Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 21 al 29 de 29

Tema: ¿Sabías que con España llegó lo peor a América?

  1. #21
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,258
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Sabías que con España llegó lo peor a América?

    Hombre, habría que decir que Marruecos nunca fue como tal parte de España, sino únicamente y con mandato internacional PROTECTORADO. El Sultán era legalmente aliado de España.

    La "descolonización" (sic) de las plazas de África se llevó a cabo muy a pesar de Franco; en el caso del Sáhara Occidental Franco esta dispuesto a ir a la guerra con tal de que no lo anexionara Marruecos (la decisión de minar toda la frontera y colocar lo mejor del Ejército fue suya) pero entonces llegó la tromboflebitis y entró otro Jefe de Estado "en funciones" (Noviembre 1975).

    Si España hubiera tenido la bomba atómica y tenido poder de veto en la ONU como otras superpotencias, ni Guinea ni el Sáhara hubieran terminado como terminaron.

    Pero lamentablemente, no era así.
    raolbo, Carolus V y Trifón dieron el Víctor.

  2. #22
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    754
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Sabías que con España llegó lo peor a América?

    Cita Iniciado por raolbo Ver mensaje
    Pareciera según esa afirmación que Franco se levantó un día y "sin resistencia" y "por las buenas" decidió despedazar territorios españoles. Esos sucesos deben entenderse dentro de la canallesca operación de "descolonización" que impulsó el Orden Mundial posterior a 1945. Quizá ello no excuse a Franco, pero desde luego conservar Marruecos y Guinea frente a la ONU, los yanquis, etc hubiera sido una maniobra política que ni siquiera Franco hubiera podido realizar. En fin, no quiero provocar una discusión sobre este tema, simplemente creo que esa afirmación era matizable.
    Quizás sea matizable sí, pero aún así creo que Franco debió resisterse más: la cesión de Sidi-Ifni se realizó con una guerra que ganó España (lo que acabó con la credibilidad de Franco por parte del gobierno marroquí) y Franco nunca debió haber apoyado a los nacionalistas del Marruecos Francés, lo que no tardó en volverse contra él.

    Todo el mundo moderno se divide en progresistas y en conservadores. La labor de los progresistas es ir cometiendo errores. La labor de los conservadores es evitar que esos errores sean arreglados. (G.K.Cherleston)

  3. #23
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,258
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Sabías que con España llegó lo peor a América?

    Cuidado que la cesión de IFNI se hizo después de 11 años de haber acabado la guerra (1969); guerra que en efecto fue ganada por España a pesar de la propaganda que corre por ahí.

    Como en los otros casos, el proceso de descolonización auspiciado internacionalmente afectó a potencias nucleares como Francia etc, con mucho más motivo afectó a España que no lo era (aunque hubo un proyecto secreto para ello, dirigido por un ayudante de Carrero Blanco, el almirante Otero de Navascués que estuvo cerca)
    Última edición por DOBLE AGUILA; 27/11/2016 a las 18:24

  4. #24
    Tecpaneca está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    20 dic, 13
    Mensajes
    7
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Sabías que con España llegó lo peor a América?

    Hola, no soy quién para decir si la corrupción es una acción innata del ser humano, pero en relación a la de México si te puedo decir que el hecho de que los habitantes de este país estén tan ligados a la corrupción si puede tener antecedentes españoles, ya que aunque la reina Isabel "ordeno" que el indio fuera "protegido" y estableció "hermosas leyes de indias" estas se hundieron a mitad del atlántico y los españoles de aquí las desobedecían, incumplían o simplemente las ignoraban. ya que era muy tibia la justicia para velar por su cumplimiento, desde ahí se aprendió a corromper, "LO ACATO PERO NO LO CUMPLO" dice el viejo refrán español..!!!


    Cita Iniciado por Mexispano Ver mensaje
    Otro mito propagado por los necios, somos corruptos por culpa de la conquista.








    Desde la tribuna

    Armando Román Zozaya

    ¿Corruptos por naturaleza?


    28 de Junio de 2015

    El martes pasado, al presidir la instalación del Consejo del Sistema Nacional de Transparencia, el presidente Peña señaló que “El Estado mexicano y su sociedad lo que estamos haciendo [sic] es domar auténticamente a la condición humana, llevarla por nuevos caminos, estableciendo parámetros, estableciendo límites, controles, obligando a la apertura y a la transparencia”. En otras palabras, según Enrique Peña Nieto, la corrupción es inevitable: somos corruptos por naturaleza.

    Ahora bien, hace no mucho tiempo, el señor Peña había declarado que la corrupción es “cultural”. Al parecer, ha cambiado de opinión dramáticamente pues, si el ser corrupto es algo innato al humano, entonces la corrupción no puede ser cultural, es decir, no es un comportamiento aprendido y desarrollado en sociedad sino, más bien, una inexorable forma de actuar que, tarde o temprano, todos exhibiremos.

    Si la corrupción es inherente a la condición humana, ¿por qué hay sociedades en las que hay muchísima menos corrupción que en otras? ¿Por qué hay personas honestas? ¿Hasta qué punto las estructuras sociales son relevantes para entender el comportamiento individual en general y, en particular, con relación a la corrupción?

    Las preguntas que he planteado no son triviales. De hecho, son fundamentales para comprender por qué las personas hacen lo que hacen y, en concreto, por qué hay quienes incurren en actos condenables como lo son abusar del prójimo y/o de lo público. Por ello mismo, dichas preguntas son también relevantes para diseñar políticas públicas adecuadas para combatir la corrupción.

    Obviamente, ignoro si el Presidente de la República y/o su equipo de trabajo se planteen interrogantes como los anteriores. Lo que sí me queda claro es que, quien sostiene que la corrupción es una condición humana, la justifica aunque sea sólo implícitamente. Por ejemplo, si yo soy un corrupto y se me condena por ello, podría defenderme argumentando algo como lo siguiente: “Soy corrupto porque soy humano, luego entonces, pido comprensión y que no se me castigue por mis corruptelas. El castigarme sería equivalente a penalizarme por tener la capacidad de hablar. Y eso sería totalmente injustificado e injusto”.

    Sí, se quiera o no, decir que la corrupción constituye parte de la “condición humana” es una manera de justificarla. Por eso, es de verdad increíble que esto, justamente esto, haya sido planteado por el funcionario público de más alto nivel del país. En sí mismo, esto es preocupante. Sin embargo, lo peor no es eso sino que dicho funcionario ha sido duramente cuestionado como resultado de que él, algunos de sus colaboradores y hasta su esposa se han beneficiado de acciones que despiden un insoportable hedor de, precisamente, corrupción.

    Si el presidente Peña Nieto de verdad quiere “domar” la “condición humana”, podría comenzar por explicarnos con lujo de detalle el asunto de la Casa Blanca. Asimismo, debería aclarar por qué, justo cuando dicho asunto estaba por hacerse público, la concesión para la construcción del tren México-Querétaro fue cancelada. Sería útil también que le pida a todos los miembros de su equipo de trabajo que detallen cómo han adquirido las propiedades y bienes de los que son dueños.

    Mientras tanto, ya sabemos qué tienen que hacer los delincuentes para justificarse: tienen que decir que la deshonestidad y la corrupción, así como el actuar en contra de quienes nos rodean y/o de lo público, son comportamientos asociados a “la condición humana”. Así, ni modo de no ser deshonestos, corruptos y abusivos, ¿verdad?


    Twitter: @aromanzozaya

    _____________________

    Fuente:

    Armando Roman Zozaya-¿Corruptos por naturaleza?

  5. #25
    Comunero Convencido está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    06 nov, 16
    Edad
    16
    Mensajes
    93
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Sabías que con España llegó lo peor a América?

    Lei yo tambièn que los golpes de estado y levantamientos militares de Amèrica tienen origen de España.

  6. #26
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,036
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Sabías que con España llegó lo peor a América?

    Respecto a los orígenes sociales de los conquistadores, a manera de muestra analicemos a los primeros que arribaron a Cajamarca con Pizarro: 44 eran hidalgos seguros y varios más probables; 91 plebeyos y 33 cuyo origen no se puede precisar. Un total de 168 hombres. De los hidalgos, una gran parte son extremeños y de conocidas familias de Trujillo, como los mismos Pizarros; de Cáceres, Badajoz, Jérez de los Caballeros y otras localidades.

    De los hidalgos seguros (hay muchos probables) encontramos a notarios, abogados y aún a comerciantes.

    Dentro de los plebeyos podemos distinguir a los que eran de familias de labradores acomodados o de familia de jornaleros. Los primeros eran llamados "hombres de bien", los otros "hombre vil y bajo" u "hombre de baja suerte". De los 91 plebeyos sólo 20 fueron de condición definitivamente humilde. Los otros, sino eran hidalgos, se codeaban con ellos, y algunos que los historiadores no consideran hidalgos, son de probable origen hidalgo, por sus apellidos, procedencia y biografía. Con el tiempo todos estos hombres comunes se ennoblecieron por sus hechos en la Conquista.

    Respecto a la educación, Fray Vicente de Valverde estudió en la Universidad. Mogrovejo, Valdivieso, Hernando Pizarro, Ruiz de Arce y los notarios Miguel de Estete y Jerónimo de Aliaga parece por su forma de escribir y expresarse que fueron también probablemente, universitarios o de esmerada educación particular, contando con una alta cultura.

    De los 168 hombres de Cajamarca sabían leer y escribir correctamente 51, podían firmar y es posible que supieran leer, 25. De otros 24 hombres no es posible saber si sabían leer o escribir. 8 sabían firmar tan mal que es evidente que eran analfabetos y habían aprendido a firmar de adultos. Este total 57. Habían 33 que de seguro eran analfabetos. Total hasta aquí de 141 hombres. De los restantes 27 no tenemos noticias para saber si sabían o no leer y escribir. Total 168 hombres que estuvieron en Cajamarca en la prisión de Atahualpa. De los 168 hombres de Cajamarca, 76 eran realmente letrados, 41 a medias y 51 iletrados o no se sabe a ciencia cierta.

    La relativamente alta proporción para la época de gente que sabía leer y escribir refuerza la conclusión de que los plebeyos de la expedición no pertenecían a las capas más bajas de la sociedad española. Los índices de analfabetismo en Europa en los siglos XV, XVI y XVII eran elevadísimos, ni qué decir que la escritura no se conocía entre los indígenas americanos al tiempo de la Conquista.

    La mayoría de los hombres de Cajamarca eran, pues, hidalgos pequeños o segundones, profesionales de "tercer nivel" como se diría hoy, y hombres corrientes, pero de un estrato superior dentro del pueblo.









    _________________________

    Fuente:


    https://www.facebook.com/photo.php?f...type=3&theater
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    Hyeronimus dio el Víctor.

  7. #27
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,036
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Sabías que con España llegó lo peor a América?

    DE LA NOBLEZA INHERENTE A LOS DESCUBRIDORES, CONQUISTADORES, PRIMEROS POBLADORES Y PRIMEROS VECINOS CASTELLANOS DE INDIAS, Y SUS DESCENDIENTES AMERICANOS

    Felipe II otorgó privilegio de hidalguía y nobleza a los descubridores, conquistadores, primeros pobladores y primeros vecinos castellanos de Indias, y también a sus descendientes en nuestro continente; gozando de los mismos privilegios y preeminencias que los hidalgos de Castilla. Quedando establecido en las Leyes de Indias así:

    «Que los pobladores principales, y sus hijos y descendientes legítimos sean Hidalgos en Indias.

    D. Felipe II Ordenanza 99

    Por honrar las personas, hijos y descendientes legítimos de los que se obligaren á hacer poblacion, y la hubieren acabado y cumplido su asiento, les hacemos Hijosdalgo de solar conocido, para que en aquella poblacion, y otras qualesquier partes de las Indias, sean Hijosdalgo y personas nobles de linage, y solar conocido, y por tales sean habidos y tenidos, y les concedemos todas las honras y preeminencias, que deben haber y gozar todos los Hijosdalgo, y Caballeros destos Reynos de Castilla, segun fueros, leyes y costumbres de España.»

    Recopilación de leyes de los reinos de las Indias, Libro IV; Título VI, De los descubridores, pacificadores y pobladores; Ley VI, fechada en el Pardo el 26 de septiembre de 1575.








    _________________________

    Fuente:


    https://www.facebook.com/photo.php?f...4054867&type=3
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  8. #28
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,036
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Sabías que con España llegó lo peor a América?

    España, el actual ‘culpable’ de los males de Hispanoamérica

    Por

    Alberto Garín

    4 julio, 2018



    Cuando vine a vivir a Guatemala hace veinte años, no llevaba 48 horas en el país, cuando una compañera me dedicó una frase que he vuelto a escuchar a menudo: “Ah, otro español que viene a robarnos a nosotros los inditos”. La dama en cuestión era una universitaria de piel blanquita y con dos apellidos españoles.

    A las pocas semanas, me regalaron una segunda frase que he escuchado aún muchas más veces que la primera: “Qué lástima que los españoles conquistaran Guatemala. Nos habría ido mejor si nos hubieran conquistado los ingleses”. Por lo general, esta segunda frase, siempre de labios de universitarios, es más habitual en boca de guatemaltecos de piel morena, aunque la idea también es posible encontrarla en las conversaciones de guatemaltecos de piel clara, si bien no expresada de forma tan rotunda.

    Unidas las dos frases, muestran una explicación cuando menos rocambolesca para la situación de Guatemala a comienzos del siglo XXI. Los problemas vienen determinados por lo que les ocurrió a los tatarabuelos de los tatarabuelos de los tatarabuelos de los tatarabuelos de los tatarabuelos de los guatemaltecos actuales, es decir, a los europeos y americanos que se encontraron en estas tierras a comienzos del siglo XVI.


    La culpa de los males… en el pasado remoto

    Parecería extraño pensar que los problemas que hoy puedan vivir los segovianos, los madrileños o los toledanos, en España, sea el resultado de la derrota de Juan Padilla y Juan Bravo, los líderes comuneros que se levantaron contra Carlos V, en Villalar, allá por 1521. Es más, imagínese que me encontrase con un neerlandés actual y le dijese: usted es el culpable de que yo no sea rico porque un tipo que vino hace cinco siglos de lo que hoy es su país, Adriano de Utrecht, mató a un líder de mi pueblo (el segoviano Juan Bravo). ¿No parecería ridícula una conversación así? En América, no les parece ridícula. Y ahí comienza parte del problema.


    La frase ‘qué lástima que nos conquistaran los españoles y no los ingleses’ parece indicar que sus antepasados necesariamente debían ser conquistados


    Porque a la larga, si analizamos la segunda frase (qué lástima que nos conquistaran los españoles y no los ingleses), la idea es que sus antepasados, sí o sí, necesitaban ser conquistados. Sólo era cuestión de haber sido sometidos por los conquistadores más “sabios”.

    Aquí surgen nuevas contradicciones. Una vez más, ¿podemos imaginar a un italiano contemporáneo reprochando a un austriaco que sus problemas actuales, los del italiano, se debe a que parte de lo que hoy es Italia fue colonia del Imperio Austriaco hasta hace ciento cincuenta años? Sí, Venecia estuvo bajo el yugo Habsburgo hasta 1866, mientras que Centroamérica ya era independiente de España 45 años antes.

    Pues no, ni en los sueños más húmedos de los líderes de la Liga Norte italiana, los culpables de todos sus males son los austriacos. Ojo, habrá quien diga que el Véneto no era una colonia austriaca, propiamente dicha. Bueno, Hispanoamérica tampoco era exactamente una colonia de España. El diputado de Guatemala Antonio Larrazabal llegó a presidir las Cortes de Cádiz en 1812. Extrañas colonias éstas sientan a sus representantes en el parlamento en igualdad de condiciones que los diputados de la metrópoli.


    El origen de la colonización no determina el futuro

    Pero volvamos a la queja de no haber sido conquistados por el imperio conveniente. Por supuesto, recordar que de los diez países más pobres del mundo (salvo Afganistán, el resto todos en África), la mayor parte fueron colonias británicas, no ayuda. Porque los guatemaltecos en particular (y muchos hispanoamericanos en general), no se van a mirar en el espejo de Malawi, Sudán del Sur o Gambia, sino en el de Estados Unidos, país rico y, además, antigua colonia británica. Al menos en parte. Porque entre los cuatro estados más ricos de Estados Unidos, hay tres territorios colonizados por españoles: California, que tiene el mayor PIB de USA; Texas, en segunda posición; y Florida, en cuarta (Nueva York está en tercera posición, una pica de colonización anglosajona entre tanto dominio hispano).

    Llegamos entonces a una frase habitual del periodista chapiñol (guatemalteco y español) Ignacio Laclériga que divide Guatemala en tres departamentos: la capital, el resto del país y Miami. Porque los guatemaltecos pudientes (de piel clara y de piel morena) gustan, siempre que pueden, de hacer sus compras en Miami. Una tendencia que parecen compartir con otros muchos hispanoamericanos, entre otras cosas, por esa singularidad geográfica de la península de Florida que la hace estar casi en mitad del Caribe, a una distancia de dos a tres horas de avión de un buen montón de capitales hispanoamericanas.

    Estados Unidos se convierte así en un modelo de bienestar, de riqueza material, de servicios. Surge entonces la duda: ¿por qué los gringos sí viven bien y los guatemaltecos (y otros muchos hispanoamericanos) viven peor?


    En lugar de asumir la propia responsabilidad, se buscan las raíces de los problemas de Hispanoamérica en la ‘inconveniente’ conquista de hace cinco siglos


    En verdad, hay razones de peso en la historia mediata y en la realidad inmediata. Pero antes de entonar el mea culpa, asumir la propia responsabilidad, es más fácil echar balones fuera, buscando las raíces del problema en la inconveniente conquista de hace cinco siglos.


    El malo solo puede ser rico

    Sin embargo, sería un error pensar que este rechazo a los conquistadores es una constante de la historia hispanoamericana. Hasta hace poco más de medio siglo, los hispanoamericanos que miraban a España, lo hacían con lástima. Era difícil acusar a la metrópoli de saqueo, cuando la propia ex-metrópoli era un país subdesarrollado. En realidad, según España fue mejorando su posición desde los años 60 del siglo XX, fue más fácil convertirla en la razón de las desdichas guatemaltecas.


    Según España fue mejorando su posición económica, fue más fácil convertirla en la razón de las desdichas guatemaltecas


    Al mismo tiempo, el diablo previo culpable de todos los males, la United Fruit Company, la (supuestamente) todopoderosa compañía bananera, iba perdiendo fuelle. Porque claro, si el señor de todos los males, la Frutera, se fue al garete junto con su presidente Eli Black, en 1975, cuando esté se arrojó desde el piso 44 de su despacho de Nueva York, había que buscar un nuevo culpable. Y España era un buen candidato. Después de todo, era sospechoso que, mientras los guatemaltecos ralentizaban su desarrollo, los españoles despegaban con fuerza.

    La clave está en que la responsabilidad siempre es de los otros. Guatemala es pobre porque los malvados extranjeros llevan siglos aprovechándose de ella (los conquistadores españoles, los bananeros gringos, hoy los canadienses y sus minas).


    Los Estados Unidos prosperaron no por su origen británico sino por garantizar el estado de derecho, la propiedad privada y fomentar el libre comercio


    El problema es que no se han puesto a pensar que los saludables Estados Unidos no lo son porque fuera John Smith quien desembarcara en Virginia hace 400 años. Sino porque desde que se constituyó como país independiente, los Estados Unidos se han esforzado por respetar su estado de derecho, preservar la propiedad privada, garantizar la certeza jurídica o fomentar el libre comercio. Incluso y sobre todo en los estados que fueron colonizados por españoles y que, como decía más arriba, son los más ricos.

    Mientras los guatemaltecos, y otros muchos hispanomericanos, justifiquen sus problemas en lo acontecido en los siglos pretéritos y pretendan que ese determinismo histórico les impide progresar, podrán seguir regodeándose o sufriendo, dependiendo en que peldaño de la escala social se encuentren, en su subdesarrollo.

    Foto por Peter Hershey




    _______________________________________

    Fuente:

    https://disidentia.com/espana-el-act...ispanoamerica/

  9. #29
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,036
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Sabías que con España llegó lo peor a América?

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    ¿Quiénes fueron los conquistadores?

    «Apenas estamos empezando a entender que el cambio climático global, las empresas multinacionales, el derecho internacional de paz o la expansión de las religiones ecuménicas tuvieron en la historia global de España un escenario crucial de partida. Como españoles podemos elegir conocerla, o seguir ignorando que el pasado es el futuro»





    Manuel Lucena Giraldo


    Actualizado:20/12/2017 10:44h


    Si hubieran gritado tanto en la realidad histórica como lo hacen en las películas o teleseries que fabrican sobre ellos, los conquistadores españoles hubieran sido incapaces de comunicarse. Por supuesto que las imágenes que se difunden de modo habitual en las pantallas, habitadas por machotes sucios, barbados, fuera de sí salvo para torturar, responden a que escritores y cineastas del ámbito de la cultura en español han carecido por lo general del valor -y la ambición- necesarias para romper con las «verdades cansadas» de la leyenda negra. También en este campo la ficción resulta más aburrida y plana que la historia. Al sufrido espectador -de cine, televisión, teatro, videojuego, teléfono móvil- le cuentan una y otra vez que «sus antepasados españoles» fueron la hez de la humanidad, asesinos en serie de los pobrecitos indios, que vivían antes de 1492 en el balneario perfecto del buenismo indigenista. Le escamotean así la narración de la primera globalización, protagonizada por España.

    ¿Cuál es el origen de estas ficciones? ¿Resulta una causalidad que el modelo visual de los últimos cuarenta años sobre la conquista de América sea una película alemana, «Aguirre, la cólera de Dios» (1972), de Werner Herzog. Como se recordará, este gran director cuenta con poca exactitud, y el psicótico Klaus Kinski en el papel protagonista, las andanzas del guipuzcoano Lope de Aguirre por el Amazonas en 1561. Es bien sabido que Kinski y Herzog (este rodó en 1999 el documental «Mi enemigo íntimo» sobre sus peripecias) no se mataron de milagro. Kinski fue elegido porque le apetecía interpretar a «un salvaje, loco y desvariado», a cambio de un tercio del magro presupuesto. En una ocasión disparó hacia un grupo que jugaba a las cartas, e hirió a uno de los extras. Una inundación, oportunamente filmada en el Ucayali peruano, destruyó las embarcaciones. Los monos sueltos de la última escena fueron recapturados por el director, que no podía pagarlos, fingiendo ser veterinario. La poética visual de Herzog es tradicional, puesto que remite al punto de vista sobre la naturaleza establecido a comienzos del siglo XIX por el viajero prusiano Alejandro de Humboldt. La selva es un lugar infernal y al tiempo paradisíaco, amenazador y terrible. Se trata de un «paisaje desposeído» de humanidad. Pero también es innovadora. El director proyecta en la película la contracultura cinematográfica del 68, con distorsiones de tiempo y espacio, o músicas demenciadas que remiten a límites perceptivos y estados lisérgicos.

    Las atrocidades de la Alemania del Tercer Reich y la historia atormentada del siglo XX constituyen un trasfondo fundamental del cine de Herzog. Años después, sus hallazgos fueron utilizados de modo sabio por el mejor Francis Ford Coppola, con la fábula sobre la guerra de Vietnam que fue su obra maestra, «Apocalypse Now» (1979). Allí usó la cabalgata de las Valkirias de Wagner en una escena brutal, el bombardeo de una aldea costera. Coppola reconoció la potencia visual del pionero Herzog a la hora de filmar escenas infernales en los trópicos. Ciertamente se basó en el itinerario literario trazado por Joseph Conrad en «El corazón de las tinieblas», la novela corta que publicó en 1899, a partir de las atrocidades que contempló en el Congo belga.

    Con semejantes antecedentes en la cultura visual global, ¿resulta posible anclar la versión española de la conquista de América en otros modelos y archivos, que no valoren solo lo legendario para mal, por criminal y sanguinario? ¿Tenemos que suscribir y comprar esta anomalía romantizada, en la que los españoles salen siempre identificados con lo abyecto, aunque nos lo disfracen de búsqueda de un sueño imposible? Seguramente habrá una motivación por la cual escritores, directores de cine y guionistas, españoles e iberoamericanos, siguen explicando el siglo XVI de la América española como si fueran alemanes de la posguerra mundial. La historia ofrece otras perspectivas para quienes tengan interés en salir del agujero mental autocomplaciente. Un maestro del americanismo español y académico de la historia, don Guillermo Céspedes del Castillo, tituló uno de sus textos, publicado en 1986, «La riqueza de algunos conquistadores». Recordó que de manera abrumadora se quedaron en América. Según cuenta, Francisco Pizarro, conquistador del Perú, entregó en 1536 un repartimiento de indígenas a un veterano de la conquista. Diez años después, el trujillano Gabriel de Rojas habló de su sufrimiento de conciencia, «porque no sé si en algunas cosas, o en todas, he agraviado a los naturales». En 1550 se debatió bajo patrocinio de la corona española la licitud de la conquista americana. El comienzo de la definición de los derechos humanos estuvo en la polémica, mantenida en Valladolid, entre el fraile Bartolomé de Las Casas y el humanista Juan Ginés de Sepúlveda. No ganó ninguno, pero se trataba de un proceso terminal. Gobernadores y autoridades animaban a los viejos conquistadores, que se empeñaban en seguir buscando «tierras por descubrir y por ganar», a seguir con sus sueños doradistas. Cuanto más lejos se fueran, mejor. En las fronteras ignotas, selvas y desiertos, suponían -con acierto- iban a desaparecer para siempre. Fue el caso de Aguirre.

    El imperio español consistía en una red estable de ciudades emergentes. Hacia 1600 existían más de 200 ciudades iberoamericanas actuales. Durante las décadas iniciales del siglo XVI, los conquistadores, que formaron huestes o grupos, se adentraron en las Antillas y tierra firme. Eran empresarios de sí mismos. El monarca firmaba con ellos una capitulación, un contrato de obligado cumplimiento, que les otorgaba derechos y deberes. Había un enjambre de oficiales, factores y veedores, que los vigilaban a todas horas. Multitud de frailes providencialistas, convencidos de que los indígenas eran cristianos de alma pura, los denunciaban por casi todo. Ni Pizarro, envuelto tras la conquista del Perú en guerras de liderazgo, ni Cortés, que tras la conquista de los aztecas pasó el resto de su vida en búsqueda humillante del favor del emperador Carlos V, se recuperaron de su instante de gloria. Disfrutaron de algunas compensaciones que parecen enormes, pero en la Europa nobiliaria del siglo XVI resultaron justas, e incluso escasas.

    La verdadera historia de la conquista de América radica en los colosales efectos globales que produjo. El llamado «Nuevo Mundo», que había quedado desconectado de los demás continentes unos 40.000 años antes de Cristo, se insertó en dinámicas comunes mediante redes marítimas y terrestres tendidas por los navegantes españoles. Queda mucho por investigar y contar. Sabemos poco de los indígenas colaboracionistas, que fueron cruciales en la conquista. O de las mujeres conquistadoras, blancas, también mulatas e indígenas. El trasvase de la experiencia africana o asiática fusionada con la europea e ibérica, que llamamos mestizaje, resulta todavía un enigma. Apenas estamos empezando a entender que el cambio climático global, las empresas multinacionales, el derecho internacional de paz o la expansión de las religiones ecuménicas tuvieron en la historia global de España un escenario crucial de partida. Como españoles podemos elegir conocerla, o seguir ignorando que el pasado es el futuro.


    Manuel Lucena Giraldo es investigador del csic y profesor del instituto de empresa.



    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.abc.es/cultura/abci-quie...a&ns_fee=pos-1

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. ¿Sabías que...?
    Por Hyeronimus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 10/02/2015, 14:48
  2. Respuestas: 18
    Último mensaje: 18/02/2014, 20:23
  3. Lo peor de España se da cita en Gibraltar
    Por Hyeronimus en el foro Gibraltar
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 04/10/2013, 19:52
  4. Llego la Argentina
    Por manu en el foro Presentaciones
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 29/04/2007, 03:47
  5. Respuestas: 4
    Último mensaje: 17/02/2007, 11:40

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •