Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 8 PrimerPrimer 12345678 ÚltimoÚltimo
Resultados 21 al 40 de 145

Tema: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

  1. #21
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por ALACRAN Ver mensaje


    Este Arzobispo ¿no tiene lo que hay que tener ni para levantarse de la silla y encararse con las furcias? Vaya cara de miedo y pena que pone el pobre, si debe hasta llorar por la injusta agresión. Seguro que contra los que le piden la Misa Tridentina en su diócesis no es tan tímido.
    El feminismo ha mariconizado al hombre. De modo que un hombre no puede ni tan siquiera hacerle frente a estas hordas que vejan a los siervos de Dios. No puede el hombre hacerles frente porque entonces uno es el "abusador", el "agresor". Y la ley con su paternalismo hacia la mujer tampoco hace justicia. Menudo mecanismo el de estas hipócritas. Son superiores al hombre no obstante uno es el "abusador" .

    No me queda más que coincidir con el amigo Esteban y su magnífica opinión citada más arriba. Pero no te preocupes que ya hay hombres que les estamos haciendo frente a esta majadería... va volviendo.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  2. #22
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,587
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje
    El machismo sí existe. Las mujeres antes eran discriminadas y había veces en que no componían nada en la sociedad. Cierto, la palabra "machismo" es de cuño moderno y feminista pero de que siempre ha habido discriminación a la mujer. Siempre ha existido la misoginia. En España nunca hubieron estos problemas. Pero en países como la India, la mujer no compone nada. No hablemos del Islam. La mujer española, aún en la "era machista"( como les gusta llamarlo a algunas feministas), tenía muchísimas libertades y era pilar de la sociedad. Lo de que la mujer española no trabajaba es un mito, la industria de la costura era sostenida por mujeres. Esta empresa tenía muchísimo valor en España. Ha habido grandes mujeres en nuestra historia como Isabel la Católica y otras más. Es imposible que un país "machista" le permita tanto a la mujer.
    Por supuesto. Hay que matizar. El machismo existe pero en el islam y en sociedades no cristianas. Es decir, fuera de la cultura occidental. Y aquí en Hispanismo abundan los ejemplos de grandes mujeres, de mujeres que han dejado huella, que han ganado batallas, que han enseñado en la universidad, y muchísimo más.

  3. #23
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,587
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje
    En todo caso los hombres españoles no querían que las mujeres fueran a la guerra o trabajaran labores forzadas porque pensaban que la mujer era frágil y no querían verla lastimarse. Nada de eso tiene que ver con el "machismo".
    Efectivamente. Desde los grandes tiempos de la Cristiandad (léase la mal llamada Edad Media) la mujer ha sido objeto de elogio y exaltación, ha tenido preferencia en muchos aspectos, siempre ha existido la cortesía hacia la mujer (que muchas feministas curiosamente rechazan hoy en día) y ha primado el comportamiento caballeroso hacia la mujer. Se llegó al extremo de que algunos idealizaron excesivamente e idolatraron a la mujer. La mujer no empezó a ocupar un segundo plano y ser menospreciada hasta los tiempos modernos y contemporáneos. La cosa empezó con el Renacimiento (vuelta al paganismo y a costumbres de romanos y griegos, que valoraban menos a la mujer), y continuó con el Código Napoleónico y las leyes liberales del siglo XIX. Y en el siglo XX culminó la degradación de la mujer con el auge de la pornografía, que convierte a la mujer en un sucio objeto de consumo. Cuando en realidad la mujer es la culminación de la creación del hombre. Se ha dicho que Dios creó al hombre y dijo: "A ver, yo creo que esto se puede mejorar un poco". Y entonces fue y creó a la mujer. Y no olvidemos que, de todos los seres creados, el más grande es una mujer: Nuestra Señora, la Virgen María.

    Por supuesto que, en principio, no conviene que las mujeres vayan a la guerra. Pero eso no quita que en caso necesario una mujer pueda defender valerosamente su patria, y nuestra historia está llena de magníficos ejemplos. Y en cuanto a trabajos duros, no es propio de una mujer trabajar en una mina, en la construcción y otras cosas parecidas porque menoscaba su salud y su belleza, y generalmente requiere más fuerza. Precisamente por eso se ha excluido tradicionalmente a la mujer de esas labores, por el bien de ellas. Pero ahora ellas, con el cuento de la igualdad, pierden femineidad trabajando innecesariamente en profesiones que no son apropiadas para ellas.

  4. #24
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Magnífica información que nos aportas, Hyeronimus. Por cierto, el 90% de las mujeres no se sienten atraídas hacia trabajos como la minería o la construcción. A mí por mi parte no me molesta que la mujer trabaje. Claro, hay trabajos que las mujeres prefieren y otros que no. Lo que yo estoy en contra es del paternalismo del estado donde la mujer se puede aprovechar de las leyes para hacerle daño al hombre. Así por ejemplo, muchas mujeres se quejan de que un hombre las está acosando cuando realmente este está pendiente de ellas. Creo que algunas mujeres han malinterpretado lo que es acoso. Estoy en contra del paternalismo del estado y el abuso de las feministas y mujeres perversas. Es por eso que no podemos tener un sistema basado en leyes masónicas sino en uno inspirado por leyes cristianas.
    Última edición por Michael; 12/06/2013 a las 14:54
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  5. #25
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Aquí tengo este magnífico artículo que leí hace un tiempo atrás:


    image.jpg


    El inicio de la Epoca Moderna trae consigo una progresiva oposición hombre-mujer, constatable en los modelos literarios y también en la ofensiva religiosa propia de la Contrarreforma que caracterizó a la sociedad española del XVI y XVII. La sociedad no idea para la mujer más salida que el matrimonio, el convento o, en su defecto, la prostitución.


    La realidad es, sin embargo, diferente a lo que los detentadores del sistema propugnan. La mujer estará presente en el mundo del trabajo. Las viudas, por su condición, se verán en la necesidad de ejercer una actividad que les permita subsistir. En el hogar las mujeres trabajan al lado del marido, y en muchos casos sus hijas contribuían a la subsistencia familiar ya sea en trabajos familiares o extrafamiliares tales como el servicio doméstico. Esta realidad empezará a tomar cuerpo legislativo en el siglo XVI; un ejemplo será la promulgación de la Real Pragmática, expedida en el año 1600 para regular el trabajo de la seda en el reino de Granada. En definitiva, la mujer no dejará de tener presencia en los medios productivos, aunque estos siglos anteriores a la industrialización van a significar la degradación de su condición laboral, exponente de lo cual será la discriminación salaria1 a la que se verá sometida.


    El trabajo en el campo era tarea de toda la familia; las duras condiciones de vida así lo exigían. La mujer será partícipe de tareas tales como pastoreo, escarda, vendimia o recogida de aceitunas. Pero no sólo participaba en las labores agrarias en el seno de la familia; en ocasiones eran asalariadas o incluso propietarias de tierras. Campomanes dice en su Discurso sobre la educación popular de los artesanos: Guardan el ganado por vecería, si es necesario; guían los carros, sallan, escardan, dan, siegan y cirvan las mieses, y aun labran, a falta de hombres, las tierras. Quizá la ocupación más reseñable era la que realizaban, sobre todo las viudas, de forma asalariada en el cuidado del ganado.


    El trabajo a domicilio ocupará a un número creciente de mujeres. Esposas e hijas se dedicaban a estas labores en épocas en las que el trabajo agrícola quedaba paralizado. La hilanza de la seda, el lino, la lana y posteriormente el algodón es la áctividad más corriente. La materia prima les era suministrada por algunos miembros de los gremios urbanos -a finales del XVIII también por las fábricas-, quienes verán en las campesinas una mano de obra más barata que la existente en la ciudad. Esta situación se generaliza por toda España y tendrá una especial incidencia en Andalucía con la seda en Sevilla y Granada; en Galicia con un desarrollo excepcional del lino en el XVIII; en Valencia, donde se habla de casas embarazadas con multitud de tornos, que mueven sin cesar aquellas gentes; o en Cataluña, que desarrollará durante la decimoctava centuria la hilanza del algodón amparada en sus fábricas de indianas.





    La época de la Ilustración


    La Ilustración trae consigo un cambio en el modelo de comportamiento económico para la mujer, visible sobre todo en este ramo de la industria doméstica. Así, mediante el ejercicio de la hilanza se persigue que ninguna mujer permanezca ociosa; que éstas sean capaces de mantenerse. Se apela a las muchachas de diez años, a las mujeres embarazadas, a las achacosas, defectuosas y de avanzada edad, mientras que se le conserve sano y libre el uso de ojos y manos. Se ha hablado del carácter de complementariedad del salario de estas mujeres; sin embargo, se puede asegurar que en algunas zonas y momentos su trabajo tuvo una importancia muy superior.


    En la ciudad las mujeres podían dedicarse a distintas labores. Las más conocidas son las de comadronas y parteras, maestras, vendedoras, lavanderas, nodrizas, actrices, etcétera. La más numerosa fue al servicio doméstico, que ocupó una joven mano de obra, entre quince y veinticinco años, de procedencia rural y generalmente solteras. Esta mano de obra era absorbida tanto por laicos como por religiosos. Destacaríamos también la esclavitud y la fórmula de la carta de soldada, mediante la cual una menor de siete a doce años permanecía por espacio de ocho a quince años al servicio de un señor, familia o institución.
    Hasta el siglo XVIII la mujer participará de una forma más o menos explícita en las actividades del gremio. Como esposa del artesano ayudará a su marido en las tareas del taller; como viuda podrá ejercer el oficio de su difunto marido siempre que tenga un hijo mayor de doce años que continúe con el oficio paterno, requisito éste necesario para velar por la moralidad de la época. El sector que recoge más trabajo femenino es el textil, donde se incluye también la elaboración de encajes y puntas, actividad exclusivamente femenina que era enseñada por maestras del oficio a las niñas en muchas ciudades.


    Las corporaciones asistenciales o hermandades absorben gran parte de la actividad gremial femenina. Estas asociaciones tenían un carácter benéfico-religioso y solían ocuparse de los accidentados laborales, invalidez, vejez, etcétera. Había algunas que eran mayoritariamente femeninas y centraban su atención preferente en el seguro de maternidad y enfermedades causadas por el embarazo o parto, como ocurría en Madrid, donde existían diez asociaciones de estas características.


    En el último tercio del siglo XVIII se promulgan distintas leyes -años 1779, 1784, 1790, 1793- que liberalizaban la entrada en el gremio, como miembro de pleno derecho, a la mujer. Se establecerán entonces -Ley de 1780- escuelas para enseñar a las mujeres y niñas de hospitales, hospicios, etcétera, los primeros elementos o principios de las labores propias de su sexo. A pesar de las nuevas medidas legislativas, estas reformas de talante ilustrado no llevarán consigo una decisiva incorporación de la mujer a los cargos de oficial y maestro en los gremios. Las causas pueden estar tanto en la oposición de los agremiados como en el propio declive de estas corporaciones, especialmente de aquellas textiles en favor de las fábricas reales y particulares.

    Las primeras fábricas


    El cambio cualitativo más importante del momento lo protagonizarán los nuevos establecimientos de producción, las fábricas. Se trata de establecimientos estatales -fábricas reales- o particulares, relacionadas con la producción textil -indianas, paños, lanas, etcétera-, que concentrarán en su interior un número importante de trabajadores. Aunque no se puede hablar de industrialización y estas fábricas tienen numéricamente una importancia muy relativa, el hecho es que, particularmente las catalanas, a través de la puesta en marcha de elementos de un nuevo modo de producción, provocarán un cambio en la naturaleza y explotación del trabajo. La mujer dejará de realizar ciertas tareas que hasta entonces eran consideradas como innatas a su naturaleza, y muchos hombres ocuparán puestos de tejedores o incluso de urdidores en algunas zonas.


    En las fábricas reales las mujeres realizarán las tareas que precisaban poco esfuerzo físico. En ocasiones trabajaban familias enteras en la misma actividad: el hombre tejiendo y la mujer y los niños hilando, despunzando o haciendo canillas.


    En Sevilla se abrirá una importante fábrica de lana que puede servirnos de ejemplo para comprender la importancia de la participación femenina. Su personal estaba compuesto por 450 hilanderas de estambre y 120 de trama, otras 25 mujeres para el desmotado, seis enrodeladoras, dos urdidoras y nueve dispensadoras, un total de 612 mujeres para 74 hombres. Una proporción muy inferior se daba en las fábricas de indianas de Barcelona, las más dinámicas del período y germen de la posterior industria textil catalana. En 1784 las mujeres representaban el 21' 1 por 100 del personal de las fábricas, porcentaje que era del 18, 1 por 100 en las que se atenían a las ordenanzas, y del 34,4 por 100 en aquellas que no lo hacían. La diferencia con respecto a la fábrica sevillana debe buscarse en la inexistencia de los trabajos de hilanza en el interior de los establecimientos catalanes. La mujer se dedicaba al devanado del algodón.

    A menudo estas tareas se realizaban a destajo y se caracterizaban por una gran monotonía e inmovilidad y por la vigilancia de los encargados o mayordomos. Tenían lugar en una sala de la fábrica, donde permanecían un período de diez a catorce horas diarias, con excepción de los domingos y algunas fiestas religiosas. Era un trabajo poco estable y, según testimonios de la época, realizados en condiciones muy insalubres: Quantas veces se entra en las de Yndianas al asomarse a la sala de los tejedores, ver los pintadores y las mugeres que debanan se experimenta casi en todas un tufo tan caliente y sofocante que obliga a compadecerse de la triste suerte de aquella utilísima parte del Estado que en el mismo taller donde trabaja para ganar su vida destruie su salud con el aire Infeccioso que respiran.

    La nueva relación hombre-mujer en el trabajo que se deriva de la implantación de los establecimientos fabriles atentará contra la moral religiosa dominante. El nuevo espacio de trabajo va ligado a un nuevo espacio vital enclavado en la propia fábrica o en sus inmediatos alrededores. Dónde alojar a las familias, dónde a los hombres y mujeres solteros, cómo evitar el contacto sexual entre los trabajadores (en la fábrica de paños de Santa Bárbara y San Carlos de Ezcaray se dieron casos de madres solteras), son temas que preocupan a la sociedad y particularmente a las autoridades religiosas. No debe extrañarnos que durante la jornada se celebrasen actos religiosos como el rezo del rosario, así como que hubiese en las fábricas un lugar destinado a capilla.
    En definitiva, en los tres siglos anteriores a la industrialización un porcentaje dificilmente cuantificable de mujeres estaban incorporadas a las tareas de producción. Es cierto que en algunos casos el matrimonio significará el abandono de toda tarea productiva, pero no lo es menos que en la mayorfa de ocasiones la mujer no permanecerá inactiva. Incluso en las cárceles, hospitales y casas de misericordia, hospicios y conventos se desarrollaban duras jornadas de trabajo que eran nulas o escasamente remuneradas, y que continuarán ejerciéndose también en los siglos XIX y XX.





    Siglos XIX y XX: el trabajo en la época industrial


    El trabajo de la mujer adquiere características nuevas a medida que se desarrolla el proceso de industrialización. Por una parte, la utilización de maquinaria atenuará. las diferencias de fuerza física entre hombres y mujeres; por otra, la proliferación de las fábricas irá destruyendo el hogar como espacio tradicional de producción.


    De esta forma el crecimiento de las ciudades y la expansión de los centros fabriles hará necesario que la mujer salga del hogar para incorporarse al mundo productivo.


    Pero la industrialización traerá consigo las pautas de comportamiento social propias de la nueva clase dominante: la burguesía. Según éstas, el papel de la mujer en la sociedad se sitúa en el matrimonio y en el cuidado del hogar, centrando su función en la reproducción tanto biológica como social. La asignación de este rol a las mujeres dificultará su acceso al mundo laboral y convertirá su trabajo en marginal. Un texto de 1936 -Joan Gaya- afirma que la intervención de la mujer en el trabajo es antisocial y antieconómica. (. ..) y peor aún si alguna vez sirve -el salario de la mujer- para subvenir las cargas del matrimonio, en suplencia del trabajo del marido, pues entonces se trastoca el orden fundamental de la familia... La mujer es considerada como inferior y dependiente y por ello no puede ser aceptada como igual en el marco laboral. Las condiciones en la ciudad presionarán en tal medida que en muchas ocasiones las mujeres se ven abocadas a la prostitución para poder subsistir.


    Con el siglo XIX nacerá también un derecho del trabajo con particular incidencia en la cuestión social. Se trata de disposiciones legislativas dictadas por el Estado tendentes a corregir, al menos en parte, las características deshumanizadoras del trabajo de esta nueva época.


    La mujer, como también los niños, fue objetivo predilecto de esta normativa jurídica al considerarse como uno de los grupos débiles. Un primer ámbito de protección se refiere a ella como trabajadora, y en él se busca mejorar las condiciones físicas del trabajo atendiendo a su sexo, según los valores propios del momento. La maternidad es el segundo ámbito donde inciden, procurándose evitar la actividad en los días anteriores y posteriores al parto. En 1892 se promulgará una ley que prohibía el trabajo de las mujeres en este supuesto para la industria y los trabajos subterráneos, prohibiéndose así lo que era una práctica habitual.
    La mujer contemporánea estará proporcionalmente más incorporada al trabajo del campo en aquellas regiones donde predomina la explotación familiar. El trabajo doméstico en las ciudades empleará a un gran número de mujeres y tenderá a aumentar progresivamente. Mientras, en la industria, cabe señalar una participación femenina superior en las zonas de Cataluña y País Vasco. En general, las mujeres adolecen de una falta de formación profesional que impide, a su vez, el acceso a funciones de responsabilidad. Es decir, la mujer accede al trabajo con la condición de mano de obra barata y de carácter secundario.





    Mayor presencia femenina


    En las zonas rurales el trabajo de los campos dio ocupación a muchas mujeres que, sin embargo, no figurarán como población activa, Se trata, una vez más, de un trabajo complementario al del marido, desarrollado en períodos de siega y recolección, o del cuidado del ganado, Estas actividades contarán con una mayor presencia femenina en aquellas zonas donde las explotaciones tenían un carácter familiar, como Galicia, Pero también hay mujeres jornaleras del campo que cumplirán las tareas de sustitución o complemento de la plantilla de forma asalariada en tiempos de recolección, vendimia, etcétera,


    Si en la primera mitad del siglo XIX las trabajadoras del campo resultan ser, entre la población activa femenina, la abrumadora mayoría, a principios del XX se invertirán los porcentajes en favor tanto de la industria como del sector terciario. Pero será, tanto en las zonas rurales como en las ciudades, el trabajo a domicilio el que se fomente, sobre todo por los sectores más conservadores, como el más apropiado de la mujer. Se trataba de una actividad realizada en casa, a destajo y mal pagada: hilado, tejido, encajes, etcétera, Las obreras a domicilio de Barcelona describían así su trabajo: Empiezo a coser a las cinco de la mañana hasta la una del mediodía, y sigo después de tres a seis, hora en que voy a entregar la labor hecha, Vuelvo a casa y reanudo el trabajo a las ocho de la noche, para finalizar a las doce. A principios del siglo XX algo más de la mitad de las mujeres activas del sector secundario están ocupadas en estas labores, aunque poco después decaerán en número.

    Las fábricas de tabaco, repartidas por muchas ciudades del Estado, emplearán a miles de obreras. En Sevilla, en 1849, de un total de 4.542 personas empleadas 4.046 eran mujeres; en La Coruña, un año más tarde, trabajaban más de 2.800 mujeres, y en la década de los sesenta, en Madrid, lo hacían más de 3.000. La cigarrera comenzaba a trabajar habitualmente de niña en las labores sencillas o de aprendizaje, y debían pagar con parte de su escaso salario algunos instrumentos de trabajo. Las condiciones en las fábricas, según las descripciones, eran duras. Por ejemplo, no se permitía hablar durante la jornada de trabajo, existía una continua amenaza de despido e incluso se obligaba a las madres con niños de pecho a alimentar a sus hijos en unas horas concretas en el patio de las fábricas y tras ser registradas por las maestras.
    El resto de fábricas empleaba mujeres en menor proporción. Destacan las textiles y alimenticias, más apropiadas para la naturaleza femenina; serán las hilanderas y las tejedoras las que se convertirán en el prototipo de obrera industrial del siglo XIX. En general, las obreras realizarán trabajos secundarios, poco especializados y manuales que no requerían ni una gran formación ni empleo de maquinaria. Sus salarios oscilaban entre el 50 y el 60 por 100 del jornal de los hombres por el mismo trabajo, cumpliendo jornadas superiores a las diez o doce horas. Las condiciones eran duras, y los testimonios así lo reflejan: En el taller se llega a dudar del sexo a que pertenecen: haraposas, sucias, medio desnudas, con la voz cascada y las facciones contraídas y descompuestas por una vejez prematura, no hay medio de convencerse de que forman parte del «bello sexo».


    Si en 1877 el sector secundario empleaba menos del 10 por 100 del total de las mujeres contabilizadas como activas, en 1930 representaba ya algo más del 30 por 100, superando en la industria textil catalana el número de mujeres al de hombres empleados.





    En el siglo XX


    El sector terciario empleó un número superior de mujeres. creciente a lo largo de los siglos XIX y XX, en las actividades de comercio y sobre todo en el servicio doméstico. Las dependientas de comercio eran habitualmente mujeres solteras o viudas que soportaban largas jornadas de trabajo, estando controladas por los dependientes masculinos, que además recibían una remuneración muy superior a aquéllas.


    La progresión cuantitativa más sorprendente se dio en el servicio doméstico. Ya en 1860 se calcula que una de cada 19 mujeres españolas era criada, y en los inicios del siglo XX estas mujeres habían superado en número a las campesinas. El servicio doméstico se convirtió en una válvula de escape para los contingentes inmigratorios femeninos que llegaban a las ciudades, pero también recogía a aquellas mujeres que no encontraban trabajo en otras ocupaciones. La falta de legislación en este terreno permitió que el servicio doméstico contase con las condiciones de trabajo más miserables, que contrastaba con una cada vez mayor exigencia a las mujeres contratadas. En la prensa madrileña, hacia 1875, se piden los servicios de una mujer, por cuatro reales diarios, con las siguientes exigencias: que sepa leer y escribir, planchar y gobernar bien una casa, conversación amable y discreta, muy casera, curiosa, laboriosa, virtuosa, buena figura, buena salud, sin novio y que no pase de treinta y tres años. Las criadas se limitarán a recibir ropa usada, comida y cama como pago por sus servicios, y sólo acostumbraban a recibir salarios las sirvientas especializadas de las clases media y alta.


    Tras la guerra de 1936-39, que supuso un gran incremento de las mujeres en las tareas productivas, se produjo una fuerte regresión al hogar. Pero los efectos de la contienda hicieron necesario que muchas mujeres -viudas o con maridos presos- realizasen trabajos duros y serviles para poder subsistir, frente a una legislación contraria al trabajo de mujeres casadas y que prohibía ciertas profesiones. En las dos primeras décadas del franquismo las ocupaciones preferentes de la mujer serán el servicio doméstico, la prostitución y el estraperlo a pequeña escala.


    En general, el franquismo plasmará en la práctica las constantes históricas del trabajo femenino. En la agricultura destaca la diversidad regional, con zonas donde la familia es el medio de trabajo y zonas donde las mujeres se ocupan como jornaleras en los niveles más bajos del peonaje. La población femenina rural tenderá al envejecimiento y tendrá pocas salidas profesionales.


    En la industria trabajaron pocas mujeres, caracterizadas por la falta de cualificación profesional y su empleo en ocupaciones manuales, en aquellos sectores considerados tradicionalmente como femeninos.


    El servicio doméstico sigue ocupando a muchas mujeres: más de medio millón en 1950. Las condiciones de trabajo a cambio de comida, cama y bajo sueldo sólo cambiarán cuando en las ciudades el trabajo permita empleos alternativos, es decir, a finales de los años sesenta. Habrá entonces una progresiva incorporación a los trabajos de oficina que ocupará a mujeres instruidas en labores que no requerían autoridad ni responsabilidad y que estaban mal remunerados. Lo mismo ocurrirá con los puestos de la aristocracia, donde la proporción femenina será inversa a la cualificación del trabajo.


    La sociedad, por medio de la institución familiar, obstaculizará una vez más la incorporación de la mujer al mundo laboral. Las mujeres que tienen al casarse una ocupación de inferior consideración social que la ejercida por el marido -que son la mayoría- tienden a abandonar su empleo. Así, la participación de la mujer en el mundo del trabajo se convierte en algo transitorio. En general obtendrá su status social a través del matrimonio -o de su familia de origen- y no del trabajo.

    Por Ángeles y Braulio López Ayala
    Historiadores

    http://www.vallenajerilla.com/berceo...erytrabajo.htm
    Última edición por Michael; 12/06/2013 a las 16:35
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  6. #26
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje
    El machismo sí existe. Las mujeres antes eran discriminadas y había veces en que no componían nada en la sociedad. Cierto, la palabra "machismo" es de cuño moderno y feminista pero de que siempre ha habido discriminación a la mujer. Siempre ha existido la misoginia. En España nunca hubieron estos problemas. Pero en países como la India, la mujer no compone nada. No hablemos del Islam. La mujer española, aún en la "era machista"( como les gusta llamarlo a algunas feministas), tenía muchísimas libertades y era pilar de la sociedad. Lo de que la mujer española no trabajaba es un mito, la industria de la costura era sostenida por mujeres. Esta empresa tenía muchísimo valor en España. Ha habido grandes mujeres en nuestra historia como Isabel la Católica y otras más. Es imposible que un país "machista" le permita tanto a la mujer.
    Las mujeres jamás han sido discriminadas en el mundo católico. Yo no me estaba refiriendo a culturas basadas en religiones falsas como las que te refieres. Ahora bien, ¿por qué para referirte a España has de decir que, 'aún en la era machista' (como dices que les gusta llamarlo a algunas feministas), has de relacionar las 'libertades' con el trabajo en la industria? (precisamente citas la industria costurera...). Estoy de acuerdo contigo en lo que dices que las mujeres fueron siempre (hasta ahora, que ya no lo son) el pilar fundamental de la familia, y por ende de la sociedad entera. Pero, ¿qué hay de malo en admitir la división del trabajo social por sexos, y qué hay de malo en entender la familia como estructura jerárquica en la que el hombre es cabeza de familia?. ¿Qué había, o mejor dicho... qué hay de malo en que las mujeres, tras convertirse en esposas y madres, se dediquen por entero al gobierno y la manutención del hogar con todo lo que éso implica, y que el marido se ocupara de proveer ingresos económicos y sea el cabeza de familia?. El orden cristiano es precisamente lo que todos aquellos que están hoy en día imbuídos por la propaganda anticristiana del feminismo (tanto los moderados como los mas beligerantes denominados 'de género') no comprenden. Dios instituyó un orden en la familia y ese orden está reflejado en la Palabra de Dios, es decir, la Santa Biblia.

    Y por eso te pregunto: ¿Qué frases de estas, extraídas todas de la Sagrada Biblia, te parecen más 'machistas' (por continuar con la terminología al uso...)?:

    "Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive: pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido" (Romanos 7:2)

    "Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas"
    (1 Pedro 3:1)

    "Ahora bien, quiero que entiendan que Cristo es cabeza de todo hombre, mientras que el hombre es cabeza de la mujer y Dios es cabeza de Cristo. Todo hombre que ora o profetiza con la cabeza cubierta deshonra al que es su cabeza. En cambio, toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta deshonra al que es su cabeza; es como si estuviera rasurada. Si la mujer no se cubre la cabeza, que se corte también el cabello; pero si es vergonzoso para la mujer tener el pelo corto o la cabeza rasurada, que se la cubra. El hombre no debe cubrirse la cabeza, ya que él es imagen y gloria de Dios, mientras que la mujer es gloria del hombre. De hecho, el hombre no procede de la mujer sino la mujer del hombre; ni tampoco fue creado el hombre a causa de la mujer, sino la mujer a causa del hombre. Por esta razón, y a causa de los ángeles, la mujer debe llevar sobre la cabeza señal de autoridad"
    (1 Corintios 11: 3-10)

    "Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador" (Efesios 5: 22)

    "Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación" (1 Corintios 14: 34, 35)

    "La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia" (1 Timoteo 2: 11-15)

    "A la mujer dijo: multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor parirás los hijos; y á tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de ti"
    (Génesis 3:16)
    Y ya para terminar, si ésto es lo que dice la Biblia, ¿cuál crees que es el verdadero motivo, último y de fondo, amén de los económicos, por el que se han implantado con tantísimo ahínco en el mundo las ideas feministas?.

    Cuando para una supuesta 'rebelión cultural' hay enormes cantidades de fondos públicos y privados destinados a defenderla, no hablamos de rebelión, sino de 'cosa impuesta'. Las feministas y los feministos pueden hablar épicamente de 'lucha' contra el sistema (que también, según ellas y ellos, continúa todavía siendo 'machista'), pero no es tal, y es fácil darse cuenta del por qué lo digo.

    Mira el vídeo que pego en la postdata y fíjate cómo reacciona el Sistema cuando se enfrenta a algún tipo de manifestación en la que realmente sí ve un intento de amotinamiento, de revuelta o de rebelión. Cuando a las cabalgatas del orgullo gay o las largas marchas de las feministas, en lugar de responder con subvenciones y con apoyo mediático, respondan con lo que vemos en el vídeo que pego mas abajo, hablamos... Mientras tanto, mientras no vea a las feministas y los feministos rodar por el suelo bajo las porras de los antidisturbios, no me creo el rollo. ¿Desde cuando el sistema responde a las rebeliones con subvenciones y con prevendas... a la vez que las apoya con leyes que las afianzan?. Desengáñate, Michael, el feminismo es un sucio invento del sistema... y créeme, en el mundo cristiano, eso que llaman 'machismo' jamás ha existido. Otra cosa es que los gobiernos ahora pretendan subvertir el orden establecido por Dios y por su Iglesia.


    _____________________________
    P.D.: (el vídeo que te decía...)

    Última edición por jasarhez; 12/06/2013 a las 17:42

  7. #27
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Las mujeres jamás han sido discriminadas en el mundo católico.



    Por supuesto que sí. También existió la misoginia. Otra cosa es que no hubiese sido mayoritaria y el artículo aquí enlazado da fiel testimonio de eso.


    Yo no me estaba refiriendo a culturas basadas en religiones falsas como las que te refieres.

    Sólo puse el ejemplo.




    Ahora bien, ¿por qué para referirte a España has de decir que, 'aún en la era machista' (como dices que les gusta llamarlo a algunas feministas), has de relacionar las 'libertades' con el trabajo en la industria? (precisamente citas la industria costurera...).



    Porque así es como se refieren a ese tiempo las feministas. Por eso puse el paréntesis.


    Efectivamente, la Industria Textil ha sido importantísima en la historia hasta al menos mediados del siglo XX. Las mujeres fueron pilar de esta industria. Mi abuela fue costurera y en Nueva York pudo sostener a la familia mediante ésto. También sostuvo a mi familia mediante la venta de "pasteles". Esto ella lo aprendió de su madre, y su madre, de su madre y así se ha ido aprendiendo de generación en generación.


    Estoy de acuerdo contigo en lo que dices que las mujeres fueron siempre (hasta ahora, que ya no lo son) el pilar fundamental de la familia, y por ende de la sociedad entera.




    Pero, ¿qué hay de malo en admitir la división del trabajo social por sexos, y qué hay de malo en entender la familia como estructura jerárquica en la que el hombre es cabeza de familia?.

    Porque Dios no estableció división de roles en un principio. Dios le dijo a Adán y a Eva que gobernaran la Tierra.


    ¿Qué había de malo en que las mujeres, tras convertirse en esposas y madres, se dedicaran por entero al gobierno y manutención del hogar con todo lo que éso implica, y que el marido se ocupara de proveer ingresos económicos?.

    Somos iguales. Yo no veo nada malo en que la mujer pueda trabajar. Como se puede ver siempre estuvieron en el ambiente del trabajo. En Puerto Rico donde el trabajo rural era el "Pan Nuestro de cada día" las mujeres eran parte integral del mismo.


    Ahora bien. Tampoco veo malo en que la mujer decida quedarse en el hogar con la familia mientras el esposo trabaja.


    Y por último te pregunto:
    ¿Qué frases de estas, extraídas de la sagrada Biblia, te parecen más 'machistas'?:

    Ninguna. Más abajo daré mi explicación.



    ---Cita---
    *"Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive: pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido"* (Romanos 7:2)
    *
    "Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas"* (1 Pedro 3:1)


    *"Pero quiero que sepáis que Cristo es cabeza de todo varón, y el varón es cabeza de la mujer
    Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, porque él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón"* (1 Corintios 11: 3)


    *"Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador"* (Efesios 5: 22)


    *"Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación"* (1 Corintios 14: 34, 35)


    *"La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia" *(1 Timoteo 2: 11-15)
    *"A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor parirás los hijos; y á tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de ti"* (Génesis 3:16)





    En primera instancia, ¿ Qué es estar sujeto en aquella época? Obviamente, no se trata de una sujeción súbdito v.s poderoso sino de obediencia y respeto. ¿Hay división de roles entre Cristo y la Iglesia?


    Sobre lo del hombre enseñorearse de la mujer es algo que vino como consecuencia del pecado.


    Hay que tener mucho cuidado con las citas bíblicas. También la Biblia dice que es mejor sacarte un ojo antes que caer en el infierno. No por eso me voy a sacar un ojo. Créeme, ha habido gente que se ha tomado las citas bíblicas literalmente y han pagado el precio. He conocido casos muy lamentables. Conocí de un caso de una chica que "miró" a un varón y se sacó el ojo con un bolígrafo.

    Desengáñate, el feminismo es un sucio invento del sistema
    Yo no estoy engañado. Ahora, en la historia tenemos que ser objetivos. No podemos creer ni en las leyendas rosas ni en leyendas negras. Obvio, existía gente que discriminaba a la mujer pero estos no componían la mayoría. El feminismo nada tiene que ver con el sistema. Las feministas quieren dominar al hombre. Es algo que ellas quieren hacer y que lamentablemente no obtendrán. El sistema por su parte, es de raíz masónica, por consiguiente estamos lidiando con sistemas que no tienen valores cristianos. El sistema sí subvenciona al feminismo. Las feministas por lo tanto, no se conformarán con las leyes ya que su propósito final es dominar al hombre. Pero como te dije: lamentablemente no lo conseguirán.

    El texto de Corintios si nos lo tomamos literalmente tendría que requerir que las mujeres usen velo al estilo musulmán.


    De todos modos. Ninguna de estas citas le prohibe a la mujer trabajar. Simplemente habla de la debida obediencia y respeto que la mujer debe dar al marido.
    Última edición por Michael; 12/06/2013 a las 18:12
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  8. #28
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Pues las citas que he pegado, y que no son ningún 'artículo', son citas extraídas de la Sagrada Biblia. La mayoría son fragmentos de cartas de San Pedro y San Pablo, y alguna del génesis, si mal no recuerdo... Y de acuerdo contigo en lo que dices de los peligros que existen de hacer una interpretación de la biblia de manera absurdamente literal, pero cuando dice que la mujer debe de llevar la cabeza cubierta en la iglesia, es que debe llevar la cabeza cubierta, y eso no admite componendas (al menos... hasta que llegaron los modernistas al poder tras el último concilio). Y si San Pablo dice que la mujer debe permanecer en silencio y cubierta por los motivos que argumenta, tampoco creo que deban de hacerse mas componendas.

    Hay cosas en la Sagrada Biblia que están escritas bien claritas y están escritas de esa forma, precisamente, para que todo el mundo pueda entenderlas. Y claro que es mejor que atarse una rueda de molino al cuello y arrojarse al mar antes de hacerle daño a cualquiera de estos pequeñuelos... como también es verdad que es mejor entrar tuerto en el Reino de los Cielos que entrar en el infierno con los dos ojos intactos. No sé qué no se puede entender de algunas frases radicales existentes en la Biblia. Es que parece que no queremos darnos cuenta de que, como bien dijo el domingo pasado en su programa Juan Manuel de Prada, Nuestro Señor Jesucristo decía muchas cosas a las que hoy, los modernos, se empeñan en dejarlas descafeinadas. Y para Nuestro Señor todo aquél que no esté con Él está en su contra... (y esa frase tampoco admite componendas interpretativas).

    Un saludo
    Alejandro Farnesio dio el Víctor.

  9. #29
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por jasarhez Ver mensaje
    Pues las citas que he pegado, y que no son ningún 'artículo', son citas extraídas de la Sagrada Biblia. La mayoría son fragmentos de cartas de San Pedro y San Pablo, y alguna del génesis, si mal no recuerdo... Y de acuerdo contigo en lo que dices de los peligros que existen de hacer una interpretación de la biblia de manera absurdamente literal, pero cuando dice que la mujer debe de llevar la cabeza cubierta en la iglesia, es que debe llevar la cabeza cubierta, y eso no admite componendas (al menos... hasta que llegaron los modernistas al poder tras el último concilio). Y si San Pablo dice que la mujer debe permanecer en silencio y cubierta por los motivos que argumenta, tampoco creo que deban de hacerse mas componendas.

    Hay cosas en la Sagrada Biblia que están escritas bien claritas y están escritas de esa forma, precisamente, para que todo el mundo pueda entenderlas. Y claro que es mejor que atarse una rueda de molino al cuello y arrojarse al mar antes de hacerle daño a cualquiera de estos pequeñuelos... como también es verdad que es mejor entrar tuerto en el Reino de los Cielos que entrar en el infierno con los dos ojos intactos. No sé qué no se puede entender de algunas frases radicales existentes en la Biblia. Es que parece que no queremos darnos cuenta de que, como bien dijo el domingo pasado en su programa Juan Manuel de Prada, Nuestro Señor Jesucristo decía muchas cosas a las que hoy, los modernos, se empeñan en dejarlas descafeinadas. Y para Nuestro Señor todo aquél que no esté con Él está en su contra... (y esa frase tampoco admite componendas interpretativas).

    Un saludo

    En primera instancia pido que tengas el debido respeto a los artículos que cuelgo pues no serán de tu agrado pero si reflejan la realidad de la época y son escritos por estudiosos de la materia. Sino te interesan pues tienes la libertad de no leerlos pues este foro es muy rico y variado y temas hay demás.


    Y lo de la mujer con la cabeza cubierta habla de uso general y no solamente eclesiástico.


    La Biblia también es muy clara en las instrucciones que Dios le dio al hombre y la mujer en el principio.


    Un saludo para ti también.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  10. #30
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje
    En primera instancia pido que tengas el debido respeto a los artículos que cuelgo pues no serán de tu agrado pero si reflejan la realidad de la época y son escritos por estudiosos de la materia. Sino te interesan pues tienes la libertad de no leerlos pues este foro es muy rico y variado y temas hay demás.

    Y lo de la mujer con la cabeza cubierta habla de uso general y no solamente eclesiástico.

    La Biblia también es muy clara en las instrucciones que Dios le dio al hombre y la mujer en el principio.


    Un saludo para ti también.
    Yo no recuerdo haber faltado el respeto a tu artículo, así como tampoco he dicho que no me hubiere gustado. Lo único que te digo es que creo que estás en un error al referirte al machismo como un fenómeno histórico. Solamente te digo que eso que hoy día llaman 'machismo' no es mas que el orden instituído por Dios en la Biblia. La mujer debe de permanecer sujeta a la voluntad del esposo que es cabeza de familia, como Cristo es cabeza de la Iglesia. Si esto el orden cultural moderno no lo entiende porque no le parece lo suficientemente 'igualitarista' o 'democrático', o cualquier paparrucha de esas, es problema del orden cultural moderno. Y con respecto al velo que han de llevar las mujeres en la Iglesia, nada mas que tienes que recordar, si viviste en España desde niño y si tienes mas o menos la edad que yo tengo, cómo en la Iglesia jamás ninguna mujer entró nunca sin llevar puesto sobre su cabeza el correspondiente velo (y esta costumbre fiel reflejo de lo ordenado por San Pablo en la Sagrada Biblia estuvo vigente desde siglos... Por lo que aquello que dices de que el velo es algo propiamente dicho solo del denominado 'mundo musulmán' es rotundamente falso a la luz del cristianismo. Es San Pablo en sus epístolas el que así lo ha dejado dicho.

    Por otra parte, y una vez aclarado ésto, ¿qué ves de malo en la estructura tradicional de la familia católica que ha existido intacta y vigente durante siglos? (y a la que algunos indocumentados llaman con desprecio 'familia franquista')?.

    Y por otra parte, ¿qué interpretación moderna crees que debe dársele a este texto bíblico del Nuevo Testamento?:

    "La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia" (1 Timoteo 2: 11-15)

    Para cualquier que no esté poseído por el espíritu modernista está mas claro que el agua fresca de un arroyo de montaña en invierno. Es decir, dicho sin tantas florituras pseudopoéticas, 'está clarísimo'.

    Es difícil seguir siendo fieles al cristianismo y al mismo tiempo acatar el orden impuesto por el liberalismo, estimado Michael...

    Un saludo
    Última edición por jasarhez; 12/06/2013 a las 19:00

  11. #31
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,294
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    "Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive: pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido" (Romanos 7:2)

    "Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas"
    (1 Pedro 3:1)

    "Ahora bien, quiero que entiendan que Cristo es cabeza de todo hombre, mientras que el hombre es cabeza de la mujer y Dios es cabeza de Cristo. Todo hombre que ora o profetiza con la cabeza cubierta deshonra al que es su cabeza. En cambio, toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta deshonra al que es su cabeza; es como si estuviera rasurada. Si la mujer no se cubre la cabeza, que se corte también el cabello; pero si es vergonzoso para la mujer tener el pelo corto o la cabeza rasurada, que se la cubra. El hombre no debe cubrirse la cabeza, ya que él es imagen y gloria de Dios, mientras que la mujer es gloria del hombre. De hecho, el hombre no procede de la mujer sino la mujer del hombre; ni tampoco fue creado el hombre a causa de la mujer, sino la mujer a causa del hombre. Por esta razón, y a causa de los ángeles, la mujer debe llevar sobre la cabeza señal de autoridad"
    (1 Corintios 11: 3-10)

    "Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador" (Efesios 5: 22)

    "Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación" (1 Corintios 14: 34, 35)

    "La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia" (1 Timoteo 2: 11-15)

    "A la mujer dijo: multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor parirás los hijos; y á tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de ti"
    (Génesis 3:16)
    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje

    En primera instancia, ¿ Qué es estar sujeto en aquella época? Obviamente, no se trata de una sujeción súbdito v.s poderoso sino de obediencia y respeto. ¿Hay división de roles entre Cristo y la Iglesia?


    Sobre lo del hombre enseñorearse de la mujer es algo que vino como consecuencia del pecado.


    Hay que tener mucho cuidado con las citas bíblicas. También la Biblia dice que es mejor sacarte un ojo antes que caer en el infierno. No por eso me voy a sacar un ojo. Créeme, ha habido gente que se ha tomado las citas bíblicas literalmente y han pagado el precio. He conocido casos muy lamentables. Conocí de un caso de una chica que "miró" a un varón y se sacó el ojo con un bolígrafo.
    Perdona, Michael, pero los mandatos y prohibiciones de San Pablo sobre la mujer que cita Jasarhez no son citas bíblicas sin más ni tampoco son simples consejos evangélicos (como sacarse el ojo si escandaliza etc.): sino que la Tradición de la Iglesia los hizo suyos y los incorporó a su disciplina y a su derecho, y han regido durante toda la historia de la Iglesia. Solo se han relajado y diluido tras el Vaticano II.
    Y nunca ninguna jerarquía católica, los acusó de machistas ni de temporales ni de modificables sino que los consideraban impuestos permanentemente por Dios para el propio bien de la mujer.
    jasarhez dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  12. #32
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por ALACRAN Ver mensaje
    Perdona, Michael, pero los mandatos y prohibiciones de San Pablo sobre la mujer que cita Jasarhez no son citas bíblicas sin más ni tampoco son simples consejos evangélicos (como sacarse el ojo si escandaliza etc.): sino que la Tradición de la Iglesia los hizo suyos y los incorporó a su disciplina y a su derecho, y han regido durante toda la historia de la Iglesia. Solo se han relajado y diluido tras el Vaticano II.
    Y nunca ninguna jerarquía católica, los acusó de machistas ni de temporales ni de modificables sino que los consideraban impuestos permanentemente por Dios para el propio bien de la mujer.
    Y es que esa es la clave, fueron impuestos permanentemente por Dios para el propio bien de la mujer. Por eso soy de los que opinan que el feminismo a quien mas daño hace, ha hecho y seguirá haciendo mientras exista es a las propias mujeres. No hay mas que ver la tristeza que llevan impresa muchas mujeres hoy en día... Cuando Dios le dijo en el Génesis a la mujer que multiplicará en gran manera sus dolores y sus preñeces en el parto, y que su marido será su deseo, y que él se enseñoreará sobre ella, era precisamente por el propio bien de Eva. ¡Cuánta tristeza se ve en las caras de las mujeres 'liberadas' de hoy en día!, cuánta tristeza y cuántos crímenes de inocentes se están cometiendo en nombre de su estúpida soberbia.

    Hoy en día, como en los tiempos del Génesis, la serpiente se está sirviendo de la mujer para llevar a cabo su proyecto de rebeldía contra la voluntad de Dios, y de destrucción del ser humano. Y también sabemos que, efectivamente... jamás vencerá su plan de iniquidad, ya que éste será vencido finalmente el día final de la parusía. Pero me parece una pena ver de qué forma se están degradando las mujeres hoy en día y cuánto daño están haciendo esas ideas igualitaristas a la familia y por ende a la sociedad entera. Una sociedad en la que los mas indefensos son los niños... Éstos, por culpa de este pecado, está siendo asesinados por millones en el propio seno de las mujeres 'liberadas' abortistas.

    Ésto, y no otra cosa, es cualquier forma de 'feminismo':


  13. #33
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por jasarhez Ver mensaje
    Yo no recuerdo haber faltado el respeto a tu artículo, así como tampoco he dicho que no me hubiere gustado. Lo único que te digo es que creo que estás en un error al referirte al machismo como un fenómeno histórico. Solamente te digo que eso que hoy día llaman 'machismo' no es mas que el orden instituído por Dios en la Biblia. La mujer debe de permanecer sujeta a la voluntad del esposo que es cabeza de familia, como Cristo es cabeza de la Iglesia. Si esto el orden cultural moderno no lo entiende porque no le parece lo suficientemente 'igualitarista' o 'democrático', o cualquier paparrucha de esas, es problema del orden cultural moderno. Y con respecto al velo que han de llevar las mujeres en la Iglesia, nada mas que tienes que recordar, si viviste en España desde niño y si tienes mas o menos la edad que yo tengo, cómo en la Iglesia jamás ninguna mujer entró nunca sin llevar puesto sobre su cabeza el correspondiente velo (y esta costumbre fiel reflejo de lo ordenado por San Pablo en la Sagrada Biblia estuvo vigente desde siglos... Por lo que aquello que dices de que el velo es algo propiamente dicho solo del denominado 'mundo musulmán' es rotundamente falso a la luz del cristianismo. Es San Pablo en sus epístolas el que así lo ha dejado dicho.

    Por otra parte, y una vez aclarado ésto, ¿qué ves de malo en la estructura tradicional de la familia católica que ha existido intacta y vigente durante siglos? (y a la que algunos indocumentados llaman con desprecio 'familia franquista')?.

    Y por otra parte, ¿qué interpretación moderna crees que debe dársele a este texto bíblico del Nuevo Testamento?:

    "La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia" (1 Timoteo 2: 11-15)

    Para cualquier que no esté poseído por el espíritu modernista está mas claro que el agua fresca de un arroyo de montaña en invierno. Es decir, dicho sin tantas florituras pseudopoéticas, 'está clarísimo'.

    Es difícil seguir siendo fieles al cristianismo y al mismo tiempo acatar el orden impuesto por el liberalismo, estimado Michael...

    Un saludo






    Antes que nada pido disculpas si te ofendí. La denigración de la mujer y otras cosas más sí existieron, llámesele machismo u otro nombre.


    Yo lo que digo es que la mujer también puede trabajar. Pues la tarea de gobernar la tierra se encomendó a ambos no a uno solo.


    La Iglesia hasta el día de hoy trabaja, de la misma forma que Cristo lo hace. No hay nada malo en ello.


    Quise decir que el texto de Corintios se refiere a un uso general del velo y no a algo solamente en la iglesia.


    No veo nada malo en que la mujer tenga respeto al hombre sólo digo que ella también puede trabajar y ganarse el pan.


    Ninguna de las citas que aquí ilustras le prohibe a la mujer el trabajo.

    Saludos.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  14. #34
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,587
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Interesante artículo, Michael. Como se ve en ese mismo artículo, la mujer siempre ha trabajado, pero es verdad que antes de que llegara la revolución industrial trabajaba mayormente en casa, o en la huerta de su familia, o vendiendo en un establecimiento de su familia. Cierto es que también ha habido, como dije más arriba, mujeres catedráticas de universidad, en Salamanca y Alcalá por ejemplo. Y en la historia de los gremios también ha habido mujeres que trabajaban, si bien, por ser una institución cristiana medieval, no descuidaban su labor de madres y esposas. La revolución industrial aglomeró a multitudes de personas en las ciudades, que crecieron desmesuradamente, cuando hasta entonces había predominado la sociedad rural autosuficiente, pueblos y ciudades pequeños. La concentración en las grandes ciudades trajo consigo miseria, explotación, abusos y muchos otros males. La sociedad se masificó y deshumanizó. Y la mujer, en vez de trabajar junto a su familia o cerca de ella, tuvo que pasar largas horas en una fábrica separada de sus hijos. Y es fundamental que los primeros años de nuestra vida los pasemos con nuestra madre. Antes (y yo todavía puedo decirlo por experiencia), nuestras madres nos enseñaban a rezar, nos inculcaban los fundamentos de la fe, nos enseñaban historia sagrada y nos daban ejemplo de vida cristiana. La mía hasta me enseñó a leer antes de que yo empezara a ir al colegio (tenía cuatro años), y con cinco años disfrutaba leyendo los Evangelios, que estaban al alcance de la mano en la sala. Luego, en aquellos felices tiempos todavía te enseñaban en los primeros años de colegio esas mismas cosas, junto con el catecismo, que todavía era doctrina saludable en vez del sucedáneo aguado, buenista y buena onda de ahora. Pero en la mayoría de los casos nuestras madres ya nos habían inculcado la fe en casa. Hoy en día, muchas madres están tan ocupadas trabajando (y en muchos casos es necesario para poder dar de comer a la prole en los tiempos que corren), que los hijos quedan descuidados, y eso sin hablar de las enseñanzas pervertidas que en muchos países han sustituido a la buena formación cristiana.

  15. #35
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por ALACRAN Ver mensaje
    Perdona, Michael, pero los mandatos y prohibiciones de San Pablo sobre la mujer que cita Jasarhez no son citas bíblicas sin más ni tampoco son simples consejos evangélicos (como sacarse el ojo si escandaliza etc.): sino que la Tradición de la Iglesia los hizo suyos y los incorporó a su disciplina y a su derecho, y han regido durante toda la historia de la Iglesia. Solo se han relajado y diluido tras el Vaticano II.
    Y nunca ninguna jerarquía católica, los acusó de machistas ni de temporales ni de modificables sino que los consideraban impuestos permanentemente por Dios para el propio bien de la mujer.





    Hola, Alacrán:


    No he dicho que son meras citas bíblicas. Sólo digo que se debe tener un cuidado al tomarse algunos textos literalmente.

    un saludo para ti.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  16. #36
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,587
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Lo que vengo a decir es que no es malo en sí que la mujer trabaje, pero que hay que matizar mucho, porque depende mucho del tipo de trabajo, condiciones laborales, cómo afecte a su familia, etc., etc., etc. Y en general, lo normal viene a ser que el hombre se ocupe de los trabajos más duros y la mujer de trabajos más acordes con su naturaleza, como la casa, la costura y cosas así. Todo eso también es trabajo, si bien de otra clase y en otras condiciones. En realidad, lo que hay es división del trabajo entre el hombre y la mujer. Uno no es mejor que el otro; simplemente son diferentes y se complementan. Ambos son necesarios.

  17. #37
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,587
    Post Thanks / Like

    Re: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    O Dilema Lar ou Carreira para a Mãe

    Por Marian T. Horvat, Ph.D.
    Traduzido por Andrea Patrícia


    Uma mãe trabalhando com seus filhos em casa
    Uma leitora, a quem vou chamar de Sra. T., recentemente teve acesso ao artigo no nosso website intitulado Mães ou Pré-escolas? sobre a necessidade da presença da mãe nos primeiros anos da vida das crianças. Ela confessou que isso a fez sentir-se “pouco à vontade” com seu plano atual. Ela está considerando estudar medicina e trabalhar ao mesmo tempo em que cria a sua família, e confessou que ela “não está completamente à vontade com esse plano” embora ela tenha grandes desejos de estudar e praticar medicina.


    Sua carta continua:


    “Eu acho que você está dizendo no artigo que apenas a mãe católica pode prover uma atmosfera serena e amável para o devido desenvolvimento da criança, e que sua presença é essencial para instilar um senso de segurança e confiança que permite a criança crescer e tornar-se um individuo equilibrado e saudável. Eu não estou totalmente convencida de que o que você está dizendo é verdade entretanto…


    “Mulheres como Santa Margarida da Escócia ou Santa Clotilde estiveram presentes para todas as coisas para seus filhos ou é possível que nós demos uma sólida educação e os guiemos para a santidade sem de fato estarmos com eles o tempo todo? O que significa ser uma mãe católica? É simplesmente a presente corrupção da nossa cultura que fez com que precisássemos ficar em casa? Ou isso é essencial para ser uma mãe católica somente enquanto somos capazes de sê-lo? Até que idade nós devemos estar presentes? Não poderia ser o caso de haver boas pré-escolas que poderiam permitir o devido desenvolvimento de uma criança?


    “Eu estou incomodada porque eu não quero apenas criar meus filhos e cuidar de assuntos domésticos. O mais importante, entretanto, é que eu não quero arriscar a salvação dessas pequenas almas que foram confiadas aos meus cuidados.


    “Eu gostaria que você fizesse um comentário sobre isso e me desses quaisquer recursos que você conheça que ajudem com essas questões”.


    Eu gostei da carta da Sra. T. e da consideração que ela mostra pela minha opinião. Eu também respeito sua preocupação em criar bem seus filhos. Sua carta demonstra o desejo louvável de colocar as preocupações das crianças e da família antes de seus próprios interesses.
    Para essas questões o melhor que posso fazer é oferecer a ela a doutrina católica que ela solicita. Sabendo disso, ela pode resolver seu próprio caso e outros casos concretos muito mais facilmente. Se eu oferecesse um conselho baseado apenas em minha própria autoridade: “isso é certo e isso é errado”, ela poderia compreensivelmente responder: “Prove”. Então aqui está o que a Igreja Católica ensina.

    O Ensino da Igreja Católica
    O tradicional Catecismo Católico que eu conheço, ensinando sobre o Quarto Mandamento, sustenta que a vocação da esposa e mãe é melhor realizada no lar. Deixe-me fazer um breve resumo da doutrina que você pode encontrar lá.
    Quando um homem torna-se pai ele adquire deveres paternais que incluem sustentar e proteger a família. Por outro lado, quando a mulher torna-se mãe, uma série de deveres maternais vem para ela: compartilhar a autoridade com seu marido e exercer sua própria influência no lar, prover a formação das crianças, e manter os bons costumes na família.

    Desde que sua preocupação principal deve ser a de uma companheira para seu marido e a mãe dos filhos dele, seu lugar normal de trabalho é em casa. É como Deus a fez, o que melhor combina com ela e o melhor meio de alcançar o seu fim: sua própria santificação.


    Essa doutrina comum foi reforçada pelos Papas quando movimentos como “emancipação feminina” apareceram no século XX.



    A chama no coração do lar


    Já em 1917, o Papa Bento XV avisou que a revolução estava fazendo um esforço particular para “arrebatar mulheres” do lar para o mercado de trabalho:


    “Como o declínio na religião, mulheres cultas perderam seu senso de pudor junto com sua piedade. Muitas, para tomar ocupações mal-condizentes com seu sexo, passaram a imitar os homens. Outras abandonaram seus deveres de donas de casa, para os quais elas foram criadas, para se lançarem de forma imprudente na corrente da vida.” (1)




    Uma tendência geral de imitar o homem...





    O Papa Pio XI se referiu ao movimento de liberação da mulher do lar doméstico e da criação dos filhos:


    “É o rebaixamento do caráter feminino e da dignidade da maternidade, e de fato da família inteira, resultando que o marido sofre a perda de sua esposa, os filhos de sua mãe, e a casa e toda a família de uma guardiã sempre atenta. Mais do que isso, essa falsa liberdade e igualdade natural com o marido acontece em detrimento da própria mulher, pois se a mulher desce do seu trono verdadeiramente real para o qual ela foi elevada dentro das paredes da casa por meio do Evangelho, ela logo será reduzida ao estado antigo da escravidão (se não na aparência, certamente, na realidade) e tornar-se-á como entre os pagãos um mero instrumento do homem”. (2).


    Pio XI também apontou oportunamente que o melhor meio de destruir a vida familiar católica “é tirar a mulher da família e do cuidado com os filhos” e “em vez disso colocá-la na vida pública e na produção coletiva sob as mesmas condições do homem.” (3)
    Para onde isso leva? À sociedade coletivista materialista e a degradação final da mulher.

    O Papa Pio XII também discursou sobre o que ele chamou “as tentações dos nossos dias” que faz as mulheres serem seduzidas por uma falsa independência ”longe do coração da família e da “tarefa designada a ela pelo bem da sociedade, pela natureza e pelo casamento.”



    Crianças brincando sob s serena supervisão e cuidado da mãe.




    Ele insiste que tirar a mãe da família é colocar para fora a chama do coração do lar:


    A atmosfera dos lares esfria, o círculo familiar praticamente cessa de existir... e o centro da vida diária será encontrado em outro lugar para seu marido, para a própria esposa e para as crianças”. (4)


    Por essa razão o Papa compara a esposa ao “sol da família” que irradia luz e calor pelo seu “espírito de generosidade e sacrifício, por sua constante prontidão, vigilância, delicadeza e tato em tudo o que toca à felicidade do marido e das crianças”.
    Ele estava bastante ciente de que algumas mulheres – então e agora – iriam protestar contra essa vida de sacrifício. Ele respondeu sabiamente: “Vocês realmente acreditam que há qualquer verdadeira felicidade concreta aqui em baixo que não passe por sacrifício e negação de si próprio?”. Para a esposa e mãe são esses sacrifícios diários pelo marido e pelos filhos – “numa tarefa dada pela sua natureza”- que irá garantir que a vida de todos se desenvolva e floresça, e que ela conquiste a sua santificação. (5)
    Eu acho que esses trechos dão uma boa ideia da grande e gloriosa vocação que é ser uma mãe católica, e o quanto isso deve ser levado a sério.

    Crianças precisam do cuidado da Mãe
    Eu concordo com a observação da Sra. T. de que nossa corrupção e cultura de hoje aumenta a necessidade da mãe supervisionar a formação da criança com particular atenção. Mas a Igreja não define o papel da esposa e mãe em termos de épocas em particular: Ela entende que deve ser uma vocação atemporal, imutável.
    Todo mundo sabe que em 1941 os costumes eram muito menos corruptos, especialmente nos países que ainda eram católicos. Todavia, Pio XII estava avisando as mulheres sobre seu papel crucial e insubstituível na formação de seus filhos, e enfatizando a grande obrigação da mãe de não negligenciar isso ou fazer isso com indiferença. Hoje esses princípios se aplicariam com muito mais razão.
    In his allocution to mothers, Pope Pius XII emphasized the importance of the early formation, a three-fold training of mind, character and heart. (6) The mother’s vigilant eye over the physical and moral safety of her children would find poor replacement, in my view, by a busy paid employee at a daycare center.
    Em sua alocução às mães, o Papa Pio XII enfatizou a importância da formação que começa cedo, um tríplice treinamento da mente, caráter e coração. (6) O olho vigilante da mãe sobre a segurança física e moral da criança encontraria um pobre substituto, a meu ver, em uma empregada paga e ocupada de uma creche.


    A orientação da mãe é mais crucial quando o filho entra na adolescência; acima, uma aula de costura

    Mas essa necessidade por segurança realmente aumenta ao passo em que a criança cresce e entra na adolescência. O Pontífice afirma:
    “Então a mãe católica precisa preparar seus filhos e filhas para que eles possam andar sem passos em falso, como quem anda entre serpentes, naquela fase de crise e mudanças físicas, e passar por isso sem perder nada da alegria da inocência, preservando intacto o instinto natural de modéstia com o qual a Providência os cingiu como um freio contra a Paixão rebelde” (7). Ele também especifica a particular importância da mãe na formação das filhas:
    “Ela prepara suas filhas para saber e compreender a vocação de esposa e mãe. Ao lado de sua própria mãe ela aprendeu seu ofício, seus cuidados e deveres de casa, e partilhou o cuidado com as irmãs e os irmãos mais novos, desenvolvendo suas capacidades e dons, e treinando a si mesma na arte de governar o coração da família”. (8)
    Essa formação preciosa – e rara hoje em dia – é feita pelo exemplo de uma mãe boa, virtuosa, no lar.


    Aplicando os ensinamentos
    Os textos citados acima sobre o papel da esposa no lar são tão claros que não precisam de explicação. Os Papas são muito rigorosos em dizer que a mãe deve permanecer em casa. Eles também consideraram que é má a tendência moderna de “emancipar a mãe”. Então, uma pessoa procurando orientação precisa apenas aplicar esses ensinamentos.
    Nós estamos todos avisados sobre as aulas de educação sexual e pró-homossexualidade infligidas à juventude, mesmo em escolas primárias. São os pais – não as escolas, religiosas ou quaisquer outras – que tem a obrigação de proteger seus adolescentes tanto quanto possível, no período mais crucial de suas vidas, da vulgaridade e imoralidade do mundo moderno atual.
    Em relação ao segundo texto lidando com a formação das crianças, eu acho que é mais justo dizer que os ensinamentos que eram oportunos em 1941 o são até hoje, uns 60 anos depois, quando o ataque contra a pureza e a inocência tem aumentado imensuravelmente. É raro hoje encontrar uma escola onde o catecismo seja ensinado em sua integridade e completude.

    Aqui também, para o bem de seus filhos, fique em casa, ao menos até que eles estejam formados, isto é, durante sua adolescência.

    E as Rainhas?
    A Sra. T. também pergunta se as rainhas santas Clotilde e Margarete devotaram todo o tempo que tinham ao cuidado de seus filhos.




    Santa Margarida da Escócia: Rainha de uma nação



    As vocações excepcionais dessas mulheres que se tornaram rainhas não nega o papel que elas tiveram em suas famílias. O que aconteceu é que a Providência Divina pediu a cada uma delas que fosse não somente mãe de seus filhos, mas também mãe de uma nação inteira. Por essa razão, como a mãe de muitos filhos tem que dividir o seu tempo entre suas crianças, então também as Rainhas dividiram sua atenção com suas nações e famílias. Seus casos não erradicam a regra acima mencionada, mas sim representam o ápice da regra. Tais Rainhas não estavam exercendo diferentes profissões em outro lugar, elas estavam sendo mães em toda parte.


    Mesmo em face de tantas solicitações e responsabilidades elas nunca negaram ou negligenciaram seus deveres como esposas e mães. Uma leitura sobre suas vidas mostra que elas fizeram uma cuidadosa supervisão sobre a educação católica e a formação de seus filhos, que elas consideravam como sendo o dever principal da vida.

    A carreira médica consumidora de tempo


    Finalmente, uma palavra deve ser dita sobre as considerações práticas de ser esposa e mãe, e ao mesmo tempo seguir a programação fatigante e o estudo requerido pela faculdade de Medicina. Este estudo seria um grande esforço: um trabalho desgastante, mais do que qualquer trabalho em tempo integral.


    Uma ex-aluna minha que se casou com um homem que estudava para ser médico me contou o quanto era difícil para o seu marido, que estava fazendo a residência médica, encontrar tempo para ficar com seus dois filhos. Ela poderia estar buscando uma carreira similar ao mesmo tempo, e ainda fazer jus ao seu papel de esposa e mãe? O “não” dela foi categórico.

    Eu acho que há alguma confusão hoje em dia sobre o que é uma mulher “forte”. Talvez a Sra. T. esteja confundindo a verdadeira mulher forte das Escrituras com o tipo de “super-mulher” que muitas mulheres modernas de hoje aspiram a ser.


    Se esse é o caso, é bom refletir na imagem que a Sagrada Escritura pinta da mulher forte (Prov. 31,10-12). Ela não é a mulher de carreira. Não, ela é o mais precioso dos tesouros de sua casa; ela é a vida e a luz, derramando raios brilhantes em torno dela, multiplicada por incontáveis reflexões. Ela é a alma do lar, permeando tudo e deixando em toda parte traços de sua bondade e influência. Ela é a ajudante e seu esposo, deixando-o bem todos os dias de sua vida. O preço dela está muito além do valor das pérolas.


    As palavras das Escrituras são atemporais e de valor inestimável, assim como a verdadeira mulher forte.




    Notas:


    1. Carta Natalis trecentesimi de 27 de dezembro de 1917 ao Superior Geral da União Romana das Ursulinas, em The Woman in the Modern World, ed. pelos Monges de Solesmes, Daughters of St. Paul, 1959, p. 27
    2. Enciclica Casti Connubii de 31 de dezembro de 1930
    3. Enciclica Divini Redemptoris de 19 de março de 1937
    4. Alocução aos recém-casados de 25 defevereiro de 1943, em The Woman in the Modern World, p. 79-81.
    5. Alocução aos recém-casados de 11 de março de 1942, in ibid., p. 83-86
    6. Alocução as mães de 26 de outubro de 1943, in ibid., p. 79-83.7. Ibid.
    8. Alocução as garotas da Ação Católica de 24 de abril de 1943, in ibid., p. 106-110.



    Original aqui.

    Maria Rosa Mulher: O Dilema Lar ou Carreira para a Mãe

  18. #38
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Te aseguro, estimado Michael, que jamás me has ofendido. Verás, es que la mujer no solamente debe respeto a su esposo (que también, al igual que éste se lo debe tener a su esposa), es que además debe de estar sujeta a su voluntad. No hay nada de malo en que una mujer trabaje, naturalmente... y mas cuando está soltera o no tiene marido que la sostenga económicamente. Pero si está casada, quien debe darle el permiso para trabajar fuera de casa es su marido y no el Estado con sus legislaciones 'igualitaristas', y naturalmente siempre y cuando ésto sea necesario debido a que el marido no cobre un salario suficiente (lo cual, en nuestros días, por desgracia, es el pan de cada día...) y siempre y cuando también, no deje de poder hacer frente por esta razón a sus responsabilidades domésticas en el gobierno del hogar, tales como el cuidado y la educación de los hijos.

    Naturalmente, guardando estos preceptos, no hay nada malo en que la esposa contribuya a proveer los bienes económicos de la familia que el esposo no pueda obtener con su trabajo según la división por sexos (es decir, como dirían los progres, según la división 'sexista').Pero también hay que decir que, en ningún caso, los ingresos obtenidos por su trabajo habrán de ser 'de ella sola', como tampoco es lícito que el marido pensara erróneamente también lo mismo (con respecto al suyo). Ambos forman una unidad indisoluble que solamente la muerte pude separar: "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne" (Génesis 2:24). Y ya no serán dos, sino una sola carne. No hay nada mas bello que esta realidad... ni nada que sujete mas a los esposos, y al mismo tiempo les libere de ataduras estúpidas. Solo hay un 'modelo' válido de familia para un católico, y éste es el de la Sagrada Familia. El resto, además de monsergas baratas, son casi blasfemias. Y perdóname a mi también la dureza de algunas de mis palabras...

    Un cordial saludo en Cristo

    Última edición por jasarhez; 12/06/2013 a las 19:59

  19. #39
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje
    ...No he dicho que son meras citas bíblicas. Sólo digo que se debe tener un cuidado al tomarse algunos textos literalmente.
    Estos textos que he pegado en mi anterior mensaje, conteniendo los mandatos y prohibiciones de San Pablo sobre la mujer, como tu dices, no son 'meras' citas bíblicas... ni tampoco, como bien dice ALACRAN, son simples 'consejos evangélicos', sino mandatos que la Tradición de la Iglesia ha hecho suyos y que han sido incorporados a su disciplina y a su derecho. Y que han regido, además, durante toda la historia de dos mil años de la Iglesia (hasta que llegó la relajación del último concilio). Así que, mucho cuidado con los modernismos y con las interpretaciones laxas...

    Dios estableció un orden para la familia para que ésta pudiera funcionar adecuadamente. "Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo" (1 Corintios 11:3) - O sea, que Cristo debe ser el centro de todo hogar y el que ocupe el primer lugar en el corazón de cada miembro de la familia; el varón debe estar sujeto a Cristo y la mujer sujeta a su marido y los hijos sujetos a sus padres. Es un orden sencillo, pero difícil de aceptar en nuestros días, comprendo que cueste aceptarlo... pero éste orden es el católico y no se puede ser católico de otra manera.

    "Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas" MATEO 11:29
    Y te digo mas, la mujer que tiene temor de Dios y se respeta a sí misma, permanece en esa posición de dignidad y altura en la cual el mismo Creador la colocó (la que le ordena por su bien la Iglesia). Y al llevar a cabo este mandamiento voluntariamente y con entera libertad, está agradando a Dios y elevándose al lugar de privilegio para lo cual fue creada.

    El sujetarse la mujer a su marido supone la verdadera libertad porque está obedeciendo el mandato divino. "Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres" (Juan 8:32). No puedo decirte nada mas a este respecto...

    Un saludo
    Última edición por jasarhez; 12/06/2013 a las 20:31

  20. #40
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: La desfiguración de la mujer: el feminismo esoterista

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Excelentes comentarios, Hyeronimus. Creo yo que la explotación del hombre y mujer trabajadores han afectado a la familia. Por ejemplo: aquí en Estados Unidos los padres y madres se pasan largas horas trabajando y a veces ni el tiempo sobra para compartir con los hijos. Creo yo que es conveniente que a veces un miembro pase más tiempo en casa con los niños. Los niños merecen de la instrucción de los padres y merecen del tiempo de ellos. Pienso yo que la "Familia Trabajadora" ha hecho un daño tremendo a nuestra sociedad. De hecho, amigos míos han entendido el daño que el trabajo excesivo hace no tan sólo al matrimonio sino que también a la familia. Siempre es un deleite leer tus magníficas opiniones.
    Última edición por Michael; 12/06/2013 a las 21:45
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 20:27
  2. Sobre Julius Evola
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 10/11/2018, 13:42
  3. El alma de las Américas y el Hispanismo
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 11/05/2016, 06:11
  4. La Mafia....
    Por Ordóñez en el foro Nápoles y Sicilia
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 08/03/2010, 07:25
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 12:15

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •