Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 6 de 6
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de Hyeronimus

Tema: Origen español del signo del dólar

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,486
    Post Thanks / Like

    Origen español del signo del dólar

    Origen español del signo del dólar
    Emilio Ribas

    Fueron trece los trabajos de Hércules!!!..., y no doce. En el décimotercio, el héroe, bien inconscientemente, creó el símbolo del Dólar, enigmático ideograma hoy empleado por millones de individuos, quienes no sospechan que en el $ se resumen dos mil años de la historia de España.
    Según la mitología griega, fue en Gibraltar, a orillas del dilatado mar azul, que el valeroso Hércules limitó con dos columnas el mundo de Zeus.
    Pasaron años evaporándose los siglos, transcurriendo la Historia hasta 1610, en que España, doblándose bajo el peso del oro llevado de América, decidió, para facilitar los intercambios comerciales en la tierra, que desde Colón... se volvió redonda, acuñar monedas de ocho reales, cuyo símbolo sería las dos columnas de Hércules con la divisa Plus Ultra (más allá... de las puertas del viejo mundo).
    Adoptaron los ingleses estas monedas, llamándolas Pillar-Dollar (Pillar, traduciéndose por columna); cuanto al origen del nombre «Dollar», en Alemania tenemos que buscarlo.
    A los primeros años del siglo XVI, el conde Schlick hizo acuñar en la ciudad de «Joachimsthal» (valle de Joaquín), en Bohemia, monedas llamadas Joachims Thaler, abreviándose el nombre en el transcurso de los años en Thaler.
    Los ingleses, que más tarde utilizaron estas monedas, las llamaron sucesivamente Thaler..., Tholer..., y finalmente, Dollar, la actual unidad monetaria americana.
    Entre tanto, fueron acuñadas en España nuevas monedas, donde las columnas de Hércules envueltas por una guirnalda llevaban inscritas Plus Ultra, integrándose entonces como símbolo en el escudo español, perpetuándose en el nacional.
    Fue durante el Congreso de los Estados Unidos en julio del año 1787 que se decidió la creación del Dollar, con la misma paridad que el Duro español, adoptando como símbolo la $, estilizando las columnas del escudo español, cuya guirnalda se transformaba en «S».
    El águila de nuestro escudo Imperial agarra hoy el dólar americano...
    Última edición por Hyeronimus; 22/09/2008 a las 23:25

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,486
    Post Thanks / Like

    Re: Origen español del signo del dólar

    Reyes Católicos, los adelantados del dólar y del bit
    Por Ricardo Soca

    Cuando Fernando de Aragón e Isabel de Castilla acuñaron el real, la primera moneda del reino unificado de España, mal podían imaginar que estaban echando las bases de tres fuertes íconos culturales que perdurarían hasta más allá del segundo milenio: el dólar, el signo de pesos o de dólar ($) y el "bit", la unidad básica de información de mi computadora y de la que Ud. está usando para leer esta página.
    En 1497, pocos años después de la victoria definitiva sobre los moros, con el reino recién unificado y ya en los albores de la más fantástica expansión económica, política y cultural de la corona heredada de los visigodos, España sintió la necesidad de contar con una divisa común para los dominios de Fernando e Isabel.
    Fue así como nació el "real de a ocho", una moneda bimetálica, con versiones de plata y oro (el llamado excelente). Había también monedas de dos, cuatro y ocho reales, ésta última conocida como duro, de plata o, el de oro, el "peso fuerte".Con tales características, el real se expandió rápidamente por toda Europa y por el norte de Africa, impulsado por el creciente poderío de la España conquistadora. Y como suele ocurrir con las divisas de los imperios poderosos, el real de los Reyes Católicos fue reproducido durante varios siglos en toda Europa, en el norte de África y hasta en el Medio Oriente, donde perdura hasta hoy como rial en Omán y en Yemen y como riyal en Arabia Saudita y en Qatar.
    Por otra parte, el peso fuerte, o simplemente "peso", designa hasta hoy la divisa de varios países latinoamericanos en algunos de los cuales el recuerdo del real resuena aún como eco remoto en la memoria popular, como subdivisión de la unidad principal más fuerte. Es el caso de Uruguay donde, al haber desaparecido hace muchos años la división de la moneda en ocho partes, se suele llamar familiarmente real a las monedas de diez centavos, como porfiada reminiscencia del sistema monetario instituido hace más de 500 años por Fernando e Isabel.
    El real de los monarcas católicos lucía en su anverso la imagen de las columnas de Hércules, en el extremo occidental del Meditarráneo, entre Calpe (hoy Gibraltar) y Ábila (hoy Ceuta), que habían sido consideradas hasta poco tiempo antes como los límites del mundo, más allá de lo cual nada se conocía, pero a cuyo respecto se intuían cosas temibles. Según la mitología antigua, Hércules había inscrito en las columnas la frase Nec plus ultra (no más allá),para indicar que aquel lugar era el fin del mundo. Pero los soberanos españoles, imbuidos del orgullo que les cabía por haber roto los límites del mundo y alcanzado el Nuevo Continente, inscribieron en la moneda una cinta de trazos curvos con la inscripción Plus ultra, para destacar así la hazaña de su imperio.
    Más adelante, a medida que la imprenta se difundía por el mundo, se creó un nuevo signo para representar la moneda, formado por dos rectas verticales que representaban las columnas de Hércules y una curva sinuosa que substituía la cinta con el plus ultra. Era el signo de pesos ($)¸ que los norteamericanos rebautizaron como signo de dólar y que, desde hace pocas décadas en Estados Unidos se ha simplificado mediante la eliminación de una de las líneas verticales.
    La primera vez que el peso fuerte y el real fueron reproducidos en el exterior, lo fueron por obra del conde Schlick, gobernador del valle de Joachimstahl, en la región Bohemia, situada en las tierras de la actual República Checa. En 1516, se descubrió en aquel valle una nueva mina de plata, que vino a sumarse a los numerosos veneros ya existentes en la región. En lugar de fundir el metal y venderlo en barras o lingotes, nuestro conde decidió que acumularía más poder si acuñaba una nueva moneda, propia de Joachimstahl. Y así lo hizo. Copiando el molde de la moneda española, Schlick acuñó una moneda de plata a la que llamó joachimstahlergulden.
    Si este nombre le parece al lector demasiado largo, tiene la misma opinión que expresaron hace casi cinco siglos los habitantes de aquel valle perdido en la Bohemia, en lo que hoy es la República Checa, quienes en poco tiempo abreviaron el nombre de la nueva moneda, primero, a joachimstahler, y más tarde, a tahler, voz que entró al castellano como tálero.
    A lo largo de varios siglos, el tálero se extendió por Europa, llegó a las tierras bajas de Holanda, cruzó el Báltico y luego recorrió la ruta de los vikingos, llegando a las Islas Británicas y a Escocia, cuyos habitantes prefirieron adaptar el nombre germánico y le llamaron dólar. En Inglaterra, esta moneda sería olvidada más tarde, pero el tálerosiguió expandiéndose por Europa hasta el siglo XVIII. En efecto, una de las marcas más notables del reinado de la emperatriz María Teresa, que consolidó el Imperio Austrohúngaro, fue la creación de un nuevo tálero, tal vez el más fuerte de todos dado el poder que ostentaba en esa época la Casa de Habsburgo, tanto que la moneda imperial perduró hasta 1939 cuando las tropas de HItler llegaron a Viena.
    En 1776, pocos años después de la creación del táleroaustrohúngaro, los habitantes de las trece colonias británicas de la América del Norte se declaraban independientes y proclamaban la república, con la creación de los Estados Unidos de Norteamérica. Pero la nueva nación necesitaba una moneda propia, diferente de la usada en la metrópolis con la que acababan de guerrear, de modo que los dirigentes del flamante país hurgaron en la memoria histórica de sus antepasados y escogieron como nombre el dólar, siempre con base en el peso fuerte de ocho reales.
    Hasta el siglo XIX, el real español circuló en Estados Unidos, donde valía 12,5 centavos de dólar y era llamado "bit" Hasta bien entrado el siglo XX, los norteamericanos mantuvieron el recuerdo de esta división en ocho partes y llamaron four-bits (cuatro partes entre ocho) a la moneda de medio dólar y hasta hoy, muchos todavía recuerdan la denominación --actualmente en desuso en las grandes ciudades-- de two-bits (dos partes) como sinónimo de quarter (un cuarto) para designar a las monedas de 25 centavos.
    Vemos así que el uso de bit con el significado de una parte entre ocho, es bastante más antiguo que los primeros ordenadores, con su sistema binario y sus bytes, las unidades de memoria formadas por ocho bits. Lo que nos demuestra que la conocida afirmación de que el vocablo bit proviene deBinary digIT (dígito binario), es una invención posterior de los historiadores de la moderna informática.
    Última edición por Hyeronimus; 22/09/2008 a las 23:33
    Comunero Convencido dio el Víctor.

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,486
    Post Thanks / Like

    Re: Origen español del signo del dólar

    Una curiosidad, entre paréntesis:

    En Granada hay un pueblo que se llama Dólar, aunque el nombre no tiene nada que ver con la moneda. Se discute si proviene del árabe Dar (casa) o de Dolaria. El gentilicio es dolorio, aunque algunos dicen jocosamente doloríos.

  4. #4
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Re: Origen español del signo del dólar

    Origen Español del Signo $
    Las creencias del siglo XV incluian, entre otras cosas, la absoluta peligrosidad de pasar navegando más allá de las Columnas de Hércules. Así se llamaban por entonces a dos promontorios situados en el estrecho de Gibraltar: el Monte Calpe al norte (Gibraltar) y el Peñón de Ábila al sur (Ceuta). Éste era el pasaje obligado del mare nostrum (el Mediterráneo) a la parte mayor y desconocida del enorme Océano Atlántico. Y conforme la mitología de la Antigüedad, el coloso Hércules habría escrito en ambas columnas la lapidaria advertencia: Nec plus ultra "no más allá", es decir: no traspasar). Los muy pocos que se atrevían a pasar –y podían volver– contaban espantosas aventuras repletas de mostruos marinos y de acechanzas demoníacas.
    Cuando el Almirante Cristóbal Colón se atrevió a cruzar las Columnas de Hércules y con ese paso llegó a las "Indias" (América), repitiendo su empresa dos veces más y creando los primeros asentamientos castellanos en nuestro continente, tal hazaña le dio a las coronas unidas de Castilla y Aragón, germen de la España unificada tras siete siglos de guerra independentista contra el Islam, el tremendo orgullo de haber vencido la maldición de las temibles Columnas para ir más allá (en latín: plus ultra ). Con el paso del tiempo, y aprovechando la plata y el oro de America, se acuñaron monedas que representaban el escudo Español con las columnas de Hercules y la inscripcion Plus Ultra, rodeandolas en derrotero sinuoso
    .
    Modo de identificar el origen de acuñacion
    El signo de las barras y la S, fue tomado por los norteamericanos del Peso Español para su moneda, llamada Dollar, en su origen Spanish Silver Pillar Dollar ( Dolar pilar de plata Español ) palabra aquella que también tiene origen Español
    Estados Unidos de America (Spanish Silver Pillar Dollar)
    La palabra Dollar proviene del Español tálero, así como éste procede de talerus, que es la expresión latinizada de la palabra alemana thaler ( se pronuncia talar ). Éste es el nombre que los alemanes le dieron al Real Español. El thaler al llegar a america a traves de inglaterra, se transformo en el dollar. La palabra Pillar proviene de los dos pilares de hercules acuñadas en las moneda.
    La moneda creada por los Reyes Católicos, el real de a ocho, y que se acuño en tres metales,: oro, plata y cobre, y fue acuñada tanto en España como en varias regiones de america, que contaban con la autorizacion necesaria.

    Del real de a ocho original, había varias piezas, para facilitar los cambios. Estaba la moneda del real, y luego habían monedas de dos reales, cuatro reales y ocho reales de a ocho. Había reales de oro y de plata, siendo la relación de valor entre ambos metales de 1 de oro por 16 de plata. A la fecha de la creación del real de a ocho, ya existía el real, moneda así denominada porque era emitida por el rey, y no por un señor feudal, obispo o comerciante. El real valía 34 maravedíes .Un real de a ocho de plata valía 8 x 34 = 272 maravedíes, y el de oro (llamado comunmente doblón), valía 16 veces más: 8 x 34 x 16 = 4.352 maravedíes.

    El real era una moneda armada en piezas o partes de valor de unidad ocho, con sus múltiplos de ocho. El Spanish Silver Pillar Dollar funcionaba en base a la convesion de la moneda de plata de a ocho reales ( denominada Carolus), moneda que fue el primer dolar de plata. El Valor de 1/8 de Real era 12,5 centavos de dollar, denominado popularmente Bit. En algunas zonas de estados Unidos todavia se conoce a la moneda de 25 centavos de dolar como two bits. Se llegaron a emitir billetes de un bit como el que abajo se detalla. Notese que en el angulo inferior derecho, aparece en el billete la moneda Española de Plata de 8 reales (reverso).


    Banco de Alabama , Tuscaloosa, firmado a mano Septiembre 1° de 1838
    12 y medio centavos = 1/8 de Spanish Silver Pillar Dollar
    Moneda de Plata , de 1 real acuñada en Mexico MO FF
    Impresion Rawdon, Wright & Hatch New York

    En esta pieza del mismo banco se combinaron monedas de a ocho, acuñadas en diferente regiones

    Banco de Alabama , Tuscaloosa, Sin firmar
    75 centavos = 3/4 de Spanish Silver Pillar Dollar
    Moneda de Plata , de 2 reales acuñadas en Peru ME IJ y
    Moneda de Plata , de 4 reales acuñadas en Potosi PS PJ
    Impresion Rawdon, Wright & Hatch New York
    Para este billete de cinco dolares, se imprimió su equivalente en monedas
    The Manhattan Bank- Billete de cinco dolares - Ohio 1840 mayo 1°
    Monedas de Plata ( cinco) , de 8 reales acuñadas en Mexico MO FM
    Impresion Rawdon, Wright & Hatch New York

    En Esta pieza notaria ( Notebank paper) de tres dolares ya se combinan en su impresion las monedas de ocho reales (2) y una acuñada en los Estados Unidos, que va al frente ya opacacando a las Españolas.

    Exchange Office- Holley Springs Mississippi - Billete de tres dolares - sin data sin firmar
    Monedas de Plata ( dos) , de 8 reales acuñadas en Mexico MO FM
    Impresion Rawdon, Wright & Hatch New York



    En Esta pieza Dos dolares tambien se combinan en su impresion una moneda de ocho reales y una acuñada en los Estados Unidos, que va al frente y opacando aun mas que la anterior. La moneda Americana es de diferente factura que la anterior

    The Mystic Bank - Billete de dos dolares - Mystic - Conneticut - Agosto 12 de 1858
    Moneda de Plata de 8 reales acuñada en Mexico MO FM
    Impresion Wellstood, Hay & Whiting New York

    En Este billete de medio dolar se imprime la denominacion junto a la moneda

    City of Natchez - Natchez Mississippi - Billete medio dolar- Julio 9 de 1862
    Moneda de Plata de 8 reales acuñada en Potosi ( actual Bolivia) PS PJ
    Impresion Rawdon, Wright, Hatch & Edson New York

    http://www.trhon.com/moneda/moneda/EU.htm


  5. #5
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,486
    Post Thanks / Like

    Re: Origen español del signo del dólar

    Parece que nuestros reales de a ocho tuvieron más amplia circulación y llegaron más lejos. Literalmente, no se ponía el sol sobre nuestra moneda:

    Notas sobre los reales de a ocho hispanoamericanos y su ámbito por el Pacífico


    Jorge Jiménez Esteban



    JUSTIFICACIÓN
    El acicate para la elaboración de este artículo lo constituye una moneda de plata que poseo, cuyo valor es de ocho reales y que fue acuñada en Potosí (hoy en Bolivia) en 1808, llevando resellos por su anverso y reverso.
    A partir de los signos, a primera vista «enigmáticos», quise investigar su significación encontrándome ante las puertas de un capítulo poco conocido de la historia política y económica del imperio español en América y Oceanía, como más tarde se verá.



    DESCRIPCIÓN E HISTORIA
    La moneda, que realmente no tiene un gran valor numismático, sino que su valor es puramente histórico, es un duro, real de a ocho o peso, que de estas maneras se llama. Es grande: mide 2 cm de radio, aproximadamente. Por el anverso está la efigie del rey Carlos IV con la inscripción «CAROLUS IIII DEI GRATIA 1808». Por el reverso, «P. 8R. P.I. HISPAN. ET. IND. REX» y el escudo simplificado de los Borbones consistente en las armas de Castilla y León, Granada y la flor de lis con la corona real y las columnas del Plus Ultra a cada lado.
    Como característica especial, y para ser breve en la exposición, la moneda está llena de contramarcas que llegan a treinta entre el anverso y el reverso. La pieza de la que hablo sirve de base para las miles de piezas de iguales características que tuvieron larga vida por Hispanoamérica, Filipinas y todo el ámbito del Pacífico, monedas reselladas o reacuñadas «que es la pieza monetaria a la que se le ha punzonado un nuevo sello o estampa [206] para su circulación, alterando su valor primitivo más o menos, o reafirmando la buena ley de su metal. En general, los resellos han sido estampados por países extranjeros sobre moneda que no era la propia para hacerse de numerario» (365).


    Los resellos se hacen sobre la moneda de ocho reales de plata, que era el 96,75 % de la moneda acuñada normalmente en el siglo XVIII en Hispanoamérica. Este tipo de pieza provenía de la época de los Reyes Católicos, autorizándose su acuñación en América en 1537, siendo la primera ceca en elaborarla la Casa de la Moneda de México.
    Debido a que España descubre para Europa el Océano Pacífico y se establece en las Islas Filipinas, extendiendo su área de influencia por Micronesia (Islas Marianas, Palaos, Carolinas, Marshall), además de descubrir y dar nombre a gran parte de las islas del Pacífico (Salomón, Santa Cruz, Marquesas de Mendoza, etc.), pronto se establecerá un comercio marítimo vía Acapulco (México), Manila (Filipinas), comercio realizado por un galeón que irá y volverá una vez al año llevando productos europeos y mexicanos (especialmente moneda en plata) y devolviendo porcelanas y productos orientales que procedían especialmente de China. El galeón o la nao de Manila, que así se va a llamar este barco, era un verdadero eslabón entre Oriente, América y España, y va a iniciar su ruta en 1565 para clausurarse en 1815 por motivos de la independencia de México, teniendo la metrópoli (España) que comerciar directamente con Filipinas y sus posesiones de Oceanía. Este galeón de Manila hizo, pues, 250 viajes aproximadamente durante los 250 años que mantuvo su ruta entre México y las Islas Filipinas.
    El galeón de Manila llevaba de vuelto a América ámbar, almizcle, seda, telas finas, incienso, perlas, muebles y especias, que se pagaban con duros o reales de a ocho, a lo que los comerciantes chinos «para indicar la buena ley de las monedas, tanto autoridades como comerciantes y banqueros, [207] las marcaban con signos llamados «chops», mientras más «chops» contenían, eran más apreciadas» (366).
    Una vez expuesto esto, volvemos a las monedas o duros hispanoamericanos de busto, donde suelen aparecer las contrapartes, es decir, esos signos «enigmáticos» a los que al principio me refería, «con numerosos caracteres chinos, punzonados por banqueros y comerciantes de esa nacionalidad, que de esa forma verificaban la bondad del título de las monedas que pasaban por sus manos» (367). Por lo tanto, las contramarcas, en su mayoría chinas, eran señales precisas para distinguir la moneda en plata hispana de las falsificaciones que empezaban a hacer los ingleses en el siglo XVIII por el Pacífico, en su comercio con China, ya que esta nación exigía a sus socios comerciales occidentales (ingleses, holandeses o portugueses) que le pagara solamente en plata española, o mejor dicho, hispanoamericana.
    En China se hicieron numerosas contramarcas, que, según los catálogos, van desde el año 1736 hasta 1911. El puerto principal era Shanghai, cuyas contramarcas podemos observar en numerosas monedas. En Japón, a partir del siglo XVII, los misioneros españoles y portugueses llegaron a este imperio comerciando con los shogun japoneses, utilizando éstos también las contramarcas hasta 1912. Unas veces indicaban el nuevo valor que le asignaban, y otras la ciudad que los tasaba.
    El reino de Siam o Thailandia, más próximo a las Islas Filipinas, tuvo también una moneda de cambio internacional los ocho reales, desde 1782 hasta 1851.
    Don Salvador Fontella Ballesta, en un breve pero excelente artículo (368), nos informa cómo desde 1735 se va resellando la moneda mexicana en China. En 1766 aparece resellada la ceca de Lima y dos años después la de Potosí, teniendo las tres cecas gran auge entre los años 1777 y 1789 con motivo de la Guerra de Independencia de Estados Unidos y la Revolución francesa, sucesivamente, llegando a sus máximas cotas entre 1802 y 1807, en que se produce mayor número y difusión del real de a ocho en plata.
    México sostenía el monopolio de los ocho reales con resello, con un 63 % de los existentes. Lima y Potosí un 16 % y un 1 % Guadalajara de México, Madrid y Santiago de Chile.
    Con la independencia hispanoamericana, tras un largo proceso entre 1810 y 1824, finalmente sólo le resta a España, del antiguo imperio, las islas de Cuba, Puerto Rico y Filipinas con Micronesia. Se crea en Manila una Casa de la Moneda en 1828, que perdurará hasta 1898. [208]
    Ante la implantación del patrón oro en 1873 y la formación de la Casa de la Moneda en China, el duro español pierde importancia, llegando a desaparecer como moneda internacional por el ámbito del Pacífico en la primera década del siglo XX.



    CONCLUSIÓN
    Como conclusión a lo antes expuesto, diremos que el real de ocho, duro o peso hispanoamericano, sirvió de moneda internacional con China, Japón, Siam e incluso la India, desde el siglo XVIII hasta principios del siglo XIX, continuando cien años más con los pesos hispano-filipinos. No es, pues, casualidad que la unidad monetaria española sea la peseta (diminutivo de peso), y el peso, llamado así por el peso de los ocho reales, sea la actual unidad monetaria de México, Cuba, República Dominicana, Colombia, Bolivia, Chile, Uruguay y la lejana Filipinas. Argentina, hace unos años, cambió temporalmente el peso tradicional por el austral, y caso inverso es el de Puerto Rico, que al dólar estadounidense lo llama peso. Una moneda internacional durante doscientos años que unía España, América y todo el Pacífico, ¿podría llegar a ser la unidad monetaria futura hispanoamericana? [209]

    http://www.cervantesvirtual.com/serv...0004.htm#I_11__

  6. #6
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,011
    Post Thanks / Like

    Re: Origen español del signo del dólar

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    España

    El origen español del símbolo del dólar: las columnas de Hércules cruzan el charco

    César Cervera / Madrid

    Día 28/08/2014 - 12.29h



    Existen dos teorías ampliamente aceptadas sobre la procedencia del emblema de la moneda de EE.UU., y ambas tienen a España como protagonista





    ABC

    Símbolo del dólar americano


    Entre las distintas interpretaciones sobre el origen del símbolo «$», la más ampliamente aceptada, y respaldada por la Oficina de Grabado e Impresión de los Estados Unidos, es que se trata de una evolución de la abreviatura española Ps, que abreviaba pesos, piastras, o piezas de a ocho (los reales de plata españoles). Unas monedas cuyo uso estaba ampliamente extendido por los mercados de Norteamérica cuando se adoptó el símbolo del dólar en 1785. Así, varios estudios de manuscritos de los siglos XVIII y XIX explican que la s pasó gradualmente a escribirse sobre la P, desarrollando un equivalente próximo a «$».

    No en vano, la otra posibilidad también tiene por protagonista a los reales de plata españoles. Según esta teoría, el símbolo del «$» sería una estilización de las Columnas de Hércules que aparecían en las monedas acuñadas en la Ceca de México y extendidas por todo el continente. Las barras verticales serían las columnas y la S seria la banda con la leyenda «Plus Ultra» que las envolvía.




    ABC


    Real de a ocho de Felipe V

    La Ceca de México –una de las primeras casas de moneda de toda América– estampaba en los lingotes y monedas, que viajaban en las Flotas de Indias con destino al Tesoro Real, un escudo compuesto por dos barras verticales representando a las Columnas de Hércules (como se conocía entonces al Estrecho de Gibraltar) entrelazada originalmente por una banda con la leyenda «Non Plus Ultra» (luego solo «Plus Ultra», suposición que en la antigüedad se tenía de ese lugar como el último punto del mundo conocido.

    Originalmente, los reales de plata españoles estaban hechos con 27 gramos de plata y fueron ampliamente usados en el continente, no solo en tierras de la Corona española, si no también por los Estados Unidos, donde estuvo presente hasta 1857 cuando se prohibió su uso. Pese a que el dólar estadounidense permanecía en circulación desde 1792, la carestía de moneda que provocó la Guerra de Indepencia frente al Imperio Británico impulsó el uso de los reales españoles.


    El origen de la palabra dólar

    El Thaler Alemán, moneda grande de plata que circuló en Europa Central a finales del siglo XV, derivó en diferentes nombres por toda Europa: el Rigsdaler en Dinamarca, el Rijkddaaler en los Países Bajos, El Talar en Polonia, el Tallero en Italia, el Jocandale en Francia y el Jefirmak en Rusia.

    Cuando nacieron los EE.UU., el nombre de Pillar-Dollar (Pillar, traduciéndose por columna, en referencia a las Columnas de Hércules) –por entonces ya muy extendido en la cultura anglosajona para designar monedas– sirvió para referirse al peso español o pieza de ocho reales. En suma, la moneda propia usada por los EE.UU. heredó esta designación de tradición alemana.



    __________________________________

    Fuente:

    El origen español del símbolo del dólar: las columnas de Hércules cruzan el charco - ABC.es


LinkBacks (?)

  1. 24/04/2011, 22:49

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 3
    Último mensaje: 03/04/2011, 16:51
  2. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 01:12
  3. El " Arte Rupestre " en la Península Hispana
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/11/2006, 14:14
  4. "Los celtas y el País Vasco" por Pedro Bosch Gimpera.
    Por WESTGOTLANDER en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 06/06/2005, 15:38

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •