Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 24

Tema: "La fe cristiana se propone, no se impone"

  1. #1
    Hispaniae está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 07
    Mensajes
    20
    Post Thanks / Like

    "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Discurso de Mons. Ricardo Blazquez en la Asamblea plenaria.

    La evangelización con la espada es evangélica?
    Si el mensaje de Dios es amor cabe la violencia como recurso?

    Me gustaría recoger vuestras opiniones.

    Saludos.

  2. #2
    Avatar de Cirujeda
    Cirujeda está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 06
    Ubicación
    A la vista del castillo de Gibralfaro.
    Mensajes
    616
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Bueno, la fe no es "imponible". Se podrá obligar a una persona a practicar tal o cual rito, pero la fe sólo la da Dios.

    Otra cosa es que el sagrado derecho a la libertad religiosa deba ser amparado, y la mejor forma de amparlo sea el Estado confesional católico, que nos preservaría de totalitarismos laicistas.

    Un Estado católico, para no caer en contradicción, no podría imponer la catolicidad. De otra forma, sería contrario a la doctrina de la Iglesia. Dicho de otra forma, sería anticatólico en su esencia.

    Un saludo.
    "La Verdad os hará libres"

  3. #3
    Chanza está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 abr, 06
    Mensajes
    1,183
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Cita Iniciado por Cirujeda Ver mensaje
    Otra cosa es que el sagrado derecho a la libertad religiosa deba ser amparado, y la mejor forma de amparlo sea el Estado confesional católico, que nos preservaría de totalitarismos laicistas.

    Un Estado católico, para no caer en contradicción, no podría imponer la catolicidad. De otra forma, sería contrario a la doctrina de la Iglesia. Dicho de otra forma, sería anticatólico en su esencia.Un saludo.
    "Pues sabéis muy bien, Venerables Hermanos, se hallan no pocos que aplicando a la sociedad civil el impío y absurdo principio que llaman del naturalismo, se atreven a enseñar «que el mejor orden de la sociedad pública, y el progreso civil exigen absolutamente, que la sociedad humana se constituya y gobierne sin relación alguna a la Religión, como si ella no existiesen o al menos sin hacer alguna diferencia entre la Religión verdadera y las falsas.» Y contra la doctrina de las sagradas letras, de la Iglesia y de los Santos Padres, no dudan afirmar: «que es la mejor la condición de aquella sociedad en que no se le reconoce al Imperante o Soberano derecho ni obligación de reprimir con penas a los infractores de la Religión católica, sino en cuanto lo pida la paz pública.» Con cuya idea totalmente falsa del gobierno social, no temen fomentar aquella errónea opinión sumamente funesta a la Iglesia católica y a la salud de las almas llamada delirio por Nuestro Predecesor Gregorio XVI de gloriosa memoria (en la misma Encíclica Mirari), a saber: «que la libertad de conciencia y cultos es un derecho propio de todo hombre, derecho que debe ser proclamado y asegurado por la ley en toda sociedad bien constituida; y que los ciudadanos tienen derecho a la libertad omnímoda de manifestar y declarar públicamente y sin rebozo sus conceptos, sean cuales fueren, ya de palabra o por impresos, o de otro modo, sin trabas ningunas por parte de la autoridad eclesiástica o civil.» Pero cuando esto afirman temerariamente, no piensan ni consideran que predican la libertad de la perdición (San Agustín, Epístola 105 al. 166), y que «si se deja a la humana persuasión entera libertad de disputar, nunca faltará quien se oponga a la verdad, y ponga su confianza en la locuacidad de la humana sabiduría, debiendo por el contrario conocer por la misma doctrina de Nuestro Señor Jesucristo, cuan obligada está a evitar esta dañosísima vanidad la fe y la sabiduría cristiana» (San León, Epístola 164 al. 133, parte 2, edición Vall)."
    Pío IX, encíclica Quanta cura

    Por "sagrado derecho a la libertad religiosa" sólo puede entenderse el derecho de la Iglesia católica a predicar y organizarse con entera libertad.

    El "Estado confesional católico" es un estadio medio entre el régimen de Cristiandad y el pleno liberalismo. En España siempre hemos aspirado a restaurar la Unidad Católica, que no es un Estado confesional (no hay confesionalidad, estrictamente hablando, hasta que aparecen las constituciones liberales) sino una situación de hecho: aquí somos católicos todos. Quien no lo sea, calle o márchese.
    Última edición por Chanza; 30/04/2007 a las 15:35

  4. #4
    Avatar de Cirujeda
    Cirujeda está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 06
    Ubicación
    A la vista del castillo de Gibralfaro.
    Mensajes
    616
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Chanza: Muy interesante. Gracias.

    De todas formas, dado que no existe la Cristiandad, ¿cree usted que las palabras de Pío IX pueden aplicarse hoy día?
    ¿No nos habremos equivocado en algo?
    La historia de la Iglesia está llena de correcciones.

    Una cosa es la Cristiandad y otra el paganismo actual. En nuestros días, ¿no habremos de considerarnos forasteros en tierra extraña? ¿No tendremos que aceptar que estamos en una situación de inferioridad de fuerzas?

    Queramos o no, no es posible decir "calle o márchese". ¿Quién los echa? ¿Con qué medios?

    Y conste que pienso que la sociedad era mejor en tiempos de Pío IX que ahora. Y que la gente era más feliz. Y que existían menos errores en el ambiente.

    Un saludo.
    "La Verdad os hará libres"

  5. #5
    Hispaniae está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 07
    Mensajes
    20
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Interesantes aportaciones. La fe auténtica no se puede imponer, como decía Cirujeda una fe basada en el amor no puede ser impuesta, seria una contradicción en si misma, cuando no una blasfemia?

    Por otra parte un estado católico basado en el sometimiento absoluto no me parece razonable. Entiendo que hay puntos de vista de tradición basados en valores eternos, fe, patria y rey, pero en un modelo democratico se debe imponer el mínimo común a todos los ciudadanos, esto es, la carta de los derechos humanos, ir más allá es cometer discriminaciones ya sea por religión, raza, sexo...Un paso atrás en la historia.

    Si defendemos la libertad del catolicismo para propagar su mensaje hemos de entender que ésta viene amparada en nuestra sociedad por la Constitución, que reconoce el derecho a la libertad de culto, igual para el budismo, hinduismo, judaismo, islamismo...etc...

    Si se cree en el libre albedrío cada uno deber tener la libertrad para elegir una opción religiosa y practicarla.

    Saludos.
    Última edición por Hispaniae; 30/04/2007 a las 22:30

  6. #6
    Avatar de CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN
    CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 oct, 06
    Ubicación
    Santiago de la Nueva Extremadura
    Edad
    52
    Mensajes
    668
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Estimado HISPANIE:

    Entiendo que sus comentarios, en especial el último, obedecen a un total desconocimiento de la doctrina católica al respecto, porque sus opiniones se oponen diametralmente a las verdades sostenidas por la única Fe verdadera y digna de respeto que es la enseñada por la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana, la única fundada por Cristo Nuestro Señor.

    La democracia, tal cual se entiende hoy en día, está condenada por el magisterio de la Iglesia en innumerables documentos, y constituye la máxima expresión de la anticristiandad (es decir la organización de la sociedad según la voluntad popular y no según la voluntad divina). Lo que la Iglesia siempre ha enseñado es una sociedad jerárquica en la cual se debe discriminar (sí, discriminar, esa bella palbra tan odiada por Satanás, el adalid del igualitarismo, y todos sus secuaces) conforme a las excelencias particulares de los individuos y los distintos niveles de las organizaciones sociales. Porque no somos iguales, por ejemplo, tenemos los hombres (cabezas de la sociedad) distintos deberes y atribuciones respecto de aquellas que no lo son, las mujeres. En cuanto a las otras "religiones", solo se pueden tolerar cuando su erradicación constituye un mal mayor que el bien que se pretende obtener. Y conste que la Iglesia solo la admite la tolerancia civil (o sea que a las sectas se les permita existir sin estar autorizadas a efectuar culto público), por ningún motivo la tolerancia religiosa ( o sea admitir como verdad formal siquiera uno de sus "dogmas"). De ahí la bendición que constituyó para la Hispanidad aquella gloria suya que fuera su Tribunal del Santo Oficio y que nos librara de tantos males, alejando la corrupción y la barbarie "europeas", hasta el triste episodio de su disolución. Por otra parte, que una constitución (que no es más que un panfleto liberal), promulgue la libertad religiosa o cualquiera de los así llamados "Derechos Humanos" (También condenados por infinidad de documentos pontificios y quintaesencia del anticatolicismo), para nada implica que sean propios y verdaderos derechos, puesto que se oponen a los de Dios y por tanto es un deber despreciarlos y desconocerlos, en cuanto antinaturales.

    En último lugar, cabe señalar que la Iglesia jamás a permitido las conversiones forzosas y siempre las ha castigado con las peores penas, pero algo muy distinto es transigir con el error y el cinismo luciferino del liberalismo y su credo masónico. Ud. se equivoca del todo al afirmar que la libertad religiosa, no discriminación, democracia, etc. son logros o progresos, todo lo contrario, porque el único progreso es relativo a Dios, no al hombre. Mucho más civilizados e infinitamente más avanzados que nosotros fueron los hombres del siglo XIII y los de la España de los siglos XIV al XVII, que supieron comprender que su mayor empeño no podía sino consistir en defender la Ciudad Cristiana, edificada gracias a la Fe que, por la gracia de Dios y mediante su Santa Iglesia, le heredaran nuestros mayores.

    Atte. C. YÁÑEZ D.

  7. #7
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"



    La Fe auténtica sí se puede imponer y debe imponerse. El problema es el “cómo”.

    La tesis católica correcta, antes de la catástrofe conciliar y de la Ley de Libertad de Cultos en España derivada de la anterior, (ambas de mediados de los años sesenta), era la de que en las naciones de mayoría católica el Estado tenía obligación de ser católico y promulgar leyes que no fueran contrarias a la religión católica y a ser posible asentir a lo que la Iglesia dijera en las materias mixtas Iglesia-Estado.

    Lo cual no quiere decir que se obligara a todo el mundo a ser católico (y a imponerle la fe), sino que el no-católico habría de serlo a pesar del entorno católico: es decir, que todo operaba para que el católico lo siguiera siendo y que el que no lo fuera o quisiera dejar de serlo lo fuera por convicción personal, pero sin violentarle la conciencia en absoluto: si no quería ir a misa no iba y se acabó; si no quería casarse por la Iglesia, que apostatara y se casara por lo civil…etc. Lo cual tampoco le daba derecho a publicar escritos anticatólicos y a ejercer públicamente otros cultos (eso podía hacerlo sólo en privado).
    Se respetaba que una mayoría católica quería “democráticamente” una legislación en sentido católico.

    El problema de “imponer” la fe y el evangelio dentro de ese contexto no tiene sentido, dado que se parte de que la mayoría de la población es católica. Lo que no se quería en absoluto era que se impusieran las tesis laicas de los anticatólicos.
    EL TERMINO MEDIO ES CASI IMPOSIBLE entre unas y otras.

    Pero repito que imponer forzosamente “en conciencia” siempre ha estado prohibido por la Iglesia, al menos en los tiempos modernos.

    Lo cual no da derecho a pasar a la tesis contraria como se ha hecho (con los previsibles resultados catastróficos que padecemos): que para no “violentar” a una minoría de ateos, el Estado de una nación mayoritariamente católica (como España) ha de legislar en sentido laico; que es la nefasta tesis que desde el Vaticano II se ha inculcado a todos los católicos de naciones originariamente de mayoría católica, que ya lo tienen asumido como un dogma de fe.

  8. #8
    Hispaniae está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 07
    Mensajes
    20
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Me parecen muy interesante vuestras respuestas, valoro sobremanera de este foro el nivel de argumentación de sus participantes.

    En nuestro caso español, entiendo que sí el catolicismo es la religión mayoritaria y la Constitución es aprobada por los ciudadanos, la mayoría de católicos han abandonado la idea de un estado católico en favor de un estado aconfesional.

    Por otra parte, que diferencias podrían haber entre las teocracias islámicas y estados católicos o no sin una separación entre fe y leyes?

    Respecto a la crítica del igualitarismo, el mensaje fundamental de la Iglesia, el Evangelio, predica la igualdad de los hombres como hijos de Dios, por encima de naciones, razas, incluso familias o posiciones sociales. Quizás sea ésta una de las fuentes de las que derivan los derechos del hombre y la democracia a la "Europea", contrapuesta al modelo anglo-americano basado en el trabajo y el liberalismo economico.

    Quizás el término medio no pueda existir, pero ninguno de los extremos caen en la justa medida.

  9. #9
    Avatar de Cirujeda
    Cirujeda está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 06
    Ubicación
    A la vista del castillo de Gibralfaro.
    Mensajes
    616
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Hispaniae:

    Me atrevo a sugerirle que se plantee si algunas ideas que, según creo, usted cree definitivas, lo son en realidad.

    Vivimos en un contexto en que parece que cualquiera que critica la democracia es un enemigo de la libertad.

    Mire usted: Yo no me considero demócrata, pero sí defensor de la libertad. Creo que estamos enfangados en un montón de conceptos políticamente correctos que, en realidad, limitan la libertad de las personas.

    Si usted es cristiano (parece que sí), le remito a las palabras del Evangelio de San Juan: "La Verdad os hará libres". Hay, por tanto, una subordinación de la libertad a la Verdad. Sólo quienes conocen esa Verdad pueden ser libres.

    En el momento en que el valor supremo es la libertad, caemos en un relativismo esclavizante y deshumanizador.

    Le sugiero que lea completas algunas de las aportaciones de este foro; Gothico, por ejemplo, puede parecer intolerante. Pero si lee usted todo lo que escribe, verá que hay mucho de aprovechable.

    Vuelvo al principio de esta intervención: ¿Y si resulta que la democracia, la constitución, las elecciones y todo ese conjunto no son realmente defensores de la libertad?

    En mi opinión, sólo existe libertad en una sociedad cristiana. Existe, por ejemplo, el respeto a la conciencia individual. Existen leyes justas, basadas en los valores cristianos. Existe una ayuda, que nace del propio ambiente, para la juventud.

    Saludos.
    "La Verdad os hará libres"

  10. #10
    Hispaniae está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 07
    Mensajes
    20
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Agradezco su respuesta Cirujeda, ante todo que quede claro que no trato de repartir carnets de democrata, o de defensor de la libertad, no quiero polemizar ni que nadie se siente ofendido, solamente planteo preguntas para encontrar respuestas y enriquecernos todos más.

    En mi revisión de ideas considero evidente que la democracia no es un sistema perfecto y si perfeccionable, concretamente en listas abiertas, mayor participación directa del ciudadano... a pesar de ello, no se me ocurre otro sistema más avanzado y que haya permitido mayor crecimiento social y economico en la historia de la humanidad. Cuando hablo de libertad, hablo de derechos reconocidos a los ciudadanos, y no imagino un mayor reconocimiento de derechos, por tanto de libertad, en todo nuestro Occidente, recordemos el comunismo y fascismo como regimenes que suprimen la libertad del individuo por un supuesto "bien colectivo" que acaban en la total ruina moral y material.

    Antes que estados catolicos, musulmanes, judíos o de cualquier otra religión es necesario hablar de que valores defienden. En teoría todas las religiones aspiran a unir al ser humano con Dios o almenos a satisfacer su ansía espiritual, pero es en la práctica cuando realmente se observan las bondades de unas y otras.

    Un cierto igualitarismo es necesario y casi indispensable pues como ibamos a convivir en la tierra 7.000 millones de seres humanos, con sus países, lenguas, religiones, trabajos, familias sin un cierto común denominador? los derechos básicos dan respuesta a ello, posibilitando una cierta convivencia y justicia. Es decir, desde un punto de visto evangélico, no son justos los exclusivismos ni las desigualdades y sufrimientos causados por el hombre.

    El hombre no debería corromper la belleza que desprende el espíritu religioso dandole un uso partidista o colectivo que desemboque en la práctica del mal.

    Por ello no entiendo determinadas actitudes contrarias a la defensa de la Paz o el entendimiento cuando el Evangelio si se puede definir de alguna manera es un mensaje de Paz y amor. De ahí radica la fuerza del cristianismo y la supervivencia durante 2000 años, por el espíritu de esa predica. Desde luego como imperio se hubiera agotado en pocos siglos, como todos los imperios de la tierra construidos bajo la espada y la opresión.

    A pesar de no ser un sistema ideal, si da más libertad y derechos el sistema democratico que otros basados en utopías.

    Saludos.
    Última edición por Hispaniae; 02/05/2007 a las 19:56

  11. #11
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,200
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"




    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  12. #12
    Avatar de CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN
    CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 oct, 06
    Ubicación
    Santiago de la Nueva Extremadura
    Edad
    52
    Mensajes
    668
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Estimado HISPANIE:

    El sistema más utópico que pueda existir es precisamente el democrático, puesto que, entre otras cosas se funda en los siguientes errores:

    1º Originar el poder en el pueblo asumido como una sociedad de iguales.

    Cosa del todo imposible porque todo poder viene de Dios y no de la chusma. Resulta imposible metafísicamente que un ser humano, en cuanto igual a otro, le confiera poder a este último, si antes no le ha sido conferido por otro que le sea superior en dignidad (la progresión infinita implica absurdo). De ahí que necesariamente se reconozca la desigualdad de dignidades, porque una sociedad de iguales es imposible (basta con análizar el caso de la unidad fundamental de la sociedad que es la familia, en la cual todos tienen distintos deberes y atribuciones). Es tan absurdo este principio democrático que el mismo sistema dispone que la mayoría absoluta sea el 50% más 1; o sea, al desconocer la autoridad originada en Dios no queda más que acudir a la fuerza, aunque en este caso astutamente soterrada.

    2º Ser el gobierno "del pueblo del pueblo, por el pueblo y para el pueblo".

    Ningún ser se puede gobernar a sí mismo, ya que implica otorgarse normas, partiendo por aquellas que constituyen su principio de operaciones, o sea su naturaleza. Y como nadie puede ser causa de sí mismo, necesariamente ha de ser causado por otro que por ser la causa eficiente de un agente ( en este caso el pueblo o sociedad) le imprime su causa final. Asimismo, la finalidad del creado no puede ser él mismo sino que siempre le es externa, porque no existen las criaturas inútiles (absurdas en cuanto no constituyen un bien para ninguna otra) que en definitiva contradirían el principio de unidad del ser (mantenido en la creación en el hecho de apetecer toda criatura a otra en cuanto posee una perfección de la cual carece). El fin de la sociedad (el pueblo) es su bien común, el cual no depende de él sino que obedece a una comunión espiritual con los ascentros y la heredad llamada patria y quew en definitiva se identifica con Dios mismo.

    3º Pretender la separación de los poderes del estado.

    Autoridad viene de augeo (crear, aumentar). No es autoridad quien ejecuta, pero no legisla ni juzga y es absurdo promulgar leyes sin tener el poder de imponerlas. De ahí todo el ridículo formalismo de tramitación de leyes en los regímenes democráticos (de hecho la ley es tal cuando la sanciona y promulga el ejecutivo), que no tiene otro propósito que imponer la ley y observar su cumplimiento el mismo que legisla y ejecuta. Cuando se rompe la unidad entre los poderes se produce anarquía. Este palabrerío cuando es aplicado por los demócartas más consecuentes, vale decir, los más insensatos no produce sino caos.

    4º La igualdad ante la ley

    El rasero del igualitarismo que desconoce las excelencias particulares y el valor de los privilegios fundados en los altos servicios prestados o en la legitima heredad de antepasados ilustres, no es sino la eclosión del resentimiento fundado en la envidia. Este principio desconoce la diferencia entre igualdad esencial y la accidental. La enseñada por Cristo a través de su Iglesia es la esencial y nunca la accidental, de ahí la existencia de la jerarquía (etimológicamente orden sagrado) no solo natural (creada) sino que de la artificial (dispuesta por los hombres). Dios no puede crear seres iguales, porque implica la redundancia (que es un absurdo) de dos agentes que obran (tienen una determinada capacidad o potencialidad) identicamente por el mismo fin. Libertad e igualdad son términos mutuamente excluyentes, teniendo en consideración que todo derecho se fundamenta en un deber (A Dios le debemos incluso la existencia, ya que nos crea ininterrumpidamente) el que a su vez implica una capacidad. De ésto se sigue que nadie, excepto Dios, tiene derechos absolutos.


    En cuanto a la paz predicada por el Evangelio, Nuestro Señor expresamenta lo enseña y así permanentemente los Sumos Pontífices, que la Paz de Dios no es la de los hombres. La paz de la ONU, por ejemplo, cimentada en principios ateos y masónicos, violenta la paz de Dios, fundada en la justicia de su Reino (Que en esta Tierra es la Iglesia visible). "La Paz es la tranquilidad del orden" y éste a su vez "la recta disposición de las partes", por lo tanto si el orden no es según Dios no hay Paz de Dios. La misma Iglesia enseña que "Quien no siembra conmigo desparrama. El que que no esta conmigo esta contra mí". No hay término medio. Esta conformidad del poder político con las normas predicadas por la Iglesia, en modo alguno implica teocracia, porque esta implica un clero gobernante y aquella una armonía entre la espada y la cruz, fundada en la conformidad del orden temporal con los principios católicos.

    En cuanto a la supuesta perfección de la actual democracia por sobre antiguas formas de gobierno, es tan abrumadora la evidencia y cantidad de información en contra de esta creencia infundada, que creo no vale la pena argumentar en su contra en estas líneas sino sugerirle consultar en temas afines en este mismo foro o bien la lectura de libros como "Nostalgia de Vázquez de Mella" o " El Orden Político" del R. P. Osvaldo Lira pérez, "El Hombre Animal Político" de Don Juan Antonio Widow, o bien las obras de Don Álvaro Dor´s, por ejemplo. El sofisticadísimo entramado político del Imperio bajo Don Felipe II ha sido una de las más bellas obras políticas jamás alcanzadas en la historia de la Humanidad. Vale la pena asomarse por él, ante el cual las aflora toda la grosera constitución de las democracias modernas.


    En último término cabe aclarar el concepto tan traído y llevado del amor. El amor predicado por la Iglesia nada tiene que ver con el sentimiento humano que recibe el mismo nombre. La virtud teologal de la Caridad (el amor divino) tiene por objeto a Dios mismo y consiste en la conformidad de nuestra voluntad con la divina; es decir, solo si nuestra voluntad tiende hacia Dios le amamos y ésto lo podemos obrar únicamente en estado de gracia. Por eso hubo abundancia de caridad en las Santas Cruzadas, en el Santo Oficio y en la Epopeya de la Conquista, porque fueron empresas queridas e impuestas por la Iglesia (cuya voluntad de imponer es de Fe que no se puede oponer a la de Dios), cuyos medios y fines, aunque implicaran violencia, se ordenaron a Dios.


    Atte. C.YÁÑEZ D.

    EXURGE DOMINE ET JUDICA CAUSAM TUAM
    Última edición por CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN; 03/05/2007 a las 02:49 Razón: Corregir errores de forma
    Alejandro Farnesio dio el Víctor.

  13. #13
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Cita Iniciado por Hispaniae Ver mensaje
    La evangelización con la espada es evangélica?
    ¿Quién ha hablado de evangelizar con la espada?
    Otra cosa es defender la fe con la espada frente a los enemigos de la fe católica que pretendían aniquilarla; como en la Reconquista española contra los moros invasores o, posteriormente la Europa cristiana frente a los turcos, o las guerras de religión contra los protestantes.
    Me parece que esas alusiones a “la espada”, tan fuera de lugar hoy día, proceden de algún estereotipo progresista que identifica maliciosamente, y tergiversando, lo que fue una legítima defensa como un ataque injustificado.

    La fe auténtica no se puede imponer, como decía Cirujeda una fe basada en el amor no puede ser impuesta, seria una contradicción en si misma, cuando no una blasfemia?

    ¿Pero quién está "imponiendo" la fe auténtica?
    ¿Acaso no viene sucediendo todo lo contrario? Dejar que se eche a perder el catolicismo (desde hace más de 40 años), por una simple cobardía maliciosa de los responsables de su defensa, disimulando esa dejadez, con palabras altisonantes y huecas como (falsa) tolerancia, (falso) ecumenismo y (falso) humanitarismo.

    Por otro lado, la Fe no se basa en el “amor”, sino más bien en el asentimiento a la Palabra de Dios revelada a los hombres.

    Si defendemos la libertad del catolicismo para propagar su mensaje hemos de entender que ésta viene amparada en nuestra sociedad por la Constitución, que reconoce el derecho a la libertad de culto, igual para el budismo, hinduismo, judaismo, islamismo...etc...

    Desgraciadamente sucede como dices.
    Pero ese es el desastre que venimos soportando por culpa de las sucesivas traiciones y cobardías tanto de nuestros “pastores” como de políticos que se decían “cristianos”. ¡¡Que un católico en España tenga en teoría, los mismos privilegios que un hinduista...!! ¡qué bien! ¿no?

    Pero hay que matizar. La LIBERTAD del catolicismo y de la Iglesia nunca consistió en estar “amparado por una Constitución” (o un gobierno cualquiera). La SANTA libertad católica (la de la antigüedad) era la libertad de predicar el Evangelio por todo el mundo, como Cristo ordenó; y eso a pesar de los gobiernos, porque en caso de conflicto, éstos eran los que debían someterse a la verdad del Evangelio. Ahí está el ejemplo de san Pablo y de los Apóstoles.

    Si se cree en el libre albedrío cada uno deber tener la libertrad para elegir una opción religiosa y practicarla.

    Ni creer en el libre albedrío ni tenerlo otorga ningún derecho a nadie. El libre albedrío es una simple consecuencia de la libertad moral de la persona, por la cual una misma persona puede optar fatalmente entre el bien y el mal: entre ser un santo o ser un asesino.
    Pero no quiere decir que se tenga derecho a obrar el mal, sino que es una consecuencia terrible de la libertad por la que un mismo hombre puede hacer el mal (p.ej, elegir una religión falsa) a pesar de que todo le favorezca para que haga el bien. Nunca el libre albedrío da derecho a hacer algo malo aunque físicamente se pueda (y elegir un culto falso es malo).
    Y por supuesto, ni los Gobiernos ni la Iglesia tienen tampoco “libre albedrío” ni "libertad" para proponer un menú de religiones al gusto de cada individuo.

    En nuestro caso español, entiendo que sí el catolicismo es la religión mayoritaria y la Constitución es aprobada por los ciudadanos, la mayoría de católicos han abandonado la idea de un estado católico en favor de un estado aconfesional.

    Todo eso es cierto, y eso era lo que se temía (por unos) y lo que se pretendía (por otros)
    Pero lo decisivo fueron los pasos intermedios que se escamotearon durante la fase constituyente por cobardía y dejadez de los clérigos y de los representantes “cristianos” de aquellas Cortes. La Constitución pudo (y debió) haber sido otra. Pero a los católicos de a pie no se les consultó ni se les dio la más mínima opción. Todo el paquete liberal se votó y aprobó en bloque: el laicismo iba incluido en el equipamiento de serie.

    Se arrojó el lastre de la confesionalidad del Estado (que Franco dignamente restauró) ante la inminente llegada al poder de los incendiarios de iglesias de antaño, no fuera a ser que les diera por volver a las andadas con el más mínimo pretexto. Vamos, que se trataba de no enfadarlos y de amansarlos para que no se vengaran de los católicos por su colaboracionismo con Franco y empezaran a hacer de las suyas.
    Pero la versión oficial era que había que liberar a la Iglesia de sus enemigos jurados (Franco) y abrazar a sus amigos íntimos: los incendiarios del 31-36. Cosas de la democracia.

    La disculpa era “inatacable”: la “Declaración de libertad religiosa” del Vaticano II (interpretada, eso sí, del modo más radical y laico posible, por ateos y modernistas a la par)

    Por otra parte, que diferencias podrían haber entre las teocracias islámicas y estados católicos o no sin una separación entre fe y leyes?

    Si por “teocracia” quiere entenderse el régimen político-religioso de la Cristiandad Medieval en su apogeo, aquel defendido por Bonifacio VIII (Unam sanctam), no habría nada que oponer. El propio León XIII catalogaba aquella época como ejemplar.
    Otra cosa es que aquello, vista la degeneración progresiva e imparable de la especie humana (un caso perdido), desde hace ya muchísimos siglos sea ya no una mera utopía sino algo más bien irreal.

    el mensaje fundamental de la Iglesia, el Evangelio, predica la igualdad de los hombres como hijos de Dios, por encima de naciones, razas, incluso familias o posiciones sociales. Quizás sea ésta una de las fuentes de las que derivan los derechos del hombre y la democracia a la "Europea",

    Desde hace décadas, ese es el mensaje oportunista de los innovadores católicos para cristianizar la democracia liberal y ganar puntos ante los progresistas y los masones. Pero no cuela; los masones no se lo creen (por favor: que el sabio inventor del liberalismo fue su amado Lucifer… pero los modernistas erre que erre, queriendo chafarles la patente…) los masones siempre tachan a la Iglesia de reaccionaria y contraria a esos derechos (lo cual además de verdadero es un honor…)
    Y es que, en realidad, los “derechos” del hombre son invento de los masones. No podía ser de otro modo, tratándose de derechos que divinizan al hombre y sitúan a Dios en la categoría de objeto elegible en virtud del “derecho” a la libertad religiosa.

    Finalizo hilvanando la consecuencia ¿lógica? del entramado liberal en la Iglesia, tomado de tus propias palabras:

    - Del Evangelio… derivan los derechos del hombre y la democracia
    - En España (y en el mundo), en nombre de la democracia, la mayoría de católicos han abandonado la idea de un estado católico en favor de un estado aconfesional
    - El Estado aconfesional ( la Constitución) reconoce el derecho a la libertad de culto, igual para el budismo, hinduismo, judaismo, islamismo...etc...

    Conclusión necesaria :
    Del Evangelio… deriva el derecho a la libertad de culto, igual para el budismo, hinduismo, judaismo, islamismo...etc…, porque el propio Evangelio (la fe auténtica) no tiene derecho a imponerse.

    O sea, algo misterioso: que del propio Evangelio derivaría su propia inutilidad pero, misteriosamente, de él derivaría la fortaleza de las religiones falsas que lo niegan o ignoran.

    Quizá por eso debe ser que insisten tanto los modernistas en que la Iglesia (o sea, su Iglesia) es un “misterio”…
    Última edición por Gothico; 04/05/2007 a las 08:35

  14. #14
    Hispaniae está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 07
    Mensajes
    20
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Agradezco vuestras líneas, demostrais gran conocimiento de lo que hablais y sin duda aportais argumentos fundamentados.

    Me parece entender que algunas palabras como igualdad, amor, paz son propiedad de ideologías anti-cristianas, masoneria, comunismo, liberalismo...como dije anteriormente no me preocupan tanto los nombres de las cosas sino las cosas mismas, en este sentido creo que estas tres palabras designan valores positivos que nos hacen dignos de llamarnos humanos, más allá de ideologías y religiones, quien practica esos valores puede sentirse hermano de cualquier hombre. Eso evidentemente no invalida las religiones, al contrario precisamente la grandeza de ellas, la parte autenticamente fértil y trascendente es la que promueve y predica esos valores como fundamentales. No olvidemos como el cristianismo en un momento decadente y cruel de la historia creció por la fuerza de su palabra y su práctica, tomada como consuelo, esperanza y dignidad para pobres, enfermos, esclavos...

    Entiendo la religión como una forma de superar egoísmos, rivalidades y crueldades humanas, llamese a eso como se quiera, y si esa religión me decís que no existe, desde luego no creeria en el mismo Dios.

  15. #15
    Avatar de CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN
    CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 oct, 06
    Ubicación
    Santiago de la Nueva Extremadura
    Edad
    52
    Mensajes
    668
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Estimado HISPANIE:

    La religión para ser tal debe cumplir con su propósito que es unir al hombre con Dios. Que una simple ideología, escuela filosófica o como quiera que se llame busque la fraternidad entre los hombres, o sea la filantropían, no la convierte en una religión, sino en un conjunto de intenciones naturalmente buenas y que como tales (simplemente naturales) no permiten obtener mérito alguno para la vida eterna (privativos del orden sobrenatural), que es el fin del hombre. De ahí la profunda malicia de la filantropía ecuménica y masónica que no hace distingo de credos, excluyendo a Dios de la vida del hombre.

    Si el hombre no ordena su vida, es decir la totalidad de sus actos a Dios, su vida no tiene sentido, porque el fin que le ha dado Dios al hombre es sobrenatural, la bienaventuranza eterna. Quien no alcanza este fin se condena, no hay alternativa. De ahí la necesidad absoluta de rechzar toda alternativa que excluya a Dios como su propósito, por muy positiva que aparezca a los ojos del mundo. La única alternativa que no rechaza a Dios es Él mismo por lo que no existe otra alternativa que hacerse parte de Él. Como es evidente que esto excede del todo nuestras capacidades y por no exigir Dios imposibles, se encarnó y fundó una obra sobrenatural que es Él mismo, real pero místicamente; o sea, el Cuerpo Místico de Cristo, la Iglesia Católica Apostólica Y Romana, fuera de la cual, como es de toda lógica, es imposible alcanzar la salvación y la remisión de los pecados. Es por esta razón que cualquier otra religión no solo es falsa sino completamente perniciosa, por establecer una oposición formal a la voluntad divina en cuanto Fe revelada.

    Estimar que el cristianismo "...creció por la fuerza de su palabra y su práctica, tomada como consuelo, esperanza y dignidad para pobres, enfermos, esclavos...", etc. es caer en el reduccionismo de la interpretación marxista de nuestra Santa Religión. El cristianismo se expandió por la voluntad de Dios y al cumplirse " la Plenitud de de los Tiempos" (De hecho no hubo momento menos cruel en la Antigüedad que la Pax Romana), no porque fuera el deseo de los hombres. Nunca ha sido la admonición divina el convertir sino el predicar, por lo que tampoco ha sido el afán de la Iglesía desvivirse por contar con la multitud más numerosa posible, sino la prédica universal.

    En el hecho de que la Iglesia se haya expandido por voluntad divina se funda precisamente el mérito de quienes contribuyeron, con su esfuerzo, informado por la gracia, en la extensión del Reino de Dios, debido a que así fue el modo en que quiso el Salvador que aquellos participaran de sus méritos. Cabe recordar que por su sola voluntad el hombre está absolutamente incapacitado para siquiera el más mínimo acto sobrenatural.

    La igualdad, el amor y la paz constituyen en abstracto nociones positivas no cabe duda, pero solo naturalmente positivas; o sea, ante Dios no constituyen mérito alguno, porque Dios solo ama y se complace en su Hijo y en aquello que es parte de Él. Hace falta aclarar que no basta una voluntad inconsciente. No existen los cristianos anónimos como afirman los herejes modernistas. Aquel hombre que de buena voluntad se mantiene en el error por ignorancia invencible solo tiene una disposición natural para incorporarse a la Iglesia, pero para ser esto posible es condicón sine qua non que, por gracia de Dios, reciba la virtud de la Fe (Católica), sin la cual "es imposible agradar a Dios".

    El catolicismo no es una religión más, es Vida, La Vida, tal como lo enseñara Nuestro Señor. De hecho la virtud de religión es una de las tantas que nos exige practicar Dios, que todo lo exige a través de su Iglesia.

    La religión como usted dice entenderla, "como una forma de superar egoísmos, rivalidades y crueldades humanas, llamese a eso como se quiera,...", efectivamente no existe. La religión no es lo que entendamos por ella sino lo que es, algo objetivo, extramental y real, independiente de lo que creamos. Es lo que por ella entiende la Iglesia Católica, depositaria exclusiva de la Revelación.

    Usted afirma que "si esa religión me decís que no existe, desde luego no creería en el mismo Dios.". Me temo que sí, efectivamente, los católicos no creemos en ese dios suyo, que no es sino el mismo hombre. Los católicos no reconocemos otro Dios que a Nuestro Señor Jesucristo, Segunda persona de la Santísima Trinidad, Engendrado por el Padre desde toda la Eternidad, y de quienes procede desde siempre el Espíritu Santo, que con ellos recibe de la Iglesia (Triunfante, Militante y Purgante) la misma adoración y glorificación.

    Tan agradecidos estamos de la misericordia de Dios por habernos incorporado a su Iglesia, que consideramos no existir mayor bien en el mundo que aquel recibido de nuestros padres, el bautismo. Bien por el cual les estamos eternamente agradecidos, como lo estamos de aquellos de quienes ellos lo recibieron, sus mayores, que son los nuestros. De ahí el enorme celo que guardamos por España, nosotros, sus hijos. Porque sabemos que nunca podremos saldar la deuda de gratitud para con ella, la patria forjada por nuestros heroicos mayores, y que como ninguna otra se hizo odiar por el mundo (igual que nuestro Maestro) por formar uno nuevo, según la voluntad divina. De ahí la energía o virulencia que parezcan lucir mis razones o las de GOTHICO, puesto que, como a todo católico, nada nos abrasa más que el amor de Dios, el de su Madre Santísima (que es la nuestra), y el de su Santa Iglesia.


    Atte. C.YÁÑEZ D.


    EXURGE DOMINE ET JUDICA CAUSAM TUAM
    Última edición por CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN; 05/05/2007 a las 01:59

  16. #16
    venator está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    27 mar, 06
    Mensajes
    154
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Estimado Capitan Yañez

    Sus intervenciones no solo reconfortan el espíritu y son fuente de consuelo, tambien iluminan y acercan el entendimiento de los misterios de la fe.

    Si usted me permite que abuse de su tiempo y saber una vez mas quisiera plantearle dos o tres dudas que me rondan en estos ultimos tiempos.

    Dice usted, en una de sus intervenciones que el conocimiento de los misterios de la fe y del sentido de los sacramentos se ha perdido en gran medida entre los fieles - y uno no puede estar mas de acuerdo. Ahora bien, si la jerarquía se establece por mandato divino no sera entonces ella la unica depositaria de esa resposanidibilidad. Dicho en terminos biblicos, en este abandono, en esta perdida de los antiguos saberes que parte de culpa le toca la a grey y que parte al pastor.

    Y en otro orden de cosas, desde ciertos circulos se realizan críticas a la jerarquía (la polémica sobre el "modernismo, etc) que sorprenderían grandemente sino fuera porque esas muestras de disconformidad nos llegan de gentes probadas y fieles a un catolicismo - si me permite la expresion - a prueba de bomba . Ya se que se ha hablado largo y tendido en otros hilos sobre el tema pero a ojos del fiel el asunto sigue pareciendo confuso. Y sin duda unas directrices simples sobre los limites de la obedicencia debida, etc harian mucho bien al catolico de a pie - porque, a decir verdad, uno ya no sabe muy bien a que atenerse*.

    Le quedo agradecido y a su entera disposicion.
    Saludos en Cristo


    * Por ejemplo, me llama la atencion - y disculpeme porque, en mi ignorancia, a buen seguro voy a decir una tontería - el asunto del idioma. Si como parece, el lenguaje "vehicular" de la Enseñanza original fue el Arameo, no habría que considerar las demás lenguas (incluida el latín) como secundarias (sin que esto sea óbice, naturalemente, para que las gracias y beneficios originales salten a través de las barreras idiomáticas (don de lenguas) y por tanto, más o menos (dependiendo de la capacidad de "condensacion sacral") equivalentes.

  17. #17
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,200
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Brillante exposición la de Yáñez sin duda, me hizo acordar lo que decía el padre Meinvielle sobre el ordenamiento de las cosas, "en el Orden Natural lo inferior se subordina a lo superior pero en el "Orden" revolucionario sucede al revés, es lo superior lo que se subordina a lo inferior"; pienso que ésto en parte responde la pregunta de Venator sobre la jerarquía actual.

    Un saludo en Xto. Rey a los dos.



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  18. #18
    Hispanificador está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    20 jul, 11
    Mensajes
    7
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Estoy bastante de acuerdo con esto y con lo que comenta Cristián Yáñez pero ya que hoy no es una situación "de hecho", a nivel individual SÍ podemos ejercer como tal "de hecho". Me explico: lo que no se puede permitir es que en nuestros países hispánicos, católicos, se abran webs que directamente atacan la unidad y a la Iglesia Católica. Hace poco hubo un caso de un blog muy anticatólico y si se unen fuerzas, mucha juventud española lo hizo, se pone un cerco al del blog para presionarle a CERRARLO. No será "calle o márchese", que sería lo IDEAL, pero sí es mucho mejor que no hacer nada.

  19. #19
    Javier Irrizary está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    11 jul, 11
    Mensajes
    115
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Es verdad que la libertad de culto ni muchas libertades de la democracia derivan de la fe cristiana. Pero sí el amor a nuestros enemigos, que es un mandato del mismo Jesucristo.

    ¿Acaso es una expresión propia del amor divino matar a los que no son católicos por el hecho no serlo?

    Si fuera así, ¿para qué Jesucristo nos habrá dicho que amemos a nuestros enemigos?

    Por el contrario, Jesucristo debiera heber dicho que odiemos a nuestros enemigos. Pero no es así.

    Lo que dice El Evangelio de San Mateo, Capítulo 5, versículos 43, 44, 45, 46, 47, 48:

    Cortesía de: El libro del Pueblo de Dios - IntraText
    43 Ustedes han oído que se dijo: "Amarás a tu prójimo" y odiarás a tu enemigo.
    44 Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores;
    45 así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos.
    46 Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos?
    47 Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos?
    48 Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.

  20. #20
    Avatar de CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN
    CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 oct, 06
    Ubicación
    Santiago de la Nueva Extremadura
    Edad
    52
    Mensajes
    668
    Post Thanks / Like

    Re: "La fe cristiana se propone, no se impone"

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Estimado javier:
    1. Promover la libertad religiosa y la democracia (la liberal, porque la verdadera prácticamente siempre ha existido en la cristiandad) es herético. Ambos errores se oponen directamente al dogma.
    2.Respecto de la libertad religiosa, y tal como enseña la teología católica, cabe distinguir entre tolerancia dogmática y tolerancia civil. La primera es intransable, la Iglesia por orden directa de su fundador Nuestro Señor no puede tolerar en absoluto el más mínimo error. De hecho la función específica del Papado es la conservación intacta del depósito de la Fe, si el Papa se dedica a cualquier otra cosa y descuida este aspecto es un mal Papa porque no cumple con su finalidad. La tolerancia civil implica soportar la difusión de errores por parte de las sectas (protestantes, cismáticos, judíos, etc.) única y exclusivamente cuando puede verse afectado negativamente el Bien Común, o sea las circunstancias no permiten reprimirlas, porque resulta peor el remedio que la enfermedad.
    3. La tolerancia, no significa indiferentismo tal como se entiende hoy, sino soportar un mal. Y cabe recalcar este punto, lo soportado es siempre un mal.
    4. Combatir el error no implica necesariamente declararle la guerra y comenzar a matar a los herejes y demás infieles, aunque nada impide hacerlo cuando es mandatorio como fueron las santas cruzadas. Combatir el error implica que deben ser rebatidos todos y cada uno de sus errores, particularmente por al iglesia docente, cosa que hoy no hace.
    5. Defender la Fe y combatir el error es el oficio que compete por excelencia al Sumo Pontífice, basta ver las durísimas palabras respecto de judíos y herejes que profiriera Nuestro Señor, los apóstoles, y todos los Padres, Doctores y Papas hasta SS Pío XII inclusive.
    6. No combatir la herejía es un pecado gravísimo y va directamente contra el primer mandamiento.

    LAUS DEO VIRGINIQUE MATRI

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 203
    Último mensaje: Hace 1 semana, 23:56
  2. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 80
    Último mensaje: Hace 2 semanas, 19:55
  3. Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?
    Por Erasmus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 198
    Último mensaje: 31/01/2022, 20:52
  4. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 00:12
  5. San Ignacio de Loiola, Patrón de Gipuzkoa
    Por vascongado en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 01/08/2006, 22:48

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •