Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 21 al 30 de 30

Tema: Para bajar muchos humos y ajustar bicentenarios (1812-2012)

  1. #21
    Audax está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    31 may, 08
    Mensajes
    96
    Post Thanks / Like

    Re: La Pepa, el invento liberal precapitalista, estatalista, opresor y totalitarista

    Cita Iniciado por txapius Ver mensaje
    ¿Es suyo este texto? Es que se parece mucho a este....LA OTRA CARA DE “LA PEPA”. Alish entrevista a Félix Rodrigo Mora sobre el propósito real de la Constitución de 1812 y su bicentenario (tiranía y manipulación) « Liberación AHORA

    Perdone que no comente nada del resto de su mensaje, pero es que parece un simple batiburrillo anarco comunista.
    Tenia mis motivos. Dos en concreto.

    ¿Anarco y comunista pueden ir juntas en la misma frase?

  2. #22
    Audax está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    31 may, 08
    Mensajes
    96
    Post Thanks / Like

    Re: La Pepa, el invento liberal precapitalista, estatalista, opresor y totalitarista

    "1. Hispanismo.org es un espacio de comunicación y discusión dedicado a la regeneración y preservación de las tradiciones y de la integridad de las gentes y territorios hispánicos, así como de su herencia cultural, espiritual, étnica, social y política."

    Por cierto, no creo que haya personas mas afin a esta filosofia que Felix Rodirigo Mora, incluso desde su vision anarquista y antiestatalista. No he conocido persona mas afin a las tradiciones populares que este buen hombre. Todo su trabajo se dedica a la recuperacion de lo mejor de aquella civilizacion rural, autogestionaria, comunal, cooperativista, de ayuda mutua, civilizada, sus oprganizaciones, el batzarri, los concejos, las asambleas, amante de la educacion y el respeto mutuo, culta aunque no a la manera urbana... y a luchar por sus enemigos. los urbanitas, liberales, capitalistas, oligarcas, los salvapatias comunistas y socialistas, estatalistas al final, igualmente opresores pues, opresores de ese pueblo sencillo y noble que tenia una civilizacion milenaria productiva y sana.

    Claro que el se inclina hacia precisamente las tradiciones populares, no a las señoriales, nobles, imperiales, militares, etc. El se inclina por el pueblo-pueblo, los autenticos hispanos del cuento.

  3. #23
    Avatar de txapius
    txapius está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 jul, 09
    Ubicación
    Cádiz
    Mensajes
    991
    Post Thanks / Like

    Re: La Pepa, el invento liberal precapitalista, estatalista, opresor y totalitarista

    Cita Iniciado por Audax Ver mensaje
    Tenia mis motivos. Dos en concreto.
    Vale. O sea que solo se olvidó de citar la fuente.
    ¿Anarco y comunista pueden ir juntas en la misma frase?

    ¿Usted que cree?

  4. #24
    Audax está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    31 may, 08
    Mensajes
    96
    Post Thanks / Like

    Re: La Pepa, el invento liberal precapitalista, estatalista, opresor y totalitarista

    Cita Iniciado por txapius Ver mensaje
    Vale. O sea que solo se olvidó de citar la fuente.
    No, no lo olvide, lo eludi a sabiendas.

    ¿Usted que cree?
    Ja ja ja vale, en su dia quizas, ja ja ja, hace un siglo aun se les podia citar juntos... hoy en dia seria dificil. El comunismo anarquista poco tiene que ver con el comunismo de Lenin de la misma manera que el socialismo de Hitler tiene poco que ver con el de Marx, o el de El Innombrable (JL Rdz Thapatero).
    Vale, si, podermos decir que existe un comunismo anarquista, pero evidentemente poco tiene que ver el uno con el otro. El anarquista se parece mas a las formas comunitaristas y colectivas del rural y agro español (o europeo, incluso mundial, y el comunismo marxista es estatalismo puro y duro. Antiteticos. Mera coincidencia en la palabra, distintos significados.

  5. #25
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: La Pepa, el invento liberal precapitalista, estatalista, opresor y totalitarista

    El tema del hilo es la constitución de 1812, no vas desviación por favor.

    No deja de ser simpático el análisis y que se considere el antiguo régimen como "casi comunista", y hasta se podría dar la razón a casi todo el artículo, pero falla en una cosa: lo que más enfadó al pueblo sobre la constitución de 1812 es su menosprecio de la religión y del rey, que eran precisamente los que daban sentido y garantía a de su modo de vida. Sin este dato, el análisis está hueco y se quede en lo superficial.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  6. #26
    Audax está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    31 may, 08
    Mensajes
    96
    Post Thanks / Like

    Re: La Pepa, el invento liberal precapitalista, estatalista, opresor y totalitarista

    Editado por la administración: efectivamente, es una amalgama de cosas raras que nada tienen que ver con el tema.
    Última edición por Donoso; 20/05/2012 a las 01:15

  7. #27
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,449
    Post Thanks / Like

    Re: La Pepa, el invento liberal precapitalista, estatalista, opresor y totalitarista

    En el ABC de hoy me he encontrado este interesante artículo. Un catedrático que evidentemente no es tradicionalista y cita constantemente a un famoso renegado, reconoce el rechazo de la Pepa por parte del pueblo español:

    ¿FUE POPULAR "LA PEPA"?
    MANUEL MORENO ALONSO, Catedrático de Historia Contemporánea

    A los doscientos años de su proclamación, tan celebrada de manera oficial en los fastos del Bicentenario, hay serias dudas de que, en su tiempo, la Constitución de Cádiz fuera popular. El que en la memoria de los españoles, se haya convertido en un mito, no quiere decir que la tan aclamada popularmente como "La Pepa" fuera en verdad popular. Una cuestión cuyo planteamiento actual no es baladí siempre que rechacemos el relativismo tan corriente en nuestros días de que "lo que realmente ocurriera... no importa. Lo importante es que la gente creyó que había ocurrido".
    Desde luego, al volver hoy sobre el texto constitucional, no deja de sorprendernos que en ninguno de sus artículos se hable del "pueblo", que fue, sin embargo, el gran hallazgo de la Constitución norteamericana ("Nosotros, el Pueblo de los Estados Unidos... estatuimos y sancionamos esta Constitución para los Estados Unidos de América"). La sorpresa es todavía mayor en el caso de España, al haber desempeñado el "pueblo" un papel tan destacado en la Guerra de la Independencia. Con lo que resulta evidente que, al final, dentro de la larga tradición del Despotismo ilustrado, tan denostado entonces, los padres de la Constitución hicieron "todo para el pueblo pero sin el pueblo".
    Sin embargo, en aquellos momentos de enorme confusión, hubo quien se dio cuenta de tan grave carencia. Tal fue el caso del sevillano José María Blanco White --el más fino analista de la obra gaditana-- que puso el dedo en la llaga al señalar que la gran debilidad de la Constitución dd 1812 fue su falta de respaldo popular. Pues, como escribió en sus Cartas de Juan Sintierra, muy bien estaban las declaraciones de soberanía "y todo lo que se nos dijo" --el establecimiento de la soberanía nacional, la preponderancia del poder legislativo o la igualdad de la representación--, pero lo que se echaba en falta era que "con menos declaraciones" las Cortes se hubieran hecho más soberanas, y más populares.
    Enorme carencia que difícilmente pudo suplir el afán de las Cortes de hacer popular la Constitución tras la promulgación del texto constitucional en 1812, al ordenar a las autoridades que se hicieran festejos "sin economizar gasto ni diligencia alguna", en medio de un país arruinado por la guerra y la desolación. Con el paradójico resultado de que, en muchos casos, las aclamaciones a la Constitución se confundieran con los vítores al Rey, a quien se exaltaba como el "Deseado". Que no en vano todos los festejos movilizados durante la ominosa época del Despotismo, cuando se atribuían al Rey las distinciones exteriores de soberanía --concurrencia de autoridades y pueblo, procesiones, besamanos, Te Deum, misas de acción de gracias, iluminarias, salvas de artillería, actos teatrales, reparto de pan en la plaza pública, música de pasacalles-- se aplicaron a la Constitución sin que el pueblo advirtiera la diferencia.
    Lo que sucedió después es bien conocido. Las cosas no salieron como dispusieron las Cortes a golpe de decreto, y la crudeza de la realidad terminó desinflando el inicial entusiasmo por la Constitución, tan cuidadosamente preparado. Mientras, por su parte, el pueblo difícilmente podía entender el significado de la Constitución a pesar de que las Cortes ordenaron también que el texto constitucional se leyera, no poco grotescamente, en las iglesias en el momento del ofertorio, como si se tratara de un catecismo. ¡La lectura nada menos que de 384 artículos escritos en un lenguaje ininteligible para el pueblo, que tanto recuerda al discurso de Don Quijote a los cabreros!
    Por supuesto, tras la abolición de la Constitución por el Rey en 1814, pocos fueron los liberales que reflexionaron sobre el fracaso de la primera experiencia en razón, precisamente, de su falta de apoyo popular. Sin embargo, recién establecida de nuevo la Constitución en 1820, en momentos de generalizada ilusión constitucional, el mismo Blanco recordó a su viejo amigo Quintana --el padre del liberalismo doceañista--, que "La Pepa" había fracasado por falta de apoyo popular; y que podía fracasar de nuevo por la misma razón.
    En su opinión, a pesar de la brevedad del primer período constitucional --desde la promulgación de la Constitución en marzo de 1812 hasta su abolición en mayo de 1814--, la obra de Cádiz "estuvo establecida en España tiempo bastante para probar el efecto que puede tener sobre la nación". Un tiempo, a su parecer, más que suficiente para comprobar que el "nuevo sistema" fue acogido "con indiferencia, por no decir disgusto muy general".
    Para Blanco era evidente que "si la mayor parte de la nación hubiera estado contenta con el estado constitucional", la popularidad del Rey no hubiera bastado para derribarla "en un día". Pues apenas se presentó Fernando VII, "cuando todo lo hecho vino por tierra, no a efecto de un impulso violento, sino porque hacía ya tiempo que el edificio bamboleaba".
    "Es preciso confesar --decía Blanco-- que, por excelente que sea, la Constitución no era popular". Su "falta capital" radicó, a su parecer, en su carácter "abstracto". "Tiene su mérito --escribió--; no lo niego, pero como Constitución española, no creo que se acomode bastante a las costumbres, ideas y miras de la nación". Para el más agudo analista de la Constitución de 1812, "La Pepa", en contra del mito, no fue popular.

    ¿FUE POPULAR «LA PEPA»? - abcdesevilla.es

  8. #28
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,449
    Post Thanks / Like

    Re: La Pepa, el invento liberal precapitalista, estatalista, opresor y totalitarista

    CONTRA LAS CORTES DE CÁDIZ



    Por Antonio Moreno Ruiz


    Al igual que en los países hispanoamericanos se puso una mitología nacionalista que ensalzaba la separación de España, a la que se consideraba y se considera la responsable de todos los males, en España, la tiranía liberal española, impuesta por el golpe militar y la intervención extranjera, culpó al “Antiguo Régimen” de todos los males, justificando así toda su onda expansiva. Al cabo de dos siglos, sigue sin reconocer sus culpas y deméritos y echando tierra sobre la propia España, ahogándola en la Leyenda Negra. Así las cosas, son varias las generaciones que han crecido creyendo que, antes de 1812, no existía España.

    Estando de insufribles bicentenarios para regocijo de Esperanza Aguirre y demás oligarquía ruinosa, y teniendo asesores históricos tan solventes como Arturo Pérez-Reverte (¡!), tenemos que subrayar que no se puede hablar de la Constitución de Cádiz a un modo de alegoría ideológica, obviando temas tan importantes como:

    -La abolición del juicio de residencia, creando la impunidad de una nueva clase política.

    -La abolición de la representación gremial, dejando a los trabajadores sin escuela propia y a la merced de los nuevos caciques sin escrúpulos.

    -El voto solo y exclusivamente para los más ricos propietarios, pasando la política a ser el cortijo de la nobleza, la alta burguesía y los golpistas militares que le rodeaban.

    -El irrespeto de la "autonomía" americana, siendo mucho peor el nuevo centralismo que el despotismo ilustrado.

    -La imposición por el golpismo militar, nunca por el apoyo popular. El apoyo popular fue para los Cien Mil Hijos de San Luis que fueron acogidos como libertadores desde Irún a San Fernando.

    En definitiva: Las Cortes fueron un "bluf" apoyado por lo peor de cada casa. Su puesta en práctica se debe a Riego, uno de los mayores traidores de nuestra Historia y que, como bien apunta el historiador argentino Julio C. González (y como ha refrendado nuestro amigo Luis Gómez), estaba comprado por Inglaterra a través de Gibraltar. Él impidió el refresco de más veinte mil realistas peninsulares que, junto a los realistas americanos, hubieran aplastado la revuelta secesionista que, de hecho, hacia 1820, estaba tambaleándose. Pero vino el golpe del trienio liberal (1820-1823), y los oficiales liberales comenzaron a coparlo todo. Morillo llegó a Venezuela y se abrazó y hasta se besó con Bolívar; San Martín, en su encuentro con La Serna (Al que combatía Olañeta y el que destrozó toda la obra de Abascal) dijo aquello de "nosotros, los liberales, somos hermanos en todas partes del mundo", asentando la traición de Ayacucho, donde también estuvieron Espartero y Maroto, que a posteriori se abrazarían en Vergara.

    Sin idealizar el Antiguo Régimen y en especial los últimos tiempos de Carlos IV, que fueron desastrosos, las Cortes de Cádiz fueron el jaque mate de las Españas. Por supuesto, Fernando VII y sus continuas felonías habían facilitado mucho las cosas.

    Y reitero: Particularmente, no quiero ser conspiranoico, pero pienso que esta oleada de separatismo antiespañol obedece al mismo plan. Es la "solución final" para acabar con España. Todavía las geopolíticas francesas y británicas están orientadas a ello. En verdad tanto odio no se comprende, ya que estamos en su órbita y cada vez caemos más bajo, y digo que no se comprende porque como entrevió el ínclito Gaspar de Jovellanos, España ya se humilla solita, y antes perecerá por los hijos traidores que le devoran las entrañas que por los tiranos extranjeros.

    RAIGAMBRE
    ReynoDeGranada y Pious dieron el Víctor.

  9. #29
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,210
    Post Thanks / Like

    Re: La Pepa, el invento liberal precapitalista, estatalista, opresor y totalitarista

    Para que todo el mundo lo sepa, como comenzó la gran farsa centralista llamada "Nación Española" producto del liberalismo resultado de la crisis de sucesión tras la muerte de Fernando VII.

    ¡Y QUE QUEDE CLARO! ¡EN AMÉRICA TAMBIÉN NOS INVENTARON LAS NACIONES DEL FINO AIRE!




    ______________________________

    Fuente:

    https://www.facebook.com/photo.php?f...type=3&theater

  10. #30
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,133
    Post Thanks / Like

    Re: Para bajar muchos humos y ajustar bicentenarios (1812-2012)

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    La cuestión religiosa en la «Guerra de la Independencia»

    Juanjo Romero, el 6.03.12 a las 7:41 PM

    La historiografía reciente quiere hacernos creer que los españoles lucharon en la «Guerra de la Independencia» por la Constitución de 1812. Nada más lejos de la realidad. El motivo predominante fue el «factor religioso» y lo que ello lleva consigo. Como lo ha sido en todas las guerras españolas, en territorio ibérico o fuera. Soy consciente de que no gusta, pero así es.
    El historiador Genís Barnosell publicó un curioso estudio en el que se analizaba la evolución del vocabulario de los bandos de Palafox en Zaragoza entre octubre de 1808 y febrero de 1809, prácticamente todo el segundo sitio. No deja de ser una aproximación, pero le permite concluir:
    tomados en su importancia relativa, destaca el lugar muy secundario de conceptos tales como nación y libertad, que probablemente muestran lo lejanos que se encontraban los defensores zaragozanos de los ideales liberales y de los conceptos modernos de nación. También la evolución sin aparente explicación sencilla de los conceptos asociados a la propia seguridad de los bienes y personas de los defensores. La evolución de los otros conceptos es muy significativa: el descenso del concepto aristocrático de honor y también la tendencia claramente descendente en el último tramo de la defensa de los conceptos relacionados con la valentía (especialmente valor y bizarría), unos conceptos utilizados a lo largo de los sitios para definir una característica de la personalidad de los defensores a la que se debe ser fiel. Finalmente, el descenso dramático de las referencias a Fernando VII por, en cambio, en primer lugar el ascenso del concepto de patria. En último término, lo que más destaca es el ascenso imparable de las referencias religiosas, que llegan a suponer casi el 45% del total.
    Pensaba en ello ahora que parece que el único tema en la política española es la economía, en su vertiente exclusivamente técnica. Y me acordé de cómo representó el Sitio de Zaragoza el pintor inglés Harold Hume Piffard. La matanza francesa era casa por casa, prácticamente la última batalla en la «Basílica de El Pilar». Los defensores tenían muy claro por qué luchaban y por qué morían. Me da que no lo hubiesen hecho así por «rebajar el déficit al 5,9%»


    –Harold Hume Piffard. Zaragoza: 10 de febrero de 1809.
    Perdonad, sólo pensaba en voz alta.

    http://www.infocatolica.com/blog/del...igiosa-en-la-l
    Última edición por ReynoDeGranada; Hace 1 semana a las 16:35
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. De bicentenarios y profetas
    Por Hyeronimus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 05/10/2011, 19:31
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 06/11/2008, 12:47
  3. Yo he matado a muchos como tú en mi país
    Por Miquelet Chaira en el foro Inmigración
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 04/02/2008, 19:37
  4. Respuestas: 0
    Último mensaje: 24/11/2007, 02:13
  5. Representación americana en Cádiz en 1812
    Por DON COSME en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 14/06/2007, 15:05

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •