Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 3 PrimerPrimer 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 21 al 40 de 53

Tema: Textos memorables

  1. #21
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables



    J.LÓPEZ PRUDENCIO ( LAS ESPAÑAS ) :



    En lo que no es tan unánime el conocimiento es en otra cosa. La guerra se ganará, nadie lo duda. Pero no basta ganar la guerra para que la victoria sea completa y, sobre todo, definitiva. No se lucha sólo contra el enemigo que se combate en los frentes, se lucha-y ésta es la lucha más difícil-contra la España, o-mejor dicho-la anti-España anterior a la guerra y que acabó por encender la guerra. Aquella anti-España, ya vieja en años, de siglo y medio de existencia que había logrado sobreponerse a la España verdadera. ¿ Resucitará, mejor dicho, resurgirá la España auténtica en la postguerra con el mismo vigor, con la esplendorosa energía que ha resurgido en los campos de batalla ? Siglo y medio de corrupción, de abyecciones democráticas y parlamentarias, de falta de fe en sí mismo y en Dios, ¿ podrán borrarse con la esponja de la victoria, sin que quede una costra de lepra tan antigua y arraigada ? Así discurren los espíritus temerosos y desacostumbrados a deambular por los caminos de la Historia, y aun a estudiar el escondido y elocuente fondo de los acontecimientos que se desarrollan a su vista. “



    “ Para juzgar de lo que es capaz un pueblo hay que mirar lo eterno, lo permanente de su ser, que permanece inmutable bajo el bullir de las vicisitudes de los tiempos. El que mirase con ese criterio superficial a Castilla y a Aragón en los días de Enrique IV y de don Juan II, ¿ podría sospechar que con la misma generación en pie esos dos pueblos constituirían pocos años más tarde la nación que con los Reyes Católicos asombró al mundo por su grandeza, por su poderío, y….¡ por sus virtudes ! ? Era que debajo de las vicisitudes corruptoras de los tiempos palpitaba, pura y fuerte, el alma de la Castilla de Fernando III y el Aragón de Jaime I y Pedro el Grande. El cetro de Isabel y de Fernando limpió la costra de las abyecciones y se levantaron y se unieron aquellos pueblos gigantes. “





    VICENTE GAY ( LAS ESPAÑAS ) :



    “ No pensaba yo emplear ningún minuto en responder a las campañas insidiosas, sino con la exhibición de argumentos y de algún que otro documento para no tener que desperdiciar mucho tiempo para convencer a todo el mundo de algo, que pudiera de mejor manera emplearse haciendo propaganda de las ideas propias. Porque muchas veces, se puede decir a los enemigos lo que Sócrates al sofista Golgias, que para acabar de una vez con los sofismas de su contrincante, decía simplemente contra todos los argumentos tuyos, he de emplear el tuyo mismo.



    Decíamos que La Croix, órgano de la prensa extranjera, muy destacado, ha dado en la flor también de atrapar a los católicos y dando pruebas de conmiseración de aquellos sayones que en la cruz hundían sus lanzas en el cuerpo divino, sobre el cuerpo doliente de la Patria española, incendiada, martirizada, escarnecida de la bestia roja, que recuerda la bestia simbólica del Apocalipsis, hunde su pluma, que no dudo en calificar de pluma mercenaria, porque es indudable que hay ataques que no se comprenden.



    Lógico es que para todo el mundo el que en la esfera política los republicanos ataquen a los monárquicos, que los socialistas tengan polémica con los anarquistas, porque son los polos opuestos de las concepciones políticas y sociales; que los religiosos combatan a los ateos, y los ateos a los religiosos, por un sentimiento de emulación mal comprendido. Pero lo que jamás podrá tener una justificación, ni el más mínimo argumento, ni tampoco nada que se parezca a la lógica, es que los republicanos ataquen a los republicanos, socialistas a socialistas, religiosos a religiosos. Y cuando esto sucede, decid que cuando dentro de una comunidad hay quien reclama su independencia, es que ha sonado la hora de su desolación y de la muerte.



    ¿ Cómo, pues, nadie puede encontrar desde el principio de examinar los hechos, nadie puede encontrar un asomo de justificación, cuando los católicos atacan a los católicos ? Cuando esto pasa, señores radioescuchas, con una pregunta se desvanece y aclara todo. Yo sólo preguntaré : ¿ Cuánto te han dado ? Porque hay católicos mercenarios, como hay protestantes mercenarios. Acaso entre los discípulos de Jesús, ¿ no hubo el mal discípulo, que por treinta dineros le vendió ?



    Todos sabemos que muchas veces ciertos sectores de la prensa están convertidos en un verdadero Panamá rojo, como cierta campaña de la prensa servilista. ¿ Quién no recuerda los millones que a la vista se derraman por esos lacayos de los conjurados de Nueva York, que intervienen en la elección de presidentes, de jueces dentro de la República de los Estados Unidos, por más que nos duela decirlo; pero que todo el mundo sabe ? Pues también dentro de ciertas campañas que se hacen a veces para levantar unos valores como el célebre Panamá, como ciertos valores del África del Sur, se derraman también cuidadosamente y sigilosamente ciertos millones y entonces hay una utilidad indirecta, ya en efecto político, ya en efecto financiero.



    Y nosotros sabemos, nos consta, que diez millones de pesetas oro, que son más que francos oro, robados al tesoro áureo del Banco de España, que representaba el patrimonio financiero del pueblo español, caído en manos del funesto Rossemberg, del dictador bolchevique traído a España por los hijos criminales de lesa patria, ha derramado ese oro en la prensa extranjera, no toda ella, ni mucho menos, porque no todos saben olvidar las exigencias del honor; pero ha sido derramado y no precisamente en los sectores radicales, comunistas, ultraizquierdistas, marxistas, porque ésos ya están en casa, ésos están ya ganados, ésos no pueden hacer otra cosa; pero ha ido al campo opuesto, se ha dirigido a periódicos como La Croix, al que yo, públicamente, no tengo reparo alguno en decir que se escucha a través de la sonoridad de sus plumas, más o menos literarias, el ruido de las monedas de oro. La prensa mercenaria está a merced de esos rojos, al servicio de los rusos que han invadido a España y cuya bandera están defendiendo, ¿ de qué manera ? Con la mentira, con mil falsedades, y por ello han buscado sus colaboradores en el campo de la Catolicidad.



    Vergüenza da decirlo. ¿ Cómo es posible que gentes que alardean de católicos se pongan al servicio del oro de los judíos y asesinos ? ¿ Cómo podrá jamás justificar La Croix sus elogios a los rojos y sus ataques a aquellos católicos que estamos en los campos de la España auténtica, de la España nacional, cuando elogiar a los rojos es elogiar a los asesinos de once obispos españoles sacrificados, villana, cruelmente; es elogiar a aquellos que invaden los templos, que han incendiado los conventos, que todo aquel que tenía reputación de religioso se convertía para ellos en víctima ?



    ¡ Ah ! Creed, señores radioescuchas, que es cosa que no cabe en ninguna mentalidad el que La Croix, llamándose católica, ataque a los católicos que defienden a la España auténtica y elogie a estos hombres que en Madrid han realizado hechos como los siguientes :

    Han sido encontradas muchas mujeres con los Crucifijos que se cuelgan al cuello como reliquia santa, como signo religioso, incrustados esos pequeños Crucifijos en la cara, con un letrero sobre el cuerpo inanimado que decía así : “ Por beata. “ Y si yo quisiera evocar algún recuerdo de ciudades y de pueblos de España en donde ha quedado el vestigio sangriento de esos heroísmos salvajes de la bestia roja, me bastaría recordar ese Toledo de mis admiraciones y de mis amores. En Toledo existía un museo llamado de Santa Cruz. ¿ Qué ha quedado de él después de haber pasado los rojos ? Imágenes rotas, partidas a cuchilladas, lienzos rasgados, tablas acribilladas a balazos. Yo recuerdo un San Jerónimo que aparecía bárbaramente partido a puñaladas; los Crucifijos colocados a mediana altura, que no eran alcanzados por la mano criminal y están agujereados por los impactos de las balas. Todo fue bandolerismo, pero los cuadros que consideraron como obra de algún valor, ésos los robaron, al igual que las riquezas contenidas en las vitrinas. Yo recuerdo también que a la salida de una iglesia me tropecé con un bloque de granito que las explosiones de las minas colocadas por los rojos en el Alcázar habían lanzado hasta el convento de donde salía. Dos mujeres de pobre aspecto que iban a entrar se apartaron, cediéndonos el paso al teniente Tella y a mí. A pesar de su aspecto vulgar advertimos algo en ellas que las distinguía, y era que se trataba de dos monjas, únicas supervivientes del convento. Las interrogamos y nos contaron que debieron su salvación al refugio que habían encontrado en una casa próxima, al escaparse al principio de estallar el movimiento en la ciudad. La voz de aquellas monjas era temblona, parecía que se había cuajado en ellas una vacilación que no les permitía hablar. Volvían diariamente a su querido convento, intentando ordenar alguna cosa. El tono lastimero de aquellas dos supervivientes de la catástrofe hacía recordar el triste fin de las demás, que murieron sin calor y que fueron sus hermanas. Unas fueron asesinadas-nos dijeron-; otras fueron secuestradas, que más hubiera valido que aquí mismo las hubiesen muerto. Temblaba su voz y temblaba su mano. Pero, hermanas, otra vez se levantará y pensad en las divinas palabras del Antiguo Testamento : “ La venganza es mía y Dios la ejecutará. “



    Y, ¿ quién ha sido el que ya en esas regiones, casi del centro de Europa, ha realizado la captación ? Pues se nos dice que un tal Ossorio y Gallardo. ¿ No os acordáis ? Es el político del gato; el que se pasó con él al campo republicano; el que defendía el absurdo de que se podía ser monárquico sin rey, tan absurdo como aquel que intentara demostrar que se podría ser honrado, pero sin honor. Ese espíritu de la juridicidad, o sea, el triunfo del Talmud. Ese es el encargado de repartir a manos llenas, no sé si cayéndosele algo en el camino, el oro que Rossemberg está repartiendo por ciertos sectores de la prensa católica. Ante esto, nosotros no podemos menos de denunciar al mundo entero las obras de esos que llamamos mercenarios del oro del Panamá rojo.



    Nada me asombraría que el día de mañana el poder del oro pudiese captar a alguna significada personalidad, pero esos católicos que atacan a los católicos que están vertiendo su sangre generosa por la Cruz y por las tradiciones seculares de España; esos católicos que nos atacan, merecen ser descubiertos ante el mundo entero y ponerlos al lado de esos nacionalistas, que se llaman católicos y colaboran en el derramamiento de sangre por defender su separatismo y el comunismo, que es lo mismo, la doctrina más monstruosa, algo que recuerda los monstruos horacianos de los clásicos latinos. “





    GENERAL QUEIPO DE LLANO ( LAS ESPAÑAS ) :



    “ La ligereza de los marxistas es tan grande como su afición a la mentira. Son en uno y en otro caso incorregibles. “



    PAUL BOURGET ( LA FRANCIA ) :



    “ La actividad humana tiene por norma la duración : Toda creación benéfica supone la madurez por el tiempo. La prueba, por lo que concierne a las instituciones y a los países, la da la Historia, y por lo que respecta a los organismos, la Biología. “





    FERMÍN YZURDIAGA LORCA ( LAS ESPAÑAS ) :



    “ Navarra, Madre de Reyes y Raíz de España. “






  2. #22
    Avatar de Sant Marti
    Sant Marti está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Mensajes
    549
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    «Todo lo que manda el Rey, que va contra lo que Dios manda, no tiene valor de Ley, ni es Rey quien así se desmanda.»

    (Lope de Vega)

    Aún no ha venido el villano
    que me prometió venir
    a ser honrrado en morir
    de mi hidalga y noble mano..

    Lope de Vega

    No os preguntarán por mí,
    que en estos tiempos a nadie
    le da lustre haber nacido
    segundón de casa grande;
    pero si pregunta alguno,
    bueno será contestarle
    que, español, a toda vena,
    amé, reñí, di mi sangre,
    pensé poco, recé mucho,
    jugué bien, perdí bastante,
    y, porque esa empresa loca
    que nunca debió tentarme,
    que, perdiendo ofende a todos,
    que, triunfando alcanza a nadie,
    no quise salir del mundo
    sin poner mi pica en Flandes.

    Eduardo Marquina, En Flandes se ha puesto el sol


    Yace aquella virtud desaliñada,
    que fue si rica menos, más temida,
    en vanidad y en sueño sepultada.
    Joya fue la virtud pura y ardiente;
    gala el merecimiento y alabanza;
    sólo se cudiciaba lo decente.
    Carnero y vaca fue el principio y cabo,
    y con rojos pimientos, y ajos duros,
    tan bien como el señor, comió el esclavo
    El rostro macilento, el cuerpo flaco
    eran recuerdo del trabajo honroso,
    y honra y provecho andaban en un saco

    Don Francisco de Quevedo


    Miré los muros de la patria mía
    si un tiempo fuertes, ya desmoronados,

    de la carrera de la edad cansados,

    por quien caduca ya su valentía.
    Salíme al campo, vi que el sol bebía
    los arroyos del hielo desatados,

    y del monte quejosos los ganados

    que con sombras hurtó su luz al día.
    Entré en mi casa; vi que amancillada
    de anciana habitación era despojos;

    mi báculo, más corvo y menos fuerte;
    vencida de la edad sentí mi espada
    y no hallé cosa en que poner mis ojos

    que no fuese recuerdo de la muerte.

    Don Francisco de Quevedo


    PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO Madre, yo al oro me humillo,
    Él es mi amante y mi amado,
    Pues de puro enamorado
    Anda continuo amarillo.
    Que pues doblón o sencillo
    Hace todo cuanto quiero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.


    Nace en las Indias honrado,
    Donde el mundo le acompaña;
    Viene a morir en España,
    Y es en Génova enterrado.
    Y pues quien le trae al lado
    Es hermoso, aunque sea fiero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.


    Son sus padres principales,
    Y es de nobles descendiente,
    Porque en las venas de Oriente
    Todas las sangres son Reales.
    Y pues es quien hace iguales
    Al rico y al pordiosero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.


    ¿A quién no le maravilla
    Ver en su gloria, sin tasa,
    Que es lo más ruin de su casa
    Doña Blanca de Castilla?
    Mas pues que su fuerza humilla
    Al cobarde y al guerrero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.


    Es tanta su majestad,
    Aunque son sus duelos hartos,
    Que aun con estar hecho cuartos
    No pierde su calidad.
    Pero pues da autoridad
    Al gañán y al jornalero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.


    Más valen en cualquier tierra
    (Mirad si es harto sagaz)
    Sus escudos en la paz
    Que rodelas en la guerra.
    Pues al natural destierra
    Y hace propio al forastero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.


    Don Francisco de Quevedo



  3. #23
    Zaldizko está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    12 jul, 05
    Mensajes
    15
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    Cita Iniciado por Sant Marti
    «Todo lo que manda el Rey, que va contra lo que Dios manda, no tiene valor de Ley, ni es Rey quien así se desmanda.»

    (Lope de Vega)
    Qué estupenda frase, que me trae a la memoria el "incidente" del Rey Balduino de Bélgica y la Ley Abortista firmada en el Parlamento de su pais.

  4. #24
    Avatar de Sant Marti
    Sant Marti está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Mensajes
    549
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    Esa frase viene muy al caso, pues en españa estos ultimos años se han dictado una serie de medidas que van contra la cristiandad, y estan firmadas por alguien que dice ser rey de españa.Así pues los leales a dios y a españa nunca podremos servir a este rey.

  5. #25
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    HANS CHRISTIAN ANDERSEN ( LA DINAMARCA ) :

    " Los bandoleros eran una leyenda negra en España. Ningún escritor inglés o francés tuvo experiencias directas con ellos, sólo hablaban por referencias de otras personas. En Cataluña había por entonces más bandoleros que en Andalucía. "

  6. #26
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    RUBÉN CALDERÓN BOUCHET ( LA ARGENTINA ) :

    Jose Antonio fue espaniol y catolico en la medula de su inspiracion. No hay en su pensamiento nada que no este en la linea de la mas acendrada tradicion iberica, con su respeto al valor eterno del hombre.
    Concibio al Estado para hacer mas noble la perfeccion del hombre, pero no para convertirse en Iglesia. El culto del jefe carismatico, la exaltacion de la violencia o la idea del superhombre son ajenas a su pensamiento.
    Al liberalismo lo considero un regimen sin fe, una filosofia que abandona el destino de la patria a una discusion incesante, porque para ella no existia ni la verdad, ni la mentira.
    El Estado liberal burgues --decia-- no es el ejecutor de los designios de la justicia, es el simple espectador de las decisiones anonimas del sufragio.
    Al comunismo lo vio como una religion invertida: "es la vision infernal de la aspiracion cristiana a un mundo mejor".
    Creyo posible un regimen corporativo vertical entre patrones y obreros unidos en una profunda vocacion nacional. Sonio con una victoria capaz de poner a Espania a la cabeza de los pueblos de Europa en orden a una legislacion social justa. Una y otra vez repitio que la autentica salida politica era posible por lo alto, porque creia en la prioridad del espiritu y sabia que la Cristiandad habia sido hecha por una minoria de heroes y santos.
    Indudablemente su esperanza politica no se realizo, pero, basta eso para senialar su derrota? No supo morir como un hidalgo cristiano en la fidelidad a quien prometio su Reino para los que fueran testigos de su causa?

  7. #27
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA ( LAS ESPAÑAS )

    "Los partidos politicos nacen el dia en que se pierde el sentido de que existe sobre los pueblos una verdad, bajo cuyo signo los pueblos y los hombres cumplen su mision en la vida. Estos pueblos y estos hombres, antes de nacer los partidos politicos, sabian que sobre su cabeza estaba la Eterna Verdad, y en antitesis con la Eterna Verdad la absoluta mentira. Pero llega un momento en que se les dice a los hombres que ni la mentira ni la verdad son categorias absolutas, que todo puede discutirse, que todo puede resolverse con los votos, y entonces se puede decidir a votos si la Patria debe seguir unida o debe suicidarse, y hasta si existe o no existe Dios. ..."

  8. #28
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA ( LAS ESPAÑAS )

    "Bolchevique es todo el que aspira a lograr ventajas materiales para si y para los suyos, caiga lo que caiga; anti-blochevique, el que esta dispuesto a privarse de bienes materiales para sostener valores de calidad espiritual. Los viejos nobles, que por la religion, por la patria y por el rey comprometian vidas y haciendas, eran la negacion del bolchevismo. En cambio los que se aferran al goce sin termino de opulencias gratuitas, los que reputan mas y mas urgente la satisfaccion de sus ultimas superficialidades que el socorro del hambre del pueblo... Esos interpretes materialistas del mundo son los verdaderos bolcheviques."

  9. #29
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    JON JUARISTI ( LAS ESPAÑAS ) :



    Bandoleros :



    Tengo que escribir algo sobre Julio Caro Baroja y el casticismo, para el catálogo de la exposición conmemorativa del décimo aniversario de su fallecimiento, y viajo a Ronda en busca de inspiración. También es manía esto de irme a Ronda, cuando hoy lo más castizo de España es el Bernabéu, ese prado donde aterriza Bono. Pero a don Julio le gustaba la Andalucía inventada por los ingleses y a Ronda me he venido. No exactamente a Ronda ( No tendría gracia ), sino a Benaoján, a cosa de siete leguas del Tajo ( De Ronda ), y, en Benaoján, al Molino del Santo, un hotelito delicioso, con grata carta de vinos, donde cierras los ojos y te crees en Bloomsbury.



    En Ronda está el Museo del Bandolero, a tiro de trabuco del Puente Nuevo. Para ir entrando en ambiente, te cobran tres euros la visita, lo mismo que una película de estreno en Callao un miércoles. Estas tarifas, ¿ son de la era de Carmen Calvo o vienen así desde Diego Corrientes ?, pregunto a la empleada. Ella se encoge de hombros. Pido una guía. No hay guía. En la tienda venden mantas jerezanas y retacos de pega. El interior del museo, sin embargo, es didáctico y apelmazado. Ni un centímetro cuadrado de pared sin información. Lástima que predominen los facsímiles y las reproducciones, algunas birriosas. En las copias de fotografías de bandoleros muertos, todos aparecen muy desmejorados.



    España y el mundo hispánico han producido mucho bandido generoso. El más conocido de los bandidos hispanos fue, paradójicamente, un hijo de inmigrantes irlandeses en los Estados Unidos, Billy the Kid. La leyenda dice que le llamaban así porque empezó la carrera a temprana edad-once añitos tenía cuando talló la primera muesca en la culata de su revólver-y porque conservó hasta su muerte un aire infantil. Bobadas. Su apodo inglés era traducción del español. Niño ( Es decir, macho ) fue sobrenombre de multitud de bandoleros españoles ( Los de Écija fueron Siete, nada menos ) Y no tenían nada de niños. El Niño del Arahal, abatido junto al Pernales en la sierra de Albacete, era más feo que Picio, por ejemplo. Billy el Niño se rodeó de hispanos. Hablaba perfectamente el español y murió por hablar español cuando no debía. Pat Garrett lo mató en un fonducho, disparando sobre un bulto durmiente al que oyó pronunciar la frase cierre la puerta, joven. Tiró contra el idioma, no contra un hablante en concreto.



    Marx escribió que en todas las partes los bandidos se han metido en política, pero que sólo en España el bandolero se transmutó en un partido político, el carlismo. Mentira marxiana : el carlismo nunca fue un partido político. Bandoleros los hubo de distintas tendencias, como es bien sabido. José María el Tempranillo era absolutista y terminó de policía fernandino durante la Ominosa. Su contemporáneo fue Luis Candelas, madrileño y liberal como Ruiz-Gallardón, no se perdió un fregado revolucionario desde el pronunciamiento de Riego. De los bandoleros catalanes, no consta que ninguno fuera nacionalista. Roque Guimart, tan famoso en su tiempo que Cervantes lo hizo personaje del Quijote defendía los intereses de los frailes contra el obispo de Tortosa. O el de Vic, no recuerdo bien. Sin embargo, muchos de sus secuaces eran hugonotes gascones, o sea vascos calvinistas.



    Los auténticos bandoleros no actuaban solos. Levantaban partidas. El bandolerismo español fue gregario y por eso precisamente tuvo una dimensión histórica importante. El salteador solitario no crea historia. A Caro Baroja le interesaban distintos aspectos del bandolerismo : su conversión en tema castizo, su relación con las culturas de la violencia y el estrictamente lombrosiano. Le fascinaba en tal sentido, por su gran interés para la antropología criminal, el archivo fotográfico del gobernador Zugasti. Don Julio no era un determinista, aunque tituló uno de sus últimos libros La cara, espejo del alma . Sin embargo, nunca logró desentrañar un enigma del terrorismo. “ Fíjese usted-decía-en los pobres bandoleros andaluces. Tras su primer muerto, se les quedaba cara de mujiks de Dostoievski. En cambio los de ETA matan y matan y no parece que hayan roto un plato en su vida. “ ¿ Misterio vasco ? Nada de eso. Se trata de otro misterio. Del banal misterio de las ideologías.





    PAPA BENEDICTO XVI ( LA ALEMANIA ):



    “ Recuerdo que una tarde en Tubinga estaba invitado en casa de Ernst Blochm y hablamos sobre el hecho de que, en el pasado, no existía el problema de la droga, nadie se interesaba por ella, y la gran cuestión era : ¿ Por qué ? Existía como hoy y era accesible igual que hoy, pero sin embargo, no era una tentación. Yo osaba decir : “ Es que no era necesaria la droga, porque era accesible la realidad misma, en la comunión con el infinito. “ Y la señora Bloch, gran comunista, se sentía muy ofendida ante el hecho de que esos tiempos bárbaros, los tiempos de la esclavitud del catolicismo, pudieran en algún sentido ser mejores que los nuestros : ¡ imposible ! Pero pienso que es así.



    Si el hombre es creado para el infinito, necesita romper este muro que nos separa de la trascendencia, debe abrirse a una vida más grande, necesita del contacto con el infinito….Si abrimos los ojos, en la figura de Cristo, el Dios desconocido se hace conocido, rompe, Él mismo el muro que nosotros con nuestras propias fuerzas no podríamos romper, y nos hace comprender una lógica mayor, que va más allá de nuestra visión del mundo. Habiéndose revelado, podemos comprender que éste, el Logos, es realmente la realidad que ha creado el mundo, que se convierte luego en la carne de Jesús, en nuestro propio hermano, y se nos hace palpable y visible. “





    MANUEL RAMÍREZ ( LAS ESPAÑAS ) :



    “ Brigadistas amantes de la libertad :



    Ni libertad, libertad sin ira, como cantaba Jarcha en aquellos tiempos ya remotos de la transición, sino libertad, libertad de ida, no sin ira, y vuelta, sin devolver un euro, para pagarle un viaje al Caribe, como al Curro aquel de los anuncios, a los muchachos brigadistas, tan furibundos amantes de la libertad, a los que el Ayuntamiento ( # de Sevilla ) que todos sostenemos con nuestros impuestos les ha invitado de válvula total ( haga un inciso en la lectura, y paséese el gañote de arriba abajo con su mano derecha, aunque en este caso pega mejor la izquierda, para que lo entienda mejor todo el mundo ) y que han estado, por la misma cara, en dos cunas señeras de la libertad que, como la caridad bien entendida empieza por uno mismo, disfrutan los pueblos cubanos y venezolanos según se desprende de cómo son capaces algunos países de darle lecciones al resto del mundo y que, a fin de cuenta, han sido cuatro duros, ni siquiera de aquellos antiguos que tanto en Cái dieron que hablar ( ya se sabe que, para el maestro Burgos, la Habana es Cái con más negritos y Cái, que sí fue y es cuna de la libertad, y Cái es La Habana con más salero ) para que allí, como diría Juncal, tomaran nota de cómo se vive en ambos países, tan similar como en aquella parte de Alemania que, para que no entrara más gente en semejante paraíso, hicieron un muro, el llamado de Berlín, y al que se escantillara por querer salir, lo mandaban con el ripa en la frente para el paraíso de los cielos y que todavía no se han percatado los brigadistas viajeros que aquel muro se les cayó encima para demostrar que esto del comunismo es la mayor mentira que ha soportado la historia y que ya, salvo en estos lares de los dinosaurios cubanos o venezolanos, ya sean barbudos o afeitados, está tan caducados como penosamente soportado por aquellos que tienen la desgracia de sufrirlo y no precisamente de vacaciones sino muchos de ellos en las prisiones. Pero allá que se han ido estos adalides de la libertad ( para ellos y no para los demás ) para poder comprobar in situ la maravilla que supone ser pionero o brigadista e incluso querer exportar la libertad que allí se respira para el resto del mundo que no tienen esa suerte, total, sólo han sido más de doscientos mil euros ( Cojan la calculadora y ya verán qué chollo es éste de la libertad de gañote ) que digo yo que a lo mejor hubiese sido más conveniente gastarlos aquí o guardarlos para cuando llegue otro momento como aquel en que se repartió casi un gordo de lotería en los Bermejales para que los que allí vivían se fuesen a mayor gloria del proletariado y la revolución. Cómo se lo han pasado de bien los brigadistas de la lista, de qué forma han podido conocer, en vivo y en directo, la libertad absoluta y total que allí se respira y de qué forma han reivindicado que esa misma libertad deba ser imitada por todos. De todas formas, parece que todos los que se fueron han vuelto. Qué lástima, hombre, que no se hubiesen quedado allí. “





    MARQUÉS DE LOZOYA ( LAS ESPAÑAS ) :



    “ Los soldados de Cortés y de Pizarro, cargados de Edad Media, llevan a un mundo virgen o penetrado de viejísimas culturas toda su tradición, sus devociones, su manera de sentir y de pensar. A fines del siglo XV, la devoción predominante en Castilla, con su expansión extremeña y andaluza, cuyos hombres son los que realizan la gran hazaña, era, después de la del Redentor y la de su Madre Santísima, la del Apóstol Santiago. ¡ Santiago ! era el grito de guerra de los españoles en las selvas o en las parameras de América, como antaño en el Duero o en la vega de Granada. “ Estuvimos en gravísimo peligro-escribe Bernal Díaz-, hasta que Cortés, con gran osadía, nombrando al Señor Santiago e arremetiendo contra ellos, les hicimos retraer. “



    Serían o no ciertas las visiones del Apóstol militante que en diversas ocasiones consignan los cronistas, pero en todo caso revelan una gran verdad : la ciega fe de los soldados en el humilde pescador de Galilea, compañero y amigo de Cristo, que les hacía verle galopar por los campos del cielo, y la fuerza sobrenatural que esta visión les infundía. Santiago era también el grito de guerra de otro equipo de españoles desesperados que atravesaban los Andes para enfrentarse con otro gran imperio.



    Y, prosiguiendo hacia el extremo Oriente su celestial cabalgata, el Apóstol acudió en el auxilio de los portugueses en la conquista de Goa cuando, en el siglo XVI, los lusitanos eran y se sentían tan españoles como los castellanos o los aragoneses. He aquí como relata estos hechos don Francisco de Quevedo : “ El padre Juan Pedro Maffeo, insigne historiador de la Compañía de Jesús, en el fin del libro IV de su Historia de las Indias Orientales , dice, hablando de que la Cruz ayudaba a los portugueses en la toma de Goa, que no sólo a la Cruz se atribuye la victoria, sino al Apóstol Santiago, que es el presidente de los españoles. “



    Consignar los testimonios de la devoción en América de los españoles-y de los mismos indios, luego-merecería un libro muy voluminoso. Su efigie solía figurar en pendones y estandartes de paz y de guerra, y así en el del virrey de Méjico, Mendoza, se destacaba sobre damasco carmesí. Llevaban su nombre muchos de los navíos que hacían la carrera de las Indias, o aún se aventuraban a dejar atrás el Nuevo Continente para encontrar, al fin, el mundo de Marco Polo. Así, el Santiago que formaba parte de la flota heroica de Magallanes, o el galeón del mismo nombre en la aventura de Loaysa. Pero donde se advierte mejor la intensidad de la penetración jacobea en Indias es en la nomenclatura geográfica de las ciudades y aldeas, de golfos, de ríos y de montañas. Hay ciudades muy importantes, que son o fueron capitales de una comarca extensa, como Santiago de Chile, Santiago de los Caballeros de Guatemala, o Santiago de los Caballeros de León en Nicaragua. Ciudades populosas como Santiago de Guayaquil o Santiago de Cuba.



    En la Plaza de Armas de Cuzco, una de las más bellas del mundo hispánico, la iglesia del Triunfo, del bello barroco cuzqueño de la época del obispo Molinedo Angulo ( 1650 ), conmemora la aparición del Apóstol durante el asedio con una efigie ecuestre del Caballero Divino.



    La devoción popular a Santiago en Indias es una prueba eficiente de que había penetrado la tradición española en el Nuevo Mundo. Es curioso que en muchos pueblos de Méjico se celebrase la fiesta de Moros y cristianos con el mismo entusiasmo que en el levante peninsular.



    La religión, las ceremonias de culto católico lo llenan todo en las masas populares de una gran parte de América. Y está injustificada la gratitud hacia el que, llevando a España la buena nueva y protegiendo a los españoles en la lucha secular contra el islam, hizo posible el que se hiciese con signo católico la incorporación del Nuevo Mundo a la cultura europea. “





    EDURNE URIARTE ( LAS ESPAÑAS ) :



    “ El juego de los idiotas :



    En esto de la tensión nacionalista parece que hemos perdido definitivamente la noción de los límites entre la realidad y la ficción y una parte de este país ha decidido instalarse en la ficción. Porque no hay otra forma de entender la casi nula reacción a lo del derecho de secesión de ERC o a la co-soberanía de Josu Jon Imaz. Si todo esto no suscita escándalo y el gobierno sigue sin sufrir presión significativa alguna para alejarse de semejantes o potenciales socios, es que muchos han decidido que todo esto es un gran juego, un tira y afloja virtual en el que nunca pasará nada, nada en nuestra vida cotidiana, nada en la estabilidad política y nada en la prosperidad económica. Se trata de mantener entretenidos a los nacionalistas y canalizar la tensión con el ejercicio de la negociación infinita. Hay un detalle que pasa desapercibido y es que hay un equipo que gana todos los asaltos, los nacionalistas, y otro que pierde siempre, los españoles. Pero esto es un juego, aunque sea el juego de los idiotas. “





    CARDENAL JEAN-LOUIS TOURAN ( LA FRANCIA ) :



    « Laicismo : Apartheid Religioso



    La Ley que sancionó en 1905 la separación entre Iglesia y Estado en Francia, y de la que ahora se cumple el centenario, fue percibida como una agresión a la Iglesia Católica, en la medida en que la despojó de todas sus propiedades e intentó organizarla según un modelo político democrático, buscando la manera de considerarla asociación cultural.



    A la pregunta sobre cómo llevar a cabo el sistema de la enseñanza en Francia, Jules Ferry, el gran arquitecto del laicismo en Francia, respondió : “ Organizar la Humanidad sin Dios. “ Esta ley pretendía la abolición unilateral del Concordato de 1801. Establecía que la República no reconocía ni financiaba ningún culto, considerando la religión sólo en su dimensión cultural y no en la social. Esto es laicismo, y no laicidad, algo que la Iglesia no puede apoyar. Por todo ello, el Papa San Pío X habló, en su encíclica Vehementer, del laicismo como un verdadero apartheid religioso, la peste de nuestro tiempo. Los católicos lo consideraron una verdadera injusticia. “





    FRAY ÁNGEL MARTÍNEZ CUESTA Y HERMANA MARÍA EUGENIA GARISOAIN :



    “ * El Padre y la Hermana, agustinos recoletos, que escriben este artículo, son miembros de la Comisión histórica del Proceso de canonización de la Sierva de Dios Madre Antonia de Jesús



    Devota de la Eucaristía :



    En estos tiempos en que los medios de comunicación social nos bombardean con noticias y mensajes marcados por la violencia, el sexo, la infidelidad y el desorden; cuando la familia se ve denigrada por las leyes civiles y se pretende apagar la luz de la fe cristiana del pueblo, comenzando por la escuela, es muy consolador poder ubicar noticias que nos inviten a elevar nuestra mirada a lo alto y estimulen nuestras vidas con el mensaje de Jesús.



    Entre las muchas personas, verdaderos héroes, que pasaron por este mundo viviendo a plenitud, reseñamos a la Madre Antonia de Jesús, monja agustina recoleta, devota de la Eucaristía, del siglo XVII.



    Antonia López Jiménez nació en Pastrana ( Guadalajara ), el 12 de Junio de 1612, y murió en Medina Sidonia ( Cádiz ), el 16 de Junio de 1695. La primera parte de su vida, que cubre apenas sus primeros 19 años ( se trasladó con sus padres a Granada con 6 años ) , tiene como único horizonte su casa paterna. Son los años de la apertura a la vida, en los que va forjando su carácter y sus ideales en el seno de una familia profundamente cristiana y de buen nivel social y cultural.



    Sus padres tuvieron quince hijos : diez varones y cinco mujeres. Éstas fueron todas monjas agustinas recoletas. De los varones, uno al menos abrazó también la vida religiosa como agustino recoleto. Incluso la madre, al quedar viuda, siguió el ejemplo de sus hijas, abrazando la vida religiosa al lado de ellas.



    La segunda parte de su vida la consagró toda ella a la vida religiosa. Al principio, la vemos empeñada en la búsqueda de una respuesta a la voz del Señor que la llamaba a una vida retirada; y una vez que la encontró en el beaterio de Santo Tomás de Villanueva, que ella misma fundó a la edad de 24 años, en el Albaycín granadino ( 1636 ), se entrega en cuerpo y alma a su consolidación y a su expansión en otros lugares de Andalucía. En 1643 logró abrir su segundo beaterio, en la parte baja de Granada, que años más tarde, en 1655, transformó en convento, teniendo como titular al Santísimo Corpus Christi. En 1666 fundó el convento de Jesús Nazareno, en Chiclana de la Frontera ( Cádiz ), y , en 1687, contando con 75 años, aún tuvo energía e ilusión para embarcarse en la apertura de su última fundación : Jesús, María y José, en Medina Sidonia ( Cádiz ). En estas dos últimas, Madre Antonio dejó esculpidas, tanto en piedra como en madera, unas granadas, signo de los años vividos en la ciudad de los Cármenes, los cuales calaron hondo en su corazón.



    Los cuatro conventos son frutos de sus desvelos y de su habilidad. De las tres primeras fundaciones, nos ha dejado una descripción viva y llena de detalles en el libro de las Fundaciones, concluido en Chiclana, donde firma las últimas líneas a 1 de Febrero de 1670. No es una autobiografía, porque la Madre evita de intento toda referencia a su experiencia interior, pero ofrece tal cantidad de datos, de circunstancias, de estados de ánimo y aun de personas, que nos permiten perfilar su personalidad con suficiente exactitud. Lo que pretende Madre Antonia, y lo consigue, es manifestar las obras de Dios, y así dejó escrito : “ Señor, aquí caerá bien todo lo que Vos hiciereis, porque aquí seréis más conocido y alabado en vuestras obras. “



    Fisonomía espiritual :



    Su primer biógrafo, el doctor Bohórquez, la relaciona varias veces con Santa Teresa, de quien Antonia era lectora y admiradora. Y no hay duda de que poseía algo de su fisonomía humana y espiritual. También ella es un alma contemplativa y ardía en abrir nuevos palomarcitos para el Señor, por lo que escribe : “ Si yo viese hecho un convento, luego me había de ir a trabajar a otra tierra para hacerle otra casa al Señor “ y tuvo su efecto en la Andalucía occidental.



    Sabía afrontar cualquier clase de obstáculos, poseía entereza, simpatía y fuerza de convicción para ganar la confianza y el apoyo de personas influyentes. Era una mujer de fuerte personalidad, capaz de sobreponerse a toda clase de obstáculos, tanto sociales y económicos, como burocráticos. En un medio hostil y lleno de dificultades y condicionamientos para las mujeres, supo hallar su propio camino. Pero si algo hay que resaltar de su personalidad son dos características que se destacan a lo largo de sus escritos : su enorme voluntad y la seguridad que posee de ver culminada la obra emprendida, basada en la absoluta confianza de tener a Dios de su parte. Y así encontramos esta frase : “ Me daba el Señor tan gran seguridad en el corazón que se había de hacer, que no tenía ninguna duda. “



    La consagración a Dios en la vida religiosa y claustral no destruyó su vitalidad, ni su simpatía humana, ni, mucho menos, le impidió defender sus puntos de vista o los intereses de su comunidad.



    Entre sus devociones destaca el amor a la Eucaristía. Todos los días pasaba horas enteras ante Jesús Sacramentado. Y así, en su libro Fundaciones, deja esta orientación : “ Es el camino y el mejor sendero para encaminar las almas a Dios “; o esta otra ; “ Fue este Señor Sacramentado nuestra fortaleza, nuestra conservación, nuestra guía, nuestra defensa y todo nuestro bien “; y reitera : “ Comulgad, comulgad a menudo los que queréis enmendar vuestras vidas, que en este Señor hallaréis Maestro, guía y remedio de todas vuestras necesidades. “



    El domingo 29 de Mayo, en el marco de la solemnidad del Corpus Christi, de este año en curso, 2005, se llevó a cabo la clausura del Proceso de canonización, en la diócesis de Cádiz-Ceuta de la Sierva de Dios Madre Antonia de Jesús. Se había invertido en la investigación y en la declaración de los testigos cinco años. El padre Romualdo Rodrigo, agustino recoleto, Postulador de la Causa, fue designado para llevar las Actas del Proceso a Roma. El señor obispo de la diócesis, monseñor Antonio Ceballos Atienza, lo clausuró, en la iglesia del monasterio de Chiclana de la Frontera, con las siguientes palabras : “ Como Presidente del Tribunal y en virtud de las facultades que me competen, declaro solemnemente clausurado el Proceso diocesano de canonización de la Sierva de Dios Madre Antonia de Jesús, fundadora “. Como ven, era una buena noticia, que no podíamos pasar por alto. “










  10. #30
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    ONÉSIMO REDONDO ( LAS ESPAÑAS ) :



    “ Cada política tiene sus momentos, cada pueblo, sus problemas, y cada nación engendra espontáneamente a sus salvadores auténticos. “


  11. #31
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables



    RODOLFO DE HABSBURGO ( HIJO DEL BEATO CARLOS DE AUSTRIA ) :



    “ La familia que reza unida permanece unida. La familia es la esperanza de la Iglesia y la sociedad. Mis padres confiaron su matrimonio a la Virgen. El día de la boda, mi padre dijo a mi madre : “ Ahora debemos ayudarnos mutuamente a ganar el cielo “. Ése es el secreto de su éxito familiar. “


    EDURNE URIARTE ( LAS ESPAÑAS ) :




    “ Arrepiéntase usted mañana :



    Imaginemos la siguiente escena : el presidente del Gobierno se dirige a los asesinos de mujeres y les anuncia, solemne, que su destino será dejar de perseguir y asesinar a sus parejas. Después dirige la mirada hacia las bandas de mafiosos y les vaticina que no tendrán más remedio que volverse honrados y abandonar armas y malas intenciones. También interpela a los ladrones y les augura un ineludible horizonte vital de trabajo honrado. José Blanco añade, bondadoso, ¡ Ah, cómo me gustaría que condenarais el crimen y el robo ! Y Patxi López se muestra impaciente, pero esperanzado; no acabáis de entender lo que os pide la sociedad desde hace tanto tiempo, pero lo comprenderéis, y ese día, yo, Blanco y el presidente nos sentaremos con todos vosotros en la mesa de la bondad para acordar un futuro de concordia y felicidad.



    ¿ No se lo imaginan ? Yo tampoco. No se me ocurre más posibilidad que la de hablarles de represión y de la cárcel que les espera mientras le envían a la policía. Pero no porque me atenga a la lógica. Porque, según la lógica establecida por el PSOE, ese diálogo entre el Estado infinitamente flexible y los delincuentes es perfectamente posible. No se trataba de los asesinos de mujeres, ni de bandas de mafiosos ni de ladrones. Hablaban a los etarras. En esos términos, y sin la más mínima mención a la policía y a los largos años de cárcel que deberán pasar antes de tener la posibilidad de participar en ninguna decisión sobre su sociedad.



    Los diálogos no son nuevos. Los nuevos en esto son los socialistas. Los nacionalistas han hablado siempre en esos términos a los etarras; podéis seguir matando, que, el día que decidáis dejar tan mala costumbre, allí estaremos nosotros, sentados en la mesa de la paz, ansiosos de negociar con vosotros la solución al conflicto. Josu Jon Imaz declaraba el domingo a ABC lo mismo que siempre ha sostenido el PNV, que el futuro de ETA es la conversión de un actor político más del País Vasco. En otros términos, que su destino no es la cárcel, sino la mesa de diálogo, una vez que haya cambiado de opinión sobre el crimen. Entretanto, el plazo para arrepentirse es amplísimo. Extiéndase hasta el infinito el mañana del epígrafe e inclúyanse en el ínterin todos los crímenes que a ETA le apetezcan.”

  12. #32
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables










    JUAN MANUEL DE PRADA ( LAS ESPAÑAS ) :



    “ Por caridad :



    De milagrosa podemos calificar la concesión del Premio Príncipe de Asturias a las Hijas de la Caridad. El desprestigio actual de la caridad, su degradación paulatina y su sustitución por simulacros campanudos, se ha convertido en uno de los signos distintivos de nuestra época. Hoy ya casi nadie emplea la palabra “ caridad “ ( Que viene de carus, dilecto, amado ), por temor a que se le acuse de adhesión vaticanista. Hemos suplantado esta bella y valerosa palabra por un eufemismo más llevadero, “ solidaridad “, que nadie sabe exactamente lo que designa, pero que, a la vista de los acontecimientos, se refiere a una serie de actividades ostentosas ( millonetis con mala conciencia y hambre de notoriedad que destinan una parte ínfima del dinero que les sale por las orejas en “ labores humanitarias “, etcétera ) que antes quedaban comprendidas bajo la denominación menos hipocritona de “ beneficencia “. Pero la beneficencia es justamente lo contrario de la caridad; la beneficencia es el impuesto que pagamos para mantener nuestra conciencia tranquila.



    La verdadera caridad, según nos enseñaba San Pablo, es sufrida y paciente, no se pavonea ni ensoberbece. La verdadera caridad ( A diferencia de esta solidaridad de pacotilla que nuestra época ha impuesto, que siempre elige a sus beneficiarios a quienes viven en el otro hemisferio, para que no nos salpique su dolor ) necesita un prójimo tangible sobre el que volcarse; y, si además se pretende cristiana, debe contemplar el rostro de Jesús copiado en el rostro de cada hombre que sufre. En el evangelio de San Mateo, leemos : “ Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; peregrino fui y me acogisteis; estaba desnudo y me vestisteis; enfermo y me visitasteis; preso y vinisteis a verme. “



    Y es que, como afirmaba San Juan, es imposible amar a Dios, a quien no vemos, si no amamos antes a nuestro prójimo, a quien vemos. En estas pocas líneas se condensa el legado más hermoso del cristianismo : Dios anida en el rostro de cada una de sus criaturas afligidas; y el amor, la adhesión con esas criaturas sufrientes, se erige en la única justificación de nuestro paso por la tierra.



    Naturalmente, esta mística centrada en el amor a Cristo, que se encarna en el hombre que sufre, resulta muy difícil de entender para nuestra época. San Vicente de Paúl consideró que la perfección cristiana no se alcanzaba sólo en la clausura, sino también a través del servicio a los pobres. Conviene resaltar el carácter secular de las Hijas de la Caridad : no son una orden ni una congregación sino toda una sociedad de vida apostólica. No las obligan, pues, los tradicionales votos religiosos. Su convento son las casas de los enfermos; su claustro, las salas de los hospitales; su celda, las escuelas y las prisiones. Su fundador les dejó escrito : “ Pronto verás que el amor pesa mucho más que el caldero de la sopa y el cesto de pan. Pero conserva tu dulzura y tu sonrisa. No todo consiste en dar el caldo y el pan. Eso pueden hacerlo los ricos. Tú eres la pobre sierva de los pobres, la sierva de la caridad. Siempre sonriente y de buen humor. Ellos son tus amos. Únicamente por tu amor, sólo por tu amor, te perdonarán los pobres el pan que les des. “



    Ese inmenso amor que cargan sobre los frágiles hombros, numeroso como el dolor que desgarra al hombre, no sería explicable si no lo alentase una encomienda divina. A la prensa correcta, que tanto gusto halla en caracterizar a la Iglesia Católica como una fuerza oscurantista y en airear escándalos fantasmagóricos que la enfanguen y denigren, le habrá fastidiado sobremanera que, siquiera por una vez, se muestre a los ojos de la masa adoctrinada el verdadero rostro de la Iglesia, que es el rostro del hombre que sufre. Gracias, queridas Hermanas, por permitirnos escuchar el susurro de la caridad, entre tanto metal que suena y tanta campana que retiñe. “

  13. #33
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    ANTONIO BURGOS ( LAS ESPAÑAS ) :





    “ Macrobotellón de moros y Estatut :



    En la ciudad colapsada por la visita de ZP, el taxista me lleva al centro por el corredor verde. El corredor verde no es un tío con una camiseta del Betis haciendo fútin. Llamo corredor verde al que va desde el puente de Triana hasta Heliópolis. Usted se pone en el coche en el Barranco, hacia el Paseo Colón, Las Delicias y La Palmera, y no deja de ver verde, verde de árboles, verdes de arriates, verde de jardines, hasta llegar al Campolbetis. Y si sigue hacia Bellavista, ve más verde por Los Bermejales, por donde las pintadas de los vecinos piden que los mahometanos se metan la mezquita por el c….orán.



    Esas pintadas contra la mezquita deben de ser el monumento a la tolerancia de los chillidos. En Sevilla, como todo es barrocamente dual, en materia de tolerancia tenemos también dos monumentos. A saber :



    • El monumento a la tolerancia de Chillida, en el muelle de la Sal.


    • El monumento a la tolerancia de los chillidos de los vecinos, en Los Bermejales.


    El monumento a la tolerancia del muelle de la Sal es de Chillida porque allí no van a poner mezquita alguna; en cuyo caso, sería el monumento de los chillidos….de los vecinos. No somos ni racistas ni intolerantes. Nadie protestaría si en Los Bermejales pusieran una sinagoga, ¿ verdad, Uriel Valls y amigos de Sevilla Sefarad ? Aunque los judíos de la sinagoga fueran más feos aun que los de los pasos de Semana Santa. En Sevilla, el antisemitismo es sólo escultórico. Se nos va en poner a los judíos de los pasos una cara de mala leche que da miedo. Pero no somos antisemitas. Y en la Sevilla procesional de los cortejos, a los moros, en cambio, los representamos en plan simpático, léase Cabalgata de Reyes. Los chavales quieren ir de moros, de beduinos. Pero cuando a los padres de los chavales que quieren ir de beduinos les dicen que junto a su casa van a poner una mezquita para que acudan los beduinos de verdad, se lía. Lianza de civilizaciones, vamos….



    Así que Sevilla protestando contra la mezquita y Zapatero nos mete aquí a los moros notables, a los moros amigos ( suyos ) que nos quieren quitar Ceuta y Melilla tras habernos quitado la cartera y haber montado el inhumano desembarco en Normandía de las pateras y las escaleras, donde mueren tantas criaturas. El rey moro Axataf entregó a San Fernando las llaves de Sevilla y Zapatero entregó la morterá de nuestro dinero a los moros bajo los almocárabes alcazareños. Al fondo se oía desde Ceuta la saeta que los negritos del África tropical cantan a modo de canción del Colacao, en el salta la reja, congoleño :



    ¿ Quien ma bresta una escalera,

    que aquí en Cebta no hay maderos

    y en Esbania dar papeles

    el Rodríguez Zapatero ?



    Y para que ZP, el amigo del alcalde de Alcalá de los Zapateros, quede bien con sus queridos moros, en esta España rota por el Estatut ( Y Força en el Canut ), está Sevilla con las calles cortadas. El taxista que me lleva por el corredor verde, mosqueado, me dice :



    - ¿ Y en Madrid también forman esta liá de tráfico cada vez que Zapatero se baja los pantalones y le entrega una parte de España a un moro o a un catalán ?



    - No, esto es culpa del macrobotellón. Del macrobotellón que ha formado ZP con los moros y con los separatistas, con tal de perpetuarse en el poder. Le han quitado el tapón del botellón a la Constitución y se ha encontrado con el NO8DO de Sevilla, pero al revés : Cataluña SÍ8DO. “

  14. #34
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    RAFAEL GAMBRA CIUDAD ( LAS ESPAÑAS ) :


    EL CARLISMO Y LA LIBERTAD RELIGIOSA


    El Carlismo ha defendido siempre la unidad religiosa de España. Más aún: esa unidad es la piedra angular del orden político que el Carlismo propugna. "Nada sin Dios", el primero de sus lemas no significa simplemente que cree en la existencia de Dios en el Cielo o que propone la religiosidad como norma de vida de sus adeptos. El trilema carlista no es un programa de vida personal, sino el ideario de un sistema político. La unidad católica, por lo demás, aunque a veces de forma incongruente con el régimen político, ha estado vigente en España desde tiempos de Recaredo, en el siglo VI, hasta la actual Constitución de 1978, con la sola excepción de los cinco años de la segunda República.

    ¿Qué es la unidad religiosa?

    Para mejor entendernos, digamos ante todo qué no es la unidad religiosa. No es, contra lo que muchos creen, coacción ni intolerancia. La fe no puede imponerse a nadie, ni moral ni siquiera físicamente, puesto que es una virtud infusa que Dios concede y que incide en lo más íntimo de cada alma. Tampoco debe ejercerse coacción alguna sobre el culto privado de otras religiones, ni sobre su práctica en locales o templos reservados, con tal de que no se exteriorice ni se propague públicamente, ya que en un Estado confesional la difusión de las religiones falsas debe considerarse como más dañina que la propagación de drogas o sustancias nocivas.

    Más aún: el sistema tradicional aconseja el prudencialismo político de acuerdo con el cual el gobernante católico en cuyo pueblo estén arraigadas de hecho más de una confesión religiosa, debe basarse en lo que tengan de común esas religiones, y practicar la tolerancia de cultos. No es el caso de España, donde no existe otra religión ni histórica ni ambientalmente establecida más que la católica.

    ¿Qué significa entonces la unidad religiosa que el Carlismo propugna como primero de sus lemas? Simplemente, que la legislación de un país debe estar inspirada por la fe que se profesa -la católica en nuestro caso- y que no puede contradecirla; que las costumbres, en cuanto son influidas por la ley y la política del gobernante, debe procurarse que permanezcan católicas. Que la religión, en fin, debe ser objeto de protección por parte de la autoridad civil. Dicho de otro modo: que no se pueden dictar ni proponer leyes que contradigan a la moral católica -ante todo el Decálogo-, ni que atenten a los derechos y funciones de la Iglesia.

    Este fundamento religioso (religión es religación con un orden sobrenatural) es radicalmente opuesto al principio constitucional moderno, según el cual el poder procede del hombre, de su voluntad mayoritaria, y nada tiene que ver con Dios ni con el Decálogo, que sólo concierne a la vida privada de quienes profesan esa religión. Recordemos que el origen de nuestras guerras civiles -que siempre tuvieron un trasfondo religioso- los dos gritos que se oponían entre sí eran ¡Viva la Religión! y ¡Viva la Constitución!

    La confesionalidad del Estado y la conservación de la unidad religiosa allá donde exista son, ante todo, una consecuencia del primer Mandamiento que nos prescribe amar a Dios sobre todas las cosas, y no sólo en nuestro corazón o privadamente, sino también las colectividades que formemos, familiares o políticas. En segundo término, es una necesidad para conservar el bien inmenso de una religiosidad ambiental o popular, de lo que depende en gran medida la salvación de las almas. En algunos momentos cumbre de la historia el Cristianismo se propagó de un modo súbito, cuasi milagroso: en el Imperio Romano en tiempos de los apóstoles, en la rápida cristianización de los pueblos bárbaros a la caída de Roma, en la difusión fulgurante de nuestra fe en la América española.

    Pero en lo demás la fe requiere ser mantenida con esfuerzo y evitarle peligros, al igual que debemos hacer con nuestra fe personal, y con la salud y el dinero, y cualquier género de bienes, que requieren ser guardados y preservados. Bajo un Estado laico la fe tiene que perderse, porque ese pueblo no merece la fe que ha recibido, y ello está a la vista en nuestra sociedad.

    En segundo lugar, tampoco puede subsistir un gobierno estable que no se asiente en lo que Wilhelmsen ha llamado una "ortodoxia pública". Es decir, un punto de referencia que sirve de fundamento a la autoridad y a la obligatoriedad de las instituciones, las leyes, las sentencias. En rigor, si se establece la libertad religiosa (y el consecuente laicismo de Estado) resulta imposible mandar ni prohibir cosa alguna. ¿En nombre de qué se preservará en una tal sociedad el matrimonio monógamo? ¿Bajo qué título se prohibirá el aborto, la eutanasia y el suicidio? ¿Qué se podrá oponer al nudismo, a la objeción de conciencia, a las drogas o a la promiscuidad de las comunas? Bastará que el afectado por el mandato o la prohibición apele a una religión cualquiera -incluso individual- que autorice tal práctica o la prohiba. ¿Y qué límite podrá poner el Estado a esa libertad religiosa si se la supone basada en "el derecho de la persona"?

    Quien desee divorciarse o vivir en poligamia no tendrá más que declararse adepto a múltiples religiones orientales, o al Islam, o a los mormones. Quien quiera practicar la eutanasia o inducir al suicidio, podrá declararse sintoísta. El que desee practicar el desnudismo público alegará su adscripción a la religión de los bantús, y los objetores al servicio militar buscarán su apoyo en los Testigos de Jehová. En fin, los que vivan en promiscuidad o se droguen, hallarán un recurso en los antiguos cultos dionisíacos o báquicos. La inviabilidad última de cualquier gobierno humano (que recurre simplemente a la fuerza) se hace así patente. La "libertad religiosa" es, por su misma esencia, la muerte de toda autoridad y gobierno.

    Se objetará, sin embargo, que la Declaración Conciliar Dignitatis Humanae del Concilio Vaticano II ha propugnado la libertad religiosa y el consiguiente laicismo de Estado. ¿Qué hemos de pensar de esto los carlistas? A mi juicio, lo siguiente:

    1.º.- El Concilio Vaticano II no es un concilio dogmático sino sólo pastoral, por propia declaración: por lo mismo, exento de infalibilidad.

    2.º.- La libertad religiosa en el fuero externo al individuo contradice la enseñanza de todos los papas anteriores (uno de ellos santo) desde la época de la Revolución Francesa, y particularmente a la encíclica Quanta Cura de Pío IX que reviste las condiciones de la infalibilidad.

    3.º.- La Declaración Conciliar se contradice a sí misma, puesto que afirma al mismo tiempo que deja intacta la doctrina anterior.

    4.º.- Los amargos frutos de esa Declaración son bien patentes en la Iglesia y en la sociedad.

    5.º.- Si esa Declaración hubiera de ser recibida como "palabra de Dios", al Carlismo no le quedaría más que disolverse, porque ha sido el último y más heroico empecinamiento en la defensa del régimen de Cristiandad.


  15. #35
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    JUAN VÁZQUEZ DE MELLA ( LAS ESPAÑAS ) :


    EL SISTEMA REPRESENTATIVO TRADICIONAL
    Complemento natural de la libertad regional es aquella magnífica y asombrosa institución que surge de las entrañas e nuestra propia Historia, aquella hermosa y fecunda doctrina representativa, simbolizada en nuestras antiguas y veneradas Cortes. Y al hablar de las antiguas Cortes no me refiero sólo a las de Castilla, que fueron, por cierto, y por causas que no voy a examinar ahora, quizá más embrionarias y menos desarrolladas que las de los demás reinos de España. Ya sé yo que no llegaron a completo término aquello principios representativos que tan profundo arraigo tenían en la sociedad medieval, que apenas existió un señorío de ciertas proporciones sin sus juntas o pequeñas Cortes, y que no habían podido llegar a su plenitud y lozanía, entre otras causas, por el golpe de retroceso producido por la protesta luterana en la civilización europea, y que originó la Monarquía absoluta del siglo XVI, la cuál fue obstáculo para que alcanzaran el término de su evolución los gérmenes de verdadero régimen representativo que había en el seno de las monarquías cristianas; pero, tomando en conjunto aquel sistema, y sin referirme al del Castilla, ni al de Valencia, ni al de Aragón, ni al de Navarra y Cataluña, que no difieren en lo sustancial entre sí, ni los Estados generales de Francia, ni de los Parlamentos de Inglaterra, ni de las Dietas de Hungría, Polonia y Alemania, porque habían sido la realización varia de un mismo principio inmortal que informaba a las sociedades cristianas en el Edad Media, puedo sintetizarlo en estas cuatro bases fundamentales en que las Cortes se apoyan, y que son: primera, representación por las clases; segunda, incompatibilidad entre el cargo de diputado y toda merced, honor y empleo, exceptuando los que son obtenidos por rigurosa oposición; tercera, el mandato imperativo como vínculo entre el elector y el elegido, y cuarta, aquellas dos atribuciones de las Cortes que consistían en no poder establecerse ningún impuesto nuevo, ni ser variada o modificada ninguna ley fundamental, sin el consentimiento expreso de las Cortes.

    Queremos nosotros el régimen corporativo y el de clases porque entendemos que, correspondiendo a la misma triple división de la vida y de las facultades humanas, hay en la sociedad, cualquiera que ella sea, una clase que representa principalmente el interés intelectual, como son las corporaciones científicas, las Universidades y las Academias; una clase que representa, antes que todo y principalmente, un interés religioso y moral, como es el clero, y otras que, como el comercio, la agricultura y la industria representan el interés material; y, en una sociedad no improvisada, y con la vida secular como la nuestra, hay la superioridad del mérito reconocido en todos los pueblos, y la formada por prestigios y glorias de nombre históricos constituyendo la aristocracia social y la de sangre, y, con el interés de la defensa y del orden representado por el Ejército y por la Marina, está completado el cuadro de todas las clases sociales que tienen derecho a la representación. Por eso no queremos que sean las Cortes formadas por aquel cuerpo electoral, del cual decía ya Donoso Cortés que era un agregado arbitrario y confuso, que se formaba a una señal convenida y se desvanecía a otra señal, quedando sus miembros dispersos hasta que sonaba de nuevo la voz que les ordenaba juntarse. No queremos que sea ese arbitrario agregado, en el cuál el médico, el industrial, el sacerdote, el agricultor, el abogado, el militar, todos juntos y confundidos van a hacer surgir aquella representación legítima de intereses tan varios, tan complejos, y a veces tan opuestos; nosotros queremos que las Universidades, las Academias y las Corporaciones científicas, tengan sus propios representantes, que tenga los suyos el Clero, que los tenga la industria, el comercio y la agricultura, y sus especiales mandatarios, la aristocracia y el Ejército.

    Queremos también que, como vínculo entre el elector y el elegido, exista el mandato imperativo. Ya se yo que contra el mandato imperativo han esgrimido sus armas las escuelas doctrinarias; ya sé que contra él dicen que resuelve antes de discutir, y que con eso, en cierto modo, se mata el régimen parlamentario. Si no tuviera mas inconveniente que ése, para mi esa era la mejor de sus defensas; pero no es verdad que resuelva antes de discutir, porque puede suceder, y sucede de hecho, que dentro de una clase pueden los electores haber deliberado y discutido ampliamente, y después el procurador mismo puede discutir en las Cortes con aquellos otros procuradores que no hayan recibido expreso mandato imperativo, y el mismo puede no recibirlo para todos los asuntos. No es cierto tampoco aquel axioma político de las escuelas liberales, según el cual el diputado no es representante de una clase, ni de un distrito, sino de la nación entera, esta es una aberración, de la cual, ya en el año 1848, y comentando la Constitución revolucionaria francesa de entonces, se reía Proudhon, el cual decía que, si los diputados representaban a sus diferentes distritos, estaba representada la Nación, y que de ninguna manera podía representar un diputado a todos los distritos de la Nación, ya que en la mayor parte de ellos eran desconocidos los diputados por los distritos, y los distritos por los diputados.

    Tiene el mandato imperativo innegables ventajas, y una de ellas es que por medio de él se pueden conocer directamente el Estado de la opinión pública, de ese concepto que tantos servicios os ha prestado, que es una frase hecha que, bien analizada, no puede ser sustentada por los liberales, ya que el sujeto de la opinión requiere dos cosas: el conocimiento de las cuestiones morales y jurídicas, que no puede tener una multitud, y al mismo tiempo una unidad de norma y de criterio, que con la libertad de todas las opiniones se destruye.

    El estado de la opinión puede ser conocido por el mandato imperativo, ya que, por el número de mandato o poderes que en las Cortes aparezcan, se puede saber perfectamente cuando están divididos en el país los pareceres y cuando hay cierta uniformidad o cierto parecer común, ya en cada clase, ya en todas juntas.

    Ofrece también otra ventaja inmensa que no puede existir con los sistemas parlamentarios modernos. ¿Sabéis cuál es esa ventaja que reporta? La de no poder violar la verdadera voluntad del país: es decir, que los que sean elegidos no prometerán una cosa durante el periodo electoral, y después ejecutarán lo contrario cuando tengan la investidura de diputado.

    Sucederá otra cosa y de suma importancia: que no podrán existir en las Cortes mayorías oficiales, mayorías que voten según la voluntad del Gabinete, sino mayorías populares que voten según la voluntad de sus representados.

    Con la incompatibilidad del cargo de diputado con todo honor, merced o empleo que no fuese obtenido en rigurosa oposición , se lograría evitar una de las principales fuentes que pueden existir de corrupción parlamentaria. No podría un diputado ni siquiera ser representante a un tiempo de un distrito y de poderosas sociedades industriales que reciban subvenciones del presupuesto. No podría, por lo mismo, echarse sobre sí la nota que pudiera ser denigrante, y que ahora además puede ser cierta, de que no votaba libremente, sino por complacencias, por halagos o por mercedes recibidas o prometidas. Por eso es de completa necesidad establecer esa incompatibilidad, para evitar las corruptelas, podredumbres y prevaricaciones parlamentarias.

    Consideramos también que las Cortes tienen dos oficios, porque tienen que cumplir una doble misión; ayudar a gobernar, sin se cámaras cosoberanas que usurpan las atribuciones del Monarca -el cual debe reinar y gobernar, sin estar sujeto a la humillante tutela de un Gabinete que concentra en sí todos los poderes, y responder con responsabilidad social-, y limitar y contener la autoridad soberana, para que no se salga de su órbita propia.

    Consecuencia de esas funciones son la exposición de las necesidades de los pueblos, y la petición de sus remedios, ya por disposiciones particulares o por leyes, y el que no sea impuesta ninguna contribución ni cambiada ninguna ley fundamental sin previo consentimiento; prerrogativas de que se ha hablado antes, y que, con otras menos importantes y la del juramento mutuo al comenzar el reinado, de una u otra manera han existido siempre en las antiguas Cortes españolas cuando llegaron a tener algún desarrollo.

    De aquí se deduce que dentro de nuestra monarquía es absolutamente imposible toda tiranía. No pueden ser violentadas las conciencias cristianas; pues aquella relación que tiene el Estado con la Iglesia no la fija arbitrariamente por su voluntad el Estado, sociedad inferior, sino la Iglesia, que por su fin es la institución suprema. No puede ser dilapidada nuestra hacienda, porque sin el consentimiento de los súbditos o de los mandatarios no se pueden establecer impuestos nuevos; y, finalmente, no puede ser hollada nuestra libertad porque, para ser alteradas las leyes capitales que la definen y amparan, necesita el concurso y el beneplácito de los mismos gobernados o de sus procuradores. Resulta, pues, que, con nuestro sistema no pueden sufrir menoscabo ni nuestra fe, ni nuestra libertad, ni nuestra Hacienda. Es decir, que en éste régimen, la libertad está en todas partes y la tiranía en ninguna. Viene a ser esto, bien entendido, una Monarquía fuerte y robusta por su poder no parlamentario; representativa, por sus auxilios y limitaciones, y federativa, por las regiones que asocia y enlaza; siendo este calificativo, juntamente con el apellido primogénito de católica, y no el mote de absolutista, el que mejor se cuadra, si se aplican las palabras en su legítimo sentido.

    Discurso en el Congreso, 31 de mayo de 1893



    LA MISIÓN DEL CARLISMO

    Pues bien, señores, diputados, y lo digo con toda sinceridad, dirigiéndome a todos vosotros, que, por ser españoles, seguramente tenéis en el fondo de vuestra alma aquel culto hidalgo que siempre se ha rendido en esta tierra a la lealtad y a la consecuencia; podréis decir de nosotros todo lo que queráis, podréis decir que los que a esta Comunión pertenecemos somos absolutistas, somos la rémora del progreso, de la civilización y de la cultura, y todas las vulgaridades inventadas para motejarnos; pero hay una cosa que no se atreverá a decir nadie, y es que alguno de nosotros haya faltado a la lealtad y a la consecuencia jamás.

    Y cuando aquí se discute todo, cuando aquí se discute la consecuencia de un ministro y la consecuencia de un ministerio, y cuando a propósito de este punto se habla de la sustancialidad y accidentalidad de las formas de Gobierno, no hay nadie tan osado que se atreva a lanzar la nota de inconsecuencia a esta Comunión carlista. Vosotros, los que desde todos los demás partidos entráis en la vida pública, podéis sentir el ardor y los anhelos de la juventud por aquellas ambiciones cuyos impulsos podéis recibir sin posponer ni agraviar ninguna de vuestras convicciones; vosotros, al entrar en la vida pública, no veis que esas creencias van por un lado y por otro distinto vuestras aspiraciones de mejoramiento en todo, hasta en la posición social; vosotros, cuando aparecéis en la vida pública, podéis oír una voz que os dice: "¡Diputado, serás director; director, serás subsecretario; subsecretario, serás ministro; ministro, serás presidente del Consejo!" Pero nosotros no podemos oír nunca esa voz; nosotros vemos que nuestro deber va por un lado y nuestras conveniencias personales por otro; nosotros, cuando entramos en la vida pública, no oímos más que una voz que nos dice: "¡Ay de ti, si en un momento de debilidad o de cobardía, alargas la mano para recoger cualquier credencial o merced del Poder que el éxito, y no nuestros principios, levanta; porque entonces la palabra traición resonará en tus oídos, nuestra maldición caerá sobre tu conciencia y serás expulsado como réprobo!".

    Y cuando nuestra causa adquiere numerosos prosélitos, en estos días sombríos, en que la revolución se cierne sobre el horizonte y todo tiembla y vacila, hasta los altares, entonces, ¿sabéis la recompensa y el galardón que nos espera a los que venimos aquí a combatir? Una voz imperiosa que resuena en nuestra conciencia, nos dice: "Orador, sella tus labios y cede la palabra a los cañones; escritor, arroja la pluma y empuña la espada; labrador, abandona tu arado y acude a las trincheras." Y entonces no tenemos que hacer más que pelear con nuevos ardores; y si nuestra bandera llegara a triunfar, sería muy posible que nuestros adversarios de la víspera se nos adelantasen, que ellos recogieran el premio de la victoria y nosotros tuviéramos que retirarnos a nuestros hogares, serenos y satisfechos de haber hecho un culto de la lealtad y el deber.

    Por eso podréis decir lo que queráis de nosotros, pero nadie se atreverá a calificarnos de Sancho Panzas; de Quijotes, quizá, y no nos importa, porque somos una especie de caballeros andantes de la generosidad y del honor, que vivimos defendiendo a nuestra Dulcinea, a la señora de nuestros pensamientos, en toda clase de torneos y de justas para sacarla ilesa y ponderar siempre su hermosura, sin que nunca el aliciente material, jamás el goce del Poder, nada que pueda considerarse como medro personal, sirva de Norte a nuestros corazones.

    Por eso, señores diputados, vosotros, que como españoles, tenéis que rendir acatamiento a la rectitud y a la consecuencia, debéis reconocer la verdad que afirma tan admirable y elocuente Aparisi, al decir: "Cuando se pasa delante del partido carlista, hay que descubrirse como cuando se pasa delante de la estatua del honor."

    Discurso en el Congreso, el 5 de diciembre de 1894



    LA SOBERANÍA SOCIAL

    Toda persona tiene como atributo jurídico lo que se llama autarquía; es decir, tiene el derecho de realizar su fin, y para realizarlo, tiene que emplear su actividad y, por tanto, tiene derecho a que otra persona no se interponga con su acción entre el sujeto de ese derecho y el fin que haya de alcanzar y realizar. Eso sucede en toda persona. Y como, para cumplir ese fin, que se va extendiendo y dilatando, no basta la órbita de la familia, por sus necesidades individuales y familiares, y para satisfacerlas viene una más amplia esfera y surge el municipio como senado de las familias. Y como en los municipios existe la misma necesidad de perfección y protección, y es demasiado restringida su órbita para que toda la grandeza y la perfección humana estén contenidas en ella, surge una escena más grande, se va dilatando por las comarcas y las clases hasta construir la región. De este modo, desde la familia, cimiento y base de la sociedad, nace una serie ascendente de personas colectivas que constituye lo que yo he llamado la soberanía social, a la que varias veces me he referido y cuya relación fundamental voy a señalar.

    Así, desde el cimiento de la familia, fundado en ella como en un pilar, nace una doble jerarquía de sociedades complementarias, como el municipio, como la comarca, como la región; de sociedades derivativas, como la escuela, como la Universidad, como la Corporación. Estas dos escalas ascendentes, esta jerarquía de Poderes, surge de la familia y termina en las regiones, que tienen cierta igualdad entre sí, aunque interiormente se diferencian por sus atributos y propiedades. Los intereses y las necesidades comunes en esa variedad, en que termina la jerarquía, exigen dos cosas: las clases que la atraviesan paralelamente, distribuyendo las funciones sociales; y de una necesidad de orden, y una necesidad de dirección. Puesto que ni las regiones ni las clases pueden dirimir sus contiendas y sus conflictos, necesitan un poder neutral que pueda dirimirlos y que pueda llenar ese vacío que ellas por sí mismas no pueden negar. Y como tienen entre sí vínculos y necesidades comunes que expresan las clases, necesitan un alto poder directivo, y por eso existe el Estado, o sea la soberanía política propiamente dicha, como un poder, como una unidad, que corona a esa variedad y que va a satisfacer dos momentos del orden: el de proteger, el amparar, que es lo que pudiéramos llamar momento estático, y el de la dirección, que pudiéramos llamar el momento dinámico.

    Las dos exigencias de la soberanía social son las que hacen que exista, y no tiene otra razón de ser, la soberanía política, y esas exigencias producen estos dos deberes correspondientes para satisfacerlas, los únicos deberes del Estado: el de protección y el de cooperación. De la ecuación, de la conformidad entre esa soberanía social y esa soberanía política, nace entonces el orden, el progreso, que no es más que el orden marchando, y su ruptura es el desorden y el retroceso. Entre esas dos soberanías había que colocar la cuestión de los límites de Poder, y no entre las partes de una, como lo hizo el Constitucionalismo.

    (El liberalismo) como no alcanzó la profunda y necesaria distinción entre la soberanía social u la política, unificó la soberanía: creyó que no había mas que una sola, la política, y le dio un sólo sujeto, aunque por delegación y representación parezca que existen varios, y vino a dividirla en fragmentos para oponerlos unos a otros, y buscó así dentro el límite que debiera buscar fuera.

    Tenía razón al decir que el Poder tiende al abuso, y que es necesario, por lo tanto, que otro Poder lo contrarreste; pero para eso no era necesario dividir la soberanía política en fragmentos y oponerlos unos a otros; para eso era necesario, y esa es su primera función, reconocer la soberanía social, que es la que debe limitar la soberanía política.

    La soberanía social es la que debe servir de contrarresto: y cuando esa armonía se rompe entre las dos, cuando no cumple sus deberes la soberanía política e invade la soberanía social, y cuando la soberanía social, invade la política, entonces nacen las enfermedades y las grandes perturbaciones del Estado.

    En un Estado de verdadero equilibrio, cumplen todos sus deberes, y a las exigencias de la soberanía social corresponde los deberes de la soberanía política; pero cuando la soberanía política invade la soberanía social, entonces nace el absolutismo, y, desde la arbitrariedad y el despotismo, el Poder se desborda hasta la más terrible tiranía.

    El absolutismo es la ilimitación jurídica del Poder, y consiste en la invasión de la soberanía superior política en la soberanía social; cuando la soberanía social se niega en un pueblo porque la soberanía política la invade, empieza por las regiones, sigue por las comarcas y municipios y llega hasta las familias; y no encontrando ya los derechos innatos del hombre en medio de asociación permanente que esté fuera de la acción del Estado y que le sirva de escudo para desarrollarse, los individuos mismos quedan sujetos a la tiranía del Estado; y entonces, identificándose las dos soberanías, nacen los grandes socialismos políticos, precursores de los económicos, por la absorción de todos esos órganos en uno. La confusión de la soberanía social y política es la característica de las sociedades modernas. Esta es la hora en que no hay una sola entidad, una sola corporación, una sola sociedad natural y de aquellas que de las naturales se derivan, que no pueda levantarse contra el Estado y demandarle por algún robo de algunas de sus facultades y de sus atributos.

    Usurpándolo todo, avasallándolo todo, ha llegado a tener como derechos y delegaciones suyas todas las demás personas jurídicas; ha llegado a más, a considerarse como la única persona que existe por derecho propio, a sostener que todas las demás existen, en cierta manera, por concesión o tolerancia suya.

    Y así hemos venido a un Estado que es la fórmula más completa y acabada de la tiranía; pero de una tiranía sin grandeza, de una tiranía que no tiene la cabeza de un César, que no puede ser cortada un día por las iras de una multitud irritada; una tiranía con una muchedumbre de cabezas; y no hay peores tiranos que aquellos que tienen muchas cabezas, porque es la ley histórica de la soberanía política, que la irresponsabilidad está en razón directa del número de personas que ejercen el mando.

    Discurso en el Congreso. 18 de junio de 1907.



    EL PRINCIPIO INDIVIDUALISTA



    Yo he dicho alguna vez que el cuerpo electoral es un inmenso cuerpo sin alma. Yo podría leer aquí el inmenso promontorio que forman, desde el año 1890, en que se promulgó la ley del sufragio universal, todos los tomos del diario de sesiones; y de ellos veríais surgir en las discusiones de actas una acusación terrible y pavorosa de todos los partidos y de todas las fracciones de la Cámara, contra el sufragio universal individualista. Todos les habéis acusado y ¡hasta que punto! Apenas se había establecido cuando el señor Sagasta pronunciaba aquella frase célebre contra unas Cortes conservadoras, diciendo que estaban deshonradas antes que nacidas.

    Yo recuerdo aquella frase acerba del señor Cánovas del Castillo, cuando decía : "El cuerpo electoral no existe en España, porque su voluntad está siempre al lado de los partidos gobernantes, y no se ha dado todavía el caso de que uno solo haya sido derrotado en una elección."

    Nombradme Ministro de la Gobernación y veremos si en el espacio de tres meses o de quince días no traigo aquí más minorías que aquellas que yo quiera reconocer. Nombrad al compañero Iglesias y os aseguro que no habrá aquí más que una inmensa mayoría de socialistas. Esto ¿Qué prueba?; que hay una capa inmensa de caciques que están interpuestos entre esa voluntad del sufragio individualista y del Parlamento; pero ese caciquismo no brota espontáneamente de abajo, no es árbol que arraiga en las clases sociales, no está compuesto de prestigios reconocidos que ejercen alguna influencia; es una planta invertida que tiene raíces en las alturas y las ramas abajo, y en vano será podar las ramas mientras no se arranquen de cuajo las raíces.

    Y ese caciquismo existe con los partidos, y los partidos turnantes son flor y nata de todo ese caciquismo, y él es que os obliga a plantear en una forma completamente absurda, y, por lo tanto, insoluble, el problema de la administración local. Se dice, por un lado, que es necesario responder a las aspiraciones comunes de todos los oprimidos y establecer algo que se parezca a descentralización administrativa, y económica regional; pero habla enseguida de interés en partido, y dice: el día en que la administración tenga cierta autarquía municipal, el día en que haya descentralización administrativa y económica, en todas esas fuerzas, ahora dispersas, disgregadas bajo la lápida del caciquismo, que es una lápida sepulcral, recobren su vigor y su energía, aquel día no podrán venir mayorías gubernamentales al Parlamento; y por un lado el deseo de satisfacer las aspiraciones generales del país, y por otro lado la necesidad de que sigan subsistiendo los dos partidos gubernamentales turnantes con las mayorías del Parlamento, hacen que las leyes, girando entre una afirmación y una negación, lleguen aquí con ese eclecticismo bastardo que no responde, por un lado, a las aspiraciones nacionales, ni tiene , por otro, la franqueza necesaria para responder a los intereses de las oligarquías que vienen turnando, como diarquías espartanas, aunque de espartanas tengan muy poco, en las alturas del Poder.

    Por eso toda vuestra obra es funesta, por eso tengo yo que levantarme aquí, no a defender el voto corporativo, como lo proclamáis los conservadores, no a defender el voto individualista, como lo proclamáis los liberales, sino a combatir a los de esta derecha, que no es derecha, y a combatir a esas izquierdas, que en su mayor parte no son izquierdas.

    La obra de la Revolución francesa y de los principios de 1789 ha fracasado. Ya lo habéis visto; siempre habían dicho los hombres de mi escuela que la afirmación de la autonomía individual era contraria -por la falta de permanencia que supone, y por la negación de todo principio que sirva de limitación a la inteligencia o de dique al albedrío de la voluntad- a todo aquello que encierra de permanente la tradición histórica, y el concepto de organismo, pues le faltaba la unidad y la continuidad de un principio vital, y los átomos individuales que venían a formarle quedaban siempre con el derecho de romper el vínculo que entre ellos se establecía.

    ¡El individuo! El individuo ha sido en centro de todo un sistema; y, aunque os parezca una paradoja, aunque os parezca un sofisma, yo os diré que el individuo, tal como vosotros lo entendéis, es una creación artificial, que el individuo que sirve de centro a todo vuestro sistema es fantasma que rechaza la naturaleza humana y que rechaza la Historia.

    Desde la primera pareja humana, que tuvo que ser simultánea, hasta la hora presente, el individuo es en parte, un producto social. He nacido en el seno de una familia, tengo detrás de mí una estirpe de antepasados que hasta el primer hombre se remonta; tengo conmigo una herencia fisiológica; llevo también el ambiente del medio en el que he nacido, físico y moral; hábitos, costumbres, tradiciones, la lengua que hablo, el acento con que pronuncio, todo existía antes de que yo viniera a la tierra; las creencias que han arraigado en mi mente, los sentimientos que existen en mi corazón no son obra exclusivamente mía, porque dependo yo de los objetos a que se refiere, y no ello de mí. Quitad de mi todo esto, creencias, sentimientos, costumbres, tradiciones, hábitos, lengua, todo lo que yo he tomado de la sociedad, y, ¿Qué quedará más que aquel todo potestativo de que hablaba Alberto el Magno, definiendo al hombre, antes de ser actuadas sus facultades, como una potencialidad? No quedará más que el individuo en abstracto, lo que se llama en lógica un universal reflejo.

    ¡Ah, siempre el individuo! El individuo en todas partes, cuando, como dice uno de los más grandes representantes de esa escuela orgánica, Shafle, puede afirmarse, y no es paradoja, que es más real la persona colectiva que la misma persona individual, que sin ella no existiría. ¿Hay nada tan hondo y singular como la poesía? Y dentro de la poesía, ¿Conocéis algo que sea tan íntimo como lo que se llama poesía lírica, subjetiva por excelencia? Señaladme el poeta más grande de todos, el que haya cantado dolores, pasiones, afectos tan íntimos, tan personales que crea que sólo él los ha sentido; y hallaréis que, por extraños que parezcan, encuentran un eco en los corazones de los demás hombres, porque hay en ellos algo de social; y desde el profeta de Idumea, tendido en su muladar y lanzando ayes de dolor que aún estremecen al mundo, hasta la lira orgiástica de Lord Byron, no cantarán un sentimiento íntimo sin conmover a una generación o a un pueblo, porque sus lamentos repercutirán en otra fibra del corazón humano, hallarán eco en otra alma, que, como la suya, vibrará; porque no hay un dolor tan subjetivo y aislado que se evapore como una lágrima solitaria, como un grito perdido en la humanidad, sin encontrar otro dolor humano, otro corazón, que responda con la compasión o con amor al suyo.

    Por eso hay tres conceptos del hombre que hay que tener en cuenta cuando se trata de la representación. El hombre abstracto de la Revolución, aquel que De Maistre no había encontrado en ninguna parte, porque, según aquella frase tan sabida, él había visto rusos, italianos, franceses, alemanes, pero al hombre no le había encontrado en ningún punto. Ese hombre es una abstracción, es un universal; y desde Aristóteles sabemos que, aunque los universales tengan fundamento en las cosas, como lo demuestra la jerarquía, en la realidad no se dan más que sustancias concretas; el hombre abstracto, separado de todas aquellas condiciones que determinan y concretan su personalidad, no se da en la realidad; en la realidad se da el hombre con otras adiciones, con otras determinaciones; el hombre de un pueblo, de una región, de una clase, el hombre social, y sobre él, y concretándole más, el verdadero individuo, en cuanto combina los elementos sociales en el molde de su propia naturaleza, produciendo aquello que tiene de más singular, el carácter, que es como la fisonomía del espíritu, más indeleble aún que la de su rostro, y ése no es representable por nadie más que por él mismo.

    Discurso en el Congreso, el 27 de febrero de 1908



    LA IGLESIA Y EL ESTADO

    Confundir lo diferente y separar lo idéntico es sublevarse contra la realidad, que es la verdad objetiva, y sintetizar en uno todos los sofismas. Afirmar como uno lo que es vario y como vario lo que uno, son los dos métodos que usa la razón cuando sale del orden arrastrada por el error o la locura.

    Que se confundan, se separen o se inviertan las ideas o las instituciones que fuera de nosotros no están confundidas ni separadas, ni invertidas, no alterará la naturaleza del sofisma especulativo o práctico.

    Y uno de los más grandes porque desciende de lo ideal a lo real, es el que falsea las relaciones entre las sociedades al romper las que deben existir entre las dos primeras, entre la religiosa y la política: el cesarismo. ¿Cuál es su naturaleza?

    El cesarismo es en su esencia la teoría o institución pagana que convierte las relaciones del poder religioso y político en relación de identidad, por la confusión de los dos en una misma soberanía. La confusión puede ser total o parcial, y dentro de ésta de diferentes grados; pero la confusión existe siempre, porque radica en la esencia del sistema. Desde el "Emperador - Sumo Sacerdote" del paganismo hasta e "Rey - Papa" protestante o el "Rey - Semi Pontífice" regalista o el Estado soberano de la relación con la Iglesia hay una jerarquía de grados que no altera la sustancia del sistema. Y como se refiere a los atributos religiosos que se suponen inherentes a la soberanía civil, tampoco cambia su naturaleza con el sujeto de ella sea individual o colectivo: César - Rey. César - Gobierno, o César - Parlamento.

    El regalismo es una forma hipócrita de cesarismo, que puede presentarse de dos maneras: reivindicando las funciones religiosas, como regalía de la Corona, o como prerrogativa del Estado. Su objeto de destruir la unidad de la unidad de la Iglesia universal, repartiéndola en Iglesias nacionales. Y su esencia, como la del cesarismo, de que es manifestación atenuada, consiste en sostener que el poder no es solo civil, sino también eclesiástico o mixto, porque supone, cuando menos implícitamente, que tiene, por si, por su propia naturaleza, funciones y derechos religiosos. Es decir, la aberración pagana de la confusión de los dos poderes.

    El Estado, por sí, tiene,como toda persona humana, deberes religiosos, pero no tiene derechos religiosos nada más que para cumplir esos deberes. Si goza de otros derechos de esa índole, aunque siempre subalternos, es por concesión y merced circunstancial del poder religioso, que puede premiar con ellos los servicios que haya prestado con su sumisión a la verdad; pero si considera la cesión circunstancial como el reconocimiento de una prerrogativa propia y permanente, y si rechaza los deberes y quiere mantener los derechos, que son medios para cumplirlos, supone que les son inherentes, esto es, que su poder es mixto de civil y eclesiástico; y como lo sea en un punto, no hay razón de que lo sea en los demás, y el cesarismo pagano no tarda en brotar con un poco de lógica, probando así que es la esencia del sistema.

    La confusión cesarista sube desde el sujeto sobre que versan las dos potestades, el hombre, que es a la vez creyente y ciudadano, hasta la verdad suprema, ultrajada con la blasfemia del ateísmo.

    No hay más que ver las relaciones que establece abajo, para ver las relaciones con que termina arriba. ¿Cuáles son las relaciones entre el católico y el ciudadano? Las mismas que median entre la Iglesia y el Estado. ¿Y cuales son las que deben existir entre la Iglesia y el Estado? Las mismas que entre la razón y la fe. ¿Y cuáles son las que median entre la razón y la fe? Las mismas que entre el orden natural y el sobrenatural. Las órbitas de aplicación varían, pero el principio es idéntico.

    - O el católico es absorbido por el ciudadano

    - o están separados e independientes el ciudadano y el católico,

    - o el ciudadano es absorbido por el católico

    - o el ciudadano está unido al católico, pero unido a él y distinto.

    La primera fórmula supone estas otras de que es consecuencia: la ;Iglesia absorbida por el Estado; la fe absorbida por la razón; orden sobrenatural absorbido por el natural; es decir, ateísmo arriba y ateocracia y cesarismo abajo.

    La segunda fórmula supone éstas, que son sus antecedentes: separación religiosa y moral entre la Iglesia y el Estado; separación entre la razón y la fe; separación entre el orden natural y el sobrenatural. Pero como una fe y un orden sobrenatural, de los cuáles es independiente la razón, son contradictorios, la segunda fórmula se reduce a la primera, a la razón autónoma, al ateísmo, y la separación religiosa a la supremacía del Estado o al cesarismo.

    La tercera fórmula, si fuera lógica, sería corolario de estas premisas: Estado absorbido por la Iglesia; razón absorbida por la fé; orden natural absorbido por el sobrenatural, y, como aplicación política, no la teocracia, que es gobierno de Dios, sino la hierocracia, es decir, un cesarismo a lo divino, pero cesarismo al fin, y no mejor que los otros.

    La cuarta fórmula es la conclusión política de estas proposiciones anteriores: Estado distinto y en su órbita soberano, pero unido moral y religiosamente y subordinado a la Iglesia; razón diferente, pero unida y subordinada a la fe; orden natural diferente, pero unido y subordinado al orden sobrenatural.

    La Iglesia católica ha mantenido siempre esta fórmula y ha rechazado las demás. A las dos primeras las ha condenado por impías, y a la tercera por absurda, porque es una exageración temeraria que sale del camino de la verdad y va a parar, por un sendero diferente, al abismo de donde salen las otras. Bonifacio VIII, en siglo XIV, en la bula Unan Sanctam, que pudiéramos llamar de las dos espadas; y León XIII, en el siglo XIX, en la encíclica Immortale Dei, que pudiéramos llamar de las dos sociedades, han hablado de igual manera de subordinación sin absorción.

    Sólo la Iglesia Católica separó las dos potestades haciéndolas residir en sujetos diferentes, pero no aislándolas ni poniéndolas al mismo nivel, lo que hubiera sido poner la religiosa pro debajo de la política, al poner la política a la altura de la religiosa; sino concertándolas según la jerarquía de sus fines para que el superior tuviese sometido al inferior en todo lo que su cumplimiento exige, pero no en lo demás, porque no lo exige todo; que, si así fuera, sobraba el Estado y no habría relaciones entre él y la Iglesia, pues no quedaría más que un sólo término

    La potestad absoluta, directa y total sobre el Estado no la ha sostenido nunca la Iglesia, aunque, interpretando torcidamente frases de documentos medievales y exhumado las exageraciones de escritores de mediana categoría o alegatos sombríos y pesimistas de una época decadente como el De Plantu Ecclesiae, haya querido la mala fe sostener lo contrario, y precisamente para traspasar esa potestad absoluta del Estado a fin de que la ejerciese directa y total sobre la Iglesia.

    La potestad indirecta y parcial, la que defendieron los grandes doctores y apologistas y demostraron nuestros teólogos y juristas como Vitoria y Soto, es el principio mantenido siempre por la Iglesia. Y aunque la verdad, con la certeza a que tiene derecho, puede reclamar lo que nadie más que ella puede exigir, en realidad la Iglesia funda esa potestad en un principio universal de orden, el que expresa la gran ley de finalidad, sin la cual la jerarquía seria sustituida por el caos.

    La relación que existe entre todas las sociedades, y no sólo entre la religiosa y la civil, se fija por la jerarquía de sus fines. De aquí este trilema inexorable cuando se trata de las que median entre la Iglesia y el Estado: o los fines de la Iglesia y el Estado son iguales, y no hay en los órdenes a que se refieren dependencia ninguna; o el fin del Estado, con ser temporal, es superior al ser de la Iglesia; o el de la Iglesia es superior al del Estado.

    La afirmación de los primeros supuestos es la negación de la Iglesia ,porque es la negación de su fin, y por lo tanto, de su origen y de la parte esencial de su naturaleza.

    El Estado no tiene sobre su soberanía, ni frente a su soberanía, un poder que afirme un orden religioso, moral y jurídico inmutables, que sea norma y frontera de su albedrío.

    Las sociedades que no tienen la constitución de la Iglesia, ni su universalidad, ni han penetrado como ella la historia desde hace dos mil años, no pueden reclamar una autonomía que a ella se le niegue.

    El Estado no tendrá límites arriba ni muralla abajo; y cuando quiera fijarlos, habrá de apelar a la irrisoria autolimitación de los puristas del monismo, de los partidarios de la soberanía única; es decir, el Estado, que no es abstracción, sino poder que se concreta en órganos que son personas, debe limitarse a sí mismo, aunque nadie pueda exigirle el cumplimiento de ese deber que no está fuera de su potestad. Así todas las sociedades y clases no tendrán más garantías de sus derechos que la que se digne trazar la voluntad generosa del tirano, que deja atrás todos los conocidos, puesto que se declara impersonal, y hace de los tiranizados parte de su soberanía para que no puedan protestar contra ella y se quejen de sí mismos.

    El tercer extremo de la disyuntiva es la afirmación de la Iglesia y de la libertad. La potestad civil no es absoluta. La Iglesia, al afirmarse a si misma con la jerarquía de sus principios y de sus derechos, madre fecunda de personas colectivas, defiende a todas las inferiores, que sucumben si ella, que es la más grande de todas, sufre detrimento en sus prerrogativas.

    Por eso toda opresión contra la familia, contra el municipio, contra la región, contra la escuela y la universidad, y contra las clases, es decir, contra todos los órganos de soberanía social, empieza siempre contra la Iglesia.

    Cautiva la Iglesia, las sociedades que ella creó o alimentó, arrastraron cadenas de servidumbre. Esta es la razón de que, fuera de la Iglesia, y en la medida en que los poderes se separan de ella, exista el absolutismo cesarista.

    Cesarismo bizantino, que emancipa el patriarca del Pontífice para hacerlo un capellán del Imperio de Oriente. Cesarismo feudal de la Casa de Franconia, que quiere reducir a la Iglesia a un vasallo de su alodio. Cesarismo gibelino de la Casa de Suavia, que quiere convertir al Papa en Patriarca de Occidente reservándose el Patronato. Cesarismo protestante de los Reyes - Papas. Cesarismo regalista de los Reyes - Primados de las Iglesias nacionales. Autocracia moscovita con Patriarca subalterno primero y ante sínodo sometido después, y, finalmente, el cesarismo parlamentario, monárquico o poliárquico, de la estadolatría contemporánea, en que Pilatos se pone la mitra y Herodes la tiara, después de haber puesto constitucionalmente los dos el INRI en la Cruz de la Iglesia.

    Donde los poderes están confundidos, habita la tiranía, donde están separados, la guerra; donde están subordinados, la libertad.

    Las imágenes, tan corrientes en los siglos cristianos, comparando las dos potestades del Sol y la Luna, al Cielo y a la Tierra, a dos ojos, a dos espadas, a una escuadra con su nave capitana, revelan bien la diferencia sin separación y la jerarquía sin absorción, de entrambos poderes. La unión de la Iglesia y el Estado, comparada con el alma y el cuerpo, que usaron ya algunos Santos Padres, ha sido muy explicada por los sabios escolásticos, observando que la Iglesia es forma sobrenatural por su origen, naturaleza y fin, que comunica al Estado, ya sea considerado como sociedad, o como poder soberano, una vida superior, determinándole y dándole el ser cristiano; porque tomar al pie de la letra la comparación sería negar a la Iglesia al convertirla en forma exclusivamente natural, y aniquilar al Estado al hacerle parte de un compuesto sustancial de las dos sociedades, al que habría que referir, como a un sólo sujeto, acciones de órdenes diferentes, por aquello de que actiones sunt suppositorum.

    La célebre frase de un publicista francés: "es preciso que los dos poderes estén unidos en Roma para que estén separados en el resto del mundo" es una gran verdad. Pero allí los dos poderes están unidos sin confusión, permaneciendo diferentes y subordinados, como que el temporal no es más que un medio para la libertad espiritual, porque hasta ahora no se ha conocido otro medio de ser independientes los soberanos que tener soberanía.

    ¿Cuál es el ideal de las relaciones prácticas de la Iglesia y el Estado?

    Aquel a que tendía afanosamente las sociedades cristianas; la "la unión moral y la separación económica".

    ¿Cuales son hoy? Las contrarias, aún en los pueblos donde la Iglesia no está perseguida materialmente: la separación moral y la dependencia administrativa y económica.

    Una sociedad que no se administra completamente a si misma y que no goza de independencia económica, no es libre.

    El "presupuesto" y el "patronato" son dos ligaduras que atan a la Iglesia y a un Estado que no es suyo y que, con frecuencia, es su pretorio.

    Es preciso que la Iglesia, capitalizando el presupuesto que se le da como menguada indemnización por un inmenso despojo, y completándolo con una cuestación permanente de los fieles, recobre su independencia económica, y que el patronato otorgado por los Pontífices como un galardón a los mantenedores de ella, no exista, como no existe en los Estados en donde más prospera la Iglesia.

    El Pensamiento Español, 1 de octubre de 1919

  16. #36
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables



    <B style="FONT-STYLE: normal; FONT-FAMILY: Times New Roman; mso-ansi-language: ES; mso-bidi-font-size: 10.0pt; mso-bidi-font-weight: normal"><SPAN style="FONT-STYLE: normal; FONT-FAMILY: Times New Roman; mso-ansi-language: ES; mso-bidi-font-size: 10.0pt; mso-bidi-font-weight: normal"><FONT size=5>LA DINASTÍA CARLISTA EN EL PENSAMIENTO DE FRANCO

  17. #37
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    <B style="FONT-STYLE: normal; FONT-FAMILY: Times New Roman; mso-ansi-language: ES; mso-bidi-font-size: 10.0pt; mso-bidi-font-weight: normal"><SPAN style="FONT-STYLE: normal; FONT-FAMILY: Times New Roman; mso-ansi-language: ES; mso-bidi-font-size: 10.0pt; mso-bidi-font-weight: normal"><FONT size=5>LA DINASTÍA CARLISTA EN EL PENSAMIENTO DE FRANCO

  18. #38
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    Joder no sale, no sé por qué....Para leerlo :


    http://www.geocities.com/mariofb2/an...n_el_pensa.htm

  19. #39
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    JUAN MANUEL DE PRADA ( LAS ESPAÑAS ) .



    “ Escribía Chesterton que prefería un malvado a un tonto. Y es que los malvados, exhaustos de tanta maquinación, necesitan descansar; los incansables tontos, en cambio, profieren y perpetran tonterías con la naturalidad de quien respira. “

  20. #40
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Textos memorables

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    TRAIAN ROMANESCU ( LA RUMANÍA ) :





    “ Traición a Occidente :



    A favor del comunismo la masonería traiciona al Occidente y a todo el mundo libre. Esta verdad indiscutible debe ser conocida de todos los que aman la libertad, y están dispuestos a defenderla.



    La masonería es una institución de creación judía que no lucha por los intereses de la humanidad, se trata del combate decisivo para la dominación judaica, en este batallar el judaísmo se revela como amo a quién debe obedecer la masonería. Los judíos dominan las logias más importantes de Europa.



    Las pruebas más contundentes del judaísmo de la masonería están contenidas en Los Protocolos de los Sabios de Sion, formados por 24 directivas secretas judías en las que se detallan el plan hebraico para la dominación mundial. Los Papas y altos jerarcas de la Iglesia Católica llamaron la atención del mundo sobre el peligro que les representaba la masonería, pues ésta, está destinada a destruir el catolicismo en general y al Vaticano por ser los mayores escollos para la conspiración hebraica universal.



    La masonería oculta mandatos no sólo a los extraños sino a muchos de sus adeptos, como son sus verdaderos fines, los jefes supremos de cada fracción, ciertas reuniones más íntimas y secretas, sus liberaciones, por qué vía y con qué medio se han de llevar a cabo. A esto se dirige la múltiple diversidad de derechos, obligaciones y cargos que hay entre los socios, la severidad de la disciplina porque se rigen.



    Tienen que prometer los iniciados solemnemente no descubrir nunca a sus compañeros, sus signos, sus doctrinas. Con esto la masonería busca subterfugios tomando la mascar de literatos y sabios que se reúnen con fines científicos, hablan de su empeño por la civilización, de su deseo de mejorar las condiciones de vida de un pueblo, etc., cuyos propósitos aunque fueran verdaderos no está en ellos del todo.



    Además deben los afiliados dar palabra y seguridad de ciego y absoluta obediencia a sus jefes y maestros, estar preparados a obedecerles, a la menor señal e indicación, y de no hacerlo así serán asesinados con tal audacia y destreza, que el asesino burla las pesquisas de la policía y el castigo de la justicia.



    La masonería está gobernada por decretos emanados del mundo supremo, desconocido para la mayoría de los masones que es el “ Supremo Consejo del Grado 33 “.



    También hay el “ Muy Poderoso Soberano Gran Patrón de la Orden “; una gran responsabilidad del pueblo que debe ser miembro activo del Consejo Supremo. Es el protector de la masonería nacional. Por cierto que el más importante de estos grandes patrones de la masonería en 1960 fue el judío Bernard Baruch, consejero de la Casa Blanca.



    La correspondencia masónica generalmente se cursa por medio de correos especiales para preservar el sigilo masónico y en ella se utiliza un lenguaje “ filosófico “ muy difícil de entender. También se usan códigos secretos o la escritura masónica a base de líneas y puntos dispuestos en forma geométrica. Esta impenetrable atmósfera de misterio indica por sí solo lo tenebroso de la secta. A continuación, los grados de la masonería :





    Primera Clase





    Grado 1- Aprendiz



    Grado 2- Compañero



    Grado 3- Maestro





    Segunda Clase



    Grado 4- Maestro Secreto



    Grado 5- Maestro Perfecto



    Grado 6- Secretario Íntimo



    Grado 8- Intendente de los Edificios



    Grado 9- Maestro Elegido de los nueve



    Grado 10- Ilustre Elegido de los quince



    Grado 11- Sublime Elegido de los doce



    Grado 12- Gran Maestro Arquitecto



    Grado 13- Arco Real de Salomón



    Grado 14- Gran Elegido, Perfecto y Sublime Masón





    Tercera Clase :



    Grado 15- Caballero de Oriente y de la Espada



    Grado 16- Príncipe de Jerusalén





    Cuarta Clase :



    Grado 17- Caballero del Occidente y del Oriente



    Grado 18- Príncipe de la Rosa Cruz, Caballero del Buitre o del Pelícano





    Quinta Clase :



    Grado 19- Gran Pontífice



    Grado 20- Gran Maestro de Logias Simbólicas



    Grado 21- Noachita o Caballero Prusiano



    Grado 22- Caballero del Hacha Real, Príncipe del Líbano



    Grado 23- Jefe del Tabernáculo



    Grado 24- Príncipe del Tabernáculo



    Grado 25- Caballero de la Serpiente de Cobre



    Grado 26- Príncipe de la Piedad, Escocés, Trinitario



    Grado 27- Caballero Comendador del Templo



    Grado 28- Caballero del Sol, Príncipe Adepto



    Grado 29- Caballero Escocés de San Andrés, Gran Escocés



    Grado 30- Caballero Kadosh, Caballero del Buitre Blanco y Negro





    Sexta Clase :



    Grado 31- Gran Inspector Inquisidor Comendador



    Grado 32- Sublime Príncipe del Secreto Real





    Séptima Clase :



    Grado 33- Soberano Gran Inspector General





    En la lengua hebrea kadosh significa santo y en la masonería esos “ santos caballeros “ integran los tribunales que condenan a muerte a los hermanos que infligen reglas de la secta, y velan porque se cumplan sus sentencias.



    Escalar grados debe ser producto de la paciencia y de la bendición, por ejemplo, para los grandes simbólicos, es decir, los tres primeros grados se requiere un mínimo de 15 meses, también puede ocurrir que un masón se estanque en un grado inferior de por vida. La estrella de cinco puntas es un emblema judeo-masónico y todos los países que ostenten una estrella blanca de cinco puntas están dominados por la masonería.



    Los masones poseen los “ libros negros “ en los que se inscriben a los “ hermanos “ despedidos, a los enemigos y a todos los que por sus ideas no izquierdistas conviene sabotear o destruir.



    La traición es una tradición de la secta, la masonería siempre ha traicionado a un país a favor de otro, y trabajando para el hundimiento interior de los pueblos desencadenando revoluciones, creando malestar político, social o económico o paralizando el funcionamiento del aparato estatal en los momentos cruciales.



    Esa acción traidora busca siempre beneficiar los intereses locales o internacionales de la judería, arma secreta y propulsora de la secta masónica.



    La masonería traiciona a Occidente, lo traiciona paralizando su lucha anticomunista, paralizando a las fuerzas nacionalistas de los países libres, sublevando a los pueblos afroasiáticos contra los europeos y traiciona también a esos pueblos de color empujándolos hacia el comunismo.



    La masonería traiciona porque es su tradición peculiar. "

Página 2 de 3 PrimerPrimer 123 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/01/2008, 21:33
  2. Libro: El concepto de España en la Edad Media
    Por Donoso en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 09/01/2007, 15:34
  3. Los Fueros de Sepúlveda
    Por Ordóñez en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 04/08/2005, 16:22
  4. Hispania & Iberia
    Por Lo ferrer en el foro Geografía y Etnografía
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 01/04/2005, 12:43

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •