Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4

Tema: La corona mural republicana: antiespañola y antiestética

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,106
    Post Thanks / Like

    La corona mural republicana: antiespañola y antiestética

    "La corona mural" (1937)







    LA CORONA MURAL


    En medio de las inmensas amarguras de los días que siguieron al 14 de abril del 31, vimos cómo variaba nuestro secular blasón nacional. Sobre los nuevos colores de la bandera, veíamos un escudo cuyo timbre era la antiestética corona mural , que el vulgo describía como un conjunto de ladrillos, con cuatro chimeneas.

    Autorizaba tales cambios en los simbolismos gloriosos de la Patria un decreto de Alcalá Zamora de 27 de abril del mismo año, publicado en la Gaceta del día inmediato, en cuyo artículo segundo se ordenaba que sobre las banderas y estandartes, con la combinación nefasta de los tres colores, se pusiese el escudo de España "adoptándose por tal el que figura en el reverso de las monedas de cinco pesetas, acuñadas por el Gobierno provisional en 1869 y 1870". Su crasa ignorancia no les permitía describirlo técnicamente. A esta disposición debemos que nuestros verdaderos emblemas nacionales hayan permanecido guardados y sin mancha en los años en que la Historia de España estaba en un paréntesis, para aparecer de nuevo con más gloria que nunca en estos instantes de emoción en que la Patria inmortal se encuentra a sí misma .

    Con anterioridad al citado decreto, la Dirección General de Primera Enseñanza, en orden circular , felicitaba el 24 de abril a los maestros nacionales, que se habían anticipado, cambiando la bandera que ellos llamaban monárquica, por la republicana, sin pensar al hacerlo que tal bandera aún no tenía existencia legal.

    A los pocos días vimos con pena que numerosos artistas y brigadas de obreros se ocupaban con toda urgencia en cambiar en los numerosos monumentos la bellísima corona secular por la fea mural , destrozando obras de arte, joyas magníficas, filigranas en piedra y hierro , debidas a nuestros artistas nacionales, que caían al golpe de los modernos bárbaros para sustituir los florones por castillos, romper las diademas de perlas y destrozar el simbólico globo superado por la cruz de la Redención. También sobre los eslabones y llamas del españolísimo Toisón de Oro , el cemento ponía unas ramas de roble y laurel, enlazándolas con un cursi lazo que tapase la piel de cordero pendiente. Lástima de lo que así destruyeron, que es ya insustituible, pero hay que reconocer la previsión oficial de los artistas al hacerlo en yeso o cemento, como vaticinio seguro de que la España inmortal resucitaría de sus cenizas y con ella los simbolismos de su Historia , que son inmutables y eternos. En Portugal y Francia sus revoluciones respetaron sus monumentos y los emblemas nacionales históricos, que todos pueden admirar en sus piedras seculares.

    Inmediatamente todos los emblemas de cuerpos, corporaciones e instituciones, así como las condecoraciones, eran superados de la fea corona antiespañola y antiestética, generalizándose el error de ponerla formada de cuatro castillos, en lugar de cinco, porque el modelo declarado oficial de las monedas de 1869 y 1870, tenía esta omisión, y así se generalizó. La corona mural debe ser formada por un muro circular con ocho castillos almenados, cinco visibles y tres que se suponen en la parte posterior del círculo.

    Una legión de porteros, ordenanzas, choferes, etc., surgieron desde entonces, con grandes coronas murales bordadas en sus gorras , dándolas un carácter casi nobiliario, muy distinto de lo que ellos mismos y los organismos oficiales querían simbolizar.

    No era nueva tal corona, se resucitaba por la revolución, recordada sin duda por algún viejo republicano histórico, sabiendo que fué emblema del otro nefasto período de nuestra Historia . No sólo dichas monedas de cinco pesetas que sirvieron de modelo, en el encabezamiento de la Gaceta desde el 1º de enero de 1870, hasta la del 8 de marzo de 1871, aparece el blasón nacional timbrado por la mural, si bien con cinco castillos, debidamente. La corona Real apareció por última vez, en aquel periodo, a la cabeza del periódico oficial el 29 de septiembre de 1868.

    Lo que no comprendemos es el motivo de su adopción ni en 1870 ni en 1931. La heráldica nos dice que se concedía el uso de tal corona mural, al primero que en el asalto de una ciudad en guerra, escalaba la muralla, haciendo enarbolar en ella la bandera de su general. La numismática asegura que era emblema de ciudades fortificadas y amuralladas. Su uso moderno surgió en ciudades y villas de la vecina Francia , y de allí nos vino como tantas otras cosas. Y nuestros nefastos revolucionarios del XIX y del XX no encontraron mejor inspiración, que en la vecina República, sin pensar que como timbre de ciudad, villa o lugar , pudiera admitirse, siempre que llevase consigo una tradición antiquísima y hasta un origen romano que lo amparase, pero como timbre de una nación o de escudo nacional, es técnica, heráldica e históricamente considerada, inadmisible.

    No debe continuar tal corona en los emblemas nacionales y particulares de todo género, en el territorio liberado por el glorioso Ejército salvador, pues ello indicaría ignorancia de nuestra heráldica y de nuestra historia. Ya muchos cuerpos conscientes de su significado, van arrancándolas y muchos emblemas nuevos se hacen sin corona alguna.

    Juntos nacieron en fecha triste la bandera y el blasón revolucionarios , juntos debieron desaparecer para no surgir jamás , pues su aparición sólo coincide con los periodos de sangre, fango y lágrimas.

    Es unánime en el sentimiento de todos los buenos españoles, sabiamente conducidos e inspirados por el Caudillo, el deseo de que vuelva la Patria a los tiempos gloriosos de su historia, eligiendo la época de los Reyes Católicos como modelo a copiar , en su gran restauración actual. Quitada o abolida para siempre la corona mural, necesita ser sustituida ; un blasón sin timbre , es como persona sin cabeza.

    Tenemos que volver los ojos a nuestra misma heráldica española, a nuestra misma historia , y buscar allí la Corona de España. Eramos tan nuestros en aquellos siglos de gloria , que a nadie copiábamos y todos nos copiaban. Timbrábamos el escudo nacional con los bellísimos coroneles que aparecen aún en millares, de monumentos y edificios oficiales y particulares de España, así como en los infinitos documentos miniados de nuestros archivos , desde la época de D. Juan II hasta D. Carlos II. Coroneles bellísimos, tan salientes en las fachadas y monumentos, que no pudiendo labrarse en piedra, muchos son de hierro, proyectando su sombra simbólica sobre los cuarteles de nuestra unidad nacional. Casi todas nuestras capitales y ciudades también usaron la misma corona antigua sobre sus escudos hasta la fecha triste.

    “Coroneles” se llamaron en España y no coronas como en otros países, y sobre su uso se dictó el Real edicto firmado en San Lorenzo el 8 de octubre de 1586. Este “coronel” está formado por un círculo de oro enriquecido de piedras preciosas, con ocho florones (de los que sólo son visibles cinco), entrepuestos de una perla.

    No proponemos el restablecimiento de las diademas de perlas cerradas y en su unión el globo superado de la cruz por ser más moderno en nuestra, heráldica y de influencia principalmente francesa.

    El “coronel” españolísimo es el único que puede timbrar el escudo nacional, tan sabiamente propuesto por la Academia de la Historia el 6 de noviembre de 1868 y repetido en su informe de 1923, dado como consecuencia de la R. O., de la Presidencia de 3 de julio anterior, formado de los blasones de Castilla , León, Aragón, Navarra y Granada, acompañado de las columnas de Hércules y el lema Plus Ultra, al que bien pudiera agregarse el haz de flechas y el yugo en igual forma que lo adoptaron los Reyes Católicos en su escudo, como emblema de la unidad nacional, ideal que guía igualmente el movimiento salvador de España.

    De tales cuarteles surgió la gloriosa enseña de la Patria , como esencia y resumen de España misma. Castilla daba a la bandera el campo rojo y el oro de su castillo. León, el rojo de su león simbólico; la triple Monarquía de Jaime I, Aragón, Cataluña, Valencia con Baleares , el oro y rojo de sus palos gules en oro, Navarra el oro de su cadena y el rojo de su campo, y hasta Granada dio los granos de su parlante granada para colorear los bordes de la santa enseña. Aquella sabia Junta que ilustró el Rey don Carlos III para crear la "bandera de guerra" con los colores inmortales, supo crearla en forma de que no hubiese un solo palmo del bendito suelo de la Patria sin su directa representación en ella y no con colores modernamente adoptados, sino con los esmaltes milenarios de los escudos de las regiones históricas que la integran. Bandera de guerra generalizada y convertida en bandera nacional por R. D de 13 de octubre de 1843.

    Por ello sobre tales cuarteles de España no puede, no debe continuar ni un solo día más, el timbre afrancesado, antiheráldico y antiespañol de la corona mural , que debe ser enterrado para siempre con la nefasta bandera tricolor , que hasta el sol decoloraba.

    La instrucción de 13 de marzo de 1867 al describir nuestra bandera formada por tres listas, la del centro, ocupando una mitad, amarilla y las alta y baja rojas, de un cuarto de la anchura , dice que en el centro llevará las armas Reales con los cuarteles de Castilla y León y la “corona Imperial”.

    La Gaceta del 9 de marzo de 1871 restableció el uso de la corona Real y puso en escusón la cruz de la dinastía de Saboya hasta el 11 de febrero de 1873 en cumplimiento del R. D . de 19 de marzo de 1871 y Real Orden de 23 de mayo. Y desde el 31 de diciembre de 1874 encabezó la Gaceta con el blasón timbrado de Corona Real y en escusón las armas de Borbón, sancionado por el R. D. de 6 de enero de 1875.

    La abolición de la corona mural y su sustitución por el “coronel” español, será una obra nacional, de tanta importancia simbólica, como el restablecimiento de nuestra gloriosa bandera y el himno nacional. Emblemas españolísimos y seculares, cuyo resurgimiento debe coincidir con el renacer de la España-, inmortal y eterna.

    (…)

    • J. ROEL .

    Sevilla , abril 1937.

    Última edición por ALACRAN; 01/11/2021 a las 13:59
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  2. #2
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,396
    Post Thanks / Like

    Re: La corona mural republicana: antiespañola y antiestética

    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

  3. #3
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,396
    Post Thanks / Like

    Re: La corona mural republicana: antiespañola y antiestética

    La corona mural de afrancesada no tiene nada. Muy al contrario, es un símbolo netamente hispánico (más si cabe que el mencionado coronel, que se usa, con pequeñas variaciones, en todas las dinastías y naciones de Europa) utilizado por uno de los más grandes reyes que dio Castilla: Alfonso VIII, vencedor en las Navas contra los moros. No se puede renunciar a símbolos propios porque intente usurparlos el enemigo.

    Saludos en Xto.

    3. La grandeza de una corona de hojalata

    En esta ocasión vamos a hablar del mejor monarca que ha tenido Castilla en su historia y uno de los mejores que ha regido territorio alguno en la historia de esta Península: Alfonso VIII (1158-1214), apodado «el de las Navas» por la batalla homónima.El Rey, soriano de nacimiento, fue quien creó el emblema de Castilla a comienzos del siglo XIII y le incorporó en todos sus estandartes y banderas, tanto así que hasta lo incluyó en su corona.Sin embargo la corona de Castilla no era, como podríamos pensar, ceremoniosa, llena de perlas, brillantes y piedras preciosas… esta tierra, cuando se encontraba en su apogeo político y cultural (siglos XII-XIII), era ante todo humilde, y a la vez orgullosa en su pobreza y sencillez. Así la corona del Rey es sobria, pero incluye uno de los más famosos emblemas heráldicos de Europa: el castillo donjonado del Reino de Castilla. Corona, además, que era portátil y desmontable, lo que se atestigua por los pernos que tiene cada módulo, de tal forma que era sencillo para el monarca transportarla y llevarla en las batallas.Esto es Castilla: humildad, grandeza en la miseria y orgullo en la pobreza, pero ante todo, bonhomía, trabajo, sudor y esfuerzo. En esta tierra donde para comer había que sacar pan de las piedras siempre fue dura y difícil de poblar, pero aquí está la corona de hojalata que hizo de Castilla el reino más importante de la Península.




    https://www.asc-castilla.org/castill...-alfonso-viii/
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

  4. #4
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,396
    Post Thanks / Like

    Re: La corona mural republicana: antiespañola y antiestética

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Propaganda del bando nacional durante la Cruzada. Puede apreciarse, junto a las banderas de Italia, Portugal, Alemania y Marruecos, el escudo de España con la corona mural y el escusón con el yugo y las flechas.



    Saludos en Xto.
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. La nueva ingeniería toponímica antiespañola, al servicio del separatismo
    Por ALACRAN en el foro Geografía y Etnografía
    Respuestas: 15
    Último mensaje: 09/04/2020, 20:14
  2. El ADN refuta la ‘Leyenda Negra’ antiespañola
    Por Hyeronimus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/01/2018, 21:39
  3. Oro: La enésima película española de propaganda antiespañola.
    Por Alejandro Farnesio en el foro Cine y Teatro
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 20/11/2017, 02:06
  4. Pintadas en el mural de Muguruza
    Por Juan del Águila en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2009, 16:35
  5. Respuestas: 4
    Último mensaje: 24/11/2007, 00:10

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •