Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 14 PrimerPrimer 12345678910111213 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 60 de 276

Tema: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

  1. #41
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    el baptisterio, fuente bautismal y vasos de los santos óleos, libros parroquiales, y demás necesario para la administración de los santos sacramentos, que todo lo hallo con decencia, concluyendo con la procesión acostumbrada de difuntos; mandó poner de manifiesto todos los ornamentos, bienes y alhajas pertenecientes a dicha parroquial, que reconoció y puso por inventario, haciéndose entrega jurídica de ellos a su mayordomo. La feligresía de dicho pueblo se compone de 518 almas de todos estados, y se administró el santo sacramento de la confirmación a 180. En esta parroquial ya citada, a
    instancia de la devoción de sus vecinos, y deseando hacer efectivo el celo de éstos, hizo que se colocase el Santísimo Sacramento y se erigió cofradía, con competente número de hermanos para que celebrasen las fiestas mensuales y las demás de Su Majestad Soberana, y costeasen la luz permanente de la lámpara, de que retribuyeron muchas gracias por el especial consuelo que en esto habían recibido. Y por la grande distancia que había de este pueblo al de Chacaracuar de impertransibles caminos en tiempo de invierno y de lluvias y los ríos que intermedian, pidieron se desmembrase y se hiciese iglesia parroquial separada, obligándose al estipendio del cura y demás necesario para el adorno de la parroquial hasta tanto que Su Majestad diese orden se pagase de los diezmos, que son pingües y equivalentes para este efecto, sobre que se actuaron los autos correspondientes, se hizo la erección con intervención del señor vice patrono, de que con autos separados se da cuenta.


    Santa Rosa


    El 11 de dicho mes y año pasó al pueblo de Santa Rosa de Carúpano y demás agregados al de San Joseph de Areocuar, de indios de la Real Corona, y visitó su iglesia parroquial, altar mayor, cara, cruz, y demás adorno para el sacrificio de la misa y en él colocada la imagen de Santa Rosa de Lima, titular de la iglesia y patrona del pueblo, la de Nuestra Señora del Rosario, Nuestra Señora de la Consolación, la de San Juan Baptista, y la de San Antonio, todas de escultura, pila bautismal, vasos de los santos óleos, libros parroquiales y demás necesario para la administración de los santos sacramentos, que todo halló con aseo, y limpieza, concluyendo con la procesión de difuntos acostumbrada; se pusieron de manifiesto los ornamentos, bienes y alhajas, que reconoció; se pusieron por inventario y se hizo entrega jurídica de ellos a su mayordomo, corrigió los pecados públicos con todo celo y caridad, dejando a todos espiritualmente consolados con sus providencias pastorales. La feligresía de estos agregados se compone de 636 almas de todos estados, y se confirmaron 222.
    Y representando como representaron aquellos vecinos y moradores, que son
    numerosos, la distancia de aquellos valles de su habitación a la iglesia matriz
    de San Joseph, de malos caminos en tiempo de invierno, frecuentes lluvias, ríos y
    quebradas, que nos permiten concurrir a ella y ser cómodamente asistidos por su
    párroco, y padecen grande quebranto en el pasto espiritual, que se desmembrase
    y se hiciese iglesia separada con cura propio que residiese allí, obligándose al
    estipendio de éste, oblata y demás necesario para el ministerio parroquial hasta
    tanto que Su Majestad diese orden se le pagase de la gruesa de diezmos, que son
    equivalentes para ello, en cuya razón actuaron las justificaciones correspondientes
    y con intervención del señor gobernador y capitán general de estas provincias 52 como vice patrono real, se hizo la desmembración y se mandaron publicar edictos

  2. #42
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    para proveer el curato, conforme al santo concilio de Trento y Leyes del Real Patronato, en que al presente se está entendiendo y con autos separados se da cuenta a Su Majestad.
    Concluida la visita de estas doctrinas, esperando las embarcaciones de transporte para pasar a la isla de la Trinidad a la visita de ella, se recibió correo en que se participó por aquel gobierno y el cura, que se hallaba toda la isla padeciendo una grave peste, de que habían muerto crecido número de españoles y de indios, que temían quedase despoblada, con cuyo motivo suspendió pasar a hacer la visita hasta que cesase el predicho inconveniente. Y para que no careciesen de eclesiásticos que se empleasen en los beneficios curados de ella, que todos se hallaban vacantes por no querer hacer oposición a ellos, aunque habían sido distintas veces convocados por edictos, por la falta de diezmos y medios en las Reales Arcas con que pagarles sus estipendios, que se veían precisados a desertarlo, mandó publicar edictos compulsorios con censuras para que se opusiesen a dichos beneficios, en cuya virtud se opusieron y se queda actuando el concurso para su provisión, de que se da cuenta a Su Majestad con autos para que, en su inspección se sirva dar expediente para las rentas, y que aquellas feligresías no carezcan del pasto espiritual.
    Y para que se sirviese Dios, Nuestro Señor, de ver con ojos de piedad aquella provincia en el pestilente achaque que padecía, dio orden Su Señoría Ilustrísima se hiciese en procesiones y rogativas públicas en todo el obispado, que se efectuaron y se tiene noticia favorable de haber empezado a pausar dicho accidente, y por otras providencias generales de la visita que lo ejecutaban a la residencia de esta Ciudad de Cumaná por los pueblos San José, Casanay, y Guaipanacuar a la ciudad de San Felipe de Austria, en donde expidió exhortó al reverendo padre prefecto de las misiones de Aragón de esta provincia para que proveyese de religioso que les diese el pasto espiritual a los pueblos de Irapa, Soro, y Macuro, de indios de la costa de Paria, que se hallaban sin ministro que les asistiese, cuya falta representaron a Su Señoría Ilustrísima, por estar estos territorios contenidos con los concedidos a dichos reverendos padres misionarios, haciéndoles especiales encargos sobre esto, a que respondió dicho reverendo padre prefecto daría pronta providencia, como consta de los instrumentos que con consulta separada se remiten a su Majestad.

    San José de Mariguitar


    Y de allí el día 31 de mayo se despidió y pasó al pueblo y doctrina de San José de Mariguitar, de indios de la Real Corona en el Golfo de Cumaná, en donde visitó su iglesia parroquial, que se halla amenazando ruina, y ha motivado dar providencia para que se reedifique, y en ella se abrió la visita, haciéndola del altar mayor, ara, cruz, y demás necesario para la celebración del santo sacrificio de la misa, que halló con aseo; y en dicho altar la imagen de Santa Ana, de escultura, titular de dicha Iglesia, y la de San Joseph, patrón del pueblo, pila bautismal, vasos de los santos óleos, libros parroquiales y demás conducente para la administración de los santos sacramentos, concluyendo con la procesión acostumbrada de difuntos; hizo poner de manifiesto los ornamentos, bienes y alhajas pertenecientes a dicha iglesia, que reconoció y mandó poner por inventario y se hizo entrega jurídica de ellos a su cura doctrinero. El total de la feligresía de dicho pueblo se compone de
    53 153 almas de todos estados, y se confirmaron 51.

  3. #43
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    De donde el día 18 del mes de junio pasó a esta dicha ciudad de Cumaná, llegó a ella y se ocupó incesantemente en todos los expedientes para conclusión de la visita general de estos anejos del despacho ordinario y gubernativo; los que, evacuados y concluidos en 24 de septiembre de dicho año, en concurrencia de todo el clero comunidades de religiosos, señor gobernador y capitán general de estas provincias, cabildo, justicia, regimiento y numeroso concurso del pueblo, celebrando de pontifical en acción de gracias, cerró la visita de estos anejos, mandando publicar diferentes mandatos, estatutos y resultas de su pastoral visita para el buen gobierno de sus iglesias, administración de los santos sacramentos, predicación del santo evangelio y reformación de las costumbres de sus súbditos, cuyo proceso se remite a S. M. con la visita de todos estos anexos, según consta de los autos, así generales como particulares, que se han procesado en su prosecución, a que me remito.
    Y para que conste en los tribunales donde convenga, de mandato de Su Señoría Ilustrísima el Obispo, mi señor, doy la presente en Cumaná, en 1 de octubre de 1741 años.
    En testimonio de verdad.
    Pablo Julián de Angel García Notario Mayor de Visita y Secretario

    http://www.fundacite-aragua.gob.ve/pdf/ocumare_completo1.pdf
    Última edición por Michael; 28/11/2012 a las 09:27

  4. #44
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    Bula Romanus Pontifex: Creación de la Diócesis de Puerto Rico. Año 1511




    Julio, Obispo, siervo de los siervos de Dios, para perpetua memoria, Pontifice Romano. Teniendo en la tierra todas las veces de aquel de quien reciben el orden estendiendo la potestad de su jurisdicción a todos los climas del mundo, ordenamos y disponemos con maduro Consejo para mayor firmeza y fundamento de la fe católica del estado y progreso de las Iglesias, en particular de las Metropolitanas, y otras catedrales que se han erigido por via de traslación ó de supresión, o nueva erección en lugares casi no conocidos; y reconocidas todas las circunstancias y qualidades de dichos pueblos, autorizados con la presencia de sus Venerables prelados, aprovechen y estén firmes en la fe se ilustren las Iglesias, y la humilde Religión christiana, se propague y dilate, y de la misma suerte que en lo temporal, se aumente en lo espiritual. Después que la isla Española sita en el mar de las indias, reducida á la Religion christiana, oprimida por muchos siglos con el yugo de los infieles, por la solicitud y potente armada de nuestro carísimo hijo en Christo D. Fernando, Rey de Aragón, de Si - cilia, de Castilla y de León, de inmortal memoria, y de la Reyna Da Isabel, entonces esposa de dicho Rey,
    Nos erigimos e instituimos las Iglesias Catedrales en dicha Isla, es a saber: las Higuatense, Metropolitana, la Bayustense y Magutense, pidiéndonos dicho Rey y Reyna sobre esta materia, y concediéndoselo con el consejo de nuestros hermanos y con la plenitud de nuestra Apostólica potestad, como todo más plenamente se contiene en nuestras letras despachadas: empero, constándonos que dicha isla y lugares, para la permanencia de dichas Iglesias sean incómodos así por su situación, como por la dificultad de conseguir las cosas necesarias, y que fuera de esta se hallaba otra isla llamada San Juan, en el mismo mar océano, sugeta a la misma jurisdicción, y que así mismo las tierras, villas y lugares de la isla Española de Santo Domingo, de la Concepción y de San Juan, en dichas islas eran al propósito y acomodadas para Iglesias Catedrales y para pre - lados que las presidiesen: Nos, deseando mirar y proveer del conveniente y opor - tuno remedio, asi de prelados como de la comodidad de dichos pueblos, y habiendo juntado Consejo, para más madura deliberación con nuestros Venerables hermanos, y deseándolo justamente en grand manera, el sobre dicho Rey D. Fernando el qual como Rey de Castilla y de León, y general Gobernador y administrador de dichos reynos, por la serenísima y carísima hija nuestra Da Juana, a los quales reynos, dichas islas están sugetas y anexas, y suplicándonos también, lo mismo nuestros amados hijos, Pedro Hiagutense, y Garcia Bayunense y Alfonso Magutense, electos en la administración y gobierno de dichas Iglesias Hiagutense, Bayutense y Magutense, llamadas así por los dichos respectivos; Nos usando de la autoridad y plenitud de potestad, suprimimos y extinguimos a las dichas Iglesias perpetuamente, y para exaltación y alabanza de Dios Omnipotente, y de la militante Iglesia;
    señalamos y damos título de cuidades, de las tierras o lugares de Santo Domingo, de la Concepción y de San Juan, y erigidas en ciudades se llamen Iglesias Catedrales, una en Santo Domingo, otra en la Concepción y otra en San Juan, y sus obispos se nombren uno de Santo Domingo, otro de la Concepción y otro de San Juan, los quales en sus dichas Iglesias, veneren y reverencien a nuestro Dios y Señor, y a sus Santos, prediquen el santo Evangelio, y enseñen a los infieles, con buenas, los conviertan; y veneración de la fe católica, y ya convertidos los instruyan en la Religión christiana, les den y administren el Santo Sacramento del Bautismo, y asi a estos convertidos, como a los demás fieles de Christo, que viven y moran en dichas islas, y a los que a ellas aportaren, les administren y hagan que se les administren los Santos Sacramentos de la Confesión, de la Eucaristía y los demás, y así mismo procuren que dichas nuevas Iglesias, se hagan y fabriquen con buena forma, y con convenientes edificios, y en dichas Iglesias, Ciudades y Obispados se erijan parroquiales con sus propios párrocos, dignidades, administraciones y oficios, y que los tales sean personas idóneas. Y así mismo se provean de Cura de almas, canonjías, prevendas y demás beneficios eclesiásticos, y puedan erigir e instruir Iglesias regulares de qualesquiera órdenes, según juzgaren que conviene para el mayor aumento del Culto divino y de los fieles, y dichos Obispos, gozen y usen de las insignias episcopales, jurisdicciones, privilegios e inmunidades, gracias e indultos, de los quales los demás Obispos gozan por derecho o por costumbre, y dichas Iglesias erigimos, creamos y constituimos para siempre, es a saber: la de Santo Domingo, la de la Concepción y la de San Juan, y también las erigimos y nombramos por ciudades segundas vez; Santo Domingo, la Buenaventura, Azúa, Salvaleón, San Juan de la Alaguana, Vera-paz, Villa-nueva de Yaquimos, Concepción de Santiago, Puerto de Plata, Puerto Real, la Resdeña, Hava, Salvatierra de la Cabaña y Santa Cruz, y concedemos y asignamos a todos los fieles inquilinos y habitadores en las tierras, villas y lugares de San Juan y a sus Iglesias, toda la dicha Isla de San Juan con sus distritos y diócesis, de suerte que cualquiera de los Obispos que por tiempo fueren de dichas islas, de Santo Domingo, Concepción y San Juan, puedan ejercer y usar en sus ciudades y obispados toda la jurisdicción, autoridad y potestad episcopal, y puedan pedir y percibir los diezmos, primicias y otros derechos episcopales de la manera que los demás Obispos de la provincia de Sevilla, en la ulterior España por derecho o ley los piden y perciben excepto del oro, de la plata y de otros metales y piedras preciosas, los quales declaramos están exentos y libres tocante a esto.
    También que las referidas Iglesias de Santo Domingo, de la Concepción y de San Juan sean sufraganeas de dicha provincia e Iglesia de Sevilla, y a su arzobispado que por tiempo fuere por derecho metropolitano, y concedemos y reservamos al dicho Rey de Castilla y de León, para siempre el derecho del patronato y de presentar personas idóneas para dichas Iglesias vacantes de San - to Domingo, Concepción y San Juan, al Pontífice Romano, para que por él, sean puestos en el caso de dicha presentación, es a saber: Obispos y pastores. Todo lo contenido en la página de nuestra supresión y extinción, erección y creación, institución, concesión, asignación, sujeción de decreto y reservación; ninguno se atreva, ni sea osado a falsificarlo ni pervertirlo, si alguno presumiere intentarlo, se declarará por incurso en la indignación de Dios Omnipotente y de sus Apóstoles San Pedro y San Pablo. Dada en San Pedro de Roma, en el año de la Encarnación del Señor, de mil quinientos onze á ocho de Agosto en el año octavo de nuestro Pontificado.

  5. #45
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    Decreto de desmembracion de PuertoRico en las Indias Occidentales, y de ereccion del nuevo obispado en la ciudad de Guayana.




    Habiendo el Excelentísimo señor caballero Nicolas de Azara, Ministro Plenipotenciario del Rey católico de las Españas cerca de la Santa Sede espuesto á nuestro santísimo Señor en nombre de Su majestad, que atendida la grandísima extension de la Diócesis de Puerto-Rico en las Indias occidentales, la cual abraza vastas y remotas regiones, de manera que la Silla episcopal se halla dos ó trescientas leguas distantes de muchos lugares que le están anexos (aunque fué siempre esmerado y grandisimo el cuidado y solicitud de los Obispos ordinarios en la administracion de aquel Obispado, y en el régimen de aquellos pueblos que les están confiados) nacen muchas é irreparables incomodidades y perjuicios, porque ni los diocesanos pueden cómodamente ir ante su propio Prelado y esponerle sus miserias y necesidades, ni tampoco esos mismos lugares pueden jamas ser visitados el por propio Obispo, y la grey así apartada no puede absolutamente oir la voz del Pastor, ni recibir del Obispo, una sola vez en la vida, el pasto espiritual, ni edificarse con el ejemplo de sus buenas obras. Por esto los predecesores de S. M. católica, de feliz memoria, se esforzaron en aplicar los remedios mas oportunos; y por la misma razon, el R. P. D. Felipe José de Trespalacios desde el año de 1786, en que gobernaba aquella iglesia, hizo cuanto le fué posible para que se le concediese un auxiliar tan necesario al régimen de aquella vasta diócesis. Y enseñando la experiencia ser mas conveniente que los pueblos distantes de la Silla Episcopal sean constantemente administrados, no por el medio precario de ministros mercenarios, sino con un auxilio estable y seguro, que les haga facil el recurso á su Obispo, y al Obispo el aplicarse á sus ovejas segun las disposiciones de la prudencia y de los sagrados cánones; por esto S. M. Católica se movió á consultar al Supremo Consejo de la Cámara de Indias, y conforme al voto de su Fiscal Régio, (atendido tambien el consentimiento que habia ya dado el Obispo de Puerto-Rico) ha decretado poner en ejecucion las disposiciones de su augusto Padre. Por lo que el mismo Excelentísimo señor caballero de Azara, en nombre de su Majestad suplicó humildemente á nuestro Smo. Papa Pio VI, se dignase diputar á algun Prelado católico ó á otra persona eclesiástica constituida en dignidad, como mejor pareciese al Rey católico de las Españas, quedando á cargo de su misma Magestad el elegir segun sus piadosas y reales órdenes al mencionado Prelado ó persona eclesiástica constituida en dignidad, la cual deba desmembrar de la sobredicha Diócesis de Puerto-Rico, que es una de las islas de barlovento llamada Nueva España, las provincias de Guayana y Cumaná, con las islas de la Santísima Trinidad y de Santa Margarita; y con estas islas y provincias, por su naturaleza contiguas y limítrofes, constituir una nueva Diócesis para un Obispo que quede del todo independiente del Obispo de Puerto Rico, pero sujeto al derecho metropolitano del arzobispado de Santo Domingo; y señalar por Sede episcopal la ciudad de Guayana, y destinar en ella para Catedral la iglesia mas grande y decente; como igualmente declarar, que está asignada por su misma Magestad católica la suma de 4.000 pesos, moneda de aquellas partes, por dote de aquella nueva mesa episcopal, para que el futuro Obispo de Guayana pueda con decencia, y sin perjuicio de las rentas y productos de la dotacion de la mesa episcopal de Puerto-Rico, mantener la dignidad de Prelado; y para cada uno de los dos canónigos que le asistan en las funciones episcopales, la de 600, que se pagarán del real Erario. Su Santidad, oida la relacion que le hice yo el infraescrito, despues de haberlo considerado todo con madurez, prestándose á las piadosas y estimables preces y súplicas del Serenísimo Rey Cárlos, quien, por su piedad para con Dios, y por su amor á los pueblos que le están sujetos, desea vivamente la propagacion é incremento de la Religion cristiana, cori la plenitud de la autoridad apostólica, se dignó cometer al Obispo católico, ó persona eclesiástica constituida en dignidad, que el mismo Serenísimo Rey de las Españas, segun sus piadosas disposiciones, tuviere á bien elegir, para que usando de la autoridad apostólica concedida al mismo Obispo ó persona eclesiástica constituida en dignidad. delegada especialmente por Su Santidad, proceda con todas las facultades necesarias y oportunas á declarar la ciudad de Guayana por ciudad episcopal, y por iglesia Catedral, la mas grande y decente de dicha ciudad; y constituir en ella un Capítulo ó Prebendados con dotacion; y llevar al cabo todo lo demas que corresponda á sobre dicha nueva ereccion, al esplendor del culto divino, y al provecho espiritual de los fieles de la nueva Diócesis de Guayana. Y mandó se expidiese decreto, y se insertase en las actas dé la Sagrada Congregacion consistorial. Dado en Roma el dia 20 de Mayo de 1790.

  6. #46
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    Para continuar este Capítulo se' h'i de buscar en D. Diego Anlo. nio de Ooiedoú otro autor que hable de los primeros europeos de Guayána, y los que fueren, decirlo, siguiendo la naracionprecedente, haitn dejarla en la boca de Caronf.

    El gobierno político y militar de esta Provincia, ba tenido mu. cha variedad; unas veces fue gobierno independiente provisto por el Rey, otras subalterno, por nombramiento ya del Gobernador de la Isla de la Trinidad de Sotavento, ya del de Cumana, con recursos i la Isla Española de Santo Domingo. Lo espiritual le ha venido del Obispado de la Isla de San Juan de Puerto Rico por estar anexos á él las cabeceras de provincia de que depende; este punto dio mucho mérito á varias religiones regulares que la intentaron cultivar. Los Padres Jesuitas de Santa Fé entraron en ella el año de 1664 y salieron el siguiente de 66. Este año empezaron los religiosos Dominio» J Agustinos descalzos, que la dejaron á los Capuchinos catalanes, cuyo fervor es visible en el capítulo siguiente.

    http://books.google.com/books?id=kGo...html_text&cd=1

  7. #47
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    LIBRO TERCERO.
    DE LAS MISIONES
    QUE HAN PASADO
    DE LAS PROVINCIAS DE ESPAÑA,
    LUGMES QUE HA^C FUFADO,
    Y ALMAS QUE HAN REDUCIDO
    á nuestra Santa Fe Catholica en las Apostó-
    licas Misiones de Píritu,


    CAPITULO PRIMERO.
    OCURRE DIOS A LA GRAVE NECESIDAD DE LOS INDIOS, j dispone los sdcives medios de su espiritual Conquista*


    Que lia oculta y Soberana Providencia, con que la Divina Sabiduría dispone fuerte y suavemente la proporcion de los medios a la mas eficaz consecucion de sus fines, se hacía (a nuestro modo de entender) como olvidadiza y retardada en el socorro espiritual que necesitaban aquellos miserables Indios. Esperaba, como paciente y sufrido Labrador, la mejor disposicion del terreno , para coger despues los mas sazonados frutos en
    la reduccion de tantas almas , cu-
    ya Conversion maravillosa se de-
    biese mas a la inextinguible luz de
    las verdades Evangelicas , que al
    orgulloso estruendo de las mar-
    ciales Conquistas. Llegó pues aquel
    feliz y dichoso tiempo, que la Su-
    prema Magestad tenia decretado,
    oara que en él se diese principia
    a la Conversion de estos Gentiles,
    no con armas materiales, que son
    instrumento de la venganza, sino
    con las espirituales de la Divina pa-
    labra , que , segun San Pablo , son ^d Cor-
    las mas poderosas para el feliz 2" 10


    éxito de tan Apostolica empresa. „ cisco Rodriguez Léite , uno de
    Valióse para este fin, como acostumbra, de un instrumento flaco, que fue uno de los Vecinos de San Christoval de los Cumanagótos, Soldado de Don Juan de Urpin , y testigo ocular de todos los proyectos de su Conquisra. Este pues hombre á todas luces honrado , y charitativamente piadoso, viendo los malos efectos que se siguieron de las pasadas Conquistas, y á los Indios descarriados por los montes huyendo de los Soldados, deseando el re^ medio de este mal, y la salvacion de tantas almas, que sin el beneficio del Santo Bautismo morian por los montes , entró en cuentas consigo i y despues de encomendar a Dios negocio de tanta importancia , manifestó los deseos de su buen zelo al Ilustrísimo Señor Don Fray Damián Lopez de Aro, Obispo que era de esta Diócesis de San Juan Bautista de Puerto-Rico, fiado en que su propuesta sería bien recibida , nivelada por el recto juicio de un tan zeloso Prelado. Formó para este fin un Memorial, cuyo traslado se guarda en el Archivo de estas Santas Misiones , en que con ingenua sinceridad propone á su Ilustrísima el mejor modo de reducir los Indios á nuestra Santa Fe , ofreciendose él a tan heroyca empresa , si informado nuestro Catholico Rey, condescendia á su proposicion i y fue en esta forma:
    „ limo. y Rmo. Señor Don Fr. Damián Lopez de Aro.

  8. #48
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    ..respecto de los demás vicarios
    foráneos de todas las ciudades, villas,
    y pueblos de esta Gobernación y de
    las anexas al obispado de Puerto Rico,
    y tiene en virtud de dicha Real
    disposición las especiales
    facultades de preveer ...





    "En el territorio de San Felipe de Austria y
    Río Caribe, informa en 1720 al Rey el presunto
    Virrey de N. Granada, Don Jorge de Villalonga,
    hay cuatro curas de indios que se componen de
    9 pueblos, que sus moradores llegarán a 350 de
    número; tienen dos Puertos.
    Estas Doctrinas las puso el Obispo de Puerto Rico
    el año de 1713, a cuya jurisdicción pertenecen".
    Última edición por Michael; 05/12/2012 a las 02:30

  9. #49
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    DESCRIPCIÓN DE LA ISLA DE SAN JUAN DE PUERTO RICO


    La isla de San Juan de Puerto Rico, que por otro nombre llaman Boriquen, y es la primera de las islas pobladas de españoles, y donde antiguamente se hacía la primera escala de las Indias, está en 64 grados y medio y 66 y tres cuartos de longitud del meridiano de Toledo, y desde 17 grados de altura hasta 18 grados y medio; de manera, que de largo leste-oeste debe tener cuarenta y cinco ó cincuenta leguas, y según algunos más ó menos; y de norte á sur desde veinte hasta treinta. Hay en esta isla al presente tres pueblos de españoles, poblados, en los cuales habrá como doscientos vecinos españoles, que son muchos menos de los que ha habido; indios de los naturales no hay ninguno, que todos se han acabado, y así no hay sino un pueblezuelo de advenedizos.


    Es toda esta isla gobernación por sí, desde su descubrimiento, al proveer de S. M. y del distrito de la audiencia de Santo Domingo: hay en ella gobernador y oficiales reales, tesorero y contador; hay un obispado en esta isla que se dice del nombre della, que tiene por distrito la dicha isla, y la isla de la Mona y la Margarita, y en toda su diócesis habrá hasta diez ó doce clérigos, porque á causa de ser todo tan pobre no quieren parar, y solo un monasterio en todo el obispado.


    El primer español que tuvo noticia desta isla, y la descubrió, se llamaba el capitán Joan Ponce de León, teniente en la villa de Higuey por el Comendador mayor de Alcántara fray Nicolás de Obando, gobernador de la Española; con cuyos poderes pasó á poblarla por los años de 1510, y la llamó San Juan de Puerto-Rico por su nombre, y por el puerto muy bueno que tiene, y después fué gobernador propietario della.


    El temple desta isla es participante de mucho calor y húmedad como las demás islas deste paraje, aunque ésta es templada y sana por la disposición del suelo della de muchas sierras, valles, llanuras y quebradas, y de muchas y buenas aguas de fuentes, rios y arroyos; y así toda ella es fértil de pastos para ganados, de vacas, caballos y yeguas, cabras y ovejas y puercos, de que hay grande copia, mansos y cimarrones como en la isla Española; y así en esta como en ella, los perros cimarrones hacen mucho daño en los ganados, y los pastos se van estrechando por los muchos guayabos que nacen repastados de las vacas que comen el fruto dellos. Hay palo santo, bálsamos, robles, cedros, laureles, hobos, murtos, magueis, china, y de todos los árboles que hay en las otras islas, cañafístolas y algodonales, de todas las frutas de la tierra y de las que de España se han llevado; se dan mucho los naranjos, sidras y todo agrio, uvas y ciruelas, y otras muchas de Castilla: no se coge trigo ni cebada, pero dicen que se da muy bien en partes; hay mucho maiz y yuca de que se hace el cazabí; mucho arroz, habas, garbanzos, lechugas, rábanos, melones, nabos y cebollas, y todas las más legumbres y hortalizas de España, aunque algunas, como en las otras islas, no granan: dáse en ella bien el azúcar, de que hay muchos ingenios; es muy rica de minas y nacimientos de oro, de que no se saca por haberse acabado los naturales; hay minas algunas de cobre, que tampoco se benefician por el costo y trabajo; hay salinas en dos ó tres partes, y también hay salitre, aunque no se beneficia, y mucha yerba de sosa para vidrio, de que se ha hecho experiencia y sale bueno: hay mucha piedra y buenas canteras en esta isla; y en el valle de Coamo hay unos baños de agua caliente provechosos: ha sido siempre esta isla infestada de los indios caribes de las islas comarcanas.


    La principal grangería que agora tiene es el ganado, cueros, y principalmente el azúcar, que se da con gran abundancia en esta isla, en la cual hay como una docena de ingenios o más; váse la población de los españoles disminuyendo, porque como no se saca oro, no vienen mercaderías, y así las demás grangerías no se contratan. Indios hubo muchos, y muchos caciques al principio de su descubrimiento, más que en otras, por ser ésta tan fértil y apacible, los cuales todos se han acabado por enfermedad, guerra y desesperación y excesivos trabajos; agora hay junto á Guadianilla un pueblezuelo llamado Cibuco, no de los naturales de la isla, sino de los extranjeros que se habían traido á ella por esclavos, que como se pusieron en libertad se recogieron allí, y así no hay mención que sean de nadie ni que tributen cosa alguna.





    DESCRIPCIÓN PARTICULAR DE LOS PUEBLOS DE SAN JUAN





    SAN JUAN DE PUERTO RICO


    La ciudad de San Juan de Puerto Rico está en 65 grados de longitud de la ciudad de Toledo, á que responde 930 leguas, y en 18 de altura: hay en ella como doscientos vecinos españoles, y reside en ella el gobernador y los oficiales y la catedral, desde el año de 12 (1512) que se erigió, en la cual residen muy pocos clérigos por la pobreza de los diezmos.


    Hay en esta ciudad un monasterio de frailes dominicos, de pocos religiosos, pero de suntuoso edificio, dos hospitales pobres y otras dos ermitas. Fundóla Joan Ponce de León por el año de 9, cerca de donde agora está en el puerto viejo, que llaman de Caparra, y llamóle Puerto Rico por la bondad del puerto que tiene; pasóle después de allí por ser lugar enfermo, especialmente para niños, á causa de el aceche que tienen las aguas en aquel sitio, que en quitándoles la leche se morian: habiendo estado allí esta población como doce años, se pasó donde agora está, que es una península, pequeña como media legua, que se hace en la costa del norte desta isla. A la parte del oriente del dicho puerto éntrase á la isla y ciudad por una puente, como dos tiros de ballesta larga, de piedra y de madera, la cual se ha hecho porque la parte del oriente, por donde se juntaba con la tierra, se ha hecho tan hondable, que con la pleamar se ahogaban algunas bestias y personas; por la cual puente entran á la ciudad todos los bastimentos y cosas necesarias.


    El suelo de esta isleta, que toda es ejido de la ciudad, es bien asombrado de pradería: no hay en él agua corriente; en la ciudad hay algunas fuentes de ruin agua, pero hay buenos algibes de que beben, y de una buena fuente que está junto á la mar.


    La ciudad tiene de lejos buen parecer, por las muchas palmas de cocos muy altas que hay en ella, y los edificios que son razonables; habrá en ella como doscientas casas de piedra y tapiería, y de madera, de que hay abundancia en la isla; la principal grangería de los vecinos es el azúcar, ganados y cueros. Reside en esta ciudad el gobernador desta isla y los oficiales reales; hay en ella dos fortalezas, una que llaman el Morro á la entrada de la canal del puerto, á una parte, que tiene su plaza de armas y en ella seis piezas de artillería, las cuatro buenas y las otras razonables; la otra, que es la principal, más adentro del puerto sobre la mar, bien edificada de cantería, en que hay su plaza de armas, aunque más pequeña de lo que debiera ser, y nueve piezas de artillería; y de entrambas hay un alcaide y dos plazas de artillería con salario.





    GUADIANILLA


    La villa de Guadianilla, que por otro nombre se llama San Germán el Nuevo, porque se hizo esta población de la de San Germán que llaman el Viejo, está en la costa de la dicha isla en 18 grados y 1/3, treinta y tres leguas de la ciudad de Puerto Rico hácia el sur, 16 del primero sitio casi al sueste, y dos leguas antes del puerto de Mosquitos, por otro nombre dicho Guanica. Es pueblo de cincuenta vecinos españoles; no consta del tiempo de su fundación ni de la causa de su segundo nombre, aunque la causa de haberse mudado de donde estaba, fue estar en la otra parte tan expuesta á los cosarios franceses, que la robaron y destruyeron dos ó tres veces.


    Alcanza esta ciudad la mejor comarca y más fértil desta isla, y los vecinos della son los más dellos ricos de la grangería de ganados y cueros y azúcares; tiene una iglesia con un vicario, y un cura que hay, es desta vicaría y de la isla de la Margarita; hay en ella un hospital con alguna renta; está cerca desta villa Cibuco, un pueblo de indios de que arriba se hizo mención.





    EL ARRECIBO


    El puerto del Arrecibo, que está en la costa del norte treinta y dos leguas á la banda del oeste de la ciudad de Puerto Rico, y al norte de Guadianilla, tendrá como treinta vecinos; llámase así de un rio grande que se junta á una punta donde este pueblo está; hay grandes grangerías de hatos de vacas y de puercos, y hay mucha pesquería y mucho aceite de tortuga; hay en este pueblo algunos indios con los españoles.





    PUEBLOS DESPOBLADOS


    El primer pueblo que se pobló en esta isla, como arriba se ha dicho, le fundó Joan Ponce de León, en un valle que está cerca del Puerto Rico, de donde se mudó por ser sitio enfermo á causa de estar en tierra paludinosa, ó de malas aguas, y por no ser bien fuerte contra los caribes.


    Poblóse otro pueblo, año de 1510, que llamaron Guanica, en la costa del sur casi al cabo della hácia el occidente en una muy buena bahía, el cual se mudó de allí por lo muchos mosquitos, y es muy buen puerto, y el pueblo se pasó á otro sitio de la costa occidental desta isla, que se llama la Aguada, y lo llamaron Sotomayor, porque lo pobló la primera y segunda vez Don Cristóbal de Sotomayor, primero gobernador con título que hubo desta isla, el cual se despobló dentro de dos años porque le mataron á él y todos los cristianos que con él había.





    HIDROGRAFÍA Y DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DE LA ISLA DE SAN JUAN


    Toda la costa desta isla de la mar del Norte, es costa brava y no limpia de arrecifes, sin abrigo ni puerto alguno si no sea el de San Juan de Puerto Rico, que por su bondad tiene este nombre, capaz de dos leguas de largo y una de ancho; es una ensenada grande de mar muerta, donde aunque de fuera haya muy grandes tormentas allí no se siente; muy fondable de la mar limpia, de manera, que aunque un navío cargado dé en seco lo sacan sin hacerse mal, y pueden llegar con el costado á la tierra: hay en él un rio de agua dulce, y abundancia de leña y madera para hacer navíos; tiene á la entrada dél una canal que corre norte-sur por entre una fortaleza; á la parte del leste hay una isleta llena de peñascos y bajíos; á la parte del oeste hay otra boca chica que la finar va haciendo por la parte del poniente de la ciudad, por donde no pueden aun entrar navíos en el puerto.


    Más adelante por la costa sale el rio Luisa, rio grande donde hay dos ingenios de azúcar; luégo hay otro rio que llaman Canoua, hay en él un ingenio de azúcar: salen de las sierras del Loquillo, que son muy altas, dos rios grandes así llamados. La cabeza de la isla de San Juan, que es á la parte y punta desta isla más oriental junto á las sierras del Loquillo, está en 17 grados y 1/2


    Hay en la cabeza de la isla un puerto que se dice Santiago, y dende á dos leguas otro que se dice Yabucoa, que el uno de los dos se debe de llamar por otro nombre Puerto hermoso, donde está un ingenio de azúcar, que se ha despoblado por los indios caribes.


    Está más al poniente un puerto que se dice Guayama, que está poblado de ciertas haciendas de ganados y estancias.


    Más al poniente están dos rios llamados Niabón y Xacua.


    Dende á seis leguas está la villa de Guadianilla.


    Dos leguas más adelante está un rio que llaman de Mosquitos; es muy buen puerto; llámase Guanica por otro nombre.


    Luégo está la punta de Cabo Rojo, seis leguas de Guanica, y en ella hay salinas que se cuajan si las benefician.


    Más adelante, volviendo al norte, está un puerto que llaman de Piñas, y otro que llaman Mayagüez.


    Luégo está la bahía de San jerónimo el Viejo, y la boca del rio de Guanabo ó la Aguada; más al norte está la punta del Buhio del Azúcar, que debe ser la que se dice punta Delgada.


    Volviendo hácia el leste por la costa, está el rio de Culebrinas y el de la Aguada; aquí se hace un buen puerto abrigado de la brisa, y hay donde pueden hacer aguada los navíos; dende á siete leguas de la costa, la boca del rio de Guahataca, todo esto es costa brava, sin puerto alguno; y más adelante sale un rio que se dice Camuy.


    Desde á tres leguas se hace una punta pequeña con un morro donde sale un rio grande, que se dice el Arrecibo, á la boca del cual está la población de españoles arriba dicha.


    Desde este rio, hasta seis leguas, se hacen unos peñascos fuera en la mar, como un cuarto de legua; junto á ellos sale otro rio que se llama el Guayaney.


    Dos leguas más adelante sale otro que se dice Cibuco; tres leguas más adelante sale un gran rio llamado Toa, donde hay un ingenio de agua, de hacer azúcar, y dos ingenios trapiches de caballos que tienen el servicio por la boca deste rio; y luégo una legua adelante está el dicho Puerto Rico.





    ISLAS PERTENECIENTES Á LA ISLA DE SAN JUAN


    La isla de la Mona: en 17 grados y 1/2 de altura y de tres leguas de contorno, redonda y baja, que se puede surgir en ella en un buen surgidero; hay maíz, cazabí, y buenos melones, y algunos indios; es de la diócesis de San Juan, y junto á ella está otra isleta que llaman el Monico.


    Una isleta entre San Juan y la isla Española al nordeste de la isla dicha Monico, como cinco leguas, y otras cinco de la costa de San Juan.


    Aberianas: cuatro ó cinco isletas á lo largo de la costa del sur de San Juan de Puerto Rico, enfrente de Puerto hermoso.


    Beyeque: un isleoncillo arrimado á la costa de la isla Española, por la parte del sur.


    Pasage: un isleoncillo de tres ó cuatro leguas al levante de la isla de San Juan, cinco ó siete leguas de -las sierras del Loquillo.


    Santa Cruz: isla de la mar del Norte de quince ó diez y seis leguas, el medio della en 16 grados y 2/3 y conócese por el sur á dos leguas á la mar en que es baja y tiene unos mogotes, y no se ha de llegar á ella con dos leguas.


    Saba: un isleo pequeñete al leste de Santa Cruz, cinco ó seis leguas apartado della.


    Isla de Santa Ana: un isleoncillo pequeño al oriente de la isla de San Juan, dos leguas dél al les-nordeste.


    Virgines: dos isletas grandecillas de á cinco ó seis leguas de largo, cercadas de otros ocho ó diez bajíos en la mar del Norte, de las cuales la mayor, que es como ocho leguas, se dice Vírgen gorda, y tiene la otra al les-nordeste; el medio della está en 18 grados y 1/4 de altura.


    Isleos blancos: los que están al poniente de la Vírgen gorda en la mar del Norte.


    Anegada: isla de la mar del Norte, seis ó siete leguas de largo del este-oeste; la mitad della en 18 grados y 2/3 cercada. de bajíos.


    Sombrero: un isleoncillo de la mar del Norte, cercado de bajíos, en 18 grados y 2/3.


    El Águila: isla de la mar del Norte. diez ó doce leguas de largo nordeste sudueste; el medio de ella en 18 grados.


    San Martín: isla de la mar del Norte, diez y seis ó veinte leguas de largo leste oeste, y cinco ó seis leguas norte sur, cercada toda por el norte y levante de isleos; el medio de ella en 17 grados y ½.


    San Estacio: isla de la mar del Norte, de ocho ó diez leguas de grandor; el medio della en 16 grados y ¾.


    San Cristóbal: isla de la mar del Norte, ocho ó diez leguas de largo al nordeste sueste; la mitad della en 16 grados y algo más.


    San Bartolomé: isla de la mar del Norte, de ocho ó diez leguas; el medio de ella en 16 grados y 2, con un arrecife á la punta que mira al levante.


    Barbada: isla de la mar del Norte, en 17 grados de altura cercada de bajíos.


    La Redonda: isla de la mar del Norte, pequeña, dos leguas poco más de largo, entre Monserrate y las Nieves en el medio.


    Monserrate: isla de la mar del Norte, cuatro ó cinco leguas de largo, en 15 grados y 1/2.


    La Antigua: isla de la mar del Norte, de diez ú once leguas de largo, de ancho cinco ó seis, cercada de bajíos; la mitad della en 15 grados y 2.


    Guadalupe: isla de la mar del Norte, quince ó diez y ocho leguas de largo leste oeste, y ocho ó nueve de ancho; el medio della ceñida como un istmo, la mitad del medio della en 60 grados y 14 y 1/2.


    La Deseada: en 14 grados y 2 al levante de la isla de Guadalupe, como cinco ó seis leguas; descubrióla el Almirante Colón en el segundo viaje que hizo á las Indias año de 93, y llamóla Deseada, porque fué la primera que en aquel viaje vio, y por el mucho deseo que llevaba de ver tierra: navégase desde las Canarias en demanda desta isla, yendo á la Nueva España, aunque está en menor altura que la Española, que vuelven á reconocer los que navegan á la Nueva España, porque todas las otras islas de barlovento son peligrosas de bajíos; conócese esta isla, yendo en demanda della, en que está echada leste oeste, y la parte del leste es tan baja que parece un espolón de galera.


    Marigalante: una isleta como cuatro ó cinco leguas al sudueste de la Deseada; descubrióla Colón en el segundo viaje, y llamóla así, porque la nave en que él iba se llamaba Marigalante: conócese en que es más pequeña que la Deseada y mas rasa y pareja.


    Dominica: isla de la mar del Norte en 13 grados de altura, doce leguas de largo norueste susueste, y como diez leguas de ancho; descubrióla Colón en el segundo viaje un domingo; así la llaman Dominica; hay agua y leña en ella, y así las flotas llegan á tornar agua en ella (aunque con peligro de los Caribes que hay en ella); tiene buenos surgideros á la parte del norueste, hay buenos rios, y en ellos oro, y no hay bajo ninguno que no se eche de ver; vése quince leguas á la mar, por ser tierra alta, más que las otras islas, y montosa, y en mar en fuera parece dos islas basta que se ván llegando cerca.



    ISLA DE LA MARGARITA


    La isla de la Margarita: el medio della en 62 grados y 1/2 de longitud y 11 grados y 3/4, quince ó diez y seis leguas de largo, y treinta ó treinta y cinco de costa; hay en toda ella dos pueblos, y en ellos como sesenta vecinos: el de la Margarita, junto al mar que bate en una fortaleza que tiene, en que hay como treinta y cinco ó cuarenta vecinos; y dos leguas la tierra adentro el Valle, que dicen de Santa Lucía, en que habrá como quince ó veinte vecinos.


    Dióse por gobernación al licenciado Marcelo de Villalobos, oidor de la Audiencia de Santo Domingo, año 1525, para él y para un heredero suyo que él nombrase, el cual nombró á doña Aldonza Manrique, su hija, que también tiene facultad para nombrar después de sus días la persona que quisiere; es del obispado de San Juan y vicaría de San German.


    Descubrió esta isla el Almirante Colón, y llamóla la Margarita por su mujer, que dicen que se llamaba así: toda ella es falta de agua, aunque fértil de árboles y pastos para ganados; no se habita la mitad della, que se dice el Macanao, por falta de agua; hay alrededor muchos ostiales de perlas, y de la parte del norte un buen puerto y ancon; es esta isla continuamente infestada de cosarios de la mar del Norte 1 ; á la cual aportó el tirano Francisco de Aguirre 2 que bajó del Pirú y salió á la mar del Norte por el rio de las Amazonas y de Orellana, y en esta isla dió garrote á D. Juan de Villandrando, yerno de la dicha doña Aldonza Manrique, y gobernador por ella en la dicha isla.





    CUBAGUA.-ISLA


    Cubagua: isla de perlas, entre la costa de Tierrafirme y la Margarita, cuatro leguas de la costa, y una legua de la Margarita á la banda del norte, como ciento sesenta leguas de Santo Domingo. Descubrióla el Almirante Colón año de 97 ó 98: bojará esta isla como tres leguas, es llana y salitral y estéril de todo género de yerbas y de árboles, que no hay ningunos sino algunos guayacanes: no hay agua ninguna para beber, ni animales ni aves más de algunas marinas: tiene un buen puerto á la parte del norte, y por delante á una legua la isla de la Margarita, y en la punta del oriente un manadero de un licor como aceite, y corre por la mar dos leguas; tráese el agua para beber de Cumaná siete leguas della, y la leña de la isla de la Margarita: á la redonda desta isla es todo placeles de ostiales en la mar; de que hay gran cantidad: fundóse en ella, por el año de 23 (1523), la ciudad de Caliz, que se despobló después y se pasó al Cabo de Vela.

    http://www.banrepcultural.org/blaavi...ia/india2a.htm
    Última edición por Michael; 05/12/2012 a las 02:48

  10. #50
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    Testimonio del Obispo Juan López Agurto en su visita a la Guayana, 1634.


    Habiendo don Francisco de Varte, Arzobispo del Nuevo Reino, dejado la Guayana, por lo distante que se hallaba y la imposibilidad de visitarla, se sirvió V.M. de encomendarla habrá 7 años al Obispo de Puerto Rico que por la misma razón y por los peligros de mar y caribes no se atrevió á pasar á estas partes. Yo la vine á visitar, hallando la ciudad mudada hubo poco más de un año, seis leguas distante de donde sólia estar, por ser puerto más cercano del Rio Orinoco. Hallé sus moradores, que no pasan de 40, pobres, por haberles faltado el trato de tabaco, fruto con que se remediaban, y por no haberles venido más ha de dos años naves de registro de estos Reinos.
    Última edición por Michael; 05/12/2012 a las 08:14

  11. #51
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    «El obispado, además de ésta,
    comprende las islas Trinidad y
    Margarita, y en Tierrafirme la
    provincia de Cumaná y
    todas las misiones de la
    ribera del Orinoco.


    Comprende este obispado,
    además de esta isla,
    las de Margarita, Trinidad y
    todas las de Barlovento,
    las provincias de Cumaná,
    Barcelona, Guayana y Piritu,...
    Última edición por Michael; 07/12/2012 a las 09:07

  12. #52
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    Cartas del obispo de Puerto Rico don Juan López de Agurto al rey Felipe IV


    ISLA DE MARGARITA, 10 DE DICIEMBRE 1633

    «...Habrá diez meses que salí
    de la isla de Puerto Rico,
    en donde gasté un año
    visitándola, para cumplir a mi
    obligación visitando estos
    lugares que por vía de
    encomienda pertenecen a
    este obispado, y en el
    petache que viene por los
    quintos de la Margarita escribí
    a V. M. desde la provincia de
    Nueva Andalucía, en la cual
    está un lugar llamado Cumanagoto,
    doce leguas distante en
    la costa de Cumaná, muy
    importante, si bien olvidado,
    cercado de 16.000 indios de
    guerra, que siempre andan
    con las armas en las manos.
    Visitelo y consolé sus vecinos,
    cuya Iglesia es de las más pobres
    de esta tierra, que un poco
    de maiz que siembran para su
    sustento ha de ser en una mano
    el arado y en la otra las armas.
    Socorrí la pobre Iglesia con las
    alhajas de mi corto caudal, como
    informará el gobernador. Necesito
    de otro cura. Tiene uno, cuya
    conveniencia tengo tratado con Benito
    Arias Montano, su gobernador,
    y oficiales reales. Suplico a V. M. que
    se sirva de tenerlo por bien.
    La razón de esto es, fuera de la general,
    que hallándome en Cumaná, pasaron diez
    urcas de holandeses que,
    faltos de la salina de San Martín,
    la buscan por acá y los indios confinantes
    al dicho pueblo les enseñaron
    una salina tan valiente como la de Araya.
    Última edición por Michael; 07/12/2012 a las 12:52

  13. #53
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    Y mancomunándose con los dichos holandeses, les ayuda- ron a fabricar un castillo con diez piezas de artillería, y luego acudió el dicho gobernador Benito Arias, que es un gran ministro de V. M., con españoles e indios y les ganó el castillo, prendiendo y matando 170 de ellos. Esta salina está distan- te de Cumanagoto un día de camino que, considerando el pirata aquel terreno, que como testigo de vista para todo linaje de frutos es el mejor de toda la Tierra Firme, a lo que se puede juzgar, estaba determinado de asolar, valiéndose tam- bién de los indios, el dicho pueblo que tiene también dos salinas o tres.
    Conviene que V. M. se sirva de mandar que se concluya esta conquista, porque los indios no se junten con los holandeses, y que se refuerce el dicho pueblo, que hoy tiene más de ochenta vecinos, como constará del testimonio de los confirmados. Y ha de ser plaza de esto. Y V. M. se sirva de mandar se socorra aquella Iglesia de vino y aceite y los novenos, que no llegen a trescien- tos reales, que si bien los avisos de la armada holandesa amenazan el castillo de Araya, lo cierto será que su ejecución vendrá a parar y hacer pie en el dicho lugar de Cumanagoto, según la descripción que de la tierra se hicieron, que no ignoran la fortificación del castillo de Araya que, a la fecha de ésta, lo tiene bien pertrechado el gobernador, al cual tengo ayudado en estas facciones, la principal con públicas procesiones, y con indios guaraníes de los partidos de clérigos para extinguir y anegar la salina de la Tortuga.

  14. #54
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    La visita de la gobernación de la Guayana e isla de Trinidad haré para el mes que viene que, como es fuerza conducir soldados para esta navegación por invasiones de caribes, los aguardo de la dicha navegación, que éstas no los pue- den dar por las nuevas de enemigos que esperan. Sólo informo a V. M. de cómo se despuebla aquella tierra por la pobreza de sus moradores, que los frutos que tienen es un poco de tabaco, y como éste no tiene valor, ni ha venido navío de registro, padecen muchas necesidades. El gobernador, Cristóbal de Aranda, me aguarda para que juntos hagamos informe a V. M.
    De Puerto Rico hice informe a V. M. que tuviese por bien de hacer limos- na de los novenos a aquella catedral. La experiencia que se adquiere con el tiempo, me mostró que ocho pares de casas que tenía la fábrica de aquella igle- sia, habitadas las más por los prebendados que no pagaban de alquiler la mitad de su valor, y ése lo consumían en obras no necesarias. Con consejo del dicho capítulo e información de utilidad, se vendieron, poniéndose a censo sobre las dichas casas su valor con fiadores, obligándose a tenerlas edificadas, con que acreció su renta casi a 600 ducados. Entre estas casas hubo una que llamaban Colejuelo de San Ildefonso que, por tradición antigua, sin hallarse recados, como los archivos se perdieron con la toma que los enemigos han hecho de aquella ciudad, dice que dejó un hombre para leer la gramática.

  15. #55
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    Esta casa quemó el holandés, y la fábrica de la
    Iglesia pagaba cien pesos a un preceptor, leyéndose
    la dicha gramática en una salilla de la iglesia.
    En esta casa vivía el arcediano, pagando
    doscientos reales. Con la misma utilidad
    se vendió en mil reales cada un año, con
    obligación de reedificarla. El dicho arcediano
    pidió que no se podía vender o que se la diesen
    por el tanto. No hubo lugar. Apeló para el
    Metropolitano de Santo Domingo. De esto
    tengo informado al fiscal de V. M. largamente,
    para que pida que se lleve todo lo actua- do,
    y V. M., como patrón, mande lo que más
    fuere de su servicio que, con esta renta y
    la decimal, tiene la Iglesia bastantemente
    para sus menesteres sin que V. M. le acuda
    con reales novenos, cumpliendo la merced de
    los dos novenos.
    En este obispado no hay hospital del bendito
    Juan de Dios, que uno de prestado que hay
    en Puerto Rico para el presidio sirven los
    mismos soldados. De éste tengo dado
    cuenta al fiscal para que informe a V. M....»

  16. #56
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    II. ISLA DE TRINIDAD, 23 DE FEBRERO 1634.


    «...Por dejación que hizo don Fernando
    Arias de Ugarte, arzobispo del Nuevo
    Reino de Granada, de la provincia de
    Guayana, perteneciente a su
    arzobispado que, como parte tan
    remota, ni él, ni sus antecesores,
    la pudieron visitar; con esto,
    se sirvió V. M. de
    encomendarla habrá siete años
    [1627], al obispo de Puerto Rico,
    por la misma razón, y por los
    peligros de mar y caribe, no se
    atrevió a pasar a estas partes.

  17. #57
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    Yo, celoso del servicio de Dios y de V. M., posponiéndolos, vine a visitarla, hallando la ciudad mudada, hacía poco más de un año, seis leguas distantes de donde solía estar, por ser puerto más escondido al río Orinoco y no tan malsano como el pasado que, con esto, el lugar es más defendido al holandés que en el otro, desde el dicho río, batía las casas con su artillería.
    Hallé sus moradores, que ya no pasan de cuarenta, pobres y desnudos por haberles faltado el trato del tabaco, frutocon que se remediaban, y por no haberles venido más ha de dos años navío de registro de esos reinos que, con- siderando el servicio de V. M., hallo, entre otras, dos potísimas razones por las cuales se ha de servir V. M. de favorecer y amparar esta población: La primera, por la mira y cuidado con que la solicitan los holandeses, que hoy junto a este gran río de Orinoco están poblados en tres confines a él, como son el río Belbés, Corentines y Esquivo; y si los pocos vecinos no defendiesen la subida por el río arriba al enemigo, no estaban seguras las provincias del Perú, que trescientas leguas el río arriba, se sube hasta el Nuevo Reino de Granada.

  18. #58
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    La otra razón es que en el pueblo antiguo se halla grandísima cantidad de azogue que, bajando el río, los vecinos llegan a cogerle que baja de una gran peñasco a la playa que, como cosa tan útil para el beneficio de las minas, con muy poca costa, se podría descubrir ésta con persona que entendiese de este ministerio. Y yo, por vista de ojos, he visto alguna cantidad a los vecinos.
    También en la visita que estoy haciendo a esta isla de Trinidad, hallo que es muy fértil y mejor terreno para cualesquier frutos que la de Puerto Rico, pero con veintiseis vecinos, sujeta a cuatro mil indios que esta isla tiene de guerra, que sirviéndose V. M. de dar licencia a que vengan a probarla veinticinco fami- lias de casados, con mucha brevedad se conocerá el logro y mejora de ella, que también tiene a doce leguas la isla de Tobago, poblada de muchos holandeses.
    V. M. se sirvió de despachar su cédula real para que en Guayana y esta isla, se me diesen los años de las cuartas decimales en la ciudad de Guayana. Como V. M. mandará ver por su informe y certificación, no hubo para poderlas dar, antes fue necesario, de lo poco que tenía, socorrerlos, si bien el gasto que he hecho en las visitas ha sido considerable, teniendo tres bajeles armados a mi costa con casi sesenta personas, soldados e indios de guerra, para defensa de muchos caribes que estas costas infestan.

  19. #59
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    Que, acabada la visita a esta isla, donde quedo disponiendo una doctri- na y agregarlos, y para que todo tenga cumplido efecto en el servicio de Dios y de V. M., se serviría de mandar al gobernador de estas provincias que no se tome para su salario los cortos diezmos, como hasta ahora lo han hecho, contra la voluntad de V. M., que los mil ducados que les manda dar son en frutos, si los hubiera, y no de los diezmos, en lo cual los curas no han sido pagados...»


    http://www.juliosanchezrodriguez.com...pez_Agurto.pdf

  20. #60
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Textos antiguos de la diócesis de Puerto Rico

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    »Y assi por Cédulas Reales que no hacen
    mención de Bulas se dio por Cercanía al
    Obispado de Panamá la Prouincia de
    Veragua, las Yslas Primeras de Varlouento
    y después la Ysla de Trinidad y la Guayana,
    al Obispado de Puerto rico; que por el
    mismo derecho goza de la Ysla Margarita y
    Prouincia. Al Obispado de San Martin se dio
    por cercanía la Ciudad de los Remedios del
    Cauo de la Vela, la del Rio de la Hacha y el
    pueblo de la Nueua Ocaña y dize la Real
    Cédula en que se dispone, que este pueblo
    se desmembra del Arzobispado del nueuo
    Reino por su mucha distancia. La Prouincia
    de Tauaco fue por cercanía del Obispado de
    Chiapa y luego que se erigió Catedral en
    Yucatán se le aplico por cercanía quitándose
    de Chiapa, y las Reales Cédulas que asi lo
    disponen se despacharon sin Bulas, y se
    encargo por ellas á los Obispos que usaran
    en aquellas cercanías el oficio pastoral.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Puerto rico autonomía española en américa
    Por Juan G.Conde en el foro Presentaciones
    Respuestas: 29
    Último mensaje: 06/11/2012, 10:55
  2. Saludos desde Puerto Rico!
    Por SagradaHispania en el foro Presentaciones
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 03/11/2012, 10:25
  3. Blasón de Puerto Rico
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 03/11/2012, 06:58
  4. El Regimiento Fijo de Puerto Rico va volviendo.....
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 08/02/2012, 06:43
  5. Puerto Rico en poema de Lope de Vega
    Por Josean Figueroa en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 26/05/2011, 19:18

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •