Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Los progres españoles se avergüenzan de España

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,823
    Post Thanks / Like

    Los progres españoles se avergüenzan de España

    Los progres españoles se avergüenzan de España

    La Armada Española cambia de nombre para llamarse, únicamente, Armada


    Por Valentina Orte





    La vida se nos presenta en un dilema insoportable: lo que vale no dura; lo que no vale se eterniza.
    (Ramiro de Maeztu)

    Llevaba razón Maeztu: lo que vale no dura; lo que no vale se eterniza. El problema en España es que entre los miembros del desgobierno no hay quien merezca el mínimo calificativo de validez, pero, sin embargo, todo el equipo con el jefe a la cabeza, nos abocan a ese “dilema insoportable” de aguantar lo inaguantable porque su afán está en perpetuarse al estilo Maduro.

    En este momento el desgobierno está formado por un nuevo Frente Popular(socialistas y comunistas), bien que disminuido con la salida del comunista Iglesias, pero cuya corte continua anclada en él, desarrollando una gestión que, benévolamente calificaríamos de nula, a pesar de lo cual, el ingente gabinete de 22 miembros, más secretarios, asesores, etc. resulta insoportable para los españoles, sin que aquellos se planteen el menor dilema, la menor duda.

    ¿Para qué sirven entonces? Para compadrear con los nacionalismos. Vean si no, lo realizado por este equipo en esta su etapa de gobierno. En realidad desde la transición, las izquierdas han formado equipo con lo peor de nuestra nación: independistas, independistas radicales y asesinos como los etarras que son el claro prototipo de la aversión de la izquierda española al patriotismo más elemental, algo que no sucede con sus pares de otras naciones.

    Su aversión militante a cualquier símbolo que la represente como el Himno, −con pitidos en contra para evitar que sea oído−, o la Bandera con la habitual quema de ellas por parte de los independentistas. Es muy triste ver que la actitud gubernamental respecto a estos actos que ningún país consentiría, es la misma que mantuvieron en tiempos de la II República los frentepopulistas de entonces con respecto a la quema de iglesias y objetos sacros, es decir, miran para otro lado y no hacen nada.

    Nuestro «progresismo» también parece acomplejarse de España. Se empeñan en buscar eufemismos para evitar decir España o español y las sustituyen por “este país”, «Estado» y «estatal»; cualquier día hablarán de «tortilla estatal» para referirse a la tortilla española, o de una copa de «vino estatal», o aún peor, el mote de “roja” con que llaman a la selección de fútbol por no llamarla española y mucho menos nacional.

    Esa aversión del mal llamado «progresismo» al orgullo nacional lo acaba de llevar el Ministerio de Defensa, a la Armada, a la que quizá para dar satisfacción a sus socios, Rufianes, Oteguis, Junqueras, Echeniques y podemitas de pelajes varios, que, con seguridad, prefieren Armada antes que Armada Española, resultando así la única Armada inclusera, sin apellido.

    Los demás países se sienten orgullosamente representados por su milicia naval y así lo expresan en su título:


    • FRANCIA: Marina Nacional Francesa
    • DINAMARCA: Real Armada de Dinamarca
    • BÉLGICA: Armada Belga
    • HOLANDA: Armada Real de los Países Bajos
    • REINO UNIDO: Marina Real Británica
    • NORUEGA: Armada Real de Noruega
    • SUECIA: Armada de Suecia
    • ALEMANIA: Marina Alemana
    • IRLANDA: Marina de Irlanda (Es parte de las Fuerzas Armadas Irlandesas, como en España la Armada depende del Ministerio de Defensa, sin embargo hace constar el país del que procede).


    En este pequeño ejemplo de países europeos, los hay con gobiernos republicanos y monárquicos, en ambos casos democráticos, y todos hacen constar la procedencia de su marina y, en algunos, orgullosamente lo de Real, aunque todos, excepto Reino Unido, descienden de monarquías recientes, surgidas con el amparo del Imperio Napoleónico.

    La monarquía española, la segunda más antigua del mundo tras la de Japón, es la primera de Europa, pues sus orígenes se remontan, según algunos historiadores, a los años 788 y 791 con Bermudo I de Cantabria, sin embargo, por el desgobierno frentepopulista no solo no puede hacer constar lo de Real Armada, siendo como todavía es una monarquía, sino que se la deja sin país de pertenencia.

    La ministra de Defensa ha explicado que debe de ser así, porque así consta en la Constitución. Otras cuestiones más importantes también vienen determinadas en la Constitución y se las saltan a la torera y, en cualquier caso, desde su aprobación en 1978 han pasado 44 años sin que haya habido problema por llamarse Armada Española. El problema ha surgido ahora con estos socios a los cuales han tenido que darles un caramelito para que sigan prestándole los votos necesarios para que el gran jefe pueda seguir disfrutando de palacios y Falcon, que es lo que mejor hace.

    ¿Qué problema hay en dejar las cosas como están? Los cambios suelen hacerse para mejorar así que, con la salvedad mencionada anteriormente, nos preguntamos si esto de ir quitando nombres de España, no es un ninguneo a la nación, en su afán por verla desaparecer, en cuyo caso ¿a quién beneficia este cambio?


    https://www.tradicionviva.es/2022/03...zan-de-espana/












  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,823
    Post Thanks / Like

    Re: Los progres españoles se avergüenzan de España

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cuando la Armada Española no necesitaba apellido

    Acuérdate, España, que tú registe el Imperio de los mares


    Por






    Tu regere Imperio luctus Hispane memento”

    Esta contundente frase: Acuérdate, España, que tú registe el Imperio de los mares, figura en una placa situada junto a la puerta que da acceso al muelle de San Fernando, en el Arsenal de La Carraca (Cádiz), el que fue el primer establecimiento militar de su género creado en España a impulsos de la política naval de Felipe V desarrollada por José Patiño y el marqués de la Ensenada.

    La frase, cierta y muy bella, refleja cierta añoranza. Añoranza de aquellos tiempos en los que, como afirmó el historiador francés Hipólito Taine: “Hay un momento superior en la especie humana: la España de 1500 a 1700”,especialmente durante el reinado de un monarca, Felipe II, que gobernaba un país “en el que no se ponía el sol” con un aparato de gobierno compuesto por muchos menos miembros que los que entre ministros, asesores y demás, utiliza el gobierno actual.

    Se refería Taine a los tiempos en que la Armada, campeaba por la mar océana como ninguna otra flota desde que Cristóbal Colón la atravesara y descubriera el Nuevo Mundo, aunque ya la marina aragonesa había demostrado su eficacia durante tres siglos dominando el Mediterráneo. El asombro del mundo lo causó el vasco Juan Sebastián Elcano cuando consiguió con sus naves y 18 hombres culminar el viaje que comenzó bajo el mando de Fernando de Magallanes tres años antes. La epopeya fue recompensada por el rey Carlos I de España con una renta anual de 500 ducados de oro y un escudo de armas en cuya cimera puede verse un globo terráqueo con la inscripción Primus circumdedisti me: “el primero que la vuelta (al mundo) me diste.


    Siguió la gloria de la marina española con la conocida alianza con Venecia y los Estados Pontificios que conformó la armada cristiana al mando de don Juan de Austria para vencer brillantemente a la armada turca el 7 de octubre de 1571 en la magnífica Batalla de Lepanto. Entonces, cuando no tenían oponente, la Armada Española, una de las más antiguas del mundo en ejercicio y sin rival en los mares, podía prescindir del apellido. SU SOLO NOMBRE BASTABA.

    Añoranza y orgullo, es lo que siente cualquier español de bien que haya leído algo sobre estas y muchas más gestas históricas que llevó a cabo nuestra Patria. Hasta Voltaire reconoció;: “Los españoles tuvieron una clara superioridad sobre los demás pueblos: su lengua se hablaba en París, en Viena, en Milán, en Turín(por desgracia ahora no puede ser hablada en muchas zonas de España); sus modas, sus formas de pensar y de escribir subyugaron a las inteligencias italianas y desde Carlos V hasta el comienzo del reinado de Felipe III, España tuvo una consideración de la que carecían los demás pueblos.” (Ahora en las cumbres internacionales nos relegan al último puesto de la última fila).

    En un momento de predominio relativista en todos los aspectos que pueden hacer sufrir a la sociedad, económicos, morales y políticos, vemos como todo el globalismo se lanza a la disolución de las Naciones, no podemos seguir aceptando sin más, las amenazas que, por más sutiles que sean, tratan de conseguir que aquella España heroica se vuelva blandita y, como dicen ahora,líquida, que quiere decir, sin nervio para oponerse a cuantas fechorías vienen imponiendo con astucia.

    Así ocurrió con el ataque a los tres símbolos de la Patria española:

    * Con el Águila de San Juan en el escudo de España, descalificado por la progresía como «anticonstitucional, fascista o franquista», conceptos admitidos por la sociedad de 1978 ante el amedrentamiento de la derecha. En esto, como en tantas otras cuestiones, revelan su grave ignorancia histórica, porque:

    1º) La Constitución de 1978 fue aprobada y publicada inicialmente, bajo ese escudo; poco después ante la presión de las izquierdas, fue sustituido por otro que recuerda el masónico de la II República si no fuera porque en vez de una corona murada lo culmina una real. En cuanto a lo de fascista y franquista hay que recordar que Franco llevaba tres años fallecido y no les creo capaz de atribuirle el mérito de ganar batallas después de muerto, como si de un nuevo Cid se tratara;

    2º) Este escudo es un distintivo procedente de la época de los Reyes Católicos, cuando se unieron los emblemas de Castilla y Aragón, de modo que difícilmente puede ser considerado fascista ni franquista. ¡PERO LAS DERECHAS CALLARON!

    *Con la Bandera: No ha habido manifestación de separatistas o etarras en la que no hayan quemado banderas nacionales, pero, últimamente (16 Diciembre 2020), el Tribunal Constitucional ha sentenciado que incitar a la quema de la bandera de España no está amparado por el derecho a la libertad de expresión. Quemar una bandera de España ya es inconstitucional, según el Código Penal, de modo que esperamos que, de ahora en adelante los radicales se abstengan de hacerlo, pero que si vuelven a quemarlas, los gobiernos no miren para otro lado. ¡PERO LAS DERECHAS CALLARON DURANTE CUARENTA AÑOS!

    *Con el Himno: En el año 1761 se escribe un Libro de ordenanza de los toques militares de la infantería española, en el que ya aparece la Marcha granaderade autor desconocido. Carlos III la declara marcha de honor y, a partir de ahí la costumbre y el arraigo popular la erigen en himno nacional, sin que exista ninguna disposición escrita. Sin letra, solo música, y así continuó hasta nuestros días con dos paréntesis: el de la II República que impuso el Himno de Riego y el de Franco que retomó la letra que en 1928 había escrito Pemán por encargo de la Unión Patriótica durante el gobierno del general Primo de Rivera en el reinado de Don Alfonso XIII. Así que de franquista, nada. Pemán escribió su letra para la Marcha Real ocho años antes del franquismo: «cuando Franco era cabo».

    Todo esto está dicho pero conviene repetirlo ya que parece que hay gente que no quiere enterarse. Quisieron hacerlo desaparecer porque, en palabras de Pablo Iglesias, era una «cutre pachanga fachosa« y se queja tener que soportar, «día tras día, el nacionalismo español y su bandera monárquica y postfranquista». Pasaron muchos años hasta que pudo volver a ser escuchado el himno en la calle, (en una manifestación de las víctimas del terrorismo de ETA, por cierto). Naturalmente sin letra. La letra está proscrita porque es de Pemán (escritor maldito por ser de derechas, monárquico, católico −perteneciente a la Asociación Católica Nacional de Propagandistas de Cádiz−), aunque dicha letra no habla de ¡Buen golpe de hoz, Defensores de la tierra!, como el admirado himno de los separatistas catalanes, sino de “Gloria a la Patria que supo seguir, sobre el azul del mar el caminar del sol”, recordando con ello las glorias de la Armada. PERO LAS DERECHAS AGUANTARON Y CALLARON.

    Las derechas aguantaron y callaron el ataque a los símbolos patrios, como siguen aguantando el ataque a los de la Iglesia:

    Con las cruces: Tienen un pertinaz empeño en hacer desaparecer las cruces del suelo patrio de modo que si no pudiera parecer un contrasentido, podríamos decir que han emprendido una cruzada iconoclasta a imitación de los talibanes con los Budas de Bamiyán. “Quedan prohibidos los crucifijos en hospitales, colegios , ayuntamientos, ministerios salvo aquellos con valor histórico-artístico, arquitectónico y cultural protegidos por las leyes”, porque España según la ley de Libertad Religiosa de Zapatero viene a considerar a España, un estado laico.

    De modo que ni las medievales “cruces de término”, ni los calvarios exponentes de la tradición religiosa de un pueblo, son respetados. Naturalmente las más atacadas son las que amparan la memoria de aquellos que fueron asesinados por la salvaje furia de las hordas durante la guerra civil. El último ejemplo la Cruz en homenaje a los asesinados en el barco Cabo Quilates que estaba situada en la Dársena de Portu y cuya autoría ha sido vinculada a la organización juvenil de la izquierda abertzale Ernai, los herederos de aquellos vándalos. El Ayuntamiento de Barakaldo ha condenado el ataque pero a pesar de que la cruz apareció tirada en la ría, no ha dicho que vaya a colocarla de nuevo, no sabemos si su inacción se debe a despreciar la cruz o por miedo a los de las capuchas, pero volvemos a que quienes en teoría deberían contrarrestar estas acciones, no lo hacen.

    Así que, según creemos, esta inacción en la defensa de todo aquello que caracteriza una nación, sus símbolos, su cultura, sus tradiciones, ha llevado a que instituciones como el Real Instituto Elcano, Real Instituto de Estudios Europeos, Real Instituto de Jovellanos, Real Instituto de Estudios Asturianos… y varias instituciones más conserven, como en tantas otras monarquías la distinción de Real, pero a la Armada con todas sus glorias se lo quitaron. La van despojando poco a poco de todo; hasta la referencia de España se la quitan, olvidando que la gloria que en verdad lograron hombres y buques, lo fue bajo su bandera y con su economía. La Armada, en verdad fue gloriosa, pero el núcleo, la fuerza y el genio es de España y no podemos admitir que esta sea relegada.

    La explicación[1] sobre las armadas de los países hispanoamericanos que hacen constar su país resulta insuficiente como también la de no ser necesario el apellido de España pues “el término Armada es propiamente español y es depositaria de una tradición que deriva del origen histórico de la conformación de armadas para la defensa de la Carrera de Indias”. Esta explicación hubiera sido aceptable para la mayoría de los españoles, pero desde hace años y más desde ahora, con la nueva ley que dicen de Educación, ya no van a saber ni los estudiantes el extraordinario descubrimiento de América, su conquista y mucho menos lo que significa la Carrera de Indias, todo lo más creerán que es un maratón como el de Nueva York.

    En cuanto a que es un término propiamente español y parece querer decir que con eso sobra, estoy de acuerdo si se refiere a aquellos años gloriosos ya mencionados, pero ahora con todo el respeto que me merecen desde el más humilde caballero guardiamarina al más altísimo almirante, debo recordar que según el listado de 2022 que elabora Global Fire Power, España estaría en el conjunto de sus fuerzas en el puesto 19, un puesto por debajo de 2021, después de haber ocupado en años anteriores el 28. Es obligado admitir que esa pérdida de puestos es debida a la política de los gobiernos en Defensa más que a las fuerzas que lo componen, pero, evidentemente, España está lejos de ser aquella gran potencia mundial que fue entre los siglos XV y XVII, cuando dominaba el mundo con sus Tercios y su Armada y, por ello, ni unos ni otra, necesitaban apellido. Ahora sí. Consideramos que es un símbolo entrañable más y no queremos que quede diluida como inclusera. La Armada es importante, pero es muy importante porque es de España.

    La defensa de que se siga utilizando el apellido de España para la Armada, no es por una simple cuestión de nominalismo. La cuestión es más profunda. Se trata de no participar en ese sistema ideológico, que promueve la concentración del poder a escala mundial y la transferencia de la soberanía de las naciones, a entidades supranacionales, para conformar una estructura de poder global totalitario. Es decir, la disolución de las naciones que comienza con la pérdida de sus características propias y sus tradiciones culturales. Diluir España en el conjunto global de las demás naciones, para lo cual, lo primero, es perder el nombre, para ser una más o menos entre las otras naciones.

    Junto a esa globalización política, imponen la manipulación de las ideas hasta conseguir unas ideologías globales que conecten a las sociedades amasándolas en un solo todo hasta convencerlas de que será una sociedad igualitaria en la que todas las naciones y sus miembros disfrutarán de una paz idílica. Lo que no cuentan es que en esa sociedad, el individuo, la persona, pierde su libertad al estar sometida al consenso del conjunto de dicha sociedad global.

    Para conseguirlo necesitan destruir el pilar básico de una nación, su Historia, y, por lo que respecta a España, en ello están, tratando de convencer a los más crédulos con razonamientos simplistas y por todos los medios que la idea de ir evitando tradiciones, símbolos y hasta la palabra España unida a uno de los emblemas más señeros de la nación, es cosa positiva que solo los ultramontanos rechazan.

    Otros, que rechazamos ese globalismo, no olvidamos la época gloriosa en la que un rey español, Felipe II, podía decir sin exageración que “en su imperio no se ponía el sol”, pero somos muy conscientes que hace siglos cambió esa situación y que en este momento lo que necesitamos con urgencia es la ayuda de Dios para que ese sol que nos ha abandonado hundiéndonos en una oscura y lóbrega noche, amanezca y brille de nuevo sobre España.



    [1] [1] Carlos Delgado: Armada es la de España y el resto se ha de identificar, enMundo Militaria 24/3/2022


    https://www.tradicionviva.es/2022/04...taba-apellido/







Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/12/2013, 20:23
  2. Estos progres...
    Por Ordóñez en el foro Tertúlia
    Respuestas: 292
    Último mensaje: 28/10/2011, 20:15
  3. Los Progres Y La Palabra Libertad
    Por RUBENSUA en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 18/12/2008, 17:53
  4. Qué mal les sienta a los progres la Misa de verdad....
    Por Miki_Vinuesa en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 22/10/2007, 18:05
  5. Propaganda de progres y judíos
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/12/2005, 13:24

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •