Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 30 de 46 PrimerPrimer ... 202122232425262728293031323334353637383940 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 581 al 600 de 905

Tema: Habemus Papam - Francisco I

  1. #581
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    10 consejos de Fray Gerundio para ser feliz

    1. Ama a Jesucristo, realmente presente en la Eucaristía.
    2. Prefiere la muerte antes que cometer un pecado mortal.
    3. Odia la mentira, la vanidad y la ambición.
    4. Ama a la Virgen Santísima y reza el Santo Rosario todos los días.
    5. Arrepiéntete siempre de tus pecados y confiésalos en el Sacramento de la Penitencia.
    6. Vive la Santa Misa con verdadero amor a Jesucristo y alabanza a la Trinidad.
    7. Odia y aborrece la impureza.
    8. No dejes que te maten el alma y escapa del ateismo mundano.
    9. Vive en Gracia de Dios y piensa siempre en la Vida Eterna.
    10. No te creas ninguna otra lista que leas por ahí para conseguir la felicidad. Todas son falsas y engañosas. Y algunas, más que otras.
    Pues no.... el gran gurú Francisco ha dicho otra cosa que parece salida de cualquier manual de meditación ZEN:

    Francisco dixit:



    1. Vive y deja vivir.
    2. Date a los demás.
    3. Muévete remansadamente.
    4. Juega con los niños (no nos ha dicho a qué...).
    5. Comparte los domingos con la familia.
    6. Ayuda a los jóvenes a conseguir empleo.
    7. Cuida la naturaleza.
    8. Olvídate rápido de lo negativo.
    9. Respeta al que piensa distinto.
    10. Busca activamente la paz.
    ¿Qué hay que hacer para solicitar que nombren papa a Fray Gerundio?. ¿A dónde habría que escribir?.
    Última edición por jasarhez; 29/07/2014 a las 15:51

  2. #582
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,411
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    El decálogo de la felicidad del Papa Francisco

    En un envión de llamas de fuego, níveas palomas y vientos huracanados, el Espíritu Santo se posó sobre el Papa Francisco que ha sorprendido a la Cristiandad toda con el decálogo de la felicidad, o lo diez consejos para ser felices.
    A fin de que los lectores del blog puedan ser felices aún más rápidamente, aquí va una versión ilustrada de los diez consejos:


    1. Vivir y dejar vivir





    2. Darse a los demás



    3. Moverse remansadamente



    4. Jugar con los chicos



    5. Compartir los domingos con la familia



    6. Ayudar a los jóvenes a conseguir empleo



    7. Cuidar la naturaleza



    8. Olvidarse rápido de lo negativo



    9. Respetar al que piensa distinto



    10. Buscar activamente la paz



    The Wanderer
    jasarhez y Lewis dieron el Víctor.

  3. #583
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    6. Ayudar a los jóvenes a conseguir empleo

    Es una vergüenza lo que G.G.Francisco (G.G. significa 'Gran Gurú'; me niego a llamarle Papa) está haciendo con los Franciscanos de la Inmaculada. ¿Hay mayor prueba de la demolición que este tipo está llevando a cabo en la Iglesia, que el comprobar de qué manera está dinamitando las vocaciones y hasta expulsando a los seminaristas?. Recuerdo algunas viejas discusiones también habidas en este foro, cuando Francisco afirmó no creer en el mismo Dios trinitario en el que creemos los católicos, afirmando que judíos, musulmanes y cristianos adorábamos al mismo Dios verdadero. Ya lo dije en su momento, pero ahora también lo repito: No sabía que judíos y mahometanos creyeran también en la Santísima Trinidad.

    A ver si nos damos cuenta, Francisco no es papa. Es solo un gurú de opereta sentado sobre la silla de San Pedro. A que no... perdón, perdón, que también se sienta en ese trono el delantero Lavezzi... ¡Oye, pues mira...!, a lo mejor hasta resultaba este jugador de la Selección Nacional Argentina algo menos corrosivo que Francisco.

    Un saludo
    Última edición por jasarhez; 30/07/2014 a las 14:51

  4. #584
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,411
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    El Papa Francisco. I. Hipótesis Elisabetta Piqué


    El papa Francisco podrá gustarnos más o menos, pero no cabe duda alguna de que su figura es sorprendente, con toda la amplitud semántica que posee ese adjetivo. Y lo que “sorprende” exige a los sorprendidos la búsqueda de algún tipo de explicación o racionalización del hecho sorpresivo. Es así que quiero proponer algunas hipótesis acerca del Romano Pontífice que intentan, cada una a su modo, una explicación de su figura.
    Ellas son:
    1) Hipótesis Elisabetta Piqué
    2) Hipótesis crítica (esta nos llevará más tiempo)
    3) Hipótesis del libreto la que, a su vez, se divide en cuatro subhipótesis:
    3.1 Hipótesis de cambio de imagen y,
    3.2 Las hipótesis guionadas o narrativas, que también presenta tres posibilidades:
    3.2.1 Hipótesis Chance Gardiner
    3.2.2 Hipótesis Leonard Zelig
    3.2.3 Hipótesis Kiril Lakota.
    Comienzo con la más obvia y universalmente aceptada. La denomino la “Hipótesis Elisabetta Piqué”. Para quienes no la conocen, la Piqué es una periodista italiana acreditada ante la Santa Sede, que oficia de corresponsal del diario argentino “La Nación”. Como periodista es bastante holgazana: suele copiar sus notas de otros medios gráficos italianos, como “Il Corriere della Sera” o “Inside the Vatican”, a los que siempre adiciona algún condimento propio. Durante el pontificado de Benedicto XVI eran palos; y durante lo que va del papa de Francisco, flores.
    Para esta señora –aunque por su cara, parece más bien señorita- el papa Bergoglio es el gran mago que se encontraba escondido en el fin del mundo y que, de un modo inesperado, irrumpió en la vida de la Iglesia para cambiarla y mejorarla, modernizándola. Esta afirmación se ha establecido como un postulado sólido e inamovible, que no admite ningún tipo de discusión y, a partir del cual, se generan diariamente las noticias, las que, en consecuencia, siempre serán positivas y laudatorias hacia la figura del Pontífice.
    Se trata, claro, de una postura totalmente acrítica. Y es muy fácil probarlo. La Piqué anunció con fanfarrias que la primera medida del Papa sería la reforma de la maldita Curia Romana. Por cierto, luego de un año y medio, lo único que ha reformado han sido los nombres de algunas comisiones. Es decir, no ha hecho nada. Sin embargo, la periodista disimula su desconcierto. Por ejemplo, cuando el Papa nombró al cardenal Parolín –un curial hecho y derecho, sin el más leve olor a oveja- como Secretario de Estado, Elisabetta aclaró que el prelado era hijo de un obrero. Los perfumes del agrado de Bergoglio le venían, entonces, de los sudores de su padre, más allá de que toda su vida sacerdotal se había pasado en los dicasterios vaticanos o en los palacios de las nunciaturas papales.
    Otra de las grandes reformas iba a hacer Francisco era la del Banco Vaticano. Y la reforma se hizo. El director, que era un financista alemán, le dejó el lugar a un oscuro financista francés, y en la Comisión de Vigilancia, nombró a la señorita Chuoqui, dedicada al lobby internacional en el mundo de las finanzas. La Piqué no supo cómo salir del atolladero, como tampoco supo hacerlo cuando, al festejar la franqueza pontificia al hablar en contra del lobby gay instalado en la Curia, nombró en un altísimo cargo del IOR, a Mons. Ricca, seguramente, uno de los usuarios y beneficiarios más importante de ese lobby.
    Aunque el fracaso más resonante del mago sudamericano haya sido la presentación que se hizo de él como el “hacedor de la paz” y el constructor de un “nuevo orden mundial” basado en la equidad y amistad entre las naciones, todo esto a partir del viaje de Francisco a Tierra Santa. Con esos títulos y expectativas fue presentado por la Piqué y por insignes periodistas argentinos como Nelson Castro, que mostraban la foto de Francisco abrazado frente el Muro de los Lamentos con un rabino y un clérigo musulmán como el abrazo de las tres religiones monoteístas que dejaba atrás siglos de incomprensión. Se les olvidada decir que los tres personajes eran argentinos, y para peor, porteños, poseedores de todos los vicios posibles que acarrean ambos gentilicios, y que no son pocos. La cosa es que, un mes después de la revolucionaria visita, israelíes y palestinos se están matando peor que antes. Concretamente, las últimas noticias nos advierten que el conflicto ha recrudecido con una fuerza, violencia y crueldad inusitadas. La Piqué y el Doctor Castro, en silencio.
    La hipótesis Piqué se revela débil y puede ser muy fácilmente rebatida, mal que le pese a la periodista y a los bobalicones que la siguen.

    No puede, por ese mismo motivo, ser validada.

    The Wanderer

  5. #585
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,411
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    El Papa Francisco. II. Hipótesis crítica 1ª parte

    La hipótesis crítica intenta explicarnos quién es el Papa Francisco a partir de la reconstrucción de su teología. Para esta tarea utilizaremos el excelente artículo de Maurizio Blondet aparecido en su sitio hace algunas semanas.
    Se trata de un texto bastante extenso -y la traducción lleva tiempo-, por lo que publicaré en entregas. Y aquí la primera:




    La teología papal. Tentativa de reconstrucción conjetural


    Leo en un sitio católico que “la revista internacional de teología Concilium ha dedicado su último número al tema “Del anatema sit al ¿Quién soy yo para juzgar?”, a partir de la famosa frase del Papa Francisco sobre la homosexualidad, pronunciada cuando regresaba de Brasil en junio de 2013.

    Los autores sostienen que las fórmulas y los dogmas no pueden abarcar la evolución histórica, sino que todo problema debe ser ubicado en su contexto histórico y sociopolítico. El concepto de ortodoxia, entonces, es superado o, al menos, redimensionado, porque de otro modo es utilizado como “punto de referencia para sofocar la libertad de pensamiento y como arma para vigilar y castigar”. Definen, por tanto, a la ortodoxia como una “violencia metafísica”. El primado de la doctrina es sustituido por el de la praxis pastoral. (Concilium, 2/2014, p. 11).
    Concilium es la revista fundada por Karl Rahner, Hans Küng e Yves Congar, y en la cual “colaboran más de 500 teólogos de todo el mundo”. Nos apresuramos a expresar nuestra gratitud a una revista tan prestigiosa y frecuentada, porque aporta claridad a la doctrina católica que debemos seguir desde que es papa Francisco. Porque no hay duda de que todo lo que está escrito en Concilium refleja el pensamiento del pontífice. Por ejemplo, él mismo dijo hace un tiempo a La Civiltà Cattolica: “Quien busca hoy siempre soluciones disciplinares, quien tiende de una manera exagerada a la “seguridad” doctrinal, quien busca obstinadamente recuperar el pasado perdido, tiene una visión estática e involutiva. Y, de este modo, la fe se convierte en una ideología más”.
    Está más o menos claro que Bergoglio considera a la dogmática y a la teología de dos mil años como un peso y un obstáculo a la acción pastoral. Pero el mérito de Concilium es el de desarrollar los pensamientos que el Papa expresa aquí y allá, en homilías perdidas, entrevistas ocasionales, frases coloquiales que muchas veces son dejadas voluntariamente incompletas y a la mitad (del tipo: “Si mañana llegara una expedición de marcianos, y uno de ellos dijese: Quiero el bautismo. ¿Qué cosa sucedería?”). Pero no nos dijo qué sucedería. Afortunadamente, Concilium completa estas frases dejadas a la mitad, rellena los puntos suspensivos, nos proporciona su contenido, explicita aquello que en la teología implícita del Papa no se dice, sino que es dejado en suspenso. Y de este modo, nos permite responder la pregunta que frencuentemente nos hacemos: ¿Cuál es la teología de Bergoglio?
    Así como los arqueólogos epigrafistas son capaces de reconstruir inscripciones latinas de lápidas antiguas, donde faltan letras o palabras, también nosotros hoy podemos reconstruir de modo conjetural la teología papal a la cual estamos obligados de obedecer. Gracias a la revista Concilium, una luz de claridad ilumina ciertas acciones del Papa que parecen en contradicción con las palabras.
    Algunos no llegan a entender cómo se conjuga el “¿Quién soy yo para juzgar?” con la intervención sin ninguna explicación de los Franciscanos de la Inmaculada, el castigo y reclusión del fundador en su casa. Parece una contradicción. Como ha destacado el vaticanista Sandro Magister, el Papa continuamente “exhorta a no emitir juicios… quien juzga “se equivoca siempre”, dijo en la homilía del 23 de junio en Santa Marta. Y se equivoca, continuó, “porque ocupa el puesto de Dios, que es el único juez”. Se arroga “la potestad de juzgar todo: las personas, la vida, todo”. Y “con la capacidad de juzgar” sostiene poseer “también la capacidad de condenar”.
    Sin embargo, “Francisco es papa que juzga, absuelve, condena, promueve, remueve. Pero al mismo tiempo predica que no se debe juzgar nunca, ni acusar, ni condenar”. Ha llevado a cabo una purga sistemática de prelados y teólogos que no eran del agrado de su escuela, desde un Antonio Livi a un padre Cavalcoli; ha removido brutalmente a ministros vaticanos como monseñor Piacenza; ha removido obispos que detestaba en Argentina. ¿No hay contraste? Nosotros no debemos juzgar, y está bien; pero él juzga y lanza juicios.
    En sus homilías de Santa Marta nunca pierde ocasión de condenar –sin nombrarlos- a los cristianos hijos devotos de la Iglesia que –como el pobre Mario Palmaro-, han protestado por sus cartas y su entrevista con Eugenio Scalfari, donde colaba frases como “la cuestión para quien no cree en Dios está en el obedecer la propia conciencia”. “Esto es relativismo”, han dicho los buenos cristianos, y este es un error no solamente teologal sino también psicológico: la conciencia de los Scalfari tiene callos; la conciencia no le reprochará nunca nada el Rico Epulón ni al Fariseo, que fueron condenados por Dios.

    Y bien, ¿qué cosa ha hecho el Papa Francisco? Nadie responde, nadie explica ni corrige. Una homilía después de otra, llama a los fieles laicos que lo critican con distintos apelativos: “pelagianos”, “untuosos”, “tristes”, “asustados por el gozo”, “cristianos murciélagos”, los insulta y los condena… pero sin decir precisamente a quiénes alude.
    Pero quizás ustedes tomen este modo de actuar como desleal y poco cristiano, y sobre todo en claro contraste con la frase más citada por los aplaudidores medios laicistas: “¿Quién soy yo para juzgar…” un homosexual? Pero en cambio, ahora sabemos, gracias a Concilium, que no hay ninguna contradicción. La frase “yo no juzgo” y la brutal represión sin explicación a los Franciscanos de la Inmaculada, derivan de la misma teología.
    Pero busquemos de entender bien lo que es esta teología. Me podría equivocar, pero concluyo que el fundador de los Franciscano ha sido castigado y que su orden ha sido puesta bajo tutela por el hecho de ser ortodoxos y, como explica Concilium, han cometido entonces “violencia metafísica”. Pueden creer que los teólogos o laicos que se acercan a la ortodoxia son removidos, purgados, expulsados de las cátedras pontificias y llamados “murciélagos”, porque se los acusa de usar una dogmática de dos mil años “como punto de referencia para sofocar la libertad de pensamiento y como arma para vigilar y castigar”…
    Pero si piensan de esta manera, se equivocarían; no habrían entendido todavía la sutileza y profundidad de la teología bergogliana. El punto que define a tal teología es el de “no dar explicaciones”. Pegar, insultar, remover, sin decir el por qué. Esto es la consecuencia necesaria del hecho que la Iglesia bergogliana se quiere a sí mismo como a-dogmática. Habiendo “superado” los dogmas, no debe nunca más justificar los castigos que conmina acusando a la víctima de cualquier violación dogmática o doctrinal. Si se procediera de otro modo, se volvería al antiguo sistema, en el que la ortodoxia era usada como arma para vigilar y castigar. Hoy se castiga sin expresar el motivo –la consecuencia necesaria de la superación de la doctrina es que los castigos continúen, pero en silencio. No se puede y no se debe dar motivos del por qué.
    En la nueva teología a-dogmática, toda la pastoral es caritativa, los bastonazos y castigos se conjugan espléndida y armónicamente con la frase “¿Quién soy yo para juzgar?”. Que se alegre el que recibe los bastonazos: nadie lo está juzgando. No se instruye más ningún proceso canónico, no se eleva una acusación formal y formulada en palabras, a partir de las cuales, el acusado podría incluso llegar a defenderse, pobre murciélago untuoso y triste. Ya no estamos en el tiempo de la Inquisición, los hemos superado! Ahora se dan golpes en la oscuridad, se pega y listo. El golpeado no pide un por qué. El por qué no se puede expresar, no se debe expresar. Es la a-teología a-dogmática la que lo exige.
    Esto nos recuerda un poco a los procedimientos estanilistas, en los que castigar con 25 años de lager (“un cuartito” de siglo) o a la muerte no era oficio de un tribunal, sino de una comisión de tres funcionarios del Partido, la así llamada Troika Administrativa. La Troika le aclaraba alegremente al tembloroso ciudadano a quien habían arrastrado delante de ella: no te acusamos de haber hecho nada; te mandamos al Gulag por el hecho de que eres un burgués. Por eso, no tenemos necesidad de encontrar una culpa; nos basta con descubrir tu identidad: eres un burgués y, por lo tanto, un enemigo del proletariado. ¡A Siberia! ¡Un cuartito! Y así se hacía.
    Así como el cristiano de base, debe estar hoy constantemente “a la escucha del papa Francisco”, porque está claro que nunca escribirá una verdadera y propia encíclica, no pondrá nunca blanco sobre negro lo que entiende por “verdad”, que estamos obligados a seguir, y por falsedad de la que debemos huir. Tenemos que recabar su doctrina –que se convierte en doctrina de la Iglesia- de sus discursos. Ocasionales. Muchas veces al margen de las intervenciones oficiales.

    The Wanderer

  6. #586
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,411
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    El Papa Francisco. II. Hipótesis crítica. 3° parte

    ¿Querían colegialidad? Aquí tienen colegialidad
    La colegialidad fue el caballito de batalla de los innovadores del Concilio. Querían reducir el magisterio monocromático del Papa –el primado petrino era demasiado autoritario-, diluyéndolo en la “colegialidad”, obligándolo a decidir junto a los obispos, casi como un primus inter pares. Apenas fue elegido Francisco, los jesuitas americanos estaban seguros que su hermano convertido en Papa pondría “renovado énfasis en la colegialidad, la colaboración y el liderazgo commpartido con el episcopado en el gobierno de la Iglesia”. Para esto se crearon las Conferencias Episcopales nacionales, un instrumento que, por extraña heterogénesis de los fines, debía dar un estatus de paridad a los obispos en relación con el Papa pero, en cambio, lo que consiguió es hacer de los obispos –cada uno de los cuales es sucesor de los apóstoles- un anónimo dentro de un grupo burocrático… pero este es otro tema. Volvamos a la colegialidad tal como la ha aplicado Francisco, sobre todo, en relación a la Conferencia Episcopal Italiana (CEI). Recordemos que, por muchos años, era el presidente de la CEI quien tenía el discurso inaugural al comienzo de la asamblea anual de los obispos. Demos ahora la palabra a Sando Magister: este año “el cardenal Angelo Bagnasco, que todavía figura como presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, aunque Francisco lo haya desautorizado imponiéndole un secretario general, el cómico Galantino, pidió a Francisco que sea él, el Papa, quien pronunciara el discurso inicial de la asamblea plenaria de los obispos convocada para el mes de mayo, lo que ningún pontífice había hecho antes. El pedido del cardenal, se lee en el comunicado oficial, “ha encontrado la pronta disponibilidad del Santo Padre que le confió que había tenido esa intención”. En efecto, se sabía desde hacía algunos meses que Francisco había decidido dar él mismo el discurso inaugural”.

    ¿Qué les parece? A mi, que ya soy viejo y conozco la historia, esto me recuerda un poco a las reuniones del Soviet Supremo bajo el gobierno de Stalin: cuando todos los delegados del Soviet, que debería ser el poder legislativo, frenéticamente, espontáneamente y por unanimidad, se levantaban para pedir, implorar, suplicar al “camarada Stalin” que sugieriese él mismo las decisiones que debían tomar. El camarada Stalin, en un primer momento, se sorprendía, pero enseguida, agradecido y reconociendo que el pedido del Soviet Supremo era de corazón, gustosamente se dignaba a tomar el mando de la asamblea. Entonces, improvisaba un discurso que había preparado hacía ya algunas semanas: lanzaba, quizás, una campaña de represión contra los “saboteadores escondidos en el Partido”. Y entonces, los centenares de miembros del Soviet Supremo se ponían de pie aplaudiendo frenéticamente, durante decenas de minutos. En la URSS de Stalin, el Soviet podía aplaudir también durante horas, sin parar, porque el camarada Stalin, allí presente, observaba y tomaba nota del primero que, dándose aires, se sentaba y dejaba de chocar las manos. Al día siguiente, desaparecía.
    ¿Es exagerado lo que digo? ¿La acogida de los obispos italianos no habría podido ser producto del terror al porteño, no-juzgador, simpático y manso papa Francisco como era con Josip Vissarionovic Stalin?
    Lean lo que dice Magister:
    “Desde que él es Papa, la CEI está como esclavizada. Francisco pidió a los obispos italianos que le dijeran cómo preferían que fuese el nombramiento de su presidente y de su secretario: por voluntad del Papa, como siempre ha sido en Italia, o por votación libre como sucede en los otros países. Cuando se dieron cuenta por dónde venía la mano, la intención de casi todos los obispos fue de dejar la nominación a la voluntad papal. Y si él quiere que primero se haga una votación consultiva, se hará, pero en secreto y sin publicación de los votos. Se le dará al papa la urna cerrada y él hará lo que quiera. La CEI es la desmentida viviente de los propósitos de descentralización y “democratización” de la Iglesia atraibuidos a Jorge Mario Bergoglio: el único que hoy está dotado de autoridad efectiva es el secretario general Nunzio Galantino, obispo de Cassanio all`Jonio. Pero su autoridad es puro reflejo de la del papa, que es quien lo nombró”.


    Teología de la mala eduacación
    Algún diario se ha pregunta acerca de las condiciones de salud del Santo Padre. Y esto porque, en repetidas ocasiones, ha faltado a citas y encuentros, algunos de ellos muy importantes, sin previo aviso y sin explicaciones. Como quizás recuerden, el 22 de junio de 2013 fue esperado inútilmente en el concierto que se daba en su honor organizado con ocasión del Año de la Fe. El 4 de diciembre Francisco canceló bruscamente la audiencia con el cardenal Angelo Scola y con los representantes de Expo-Milano que querían invitarlo al evento. Además, el 28 de febrero, con pocos minutos de anticipación, Francisco postergó la visita al Seminario Romano; una semana antes de partir para Tierra Santa, anuló la peregrinación al Santuario del Divino Amor previsto para el 18 de mayo; el 9 de junio anuló imprevistamente algunas audiencias, entre ellas la que iba a conceder al Consejo Superior de la Magistratura. La última fue un baldazo de agua fría para los numerosos fieles que lo esperaban en el Policlínico Gemelli. Los medios de prensa daban cuenta de esta situación: “Gran desilusión de los presentes que esperaban al Pontífice en el momento del anuncio. El staff del Papa se encontraba ya en el lugar de la visita. El ceremoniero pontificio, Mons. Guido Marini, cuando se le preguntó el motivo de la cancelación de la vista, respondió: “Si no lo saben ustedes…”. El anunció fue dado a conocer por el obispo Claudio Giuliodori, asistente eclesiástico de la universidad católica, explicando que la visita se postergaba. Giuliodori no dio ningún motivo”. Porque no lo sabía nadie, como queda claro, ni siquiera su staff. Para celebrar la misa y leer la homilía que iba a pronunciar Francisco, se buscó al cardenal Angelo Scola…

    Pero todos estos compromisos cancelado sin explicación dieron pie a que algunos medios de comunicación tomaran por cierta la excusa que luego fue dada por el staff papalino (“leve indisposición”) y a preguntarse si el pontífice no estaría gravemente enfermo. Puedo tranquilizarlos con respecto a la salud de nuestro amado Papa: si hace lo que hace, es porque se le da la gana. En la curia de Buenos Aires me han dicho que hacía lo mismo allá cuando era cardenal: una parroquia lo invitaba, sacerdotes y fieles preparaban en evento durante meses, las mujeres se encargaban de una comida festiva, y él llegaba corriendo, decía corriendo la Misa, y se escapaba corriendo, prácticamente sin saludar, sin decir una palabra, dejando a todos desilusionados en torno a la mesa preparada para el festejo. En la curia de Buenos Aires se asombran sinceramente de ver nuevamente a Bergoglio, ataviado con vestiduras papales, y que ¡sonríe! ¡y abraza a los niños! Muchos me lo describieron como un huraño arisco y áspero, un autoritario arbitrario que siempre provocaba más miedo que simpatía, especialmente en la curia, donde podía frustrar carreras y había instaurado un clima de terror. Me lo describieron como un grosero y un mal educado, un rencoroso y, todavía más grave, sujeto a enamoramientos y detestaciones fortísimas, y sin motivo alguno, hacia las personas. A aquel que ama, lo defiende contra toda evidencia y lo promueve contra todo mérito; hacia sus preferidos asume incluso actitudes serviles (“les hace de monaguillo en las misas”); de aquellos que odia, se venga durante años.
    Desde los primeros actos de su pontificado, el Santo Padre mostró que se dejaba arrastrar por estas simpatías y antipatías arbitrarias. Todos recordarán el metejón que se agarró con el director de la residencia Santa Marta donde vive, monseñor Battista Ricca, hasta nombrarlo incluso su representante en la cúpula del IOR, el banco vaticano. Recuerda Magister: “Cuando en junio último lo promovió a ese rol, el papa Francisco desconocía el pasado escandaloso de Ricca, durante los años en los que éste era consejero de nunciatura en Argel, Berna y, sobre todo, en Montevideo”, donde convivía con su amante, en la misma sede de la Nunciatura. “La intimidad de la relación entre Ricca y Haari eran tan evidentes que escandalizaron a muchos obispos, sacerdotes y laicos de ese pequeño país sudamericano, incluidas las religiosas que servían en la nunciatura”. Cuando personas de su confianza le informaron al papa Francisco del pasado de Ricca y de su todavía más escandaloso retorno a la carrera, el Pontífice les agradeció, se documentó y prometió que obraría en consecuencia. Pero después de diez meses Ricca es todavía el prelado del IOR.

    The Wanderer

  7. #587
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,411
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    El Papa Francisco. II. Hipótesis crítica. 4° y última parte

    Al papa Fracnsico le resulta antipático, en cambio, el nuncio apostólico en Italia, Adriano Bernardini: “Es hielo. Jorge Mario Bergoglio lo conoce bien y no se la perdona. Cuando Bernardini era nuncio en Argentina, entre 2003 y 2011, comandaba las filas de la oposición del arzobispo de Buenos Aires”. Bernardini discutía con Bergoglio acerca de sus “valores no negociables” (“Nunca entendí qué era eso de valores no negociables”, ha dicho el papa en una de sus últimas entrevistas). Antipatiquísimo le resulta también el cardenl de Milán Angelo Scola, su competencia en el cónclave: no es casualidad que le multiplique los desplantes, no acuda a las citas y le cancele los encuentros oficiales con él en el Vaticano. También el presidente de la CEI, monseñor Bagnasco, no le gusta para nada, y de hecho lo intervino con Galantino, obispo de una diócesis secundaria, lenguaraz y ventrílocuo del Papa. El error imperdonable de Bagnasco es el de haber querido ser el primero, a la finalización del cónclave, en felicitar a Scola, a quien creía que habían elegido pontífice.

    Simpatías públicas le despiertan, por ejemplo, el cardenal Kasper, a quien alabó en su primer Angelus desde San Pedro, urbi et orbe: “un buen teólogo”. Quienes conocían las ideas de Kasper ya empezaron a darse cuenta de cuál era la teología implícita de Bergoglio. La intención de dar la eucaristía a los divorciados y vueltos a casar viene de él. Y es de allí que, frente a la resistencia y argumentaciones de muchos y serios opositores, Bergoglio dijo: “Si mañana llegara una expedición de marcianos, por ejemplo, y algunos de ellos vinieran y nos pidiera… y digo marcianos, de esos verdes, con la nariz larga y las orejas grandes, como son dibujados por los niños, y uno dijera: Yo quiero el bautismo. ¿Qué cosa ocurriría?”
    La respuesta es más simple de lo que parece. Desde hace dos milenios la Iglesia bautiza “marcianos”, aztecas, chinos, caníbales, excazadores de cabezas… lo hace, sin embargo, luego de haberlos instruido en el sentido del sacramento y de haberle transmitido la doctrina católica. Pero con el chiste de los marcianos es justamente a la doctrina católica a la que quería declarar inútil, aludiendo no a los marcianos sino a los divorciados que exigen la Comunión porque sufren discriminación. En efecto, a continuación el Papa explicaba: “El Espíritu sopla donde quiere, pero una de las tentaciones más recurrentes de quien tiene fe es la de embarrarle el camino y de pilotearlo hacia una dirección más bien que hacia otra”. ¿Entendieron? Esto es lo que quiere decir: ciertamente, la Comunión a los divorciados será aprobada, y el Cristo real le será dado a pecadores habituales y no arrepentidos, que se supone que hoy son el Cuerpo social de Cristo, entre el aplauso de los obispos.
    De hecho, el obispo de Novara ya se ha descargado contra uno de sus sacerdotes que había explicado que no se puede dar la comunión a los que conviven porque “viven en una continua infidelidad. No se trata de un pecado ocasional, como sería un homicidio, puesto que en este caso falta el deber de emendarse a través de un arrepentimiento sincero y el propósito verdadero y firme de alejarse del pecado y de las ocasiones que conducen a él”. Como era previsible, el diario La Reppublica, del querido Scalfaro, interpreta: “Para el párroco de Cameri, convivir es peor que asesinar”, y se desata el escándalo. Inmediatamente, el obispo del pobre párroco, Mons. Giulio Brambilla, se precipita a comunicar a las agencias “una clara toma de distancia sea del tono como de los contenidos del texto por una inaceptable equiparación entre convivencia/situaciones irregulares y el homicio”. Pero todavía más. Interviene hasta el cardenal Baldisseri, nada menos que Secretario del Sínodo para la Familia quien, para expresar todo su desprecio hacia el pobre párroco de Novara, declara a las agencias: “Es una locura. Se trata de una opinión estrictamente personal de un párroco que no representa a nadie más que a sí mismo”.
    ¿Cómo se permite decir esto el señor cardenal? Pero no se puede dudar: cuando los obispos y hasta los cardenales se ponen a insultar, con la baba en la boca, a un pobre párroco culpable de haber dicho una cosa verdadera, lo hacen porque se dan cuenta que eso agrada al Papa, que es coherente con el sistema a-dogmático y a-teológico implícito e in fieri con el cual pretende renovar a la Iglesia. Sienten que pueden hacer esta felonía porque el pobre párroco es uno de aquellos a los que Bergoglio acusa de “tender de una manera exagerada a las seguridades doctrinales, en una visión estática e involutiva”. También ellos se hacen ventrílocuos del Papa, sabiendo que atacar a un débil puede incluso ayudarlos en la carrera, visto el nuevo clima.
    Es cierto que esta gran pasión y benevolencia para con los que están lejos, el rechazo a juzgar y a castigar, toda la bondad y l comprensión para los Eugenio Scalfari, toda la cálida misericordia para los gay y los divorciados, la bella y santa disposición para poner entre paréntesis la ortodoxia a fin de no irritar a los no creyentes, en definitiva, toda esta delicadeza, tiene luego consecuencias violentas, vilmente represivas y repugnantes: que los obispos se sientan con el derecho a insultar y vilipendiar a sus sacerdotes fieles, que ordenes religiosas sean sofocadas, y en general el resultado es una formidable voluntad de odio, persecución y censura que se ejercita hacia el interior de la Iglesia y contra una parte del pueblo fiel.

    Extraños resultados de la teología progresista y que no se quiere “estática e involutiva”, desvinculada de la “excesiva seguridad doctrinal”, pero abierta y dinámica, pastoral y caritativamente sin límites. Y paciencia, si a este precio se atraen multitudes y masas de nuevos cristianos venidos de afuera, de la incredulidad y de las periferias existenciales, atraídos por la reforma a-dogmática, del “quien soy yo para juzgar” (los maricones). En cambio, sucede esto: cierra Ad Gentes, una histórica revista misionera, porque no vende más, y porque, como escribe el querido padre Gheddo en el último número “las misiones a los gentiles está perdiendo su identidad e interesa cada vez menos, al menos en Italia: parroquias, diócesis, seminarios y el pueblo de Dios. Es difícil encontrar un seminario que acoga voluntariamente a un misionero y le permita hablar a los seminaristas. Los seminaristas son pocos, muy ocupados y las misiones casi no interesan. Hasta el Concilio Vaticano II estaba clara la afirmación de nuestra identidad: ir a los pueblos no cristianos, donde nos mandaba la Santa Sede, a anunciar y testimoniar a Cristo y su Evangelio, del cual todos tienen necesidad. Es cierto que se hablaba también de caridad, de instrucción, de salud, de promoción, de derechos y obras de justicia para los pobres y los oprimidos. Pero sobre todo, emergía el entusiasmo de ser llamados por Jesús para llevarlo a los pueblos que vivían sin conocer al Dios del amor y del perdón. Había entusiasmo por la vocación misionera gozosamente manifestado y por tanto mucho de catequesis, catecumenado, conversiones a Cristo, oraciones y sacrificios por las misiones, del por qué los pueblos tienen necesidad de Cristo, etc. Sobre todo se hablaba de vocaciones misioneras, porque el misionero es un privilegiado que llega hasta los confines de la tierra para cumplir el testamento de Jesús cuando subió al cielo”.
    Todo esto desapareción después del Concilio. Hoy, instruidos por la a-teología y la a-dogmática, por los ventrílocuos y por los exégetas de Bergoglio, podemos entender mejor el por qué. Por una parte, si ya la afirmación de la ortodoxia es una “violencia metafísica” con el prójimo no creyente, pensemos qué cosa puede llegar a ser la pretensión de convertir a un pagano. Además, ¿convertirlo a qué cosa? ¿A qué contenidos?

    The Wanderer

  8. #588
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    ...si ya la afirmación de la ortodoxia es una “violencia metafísica” con el prójimo no creyente, pensemos qué cosa puede llegar a ser la pretensión de convertir a un pagano. Además, ¿convertirlo a qué cosa? ¿A qué contenidos?
    Excelente batería de artículos que culminan con una afirmación (formulada en forma de retórica pregunta) certerísima y terrorífica: ¿Convertir [a un pagano] a qué cosa...?, ¿A qué contenidos?. Y es que todo parece estarse convirtiendo en humo y paja en las manos de Francisco.
    Última edición por jasarhez; 31/07/2014 a las 01:09

  9. #589
    Avatar de Montealegre
    Montealegre está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    31 dic, 13
    Ubicación
    Civdad de los Reyes, Reynos del Perv
    Mensajes
    464
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    1. Viví y dejá vivir. “Acá los romanos tienen un dicho y podríamos tomarlo como un hilo para tirar de la fórmula esa que dice: Anda adelante y deja que la gente vaya adelante’. Viví y dejá vivir, es el primer paso de la paz y lafelicidad.”
    2. Darse a los demás. “Si uno se es*tanca, corre el riesgo de ser egoísta. Y el agua estancada es la primera que se corrompe.”
    3. Moverse remansadamente. “En Don Segundo Sombra hay una cosa muy linda, de alguien que relee su vida. El protagonista. Dice que de joven era un arroyo pedregoso que se llevaba por delante todo; que de adulto era un río que andaba adelante y que en la vejez se sentía en movimiento, pero lenta*mente remansado. Yo utilizaría esta imagen del poeta y novelista Ricardo Güiraldes, ese último adjetivo, reman*sado. La capacidad de moverse conbenevolencia y humildad, el remanso de la vida. Los ancianos tienen esa sabi*duría, son la memoria de un pueblo. Y un pueblo que no cuida a sus ancianos no tiene futuro.”
    4. Jugar con los chicos. “El consumismo nos llevó a esa ansiedad de per*der la sana cultura del ocio, leer, disfru*tar del arte. Ahora confieso poco, pero en Buenos Aires confesaba mucho y cuando venía una mamá joven le pre*guntaba: ‘¿Cuántos hijos tenés? ¿Jugás con tus hijos?’ Y era una pregunta que no se esperaba, pero yo le decía que jugar con los chicos es clave, es una cul*tura sana. Es difícil, los padres se van a trabajar temprano y vuelven a veces cuando sus hijos duermen, es difícil, pero hay que hacerlo.”
    5. Compartir los domingos con la familia. “El otro día, en Campobasso, fui a una reunión entre el mundo de la universidad y el mundo obrero, todos reclamaban el domingo no laborable. El domingo es para la familia.”
    6. Ayudar a los jóvenes a conseguir empleo. “Hay que ser creativos con esta franja. Si faltan oportunidades, caen en la droga. Y está muy alto el índice de suicidios entre los jóvenes sin trabajo. El otro día leí, pero no me fío porque no es un dato científico, que había 75 mi*llones de jóvenes de 25 años para abajo desocupados. No alcanza con darles de comer: hay que inventarles cursos de un año de plomero, electricista, cos*turero. La dignidad te la da el llevar el pan a casa.”
    7. Cuidar la naturaleza. “Hay que cuidar la creación y no lo estamos haciendo. Es uno de los desafíos más grandes que tenemos.”
    8. Olvidarse rápido de lo negativo. “La necesidad de hablar mal del otro indica una baja autoestima, es decir: yo me siento tan abajo que en vez de subir, bajo al otro. Olvidarse rápido de lo negativo es sano.”
    9. Respetar al que piensa distinto. “Podemos inquietar al otro desde el testimonio, para que ambos progresen en esa comunicación, pero lo peor que puede haber es el proselitismo religio*so, que paraliza: ‘Yo dialogo contigo para convencerte’, no. Cada uno dialo*ga desde su identidad. La Iglesia crece por atracción, no por proselitismo.”
    10. Buscar activamente la paz. “Es*tamos viviendo en una época de mu*cha guerra. En África parecen guerras tribales, pero son algo más. La guerra destruye. Y el clamor por la paz hay que gritarlo. La paz a veces da la idea de quietud, pero nunca es quietud, siem*pre es una paz activa.”
    Lo que nos está diciendo Francisco, el Papa, la cabeza de la Iglesia, es, nada menos, que se puede ser feliz sin necesidad de Dios. Dios es secundario. Hasta el mismo periodista se da cuenta de esto cuando dice que Bergoglio solo menciona a Dios en 3 oportunidades (dos en realidad, porque la broma tonta futbolera no puede contarse).

    Recuerdan que hace un tiempo hubo una campaña ofensiva y provocadora, promovida por el infame Richard Dawkins, para poner en los buses la frase "There's probably no God. Now stop worrying and enjoy your life" ("Probablemente Dios no exista, deja de preocuparte y disfruta de tu vida")




    Pues tal vez Francisco no vea nada malo en esta campaña, y quizá esté de acuerdo con el mensaje


    Aquí vemos a Francisco, muy "pancho", junto con sus amigos dentro de uno de esos buses.

  10. #590
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,411
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    La gravedad del decálogo


    Tengo en cola para publicar en el blog la última de las hipótesis sobre la misteriosa figura del papa Francisco, una excelente reseña de Jack Tollers sobre un libro de Mosebach sobre la liturgia, otra reseña mía sobre una película, un episodio de la vida de Don Gabino a quien tenemos casi olvidado y un comentario sobre la reflotación del caso Grassi y lo que, a mi entender, se podría venir para muchos obispos. Pero Bergoglio sorprende día a día, y mi temor es que, acostumbrados a las bergogliadas, ya no reparemos en la gravedad de las mismas. Me resisto a convertir a este blog en una página de críticas pontificias, pero la gravedad de la hora se impone.

    Los “Diez consejos para ser felices” que aparecieron en los medios de prensa durante los últimos días es un caso que no puedo dejar de comentar. Más allá de la vacuidad y superficialidad de lo que dice, conseguida a fuerza del recurso a lugares comunísimos y a referencias propias de un mediocre libro de autoayuda (verbigracia, “Un pueblo que no cuida a sus ancianos no tiene futuro”; “El domingo es para la familia”; “Si faltan oportunidades, caen en la droga, y está muy alto el índice de suicidio de jóvenes sin trabajo”; “La dignidad te la da el llevar el pan a casa”; “La necesidad de hablar mal del otro indica una baja autoestima”, et alii), yo veo un problema de fondo que me asusta.

    El decálogo fue expresado en la entrevista de setenta y siete minutos que le hiciera un periodista de la revista Viva del diario Clarín. No vamos a entrar en la conveniencia de que un Papa otorgue una entrevista a una revista de frivolidades e indecencias varias. La cosa es más profunda. Seguramente, el Santo Padre se sentó en su casa de Santa Marta con el periodistas argentino, mate de por medio, y estuvieron poco más de una hora hablando. Hacia el final, quizás el periodista le pidió algunos consejos para ser felices y el Pontífice se despachó con el decálogo de marras. No se trata, ciertamente, de un documento del Magisterio emitido oficialmente por la Santa Sede. Es poco más que una conversación grabada y luego publicada con anuencia del autor. Podemos decir que Francisco compuso su decálogo, no cual Moisés tonante en la cima del monte Sinaí, sino como rápida respuesta de casi lo que fue una conversación entre amigos. En otras palabras, los diez consejos para ser felices le salieron del corazón; habló ex abundantia cordis.

    Y aquí está problema. El más elemental sentido común cristiano, el primer pensamiento que le sale a cualquier católico cuando le preguntan sobre la felicidad, es Dios. Para un cristiano, la felicidad consiste en la posesión de Dios; en su inhabitación en nuestras almas; en la gracia. No hay duda de que hay “felicidades” pasajeras y superficiales que resulta lícito buscar: los arenques de Santo Tomás de Aquino y los espárragos de San Juan de la Cruz. Para nosotros, será una velada en familia o con amigos, un whiskey, un buen libro, una pipa, etc. Pero el reflejo de cualquiera de nosotros al que le preguntaran qué hacer para ser feliz, sería una referencia primerísima y básica a Dios: viví en gracia, o nunca pierdas a Dios que vive en tu alma. Después viene el resto.

    Se trata, por otro lado, de una cuestión de catecismo básico. Concretamente, de la primera pregunta: “¿Con qué fin fue creado el hombre? Para conocer, amar y servir a Dios en esta vida y gozarle en la eterna”. La felicidad o el gozo consisten en el conocimiento y en el amor de Dios. No niego, y el catecismo tampoco lo hace, las “pequeñas felicidades” que mencionamos más arriba –a las que podríamos agregar: “jugar con los hijos”, “vivir remansadamente” o “Compartir los domingos en familia”-, pero eso no basta; eso no es absolutamente nada comparado con la experiencia de la presencia de Dios en el alma y de su amor.

    Por eso, me parece gravísimo que el Sucesor de Pedro, encargado de “confirmar a sus hermanos en la Fe”, proponga a los hombres consejos que no llegan siquiera a los talones de las máximas masónicas que José de San Martín dejó a su hija Merceditas. A ver si caemos en la cuenta de la gravedad de la cuestión: ¿cómo es posible que un Papa proponga un método para ser felices sin mencionar una sola vez – repito, ni una sola vez- a Dios?



    Por otro lado, esto lo dijo el Papa a boca de jarro. Es más grave, me parece a mí, que si hubiese sido un texto pensado, porque es lo que le salió del corazón. Si “de la abundancia del corazón hablan los labios”, como dijo Nuestro Señor en el Evangelio, ¿qué lugar ocupa Dios en el corazón pontificio?

    The Wanderer

  11. #591
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,411
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    El Papa Francisco. III. Hipótesis narrativa. 1°) La consultora

    Nos toca ahora desarrollar la primera de las hipótesis que hemos llamado “narrativas” y que tienen en común la afirmación de que el Santo Padre sigue un libreto que le ha sido asignado. Pero esta “asignación” presenta, a su vez, diversas posibilidades, y la primera de ellas consiste en sostener que el guion de su pontificado le ha sido dado por una especie de consultora internacional dedicada al cambio de imagen de la iglesia católica.
    Para quienes no tienen fe, entre los que se incluyen númerosos obispos y cardenales, la Iglesia es una gran multinacional, multimillonaria, que ejerce una importantísima función social en diversos planos y que puede sostenerse en razón de la multitud de sus clientes, o fieles, y del apoyo o alianza con los gobiernos civiles de la mayor parte de los países del mundo. Necesariamente, entonces, la Iglesia –su praxis y su doctrina-, debe ir acompañando la evolución natural de la sociedad y de los clientes que la integran, so pena de empobrecerse y llegar a la extinción, tal como le podría pasar a la Coca Cola o a la Cruz Roja.

    Desde este punto de vista, el pontificado de Benedicto XVI fue un rotundo fracaso ya que, además de su conservadurismo en materia doctrinal –se resistía a adaptar las prácticas de la Iglesia a las nuevas mentalidades o, peor aún, propiciaba un retroceso- se produjo la explosión de los escándalos sexuales y financieros que todos conocemos. La imagen de la iglesia católica caía en picada, perdía clientes de a cientos de miles –y aquellos más valiosos por su cultura y su fortuna: los europeos y americanos-, perdía capacidad de presión e influencia en los ámbitos políticos y económicos y –parecía- se acercaba rápidamente al precipicio de la desaparición.
    Frente a esto, un grupo de obispos, principalmente alemanes y americanos, decidieron hacer lo que hace cualquier CEO de una multinacional haría: contratar una consultora a fin de conseguir asesoramiento para revertir la situación. El consejo habría sido: cambio de imagen de la iglesia católica. Esto implicaba, en primer lugar, sacar al papa Benedicto de escena, puesto que su imagen jamás iba a poder ser revertida, y colocar a otro pontífice que siguiera “el libreto” que esta consultora habría diseñado a fin de cambiar el rumbo desastroso que había tomado la iglesia.
    Este grupo de cardenales se habría movido, entonces, en ese sentido. En primer lugar, lograr la renuncia de Benedicto, lo cual no era empresa fácil, pero posible, y quedó demostrado. Podrían haber apretado por muchos lados pero –y esta no es más que mi opinión-, se habrían dado cuenta que la debilidad del papa alemán era su preocupación de cumplir con perfección germánica su ministerio. La solución venía en crearle una serie de situaciones que le mostraran que las cosas se le iban de las manos y que ya no era capaz de cumplir. Necesariamente, entonces, debía renunciar. ¿Cuáles fueron esas situaciones? Muchas: el robo de documentos por parte de su mayordomo (no podía confiar en nadie); la detonación permanente de casos de pedofilia por parte de miembros del clero, lo cual lo apesadumbraba; la publicación en todo el mundo del tráfico y lavado de dinero por parte del banco vaticano y otros escándalos financieros; los más que turbios manejos de la Curia Romana, acrecentados por la torpeza de su Secretario de Estado, el cardenal Bertone; las dos famosas cajas que contenían los documentos de la investigación interna y que, misteriosamente, con el pontificado de Francisco desaparecieron de la atención pública. En cuanto a esto último, ¿qué contenían las cajas? ¿A qué información pudo acceder el papa Benedicto? ¿Qué presiones habrá recibido? Todo esto habría provocado su renuncia y la elección de un nuevo pontífice.
    Se trataba, claro, de un cónclave previsto y preparado con anticipación por la troika (o “cuatroika”…) de cardenales encargados de la operación. ¿A quién elegir? Bergoglio era el indicado. Había sido un serio competidor de Ratzinger en el cónclave anterior, por lo que ya tenía un buen nivel de conocimiento, predicamento y apoyo en el colegio cardenalicio; era una personaje dominado por la ambición de poder y sin ningún tipo de preocupaciones o principios doctrinales (“Yo no entiendo eso de principios innegociables”, dijo el papa Francisco hace poco) por lo que no pondría reparo alguno en seguir el libreto que le pasaran y que contenía detalladamente –tal como hacen las consultoras- lo que debía hacer: desde dejar de usar la muzetta y los zapatos colorados, hasta llamarse Francisco y hablar de la iglesia “de los pobres y para los pobres”. Con eso, y muchas cosas más por el estilo, vendría una lavada de cara de la institución que prepararía el terreno para los cambios disciplinares y doctrinales de fondo.
    Pero se enfrentaban con una dificultad: los cardenales ratzingerianos, pocos en número pero que, aliados con los cardenales de la Curia y otros italianos del grupo de Sodano, podían contar con el número de votos suficientes para elegir al cardenal Scola. Pero el peligro se allanó con la renuncia intempestiva de Benedicto, que dejó en offside a Sodano, y que le valió que éste quitara su apoyo a los cardenales de la línea benedictina. Sin el sostén de los curiales y de buena parte de los italianos, el arzobispo de Milán no reuniría los votos suficientes y la balanza se inclinaría en favor del candidato de la troika.
    ¿Qué hechos concretos avalan esta hipótesis? Hay de distinto tipos. Los que conocen del manejo de imagen de empresa, aseguran que lo ocurrido con el papa Francisco es un caso de manual: ninguna novedad. Es así como se manejan las consultoras con sus clientes. Y para corroborarlo, está la decisión de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard que ha tomado el caso Francisco como un ejemplo exitoso de cambio de imagen y de CEO eficiente, y así lo enseña a sus alumnos (ver aquí).

    Otro indicio sería el masivo e incomprensible apoyo de los medios de prensa de todo el mundo a Bergoglio. Los que entienden, aseguran que el apoyo de ciertos medios –como la tapa de las revistas Time y Rolling Stone- no es gratuito sino que se compra. Es decir, estas importantísimas revistas colocan en sus portadas a quienes pagan por estar allí. ¿Parece improbable? No sé si tanto. Hace algunas semanas nos enteramos que el papa “ha contratado a la consultora internacional McKinsey para estudiar y aconsejar en la política de comunicación de la Santa Sede. Ya esa firma tenía a su cargo la auditoría financiera que ordenaron los cardenales a quienes se les ha confiado ese sector junto a la firma KMPG. También conocimos en esas charlas el nombre del principal asesor en medios del Vaticano desde el año pasado, el periodista norteamericano Greg Burke, que asesora al secretario de Estado en el manejo de las comunicaciones a través de radio, tv y medios gráficos”. La noticia apareció en el diario Ámbito Financiero del 30 de junio pasado. No resulta para nada extraño que Burke y la firma McKinsey –cuyo asesoramiento debe salirle varios millones de euros al papa que hoy comió en el comedor con los empleados vaticanos sirviéndose él mismo la humilde comida proletaria- posean el poder de lobby y el poder financiero suficiente para comprar tapas y sugerir líneas editoriales en el planeta. Todos sabemos que la propiedad de los medios de prensa más influyentes del mundo se concentra en muy pocas manos.
    Otra clase de indicios tienen que ver con las andanzas de Bergoglio antes de su elección. Es muy fuerte el comentario que indica que, seis meses antes del cónclave, comenzó a recibir clases de italiano de parte de una profesora que iba diariamente al arzobispado porteño. Además, el día en que se conoció la renuncia del papa Benedicto, estuvo horas hablando telefónicamente con cardenales de todo el mundo. Estos datos me fueron confiados personalmente por un sacerdote que trabaja en la curia de Buenos Aires. También se comenta -y, hasta donde sé, son solamente comentarios-, que entre el triste 11 de febrero de 2013 y el inicio del cónclave, hizo al menos dos viajes secretos a Roma. Si fuera verdad, haría aún más plausible esta hipótesis.

    En conclusión, el papa Francisco estaría ejerciendo un pontificado “guiñado” por una consultora internacional. Él, personalmente, no tendría otro plan más que llegar y mantenerse en el poder. Del resto, se ocupan los técnicos.

    The Wanderer

  12. #592
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,411
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    El Papa Francisco. III. Hipótesis narrativa. 2) Chauncy Gardiner


    Esta hipótesis toma el nombre del protagonista de la novela de Jerzy Kosinski, titulada Being there y traducida al español como Desde el jardín*. El libro dio ocasión a la película del mismo nombre, filmada en 1979 y muy bien actuada por Peter Sellers.

    El argumento es el siguiente: Chance es un cuarentón que vive en casa de un hombre anciano y rico. Es muy simple de entendimiento, casi fronterizo y ha vivido toda su vida en esa casa encargado de cuidar el jardín. Sus únicos conocimientos son acerca de la jardinería y de lo que ve en televisión. De hecho, sus modales y expresiones son copia de lo visto en la pantalla. Cuando su benefactor muere, Chance debe dejar la casa y descubrir, por primera vez, el mundo exterior.
    Comienza a vagar sin rumbo fijo por la ciudad hasta que, a raíz de un pequeño accidente, se encuentra con Eva, la mujer del millonario Ben Rand quien, lo hace subir a su limusina y lo lleva a su mansión a fin de que se recupere.
    Cuando la mujer le pregunta su nombre, él responde: “Chance the Gardener” (Chance, el jardinero), pero Eve entiende Chauncy Gardiner, es decir, un nombre propio de cierto lustre. Además, Chance se ha vestido con las ropas de su antiguo patrón, toda ellas de la mejor calidad y posee modales muy refinados, aprendidos en la pantalla. Este conjunto de circunstancias provoca que, cuando Ben Rand lo conoce, suponga que se trata de una persona de clase alta, muy educado y entendido en negocios y finanzas. Las palabras simples de Chance, que siempre surgen a partir de la confusión en el diálogo o de las situaciones más obvias, son entendidas como profundas y reflexivas, por lo que el millonario cree descubrir en Gardiner a una persona con una enorme capacidad de penetración y discernimiento. Las simples afirmaciones de Chance sobre el jardín y el clima son interpretadas como sentencias alegóricas sobre los negocios y la marcha de la economía.
    Rand es también hombre de confianza del presidente de los Estados Unidos a quien le presente al jardinero. También el magistrado interpreta sus palabras sobre el jardín como penetrantes observaciones sobre los vaivenes de la economía que en ese momento afectan al país. De esa manera, Chance Gardiner se convierte rápidamente en asesor político del presidente y, también, en una celebridad social que aparece en los programas de televisión más vistos y es invitado a los eventos sociales más relumbrantes.
    El millonario Rand muere debido a una grave enfermedad, no sin antes alentar a su esposa a que se acerca a Chance. En el mismo funeral, los directores de las compañías del difunto deciden que su próximo presidente debe ser Chauncy Gardiner. Hasta aquí el libro.
    ¿De qué manera esta historia puede adaptarse a una hipótesis sobre el Papa Francisco? Yo lo entiendo del siguiente modo: es como si alguien –una persona muy inteligente, o un demonio- reuniera a todos los que leemos el Wanderer, Mundabor y otros blogs, y también a Sandro Magister, a la Piqué, a Rubín y otros muchos, y se comenzara a reír a carcajadas de nosotros, mientras nos dice:
    - Déjense de interpretar y sáquense los lentes de los ojos. Bergoglio no es más que lo que ven. Como Chauncy Gardiner, es solamente un simplón que, debido a que los astros se alinearon a su favor y que se topó con las personas justas, llegó donde llegó. No hay más que eso.
    Bergoglio, en efecto, es un técnico químico de Flores, bastante mediocre en sus épocas de estudiante, que ingresó a la Compañía de Jesús y allí aprendió las mañas y artes que los jesuitas han desarrollado durante siglos para trepar, conseguir poder e influencia en la sociedad, todo, por supuesto, para mayor gloria de Dios. Vulgar e inculto, jamás se preocupó por estudiar o aprender, sino por acomodarse y alcanzar puesto que le permitieran el poder por el poder mismo, porque detrás, no había ningún objetivo o contenido; sólo su voluntad. Se hizo de derecha y casi nazi durante los ’70, cuando fue Provincial de la Compañía, periodo en el cual llegó a darle el doctorado Honoris Causa de la Universidad del Salvador al Almirante Emilio Massera. Cuando los aires cambiaron, se hizo moderadamente progre y utilizó la mala conciencia y la empeorada salud del cardenal Quarracino para pasar de portero de la residencia jesuita de Córdoba a obispo auxiliar de Buenos Aires, luego vicario general y terminar como arzobispo y cardenal primado de la Argentina. La eminentísima y reverendísima irresponsabilidad de los cardenales, que se creyeron su imagen de obispo humilde que anda subte y toma mate con los villeros, lo eligió para ocupar del solio petrino, y allí lo tenemos.

    Pero todos, progres y no progres, tendemos a interpretar sus palabras y sus gestos, buscando detrás de la simpleza y obviedad de las mismas, signos del pensamiento profundo y sapiencial que se espera de un Papa, tal como hacía Ben Rand con Chance. Pero la pura verdad, es que no hay más que lo que se ve: un hombre simple, con poco seso y escasa cultura, habitado por una enorme ambición de poder.
    Mirado desde otro ángulo: es la argentinización de la Iglesia, lo peor que le podía ocurrir a nuestra Santa Madre. La Argentina, un país con su sistema educativo desvertebrado hace décadas sino ab ovo, es una máquina de engendrar bluffs varios, debido a cierto barniz racial y superficial de su clase media. Vivimos de las rentas de nuestro pasado opulento (pero bruto, nunca tuvimos una élite intelectual en serio), de nuestros apellidos latinos y de nuestra piel blanca. Y de la audacia, toujours de l'audace, como decía Danton. El argentino es un ersatz, es decir, un sustituto de inferior calidad de un europeo, pero sólo ersatz, privado de toda vertebración y disciplina intelectual y condenado a ver la realidad metafísica bajo la grosera y maniquea categoría Boca-River.
    Esta apariencia engañosa se conjuga con lo que podríamos llamar seriedad académica del Primer Mundo, donde la clase dirigente recibe una educación cualitativanente diferente, frente a la cual el argentino ersatz es un zombie intelectual, un auténtico muerto vivo. De donde surge cierta ingenuidad, cierta inmunodeficiencia del sistema europeo para con arquetipos de la argentinidad, que en llegando a posiciones expectables, logran vender humo y encumbrarse, bajo el embuste de que “Hay algo más en este tipo”. Efecto Gardiner: alguien con las ropas y modales de Chance, no puede decir solamente lo que dice; hay algo más detrás. Quien maneja las reglas del arte tiende a ver al audaz que las quiebra como un hombre superior, que por ese eminente dominio del arte se puede dar el lujo de transgredirlas. Efecto Picasso. Para luego sufrir la frustración de la revelación del chanta, prototipo perfecto del muridismo antropológico de la inteligencia argentina. Hace unos años, la editora Tusquets escribió un libro donde contaba sus peripecias con un psicólogo argentino, integrante de la recua de chantas emigrados a España a fines de los setenta. Le costó innumerables sesiones darse cuenta de que el tipo era un irresponsable total, un alegre ignorante que le estaba arruinando la vida, una especie de Boudou de la picaresca psicoanalítica.

    Digámoslo así: el hombre quiere creer. En un sistema ordenado, Bergoglio no sale del cargo de párroco de Quemú Quemú; eso está a la vista. Entonces comienzan a funcionar los mecanismos negatorios: es un Columbo, es un padre Brown, es un Reformador de la estirpe de San Gregorio Magno. Es un extraordinario disfrazado de ordinario, un príncipe vestido con andrajos.
    Virus de mediocridad e inmunodeficiencia de los sistemas “serios”: Combinación mortal.
    Bergoglio, con un papelito, diez minutos de tiempo en el Consistorio previo al cónclave, delubaquismo de apunte y la palabra periferia les hizo la granja a los cardenales. La mayoría compró el bluff. Y así estamos un año y medio más tarde.

    En definitiva, Jorge Mario Bergoglio, el Papa Francisco, como Chance, no es más que lo que se ve.


    (Los créditos correspondientes a Ludovicus por parte del desarrollo de esta hipótesis).

    The Wanderer


    (* Nota de Hyeronimus: En España la película se llama Bienvenido, Mr. Chance.)

  13. #593
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,411
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    El Papa Francisco: la hipótesis Zelig


    Es esta la última hipótesis que proponemos acerca de la misteriosa personalidad del Papa Francisco. Y se trata de una hipótesis complementaria a cualquiera de las que hemos visto anteriormente.
    Toma su nombre del título de la película Zelig, de Woody Allen, estrenada en 1983. El protagonista, Leonard Zelig, ha logrado fama mundial gracias a su singular capacidad de adoptar la personalidad de cualquier persona que se encuentre a su lado. Este insólito hecho será estudiado por la doctora Eudora Fletcheer (Mia Farrow).
    La película está presentada como un documental rodado en blanco y negro y al estilo de los filmes de la década del ’30, en el que se sigue la vida y evolución terapéutica de Leonard Zelig y su habilidad camaleónica que le permite confrontar su identidad individual y la colectiva y el desapego como medio para entrar a formar parte de manera complaciente en el núcleo de la masa social.
    Zelig afirma en la película: “Miento porque quiero caerle bien a todo el mundo”. Y el relator comenta: “Estaba loco por asimilarse”. Más aún, el proceso patológico de Zelig lo lleva a “adquirir gusto plebeyos”, y la película se cierra con el colofón: “Esto demuestra que lo puedes hacer si eres un psicótico total”.
    Cotidianamente Bergoglio es Zelig: está de acuerdo con su interlocutor circunstancial, sin importarle que mañana deba decir exactamente lo contrario a otro interlocutor. Pongamos un solo ejemplo de entre los muchos que existen: en su famosa y desafortunada entrevista con el Scalfari prácticamente se mimetizó con la postura del ateísmo humanista representada porel periodista. Afirmó, entre otras cosas: “Y lo repito. Cada uno tiene su propia idea del Bien y del Mal y debe elegir seguir el Bien y combatir el Mal como él lo concibe” o “El Hijo de Dios se encarnó para infundir en el alma de los hombres el sentimiento de hermandad”.
    Poco tiempo después, se supo que, siendo arzobispo de Buenos Aires, le comentó en una de las entretenidas y amigables conversaciones que tenía con el P. Christian Bouchacourt, Superior de Distrito de la FSSPX, que “había leído dos veces la biografía de Mons. Lefebvre escrita por Mons. Tissier de Mallerais” ya que guardaba una profunda admiración por el arzobispo francés representante del tradicionalismo en los últimos cuarenta años.
    Del mismo modo, es capaz de hablar en una homilía sobre el diablo y sus acechanzas, y al día siguiente de los cristianos semipelagianos, burlarse de quienes le ofrecen 3000 avemarías o mimetizarse con los obispos italianos que se quejan porque tiene sacerdotes conservadores en su diócesis que no quieren dar la comunión en la mano, diciendo que esos presbíteros se despreocupan del “cuerpo social de Cristo”!

    Relato aquí una anécdota que me fue referida por el mismo protagonista. Hace algunos años, cuando ocupaba aún la sede porteña, un grupo de laicos con un pensamiento “derechoso”, en términos generales, le pidió que celebrara una misa en la catedral con motivo de un aniversario particular. El organizador del evento se encontró con el cardenal Bergoglio en la sacristía minutos antes del inicio de la celebración. Luego de un más que frío y distante saludo, le preguntó: “Decíme quiénes están en la iglesia”. El joven le comentó quiénes eran, con nombre propio aquellos más conocidos, y con referencias generales los menos. Luego, en la homilía, el cardenal habló como si fuera uno más del grupo conservador y de derechas que lo escuchaba. Nadie podía salir de su asombro de que ese mismo prelado que se negaba a apoyar las marchas pro-vida o que boicoteaba las manifestaciones públicas contra la ley del homomonio, pudiera tener un pensamiento tan claramente conservador. Por supuesto, no lo tenía. Era Leonard Zelig, o Juan Perón…

    The Wanderer
    jasarhez dio el Víctor.

  14. #594
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    En estos días veraniegos, con motivo del horrible crimen que está perpetrando el infame Estado de Israel sobre el pueblo palestino, anda uno buscando cosas por la red que me puedan dar algo de entendimiento a las motivaciones israelitas para cometer tan grande masacre (al margen de la ya sabida del petroleo). Y buscando me he encontrado con algo que no tenía nada que ver con ésto, sino con algo que también hemos tratado en hispanismo.org, y que estaba relacionado con las boberías que suele decir nuestro Gran Gurú Francisco.

    ¿Recuerdan cuando Francisquillo se empeñó en hacernos creer que cristianos, judíos y musulmanes 'le rezábamos al mismo Dios'?. Pues, veamos lo que dice una web hebrea sobre esta cuestión:

    Diferencias entre el judaísmo y el cristianismo

    El judaísmo religioso tiene como dogma central la idea que Dios es Uno (“Adonai ejad” se dice en hebreo), sin forma y sin límites. A pesar de ser una religión mesiánica (es decir, que cree que un día ha de llegar un mundo mejor, de justicia y bondad), el judaísmo no considera al mesías como una figura de naturaleza sobrehumana y aún menos divina. Por eso, por ejemplo, no está permitido pronunciar el nombre de Dios.

    En vista de estos dos puntos, la idea cristiana de que Jesús forma parte de una triada divina (la santa trinidad) no es compatible con el judaísmo, que considera que D’os [obsérvese qué piruetas hacen para no escribir la palabra Dios.- nota de Jasarhez] es uno y D’os es solo, sin principio ni final… En ningún caso toma una forma concreta para encarnar a un hombre. Tampoco es compatible con el judaísmo la concepción de un ser humano derivado de Dios a través de un vehículo humano (la virgen María). Y finalmente, el culto a representaciones de Jesús (considerado divino por los cristianos), su madre o los santos, está completamente opuesto a la concepción judía del culto al D’os único. La idea de unicidad de Dios y del desprecio de la idolatría, es decir el culto a imágenes, es una idea recurrente a lo largo de todas las escrituras hebreas.


    Conversión al judaísmo - tarbutsefarad.com
    ¿Se habrá leído ésto Francisco?. ¿Se lo habrán leído también los católicos que creyeron a pies juntillas sus palabras, solo porque se las decía un papa?. Sin embargo, los judíos parecen tenerlo clarísimo: su 'D'os' no es el mismo que el nuestro... y el cristianismo resulta ser incompatible con el judaísmo. ¿Por qué el Gran Gurú Francisco anda predicando por ahí tan grande herejía?.

    Un saludo
    Última edición por jasarhez; 06/08/2014 a las 00:20

  15. #595
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,122
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Cita Iniciado por jasarhez Ver mensaje
    ¿Recuerdan cuando Francisquillo se empeñó en hacernos creer que cristianos, judíos y musulmanes 'le rezábamos al mismo Dios'?. Pues, veamos lo que dice una web hebrea sobre esta cuestión:

    ¿Se habrá leído ésto Francisco?. ¿Se lo habrán leído también los católicos que creyeron a pies juntillas sus palabras, solo porque se las decía un papa?. Sin embargo, los judíos parecen tenerlo clarísimo: su 'D'os' no es el mismo que el nuestro... y el cristianismo resulta ser incompatible con el judaísmo. ¿Por qué el Gran Gurú Francisco anda predicando por ahí tan grande herejía?.
    Échale un vistazo a este hilo que acabo de abrir:

    Carta de San Gregorio VII a An Nadir. ¿Veneran las tres religiones al mismo Dios?
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  16. #596
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,411
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    FRANCISCO REVOCA SUSPENSIÓN A DIVINIS A SANDINISTA D’ ESCOTO

    El religioso participó en el gobierno sandinista

    Escribió a Francisco para volver a celebrar la Eucaristía

    Inminente acercamiento de Francisco a la Teología de la Liberación

    Francisco ha dado su asentimiento para que sea revocada la “suspensión a divinis” del padre Miguel d’Escoto Brockmann, de 81 años, de la Congregación de Maryknoll. El religioso había incurrido en la pena canónica en los años 80 por su participación en el gobierno sandinista de Nicaragua: pena que d’Escoto aceptó desde el inicio, si bien permaneciendo miembro de la propia sociedad misionera, pero sin desarrollar alguna actividad pastoral.
    Desde hace años el sacerdote habría abandonado el empeño político. El Padre d’Escoto ha escrito una carta a Francisco manifestando su deseo de “volver a celebrar la Santa Eucaristía”, “antes de morir”. Respondiendo afirmativamente a su petición, Francisco ha encargado al superior general del Instituto acompañarlo en el proceso de reintegración al ministerio sacerdotal.
    Los inspiradores de su vida: León Tolstoi, M. K. Gandhi, Martin Luther King y Dorothy Day. D’Escoto defiende el multilateralismo y el respeto del derecho internacional y los principios de la no violencia activa, la solidaridad y la justicia social, base de su vida política.

    D’Escoto dice que Castro es un elegido de Dios para llevar mensaje a A.Latina

    Managua, 5 ago.- El sacerdote y excanciller nicaragüense Miguel D’Escoto Brockmann dijo hoy que el líder cubano Fidel Castro es un elegido de Dios para transmitir el mensaje del Espíritu Santo en América Latina.
    “El Vaticano puede silenciar a todo el mundo, entonces Dios hará que las piedras hablen y que las piedras transmitan su mensaje, pero no hizo eso, escogió al más grande latinoamericano de casi todos los tiempos: Fidel Castro”, declaró el religioso, de 81 años, al Canal 4 de la televisión local.
    D’Escoto Brockmann, actual asesor para asuntos limítrofes y de relaciones internacionales del Gobierno del presidente de Nicaragua, el sandinista Daniel Ortega, brindó estas declaraciones un día después de que El Vaticano hiciera pública la decisión papal de levantarle la “suspensión a divinis” que le había impuesto el papa Juan Pablo II.
    “Es a través de Fidel Castro que el Espíritu Santo nos transmite el mensaje. Ese mensaje de Jesús, de la necesidad de luchar por establecer firme e irreversiblemente el reino de Dios en esta tierra, que es su alternativa al imperio”, continuó.
    Asimismo, el también expresidente de la Asamblea General de la ONU reveló que el levantamiento de su castigo ocurrió gracias al apoyo del nuncio apostólico en Nicaragua, Fortunatus Nwachukwu, quien le recomendó escribir una carta al papa Francisco para solicitar el cese de la suspensión.
    El sacerdote reiteró que su alegría es poder dirigir su primera eucaristía en español, ya que a mediados del siglo pasado se hacía en latín y luego las realizó en inglés.
    Durante los casi 30 años que duró su sanción, su trabajo como sacerdote fue limitado a confesar a desahuciados y funciones menores, indicó.
    El pontífice dio su consentimiento para que se levante la “suspensión a divinis” que le impedía oficiar la misa a D’Escoto Brockmann, quien pertenece a la Congregación misionera Maryknoll.
    El religioso fue suspendido por el fallecido papa Juan Pablo II en 1984, tras su entrada en el Gobierno sandinista de Nicaragua.
    El papa Francisco aceptó la revocación de la “suspensión a divinis” y pidió al superior general de la congregación que siga con el proceso de reintegración del sacerdote nicaragüense.
    Su primera misa tras el cese de la suspensión todavía no tiene fecha.
    D’Escoto Brockmann anunció también que una película sobre su vida recién fue terminada de editar en Italia y que, posiblemente, se presente el 1 de octubre próximo.
    “El nombre que le pusieron es ‘The problem maker’, ‘El que le causa problemas al imperio'”, dijo el sacerdote, entre risas.
    Miguel D’Escoto Brockmann nació el 5 de febrero de 1933 en Los Ángeles (Estados Unidos), fue ordenado en Nueva York en 1961 y se convirtió en uno de los exponentes de la Teología de la Liberación.
    Su colaboración con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Nicaragua comenzó en 1975 a través del Comité de Solidaridad en Estados Unidos.
    Al triunfar la revolución sandinista, D’Escoto fue llamado por la Junta de Reconstrucción Nacional para ser ministro de Exteriores.
    Tras el regreso al poder de Ortega en enero de 2007, el religioso fue nombrado asesor para asuntos limítrofes y de relaciones internacionales.
    (Agencia EFE)
    ¿Cuáles serán las bases de su vida religiosa?

    FRANCISCO REVOCA SUSPENSIÓN A DIVINIS A SANDINISTA D’ ESCOTO | Ecce Christianus

  17. #597
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Cita Iniciado por Kontrapoder Ver mensaje
    Kontra, ya te ha contestado en ese mismo hilo Hyeronimus. En cualquier caso, te invito a hacer una prueba. Si conoces alguna mezquita próxima a tu domicilio, acércate por allí, busca al responsable, y pregúntale qué tienes que hacer para convertirte al islam. Verás como te dice que has de recitar su profesión de fé (shahada). Y si eres católico, además debes de hacer una declaración pública de que estás seguro de que Jesús no es el Hijo de Dios.

    ¿Cómo puedo "convertirme" al Islam?

    ¿CUÁL ES EL PROCESO PARA HACERME MUSULMÁN?

    1) Es muy sencillo, tan solo debes dar testimonio de fe (llamado shahada), primero poniendo intención en tu corazón y diciendo ante al menos dos testigos musulmanes, lo siguiente:

    Ash'hadu, an la iláha il-la Al-láh , Ua ash-hadu an-na Muhammadan Rasulu Al-lah (=Atestiguo que no hay dios excepto Dios y atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Dios)

    Debes también (si eras cristiano) reconocer y decir: que Jesús (la Paz sea con El) hijo de María la Pura (que Al-lah esté complacido con ella) no es hijo de Dios, sino un profeta como todos los demás y es súbdito de Al-lah (Dios).

    Estas son las palabras que pueden sacar a todo el mundo de la oscuridad a la luz.

    http://www.way-to-allah.com/es/islam/conversion.html
    En otras palabras, habrías de renegar públicamente de la Santísima Trinidad y ver solamente a Jesucristo como un profeta mas, que no es Dios, ni Hijo de Dios. ¡¡Fíjate si ellos tienen bien claro que nuestro Dios Uno y Trino no es el de ellos!!. Lo tienen clarísimo... Por eso llamaba estúpidos a los católicos españoles que creen todas las bobadas que les dice el Gran Gurú Francisco. Parece mentira que judíos y musulmanes lo tengan tan claro, y en el catolicismo comiencen a existir tantísimas dudas.

    Un saludo


    ____________
    P.D.: ¿Vas a ir a preguntarle al imán más próximo si es verdad esto que Jasarhez te ha contado o te sirve con el enlace que te he puesto?
    Última edición por jasarhez; 06/08/2014 a las 18:11

  18. #598
    Avatar de NovoHispano
    NovoHispano está desconectado Católico HispanoAmericano
    Fecha de ingreso
    04 nov, 11
    Ubicación
    Tamaulipas, México.
    Edad
    36
    Mensajes
    61
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Ya no se que pensar de este Papa. Muchos me quieren forzar al sedevacantismo, pero, enserio, ya no se ni que pensar.

    Pax.




  19. #599
    Avatar de Montealegre
    Montealegre está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    31 dic, 13
    Ubicación
    Civdad de los Reyes, Reynos del Perv
    Mensajes
    464
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Entre guitarra, charango y bombo


    Nos enteramos hoy de un nuevo desatino pontificio: el día 12 de noviembre, el Santo Padre celebrará la “Santa Misa Criolla” en la basílica de San Pedro, que será interpretada por los cantantes y músicos argentinos Patricia Sosa y Tukuta Gordillo. Los ensayos se harán en la Capilla Sixtina los días anteriores.
    El nivel de impiedad y de destrucción de la belleza litúrgica, de milenios de tradición, del buen gusto y de la sensatez más elemental que posee Bergoglio son impredecibles, y sorprenden día a día.
    Los mismos muros que escuchaban extasiados los Viernes Santo el Miserere de Allegri; las columnas de bronce del baldaquino que se emocionaban con los motetes de Pergolesi o Victoria, escucharán ahora las guitarras, charango, bombos, quenas, panderetas y otros tipo de instrumentos musicales.
    Recuerdo que, siendo niño y cuando la Misa Criolla era famosa, se decía una y otra vez, que no era un pieza musical para ser interpretada en la liturgia sino que era solamente un muy buena y lograda expresión de la cultura musical popular argentina.
    Recuerdo también que, durante años, muchos buenos obispos y sacerdotes repetían a porfía que la guitarra o el bombo eran instrumentos aptos para ser utilizados en la liturgia porque no tenían las condiciones para ello y que, si en algunos lugares se los utilizaba, eso era nada más que excesos y no podía ser tomado como norma. Y recuerdo también que, por decir esto, muchos curas tuvieron problemas, fueron perseguidos por sus obispos y abominados por sus fieles.
    Y ahora, el técnico químico del arrabal porteño que fue elegido por los cardenales como sucesor de Pedro, celebrará el Santo Sacrificio es la mismísima basílica patriarcal de San Pedro acompañado de esa parafernalia de instrumentos musicales y cantos criollos.


    Este hombre no tiene límites.
    The Wanderer: Entre guitarra, charango y bombo

  20. #600
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por NovoHispano Ver mensaje
    Ya no se que pensar de este Papa. Muchos me quieren forzar al sedevacantismo, pero, en serio, ya no se ni que pensar.

    Pax.
    Gracias a Dios, en estos tiempos, no se puede hablar de sedevacantismo. Tenemos dos papas, uno de ellos emérito que, a la hora de dar consejos, no se parece en nada a Francisco...



    10 consejos de Benedicto XVI a la gente joven

    Dialogar diariamente con Dios, leer la Biblia, acudir a la Misa del domingo, contar las alegrías y penas a Cristo, dar ejemplo o ser útil a los demás: son algunos de los consejos que el Papa da a los jóvenes (9 de abril: Jornada de la Juventud).

    1) Dialogar con Dios
    “Alguno de vosotros podría tal vez identificarse con la descripción que Edith Stein hizo de su propia adolescencia, ella, que vivió después en el Carmelo de Colonia: “Había perdido consciente y deliberadamente la costumbre de rezar”. Durante estos días podréis recobrar la experiencia vibrante de la oración como diálogo con Dios, del que sabemos que nos ama y al que, a la vez, queremos amar”.

    2) Contarle las penas y alegrías
    “Abrid vuestro corazón a Dios. Dejaos sorprender por Cristo. Dadle el “derecho a hablaros” durante estos días. Abrid las puertas de vuestra libertad a su amor misericordioso. Presentad vuestras alegrías y vuestras penas a Cristo, dejando que él ilumine con su luz vuestra mente y toque con su gracia vuestro corazón.

    3) No desconfiar de Cristo
    “Queridos jóvenes, la felicidad que buscáis, la felicidad que tenéis derecho de saborear, tiene un nombre, un rostro: el de Jesús de Nazaret, oculto en la Eucaristía. Sólo él da plenitud de vida a la humanidad. Decid, con María, vuestro “sí” al Dios que quiere entregarse a vosotros. Os repito hoy lo que dije al principio de mi pontificado: ‘Quien deja entrar a Cristo en la propia vida no pierde nada, nada, absolutamente nada de lo que hace la vida libre, bella y grande. ¡No! Sólo con esta amistad se abren de par en par las puertas de la vida. Sólo con esta amistad se abren realmente las grandes potencialidades de la condición humana. Sólo con esta amistad experimentamos lo que es bello y lo que nos libera’. Estad plenamente convencidos: Cristo no quita nada de lo que hay de hermoso y grande en vosotros, sino que lleva todo a la perfección para la gloria de Dios, la felicidad de los hombres y la salvación del mundo”.

    4) Estar alegres: querer ser santos
    “Más allá de las vocaciones de especial consagración, está la vocación propia de todo bautizado: también es esta una vocación a aquel ‘alto grado’ de la vida cristiana ordinaria que se expresa en la santidad. Cuando se encuentra a Jesús y se acoge su Evangelio, la vida cambia y uno es empujado a comunicar a los demás la propia experiencia (…). La Iglesia necesita santos. Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad. Os invito a que os esforcéis estos días por servir sin reservas a Cristo, cueste lo que cueste. El encuentro con Jesucristo os permitirá gustar interiormente la alegría de su presencia viva y vivificante, para testimoniarla después en vuestro entorno”.

    5) Dios: tema de conversación con los amigos
    “Son tantos nuestros compañeros que todavía no conocen el amor de Dios, o buscan llenarse el corazón con sucedáneos insignificantes. Por lo tanto, es urgente ser testigos del amor contemplado en Cristo. Queridos jóvenes, la Iglesia necesita auténticos testigos para la nueva evangelización: hombres y mujeres cuya vida haya sido transformada por el encuentro con Jesús; hombres y mujeres capaces de comunicar esta experiencia a los demás”.

    6) El domingo, ir a Misa
    No os dejéis disuadir de participar en la Eucaristía dominical y ayudad también a los demás a descubrirla. Ciertamente, para que de esa emane la alegría que necesitamos, debemos aprender a comprenderla cada vez más profundamente, debemos aprender a amarla. Comprometámonos a ello, ¡vale la pena! Descubramos la íntima riqueza de la liturgia de la Iglesia y su verdadera grandeza: no somos nosotros los que hacemos fiesta para nosotros, sino que es, en cambio, el mismo Dios viviente el que prepara una fiesta para nosotros. Con el amor a la Eucaristía redescubriréis también el sacramento de la Reconciliación, en el cual la bondad misericordiosa de Dios permite siempre iniciar de nuevo nuestra vida.

    7) Demostrar que Dios no es triste
    Quien ha descubierto a Cristo debe llevar a otros hacia él. Una gran alegría no se puede guardar para uno mismo. Es necesario transmitirla. En numerosas partes del mundo existe hoy un extraño olvido de Dios. Parece que todo marche igualmente sin él. Pero al mismo tiempo existe también un sentimiento de frustración, de insatisfacción de todo y de todos. Dan ganas de exclamar: ¡No es posible que la vida sea así! Verdaderamente no.

    8) Conocer la fe
    Ayudad a los hombres a descubrir la verdadera estrella que nos indica el camino: Jesucristo. Tratemos nosotros mismos de conocerlo cada vez mejor para poder guiar también, de modo convincente, a los demás hacia él. Por esto es tan importante el amor a la sagrada Escritura y, en consecuencia, conocer la fe de la Iglesia que nos muestra el sentido de la Escritura.

    9) Ayudar: ser útil
    Si pensamos y vivimos en virtud de la comunión con Cristo, entonces se nos abren los ojos. Entonces no nos adaptaremos más a seguir viviendo preocupados solamente por nosotros mismos, sino que veremos dónde y cómo somos necesarios. Viviendo y actuando así nos daremos cuenta bien pronto que es mucho más bello ser útiles y estar a disposición de los demás que preocuparse sólo de las comodidades que se nos ofrecen. Yo sé que vosotros como jóvenes aspiráis a cosas grandes, que queréis comprometeros por un mundo mejor. Demostrádselo a los hombres, demostrádselo al mundo, que espera exactamente este testimonio de los discípulos de Jesucristo y que, sobre todo mediante vuestro amor, podrá descubrir la estrella que como creyentes seguimos.

    10) Leer la Biblia
    El secreto para tener un “corazón que entienda” es formarse un corazón capaz de escuchar. Esto se consigue meditando sin cesar la palabra de Dios y permaneciendo enraizados en ella, mediante el esfuerzo de conocerla siempre mejor. Queridos jóvenes, os exhorto a adquirir intimidad con la Biblia, a tenerla a mano, para que sea para vosotros como una brújula que indica el camino a seguir. Leyéndola, aprenderéis a conocer a Cristo. San Jerónimo observa al respecto : “El desconocimiento de las Escrituras es desconocimiento de Cristo”

    * * *

    En resumen…
    Construir la vida sobre Cristo, acogiendo con alegría la palabra y poniendo en práctica la doctrina: ¡he aquí, jóvenes del tercer milenio, cuál debe ser vuestro programa! Es urgente que surja una nueva generación de apóstoles enraizados en la palabra de Cristo, capaces de responder a los desafíos de nuestro tiempo y dispuestos a para difundir el Evangelio por todas partes. ¡Esto es lo que os pide el Señor, a esto os invita la Iglesia, esto es lo que el mundo – aun sin saberlo – espera de vosotros! Y si Jesús os llama, no tengáis miedo de responderle con generosidad, especialmente cuando os propone de seguirlo en la vida consagrada o en la vida sacerdotal. No tengáis miedo; fiaos de Él y no quedaréis decepcionados.

    BENEDICTO XVI



Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Francisco Elías de Tejada
    Por Hyeronimus en el foro Italiano
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 04/02/2018, 21:55
  2. Inquisición arquitectónica habemus (habremus???)
    Por Hyeronimus en el foro Cultura general
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 27/03/2012, 03:58
  3. Testamento Francisco Franco.
    Por TerciodeSarmiento en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 14/05/2009, 01:59
  4. Francisco Hernández
    Por Hyeronimus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/11/2007, 02:45
  5. ¡¡Ilustrísimo forero habemus!!
    Por Juan del Águila en el foro Tertúlia
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 24/07/2006, 11:07

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •