedicado muchas alabanzas por parte de intelectuales y poetas del Rexurdimento gallego, como símbolo de la auténtica “edad tenebrosa” que nació y surgió a partir de su decapitación, con la consiguiente Doma y Castración del Reino de Galiza tal como se le ha denominado.

    IDENTIDADE DE TERRA E POVO
    Como colofón a este breve repaso por la historia medieval de un reino, dejar simplemente constancia del espíritu céltico-nórdico de la identidad gallega a través del Rexurdimento con poetas como Eduardo Pondal, o con historiadores como Murguía; el paisaje y el alma con Rosalía de Castro, el pueblo campesino con Valentín Lamas Carvajal o la política con Alfredo Brañas y Antolín Faraldo.
    La revolución conservadora gallega nació al calor de las lareiras de los pazos y casas de labranza y a sus reflexiones en los bosques de robles, entre ríos, en los cruceiros, en los castros y dólmenes con Otero Pedrayo, Vicente Risco, Ramón Cabanillas, Florentino López Cuevillas, Antón Losada Dieguez, Álvaro Cunqueiro, López Abente, entre muchos. La identidad y la recuperación de la memoria así como de la soberanía fueron objetivos de muchos gallegos a lo largo del siglo XIX y del XX. Su visión identitaria galeguista y europeísta siempre ha estado presente en sus obras. Este también es un gran legado para vivirlo y del cual nunca olvidarnos: “Disfrutou Galiza desde o amencer dos tempos históricos dunha conciéncia orixinal. Esa conciencia pervive aínda hoxe. Ela inspirou os períodos vitais da Galiza. Os períodos calados, mortos, significan un recollemento, un silèncio da conciencia galega. O feito de que segui-se exisitindo à espera de mellores tempos non dubidaremos en explicá-lo pola feliz e total adaptación da raza à terra”


    FEDERICO TRASPEDRA (Janeiro 2004)

    1.-“España en la Alta Edad Media” Roger Collins. Ed. Crítica. Barcelona. 1986
    2.-R. Otero Pedrayo. “Ensaio histórico sobre a Cultura galega” Ed.Galaxia, Vigo1982, Pág.119
    3.-Hacer referencia del gallego hablado en Extremadura, reducido a unos tres-cuatro pueblos, que descendientes de colonos gallegos de la época de a Reconquista todavía conservan lo que ellos llaman y denominan la “Fala”
    4.-Op.cit. Otero Pedrayo, Pág.127
    5.-“No podemos dejar de comentar que este Alfonso VIII fue arbitrariamente y malintencionadamente llamado Alfonso IX por la historiografía española, pues en su tiempo había otro Alfonso en Castilla” = Reino de Galiza, Anselmo López Carreira. Ed. A Nosa Terra, Vigo 1998, pág.42


    http://www.identidadegalega.net/modu...article&sid=32
    Última edición por Breogan; 26/02/2006 a las 10:28




  2. #2
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Un poco tardíamente respondo a este texto panfletario. La verdad es que no lo había descubierto hasta ahora.
    Típico articulillo en clave progresista-nacionalista que exagera detalles ridículos y oculta verdades de caballo.
    Donde se les ve el plumero: que, en el fondo les encantan los "imperios", los "reinos", las "monarquías", la "pureza de sangre"... pero de los suyos, de la tribu, no de los del malvado "invasor".
    La clave es, como siempre en estos casos, la del enemigo conspirador (oculto y difuso) que chafaba siempre las pretensiones -logiquísimas- de los nacionalistas.
    Lo único que falla en estos cuentos es lo evidente: que en aquellas épocas no había nacionalistas, sino sólo cristianos, por eso no les cuadra nada y tienen que reinventar la historia a partir de cero.
    En aquel entonces, la gente ignorante al menos era decente, y se dedicaban a oficios manuales y dignos; no a confundir y escribir bobadas como los modernos.

    Las corrientes historiográficas de signo marcadamente “castellanista”, fenecen por si solas cuando el investigador o aficionado a la Historia consulta las fuentes de la época, fuentes tanto cristianas peninsulares como europeas así como las árabes.

    Si interpretamos la historia medieval de España en base a los textos de Menéndez Pidal, pues bien, a grandes rasgos nos quedaremos con la idea de que - la búsqueda de espacio vital o expansión natural de los reinos cristianos peninsulares- gracias exclusivamente a Castilla, se ha confeccionado la idea la Reconquista y de España, retomada de la época de los reyes visigodos. Y esta aseveración-interpretación “castellanista” es completamente errónea, que es la que hemos estudiado en el colegio durante la “transición” del régimen de Franco al actual.
    Da la casualidad que Menéndez Pidal era gallego, no castellano, pues nació en La Coruña en 1872.
    Signos de los tiempos. Cualquier articulista del tres al cuarto sabiendo más que la tradición ininterumpida de todos los historiadores españoles de siglos y siglos.
    Si no supiéramos que la ignorancia es osada.


    GALLAECIA COMO PROVINCIA ROMANA Y REINO SUEVO
    Los ejércitos romanos en su última fase de dominación de Hispania, acometen durante 50 años la conquista del noroeste peninsular, habitados por diversas tribus célticas; vacceos, gallici, astures, cantabros, vettones, etc. Y a ese nuevo y extenso territorio que se incorpora como provincia al Imperio lo denominan GALLAECIA. Y esta Gallaecia romana incluía lo que hoy es la actual Galicia, Asturias, Norte de Portugal, Cantabria, las amplias Tierras de Campos (denominadas antiguamente como Campos Góticos, “Campus Gallaeciae”, según el clérigo e historiador de época sueva Hidacio) y llegaría hasta Numancia (Soria) y Coca (Segovia).
    Para algunos este extenso territorio, Gallaecia, no era una unidad étnica, -cosa que se puede poner en duda-, puesto que la cultura de los Castros (Castrexa) no solo es propia de Galicia, oeste asturiano y norte de Portugal, sino que también encontramos castros (lo que los historiadores denominan cultura celtibérica de las Cogotas) en Ávila, Zamora, Salamanca, y el tótem céltico de todas estas tribus, el Jabalí -Verrrôes, Verracos- así como símbolos (triskeles, rosaceas, esvásticas…) son más que frecuentes en todo el noroeste peninsular. Ahora no nos extenderemos más sobre si era o no una unidad étnica el noroeste peninsular a la llegada de los romanos,
    O sea ¿insinúa acaso que había gallegos ya entonces y que llegaban hasta Soria?
    Pero no sabemos acaso (y nos lo dice Sanchez Albornoz) que Galicia era una de las zonas más romanizadas de la Península?

    lo cierto es que ellos dieron a la Gallaecia una función política y administrativa como provincia del Imperium.

    ¡ojo! de “función política o administrativa” a los gallegos, nada de nada.
    Sólo al pretor o magistrado romano que estaba al frente de la Provincia.

    Alanos, Vándalos, Suevos entran en la península celtibérica y se reparten dominios. En nuestro caso particular del cual estamos tratando, los suevos (en una estimación de unos 30-40.000 hombres y mujeres) ocupan esa extensa provincia romana de la Gallaecia que les fue asignada por el emperador Honorio en el año 411como un “foedus” y toman como capital a Brácara Augusta, Braga (Norte de Portugal).

    Los suevos ¿sólo “ocupan”? ¿y por qué, mejor, no decir que invaden y destrozan aquel territorio?
    ¿Qué escribió el obispo gallego Idacio sobre las invasiones bárbaras y sus tropelías?
    Pero como el articulete éste va de las maravillas suevas, calla las tropelías suevas como inexistentes, claro.

    GALLICIENSE REGNUM es su denominación según las crónicas de la época y el blasón del reino será ese animal de transfiguración -mitad águila, mitad león- el Grifo.

    ¿Cómo se sabe lo de ese blasón? ¿se conserva alguna bandera o inscripción?
    ¿Consta en algún documento histórico?
    Suena más bien a una recreación moderno-festiva de algún mito del ciclo artúrico al estilo del Señor de los anillos” o de “Excalibur”

    Insisto, pues esto es crucial, el reino suevo-galaico es el primero y que tendrá una serie de reyes –que acuñarán moneda, organizarán el territorio en parroquias, levantarán castillos y monasterios, será el germen de una aristocracia rural –Fidalguia- etc.- que a lo largo de unos 175 años permanecerán independientes y buscando alianzas con Bizancio frente al poder visigodo, que solamente dominó toda la península de Hispania por tan solo 80 años.
    ¡Qué pena que de toda esa grandeza no quede ni rastro en los reinados gallegos de siglos posteriores que ni mencionan ni se acuerdan para nada absolutamente las maravillas suevas del siglo VI!

    Y, por cierto, visigodo no fue sólo un “poder” sino un Reino, y tan legítimo (o tan cruel) como el suevo, y que duró casi tres siglos en la Península.

    Cerca de Astorga, en 456, se perpetró la batalla del río Órbigo, entre tropas galaico-suevas y tropas romano-visigodas,

    Se ve clara la intención del articulista: en Galicia, lo auténtico son los gallegos y los suevos, ¡¡los romanos (imperialistas…) les eran ajenos…

    estás últimas en apoyo a la traición de la aristocracia romana de Gallaecia, la cual había perdido privilegios.
    Ah, o sea, nos enteramos que quedaban romanos en Galicia, a pesar de los suevos y los gallegos… pero no eran puros: eran “traidores a la causa", claro, como los de “víctimas del terrorismo” de hoy en día o así…

    La Gallaecia galaico-sueva mantuvo una entidad política después de hacerse los visigodos con este reino.

    Falso. Una cosa es ser provincia y otra muy distinta tener entidad política, sobre todo, como aquí se deja entrever, en el sentido de protagonismo del pueblo galaico-suevo.
    Todo lo más, tendría protagonismo un duque al frente de aquella provincia (aun denominada “Reino”).
    Y no tiene sentido, en absoluto, seguir llamando a Gallaecia “sueva” cuando ya había pasado a ser visigoda.

    Al realizarse un Concilio en Toledo en el 585, se invita a todos los obispos de “totius Hispaniae, Gallie et Gallecie” .Aquí inequívocamente Gallaecia es distinguida de otras entidades políticas como Hispania y Galia.
    El pobre articulista ignora que los títulos de los territorios en los infinitos documentos medievales no sirven más que para dar prestigio a los territorios que mencionan, no tienen ningún sentido de atribución de soberanía. Y por cierto, los hay para elegir entre todos los gustos y disparates.

    GALLAECIA COMO REINO CRISTIANO DURANTE LA RECONQUISTA
    Después de la invasión islámica en el 711, los árabes dominan casi toda la península a excepción de toda la franja norte que va desde el Atlántico, Cantábrico hasta los Pirineos occidentales, así pues las tierras gallegas, asturianas, cántabras, navarro-vascas, permanecen libres del dominio musulmán,
    Toda esta gente siempre con la obsesión enfermiza de que su sangre es pura y no lleva mezcla de moros.
    Como si en Galicia no se hubiera hablado de “mouros” y no los hubiera habido.
    Al menos consta históricamente que los hubo hasta la mitad del siglo VIII.

    El linaje del primer rey, Don Pelayo (718-737), es de sangre visigoda-astur (de la Gallaecia asturicense), casado con la hija del dux de Cantabria, su linaje - Fávila (737-739)-será de sangre astur- cantabra.
    La famosa pureza de la sangre… tema obsesivo para todo progre periférico actual.

    La base del reino como entidad política y administrativa será en base a lo que ya existía en aquellas tierras del noroeste que nunca fueron dominadas al completo por los islamitas
    Repito que no tenía entidad política sino solo administrativa. La entidad política en aquella remota época la tenían sólo los reyes y los nobles, de León de Asturias o de Galicia, indistintamente.
    Y esas tierras fueron dominadas por los “islamitas” durante casi medio siglo


    y que nunca dejó de funcionar del período “suevo-galaico”, y no exclusivamente “visigodo” como comúnmente se nos ha hecho creer:

    Durante la dominación visigoda en Galicia, el poder fue exclusivamente visigodo, dirigido desde Toledo.
    No queda rastro de los suevos ni de su influencia en ningún documento posterior y todas las apelaciones legitimistas de los reyes astures se hacen a la dinastía visigoda, jamás a la sueva, que ya estaba muerta y enterrada 200 años atrás.

    1º¿Cómo es posible pensar que la estructura organizativa de una nueva monarquía, un nuevo estado, se le pretende ligar a la monarquía que se desvanece en Toledo y que resurge en Oviedo, cuando por otra parte, los componentes étnico,político,religioso del Galliciense Regnum todavía pervivían en esa Gallaecia asturicense, lucense y bracarense?
    A semejante simpleza se responde muy sencillamente: si en Gallaecia no hubo invasión musulmana y había tal conciencia “étnico,político,religioso del Galliciense Regnum” ¿por qué los reyes asturianos (o gallegos) residían peligrosamente en los peñascos de Oviedo y no fueron a la parte más tranquila y cómoda de la “Gallaecia sueva” o sea a Compostela, o cerca ?

    Gallaecia asturicense
    Muy agudo, si señor.
    ¿Y por qué no la "Asturias gallicense" o el "Legio galliciense"?También quedan guay.


    2º¿Acaso no es de nuevo la primera gran expansión de este nuevo reino “astur-leonés” (por llamarlo de alguna manera) hacia esos antiguos conventos administrativos, mientras que los reinos de Navarra, Aragón-Cataluña todavía se hallaban confinados en los Pirineos?

    Otra sandez. ¿Y por qué no empezó la reconquista en el “Galliciense Regnum” si todo era tan favorable gracias al componente “étnico,político,religioso" que allí se daba, muchísimo mejor que en los montes y peñascos salvajes de Asturias?
    ¿Por qué no salió Don Pelayo contra los moros desde Compostela o Braga etc, si según el articulista no había por la Galicia profunda moros y además había una conciencia “étnico,político,religiosa" fenomenal?
    Todo ridículo.


    Los reyes de la Gallaecia sabían que necesitaban en su tierra una Autoridad espiritual independiente de Toledo para complementar su Poder temporal y así afianzarse, de ahí que surja Santiago de Compostela.

    Ahora vuelven a aparecer los "reyes de la Gallaecia" (ya lo "justificó" el individuo), por arte de magia.
    Paradójicamente esos nuevos reyes descendían de los visigodos, pueblo enemigo de los suevos.
    Y yo pregunto: ¿si tanta conciencia sueva quedaba en Galicia por qué aceptaron a aquellos visigodos desterrados y no pusieron a algún descendiente de los suevos que por allí anduviera?
    Pues una de dos: o eran tontos o es que no quedaban suevos donde elegir.

    Por lo demás, repito que en la Edad Media los títulos de los reyes incluyen los nombres de territorios sólo para prestigiarles.
    Aparece en documentos, sí, el título Gallaecia, pero la realidad sabida desde siempre (y que da vergüenza tener que repetir ) es que eran Reyes de Asturias y de León. Porque fue en Oviedo y luego en León donde estuvo la Corte.
    También hubo un Reino de Córdoba, otro de Toledo y otro de Jaén en los siglos XIII al XV ¿y?
    ¿Vamos acaso a decir que hubo un rey de los Cordobeses y un rey de los Toledanos?
    ¿Acaso han tenido por eso entidad política propia y distinta Córdoba, Jaén ,Sevilla o Toledo?


    La capital altomedieval de los reyes de la Gallaecia fue cambiante. Oviedo, Santiago de Compostela, León. Sus restos descansan en la catedral de Oviedo, en la de Santiago, en San Isidoro, etc.
    No hubo otra Corte altomedieval de los reyes de Asturias y de León que la ciudad de Oviedo y luego la de León.

    Otro día continuaré con el resto del panfleto.
    Última edición por Gothico; 29/12/2007 a las 22:12
    DOBLE AGUILA y Pious dieron el Víctor.

  3. #3
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Prosigamos: En el año 813 Alfonso II (791-842) consolida esta joven monarquía y es el año del descubrimiento del sepulcro del Apóstol Santiago.
    Prosigamos también nosotros.
    ¿Cómo que “joven” monarquía? ¿Pero no nos decía que la monarquía “gallega” derivaba de los suevos de cuatro siglos antes? ¿En qué quedamos?

    Con Alfonso III (866-910) los límites del reino son prácticamente los del reino galaico-suevo, desde Cantabria hasta Lisboa.
    O sea, reconoce que el reino galaico-suevo había desaparecido ya por entonces, o que por lo menos esta era otra monarquía.
    Y no nos hemos enterado de cómo fue ¿la desaparición? del reino galaico-suevo, del cual el articulista nos decía que sus “componentes étnico,político,religiosos” todavía pervivían en tiempos de Don Pelayo.
    Por cierto, entre Galicia y “Cantabria” (“Cantabria” que ya no es sino una entelequia en tiempos de Alfonso III) esta Asturias. Y Asturias nunca fue Galicia.

    Alfonso III es denominado como “Adefonso Regi Galleciarum” con motivo de la consagración de la catedral de Santiago mientras que la historiografía castellanista nos lo presenta como rey astur-leonés, mientras que para el papa de Roma lo denomina como Rex Galletiae.
    Repito que los títulos medievales solo designan territorios para prestigiar la grandeza de los monarcas y los títulos que se les otorgan dependen de la inventiva, el humor o el interés que a las cancillerías regias se les ocurrían para la ocasión.
    En ningún caso representan estos títulos una elección de los gallegos (ni de nadie) sino, a la inversa, un derecho sobre ellos del monarca en cuestión.
    Es patético ver a un progre defender la “tiranía” de un rey sobre sus paisanos, en vez de predicar, mejor, que su Galicia (imaginada) nunca estuvo sometida a un rey.
    Esta pobre gentecilla, sólo por incordiar y atacar la idea de España, pasan a alabar a reyes que, de otro modos y en otras circunstancias no dudarían en tachar de genocidas, explotadores, tiranos, opresores etc.

    En el 982 los gallegos proclamaron rey a Vermudo II en León
    Sí, y además lo eligieron por sufragio universal, directo y secreto, llegaron hasta León en autobuses fletados por el partido del propio rey…

    y este reinado tuvo las incursiones de castigo del moro Al-Mansur (Almanzor), saqueando Coimbra, Astorga, León y Compostela.
    ¡¡Por fin llegaron los moros a “Suevia”!!
    Lástima para una vez que proclaman rey los gallegos, elijan a uno tan pobriño y tan poca cosa que no sirva para defenderlos del moro.

    Os normandos fracasaron, non pudieron enraizar nin nos esteiros de Arousa nin de Tui porque atoparon, coma os árabes, un pobo dono do seu solar histórico” 2
    ¿En qué batalla derrotaron los gallegos a los árabes de Almanzor? ¿Por qué no nos lo dice?
    ¿”Un pueblo dueño de su suelo histórico”?
    Esa es la idea de soberanía popular, que no puede reprimir el pobre hombre. No lo puede evitar. Pero en el siglo X aun faltaba mucho para que se inventara, en el XIX.
    Esta visto que la “proclamación por los gallegos” en León del Vermudo II ese (por otra parte un rey de los más ínfimos de su época) casi hace desmayar al articulista a causa de la emoción.
    Además ¿cómo que dueño de su solar histórico “el pueblo” gallego, cuyo territorio no tuvo leyes particulares, distintivas y propias en toda su historia?

    Sancho III entró con los vascones en Lugo y tomó León, obligando al rey-emperador gallego a replegarse a la Galiza occidental.
    Emperador sí fue Sancho el Mayor de Navarra, pero el pobre Vermudo III de León, de "emperador" tuvo bien poquito.
    Pero el articulista, dale que dale con los “emperadores gallegos”, que, por cierto, en vez de conquistar y avasallar sólo sabían, por lo visto, replegarse y ser derrotados.
    Está visto que a los pobriños gallegos les salía mal el tema de los "emperadores". Con cada uno que “proclaman” les daban pal pelo.
    Y eso de la Galiza “occidental” serán las Rías Bajas ¿quizá?

    Así pues vemos que Castilla no nace precisamente como fruto de la rebelión del conde Fernán González, sino como reino amortiguador entre las dos potencias de Gallaecia y Navarra,
    A la pobre “Gallaecia” (¡más bien León!¿no?) a la que sólo describe como recibiendo palos, la llama “potencia” ¡¡y a Castilla que no hacía más que crecer y consolidarse, desde el siglo IX, la retrata como apareciendo en el siglo XI, y como de rebote!! (el incidente de la muerte del infante rey García, no restaba nada a la potencia castellana de principios del XI)

    (paradojas de la Historia)
    Que a los semianalfabetos, en estos lamentables tiempos, les dé por creerse que escriben Historia sí que es paradoja, y de la gorda.

    .“Ego Sanctus rex, tenens culmen potestatis mee in Aragone et in Pampilonia et in Sobrarbi et Ribagorza et in Nagera et in Castella et in Alava; et comes Sancius Guillelmus in Gasconia, et Belengarius comes in Barcelona, et imperator dommus Vermudus in Gallaecia”. Año1030. Así pues SanchoIII es rey, con potestad en Aragón, en Pamplona, en Ribagorza, en Castilla y Álava. Sancho Guillermo es conde de Gasconia y Berenguer conde en Barcelona y Vermudo III es Emperador de Galiza-Gallaecia. Pues bien, Menéndez Pidal, no dice que Vermudo III sea emperador de Galicia, sino que es de León, pero esta contradicción no tiene sentido puesto que “Civitate vocatur Legione, in Gallaecia” (la ciudad llamada León, en Gallaecia)
    ¡¡El monicaco éste, atreviéndose a criticar a Menéndez Pidal, nada menos que el mayor sabio español de los últimos siglos…!!
    Repito por enésima vez que documentos medievales de ese tipo hay cientos con denominaciones para todos los gustos.
    El articulista coge uno que debe circular por ahí para el caso, pero callando otros cientos de ellos, distintos o contrarios.

    ya que León era una ciudad gallega de aquellos tiempos
    Queda una presencia gallega en León imborrable: desde que fueron allí “los gallegos” a “proclamar rey” a Vermudo II. Comen pulpo a feira, lacón con grelos y empanada, y beben queimada. Una jornada memorable, pues, para los leoneses.


    aquí la historiografía castellanista nos presentará a Fernando I como rey, mientras que en la realidad histórica del momento no fue así. Sancha fue de pleno derecho reina-emperatriz de la Gallaecia:
    Y dale con los imperios y emperadores ¿pero se puede saber de qué chistera se saca este tío ese título, y en base a qué méritos?
    Un territorio que no tuvo nunca guerras externas, que no participaba en la Reconquista, que siempre estuvo al margen de las movidas peninsulares, ¿¿y nos lo pinta como el no-va-más de poderío, de señorío y de influencia…??

    Y por cierto, ¿qué pasaba a todo esto con la herencia “sueva”? Mucho imperio, mucha gaita, mucha bobada y no se nos aporta ningún documento medieval en que esos emperadores gallegos se denominen Rex suevorum o alguna cosa parecida. ¡¡Con lo facilito que sería para aclarar de una vez definitivamente el tinglado!!

    Muerto Fernando I se reparte el reino, tocando a su hijo García la Gallaecia occidental (Galiza-Norte de Portugal) en el año 1072.
    ¡¡Vaya, parece que no es Galicia tan imperio, imperio…!! A la hora de la verdad el Rey Fernando I da la “imperial Gallaecia” ¡¡a García, su relegado tercer hijo!! dejando a su primogénito Sancho, Castilla y a su segundo hijo Alfonso (VI) León.
    Luego ahí se ve clara la jerarquía de los reinos. Y cabe preguntarse: si tan imperial y tan noble era Galicia ¿por que no se la dejó al primogénito?
    Se ve claramente la falacia de los argumentos utilizados por el autor.

    Fue para algunos nuestro último rey “independiente”
    Claro. Por eso lo cargaron de cadenas. Porque todos los reyes y “emperadores” gallegos que, según éste, iban de independientes eran unos mantas. Está comprobado que tenían el gafe.
    Por otra parte, es mucho pedir a este individuo que tenga alguna idea de que las monarquías medievales hispánicas solían tener carácter patrimonial revirtiendo, a la muerte del detentador, la titularidad de los reinos.

    La lengua culta de los reyes, bien con corte en León o Compostela, fue el antiguo gallego-portugués y no el bable o “astur-leonés”
    La lengua culta en aquellos remotos tiempos del siglo XI era, en todos los sitios, el latín.

    la extensión del gallego no se limita a la actual Galiza, sino que se expande por el otrora territorio y comarca del Bierzo, perteneciente a los antiguos condes de Monforte de Lemos, así como por la Asturias occidental, además de la Sanabria “zamorana”.
    Con razón dijo don Álvaro Cunqueiro que el Bierzo y Sanabria eran para los gallegos lo mismo que para los alemanes son Alsacia y Lorena.3
    Si ese Cunqueiro y tú queréis más territorio, poned macetas en las mejilloneras. O pedid que declaren territorio gallego a Buenos Aires.


    Alfonso VI reinó sobre ambos reinos y él se reservó el gobierno de León y castilla, mientras que la actual Galiza se la entregó a su hermana Urraca,
    Mentira: Doña Urraca no fue hermana de Alfonso VI, sino hija.

    Y por cierto, ahí se ve la falacia de la supuesta grandeza gallega ¿así que Alfonso VI, Rey por derecho propio se quedaba las peores partes del reino… y a su hija deja en feudo la mejor, que según el articulista sería Galicia?? ¡¡Menudo feudalismo en que un monarca se queda con la parte peor!!
    Y es que es tan simple el articulista que queriendo resaltar puntitos concretos de relevancia, hunde su propio tinglado con las contradicciones que se deducen por sentido común. Un tío inteligente se hubiera callado este episodio.

    Así pues a partir de este momento se diferencian tres pueblos, el gallego, el portugués y el castellano-leonés.
    ¿Nada que decir de la aparición, desde la nada, del “pueblo” portugués, así como por arte de magia?
    ¿No les gustaba a los hermanos portugueses el “imperio gallego”?

    Por cierto: ¿y qué decir de los antiguos suevos a esas alturas de la película? ¿Apeló acaso el portugués Alfonso Enriquez o los portugueses a la herencia sueva de la zona para justificar su independencia?
    Fue una ocasión de oro para haberlo hecho. Pero ningún documento medieval de la zona ni gallego ni portugués en absoluto menciona para nada el carácter suevo de la zona, ni lo reivindica.
    Habrá que esperar casi 1.000 años para que veinte gallegoides descerebrados y analfabetos se inventen y se crean la payasada de las supuestas influencias y herencias suevas.


    Culturalmente hablando Galiza vive su apogeo durante los reinados de Alfonso VII (solemnemente coronado rey de Galiza en la catedral compostelana en el 1111),
    ¿Apogeo de lo suevo, quizás?
    Por cierto, en 1126, Alfonso VII fue coronado aun más solemnemente en León por Diego Gelmírez. Si tan importante y en pleno apogeo estaba Galicia ¿para qué se repitió la ceremonia en León?
    Y lo más importante, que este Alfonso VII fue realmente y propiamente "El Emperador" de toda la Hispania de entonces. Si hubo algún en toda la Historia de España fue éste. Así lo recogen, como Emperador las Crónicas de entonces, pues como tal Emperador fue coronado en León en 1135.
    Lógicamente el articulista no lo dice; o por la tendenciosidad de lo que escribe o, más seguramente, porque ni lo sabe.
    Pero eso sí, venga mencionarnos otros emperadorcitos de pacotilla.


    y Alfonso X el Sabio, escribiendo este último “Cantigas” en loor a la Virgen en lengua galaico-portuguesa.
    Pues ni te digo las obras en castellano procedentes de la Corte de este monarca. Así como para llenar una gran habitación hasta los topes.
    Y eso que era el apogeo de la cultura gallega, que si no lo llega a ser.

    Por cierto, en su ignorancia, ni nos menciona la hilación entre los suevos y Suabia, la Casa de dónde procedía la reina Beatriz madre de Alfonso X el Sabio, y que facultaba a éste para aspirar al Imperio alemán.
    Mejor me callo para no dar ideas a tanto tarugo que anda suelto .

    El reino de Galiza reaparecerá por unos años más como entidad independiente después de Sancho IV (1284-1295), Fernando IV(1301-1312), Alfonso XI (1312-1350) y Pedro I (1350-1369).
    ¿¿¿???
    ¿Tuvo algún rey particular en esa época que no sepamos? ¿O algunos fueros o leyes peculiares distintas de León, acaso?

    En 1483, en tierras de Mondoñedo fue ejecutado cortándole la cabeza a Pedro Pardo de Cela, último intento del reino de Galiza por conservar su realidad soberana.
    Así que por el hecho de cortar la cabeza a un gangster, “señor de horca y cuchillo”, terror de los campesinos gallegos, se acabó la “soberanía” gallega.
    Desde luego, en manos de monstruos, como el Pardo de Cela ese, acababan parando siempre las “soberanías” populares.

    Por cierto, de toda la sarta de gobernantes del territorio gallego, ¿quienes fueron elegidos por el pueblo gallego “soberano”? ¿Por qué no se nos dice?
    Pero ¿cuándo la mera noción de un territorio como Reino equivalió a la soberanía de sus habitantes?


    A este noble se le han dedicado muchas alabanzas por parte de intelectuales y poetas del Rexurdimento gallego, como símbolo de la auténtica “edad tenebrosa” que nació y surgió a partir de su decapitación,
    La auténtica “edad tenebrosa” gallega, muchos diríamos que se padece más bien desde la época de los siniestros intelectuales de ese "Rexurdimento gallego”

    con la consiguiente Doma y Castración del Reino de Galiza tal como se le ha denominado.
    Tras el “Rexurdimento gallego” ese, efectivamente, se produce la “Doma y Castración”, pero más bien del coco de mucho cretino, como a la vista está.


    dejar simplemente constancia del espíritu céltico-nórdico de la identidad gallega
    ¿Por qué gallego equivale a celta? ¿Tocaban, acaso, los celtas la gaita y comían empanada? ¿Eso como se sabe?
    ¿No nos decía el articulista, al principio, que los celtas llegaban hasta Avila? ¿O es que Avila es gallega?¿En qué quedamos?
    ¿Por qué a un gallego se le debe suponer más “nórdico” que a un leonés o a un asturiano?

    La identidad y la recuperación de la memoria así como de la soberanía fueron objetivos de muchos gallegos a lo largo del siglo XIX y del XX.
    Y la permanencia e identificación con el trasfondo de España y lo español fue objetivo de infinitos gallegos más, y durante muchísimos más siglos.

    “Disfrutou Galiza desde o amencer dos tempos históricos dunha conciéncia orixinal. Esa conciencia pervive aínda hoxe.
    Conciencia histórica que no has demostrado, ni por asomo, que coincidiese con la tuya, majete
    Última edición por Gothico; 05/01/2008 a las 15:44
    Pious dio el Víctor.

  4. #4
    Avatar de Ogmios
    Ogmios está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    18 sep, 08
    Ubicación
    A Coruña
    Mensajes
    33
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Conocía este texto sobre la memoria olvidada del reino de Galicia... En general me parece bueno, porque he leído cosas de "progres" y "bloqueiros" y eso sí que es autentica tergiversación.
    Creo que las objeciones del señor Góthico son carentes de todo fundamento. Le podrá gustar más o menos, pero creo que el autor del artículo no es ni nacionalista, ni progresista. Se equivoca de cabo a rabo desde el principio hasta el final, donde hace escarnio de un gran escritor, Otero Pedrayo. De hecho al autor de este artículo si se inscribiese sería dentro de un escritor influenciado por el grupo NÓS, una especie de "revolución conservadora".
    ¿Nacionalista? puede, pero "progre" nunca.

    La reivindicación del reino de Galicia parece que es pecado para el sr. Góthico, la herencia céltica, romana, sueva son innegables y solo la necedad lo obviarían. A mi no me molesta la reivindicación de Castilla, ni de la Corona de Aragón, pero sinedo justo y dándole al Cesar lo que es del Cesar, le diré al sr. Ghótico que reyes de León y Castilla habalban gallego, como por ejemplo Alfonso X el Sabio, además de los enterrados en Compostela y según hay constancia en documentos.
    Intentar presentar una visión del reino de Gallaecia, no circunscrita a la actual comunidad autónoma, es normal puesto que nos habla de una epoca histórica concreta y no elucubra sobre el imperio gallego como dice Góthico ...acaso Cataluña acaba en el Pirineo? Que yo sepa el Rosillón es Cataluña, en Francia desde aquel tratado de Paz con Francia.
    Las alusiones al pulpo, a la gaita, hacen ver que su ignorancia es profunda y que la empanada mental es la preferida del sr. Góthico

  5. #5
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Cuando repliques algo serio a algo concreto ya veré si te contesto .

    Por lo demás, encantado de que te haya jodido a tí y a otros como tú. Eso es lo que pretendo.
    Última edición por Gothico; 09/10/2008 a las 18:13

  6. #6
    Avatar de Nova_Hespaña
    Nova_Hespaña está desconectado ESTO VIR
    Fecha de ingreso
    29 nov, 06
    Ubicación
    Provincia de Mondoñedo
    Mensajes
    593
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Cita Iniciado por Ogmios Ver mensaje
    La reivindicación del reino de Galicia parece que es pecado para el sr. Góthico, la herencia céltica, romana, sueva
    ¿Por que paras aí? Sigue a lista, ho.
    " el pueblo español fue y es antidemocrático, y para no serlo fue capaz de librar la gran guerra de la Independencia, las tres carlistas y la última guerra de Liberación. Esta fue y es la realidad histórica, quieran los demócratas o no; lo confiesen o no."
    Anti-España 1959 Mauricio Carlavilla


    " volad a las Armas, incorporaos con los defensores de la más justa y Sagrada Causa; podréis así salvar vuestra vida, a vuestra familia de la mendicidad, y hacer ver a la Nación entera que sois Cristianos Católicos, y que los Gallegos de la generación presente son, como los de las pasadas, leales a su legítimo Monarca "
    Proclama carlista do capitán de partida Modesto Varela (1838)

  7. #7
    Avatar de El Jabato
    El Jabato está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    05 ene, 06
    Mensajes
    97
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Cita Iniciado por Breogan Ver mensaje
    Al realizarse un Concilio en Toledo en el 585, se invita a todos los obispos de “totius Hispaniae, Gallie et Gallecie” .Aquí inequívocamente Gallaecia es distinguida de otras entidades políticas como Hispania y Galia.
    Eso suena a invención descarada, directamente.

  8. #8
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Señores, por Díos y por favor... a mi me gustaria recomendar la lectura y participación en este foro a mis sobriños... pero con esta linguaje es imposible... Comportemonos como los caballeros que somos todos. Haremos mucho mejor servicio à la Tradición y Hispanismo que nos une.

    Pax Christi
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

  9. #9
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Los problemas personales por mensaje privado. Esto no es una taberna.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  10. #10
    Avatar de Ogmios
    Ogmios está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    18 sep, 08
    Ubicación
    A Coruña
    Mensajes
    33
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Respecto a la cita "totius Hispaniae, Gallia et Gallaecia" , está con nota referida al siguiente libro
    “España en la Alta Edad Media” Roger Collins. Ed. Crítica. Barcelona. 1986
    ¿será invención? no habría que ponerlo en duda, así lo he visto en otra web donde tiene notas al pie de los libros.
    Y disculpas a quien haya ofendido, no pienso entrar nunca más al trapo de alusiones de dicho "forero".

  11. #11
    Chanza está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 abr, 06
    Mensajes
    1,183
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Cita Iniciado por Ogmios Ver mensaje
    Conocía este texto sobre la memoria olvidada del reino de Galicia... En general me parece bueno, porque he leído cosas de "progres" y "bloqueiros" y eso sí que es autentica tergiversación.
    Creo que las objeciones del señor Góthico son carentes de todo fundamento.
    A veces me sorprende descubrirme de acuerdo con Gothico. Cierto que su argumentación mezcla argumentos de peso con otros perfectamente prescindibles. Pero el artículo que abre este hilo es delirante. Como delirantes son todos los nacionalismos; más aún aquellos que suponen una invención (no en el sentido de descubrimiento, sino en el de engaño) completa.

    En este foro se ha advertido muchas veces contra la confusión entre lenguas, pueblos, etnias, identidades, regiones y naciones. La "memoria olvidada" a la que arriba se alude tiene, a pesar de sus apariencias de escenario de Bayreuth, más que ver con la "memoria histórica" de Rodríguez Zapatero que con la historia de Galicia (antigua provincia occidental del reino de Asturias, como se sabe ).

  12. #12
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Cita Iniciado por Chanza Ver mensaje
    A veces me sorprende descubrirme de acuerdo con Gothico. Cierto que su argumentación mezcla argumentos de peso con otros perfectamente prescindibles. Pero el artículo que abre este hilo es delirante.
    Pues mire, Chanza, me fue un aburrimiento responder al articulito en cuestión con los argumentos "de peso". El problema es que si no los das te toman a chirigota.
    Lo que más me gusta son precisamente los otros argumentos burlescos que dí.
    Con permiso de Ogmios, un día de estos volveré a la carga, para descojonarme otro rato.

    Galicia (antigua provincia occidental del reino de Asturias, como se sabe ).
    Eh, Ogmios, que el señor Chanza llama a Gallaecia "provincia de Asturias". Qué coño pasa con los fueros, jaja...

    ¿¿Pero no quedamos en que las "provincias" eran un invento de Onésimo Redondo? jaja.
    Última edición por Gothico; 11/10/2008 a las 00:16

  13. #13
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Cita Iniciado por Ogmios Ver mensaje
    .
    Las alusiones al pulpo, a la gaita, hacen ver que su ignorancia es profunda y que la empanada mental es la preferida del sr. Góthico
    Tu empanada verborreico-repetitiva aguda en cambio se debió a una mala digestión de lectura estrafalaria y reivindicativa, tipo Mella- Ganivet- Maeztu, y sin ninguna base de autores necesarios que debías haber conocido previamente. De ahí tu crisis de identidad: cada vez más al Norte, al Norte, ...que en el Norte están las esencias... ¿¿ya no te vale ni León??

    Qué importante debo ser para tí, para que me elijas como blanco que inaugura tu nueva identidad fantasmal. Me lo voy a acabar creyendo, jeje.

    Te queda un poco raro el casco ese. ¿Seguro que es un casco?

    Ignórame, y así dormirás mejor. Yo también procuraré hacer lo mismo
    Última edición por Gothico; 11/10/2008 a las 00:15

  14. #14
    Avatar de mazadelizana
    mazadelizana está desconectado Mos maiorum
    Fecha de ingreso
    02 abr, 08
    Ubicación
    Condado de Ribagorza.
    Edad
    28
    Mensajes
    1,735
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    ¿Los Suevos estuvieron tiempo suficiente como para ser tomados en cuenta cuando se habla de sangre?, creo que estuvieron relativamente poco.

    "El vivir que es perdurable
    no se gana con estados
    mundanales,
    ni con vida deleitable
    en que moran los pecados
    infernales;
    mas los buenos religiosos
    gánanlo con oraciones
    y con lloros;
    los caballeros famosos,
    con trabajos y aflicciones
    contra moros".

    http://fidesibera.blogspot.com/

  15. #15
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    9,947
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Cita Iniciado por mazadelizana Ver mensaje
    ¿Los Suevos estuvieron tiempo suficiente como para ser tomados en cuenta cuando se habla de sangre?, creo que estuvieron relativamente poco.
    Una práctica común entre los pueblos cuando invadían a otros era la de someterlos. Para ello, era esencial el mantenimiento de una cierta distancia de los sometidos. Generalmente, en este tipo de invasiones, el invasor representa la minoría respecto a una masa descabezada y con una oligarquía desestructurada. Es decir, antes de comenzar el mestizaje era común que pasaran algunas generaciones, no demasiadas, pero éste tampoco se realizaba en una gran proporción. Un ejemplo concreto de lo que estoy diciendo lo podemos encontrar en la orden de Alejandro Magno, dada a sus generales y soldados, de que tomasen esposas entre las mujeres persas, y el consecuente escándalo con el que fue recogida semejante idea. Es decir, era una práctica de la que hoy exiten ciertas reminiscencias. Así, ¿cuántos españoles están contrayendo matrimonio con los inmigrantes que nos han llegado? Excluyo deliberadamente aquéllos procedentes de Hispanoamérica y aquéllos otros de nievl cultural medio y alto que nos llegan como profesionales.

    Respecto al caso concreto que nos ocupa, los hechos corresponden a una etapa de descomposición política total del Imperio de Occidente, con grandes movimientos migratorios de un buen número de pueblos que, procedentes del Este y Centro Europa se movieron de un modo semi-nómada hasta encontrar asentamientos que les convenian. En aquellos años, no sólo fue la descomposición imperial la causante de estas migraciones, o las causadas por pueblos esteparios como los Hunos. Estudios mucho más recientes, han concluído que hubo una secuencia de periodos meteorológicos muy desfavorables, los cuales provocaron pésimas cosechas, mortandad animal excesiva, hambruna, es decir, factores que adyuvaron a la movilización de los pueblos citados en dirección Oeste y Sur. Hay otros elementos a tener en consideración, por supuesto, tales como las "llamadas" en el propio favor de emperadores y generales romanos, del establecimiento de alianzas de puro convencionalismo y de cumplimiento de promesas pagadas por las ayudas. Se trata de un periodo sumamente complejo y revuelto en la Historia del Occidente europeo.

    A efectos de situar cuál fue la realidad del Reino Suevo, voy a hacer un resumen de un texto que dispongo en casa:

    "La tradicional visión de un asentamiento casi único en el tiempo y sus resultados calamitosos para la historia española se están revisando en la actualidad.
    En un principio, la presión de los hunos sobre los alanos; de éstos sobre los ostrogodos, de ellos sobre los táifalos y sármatas y de éstos finalmente sobre los vándalos silingos, asdingos y cuadosuevos, obligó a éstos a moverse hacia el Noroeste. Según San Jerónimo, la lucha duró 20 ó 30 años sobre las partes cercanas a las fronteras del Imperio romano.

    Por fin, en diciembre del 406 los vándalos silingos y asdingos y los suevos pasaron las aguas del Rhin, que estaba helado.

    Los motivos de esta migración germánica todavía no se ven claros al comparar los textos antiguos. Algunos ( Próspero Tirón de Aquitania, Casiodoro, Gregorio de Tours), señalan el hecho sin precisar la causa. Otros ( San Ambrosio y San Jerónimo) la atribuyen a la presión de los hunos. Procopio es el único que da como motivo el exceso de bocas y la escasez de tierras. Y la mayor parte ( Orosio, el Conde Marcelino, la Crónica Gálica, Jordanes y San Isidoro), atribuyen el paso a una invitación de Estilicón, induciéndolos a asentarse en las Galias.

    Courtois -el estudioso de los vándalos- considera que la atribución de la invitación de Estilicón no responde a la realidad histórica, sino a la necesidad de la historiografía contemporánea y posterior de encontrar quien cargase con las culpas. Courtois atribuye, fundamentalmente, la emigración a la presión de los hunos. Casimiro Torres, que ha dedicado su atención a los pueblos germánicos, cree en cambio, que no pueden rechazarse las acusaciones contra Estilicón.

    En este sentido, señala que Estilicón, hijo de padre vándalo y madre romana (semibárbaro, como lo llama San Jerónimo), era el árbitro del Imperio Romano de Occidente. Pretendió coronar emperador a su hijo Euquerio, para lo que trató de contar con la ayuda de los bárbaros contra el emperador Honorio, al que quiso amedrentar, esperando quizá su renuncia. Lo evidente es que Estilicón retiró poco antes las guarniciones romanas del "limes" del Rhin; y que las tropas "comitatenses" romanas de retaguardia, obedientes al parecer a Estilicón, permanecieron a la expectativa, sin ofrecer resistencia a los bárbaros. Solamente se sabe del obispo de Toulouse, Exuperio, que defendió la ciudad.

    Según Orosio, una gran parte de los bárbaros se dirigió inmediatamente hacia España y llegó a los Pirineos. Pero los estudios de Courtois han permitido reconstruir los itinerarios seguidos por cada uno de estos grupos. Es evidente que sólo recorrieron juntos muy poco camino, después de pasar el Rhin, y a lo largo de su orilla izquierda: Estrasburgo, Spira, Worms y Maguncia. Luego los vándalos silingos, a partir de Metz, se encaminaron hacia Arles y Beziers. Los asdingos partieron de Spira y fueron hacia el macizo central francés, para llegar hasta Clermont-Ferrand. Los alanos, por Maguncia, Reims y Angulema, llegaron hasta Toulouse y los Pirineos. Y los cuadosuevos fueron de Reims a Laón, encaminándose a Normandía, y alcanzaron quizá la península de Bretaña, tal vez con la intención de pasar a las Islas Británicas.

    En el año 407 la cuestión se complicó al sublevarse la guarnición romana de las Islas Brit. contra Honorio-Estilicón. Los sublevados nombraron emperador a Constantino III, que comienza a reagrupar las guarniciones romanas de las Galias y a atacar a los bárbaros y a los partidarios de Honorio-Estilicón. A los bárbaros los vención en Valence, reduciéndolos a la región comprendida entre el Loira y los Pirineos. Constantino III ocupó la "Saupadia" ( Saboya) y dominó los pasos de los Alpes. Con ello, en el 408 existían los siguientes grupos políticos: Italia y la Península Ibérica, que obedecían a Honorio; la zona de Loira-Pirineos, ocupada por los bárbaros; y la actual Provenza, hasta los Alpes, ocupada por Constantino III con capital en Arles; a todo esto, los visigodos de Alarico estaban saqueando Italia hasta entrar en Roma.

    A fines del 408 Honorio y Constantino III firmaron un pacto, por el que Constantino III fue aceptado como igual. Esto sirvió para que actuase en Hispania, y fuese aceptado por los naturales y las fuerzas romanas. Pero al poco tiempo se produjo una escisión en la Península: las guarniciones de origen romano ( "honoriacos") siguieron fieles a Constantino III; los aborígenes se inclinaron por Honorio. El resultado fue la eliminación de los jefes hispanos que defendían los pasos de los Pirineos (Dídimo y Veriniano fueron ajusticiados en Arles, mientras que Teodosiolo y Lagodio pudieron huir); los "honoriacos" se encargaron de la defensa de los pasos pirenaicos, hasta que los abandonaron sin motivo justificado por las fuentes. Así, en el otoño del 409 pasaron a España los pueblos que vagaban por las tieras de Loira-Pirineos.

    La cosecha de ese otoño de 409 se presentaba ubérrima en España, mientras que la Galia estaba esquilmada. El paso fue una necesidad de subsistencia.

    De la expansión de los bárbaros por la Península apenas sabemos nada con exactitud. Casi todo son suposiciones gratuitas. Solamente a base de Olimpiodoro se puede afirmar que los romanos y muchos hispanos se refugiaron en las ciudades amuralladas y fueron sitiados, hasta llegar a producirse, por la escasez de alimentos, actos de verdadera antropofagia entre los sitiados.

    Lo ocurrido en España entre los años 409 y 411 se desconoce en absoluto en las fuentes coetáneas o próximas. Los historiadores de todos los tiempos han rellenado con su imaginación lo que han querido. Con ello se entra en una etapa en la que los estudiosos actuales se mueven con dificultad ante tantas hipótesis.

    Una breve frase del cronista Idacio, que habla de tierras "ad inhabitandum", y una dudosa moneda atribuida al rey suevo Hermenrico, que presenta también el nombre del emperador Honorio, han permitido asegurar que existió un "foedus" entre estos bárbaros y el Imperio. Pero la frase de Idacio es de difícil interpretación y la moneda puede ser falsa, según se ha indicado. Estos testimonios son muy escasos, pero a pesar de todo Casimiro Torres se inclina a aceptar la existencia de tal pacto y de un asentamiento legal, que se haría quizás con el usurpador Máximo en los años 409-410.

    Si parece más exacta la existencia de un "foedus" a partir del año 411, hecho por los pueblos bárbaros y Constancio, que residía en Arles. En este posible pacto se repartían la península en cuatro zonas: Tarraconense, que quedaría bajo el mando romano; y la Gallaecia, Lusitania-Cartaginense y la Bética, que serían para los bárbaros. Textos procedentes de Orosio e Idacio así lo sugieren, aunque tales textos han sido interpretados de muy diversas maneras por quienes estudian las migraciones.

    (...) Se conoce muy poco sobre el asentamiento de estos pueblos, pues los historiadores ( Torres López y casimiro Torres) se fijan ya en la evolución de la monarquía sueva; o plantean problemas sobre el asentamiento posterior de los visigodos (García Gallo). Pero los estudios de Pío Beltrán sobre monedas suevas permite afirmar que en la región gallega coexistieron muy cercanas poblaciones ocupadas por la vieja población y otras ocupadas por los suevos. En ambos núcleos se acuñaron monedas de oro, a nombre de monarcas suevos, sólo conocidos por estos testimonios numismáticos, y de poderosos hispanorromanos que colocaron su nombre en las monedas de su pueblo.

    (...) De los invasores que atravesaron los Pirineos a principios del siglo V persistieron en las tierras occidentales los suevos, que en el reparto de tierras realizado el año 411 recibieron las comprendidas entre los ríos Miño y Sil, las montañas de Asturias, el Esla y el Duero hasta el océano Atlántico.

    Los primeros años de monarquía sueva en España fueron difíciles, pues tuvieron que luchar sucesivamente con los visigodos y los vándalos asdingos y aún con los mismos gallegos (411 a 433). Hasta que este último año, trasladados los vándalos asdingos hacia el Sur y aun eliminados, limitados los visigodos al Reino de Toulouse, y fijada la paz con los naturales del país, el reino suevo se afianzó. El rey Rékila (441-448) llegó a dominar casi toda la Bética y Cartaginense, coupando Sevilla (441). Y su hijo y sucesor Rekiario (448-457) buscó la unidad espiritual de todos sus súbditos convirtiéndose al catolicismo, aunque después incurriría en el arrianismo.

    La guerra civil entre los distintos pretendientes al trono debilitó la potencia sueva; y cuando la monarquía visigoda alcanzó el esplendor de la época de Leovigildo (569-586), la intervención de este monarca en los asuntos internos del reino suevo culminó con la derrota del rey suevo Andeca en Braga y Oporto (585), y la correspondiente absorción del reino por la monarquía visigótica."

    (Hª de España. Antonio UBIETO, Univ de Valencia/ Juan REGLÁ, Univ de Valencia/ José Mª JOVER, Univ de Madrid/ Carlos SECO, Univ de Barcelona/
    Edit. TEIDE. Barcelona, 8ª edic. 1971. pp 39-45)


    Como se verá Castilla nada tiene que ver aquí, resulta absolutamente inaceptable que se hablase "gallego" en aquellos siglos, como tampoco existía el castellano, se hablaban el latín como "koiné" del Imperio y el germánico arcaico de estos pueblos con sus correspondientes variedades.

    Otra cuestión es que se quieran hacer personales interpretaciones al gusto de cada cual. Lo que yo tuviera que decir creo que ha quedado suficientemente claro con los autores citados. De cualquier modo, pretender buscar una interpretación más o menos tradicional en esta etapa de la Historia de España, es rizar el rizo. La España moderna, a raíz de la cual surge ese núcleo que da origen a la Tradición española, se inicia 1000 años después. Pero hoy en día, se buscan justificaciones, las que sean, buscando identidades inexistentes en nuestros días. Un caso patético, llevado al extremo más absurdo y burdo, es el de pretender conectar el origen de los vascos nada menos que con Túbal, nieto de Noé. Es decir, hay que ser serios si se nos quiere tomar en serio. ¿Por qué en otros países europeos que han tenido vicisitudes similares no andan a golpe de elucubraciones semejantes con las identidades como en España? ¿O es que estamos ante ensoñaciones de unas minorías insignificantes pero ruidosas y bien subvencionadas desde el mismísimo centro político?
    Última edición por Valmadian; 11/10/2008 a las 00:18
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  16. #16
    Avatar de mazadelizana
    mazadelizana está desconectado Mos maiorum
    Fecha de ingreso
    02 abr, 08
    Ubicación
    Condado de Ribagorza.
    Edad
    28
    Mensajes
    1,735
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    En cualquier caso los Visigodos derrotaron en una guerra a los Suevo¿no?así que tienen tambien esa sangre, en mi opinión es muy difícil justificar nacionalismos regionales basados en periodos tan oscuros.

    "El vivir que es perdurable
    no se gana con estados
    mundanales,
    ni con vida deleitable
    en que moran los pecados
    infernales;
    mas los buenos religiosos
    gánanlo con oraciones
    y con lloros;
    los caballeros famosos,
    con trabajos y aflicciones
    contra moros".

    http://fidesibera.blogspot.com/

  17. #17
    Avatar de Val
    Val
    Val está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 ago, 06
    Mensajes
    948
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Cita Iniciado por mazadelizana Ver mensaje
    En cualquier caso los Visigodos derrotaron en una guerra a los Suevo¿no?así que tienen tambien esa sangre, en mi opinión es muy difícil justificar nacionalismos regionales basados en periodos tan oscuros.
    Se dice que Wamba era gallego, de Castro Dozón. O sea, que incluso hubo un rey visigodo en Hispania nacido en Gallaecia.

    Habría que haberles preguntado a los gallegos antiguos que opinión les merecían los “nobles suevos” que un día entraron a sangre y fuego en sus tierras, matando, violando y saqueando…, seguramente cerrarían la boca de más de un “necio-nalista” de nuestros días.
    Última edición por Val; 10/10/2008 a las 22:36

  18. #18
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    9,947
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Desde luego, mi recomendación y como manual introductorio a este tema, como puede ser para otros muchos a efectos de conocer nuestra larga trayectoria histórica, es el volumen 4 de la Historia de España. Época visigoda (409-711), José ORLANDIS, Editorial GREDOS.

    Y es que cada uno de los volúmenes de dicha historia, es enjundioso, empírico, y remite a un gran número de fuentes. Para mi exposición anterior me resultaba más cómodo el que reproduje, pero, como digo, para una profundización en el tema, éste que estoy citando ahora es mucho mejor.

    Respecto a la cuestión de que no es de recibo estar "rescatando memorias olvidadas" o enterradas masivamente por los siglos, estoy completamente de acuerdo contigo. A mi, a modo de símil, me sirve lo que sucede con mi apellido agnado, el patrilineal. Está compuesto por tres vocablos que el tiempo se ha encargado de fusionar, pero el prefijo y el infijo son de origen latino, mientras el sufijo viene de un vocablo osco-umbro. Así, se traduce en que en el Norte de Italia existe una población fundada en el S I a.C. con la misma y exacta grafía de mi apellido. De ello, puedo colegir que algunos de mis antepasados en tiempos de "maricastaña" provenían de alli, pero eso no es óbice para que yo me sienta un mestizo entre "romano+osco+umbro" y convierta eso en una reivindicación en mi existencia, y por tanto me da por dibujar mapitas ucrónicos imaginando cómo sería mi supuesta patria si no hubieran entrado en ella ni suevos, ni vándalos, ni visigodos, ni árabes, ni la leche en verso, y todo porque yo "legítimamente" quiero y me puedo sentir "hispanorromano con denominación de origen". Hispanorromano por haber nacido en la Vicarius Hispaniarum o también Diocesis Hispaniarum, y la denominación de origen la dejo a modo de hecho genuino al proceder de la misma Italia, del centro del mismísimo Imperio.

    Y al tiempo, gracias a la ingente y magna obra de compilación de Estanislao de Labayru, Historia General de Bizcaya, publicada en el S. XIX, sé que un descendiente de tales antepasados, se estableció en una de las merindades vizcaínas, Gaztelu-Elexabeitia, nada menos que en el 1.190 y, desde entonces, el linaje al que pertenezco ha venido dando sus frutos en dicha tierra y cumpliendo con el mandato divino de "Creced y multiplicaos" nos hemos extendido algo más. Voy, por ello, a convertir tal extraordinaria circunstancia en bandera de reivindicación permanente...

    ¿Sería motivo suficiente para preocupar a mi familia y quienes me conocen si llevase esta cuestión a términos fuera de la mera anécdota? Pues que cada uno, individual o colectivamente, aplique la lógica a tan machacante respuesta. Cuestión muy aparte es que las circunstancias históricas personales o sociales sirvan de timbre de honor, pero sin transgredir la frontera del sentido común y la lógica y sin que ello conlleve ni reivindicaciones absurdas o sirvan de arma arrojadiza.
    Última edición por Valmadian; 10/10/2008 a las 22:59
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  19. #19
    Avatar de mazadelizana
    mazadelizana está desconectado Mos maiorum
    Fecha de ingreso
    02 abr, 08
    Ubicación
    Condado de Ribagorza.
    Edad
    28
    Mensajes
    1,735
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Cita Iniciado por Val Ver mensaje
    “necio-nalista” .

    Me gusta,te importaría si lo usara no solo por el foro sino en mi lengua hablada(en la escrita e de ser políticamente correcto, el colegio)

    Valmadian, por curiosidad¿perteneces a la nobleza vasca?, es que me parece muy extraña llegar a conocer los antepasados que tiene uno, retrocediendo tanto en el tiempo.

    "El vivir que es perdurable
    no se gana con estados
    mundanales,
    ni con vida deleitable
    en que moran los pecados
    infernales;
    mas los buenos religiosos
    gánanlo con oraciones
    y con lloros;
    los caballeros famosos,
    con trabajos y aflicciones
    contra moros".

    http://fidesibera.blogspot.com/

  20. #20
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    9,947
    Post Thanks / Like

    Re: La memoria olvidada de un pueblo. El Reino de Gallaecia.

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Y por cierto, ya sugerir que el término fidalgo y la génesis de la figura social a la que se hace referencia con ello, pueda proceder de alguna institución de los suevos, es de traca. Lo menos que se puede exigir a cualquier investigador es rigor en su trabajo, aunque éste no sea netamente científico-matemático, y es que resulta absolutamente imprescindible en cualquier clase de investigación pueda responder al criterio de falsabilidad, es decir, que toda propuesta ha de ser demostrada mediante pruebas del método "trial and error". Vamos, en castellano recio: contrastación y error, contrastación y error, contrastación y corroboración.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 35
    Último mensaje: 29/06/2019, 23:30
  2. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 20:27
  3. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 20:25
  4. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 00:12

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •