Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Los fueros como expresión de libertades y raíz de España

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,330
    Post Thanks / Like

    Los fueros como expresión de libertades y raíz de España

    Madrid, 15 septiembre 2014, los Siete Dolores de la Santísima Virgen María; San Nicomedes, mártir. Nuevo título en la biblioteca en línea de Carlismo.es, con estudio introductorio e ilustraciones en la web:


    Los fueros como expresión de libertades y raíz de España

    La editorial navarra Gómez publicaba en 1965 un interesantísimo folleto, titulado Los fueros como expresión de libertades y raíz de España, que recogía un discurso pronunciado por José Ángel Zubiaur Alegre en el Teatro Buenos Aires de Bilbao, el 25 de octubre del año anterior, en un acto convocado por la Junta Señorial de Vizcaya de la Comunión Tradicionalista. A través de sus veintisiete páginas, el exdiputado foral de Navarra desgrana el significado del fuero con sugestivos apuntes (el centralismo, antecámara de la revolución) y curiosos guiños al momento político, con un cierto sentido de oportunismo que no era infrecuente en el Carlismo oficial de la época (el comentario sobre la unidad de destino en lo universal o el principio foralista aplicado a una organización europea). Zubiaur nunca olvidó que cualquier intento de restauración debía pasar por los fueros, continuación de las Españas.

    El foralismo, enclavado en el tetralema, tiene gran importancia actual pues se trata un bastión de libertad. Frente a la fórmula positivista que defiende que el Estado es el único órgano con derecho a erigir un sistema legislativo, y frente a la absorción de todo tipo de funciones por el Estado, el Carlismo abanderó el principio "Más sociedad y menos Estado". Tal principio no tardaría en ser reconocido por Pío XI en Quadragesimo anno, con la denominación de subsidiariedad, donde lo organismos superiores pueden suplir pero nunca suplantar a las inferiores.

    El Carlismo siempre combatió la centralización política y administrativa y persiguió la restauración de la personalidad política de las regiones --opuesta tanto al centralismo como al separatismo--, la autarquía (principio jurídico, no económico) y los sistemas de políticas concretas, lo cual permite armonizar el bien personal y el común de toda la sociedad. Y tanto el liberalismo como el socialismo han remado en la dirección contraria, al erigir el leviatán que aplasta cualquier autonomía propia y niega toda diversidad. La tradición, sufragio de los siglos, con su constitución histórica y federativa de la sociedad, desaparece por la aplicación de patrones racionalistas del constitucionalismo liberal.

    El 15 de abril de 1859 Aparisi y Guijarro clamaba en su tribuna: "perdonadme, señores, la expresión, si es algún tanto bárbara: es muy fácil hacer fueros, hacer leyes, hacer constituciones; pero es muy difícil hacer costumbres". El valenciano ponía el dedo en la llaga: la escasa adecuación de las leyes a la realidad en la legislación del derecho nuevo. Tal como decía el Ideario de Jaime del Burgo, no puede existir la misma legislación para todas las regiones pues "como un chaleco que confecciona un sastre, no viene bien a todos los hombres". La igualdad del hombre nunca existió y la Cristiandad y el mundo antiguo, por sentido común, se articularon en torno a las diferencias. Cada territorio y grupo social se organizaron según las necesidades y el tiempo, así constituían en cierta manera una democracia jerárquica donde el verticalismo no existía. El fuero no era, ni es, un privilegio ni un resabio egoísta que afrente al español.

    Como respuesta a los problemas generados por el centralismo, el Estado ideó el Estatuto, figura revolucionaria que intentaba suplir el fuero, como recordó Víctor Pradera. De nuevo, el tradicionalismo recordó que las fórmulas de laboratorio eran ajenas a la tradición. No faltaron voces como la de Vallet de Goytisolo, quien en 1982 auguró que "los parlamentos regionales pueden llevar, hasta su propio terreno, la mentalidad jurídica racionalista, operativa y utópica de derecho legislado que todo lo quiere regular, organizar y transformar de acuerdo con los modelos creados con caldo de cabeza".

    Para leer el documento, haga clic en el enlace siguiente: Los fueros como expresión de libertades y raíz de España



    Agencia FARO

  2. #2
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,260
    Post Thanks / Like

    Re: Los fueros como expresión de libertades y raíz de España

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    En defensa de los Fueros para todos los pueblos de las Españas.

    3d935cdc86aef68e418f16749723a02823b6409d.jpg

    No es equitativo ni patriótico, dicen los antifueristas, que en la misma nación haya regiones que gocen de preeminencias y ventajas que no tienen otras. Deben, pues, abolirse los fueros que implican desigualdad.

    “¡El argumento es donoso!, responde Nocedal. Pero vamos a cuentas: o esa región tiene título y derecho notorio a disfrutar esas ventajas (de los fueros) o no; si no los tiene, por ahí se ha de empezar, por negarle el derecho y el título de que carece; pero si evidentemente los tiene, como sucede en el caso de que se trata, no hay que hacer sino respetarlos, sin que nadie pueda quejarse por eso, que quien usa de su derecho a nadie agravia...Eso no es un argumento, es un horrible sarcasmo. Porque el Estado moderno, continuando la obra comenzada por el absolutismo en el siglo pasado, ha ido despojando a las regiones forales de sus fueros, a las demás de los útlimos restos que aun conservaban de sus tradiciones seculares, para ajustarlas todas al patrón y las nuevas formas mal traducidas del francés; y es, burla sangrienta y escarnio insufrible que la desigualdad por él causada contra toda razón y justicia le sirva de argumento para persuadir a sus nuevas víctimas que se dejan despojar de buena gana y voluntariamente cooperen a la obra de iniquidad y destrucción...Como el argumento adquiere fuerza incontrastable es volviéndose contra quien lo emplea. Porque si reconoce que los fueros y libertades, contra quien quiere acabar, son un bien (y por eso dice que trata de abolirlos, para que no tengan unas provincias bienes de que carecen otras), lo justo, lo equitativo y lo patriótico no es aumentar la desgracia de las que, por rara excepción, gocen todavía de algún resto de su bien pasado, sino procurar aumentárselo y hacer igualmente dichosas a las demás: igualdad que en España se conseguiría sin protestas ni conflictos, ciertamente, antes con vítores y aplausos, no acabando de arrebatar sus fueros y exenciones a las que todavía conservan rastros de ellas, sino devolviendo y aumentando sus libertades y franquicias a las que injustamente y contra su voluntad las perdieron . ¿O es que los partidos liberales reconocen y confiesan que ellos no están en el poder para hacer igualmente felices, sino por igual desventurados, a todos los reinos, regiones y provincias de España y a todos los españoles?

    Otra objeción frecuentísima contra los fueros es decir que se oponen a la unidad nacional: "Os dirán que esto es ir contra la unidad nacional; os dirán que sin unidad nacional no hay gobierno posible, que la unidad es el progreso más notable y que la mayor conquista de los tiempos modernos, que la unidad es más necesaria que nunca ahora, cuando todas las naciones, ejemplos Italia y Alemania, tienden a las grandes concentraciones y a las grandes unidades".
    Despues de haber expuesto así la objeción, el mismo Nocedal contesta ampliamente a ella: "¡Burla sangrienta! ¡Horrible sarcasmo! Eso dicen los que han destruído la unidad católica, la unidad moral, la unidad intelectual, la unidad política, la unidad social y económica...Destruyen todos los elementos, ciegan todas las fuentes de verdadera unidad social grande y fecunda, que no excluye la variedad secular e ingénita de varios organismos, despedazan y disuelven las sociedades, y quieren poner remedio al daño que hacen agarrotando, como fardos o líos, a los pueblos.

    Cuando os digan y encarezcan las excelencias de la unidad, respondedles que la unidad no consiste en que todos tengamos la misma fisonomía, el mismo carácter, hábitos idénticos, un solo uniforme e igual manera de proceder y vivir; que si eso fuera unidad, y semajante unidad fuera necesaria, no habría sociedad política más perfecta, deseable y necesaria que el falansterio de Fourrier. Respondedles que una cosa es la unidad y otra la uniformidad, que el universo es uno y vario, que no hay en todo él dos cosas que la naturaleza haya hecho con la misma horma ni en el mismo molde; que no se concibe , sin embargo, más grande y maravillosa unidad; y que la unidad social y política de que tratamos es algo que está más alto, es algo más noble y poderoso de lo que ellos se imaginan. Decidles que con esa unidad contrahecha que ellos pregonan y procuran...se quebrantan , se rebajan y se rompen los verdaderos vínculos sociales, y los pueblos modernos visiblemente están dividiéndose, deshaciéndose y caminan y están próximos a la completa disolución. Decidles que, al contrario, nuestros antiguos reinos y condados...diseminados y diversos...a pesar de todos los motivos que mantenían y de todas las pasiones que fomentaban y ahondaban la desunión..., fueron venciendo todos los obstáculos, rectificando todos los yerros y caminando hacia la unión..., hasta que todos unidos entraron en Granada, a coronar con la expulsión de los moros la unidad de la Fe, la unidad de la Patria, con un altar, un cetro y una bandera, y la expléndida variedad de sus fueros y libertades"

    (“El Tradicionalismo político español y la Ciencia hispana” de Marcial Solana. 1951)

    https://elmatinercarli.blogspot.com/...odos-los.html?

    https://elmatinercarli.blogspot.com/...s-los_13.html?
    Última edición por ReynoDeGranada; 18/03/2020 a las 14:19
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 25/07/2014, 13:35
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 11/03/2014, 19:57
  3. Los reyes legítimos en defensa de las libertades
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 14/09/2011, 20:05
  4. Los fueros en la España del siglo XXI
    Por Anorgi en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 87
    Último mensaje: 07/05/2010, 02:04
  5. Iparraguirre, bardo de las libertades y de España
    Por rey_brigo en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 07/09/2005, 23:12

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •