Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 4 1234 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 62

Tema: Contra las tres culturas

  1. #1
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Contra las tres culturas

    De un blog vinculado a este foro de hispanismo.org -uno de los que surgieron con Barataria Tradicionalista- este artículo que promete arrojar mucha luz sobre la mentira de las Tres Culturas. Parece ser que no está completo, pero conforme vaya saliendo, voy pegando. Creo que merece la pena que se difunda aquí. Sobre todo, a efectos de desasnar a una juventud que le meten intravenosamente esta aberrante imagen de una España que se niega a sí misma.

    http://santoreinotradicionalista.blogspot.com/



    BASES PSEUDOINTELECTUALES DEL MITO DE LAS TRES CULTURAS


    Iremos presentando por entregas un texto que consideramos fundamental. Su autor es D. José Luis Martínez Sanz y fue publicado en la revista HESPÉRIDES allá por el año 1997. Merece la pena para hacer una primera aproximación a las bases que sostienen el falaz MITO DE LAS TRES CULTURAS. Siguiendo la consigna de Barataria Tradicionalista, queremos ser los primeros en contribuir a la tarea propuesta de combatir sin tregua la mentira histórica forjada contra España desde parámetros triculturalistas.

    En nuestros drías están apareciendo por doquier publicaciones, artículos, lugares públicos, conferencias, citas, etcétera, en los que se va imponiendo un neologismo o expresión aparecida recientemente en nuestro país: la "España de las tres culturas". Quienes crearon y mantienen este mito, parten de la idea de que España, como tal e incluso su mismo nombre, surge en la Edad Media y viene a ser el producto o consecuencia de la fecunda unión de tres culturas: la musulmana, la judía y la cristiana. Eso habría creado al pueblo español, que entre sus antepasados tendría necesariamente a judíos y árabes, lo que haría que España fuese el ejemplo internacional de un mestizaje cultural supuestamente modélico.

    ¿DONDE NACE EL MITO DE LAS "TRES CULTURAS"?

    Para basar en la Historia este hipotético esquema sociocultural, se cita como hecho objetivo y real la presunta existencia de un tiempo idílico en que se habría dado esa convivencia y cuyo mejor exponente era la supuesta Escuela de Traductores de Toledo: sabios y eruditos de las tres culturas se habrían juntado en ella y aportado sus conocimientos y, como fruto de eso y de las traducciones de libros en los que se contenían sus tres culturas, se formó en lengua romance (la del pueblo español) un saber y una cultura que es la base de la cultura actual de España.

    El mejor ejemplo de esta fecunda convivencia sería Maimónides, el judío andalusí cuyo saber -se dice- iluminó a las culturas musulmana y cristiana de España... e incluso de toda Europa. En su ciudad, la Córdoba de los sirios califa Omeya (refugiados o exiliados heterodoxos que subsistían en el extremo occidental de un mundo musulmán dirigido por el califato iraquí de los Abasíes), existía un centro de estudio similar a una universidad actual, que difundía los saberes de Asia y de Grecia por todo Al-Andalus, por los reinos cristianos de España y por el resto de Europa. Por eso, en reconocimiento de esta supuesta labor de mestizaje cultural, los agradecidos ciudadanos cordobeses habrían erigido un monumento a Maimónides.

    De los anteriores argumentos se deduce que España y su cultura serían el producto de esa convivencia entre miembros de las tres culturas, que deberían ser consideradas en paridad e igualdad: las tres habrían formado España, y ésta sería patrimonio de las tres. Tan curiosa idea se basa en los escritos de Américo Castro, en cuyos libros parece fundarse esa formulación sincretista de España como resultado del mestizaje cultural de judíos, moros y cristianos; más en concreto, hay que precisar que tal idea se basa en su obra España en su historia. Cristianos, moros y judíos, escrita por Castro en 1946, durante su estancia en la universidad norteamericana de Princeton. Esta obra, rehecha tras su desafortunada polémica con el gran maestro Claudio Sánchez-Albornoz, se editó en 1954 con el título La realidad histórica de España, que algunos toman como el catecismo del sincretismo cultural de España... Con el mismo fervor con que utilizaban el de Marta Harnecker como catecismo del marxismo.

    BASES PSEUDOINTELECTUALES DEL MITO DE LAS TRES CULTURAS - II

    En la imagen superior: Urna con las reliquias de algunos Mártires de Córdoba, muertos por la cimitarra musulmana.


    Continuamos ofreciendo, en pequeñas dosis, un ensayo sobre "El mito de la España de las Tres Culturas", de José Luis Martínez Sanz, publicado en la revista HESPÉRIDES que dirigía en su día el escritor y periodista José Javier Esparza. Consideramos que este ensayo ofrece las claves que nos permiten comprender los objetivos últimos que pretende la manipulación histórica basada en la patraña de las Tres Culturas. Que ustedes lo aprovechen y obren en consecuencia.



    El prestigioso historiador D. Antonio Domínguez Ortiz (1909-2003)

    LOS MALOS Y LOS BUENOS

    Si España fuese el resultado social, cultural e histórico de esas tres culturas, y España fuese cosa de las tres, habría que pensar que una de las tres comunidades cometió la injusticia histórica de expulsar a las otras dos. Adviértase que en este argumento se da un salto cualitativo sustancial: el término "culturas" se empieza a usar aparejado al término "comunidades", y no referido a las autónomas recogidas en la Constitución de 1978: así, desde hace un tiempo se viene hablando de comunidad gitana, comunidad magrebí, comunidad israelita (éstos se llaman así cuando se refieren a sí mismos), comunidad alemana (en Mallorca), etc.

    Curiosamente, en este elenco de comunidades jamás se habla de nosotros, los españoles que habitamos en nuestra tierra, como de una comunidad. ¿Es que quienes hablan de "comunidades" no nos creen comunidad a nosotros, o es que no quieren que tomemos conciencia de que sí somos una comunidad y, además, la práctica totalidad de los habitantes?

    El paso siguiente, en la argumentación del triculturalismo, es más audaz: se sobrevalora a los expulsados por encima de nuestros antepasados, los hispanocristianos que se quedaron en su tierra. En 1992, en una serie de reportajes realizados por la Comisión Nacional Sefarad 92 sobre la expulsión de los judíos en marzo de 1492, se decia que Bayaceto II, sultán de Constantinopla, al llegar allí los judíos expulsados había comentado: "¿Cómo puedo considerar inteligente a Fernando, si empobreció su reino para enriquecer el mío?". La idea dominante que se trató de imponer a la sociedad española en 1992 es que la expulsión de los judíos por los Reyes Católicos en 1492 y la de los moriscos por Felipe III en 1609 habían producido una catástrofe económica en España, que habría quedado económicamente desarbolada. Mientras historiadores prestigiosos (Domínguez Ortiz, por ejemplo) lo mitigaban o rechazaban en esos mismos reportajes, había otros que pretendían imponer con frivolidad la idea de que las dos expulsiones arruinaron a España.

    Instantánea del acto de conmemoración del Día de la Toma de Granada, año 2009.

    En la argumentación de los defensores de la España de las tres culturas, de aquí se desemboca con toda naturalidad en la Inquisición, que es presentada como un bestial e inhumano medio de practicar la intolerancia: se la expone como el hecho más repudiable de nuestra Historia, un hecho o institución de la que España debería avergonzarse. Con ello se llega al insulto directo a nuestros antepasados de los siglos XV, XVI y XVII. Suele rematarse este argumento diciendo que la Inquisición española persiguió a los judíos y a los musulmanes, lo cual debería constituir una vergüenza para los españoles.

    España -dicen- tiene tal "mestizaje cultural" que, a pesar de haber expulsado a moros y judíos, en la mismísima España del siglo XVI estarían muy presentes las tres culturas. Pero con un notable matiz: mientras que la musulmana tan sólo habría dejado "huellas", la judía estaría presente y operante... tanto que hasta la gran empresa española en América sería también labor de judíos, puesto que ellos también estaban "en América Latina en el período colonial", como dice el historiador Seymour B. Liebman, quien añade que, posteriormente, lucharían contra España: "Los judíos tomaron parte activa en la batalla de los porteños por la independencia de Argentina".

    Toda esta argumentación, basada en esos pasos arriba expuestos, se complementa con una actividad febril para extender esta extraña idea del mestizaje cultural de España, idea que, con el pretexto de abrir horizontes mentales a lo universal o lo foráneo, pretende vaciar de contenidos lo propio y hacernos olvidar o menospreciar nuestra propia cultura.

    Con este espíritu, y basándose en una supuesta teoría globalizadora y sincretista de Américo Castro, se empezó a formular la idea de las "tres culturas de España" en unos problemáticos años en los que España estaba atravesando el difícil y peligroso momento de la famosa transición. Si a pesar del error, que todos reconocían, nadie habló para desmentirlo, fue por una razón de fuerza mayor: en aquellos años lo importante era fundamentar en aquel presente la convivencia de ideologías y actitudes opuestas y contrapuestas, sin que nadie se preocupase entonces de una peregrina teoría sobre el pasado ya olvidado.

    Sin embargo, la falta de oposición dió alas a quienes formularon la idea de la España de las tres culturas y la empezaron a difundir. Para ello escogieron como primer ejemplo emblemático el monumento a Maimónides. Además, como la Constitución de 1978 consagraba la España de las autonomías, Andalucía tomó su hecho diferencial en los restos de la cultura musulmana que aún quedaban en su territorio; apoyándose en esta circunstancia, los amigos de la España de las tres culturas empezaron a mostrarse enemigos de la tradición española, y desde hace tres años [el texto original se fecha en 1997] intentan que la Mezquita de Córdoba deje de ser la Catedral de la ciudad y se torne nuevamente en mezquita. Y en Granada, algunos han llegado a la aberración de pedirle al alcalde Díaz-Berbel que se deje de celebrar la fiesta local del 2 de enero como aniversario de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos y del fin de la Reconquista, y que se sustituya por una jornada de "reconciliación de las tres culturas": al negarse el alcalde a tan absurda pretensión hubo periodistas que se le echaron encima con todo tipo de insultos.


  2. #2
    Avatar de Aquilífero
    Aquilífero está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    15 mar, 09
    Mensajes
    582
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Gracias Tautalo por la parte que me toca. Ahí seguiremos dando el callo, a ver que sacamos en claro. Un saludo.
    Conócete, acéptate, supérate.
    (San Agustín)

  3. #3
    Chanza está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 abr, 06
    Mensajes
    1,183
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Un consejo no solicitado: el trabajo recuperado está bien, pero siempre que se cite a la revista Hespérides, conviene especificar que la mayor parte de su contenido, y la orientación de la mayoría de su equipo y colaboradores, no es recomendable. "Nueva Derecha" y neopaganismo de la peor especie. Como casi siempre, disimulado por artículos como este.

  4. #4
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,170
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Excelente aporte!!!

  5. #5
    Avatar de Smetana
    Smetana está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    28 sep, 09
    Ubicación
    Nueva Santander México
    Mensajes
    185
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Muy interesante, en la Nueva España México se desconoce totalmente éstos problemas de la madre patria, me parece importantísimo reconocer a los pueblos musulmanes como los verdaderos enemigos de España.

    Mestizaje el que ocurrió acá en américa, y aún así se las arreglaron para que la cultura Hispana fuera absorbida en su mayoría aún después de la independencia de los Virreinatos, al punto que la Hispanidad, es decir, el número de gente que habla Español y practica el catolicismo, son franca mayoría frente a los que utilizan aún las lenguas nativas y practican las religiones prehispánicas. Cuantimás en España se debieron aferrar a la verdadera hispanidad desde la reconquista o aún desde antes de la misma.

  6. #6
    Avatar de Smetana
    Smetana está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    28 sep, 09
    Ubicación
    Nueva Santander México
    Mensajes
    185
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Por favor permitidme hacer un pequeño paralelo entre el hispanismo actual en México y en España.

    Como sabéis, la Nueva España México es un país mestizo principalmente en el aspecto racial, sin embargo, culturalmente reconoceréis a México como un país Hispano prácticamente en su totalidad, tal vez las culturas nativo americanas sean reflejadas en ciertos aspectos, como el uso de muchas palabras de orígen prehispánico y por supuesto la comida mexicana a base de maíz; sin embargo, más que un "mestizaje" con el rigor de la palabra, estaríamos hablando de una influencia muy superficial de las culturas prehispánicas sobre la gran cultura Hispana legado de los Españoles, de tal suerte que el grueso de la población mexicana actual (cerca del 90%) goza de una cultura hispana y totalmente occidentalizada, y tiene muchísimo más común con un colombiano, un cubano, un chileno o un Español, que con algún miembro de las comunidades indígenas de nuestro país.

    En España de igual manera hablar de un mestizaje es exagerado por donde se mire, se podrá hablar de una cierta influencia cultural en algunos vocablos y arquitectura, pero la cultura Hispana católica está prácticamente intacta en la madre patria. ¡España para Españoles y el que quiera orar a una mezquita tiene todo el medio oriente para hacerlo!

  7. #7
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Cita Iniciado por Chanza Ver mensaje
    Un consejo no solicitado: el trabajo recuperado está bien, pero siempre que se cite a la revista Hespérides, conviene especificar que la mayor parte de su contenido, y la orientación de la mayoría de su equipo y colaboradores, no es recomendable. "Nueva Derecha" y neopaganismo de la peor especie. Como casi siempre, disimulado por artículos como este.
    El apunte que ha hecho Chanza es de lo más apropiado. Y sí, fue culpa mía no advertir de eso mismo. La revista VERBO publicó en su día un artículo impecable sobre las conexiones "novoderechistas" (paganizantes y gnósticas) de "HESPÉRIDES", creo que fue el ilustre D. Miguel Ayuso. Corríjanme si me equivoco.

    No obstante, algunos artículos son salvables, y este creo que lo es.

    Quedo agradecido a la precisión de Chanza.


  8. #8
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    35
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    VAMOS A CONTAR MENTIRAS, TRALARÁ...

    Representación pictórica del martirio de San Eulogio de Córdoba.

    "Super his quoque vehementi carceris moerore confectus, non minus ex improviso taedium mihi occurrit ex eo die quo me Serenitas vestra praemonuit, ne a glorificatione militum Christi desisterem, ne prima de eis sententiam mea irritam facerem."

    "Además de esto me deprime la pena grande de esta cárcel; no me abandona el tedio desde el día en que vuestra señoría me aconsejó que no desfalleciese a la hora de escribir a favor y por la gloria de los soldados de Cristo, no fuere que se frustrara mi primera determinación".

    (De una Carta de San Eulogio a Álvaro Cordubense, postrimerías de octubre del año 851.)

    Venciendo la pesadumbre de la prisión y el desaliento que lo embargaban, San Eulogio de Córdoba superó aquella tribulación, escribió en alabanza de los soldados de Cristo (a glorificatione militum Christi), aquellos -hombres y mujeres- que había confortado con su palabra y animado a perseverar en la fidelidad a Jesucristo... Y recibió, al término de su camino, la corona gloriosa del martirio. Desde las miríadas de mártires que gozan la vida eterna, San Eulogio sigue intercediendo por nosotros, y en estos tiempos de incertidumbre tan parecidos a los que él vivió, se convierte en una autoridad de la Santa Iglesia en la que poner nuestros ojos.
    En ofrenda a los Mártires de Córdoba, pidiendo su poderosa intercesión, ponemos este artículo bajo su poderoso amparo.

    TRES CULTURAS TRALARÁ... LARÁ, LARÁ.

    Imagínese el lector que esto que viene a continuación es una tertulia entre "amigos":

    Américo Castro
    : "Sometidos al Islam quedaron grandes masas de cristianos (los "mozárabes"), que continuaron viviendo al amparo de la tolerancia musulmana durante cuatro siglos, hasta que las invasiones de almorávides (1090) y de almohades (1146) -tribus fanáticas de África- terminaron con ellos." ("España en su Historia. Cristianos, moros y judíos", año 1948.)

    Álvaro de Córdoba: "Cada día cubiertos de oprobios y mil cúmulos de afrentas, ¿podemos decir que no tenemos persecución? Pues, para callar otras cosas, cuando los mahometanos ven que los cuerpos de los difuntos cristianos son llevados por los sacerdotes del Señor para darles sepultura... ¿no es cierto que gritan: "¡Dios, no te compadezcas de ellos!"? ¿No es cierto que los mahometanos apedrean a los sacerdotes de Cristo, insultando con palabras ignominiosas a los cristianos? ¿No es cierto que los mahometanos arrojan estiércol inmundo sobre el cortejo fúnebre que acompaña al difunto? ¡Ay de nosotros, nuevamente y mil veces, que soportamos esta irrisión de sus burlas y dudamos del tiempo de la persecución del Anticristo!" ("Indículo luminoso", escrito en Córdoba, el año 854.)

    Maestro Gelimer: ¿Ese es el "amparo" y la "tolerancia" de los invasores, antes de que vinieran las tribus fanáticas de África (almorávides y almohades), Castro? Américo Castro, como historiador, tendría que conocer al P. Flórez que da cuenta del "Indículo luminoso", a Menéndez Pelayo... E incluso a Mario Méndez Bejarano, los cuales tratan esta cuestión historiográfica de la apologética mozárabe con sede en la Córdoba afligida durante la aciaga centuria del 800... ¡A cualquier pelagatos le llaman historiador!

    AMÉRICO CASTRO MIENTE.

    Retrato del mentiroso Ámerico Castro.

    Barack Obama, presidente de los EE.UU.: "El Islam tiene una orgullosa tradición de tolerancia. Lo vemos en la historia de Andalucía y Córdoba." (El Cairo, año 2009.)

    Álvaro de Córdoba: "¿Hay, por casualidad, alguno todavía, poseído por la ceguera del error y manchado por la de la iniquidad que niegue que la persecución existe en nuestro tiempo?" (Indículo luminoso, Córdoba, año 854.)

    Maestro Gelimer: Álvaro, Álvaro... Pasa el tiempo y no deja de haber ciegos, por el error y por la iniquidad, aunque se vistan de corderos, lobos que hambrean por devorar a las ovejas de Cristo. Ese inquilino de la Casa Blanca no puede ser disculpado ni siquiera por su incultura afroamericana, adicta al baloncesto y a la comida basura, como a los libros basura. Lo que dijo en El Cairo, lo dijo por vicio demagógico, creyéndose Kennedy o Martin Luther King... Pero en su irresponsabilidad, Obama justificaba las pretensiones del islamismo sobre nuestra patria.

    BARACK OBAMA MIENTE.

    La Mezquita supra-basílica de Córdoba, escenario principal de la inmolación de los Santos Mártires Milicia de Cristo.


    Roger Garaudy: "Entre los años 851 y 857 [San Eulogio de Córdoba] escribe el Memorial de los santos. Documento del martirio y la Apología de los mártires, incitando a la provocación heroica para impedir la propagación del Islam. Algunos exaltados, siguiendo su llamada, entran en los lugares de rezo de los musulmanes e injurian e insultan a su profeta. Conducidos delante de los jueces son condenados a muerte. Un sínodo católico se reúne con el fin de tratar de borrar esta epidemia de suicidas y, tras condenar la teoría de Eulogio sobre el martirio, causante de la crisis, le entrega a las autoridades. Eulogio fue condenado y ejecutado algunos años más tarde y la Iglesia le venera como mártir desde entonces" ("El islam en occidente. Córdoba, capital del pensamiento unitario", escrito en Córdoba, al amparo del gobierno comunista de la Ciudad del Arcángel San Rafael, año1987.)

    Maestro Gelimer:Expliquemos la frase de Garaudy que nosotros hemos marcado en negrita:

    Abderrahmán II, aterrorizado ante el huracán sagrado de los Soldados de Cristo que confesaban la fe, fortalecidos por el Espíritu Santo a través del verbo ígneo de San Eulogio, decide acabar con la situación. Como podemos ver, la resistencia pacífica no la inventó Gandhi. El emir convoca un Concilio (¡¡¡un musulmán convocando un concilio!!!). Los obispos mozárabes colaboracionistas, encabezados por el metropolitano de Hispalis -Recafredo- se reúnen y condenan el "martirio" de los santos mozárabes. El emir se hace representar en dicho conciliábulo por un tal Gómez, mozárabe que tenía el cometido de cobrar los impuestos a sus compatriotas, en el oficio más rastrero y vil que manifiesta la sumisión. El tal Gómez hizo bien los deberes: pidió, en nombre de su amo y señor que las autoridades eclesiásticas de la Bética ocupada desaprobaran la inmolación martirial, pues este Viento Sagrado era considerado como algo mortífero para la vergonzosa paz que ofrecían los invasores, la morisma que había usurpado el poder en la Península y ocupaba España. Los obispos cobardes así lo hicieron, complaciendo al emir y a su lacayo; y así las cosas, los prelados, meneando el rabo cual perritos falderos, entregaron por 30 monedas, cual Judas Iscariote, al fidelísimo y heroico Eulogio. Gómez, esa miserable alimaña depredadora de tributos, renegaría de la fe cristiana con el correr de los años y se convertiría al Islam. Como bien titulara un libro suyo el obispo emérito de Córdoba, D. José Antonio Infantes Florido: "En Córdoba empezó la Reconquista".

    Recapitulemos: Un Concilio congregado a la orden de un musulmán (Abderrahmán II), dirigido por un colaboracionista renegado (el inspector de Hacienda del emir, Gómez) y secundado por una gavilla de obispos cobardes (encabezados por el relajado colaboracionista Recafredo... ¿es un Concilio católico o es una farsa conciliar de la peor especie?)

    No vamos a molestarnos en responder a esta pregunta retórica que acabamos de formular. Huelga hacerlo, pues hay que ser deficiente mental o un blandengue pelele o, simplemente, una serpiente sofística para afirmar que eso fuese un "concilio católico". ¿Qué es Garaudy? No creemos que sea ni lo primero ni lo segundo.

    EN ESA AFIRMACIÓN QUE GARAUDY HACE Y NOSOTROS HEMOS EXPLICADO:

    GARAUDY MIENTE.

    Roger Garaudy: "Vamos a tratar de rastrear el itinerario espiritual de la España musulmana, de esta España, país de Europa, en el que tuvo lugar, por la simbiosis del pueblo judío, cristiano y musulmán, el nacimiento de la más alta concepción del hombre y su finalidad última. Y este itinerario lo vamos a realizar siguiendo los esplendorosos jalones, los inigualables monumentos, las maravillosas obras que se crearon en España durante los siglos de período musulmán en la Península (del siglo VIII al siglo XV)" (Op. Cit.).

    Maestro Gelimer: Eso es, Garaudy... Como dice la canción: "Vamos a contar mentiras, tralará lará lará..." Y que las crean los desinformados que se pasean por la Torre de la Calahorra, esa que te cedieron y que tú has decorado a tu gusto... Y, ya puestos, que te lo agradezcan, con sus palmaditas en las espaldas y sus alabanzas los traidores y los renegados. Pero con nosotros, con los Soldados de Cristo, no cuentes.

    NOTA: Animamos a todos los lectores contemporáneos a tomar como lectura espiritual la obra de San Eulogio de Córdoba. No es fácil adquirirla, pero iremos ofreciendo los textos para el bien espiritual de nuestros lectores. Esos textos cobran una actualidad inquietante. Hagámonos fuertes en ellos para los acontecimientos futuros que se avecinan. Y si el Viento Sagrado vuelve... No vayamos al martirio sin defendernos.

    San Eulogio, ora pro nobis.

    Publicado por Maestro Gelimer en 23:57 0 comentarios

  9. #9
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    BASES PSEUDOINTELECTUALES DEL MITO DE LAS TRES CULTURAS - III

    Juan Goytisolo, propagandista de las Tres Culturas


    Seguimos ofreciendo la continuación del artículo "El mito de la "España de las tres culturas"", de José Luis Martínez Sanz.
    "La invasión musulmana en España provocó varias realizaciones: fuga casi general de la nobleza goda y del alto clero, traición y alzamientos por parte de los judíos, pasividad de las clases serviles, abandono en masa de algunas ciudades y resistencia de pocas, que unas obtuvieron conciertos y otras cayeron bajo la dura ley de la conquista (...) Por de pronto, los españoles sometidos desaparecen de la Historia"

    (Manuel Gómez-Moreno, "Ideas sobre historia, cultura y arte", Retazos, CSIC, Madrid, 1970, p. 53.)

    UN ERROR DE PRINCIPIO

    Si examinamos uno por uno los argumentos de los triculturalistas, encontramos rápidamente su primer error grave: se olvidan de los nueve primeros siglos de la existencia de España como unidad sociopolítica. Para ellos no existe la España hispanorromana (218 a.C-456 d.C.), aquella Hispania que llegó a estar dividida en 6 provincias o circunscripciones, pero que supuso la fusión de celtas, iberos y celtíberos con los romanos, todos con una única cultura y una única religión, primero pagana y luego cristiana. Podrían decir que España (Hispania) no era una unidad políticamente independiente, pero tampoco lo eran los griegos de la época clásica y sólo un loco se atrevería a poner en duda que constituían una única cultura.

    Por el contrario, sí era una unidad políticamente independiente la España visigoda (141/456-711): aquellos germanos llegaron a la península enviados por Roma a luchar contra suevos, vándalos y alanos, y se entremezclaron con los hispanorromanos mediante matrimonios. Más tarde, tras el III Concilio de Toledo (en el año 589), la unidad religiosa en la fe católica de los hispanorromanos produjo la fusión total, formando una unidad política social y cultural. Se puede decir, con Ramos-Oliveira, que la España visigoda duró menos de trescientos años, pero fue un período de intensa unificación.

    Olvidar tantos siglos de nuestra memoria histórica es estúpido; pero mentir para que nosotros los olvidemos, es una canallada y un crimen o genocidio cultural. No es admisible científicamente, por ejemplo, que alguien haga una relación "visigodo-germánico-Hitler" que le produzca repelús, pues es algo que está fuera de lugar y es falso en sí mismo. Guste o no, España tiene unas claras aportaciones étnicas y culturales romana y germánica que la asemejan desde entonces a todos los demás pueblos europeos. Y esa parte de la historia y de la cultura española no puede olvidarse, porque dejaría de explicar todo lo que vino después y lo que ahora somos.

    Ese tiempo presuntamente idílico en el que -dicen- convivieron en paz y armonía las tres culturas es un invento o fantasía de gentes bien intencionadas, como el escritor Juan Goytisolo, o de tendenciosos que buscan ladina e interesadamente tergiversar nuestra historia. A los primeros ya les contestó acertadamente el escritor Carlos Semprún Maura; a los segundos, conviene recordarles lo que ya en 1913 escribía el gran maestro Gómez-Moreno: "La invasión musulmana en España provocó varias realizaciones: fuga casi general de la nobleza goda y del alto clero, traición y alzamientos por parte de los judíos, pasividad de las clases serviles, abandono en masa de algunas ciudades y resistencia de pocas, que unas obtuvieron conciertos y otras cayeron bajo la dura ley de la conquista (...) Por de pronto, los españoles sometidos desaparecen de la Historia". Y es que una guerra es siempre una guerra, aunque haya momentos en que el ardor bélico disminuya, o instantes en que se llegue a la confraternización (o al colaboracionismo, como ocurrió en la Francia de 1941), pero toda guerra implica muertes, odios y violencia, no convivencia. Para mayor precisión, y fijándonos en algo reciente que todos nosotros hemos vivido, recuérdese que no es lo mismo convivencia que coexistencia: por eso se llamó "coexistencia pacífica" a lo que se dió entre el mundo occidental y el mundo comunista en el período 1962-1989.

    José Luis Martínez Sanz, "El mito de la 'España de las tres culturas'"

    SANTO REINO TRADICIONALISTA


  10. #10
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,373
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    CONVIENE NO OLVIDAR

    LOS JUDÍOS EN LA INVASIÓN DEL 711

    España, 711. Durante la invasión musulmana, los judíos abrieron las puertas de las ciudades españolas para facilitar la ocupación del invasor a costa de la libertad de los españoles (esto es, de los godo-hispano-romanos.) No les fue mejor a los judíos por prestar este servicio. Aunque traicionaron a sus vecinos cristianos, más tarde serían perseguidos por los musulmanes. Pero su primera reacción fue ponerse a favor de los invasores, guardándoles las plazas ocupadas ejerciendo la labor de guarnición que controlara y mantuviera a raya a la población cristiana.

    Las ciudades fortificadas de Rayya (Málaga) e Ilbira (Granada), por poner dos ejemplos, fueron entregadas por los hebreos a los musulmanes.

    En las filas de Tarik y Muza no faltaban hebreos norteafricanos y asiáticos que engrosaron las juderías. Pero, siempre nostálgicos de Jerusalén, los judíos no llegaron jamás a arraigar en nuestro suelo. Vinieron a él como población parasitaria, para succionar de nuestro solar todo lo que pudieran mientras esperaban las condiciones favorables para regresar y establecerse definitivamente en Israel.

    Cuando en el año 721 apareció en Siria un tal Serene, un impostor que se erigió en "Mesías" (uno de los muchos que surgieron dentro del judaísmo), los judíos residentes en España marcharon con sus familias a unirse con el tal Serene, en la creencia de haber llegado la hora de la redención del pueblo de Israel. Las juderías de la España ocupada por el Islam se vaciaron. Una vez fracasado Serene, algunos retornaron a España. Muy pocos.

    Estas cosas no pueden olvidarse. Pues luego, según el discurso falsario de la multiculturalidad, cualquiera es bueno para formar parte de España, y a cualquier cosa se le llama España. Al-Andalus y Sefarad no son España: son la Anti-España; que ahora, en esta bajada de calzones de nuestra época, retornan con ínfulas de tener tantos derechos como los verdaderos españoles.

    Olvidarlo es exponernos a una nueva destrucción. Los que ayudan a olvidarlo son cómplices de nuestra destrucción. Muchos sedicentes intelectuales de origen español, pero antiespañoles y anticristianos, emergieron al calor del tardofranquismo erigiéndose en "conciencia de la sociedad española". Durante los años de la transición -y prolongándose hasta nuestros días- su actividad en pro del falso Mito de las Tres Culturas favorece la reinstalación de los elementos contrarios a nuestra cultura.

    No permaneceremos indiferentes ante estas maniobras traicioneras. Ha llegado la hora de elevar nuestra voz, para despertar a España de este sopor que la conduce a su extinción. Y la traición de la "intelectualidad" no quedará impune. Su traición será puesta a la luz del día. Ellos no tienen vergüenza a la hora de mentir... Nosotros tampoco tendremos vergüenza a la hora de cantarles las verdades.

    Maestro Gelimer

    LIBRO DE HORAS Y HORA DE LIBROS

  11. #11
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    35
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    BASES PSEUDOINTELECTUALES DEL MITO DE LAS TRES CULTURAS (IV)


    Henri Pirenne

    "El historiador belga HenriPirenne decía que el hecho capital de la Edad Media es el conflicto cristiano-árabe. La relación entre ambos, árabes y cristianos, no era de convivencia, sino de conflicto"

    EL PAPEL DE LOS MUSULMANES

    La invasión musulmana del año 711 es una invasión extranjera. Tenía el precedente de la ayuda bizantina a Atanagildo para recuperar su trono; pero al igual que los ocho reyes godos posteriores trataron de expulsar de España a los extranjeros bizantinos, los españoles que pudieron liberarse de los moros trataron de expulsar de España a los nuevos invasores. Esta vez la guerra no duró ocho reinados, sino ocho siglos: mucho tiempo, el suficiente para fragmentar España. Pero durante todo aquel tiempo, nadie aceptó como definitiva la presencia de los invasores musulmanes en España, ni siquiera los que les tenían por vasallos y recibían sus tributos. Es más: como la invasión musulmana fue una conquista de España por extranjeros, los españoles de todos los tiempos han llamado siempre Reconquista a todo el período que duró la guerra con los invasores que la habían conquistado y sometido. Desde el principio, los mozárabes, cristianos que mantenían su cultura y su religión en Al-Andalus, y los que se liberaban del dominio islámico, suspiraban por "la pérdida de España" a manos de los invasores extranjeros, producida por la traición de quienes les invitaron a invadirla y les apoyaron en la batalla de Guadalete pasándose a su bando.

    En ese dilatado espacio de tiempo hubo momentos en que la lucha decayó por diversas causas; pero eso no implica ni aceptación del hecho ni "convivencia". Para los musulmanes o andalusíes, España era no sólo una conquista más del Islam en la que éste no se detenía: pretendían conquistar el resto de Europa, pero fueron frenados por los francos de Carlos Martel en Poitiers (año 732) y más adelante por normandos, franceses y otros italianos en Sicilia y Cerdeña. Simultáneamente, en el este de Europa los bizantinos contuvieron durante siglos la invasión islámica de los turcos otomanos, hasta la caída de Constantinopla en 1453. Para los españoles de cualquiera de los núcleos cristianos de resistencia al Islam que aquí aparecieron, y que a lo largo del tiempo se convertirían en los reinos cristianos, la presencia islámica nunca fue aceptada y siempre rechazada. Éste era el sentido del título que usaba algunas veces Alfonso VI (1072-1109): Imperator totius Hispaniae; y cuando a partir del siglo XII se sustituya la idea imperial o gótica por la fórmula "los cinco reinos de España", se referirá a los reinos cristianos de León, Castilla, Aragón-Cataluña, Navarra y Portugal, nunca a un musulmán.

    Definir aquella situación con el término "convivencia" es una estupidez o una falsedad. Sobre esa cuestión no hay duda posible; ya el historiador belga Henri Pirenne decía que el hecho capital de la Edad Media es el conflicto cristiano-árabe. La relación entre ambos, árabes y cristianos, no era de convivencia, sino de conflicto. Es más: la intolerancia musulmana para con los cristianos les produjo auténtica discriminación e incluso martirio en Al-Andalus, a pesar de pagar su impuesto para conservar su religión; finalmente, en 1126 los almorávides deportaron a Marruecos a todos los mozárabes (los cristianos que aún quedaban en Al-Andalus). Y lo mismo ocurrió con los judíos, que al principio disfrutaron de un trato tan excepcionalmente favorable que parecían un Estado mosaico dentro de Al-Andalus, pero que terminaron siendo perseguidos por almorávides (que también les deportaron a Marruecos; así fue desterrado Maimónides) y almohades, fanáticos islamistas que recordaban el furor de Mahoma contra los judíos o israelitas de Nadhir, Koraida y Khaibar recogido en su Corán: "Seguro que hallarás en los judíos y en los idólatras los hombres más violentos contra los verdaderos creyentes".

    La guerra de los españoles cristianos contra los andalusíes islámicos era tan fuerte que éstos tuvieron que pedir ayuda a sus hermanos musulmanes de África para evitar ser absorbidos por los cristianos. Tras la toma de Toledo por el castellano-leonés Alfonso VI (1085), los andalusíes llamaron a los almorávides (1090-1144) y a los almohades (1150-1223): éstos, en su eficaz lucha contra nuestros antepasados "infieles", dejaron los campos de batalla cubiertos de muertos... entre los que se encontraban algunos de sus hermanos musulmanes andalusíes que no habían sido suficientemente fieles al Corán. El lema almohade era "Islam o muerte": no hay, pues, que extrañarse ni escandalizarse de que, por aquellas mismas fechas, los cruzados hicieran exactamente igual en Tierra Santa.

    José L. Martínez Sanz: "El Mito de la 'España de las Tres Culturas'".


    Publicado por Rufino Peinado en 12:18 0 comentarios

  12. #12
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    35
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    SAN ISIDORO MATAMOROS... EN BAEZA

    El Pendón de Baeza


    ALFONSO VII, EL PENDÓN DE BAEZA Y SAN ISIDORO MATAMOROS


    "Vedi oltre fiammeggiar l'ardente spiro d'Isidoro, di Beda e di Riccardo, che a considerar fu più che viro."

    Dante, "Divina Comedia"



    Hay quienes para desacreditar los méritos de la Reconquista recurren a una falacia. Ésta consiste en subrayar que la multisecular duración de esta empresa bélica (800 años -dicen con énfasis) pone en tela de juicio que podamos hablar legítimamente de Reconquista. Es ahí cuando fabulan sobre la convivencia triculturalista que era eclipsada por etapas en que los "fanáticos" (casi siempre cristianos, claro) se dedicaban a la guerra. En cambio, las expediciones guerreras lideradas por Alfonso I el Batallador (de Aragón) o Alfonso VII el Emperador (de León) desmienten a las claras que esto sea así: si a estos monarcas les hubiera valido, hubieran reconquistado España en lo que duraron ellos en sus tronos.

    El espíritu de Reconquista era un Viento Sagrado, una Misión reclamada desde las raíces más profundas del genio español, porque -aunque les pese a algunos- España ya estaba cuajada; y no, precisamente, con aportes moros ni judaicos... España se estaba fraguando precisamente contra ellos (extranjeros); y sobre todo contra los primeros (los musulmanes) -que, hay que reconocerlo, al menos eran capaces de empuñar las armas, y no dedicarse a la usura como los segundos (los judíos.)

    La invasión sarracena había truncado el destino de la España de los Godos. Por mucho que algunos autores vengan a pregonar que eso no fue así, y digan que la "pérdida de España" no es más que un mito patriótico muy posterior, los más antiguos reconquistadores estaban advertidos, eran sobradamente conscientes de su oriundez, de su remota ancestría y pugnaban por restaurar el Reino de Toledo. Y, como herederos legítimos del solar de sus antepasados y a sabiendas de su objetivo, nunca jamás perdieron el vínculo con su pasado, y siempre aborrecieron la presencia de los moros.

    Muchos son los hechos que así nos lo demuestran. Veamos el siguiente episodio, muy poco conocido, pero harto elocuente para lo que estamos postulando.



    Alfonso VII el Emperador

    En el año 1147 -nada más y nada menos- Alfonso VII de León, Emperador de España, pasa a reconquistar los reinos del Andalucía, Granada y Murcia. La empresa es arriesgada, pero sobra coraje a las mesnadas que vienen del norte. Leoneses y también navarros, acaudillados por tan magno monarca, avanzan en Santa Cruzada, como ardientes ángeles gladíferos de Dios. El relato que sigue a continuación pertenece a "Nobleza de Andalucía" de Argote de Molina.

    "juntó en el año de 1147 su ejército, con el cual entró por el Andalucía tan poderoso, que ninguno de los príncipes moros osó salirle al encuentro. Y así luego que llegó a Córdoba, Abengamá que era rey en ella, entendiendo que no podía resistir á tan gran pujanza, se le rindió entregándole á Córdoba y las llaves de ella. La cual el Emperador por nó disminuir su ejército se la encomendó, y así quedó en poder de los moros como de antes."
    Córdoba es reconquistada por vez primera, por lo tanto, en fecha tan temprana como la de 1147. No será recobrada definitivamente hasta la toma de San Fernando Rey.

    Pero ahí es nada. Sigue el relato de las andanzas de Alfonso VII el Emperador por las tierras andaluzas:

    San Isidoro, Luz de la Civilización Europea.
    "Despues de lo cual el Emperador llegó á Baeza, lugar en aquel tiempo fortísimo, y en quien los moros como á puerta y amparo de toda Andalucía tenian toda su esperanza; y poniendo cerco sobre ella acudieron los moros de toda la comarca en su defensa en tanto número, que pusieron al Emperador en gran estrecho y cuidado. El cual, pareciéndole cosa imposible conquistar á Baeza, y estando determinado otro dia alzar el cerco, aparecióle aquella noche el glorioso san Isidoro arzobispo de Sevilla, y prometióle no solo la victoria, mas su ayuda en la batalla."

    Podemos convenir en que el relato de la aparición en sueños de San Isidoro a Alfonso VII sigue los patrones de otras apariciones sobrenaturales que acontecen en nuestra Reconquista (Santiago Matamoros a Fernán González, p. ej.), pero en este episodio de Alfonso VII es significativo que sea San Isidoro de Sevilla (Gloria de la Teología y la Ciencia de la España hispano-goda) quien esta vez se ponga a la cabeza de los cristianos. Seguimos con la narración de los hechos:

    "Y así, animoso [Alfonso VII] con esta merced del cielo, no fué perezoso el Emperador en recibir la gloria que le estaba prometida. Y otro día en amaneciendo dió combate á la ciudad, y peleando valentísimamente con los moros, alcanzó de ellos una ilustre y esclarecida victoria, forzándolos á rendirle la ciudad, y honor y gloria de san Isidoro bienaventurado, y de este insigne milagro edificó allí un convento de Regulares á nombre de este santo, el cual adornó con mucha riqueza. Y dejando presidio en el alcázar de esta ciudad, quedaron los moros por sus vasallos con tributo y párias. Hallóse en esta conquista D. Garcia Ramirez, rey de Navarra, consuegro del rey D. Alonso, y prosiguiendo sus victorias conquistaron este año la ciudad de Almería con ayuda del conde D. Ramon Berenguel, príncipe de Aragon...".
    Los escépticos podrán esbozar una sonrisa maliciosa ante el relato de la providencial aparición onírica y posterior intervención bélica de San Isidoro (así es como los mismos escépticos ríen las de Santiago Matamoros o la de San Sebastián Flechador -que apareció en una batalla librada contra los moros en lugar muy próximo a Alcalá la Real: lo hemos contado en otra entrada de LIBRO DE HORAS), pero el hecho es que existe todavía hoy el llamado Pendón de Baeza, cuyo paño es de tela de damasco rojo. En dicho pendón batallero las damas leonesas bordaron la efigie de San Isidoro de Sevilla. San Isidoro galopa sobre corcel aparejado para el combate, empuña el Santo Metropolitano una espada en una mano y en la otra porta la Santa Cruz. Le cubre a San Isidoro su santa cabeza la Mitra de su dignidad eclesiástica. En la enseña podemos ver también una mano, una espada, unas nubes y una estrella - haríamos bien en interpretar estos elementos como símbolos de Santiago Apóstol. Tampoco falta el escudo real de leones y castillos bordado delante del caballero celestial.

    El Pendón de Baeza es una reliquia de aquellos tiempos gloriosos, cuando eran gratas las plegarias a Dios, gracias a la intercesión de nuestros santos nacionales. Los mismos que estaban dispuestos a dar el combate con nosotros. Actualmente el Pendón de Baeza se custodia en el Museo de San Isidoro de León.

    La Reconquista duró, en efecto, 800 años. Pero su prolongación no indica que tres culturas convivieran. Lo que más bien indica es que, en algunas épocas, era tal el número de traidores y cobardes en campo cristiano que Santiago Matamoros, San Sebastián y San Isidoro preferían quedarse en el cielo y no bajar a ganar batallas.

    Canta Dante:

    Vedi oltre fiammeggiar l'ardente spiro
    d'Isidoro, di Beda e di Riccardo,
    che a considerar fu più che viro.

    En castellano:

    Mira además flamear al espíritu ardiente
    de Isidoro, de Beda y de Ricardo
    quien a considerar fue más que hombre.

    El espíritu ardiente de Isidoro blandió su flamígera espada por los campos del Santo Reino de Jaén, propicios a celestiales visitas... Aquella galopada de San Isidoro Hispalense fue plasmada en el Pendón de Baeza.

    San Isidoro, ora pro nobis.

    Publicado por Maestro Gelimer en 2:15 0 comentarios

  13. #13
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    35
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    LLANTO MOZÁRABE



    Llorando voy con mi familia,
    Soy mozárabe de la Bética,
    Tan cristiano como hispano,
    Los moros arrasan mi tierra,


    Por castigos y traiciones,
    Entró la secta de Mahoma,
    No soporto su dominio,
    Que invadió en mala hora,


    Los judíos les abrieron las puertas,
    Llenos de odio y ambición,
    ¿ Acaso por su actitud algún día,
    Se les helará el corazón ?


    Voy caminando por mi península,
    Voy mirando hacia el norte,
    A juntarme con aguerridos,
    Cántabros, astures y vascones,


    Ha nacido el Reino de León,
    Tras la saga de Don Pelayo,
    Voy a poblar sus tierras,
    Voy en mozárabe llanto,


    Llevo el Crismón en el pecho,
    Para recuperar la España perdida,
    Con los centauros de la lealtad,
    Participaré en la Reconquista,


    Con la lengua de Roma,
    Con la raza de los godos,
    España volverá, volverá,
    Por el Altar y el Trono,


    Mas no sé por qué me da,
    Que nadie se acordará de nosotros,
    Y que al terrible islamismo,
    Traidores le darán de todo,


    Hispanos, pues yo os digo,
    Que a los mozárabes nunca olvidéis,
    Que su martirio esclavizante,
    Por siempre recordéis,


    Y el día que se nos olvide,
    Y que a los moros se aplauda,
    Temblad como señal,
    De traición a España,


    Nunca olvidéis los llantos,
    De la Bética, la Meseta o el Levante,
    Nunca olvidéis a los perseguidos,
    Viva la memoria mozárabe.

  14. #14
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Desmitificando a Alfonso X, el Sabio



    Alfonso X el Sabio nunca fue rey de tolerancia cultural o religiosa, y así hubieran habido diez Alfonsos más, tampoco lo habrían sido.

    Es significativo que en época de tan tolerante rey-y añádase progresivo-, se realizaran menciones y alusiones dedicadas con tan exiguo favor a los sarracenos, ángulo opuesto de nuestras creencias, protagonistas y vecinos de nuestra imposible concomitancia.


    Cito a continuación al gran maestro Serafín Fanjul en su "Al-Andalus contra España"


    Menciones que por lo frecuente no nos permiten detallar cada caso ni esbozar una lista exhaustiva, pero baste dejar sentada la correlación moros-robo-ganado-cautivos-destrucción-pánico. Es decir, guerra económica y psicológica a un mismo tiempo como nos documenta cumplidamente la misma crónica de Alfonso X:

    "Eotrosí el Rey de Granada facía guerra la más fuerte que podía a los cristianos, e mandaba a los suyos que cuando más non pudiesen facer a sus enemigos, si non que les follasen la tierra, ca decía que gran parte de la guerra era en "aquí son los enemigos, o por aquí pasaron los enemigos"".

    Como los musulmanes, sus oponentes, los cristianos, vivían la obsesión por los rituales externos y por el debido respeto a que son acreedores, así pues entre las ofensas graves que los moros pueden inferir a la Cristiandad se cuentan lances como el heroe Garcilaso en el romance "Cercada está Santa Fe":


    Aqueste perro con befa en la cola de caballo, la sagrada Ave María llevaba, haciendo escarnio.



    Acusación gratuita sin duda inventada por el juglar, seguramente lo sería la mayor parte de las similares dirigidas contra judíos y musulmanes coetáneos o las recíprocas, pero el amplio eco de las profanaciones de Cristos, Vírgenes, Niños, reliquias etc que encontramos referidas y diseminadas desde Berceo (Milagros) hasta Mármol o Hurtado de Mendoza (Guerra de las Alpujarrras), parece ser indicio de que no todo fue invención difamatoria,obligando a Alfonso X -un rey canonizado por nuestra actual y poco documentada progresía como arquetipo de tolerancia y adalid de las famosas tres culturas- a tomar cartas en el asunto estableciendo severas penas para quienes incurrieran en tales delitos, sin dejar resquicios ni cabos sueltos:

    Que pena merecen los judíos o los moros que denostan a Dios o a Santa María o a los otros santos o facen algunos de los otros yerros sobredichos.

    Algunos yerros son: escopir contra la cruz, nin contra el altar, nin contra alguna majestad que esté en alguna eglesia. Que los judíos y moros de nuestro señoría que ninguno dellos non sea osado de denostar a nuestro señor Jesucristo en ninguna manera que seer pueda, nin a Santa María su madre nin a ningunos de los otros Santos, qualquier que contra esto ficiere, escarmen tárgelo hemos en el cuerpo et en el haber segunt entendiéremos que lo merece por el yerro que ficiese.


    Se centra la diatriba antimusulamana en la persona misma de Mahoma como cifra y bandera de cuanto de vituperable y vergonzoso veían los cristianos en el Islam y llevan a la práctica intelectuales lúcidos como Alfonso X y quienes para él trabajaban. Buenaventura de Siena nos aclara en la introducción a su versión al latín de "La Escala de Mahoma", obra que realizara por encargo del Sabio Rey: "con la finalidad de que los seguidores de Mahoma divulguen que atentan contra Cristo no menos los términos abusivos de Mahoma que los terminos ilusorios y, confrontada la verdad de su fe en el mismo Cristo, produzca más deleite que las mentiras".





    En efecto la guerra ideológica una vez más adopta la norma de mejor conocer para mejor combatir y mejor dominar y en nuestra opinión este y no otro es el fundamento, en lo referente al Islam, de la magna obra histórica y literaria de Alfonso X y sus colaboradores, pues parece anacrónico revestirle de un prurito culturalista de comprensión ecuménica y obsesión por lo políticamente correcto ante otras razas y religiones, muy del gusto actual, pero cargado de conceptos e intenciones posteriores que difícilmente pudieron pasar por la mente del rey.
    Escribe Alfonso el Sabio su obre histórica cuando ya el Islam de al-Andalus se haya en declive, el pensamiento político-militar dominante es la conciencia castellana de unidad nacional y la sociedad, bajo el control de clérigos y nobles, utiliza la literatura, en lengua romance, para difundir sus ideas y creencias, tanto políticas como religiosas. Alfonso X no podía aceptar la más mínima sinceridad religiosa en Mahoma, tanto por su fe cristiana -de la que, como rey, era garante, -como con su condición de monarca castellano y en cosecuencia heredero (según la legitimación histórico-ideologica de la época) del Reino Visigodo al cual había derribado los musulmanes. A un clima de relativa tolerancia -y fuerza es recalcar lo de relativa- como el reinante en el Toledo del siglo XIII, musulmanes y cristianos se soportaron pero no se entendieron y en este contexto hay que situar la visión de Alfonso X acerca del Islam y de Mahoma. El hecho de que Alfonso X fundara en Sevilla un Estudio y Escuela General de latín y árabe en el que había profesores musulmanes de medicina y ciencias no revela especial consideración de la cultura islámica sino un intento pragmático de utilización de ciertos conocimientos de quienes lo tenían, ¿o debemos suponer en EEUU un gran anhelo de la cultura alemana por haber usado a W. Von Brown o a tantos otros técnicos y científicos alemanes? Las mismas traducciones medievales del Corán en castellano, una de las cuales fue encargada por Alfonso X no significaba necesariamente una prueba de buena voluntad. Se hicieron con el fin de refutar el Islam con conocimiento de causa, como ocurrió, vg., con la del arcediano de Pamplona Roberto de Retinez (realizada en 1.143) que iba acompañada de un pequeño tratado de título "Summa brevis contra haereses et sectam Sarracenorum".

    Publicado Murgis

    Daemonium Meridianum


  15. #15
    Avatar de Josean Figueroa
    Josean Figueroa está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 jun, 07
    Mensajes
    984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    El Mito de las tres culturas en España


    conoZe.com | El Mito de las tres culturas en España

  16. #16
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Quiero felicitar a Ordóñez por ese poema: nadie ha "cantado" el llanto de los mozárabes, de nuestros antepasados sojuzgados en su tierra, expulsados de su tierra, deportados y exterminados por el alfanje moro.

    Muchas veces lo hemos comentado al alimón, amigo Ordóñez, necesitamos cantautores con un nuevo repertorio. Tú serías un buen letrista. Gracias por ese "Llanto mozárabe", que Dios te lo pague. Ellos fueron nuestros antepasados, y no lo que nos quieren meter con calzador.

    Por cierto, este hilo está cargado. Espero que continúe la cosa así de bien, allegando más material que triture el mito impostor. Continuemos la tarea... Que no nos puedan. Pego aquí la siguiente entrega, aparecida en el blog de mi Reyno, hecho por un forero amigo mío.


    BASES PSEUDOINTELECTUALES DEL MITO DE LAS TRES CULTURAS (V)


    La Escuela de Traductores de Toledo como paradigma de tolerancia y encuentro tricultural es un invento. Existió un centro de traductores dirigido por españoles que supervisaban el trabajo de mozárabes y judíos que traducían los textos orientales.




    LA ESCUELA DE TRADUCTORES NUNCA EXISTIÓ


    Algunos partidarios del triculturalismo objetan que eso era así en tiempo de guerra, pero que en tiempo de paz se daba una verdadera convivencia, y ponen como mejor expresión de ella la Escuela de Traductores de Toledo. Pero tal cosa no es admisible: primero, porque lo habitual era la guerra, y la paz era una excepción; en segundo lugar, porque nunca existió la Escuela de Traductores de Toledo.

    Lo que sí existió fue una iniciativa cultural y científica de los reyes y arzobispos castellanos, que deseaban para su reino unos conocimientos y saberes de la misma categoría que los que poseían los árabes andalusíes a través de la academia o universidad de la Córdoba califal. Por eso, en el s. XII y durante el reinado de Alfonso VII (1126-1157), coronado en León como Emperador de España en 1135, fue Raimundo de Sauvetat, arzobispo de Toledo y Canciller de Castilla, quien organizó y patrocinó una serie de ediciones (los libros se copiaban a mano) y de traducciones de obras clásicas antiguas grecolatinas y otras modernas de los árabes.

    El arzobispo confió las primeras traducciones del árabe a los mozárabes de Toledo, que entendían los libros en árabe, y a los clérigos de su catedral, que conocían el latín: así se traducía del árabe al romance, y del romance al latín; los judíos traducían del hebreo al latín, y del árabe al hebreo. Ni hubo una Escuela de Traductores propiamente dicha, ni se trabajaba en un solo sitio, ni se debatían los temas y obras traducidos. Pero, aunque no existió una Escuela de Traductores, lo cierto es que fueron tantas las obras traducidas en Toledo, y fueron tantas las personas que se ocuparon de este trabajo, que debieron contar con una eficaz dirección racionalizada u organizadora del trabajo y una importante ayuda económica que lo hiciera posible. Como ha señalado González Palencia, "en Toledo, durante el siglo XII, se hizo la tranfusión de la ciencia recibida en lengua árabe por los españoles al resto de Europa, por medio de traducciones en las que siempre figuraba un español".

    Esas versiones al latín difundieron por toda España y por toda la Cristiandad europea la ciencia oriental y la clásica. Un siglo después, en el reinado de Alfonso X el Sabio (1252-1284), las obras se traducían ya a la lengua romance castellana.

    Conocemos las materias que allí se tradujeron, y sabemos cuáles eran las que suscitaban el interés de los españoles y europeos de aquella época. Vernet ha confeccionado una escala de materias con arreglo a las traducciones realizadas sobre cada una: 47% de cálculo y cosmología (matemáticas, astronomía y astrología), 21% de filosofía, 20% de medicina, 8% de religión, física, ciencias naturales, etc., y 4% de ciencias ocultas y alquimia.

    José L. Martínez Sanz
    Publicado por Rufino Peinado

    http://santoreinotradicionalista.blogspot.com/


  17. #17
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    35
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Recuerda que lo hablamosMuchas gracias.

    Lo ideal sería hacer unas " coplas mozárabes " o algo así, pero me temo que la métrica ajustada y yo nunca nos llevaremos bien.

    Quede claro que esta es una de las batallas principales de la guerra cultural, contra los muchos que quieren enmierdar lo nuestro; pues con pseudomemorias histéricas, hay quien llega a asimilar a los moriscos con los republicanos y esas cosas....No es nada " inocente ".

  18. #18
    Avatar de Josean Figueroa
    Josean Figueroa está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 jun, 07
    Mensajes
    984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Cita Iniciado por Ordóñez Ver mensaje
    Lo ideal sería hacer unas " coplas mozárabes " o algo así, pero me temo que la métrica ajustada y yo nunca nos llevaremos bien.
    Pues no uses métrica ajustada. Sigue tu instinto estético, esa es la única regla válida.

  19. #19
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    35
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Sí, eso procuro hacer todo el tiempo Josean.

    La verdad es que la defensa de la mozarabía constituye uno de los hitos intelectuales más aventureros que nos compete. El amigo Tautalo ha sido, creo recordar, en este foro, el primero en presentar batalla. Víctor Pradera nos habló en su día de los falsos dogmas; pues bien, hoy, acaso la farsa tricultural américo-castrista tan insufriblemente instalada y encima con el dinero del contribuyente como se dice, con la sutilidad propia de las víboras, necesita más que nunca un escarmiento, y ese escarmiento es nuestra historia y nuestra tradición. ¡ Vamos a ello !

  20. #20
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Contra las tres culturas

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    LAS TRES CULTURAS QUE FRAGUARON ESPAÑA

    El arco de herradura (distintivo de la arquitectura árabe), pero plagio árabe de la arquitectura visigoda. En la foto: la iglesia de San Pedro de Balsemao, de factura visigoda, en Lamego (Portugal), ArteHistoria.

    GRIEGA, MEDITERRÁNEA Y ULTRAPIRENAICA

    El gran historiador del arte Henri Focillon no parecía que tuviera claro el Mito de las Tres Culturas aceptado por la actual historia-ficción oficialista que interpreta a España como una realidad histórica resultante de la supuesta simbiosis judeo-árabe-cristiana, en detrimento siempre del elemento cristiano y a favor siempre de los elementos ajenos a España.
    "...desde el siglo VII España está ocupada por el Islam; su trabajo histórico, hasta que llega el descubrimiento y la colonización de las grandes Indias, tiene dos aspectos: primero, la reconquista de la tierra cristiana, y, por otra parte, la transmisión a Occidente de los elementos asimilables de la cultura musulmana [...] Durante largo tiempo, sobre su duro suelo, una de las formaciones geológicas más antiguas de Europa, presenta el espectáculo de una especie de África en el que, tanto en la vida moral como en los monumentos, cruzan sus armas tres culturas: una cultura oriental, que desarrolla aquí sus más hermosos dones y crea un primer tipo de humanismo medieval, por el acuerdo del pensamiento islámico, del pensamiento griego y del pensamiento judío; una vieja cultura mediterránea, que da los latinistas delicados y los constructores de bóvedas en los monasterios de Cataluña; por último, una cultura propiamente occidental, importada primero por Cluny, después por Citeaux, posteriormente por los arquitectos de las grandes catedrales, y que hace florecer sucesivamente en tierra ibérica las iglesias de Aquitania, de Borgoña y del dominio real. Pero el fenómeno más notable es que estas culturas tan diversas no se yuxtaponen solamente, no se limitan tampoco a sucederse, como las decoraciones de un drama en varios actos: intercambian sus recursos, crean experimentalmente híbridos de una extraña belleza: un arte románico del Islam, el arte mozárabe; un gótico islamizante, el arte mudéjar. Cuando estudiamos, siguiendo a Gómez Moreno, las iglesias mozárabes del siglo X, nos asombra, pese a la constancia de cierta regla litúrgica, de cierto espíritu, la variedad de los tipos y la capacidad inventiva. Cualquiera que fuese la profundidad de la huella árabe, la importancia de las aportaciones septentrionales, España ha creado un tono arquitectónico, un tono humano suyo. Con todos los elementos que le dio el extraordinario choque de pueblos de que fue escenario, se lanza a búsquedas que son, y serán siempre, originales."
    ("El año mil", Henri Focillon, 1942.)


    Aunque el autor francés menciona de pasada el más que dudoso "...acuerdo del pensamiento islámico, del pensamiento griego y del pensamiento judío", esta desafortunada frase no desacredita en su totalidad el valor de este pasaje que transcribimos del erudito francés, una vez que pongamos las cosas en su sitio:

    ¿Qué acuerdo podría haber entre judíos, griegos y musulmanes en la España ocupada por el Islam? Los griegos no estaban aquí para acordar nada con los otros dos elementos. En todo caso, lo que sí hubo fue una asimilación de la filosofía aristotélica -griega- por parte de Averroes y Maimónides, que trabajaban la filosofía por muy diversos motivos: Averroes, granjeándose las sospechas del aparato censor del Islam (terminó sus días desterrado en el norte de África) y Maimónides con el propósito de demostrar la superioridad religiosa y -hasta racial- del pueblo judío. Ni uno (Averroes) ni otro (Maimónides) estudiaron a Aristóteles con el objetivo de incorporarlo al acervo de una realidad hispánica judeo-árabe-cristiana. (*)



    Aristóteles, príncipe de la filosofía griega, a él fueron a inspirarse árabes y judíos; luego sería asimilado por el cristianismo en el genio sublime del Doctor Angélico, Sto. Tomás de Aquino.

    Hecha la precisión que merecía el desatino de Focillon, hemos de decir ahora que éste a la postre se inclina a identificar -sí- tres culturas que confluyen para la composición maravillosa y genuina de la cultura hispánica peninsular: "un tono arquitectónico, un tono humano suyo" -admite Focillon. Pero, a diferencia de la fábula difundida desde los centros triculturalistas subvencionados públicamente hoy en día, estas tres culturas tendrán que ser identificadas en todo caso con:

    1.) La cultura griega -en versión judía (Maimónides) y árabe (Averroes).

    2.) La cultura mediterránea (con los latinistas), y

    3.) La cultura ultrapirenaica (los monjes de Cluny y Citeaux).

    Recapitulando: ni judíos ni musulmanes contribuyeron a la consolidación de nuestra hispanidad, como quisiera el nefasto Blas Infante o el brasileño Américo Castro y sus acólitos epigonales (Juan Goytisolo o Antonio Gala.) Esa caterva de traidores no merece nada más que nuestro desprecio, y sus respectivas obras se hacen acreedoras a ser desmontadas y destruidas para bien de la salud intelectual de los españoles y europeos.

    Fue, según Focillon, el elemento griego, el elemento mediterráneo y el ultrapirenaico los que habrían de ser considerados a la hora de atender a la composición de los elementos que dan lugar al cabo a la cultura española, a España. España: algo totalmente original, íntegramente hispánica, siempre diferente.

    Contra lo que por ahí se hace llamar "unitarismo" -falacia aliada del triculturalismo aberrante-, habrá que admitir que fueron tres culturas distintas (griega, latina y germánica) y una sola España tan verdadera como cristiana.

    (*) Nota: Para hacerse una idea del racismo del judío Maimónides, véase la serie de entradas que están publicando nuestros amigos del blog SANTO REINO TRADICIONALISTA, en especial, para el Caso Maimónides:

    SANTO REINO TRADICIONALISTA: BASES PSEUDOINTELECTUALES DEL MITO DE LAS TRES CULTURAS (VI)

    Publicado por Maestro Gelimer

    LIBRO DE HORAS Y HORA DE LIBROS
    Última edición por tautalo; 06/11/2009 a las 01:15 Razón: añadir referencia


Página 1 de 4 1234 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?
    Por Erasmus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 159
    Último mensaje: 10/12/2016, 04:43
  2. El alma de las Américas y el Hispanismo
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 11/05/2016, 06:11
  3. Ignacio de las casas, jesuita y morisco
    Por Rayan en el foro Biografías
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 13/07/2009, 21:11
  4. Los tribunales y el derecho a la vida
    Por ortodoxo en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/01/2009, 21:52
  5. La Hélade en la Piel de Toro
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/09/2005, 17:16

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •