Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 5 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo
Resultados 81 al 100 de 106

Tema: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

  1. #81
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    730
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por Amazonia Ver mensaje
    Hoy...he estado meditando.
    No me apetece ahora mismo contestarte, podras disculparme??.
    Contestare, por supuesto, pero no ahora.
    Si contestara en estos momentos, seguramente mi contestacion estaria algo cargada de enfado, no, no por ti o por nada de lo que has respondido, se...y eso es buena señal, que el problema parte de mi, y en un menor porcentaje del mundo, de el mundo en general.
    Creo, que antes de responder, tengo que calmar, suavizar...a mi demonio interno.
    Se que esto nada tiene que ver con el tema que nos ocupa, bueno, un poco, no deseo mostrarme como la mujer iracunda que muchas veces soy.
    Presupongo que aqui, en este foro, no puedo estar rodeada a tiempo completo por... enemigos???, antagonistas???, no se, se trata de algo asi. Imagino que necesito aliados, lo tengo dificil, pero deberia intentarlo aunque el esfuerzo resulte infructuoso.
    Hoy necesito un respiro, una pausa...

    Quizas mañana.
    Buenas noches.
    Si vas a contestar otro día, no hace falta que ponga ese mensaje. No es vd. una periodista ni nada parecido. No tiene que escribir algo periódicamente en estrictos horarios por muy estúpido o irreverente que sea -mi insulto va con los periodistas no con vd., como pasa con algunos artículos de Arturo Pérez Reverte, que son innecesarios y perfectamente se podrían omitir en cualquier columna de opinión, como una referencia a una noticia que pasó hace años y de la que ya se habló o quejarse de una canción.

    Si va a comunicarnos que va a retrasar su respuesta, no nos lo comunique. Hágalo. Usted no nos tiene por qué rendir cuentas. No somos su jefe o la Redacción de un periódico ni el Ministerio de Hacienda.

    Además, puede prescindir de opiniones en cierto modo comprometidas, que pueden llevar a malinterpretaciones como lo de los enemigos y lo del odio -perdóneme si le he ofendido, yo simplemente trataba de ser irónico.

    Todo el mundo moderno se divide en progresistas y en conservadores. La labor de los progresistas es ir cometiendo errores. La labor de los conservadores es evitar que esos errores sean arreglados. (G.K.Cherleston)

  2. #82
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista


  3. #83
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,849
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    La modernidad contra la mujeres



    La mayoría de autores que han fundamentado el pensamiento moderno, escribieron sin piedad contra las mujeres. Hoy nos han hecho creer que la modernidad trajo la liberación de la mujer


    Javier Barraycoa




    La modernidad contra la mujer



    Voltaire



    La autocomprensión de nuestra modernidad como “liberación”, nos ha impedido atender a ciertas contradicciones más que evidentes. Hoy el feminismo, de hecho, se nos presenta como un movimiento moderno. No obstante, posiblemente, la mujer nunca fue tan denostada como en el pensamiento de los padres intelectuales de la modernidad. Ya en la Ilustración se pusieron de moda las apostillas sobre las mujeres. Voltaire, por ejemplo, hacía reír al público con frases como: “Las mujeres son como las veletas, sólo se quedan quietas cuando están oxidadas”.
    Kant, uno de los grandes teóricos de la democracia moderna, en su obra De lo bello y lo sublime, ironiza sobre la pretensión de las mujeres para alcanzar ciertos saberes científicos como las matemáticas e insinúa que para hablar de física deberían ponerse una barba postiza para adquirir el aspecto de “profundidad”. Schopenhauer, un burgués de izquierdas, en el Arte del buen vivir, describe el sexo femenino como absorbente y totalizante, obsesionado con un único objetivo: las relaciones sexuales. Hegel, teórico del Estado moderno, en la Fenomenología del Espíritu pone en marcha las categorías del pensamiento moderno para definir que el destino de la mujer está en el hogar y el de hombre en el Estado.

    Nietzsche



    Nietzsche
    , todavía hoy banderín de enganche del nihilismo posmoderno, se caracterizó por sus frecuentes ataques a la mujer y a todo movimiento feminista. En su obra Más allá del bien y del mal anunciaba: “desde la Revolución francesa la influencia de la mujer ha disminuido en Europa en la medida que sus derechos y pretensiones han aumentado, y la emancipación de la mujer se revela como un curioso síntoma de debilitamiento de esterilización gradual de los instintos femeninos primordiales”. En la misma obra, Nietzsche vindica el “abismo que separa al hombre y la mujer”, negando todo principio de igualdad entre ambos sexos. En Así habló Zaratustra, el filósofo alemán sigue arremetiendo: “¿No es mejor caer en manos de un asesino que en los sueños de una mujer lasciva?” Algo nos dice que la misoginia nietzscheana no es meramente accidental.

    Darwin



    El padre del evolucionismo, Charles Darwin, aplicó su teoría no sólo al hombre en general, sino a distinguir la evolución entre el hombre y la mujer. En su obra El origen del hombre afirma que: si los hombres están en decidida superioridad sobre las mujeres en muchos aspectos, el término medio de las facultades mentales del hombre estará por encima del de la mujer”.

    El entusiasmo que en ciertos ambientes sigue generando el psicoanálisis, contrasta con la comprensión freudiana de lo femenino. Freud siempre negó la existencia de la feminidad como algo natural, afirmándolo como algo que “se hace” culturalmente. Para el vienés sólo la masculinidad era innata en todos los individuos y la mujer vendría a ser “un hombre castrado”. Así, sobre la base de este principio, pretendía explicar las frustraciones sexuales de la mujer por añorar el elemento fálico del cuerpo masculino.

    Freud



    Por eso, durante mucho tiempo, el feminismo tuvo que dejar a Freud en el baúl de los recuerdos. Hoy en día psicoanalistas feministas como Karen Horney o Melanie Klein, han dado la vuelta al argumento freudiano y pretenden hacernos creer que es el hombre el que siente envidia por el cuerpo de la mujer. Pero Freud dijo lo que dijo. Podríamos coleccionar toda una retahíla de citas de los “padres de la modernidad” que nos llevarían a una sorprendente conclusión: la modernidad nunca contempló lo que hoy se denomina liberación de la mujer. Paradójicamente el feminismo se siente deudor para con la modernidad.



    https://barraycoa.com/2016/11/20/la-...ntra-la-mujer/
    Mexispano y ReynoDeGranada dieron el Víctor.

  4. #84
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,849
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    ¿Fue la izquierda feminista o su primer enemigo?



    Olimpia de Gouges, una feminista camino de la Guillotina jacobina



    En el orden político al feminismo no le fue mejor con la modernidad. Hoy parece que el mundo revolucionario y el feminismo han ido siempre de la mano pero de hecho no ha sido siempre así. Un caso pardigmático, y frecuentemente ocultado, es el de Olimpia de Gouges. Esta humilde mujer, la primera y prácticamente única feminista de la época de la Revolución francesa, fue autora de La Declaración de los Derechos de la mujer y la ciudadana (1791). A pesar de su espíritu revolucionario, acabó enemistada con los jacobinos -que nunca contemplaron el derecho de la mujer a votar- y terminó en la guillotina. Condorcet, girondino de pro, que había defendido la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, también sufrió la pena capital.
    Olimpa de Gouges, a pesar de su espíritu revolucionario, acabó enemistada con los jacobinos -que nunca contemplaron el derecho de la mujer a votar- y terminó en la guillotina
    La relación entre el sexo y la izquierda no deja de ser complicada. En las obras de Karl Marx, por ejemplo, apenas encontramos un asomo de preocupación por la cuestión femenina. En nuestros días, una lectura del Manifiesto comunista sorprende pues la mujer no aparece por ningún lado. Por eso, en los debates intelectuales marxistas, siempre se acaba recurriendo a Engels y su famosa obra Los orígenes de la familia, la propiedad y el Estado, para argumentar que el marxismo se procupó por la mujer. Pero el argumento está tomado por los pelos. Revisando los orígenes teóricos del socialismo es sorprendente descubrir el lugar de la mujer en la esperada sociedad utópica.



    Entre los socialistas utópicos encontramos que los lasalleanos, seguidores de Ferdinand de la Salle, se oponían foribundamente a la igualdad de derechos entre los hombres y las mujeres. Creían que el lugar natural de la mujer era el hogar. Para ellos, la revolución socialista otorgaría un sueldo justo a los trabajores y ello permitiría que la mujer ocupara nuevamente su lugar en casa, abandonando así las fábricas. Desde el anarquismo, Proudhom también fue un ardiente defensor de que la mujer no se moviera de su hogar. Sus ideas tuvieron notable influencia en la Iª Internacional y en la organización de los sindicatos de clase que evitaron encuadrar secciones femeninas. El socialista utópico Charles Fourier, en su obra un Nuevo orden amoroso, concibe una especial liberación de la mujer. Ésta consiste en subordinarse a una organización de castas sexuales y a códigos que regulan la poligamia. La familia se transforma en “cuadrillas omnígamas” donde las mujeres tienen un lugar bien definido normativamente. La utopía saintsimoniana también relegaba a la mujer a una suerte de poligamia.

    El socialista utópico Charles Fourier, en su obra un Nuevo orden amoroso, concibe una especial liberación de la mujer. Ésta consiste en subordinarse a una organización de castas sexuales y a códigos que regulan la poligamia.


    August Bebel, ideólogo socialista antifeminista



    Durante la IIª internacional el revisionista Berstein, del Partido Socialdemócrata, a pesar de ser partidario de la igualdad legal de la mujer, atacó sin piedad a la organización de mujeres trabajadoras que encabezaba Clara Zetkin. Uno de los mitos del comunismo alemán, Augusto Bebel, que había escrito La mujer y el socialismo, se destacó por sus insultos misóginos a Rosa Luxemburgo. A la gran líder feminista, Bebel, en carta a Kautsky, le dedicó estas lacerantes palabras: “Hay algo raro en las mujeres. Si sus parcialidades o pasiones o vanalidades entran en escena y no se les da consideración y, no digamos, son desdeñadas, entonces hasta la más inteligente de ellas se sale del rebaño y se vuelve hostil”. Otro comunista, Adler, en carta a Bebel, también arremetía contra Rosa Luxemburgo: “La perra rabiosa aún causará mucho daño, tanto más teniendo en cuenta que es lista como un mono”. Llegada la IIIª Internacional Clara Zetkin fue acusada de desviacionismo doctrinal por querer introducir el voto de la mujer en el programa comunista.

    Nelken, una socialista contra el voto femenino



    Hoy todavía se echa en falta una completa y compensada historia del sufragismo femenino. Ante la minimización de los movimientos sufragistas anglo-americanos, parece que todo el logro es de la izquierda. Pero nada más alejado de la realidad. El hecho más concluyente fue la negativa de los partidos de izquierdas de toda Europa a aceptar por las buenas el voto femenino. El temor a que el voto de las mujeres -más conservador- decantara las urnas hacia los partidos de derechas, les llevó a ese recelo. El caso de la II República española es patente. Clara Campoamor, eminente feminista de la época, pidió en el Parlamento la aprobación del voto femenino. Se opusieron, entre otros, Acción Republicana, los Radicales y los Radicales socialistas. Se opusieron también las célebres feministas Victoria Kent (de Izquierda Republicana) y Margarita Nelken (del Partido Socialista). Aprobado el sufragio femenino, con los votos de la derecha, los temores de la izquierda se hicieron realidad: las elecciones del 33 fueron ganadas por las derechas. Paradójicamente, Clara Campoamor y Victoria Kent perdieron sus escaños.

    Adler, en carta a Bebel, también arremetía contra Rosa Luxemburgo: “La perra rabiosa aún causará mucho daño, tanto más teniendo en cuenta que es lista como un mono”.


    A la URSS le dio por reivindicar la familia tradicional



    Las revoluciones de principios del siglo XX presagiaban una liberación de la mujer, pero no fue así. Durante la revolución del 36 en España, las milicias anarquistas fueron el banderín de enganche de todo el feminismo europeo. Lo que en un principio se mostraba como una idílica redención de la mujer, provocó una profunda frustración debido a la rudeza de la revolución, la prostitución o el desarraigo de las familias. En un periódico feminista y anarquista de la época, Mujeres Libres, se podía leer: “Un célebre sociólogo argentino decía que la emancipación de la mujer depende de la revolución social que traería aparejada la libertad económica, política y sexual de la mujer. Yo empiezo a dudarlo. Se me ocurre que después de la revolución social, tendremos que hacer las mujeres nuestra revolución. Existen datos en cantidad para hacer meditar sobre el tema” (VIII mes de la revolución).

    También la Revolución rusa había saludado la liberación de la mujer, suprimiendo el matrimonio eclesiástico, e incluso el civil (Código revolucionario del 17 de octubre de 1918). Pero, para gran sorpresa, se decidió dar marcha atrás ante la degradación que el proceso supuso para la mujer. El número de madres abandonadas con hijos se multiplicaba incesantemente, al igual que los padres que no pasaban la manutención para sus hijos. Así, la Unión Soviética decidió abandonar las tesis feministas e intentó reordenar la sociedad en función de la estructura familiar tradicional.

    La Ley soviética del 26 de mayo de 1936 regulaba el matrimonio, prohibía el aborto y endurecía los castigos ante los abandonos de hogar. Además, se premiaba a las “madres heroicas” que tuvieran más de 10 hijos.


    El comunista Gramsci soñaba con obreros asexuados



    La Ley soviética del 26 de mayo de 1936 regulaba el matrimonio, prohibía el aborto y endurecía los castigos ante los abandonos de hogar. Además, se premiaba a las “madres heroicas” que tuvieran más de 10 hijos. El feminismo perdía así su mejor aliado político. Los que proponen que la misoginia política de la izquierda fue una taradura reducida a la Unión Soviética, olvidan a autores como Gramsci. El fundador del eurocomunismo trasluce en sus escritos un entusiasmo sorprendente por un proletariado asexuado. La obsesión de Gramsci era que el trabajador revolucionario no se viera perturbado por la liberación sexual y de la mujer, a las que se denunciaban como dos de las corrupciones más dañinas del capitalismo.

    En Los mitos actuales al descubierto. LibrosLibres, 2008.


    Javier Barraycoa


    https://barraycoa.com/2016/11/19/fue...rimer-enemigo/
    ReynoDeGranada dio el Víctor.

  5. #85
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista




    Ideología de género Opinión y Actualidad


    Permiso para criticar el #tetazo. Por Agustín Laje

    7 febrero, 20179 febrero, 2017 Agustín Laje Arrigoni Agustín Laje, feminismo, ideología de género, Lesbo-marxismo, marxismo cultural, tetazo



    Prácticamente todas las culturas actuales remiten la sexualidad al plano de la intimidad. El sexo es cosa de quienes lo practican; está vedado (salvo en la pornografía) a la vista de los demás1. Así, el espacio público generalmente no ha sido diseñado para soportar en él las prácticas sexuales. Un enfoque sociológico funcionalista tendría mucho que decir en favor de esta normativa para la mantención del orden social, pero no es el objeto de este breve artículo abordar a fondo esta cuestión, sino simplemente reconocerla.

    La razón por la cual tengamos la tendencia de ocultar en el espacio común las partes de nuestro cuerpo significativamente sexualizadas, deriva de este anclaje de lo sexual a lo privado. ¿Es esto incompatible con una sociedad libre? No en la medida en que a cada uno, en el ámbito privado y/o en espacios públicos específicamente destinados a tal fin (playas nudistas), se le permita mostrar o no mostrar lo que plazcan.

    El caso de las mujeres mostrando sus senos en la Playa de Necochea violó esta normativa cultural y legal. Guste o no, la policía llegó a la zona porque el público playero así lo solicitó; no una vez, sino varias veces. Quien crea que en el espacio común la libertad puede ser plena, o es un ingenuo o es malintencionado. La defensa que los liberales hacen del ámbito privado (y de su ampliación) parte precisamente de este reconocimiento: que sólo en la privacidad un hombre puede gozar de plena libertad, porque el espacio público, en virtud de la convivencia armoniosa, queda siempre regulado.

    Trataré de explicar cuál es el problema entonces en un solo párrafo: el feminismo radical, como movimiento político e ideológico que forma parte de una nueva izquierda post-soviética, no vive de la convivencia armoniosa sino del conflicto permanente4. Importantes teóricos del post-marxismo, como Ernesto Laclau, han llamado a reconstruir la izquierda ya no “identificando al sujeto de la revolución”, sino sencillamente “construyéndolo”: es decir, generando conflicto allí donde no existía antes, a los efectos de hacer emerger la lucha política. Traducido al caso que comentamos: la resolución armoniosa hubiera sido concurrir a una playa nudista; la resolución conflictiva, funcional al feminismo, fue el escándalo mediático y político que derivó en el famoso #tetazo que le concede a aquél otro minuto de fama más.


    LEÉ TAMBIÉN: El fenómeno de María Eugenia Vidal – Por Vicente Massot


    El feminismo radical está articulado por el dogma del “machismo”, según el cual todo lo que no sea feminista radical, es entonces “machista”1. Así, si a un hombre se le ocurriera mostrar el pene en una playa no nudista, eso sería “machismo” y las fuerzas legales pondrían orden sin que nadie se escandalice. Pero si una mujer muestra los senos en playa no nudista, es una reivindicación femenina que genera la reacción machista de las fuerzas legales, lo que conduce a un #tetazo y a la indignación de los medios hegemónicos que se lamentan por tanto machismo.

    Se dirá que el ejemplo es inválido, porque los senos no son genitales (no obstante, podría probarse cambiando “pene” por “ano” y se obtendrían idénticos resultados). Pues aquí hay un error argumentativo: lo que tendemos a tapar no son simplemente los genitales, sino aquellas partes del cuerpo que están altamente sexualizadas. Al respecto, mucho se ha dicho sobre la igualdad del pecho de la mujer respecto del pecho del hombre. Y es que, si efectivamente fueran cosas idénticas, tapar unos y mostrar otros sería un acto de clara injusticia.

    Pero anatómica y fisiológicamente, el pecho femenino no tiene nada que ver con el pecho masculino. Los hombres no carecen por completo de pechos, es cierto, pero éstos no son mucho más que un mero apunte o una intención sin completar. El pecho femenino tiene un sinfín de terminaciones nerviosas de la cual carece el masculino: es por eso que, en el plano de la relación sexual, los senos constituyen una zona erógena privilegiada. Tan así es, que el Journal of Sexual Medicine ha mostrado que la estimulación de los pezones femeninos activa una respuesta cerebral en la corteza genital que es capaz de producir un orgasmo en la mujer. No hay en la sexualización del seno puro capricho cultural: hay una realidad natural evidente.

    El antropólogo J.A. Jáuregui, en Las reglas del juego: los sexos, entiende que “los pechos de la hembra son un importante mecanismo bionatural de diferenciación”. Dicha diferenciación, y la antedicha sexualización, pueden comprenderse a partir de una simple comparación: ¿Cuáles son los costos sociales y legales de tocar sin consentimiento un pecho femenino, y cuáles son estos costos respecto de uno masculino? El primer caso lo encasillaríamos claramente como acoso sexual; el segundo no pasaría de ser una anécdota. ¿Esto obedece a los oscuros intereses del “patriarcado”? De existir estos intereses, serían diametralmente los opuestos; a lo que obedece, sencillamente, es a la calidad sexual atribuida cultural y biológicamente a cada tipo de pecho que, a la postre, son sustancialmente diferentes.


    LEÉ TAMBIÉN: Gira nacional: El Libro Negro de la Nueva Izquierda (fechas de presentaciones).


    Pero el pretendido exhibicionismo feminista evidencia sus objetivos políticos si atendemos a otra noticia de este mismo verano: si una chica que gusta del ejercicio físico y que ha logrado conseguir ciertos atributos corporales decide que quiere participar del “concurso de colas Reef”, ya no puede hacerlo porque la famosa marca dio de baja tal certamen como producto del miedo de recibir escraches feministas, tan corrientes y virulentos en nuestros tiempos. “¡Pero eso es cosificación!”, dirán las feministas, como si las mujeres que allí modelan fueran llevadas obligadas, como “cosas”, cuando la verdad es que no sólo van voluntariamente, sino que se preparan específicamente durante mucho tiempo para tal fin.1 Lo que al feminismo radical disgusta, en verdad, es todo lo que al hombre le gusta: por eso las feministas radicales no dudan en decir que las mujeres participantes de estos concursos de belleza son “esclavas del patriarcado” (¿no las están ellas mismas cosificando, al quitarles toda capacidad de voluntad en sus actos y decisiones, reduciéndolas a pobres infelices que “no saben lo que hacen”?).

    Por fin, hoy veremos el famoso #tetazo. Anticipo destrozos y pintadas. Anticipo muchos “muerte al macho”. Anticipo una fuerte campaña pro-aborto y una presencia descomunal de simbología de izquierda. Porque, en última instancia y como ya se dijo, todo esto no es mucho más que el producto de una izquierda que, tras fracasar el paradigma clásico del marxismo, ha reemplazado los conflictos de clase por los “conflictos de género” para poder sobrevivir en un mundo post-Guerra Fría.(*) Director de la Fundación Centro de Estudios LIBRE. Su último libro se titula “El libro negro de la Nueva Izquierda – Ideología de género o subversión cultural”.



    ___________________________

    Fuente:

    Permiso para criticar el #tetazo. Por Agustín Laje - Prensa Republicana

  6. #86
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista





    Tensión en la marcha del Tetazo

    Publicado el 8 feb. 2017

    Desayuno Americano





    https://www.youtube.com/watch?v=vanTSjx1hiQ

  7. #87
    Avatar de Guerreiro Galaico
    Guerreiro Galaico está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    13 jul, 14
    Ubicación
    Buenos Aires, Argentina.-
    Mensajes
    81
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Hola Sres. Coforistas, la publicación argentina en la red denominada "Prensa Republicana", es de una derecha liberal, conservadora y algo nacionalista, pero liberal al fin, no obstante, algunos de sus artículos son bastantes potables y sus autores se repiten en diversas publicaciones del mismo tenor.-
    Como muestra expongo un párrafo del artículo que transcribiré a continuación:

    "el conservadorismo tradicionalista reaccionario de derecha (cuyo lema es ser “conservador en los valores y liberal en lo económico”, defensor acérrimo de la intangibilidad de la propiedad privada y del pleno ejercicio de las libertades individuales y los derechos personalísimos con su correspondiente deber cívico".-

    Saludos cordiales del otro lado de la Mar Océano.-


    Fuente: El "tetazo" gramsciano. Por Juan Etchebarne Gainza - Prensa Republicana



    El “tetazo” gramsciano. Por Juan Etchebarne Gainza


    5 febrero, 2017

    CON EL “TETAZO” SON LOS GRAMSCIANOS LOS QUE NOS ESTÁN PRESENTANDO LA BATALLA CULTURAL ESTÚPIDA!

    Antonio Gramsci, líder del Partido Comunista italiano, descubrió la ¡pólvora intelectual! en los años treinta. Aquél vislumbró que la “revolución armada”, sostenida a partir de 1864 con la primera “Internacional Socialista” por los Soviets arcaicos del marxismo-leninismo ortodoxo, si bien era metodológicamente acelerada tenía efecto no prolongado y por ello, él, instaba a la “evolución cultural” de los menores para afianzar el resultado y la dominación totalitaria mundial del fascismo rojo o imperialismo soviético. Luego del Concilio Vaticano II del ´62 (la Iglesia fue infiltrada por agentes soviéticos a partir de 1934 tal como documenta el Padre Miguel Poradowski, además, el filósofo Carlos Alberto Sacheri en su libro “La Iglesia Clandestina” denunció “…seremos fusilados por curas bolcheviques…”, lo que le costó la vida en 1974 al ser ultimado por el ERP, y el Apocalipsis según San Juan predice: “la Abominación se sentará en el Trono de San Pedro”), de la “contracultura” pop-funk de los sesenta, del “Mayo del ’68” parisino, del “Flower Power” de Woodstock del ´69 y de la Revolución portuguesa de los claveles del ´74, el gramscismo allí infiltrado cobró un ímpetu tal entre los jóvenes desprevenidos, que hizo que los intelectuales de la izquierda socialista gramsciana “progresista” tomasen paulatinamente, de manera masiva en los países occidentales, los claustros universitarios, los organismos supranacionales (ONU, UNESCO, OEA, CEPAL, FMI, BID, OCDE o Club de París, etc.) los movimientos artísticos e instituciones culturales (FORO de SAO PAULO, FLACSO, CELS, Coordinadora Radical, etc.), las organizaciones religiosas y los medios de información para propagar e inocular sus “semillas” de resentimiento patológico social y su nociva formación contestataria. Así, el gramscismo titiritero, fue sentando las directrices culturales y orientando las conductas sociales de los “idiotas útiles” para, con subrepticia sutileza e imperceptibilidad, haciendo un fino trabajo de zapa que socavase los cimientos fundacionales (tal como la ranita dentro de la olla a la cual le elevan minuciosamente la temperatura del agua para que no salte hasta que se cocina), ir de a poco barriendo con nuestros parámetros morales y con las sanas costumbres de armónica convivencia que son el sostén del ordenamiento socio-jurídico del mundo libre (libre de fascismos “rojo” o comunista o “bolchevismo”, y “negro” o nacional-socialista o “nazismo”). Una vez derrumbados el Muro de Berlín en el ’89 y la Cortina de Hierro de la U.R.S.S. en el ´91, la intelectualidad gramsciana se encontró ante la disyuntiva y en la necesidad de mutar camaleónicamente y dinamizarse en permanente movimiento, infiltrando y cooptando cuanto grupo marginal contestatario vociferaba, para continuar con la dialéctica de captación de voluntades y llevar la batalla cultural a la mayor cantidad de planos o frentes posibles para así apabullar a su enemigo natural: el conservadorismo tradicionalista reaccionario de derecha (cuyo lema es ser “conservador en los valores y liberal en lo económico”, defensor acérrimo de la intangibilidad de la propiedad privada y del pleno ejercicio de las libertades individuales y los derechos personalísimos con su correspondiente deber cívico, NO Facista, NI Estatista corporativista dirigista NI tampoco antisemita, del cual el extracto urbano medio trabajador y comerciante, como también el hombre rural, coinciden sin saberlo, a nivel inconsciente, con la filosofía conservadora y es por ello que aún no aliena sus mentes la acción comunizante del gramscismo cultural), así es que hoy los conservadores somos los “rebel” e irreductibles de la sociedades gramscianas contemporáneas y que nos tilden de “retrógradas” más que un demérito es un elogio, y así planteado ¡Bienvenida la Retrogradía! De esta manera, mientras la “gilada” burguesa se daba la gran vida soleándose en sus piletas los fines de semana, el gramscismo se puso manos a la obra quemándose las pestañas para elucubrar cómo sacarles las piletas y ¡las ganas de vivir! Mutó, así, en la denominada “filosofía posmoderna” que pregona el relativismo moral o “era líquida”, el nominalismo y la cultura alternativa. Así es que “lo alternativo” (New Age, Hinduismo, Budismo, Grunge, Millenial, Indigenismo, Hippieismo, Vegetarianismo y Veganismo, los tatuajes y piercings, etc.) va de la mano del gramscismo en detrimento de la proporción estética, las costumbres atávicas y el pensamiento clásico occidental. Con esta lógica de batalla y ayudado por la connivencia del Liberalismo “Libertario” o “anarco-capitalismo”, el gramscismo socialista posmoderno, nos presenta su “igualitarismo científico” exacerbado a todos los planos humanísticos, valga la redundancia, de la especie humana (Teológico, político, filosófico, jurídico, antropológico, biológico, histórico, sociológico, psicológico, lingüístico, económico, financiero, laboral, artístico, moda fashion, folklórico, publicitario, semiótico, tecnológico, alimenticio, etc.). Es por ello que esta modalidad bélica metafísica se ha escurrido como el aceite, ya no solo se “iguala” monetariamente al estilo de la ortodoxia marxista, y pretende “equiparar” relativizando lo contranatural a lo natural, lo anormal a lo normal y lo marginal a lo decente. Lo estamos ya experimentando, puesto que se ha alcanzado la meta de “reingeniería psico-sociológica gramsciana” con una espeluznante magnitud y una formidable precisión de relojería Suiza. Siendo lo más genial y escalofriante de este proceso: la capacidad para hacer creer a los “idiotas útiles” que sus malas “elecciones” son propias y son “lo más de onda” del planeta, pasando así desapercibido su maquiavélico gramsciano obrar por detrás de estas aparentes decisiones. Es decir, embruteciendo y engañando a la población, pues levantan la bandera de la “diversidad” y en el fondo están “uniformando” hacia el convencionalismo único, así, les han fabricado a los ingenuos una “jaula de oro”, que es una combinación de democracia no representativa con un constante bombardeo publicitario de metamensajes y de entretenimiento ideologizado no constructivo, en donde éstos están atrapados dentro de una “felicidad” artificial sin reconocer su propia esclavitud y penosa degradación humana.LEÉ TAMBIÉN: Revolución y lotería. Por Juan Manuel de Prada

    Así entonces: no hay más ejemplos morales a seguir, todo está bien y vale todo (en el tango “Cambalache” Discépolo lo predijo por ser comunista), no se reconocen las certezas pese a que aquellas sean aún hoy evidentes, se abolieron los juicios de valor objetivos y no se tiene en cuenta, tampoco, la imprescindible enseñanza del particular sentido común, y, para peor, la justicia tribunalicia ha renegado de su concepto y deber de alcanzar “lo justo” reduciéndose fácticamente a ser socialistamente “redistributiva” sin mirar si su fallo es lógico o moralmente aceptable, es decir, “si tenés bienes tenés que dar solo por el hecho de tenerlos, por más que legítimamente corresponda o no darlos”.En la misma corriente, siendo aún más pragmático todavía: lo elegante es igual a lo chabacano como el desagradable look playero “Spanish Harlem” promovido por el MTV Channel por ejemplo, lo higiénico y aseado es igual a lo roñoso y desprolijo, lo refinado es igual a lo vulgar, el buen gusto es igual al mal gusto perdiéndose la noción de lo que es “mersa”, (se ha quebrado el “tejido social” suprimiendo los límites socioculturales, uniformado en vestimenta y modales a todos los estratos sociales para así eliminar las nociones de “distinción” y de “conciencia de clase”, donde ya nadie sabe en qué lugar debe estar parado y hasta se evitan mencionar al saludar los apellidos para no diferenciarse de la masa amorfa), el indígena o nativoamericano es igual a los pueblos originarios ¿originarios de Asia será? el aristócrata es lo mismo que el oligarca, el patricio tradicional es igual al recién llegado, el criollo es igual al inmigrante (se nos impone el lobby de que “en la Argentina todos descendemos de inmigrantes” cuando existen 10 millones de criollos de carne y hueso con 17 generaciones de nacidos desde hace 500 años en el territorio frente a los 100 años de los descendientes de arribados durante la Gran Inmigración a partir de 1880. Y la otra falacia cultural de que “al país lo hicieron los inmigrantes” cuando en realidad: al país lo fundaron e hicieron los patricios hispanocriollos, junto con los mestizo-afro-criollos de los demás estamentos y los nativoamericanos o indígenas, y, asimismo, el país fue modernizado por los criollos, emigrantes e inmigrantes dirigidos por el patriciado aristocrático tradicional criollo-emigrante dirigente. Por lo tanto, el hecho de que los descendientes de inmigrantes sean una abrumadora mayoría no les da derecho a arrogarse laureles que les corresponden a otros, cuyos antepasados realizaron sacrificios y padecieron privaciones aún mayores que las que experimentaron los antepasados de los descendientes de inmigrantes. Todo ello se inventa goebbelianamente y pregona a los cuatro vientos por el gramscismo local, en pos de licuar la identidad vernácula hispanocriolla para igualar, homogeneizar y masificar a la sociedad, que desconociendo su identidad y raíces carece de rumbo y está expuesta al manipuleo sociológico: hay prestigiosas universidades locales que hasta sentencian que “el gaucho nunca existió” para seguir prefabricando esta misma tónica de “desraización” y ,asimismo, debido a ello hoy se quieren prohibir las jineteadas hasta pulverizar todo vestigio del “ser criollo”).Continuando con la demostración pragmática de la subversión de los valores trastocados: el disciplinado es igual al relajado, el correcto formal es igual al maleducado confianzudo, el sabio es igual al bruto e ignorante, lo místico es igual a lo mundano, el altruismo igual al egoísmo, la inocencia e ingenuidad es igual a la viveza ventajera, lo saludable es igual a lo insano, toda ideología variada y contraria al gramscismo posmoderno se la iguala e identifica con el “nazismo” o “fachismo” (es decir, se aplica una “intolerancia invertida” con viso de tolerante, denigrando e ignorando todo aquello que contradiga la “doctrina” de lo estipulado como “políticamente correcto” y establecido como “pensamiento único” por el gramscismo progre, sin dar pie al diálogo, razonamiento e intercambio intelectual), el matrimonio igualitario es igual al matrimonio heterosexual, el hombre “biológicamente” es igual a la mujer pudiendo “optar” por el sexo y las estéticas de ambos se uniforman con la metrosexualidad masculina (haciendo seres andróginos acordes a la “identidad de género”, cuando en realidad los dos sexos tienen funciones y características bien diferenciadas, llegando al colmo de que los hombres ya no saluden con su apretón de manos sino con un beso al igual que las mujeres), el amor erótico es igual al amor fraternal o maternal promoviendo el incesto, la propiedad y el patrimonio privados se confunden con el erario público para desposeer al propietario (se le hace sentir que no tiene la libre disponibilidad sobre sus propios y legítimos ahorros personalísimos, impidiéndole dolarizarlo o relocalizarlo u ocultarlo fuera del país, pues no se le reconoce que una vez que el dinero entró en su cuenta bancaria el Fisco recaudador no tiene injerencia alguna sobre ese dinero autonómico, cercenándole, así, su independencia económica y aplastándolo con impuestos inconstitucionales para igualarlo a un dependiente del Estado), el empleador es igual al empleado en jerarquía y así el portero tiene más prerrogativas que el dueño consorcista que ha perdido el derecho de dominio, el trabajador es igual al vago, el honesto es igual al corrupto, el terrorista o delincuente victimarios se igualan a sus víctimas, el adulterio es igual a la fidelidad, la promiscuidad es igual a la integridad, la traición es igual a la lealtad, los próceres y prohombres se rebajan de los pedestales para ensalzar forajidos sanguinarios como Fidel Castro y el Ché Guevara, las identidades nacionales y étnicas se igualan al multiculturalismo globalizante, lo que está bien vale lo mismo que lo que está mal, lo íntimo es igual a lo público ¡dá todo lo mismo! Y todo es materia de ser subjetivamente ¡cuestionable!LEÉ TAMBIÉN: La muerte del gran simulador. Por Nicolás Márquez

    Y por eso con el “Tetazo”, sea para amamantar o para exhibir, se quiere desacralizar la intimidad como el ámbito propio para estas acciones, erradicando los valores de DIGNIDAD, UBICACIÓN, RECATO, PUDOR y DECORO como vehículo para corromper a los menores observadores, quienes carecen de madurez suficiente para discernir lo que está bien de lo que está mal y así se lo imponen al desnudo como algo “natural”, haciendo, entonces, que el niño lo emule e internalice como “normal” en su adultez. Y quién dice..si a futuro el hombre y la mujer no perderán el atractivo e interés por el sexo opuesto regalado y expuesto a simple vista. Por lo que la “idiota útil” y estúpida! no ha caído en cuenta de que empezó con el amamantamiento como expresión de la “belleza maternal” fuera de contexto, continuó con el exhibicionismo impúdico, seguirá con el sexo en el parque so pretexto de que “es la expresión máxima del amor y el origen de la vida” (hemos observado un adelanto de este próximo proceder, con la inmundicia de clase práctica del fenómeno “Pos-porno” que se explicitó dentro de una sede de la UBA) y así sucesivamente en este tren de manipulación de “conejillos de India” político-intelectual, hasta caer en lo más oscuro y aberrante del alma humana. Cuyo funesto resultado será la perversión bestializada de las futuras “degeneraciones”.Pues, la finalidad última de esta siniestra ideología política, atendiendo al principio filosófico por el cual “las formas llevan a la esencia”, es atacar los detalles derribando los frenos inhibitorios, el grado de tolerancia a la reacción de escándalo y fomentando las conductas sociológicamente desviadas para primero ir destruyendo a la familia, la cual es la célula básica del Estado que brinda contención psicológica e identidad cultural particular al individuo haciéndolo impermeable al socialismo igualitarista. Y segundo para terminar por desintegrar la civilización greco-romana judeo-cristiana que durante milenios ha formado el carácter occidental. Haciendo, con ello, caso al triste célebre postulado de Karl Marx: “construiremos la sociedad socialista sobre los escombros de la sociedad capitalista”.La paradoja del aparente “sofisticado y vanguardista progresismo” de izquierdas, es que, pese a encaramarse como adalides del “progreso”, nos proponen como estereotipo “avanzado” a seguir: una jungla de trogloditas (tal como se vé en los ridículos e inexplicables desfiles del “orgullo” gay, cuando existen homosexuales que son sobrios señores respetables sin necesidad de alardear de su condición como tampoco lo hacen los heterosexuales de la suya) que andan en bolas sin educación, sin cultura y sin valores. Entonces su paradigma de progreso propuesto es, en realidad, un retroceso a tiempos de los bárbaros tribales, como si el grado de conocimiento y civilidad alcanzado por la humanidad en decenas de milenios, hubiese transcurrido de balde o no sean tesoros a perpetuar.Aquella omisión civilizadora no es inocente, sino que se emplea adrede con el uso de argucias sofísticas y relatos fabulescos para ningunear selectivamente, con miras hacia la prehistoria cultural, toda huella palpable de los jamás inalcanzables, para el socialismo populacho, estándares de exquisito perfeccionamiento filosófico, arquitectónico, artístico, de ingeniería, de sabiduría, de señorío, de protocolo y de refinamiento brindado por todas las aristocracias de cualquier latitud del globo terráqueo. Pues aquellas generan, dentro de los socialistas estrechos, una desproporcionada envidia e impotencia al verse empequeñecidos frente al espejo que les recuerda la grandeza y nobleza de los espíritus más elevados, y en base a ello intentan antagónicamente, a todo vapor, extinguir a los representantes de aquellas élites destacadas y su potencial tanto de continuidad como de probable emulación social a otras clases; es decir, las quieren “popularizar” y las denostan como “altasuciedad” porque su mera presencia ¡les incomoda! Ejerciendo a sus exponentes, de este modo, una exclusión y marginalización a la inversa siendo exclusivamente “aceptables”, quienes se identifican con los postulados posmodernos. O sea, en vez de preservar la excelencia o “areté” y la virtud humana, el socialismo gramsciano, iguala en todo sentido hacia abajo despertando los vicios instintivos más bajos, ruines y primitivos de nuestra especie, ofreciéndonos como pobrísimo “ideal progre” una sociedad homogénea mediocre, la cual en vez de ser solo “mediopelo” es algo así, peor, como “unipelo”.Ahora, creo, los lectores tienen una idea clara y concisa del universal y meticuloso aspecto pertinente a esta declarada batalla cultural, entonces ¿quiénes son los auténticos “retrogradas”, los conservadores reaccionarios paladines de los valores judeo-cristianos occidentales o los “progres” socialistas gramscianos ateos, totalitarios como verdaderos fachistas “bolches” que son e inmorales? Esperemos tomen conciencia a tiempo, aquellos “idiotas útiles” ¡útiles para pocas cosas! quienes aprueban jocosamente estas nuevas “modas” que no son modelo de nada, y que compran sin cesar ni razonar el variado packaging “cool” que les ofrece como “evolución” el “progresismo” socialista gramsciano, sin advertir el “retrocesismo” a que los conducen. Ya que son arreados de las narices como los toros de La Rural y como rebaño de mansas ovejas, hacia el descenso del último eslabón de la cadena antropológica, así entonces, continuarán hasta tocar fondo en la época de las cavernas!Ruego no sea ya demasiado tarde para detener la decadencia y “fin de raza” de nuestra ultrajada Civilización. Y por más que el argentino promedio sea manso, fiaca y cobarde, tarde o temprano, le va a caer la ficha de que, por estar en jaque nuestra mismísima esencia y porvenir, todos sí o sí deberán tomar partido y elegir un bando en esta guerra ideológica sin cuartel…vos de qué lado vas a estar chabón?Quiero terminar diciendo: Con este asunto del TETAZO he descubierto dos nuevos conceptos que me atañen: en público soy “tetofóbico” aunque en lo privado de la intimidad soy “filoteta”. Moraleja: “hay un momento y un lugar para cada teta”.-
    Mexispano dio el Víctor.

  8. #88
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por Guerreiro Galaico Ver mensaje
    Hola Sres. Coforistas, la publicación argentina en la red denominada "Prensa Republicana", es de una derecha liberal, conservadora y algo nacionalista, pero liberal al fin, no obstante, algunos de sus artículos son bastantes potables y sus autores se repiten en diversas publicaciones del mismo tenor.-
    Como muestra expongo un párrafo del artículo que transcribiré a continuación:

    "el conservadorismo tradicionalista reaccionario de derecha (cuyo lema es ser “conservador en los valores y liberal en lo económico”, defensor acérrimo de la intangibilidad de la propiedad privada y del pleno ejercicio de las libertades individuales y los derechos personalísimos con su correspondiente deber cívico".-

    Saludos cordiales del otro lado de la Mar Océano.-



    Si, eso lo había notado aunque hay algunos artículos interesantes ahí.




    Agustín Laje debate con la organizadora del #tetazo

    Publicado el 9 feb. 2017

    El escritor Agustín Laje debate en CN23 con Lola Cufre, organizadora del #tetazo.





    https://www.youtube.com/watch?v=dXGF...be&app=desktop

  9. #89
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista



    Ideología de género


    La izquierda y el tetazo. Por Ernesto Alonso


    12 febrero, 2017 Redacción cuerpo, izquierda, rebelión, sexual, tetazo


    Desde la caída del Muro de Berlín, la izquierda viene predicando que los nuevos desclasados, el “nuevo sujeto de la liberación” no es más el proletariado ‒asimilado finalmente por el “welfare state” burgués‒ sino las “minorías sexuales”, como las llamaba el finado politólogo marxista, y asesor de los Kirchner, Ernesto Laclau (muy bien rentado profesor argentino en la Sussex University, UK).

    Marxistas de viejo cuño leninista y estalinista, si aún sobreviven dichas especies, y guevaristas “homofóbicos” no debieran escandalizarse por este “destape” de la izquierda. La izquierda es tan libertaria como totalitaria. Promueve las libertades liberales ‒quitarse el “top and down” playero‒ pero las impone a sangre y fuego, llegado el caso.

    Y el caso llegó a las playas de Necochea, a las costas de Corrientes y al asfaltado Obelisco porteño y sobrevendrá en cualquier plaza donde un aquelarre de lesbianas, Vilmas Ripoll y compañía logren armar “lío” revolucionario. La izquierda hace escarnio de los derechos de mujeres y de hombres que no quieren ‒ni ellas, ellos, ni sus hijos‒ ver pechos, trastes o lo que fuere y les impone tanto adiposidades decadentes como ideología estéril. Si otros tiempos corrieran, la hoz y el martillo señalaran nuestra enseña patria y Macri fuera Stalin ‒perdón por el exabrupto político‒ los policias de Necochea hubiesen sido fusilados y las mujeres “reaccionarias” enviadas a las saludables soledades patagónicas.

    La izquierda usa y abusa de la democracia liberal inoculando el veneno socialista y agnóstico. Es comprensible pues así la pensó y la diseño Lenin. Estoy de acuerdo en lo de abusar de la democracia pues ésta no es otra cosa que una incorregible prostituta que adultera todo y en todo peca. Un patriota recto y una res-publica católica matarían dos pájaros de un tiro si extirparan la “democacarasia” ‒P. Castellani dixit‒ pues acabarían también con la izquierda.

    Carentes de la antropología más sumaria, menos aún de arcanos como la gracia, el pecado, el mal, la caída original y la redención, la izquierda y las “individuas de la comunidad mamaria”(revista Barcelona dixit) no advierten que andar en cueros por la calle azuza a los machos cabríos, que los hay y son incorregibles sin el “agua y la sal”, y paradójicamente favorecen la “cosificación” del cuerpo femenino que dicen defender “soberanamente”. Sobre el cuerpo no hay “soberanía” sino “autodominio” que es decir casi lo mismo pues quien ordena las pasiones inferiores en vistas de las potencias superiores ejerce una serena soberanía sobre su orden íntimo. Inútil pedir esta intelección a caletres tan escasos como los de tales mujeres.

    Mostrar todo no es soberanía sino desquicio e indicador evidente de que la revolución sexual no comenzó por la inversión del sexo biológico sino por la adulteración del espíritu. La rebelión de la intimidad seca los lazos que vinculan interioridad con pudor, armonía interior con porte exterior, razón por la que en el progreso de la degradación puede llegarse hasta límites impensables. Como enseñaba Calderón Bouchet, lo propio de la izquierda es la negación y su lógica constante es la radicalización pues primero comenzó segando la luz en el espíritu, homicidio semejante al del ángel rebelde del tiempo primigenio.

    CABILDO - Por la Nación contra el caos



    ___________________________

    Fuente:

    https://prensarepublicana.com/la-izq...rnesto-alonso/

  10. #90
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista



    Opinión y Actualidad

    Feminismo: una ridiculez en permanente aumento. Por Agustín Laje


    26 febrero, 2017 Agustín Laje Arrigoni Ayn Rand, feminismo, gramsci, ideología de género, machismo



    La agenda política de la ideología de género —y por lo tanto, del feminismo radical como epifenómeno de ésta— se basa en una estrategia de pasos progresivos: la radicalización de la práctica, las consignas y las demandas es una función del avance político ya obtenido.

    Esto tiene un significado sencillo: no se puede ir más allá de cierto límite sin antes sobrepasar el actual. No podemos, por ejemplo, peticionar una ley que obligue al hombre a orinar sentado —como pide actualmente el partido de izquierda sueco— sin antes haber tenido éxito en otras causas menos controversiales a priori, como la del aborto o la ingeniería social del “cupo”.

    De lo que se trata, lo hemos dicho muchas veces, es de mantener el conflicto social siempre constante y sonante. No importa en qué fase el feminismo se encuentre: siempre habrá espacio para articular nuevas demandas que tengan al “macho” y al “heterocapitalismo” como blanco favorito. Revolución gradual y pasiva, parafraseando a Gramsci.

    Hay dos casos de suma actualidad que aquí deseo comentar brevemente, para ilustrar lo anterior.

    Muy poco antes de realizarse el #tetazo en Argentina —un fracaso desde el punto de vista de la movilización; un éxito desde el punto de vista del eco conseguido en los medios hegemónicos—, en Barcelona las feministas ya estaban en otra fase de la lucha: el problema ya no era con los senos femeninos, sino con las ubres de las vacas.

    “No a los lácteos, no a la explotación de ninguna fémina, el consumo de lácteos es MACHISMO. Las vacas son compañeras”3. Tal como la transcribimos, era la consigna que el feminismo, articulado con el ecologismo radical, desplegaba en la avenida Puerta del Ángel de la ciudad Condal. El mensaje era simple: los seres humanos no pensamos en las vacas como “madres”, y por eso no entendemos que su leche está reservada a sus terneros (curiosa reivindicación maternal para quienes hacen del asesinato del ser humano por nacer no sólo un derecho, sino una apología moral: “yo aborté y me gustó”, suelen escribir en los muros). Ergo, consumir leche vacuna es una expresión más del “heterocapitalismo” y sus malditas industrias de explotación.


    LEÉ TAMBIÉN: Maverick jugó la carta de triunfo. Por Luis María Bandieri



    Mientras tanto, los transeúntes que por allí pasaban podían ver un reducido grupo de mujeres en ropa interior, cubiertas de pintura roja aparentando ser sangre, con tubos de plástico colocados en los senos simulando el mecanismo de extracción de leche. “No se nace vaca, llega una a serlo” podría haber sido un lindo eslogan para adicionar, de no ser por la confusión que éste potencialmente causaría en receptores acostumbrados al heterodoxo modelo estético del feminismo.

    El otro caso que deseo comentar acaba de tener lugar, este mes, en Gran Bretaña: la Asociación Médica Británica, hegemonizada por la ideología de género, ha repartido una guía a sus trabajadores de la salud en la cual prohíbe que a las mujeres embarazadas se las llame “madres gestantes” para no “ofender” a la comunidad LGTB. Asimismo, prohíbe llamar “hombre” a quien biológicamente nace hombre, o “mujer” a quien biológicamente nace mujer: lo correcto ahora será decir “asignado hombre” y “asignada mujer”.

    Daily Mail comenta que la raíz de esta locura fue el caso de una mujer travesti que quedó embarazada. Bajo sus fantasías de ser hombre, esta mujer encontró ofensivo que le dijeran que iba a ser “madre”, y esto llevó a una ingeniería del lenguaje que digita incluso la forma en que se debe hablar. Ayn Rand decía que “puedes ignorar la realidad pero no puedes ignorar las consecuencias de ignorar la realidad”: la ideología de género, en estos términos, no es sencillamente el desapego individual de la realidad, sino un desapego que se pretende colectivo por medios coercitivos.

    Estos casos rayan el ridículo de manera ostensible. Pero el ridículo puede ser muy peligroso, cuando detrás de él se alza no simplemente una estrategia política bien diseñada, sino un Estado que empieza a “acorazar con coerción” (parafraseando nuevamente a Gramsci) la nueva hegemonía de la ridiculez.




    ___________________________

    Fuente:

    https://prensarepublicana.com/femini...-agustin-laje/

  11. #91
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Agustín Laje sobre las últimas ridiculeces del feminismo

    Cuando tomar leche vacuna y decir "mamá" son también actos "machistas".Agustín Laje habla sobre los últimos gritos del feminismo radical.





    https://www.youtube.com/watch?v=NawI...ature=youtu.be

  12. #92
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Agustín Laje: "El Día de la Mujer NO es el Día del feminismo"

    El feminismo es una minoría ruidosa que cuenta con el apoyo irrestricto de los grandes medios de comunicación. Así, logran crear una falsa idea de representatividad sobre la totalidad de las mujeres: hablan de facto en su nombre. Este 8 de marzo será utilizado por el feminismo para presentar el Día de la Mujer como el día de la feminista. No dejes que te engañen. Compartí este video si estás de acuerdo.





    https://www.youtube.com/watch?time_c...&v=yJnBEbmwnWc

  13. #93
    Avatar de Alejandro Farnesio
    Alejandro Farnesio está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 11
    Mensajes
    829
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Aunque los católicos no necesitamos día de la mujer, ni del hombre ni nada de nada, puesto que tenemos festividades de los santos todos los días, aprovecho para reivindicar el modelo de mujer de verdad, que no es el de las mugrosas esas, que van enseñando el pecho o que odian a los niños varones, a los hombres y todas esas mierdas infundadas por Satanás, sino el de la Virgen María, modelo de mujer y espejo que debería ser de todas las mujeres decentes del mundo.
    Hyeronimus, ReynoDeGranada, raolbo y 1 otros dieron el Víctor.
    ¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA CRISTO REY! ¡VIVA LA HISPANIDAD!

    "Dulce et decorum est pro patria mori" (Horacio).

    "Al rey, la hacienda y la vida se ha de dar, pero el Honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios" (Calderón de la Barca).

  14. #94
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Agustin Laje debate con feministas-hembristas sobre el Dia de la Mujer

    El escritor Agustín Laje debate con feministas-hembristas sobre los destrozos y actos de violencia que éstas perpetraron el 8 de Marzo, Día de la Mujer.





    https://www.youtube.com/watch?v=RFEoNAhhesU

  15. #95
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    miércoles, 8 de marzo de 2017

    LA VERDAD SOBRE EL DÍA DE LA MUJER - Augusto TorchSon





    Partamos por la definición de la enciclopedia del Nuevo Orden mundial al respecto, es decir Wikipedia: “El Día Internacional de la Mujer Trabajadora o Día Internacional de la Mujer conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona”.

    Saber que la única persona en la historia llamada por mandato de Dios "llena de gracia" fue una mujer, es fundamental para entender que las mujeres no necesitan un día especial para que reconozcamos el valor intrínseco que tienen en la sociedad, en la familia, en la vida religiosa y en la historia misma de la salvación.

    En ese último sentido Juan Pablo II dijo que “la mujer se encuentra en el corazón mismo del acontecimiento salvífico” ya que es “con la respuesta de María cuando realmente el Verbo se hace carne… De esta manera la plenitud de los tiempos manifiesta la dignidad extraordinaria de la mujer” (cf. Mulieris dignitatem, 3 y 4).

    Y así como por la primera mujer nuestra naturaleza quedó herida, fue por otra mujer que vino el Salvador al aceptar María ser la Madre de Dios.

    Por eso es preciso entender que la libertad de la mujer nunca fue ni será, mejor ejercida que por Nuestra Santísima Virgen María, que con su "fiat" hizo posible la llegada del Redentor de la humanidad.

    El ejemplo más grande de amor de una creatura desde el principio hasta el final de los tiempos fue dado por una mujer. Mujer que como madre y esposa llegó a sublimarse en obediencia, humildad y servicio desinteresado.

    Pero parecería que lo que se quiere reivindicar hoy en día no son precisamente estas conductas de Nuestra Madre Celestial.

    Es importante conocer tanto el origen como la finalidad de la designación universal de esta fecha. Esto debe hacerse recalcando la dignidad e importancia de las mujeres en nuestras vidas, ya que fueron ellas por quienes vinimos al mundo. Mundo que se está volviendo más oscuro precisamente por la falta de mujeres ejerciendo el rol que divinamente les fuera asignado.

    Ahora vamos a intentar explicar brevemente el origen y motivaciones de la institución de este día.

    Para ilustrar la situación vamos a remitirnos al trabajo realizado por Isabel Alvarez Gonzalez con el título: “Los orígenes y la celebración del día de la mujer 1910-1945”, en donde podemos encontrar un pormenorizado estudio sobre la verdad histórica de los supuestos hechos que dieron lugar a este reconocimiento. En el mismo la autora cita diversos estudios que se hicieron respecto al supuesto incendio que dijeron provocó la muerte de 129 mujeres en una fábrica en New York por hacer una huelga. La verdad es que no se encontró ningún registro histórico o periodístico al respecto, ni en Canadá, ni en EEUU ni en Europa. El mito parecería surgir de una huelga de 1911 en una fábrica textil de la misma ciudad en donde se produjo un incendio que murieron 149 personas, en su mayoría mujeres, pero que de ninguna manera fue provocada por perversos patrones sino más bien por las pésimas condiciones de seguridad en las que se trabajaba en esa época.

    Lo que es un dato histórico comprobable es que su antecedente fue el festejo del “Día internacional de la mujer comunista” que se hacía todos los años el 8 de Marzo en Rusia desde la Revolución Bolchevique de Octubre.

    Posteriormente como antecedente directo la ONU decreta “la década de la mujer” entre 1975 y 1985. Y finalmente la masónica UNESCO toma el mito de las mujeres quemadas vivas para declarar el 8 de Marzo como día de la mujer en 1977. Hasta aquí un resumen del articulo marxista.

    Pero lo que es imprescindible conocer son las causas de tal promulgación. Hoy quienes tienen un mínimo conocimiento sobre temas próvida saben perfectamente el papel que juega la ONU y sus tentáculos (como la UNESCO), en la cultura de la muerte. En este caso, el supuesto reconocimiento a la mujer no tiene que ver con devolver a la mujer el derecho que le corresponde ante la discriminación sufrida por parte de los hombres, sino más bien con conseguir igualdad de oportunidades, aún en el caso en que no se den igualdad de condiciones. Pero ese igualitarismo ideológico (y democrático), no busca de ninguna manera una reivindicación de la mujer en la sociedad sino más bien la destrucción de la sociedad a través de la mujer. Parece un poco extremista pero sigamos analizando. Nadie niega la capacidad femenina para realizar trabajos fuera del ámbito del hogar, pero lo que no se puede negar es la exclusiva importancia que tiene esta en el antedicho ámbito.

    Pero no toda mujer debería realizar cualquier trabajo, como hay trabajos que solo deberían ser hecho por ellas. Por eso todavía, y no se por cuánto tiempo más, no se ven, por ejemplo, maestros jardineros. Así mismo, si una mujer se encuentra atrapada bajo escombros por un incendio en su departamento, me inclino a pensar que preferiría ser rescatada por un bombero varón y esto sin importarle en ese momento hacer consideraciones sobre discriminación o falta de igualitarismo.

    Bastante esclarecedor es el reportaje que diera Aaron Russo al programa de Alex Jones (aquí) en donde cuenta como su amistad con Nick Rockefeller, llevó a este último a confesarle las verdaderas causas por las que su familia fue la promotora de todo lo que tenga que ver con el movimiento feminista. Esto le decía Nick a Aaron: "...Los Rockefeller financiamos la Liberación Femenina... Conseguimos que las mujeres trabajasen y les cobráramos impuestos. Conseguimos separar las familias y conseguimos que los niños desde muy temprana edad tuvieran que ir al colegio, donde hemos podido adoctrinarlos de la manera que a nosotros nos interesaba...". Después agregaba: "...Hemos conseguido que, por ejemplo, la familia negra en Estados Unidos ya no exista. El 90% de las mujeres negras en USA son madres solteras. Hemos conseguido, en casi todo el planeta la desintegración de la familia. En un mundo de padres separados, los niños buscan al estado como su familia. En las escuelas les convertimos en oficiales, trabajadores, mano de obra para trabajar”

    Un dato interesante es que Gloria Steinem, quien fuera abanderada en la lucha por el feminismo y la liberación femenina admitió que la CIA la había financiado con el objeto de destruir las familias.

    Esto es otra movida para descristianizar las sociedades y buscar promover la perversa y absurda perspectiva de género que tanto daño está haciendo a la humanidad.

    Las diferencias de derechos están dadas por las diferentes condiciones. Por eso no podríamos hablar de discriminación hacia los hombres por no permitírseles hacer un papanicolau o una mamografía mensual, como tampoco podríamos sostener lo mismo en el caso de una mujer a la que se le niega la posibilidad de hacerse un espermograma. Pero hoy vivimos la más absoluta pérdida del sentido común y el poner un poco de claridad a la realidad puede salvar almas. Y en esta guerra contra Dios la mujer juega un papel fundamental para rescatar la familia, célula básica de la sociedad, a las patrias y al mundo entero; y para oponerse a la cultura de la muerte dejando de hacer un culto idolátrico a su libertad.

    Pidamos entonces a la más pura de las creaturas de Dios, la Santísima y siempre Virgen María que nos libre de los engaños e insidias de la antigua serpiente que una vez hizo caer a la primera mujer por su soberbia, y que Nuestra Madre Celestial venció con su humildad.

    Trabajando para que Cristo reine y vuelva pronto.


    Augusto TorchSon


    Publicado originalmente el 08/03/2013




    _______________________________________

    Fuente:

    Nacionalismo Católico San Juan Bautista: LA VERDAD SOBRE EL DÍA DE LA MUJER - Augusto TorchSon
    Hyeronimus y ReynoDeGranada dieron el Víctor.

  16. #96
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Completo: Periodista argentino DESTRUYE a feminista y la deja en RIDÍCULO a NIVEL INTERNACIONAL





    https://www.youtube.com/watch?v=5NIIYAfKcJw

  17. #97
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,849
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    El problema femenino.





    Uno de los tomos de la preciosa colección de «Enseñanzas Pontificias», publicado por los Monjes de Solesmes en 1958, tiene un nombre sorprendente: El Problema Femenino. Aunque no nos tendría que sorprender tanto, pues en el último siglo los Papas fueron prestando cada vez mayor atención a la crisis de la sociedad moderna, y la mujer es el quicio en que gira toda la sociedad. La sociedad está en crisis, y lo está la mujer, y la declaración pública y oficial de que la mujer está en problemas, está en que se estableció su Día. Si hubo Día del Trabajador, fue porque los trabajadores estaban en problemas, como pasa con el Día del Medio Ambiente y el día del Animal. Y lo mismo para el Día de la Mujer, 8 de marzo.


    Y las cosas han empeorado tanto que el pasado 8 de marzo se sufrió el general desconcierto de una «huelga mundial de mujeres». ¿Qué puede pasar en una sociedad en que las mujeres entran en huelga, cómo se arregla? Todas sienten que algo no va, que la situación las enferma, pero a la hora de diagnosticar la enfermedad, el desconcierto es abismal. Se reclaman los derechos de la mujer, pero por poco que se investigue se hace evidente que ya nadie sabe bien qué es la mujer, ni cuál es su lugar. Para calmar los ánimos, a un presidente se le ocurrió elogiar las virtudes domésticas de la ama de casa, y se le volvieron furiosas por su discurso machista. Se renuncia al hogar, al matrimonio, a la maternidad. Es un hecho patente que la Iglesia restituyó a la mujer en su verdadera dignidad, pero ahora prenden fuego delante de la Catedral. Se llega al extremo de blasfemar contra el purísimo ideal de toda mujer, la Santísima Virgen María. O restauramos el ideal de la mujer cristiana, o todo se acaba.


    1º La verdadera belleza femenina.


    Es verdad que, como se ve en el Génesis, la mujer fue creada por Dios para el hombre, pero no para ser su sierva o esclava, sino como su auxiliar: «No es bueno que el hombre esté solo; voy a hacerle una ayuda semejante a él» (Gen. 2 18). En términos más precisos, no es sierva del bien personal del hombre, sino auxiliar para el bien común de la familia y de la sociedad: para que el hombre no esté solo, porque por naturaleza es social. La mujer es el complemento del hombre en orden a la vida temporal, es su gran bien, porque por ella el hombre se prolonga y multiplica en la sociedad. Y por eso es su gloria y alegría. Lo dice San Pablo, al explicar por qué la mujer debe cubrir sus cabellos en la Iglesia: «El varón no debe cubrirse la cabeza, pues es imagen de la gloria de Dios, pero la mujer es gloria del varón» (I Cor. 11 7).


    Como Dios todo lo hace bien, y la mujer debía ser complemento del varón en una tarea tan grande como la transmisión de la vida y el establecimiento de la sociedad, la hizo amable al varón: atractiva. Pero con el uso de esta palabra se produce una nefasta confusión. Cuando se dice que la mujer es atractiva para el varón, inmediatamente se piensa en el atractivo físico. Pero la mujer no es un maniquí sino un ser humano, con cuerpo y alma, y con un cuerpo que debe estar subordinado al alma como lo secundario a lo principal. Dios hizo a la mujer como un complemento atractivo del varón principalmente por el alma, por lo espiritual. Y también en lo corporal, pero subordinado al espíritu, como instrumento de lo espiritual. La verdadera belleza de la mujer no está en sus formas femeninas, sino en sus virtudes femeninas, que son justamente el complemento de las virtudes del varón.


    El orden virtuoso que la gracia debe ir poniendo en el hombre va de lo espiritual a lo corporal, y de lo interior a lo exterior. Primero debe poner sabiduría y prudencia en la inteligencia; luego justicia en la voluntad; después fortaleza en el apetito irascible, que es como la fuente en el alma de todas las pasiones que tienen que ver con los bienes dificultosos y los males agresivos, sobre todo de la ira (de allí su nombre); y por último, la gracia tiene que poner orden por la templanza en el apetito concupiscible, que es fuente de las pasiones del amor y del odio, del deseo y del gozo.


    Por eso la última de las virtudes que se establecen en el alma es la castidad: el varón prudente, justo y fuerte tiene que tener siempre cuidado respecto de la castidad, porque estando seguro en las otras virtudes, no puede estarlo en ésta hasta que no ha alcanzado una perfecta santidad. Por eso San Pablo pone en conexión la santidad con la castidad: «Porque la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os alejéis de la fornicación, que cada uno de vosotros sepa poseer su cuerpo con santidad y honor, […] pues no nos llamó Dios a la impureza, sino a la santidad» (I Tes. 4 3-7). Y recién con el reino de la castidad aparece la virtud al exterior, pues llega la obra de la santificación a su plenitud: de la castidad brota la modestia exterior, que manifiesta hacia afuera el esplendor de un alma ordenada.


    Ahora bien, no hace falta demasiada penetración sicológica para saber que en el varón predominan las pasiones propias del irascible, mientras que en la mujer las propias del concupiscible. El varón tiene pasiones más prontas e impetuosas, propias para el combate, y con objetos más complejos, porque el bien difícil o arduo propio de estas pasiones es como un bien envuelto de mal, de la dificultad de alcanzarlo. En cambio en la mujer predominan los afectos más simples del concupiscible, el amor y el odio. Por eso –digámoslo– la mujer es un pésimo enemigo. Porque el varón puede combatir a su enemigo, herirlo y hasta matarlo, y sin embargo distingue su valor, e inmediatamente después del combate puede brindar con su adversario –si sigue vivo– con leal amistad de la paz. En cambio la mujer no siente tanto ira con sus enemigos, sino odio, que es muy distinto: o ama u odia, todo o nada, no anda con distinciones. Con ella la guerra –si la declara– es siempre de exterminio: no termina hasta que no desapareció el enemigo. En los conflictos matrimoniales, el esposo ve en la mujer un adversario con el que luchar para pactar la paz; en cambio la mujer ve en el esposo el mal, y es verdad que no cabe pactar con el mal, sino sólo quitarlo de la propia vida.


    Pero si el varón entiende la ira y más fácilmente adquiere las virtudes que tienen que ver con la fortaleza, la mujer entiende el amor y tiene como una facilidad natural para las virtudes que lo moderan, en especial la castidad. Y estas virtudes son las últimas, las que se manifiestan más hacia afuera, las que vuelven espiritualmente hermosa a la persona, como la modestia o fineza exterior. Por eso la fisonomía espiritual de una buena mujer es más manifiesta y más hermosa que la del buen varón. Tiene más hermosa apariencia una virtuosa madre de familia, refugio de los afligidos, que un virtuoso militar que le parte la cabeza a los enemigos de la Iglesia. La belleza de la mujer está, pues, en su facilidad para adquirir las virtudes dependientes de la templanza, como la mansedumbre y la humildad, pero principalmente la más exigente de todas: la castidad. Por eso la Mujer por excelencia tiene como nombre propio la Virgen, y siempre había sido la castidad el ornamento más hermoso de la mujer cristiana, sinónimo de su belleza.


    Y para todo aquel que aún guarda un poco de sentido común, es evidente que las virtudes femeninas son justamente el complemento y auxilio de las del varón, porque por el carácter impetuoso de las pasiones del varón, hecho para la guerra, la castidad se le hace muy problemática, y es la mujer la que lo contiene y modera, la que le comunica este complemento de las virtudes bellas, ayudándolo a ser casto, y más manso y humilde de corazón.
    La castidad de la familia cristiana, y por lo tanto la santidad, dependen muy especialmente de la buena mujer. Ella debe ser el muro de contención que conserva en la pureza al esposo y a los hijos, la que amansa el ejercicio de la autoridad del padre de familia, y la que conserva en la obediencia al resto de la familia. Por eso, en la medida en que la mujer es verdadera mujer, la familia y la sociedad encaja en sus verdaderos quicios, y se alcanza la felicidad temporal, que proviene de un orden pleno. La buena mujer es causa de la alegría familiar y social, como la Santísima Virgen es causa de la alegría de toda la Iglesia. Y si hoy la sociedad se hunde en la depresión y en la tristeza, es porque la mujer tiene un problema.


    2º El problema de la mujer moderna.


    La mujer entra en problemas cuando deja de entender que lo propio de ella es ser espiritualmente atractiva, lo que se da especialmente por la castidad, y quiere ser atractiva por lo corporal. Cuando –como le fue pasando cada vez más a la mujer moderna– su ideal ya no es la mujer pura sino la mujer sexy, entra en una espiral viciosa que pasa del deseo a la exasperación, y de allí a la violación de la naturaleza y autodestrucción de la sociedad.


    Cuando el hombre ama a su mujer por su honestidad cristiana, todas las demás dimensiones se subliman y dignifican: los sentimientos se hacen más estables y delicados; aun si no fuera linda se vuelve bella, porque la fisonomía transparenta las profundidades del alma; y la misma sexualidad adquiere su verdadera dimensión humana y cristiana, pues es unión de cuerpos y de almas. Esta mujer no sufre celos ni se angustia porque pase el tiempo.


    La mujer que atrapa al varón por la atracción física prepara su desgracia, porque todas sus dimensiones se carnalizan. No importa que sea dulce, sino sugestiva; la honestidad pasa a ser bobería. La mujer sexy es una mujer invertida; tan es así que ya ni el rostro es lo que se le mira. Es una mujer que no domina su vida, porque la virtud se adquiere por el mérito de la buena voluntad, mientras que la forma física depende del puro azar, y ante el paso del tiempo aquélla permanece y crece, mientras que ésta muy pronto se desvanece.


    Es cierto que la mujer sexy despierta inmediatamente la atención de todos, mientras que la mujer pura tarda en conquistar el interés de uno, porque aquella es mercadería en vidriera, mientras que ésta es tesoro escondido. Pero la relación con el varón la ofende, porque la pasión, divorciada del atractivo espiritual, se vuelve egoísta y despreciativa. Y es así como comienza el conflicto: para manejar al varón, esta mujer sólo cuenta con el acelerador del deseo para atraerlo, y con el freno de sus resistencias para lograr el respeto. Pero en lugar de amansar al varón, como le pasa a la mujer pura, lo exaspera, pues se le vuelve el más arduo de los bienes y el más agresivo de los males.


    El gravísimo problema está en que ya no se trata de la conducta personal de algunas o muchas mujeres, sino de todo una subversión social que se ha transformado en legislación internacional. La mujer tiene derecho a introducirse y mezclarse en todas partes, y mostrarse como quiera; su imagen provocativa todo lo invade, multiplicada por millones de pantallones y pantallitas. Y ¡ay de aquel varón que ose propasarse! Hoy ya no hace falta ser profeta para señalar cuáles son las vertientes que se originan: o el hombre se enloquece de ira, o renuncia a su hombría. Femicidio o afeminamiento, ¿qué puede haber de más destructivo para una sociedad?


    3º Restaurar la mujer en Cristo.


    «No es bueno que el hombre esté solo». No era bueno que Adán estuviera solo, y se le dio como auxiliar a Eva. Pero la Serpiente la sedujo y por ella envenenó a Adán, y Satanás sigue siempre la misma estrategia. Mas tampoco era bueno que Jesucristo estuviera solo, y se le dio como auxiliar a María, que aplastó la cabeza de Satanás. Por Ella Nuestro Señor restauró su Iglesia, y Jesucristo también sigue siempre la misma estrategia. La restauración de la sociedad cristiana pasa muy especialmente por la restauración de la mujer.
    Que nuestras mujeres no se dejen seducir por el falso ideal de la mujer moderna, que ya vemos cómo arrastra la sociedad a un pozo sin salida. «Engañosa es la gracia, fugaz la belleza; la mujer que teme a Dios, ésa es de alabar» (Prov. 31 30). La Mujer ideal es la Santísima Virgen. Así llama siempre Nuestro Señor a su Madre en los Evangelios: Mujer. Imiten a la Santísima Virgen, sean femeninas a su manera.
    Se le hace muy difícil a una jovencita cultivar ese ideal cuando no lo ve de cerca, ni siente que nadie lo aprecie. Pero si nuestras jóvenes comienzan a conocer verdaderas mujeres cristianas, mujeres fuertes, mucho más femeninas y más amadas, entonces se animarán a imitarlas. Y si tenemos verdaderas mujeres, tendremos verdaderos varones, y habrá familias y habrá sacerdotes. Para restaurar todas las cosas en Cristo hay que empezar por la mujer.



    Tomado de Hojitas de Fe, nº 189, Seminario Internacional Nuestra Señora Corredentora.

    STAT VERITAS

  18. #98
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Escándalo en TV: Agustín Laje y N. Márquez destruyen periodista feminista.





    https://www.youtube.com/watch?v=KwjW6WsEjDg&t=309s

  19. #99
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista



    Ideología de género

    Cuando una militante de #NiUnaMenos mata a una mujer1. Por Agustín Laje

    2 Mayo, 2017 Agustín Laje Arrigoni feminismo, ideología de género, marxismo cultural, Ni ua menos, violencia de género


    Genitalizar la violencia ha creado víctimas de primera categoría y víctimas de segunda; víctimas que merecen marchas multitudinarias y víctimas condenadas a la indiferencia social; víctimas que a los medios hegemónicos conviene visibilizar y víctimas que es preferible no mostrar; víctimas que se constituyen en capital político y víctimas que a la política en nada sirven.1

    En la base de esta suerte de nueva estratificación sexual, se encuentra la ideología de #NiUnaMenos que puede ser resumida de la forma que sigue: dado que la violencia siempre va del hombre hacia la mujer, y en tanto que la violencia es un problema de género, marchar por no más mujeres muertas equivale a marchar por no más violencia de género.

    La ideología revela su absoluta falsedad cuando comprobamos que la mayoría de las mujeres asesinadas no lo son por razones de género. Puesto que la violencia de género es aquella que se origina en el odio hacia el otro género como tal, los grupos feministas han tenido que falsear las causas de los “femicidios” para poder seguir reduciendo el complejo fenómeno de la violencia a un problema genital. ¿En cuántos de estos casos se comprobó que el victimario había sido movilizado en su criminal accionar por el odio hacia el sexo femenino como tal?

    Empezamos a ver lo falaz de esta ideología cuando encontramos, además, que no sólo hombres matan mujeres, sino que muchas veces mujeres matan mujeres. Y todavía más: que incluso militantes del colectivo #NiUnaMenos matan mujeres.Tal es el caso de Jorgelina Domínguez Reyes4, miembro de #NiUnaMenos de Trelew, Argentina, que acaba de caer presa por asesinar a una joven de apenas 13 años de edad. En su perfil de Facebook, Jorgelina rendía homenaje a las “víctimas de la violencia de género”, publicaba fotos de mujeres asesinadas por hombres y clamaba por “Ni Una Menos”. No obstante, no vaciló en descargar cuatro balazos sobre Candela González, tras convocarla mediante redes sociales a una plaza pública para pelear.

    Desde ya que ningún colectivo feminista hará ninguna marcha por Candela; ningún medio de comunicación se preocupará por su caso de la manera en que lo hacen cuando se alega “femicidio”; ningún político saldrá a dar ningún discurso de pacotilla y nadie se pondrá como foto de perfil de Facebook el rostro de Candela. Ella es, después de todo, una víctima de segunda categoría en razón de los genitales de su victimaria.

    La ideología de #NiUnaMenos, asimismo, muestra su falsedad en proporcional magnitud cuando comprobamos que en lo que a riñas entre sexos refiere, el hombre no siempre es el victimario de la relación. En lo que va de 2017 al menos 28 hombres fueron asesinados por mujeres, sólo relevando medios de prensa.El caso de Rubén Cuello es digno de mención: fue asesinado y descuartizado por su esposa, Karina Lidia Signoretta, en una localidad cordobesa. Esta última, a pesar de haber confesado el crimen, fue absuelta la semana pasada tras simplemente pedir perdón al tribunal y declarar que su marido era alcohólico y violento. No hizo falta prueba alguna: se la dejó, sin más, en libertad. Si el caso hubiese sido a la inversa, y Rubén hubiera descuartizado a Karina, no sólo que aquél hubiera recibido la máxima pena judicial, sino que hubiéramos visto a los “militantes contra la violencia de género” desplegar enormes convocatorias y llamados de consciencia. Pero nada de eso pasó: Rubén es, también, como Candela, una víctima de segunda.


    …………………………………………………………………………………..


    Adquirí ya mismo el best seller internacional “El Libro Negro de la Nueva Izquierda. Ideología de Género o Subversión Cultural” (de Nicolás Márquez y Agustín Laje). Conseguilo en versión digital por AMAZON o en versión de papel y sin costo de envío a cualquier lugar del país clickeando en la siguiente imagen:



    _______________________________________

    Fuente:

    https://prensarepublicana.com/cuando...-agustin-laje/

  20. #100
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,466
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cuando una militante de #NiUnaMenos mata a una mujer - Por Agustín Laje

    Noticia sobre Jorgelina Domínguez Reyes:
    http://www.diariojornada.com.ar/18652...
    http://www.infobae.com/sociedad/polic...
    http://www.cronica.com.ar/article/det...

    Noticia sobre Rubén Cuello:
    http://www.lavoz.com.ar/sucesos/confe...

    Listado de hombres asesinados por mujeres en lo que va de 2017: https://docs.google.com/spreadsheets/...





    https://www.youtube.com/watch?v=ryL8...&feature=share

Página 5 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El alma de las Américas y el Hispanismo
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 11/05/2016, 06:11
  2. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 198
    Último mensaje: 12/11/2015, 03:23
  3. La Mafia....
    Por Ordóñez en el foro Nápoles y Sicilia
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 08/03/2010, 08:25
  4. Sobre Julius Evola
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 11/04/2009, 03:36
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 13:15

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •