Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3

Tema: La herejía liberalesca

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,649
    Post Thanks / Like

    La herejía liberalesca

    OJOS DE LINCE DE LOS BRAGANZA




    María de las Nieves de Braganza


    LA HEREJÍA LIBERALESCA


    Mientras escucho una canción de Franco Battiato, “Segunda-Feira” de su disco “La emboscada”, unas palabras me recuerdan a Doña María Teresa de Braganza y Borbón. Canta Battiato:

    Ojos de lince de los Braganza
    miran al norte
    soñando ultramar
    como guirnaldas que trenzan la danza
    ”.

    La Princesa de Beira y Doña María de las Nieves de Braganza han venido a mi memoria, con sus ojos de lince… También Don Miguel de Portugal y Borbón, el Tradicionalista. Gracias, Franco Battiato, siempre es una delicia escuchar su música y prestar oído a esas letras suyas que tanto evocan y tantas cosas sugieren.

    Y voy a la “Carta de la Princesa de Beira a los Españoles” (1864), y me encuentro con estas palabras:

    La soberanía nacional, digan lo que quieran ciertos liberales llamados conservadores, es uno de los principios fundamentales de todo el sistema constitucional moderado, y en sentido del liberalismo, de esa soberanía nacional emanan todos los poderes, todos los derechos, todas las leyes. Con esto se sustituye en todo la voluntad puramente humana a la voluntad divina y se niega todo poder, toda ley, todo derecho de origen divino. Ahora bien; esto no es solamente contrario a la razón, sino también absolutamente anticatólico.

    [Y continúa la Princesa de Beira...]

    Es otro dogma fundamental liberalesco que la razón humana es autónoma y, por consiguiente, que es libre e independiente; que ella es árbitro supremo de lo verdadero y de lo falso, de lo bueno y de lo malo; que ella se basta por sí sola para procurar el bien de las naciones; y por eso los liberales de todo el mundo exaltan tanto la razón, su libertad e independencia, sus fuerzas y sus progresos.” (María Teresa de Braganza y Borgón, Princesa de Beira, Baden a 25 de septiembre de 1864.)

    ¿Dónde he leído hace poco algo muy en consonancia con esta Carta de la Reina bienhechora, que esté en santa gloria?

    Ya. Se trata de una Encíclica de Juan Pablo II, la “Veritatis Splendor”:

    Leemos en el libro del Génesis: “Dios impuso al hombre este mandamiento: “De cualquier árbol del jardín puedes comer, mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que comieres de él, morirás sin remedio” (Gén. 2, 16-17.)

    Con esta imagen, la Revelación enseña que el poder de decidir sobre el bien y el mal no pertenece al hombre, sino sólo a Dios. El hombre es ciertamente libre, desde el momento en que puede comprender y acoger los mandamientos de Dios. Y posee una libertad muy amplia, porque puede comer “de cualquier árbol del jardín”. Pero esta libertad no es ilimitada: el hombre debe detenerse ante el “árbol de la ciencia del bien y del mal”, por estar llamado a aceptar la ley moral que Dios le da. En realidad, la libertad del hombre encuentra su verdadera y plena realización en esta aceptación. Dios, que sólo Él es Bueno, conoce perfectamente lo que es bueno para el hombre, y en virtud de su mismo amor se lo propone en los mandamientos.

    La ley de Dios, pues, no atenúa ni elimina la libertad del hombre, al contrario, la garantiza y promueve. Pero, en contraste con lo anterior, algunas tendencias culturales contemporáneas, abogan por determinadas orientaciones éticas que tiene como centro de su pensamiento un pretendido conflicto entre la libertad y la ley. Son las doctrinas que atribuyen a cada individuo o a los grupos sociales la facultad de decidir sobre el bien y el mal: la libertad humana podría “crear los valores” y gozaría de una primacía sobre la verdad, hasta el punto que la verdad misma sería considerada una creación de la libertad; la cual reivindicaría tal grado de autonomía moral que prácticamente significaría su soberanía absoluta
    ”. (Juan Pablo II, Encíclica Veritatis Splendor.)

    Tenemos así que:

    1º Uno de los errores doctrinales más perniciosos (y hoy difundido por doquier) es suponer que el hombre –o la sociedad- puede “comer del árbol del Bien y del Mal”. Y eso es lo que hace el mundo moderno, el mismo que puso en pie el liberalismo: inflar de aire el alma del hombre, haciéndole creer que dispone de autonomía moral, lo que es decir que el hombre podría decidir qué es bueno y qué es malo, independientemente de la Ley de Dios... incluso contra la Ley de Dios. ¿Quién me regatea que es esta una de las estratagemas diabólicas más eficaces para los fines del Maligno?

    2º La soberanía nacional es corolario de la pretendida “soberanía-autonomía moral” de los individuos. Y, al pretender sustituir la voluntad de Dios y la Ley de Dios, es tan errónea y perniciosa como la autonomía moral de esos átomos ahistóricos y asociales que a duras penas componen una “sociedad”.

    El relato de la caída (Gén. 3) utiliza un lenguaje hecho de imágenes, pero afirma un acontecimiento primordial, un hecho que tuvo lugar al comienzo de la historia del hombre (cf GS 13, 1). La Revelación nos da la certeza de fe de que toda la historia humana está marcada por el pecado original libremente cometido por nuestros primeros padres (cf Cc. De Trento: DS 1513; Pío XIII: DS 3897; Pablo V, discurso 11 junio 1966).” Catecismo de la Iglesia Católica.

    Y, a tal extremo hemos llegado en la falta de información doctrinal -incluso en la deformación doctrinal católica- que todavía hay mequetrefes -con sotana o sin ella- que se burlan, desde sus presuntuosas ínfulas de ilustrados, del título de aquel libro del Padre Sardá y Salvany: “El liberalismo es pecado”. El liberalismo es pecado por muchas razones: la primera, no cree en el Pecado Original y, no creyendo en el Pecado Original, viene a reproducirlo y actualizarlo cada vez que pretende hacer depender la verdad y la moral de la “autonomía” del individuo o de la “voluntad general” de la disociedad que forman esos “individuos”.

    Ojos de lince de los Braganza miran al Norte... Gracias, Portugal, por las Reinas que Braganza dio a España.

    No se puede ser católico y liberal. Son términos que, en recta teología, se repugnan.



    Maestro Gelimer

    http://librodehorasyhoradelibros.blogspot.com/

  2. #2
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: La herejía liberalesca

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    OJOS DE LINCE DE LOS BRAGANZA

    (...)

    Ojos de lince de los Braganza miran al Norte... Gracias, Portugal, por las Reinas que Braganza dio a España.

    No se puede ser católico y liberal. Son términos que, en recta teología, se repugnan.



    Maestro Gelimer

    http://librodehorasyhoradelibros.blogspot.com/

    Muito gostaría que D. Duarte Pio lesse estas palavras... pois não se assume o Herdeiro Miguelista que é. Seu pai, D. Duarte Nuno, ao reunir os dois ramos Bragança em seu filhos, pôs fim às esperanças dos tradicionalistas portugueses nos Bragança. D. Duarte Pio ficou refém da corrente liberal que era apanágio dos últimos reis portugueses e que matou a Monarquia Portuguesa.

    O Miguelismo morreu.

    Os tradicionalistas portugueses estão órfãos de digna dinastia.

    Até mesmo alguns dos monárquicos liberais se viram hoje para o obscuro Duque de Loulé, D. Pedro, em resultado da acomodação, inépcia e falta de liderança de D. Duarte Pio ( e de outros Bragança antes dele.)

    Coloco aqui alguma informação sobre os Duques de Loulé, retirada da Wikipedia - a Enciclopédia Livre, não sem sublinhar que não apoio a sua pretensão ao trono português.

    Duques de Loulé

    150px-Armas_duques_loul%C3%A9.png

    O ducado de Loulé foi criado em 3 de Outubro de 1862 por D. Luís I de Portugal, a favor de Nuno José Severo de Mendoça Rolim de Moura Barreto.
    Usaram o título
    1. Nuno José Severo de Mendoça Rolim de Moura Barreto (1804-1875), 2.º marquês de Loulé e 9.º conde e 2.º marquês de Vale dos Reis; casado com D. Ana de Jesus Maria de Bragança, infanta de Portugal
    2. D. Pedro José Agostinho de Mendoça Rolim de Moura Barreto (1830-1909), 3.º marquês de Loulé e 10.º conde de Vale dos Reis; casado com D. Constança Maria de Figueiredo Cabral da Câmara
    Reivindicações pós-Monarquia Após a instauração da República e o fim do sistema nobiliárquico, foram pretendentes ao título[2]:
    • D. Maria Domingas José de Mendoça Rolim de Moura Barreto (1853-1928)
    • D. Constança Maria da Conceição Berquó de Mendoça Rolim de Moura Barreto (1889-1967)
    • D. Alberto Nuno Folque de Mendoça Rolim de Moura Barreto (1923-2003)
    • D. Pedro José Folque de Mendoça Rolim de Moura Barreto (1958-), actual pretendente.
    Retificação
    Contrariamente ao veiculado pela obra de D. Filipe Folque de Mendonça, D. Maria Domingas José de Mendoça Rolim de Moura Barreto, solteira, nunca se encartou nos títulos das casas de Loulé nem de Vale dos Reis[3][4].

    Pretensão ao trono português

    Existem teses genealógicas que apresentam os duques de Loulé como os legítimos herdeiros da coroa portuguesa[carece de fontes?], devido à sua descendência de D. Ana de Jesus Maria de Bragança, infanta de Portugal, filha de D. João VI e D. Carlota Joaquina.
    Essas teses são, todavia, actualmente minoritárias entre os monárquistas portugueses[carece de fontes?]. Os duques de Loulé nunca expressaram publicamente a sua pretensão ao trono, mas também nunca as negaram, tendo-se inclusivamente negado a requerer a tradicional confirmação dos títulos da Casa desde a morte do rei D. Manuel II de Portugal[carece de fontes?], pois isso seria entendido como uma tácita aceitação da pretensão dos duques de Bragança ao trono de Portugal, uma vez que seria a estes últimos que o mesmo requerimento teria de ser apresentado, dado que actualmente os duques de Bragança são considerados chefes da casa real Portuguesa[carece de fontes?].
    De notar que por tradição mesmo nos títulos de juro e herdade (como são os da Casa de Loulé) os herdeiros devem requerer a confirmação do título a que têm direito. A confirmação distingue-se da renovação própria dos títulos outorgados em vida do primeiro titular, pois enquanto a confirmação é um acto em que a Coroa se encontra vinculada, dado que apenas serve para verificar a legitimidade do direito a usar o título requerido e para renovar a vassalagem prestada ao soberano pelos antecessores no título, já na renovação a Coroa é livre de efectuar o acto, podendo não o fazer de acordo com o seu alto critério. Devido à recusa dos duques de Loulé em requerer a confirmação existe uma tese que defende que todos os duques de Loulé cujo título não foi confirmado pela casa de Bragança, enquanto chefe da casa real portuguesa, carecem de legitimidade[carece de fontes?]. Esta tese é minoritária[carece de fontes?], sendo consensual o direito dos duques de Loulé ao uso do respectivo título, em atenção a que os títulos da Casa são de juro e herdade e que a confirmação é em grande parte meramente simbólica[carece de fontes?].
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

  3. #3
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: La herejía liberalesca

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    El famoso manifiesto “Carta de la Princesa de Beira a los Españoles”, de1864, en realidad fue obra de dos de sus colaboradores: el obispo José Caixal y el publicista Pedro de la Hoz.

    http://www.jpuelleslopez.com/Carlismo10.htm

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Hay cosas que me dan verdadero ASCO
    Por Corocotta en el foro Tertúlia
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 15/08/2008, 18:23
  2. Ante el 1º de Mayo, textos del Pensamiento Social Carlista
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 15/05/2008, 17:43
  3. Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 13:15
  4. La Falange homenajea a los Legionarios Rumanos Mota y Marin
    Por Ordóñez en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 27/01/2006, 13:51
  5. Juan Francisco Donoso Cortés
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/12/2005, 18:20

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •