Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3
Honores4Víctor
  • 4 Mensaje de Hyeronimus

Tema: Gibraltar, emblema de lo insoportable

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,271
    Post Thanks / Like

    Gibraltar, emblema de lo insoportable

    Gibraltar, emblema de lo insoportable




    Las provocaciones y agresiones de las patrulleras británicas en aguas cercanas a Gibraltar, contra barcos pesqueros y patrulleras de la Guardia Civil, no son nada nuevo, pero han ido en aumento estos días. En aumento insoportable.

    Contra confusiones interesadas, siempre es bueno recordar que el único acuerdo que puede invocar el llamado Reino Unido de la Gran Bretaña para su presencia en el Peñón, el Tratado de Utrecht (1713) concede a dicho estado la propiedad «de la ciudad y castillos de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen» (Art. X); en ningún caso concede soberanía ni dominio sobre las aguas.

    Como el Reino Unido (estado creado en 1707 por la usurpación orangista; no se trata de Inglaterra, pese a la insistencia en el error por parte de muchos) violó desde el principio los términos del Tratado de Utrecht, éste quedó sin valor. Tan sin valor, a lo que parece, como las resoluciones de la llamada Organización de las Naciones Unidas doscientos cincuenta años más tarde, que exigen la descolonización de Gibraltar y determinan que no existe población con derechos en el citado Peñón: los verdaderos gibraltareños viven fuera de su ciudad desde poco después de la ocupación. Parece que a la ONU, tan invocada en estos tiempos, sólo se la atiende si sirve para justificar las agresiones del Eje Washington-Tel Aviv-París-Riad.

    El Reino Unido de Gran Bretaña es una tramoya tercermundista que se ha convertido, hoy, en la punta de lanza del Islam en occidente, entre otras democráticas virtudes. Sólo la lamentable práctica de los gobiernos liberales en España, de debilitar a nuestra Patria para mantenerse en el poder con apoyo extranjero ―práctica llevada al paroxismo por el sucesor de Franco, Juan Carlos, y por los partidos políticos cómplices de éste en el saqueo de España― está impidiendo que se ponga fin a la vergonzosa presencia británica en el extremo sur de la Península.

    Gibraltar, más que peñón, es guinda de la situación insoportable que vivimos, con gobiernos que son de ocupación al servicio del extranjero y de los intereses financieros transnacionales. Cada gobierno del juancarlismo ha sido peor que el anterior; el actual del PP y de Rajoy se ha apresurado a empeorar la situación recibida del PSOE, no sólo en materia de defensa y relaciones internacionales.
    Todos los accesos al Peñón deben ser cerrados, todos los suministros suspendidos. La zona a su alrededor debe ser militarizada. Las aguas territoriales y el espacio aéreo españoles deben ser cerrados a los británicos. Las alianzas y operaciones internacionales en que esté presente el Reino Unido deben ser abandonadas de inmediato. Sólo así los actuales usurpadores del poder en España conseguirán disimular algún tiempo más su condición de agentes enemigos. Y, de paso, la situación de la colonia de Gibraltar se hará insostenible. No es difícil; es traición no llevarlo a cabo.

    Madrid, 24 de mayo de 2012, fiesta de Nuestra Señora Auxiliadora.


    Juventudes Tradicionalistas de España

    Gibraltar, emblema de lo insoportable « Comunión Tradicionalista
    Chanza, txapius, jasarhez y 1 otros dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de txapius
    txapius está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 jul, 09
    Ubicación
    Cádiz
    Mensajes
    991
    Post Thanks / Like

    Re: Gibraltar, emblema de lo insoportable

    Aunque ya se ha tratado el tema en Hispanismo, adjunto un artículo sobre Gibraltar de Ingenieros del Rey...
    http://www.ingenierosdelrey.com/guer..._gibraltar.htm
    HISTORIA MILITAR DE ESPAÑA
    Campañas y batallas




    Vista de la fortaleza antigua de Gibraltar,
    donde ondea la Unión Jack, que Dios confunda.


    LA PÉRDIDA DE GIBRALTAR (1704)


    "¿Gibraltar? Es una espina en la carne de España. ¿Le gustaría al pueblo británico ver una fortaleza rusa o china en el confín de sus tierras o en las islas del Canal?" (Arnold Toynbee, 1966)
    "Gibraltar es una fuerza para Inglaterra en tanto España se halle postrada; pero, si España fuera fuerte, se convertiría en un punto vulnerable y habría perdido su razón de ser."(Angel Ganivet, s. XIX)

    Ambiciones británicas
    La pérdida de Gibraltar
    La cuestión de Gibraltar






    Ambiciones británicasPoseemos dos testimonios de las ambiciones británicas sobre Gibraltar en el siglo XVII, fechados en 1656. En aquella época el regicida Cromwell le dirigió al almirante Montague la siguiente carta, fechada el 28 de abril de 1656:

    • "[...] Acaso sea posible atacar y rendir la Plaza y castillo de Gibraltar, los cuales, en nuestro poder y bien defendidos, serian a un tiempo una ventaja para nuestro comercio y una molestia para España; haciendo posible, además, con sólo seis fragatas ligeras establecidas allí, hacer más daño a los españoles que con toda una gran flota enviada desde aquí, aligerando la tarea de la escuadra [...]"





    Estrecho de Gibraltar. Grabado del libro "En Les Forces de l´Europe", del ingeniero Vauban. Servicio Histórico Militar. Madrid

    El general Montague contestó a Cromwell en los siguientes términos:

    • "[...] Percibo gran deseo, entre mis colegas, de que se tome Gibraltar. Mi punto de vista es el siguiente: la forma más sencilla de ocupar Gibraltar es la de desembarcar en las arenas del itsmo, cortando toda comunicación de la plaza con tierra. Que las fragatas fondeen en las cercanías para proteger el desembarco y ataque. Por otra parte, es bien sabido que España no aprovisiona las plazas fuertes sino para un mes; la operación requiere unos cuatro o cinco mil hombres bien adiestrados y con buenos mandos [...]"

    Este proyecto de invasión no se llevó a cabo por razones de política interior británica. Pero nunca abandonaron la idea, que llevaron a cabo definitivamente con ocasión de la Guerra de Sucesión española en 1704. Pero esta vez lo consiguieron de forma taimada, esa forma tan británica de hacer las cosas, pues invadieron Gibraltar en nombre y como aliados de Carlos III, rey de España, junto con un contingente de soldados holandeses y españoles.
    Gritemos todos juntos: "¡Que Dios confunda a la pérfida Albión!"







    La pérdida de Gibraltar (1704)El 1 de agosto de 1704 la flota combinada anglo-holandesa de los almirantes sir George Rooke (británicos) y Allemond (holandés), aliada de las potencias signatarias de la coalición de Lisboa que se inclinó a favor de los derechos del archiduque Carlos al trono de España, atacó la plaza de Gibraltar.
    La fuerza atacante estaba compuesta por una escuadra de guerra de 61 navíos (51 británicos y 10 holandeses) y una flota de transporte para la fuerza terrestres de 14.000 soldados (8.000 británicos y 6.000 holandeses, en cuyos contingentes iban numerosos españoles de Cataluña y Aragón) al mando del duque de Ormonde. Como jefe de las fuerzas aliadas, comandante en jefe de las operaciones en tierra y máximo representante del archiduque Carlos en los territorios conquistados iba el príncipe austríaco Jorge de Hesse.





    Escuadras británica y holandesa ante Gibraltar en 1704. Grabado de la época.


    La plaza de Gibraltar tenía sus fortificaciones en mal estado, una guarnición de 100 hombres y unas 100 piezas de artillería en su mayor parte desmontadas e inservibles, con apenas media docena de artilleros para servirlas. A pesar de ello, el gobernador don Diego de Salinas desplegó una notable actividad para la defensa de la plaza. Armó y organizó a unos 300 ó 400 voluntarios civiles. Con esta fuerza se crearon cuatro puntos de defensa:

    • Defensa del muelle viejo, al mando del maestre de campo don Juan de Medina, con la mitad de los voluntarios civiles (unos 150 hombres).


    • Defensa del camino de la Puerta de Tierra, al mando de don Diego de Ávila, con la otra mitad (unos 150 hombres).


    • Defensa del muelle nuevo, al mando de don Francisco Toribio de Fuentes, con el resto de voluntarios (apenas llegaban a 100 hombres).


    • Defensa del castillo, con los 100 soldados regulares, seis artilleros y dos ayudantes.

    Los defensores estaban abandonados a sus propias fuerzas, puesto que el Capitán General de Andalucía, marqués de Villadarias, apenas contaba en su territorio con 150 soldados de infantería y 30 caballos, tal era el estado de indefensión de la Península a la que nos había llevado el rey Carlos II, de infeliz memoria e infausto recuerdo.
    Antes del ataque, un oficial británico se presentó en la Puerta de Tierra para entregar al corregidor de la plaza, don Cayo Antonio Prieto y Lasso de la Vega, una carta del archiduque conminando a su reconocimiento como rey de España:

    • El Rey,
      A mi ciudad de Gibraltar:
      Estando plenamente informado del celo con que siempre os habíes señalado, en servicio de mi augustísima casa y no dudando que lo habeis de continuar, he tenido por bien de deciros:
      como el almirante Rooke, general de las armas marítimas de S.M. Británica, pasando al mar Mediterráneo a otras expediciones de mi real servicio, llegará a ese puesto y os hará dar esta mi ral carta y os noticiará que yo quedo muy próximo a partir a las fronteras de este reyno, y entrar en los míos para tomar la posesión que por tan justos y debidos títulos me pertenece después de la muerte del Rey D. Carlos, mi señor y mi tio (que santa gloria haya):
      esperando yo de lo mucho que siempre habéis acreditado vuestra fidelidad a mi augustísima casa, pasaréis luego que veais esta mi real carta a aclararme y hacer que todos los pueblos circunvecinos, que estén bajo vuestra jurisdicción, lo executen en la misma conformidad con el nombre que todas las potencias de Europa me reconocen por legítimo y verdadero Rey de España, y con que el Emperador, mi señor y mi padre, me proclamó en su imperial Corte, que es el de Carlos III:
      asegurándoos y empeñando mi palabra real, si así lo executais, que os serán guardadas vuestras exenciones, inmunidades y privilegios en la misma forma que los conservó y guardó el difunto rey D. Carlos II, mi señor y mi tio; tratándoos a Vos y a todos mis amados Españoles con el amor y benevolencia que siempre habéis experimentado de la clemencia y benignidad de los señores Reyes mis predecesores. Si executáis lo contrario, que es lo que no puedo creer de tan fieles vasallos a su legítimo Rey y señor natural, será preciso a mis altos aliados usar de todas las hostilidades que trae la guerra consigo, aunque co el extraño dolor mío de los que amo como a mis hijos padezcan porque ellos quieren como si fuesen los mayores enemigos. El mismo almirante Rooke lleva orden para que cuando vuelva a pasar por este puerto, si se lo pidiérais, os asista con la gente que pudiere dar si la necesitareis.
      Dado en Lisboa a cinco de Mayo de mil setecientos cuatro.
      Yo el Rey
      Por mandato del Rey mi señor, Enrique de Mongei.

    Por su parte, el príncipe de Hesse dirigió a los habitantes de Gibraltar una proclama manifestando que la fuerza atacante actuaba en nombre del rey de España:

    • A la ciudad de Gibraltar,
      Señor mío, habiendo llegado aquí por orden de S.M. Católica con la armada de sus altos aliados no escuso, antes de pasar a la guerra ulterior, demoastrar confiado que V.E. conocerá la verdad, interés y la justicia. La ausa manifestará a V.E. el grande efecto que le profeso y el deseo que me asiste de emplearme en cuanto fuere de sus servicio, esperando que V.E., en vista de la real carta de S.M., con el debido reconocimiento a lo que debe a tan noble e ilustre ciudad, y tan obligado como es razón para que V.E. en todo experimente el alivio y felicidad que merece. Aguardo sin dilación la resolución de V.E., cuya vida guarde Dios muchos años, como deseo.
      Delante de Gibraltar y Agosto primero de mil setecientos cuatro.
      B.L.M. de V.E. su mayor servidor
      Jorge Laudgrave de Asia.

      Muy noble e ilustre ciudad de Gibraltar.

    El corregidor Prieto contestó al príncipe afirmando su juramento al rey Felipe V y la disposición suya y de los habitantes de Gibraltar a sacrificar sus vidas en su defensa:

    • Excmo. Señor:
      Habiendo recibido esta ciudad la carta de V.E., su fecha de hoy, dice en respuesta: Tiene jurado por Rey y señor natural al Señor D. Felipe V; y que como sus fieles y leales vasallos, sacrificarán las vidas en su defensa, así esta ciudad como sus habitantes; mediante lo qual no le queda que decir sobre lo que contiene la inclusa; que es quanto se ofrece y deseo que nuestro Señor guarde a V.E. los muchos años que puede.
      Gibraltar y Agosto de mil setecientos cuatro.

    Tras una inútil y heroica resistencia, el domingo 4 de agosto de 1704 la plaza de Gibraltar cayó ante las tropas aliadas anglo-hispano-holandesas del archiduque carlos. El príncipe Jorge de Hesse gestionó y firmóla rendición del gobernador Salinas como representante de Carlos III, Rey de España.
    Las condiciones de rendición fueron ventajosas: se concedió a la guarnición abandonar la plaza con susarmas, incluidas algunas piezas de artillería, y provisiones para una semana, y facilitaron barcos para aquellos que no poseían caballos. Respetaron a todos aquellos de desearon quedarse en Gibraltar, prometiendo libertad de culto, siempre y cuando jurasen fidelidad al archiduque como Carlos III; solo se quedaron y juraron al nuevo rey 41 españoles.
    Tras la rendición, se izó la bandera del archiduque en la fortaleza, aunque el almirante Rooke izó a su lado la enseña nacional británica, anunciando la felonía que este nación pretendía consumar pasado el tiempo. El duque de Ormonde, jefe de la fuerza terrestre de invasión, redactó una proclama en la que decía lo siguiente:

    • [...] No venimos a invadir o conquistar ninguna parte de España o para hacer cualesquiera adquisiciones para su magestad la Reina Ana ... sino para proteger y liberar a los españoles de lo que significa la sejección a que una pequeña y corrompida partida de hombres les había sometido al entregar aquella gloriosa monarquía al dominio de sus perpetuos enemigos, los franceses [...]"

    A la semana de la rendición de la plaza, las fuerzas de caballería borbónica iniciaron las operaciones de hostigamiento, de forma que el almirante Rooke se vió obligado a aprovicionarse de agua en la costa norteafricana por imposibilidad de hacerlo en la bahía de Algeciras. A los pocos días la escuadra anglo-holandesa zarpó de Gibraltar hacia el Levante, enfrentándose a una flota franco-española en aguas de Málaga, con resultado incierto.







    La cuestión de GibraltarDesde el primer momento de la firma del Tratado de Utrech surgen discrepancias sobre el alcance de su artículo X. Para los españoles, este artículo es una clausula definitoria, cuyo no cumplimiento por los británicos implica la nulidad del tratado y su abrogación. Veamos cuantos incumplimientos realizaron los británicos en estoa 301 años:

    • Por el artículo X los británicos se comprometen a no dejar a moros y judios vivir dentro de Gibraltar, clausula de los británicos procedieron a cumplir expulsando a lo moros y judíos que habitaban la plaza en 1714; pero a finales de ese año dejaron de cumplirla, de manera que en 1717 había en la colonia 300 judios, según consta en la protesta del marqués de Monteleón, embajador de España en Londres. Esta clausula podrá parecer anacrónica y racista vista desde la perspectiva del siglo XXI, pero su vaor jurídico es evidente en virtud del principio básico del Derecho de que pacta sunt servanda. En la época del siglo XVIII había una clara conciencia de respeto haciua el contenido del tratado.


    • En el artículo X se citan expresamente los objetos de la cesión: "ciudad y castillos de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen", y los límites a la misma:"sin jurisdicción alguna territorial y sin comunicación alguna abierta con el país circunvecino por parte de tierra". No obstante, los británicos se han apoderado en estos 301 años de 850 metros cuadrados del itsmo:
      • Tras la firma del Tratado, el gobernador británico se apoderó militarmente de la Torre del Diablo en Levante y del Molino en Poniente.
      • En 1815 se declaró una epidemia en Gibraltar. Los británicos solicitaron establecer barracones en la zona neutral, por razones humanitarias. Pasada la epidemia, mantuvieron en el lugar los barracones y el personal.
      • El hecho se repitió en 1854.
      • En 1908 los británicos iniciaron la construcción de la actual verja, apoderándose ilegalmente de más metros cuadrados del itsmo.
      • En 1917 los británicos solicitaron a España suministro de agua potable a los barcos anclados en el puerto por razones humanitarias dadas las circunstancias bélicas del momento. España accedió a la petición, y cuando pasada la guerra retiró las facilidades y el suministro, los británicos presentaron una protesta diplomática.
      • En 1938, en plena guerra civil española, los británicos construyeron el aeropuerto en la zona neutral. Finalizada la guerra, España realizó las oportunas protestas diplomáticas, y el 30 de junio de 1940 derribó un avión británico con fuego antiaéreo.


      • La cláusula "sin jurisdicción alguna territorial" significa que la colonia, según el Derecho Internacional, no tiene aguas territoriales. Esta limitación ha sido contravenida por los británicos, que en 1786, 1825, 1842, 1879 y 1883 han pretendido establacer las aguas de la colonia.


      • Uno de los fines que se perseguía en el artículo X era "evitar cualquiera abusos y fraudes en la introducción de las mercaderías" en España, algo que desde fecha tan temprana como 1713 no se consiguió. Existen numerosos informes sobre el contrabando de Gibraltar a España durante los siglos XVIII y XIX. Como ejemplo, diremos que en 1876 los británicos sabían que la cantidad de tabaco que entraba ilegalmente en España desde Gibraltar era cuatro veces mayor que la que introducía legalmente el gobierno.

      La situación colonial de Gibraltar es anacrónica. Así lo han reconocido las Naciones Unidas y así lo han declarado en las resoluciones 2.325, 2.429 y otras muchas, en las que se dice explícitamente que esa situación destruye la integridad territorial de España y que había de ponerse fin a la misma antes del 1 de octubre de 1969.
      Se podría hablar más sobre Gibraltar. Baste por ahora. Reconozcamos que estamos ante una ocupación militar por la fuerza, que Gran Bretaña es más fuerte que España, y que los británicos esgrimen la fuerza ante España, no la razón jurídica ni el derecho.
      Vae victis !!






      FUENTES:
      • José Aguilera Pleguezuelo. La colonia de Gibraltar: un problema pendiente. Revista de Historia Militar, núm. 74. Servicio Histórico Militar. Madrid, 1993. Pág,s. 45-102.


    Última edición por txapius; 25/05/2012 a las 21:27 Razón: enlace

  3. #3
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    9,947
    Post Thanks / Like

    Re: Gibraltar, emblema de lo insoportable

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    La situación es esperpéntica:

    -. Ambos Estados miembros de la misma unión supranacional.
    -. Ambos Estados miembros de la misma organización militar.
    -. La mitad del personal sanitario en las islas es español.
    -. La nacionalidad más numerosa en España después de la española, es la británica con más de millón y medio de residentes.
    -. Las líneas aéreas compartidas.
    -. Según encuestas publicadas por los medios británicos, el 40% de éstos se vendrían a vivir en España si sus circunstancias personales lo permitieran.

    Y aquí continuamos con este problema, con una situación de la que se podrían sacar unos cuantos guiones para las películas de Los Hermanos Marx, y todo porque hay una serie de intereses creados para una banda de forajidos traficantes --los llanitos-- y para unos cuantos pícaros británicos que han instalado allí numerosas sedes empresariales para estafar al fisco británico.

    Yo comprendo que les haga ilusión tener frontera con España, es natural, porque cuantos de fuera quisieran españolizarse por empatía, a diferencia de unos cuantos del interior, pero ya va siendo hora de que los gobiernos de España y Gran Bretaña se sienten a elaborar el calendario de traspaso de la soberanía. Naturalmente, para eso tiene que haber un gobierno español digno de tal nombre.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Gibraltar de la diáspora, Gibraltar irredento
    Por Hyeronimus en el foro Gibraltar
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 25/10/2010, 13:04
  2. Gibraltar de la diáspora, Gibraltar irredento
    Por Ordóñez en el foro Gibraltar
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 25/10/2010, 12:50
  3. Sobre el escudo/emblema de las Espanas
    Por miguel tenreiro en el foro Simbología y Heráldica
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 10/04/2009, 13:16
  4. Emblema y escudo murcianos
    Por Alcest en el foro Reyno de Murcia
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 25/06/2006, 02:32
  5. Sobre el escudo/emblema de las Espanas
    Por miguel tenreiro en el foro Tertúlia
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 09/10/2005, 03:25

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •