Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 5 de 5
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de Martin Ant

Tema: Correspondencia del Rey Javier I

  1. #1
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,054
    Post Thanks / Like

    Correspondencia del Rey Javier I

    Texto del borrador de carta del Rey Javier al Padre Juncosa


    París, el 14 de Diciembre de 1966

    Muy querido Padre A. Juncosa de Carbonell


    No he podido contestar a su carta y agradecerle por sus votos y especialmente para la Misa en el día de mi Santo! Oleadas de telegramas y cartas han llegado, no sólo para San Francisco Javier, que por razones políticas.

    Su carta me ha sido un verdadero aliento y agradezco sus consejos muchísimo. Esos son precios para lo que mira la parte política. Tú me escribes, que limar ó eliminar lo que ha envejecido y en la política, como en la propaganda. Fuera de los principios fundamentales nuestros, que deben triunfar un día para el servicio de España católica, que con la ayuda de Dios, será un día la columna de la civilización cristiana del Mundo latín europeo y americano. Un adaptamento al mundo político es indispensable para influir en una masa de gentes, que no es carlista, pero que necesitamos para llegar al poder. Veo que has entendido perfectamente mi actuación reciente!

    Pero no soy de acuerdo contigo con esta expresión de “envejecimiento” en el Religioso!

    No ha nunca habido envejecimiento en la Iglesia en todo su largo camino.

    El fenómeno que se ha producido el concilio [tachado] y “Posconcilio” en España fue como la irrupción del torrente, que ha comvuelto toda Europa. Grave en Alemania; gravísimo en Olanda, y que ha arrestado completamente las conversiones católicas en Inglaterra. Lo que ha pasado en Francia fue una locura en los jóvenes del Clero. Los Obispos arrastrados de la Masa, inquietos, débiles, seguían favoreciendo los exaltados por miedo, ó falta de caracteres, y condenando los verdaderos católicos que defendían la fe y la disciplina. He pasado aquí un año muy penosos y doloroso, defendiendo la verdad, y haciendo el posible para calmar los nuestros y los enemigos.

    Pero ahora tengo la esperanza que estos aliados se calmarán y que volvemos hacia tiempos más normales.

    No puedo oir la palabra “agiornamento” que ha provocado el principio de estos movimientos por equivocación.

    Me encontré en Roma en estos días y cuando Juan XXIII pronunció esta palabra. En italiano eso significa. Enviar a otros días o retrasar una discusión o decisión. Pero los Obispos franceses la traducieron inmediatamente en el francés “ajournement” (…)


    Fuente: ARCHIVO FAMILIA BORBÓN PARMA

  2. #2
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,054
    Post Thanks / Like

    Re: Correspondencia del Rey Javier I

    Carta de Ignacio Romero Raizábal al Rey Javier

    12 de febrero de 1967

    Señor

    Recibí la semana pasada, en su día, la cariñosa carta de V.M. desde Lausana, y agradezco de veras las cosas que me dice, y otras que no me dice pero que adivino entre líneas y son las que me afectan más.

    Entristece pensar cómo se quiere hacer tabla rasa de tantos principios eternos, y la labor astuta de la Masonería. Lo que el Señor me comenta de “la matanza inútil y sangrienta de turcos” en Viena y Lepanto, es una conquista horrorosa de las Fuerzas del Mal. ¿Quién, hace poco, se hubiera atrevido a decir eso? Ni siquiera a raíz de regalar el Papa la enseña de D. Juan de Austria a Turquía…

    Pero bendito sea Dios, una y mil veces, que Él solo sabe por qué permite ciertas cosas. Todavía nos queda mucho malo que ver y lamentar, por poco que vivamos. Pero esa “sabiduría de los siglos” de que me habla V.M. como de un depósito sagrado que tenemos que transmitir a las nuevas generaciones, nos obliga a seguir la lucha sin desmayar y hasta con ilusión. A mí no me dan lástima los que caen en la brecha. ¿Por qué? En todo caso serán dignos de envidia. Los que sí me dan pena, y mucha, “son todos los movimientos llamados progresistas, que son izquierdistas disfrazados”, como dice muy acertadamente V.M. y no porque “serán las primeras víctimas del incendio que habrán fomentado”, que es una consecuencia lógica en todas las Revoluciones, sino porque esos revolucionarios a fortiori, tantos de ellos inconscientes y hasta de buena fe, debieran estar en nuestro campo y si lo hubieran hecho así, si no hubieran abandonado nuestras filas o si se hubieran venido con nosotros, podríamos sentirnos optimistas, por lo menos en España.

    Lo que me da pena también –y verdadero horror– “es que el mundo que nace ahora (hago mías las palabras de V.M.) será muy distinto del nuestro, y los pródromos los sentimos aún en lo religioso y más aún en lo político”. ¿Iremos a mejor o a peor? ¿Qué mundo espera a nuestros hijos? Nos estamos acercando a vivir el terrible monólogo de Hamlet a escala universal, y acaso a escala apocalíptica. Será el “Ser o no Ser”, sencillamente. Porque el Liberalismo está ganando terreno día a día, pero no paso a paso, sino en tromba, en plan de catarata, y no sólo con la poderosa y casi omnipotente hipocresía capitalista que pervierte los valores morales… sino perfectamente sin careta entronizando el ateismo y la herejía como algo respetable, y sin respeto alguno a la Presencia Real de Jesucristo en la Sagrada Forma, y a las prerrogativas de la Virgen.

    Y esto, Señor, ¿puede Dios bendecirlo? Debo al Concilio Vaticano II un concepto nuevo y urgente de la humildad, que me cuesta poco seguir. Por otra parte, es muy fácil obedecer. Como español soy orgulloso; más orgulloso cuanto más pena me de España. Por eso soy carlista. Pero como católico cada vez seré más humilde. ¿Cómo entender sino el Evangelio de hoy de las tres tentaciones? O rezar el Magníficat en el Oficio Parvo. Pero como católico y español a la vez, y en una pieza inseparable, se me ocurre pensar si no es un sacrificio estéril, por ejemplo, que renunciemos a defender nuestra Unidad Católica, sin la cual el Carlismo no es fácil concebirle. Franco ha callado, los Obispos también, V.M. misma nos echó un jarro de agua fría en el Cerro de los Ángeles y en la Declaración de octubre… Bendito sea Dios, y bendito sea V.M., que tiene el deber de tener la Gracia de Estado. A mí solo me toca obedecer y lo hago satisfecho, porque la práctica de una virtud (en éste caso mi recién nacida humildad) lleva en sí un premio de alegría pero me duele a la vez –enormemente– imaginarme que esta concesión nuestra no sea generosa y espontánea para atraernos la gratitud y el corazón del enemigo, o del “amigo separado” aunque no creo que la frase quepa en el léxico reciente, sino una imposición de vida o muerte de la influencia y el poder de las Logias. Y recuerdo, sin querer, como la Vizcondesa de Jorbalán dijo a Doña Isabel, y lo cumplió, que no volvería a Palacio si reconocía el Reino de Italia, así como la profecía del bendito San Juan Bosco que predijo que los Saboyas no llegarían en el Trono a la cuarta generación, ni las monarquías que le reconociera.

    Lejos, Señor, andaba, al comenzar a escribir éstas líneas, el sospechar que iría a derivar por tales derroteros. Mi propósito era enviar a V.M. el recorte que adjunto de “El Diario Montañés”, con un artículo que he mandado también a “El Pensamiento Navarro”, aunque a Javier Mª Pascual se lo mandé partido en dos, por su extensión, y con una foto de Gae en Lácar, junto al Cornetín de Ordenes de vuestro padre el Duque de Parma. En el recorte adjunto se han comido el renglón que escribo al margen, con bolígrafo, pero supongo que no lo omitan en “El Pensamiento”. Y como en “Montejurra” han copiado mi artículo sobre el Comandante Velarde, como han hecho en alguna otra ocasión con otros míos, ésta vez voy a enviarle un original especificando más todavía la intervención de Alfonso XII en la batalla, que es lo que más importa destacar con proyección al momento actual. Las cartas de vuestro tío Bardi y del marqués son ejemplares magníficos, además de inéditas.

    Hoy hemos tenido un acto en un pueblo de la provincia a la mañana. No creo que Santander se quede a la zaga de la nueva organización. Hay entusiasmo. Hemos abierto un Círculo modesto, no como el de Sevilla, pero la gente viene, se reúne y se anima. Los cuatro años últimos de parálisis en lo político, y lo mal hecho, nos han dejado un lastre pegajoso y difícil de eliminar. Cuando menos, de golpe. Muchos han perdido la fe o se les ha debilitado. Pero soy relativamente optimista, por lo menos en esta zona, si en unos pocos meses logramos reorganizarnos y alcanzamos las metas que nos hemos propuesto. Dios lo haga.

    El momento es magnífico. Uno de los muchachos –o exmuchachos, porque ya se casó y tiene dos hijos– que andaban alejados y vuelve ahora a trabajar, estuvo la semana pasada dos días en Madrid de lo que quieren a Don Carlos unos obreros con los que estuvo hablando en el local de la M.O.T. Me agradó oirle. Porque se me ocurre, Señor, que el Príncipe nos puede hacer una obra enorme de atracción, y no sólo entre los obreros que llegan al carlismo, sino también, y muy principalmente, entre los viejos correligionarios que andan a la deriva despistados o descontentos. Y esto sí que interesa hoy, más que nunca, por todos los conceptos, entre los que podría ser definitivo el impacto que causara en El Pardo. Pero ésta es una labor que solo puede realizarla con eficacia y con urgencia V.M. o Don Carlos.

    Pudiera haber otra circunstancia estupenda. Corre el rumor de la ingravidez de nuestra Princesa de Asturias, que ha entrado tan a fondo en los corazones carlistas, y si esto fuera cierto –y Dios quiera que sea así– el optimismo alcanzaría un nivel máximo. Puede creerme V.M. si le aseguro que me preocupa, por lo que entraña de responsabilidad, el excesivo número de bazas excelentes que nos pone en las manos al Carlismo la Providencia en los momentos más difíciles. Y este es uno, Señor.

    En el principio de vuestra reciente carta última, me recuerda V.M. “los tiempos heroicos y tan esperanzadores que hemos vivido juntos”. Yo también los recuerdo –¿cómo no? – y cada día más agradablemente, porque ciertas memorias, como los buenos vinos, ganan categoría con los años. Pero estos tiempos de ahora son, en cierta manera, mejores todavía que aquellos en lo que se refiere a la esperanza. ¿Quién pudo entonces, con Doña María de las Nieves recién venida al mundo en circunstancias tan poco favorables, imaginarse que a los 30 años, cuando más lo necesitásemos, íbamos a tener una Familia Real como la que hoy rodea a V.M., que puede y debe ser la mejor propaganda y garantía de esa otra Gran Familia que componemos los carlistas, con el Rey a la cabeza y corazón?

    En nuestra situación de ahora, tan inesperada y tan crítica, y tan fuera de lo tradicional entre nosotros por la falta de personalidades y de ambiente que padecemos, pero con unos pocos años por delante para ir creando nuestro clima político favorable, una Familia Real como la nuestra, inteligentemente dirigida por V.M., es seguro que sea el más fuerte argumento monárquico, y de alcance sencillamente nacional. Y no quiero pensar lo que sería si este verano o esta otoño se aumentase la Real Familia con un pequeño Borbón Parma…

    Señores

    Con mi cariño y lealtad de 30 años, que se acrecienta cada día,

    A L.R.P. de V.M.

    Ignacio [firmado]

    A S.M. Don Francisco Javier de Borbón Parma y de Braganza


    Fuente: ARCHIVO FAMILIA BORBÓN PARMA

  3. #3
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,054
    Post Thanks / Like

    Re: Correspondencia del Rey Javier I

    Correspondencia entre el Rey Javier y María Amparo Munilla


    Borrador de la Carta del Rey Javier


    Señora Doña María Munilla y Montero de Espinosa

    Vda Cabeza de Vaca. Roncal 1. Colonia del Viso

    Madrid


    París 14 de Octubre de 1967


    Querida Doña María Amparo Munilla Montero de Espinosa

    Muchos agradecimientos por el envío de la segunda parte Nº 3 y Nº 4 de la carta de D. Ignacio Romero Raizabal, nuestro amigo, que te devuelvo aquí. Agradezco también el recorte del periódico, con el discurso de D. Roberto Reyes Morales que me enviaste.

    Los asuntos de los cuales tratas con Ignacio Romero, los conozco, siendo continuamente informado. Los veo sin preocupación, porque los que actúan o hablan, son grupitos de descontentos.

    Vivimos en tiempos turbios en Política y más aun en el terreno religioso. Hai muchos como esos que quedan desorientados, porque el rumbo de las actuaciones son ahora distintos de los del pasado, aun reciente; y no ven o saben adaptarse trabajando utilmente. Por eso critican!

    Las cosas no van siempre como las deseamos, pero no es razón de desaliento. El Carlismo está fuertemente en pie, tanto por la cabeza que por el verdadero y admirable pueblo carlista, que queda fiel.

    La desorientación total del Mundo tiene naturalmente repercusiones en España. Nuestro deber es de tener la mirada clara, mantener fuertemente la fe en Dios y en nuestros ideales, y tener contactos con todos, reservando así la fuerza y la vitalidad del porvenir carlista.

    Con muchos agradecimientos, querida Doña María Amparo Munilla Montero, quedo agradecidisimo

    Francisco Javier




    Carta de Doña Maria Amparo Munilla

    Madrid 30 de octubre de 1967

    S.M. D. Javier de Borbón Parma

    París.


    Señor; después de pensarlo mucho me decido a contestar esta difícil carta y la contesto, porque callar, podía interpretarse como una deserción en estos difíciles momentos, y de contestar, creo en conciencia que mi carta no debe ser una carta protocolaria ni de cumplido.

    En estos días de aparente desaliento, quiero que sepa V.M. que cuenta como siempre, con mi sincera lealtad. De poco le puedo servir metida en mi casa y dedicada por entero a mi familia y a mis negocios, pero aunque no le sea de ninguna utilidad, puede V.M. contar conmigo y en mí, la misma lealtad con que siempre le he servido.

    No dudo Señor, que tendrá copiosa información de España, como en su carta me dice, pero sí dudo mucho de que esta sea exacta y verdadera, porque me da el corazón que los propios informadores oficiales, son los más interesados en deformar la información y buscar a los EFECTOS otras CAUSAS que las verdaderas.

    Los carlistas siguen fieles, como siempre lo han sido a V.M. pero todos están metidos en sus casas y sin querer actuar. No se puede achacar la culpa de este fenómeno a las actuaciones distintas, ni es tampoco labor de grupos más o menos numerosos. NO. La culpa es solo de la Secretaría, con la que nadie quiere colaborar.

    Soy española y vivo en España, estoy en contacto directo con Carlistas de todas las regiones, y oigo y veo lo que V.M. no puede nunca ver ni oir, porque no hay quien se lo diga.

    La causa del retraimiento de los Carlistas, no es ningún misterio, y si no la conoce V.M. es porque no ha preguntado a ninguno, fuera de la información oficial. No es el desánimo. Es la continuación de la Secretaría Técnica que se les prometió quitar a raíz de la asamblea de la Cruz de los caídos y que a pesar de esa promesa, sigue igual, en su funesta actuación.

    En ella hay un elemento (Arguedas) procesado y condenado por los Tribunales de Zaragoza por el delito de ESTAFA. Pudo huir al extranjero, y vivió 15 años en Paraguay hasta la prescripción de la pena. A su regreso, lo han colocado de CONTABLE DE LA SECRETARÍA…!!!

    Hay otros dos, (uno de ellos es Rivas Benito) que tienen ficha en la Dirección de Seguridad de AFILIADOS AL PARTIDO COMUNISTA ESPAÑOL…!!!

    Hay otro que también tiene ficha policiaca, y ha pasado varios meses en un campo de concentración de VAGOS Y MALEANTES…!!!

    Hay otro, (Clemente) colaborador de revistas PROGRESISTAS y de muy dudosa ortodoxia, de antecedentes familiares ROJOS ACTIVOS y de ideas REPUBLICANAS. Los restantes, son los tontos útiles (útiles para nuestros enemigos).

    Con estos antecedentes, puede explicarse fácilmente V.M. que nadie quiera tratarlos, ni menos obedecerlos.

    Si en cualquier parte del mundo es una dificultad casi insuperable el gobernar en contra de la voluntad de los gobernados, en España, y más si los españoles son carlistas (que cada uno se considera un rey, y lo es, de su propia voluntad y de sus propios actos) es IMPOSIBLE.

    Los compromisos de la Comunión son de fidelidad a Dios, a la Patria, a los Fueros y al Rey, pero no existe compromiso ninguno que les obligue a soportar un gobierno dictatorialmente impuesto sin contar con su voluntad, y más aún, CONTRA SU VOLUNTAD, CLARAMENTE EXPUESTA DESDE HACE TIEMPO.

    El pueblo carlista se siente por su propia voluntad desligado de la obediencia a esos mandos, que rechaza, y ni quiere saber nada de ellos, ni les obedece, ni cotiza ni un solo céntimo para sostenerlos.

    Se ha dado el caso desgraciado en estas últimas elecciones, que los Carlistas se han abstenido de votar a los candidatos propuestos por la Secretaría y por otra parte, los Delegados Provinciales o Regionales nombrados por la Secretaría, se han dedicado a combatir a los candidatos Carlistas independientes. Esto ha pasado en Santander, Burgos, Valladolid, Cataluña, Aragón, Valencia, Andalucía y Extremadura.

    Puede juzgar V.M. de la extensión de este movimiento general de repulsa por el hecho de que nadie cotiza. En Valdeiglesias deben cerca de 400.000 pesetas. Las provincias no mandan ni un céntimo. Deben alquileres, impresos, 16 meses de Seguros Sociales, 10 meses de sueldo al conserje, luz, teléfono.

    La gente decente ha dejado de ir. Incluso Adolfo Carapeto, que tenía allí una hija, trabajando como mecanógrafa (que también le deben sueldos) está buscándole otra colocación. Las facturas impagadas se apilan día a día…

    Cuando D. José María Sentis salió, no sólo quemaron toda su contabilidad, correspondencia y justificantes, sino que cambiaron todas las cerraduras, como temiendo algo de él… Estas son ofensas inútiles y de peor gusto. Naturalmente D. Jose María Sentis no ha querido volver a saber nada de allí. Últimamente le llamó el Príncipe… y no ha ido.

    Esta primavera, y por encargo de V.M. a dº María Teresa Aubá estuvimos trabajando para atraer a Forcadell y a Margalef, que son los amos del Maestrazgo. Hubo que vencer una gran oposición por parte de Zabala, que teme que cualquiera le desplace y se dedica a alejar a todos. Se celebró la entrevista y fue un éxito, pero el Príncipe les prometió ciertos cambios y su visita. Ninguna de las dos cosas se han cumplido. Conociendo la sicología catalana, que son esclavos de su palabra, sucede ahora, lo que era de esperar. Se han declarado autónomos y no dependen más que de ellos mismos, y no quieren saber nada de nadie.

    Se dice que D. José María Valiente estaba designado por Franco para el cargo de Consejero Nacional, y que Valdeiglesias se opuso, obligándole a renunciar el nombramiento. No sé con seguridad absoluta lo que esto tenga de cierto, pero el rumor está en la calle, y esto es mala cosa.

    Con el pretexto de preparar (mejor se aplicaría la palabra DESHACER) las elecciones, han prohibido la concentración del Cerro de los Ángeles, que prometía este año ser fantástica (sólo de un pueblo de 5.000 habitantes como Gandesa, venían 6 autocares). Se ha prohibido porque Valdeiglesias no quiere reuniones carlistas en Madrid, porque temen la agresión y el asalto de los carlistas al Centro (cosa esta que preveo que no la van a poder evitar, lamentablemente, porque de llegar a producirse, sería un escándalo perjudicial para todos.

    Se habla también de que existe un acuerdo entre las dos ramas Borbones, que para que pueda llevarse a efecto dicho acuerdo, estorban los carlistas que se opondrían y lo que no fuera un pleno reconocimiento de los derechos de V.M. y que para evitar esta oposición, hay que destruir el Carlismo. Tampoco tengo PRUEBAS IRREFUTABLES de esta manifestación, pero parece confirmarla la actuación destructiva de la Secretaría Técnica.

    En fin, Señor, como remate le mando esa fotocopia de la hoja que el Requeté de Madrid ha lanzado por toda España. El comentario que aquí ha llegado es, “ESTÁ MAL, PORQUE NO DEBE FIRMARLO EL REQUETÉ DE MADRID, SINO EL DE TODA ESPAÑA”.

    Señor; esto es una desorganización total. Siguen los ideales Carlistas, sigue la fidelidad a V.M. pero la Comunión, como partido político está totalmente corrompido y acéfalo. Y esto no es culpa nuestra. Lo único que podíamos hacer, es peor, echarlos violentamente, y como aun no lo queremos hacer, cada día es mayor la inanición.

    Hemos perdido las elecciones. Podíamos haber tenido 30 o 40 procuradores nuestros, apenas reuniremos 10. Toda la culpa de este fracaso es de esos mandos, que siembran la división.

    Desde hace tres años (desde el nombramiento de la Secretaría Técnica, invento sugerido por Massó) venimos anunciando este fracaso. Ha tenido que venir el golpe para confirmar plenamente que teníamos razón, y de no ponerse pronto remedio a esta situación caótica, se cerrará Valdeiglesias por inanición de fondos y de carlistas, y el día que se les agote la paciencia a los Requetés, los tirarán por el balcón. Y, ¿qué hacer entonces? ¿expulsar a todos los descontentos? ¡Si son TODOS, Señor! y además tienen razón. Os quedaríais sin Requetés y sin carlistas! ¿Seguir sin tomar medida, como hasta ahora? ¡es ya demasiado tarde! Parece lo prudente que las medidas las tome V.M. antes que se las tomen ellos por su mano, con detrimento de vuestra autoridad. Antes que cualquier imprudencia redunde en perjuicio de la Comunión y de la Dinastía.

    Señor. La Iglesia no es el Carlismo, aunque se le parece en algunos puntos, ¡por algo somos su pilar más firme! Habrá visto V.M. que en el Sínodo, después de las libertades, que degeneraban en algunos casos en libertinajes, se vuelve a imponer la tradición, mejorada con las innovaciones precisas.

    Nosotros somos obedientes al Papa, y al Rey, y por eso mismo somos TRADICIONALISTAS. Si a los Carlistas se les quita LA TRADICIÓN, NO TENEMOS RAZÓN DE SER, nos convertiremos automáticamente en masa amorfa, que desertará a distintos campos, y del Carlismo sólo quedaría un recuerdo romántico y caballeresco, pero perfectamente inútil como partido político, porque se le habría sustraído SU MÉDULA, y SU ÚNICO LAZO DE UNIÓN.

    Cumpliendo las consignas de V.M. tendremos la mirada clara, manteniendo inquebrantable fe en Dios y en nuestros ideales, pero esto lo haremos a la española, siguiendo el consejo de S. Ignacio, que también era español. Confiaremos en Dios, como si todo dependiera de EL, pero trabajando, como si todo dependiera de nosotros, “a Dios rogando, y con el mazo dando”.

    Tendremos contactos con los verdaderos Carlistas, para reservar, conservar y preservar de la destrucción el porvenir de la Comunión Tradicionalista.

    Me apena Señor, a sus años, darle un disgusto de este género. Perdón por ello pero también decimos en España que A GRANDES MALES, GRANDES REMEDIOS, y que vale más prevenir, que lamentar.

    No vea en esta carta, tan desagradable, más que una prueba de mi lealtad y de mi amor por la causa y por V.M.

    Con todo mi agradecimiento. Beso sus manos.

    María Amparo Munilla [firmado]


    [Escrito a continuación a mano] Señor: Después de escrita esta carta, me trae el correo la fotocopia que le adjunto, donde se demuestra claramente que Massó sigue manejando desde lejos la Comunión, a través de Zabala y su equipo de traidores.

    Roncal 1- Colonia de Viso





    Borrador carta del Rey Javier a Maria Amparo Munilla

    Querida Doña Maria Amparo Munilla

    Cuantos agradecimientos para tu carta del 30 de Octubre llegada hoy con diez días de retraso que lamento, porque todo que Ust. Me escribe y las copias que circulan, coroboran con mis informaciones que sin duda son graves.

    No son informes solamente nuestros del Mando; son muchas cartas de Provincias distintas, de unos Jefes, de amigos nuestros, de antiguos Requetés, y de jóvenes, muy jóvenes la mayoría y quizás son los más violentos, porque ellos faltan de experiencia de la vida, y los consejos que me dan o exijen, -son typicos y totalmente inoperantes, además peligrosos!

    No hablo de las anónimas, que son todas de la misma fabricación de un grupo.

    Cuanto a los viejos Jefes que figuran como víctimas de nuestra alta conspiración, casi todos se habían apartados ellos mismos, pidiendo relieve. No olvidemos que los cargos son voluntarios, como eran nuestros officiales y Requetés, y muchas veces pesados. Esos viejos Jefes, que los jóvenes quieren que vuelvan, ahora se son retirados sea por edad, sea por no ser mezclados en la nueva tormenta que se aproxima y huyen las graves responsabilidades de esa. Otros se han marchado, porque sienten haber perdido toda la autoridad frente a una juventud extraviada.

    Los nuevos Jefes que hemos necesariamente nombrados, pueden faltarles algo de experiencia, pero nunca de buena voluntad.

    El Carlismo debe ser llevado con hilos de seda que son fortes pero suaves.

    Ahora bien, la verdad es mucho más grave que Usted piensa. Es una larga conspiración Europea para deshacer con mentiras y calumnias el Carlismo; sola fuerza que los Progresistas, los Rojos y los Comunistas tienen en España.

    Ellos siguien una linea de conducta habil y preparada de larga mano. Es obra de la K.G.B. organización Russa de offensiva ideológica [subrayado] para destruir las fuerzas anticomunistas en Occidente. Esta organización ha sido fundada en Moscú. Tienen elencos de todos los Periodistas anticomunistas, y de todas las personas que pueden tener un importante papel contra-revolucionario. El capo actual está ahora es el general Agayan [Nota mía. Creo que el Rey Javier se refiere al General Ivan Agayants, por entonces subdirector del Primer Alto Directorio (o GPU) perteneciente al Comité para la Seguridad del Estado (o KGB)]. Y tienen agentes formados para sembrar calumnias y mentiras de las vidas privadas de las personas que quieren deshacer publicándolas y especialmente nosotros o muchos Jefes. Así debilitan el moral de los Jefes, y empujan los jóvenes contra ellos, y provocan luchas entre grupos y grupos.

    Las pruebas que tengo son las cartas que me llegan de regiones lejas las mas de las otras y sin contacto aparente, contienen las mismas frases las mismas acusaciones y calumnias sin pruebas y tentan deshacer toda la unión carlista. Hai cartas que me tratan mi y Carlos como traidores del Carlismo!!

    Que es internacional, la prueba es que las mismas acusaciones contra el Carlismo y sus Jefes, figuran simultaneamente [subrayado] en la mala prensa francesa, en la austriaca; en Alemania y en Inglaterra!

    En verdad es una enorme conjura contra España y su fuerza de defensa popular.

    Es parecido a la contrapropaganda progresista, como reacción del Posconcilio: Muchos abandonan la fe en Dios, y la fe en nuestra Tradición!

    Cuanto lo que se refiere a la fotocopia de la carta de Massó a Pepe de Zavala tengo la certidumbre [subrayado] que es forjada! Como lo hicieron con cartas mías! Las otras cartas anonimas firmada “El Requeté de Madrid” o “Excombatientes”, son escritas de un mismo grupito. Pero publicadas hacen efecto sobre las masas carlistas siempre tan sensible a la palabra “traidor”.

    Así va el mundo, político, económico y religioso hasta que el pais completamente desunido, con masas de juventudes semirevolucionaria y con Jefes desprestigiados, esté maduro para el golpe de estado Rojo.

    Y nuestros buenos y sencillos malinformados carlistas y Requetés, me envían estas cartas violentas y feas, sin saber quien les guia la mano!

    Pero no hai razón de desaliento. El Carlismo pasará esta crisis perdiendo miembros, que no eran verdaderos, y en la lucha volverán a nosotros.

    Quedo querida Doña María Amparo Munilla afecto

    Francisco Javier [firmado]




    Texto de la supuesta carta de Ramón Massó a José María Zavala

    COMERCIAL QUÍMICA MASSÓ S.A.


    Barcelona, 5 de octubre de 1967

    Sr Don José Maria Zavala
    General Mola, 258.
    Madrid (16)

    Querido Pepe:

    Te agradezco las sinceras y cordiales frases con que me felicitas por mi noviazgo. Ya sabes cuanto me ilusionaría el que Maruja y tu me acompañarais el día de mi boda, pero dudo que sea prudente el que vengais.

    Por fin me dices que ya es firme la decisión de apartar al profesor Valiente de la Jefatura Delegada. ¡Ya era hora! Se han perdido cinco años y todo por haber dejado a medias la operación Zamanillo-Valiente. Ahora es más urgente el activar los contactos con los grupos de oposición al Régimen, máxime cuando todos vemos tan próximo el final de Franco.

    Hay algo que quiero advertirte. Hace unos días, me preguntaron sobre las diferencias entre Don Carlos y Don Sixto; pero lo más grave es que conocen el incidente que tuvieron los dos hermanos por ti, e incluso que Don Sixto se fue de Becquer, refugiándose en casa de J. I. Olazabal. Esto es muy grave y de difundirse, podría perjudicar tu posición y de rechazo a todos nosotros. Procura cortar, por todos los medios, estas filtraciones, que supongo se producen ahí en Valdeiglesias.

    Mis saludos para Maruja y para ti un fuerte abrazo de tu buen amigo

    R. Massó

    Fd.: Ramón Massó


    Fuente: ARCHIVO FAMILIA BORBÓN PARMA
    Rodrigo dio el Víctor.

  4. #4
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,054
    Post Thanks / Like

    Re: Correspondencia del Rey Javier I

    Aunque la siguiente carta no forma parte propiamente de la correspondencia del Rey Javier, sin embargo la pongo pues va dirigida al que entonces era, en teoría (y digo en teoría porque quien dominaba ya entonces completamente en la Comunión, una vez dimitido José María Valiente -al que le seguirían en su salida poco a poco en lo sucesivo todas las demás personalidades y cuadros oficiales tradicionalistas- era Carlos Hugo), su jefe delegado, Juan José Palomino.

    ----------------------------------------------------------



    Carta a Juan José Palomino


    [La carta lleva membrete de la Jefatura Principal de Telecomunicación]


    Excmo. Sr. Don Juan Jose Palomino
    Presidente de la Junta Suprema de la Comunión
    Porvernir 7
    JEREZ DE LA FRONTERA


    Querido amigo y respetado Jefe:

    Estuve últimamente en nuestras concentraciones Carlistas de Fátima, Quintillo y Montejurra, escuché casi todo lo dicho por los oradores, entre ellos a S.A. en Fátima, como orador de excepción por su categoría.

    He hablado con multitud de antiguos amigos y correligionarios, he leído los periódicos de nuestra ideología y como consecuencia de todo ello, quiero acudir a Vd. con mis temores, mi susto, preocupaciones y dudas ante el porvenir.

    Estamos presenciando cómo dentro de nuestra Santa Iglesia Católica Romana, se ha metido el enemigo y está tratando de llevarla, de momento a un cisma y después a su autodestrucción (ya sabemos que esto no puede ser pues: “las puertas del Infierno no prevalecerán…”) pero ellos, el enemigo de siempre de la Iglesia, el nunca suficientemente maldecido Liberalismo, está tratando como nunca de su destrucción. Hoy el Cisma está planteado, aunque no declarado.

    Ese mismo enemigo, es el que veo claramente cómo también se ha metido dentro de nuestra Comunión Tradicionalista, con los mismos fines que lo ha hecho dentro de la Religión; nuestra desunión primero y nuestra destrucción, si puede, después.

    De siempre sabemos que el mejor baluarte de la Iglesia en tiempos pasados fue el Carlismo, (y por esos fue tan combatido) pero en la actualidad es el único que puede defenderla aun contra la voluntad de una parte de su jerarquía.

    La idea de la Patria está siendo, también, una fortaleza que quieren conquistar los apátridas y ya está en el ánimo de unas mayorías, el dar esta idea por caduca.

    Nosotros los que gracias a Dios somos los únicos verdaderamente contrarrevolucionarios, sabemos que la única forma eficaz de oponerse a la Revolución es nuestra Monarquía Tradicional, sin concesiones al error, y por eso es ésta también blanco de sus ataques más furibundos desde dentro.

    En tiempos de Valiente le puse dos cartas en las que me dolía: 1º de la actuación de la prensa que adjudicaba a S.A.R. el Príncipe Don Carlos, unas declaraciones favorables al Socialismo y a nuestras relaciones con la URSS y en la 2ª protestaba de que de la Secretaría de la Comunión hubiera salido la recomendación de que nosotros, los carlistas, votáramos para Procurador en Cortes a un socialista, despreciable como tal, el Sr. Cantarero.

    A las dos cartas tuve contestación, muy satisfactoria por parte de Valiente, pero la línea de conducta que se insinuaba y era el origen de mis protestas, no solamente no se ha acallado, sino que cada vez veo cómo va siendo causa de más divergencias entre nosotros; de unas declaraciones enteramente opuestas a nuestra ideología en las frases, escritos, etc. autorizados o dimanantes de la Comunión.

    No quiero mostrarme parte en la discusión entre personas que es de suponer que sean todas antiliberales, pero Vd. verá que muchas cosas de las que están pasando no encajan en nuestro lema.

    Nos estamos jugando el cambio de Era, la Religión, el porvenir de España o la misma España como nación, la Paz, en una palabra, toda la Tradición de la Sociedad Católica que descansa sobre la base de los principios de la Iglesia fundada por Nuestro Señor Jesucristo.

    Claramente vemos que somos nosotros los únicos contrarrevolucionarios del mundo, los Tradicionalistas, los que podemos hacer fermentar la masa mundial para salvar la Sociedad y ante un porvenir tan transcendental, tan grandioso, de tal responsabilidad; es absolutamente preciso que por S.M. el Rey Don Javier se mande categóricamente el camino a seguir por todas estas fuerzas que unidas podremos salvar otra vez al mundo.

    No es una osadía, ni una arrogancia, ni una insubordinación, sino una súplica a Vd. para que influya en que este estado de cosas actual, de descomposición, se acabe y volvamos a tener, como en el año 1936, un guía único, una unidad de criterio y de acción, una preparación para afrontar el próximo porvenir en el que otra vez nuestros enemigos, formando un frente único, darán la batalla a todo y a todos y si nosotros estamos unidos férreamente por la disciplina de nuestras ideas, lo mismo que en el año 1936, volveremos a triunfar como entonces y una vez más salvaremos a España.

    Por otra parte, que cosa más denigrante que coincidir con el enemigo en algo y ser unos meros comparsas y cómplices del ataque final de la Revolución Comunista-Socialista-Liberal-Masónica-Materialista en todo el mundo, implantando el tan pronosticado Superestado Mundial Judío, por medio de la Sinarquía que, como verá, nos está ahogando.

    ¿No ve Vd.; y repito una vez más; la necesidad apremiante de que no permitamos al enemigo dentro de nuestras filas y que por nuestro Rey se dicte una orden tajante de declaración enteramente Carlista?

    Queda a su diposición su afmo. buen amigo

    [No aparece firma. Se trata de una copia. Posiblemente el autor sea Don Eduardo Moreno de Castro].

    Madrid 30 Mayo 1968. Día de San Fernando III, Rey de España

    s/c Princesa 14 - 4º Madrid 8


    Fuente: ARCHIVO FAMILIA BORBÓN PARMA

  5. #5
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,054
    Post Thanks / Like

    Re: Correspondencia del Rey Javier I

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Carta de José Romero Ferrer y contestación del Rey Javier (1968)


    Carta de José Romero Ferrer

    El día 28 de Julio próximo celebraremos los Carlistas de Liria, el XXIII aniversario de la fecha gloriosa, inolvidable e irreversible del 18 de Julio de 1936, en que, a vuestras órdenes Señor, salimos a los campos de batalla a defender la Religión y a la Patria.

    Si en años anteriores, el Carlismo de Liria, haciendo honor a los principios que Vos encarnáis, ha conmemorado tan gloriosa efeméride con dignidad y brillantez, pero circunscrito al ámbito local, hoy lo va a hacer con un sentido nacional, ya que Carlistas de toda la geografía de la Patria, incluso de Canarias y Baleares, se van a concentrar en esta leal población, dado que vamos a rendir un homenaje público a la 152 División del Ejército Nacional, mandada por el inolvidable General Rada, y muy especialmente a los Gloriosos Tercios de Requetés del Alcázar y de Cristo Rey, que encuadrados en dicha gloriosa Unidad, liberaron a nuestra población del ejército marxista.

    Los que fueron Comandantes de los Tercios de Requetés del Alcázar y de Cristo Rey, Ilmos. Srs. D. José Sanz de Diego y D. José Issasi, nos tienen prometida su asistencia, a más de mucos oficiales, clases y boinas rojas de tan gloriosas Unidades que tanto contribuyeron al triunfo de la verdadera España.

    Y como Abanderado que sois Señor, de los gloriosos principios que nuestros Requetés defendieron en los campos de batalla y en las arduas tareas de la Paz, vuestras palabras de aliento y esperanza, al igual que las oímos hace unos días en el maravilloso marco de la Plaza de los Fueros de Estella, en aquel memorable mensaje que dedicasteis a vuestro hijo Carlos, nuestro amado Príncipe de Asturias, esperanza de los buenos españoles, estamos seguros que no nos faltarán vuestras palabras de aliento dedicadas a esos Requetés que un día de Julio de 1936, a vuestra voz dejaron sus hogares en defensa de los Principios Santos defendidos por el Carlismo

    Ese día Señor, recordaremos a los heroicos Mártires de la Tradición, los que en frase feliz de vuestro hijo Carlos “todo lo sacrificaron por nosotros y en cuyo ejemplo debemos mirarnos para ser dignos de ellos”, así mismo recordaremos a todos los Requetés que dieron sus vidas en la Cruzada, elevaremos a Dios nuestras oraciones para el eterno descanso de sus almas, y a la vez le pediremos por la Real Familia Española, esa Familia, de la que sois Vos Señor el digno representante y dignos hijos nuestros queridos Príncipes SS.AA.RR. D. Carlos y Doña Irene, así como SS.AA.RR. D. Sixto, Doña María Francisca, Doña María Teresa, Doña Cecilia y Doña María de las Nieves, y a la que es vuestra compañera nuestra amada Reina Doña Magdalena.

    Y reafirmaremos nuestro propósito de ser dignos de Vuestro sacrificio y de Vuestra esposa e hijos, para que Dios, haga un día realidad la estrofa de nuestro himno, de que llegue un día que el Rey Legítimo reine en Madrid, como padre amantísimo de todos los españoles.

    A los reales pies de Vuestra Majestad.

    Jose Romero Ferrer




    Contestación del Rey Javier


    Querido José Romero Ferrer:

    Te agradezco muchísimo tu atención de enviarme el programa de los actos que mis leales carlistas de Liria han organizado en conmemoración del 18 de Julio.

    Es ésta una fecha inolvidable y decisiva de la historia de España. Solamente siendo fiel a su significado, con todas sus consecuencias, podrá salvarse el futuro de nuestro querido país.

    Dios os guarde como de corazón lo desea tu afectísimo,

    F.J. [firmado]




    -----------------------------------------------------------------------------------



    Carta de Carmen Narvacorena Ichaso a Don Javier


    Carta de Carmen Narvacorena Ichaso



    Dios-Patria-Fueros-Rey

    A S.M. Don Javier de Borbón Parma

    Majestad: Le notifico que mi padre murió el 28 de Junio, sin ver cumplidos sus deseos de ver a S.M. en el trono de España.

    Siempre leal y fiel Carlista, muy enamorado de nuestra Santa Causa que siempre vivió entusiasmado pensando en el triunfo, y que en su enfermedad lo único que le animaba y satisfacía las visitas de los amigos Carlistas, que nunca le cansaban sus charlas amenas sobre el Carlismo.

    Era un enamorado de S.M. y de toda la Familia Real, así como de Don Manuel Fal Conde y también de Don José María Valiente.

    Espero que si él puede desde el Cielo nos ayudará en esta gran tarea del triunfo final para la salvación de España y del mundo. ¡Cuánto hubiera gozado de ver antes de morir a S.M. y también a S.A.R. Don Carlos! Pero no tuvo esa suerte. Tuvo una santa y lúcida muerte, por lo que damos gracias a Dios.

    Espero le encomiende al Señor en sus oraciones.

    Le saluda en nombre de toda esta familia Carlista las más umilde, leal y entusiasta margarita

    Carmen Navarcorena Ichaso

    Lácar 19-8-68


    ------------------------------------------------------------------


    Borrador carta de Don Javier a Carlos Sánchez Runde


    Plaza San Guraico 91. 7º 3ª

    Barcelona 6


    Querido Carlos Sanchez Runde

    Esta mañana recibo tu carta del 4 de octubre y de corazón agradezco tus sentimientos expresados en ella.

    Vivimos en un mundo ahora al revés del pasado; y creo que la gente no se da cuenta cuanto esta cambiando!! Mi consuelo y nuestra esperanza forman mis queridos carlistas y los Jefes antiguos y nuevos que tenemos. España debe prepararse a una alta Misión que es la razón de ser secular de la Comunión Trad. Carlista; lucha ahora más espiritual que en guerra. Es la fe y es la voluntad que llevan los pueblos y que forman su razón de ser! En la gracia de Dios lo haremos.

    Quedo querido Carlos Sanchez Runde a ti y a tu familia mi recuerdo siempre.

    Tu afectísimo

    [Sin firma en el borrador]



    -----------------------------------------------------------------------



    Carta de D. Pedro Tura y contestación de Don Javier

    Carta de D. Pedro Tura

    SEÑOR:

    Hace mucho tiempo que quería escribir a V.M. pero la esperanza de que las cosas del carlismo se arreglarían y el temor de distraer a V.M. de asuntos más importantes me retraían de hacerlo.

    Pero viendo que las cosas en vez de arreglarse se agravan, y que es necesaria una actuación carlista más ortodoxa en varios puntos, me he visto obligado a cumplir un deber que según la conciencia, me lo piden Dios y España. Me había retirado de toda actuación dentro del carlismo, como habría notado V.M.: pero como durante ese tiempo han sucedido dentro del carlismo cosas lamentables y ha habido desviaciones doctrinales sumamente deplorables, efecto sin duda del desconocimiento por parte de las generaciones que suben de la verdadera doctrina carlista, me decidí a intervenir nuevamente, para ver de poner algún remedio. Es verdad que nuestra doctrina se halla compendiada en la trilogía Dios, Patria y Rey, pero muchos carlistas la interpretan a su manera víctimas inconscientes del ambiente liberal y progresista, que se ha ido extendiendo en grandes sectores del Catolicismo intoxicándolo.

    Al efecto escribí al Jefe Regional de Cataluña, Sr. Feliu de Travy, proponiéndole la reunión de los más significados carlistas de Cataluña, durante una semana de estudio, para fijar concretamente el programa político-social ortodoxo: y que lo mismo se hiciera en las demás regiones de España para luego en una Asamblea Nacional Carlista confrontar las conclusiones de todas las regiones y elaborar el programa único carlista, al que deberían atenerse todos los carlistas en sus propagandas orales y escritas; que ese programa deberían explicar nuestras publicaciones y exponerse en los círculos.

    Me escribió que esto era incumbencia del Consejo Real, que para esto estaba instituido. Le repliqué y no merecí contestación.

    Por otra parte se acerca el día de la presentación en Cortes de la Ley Sindical. ¿Conocen bien nuestros Procuradores carlistas el Sindicalismo Tradicionalista, para poder intervenir en la discusión de la Ley, presentar enmiendas y procurar que la organización sindical tenga el espíritu y las obras y la estructura de la organización profesional destruida por el liberalismo? Por referencias que tengo, la nueva ley se basará en la organización sindical falangista.

    ¿No sería conveniente una semana de estudio de dicho proyecto de Ley por parte de nuestros Procuradores, con asistencia además de carlistas técnicos, experimentados y conocedores de la doctrina social tradicionalista?

    Dejo mi propuesta a la consideración de V.M. Pero creo que de este modo podrían aunarse voluntades, esclarecerse actitudes y llevar la confianza y el optimismo al corazón de muchos carlistas, que se sienten desorientados y desconcertados.

    Con esta exposición descargo mi espíritu de un peso enorme que hace tiempo me atormentaba. Sea la que sea la decisión de V.M. yo me quedaré tranquilo, porque me he descargado delante de Dios y de España de toda responsabilidad.

    Besa la mano de V.M. cuya vida Dios guarde muchos años.

    Pedro Tura C.M.F. [firmado]

    Sabadell, 27 de Septiembre de 1968.



    Borrador contestación de Don Javier


    R. P. s. Pedro Tura
    Mª Claret 68. Sabadell
    Barcelona
    3 Octubre

    Muy querido Padre Tura,

    Recibo esta tarde su carta con mucha alegría, no habiendo visto desde largo tiempo cartas suyas.

    Lo que Ust. me dice es efectivamente verdad, y lo hemos ya observado desde dos o tres años; un adaptamiento de nuestros jóvenes a un sentido casi liberal del carlismo.

    Eso, Reverendo Padre, es la consecuencia de las discusiones religiosas mal concebidas que muchas veces demuestran una falta de comprehensión de Teología, de Dogmática y como consecuencia de falta de la disciplina en cosas de la Fe, de la Moral y de la Politicia. Esas discusiones llamadas “colloquios” generalmente se transforman en discusiones Políticas y ahí también demuestran una falta de conocimientos de lo que representa el carlismo en la fe y en la vida política de España.

    Pero hoy día los jóvenes no quieren discutir programas doctrinales y por eso hemos instituido, por medio de los procuradores en Cortes o otros Jefes, cursillos que han tenido un grande éxito durante este Verano.

    Naturalmente sería un servicio muy importante si mi querido Padre tuviese [tachado] hubiese la bondad de tener unas conferencias a la juventud carlista para ponerla frente al Mundo anárquico actual.

    Excelente me parece su propuesta de una reunión de los Procuradores carlistas para estudiar la Ley Sindical y, inspirandose de nuestros conceptos, derechos y costumbres Forales, demostrar las utilidades de llevar en la nueva Ley Sindical el espíritu del sindicalismo tradicional nuestro. Escribo a la Junta de Gobierno en este sentido con tantos agradecimientos Reverendo y querido Padre Tura, agradeciendole sus preciosas oraciones en su Misa para nuestra Comunión y por que Dios me ayude a llevarla siempre a Su servicio.

    Quedo

    F.J. [firmado]


    ---------------------------------------------------------------


    Borrador carta Don Javier a Jose María Valiente (1968)


    Querido Jose Mª Valiente

    Tu buen y muy afectuosa carta me llego ayer y agradezco todo lo que me dices en estos días tristes pero nunca deprimidos.-

    Somos acostumbrados a estos decretos y no me estremecen. Pero esta vez fue espectacular y ha provocado ollas que han ido lejos fuera de España.-

    Unas dicrepancias internas en familia puede no ser grave, pero cuando llega fuera en el público hace daño, pero no al Carlismo.

    Todo depende de la reacción interna y ha sido muy buena.

    Personalmente no me preocupa. Servíamos todos, tú y mis Jefes, nuestro ideal, con fidelidad y con valentía y así para mi desde 36 años.

    Lo que cuenta no es la ostentación de nuestras personas pero lo que representan y del deber que hemos a cumplir y que es más incomodo de fuera que del interior del pais.

    Los montes y la distancia no cuentan entre nosotros y el recuerdo como la lealtad queda.

    Ahora debemos estar más unidos que antes y poner nuestra esperanza en el Señor y al servicio de Su causa.

    Quedo querido J.M.

    [sin firma]



    -----------------------------------------------


    Borrador de carta de Don Javier a Don Salvador Gomez de Arteche y Doña Catalina (1968)


    Queridos Don Salvador Gomez de Arteche y Doña Catalina

    A la vueleta de un viaje prolongado en Belgica, Olanda y Austria encuentro vuestra carta de Taizé, fechada a tres de Septiembre y ruego escusar el retraso involuntario de mi contestación.

    Estoy muy agradecido de lo que me escribes de la honda impresión que Taizé os había dejado. La sinceridad con la cual me escribes y que Usd. había encontrado en este Monasterio me ha impresionado. Desde mi infancia y mis estudios estube en continuo contacto con nuestros Benedictinos, especialmente con los grandes reformadores de Solesmes y de la Piere que vire en Francia y Cassais actuaba. Conozco la honda impresión que la vida de estos Monasterios y Abadías dejaron en nuestras almas y en nuestra formación espiritual y filosófica.

    Lo que Usd. ha comprbado en Taizé lo hubiera vivido intensamente en las Abbadías nuestras. El tradicionalismo vivo, moderno, adaptado a los tiempos nuestros, conservando pero la regla de Oro de San Benito.

    Eso es una forma de fe, de la inteligencia y del corazón!

    No dudo que en Taizé haya una forma parecida, pero más de sentido que de estudio. Pero falta l´esencial, la unidd de reglas y reglas de vida católica con el Papa y con Roma.

    Admiro por cierto el espíritu y la voluntad de Taizé pero, por qué entonces teniendo ya la vida cenobitense no se hacen católicos verdaderos? y defienden una fe fuera del gremio nuestro y mantienen una reserva hacia nosotros y la Jerarquía que es contraria al espíritu del Santo Fondador, su fe queda más moderna de los Santos?

    Nosotros tenemos en nuestros Monjes Benedictinos la perfectión, más de 15 siglos han llevado a la perfectión christiana.

    Queria mucho que vosotros pasais mas dias en nuestros Monasterios y alli encontreais lo que Usd. ha visto en Taizé pero llevado a la perfección catolica.

    Mucho agradezco el envio de los libros y revistas que tratan de Taizé y que me interesan mucho desde mucho tiempo.

    Tendría un grande gusto a ver Ustedes en Suiza si puedo un día venir alli este año.

    Y agradecendo de corazón vuestra carta y vuestra entrega quedo queridos Don S. de Arteche y Doña Catalina

    Vuestro afectisimo

    F.J. [firmado]


    -----------------------------------------------------------------------


    Borrador de carta de Don Javier a Miguel de San Cristóbal (1968)

    Muy querido Miguel de San Cristobal y Ursúa

    Sus admirables palabras en la carta que me escriviste ha portado la voz de Navarra hasta aquí en el día del Recuerdo de la Monarquía Tradicional.

    Entre los carlistas y su dinastía un siglo y medio había forjado [al margen] creado un vínculo tan fuerte que las generaciones pasaron, la fidelidad recíproca quedó anclada en 1969 como la era la de Carlos V, Carlos séptimo y el Rey Don Alfonso Carlos.

    No perdemos ánimo. Me desterraron otras veces y siempre he vuelto y lo harán otra vez, pero nunca podrán desunir la fidelidad y el amor carlista del pueblo y de la dinastía para ellos España carlista. Y no es por mi persona en mis 80 años, lo que ante Dios y ante el pueblo carlista de España representamos, es mi misión por lo que representamos y somos recíprocamente.

    Hemos luchado con él y sentido bastante con él y con sus duras dificultades y sufrimiento y los Requetés quedan la gloria pura y el honor de la España, de su fe en Dios y de su valiente amor al suelo y a la cabalerosidad de su suelo y de sus fueros.

    [sin firma]


    -------------------------------------------------------------


    Borrador de carta de Don Javier a la esposa de Eugenio Arraiza (1968)


    Querida Doña … Arraiza

    Esta mañana solamente en consecuencia de las huelgas del correo recibo la triste noticia del fallecimiento y de la vuelta a Dios de su esposo D. Eugenio Arraiza.

    Es una honda pena personal para mi, para mi familia tan amiga de él, y para todos nuestros carlistas. Su esposo tan leal y valiente vivía su fe a Dios y su inquebrantable acatamiento admirable a nuestros ideales.

    Gran periodista y director. Luchador de grande valor, en su Revista Montejurra defendía los dos principios de su vida con toda su alma y con la fuerza de carácter navarro junto a un sentido afectuoso de su corazón para todos que lo merecían.

    Sé tu inmenso dolor, pero él estará siempre con todo su alma y cariño a su lado, y será aún un protector para nuestra Comunión ahora y en el futuro.

    Uniendo mis oraciones con las tuyas y las de todos los carlistas para el eterno descanso feliz de su alma y para que Dios conceda las gracias y la fuerza de continuar con su presencia lo que había sido la vida espiritual y política de su tan querido esposo, quedo querida señora de Arraiza

    Su afectísimo

    F.J. [firmado]

    ----------------------------------------------------------------------


    Borrador de carta de Don Javier al Padre Rafael Jiménez de la Sota (1968)


    Al Padre Don Rafael Jiménez de la Sota

    Querido Don Rafael

    Como me habías pedido a través de mi hija Cecilia de intervenir en el Vaticano para ti y para tu regreso a la Iglesia Católica de la cual eres sacerdote, he hecho todo lo que he podido en tu favor, porque entiendo muy profundamente esta situación tuya y el deseo de tu alma de volver a la Santa Iglesia Católica Romana como tú y tu familia fuisteis siempre fieles.

    Pero tu desgraciado paso a América había cortado una fibra vital de tu alma, sin perder tu gran y reable zelo al servicio del Señor y tu vida de la fe. Las cartas dirigidas al Cardenal Spellman, al Santo Padre, al cardenal Ottaviani son testigos de tu deseo de volver a nuestra Iglesia.

    He transmitido tus documentos con una larga carta mía al Vaticano a las personas mas indicadas para llevarlas all Santo ufficio de los Religiosos y al Santo Padre.

    No tengo ninguna contestación. Es natural porque a veces necesitan largos estudios de cada caso y además contestan solo y personalmente a la misma persona interesada.

    Por consiguiente hemos de esperar y sobre todo rezar pidiendo a la Santísima Virgen que el Señor te conceda una contestación clara y comprensiva y que te de la gracia de tener fuerza y valentía para aceptar la decisión, sea la que sea.

    Hemos pensado el rito Oriental pero no tengo mucha esperanza porque parece ser que reducen ellos mismos el numero de los sacerdotes que han podido casarse antes de la consagración sacerdotal.

    O podría ser la vuelta a la vida seglar y por doloroso que sea el sacrificio de tu Vocación volverías completamente nuevamente como nosotros todos a la seguridad de la Iglesia Católica.

    El camino de actuación como seglares ahora se entiende casi al sacerdocio sin las graves responsabilidades.

    Además podría seguir la vida familiar, educar tus hijos en la certitud de la fe catolica y habiendo hecho un acto valiente de fe y disciplina a Dios y al Papa el Señor os bendecirá a ti y a los tuyos y quizas puedes transferir la grazia de la vocación en tu familia o descendencia como en tantos casos se ha verificado.

    No olvides, y ahora te escribo en carlista y en Rey, el Recordatorio del Requeté: ante Dios nunca será heroe anonimo. Quedando en nuestras filas carlistas el sentimiento de la gran familia nuestra que fue siempre la de tu buena familia.

    Quedo querido don Rafael de tu afectísimo

    F.J. [firmado]



    Fuente: ARCHIVO FAMILIA BORBON PARMA

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario
    Por Martin Ant en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 35
    Último mensaje: 12/04/2018, 04:11
  2. El Rey Don Javier I.
    Por Tradición. en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 15
    Último mensaje: 21/05/2017, 16:32
  3. El revolucionario rey Don Javier traicionó al legitimismo
    Por ALACRAN en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 36
    Último mensaje: 06/02/2016, 23:06
  4. XXXVII aniversario del Rey Don Javier, Duque de Parma
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 08/05/2014, 23:48
  5. MADRID: Santa Misa XXX aniversario del Rey Javier I
    Por Tradición. en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 10/05/2007, 11:20

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •